Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1043136 mensajes en 47680 argumentos.

Tenemos 1574 miembros registrados

El último usuario registrado es Sabina Saulés

¿Quién está en línea?

En total hay 71 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 68 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Juan Martín, Maria Lua, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el 05.12.23 16:39

Últimos temas

» La poesía portuguesa - La literatura portuguesa
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 19:37 por Maria Lua

» Sophia de Mello Breyner Andresen (1919-2004)
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 19:31 por Maria Lua

» JOSÉ RÉGIO (1901-1969)
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 19:28 por Maria Lua

» Florbela Espanca (Vila Viçosa, Portugal, 8 de diciembre de 1894 - Matosinhos, Portugal, 8 de diciembre de 1930)
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 19:19 por Maria Lua

» Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 19:17 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (!3/ 06/1888- 30/11/1935) )
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 19:11 por Maria Lua

» Rosa Lentini (1957-
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 13:08 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: BAUCIS Y FILEMÓN
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 12:54 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 12:43 por Pascual Lopez Sanchez

» SE ESTA RUA FOSSE MINHA
LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 EmptyHoy a las 8:53 por Maria Lua

Mayo 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty

3 participantes

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 09.08.23 13:44

    Alhaji Papa Susso




    Alhaji Papa Susso nació en la villa de Sotuma Sere, Gambia, el 29 de septiembre de 1947. Es maestro del kora, -arpa-laúd africano de 21 cuerdas-, que le enseñó a tocar su padre, y el cual ejecuta desde los cinco años. Director del Koriya Musa Center para la investigación de la tradición oral. Historiador oral de Gambia, su país natal, desciende de una larga línea de Griots (Poetas historiadores en la tradición oral), del pueblo Mandinka, África Occidental. En ejercicio de su profesión ha sido invitado a diversos campos universitarios de Europa, Asia, Estados Unidos y Canadá, tanto a salones de clase como a importantes salas de concierto, donde ha comunicado la historia de su país y de su pueblo, discutiendo acerca del papel del griot en la cultura del África Occidental y ejecutando las canciones clásicas del repertorio de su estirpe. Músicos itinerantes, los griots transmiten la historia tribal y las genealogías, componiendo canciones conmemorativas y participando en importantes eventos de la tribu. Suele presentarse solo o en compañía de su grupo que incluye canto, danza, balafong, y un segundo kora, ejecutado por su hijo.




    ***********************

    EN EL CAMINO A SEGENIETTI



            Cómo recordar
    en medio del desierto   sur de Dekamhare
    matorral de cactus      los cactus de roja florescencia
    ocultos entre la carretera y la áspera colina
    tanque oxidándose entre el paisaje, acomodado en la
    memoria árbol memoria roca memoria tanque

                  Vaquero de Segenietti
    10 cabezas de toros brahmán a la izquierda
    un muchacho de diez con un cayado a la derecha
    nosotros vamos atravesando en bus
    él se detiene, coloca el pie derecho en el marcador de kilómetros
    se reclina, cabecea

                  Cómo Obtener Dinero
    Quince mujeres de blanco
    gabeys* a la orilla de la carretera
    Ramo de flores en una
    mano & la otra extendida.



    * Nombre dado a hijos varones y que significa “un héroe de Dios”





    *********************


    CANCIÓN DEL PADRE AMANTE



    La primera vez que un padre le habla a su niño
    El niño no se encuentra a la vista

    La segunda vez
    Qué es ese extraño zumbido que escucho

    La tercera vez el niño
    Debe ir a conseguir algo de comer

    Y entonces la cuarta vez
    El Niño comienza a escuchar algo

    Cuando te lo digo por quinta vez
    Tú me dices, Estás hablándome a mí

    Y por la sexta vez tú respondes,
    Qué lengua es esa que hablas tú

    Por el momento en que te lo digo por séptima vez
    Las palabras se convierten en canción y el poema se convierte en el kora

    Y deben aprenderlo ustedes mis pequeños griots
    Y luego pueden repetir la historia

    Y la historia prosigue de esta forma:

    48 años he estado trabajando,
    Difundiendo la palabra del griot
    Difundiendo la palabra alrededor del mundo
    Y enviando dinero a casa para ti

    Y Sankung se encuentra aquí
    Y Al Hassan se encuentra aquí
    Y Fatou está en camino
    Y Mariama está en camino
    Y Karamo está en camino

    Y yo pienso que debo seguir mi rumbo
    En mi camino a Gambia
    Para regresar a la vida de griot en el Centro Musa Koriya
    Para la Investigación de la Tradición Oral en Sotuma-Sere

    Así que mis queridos niños
    Que portan la palabra del griot
    Desde mi padre Alhaji Bunka Susso, jelikuntigi* de Gambia
    A través de mí hasta ustedes y de vuelta al primer Susso que hizo la primera Kora
    Yo canto el canto del padre que dice a sus hijos que es tiempo de que ellos comiencen La nueva generación acerca de la cual yo canto
    Y la cual vivirán y continuarán
    Y comprarán los tiquetes de todos los demás y pagarán la renta de todos los demás
    Y habrán de enseñar las costumbres de África y Estados Unidos
    De Gambia y el mundo
    Y sabrán que esta canción es la canción del Padre, del padre amoroso

    *jelikuntigi es el nombre dado al jefe de los griots, encargado de vigilar un fetiche




    *********************


    JELIYA!



    Yay! Jaliyaa!
    Alaleka Jaliyaa Daa!



    Dios creó el arte de la música
    Esta música! Esta canción!
    ¡Esta canción es una celebración!
    ¡Una celebración para los griots! ¡Para la cárcel!
    Cuando quiera que los griots celebren una ceremonia
    Nosotros entonaremos esta canción de alabanza
    Para honrar y conmemorar a todos los griots y las griottes
    !No sólo uno!  Todos nosotros, todas las muchas muchas muchas voces
    Los griots como parte de la sociedad del África Occidental
    Mandinka, Bambara, Fulani, Wolof, Sarahule
    Para no nombrar sino unos pocos
    Estas son las voces
    Que llevan la tradición

    Yay! Jaliyaa!
    Alaleka Jaliyaa Daa!

    ! Hey, Jinetes !
    ! Cuán valientes son ustedes!
    Para enfrentar a los enemigos
    Quiero decir los enemigos de la Paz
    Enemigos del pueblo que ama la Paz
    Aprieten sus arreos! Combatan fuertemente!
    Para que la paz permanezca sobre la Tierra

    Yay! Jaliyaa!
    Alaleka Jaliyaa Daa!

    Jelimusso y Jelikaylu!
    ¡Todas las griottes mujeres, todos los griots varones!
    Aférrense a la tradición
    La práctica les trajo a ustedes
    Un regalo de sus ancestros
    Transmitido oralmente
    De generación en generación
    Es una larga y gloriosa tradición
    Que debiéramos siempre tratar de mantener
    Porque esto es lo que nosotros somos
    Nosotros sabemos quiénes somos
    Porque sabemos de dónde vinimos
    Es ese el significado de Historia
    Esta es la canción de Jeliya

    Yay! Jaliyaa!
    Alaleka Jaliyaa Daa!

    Yay! Jaliyaa!
    Alaleka Jaliyaa Daa!




    ********************


    SUNJATA



    Este es el pedazo de la canción de mi  CD  Sotuma Sere
    ¿Escuchan la kora? Está caminando
    Está caminando del mismo modo que Sunjata aprendió a andar
    El Rey León va marchando ahora
    Déjame contarte su historia

    Bueno, yo creo que tú probablemente sepas de lo que trata esta canción
    Se trata de la gran gran historia del fundador del Imperio de Mali
    Todos tus parientes se encuentran en esta historia
    Es decir, si eres del África Occidental
    Si eres del África Occidental, ésta es tu historia
    Tanto la Ilíada como la Odisea se enrollaron en una
    La historia ha sido contada muchas muchas veces
    Ha sido puesta por escrito muchas veces

    Si acontece que te vea en Gambia
    Yo estaré muy muy feliz de cantarte esta canción
    Yo estaré muy muy feliz de contarte la historia

    Porque ahora sin embargo, esto bastará,
    Que tú conozcas quién fue el gran rey, ¡Sunjata!
    Que cuando nació era paralítico y no podía caminar
    Pero por medio del amor y los principios de su madre
    Y por medio de su propio coraje y su fe
    Caminó
    No solamente caminó
    Sino que corrió y peleó únicamente por el Bien
    Solamente por el Pueblo
    Y cuando fue necesario hablar,
    Miró hacia su griot Balla Faseke Kouyate
    Quien me transmitió su historia
    Para que hoy te la cante yo
    Me encamine con la kora
    Dance la historia de Sunjata
    Aquí vamos



    **********************

    TABARA



    Yo sé qué decir acerca de ello, oh sí.
    Tú sabes, Tabara es el nombre de una griotte, una mujer griot.
    Un día ella fue a ver a un jefe llamado Nakulang Comma,
    Su nombre era como la puntuación!
    Bien. Nakulang se enamoró de Tabara
    No bien hubo puesto sus ojos en ella. Oh él se enamoró tan fuertemente. Pero como
    Tabara era una griotte, y había traído a su esposo con ella (¿acaso olvidé
    mencionar que Tabara era casada?) (y
    no olviden – Tabara venía de una familia de casta,
    lo que tradicionalmente significa que – bueno, Nakulang el jefe
    viene de la nobleza, y si él se enreda con una mujer
    de una familia de casta, significa que – que él echa abajo su status!)
    Así que ahora….

    Nakulang trata de permanecer alejado, guardar su distancia, trata-trata-trata
    Pero no pudo hacerlo, no hubo forma, él sólo amaba a esta Tabara
    ¡la amaba muchísimo!
    Y entonces empezó a enviarle mensajes clandestinos, cartas de
    amor. Y Tabara estaba muy sorprendida! Aquí había un hombre,
    un hombre que ella encontraba bastante atractivo, de la nobleza, a la que por amor
    estaba dispuesto a renunciar. Y sus cartas eran amorosas como
    ella nunca las había escuchado, un canto de palabras ( ella era una griotte, recuerden!).
    Bueno, Tabara pensó,  si una persona ama a otra
    Debe decirle yo te amo.
    Nakulang dice que él me ama, Tabara,
    De una manera que yo no tengo otra cosa qué decir distinta a ¡Sí!

    Y ella vino hasta él
    Y ellos estuvieron juntos
    Y el pueblo de Nakulang
    Se rebeló porque tomar
    La esposa de un griot y romper
    Las leyes de casta no
    Seguían la tradición, no.

    Bueno. Esa no es la historia. La historia la cuenta el marido
    (que no tiene nombre en este poema). Estaba tan furioso que se volvió loco,
    un hombre loco, y nada habría de apaciguarlo.
    Estaba tan loco que huyó y
    compuso un poema para insultar a Nakulang
    por llevarse a Tabara su mujer.

    Es una larga-larga parte de la canción, llena de
    Cosas horribles-horribles – Nakulang es un mal jefe, mal esposo,
    mal padre, mal hombre. Y sigue
    la andanada. En verdad, es cosa de que escribas tú mismo esta parte,
    no es sino que la hagas larga y horrible.

    Así es. Ella permanece con Nakulang. Pero lo que permanece con nosotros
    Son las palabras de rabia, los belicosos epítetos
    que el Innominado Esposo mordazmente
    ¡canta para que orbiten el mundo y su clima!




    *******************


    SOTUMA SERE Y EL BRONX



    En el pueblo de Sotuma Sere, ubicado
    en la parte oriental de Gambia
    Población 115
    aquí nací y crecí
    cada mañana hube de tomar colada
    hecha de maíz
    muchas veces sin azúcar
    todo natural,
    cultivado por mi madre,
    cocinado por mi madre

    En Bronx,
    Puedes conseguir lo que quieras
    Comer lo que quieras
    No sólo para sobrevivir
    Nada natural
    Nada fresco
    En vez de una madre,
    Tienes un refrigerador



    *******************



    EL TELÉFONO CELULAR DE PAPA



    Los Griots conocen el número de todos
    ¿Es ese el trabajo del griot?
    ¡Ser Operador de Información!




    *********************


    GRIOT

    1
    alguien hace algo
    alguien más cuenta acerca de ello

    2
    alguien tiene un propósito
    alguien más llama la atención

    3
    alguien predica
    alguien más provoca la multitud

    4
    alguien hace
    alguien cuenta

    5
    alguien lidera
    alguien le cuenta al líder
    todos los demás siguen al líder

    6
    el que cuenta no lidera
    el que cuenta no sigue al líder

    7
    Me emocioné mucho cuando mis niños comenzaron la educación media
    y su primera tarea fue trazar su árbol genealógico
    ellos tenían que hablar a sus parientes y dar fechas,
    dibujaron líneas y graficaron las familias con símbolos, ordenando la
    historia, incluso añadiendo notas de pie de página o mapas de lejanos lugares.
    Mientras tanto en Gambia, sulea sussa (el-hajj papa hasan) cuenta
    la genealogía de la tribu, el parentesco con la persona desde
    mil años atrás entonado a la vinculante kora y al viento
    que lleva las palabras en el aire que respiramos

    8
    si le das a un niño tu nombre o el de tus padres
    otra gente puede usar ese nombre
    pero debes llamar a ese niño “papá” o “mamá”
    para demostrar el respeto debido a la persona
    por la cual diste nombre al niño

    9
    Mahoma siempre lo dio todo
    pero él le dio al griot la mayor parte
    de no ser porque reunió a la multitud
    no habría multitud

    10
    el único modo de hacer un poema
    es contar lo que ocurrió
    lo que está ocurriendo ahora

    11
    el momento es el poema

    12
    la kora libera y la voz dice

    13
    el detalle es el poema
    él lleva un brazalete de oro cada jueves después de dormir
    con su segunda esposa, brazalete de oro que refleja
    el sitio vacío donde su ojo-diente estaba antes de que su
    primera esposa se lo tumbara de un golpe

    14
    mira la chica que lleva un traje rojo
    yo estoy enamorado de la mujer que está a su lado
    esa es mi esposa, mi matrimonio, mi vida
    madre de mis hijos, ella me conoce mejor
    de lo que se conoce a ella misma, yo la conozco mejor
    que ella misma.  Y no hay competencia
    después de todos estos años mirándola a ella mirándome
    a mí


    ******************


    CEREMONIA PARA PONER EL NOMBRE



    Cuando el bebé tenga siete días
    Invita a los parientes de ambos padres
    A venir a la casa
    El nombre es decidido a nivel familiar,
    No sólo por ambos padres

    Eso es debido a que algunos de los nombres están asociados a los días.
    Festivales, ancestros y árboles y proverbios
    “Jattabah” el Gran León, ¡Jefe del Matorral!
    “Ntaling Taling” ¡Historias de Arañas!




    *************************


    MATRIMONIO



    Los padres
    del muchacho llevan diez o veinte nueces de kola
    al griot

    El griot
    lleva las nueces a los padres de la muchacha
    y les cuenta de los planes de matrimonio
    y les entrega todas las nueces
    para que las dividan entre la familia entera

    Pasa el tiempo

    Después
    ellos llaman al griot y dicen sí o no
    si es no, el griot regresa con las nueces
    Si es sí, el griot tiene las manos vacías
    ello significa que un matrimonio se dará





    ***************

    KAIRA PAZ





    -- tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman

    Kaira es una palabra
    Es la palabra para Paz
    Kaira significa Paz creo que lo puedes escuchar
    Kaira Oh cuánto ama Papa Susso esa palabra Kaira
    Papa Susso, el griot de Internet con una Licenciatura en Arte
    Es tan placentero cantar Kaira recorriendo las cuerdas de la kora
    Escuchen a Kaira, eso agrada a la Paz, Por Favor Paz Ahora
    La esclavitud se acabó, eso es lo que quiere decir paz
    1945, África Occidental, ya sabes la Guerra Mundial
    Estaba sucediendo – Kaira – pero en África Occidental,
    En Senegambia, 1945 fue el año en que se abolió la esclavitud
    No más esclavos quiere decir paz– Kaira!
    Ahora bien sucedió que unos años más tarde
    Había un hombre rico en Guinea
    De nombre Kaira-ba Toure, su nombre
    Era Paz y amaba la Paz así que estaba completo
    Y había un gran gran gran tocador de balafón, hablo de
    Teneng Sory Diabate, quien vió esto y rededicó Kaira
    A este patrón de las artes y patrón de la Paz, Kaira, Kaira-ba

    Escuchen ahora aquí está Kaira

    La esclavitud abolida pero la gente aún lucha por el poder, Kaira
    Los jeli cantan Kaira y la gente que vienen de familias de esclavos,
    Bueno, todavía se llaman a sí mismos esclavos, van por ahí
    Sólo que ahora no siguen a nadie. Buscan trabajo igual
    que todos los demás.
    Y las luchas por el poder podría decirse que continúan hasta hoy en día
    Este Día de Año Nuevo conozcamos esta palabra Kaira
    Es una palabra para Paz,  agrada a la paz, Por Favor Paz Ahora
    Con esclavos en Mauritania y Sudan -- Kaira
    Con prisioneros políticos en USA y Eritrea -- Kaira
    Con gente muriendo en Irak aunque la guerra no es una guerra-- Kaira
    La kora toca las contradicciones y toca por Kaira, por la Paz
    Esa es Kaira, la palabra para Paz
    Por Favor Paz Ahora
    Kaira es la palabra para Paz



    Traducción de Omar Pérez




    ********************


    ¡KULAFASO!  ¡CELEBRACIÓN POR LA FIESTA DE LAS FIESTAS!
                                     

    --tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman



    ¡Amigos! Es tiempo de celebración
    Toda la aldea está celebrando
    Nos hemos reunido así que vamos a celebrar
    ¿Cómo podemos celebrar los Años Nuevos?
    Tengo una buena idea
    Me la dió el griot, Papa Susso
    (¡Qué voz tiene!)
    (Tampoco toca mal la kora)
    Vamos a visitar a Jojo Diggery, aka Jekere Bayo
    ¿Por qué vamos a hacer eso? podrías preguntar
    Preguntémosle a Papa – Papa, por qué visitar al señor Jekere Bayo?
    Por una sola razón, Bob – Él es el hombre más rico de la aldea
    Y cuando escuche nuestro poema acerca de los Años Nuevos
    Hará llover sobre nosotros energía positiva en forma de dinero
    Con lo cual pondremos combustible a la Celebración
    Y haremos a todo el mundo más feliz y contento
    Y próspero en extremo en el Nuevo Año
    Dedicaremos éste a todos los hombres de negocios
    Para que Jekere Bayo no se sienta que es el único patrón
    Podemos hacer este poema en el Bowery Poetry Club
    Y podemos grabar esta canción y todos nuestros fanáticos nos pueden agasajar
    Con sus decorados, sus hermosas danzas y magníficas bromas

    ¡Sabemos cómo celebrar!
    ¡Kulafaso! Kulafaso!
    Sin el poema no puede haber celebración
    ¡Sin el poema no puede haber Año Nuevo!
    Feliz Año Nuevo a Toda la Aldea de parte de Papa & Bob
    Este mensaje fue traído a ustedes por Jekere Bayo




    Traducción de Omar Pérez



    ******************



    CANCIÓN PARA DOS KORAS



    --tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman



    ¡Ahora hay dos koras uhn huh!
    Están hablando entre ellas cantando la misma canción
    dos partes una canción 42 cuerdas

    Puedes escuchar la letra aunque nadie esté cantando, Escucha
               Dos koras crean un río
               El sonido de la kora hace correr al río ummmm
               Desde el bote el bote de la calabaza la vista es fantástica
               Regresa flotando al comienzo del río uhhuh
    Ok, ahora empecemos la historia.

    ¿Listos?

    ¿No están listos para empezar la historia pero, y la canción?
    No están listos para empezar la canción pero, y el flotar, el río, el bote?
    la primera canción canta para
    La segunda y al cantar así se convierte en la historia oh
    Canta para la segunda la otra la tercera con oídos, la compañera
    La luna, el río con oídos luna reflejada en el agua, Escucha

    Hey por un minuto se sentía como
    Se sentía como si no estuviéramos haciendo música
    No estábamos tocándola era la música la que tocaba
    La música tocándose a sí misma
    La música, estaba haciendo, nos estaba haciendo
    Nos estaba creando, puedes imaginártelo
    Puedes creerlo Puedes imaginártelo Escucha

    Las nubes, ellas llevan la lluvia tú sabes
    Lo que me sorprende es cuando escuchamos dos koras
    Tal vez un balafon y vemos las nubes que llevan lluvia
    ¡Y entonces es Dana quien entra!

    Dana, Dana Bryant nunca sabrá que estas son nubes cargadas
    Repletas de lluvia del mismo modo en que la kora ahhh
    La kora lleva la música
    La música ahh ahh  lleva las palabras sí sí
    Las palabras que nos conforman mientras navegamos
    Kora Bote Río Nube Lluvia
    Papa Susso Sunkung y Alhassan
    Qué más quieres
    Qué más que dos koras haciendo lluvia
    Para que podamos salir de la lluvia sin mojarnos
    Hablando hablando ahh ahh
    Koras en conversación
    No acerca de la música sólo música
    No cantando sólo caminando
    Caminando sobre el río flotando fluir
    Escucha que está cantando ahora canta y fluye



    Traducción de Omar Pérez

    ********************

    MANJUGULONG!


    (POEMA PARA PROVOCAR LA APARICIÓN DE SABA KIDANE)

    --tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman



    ¡Manjugulong!
    ¡Manyinijugalong!
    ¡Bayayaylaylanna!

    (Yo no sé quién es mi enemigo
    Yo no sé quién es mi amigo
    ¡Todo el mundo se ríe de mí!)

    Una vez hace mucho mucho mucho mucho tiempo bueno en realidad no hace tanto
    En Asmara estábamos sentados en círculo como estamos sentados aquí ahora y
    Saba Kidane!

    ¡Ella era una cosa diferente!
    Lo cual significa que era una cosa
    Su ausencia hace que se sienta su presencia
    ¡Oh Saba! Cantamos para provocar tu aparición

    Tal vez-- ¿deberíamos sólo transportar New York a Asmara?
    Tal vez -- ¿deberíamos todos hablar un solo lenguaje?
    Llámalo  “Poesíasabakidane”

    ¡Si sólo fueras un hombre de familia de 40 años con un trabajo de verdad!
    En vez de ser el gran poeta joven que eres – hoy escuchamos tus poemas, Saba
    Oh Saba! Cantamos para provocar tu aparición

    ¡Manjugulong!
    ¡Manyinijugalong!
    Bayay’yay’laylanna

    (No sé quién es mi enemigo
    No sé quién es mi amigo
    ¡Todo el mundo se ríe de mí!)

    Oh a Saba seguramente le gustó la manera en que Papa tocó la kora
    Ella dijo que esas cuerdas tenían un poder mágico -- ¡Súper Poder!
    Ahora sabemos lo que "Súper Poder" quiere decir
    Es lo que hace falta para apartar a un poeta de su trabajo
    Para continuar apartando a los USA del corazón de África

    Traducción de Omar Pérez



    ************************


    SO LO LAY


    --tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman

    Acércate, acércate más, So Lo Lay, niño mío.
    Escucha más y más de cerca.
    Deja que mi cuerpo sea las palabras que entiendes
    Deja que el sonido de las cuerdas de la kora sea las palabras
    Deja que las palabras vivan, el ritmo
    De la música, el ritmo
    De nuestros corazones, ven acércate a escuchar, acércate

    OK, ésta es la primera canción que se cantó al niñito So Lo Lay
    Yo soy el padre, tú eres el niño
    Somos cada cual, pero tengo algo que decir
    La educación no está en la escuela polvorienta junto al camino
    La educación está aquí mismo en mi corazón, en esta canción
    ¿Qué es lo que es bueno y qué es lo que es malo? Aquí.
               Déjame decirte, cantarte
               Deja que la kora diga y cante

    So Lo Lay, So Lo Lay
    So Lo Lay, So Lo Lay

    ¿Y qué pasa si hay algo que no te he dicho
    Y haces algo malo? Bueno, está bien.
    Por esa vez. Pero después de que te lo diga, entonces debes aprender
    Cuál es la cosa justa a hacer, la cosa buena, So Lo Lay,
    Y aprender acerca de las cosas malas, las cosas que no hay que hacer, también, So Lo Lay.
    Y si haces esas cosas malas, después que aprendiste bueno/malo,
    Entonces te disculparás. ¡Nadie es perfecto!
    Y entonces nunca las volverás a hacer. Porque has escuchado
    La canción, So Lo Lay, has aprendido la canción.
    Y tú recordarás, recordarás esta canción, So Lo Lay,
    Conocerás y recordarás
    Y cantarás esta canción, So Lo Lay.
    Canta esta canción ahora, conmigo, acércate, acércate, So Lo Lay…




    Traducción de Omar Pérez




    ***********************

    TARA



    --tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman


                                   
    ¡Cheik Omar Taal!  ¡Cheik Omar Taal!
    ¡Cheik Omar Taal! Un religioso en Malí en el siglo 14
    Tara significa , “Se ha ido”
    ¡Moussa yea yea!- La la la

    cuando papa gruñe
    la tierra tiembla y
    es transformación
    de voz en tierra

    profunda va la voz
    profunda va la tierra

    cuando las cuerdas de la kora se elevan
    entonces la voz canta y zigzaguea
    como una cuerda de papalote sin papalote
    ¿qué es lo que sostiene la cuerda?
    ese es el viento del viento
    el viento, sabes, tiene un secreto que sólo
    los jeli pueden decirte
    así como el sonido tiene significado
    el viento tiene otro viento que llamamos tara

    las cuerdas van navegando ligeras
    están volando (sin papalote que
    las sostenga, como dije antes)

    y entonces
    llega la kora
    para pulsar la cuerda
    poner en verso
    como un hermoso vestido
    la palabra africana para vestido

    él vino de un lugar llamado Segou
    una ciudad bien conocida en todo el mundo
    Walliou – mensajeros de Dios
    Dios envió muchos muchos muchos muchos Walliou
    para entregar mensajes a toda la gente
    cosas maravillosas para abrir los ojos de la gente

    antes de quu Cheik Omar Taal naciera su padre tuvo un sueño
    que iba a tener un hijo así
    había un hermano mayor, de un año y dos meses de edad
    su padre era un marabout, iban viajando a pie paso a paso a paso a paso
    oscurece y es el momento de orar
    Hayred, la Cuarta Plegaria, plegaria de la noche
    El padre de Cheik Omar dice, “Tenemos que orar”

    su esposa puso al bebé en el piso y empezaron a orar
    una hiena llegó y se acercó, se acercó, amenazándoles
    pero su padre y su madre estaban orando a Dios
    podían ver a Allah así que no hicieron nada
    la hiena se llevó al niño
    el padre del Cheik Omar dice “¡Mujer! ¿Por qué no salvaste al niño? Estaba orándole a  Dios”
    dice su mujer, “Tú sirves sólo a una persona, yo sirvo a dos -- Dios y tú
    como eres mi esposo, yo no puedo parar
    si tú hubieras parado, yo habría parado -- pero sola, no puedo”

    “Ok si esa es la razón por la que no pudiste parar
    voy a pedirle a Allah que te dé un nuevo bebé
    y este bebé será conocido en todo el mundo
    por el sacrificio que su madre hizo a Allah”

    “Oh gran Allah,” oró el padre de Cheik Omar,
    “tú has visto lo que ha pasadp con la hiena y mi bebé”
    Allah replicó “Voy a darte un niño Walliou,
    nacido en Segou, una ciudad muy famosa ”

    a los15 años, Cheik Omar presenció una prosperidad de los Walliou
    y le pidieron que fuera el jefe, el rey  “no” replicó
    “No puedo porque como jefe no puedo servir a Dios en la manera apropiada”
    Quiero ser Allahkajong -servidor de Dios”

    luego se sabe que Cheik Omar emprende una guerra santa por Dios
    es una historia larga larga larga larga larga
    podría durar todo el día. trata de cómo el Islam llegó a esa  parte de África
    trata de los misioneros cristianos y sus batallas para controlar África
    trata de los animistas y su deseo de mantener las viejas costumbres
    y trata acerca del  Walliou, el mensajero que trajo las canciones de Allah
    las canciones para los Griots

    Cheik Omar se mudó de Segou a Hamdallah
    entonces vino un Griot de otra ciudad a Segou pero no sabía
    que Cheik Omar se había ido. Por el contrario ve las iglesias que los misioneros                                                            
                                                                                                         construyeron
    ve las escuelas europeas
    agarra su ngoni y comienza esta canción
    “¡Tara!” comienza , “¡Cheik Omar Taal se ha ido!
    ¡Tara! ¡Se ha ido!”




    *********************

    CÓMO NACIÓ LA KORA



    - tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman

    Esta historia comienza hace mucho mucho mucho mucho tiempo
    Hace tanto que no era un tiempo sino un lugar
    Había un hombre
    Estaba tan solo
    Que la única persona con la que podía hablar era África
    Por suerte había un árbol cerca
    Por más suerte aún tras ese árbol
    Era donde se escondía su compañera
    Todo el sol y toda el agua estaban condensadas
    En un único bloque diminuto
    Que el hombre plantó en la tierra arenosa
    Sopló y sopló en aquel lugar
    Cada vez que soplaba le parecía escuchar algo
    Lo que escuchaba era desde luego su compañera cantando
    El hombre ni siquiera sabía lo que era cantar
    Porque podía sólo hablar
    Aún no podía cantar
    Así que soplaba y escuchaba, soplaba escuchaba soplaba escuchaba
    Y la planta germinó color verde oscuro
    Y empezó a retorcerse y a crecer
    Una enredadera buscando aliento
    Y estirándose hacia la canción
    (Porque estaba hecha de sol y lluvia, ¿recuerdas?)
    Así que al final de la enredadera estaba la calabaza
    Y el árbol ya no era árbol
    Era el clavijero y las manijas
    Ahí fue cuando la compañera del hombre Saba Kidane
    Hizo su aparición (pero esa es otra historia)
    ¿Y el aliento y el canto y la enredadera?
    Bueno, hay 21 cuerdas, ¿qué te parece?
    Y ahora tú dices y qué pasa con el puente y el cuero
    Y los anillos que atan las cuerdas al clavijero
    Para que puedas afinar la kora
    Hey, qué hay de las tachuelas que mantienen
    Al cuero tenso sobre la calabaza
    Y el agujero resonador
    Bueno tienes razón en mencionar todo eso
    Ahora estoy tocando kora
    La próxima vez te cuento acerca de la vaca


    ******************


    CANCIÓN PARA DOS KORAS



    --tal como la cantara Papa Susso a Bob Holman

    ¡Ahora hay dos koras uhn huh!
    Están hablando entre ellas cantando la misma canción
    dos partes una canción 42 cuerdas

    Puedes escuchar la letra aunque nadie esté cantando, Escucha
        Dos koras crean un río
        El sonido de la kora hace correr al río ummmm
        Desde el bote el bote de la calabaza la vista es fantástica
        Regresa flotando al comienzo del río uhhuh
    Ok, ahora empecemos la historia.

    ¿Listos?

    ¿No están listos para empezar la historia pero, y la canción?
    No están listos para empezar la canción pero, y el flotar, el río, el bote?
    la primera canción canta para
    La segunda y al cantar así se convierte en la historia oh
    Canta para la segunda la otra la tercera con oídos, la compañera
    La luna, el río con oídos luna reflejada en el agua, Escucha

    Hey por un minuto se sentía como
    Se sentía como si no estuviéramos haciendo música
    No estábamos tocándola era la música la que tocaba
    La música tocándose a sí misma
    La música, estaba haciendo, nos estaba haciendo
    Nos estaba creando, puedes imaginártelo
    Puedes creerlo Puedes imaginártelo Escucha

    Las nubes, ellas llevan la lluvia tú sabes
    Lo que me sorprende es cuando escuchamos dos koras
    Tal vez un balafon y vemos las nubes que llevan lluvia
    ¡Y entonces es Dana quien entra!

    Dana, Dana Bryant nunca sabrá que estas son nubes cargadas
    Repletas de lluvia del mismo modo en que la kora ahhh
    La kora lleva la música
    La música ahh ahh lleva las palabras sí sí
    Las palabras que nos conforman mientras navegamos
    Kora Bote Río Nube Lluvia
    Papa Susso Sunkung y Alhassan
    Qué más quieres
    Qué más que dos koras haciendo lluvia
    Para que podamos salir de la lluvia sin mojarnos
    Hablando hablando ahh ahh
    Koras en conversación
    No acerca de la música sólo música
    No cantando sólo caminando
    Caminando sobre el río flotando fluir
    Escucha que está cantando ahora canta y fluye





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/77_78/susso.htm


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 17.08.23 16:21


    Kofi Nyidevu Awoonor


    Kofi Nyidevu Awoonor nació en Wheta, Ghana, en 1935. Su abuela lo involucró en la tradición oral de los Ewe. Realizó estudios de Literatura en la Universidad de Nueva York, y escribió y publicó una tesis titulada The Breast of the Earth (1975). Algunas de sus libros de poemas son: Rediscovery and Other Poems (1964), Mesagges: poems from Ghana (1970) y Night of my Blood (1971), Until the Morning After: Collected Poems (1987); y la novela experimental, que él define como poema en prosa, This Earth, My Brother (1971). Su libro The House by the Sea (1978), habla acerca de su tiempo en la cárcel, a la que llegó por persecuciones políticas. Otros libros suyos libros publicados son: South of Sahara (1975), The Ghana Revolution : A Background Account from a Personal Perspective (1984), Comes the Voyager at Last (1992), Latin American & Caribbean Notebook and Africa: The Marginalized Continent (1992). Entre varias distinciones recibidas están: Ghana Book Award, Dillons Commonwealth Poetry Award y ECRAG National Award for Poetry. Actualmente es Ministro de Estado del Gobierno de Ghana.




    *****************


    La luz está encendida




    Para Kekeli Kofi Una paloma gris acaba de pasar volando
    a través de la verde campiña
    donde los vagabundos van tras una mancha de blanco.

    Cómo solía yo
    adorar los veranos
    el paisaje azotado por el viento
    los campos abiertos
    y la exuberante campiña.

    ¡Ah! casi me olvido del agua
    vasta vasta como los panoramas
    de la juventud, anegando un futuro que se augura
    pleno de prospectos formidables
    yéndose ahora tan rápido.

    Cada insecto hace parte de este universo inexorable
    este paisaje inevitable
    con su inimitable eco.

    Nuestro viaje, sostenido por el tiempo y el viento
    cautivo de una mañana de Mayo
    lejos del fogaje solar
    cuando los fulgores sobre el agua
    brillan ferozmente.

    Hay tiempos en los que un nuevo dolor resuena,
    y los arrepentimientos,
    palpables como frutos
    de los considerados pecaminosos
    dominan como el destino.

    El querido querido Dolor surge
    recordando, sólo recordando un tiempo
    que adviene, no para determinar
    sino para recordar el tiempo
    en que nosotros tan jóvenes

    como nuestro país
    soñábamos con sucesos seguros
    con logros medidos
    con yardajes concisos
    de promesas enviadas
    con niños a salvo de la edad,
    el tiempo en que
    el río del cual venimos
    habrá de arrastrarnos
    hacia la fuente original
    cuando desafiaremos el amor y la muerte,
    cuando habremos de jurar
    por el amado paisaje
    y el árbol solitario
    luchando por ser una nación
    y un bosque

    al olvidar los lomos
    de los cuales procedemos,
    padres benevolentes
    nos empujan de nuevo hacia el río
    nos envian hacia la misma agua
    de la cual vinimos

    para que con el último pez
    crucemos el último oceano
    para ser uno con el fuego
    que calentó tus pies
    te guió a través de desiertos
    por pirámides y templos
    santuarios y arboledas sagradas
    en aquella isla
    donde alguna vez fue el pájaro
    plenitud y la caza fue buena
    y la risa alegre
    y la ovación fuerte

    y ¡Ha! , el niño Kekeli
    primera luz del alba
    advino en un día de Octubre
    con los ojos alargados
    replicas de la primera princesa,
    y ahora el príncipe
    prometido un día
    ha llegado
    por algún río
    yo he de enseñarle la última noche
    revelarle el secreto divino
    del cual hace parte
    del cual es heredero.

    Aquí está el agua para tus pies
    aquí está la flor para tus pies
    aquí esta el vino para tus labios
    he aquí el abrazo prometido.






    ********************

    El nuevo niño en la cuadra

    Para Kekeli

    Él vino en una noche de Octubre
    llorando la muerte azul
    de una madre entre lamentos
    cuyo enorme dolor
    desarma, hiere,
    mistifica.

    Lejos de aromas antisépticos
    y pasos silenciosos de acudientes
    caminando como patos a través
    de la vasta eternidad de una sala de partos
    esperé tu arribo.

    Una pequeña música fluye
    a través del tiempo hacia mi mente
    recordando otro advenimiento
    en otro tiempo

    Juro que estaré a tu lado
    que habré de preparar el campo
    para el tiempo de tu siembra
    proveer la semilla
    para tu florecimiento.

    Haré de mi tumba
    un memorial completo
    por tu futuro admirable
    para que allí donde todos caigan
    tu permanezcas erguido

    A una edad
    en la que muchos se mecen
    en cómodas sillas reclinables
    yo escogí engendrar hijos
    y al diablo aquel que no esté de acuerdo
    incluyendo los grupos de presión
    para el control de la natalidad
    manipulados por eunucos y estúpidos

    Bienvenido muchacho, has venido
    a endulzar estos últimos años
    cuando el ocio es poco
    y el romance aún florece en los ojos
    de una mujer hermosa.
    ¡Viva la paternidad!

    Almas justas que cabalgan
    a través de una era dorada
    de coronas y lápidas
    deliciosas horas
    de largo amor ausente
    y la brevedad de la fe
    en la claridad infinita
    de que Dios existe
    y ama a todos sus hijos
    sin excepción

    Soñé de nuevo el sueño
    de la infancia
    esta vez soñé que dejaba la granja
    caminaba a través de una pequeña duna
    los cactus enfilados y erectos,
    arrogantes más allá de la creencia
    y con la certeza de ser
    los restos de la acción divina
    que los tontos atribuyen al primer hombre
    ¡El miedo al sepulcro es real!
    aún tiemblo
    al pasar por cementerios
    particularmente aquellos tapizados
    de hierbas curativas
    y sombras
    con vientos que aúllan entre gastadas piedras erigidas
    por masones cuyo sentido del tamaño y la medida
    confunde al ojo más agudo
    constructor, rey, reina
    sol-dios y sacerdote
    de mi templo

    Buen Señor, cualquiera sea
    el precio, déjame pagarlo,
    con el pleno conocimiento
    de que tu piedad descansa segura
    y tú habrás de estar con tu hijo
    y tu pueblo
    a través de una nueva aurora.




    ******************


    A través de una nueva aurora

    Los peces en Búsqueda


    Algunas veces leemos líneas en la hoja verde
    deslizamos nuestros dedos a través de la suavidad
    de la preciosa madera de nuestros árboles vetustos;

    Algunas veces incluso
    una puesta de sol nos confunde,
    mientras buscamos las líneas que propulsan las nubes
    el esquema cromático
    consta de múltiples diseños
    que el primer artista compuso

    Hay danzas en las calles de nuevo
    la risa de los niños resuena
    por toda la casa.
    En la orilla del mar,
    vestigios recientes de las últimas tormentas
    hablan de una riqueza ancestral saqueada
    arrancada, empeñada
    por un padre irreflexivo
    que vivía la vida de un Lord
    y guiaba a las generaciones por venir
    hacia la desesperación
    y la ruina

    ¿Pero quién dice que nuestro tiempo ha concluido,
    que el fabricante de cajas y el sepulturero
    están en conferencia,
    o que los predicadores han oreado sus túnicas
    y el coro y los tamborileros
    están en ensayo?

    No, donde el gusano come
    un grano crece.
    Las deidades conocidas
    han medido el tiempo
    con argumentos de eternidad
    extendidos a través del viento

    Y la muerte, aunque vendrá a la puerta
    con su propia e inimitable tarjeta de entrada
    habrá de encontrar una granja resucitada
    con la risa y la danza
    y el carnaval y la carne
    del borrego y la hogaza
    del nuevo maíz

    Somos los celebrantes
    cuyo campo en carnaval
    fue una vez invadido por pícaros
    y otros malos hombres
    que interrumpen nuestra danza
    con canciones y gestos obscenos
    alguien dijo que un pez enfermo
    nadó en nuestro lago
    buscando un lugar en donde dejar su fardo
    en consonancia con el Plan Original

    Maestro, si puedes ser el remero
    de nuestro bote
    hazlo por favor.
    Te pregunté antes
    ¿érase una vez una orilla
    en casa, donde el malecón se ha estrechado
    hasta el vértice de la infancia?

    Le damos la bienvenida a los viajeros
    que vienen a casa en nuestro bote
    frescos desde el árbol enhiesto.


    *******************



    Cantos del Abuso


    Una vez juré renunciar a
    los cantos del abuso, de lo fúnebre
    y al poema de alabanza
    por una afirmación verbal rotunda
    comentario directo y coloquial
    tan fresco como el lenguaje de un niño
    antes del tiempo de la razón

    Pero he sido provocado
    hacia la abjuración
    a volver a maldecir la noche
    y la luz evanescente
    a los criminales infames
    cuyos ancestros se unen
    a los de los babuinos fornicarios
    de culo apretado
    y a la hiena que hiede y ríe
    mientras se alimenta del cadáver
    de su tatarabuela.

    A todos ustedes los conozco,
    ustedes brutos lascivos.
    En particular conozco a uno
    a su madre, una puta en decadencia
    y a su padre putativo
    ...



    ...
    y a las ratas contumaces que les acompañan
    aliadas con engendros
    entre putas calculadoras
    y una raza de cabras de pantano
    ahora enganchadas al pedestal del poder
    azotando la República amada con la verguenza
    de su mediocridad

    Escupiré el veneno de los años
    Expurgaré el más allá de una generación
    y así conservaré mi cordura.

    Amo los campos tras la cosecha
    y el deambular de la gallina salvaje

    Denuncio tu arrogancia
    y tus falsas maneras de mono

    Te reto a que pruebes
    que no fuiste criado
    por una oveja de corral
    o un babuino errante
    que deliraba de locura
    y esto es algo comprobado.

    Que un día hallaste el dinero, en algún lado
    para imprimir un periódico
    no es misterio alguno.
    Cualquier tonto con un cuento imbécil
    puede sacar dinero de otros tontos
    para oscuros propósitos

    Pero se mantiene el hecho de
    que tu madre sigue siendo una puta
    tu padre, bueno,
    algunos dijeron de él que se llevó una Biblia
    al infierno, mientras profería obscenidades,

    El simple hecho es
    que era un lunático certificado
    parte de los destructivos vientos
    huracanados que arrasaron la cordura
    de los hombres.
    ¡con cuánta habilidad le imitas!



    *****************



    Contando los años


    Como es usual, como en los primeros sueños
    vengo a las costas silbantes
    la voz del cangrejo de alto domo
    se silenció
    pero un coro de tiempos antiguos
    permanece, del tiempo del nacimiento
    al tiempo de la muerte
    cuando resucitamos a los viajeros
    el hombre ancla en nuestro bote singular
    que ha de conducirnos a casa


    ********************



    Verdad (Truth)


    Observo el semblante
    de este hombre, que indaga en la historia
    los signos de la verdad, el honor, la fortaleza,
    y siento un desvanecido tufillo de gratitud

    sólo una sonrisa irónica
    ojos asomándose al borde del abismo en llamas
    un terrible esfuerzo para desunir

    ¡Ay! por los dioses,
    ¡él se sale con la suya!





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/57_58/awoonor.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 17.08.23 16:25


    Kofi Anyidoho



    Kofi Anyidoho nació en Ghana en 1947. Es poeta, profesor universitario y editor. Algunos de sus libros de poemas: A harvest of our dreams; with, Elegy the revolution; Earthchild with Brain Surgery; y Ancestral Logic and Caribbean Blues. Es profesor de la Universidad de Ghana. Para él la poesía no es sólo un arte textual limitado a la página escrita e impresa. Ella está completamente liberada del efecto aislante de la tecnología impresa. Ha escrito numerosos ensayos sobre la situación de la poesía africana actual, a la que pretende devolver a sus raíces dramáticas orales, a través del performance.



    ****************


    Las noticias de casa


    No he llegado tan lejos
    sólo para sentarme a la orilla del camino
    y estallar en llanto
    podría haber llorado en casa
    sin una jornada de tantas espinas

    No he extendido mis alas
    tan ancho sólo para verme hacinado en las esquinas
    ante la mera mención de tormentas

    A aquellos que escuchan sobre golpes militares
    y rumores de contienda civil
    incendios de breñas y malas cosechas en casa
    y vienen a mí buscando temores y lágrimas
    Debiera decir que estoy cansado
    muy cansado
    cansado de toda devoción a la muerte y al moribundo

    Yo también he escuchado acerca de
    todos los incendios de breñas
    las súbitas muertes
    y violentos discursos

    He escuchado acerca de
    todos los puestos vacíos del mercado
    la hoyas de cocina todas llenas de recuerdos y ceniza

    Y estoy cansado de
    todos esos ruidos de
    condolencias de aquellos que
    aman desdeñar la rabia del hambre
    inclinan su cabeza y dan vuelta a casa
    preocupándose y por siempre preocupándose
    por el sobrepeso y la dieta especial para perros y gatos.

    Como un huérfano encallado
    en los estercoleros de los propietarios de la tierra
    Guardaré mis penas para mi mismo
    doblándolas con infinito cuidado
    punta por punta
    tomando los plegados dolores dibujos en círculo
    en rededor de ocultos espacios donde quietas
    echan raíces nuestras esperanzas aún
    en esta hora de finito caos

    Aquellos que enviaron sus trajes funerarios
    al lavandero
    aguardando a los de las pompas fúnebres
    cargando nuestro cadáver con gran despliegue
    Déjalos que esperen a la próxima y a la próxima
    estación para mirar cuan bien crecen los niños nativos
    crecen los frutos e incluso las flores
    de la podredumbre más matinal de los sueños

    En tanto
    estoy cansado
    cansado de todas las condolencias de cocodrilos.



    agosto 1 de 1983


    ***********************


    Mi canción



    Aquí
    en
    esta
    Plaza
    Pública
    me
    paro

    vendo mi canción a aquellos con oídos para comprar
    es a un árbol que un toro está atado
    Tú no desvías las ramas de las palmas
    para extraer su vino
    Las cosas que tengo que decir
    Yo las digo ahora
    Que me pararé aparte
    de aquellos que temen
    aclarar sus gargantas y
    visten con mentiras su vergüenza

    Cuando encuentres un vecino pobremente vestido
    en una gran corte
    tú no escupas en el suelo
    y deja rodar tus ojos por los cielos
    La sombrilla que compré
    La hurtaste tú de mis habitaciones al amanecer
    Ahora camino entre la temprana lluvia matinal
    Tú me señalas a nuestras jóvenes criadas
    Y ellas se te unen en la risa
    Piensa
    Mi pueblo
    Piensa
    Piensa bien antes de reírte de aquellos que caminan en la lluvia.
    Los presentes que se confieren al nacer
    Algunos tienen algunas cosas espléndidas
    ¿Cuál fue la mía?
    Yo canto. Ellos ríen.
    Todavía vendo Mi Canción
    Para aquellos con oídos para comprar
    Mi vestido está roto, yo sé
    Pero aprenderé a llevarlo dignamente
    Mi voz es bronca, yo sé
    Pero aprenderé a llevarla dignamente.



    (*Este poema es parte de una signatura melódica, una invitación a “Mi Canción”. Es en parte una traducción de, y en parte una elaboración basada en, una canción Ewe de uno de los poetas-cantores del Tambor Haikotu de mi lugar natal, Wheta)





    *********************

    El Himno de la Hiena


    Para Obiba


    Ellos vendrán por este camino algún día
    estos semidioses de rotas promesas
    a recoger la cosecha de nuestros sueños
    Ellos vendrán buscando senderos solitarios
    a través de nuestros famélicos sueños
    hasta la casa de los dioses exilados
    Compondré música con aullidos de perros
    me apropiaré de los chillidos de brujas
    los chirridos de danzantes monos
    compondré música con aullidos de perros

    Cuando Cristo se extravió
    en nuestro poblado un alba amortajada al Oriente
    nuestra gente lo tomó por un fantasma
    pero no era su culpa: Él estaba
    parado sobre la tumba de un jefe despojado
    el jefe que hurtó la bolsa oracular del adivino
    y hurtó la escudilla de sopa de sus hijos
    y empeñó sus juramentos por una breve estación de gracia.
    Él tuvo un niño monstruo que falleció antes de salir.

    Así que cuando el pastor entró danzando
    seguido por discípulos vendiendo hosannas
    Nuestro pueblo se paró ante las puertas del cementerio
    recordando a sus dioses proteger las almas de sus niños
    contra estos mensajeros de la muerte.

    Penetré en la sede de nuestro parlamento
    pidiendo audiencia con el Portavoz.
    Me dijeron que yo debía justo haber llegado de la granja:
    El Parlamento había hecho una inesperada pausa
    previa a la disolución.
    Me extraviaron hasta nuestro Castillo

    donde me dieron formas para llenar
    estando todavía de pie ante las puertas.
    Dije que tuve un sueño
    para poner delante de las botas del gobernador
    militar -

    Yo soy un visionario, ¿saben?
    hasta ahora mis visiones han sido
    sobre cosas que no hicimos cosas que debimos haber hecho -
    Dijeron que todos los hombres de nuestro Castillo estaban alelados
    creando grandes visiones con sueños de caídos dioses
    y de cualquier forma yo no estaba vestido de forma apropiada
    y mi nombre no pudo ser hallado
    en el registro de concejales enjaulados
    extraje mi tarjeta con el lugar de origen
    Dijeron que no tenía la firma oficial
    juro que mi papá y mi mamá me tuvieron
    mucho antes mucho de que nacieran ellos; comisionados
    electorales;
    Ellos rieron. Sí, esos hijos de gamberros y rameras
    Ellos se rieron y preguntaron si
    yo apetecía una bola de llamas al mediodía
    Contestaron que podía darle mis sueños
    a los perros de nuestro lugar de origen o verterlas en el estercolero
    En ausencia de un Administrador de Justicia
    archivo mi alegato en la baja corte de la Memoria
    porque soy ignorado porque
    porque estoy abandonado a mis sueños
    yazgo emboscado entre mi alma
    pluguiendo acerca de dudas prenatales
    nostalgias de mi mundo roto
    y si
    ellos vinieran por este camino algún día
    aquellos semi-canes con promesas rotas
    a cosechar nuestros sueños
    si por alguna blasfemia hubieran
    ellos de venir buscando aquellos senderos solitarios entre nuestros
    famélicos sueños
    compondré música con aullidos de perros
    abrazo con risa sus quejas desde nuestras heridas
    fluyen sus tumbas con los huracanes de nuestros liquidados goces.
    me apropiaré de los chillidos de brujas
    los chirridos de danzantes monos
    compondré música con aullidos de perros.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/62_63/anyidoho.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 28.08.23 14:10


    Atukwei Okai

    Atukwei Okai nació en Accra, Ghana, en 1941. Obtuvo el master de Literatura en el Instituto Literario Gorki, Moscú, en 1967. Master en filosofía de la Universidad de Londres. Desde 1968 es miembro de la Sociedad Real de las Artes y durante 20 años (1971-1991) fue Presidente de la Sociedad de Escritores de Ghana. Hoy en día es Secretario General de la Asociación Pan-Africana de Escritores. Colaborador de numerosas revistas y muy reconocido en el panorama internacional, Okai ha recibido numerosos premios y reconocimientos.

    De su poesía afirma el profesor Femi Osofisan de Nigeria que: "Okai fue el primero en tratar de remontar la poesía Africana a uno de sus primitivos orígenes, la percusión, violando deliberadamente la sintaxis y el léxico ingleses, creando sus propios ritmos por medio de sorprendentes innovaciones fonéticas..."

    Entre sus publicaciones se encuentran: Flowerfal (Colección de Poesía, Writers Forum, 1969); The Oath of the Fontomfrom and Other Poems (Colección de Poesía Simon and Schuster, 1971); Longorligi Logarithyms and other Poems (Ghana Publishing Corporation, 1975); The Anthill in the Sea " Verses and Chants for Children (Ghana Publishing Corporation, 1988). Ha leído sus poemas en importantes de Europa, África y Estados Unidos.




    *******************


    oncierto Oblogo
    Un salto mortal de media noche:
    Nelson Mandela, el guerrero africano.

    ¡He aquí al hombre, un hormiguero en cuclillas
    En medio del mar!

    ¡He aquí al señor de la tierra cuya cesta
    retendrá todas las aguas!
    Nuestros enemigos, en cuclillas desde lejos, gritaban:
    ¡abelenkpe!

    Tú tomaste y mantuviste tu posición en la cima de la Meseta de Montaña,
    Espetando tu respuesta que al Nilo dividió
    ¡nketie nta!

    ¡Abelenkpe, nketie nta!
    ¡Abelenkpe, nketie nta!

    Cavaron diabólicos calabozos en donde
    Se atrevieron a soñar que enterrarían tu
    Respiración viviente.

    Intrigaron y osaron encerrar con barricadas
    Los territorios sin fronteras de tu alma
    Entre piedras rivales de las ruinas
    Altas y gruesas de Zimbabwe.

    A plena luz del día lucharon por envolver tu alma
    En los confines restallantes del corazón de un
    Alquitranado fascista

    Y dentro del vientre de una ballena, pusiste en escena
    Un salto mortal de media noche.

    ¡Tú eres aquel hombre que fumaría una pipa
    Sentado en la punta del cañón
    De un arma de fuego!
    (Que disparen mil tiros, que ni
    Aun un solo cabello de los nuestros será tocado!)

    ¡Cuando cavas en la tierra, el agua
    Siempre brota en complaciente respuesta!

    (Que disparen mil tiros, que ni
    Aun un solo cabello de los nuestros será Tocado!)

    Tus luchas hoy rinden frutos
    Y flores tan coloridas
    como las mariposas de Oyibi.

    Oh León-guerrero africano,
    Madiba,

    Fuiste tú quien ahuyentó con crepitante y atronador
    látigo espinoso
    A los sucios cambistas del templo de nuestra tierra.

    Desde las esquinas del planeta tierra,
    Tu saga se cuenta y recuenta como un cuento.

    Los elementos mismos entonan el himno de tus alabanzas.
    ¡O León-guerrero africano,
    Madiba!

    Blandiendo la lanza Herero-Zimbabwe que canta
    Sobre Osagyefo el Kwame Nkrumah,

    A los avasalladores de nuestro pueblo despojaste y borraste
    de la cara de nuestra sagrada tierra.

    ¡Nuestro pueblo te ofrece su corona!
    ¡Nuestro pueblo hisopea sobre tus hombros!

    ¡Avanza y acepta su ofrenda!
    ¡Avanza y cíñete la guirnalda!

    ¡Madiba, he aquí la corona!
    ¡Madiba, he aquí el hisopo!





    Notas:

    Abelenkpe: El nombre en Ga de un suburbio de Accra, Ghana; también significa "Maíz es lo que estoy masticando" (en el idioma Ga).
    Nketie nta: (el idioma Ga), significa "Cacahuetes es lo que estoy masticando".





    ********************


    Concierto Oblongo




    (para Sam Ofoe Quao y Naa Amerle Dowona-Hammond) Jiráfico caminas en tu sueño cola-de-tortuga supersónico,


    Yo elefánticamente danzo en mi sueño de antílope.

    Mi corazón de hipopótamo empieza su empinado deslizarse
    serpentino...
    No se atrevan oh no se atrevan a sofocar mi grito de dinosaurio.

    Tus ojos plantan una mina en el tuétano de mi alma,
    El campo de mis sentimientos de ninguna manera yace baldío.

    ¿En cuáles aguas chapotean mis deseos?
    Las cigüeñas de mi alma vadean mares superficiales,

    Mis sueños te esperan, dulce golondrina de verano;
    Vuela, vuela con tu nimbo sanador.
    Un fuego intenso toca
    Tu rubia y sensitiva flor frágil

    Una lira finamente encordada vaga ociosa...
    Tu ardoroso e imparable amante apasionado

    Aprende que el génesis del goce
    Engendra más de lo que han conocido las centurias;

    Que en las tumbas de mármol de Troya
    Ninguna flor jamás ha crecido.

    Díscolamente caminas en tu sueño península de témpano-arcilla
    Embriagadamente danzo en mi letárgico sueño náufrago;

    Mi cruda alma de rinoceronte empieza su empinado reptar
    serpentino...
    No se atrevan oh no se atrevan a sofocar mi grito de dinosaurio.






    *********************



    Sobre Teherán




    Entrando
    a una velocidad
    de trescientas millas por hora
    a una altura de 10.000 pies
    sobre el nivel del mar,

    la punta del monte ararat,
    en la temprana niebla del alba oscura,
    se yergue como el pezón inocente
    del seno solitario
    de una mujer muy oscura

    Yaciendo supina
    y mirando a un firmamento
    lavado con nubes al pastel
    tan tiernas como

    el inocente aterrizaje
    de la garra de un gatito
    sobre la cabeza

    de una gota de rocío

    exiliado de
    la desierta república

    de un oasis.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/65_66/okai.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 28.08.23 14:19

    Kwame Dawes


    Kwame Dawes nació en Ghana el 28 de julio de 1962. Poeta, novelista, narrador, editor, crítico, actor, músico y profesor de inglés en la Universidad de Carolina. Creció en Jamaica donde realizó sus primeros estudios. Ha publicado alrededor de doce libros, desde su primer poemario Progenie del Aire (1994) hasta Hospital de la esperanza (2009).. Actualmente es el director del Instituto de Artes de la Universidad de Carolina del Sur. También es director de programación del Festival Internacional de Literatura Calabash. Como poeta está profundamente influenciado por los ritmos y las texturas de Jamaica. Espiritual, intelectual y emocionalmente está comprometido con la estética del reggae. Su libro Bob Marley, el genio lírico sigue siendo el más autorizado en torno a la obra de este cantante.




    ***************

    Salmo 36


    Incluso en la noche, estirado como en un féretro,
    a causa de la maldad de su corazón no puede conciliar el sueño;

    está tejiendo canastos para atrapar el pez
    que nada en un acuario en casa;

    esa es la impiedad del perverso;
    y su esposa no tiene idea

    por qué él da vueltas y vueltas la noche entera,
    la boca mascullando como si hubiera guijarros entre su corazón.

    Hay un oráculo en mi corazón
    y me dice que hable de este modo;

    pero yo no soy un profeta, apenas un ejecutante
    de canciones, un lírida, con dos sacos

    de semillas bendecidas para que germine una generación
    de hacedores de milagros. Mi tarea no es otra que sembrar la tierra,

    plantar mi semilla y luego, como algún efímero
    insecto, volverme uno con la niebla.

    Pero yo conozco al hombre perverso y a sus obras,
    conozco su ladina maquinación que parece

    tan gloriosamente brillante en su inteligencia diabólica
    aquí a la luz del día. ¿Pero quién pudiera

    suponer los planes que urde en lo profundo de la noche
    agitándose sobre el fétido fangal de sus sábanas sepulcrales?

    Para un hombre sediento atrapado aquí, encallado
    tarde en la noche entre dos colinas secas,

    obtener respuesta a mis plegarias es saborear agua dulce,
    y el transcurrir del miedo – miedo de la pistola

    presta a esparcir mis simples sesos
    sobre este asfalto cocinado; miedo de los antiguos fantasmas

    levantándose del mar con su enigmática
    rabia, prestos a dejarme sin habla, a disecar mi semilla--

    el transcurrir de tales miedos trae frescas brisas
    a mi alma, y yo se que el sonido

    metálico del golpear de gigantescas alas es
    un signo del amor del cielo.

    Pocas canciones excepto estas probados y comprobados
    himnarios de mayestática paciencia pueden

    cantar la inmensidad de mi gratitud
    en estos oscuros tiempos. Prosigan su ablución

    de amor por mi semilla y su simiente;
    traigan piedras para destrozar los burdos dedos de los pies

    de mis enemigos, y acontezca que el corazón del sudoroso,
    hombre avieso, sorbiendo toda esa grasa de puerco,

    se detenga tan de súbito, con sorpresa y pánico,
    para ya nunca comenzar de nuevo, nunca comenzar de nuevo.





    ********************************



    Liviano como Pluma, Pesado como Plomo


    Bob Marley, "Misty Morning"



    Todo es verde luz rezumando entre la mañana
    aroma a aceite de coco y a ackee*,
    un aperezado reggae pulsando a través de los delgados tablones.
    Esta somnolienta mañana de domingo,
    los himnos de la iglesia pentecostal
    metidos entre el verde denso de August Town
    nadan como profecía en olas
    colándose entre los tenues tambor y bajo
    desde el radio transistor que parlotea en el segundo piso.

    Escucho la voz metálica de Marley
    corte tras corte hasta que me duelo
    de las cicatrices de aprendiz,
    oídos ahora alertas al fino aullido
    de gravilla delgada del auténtico organizador del reggae
    mezclándome sangrientas verdades desde los delgados
    surcos concéntricos—vuelta tras vuelta
    enloquecedor girar de profecías,
    haciendo espirales de misterios y ni indicio,
    ni visión de alguna jornada monumental
    sobre frondas esparcidas de palmeras y la plegaria de los creyentes
    a través del santo Kingston—el profeta pasa inadvertido;
    (los jamaiquinos jamás han comprendido la histeria
    de la Beatlemanía, nosotros morimos, no por íconos pop,
    sino por políticos salameros).
    Este resplandeciente vinilo negro, de atrapado sonido
    es todo lo que queda, todo lo que queda
    del rhygin*, profeta teje palabras.

    Mis dedos se alargan y ondean a través
    del susurro de viejas revelaciones como neblina,
    lo áspero del redoblante agrietado y un sonido
    que gotea* es lavado por alguna parte de un sueño,
    no logro abrirme paso por entre el humo.
    Es horas antes que una brisa marina que
    viene hace largo tiempo, aún tibia de sus jornadas
    cosquillea a la mañana, todo ríe nerviosamente,
    todo es liviano como muda anomia,
    mientras ella le cierra los rígidos ojos.

    *Ackee es la fruta nacional de Jamaica y fue traída de África en el siglo XVIII por un tal capitán Blight
    *Shortass, se llama así al más pequeño de entre los nacidos coetáneamente
    *Rhygin, palabra de Patois que significa, salvaje, malo, caliente, alude a Ivanhoe Rhygin Martin o el Dillinger jamaiquino, héroe popular muerto a los 24 años en un tiroteo con la policía
    *Sound drop, se refiere sin duda a un sonido logrado con el bajo, casi intraducible
    (publicado en Shook Foil, Peepal Tree Press, 1998)




    ******************



    Boceto




    Con grafito suavizo tus huesos,
    hago exótica la ausencia de tus pestañas,
    exhibo tus dedos, largos y elegantes,
    acunando una ciruela, la luz de su jugo
    llameando bermellón a través de la tensa piel.

    Hago un aguafuerte de tu mirada, tierna, tierna
    junto a tu frente donde el dolor
    ha marchitado la piel, suavemente
    como si, entre el blando plomo, pudiera calmarlo
    por completo, hacerlo que se esfume. Te encaminas.

    Con la mullida palma de mi mano
    acaricio el liso resplandor de tu cabeza,
    luego aclaro una línea gris donde tus cejas
    estaban – ahora no hay nada –
    estas marcas de lo que has sufrido.

    Por estos días, los cuerpos se derrumban
    junto a mí, los muertos, desesperados por sanar
    se extenúan, estoicos, luego calladamente parten.

    Mis ennegrecidos dedos te hacen redonda,
    mullida como una fruta recién cogida.
    Mañana yo te levanto, pájaro de huesos,
    miembros suavemente colapsados.

    Hay luz de sol arrastrándose a través del césped.
    Pese a la sequía, está vigorosamente verde,
    excepto el estrecho sendero de viejo pasto que dejamos,
    ahora perturbado por el abandono entre un áspero zumbido de corte;
    y esto también es un símbolo de lo que hemos perdido.

    Es agosto en Columbia. Nada
    puede luchar con este calor. Sólo quédate
    quieto, tal vez un vientecito
    soplará, tal vez un vientecito.




    ****************


    Dulces Ancianas


    Una mujer quiere sentarse sobre el lindero de la ciudad
    a esperar que las muchachas jóvenes se reúnan a sus pies,
    y aprender el patrón de la hierba tejido en canastos
    o el secreto del suave regusto en el estofado—
    y ella dice en voz alta, yo sólo meto mi pie y revuelvo,
    lo que es suficiente para un día de reverencia cuando la edad
    es un bálsamo sobre todos los pecados. Sólo algunas veces, una se
    aproximará con lágrimas o el lamento de algún amor
    magullado en ella—el peso de la culpa sobre su pecho, una muchacha
    llena de preguntas acerca del sabor del amor, la otra
    que pregunta por qué la gente no cae muerta en lugar
    de cargar la piedra en su pecho enamorado.
    Algunas veces, ella la sienta, y ellas observan
    la forma en que la luz cae a través de la calle,
    las sombras alargándose—y en este silencio
    ella gorgorea una dulzura honda que crece
    hasta volverse risa abierta, lo que es equívoco
    en este tiempo de congoja, pero incluso la muchacha
    debe soltar una risita, enjugando su rostro para esconder sus dientes,
    desafiando con esta pregunta, como si esta mujer
    extendida hasta derramarse desde su taburete, al fin
    hubiera enloquecido.
    Pero las mujeres locas hablarán;
    la vieja mujer loca desenfundará la historia que carga
    dentro de ella, las historias que han estado escondidas,
    incluso mientras bailaban sobre sus cabezas,
    han hecho que sus pieles cosquilleen, que sus suaves carcajadas
    burbujeen en funerales, en despertares, al borde de la cama
    de algún alma agonizante. Las viejas mujeres locas, si lo pides,
    te contarán los secretos que guardan, los hombres
    que han mantenido como rehenes de sus caderas en la gruta
    verde atrás del cementerio, los hombres que lloraron
    por estar al tanto de otros amantes, los hombres que se derrumbaron
    cuando sus penes se quedaron flácidos, inservibles
    pese a las presunciones, las promesas, u hombres que las han
    convertido en suaves flores, luego las han despedazado
    pétalo por pétalo en la bacanal del deseo, aullando,
    aullando; hombres que las han hecho despertar tarde en la noche
    para caminar a través de campos enfangados rastreando
    el hambre de sus lujurias; y mujeres que los tocaron
    tan tiernamente, en sus llegadas entre aquellas
    ocultas alcobas donde las mujeres cosen trajes,
    queman pelo, y comparten los balbuceos de las heridas
    que han nacido—allí en aquellos cuartos olorosos
    a mentol, ellas sintieron sus pieles vueltas
    de revés, sus ojos caer profundo en la oscuridad,
    cuando extraviaron el sentido de las palabras
    por primera vez, por la única vez;
    cuando, en el agitado calor nervioso del desenlace,
    prometieron no hablar nunca de esto,
    pero siempre llevar su recuerdo adentro de sí;
    para que aun ahora, cuando piensan en un nombre
    tal como Lucy o Merle o Eartha o Una,
    todavía sienten el rocío del deseo en sus vaginas.

    Las viejas mujeres locas cargan estas cosas y más
    dentro de ellas, y si son empujadas, si son motivadas
    entonarán un himno y luego hablarán del sentido
    del deseo. Una mujer quiere envejecer
    como tales mujeres, las guardianas de la entrada.
    Mujeres que harán comprender incluso a la más
    díscola de las mujeres, que el ansia
    en ellas, el gusto por lo dulce en aquellos días
    cuando la sangre se amontona profundo en ellas
    es la promesa de Dios, y la risa
    es la curación, y que los recuerdos alargan los días
    cuando son entibiados con tan gruesos
    placeres. Una mujer quiere reunir
    sus secretos para así poder tener sueños
    cuando los días se hagan más oscuros y fríos.
    Una mujer quiere envejecer como estas dulces
    mujeres viejas, copios pechos llenas de cien
    abrazos, y risa lo bastante amplia
    para aliviar lo roto mujeres con recuerdos
    que no se gangrenan sino que continúan floreciendo
    en frescas y más frescas flores.


    ***************



    La Gloria ha Dejado el Templo

    6
    para Gabriel García Marquez

    Para contarlo, debo llamarlo un sueño.
    Un sueño sobre la costa caribeña de Colombia
    donde un hermoso hombre negro sirve
    gruesos omelettes, caóticos de cebollas y champiñones
    a una variedad de inconformes, obreros del puerto,
    profesores, mucamas, tres oficiales de policía,
    cinco prostitutas y un puñado de abogados a medianoche;
    ensopando el ron coagulado en sus vientres
    con gruesos pedazos de pastoso pan blanco.
    Antonio, el chef negro con agraciado ropaje
    tiene una mano extendida desde su vientre
    para agarrar carbones calientes, y sobre su cabeza
    las entrelazadas ruedas girando
    con ojos inquietos parpadeando lágrimas
    pero siguiendo cada movimiento nuestro. La tierra
    se ha extenuado con tantísima sangre.
    Cada uno está contando las fatalidades
    como si fueran resultados de partidos de fútbol.
    Pudiera llamarlo un sueño, una especie de
    apocalipsis Garciamarquiano, la crónica
    de un novelista a quien se entregan las resmas
    de papel sobre las cuales profetizará
    al viento. En cambio, admitiré
    la verdad: he estado sentado en un cálido
    aposento con abundante olor a incienso
    y al sudor de los clérigos que han perdido
    el lenguaje para consolar al desconsolado;
    clérigos cuyos ídolos se han derrumbado
    entre el polvo. Yo estoy oyendo el viento,
    la voz que en el viento me dice
    que lo escriba todo. Así que lo hago.




    ******************

    Hombre Sabio


    Buscando un dios que venga desde el espacio exterior,
    Tantos despistados etíopes se han extraviado
    Canción de Toots and the Maytals: “Los despistados etíopes”

    Anhelo ser un hombre sabio
    en las sombras.

    El problema está en el discernimiento.

    Las mujeres llevan joyas
    y ondean velos para atraparnos
    a nosotros despistados etíopes,
    mientras los profetas se amontonan
    con maquillaje completo
    en el estudio de televisión
    para anunciar milagroso conocimiento
    a millones de espectadores.

    Posibilidades hay de que hallarás
    entre la devota congregación
    contemplando mudamente las pantallas planas
    por lo menos a uno con el dedo del pie canceroso,
    o a un cónyuge blasfemo,
    o con predilección por el porno,
    o con agudo dolor de espalda
    esperando que en la pantalla
    nombren su nombre,
    nombren su dolor.

    El hombre sabio entre las sombras
    susurra el final de las cosas
    mientras el mundo sigue
    el patrón de las bestias
    alimentándose con gusanos
    para ser festín de los gusanos.

    Amén.


    *******************

    Exorcismo

    Para Edgar Alan Poe

    Los borrachos miran a través de la penumbra, escuchan voces;
    el blues man borracho conoce la neblina
    de perturbados espíritus, vocifera estruendosamente
    ante el modo en que su piel se eriza como si
    un suave viento frío se hubiera agitado en este horno
    de un aposento de Pittsburg; los muertos
    se sienten atraídos ante la promesa de whisky.

    Cuán relajado está tras la sudorosa
    lucha con la bestia, cuán calmadamente
    se aleja él después—como si ya hubiera
    hecho esto antes, la danza de cuerpos
    golpeados contra muros—no es fácil
    matar a un hombre con tus manos
    por vivir pelearían por cualquier razón.

    Cualquier niño que ve el cuerpo hinchado
    de un espíritu familiar, así sea una vez,
    quedará marcado de por vida—no por una maldición
    sino por un sorprendente ungimiento, como si
    los muertos estuvieran siempre con nosotros. Ella
    sabe que puedes combatir
    a los muertos, silenciarlos con un cuerpo
    alerta con cada uno de sus músculos, ella aprende.
    La “Nave de Sión” llena el cuarto.
    Tantas naves han detenido los perturbados
    sueños del pueblo negro. Ahora la “Nave
    de Sión” revuelve algún antiguo gen
    que convierte el resplandeciente
    ondear del mar abierto en un detonador
    de llantos, a causa de recuerdos más viejos que la
    razón. “La Nave de Sión” se acuna
    contra el codazo de las olas,
    y el miedo a morir ahogada,
    retorna a la mujer que canta
    con esa voz robusta mientras el espíritu
    mira fijamente a través de la penumbra.

    El hombre borracho colapsará
    eventualmente, sin más lucha.
    El cuerpo del luchador cederá,
    la tensión de la nuca, la tensionada
    prensa contra toda paz.
    Este niño verá y conocerá.
    ¡Canta, mujer, canta, mujer, canta!


    *****************


    Muerte


    Primero muere tu perro y oras
    al Espíritu Santo para alzar el inútil
    bulto en el saco, pero el nombre de Jesús
    no es amuleto mágico; crepúsculos y
    moscas se reúnen. Es así como muere
    la fe. Al amanecer conoces a la muerte;
    la forma en que arriba y crece luego
    silenciosa. La muerte triunfa. Entonces sales
    a la maraña de maleza espinosa detrás
    del granero; y persuades un gato
    negro hasta tus dedos. Le permites lamer
    leche y saliva de tu mano antes
    de retorcer su cuello hasta que se
    alborota, arañando desgarra tu piel,
    sus ojos crecen como platillos.
    Un gato muerto es liviano como uno
    vivo, no está rígido, no aún. Agarras
    su cola y lo arrojas tan lejos como puedes. Los cuervos lo
    encuentran primero; pero entonces el hedor
    de las porquerizas oculta la llaga
    de la muerte. Ahora conoces el poder
    de la muerte, sabes que lo tienes,
    que puedes quitar la vida en un segundo
    y despertar igual el día siguiente.
    Por eso es que no puedes temer a la muerte.
    Has visto el cuello roto
    de un hombre en un aljibe, tú sabes quién
    lo empujó sobre el borde del aljibe,
    haciéndolo rodar; sabes todo acerca
    de la sangre sobre la tierra. Sabes que
    un perro muerto es un gato muerto es un hombre
    muerto. Ahora miras al rostro de un hombre blanco
    le hablas sobre los precios del algodón y los precios de la tierra,
    ríes con tu amplia risa boquiabierta
    en su rostro, y él sabe una cosa
    de ti: que conoces el poder
    de la muerte, y morirás tan fácilmente
    como vives. Así es como un hombre toma
    lo que quiere, como un hombre
    vuelca al mundo en sueños,
    ingiere una comida sólida y espera
    la muerte como si nada,
    como el cielo despejado, como la luz
    al alba temprano. Como un hombre
    de escudo rojo, pantalones a rayas, sombrero
    de copa negro, bufanda amarilla
    y pañuelo mojado en agua
    de colonia para neutralizar
    el hedor de su boca.


    *******************


    El Último Poema


    ... Para nosotros, lo único que hay es intentar. Lo demás no es asunto nuestro...
    (Parafraseando a Eliot.)



    Esto lo escuché, tal vez en un sueño,
    quisiera creer que fue la voz de Dios
    alivianando un poco mi alma cargada.

    Llegó, no como el viento de las colinas,
    Tampoco llama celeste con la cifra sangrienta
    de su dedo. No fue aquel el balido justo a destiempo

    de un carnero expulsado en la llanura. Hay de mí,
    tales fueron las palabras de un poeta muerto,
    sin evidencia de salvación, sin apoyo;

    sin promesa de retorno ni bendiciones por obediencia,
    solo el flirteo de un poeta con la cadencia
    de un dios. Entonces me senté entre las rosas

    y masqué hojas amargas. El peso
    del mandato del Señor agachó
    mi cabeza rota, y las hojas del delgado

    tomo de versos, este cuarteto, esta clandestina fantasía, esta esperanza
    para el poder de los hacedores de la tierra, los rompedores de la piedra,
    crujía insignificante e impotente como un poema.





    *******************


    Expulsando Demonios


    Desde la cueva, una risa gorgojea hasta la superficie.
    Has aprendido el dialecto de mis oraciones,
    su jerga reglamentada. Ríes, yo lo expulso;
    son legión; siguen regresando.
    Vine a verte en el día porque a pesar de
    mi fe, temo el terror de la noche, la repentina
    luz del camino juega con mis nervios. Imagino tu
    valle: la oscuridad, tú preguntándote por el
    mañana: ecuaciones imposibles. Hace
    una semana, te arrastré desde el sanitario. Pensé
    que te hallaría sangrando. Sólo
    llorabas. Llegué. Me sostuviste, aplastándome.

    Te entrenamos bien. Una pelota aplastada
    sobre una cerca y tú siempre fuiste nuestro
    emisario, al que suplicar. Siempre fuiste
    el catador de las aguas, el que pregunta al anciano
    por los duros asuntos, para enfrentar la ira, para enfrentar la oscuridad
    a la que temíamos y al soplo del rechazo
    con el arte genial de las lágrimas y la súplica abierta del perpetuo infante.
    Ellos nunca dijeron. Te parece poco
    ahora atravesar esto, como si en cualquier
    momento, volvieras sonriendo
    recompensado con la pelota en la mano, la respuesta lista.

    Oro sobre tu frente resplandeciente.
    Tus brazos revestidos de nervios; eres mi
    más fina versión y no suficientemente extraña
    para la separación necesaria de los extraños.
    Es más fácil expulsar demonios
    de extraños porque no estoy familiarizado
    con la línea que separa las personalidades,
    y mi fe no está probada por la lógica
    de la sicología. Es toda fuego y espíritu.

    Yo farfullo mis lenguas lentamente como el
    denso aire viciado de la habitación. Estoy esperando
    que ardan en llamas, que les crezcan alas, para
    alivianar tu cabeza, limpiarla, para devolverte al niño
    que solía reír conmigo por horas
    por una simple imagen de soldados de pies romanos,
    aplastados por Asterix y Obelix, sus sandalias
    suspendidas como una vacía espiral de cuero—
    la mirada de violencia cómica—cómo reíamos.
    El niño se ha ido. Quiero encontrarlo,
    pero estás creciendo demasiado rápido para él.
    Retornar sería para retrasar todo el amor—la barba,
    la voz, la caída de la grasa, la edad
    en tus ojos. Algunas veces contemplo el miedo,
    como si hasta ahora en el receso de su cueva,
    Estuvieras tratando de decir algo,
    tratando de otorgarme la fe para creer.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/88_89/dawes.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 29.08.23 21:30


    Koumanthio Zeinab Diallo

    Koumanthio Zeinab Diallo nació en Guinea en 1954. Poeta, novelista, cuentista, dramaturga, traductora y socióloga. Libros de poesía: Yo, mujer; Pellun Gondhi; Para los pájaros del cielo y de la tierra; Como una paloma furiosa; Como los pétalos del crepúsculo; La risa del silencio; y, Cuando se abre el poema. Publicó la novela Las Espinas del amor y los libro de cuentos: Daado el huérfano y otros cuentos del Fouta Djallon de Guinea y Los hijos del rey Guémé y otros cuentos del Fouta Djallon de Guinea. En teatro publicó La muerte de la guerra y, Los humillados. Recientemente declarada Inspectora de Arte y Cultura en su país, le fue otorgada la Palma al Mérito Cultural.



    *******************


    Las Risas del Silencio




    Amigo,
    Yo
    construí mi casa
    en una esquina del cielo.
    El techo está hecho de estrellas engastadas en
    Una corona de luna prisionera,
    En la que se enlazan nuestras miradas apagadas.

    Yo
    construí mi casa,
    colgada del flanco
    de un sueño rebelde en la resaca
    de los deseos plurales,
    unión que celebro
    en todas mis noches de poesía.

    ***



    Si
    tú quieres, amigo,
    encontrarme
    en esta ciudad de evasiones poéticas,
    Toma prestado el sendero del amor
    Que hemos ya practicado,
    Y que sólo nosotros conocemos.

    Pero
    si a lo largo de tu camino,
    Si al borde de tus alas desplegadas,
    O entre tu risa que se desgrana y cae,
    yo no encontrara el color de tu voz,



    Entonces
    examina el aire, interroga las caracolas,
    la estrella polar, los elfos,
    y déjate guiar hacia el templo
    de predilección.



    ***

    Yo
    quiero hablar de mi casa,
    una morada con color de esperanza,
    construida en el vientre del alba,
    apoyada en la esperanza infinita del vacío y
    profundamente oculta en un pasado rebelde.



    ***


    ¡claro!
    ¡Siento que quieres venir ahora!
    Pero escoge bien el camino
    Empedrado de soledad y extravíos,
    cuya longitud sólo nosotros conocemos.

    Yo
    te veo besando el alba radiante
    que se sumerge en la tierra
    como un águila sobre la madre gallina.
    Yo veo el ballet de los saurios
    entre las profundidades marinas.



    ***



    Escucho
    la risa de los pájaros azules
    que descubren el refugio secreto de mis pasiones
    Y sorprendo al sol resentido,
    tomando por asalto mi casa azul.
    Sus rayos palpables como
    La ausencia del amado,
    separan las sombras de mis locos pensamientos.

    Huérfano
    de mi carne caliente
    Te oigo llorar esa ausencia
    Y mi canto que, cada mañana
    Te ofrecía en la tibieza de mis sábanas.

    ***




    piensas en tus jadeos
    Durante nuestras largas noches de invierno.
    Tú piensas en tu cabeza sobre el terciopelo de la dulce playa
    De mi cuerpo color de tierra cocida.
    Piensas en mi boca
    que recogía tus ojos,
    los embriagaba y desembriagaba con mi presencia


    piensas,
    O ciego marginal,
    en todas nuestras lágrimas plurales
    que caían al ritmo regular
    de nuestros cuerpos en trance.

    ***




    piensas en todos nuestros momentos sublimes
    cuando para saciar tu sed,
    me hacía un gran libro
    que tú leías con pasión.

    Entonces
    mándame pronto tu canto y tu sonrisa.
    Ten cuidado de bañarles en las orinas
    de las leonas parturientas,
    Antes de confundirles con los finos suspiros
    De los Camaleones apareándose.

    ***




    puedes imitar el sonido divino de la flauta
    del pastor peul, la levedad de la Kora mandinga
    la fuerza del tam-tam salvaje.

    Esperemos
    que me llegue
    la voz de tu segunda voz
    y la voz de tus profundidades
    para los más ardientes.

    ***



    Yo
    tengo la garganta atorada
    por los deseos insatisfechos

    Dame la oportunidad de despertar
    el demonio del placer del cual sólo nosotros
    conocemos el tiempo de hibernación.

    Ven
    a ver mi casa
    construida en una esquina del cielo.
    relámpago furioso que parte el cielo mayor,
    mi casa reposa en una espuma de nubes
    que mis ojos, acarician cada mañana
    que mis pensamientos, cada instante, atraviesan



    ***



    Para
    mi placer
    llena tu morral de palabras sencillas
    y para que sepas, aquí el tiempo no es bueno ni malo

    Encuentra diez, veinte, treinta, cien, mil palabras
    y entre ellas escógeme unas muy dulces.

    Dulces como los murmullos
    de las abejas enamoradas,
    en las delicadas orejas de las flores.

    Estas
    palabras tan dulces que sacralizan
    la marca del macho en calor
    sobre el dorso de la hembra
    las palabras dulces cuya composición
    sólo nosotros conocemos.



    ***



    Ven
    a visitar mi casa
    construida en una esquina del cielo.
    y escondida en un pasado presente.

    Y
    yo, inquilina del templo de lo imposible
    Avanzo sobre mi terraza hecha
    de fragmentos de rayos solares
    trenzados y desplegados sobre la alfombra
    de la nada infinita.



    ***

    Desde
    allí, créeme te veo bien amigo.
    veo también la larga bufanda blanca,
    templo bendito de los alientos de nuestros ancestros
    que vigilan sobre la serenidad de mi casa.

    Yo
    lo veo cerrar lentamente un ojo
    luego el segundo, después el otro, el centésimo.
    Y entre la penumbra que sigue al día
    o más bien los restos del día, el horizonte
    ya no se asemeja sino a una nada
    de vacío que permanece.



    ***

    Yo
    veo al sol debatirse,
    consumirse vencido.

    Atravieso
    el umbral de mi casa verde,
    el muro está hecho de medio siglo
    de frustraciones e incomprensiones.

    ***



    Ahora
    canto en voz alta
    Y canto alto para ti.

    yo
    canto también por las almas ultrajadas.
    Aquellas que están locas con la locura de los otros
    aquellas que creen en la perennidad de la rosa
    y la virginidad de nuestras promesas.



    ***

    Y
    he aquí que mi promontorio
    Bordado de pedazos de pequeños soles,
    Veo miles de escamas del cielo azul
    caer y esparcirse
    Hasta las orillas lejanas de nuestras risas vírgenes

    Pero
    Respóndeme pronto amigo.
    Responde a mi canto cómplice
    Responde antes de que vuelvan los pájaros migrantes
    o que suban de mis tibias profundidades
    las algas que tú sembraste



    ***



    No obstante
    tú eres miel
    entre mis labios golosos
    y pimienta en la garganta de los otros

    No obstante
    tu corazón lleva las marcas
    De los suspiros de nuestros cuerpos
    Al siguiente día de las albas felices.

    ***



    Pero
    si tú quieres venir
    a mi casa construida entre
    la tierra y el cielo del cielo,
    toma entonces nuestro camino,
    el camino del amor
    cuya longitud
    sólo nosotros conocemos.


    sabes,
    nuestro camino se estira hasta
    la orilla del alba
    y no ha sido más que una
    larga serpiente cuyo veneno,
    en cada recodo, nos neutralizaba



    ***

    Y
    ahora que termino de instalarme
    sobre mi silenciosa terraza
    con mi corazón lleno de tu corazón
    y mi cuerpo herido en la búsqueda
    de no sé qué demonio del placer.

    Yo
    no te veo venir
    tampoco quieres quedarte
    ya lo sé.



    ***


    quieres que mi mirada
    en el fondo de tus verdes párpados
    se refugie como un recién nacido.
    Y por lo tanto en cada mirada que lanzo
    me hiero contra las espinas de tu mirada.

    Cierra
    las fronteras del tiempo
    Y ven a mi casa de mil colores



    ***

    Mi
    casa es rojo bermellón
    cuando te enojas
    azul índigo
    cuando deseas esperar
    blanca cuando deseas la paz
    negra carbón, morada,
    cuando quiere ayudar a la noche a resistir
    el asalto del día.

    Ahora
    regreso a mi terraza
    y no te veo venir
    adivino que tú no has podido purificar tu cuerpo
    tú no has obtenido el perdón de los tuyos



    ***

    Yo
    veo el suelo cubierto de corazones
    que tú mataste
    escucho el llanto de los sexos
    que tú desposeíste
    que confunden su miseria
    en un coro de saurios testarudos

    Pero
    espero
    que abandones las espinas
    a favor de las rosas
    Espero que elijas el día en lugar del crepúsculo



    ***

    Espero
    que renuncies
    a las locuras terrestres
    Por el sólo placer
    de reconfortar nuestros sueños

    Espero
    que consientas en apagar
    el fuego que consume la médula y los huesos



    ***

    Yo
    estaré allí cuando quieras venir
    con mil palabras tejidas al revés
    entre mis manos, para ti

    Pero
    si debes venir
    no tomarás el camino
    ni de noche ni de día.
    Y el camino es tan estrecho y tan corto
    que no podrás atravesarlo
    sin tropezarte con las caricias de la noche



    ***

    Sigue
    la estrella coronada
    en lo alto de tu cabeza, ella pasará
    portadora de un mensaje azul.


    Sabes, la estrella nunca se extravía
    Es la referencia de las almas solitarias
    y deseosas de evasión

    Ella
    pasa por aquí todos los años
    para cambiar la corona de la princesa Luna.
    Ella me llevará seguro tu mensaje



    ***

    Pero
    si prefieres anunciármelo
    con tu voz conmovedora
    ten por seguro que, con mi voz,
    te responderé.

    Pero
    ¡esperaré!
    ¡Sí! Esperaré que los griots
    digan las grandes historias de mis ancestros
    esperaré a que canten los grandes nombres
    y que presenten su collar de palabras
    a las princesas



    ***

    Esperaré
    a que ellos canten para los gigantes
    aquellos que el malvado tiempo enterró
    tras los muros de sus ciudadelas
    aquellos que blandieron la espada
    contra el león para salvar a su ciudad.

    Esperaré
    Si, esperaré
    el tiempo de componer las melodías de la grandeza,
    a los recorridos imperecederos para magnificar a los irreductibles.



    ***

    Pero
    en mi errancia tutelar
    exigiré que me acompañen
    la flauta pastoral y el arco musical
    de los peuls del Fouta Djallon.
    Yo
    simple inquilina
    de la casa irreal,
    colgada del flanco de un sueño
    escondida en un pasado
    cumplido que se despierta.



    ***

    Mi
    casa de muros incoloros
    y con una terraza que se despliega
    como una alfombra sobre la nada.

    Pero
    Esperaré, ¡créeme!
    esperaré que el fuego de tu mirada
    queme mi corazón.



    ***

    Esperaré
    Esperaré que crezca nuestro poema azul
    y que se superponga a nuestro gusto
    hierbas de palabras suspendidas en la frontera de nuestros labios.

    Esperaré
    Esperaré que mis brazos,
    de princesas Lianes, embriagadas del vino del amor,
    se deslicen a lo largo de tu corazón de cristal



    ***

    Esperaré
    Esperaré que mis dedos,
    como pequeñas serpientes vagabundas,
    descubran sobre la playa voraz
    de tu cuerpo estupefacto
    el templo de tu suave candor

    Esperaré
    Esperaré que mis ojos
    como pequeñas luciérnagas frívolas,
    reclamen los alientos de los ancestros
    en las penumbras del más allá.



    ***

    Esperaré
    Esperaré el despertar
    de los nenúfares en el ritmo
    de las confidencias
    contemplando el furor de los saurios
    en sus cópulas nocturnas

    Esperaré
    Esperaré que tú enciendas la llama
    que partirá al asalto de mis sentidos
    para que, hasta la raíz de mis cabellos
    conjugue yo tu verbo en pluscuamperfecto.



    ***

    Esperaré
    Esperaré el tiempo cuando se repueblan los estanques
    y la pesca recomienza

    Esperaré
    Esperaré la eclosión del huevo
    entre el agujero de nuestros silencios.





    ***

    Esperaré
    Esperaré que la luna pierda su virginidad
    en un rincón del cielo azul.

    Me gusta
    cuando mis profundidades
    te aclaman y se estiran
    a lo largo de la fiesta





    ***

    Me gusta
    cuando desde la cima de las montañas
    la flauta emite melodías,
    imperceptible ternura, que semeja
    numerosos primeros besos.

    Me gustan
    las antiguas pastorales
    Cuando con cinturón de fuerza
    nos retienen la noche entera





    ***

    Me gusta
    cuando tu voz melodiosa acaricia
    las paredes de mis orejas desprovistas de defensa.

    Incluso
    si las flautas de nuestros pastores
    no tienen ya sus sonidos divinos.
    Incluso si bailol ha hecho crecer muchas cuerdas
    entre los dedos del artista.
    Incluso si la melodía ha envejecido entre las gargantas de los nyamakalas.





    ***


    debes esforzarte por dejar este espacio
    de mentiras y de engaños.
    Tú debes venir a mi casa de la verdad
    aquí el viento es tan tolerante y el aire tan puro

    Conviértete
    pronto en el amigo ya que
    estoy vestida de tu ausencia
    cubierta por el manto de tu aliento
    y nuestros corazones, lo siento,
    se reencontrarán, más allá de nosotros,
    para jugar al juego del amor.





    ***

    Nuestros
    corazones jugarán el juego del amor
    entre las arenas movedizas
    entre las brasas ardientes
    entre las profundidades oceánicas.
    entre el vientre del diablo

    Yo
    bendeciré el recorrido enmarañado
    de los murciélagos
    la danza sagrada de los escarabajos
    y el baño nupcial de la reina Sol
    al día siguiente de las nupcias extenuantes.



    ***

    El
    camino del amor no está
    sólo decorado de rosas
    de perfume embriagador.

    El
    camino del amor está sembrado
    de corazones sangrantes.
    Detrás de cada ramo de rosas,
    a cada instante, dos corazones se atraen y se desgarran.





    ***

    Pero
    tú me dirás que el amor no tiene ni nombre
    ni sexo, ni religión.

    El amor
    es simplemente divino
    son los enamorados los que tienen nombres
    Diferentes nombres
    Numerosos caminos



    ***

    Como
    una estrella desposada,
    te acogeré teniendo
    en mano, una calabaza donde yacen
    escamas del cielo.

    Escucho
    Cantar desde ya los pájaros
    De mi corazón
    El himno de los amores imposibles
    Canciones de nuestros sueños abreviados
    Canciones de nuestra primavera falsificada
    Canciones de nuestros dos cuerpos fusionados.





    ***

    Ahora
    Dile al Dios del amor
    que tus caderas vibraron demasiado tiempo
    al ritmo de nuestros cuerpos sobresaltados.
    Dile que mis senos obedecieron durante demasiado tiempo
    a la ley de tus cálidas caricias.
    que tus dedos como mechas frías
    se desenrollan bajo mis dedos irascibles

    Dile
    Al Dios del amor
    que el espesor de la noche
    no impide que mi lengua vuelva a encontrar el camino de
    tu boca
    ni tus manos, mis bosques interiores
    rodeados por un muro de perlas que tú sabes
    escalar con soltura.





    ***

    ¡Ven!
    debes venir para desgranar
    el pesado rosario de placeres acumulados
    en donde todos los jugos suspendidos
    espían el aire fugitivo y se secan bajo nuestros ojos
    impotentes.


    ¡debes venir amigo!
    porque sola no sabría arrullar la luna
    apostada a las paredes de mi límpida casa
    Sola, no sabría parar la agonía del sol
    No sabría domar la longitud de las noches
    y guardar el secreto del sueño.



    ***

    Y
    Sin embargo, me gusta la noche
    me gustan nuestras noches de Labéens*
    noches azules salpicadas de notas pastorales
    noches blancas cuando las hirdés* contienen a las muchachas
    de tez húmeda y largas trenzas

    Y
    Sin embargo, me gusta la docilidad del rey sol
    cuando se deja engullir por la sérima*
    que entierra su último rayo en el viento salvaje.





    ***

    Detrás
    del sueño
    tú me tiendes la trampa habitual que
    despierta mi cuerpo inflado de promesas

    Me gustan
    nuestras noches
    cuando me hago prisionera
    de tus brazos vigorosos
    y que tu presencia rompe la soledad,
    llena mi universo



    ***



    Es
    la hora lo sabes
    en que tú no te pareces
    ni a la bestia
    ni al ángel.

    Es
    el momento sublime
    en que buscas alcanzar
    mis orillas después de un largo nado.

    ***



    Es
    el momento crítico
    en que buscas traducir
    el mensaje de los ancestros coléricos

    Es
    el momento elocuente
    en que el que buscas reafirmar la dulzura
    de tu mirada azul



    ***



    Entonces
    ¡Ven!
    Ven para defenderte de los sueños pueriles
    Llorar,
    Gemir,
    pero venir,
    pero vivir
    Apasionadamente,
    Obstinadamente las cosas de la vida.

    ***



    **************

    Cuando se Abre el Poema


    Esta
    tarde, mira tú hermano mío
    Yo mido la amplitud de la noche
    noche vestida del silencio de mi noche
    noche de mi sueño inseguro y triste
    noche de mis labios
    cuando cesan de oír
    noche de mis oídos
    cuando cesan de ver
    noche de mis ojos
    cuando cesan de escuchar
    noche de mi noche
    noche de mis labios
    noche de mis oídos
    noche de mis ojos



    ***



    Yo
    no sé si tú me escuchas
    ni tampoco si tú me ves
    Pero para ti
    Oh hermano mío,
    Para ti, dejaría desbordar
    Esta tarde
    Los pétalos calientes de mi corazón
    solitario





    ***



    Para
    ti, amigo mío
    se juntan las lágrimas plurales
    De las madres de espaldas cansadas
    Irrigando las fraternidades completas

    Esta
    tarde, como ves hermano mío
    Comprendo la elocuencia
    De mi sueño alarmado
    Las lágrimas de los ángeles
    De los niños condenados
    Por la fuerza de tu imperio



    ***



    Yo
    Comprendo
    El llanto de los corazones abandonados
    Bajo la protección exagerada
    Del cielo de cabeza resentida

    Yo
    Comprendo
    Los gritos de dolor
    Devueltos por el eco ulcerado
    De las montañas de hierbas extenuadas



    ***



    Gritos
    de dolor de las mujeres dóciles
    cuya piel se descarnaba bajo el látigo
    impío de los machos en calor

    pero
    para ti
    O hermano mío,
    Para ti
    En la noche de mi noche
    En el silencio elocuente
    de mis sueños sublimes



    ***



    Interrogo
    la voz suave del poema
    a través de la flauta pastoral
    la blancura de la leche
    en la calabaza de la Bhiroowo

    La
    sabiduría del techo conyugal
    en el coro de los votos nupciales



    ***



    Pero
    he aquí que ningún ruido me llega
    Ni siquiera el de los gemidos repetidos de la
    noche que se alista para morir de pié
    Entre los brazos del alba radiante
    Ni siquiera la romanza piadosa de las estrellas,
    El ruido felino de tus pasos
    que caminan hacia mi noche.

    Ni
    siquiera el ritmo desenfrenado
    del ‘’tunniiru’’ nostálgico
    cuyo sonido sutil detiene el entusiasmo
    de las almas unidas
    a quienes la furia del trueno no molestaba
    Pero espero el canto macabro
    De la tristeza indigesta.
    E imagino nuestra embriaguez momentánea,
    semejante a aquella de los jóvenes
    En vísperas de sus nupcias.



    ***



    Esta
    tarde,
    observa hermano mío,
    Mis ojos levantados hacia el cielo constelado
    no perciben nada

    Las
    estrellas han desaparecido
    En las tinieblas de mi noche
    La luna apresada entre el refugio
    De mis recuerdos de miradas funestas



    ***



    Ya
    Nada cuenta en adelante, hermano
    Porque Grande es mi noche
    Negra es mi noche
    Noche vestida de silencio de mi noche
    Noche de mi sueño inseguro y triste
    Noche de mis senos
    cuando cesan de desvanecerse
    bajo tus locas caricias
    Noche de mis caderas
    cuando cesan de temblar
    y se abren en la desnudez completa de tu cuerpo.



    ***



    Noche
    de mis cabellos
    cuando cesan de llorar
    Noche de mi noche
    Noche de mi sueño
    Noche de mis senos
    Noche de mis caderas
    Noche de mis cabellos

    Nada
    Para mi corazón arrancado
    En la tibieza afectiva
    De las sábanas abandonadas
    por los amores degollados
    Nada
    Para esta diosa de la soledad
    Privada de ternura y de amor
    En la flor de la edad.



    ***



    Nada
    cuenta para esta combatiente
    De ojos de cabrita
    Sin cesar inundados de lágrimas.

    Esta
    Tarde, hermano mío
    no cuenta más que el color
    De tu poema con sabor de miel
    Liberado de las redes de una tarde de Mayo.
    Y mi poema incubado amorosamente
    Por las oraciones fecundas de una madre
    Afligida y tiernamente fuerte.



    ***



    Nada
    puede domar el odio tutelar
    de esta valiente huérfana
    De lo dulce y lo justo

    Esta
    noche, hermano mío,
    nada cuenta de no ser
    el llamado repetido de tu voz
    De timbre seductor.



    ***



    Nada
    hermano mío
    excepto el color de leche
    De tu corazón de ternura indecisa.
    La generosidad de tus gestos múltiples
    de bordes espinosos.
    El color límpido de tu cielo excitado
    Y las tinieblas que surgen
    De mi noche afligida.



    ***



    Noche
    del silencio de mi noche
    Noche de mi sueño inseguro y triste
    Noche de mi vientre
    luego que cesó de comprender
    Noche de tu gloria tambaleante
    desde que se aferra a la cola
    del sol vencido
    Noche de mi alegría
    desde que tu sonrisa
    muere en el alba de mi noche
    Noche de mi noche
    Noche de mi sueño
    Noche de mi vientre
    Noche de tu gloria
    Noche de mi alegría



    ***



    Esta
    noche, hermano mío
    La luna y las estrellas conmigo
    lloran todas las lágrimas del mundo

    Pero
    ¿qué hacen
    Estas princesas de pupilas de oro
    Y caderas adornadas de locas bayas
    Bailando la ronda de las dyumbas?



    ***



    ¿No escuchan ellas
    El eco rabioso
    de mi poema que se abre?

    ¿No imaginan
    Mi noche que se calcina
    en la luz de sus sueños sombríos?



    ***



    Pero
    ¿qué hacen
    estas diablesas incrédulas?
    ¿Quieren anunciarme
    El alba de mi noche fiel?

    Noche
    de mi noche
    noche de mi sueño inseguro y triste
    Noche de nuestras noches
    Que muere enterrada bajo
    las cenizas de los amores imposibles.
    Noche de mi noche
    noche de mi sueño
    noche de nuestras noches



    ***



    ¡Oh!
    Princesas de corazones color de
    la esperanza.
    Princesas de miradas que murmuran a los corazones,
    Enfádense si encuentran algo mejor.
    Pero no esperen nunca quitármelo

    Es
    tuyo este poema
    Sabor a miel del Foutah
    Es mío este lenguaje que hace
    nacer y morir los retoños de confianza
    nació de las entrañas célebres
    del sol en marcha.



    ***



    En
    sus brazos una tarde,
    Mi aflicción ahogada.
    En mis sueños esta tarde,
    Mi ceguera rota.

    Esta
    noche, hermano mío,
    En el viento que silba,
    Escucho la risa de los muertos serenos.
    Escucho el grito de la tempestad
    Que asciende.
    Y la cólera del trueno
    que gruñe.



    ***



    Yo
    veo el desprecio de los deseos
    insatisfechos.
    Las lágrimas de los ángeles
    separados de sus amores,
    Y las compasiones calcinadas
    que se juntan antes de morir.
    El recuerdo melancólico
    de los amores asesinados
    escucho la risa de esta noche calma
    de esta noche negra
    Los alientos místicos del alba radiante
    los gemidos locos
    de la hembra que da a luz el día
    El ritmo de las confesiones últimas
    que se desgranan y caen
    en la nada.



    ***



    Pero
    nada,
    ya nada esta noche
    detendrá mi furia.
    Quiero amar
    Para no amar.
    Quiero ser,
    Esta noche,
    La amante maquillada de placer,
    porque en el fondo de mi corazón,
    residen pedazos de tu corazón



    ***



    Esta
    noche hermano mío,
    vuelve a mí la silueta felina
    de la princesa Peuhl
    Yo vuelvo a ver sus dorados pies de suave ámbar
    que se aferran sin fatiga
    al cuello saboreado
    de la hierba amorosa.
    Espero las quejas
    De las ramas que se aplastan
    bajo el peso de los murmullos repetidos.



    ***



    Esta
    noche hermano mío,
    no espero
    los gritos de alarma
    de las voces sedientas.

    Ni el loco placer asesinado
    agonizante ante tu lecho testigo.

    Y
    estos muros
    Todos estos muros
    que han hablado duro
    a mi cuerpo tenaz.



    ***



    Esta
    noche como ves hermano mío,
    Mido la amplitud de mi noche
    Noche vestida con el silencio de mi noche
    Noche de mi sueño inseguro y triste
    Noche de mi vientre en las tinieblas de tu noche
    Noche de mi noche
    noche de mi sueño
    Noche de mi sexo
    Noche de mi vientre



    ***



    Heme
    aquí esta noche nuevamente,
    asida a los retoños dorados de mi sueño.
    El aliento desenfrenado de tu mirada,
    Perforando las redes de mi corazón
    moribundo
    Entre las cavidades inconmensurables
    de mis sueños vagabundos.



    ***



    Heme
    aquí esta noche de nuevo,
    sorprendida por el águila negra
    con las garras hendidas,
    devorando la carne caliente
    de mi libertad violada
    A salvo de las confianzas veladas.



    ***



    Esta
    noche, hermano mío,
    veo a través de los pliegues sedosos
    de tu firme corazón,
    la sombra fecunda
    de mi soledad tutelar
    Los ojos vaciados
    de mi esperanza juvenil;
    Y las hembras en calor
    encorvadas bajo el peso
    de los machos en furia.



    ***



    Esta
    noche, hermano mío,
    mi lecho está hecho de hojas secas
    mi abrigo de estrellas vírgenes
    y la luna, mi lámpara de cabecera
    para soñar y escuchar
    el resonar lejano
    de tus pasos imposibles



    ***



    Esta
    noche otra vez
    mi vestido doble
    ataviado con el color de la esperanza
    caminará guiado por el rey
    de los amores reencontrados
    Entonces hermano mío,
    ya no cuentan sino
    tus pérfidos besos
    abatiéndose sobre mi corazón
    En un tornado furioso
    Que gime y se desgarra



    ***



    Pero
    mañana, hermano mío,
    Mi noche dispersará su rosario de
    recuerdos.
    Y saldrán desenmascaradas de sus límites
    Todas tus promesas engañosas
    Entonces, estrecharé fuertemente
    la imagen loca
    De mi amor asesinado.



    ***



    Y
    las águilas volarán
    vencidas
    Y las hembras dormirán
    satisfechas
    Y la soledad asesinada
    morirá vencida
    Y las tinieblas perseguidas
    darán paso a la luz
    Y será de día
    Y yo estaré despierta
    para no soñar más.




    *****************


    Un Regalo Para Ti


    Extraño pajarito
    ¿Qué buscas
    En los cielos cobrizos?

    ¿Habitas tú
    las nubes que huyen
    O las tinieblas moribundas
    Que danzan?

    ¿Te escondes bajo las alas
    Del sol que se muere
    O en las lágrimas de los crepúsculos
    Que nacen?

    Extraño pajarito
    Como regalo de este día
    Toma todo el rocío de la mañana.


    ******************


    Los Ojos de Mamá


    Mira el sol Mamá
    Está a punto de acostarse
    ¡Como todas las tardes
    Desde que nació!
    ¿Dónde se encuentra su cama?



    *******************

    Un Segundo de Esperanza


    Ante las escuálidas granjas
    Los niños se reúnen escuálidos
    Los árboles inquietos
    De sus cuerpos que se funden
    Detienen sólo con una coma
    Al diablo que ronda y mordisquea
    Los pilones apartados están resentidos con los morteros
    Que las lágrimas de las mujeres llenan
    Bajo la sonrisa elocuente de los sabios.




    ***************


    Cascadas Mudas


    El extraño pájaro
    Me incuba con su mirada asesina
    Sus alas de fuego
    Descendidas del cielo inmaculado
    Envuelven la furia de mi corazón azul
    Y mis lágrimas en cascadas mudas
    Se evaporan entre el mar azul
    Ebria con su miel que me mata
    Me refugio en la somnolencia
    De mis sueños reventados.



    *****************



    Mis Derechos


    Reclamo
    Suficiente sol para demoler
    Los templos de las tinieblas.
    Reclamo
    Suficientes flores para embellecer
    Las tumbas de los adolescentes del medio día
    Suficiente pan para satisfacer
    Mi hambre tutelar
    Suficientes libros para saciar
    Mi sed de saber
    Suficiente leche para alimentar
    A los pequeños huérfanos de los países en guerra
    Suficientes besos para suavizar
    Los pequeños corazones privados de ternura
    Reclamo
    Unos ojos nuevos para romper
    La ceguera que envuelve al mundo
    Quiero vivir de aire puro
    En un mundo puro
    Un mundo sin bomba
    Sin misiles.


    ******************



    Maravillas del Alba


    Si no te levantas
    bien temprano en la mañana
    Mi niño
    No escucharás
    Las risas de la mañana
    Mi niño
    No presenciarás
    El nacimiento del sol al alba
    Ni tampoco el duelo inaudito
    De las tinieblas de la noche
    Que se aferran vencidas
    A los pies del sol traicionado
    Si no te levantas temprano
    Mi niño
    No sorprenderás la hierba
    Besando temprano a la mañana
    Las últimas gotas de rocío
    Perseguidas por los fuegos del alba
    No respirarás temprano
    Mi niño
    El aire fresco de los grandes montes
    Que refrescan los pulmones
    Si tú no te levantas temprano
    En la mañana mi niño
    El sol sacará sus garras de niño
    Y te agarrará en tu cuna
    Pero si quieres ver
    Las mil maravillas del alba
    Mi niño
    Debes levantarte temprano
    En la mañana mi niño.


    **************


    Mi Flor


    Esta flor de mi jardín
    Que mañana verás
    Es tan agradable y tan deliciosa
    Entre los seres sin voz
    Cada vez que la vemos
    Esta flor de mi jardín
    Que verás mañana
    Es tan dulce y tan maravillosa
    Alrededor de ella las abejas
    Encantadas de la maravilla
    Se embriagan del polen puro
    Que canta el viento puro
    Pero si yo me levanto un día
    Sin mi flor de sexo de un día
    No haré como esas abejas
    No intentaré deshojar
    Los pétalos de cuellos delicados
    Ni siquiera atravesar el tallo
    De caderas ondulantes
    Posaré simplemente
    Sobre la corola de terciopelo
    Un gran beso salvador.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/86_87/zeinab.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3721
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Amalia Lateano 29.08.23 21:58

    yo
    canto también por las almas ultrajadas.
    Aquellas que están locas con la locura de los otros
    aquellas que creen en la perennidad de la rosa
    y la virginidad de nuestras promesas.


    En estas letras está bien expresado, el reencuentro entre dos almas vinculadas emocionalmente, separadas por el tiempo, y cómo el perdón se convierte en un bálsamo sanador.
    Aunque han llevado caminos divergentes y han sufrido sus propias penurias,
    en ese instante mágico se produce un momento de claridad,
    en el que se reconoce que las heridas del pasado
    pueden ser suturadas.

    Para reflexionar sobre la complejidad del amor y las lecciones aprendidas de éste.

    El tono lírico permite apreciar una profunda exploración de los sentimientos del yo.

    Me he emocionado.
    Gracias
    Besos
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 05.09.23 8:18

    Gracias, Amalia, por tu presencia y
    muy hermoso comentario!
    Besos


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 05.09.23 8:23


    Recaredo Silebo Boturu


    Recaredo Silebo Boturu nació en Bareso, isla de Bioko Norte, en 1979. Es poeta, actor, dramaturgo y director del grupo teatral Bocamandja. También activista, es el máximo exponente del arte dramático de Guinea Ecuatorial. Es autor de los libros: Luz en noche (Poesía y Teatro), 2010; Crónicas de Lágrimas anuladas (Poesía y Teatro), 2014 y Desde el fondo del Mediterráneo, poemas, 2019. Ha sido incluido en diversas antologías, entre ellas: La palabra y la memoria. Guinea Ecuatorial 25 años después, 2010; y Caminos y Veredas: Narrativas de Guinea Ecuatorial, 2011. Ha obtenido cinco premios de poesía desde 1998 y ha dado charlas, conferencias y talleres sobre la cultura de su país en Colombia, Estados Unidos, España, Francia, Austria, Nigeria e Italia.




    *******************



    África



    Yo te quiero, mi África desnuda,
    errante,
    mi África flotante,
    brillante.
    Yo te quiero, mi África elegante,
    exuberante,
    con tus olores
    y tus colores
    y tus tambores.
    Yo te quiero, mi África risueña,
    con tu sol y tu lluvia y tus tempestades.
    Yo te quiero mi África sonriente,
    con tu energía y tu inercia.

    Si fuera un poeta
    si fuera músico, si fuera artesano:
    seguro que te escribiría versos,
    te tocaría melodías compasadas,
    te llovería sueños que faltan para regar tus campos.

    Pero soy un pobre poeta bubi
    Que sólo puede implorarte PAZ y PAN para tus hijos.
    Yo te quiero mi África verdosa, sedienta.



    ***********************



    Curriculum



    Yo mismo, extraviado
    yo mismo, cadáver
    yo mismo, cuerpo
    yo mismo, cuerpo- espíritu
    prendido de las ramas de un árbol frondoso, erguido o caído.

    Yo mismo, río sin caudal
    yo mismo, mar sin agua
    yo mismo, humo, sin rostro
    yo mismo, aire sin sonrisa
    yo mismo, pájaro sin alas
    yo mismo, aire tóxico, esparcido.
    Yo mismo, verso sin sabor, sin solera, insalubre
    en busca de estrofa
    en busca de cuerpo
    en busca de vida.
    Yo mismo, cuerpo sin alma
    yo mismo, sangre derramada
    yo mismo, alma errante, alma perversa, alma humillante,
    yo mismo, alma desnuda.
    Yo mismo, foto sin imagen
    yo mismo, acechado
    y con el yo adulterado
    ¿Quién soy realmente?



    ****************************


    Autorretrato



    «Todos somos personas.
    Independientemente de las circunstancias»



    Fui y fuiste una mirada.
    Fui y fuimos una(s) caricia(s).
    Fui y fuiste una gota tibia de semen abrazado
    a un óvulo fértil.

    Soy y eres una partícula viva,
    célula incrustada en un tejido.

    Todos somos granos de arena
    amontonados en la orilla del océano,
    sangre derramada al interior de una vagina,
    moléculas vulgares en el tren del universo.

    Soy un rayo de sol perenne,
    una hoja suspendida,
    una hoja caída, agraviada
    por los colmillos de un viento
    violento.

    Soy un árbol invisible,
    una raíz visible,
    un tronco ramificado.

    No tengo nombre ni apellidos.

    Soy un mundo diminuto e infinito.

    ¡Ojalá lograse pulverizarme para convertirme
    en una ráfaga de sueños para los niños y las niñas
    de aquí, de ahí y de allá, de todas partes!


    ******************




    Mundo loco




    Un día al despertarme me enteré
    que ya somos capaces de dar limosna,
    y al observar mi alrededor, vi solo fango y desdicha.


    En esta ciudad desnuda
    en esta ciudad oscura
    un niño descalzo
    caído entre las garras desvalijadas de la miseria brindada
    llora bajo el chubasco.
    Una mujer despojada deambula desarropada en algún punto
    de esta ciudad desnuda
    de esta ciudad oscura.

    En esta ciudad oscura y desnuda
    he visto a un niño desabrigado llorando
    bajo una intensa lluvia enajenada
    y sus ojos
    vomitaban llamas de fuego derrocado.

    En esta ciudad desnuda
    en esta ciudad oscura
    he visto a un pájaro ruin
    posado
    en la copa de un árbol desierto
    invitando a otros a pedirnos limosna.

    Mientras el niño descalzo
    y la mujer despojada
    siguen llorando bajo una intensa lluvia enajenada.
    Mundo loco.



    ********************



    General



    Hoy, rajo el saco del miedo
    y como dos viejos camaradas me coloco frente a ti.
    Hoy, rompo los cristales blindados que me distanciaban de ti
    y te veo frente a frente
    y hacia tus pupilas lanzo el fuego que desprende mi pluma.

    Hoy, me coloco frente a ti y descargo todos los torbellinos
    que con bravura irritan mi interior.

    Hoy, aunque con el alma esposada,
    me coloco frente a ti intentando descifrar la esquizofrenia
    con la que te vistes para tiranizar al pueblo.

    Frente a ti me coloco viejo, chamuscado y enfermo
    para descifrar la cleptomanía
    que te hace desvalijar las arcas de todos.
    Y sacas tus garras venenosas para enviarme al infierno
    mientras los demás con pasividad contemplan tu acción satánica.



    ********************




    ¡Libertad!



    Quiero romper estos barrotes de hierro
    en los que estoy enclaustrado
    para gatear y saltar
    para volar y caminar,
    quiero ir a tu encuentro, libertad.

    ¡Libertad!, ¡Libertad!

    Acércate libertad,
    quiero sentir tu calor, tu olor;
    quiero sentir tu frescura, tu ternura.
    ¡Acércate libertad!

    ¡Ven a abrazarme, libertad!
    Libertad riegue esta tierra calcinada
    y salpicada de sinrazones
    ¡Libertad!
    Dame tus manos y tus ojos
    y tus piernas y tu corazoncito;
    dame tu verdad, encienda tu lámpara.

    ¡Libertad!, ¡libertad!
    ven a mí, libertad:
    niña inocente,
    niña dulce,
    camina, vente, vente libertad,
    porque aquí, la penumbra cala tu luz.
    Dame tus ojos para no ver lo que ven mis ojos.
    Dame tu corazón para dejar de sentir lo que siente el mío,
    magullado,
    viejo,
    enfermo.
    Libertad, libertad.
    ¡Acércate, libertad!




    ************


    La caída en el Mediterráneo



    «Mejor que en la casa de uno, en ninguna parte», dicen.
    Pero ellos salieron de aquí, de sus casas,
    exhaustos, subyugados, arrastrando
    siglos de quimeras escondidas entre bultos y maletas.

    Salieron de aquí, de sus tierras,
    en busca de cielos y soles distintos;
    sedientos de justicia y libertades,
    hambrientos de hamburguesas y refrescos,
    ataviados por perpetuos temporales,
    cansados de lo mismo y de lo mismo.

    Atravesaron desiertos, montes y selvas,
    se alimentaron de arena y de barro,
    bebieron el mar que escurría por sus frentes.

    Al final,
    les fue inútil tanto sacrificio,
    no sirvió de nada haber regado
    el sendero frondoso con sangre
    porque sucumbieron al camino,
    y sus cuerpos fueron devorados
    por el corazón come-carroña
    del Mediterráneo y del desierto.

    Y son miles, ¡miles! Miles de seres humanos
    arrastrados por las olas hacia la panza de los peces.

    Sí, hacia la panza de los peces.
    Africanos: negros, blancos, amarillos,
    hombres, mujeres y niños.
    Personas. ¡Y niñas! Personas.
    Todos a la panza de los peces.

    Africanos que siguen soñando, llorando
    acunados por los brazos de la mar como una madre
    inocente y asesina,
    y están ahí y allá, por todas partes
    repartidos en la panza de los peces;
    pero sus familias no lo saben porque ellas también sueñan,
    y sueñan con ellos comiendo hamburguesas
    en alguna tierra que nunca conocieron.

    Siguen ahí, hundidos como barcos
    que nunca volverán a tocar tierra,
    trozos de alimento para peces,
    sin velorio, sin nombre, ni apellidos,
    ojos que no volverán a abrazara sus hijos,
    ni a sus enamoradas,
    ni a sus padres, ni a sus primos,
    porque partieron de aquí en busca
    de un sol que no existía;
    abandonaron este continente de futuros,
    y a sus propios soles, mares, y selvas.
    Privaron de sus manos a estas tierras
    fértiles de posibilidades.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/31/RecaredoSilebo/




    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 05.09.23 8:32


    Christopher Okemwa


    Christopher Okemwa nació en Kenia en 1967. Poeta, actor, bailarín, dramaturgo, cuentista y escritor para niños. Se graduó en el Kamagambo Teachers’ Training College y ha sido profesor durante varios en su país natal. Finalizó estudios de Inglés y Literatura en la Universidad de Nairobi. Obra poética: Toxic Love (Waterrmark, USA, 2004) y The Gong (Canada, 2010). También ha publicado los libros de cuentos para niños, The Village Queen (Paulines Africa, 2009) y The Visitor at the Gate (Paulines Africa, 2010). También terminó la escritura de un texto oral para el pueblo Abagusii de Kenya, Literatura Abagusii y una colección de relatos breves, Mashida’s Cooking Pot. Otenyo the Great Warrior of the Abagusii, historia de un héroe de la comunidad Abagusii de Kenia. Sus poemas han aparecido en periódicos internaciones y de su país y en algunas antologías.


    **********************


    EL GONG


    De mi infancia resuena más alto
    Su eco entra volando, más veloz,
    Poniéndose al día conmigo
    Cada noche en mis sueños

    Las bicicletas, carretas de burro
    Camionetas destapadas de los granjeros
    Recorrían de arriba a abajo este pedregoso camino
    Dejando atrás huellas de polvo

    Me sentaba aquí, sobre este hormiguero
    En día de mercado
    A contar gente, burros
    Yo era un solitario entonces
    La mantis como mi osito de peluche.


    *************************


    IDÍLICO


    Pasando la esquina de sólida calzada
    Se llega a una desagradable vista:
    Un rústico vejete, su barbilla tan espesa como su entorno
    Acuclillado en bajos matorrales
    Mirada salvaje, excrementicia; su cara
    Una balada, manifestando vívidamente la clase
    De lugar en el que nuestra infancia se disipó.
    Se sigue adelante y un pequeño mocoso
    Completamente desnudo chapoteará en la fangosa vía
    El péndulo de la historia
    Golpeando frente al templo de la procreación
    Diciendo qué éramos en días de antaño.
    En el crepúsculo en la fiesta de cerveza,
    Se encuentran despeinadas
    Madres anticuadas cuyos perniles estarían holgadamente
    Embalados en lesos manchados de menstruación
    Escuchan su revoltijo de conversaciones
    Insinuaciones, humor y risa.
    Pasas tu noche sobre una estera de sisal, despiertas
    En la mañana con un persistente dolor de cabeza
    Cacareos, balidos y mugidos llenan tu aire matinal.
    Necesitarás un par de sólidas botas
    Para vadear el sendero infestado de estiércol
    Mientras dejas el poblado.


    *******************


    LA CUCHILLA

    (Reminiscencias de una jovencita)



    Era un día en la mañana
    Junto al césped verde oscuro
    Me senté sobre esa piedra de iniciación
    Plana, reposada y supina

    Mirando arriba el oscuro firmamento
    Rodeada por la parentela de mujeres
    Ensordecida por una burlona algazara
    Me sentía débil, indefensa y delgada

    Luego vino una fea vieja bruja
    Y de su cochino saco
    Sacó un arma envuelta en un harapo
    Y un oscuro brebaje en un tazón

    Ella me dio un siniestro abrazo
    Bruscamente separó ambas piernas
    Y miró atentamente mi fláccido rabo
    Mi boca… ¡oh yo traté de arquear!

    Pero allí estalló un grito
    Habría querido correr o volar
    O enterrarme en el suelo, o más bien morir
    Pero yacía allí

    Sobre el mojado terciopelo de la verde hierba
    ¡Oh pobre inocente jovencita!
    Poquísimo sabía que todo iba a empeorar
    En aquella mañana de trágica farsa

    Cuando la hoja de la cuchilla descendió
    Afilada y sucia y marrón
    Cortando a través del aire del alba
    Me estremecí y mi interior se desgarró

    ¿Habría huido de esta escena
    De mis parientes íntimos
    Para nunca ser vista otra vez?
    Rememorar las palabras de mamá podría ser pecado:

    Realiza tu sueño
    No solloces ni grites
    Mientras en la oscura arboleda
    Mi hermana no se mueve.

    Así que permanecí en el lugar
    Mirando el vacío del espacio
    Inmóvil, muerta por dentro
    Estremeciéndome de miedo y horror.

    La hoja que podía matar
    Hizo congelar mi cerebro
    Mi corazón sintió un intenso dolor
    La hierba por debajo estaba fría como lluvia

    Yo temblaba como una hoja
    Al pensar lo que podía entregar
    Tanto por ser mujer, como por ser esposa
    Intensa era la agonía y la congoja.

    Entre el aire oscuro veía con atención
    Esa navaja larga y afilada y desnuda que
    Descendía a través del aire
    Abajo hacia mí, lista a desgarrar

    ¡Au!—el dolor y las lágrimas
    Los sonidos aterradores que tapan los oídos
    Sintiendo la hoja afilada mientras desgarra
    Empapada en la sangra que mana.




    *****************

    VUELTA EN CÍRCULOS


    Das vueltas en círculo, tu cabeza
    En las nubes, esperando una pausa, un hiato
    Algo en algún sitio a lo largo de
    Los resbaladizos arcos de tu vida

    Algo para disminuir la longitud
    De los círculos, desviar esa constante
    Fijación de tu ya-desgastado-hacia
    Una mente agotada por construir un pilote

    Comienzas por frustrar tu meticulosidad
    En cavilación trivial, enganchando
    Tu vagón a una estrella, anhelando un cielo
    Caído entre fragmentos de oro, perlas y diamantes

    Secretamente ahogado en una naturaleza egoísta que
    Pliega alas, separándose de tu estrategia
    Dejando que arañes el barril, miserable
    Con poco dinero, haciendo cualquier cosa por lucro.

    Haciendo culto en el templo de mamón
    Miras la atrofia de tu yo completo que
    Entre insignificancia y propósito de vida
    Se pierde—todo lo que persigue es intangible viento!

    Vas afuera en la oscuridad de una noche
    A mirar la luna, las estrellas y los meteoros
    Tratando de calcular cuán simbólicos
    Pueden ser estos para la riqueza mental.

    Una mañana tus pensamientos se oscurecen
    Con el espeso miasma de la desesperación,
    Comprendes cuán constante es el reloj de la naturaleza
    Y lo imperioso de aprender este duro hecho.



    ****************


    CREPÚSCULO SOBRE LA PRADERA


    Hay silencio en la pradera, profundo y dulce
    Perfumado por desordenadas florescencias de crisantemos
    El suave crepúsculo yace fermentándose sobre la verde exuberancia

    Paz y plenitud tapizan cúmulos de matorrales
    Y la empalizada de madera y los temblorosos árboles maduros
    Ponen velo al aura y a la belleza de una puesta de sol color naranja

    El cultivo de plantas de maíz y mijo de dedo
    Besan la sólida chaqueta, abrazan los cálidos pantalones
    El sorgo saluda amistosamente mientras me abro paso

    Puntos de buitres decoran el firmamento azul claro
    Flotando perezosamente a través del aire; el cielo es diáfano
    La luna se levanta ahora, pálida, pero casi redonda.




    ******************


    MANCHAS MNEMOTÉCNICAS


    Te vi: morena, refulgente
    Con las piernas abiertas en el centro de la habitación de mi mente.
    Desnuda — ¡impactó mi mente!
    Aun los ojos sintieron deleite
    A la vista de un extraño mapa
    Que ellos exploraron con pasión:
    De suave textura, colinas gemelas
    Un cañón debajo de una sedosa y negra mata de hierba.

    Pasaste como un rayo, con paso apresurado a través
    De los estrechos y oscuros corredores de mi imaginación
    Yo te seguía, gateando tras
    La glamorosa cosa inventada
    Que perdí entre piscinas, demasiado hondas
    Para que yo nadara y te alcanzara
    En la escena de aquella situación de suspenso

    Apenas esta mañana noté
    Las manchas mnemotécnicas de un intrincado sueño
    Con una ausencia vacía de tu torso, tus extremidades
    El suave viento soplando afuera
    Llegando como tus ahogos, tus suspiros.



    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 05.09.23 8:36


    Shailja Patel

    Shailja Patel nació en Kenia en 1970. Es poeta, cantante y dramaturga. Constantemente ha presentado su obra en canales de televisión y en escenarios de Estados Unidos, Europa y África. Su obra, traducida a doce lenguas, ha sido exhibida en el Museo Internacional de la Mujer y en el Museo de la Diáspora Africana. Creadora de “Migritud”, palabra y concepto que han entrado en el léxico global para capturar el espíritu de una generación de "inmigrantes sin voz”. Autora de diversas obras en las que combina la historia familiar, el reportaje y los monólogos de la violencia, la colonización y el amor, para crear un bello y doloroso retrato de vidas de las mujeres migrantes. Respecto a su obra expresa: “Mi trabajo como poeta es despertarme a mí misma y a otros a las posibilidades y complejidades de la verdad, la libertad y la justicia. Mi trabajo como artista de la palabra hablada es transportarme y a mi audiencia más allá del adormecimiento y las barreras contra el sentimiento, en contra de ver, para poder sobrevivir la brutalidad de la vida cotidiana en este planeta".




    ******************



    illanilla* en tiempo de Jacaranda


    Escrito en la víspera de las elecciones nacionales de Kenia en 2007–el robo de las cuales condujo a este país al borde de una guerra civil

    Elegiría encontrarme con mi mundo en tiempo de jacaranda,
    su cambiante luz veteada a través de mi rostro
    que convierte mosaicos de retoños en rima.

    La lluvia bate hasta el fango las veras de los caminos de Nairobi
    cubiertos de flores color púrpura como rasgado encaje.
    Cuenta regresiva de cinco semanas para los comicios.

    Como si esta villanilla fuera el sublime
    retejer de nuestro espacio despojado, fracturado,
    camino con dificultad por el lodo pegajoso, a tientas busco rimas.

    Kalonzo, Raila, Kibaki tena (1) - pantomima
    de luchadores de sumo que amenazan con borrar
    a treinta y seis millones de silenciados (2). ¿Cuándo será su tiempo?

    Y tal vez esto sea amor: esperanza envuelta en mugre.
    Renunciar a todos los pudo-haber-sido. Abrazar
    cada diminuto posible, cada rima menos-que-perfecta.

    Entonces preferiré esta canción lila. Ahora estoy
    desplegada en pequeñas epifanías de gracia
    en sangrienta lucha. Goce, en tiempo de jacaranda,
    sus labios curvados, suaves, redondean la rima extraviada.

    *Villanilla (época medieval), poema de 19 versos de forma fija, de cinco tercetos y un cuarteto final, con -3ª y 5ª-líneas del primer terceto repetidas alternadamente como un refrán. (N. del T.)

    (1) Kalonzo, Raila, Kibaki - candidatos disputando la presidencia de Kenia
    (2) Población aproximada de Kenia, 2007



    Favor no tocar las obras de arte


    algún día fundaré un museo
    en donde todas las obras de Arte
    sean para tocar

    que los impacientes dedos puedan hundirse
    en esculturas
    acariciar lienzos veteados
    trazar la caligrafía
    de los manuscritos
    que las manos puedan crecer
    en curvadas esquinas

    donde puedas olfatear el
    Arte si eliges
    envolver tus brazos
    alrededor de él hacerlo rodar
    por el suelo

    morderlo
    si así te motiva
    desmembrarlo si te provoca
    patear una pieza
    que dispara la ira lamer
    aquellas que desaten el goce

    Arte que permanezca intacto
    será retirado




    Nada sucedió


    Nada
    sucedió en Ramallah, nada
    sucedió en Jenin. Sólo
    paredes untadas de mierda
    y computadores destruidos. Sólo
    dinero, joyería, dolorosamente
    ahorrados por años, arrancados de
    escondrijos, ropa de niños
    vaciada de los cajones, empapada
    en poderosos chorros
    de orina de la FID*.

    Escuchemos a Sharon, ese “hombre de paz”.
    Los palestinos son bestias de dos patas
    y las bestias deben ser
    saqueadas, desmembradas.
    Escuchemos a los jóvenes soldados israelíes:
    Es fácil para ustedes juzgarnos
    desde Nueva York, San Francisco –
    agarren sus sucias cámaras, sus entrometidos
    ojos horrorizados, agarren
    sus corazones que sangran por nada –
    nosotros estamos defendiendo a nuestro país y ésta
    es una guerra.

    Nada
    sucedió en Ramallah, nada
    sucedió en Jenin. Sólo jóvenes
    calle por calle
    acorralados, desnudados, a golpes de culata,
    sólo el ocasional tobillo
    destrozado, la costilla
    rota,
    y agradece que no te matamos, porquería.

    Sólo jóvenes, casa por casa, calle
    por calle, tragados entre
    la noche, sólo
    mujeres abandonadas llorando
    en las ruinas de
    casas arrasadas, sólo voces
    bajo las ruinas en agonizantes celulares

    ayúdennos
    en nombre de dios alguien en el mundo
    si pueden oírnos envíennos ayuda

    sólo cuerpos derribados
    como ropa empapada en orina en los
    corredores de los hospitales mientras las luces
    titilaban y (pop)
    morían
    sólo tumbas cavadas por manos laceradas
    en aparcaderos -
    y te preguntas: ¿Nunca oyeron
    los palestinos
    cómo los cuerpos de los judíos enterrados
    sin envolturas, en Buchenwald, Theresienstadt
    se hinchaban de gas y reventaban
    fuera de la tierra?
    Pero eso solo muestra que
    Likud tiene razón, los invasores de la Ribera
    Occidental tienen razón, ellos son
    un sucio pueblo iletrado
    bombardéenlos hasta convertirlos en fertilizante

    Nada
    sucedió en Ramallah, nada
    sucedió en Jenin. Sólo ambulancias
    detenidas en los puestos de control, cargadas de sangre
    inútil, sólo socorristas suplicando
    que traigan comida y agua, sólo
    periodistas entrometidos, desorientados
    observadores de Naciones Unidas retenidos a punta de fusil, obstaculizados
    para entrar porque
    ¡No hay nada qué ver!

    mientras Colin Powell viajaba
    a través de Egipto y Marruecos,
    con una mano sobre sus ojos y otra
    sobre su boca, fechas
    rellenaban sus oídos, un trío de simios
    en los banquetes de Jerusalén, Powell
    no escuchó evidencia de masacres, Powell
    no vio necesidad de visitar
    la Ribera Occidental, Powell
    no hizo mención de la
    Convención de Ginebra, la Declaración Internacional
    de los Derechos Humanos, setenta y cinco-
    resoluciones de las Naciones Unidas violadas
    por Israel desde 1967, porque

    ¿acaso no ven? ¡NADA!

    sucedió en Ramallah, nada
    sucedió en Jenin, Powell
    no vio evidencia y todos nosotros somos
    buenos
    silenciosos
    Alemanes
    ahora.

    *IDF (Israeli Defense Force= Fuerza Israelí de Defensa), n. del t.



    Réplica


    Se me acusa
    de querer ser un hombre
    no des tan largas zancadas
    no te muevas tan rápido
    no grites tan fuerte
    no discutas los retos
    no combatas al mundo
    no te pongas tan brava
    por amor de dios
    debiste haber sido un muchacho
    ésta zancada es mía
    encierra todo la dicha
    que cabe en un cuerpo de mujer
    Saraswati alimenta mi voz
    con ghee destilado al fuego
    el león de Durga me conduce
    en la batalla
    Kali ríe en mis oídos
    mientras combato



    Abertura


    ¿qué se necesitaría para
    desatar la alegría
    con los mismos brazos abiertos
    que la atrajeron?

    voluntad de ser flauta
    ahuecada y abierta en ambos extremos
    confiando en el poder
    y rango de su voz
    cuando el aliento recogido
    golpea el espacio que espera
    adentro

    Soñando en gujurati
    Los niños en mis sueños
    hablan en Gujurati
    voltean sus crédulos rostros al sol
    me dicen
    cuídanos nútrenos
    en mis sueños me estremezco y corro.

    Tengo seis años
    en un patio de juegos de niños blancos
    ¡Morenita, cántanos una canción india!

    A los ocho
    en un cuarto atestado de mayores
    todos se mofan de mi desarticulado Gujurati

    ¡Muchacha inglesa!
    A los doce, excavo entre libros
    forjo una armadura de palabras inglesas.

    A los dieciocho, cabeza rapada
    botas negras de combate
    balbuceo torpes saludos
    a abuelos en blancos saris
    juicios de neón
    calcinan mi cabeza occidental.

    Matrubhasha
    lengua madre
    lengua de la madre
    que maté en mí misma.

    A través de los años observo al Gujurati
    inflar los egos arrogantes de los hombres
    los refleja repetidamente
    al doble de su tamaño natural.

    A través de los años observo al Gujurati
    disolver huesos y dientes de mujer
    romperlos sobre yunques de trabajo y servicio
    quemarlos hasta la ceniza esquelética.

    Palabras que no existen en Gujurati:
    Auto expresión.
    Individuo.
    Lesbiana.

    El inglés se alza en mi garganta
    Espada exhibida a los niños yuppies
    que aseveraban que su pueblo “civilizó” al mío
    trueno lanzado
    a los conductores que gritaban

    ¡Sucia negra bastarda!
    Campo de fuerza contra
    los rufianes adolescentes abucheando

    ¡Maldita perra Paki!
    ¿Su lengua – o la mía?
    ¿Me he convertido en la enemiga?

    Escuchen:
    Mi padre habla Urdu
    lenguaje de pavos danzantes
    fuentes de agua de rosas
    hasta sus maldiciones son hermosas.
    Él habla Hindi
    suave y melódico
    rústico Punjabi
    salinamente rico como saag paneer
    Swahili costero entrelazado con Árabe
    lengua de viajeros
    comercio y cortesía
    universo en donde el tiempo empieza
    con llamado matinal a la plegaria
    siete a.m.
    saa moja
    la primera hora.
    Y habla el Gujurati
    sólido orgullo ancestral.

    Cinco lenguas
    cinco mundos diferentes
    pero el inglés
    lo
    encoge
    hasta el suelo
    delante de los hombres blancos
    que creen que sus palabras filosas, frías y planas
    configuran la única realidad.

    Palabras que no existen en inglés:
    Najjar
    Garba
    Arati.

    ¿Si no lo podemos nombrar acaso existe?
    ¿Qué le pasa a una lengua
    de vacas lecheras, vasos de cerámica
    tobillos tintineantes, campanas de templo,
    cuando sus niños
    se crían en el Valle de la Silicona?

    Luego existe lo norteamericano:
    ¿Me atiende?
    ¿No tenés hielo?
    En lugar de:
    ¿Podrías por favor…?
    Ben, mane madhath karso?
    Tafadhali nipe rafiki
    Donnez-moi, s’il vous plait
    May I have please?

    Hola ¿dije que si me pueden atender?
    Como ¿dónde está la fila para los norteamericanos
    en este maldito aeropuerto?

    Palabras que atomizaron a doscientos mil iraquíes:
    ¿Vieron cómo pateamos sus traseros en el Golfo?
    ¡Encendimos a Bagdad como un cuatro de julio!

    ¡Pulverizamos a esos malditos árabes hasta volverlos un parqueadero!

    Los niños en mis sueños hablan en Gujurati
    brillante como mantequilla
    cerezas suculentas
    sonidos que puedo pintar en el aire con mi aliento
    atravesarlo como un místico Sufí
    palabras que pueda llorar y aullar y devorar
    palabras que pueda besar y degustar y soñar
    esta lengua
    que yo
    retomo.



    Leones marinos, muelle 39, San Francisco
    No hay nada tan desprovisto de hueso,
    tan escandalosamente sinuoso,
    tan lustrosamente agresivo,
    tan obesamente auto acicalado.

    Cambian fluidamente
    de poses de ébano:
    ahora perros mojados,
    de muy puntudas narices -
    ahora cobras,
    arqueadas de cabeza a cola.

    Relucientes luchadores de sumo,
    gigantes bebés de gelatina animada,
    agitaciones de músculos
    bajo un negro brillo grasoso
    y luego - PLOP!
    De nuevo sin huesos.



    Para Marceau


    Marcel Marceau, ampliamente aclamado como el más grande mimo del mundo, actuó en San Francisco en 1999, a la edad de 76 años.

    Tú me diste noches de verano
    en Berlín,
    frías mañanas londinenses
    en Hampstead Heath;
    recuerdos de tener veintitrés.

    nítidamente preciso
    minuciosamente evocativo
    intrincado
    lenguaje del cuerpo

    hiciste una pared,
    colgaste un cuadro,
    caminaste entre el marco
    y poblaste el paisaje.
    Volteaste y reflejaste
    el mundo que habías creado.

    cuerpo curvado y contorsionado
    signo de interrogación viviente

    Setenta y seis años
    de tu vida para aprender
    a tocar un violín de aire
    tan perfectamente que,
    cuando la música empezó,
    quedamos estupefactos.
    La habíamos escuchado desde el principio
    evocada por tus manos.

    rostro de perpetua
    maravilla móvil
    manos que hablaban
    los quince elementos

    remedaste una sala de corte,
    un jurado, un juicio,
    tú eras actor
    y espectador,
    amante y mofador,
    guarda y tonto.

    encarnaste un papel
    tan seriamente
    más leve
    que el respiro
    de los sueños

    sacabas de un sombrero de mago
    parques y plazas
    de Europa
    con piernas que eran escobas,
    caballos, cochecitos de niño,
    una banca, te agachabas
    caminabas un viento otoñal.

    Me diste un toque
    y perfume de mi primera amante,
    líneas de un poema que escribí para ella.

    Pintaste juegos que jugué
    al flirtear,
    dibujando una rosa
    con tu cuerpo.

    real simulación
    la más profunda la más dura fidelidad
    a la verdad

    tus brazos eran molinos de viento,
    arcos, emoción,
    tus dedos eran palomas
    gotas de lluvia y tiempo.

    lenguaje de manos
    pesar y risa
    lenguaje del cuerpo
    tragicomedia
    lenguaje del rostro
    ternura sin piedad
    móvil, elástico, fluidamente elocuente
    lenguaje de manos



    Gritando
    hay demasiadas batallas
    y demasiadas heridas
    y yo
    no puedo soportarlo
    no quiero saber

    que Inés García fue sentenciada
    a cadena perpetua
    por matar al hombre
    que la sujetó en el suelo
    mientras otros dos hombres la violaban

    quiero cubrir mis oídos y gritar
    para opacar las voces que corean

    que a Piah Njoki su marido
    le sacó los ojos
    porque ella no le dio
    un hijo

    quiero ser libre del asesinato
    que palpita en mi cerebro

    porque seiscientas mujeres por año
    en Delhi solamente
    son empapadas en parafina y quemadas
    quemadas hasta morir por el crimen
    de una dote demasiado reducida

    quiero fingir que eso no me sucederá a mí

    sabían ustedes que una estudiante
    en la Universidad de Sussex
    fue violada su
    primera noche de residencia
    por un hombre que entró simplemente
    simplemente entró
    a su cuarto

    yo no soy parte de este sangrar
    este grito
    yo no quiero desafiar discutir pelear
    construir confrontar negociar
    clamar por el cambio

    ¿me escuchan?

    me quiero retirar
    a un cuarto lleno de mujeres
    dejar afuera la noche
    el miedo y el dolor
    escucharme a mí misma dejar
    de gritar por adentro
    desenmarañar mi respiración
    preguntar

    en voz
    muy
    baja

    ¿me atrevo
    a reclamar por el derecho
    a una voz
    que no
    grite?




    Lo que libero


    Me entregaré a la danza
    ya no más a la danzarina
    me entregaré al poema
    ya no más a la poeta
    me quemaré en el fuego
    ya no más en quien lo enciende

    quién está vigilando
    escóndete
    quién está vigilando
    quédate quieto
    ellos están vigilando
    él está vigilando
    ella está vigilando
    bájate del escenario

    me entregaré
    al momento
    no al pensamiento
    me entregaré a la historia
    no a la acogida
    me inclino ante los dioses
    no ante el aplauso

    quién está vigilando ahora
    todos
    quién está vigilando ahora
    nadie
    quién está vigilando ahora
    yo

    y si se ríen
    ríe con ellos
    y si se van
    ten fe
    si me odian
    ámalos
    y sé fiel a tu historia

    ¿están vigilando?
    están vigilando
    ¿estás vigilando?
    estoy vigilando
    quiénes son ellos
    quién eres tú
    somos todos la verdad
    dentro de tu historia




    Lo que importa


    es caer
    de mí misma
    día tras día

    dentro de la laca roja del pocillo
    que tintinea fuera del barniz
    rasguñado de la mesa

    entre el brillo arrugado
    de una lata de coca cola
    sobre el asfalto
    entre el jardín
    de delicados cabellos
    que hace frondas en el plisado rostro
    de la mujer
    en la parada MUNI de la
    Tercera y Geary

    lo que importa es estirar
    día tras día
    con corazón de taladro,
    estómago de agujero negro,
    con regocijo divino
    por la única palabra
    la hora de limpieza profunda
    de trabajo

    lo que importa
    es confiar en
    el radiante
    estremecido
    aliento



    Primeras fechas en utopía


    En este cuarto, por una hora
    estemos cómodos en nuestras pieles
    observémonos a nosotros mismos
    con amable curiosidad
    ofrezcamos y aceptemos
    fragmentos escogidos de nuestras vidas.

    Contemplémonos mutuamente
    con ojos que sonrían
    con rostros que se conecten,
    disfrutemos sin afán
    la extrañeza de ser humanos.



    Flirteo


    Señuelos verbales yacen en esta agua,
    libélula brillante.

    Pensamientos como peces arcoíris,
    Saetas sumergidas.

    Tu boca se curva, mi cabeza se ladea,
    los ojos destellan, las pestañas se alargan,
    los cuerpos giran, bailarines en ensayo,
    a tientas, delicados,
    sondean este espacio
    como antenas.

    Arcos de conciencia verde plata entre nosotros
    destellos azules de risa alrededor nuestras cabezas;
    naranja eléctrico, pálido y tenue,
    zumba por la superficie de nuestras pieles.

    Traducciones de Rafael Patiño Góez



    Ofrenda
    Escrito en el apogeo de la violencia post-electoral, febrero de 2008

    Despiertas en la noche
    los labios amoldados
    alrededor de una palabra que no ha
    llegado
    todavía

    cierras tus ojos
    esperas
    a que crezca hacia un poema

    un poema que pueda respirarse así mismo
    en el calor, formar
    un cuerpo fundiéndose al tuyo

    y si entraras a aquel cuerpo
    con todos los sentidos
    feroz, tierno
    sin retener cosa alguna

    se convertiría en una puerta
    a través de la cual podrías caminar con tus
    ojos claros
    encontrar tu país

    verlo realmente
    por primera vez

    y si te irguieras
    en el revuelto y pegajoso
    barro rojo de tu país
    desnudo al viento
    la carroña

    rehusaste cerrar
    tus ojos rehusaste
    cerrar
    tus ojos

    la palabra llegaría
    címbalo en tu boca

    cántale la historia
    a ella misma, canta desgarrándolo
    todo de nuevo, canta el conteo alterado
    de las sábanas limpias, sangre
    de nuevo en los cuerpos, cuchillas
    de nuevo en la fragua

    canta mujeres
    invioladas, infiernos
    que descienden a la tierra, cosechas
    verdemente hacia el cielo, cántalo todo
    de regreso al principio

    en un idioma
    que ninguno de nosotros
    ha escuchado

    ¿alguna vez has despertado
    en la noche? ¿Tocado
    por un cuerpo a tu lado
    como si su calidez viviente
    pudiera enseñarle a tus manos
    un nuevo idioma?

    en la oscuridad
    es tu propia piel desnuda
    la inocencia sagrada del vientre
    sin acuchillar
    la suavidad intrépida del seno
    inviolado
    que susurra de regreso a ti

    amada

    la historia es un millón de terrores
    mareas que han afectado a tu país
    nunca ibas a llegar
    a tiempo

    comenzó antes que tú
    no va a absorberse de nuevo
    a través de la puerta
    de tu anhelo

    y una puerta
    no es un cuerpo
    para envolverte
    en la noche

    un cuerpo
    no es un poema
    que enseñará
    el idioma que anhelas

    el poema que buscas
    no cabrá,
    con la redondez y el dulzor de la uva
    entre la forma hecha por tu boca
    cuando se despierta en la noche
    labios abiertos, llorando
    por todo lo que una vez creíamos
    saber

    todo lo que alguna vez imaginamos
    que nuestras luchas habían hecho seguro

    llorar
    por todos aquellos
    estrangulados, ahogados
    en las arenas movedizas de la historia
    arenas movedizas a las que no llegamos
    a tiempo para drenarlas

    amada

    lo que queda
    florece de la piel
    de tu vientre
    codazos en tu palma
    en tu seno
    un pulso en el que caben tus palabras
    una a una

    respirar
    ver
    elegir

    verdad
    trabajo
    justicia

    te despertarás con los dedos
    envueltos alrededor de ellos

    respirar ver elegir

    despertar con ellos salados
    bajo tu lengua

    verdad trabajo justicia

    amor

    mantienen tu derecho al retorno
    al país de la infancia
    trazan el lugar donde te levantarás
    en el calcinante suelo en erupción

    respirar ver elegir

    son tu pasaporte
    a la mañana



    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 05.09.23 8:39


    Rethabile Masilo


    Rethabile Masilo nació en Lesoto en 1961. Es poeta y editor. Abandonó su país con sus padres y hermanos para irse al exilio en 1981. Pasó por la República de Sudáfrica (estadía muy breve, a causa del peso del Apartheid), y también por Kenia y Estados Unidos, antes de establecerse en Francia en 1987, país en el que ha vivido por más de 30 años. Hace parte de World Poetry Movement.

    Ha publicado los libros de poemas Cosas que son silenciosas, 2012; Waslap, 2015 (Premio Dalro, Suráfrica); Carta al país, 2016 y Qoaling, 2018. Obtuvo el Premio Thomas Pringle de Poesía, en 2015. En 2016 editó el libro To Kingdom Come (Voces contra la violencia política) que incluye a 47 escritores reconocidos del mundo, y en 2014, Para los niños de Gaza.

    Edita el blog Poéfrika (poefrika.blogspot.com) y coedita Canopic Jar con el escritor Phil Rice.


    *******************



    Bastones blancos se doblan en dos lugares, como dedos


    Ciudades me embriagan por las yemas de los dedos
    a todas partes donde voy hay este pavimento
    definiendo la ciudad con un borde de acera que puede
    o no curvarse hacia donde voy. Paciente,
    me gusta intentar verla con mi bastón,
    ligeramente inclinado en la mano. No un palo,
    uso pluma para trazar mi vida de nuevo
    mientras camino y golpeo o toco piedra o ladrillo
    o granito a mis pies. No es necesario comprobar a
    Dios o el esplendor. Si no escuchas bien
    la noche, puedes no advertir al murciélago moviéndose
    con alas de caucho, apareciendo y desapareciendo por muros
    con furor de alimentarse. Por la gloria
    de todo lo que pertenece verdaderamente a la noche
    que lleva al día, como retinas muertas portan
    la luz, para observar la vida con una vista previa.



    El poema de Janice

    Cuando llegas allí, los caballos del amanecer
    ante ti, las ruedas furiosas de carretas tiradas,
    cada distancia luchada con la sal del sudor,
    el camino plano entre millas; tenso; sólo casco
    y duro sonido de rueda sobre el aire,
    es prueba de que esto no es sólo una pesadilla,
    ¿quién puede decir lo que hay que hacer por nuestra calma?
    Te sientas como marfil esculpido entre colores de jade,
    algo en el rostro que luces, colgado como una máscara
    sobre muros de cuartos interiores, algo en el sonido
    cuyo eco te nombra, la mañana que
    ascendió desde el oro en ti, resoplos
    hacia el mundo. ¿Cómo podemos decir quién es culpable?
    A medio camino hacia el destino, el sol perdió toda esperanza,
    y brilló hacia dentro sobre grandes cordilleras.
    Un lento descenso al hogar. La certera muerte
    de las primeras palabras dichas: ¡hágase la luz!
    ¿Qué sabemos de los significados
    de las cosas que operan contra aquel tipo de luz?



    Pretzel & el signo &


    En un ataúd hecho por un misionero hace mucho
    envié tu verso bajo el lago,
    lo exilé allí, lo vi sumergirse y ahogarse.
    Luego erigí una hoguera de hoja de higuera a mi retorno,
    apilé crónicas sobre ella, y bailé desnudo
    junto a la pira.
    Añoro días
    de esfuerzo físico, brazos que alcanzan detrás
    hasta hacer el signo & con las piernas, y el anhelo desnudo
    por el centro.
    Como la maestra de los pretzels
    me dejas anudarte a mi gusto
    diciendo ¡cómeme! Yo sonrío, y te como
    por supuesto sin cubiertos.



    Simón

    Llegamos después del anochecer, lleno ya el lugar,
    y buscamos espacios para montar nuestras carpas;
    luego nos sentamos y contemplamos las estrellas,
    señalando aquellas que conocíamos de nombre,
    para niños, un juego conocido de conectar
    puntos en el recreo; las dibujábamos completamente
    como aparecían a nuestros ojos, trazando líneas
    con nuestros dedos en el aire—antes de encontrar
    a Jesús hombre. No recuerdo si
    después jugamos shax, pero la noche estaba plena
    y un fuego lanzaba chispas hacia la oscuridad arriba.
    Él estaba cerca, orando en algún lugar del parque:
    uno lo advertía, casi se podría oler.
    Y quizá jugamos shax ¿pero quién
    puede recordar tal cosa? Nadie
    iba a escapar del momento, tomado de
    pergaminos y libretas con rostros de lápida,
    y traído ante nosotros como un cordero del sacrificio.
    Él estaba arrodillado cerca al silencio de la arboleda
    y supimos que su sol iba a alzarse sobre Judea,
    un reino extendido de aquí hasta el mar, sabíamos
    que las oración terminaría cuando gritos de peregrinos
    llegaban de lejos al advertir lo que iba
    a ocurrir, y el tiempo era cierto
    para que el carpintero revelara su cruz,
    tallada, emparejada con garlopa, engrasada,
    y mujeres mezclaban agua sal con hierbas
    para el lavado de pies. Simón el negro
    sólo estaba saliendo hacia la sinagoga, carne curada
    y frutos secos en una bolsa en su cintura, por
    un camino bordeado por hordas, esperando
    con tableros de shax doblados bajo sus brazos.



    Invierno
    —para Khotsofalang

    Seguramente nuestra caminata pronto será
    un asunto de sueños pasados,
    ya que desde que te fuiste
    no ha habido opciones,
    hermano, ni para el cuerpo ni para la mente;
    y este parque donde yaces
    no aguarda promesa de liberación.
    Nos sentamos a escuchar el viento
    golpear las hojas del roble
    que crece sobre tu tumba.
    Desmalezar la colina, arrancar
    y botar dientes de león,
    pelusas de hierba aún pegadas
    a nuestra memoria, escarbar, arañar
    la superficie con nuestras manos
    y regarla con sal,
    son aceptar la soledad
    de tu cuarto. En este claro día
    de invierno uno puede ver el árbol
    lejano, nudoso en abscisión,
    extendiéndose para agarrar el cielo
    de sus solapas. Las estaciones llegan.
    Envuelto en corteza contra
    el frío, el árbol alberga pájaros
    en sus ramas. Entretanto,
    a lo largo del verano, sus raíces
    beben la vida de tu sangre
    que se aferra a las hojas que flotan
    hacia la tierra sobre alas escarlatas,
    hasta que una vez más el invierno trae
    su oscura, oscura noche de hielo.




    El niño que moriría
    —para Motlatsi

    El dormitorio era una tumba poco profunda—
    era quizá la opinión de los hombres que vinieron,
    o la del armario en aquel cuarto donde una mujer se escondía.
    En cualquier caso, había un entierro en aquel cuarto;
    ataviado con piyama radiante él dormía
    mientras balas añoraban la suavidad de su cuerpo
    y encontraban el linóleo bajo la cama.
    Hombres que él no conocía
    en una casa sobre una colina como escalas—
    desde la tumba tú escalaste hasta la sala de estar
    cuya ventana de cíclope miraba el mundo,
    la razón quizá para semejante acto por el cual no hubo funeral,
    luego más arriba hasta la cocina de fogón de lata
    que estaba encima del resto, en la que en invierno
    cantábamos alrededor de una olla sobre la estufa,
    si no fuera por la letrina unos metros dentro de la colina
    la cocina sería el lugar más alto de la casa,
    lo más cercano al cielo que teníamos.
    Ningún perro se atrevió a ladrar aquella noche.
    Vivíamos sobre esa colina y ésta vivía en nosotros, en rocas
    talladas desde peñascos y cincelada
    en ladrillos por las manos capaces de hombres nobles.
    Él murió al borde de su sueño, planta en matera
    sobre un alféizar invernal, de tres años murió por nosotros;
    y desde entonces todos los poemas acabarían así.





    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 05.09.23 8:42

    Siphiwe Nzima


    Siphiwe Nzima, nacida en Zimbabue, ha residido en Lesoto por más de 20 años. Poeta, actriz de cine, cantante y activista. Conocida por su papel en la película Mosonngoa. Escribe sobre los derechos humanos, la violencia de género y el abuso infantil. Premio a la Mejor Artista Femenina de la Revista Finite. Su canción Sets'oana acompaña el video: 32 FIPMed: Paz mundial, pacto con la naturaleza. Desde 1994 pasó cinco años en Bruselas, donde se introdujo en la escritura como forma de autoexpresión, y al hacerlo, nació la poeta. Asistió a escuelas en Lesoto y Bélgica. e hizo su licenciatura en arte dramático en la Universidad del Estado Libre en Suráfrica.

    Su obra es una infusión de palabras habladas, melodías africanas y tambores tradicionales y está inspirada en los artistas pop afro contemporáneos. Su pasión por la preservación de la niñez africana, la ha impulsado a escribir poemas sobre los derechos humanos, la violencia de género y el abuso infantil. Al crecer, estuvo sujeta a instancias que la vieron empler la poesía para liberarse de sus propias experiencias de abuso cuando era niña y desde entonces se ha convertido en una voz de razón para aquellos que temen hablar, y para que aquellos que comparten su pasión, se enfrenten también a los prejuicios, la violencia y el abuso.

    Ha participado en las películas: Lágrimas de sangre, 2010; Mosonngoa, (El burlado), 2014; Esto no es un entierro, es una resurrección, 2019, estrenada en el 76º Festival de Cine de Venecia; Culturas de Resistencia–Lesoto, 2019. Mejor Artista Femenina (en el Premio de reconocimiento a las mujeres de la revista FINITE), 2014, y Premio al Mejor Álbum de Rhythm and blues (Últimos premios de Música Radial, 2014).



    *********************


    Un amor tan temeroso

    Me cuesta mirarte diariamente a los ojos
    Porque tu mirada absorta penetra en mi mente
    ¿Puedes ver dónde yace mi verdad?
    ¿Puedes ver tu vida dentro de este corazón?

    Ves la desnuda pretensión de mi vida.
    Y las sucias mentiras enterradas muy adentro.
    La tristeza en tus ojos trae tormento a mi corazón
    Tu absorta mirada mística impregna mi psiquis

    Ando con sigilo a tu alrededor, temerosa de romperte,
    Escondiéndome detrás de la normalidad, con miedo a contenerte
    En cualquier momento los cimientos podrían tragarte,
    Piso tan levemente, con miedo a tocarte

    Tu sonrisa trae dicha en la fría y dura oscuridad
    Viene envuelta en capas de dulce regocijo
    Caricia amorosa de los labios suaves de un ángel
    Un toque sanador que vence todos los demonios

    Temo la profundidad de mi amor por ti
    Temo mostrarlo pues acaso pueda sofocarte
    Valoro cada año mientras creces
    Temo que cada día sea el último de tu edad.

    Me duele la crueldad de tu existencia
    Sobrevivo de nuestros momentos de unidad
    Ninguna sabiduría debería ser tan abundante
    En nombre de un niño aún sin experiencia

    Sé que conoces mis miedos sobre ti
    Sé que ves mis luchas alrededor de ti
    Temo al amor que te tengo
    Y no puedo negar la existencia que te he brindado

    En tu más tierna infancia me enseñaste la paciencia
    Aunque tu madurez es un delirio lejano
    Tu inocencia revela nuestras desgracias
    Dejándome con un amor tan temeroso, que tiene que ser ciego para sobrevivir.

    *Nacido VIH positivo, él es el mayor regalo para mi vida y la de mi familia. Un recordatorio constante de que la vida es preciosa. Mi mayor inspiración, cuando la vida se torna demasiado dura.


    ¡El colmo!

    Dame el impostor que hurtó nuestros destinos
    Corrompió nuestras bendiciones desde la concepción
    Desacreditó nuestros sueños de aspiraciones superiores
    Anudó nuestros destinos con lazos tradicionales
    Decretó la degradación de nuestra existencia
    ¡Quiero decirle que es el colmo!


    Escucha...........sólo............

    ¿Quién es este embaucador que tanto teme a nuestra feminidad?
    ¿Su boca habladora diseminando calumniosas burlas?
    ¿Colonizando nuestras habilidades y llamándolo cultura?
    ¿Menospreciando nuestra inteligencia y llamándola hormonas?
    ¡Querido Señor...! ¡Como si él supiera su significado!
    ¿Cómo tuvo el colmo...?


    Di... cuéntame esto........

    ¿Dónde obtiene este charlatán sus ridículas nociones de grandeza?
    ¿Violentamente promocionando la extinción de la diosa ilustrada?
    ¡Exiliándonos al trabajo doméstico, afirmando su falsedad!
    Usando su puño para callar a sus superiores, ¡¡Mi Dios, cuán inferior!!
    Pero somos lo suficientemente fuertes, traemos humanidad a la existencia.
    ¡¡¡¡¡¡¡¡El colmo......!!!!!!!!

    Di...... por qué.......


    ¿Por qué NOSOTRAS tememos a este impostor?
    ¿Desplazando la culpa como si no bailáramos el mismo tema?
    Contentas de cantar en vez de predicar con el ejemplo
    Encadenadas a miedos errados de un complejo de inferioridad y
    Rogando que nos humillen y exhibiendo cicatrices como trofeos
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ahora el colmo es tuyo...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Supera este confinamiento de esclavitud perpetua
    Defiende tu posición frente a este opresor,
    Lucha por tu humanidad como pueblo, tu identidad como cultura,
    Tus derechos como individuo, tu posición como igual,
    Dile a este fanático... que ya es el colmo !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!


    Deja de obsequiar trozos de tu integridad por una ilusión
    Alimentando su maldad con cubos de tus lágrimas
    Ocultando sus debilidades y mermando tu estatura
    Y escondiéndote de tu fuerza y ocultándote en su sombra
    Muéstrale... que tú también eres el colmo................!!!!!!!!!!!!!! !!!!!!!!!!!!

    Arranca a este hipócrita del mantra de tu destino
    Niégale tu esencia por una simple presencia en tu corazón
    Muéstrale la puerta de la ciudad perdida de los ignorantes
    Cuéntale....
    ¡¡Dile que tus preferencias nunca cambiarán por su opinión!!
    Sí que es el colmo...!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!



    Agentes del cambio

    Cuando dejas las puertas de la universidad
    Llena de ambición, el mundo es tu patio de recreo
    No dejes que la tentación del éxtasis te enceguezca
    Porque has obtenido un don que compite con toda herramienta

    Mientras familia y buenos deseos se despiden de ti,
    Ahora que eres la esposa de un esposo
    Que no se frustren las visiones de tus deseos
    Porque has trazado ya el destino de tus talentos

    Cuando das a luz la vida, qué milagro
    Un ser necesitado de tu amor, cuidado y crianza
    Que sea un recordatorio del legado que olvidarás
    Porque por tus actos seguramente se esforzarán por alcanzarlo

    Mientras meditas sobre tus logros en la vida
    En la vejez, observas al mundo evolucionar a tu alrededor
    Que no sea un secreto que te lleves a la tumba
    La sabiduría es rica en lucha, porque es la base de un buen cimiento para las
    generaciones por venir

    Es sin duda el mayor deseo
    Se requiere la misma plataforma de equidad
    Un memorando mutuo de igualdad de oportunidades
    Porque la negligencia a la igualdad es la estupidez del hombre

    Hemos dado grandes pasos en tormentas cegadoras
    Contra corrientes de opresión, duda y separación
    Nunca olvidando que somos los agentes del cambio
    Porque la grandeza se obtiene superando desafíos

    Ningún desafío es mayor que la voluntad de Dios
    Ningún obstáculo un castigo sino una lección de las alturas
    Las mujeres son protectoras de la madre naturaleza en la tierra
    Tan seguro como que su destino es triunfar en sus esfuerzos






    Rompe el silencio

    Intentamos
    Ocultar el dolor detrás una máscara de valentía que se deshace
    Intentamos
    Olvidar la humillación que sufrimos en la médula misma de nuestra feminidad
    Intentamos
    Culparnos a nosotras mismas de los pecados de nuestros opresores, los criminales
    ¡¡¡¡Intentamos fingir que nunca ocurrió, no, ¡¡¡¡nunca!!!!
    Pensamos
    Que podemos olvidar fácilmente cuán degradadas nos sentimos aún adentro y afuera
    Pensamos que
    Nunca nos abrumará saber que aún están allí fuera, observando... esperando.
    Pensamos que
    Podemos superar este miedo cada vez que salimos por la puerta principal a enfrentar el mundo
    Siempre pensamos.... Pensamos siempre
    Podemos
    Dejar de pensar y actuar para recuperar nuestra dignidad y autoestima.
    Podemos
    Reaccionar y darnos cuenta del poder que poseemos en el interior de nuestra mente, cuerpo y alma
    Lo ves,
    El silencio es el poder que les da el derecho a violarnos una y otra vez...
    Un ciclo interminable que será de seguro la ruina de la mujer independiente
    La salvación es la clave para romper cadenas y recuperar el poder de decir

    ¡¡¡¡¡¡¡DETÉNGASE!!!!!!!
    ¡¡¡¡ESTA VEZ NO!!!!


    ¡Rompe el silencio!



    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 05.09.23 8:51

    Patricia Jabbeh Wesley  


    Patricia Jabbeh Wesley   nació en Maryland County, Liberia, el 7 de agosto de 1955. Poeta, ensayista, editora y profesora universitaria. Sobreviviente de la guerra civil que desangró a su país entre 1989 y 2003, en la que perdió a muchos de sus familiares y amigos. Autora de Before the Palm Could Bloom: Poems of Africa, 1998, que relata sus experiencias durante la guerra civil; Becoming Ebony, 2002 y The River is Rising, 2007. Ha publicado poemas y ensayos en diversos periódicos literarios y antologías, entre ellos, the New Orleans Review, the Crab Orchard Review, y Bending the Bow: Anthology of African Love Poems. Ha viajado ampliamente por Norteamérica, China y varios países africanos, hablando sobre la guerra, la situación de los refugiados del conflicto, relatando el drama de las mujeres y leyendo su poesía.



    *************


    DEJAMOS NUESTRAS PATRIAS Y LLEGAMOS…
    -Proverbio Grebo -


    Dejamos nuestras patrias y llegamos,
    asídice el Grebo, llegamos con nuestras manos
    y llegamos con nuestros machetes

    así también, pudimos dividir la nueva tierra.

    Cuando abandonamos el hogar, atravesamos manantiales
    y trepamos colinas; hicimos camino a través de
    matorrales húmedos, y los ríos se abrieron
    para que pudiéramos pasar.

    Sabíamos que si hubiera de saltar el leopardo,
    sería al ver un antílope pasar.

    Llegamos, no para sentarnos y mirar
    un combate de lucha, no para mirar
    la tierra sobre la que nuestros pies andan,
    levantada más allá de nuestro alcance.

    Viajamos desde nuestra tierra natal,
    y llegamos, entonces, que se sepa que nosotros dejamos
    nuestra tierra natal, y llegamos.

    Cuando arribamos, cavamos la tierra,
    y en esta nueva tierra, depositamos
    nuestros cordones umbilicales, para siempre.

    Así que háganlo saber entre la gente—nosotros dejamos
    toda la belleza de nuestros terruños no para

    sentarnos sobre nuestra Estera a sollozar.



    Grebo: La nación Grebo –con más de 20 dialectos- es oriunda de territorios que incluyen parte territorial de Liberia y Costa de Marfil. Lucharon por su independencia hasta que sucumbieron a su anhelo bajo el dominio americano en 1847.



    *********************



    MONROVIA 2008



    Sobre las aceras, parches de gente
    se quedan atrás.

    De día, son como granos de arroz
    a lo largo de las carreteras,

    y de noche,
    empapelan cuerpos lisiados
    en la bosquejada oscuridad
    de la ciudad rota.

    Multitudes de repatriados de la guerra,
    aguardando por nada,
    día tras día,

    esperando por nada,
    después que su campo de refugiados,
    después que sus ciudades de refugio

    los vomitaron como porquería,
    después de vagar por el globo.
    Al paso de la muerte,
    ellos han vuelto

    semejantes a repatriados
    de la muerte.
    La ciudad está hambrienta, hierve,
    arde como el acero.

    Era usual que aquí el aire nos perteneciera
    dijo una mujer,
    era usual que hubiera un camino
    que nos trajera de vuelta a casa.

    Hoy en día, el camino de vuelta a casa se perdió
    La carretera a Cabo de Palmas, rebosa
    de huesos secos.

    Mas por la calle,
    se aproxima una marcha.
    Alguien está vivo.
    Alguien vive encima de esos huesos





    CANCIÓN DE AMOR ANTES QUE LA TERMINE GUERRA



    Esta es la guerra, Musu, amada mía; esta no es la noche,
    y las cosas que escuchas entre los matorrales
    no son grillos. Y las palabras que pronuncian los hombres
    no son palabras. Ven adentro, novia mía
    y hagamos bebés para el mañana.

    Para que cuando termine la guerra, podamos ponerlos
    en los sitios que se han vuelto estériles.
    Para que podamos emplear los bebés para vendar estas heridas
    que esta guerra impone en nosotros.
    Pongamos vendas sobre estas heridas abiertas.

    Hagamos bebés de pelo largo; bebés
    con pies que no se aparten lejos de casa.
    No escuchemos al viento por más tiempo,
    y dejemos ya de ser la gallina
    que escarba interminablemente hasta que un día
    descubre los huesos de su madre.

    Hay humo y hay fuego
    afuera de la casa, pero de algún modo, los pinceles
    hablan de un nuevo verdor que llegará. Cuando miras
    el fuego, Musu, es tiempo de escuchar,
    amor mío, porque es únicamente con los oídos
    que la mente percibe la vida tal como es.

    Ven adentro y te sientas. No habrá más
    fiestas Musu, y las palabras que nos hacían
    separar se están apartando ellas mismas;
    así que hagamos bebés para el mañana.
    Ven adentro, amada mía, hagamos bebés
    para que podamos seguir viviendo mucho después de nosotros.






    CANCIÓN DE AMOR CUANDO MUSU RESPONDE A SU AMANTE



    No hagamos bebés, Kono, amante mío.
    Recojamos estos leños, esparcidos
    a lo largo de la carretera, para que el fuego permanezca encendido
    cuando termine la guerra. Afuera de la casa,
    las mujeres han sido abandonadas a lo largo de la carretera
    para los perros, Kono, mi amante, las mujeres
    han sido golpeadas y atadas por los hombres.
    Las mujeres y sus niños han sido tiradas
    a los ríos, y su sangre ahora enrojece
    todo lo que era agua solamente, Kono, mi amante.

    No quiero hacer bebés nunca más.
    Yo no quiero que mis bebés sean arrebatados
    de mi espalda sudorosa, amante mío.
    No quiero que las cabezas de mis bebés sean aplastadas
    contra los muros del modo que los rebeldes aplastan ahora
    los bebés de otras mujeres contra los duros muros,
    mi amado de áspero hombro. Solamente esperemos
    que salgan juntos el sol y la luna.
    Solamente escuchemos a la luna afuera de la choza.

    Solamente escuchemos el sofocamiento de las armas
    que se aproxima, mi amante de piel amarilla.
    Yo no quiero hacer bebés para que la guerra se los coma.
    Yo no quiero desperdiciar mis bebés en esta guerra, amante mío.
    Yo no quiero llorar por mis propios bebés
    del modo en que otras mujeres han perdido algo más que ellas mismas.
    Déjame sentarme aquí bajo el techo chorreante de nuestra choza,
    y déjame cantar por los bebés que han sido
    aplastados a lo largo de la carretera hasta morir.
    Deja que mis heridas sangren fuerte y deja que mi propia sangre llore
    por la vida que nunca vendrá. Estoy llena de ira,
    Kono, mi amante, estoy llena de demasiada ira
    para hacer bebés para el mañana, Kono.
    Tal vez el sol se levante mañana. Tal vez.









    PARA  MI ESPOSO DESPUÉS DE TANTOS AÑOS
    Así que ésta es la cama. Así que ésta es la vida.
    Así que ésta es la vida
    de los años después o después de los años.
    La luz de la vela perdura todavía después de todos estos años.
    Alguien nos observa.
    Este viaje ha sido largo, así que si hay rosas
    dámelas en un florero alto.
    Los claveles no me atraen, pero los hibiscos
    que tanto extraño no lucen bien en un florero.
    Ven, siéntate junto a mí como un nuevo amante.
    Como un amante que busca renovar los años
    que hemos compartido juntos durante tantas guerras
    y tantas lágrimas, tantas risas y vidas.
    Es como si fuéramos otras gentes desde otras vidas,
    como si hubiéramos vivido y vivido por otros
    que nunca supieron cómo vivir,
    como este fuego, yo digo este fuego, mi amante, mi esposo,
    mi amante, esposo, el padre de mis niños,
    el  padre de los niños que nunca tuve,
    el padre de los niños que volvieron porque
    odiaban mi vientre. Algunas veces, mi vientre
    llora por ellos; algunas veces, mi vientre
    danza el que nunca permanecieran o vinieran. Porque mi vientre
    era insuficiente para el fuego que ellos cargaban
    desde el otro mundo, así que amante mío, mi esposo
    de tantos años, que ni los puedo contar.
    Así, qué fue aquello decías tú cuando rememorabas
    cómo después de todos estos años, aquí nos encontramos,
    todos los demás amantes perdidos en el mar, y aquí nos encontramos
    junto a la chimenea y al fuego, tan suave.
    Los niños se nos han envejecido ahora, querido mío.
    Ven, ésta soy yo. No te retrases demasiado.
    Yo fui hecha para este tiempo y tú, para mí.
    Envejecemos. Envejecemos.
    ¿Puedes apagar el fuego ahora?








    LOS FANTASMAS NO SE ALEJAN PRECISAMENTE ASÍ




    A veces acechan en vestíbulos donde han perdido
    su otra parte. Pueden cerner nuevos estragos

    como aquellos que los llevaron lejos de sus cuerpos,
    aquellos que les causaron perderse a sí mismos en ese afán.

    Los fantasmas no se alejan precisamente así, lo sabes; ellos
    vienen entre esa enorme multitud masacrada

    junto con ellos, y puesto que esa masacre pudo haber
    ocurrido en el colegio, en un bar o en la iglesia,

    pueden hallarse, arrodillados ante el púlpito, cantando y tomando
    la comunión una y otra vez, con todos los demás.

    Ellos se reúnen un sábado por la tarde, mientras el sol se oculta sobre
    las colinas y queda un pequeño resplandor de los relámpagos de ayer

    de aquella vieja tormenta mientras la nueva tormenta entra cabalgando, y entonces,
    allí están ellos, los fantasmas; puedes verlos únicamente si tienes

    ojos para mirarlos como fantasmas de humanos, y aún así, no fantasmas.
    Ellos observan a ver si vamos a rememorar que ellos estuvieron aquí.

    Para ver si erigiremos una lápida para honrar el hecho de que ellos
    estuvieron aquí, con nosotros, caminando y hablando, como nosotros, para ver

    si hemos de recordar que ellos perdieron tanta sangre
    en el tiroteo, que se rompieron una pierna o dos, y que

    tantos de ellos no fueron contados entre esa triste cifra.
    Ellos quieren saber si levantaremos una lápida o mantendremos

    el fuego ardiendo para extinguir las llamas, para detener todas las muertes
    en las calles citadinas, alrededor del mundo, para detener

    todas las muertes en los ojos de las calles citadinas.






    CAMINA CON CUIDADO, DIOS



                                       

    Camina suavemente, Dios, tú solías vivir aquí.
    Antes de que nuestra gente empezara a convertir todo
    en pequeños pedazos de oro y diamantes.
    En la verde nota que no es sino papel lija.
    Retorna, y halla tu lugar entre los vivos,
    entre los obstinados vivos.
    La muerte todavía se rezaga aquí entre nosotros.

    Mis ojos se encharcan cada vez que recuerdo tu presencia.
    Los dioses de otros pueblos murieron en la guerra;
    sus ángeles guardianes fueron masacrados
    el día que las bombas reinaron.
    El Harmatán sopla arena sobre los recuerdos
    que traigo.
    Los sacrificios que ofrezco fueron recogidos
    de las cenizas de las enceguecedoras llamas
    de nuestro pueblo justo antes que los campos de muerte
    fueran devastados por aquel
    que aún carga el hacha con sangrienta mirada.

    Tú me arrancaste de las fangosas corrientes
    a lo largo de Duport Road,
    donde el hedor de la muerte aun se aferra a la vida.
    Cuando veas cómo se curva la carretera
    en Alfred Musa Hill, el olor te derribará,
    Dios, el olor te derribará.
    Camina con cuidado, muchos yacen allí todavía.
    ¿Sabes tú que me estremezco cada vez que recuerdo
    los esqueletos de mis hermanos y hermanas?
    Cada vez que me vuelvo hacia aquellos
    que rehusaron podrirse.

    ¿Lo vi, Dios, me viste viéndolo?

    El olor a muerte se pegó a mi falda enlodada
    por miedo a que yo olvidara las miríadas y los perros ahítos.
    Los perros han tenido la palabra,
    por fin, los perros han dicho su discurso, Dios.
    Cuando veas el pueblo allá abajo, camina con cuidado
    para que los huesos no te repliquen.
    Los huesos son los propietarios del pueblo ahora, Dios.







    TIEMPOS IDOS




    Diecisiete años, y estoy exiliada
    de casa.
    Mi corazón siente añoranza    
    del aroma de los mangos,
    bananos y guanábanas,
    maduradas por el hirviente
    sol de marzo.
    Un pájaro sobre una rama de guayabo,
    canta
    acerca de tiempos que nunca volverán.






    DE VUELTA A CASA




    Después de la lluvia, ese primer resplandor de sol, como
    un nuevo amante, y parece que el mundo

               ha empezado de nuevo en toda su extensión.

    Desde la colina,
                      yo acostumbraba estirar mis rodillas
    en la escalera de la entrada posterior para mirar la niebla

    cabalgar encima de las ciénagas o las ciénagas encima
    del río o la pobreza de la gente

    encima de los ladrones, despojándonos de esta tierra.

    En la ciudad, el mundo entero ha enviado
    sus mensajeros a ayudar a los nuevos ricos
    a tragarse la tierra
    en medio de nuestros pies.

    Los pobres se quejan. La tierra se queja.

    Desde la tierra, la niebla se alza del suelo

    sangriento, se levanta de los montones de esqueletos,
    y las gentes
            en su sempiterna pobreza,

    vuelven de la guerra, donde algunos de ellos
    perdieron sus piernas y brazos y corazones y esperanza.
                             
    Las gentes han regresado,
                      más pobres que la hormiga roja.








    HABRÁ DE LLEGAR EL TIEMPO




    Habrá de llegar el tiempo de la resurrección
    después de la muerte.

    Esa bofetada de concreto sobre el muro,
    apelmazada ahora como el concreto
    sabe endurecerse.

    Mujer,
    siempre mujer, ya habrá tiempo.

    ¿Tu corazón rehúsa recuperarse después de estar roto,
    después de la partida, después de los años,
    después de la juventud derribada?

    ¿Después que los narcisos color rosa han perdido sus hojas,
    después del Harmatán, después de que el día
    y la noche han dicho su discurso,
    después de la vida venidera?

    ¿Después de la savia desecada, la oxidación de las acoplamientos de acero,
    después de los niños,
    y que en la piel comienzan a crecer pequeñas manchas blancas,
    abriendo camino a la vejez?

    ¿Ahora aquí al pie de este mar
    la mujer que hay en ti vuelve para volver a vivir el momento
    que crees ella tuvo?

    Aquel sitio solitario
    que únicamente el espejo atraviesa.
    ¿Y qué importa si el cuerpo merma la marcha?

    Incluso una máquina tras cuarenta años de uso empezará
    a oxidarse y crepitar y declinar
    en sus bordes una vez afilados.

    Pero esto--- este abandono
    es tan duro.

    Pero la resurrección es cosa segura.
    La resurrección vendrá,
    hermana mía.







    LA BENDICIÓN



    Que tus días venideros estén salpicados de risa
    y con la risa, paz.
    Que todo tu ser pueda saltar adelante con frescura.
    Que encuentres tiempo para reír tontamente y danzar y saltar,
    y mirar la caída del sol.
    Cuando despiertes, pregúntate en voz alta
    acerca de los rayos del sol, acerca del oscurecerse
    de la mañana, acerca de la neblina sobre las colinas,
    acerca de tus bebés al fondo del pasillo,
    acerca de la vecina y su perro. Pregunta
    a las estrellas; pregunta y pregunta por qué
    has sido tan bendecido y por qué es que te encuentras
    entre aquellos de la tierra que poseen
    más aire que el asignado para respirar.
    Pregunta por qué maúlla el gato y por qué
    el perro menea su cola.
    Pregunta y pregunta por qué cae el rocío
    de noche y acerca de la fugaz mirada de la ardilla.
    Haz que la risa cobre vida en tu hogar.
    Y cuando acaricies a alguien, haz que esa caricia
    sea de verdad, quiero decir, de verdad, amigo mío.
    Camina suavemente sobre la tierra blanda, y cuando
    camines sobre la roca desnuda, pisa fuerte, esta
    vida es preciosa. Que tu año solamente siga
    a través de un sendero despejado, y por favor, cuando camines
    Permite que sea con Dios, mi amor, que sea con Dios.






    HAN CESADO TODOS LOS CANTOS FÚNEBRES




    Todos los cantos fúnebres habrán de cesar
    cuando las campanas del reloj den las siete,
    momento en que sigilosa,  la noche
    se arrastrará cargada de muertes.
    Ya no habrá cantos fúnebres para aquellos
    que fueron arrancados de sus hogares
    o sacrificados o apiñados en campos de detención
    alrededor del mundo –ésta es nuestra guerra.
    Hasta tanto nos desvanezcamos
    como los calcinados restos de la vegetación,
    después de que el incendio se consuma a sí mismo.
    Y todas las criaturas vivientes, a las que alguna vez
    les perteneció el bosque, yazcan allí en la seca ceniza.

    La caparazón de un caracol, a medio quemar,
    una víbora de cascabel, enroscada, sus carnes
    devoradas por las llamas.
    Un escorpión y toda su prole resecos como
    si hubieran sido aplastados con fuerza  contra el suelo.
    Y los animales que una vez corrieron libres
    en la jungla, en la  selva,  están todos muertos.
    Sí,  ¿ quién se atreverá a llorar la muerte de los animales
    cuando los humanos  todavía están pereciendo, quemados,
    enterrados vivos, puestos frente al paredón para el verdugo,
    que es nuestro señor de la guerra ?

    ¿ Dónde están  todos  mientras la kwashiorkor* se lleva
    uno por uno  a nuestros niños de la guerra ?
    Nuestro señor de la guerra nos dice que no  podemos
    lamentarnos  o llorar  o elevar un canto fúnebre
    o vestir nuestras lappas* negras o enterrar a los muertos
    o enviar una carta al extranjero para contarles
    a aquellos que no saben nada acerca de nuestros muertos.

    Hoy cuando el sol entre en la cocina
    a través de la puerta o la ventana, debemos
    atrapar su sombra,  sus rayos, debemos encerrar al  sol,
    en una caja, una caja de acero y ponerle candado.
    Así mañana ya no habrá luz de sol para el mundo. Mañana.
    Ya no habrá luz de sol. Mañana.



    Kawashiorkor: enfermedad producida por la falta de proteínas en la dieta.
    Síntomas: estomagos inflados, hinchados.
    Lappas: Vestidos de mujer.









    MONROVIA REVISITADA



    Esta es la ciudad que mató a mi madre;
    sus largas piernas torcidas
    de estar tanto tiempo de pie,
    esperando que las personas furiosas
    puedan también matarse a  sí mismas.

    Ya no hay hierba en las esquinas de las calles––
    y tantos baches luego de muchos años de guerra.
    Los inmigrantes de todo el mundo
    solían  venir  aquí
    sobre sus tiernos pies,

    buscándose a sí mismos.
    Ciudad abandonada––
    un sitio que aprendió
    a gritar su llanto a pesar de que
    nadie lo escuchó.

    Ésta es la ciudad donde por primera vez aprendí
    cómo perderme a mí misma.
    Ciudad ventosa, ciudad azul océano.
    Dicen que una ciudad sobre una colina
    no puede ser ocultada.

    La ciudad de vientos salados, lágrimas saladas,
    donde personas tercas todavía nos mantienen
    como rehenes luego de que lo hiciera Charles Taylor.
    Si quieres saber
    cuán sagrado puede ser el dolor
    deberías venir  aquí.







    CIUDAD


    A la noche, es como fuego
    extendiéndose debajo de nosotros.
    Esta vasta ciudad
    en llamas, y el avión rugiendo ronco.

    La ciudad es más bella
    vista desde las alturas en la noche.
    Al mediodía, se parece
    a un garaje derruido,
    a algo en el medio
    de un territorio pantanoso.

    Todos los edificios muestran el paso del tiempo,
    oxidados hasta los huesos
    de acero, retorcidos
    escombros apartados para hacer lugar,
    así la vida
    puede continuar.

    En la cima de las colinas
    todo  se halla  torcido y roto.
    Acaricio el aire para  comprobar si el aire
    todavía está allí.
    El aterrizaje,

    y aparecemos todos gastados,
    igual que  la ciudad, rotos.
    Todos los pájaros
    migraron hace tiempo.
    Los árboles también.





    EN EL COMIENZO



    En el comienzo de todo, había mujeres, y todas las cosas
    reptantes y no reptantes, eran buenas.

    Eso fue antes de que el tiempo pudiera reconocer la luz del día de la noche.
    cuando los hombres podían hablar las lenguas de las mujeres; antes

    de que el cielo se hiciera azul y decidiera rolar, espumando, como
    un gran vaso de fresco vino de palma. Antes de que los océanos aprendieran

    a elevarse y caer, antes de que los ríos fueran llamados ríos.
    Antes de que nombraran al río Cavalla, por  la caballa,

    por los peces o a los peces por el pueblo, o el pueblo fuera bautizado
    en honor del  río. Antes de que Cabo Palmas, de donde vengo,

    se transformara en Cabo Palmas, antes incluso de que existiera un cabo
    o palmeras. Antes de que el Cabo Palmas comenzara a procrear

    palmeras que brotaron con ancas gruesas  y comenzaron
    a elevarse,  y el cocotero hembra aprendió a ser la hermana de la

    palmera que da nueces y ésta del bambú y la palmera
    bambú  fue hermana de  la palmera de grandes hojas; o cuando su abuelo

    les creó parentescos de sangre, o parentescos de paja o parentescos
    de bambú, o parentescos de repollo, o parentescos de largas

    hojas delgadas, o lo que sea que hace que las confundan con un par
    de hermanas gemelas. Pero, la caña de bambú sabe cómo pincharme

    el dedo cuando la toco con un furioso corazón; la palmera
    pinchará suavemente, mientras el cocotero permanece en su altura.

    Pechos de coco colgando de su torso, o cabeza, o de lo que fuera,
    Sí y el  modo en que el bosquecillo de bambú nos pinchaba

    los dedos de los pies cuando Mudi y yo vagábamos en su pantanoso
    territorio. Eso ocurrió antes del tiempo en que las mujeres decidieran

    nacer niños, a pesar de que los hombres sabían cómo, o antes
    de que los hombres comenzaran a presumir sobre la cantidad de hijos

    que tenían y de la cantidad de varones, contándolos con los dedos.
    Iyeeh  dice que los hombres en ese tiempo realmente procreaban niños

    y las mujeres presumían de ser  los padres de los bebés
    y los niños corrían a refugiarse junto  a sus padres como

    en la actualidad lo hacen con sus madres cuando un padre los llama
    para castigarlos con un látigo. Eso fue mucho antes de que el camino

    de los automóviles destruyera el nogal gigante, el roble, partiendo
    los  pueblos y los bosques, transformándolos en rutas, y los árboles

    de caucho surgieron allí donde estaban los bosques, y el café
    se transformó en un árbol, convirtiéndose en primo hermano del cacao,

    y las nueces de palma viajaron a la ciudad para ser convertidas en monedas.
    Sorpresivamente, a nosotras las niñas nos crecieron alas como al pájaro de la pimienta,

    No, no, como al águila, o como a los aviones jet, y podíamos volar o saltar
    a la caja de un camión que se dirigía hacia la ciudad donde el alumbrado público

    no puede distinguir al aldeano del habitante de la ciudad, donde un hombre
    no puede distinguir a su esposa de su amante; los hijos de su hogar de sus

    hijos fuera del hogar; donde todos han entregado su corazón a los bares
    y las luces bamboleantes, y las personas pelean en las esquinas;

    y luego de todo eso, yo y las niñas del mundo aprendimos
    a correr salvajes, igual que flores silvestres, no, no, salvajes como hombres.

    Todas las mujeres del mundo transformándose simplemente en hombres.








    11 DE AGOSTO DE 2003




    Estoy sentada al borde de mi cama, sitio en que el dormitorio
    es otro lugar en donde una puede ingresar en su interior.

    Charles Taylor y su familia están abordando
    un avión en Monrovia.
    En la pantalla de t.v. Charles Taylor sube
    a un avión de línea,
    se está yendo.

    Alguien decidió que debería abandonar el país en un avión,
    no por ahogamiento o por una bala, no  por una
    explosión o por una ejecución.

    Alguien le ha dado un lugar hermoso
    donde podrá sentarse y fumar
    y alzar su copa en un brindis por los cientos de miles
    que ya ha asesinado.

    El teléfono al lado de mi cama está sonando.

    Alrededor del mundo, los teléfonos están sonando
    enmudeciendo ante el solemne deber–                                                        
    Alrededor del mundo,
    suenan hoy los teléfonos.

    Pero las palabras de mi corazón se han convertido
    en pensamientos perdidos. Catorce años,
    y  me parezco a una muerta.

    Mi corazón tiene un gran agujero  donde todas
    las historias que nadie ha escuchado, flotan en el tiempo.
    Allí donde  las historias se transforman en cicatrices,

    Allí donde no existe solaz
    para los que sufren, para los que han muerto.

    Cuando finalmente escucho  la voz de mi padre
    la línea parece muerta–sólo oigo los sonidos apagados
    de una voz cansada.

    Luego de catorce años, mi padre también
    ha perdido su voz para describir los años.








    LA MAÑANA DESPUÉS: UNA ELEGÍA



    Mi esposo y yo recogemos los restos de nuestras vidas
    a la mañana siguiente. Arranco memorias de mi infancia,
    la adolescencia, el colegio, donde mi vida

    tenía el sabor agridulce de los libros, los muchachos,
    la disciplina paterna, la política, y el mundo ofreciéndose,
    aguardándome. El bombardeo de esta mañana

    está sacudiendo nuevamente nuestra vidas y hogar.
    Sólo una maleta tendrá que soportar todo este dolor.
    Hoy es  primero de agosto de 1990, horas después de que

    un incontable número de personas fueron masacradas en su sueño;
    hoy, asesinadas antes del amanecer. Yacían desparramadas
    en la iglesia luterana de San Pedro, en su nave central, sobre el sólido

    púlpito de madera, retorcidos, unos encima de otros en las aulas,
    un niño allí, por allá una madre, un padre aquí,
    un bebé más allá, una montón  aquí, algunos allí, nuestra historia

    hecha jirones. ¿Dónde estaba Dios a las 2 de la mañana ?
    ¿Cómo pudieron esos soldados forzar las puertas de la iglesia
    dejar de lado  la propia razón, a Dios ? ¿Existe alguien que pueda

    decirles a mis niños de  ojos bien abiertos cómo una simple orden
    puede condenar a cientos a la muerte ? ¿Explicarles cómo centenares
    de soldados pueden vaciar cientos de cargadores mientras

    el mundo espera sentado? Entonces embalamos en cajas los libros, ollas,
    guardamos  la ropa en maletas, empaquetamos el  estéreo; doblamos los colchones,
    desarmamos las sillas, cerramos las persianas, las ventanas, cerramos

    las canillas sin agua por si el agua regresa mientras
    estemos fuera, esta casa no habrá de convertirse  en un río.
    Estas nuevas circunstancias de nuestra vida producen

    mucosidades en mi garganta. Durante estas horas, nuestros tres perros
    hambrientos nos observan; no ladran, están quietos ¿ Estarán
    aguardando que alguien les explique hacia dónde

    nos dirigimos? Un último adiós de mi mano alzada para mis perros guardianes
    antes de partir al campo de refugiados, luego el vuelo hacia América.
    Pero, como verás no todos pudieron venir a América.






    TODAS LAS COSAS TIERNAS DE LA TIERRA




    Todas las cosas tiernas de la tierra suspiraron cuando mi madre murió,
    en ese instante cesaron de este mundo todos los sonidos del silencio.

    Incluso se acalló la música de las hojas, mojadas, marchitas, luego
    de que el otoño las arrastrara. Incluso, el petirrojo posado en

    una rama del árbol detrás de mi casa  no supo qué decir cuando mi madre murió.
    Tampoco supieron hacerlo las mojadas lágrimas que demanda la muerte.

    Ni todas las manos que tiemblan ante la perplejidad, mis manos descansan
    abatidas y frías sobre mi falda.  Cuando el viento pasó soplando, suspiró

    profundamente, como si aspirara grandes bocanadas de aire, como en un parto,
    como si el universo se hubiera detenido. Como, si en ese momento, yo hubiera muerto.







    RENDICIÓN (SURRENDER)



    Son tantas las ocasiones en las que quiero hacerte;
    amasarte, darte nueva forma, un bollo de arcilla
    obediente a mis palabras
    quiero apretarte,
    masa para mi juego, una imagen
    penetrando mi propia imagen.
    Quiero derretirte, darte forma, como el oro;
    sacarte brillo,  moldearte como un amuleto
    que será puesto en venta.

    Mi pequeña artesanía en madera,  te tallaré,
    te haré mi kissi,*  mi máscara ritual.
    Tantas veces he querido colgarte
    en estas paredes, convertirte en mi talismán,
    balancearte, mi pequeña varita mágica.

    Mi acre, frondoso vudú,
    mi todo, mi hirviente olla de jujú.*
    Mi pequeño prendedor,  talismán protector
    envolviendo el tejido de  mi vida , envolviendo mis fragmentos.
    Quiero cabalgarte,  camioneta mía, mi 4x4 en movimiento,
    Repentinamente, allí
    estás, siempre Dios.

    Ahora es tu turno, amásame,
    dame nueva forma, moldéame con tus manos,
    calentando la arcilla en mi piel,
    con el calor de  tu piel.

    Toma con fuerza mis mejillas pintadas, el hechizo
    de mis pulseras de oro, fusionando mi vida.
    Derrite todos mis objetos mágicos,
    mis inflamados ojos de vudú.
    Toma mi corazón grande y sangrante,
    mi hirviente olla de jujú, mis collares
    embrujados, mi yo.
    Y si todavía no me rindo,
    Mi Dios, entonces,  derrótame.


    Kissi: máscara ritual/ Jujú: fetiches, amuletos con poderes mágicos.







    MAMASITA WATA


    Aquellos que ven a Mamasita Wata están equipados
    con ojos de acero,  siempre asustados

    por la memoria de su belleza, el recuerdo de
    Mamasita Wata de pie sobre las olas del mar-
    y ésa su mirada.

    Cuando la veíamos o creíamos que la estábamos
    viendo, allí estaba parada
    en el medio del Océano Atlántico,

    alejada de las playas donde los niños
    todavía hoy salen  a nadar.
    Bajo un  sol tan caliente que incluso el mar comienza a sudar.

    Era viernes, después de clase.
    Aquellos niños que no escuchan a sus madres
    corren hacia las playas de la costa de Monrovia.

    Algunos se han ahogado.
    Otros han visto a otros niños ahogarse,
    repetidamente.

    Ellos caminan hacia Coconut Plantation
    o a  otras playas cercanas, por ejemplo aquellas
    ubicadas en las ciudades de Sinkor  o  Congo.

    Ellos nadarán hasta la puesta del sol.
    Quizás es el sol tropical o la holgazanería
    de los jóvenes en crecimiento

    o algo afuera de algo lo que los atrapa.
    Cuando Mamasita  hizo su aparición
    ese día, era como una sombra

    bajo los rayos del sol, estaba observando a los niños
    que nadaban y al océano
    que  se mecía en un sube y baja.

    Ella estaba de pie en el medio del mar como si estuviera
    parada sobre una roca o un muelle, o algo que sólo puede
    sostener a una Mamasita Wata.
    Diría que ella no era blanca o negra o marrón
    y su  largo cabello que le cubría las espaldas
    flotaba en el aire,  mecido por la brisa del mar a pesar de que

    recién había emergido de las profundidades
    o por lo  menos  eso creí ver.
    Miren eso, dije cuando se impulsó
    con su cola de pez, como un pez.

    Uno de los niños gritó, y todos
    miraban en silencio,  sin poder decir palabra.

    Es realmente un pez, pensé, una mujer-pez
    o un pez-mujer o una mujer con
    un pez en su cola, o una mujer,

    parada en el medio del espumeante océano,
    con un pez en su cola que le servía de  pies.
    “¿De qué estás hablando ?” gimió mi madre,
    cuando le conté.
    “ No has visto a Mamasita Wata, ehh, mi niña,
    por favor, dime que no la has visto.”





    LAS MUJERES EN MI FAMILIA



    Se suponía que las mujeres en mi familia
    eran hombres. Hombres de pesados cuerpos,
    piernas, brazos y torsos gruesos, musculosos,

    y un corazón más pequeño que una mota de tierra.
    Ellas llegan atentas con  brazos y piernas musculosas,
    pies grandes, manos grandes, huesos grandes,

    un carácter tan caliente como para iniciar la tercera guerra mundial.
    orgullosas de los delgados hilos de nuestras  barbas
    debajo del lado izquierdo de nuestros mentones  como si esto tuviera

    algo que ver con la creación de nosotras mismas.
    En  la familia Jabbeh  hay más mujeres
    que hombres  y  nuestros padres deambulan

    en las noches salvajes en busca de concubinas que escupan bebés,
    machos, para poder salvar, extender  el apellido familiar.
    Es abominable que en una familia no existan hijos varones.

    Cuando cada una de nosotras nació, había un padre  que estaba sentado,
    postrado sobre la tierra, dándose de golpes en el pecho, gimiendo.

    Es  abominable que no haya hombres
    en una familia, también lo es que las madres de mi clan
    no puedan parir hijos varones.









    ÁFRICA



    La vasija
    ahora hecha añicos

    su contenido
    derramado
    como vino de palma

    a través de las regiones
    del mundo



    En la ciudad en ruinas: un poema para Monrovia
    En la Ciudad en Ruinas, el agua en suaves ondas
    golpea la playa en la noche.
    Es agosto, después de demasiados años,
    la lluvia aún cae como piedras.
    El Atlántico siempre sabe cuándo es tiempo de dormir,
    pero todas las muchachas deambulan noches oscuras
    y los hombres han olvidado que todavía son hombres.

    Monrovia ha perdido su nombre.

    El océano ruge como un incendio salvaje.
    Ruge al amanecer como un león hambriento,
    como un torbellino de viento.
    En la ciudad en ruinas, todas las muchachas
    tienen piernas hechas de armas plásticas,
    y los muchachos fingen que está bien
    que las una vez muy bellas muchachas
    caminen ahora sobre piernas de plástico.
    Hay poco tiempo para las lágrimas,

    y el mundo calla.

    Ya no existen trompetas ni tambores.
    El bailarín de Dorklor que perdió sus piernas
    en la guerra, está sentado a la vera del camino, aguardando.
    Ya es algo perder tus piernas en una guerra, dicen,
    la horrible guerra de Charles Taylor,
    en la que el guerrero ya no puede recordar
    cuál es el motivo por el que está luchando.

    Los hombres han olvidado su condición de hombres,
    y las mujeres se sientan en los bordes de los caminos
    pensando en lo que le ha sucedido a esta tierra.
    Si aquellos que están afuera no regresan,
    Liberia se ahogará en estas lluvias.
    Del otro lado de mi ventana, en el viejo camino de Sinkor
    la lluvia golpea con fuerza para que yo regrese.

    Sólo la lluvia sabe cómo llorar.



    buscando a mi familia
    “Buen amigo, por favor ayúdame.
    ¿Cuando vivías en Kataka
    no habrás visto a dos niños?
    Uno de ellos de piel oscura, regordete.
    El otro de tez más clara y ojos negros.
    ¿Mi buen amigo,
    no los habrás visto cuando vivías en Ganta?
    Uno tendría alrededor de diez años
    el otro, aproximadamente esta altura.
    Mi hijo mayor, Nyema, el menor Doeteh.
    ¿Mi buen amigo podrías decirme
    si se dirigieron a Tapeta?
    ¿Les entregaron fusiles, habrán matado?
    ¿Mi buen amigo, podrías decirme
    si caminaron hacia Bassa?
    ¿Habrán muerto de hambre?
    ¿Mi buen amigo, podrías informarme
    si a su lado caminaba una madre?
    ¿Estaba ella en buena salud, recibió buen trato?
    ¿Ah, entonces, mi buen amigo, fue allí
    donde los obligaron a salirse de la columna?
    ¿Buen amigo tenían hambre
    cuando se enfrentaron a su fin?
    Ahora, mi buen amigo podré seguir sus pasos
    y envolver sus huesos.
    Gracias, mi buen amigo.
    ¿Pero cómo haré para reconocer sus huesos?”








    LA TORMENTA



    A las víctimas de la guerra civil en Liberia

    Me encorvé,
    agachándome.
    Di un paso al costado.
    Gateé
    como un cangrejo.
    Caracoleando
    me introduje en una concha.
    Me oculté, una sanguijuela
    debajo de una hoja verde.
    Dejé de hablar
    dejé de respirar
    dejé de reír.
    Esperé
    Que pasara la tormenta.





    Medellín, 2007
    Un poema para la Colombia de Fernando.

    Medellín, oh, Medellín…
    por Dios, quisiera poder sacarme el corazón por ti
    pero ¿cómo cantarte esta canción sin un corazón?
    Tú, con tanto corazón para el amor y la poesía,
    para la esperanza en los ojos de la chiquilla
    que, con un pedazo de papel blanco, quiere que le diga
    una palabra, que lo autografíe para ella, que le escriba
    a su nombre. Me dice con esa sonrisa insólita
    cuanto le gustan mis poemas, pero sólo tiene 8 años.
    Ella y Carlos, su hermano de cinco años, con
    quien se ha abierto camino entre miles para llegar a mí.

    Medellín, oh, Medellín…
    donde bajamos desde la montaña
    hasta el tazón de una ciudad, hasta el profundo corazón de una ciudad
    tan cálida, una ciudad donde la gente aún sonríe
    y aplaude a un poema, y llora por la guerra, una ciudad
    en la que casas de concreto sostienen los cerros con músculos
    de acero, músculos de dolor, y en algún lugar de los caminos
    al paso del bus que viene del aeropuerto, los pobres han
    levantado sus propias vidas tan tristemente, esperando,
    y aun así, divisan la ciudad anhelantes.
    Desde el filo agudo de los riscos y desde vías secundarias
    las luces y llamas ardientes de la ciudad, duras
    e indistinguibles de las llamas de la rabia.
    Pero la de ellos se debe al dolor por los años idos.







    Medellín, oh, Medellín…



    la espera puede ser tan dura, Medellín.
    Y te amo con el corazón. Amo tu risa,
    tus tibios abrazos y besos, tu español, tan sencillamente
    simple y cálido. Amo incluso las lágrimas que
    has compartido conmigo, cuando un poema que leo
    te toca en ese lugar a donde sólo un poema puede ir.
    En el Festival Internacional de Poesía, te sientas ahí,
    en el ágora de tu cerro, aplaudiendo, miles de personas,
    sentadas, pensando, escuchando, esperanzadas,
    Medellín, nunca antes había visto algo así.
    miles de personas sentadas durante largas horas
    en una lectura de poesía, Medellín…
    Esperamos ese día, Medellín, lo esperamos.
    Confía en mí, yo sé esperar, y sé que tú también.






    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/86_87/jabbeh.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 09.09.23 17:15

    Jack Mapanje



    Jack Mapanje nació en Malawi en 1944. Poeta, lingüista, editor y activista de los Derechos Humanos. Es el poeta más famoso de Malawi. Fue Jefe del Departamento de Inglés de la Universidad de Malawi. Y actualmente profesor de la Universidad de Leeds. Por su poesía radical fue, en 1987, hecho prisionero cerca de tres años y medio, por la dictadura de su país, encabezada por Hastings Kamuzu Banda. Ha publicado los libros: Of Chameleons and Gods, Heinemann, 1981 & 1991 (Rotterdam International Poetry Award, 1988); The Chattering Wagtails of Mikuyu Prison, Heinemann, 1993; Skipping Without Ropes, Bloodaxe Books, 1998; Oral Poetry from Africa: an anthology, Longmans, 1983; Summer Fires: New Poetry of Modern Africa, Heinemann, 1983 y The African Writers` Handbook, African Book Collective, 1999. En sus libros ha sabido relatar su experiencia como sobreviviente en la cárcel, gracias también a su gran sentido del humor. Por su contribución a la poesía africana y a la defensa de los Derechos Humanos, recibió en el presente año el Premio Fonlon-Nichols, de la Asociación de Literatura Africana en Estados Unidos.



    *************


    La hediondez del potaje


    ¿Por qué la hediondez del potaje
    Con larvas y gorgojos flotando,
    El calor chamuscante atrapado
    Entre muros pestilentes,
    La irritación de estridentes
    Cigarras y ciempiés,
    Las hienas por siempre riendo,
    El feo aguijón del escorpión
    Sajando espina dorsal abajo,
    Nos rastrean donde quiera nos escondemos?
    ¿Por qué el diario curvarse
    Entre la desnudez nos busca como en prisión
    Los guardias esculcan en los anos
    Los falsos planos de nuestros evasiones,
    La purga mensual por la
    Malaria, cólera, diarrea,
    El arbusto venenoso de flores amarillas,
    Las filas en Bahía Enferma de esqueléticos
    Miembros ávidos de valium
    Para curar silencios mortales-
    Por qué la hediondez de la prisión
    De súbito nos arrebata como lujuria?
    ¿De una vez por todas no rigió el espíritu
    Los lamentos de los prisioneros moribundos
    Los tormentos de los enloquecidos prisioneros,
    Las heridas supurantes de nuestros codos,
    Rodillas, pelotas, traseros, nalgas, donde quiera
    Y la ventisca soplando recio
    En los oxidados techitos
    Y los inermes pollos
    Goteando en la lluvia?
    ¿Cuánto nos perseguirá esta hediondez,
    Es cierto realmente lo que ellos dicen:
    Una vez prisionero siempre prisionero,
    Por qué?



    ******************

    Esta cabeza que aun se resquebraja


    La cabeza
    Que realmente duele es
    La esposa, los niños,
    Parientes y amigos
    No admitidos,
    La escasez
    De espacio para respirar
    Y la materia legible,
    El ruido
    Del papel crepitante
    Y la pluma
    Impugnada.


    *******************



    La velocidad para remediar asuntos, querido padre


    Es la velocidad, querido padre, la velocidad con la
    Cual arriesgas salvar la vida de uno que vale.

    El camaleón duda, a menudo tres veces,
    Antes de poner abajo su pata, la ardilla

    Amarra su espesa cola antes de saltar hasta su
    Rama más segura del baobab, el manchado guepardo

    Acecha en los matorrales, aguzándose para dar su
    Salto final, pero nada pasa sin

    La velocidad con que ellos realizan su acción
    Mi querido padre, la velocidad es todo - porque fue

    La velocidad con que tú elegiste telefonear
    En Gaélico, de forma que el sucesor de nuestro tirano

    No pudo descifrar tu discurso, que habías
    Visto este abejorro encadenado atrás de su

    Camión de seguridad; es la velocidad con que tu amigo
    Parroquiano de Galway envió su discurso a nuestro amigo en York

    Para gritar al mundo por otro que ha sido
    Apresado; es la velocidad con que las ondas de radio reciclaron

    El discurso alrededor del globo al día siguiente,
    Avergonzando la Vida de nuestra Excelencia y sus áulicos,

    Desbaratando sus planes de asesinato; es la velocidad
    Que salvó al abejorro. Aun cuando tú

    Elegiste enterrar a la madre del rebelde, sin miramientos,
    Solitario, mi querido padre, después que ningún colega de la

    Universidad se había atrevido a enterrar a la madre del rebelde,
    Era la velocidad con la que tú minimizabas sus

    Piadosas lágrimas, para socorrer a los muertos como debías;
    Es la velocidad para remediar esos asuntos, querido padre.*



    *(n. del t.) Padre: a través de todo el poema, la palabra aparece en español en el original.




    ***************


    Cuando este carnaval termine finalmente


    Cuando este espumoso carnaval termine finalmente, hermano
    Cuando tus venas tamborileras se sequen, estos mismos funcionarios
    Quemarán los textos de las plegarias que te cantamos
    Y astillarán las calabazas en las cuales bebiste.

    ¡Tus Hechizos, estos tambores, y las efigies ardientes serán
    Los cómplices de tu mundo armado con mentiras!
    Debajo de tu choza de bambú sobre la playa ellos harán una hoguera
    Bajo el pretexto de darle a su héroe un verdadero funeral tradicional
    Aunque, es en verdad para librarse ellos mismos de otro
    Espíritu mortal que podría de otra manera haberlos embrujado,
    Y al despertar nuevos danzantes enmascarados saltarán rápidamente
    En la arena danzando al son de pieles más templadas, jactándose de
    Otros clanes de calabazas mientras los embalsamadores bromean:
    ¿En qué creyó él que iba a convertirse, en un Dios? ¡Al Diablo!


    ***********************



    El Suave Bredaje de chitakale


    La anciana se acuclilla frente a una jarra de arcilla con thobwa*
    Levanta la tapadera de cesta de la jarra y Agita la atención con una totuma de brebaje

    Los clientes todos han estado aquí: ciclistas
    Entre sudor goteante han depositado sus monedas
    En la canasta ingiriendo su porción.

    Peatones en diversos quehaceres hablaban
    Antes de recibir el cambio y refrescaron luego sus
    Resecas gargantas gastando el resto de su dinero,

    Pero este pasajero del bus clama por una totuma
    Desde la ventana, bebe deliberadamente despacio hasta que
    El conductor oprime el botón del encendido.

    La mujer recoge los pedazos de su rota
    Totuma, y sacudiendo su trasero, de nuevo se agazapa
    Revolviendo su brebaje con una taza prestada.



    *Bebida hecha a base de soya.


    *******************



    Los taxis de north yorkshire


    Se trata de cuán fácil confiaste a ellos
    Con la historia de tu vida que confunde,
    El modo de lanzarte al asiento delantero,
    Ya con el cinturón, quizá te disculpaste por
    La leve tardanza o la llovizna del
    Valle de York que descuidaste en sus asientos
    Antes de bombardearlos con
    Del mundo que nunca compartiste realmente.
    Cómo se atreve a dejarme después de estos
    Años, comenzaste, y cotorreaste más y más
    Acerca de los niños, el carro, la hipoteca,
    Ardides para sobrevivir cuando finalmente ella se fue.
    A menudo fueron los taxis los que lo provocaron -
    ¿Cómo fue eso dónde estábamos entonces?
    Y te echaste un discurso liberal acerca de
    Las chanzas secretas que ellos ni entendían
    Ni deseaban oír. Sus respuestas
    A los comentarios radiales eran ofensivas:
    Esos son nuestros civilizados periodistas,
    ¡La mierda usual, como se dice!
    Y excitado añadiste de forma natural, ¿cree ella
    En verdad en el glorioso público general
    Que ella inventa y para el que tan elocuentemente habla?
    Acerca de política en general ellos observaron:
    ¿Qué es lo que pasa con los políticos,
    Por qué no pueden ellos ver lo que la gente ordinaria ve?
    Y tú peroraste por siempre y un día más.
    Los taxis de North Yorkshire fanfarronearon
    Sobre los ricos y famosos que habían conducido,
    Los rufianes de fútbol que habían atracado
    Sus vehículos tras las borracheras del sábado,
    Y entrometidos de fiestas vomitando;
    Ellos estaban prestos a advertir sobre las ciudades’
    Rincones de evasión, bares y callejones también;
    En cuanto a su temor de otra guerra mundial,
    Los más viejos taxis se estremecieron primero: durante la guerra...
    Piensa tú, mi querido Sadam,
    Estás escondiendo realmente armas de masiva
    Destrucción allí, ¿lo creen ustedes?
    Pero los taxis de North Yorkshire estaban
    En su esplendor cuando alardeaban
    Con lo que ellos creían que necesitabas pensar
    Antes de que les ofrecieras la propina
    Y bambolearan tu equipaje a casa




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/65_66/mapanje.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 09.09.23 17:19



    FRANK CHIPASULA

    FRANK CHIPASULA nació en Malawi el 16 de octubre de 1949. Graduado, con mérito, de la Universidad de Zambia, tiene una licenciatura en Escritura Creativa de la Brown University, una licenciatura en Estudios Afroamericanos de la Universidad de Yale y en Literatura Inglesa de la Brown University. En la obra de Chipasula se destacan Visiones y reflexiones, 1972, un libro innovador en lengua inglesa dentro de la poesía de Malawi, que fue seguido por O Tierra, espérame, 1984; Centinela, canción nocturna, 1986 y Susurros en las alas: Poemas nuevos y selectos, 1991. En la actualidad trabaja en el libro La Rosa Ardiente: Nuevos y (Re) selectos poemas. Ha editado también las pioneras, antologías de poesía africana: Cuando mis hermanos vengan a casa, Poemas del Centro y Sur de África, 1985; El libro Heinemann de Poesía de la mujer africana, 1995 y Doblando el arco: Una antología de poesía romántica africana, 2008. Su narrativa incluye las novelas A la Sombra de esa piedra y En una estación oscura. Sus poemas han aparecido en numerosas revistas literarias así como periódicos y antologías en tres continentes, en ingles, francés, español y chino. “Frank Chipasula llega a nosotros con un lenguaje rico y un corazón henchido y compasivo. Pocas veces he encontrado tanto dolor expresado en poesía como en sus reportes de las monstruosas atrocidades estatales en África del sur, descritas en Susurros en las alas. Su visión está llena de justa cólera y su poder es abrumador en poemas tales como Ahorcamiento y Un grano de sal” (Adrian Mitchell). “Chipasula expresa en su poesía, provocadora al pensamiento y bellamente escrita, un profundo dolor por las condiciones que le condujeron al exilio.”




    **********************


    MANIFIESTO SOBRE EL ARS POÉTICA




    Mi poesía me exige una confesión
    No apartaré mi canción de la verdad.
    La voz que desnudaron las abejas;
    No he de impedir que la voz desnudada por las abejas
    Penetre en el calabacín de mi lira de arco.
    No lavaré la sangre de la imagen;
    La dejaré fluir desde el gaznate
    Que la daga del asesino abrió y atravesar
    El verso continuo hasta que brame en los verbos del terror;
    Y destilaré la vida en los horribles adjetivos.
    No limpiaré el poema para impresionar al tirano;
    No curvaré mis versos en el arco de una alabanza.
    Pondré los símbolos del crimen en las altas instancias
    Al centro de mis crudas líneas de acusaciones.
    Desnudaré nuestra tierra y expondré sus heridas.
    Perforaré el silencio a su alrededor con agudas metáforas,
    Y apuntaré la luz de mis poemas hacia los oscuros
    Rincones donde nuestra gente es convertida en pulpa.
    No recubriré mis palabras con terrones de azúcar
    Mas las serviré a nuestro pueblo con la quinina amarga.
    No apartaré la verdad de la guitarra de mi corazón;
    Ensartaré la voz desde los labios rotos
    A través de mis verbos volátiles que incineran mentiras.
    Sólo pediré que el poema vigile de cerca a la palabra;
    Sólo pediré que la imagen sea lámpara en el oscuro
    Techo en el oscuro cielo de mi tierra e ilumine la suciedad.
    Hoy, mi poesía ha exigido de mí una confesión.



    *******************

    UN POEMA DE AMOR PARA MI PAÍS


    Para James

    No tengo otra cosa que darte que mi rabia
    Y los filamentos de mi odio atraviesan la frontera.
    Tú, tú has vendido a muchos y a mí al exilio.
    Ahora trasquilado de mentes preciosas, sólo cuentas con
    Lo que las manos pueden hacer para construir tu ruinosa imagen. Tus calles están paridas de hombres esposados
    Y los tambores resuenan con las botas claveteadas de los guardias.
    Te retuerces de agonía mientras los terribles gemelos, ley y orden,
    Dictan la melodía por los densos túneles del alambre de púas. Aquí, semana tras semana, los muros se disuelven y son tenues
    La niebla se aclara y te vemos desnudo como
    Un cuerpo que se empeña en encontrarse y no puede
    Y nuestros corazones retumban con latidos de deseo o de miedo
    Y nuestros sueños son capítulos quemados de tu historia. Mi país, recuerda que no pestañeé ni me dormí
    Mi país, nunca dejé que tu vida rodara cuesta abajo
    Ni te miré pasivo, como a un auto manejado a lo loco,
    Correr hacia el desastre, mientras el conductor lo abandonaba. Los días han perdido su canción y su sal.
    Nos sentimos hastiados sin nuestra risa y nuestra voz libres.
    Cada día pensando lo mismo y descartando nuestras esperanzas.
    Tus días son un metálico escándalo de grilletes
    En los brazos de los hombres mientras son llevados a la ruina.



    *******************

    AHORCAMIENTO


    Prisión Central de Zomba

    Su cuerpo pendular era campana
    de su propia muerte
    se rehusaba sin embargo obstinado
    a morir, colgando desesperadamente
    de la última hebra
    de su vida condenada.
    Esa mañana, ¡oh!
    su cuerpo cantó hasta que no pudo
    soportar su propia canción;
    zumbó cual guitarra
    y ellos no pudieron evitar escuchar, atónitos.
    Cada parte de su cuerpo
    abrió la boca y cantó
    canciones de muerte, órficas canciones del corazón,
    estridentes y dulces canciones
    acorraladas de libertad, o tristes y solemnes
    como el himno nacional.

    Las cuerdas del corazón levantaron su arpa
    en un flujo de insistente ritmo
    y una lenta danza de tambor:
    Toda su sangre se levantó y cantó,
    torciéndose hacia la garganta.
    Todas las silenciosas bocas alzaron sus voces
    y gritaron su coro.
    Nadie pudo amordazar, o impedir que los muros
    de la prisión cantaran;
    Nadie pudo embozar, o recubrir el campaneo



    ******************

    AHORCAMIENTO

    Los ecos de la montaña de Zomba.
    Y los susurrantes pinos de Queen´s Point,
    testigos del sórdido acto,
    levantaron su helado lamento.

    Su corazón era un cubo de dorada luz,
    un nido de incienso donde las aves tejedoras
    habían hecho permanente su bienvenida,
    tejiendo una pared de finas lágrimas de seda
    que cantaron con los labios de la tierra rota,
    de las olas rodantes, el viento resistente y duradero.

    De cada poro de su cuerpo un río de canción
    o un lamento saltó y se desbordó.
    Sus pies se abrieron como pétalos oscuros y gorjearon;
    sus dedos florecieron y rasgaron las cuerdas de su corazón.
    La canción se entrelazó con el macaco y lo trabó
    el nudo corredizo, entumecido, no se cerraba.

    Siendo político, no se le concedía
    la milagrosa fortuna de los criminales.
    Así que llamaron al doctor de la prisión
    para que le administrase el golpe final.

    Apuñaleó el pecho con una gruesa
    jeringuilla e inoculó el veneno
    en el corazón con orgásmico abandono.

    El corazón dio un salto súbito, excitado,
    se perdió sólo un latido engañoso,



    ************************

    AHORCAMIENTO

    y prosiguió su habitual viaje.
    Lentamente se volvió de un profundo verde esmeralda
    y cubrió todo el país entero.
    Cual si fuera piedra él no moría.
    Convocaron a un despiadado prisionero perpetuo,
    colocaron en sus manos un pico
    y le ordenaron localizar el corazón de la víctima.
    Atravesó el pecho por completo
    dejando un vasto hueco. No un asesinato,
    técnicamente, apenas una rutinaria ejecución.
    ¡Entonces una cascada de sangre! No hubo nadie
    a quien la sangre no tocara y bautizara.
    Pilatos buscó en vano agua
    para limpiar sus manos del negocio.

    La canción brotó en un chorro continuo.
    El cuerpo dio su última campanada
    y entonces momentáneamente se congeló, luego en un fútil
    gesto de cruzar el oscuro río ante sí,
    estiró las piernas y pateó
    y trató de rasgar la oscuridad que lo cubrió.

    Entonces ah, ahora sí.
    El momento final de la partida, el fin, la última
    brizna de aliento escapando de su boca abierta,
    otra vez con la canción alzándose cual si fuera humo.


    ********************

    AHORCAMIENTO

    Él quiso un balanceo último, la expresión
    final de su libertad, detenida y preservada
    antes de que los sacos de arena arrastraran su cuerpo comprimido
    hasta el oscuro hueco, en el total olvido.

    EL RÍO ESTÁ TRISTE
    Para Adrian Mitchell

    Han tratado de alimentarlo a la fuerza y han fracasado;
    El río se ha negado resueltamente a comer hoy.
    Está tristón, asqueado, vomitando sangre de amarrados
    Sacos de henequén que no puede digerir, llenos de carne
    Que revuelve el estómago pues los cocodrilos
    Están tan llenos y gordos que la dejan podrirse
    En una tierra donde el hambre alzó una choza de piedras
    Hace más de treinta años, donde la sed enciende un hambre
    Que un lago del tamaño de nuestra ira no podría apagar.
    Si los cocodrilos y peces no se deleitan con cerebros aplastados,
    El río se niega a hacer de basurero.

    No soy hiena ni pez gato dispuesto a engullir
    Tan sangrientos insultos o siquiera la mierda que echan en mi boca,
    Protesta el río mientras golpea con su cuerpo las rocas
    Y estrella incluso su cabeza contra arenas cobrizas
    En un pequeño y claro cuenco donde retozan las percas.
    ¡Yo no lamo heridas como un perro sarnoso!
    Ustedes hieren mi cuerpo con tanto sufrimiento.

    He visto maravillas, ¡compatriotas míos!
    Vayan a escuchar los suaves sollozos del río
    Que esposas y madres acongojadas recogen con sus fuentes de barro
    Vayan a escuchar los fúnebres lamentos subir como burbujas.



    **********************



    UNA CANCIÓN EN PRIMAVERA


    para Masauko



    Mi hijo danza en el círculo
    de su propia luz:
    Mira sus pies florecer
    mientras danza una canción distante.

    Mi hijo danza, camina sobre el sol:
    ¡Ha atrapado el sol en la palma de su mano!
    Frota el sol con sus dedos
    Sus dedos florecen, sus dedos son

    El sol que capturó, son la flor
    Que él hace ondular cuando danza en el círculo

    De su propia luz
    De su propio sol




    *******************

    LA BORRASCA


    para James



    La lluvia lavó el abrigo del viento,
    Desempolvó la nariz de la montaña,
    Le lamió la sangre de su pico,
    Y enjuagó los aceites de pescado por el camino.

    Aquí el camino que nos dejara atrás
    Se detuvo y aguardó por nosotros, nos preguntó
    Dónde habíamos estado
    Mientras desollaban la tierra.

    Entonces el camino, desafiando la lluvia,
    Se escurrió entre montañas,
    Dejándonos asombrados y entretenidos imaginando
    Hacia dónde el delgado camino nos conducía.

    Y nos preguntamos dónde había estado la lluvia,
    Esta lluvia que dejó gotas de sueño
    En nuestras palmas para seminar la tierra de nuestros corazones.

    Bajo los aleros del cielo posamos
    Nuestras mentes abiertas y las llenamos
    Con la pureza que caía del cielo.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/81_82/chipasula.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 13.09.23 16:53

    Paul Sezzie



    Paul Sezzie nació en Malawi. Es poeta, narrador, ensayista, traductor y editor. Diplomado en Educación, Inglés e Historia, es profesor de secundaria en varias áreas como inglés, literatura, historia, estudios sociales y habilidades para la vida, dirigidas a jóvenes estudiantes de primaria y secundaria, maestros y padres de familia. Escribe en inglés, chichewa y tumbuka. Es facilitador experimentado en Teatro para el Desarrollo. Es Secretario General de la Asociación de Poesía de Malawi (PAM) y Cofundador del Movimiento de Poesía de Vilipanganga (VPM). Organizador del Festival Tierra de Poetas, Malawi (2013-2015). Ha presentado su obra en diferentes festivales de Malawi, entre ellos Land of Poets y Mwezi Wawala Festival.



    ********************

    Hijos del sol


    1. Mayores y ancianos
    Gente ennegrecida y golpeada
    Gente a oscuras y quemada
    Gente flaca y doblada
    Gente deforme y torcida
    Gente empolvada y cansada
    El camino ha sido largo y difícil



    2. Mi gente
    En pobreza deshumanizante
    Racionando y rasguñando
    Un exiguo día de vida
    En sombríos
    Análisis estadísticos



    4. Camino con sus fantasmas
    Hijos del sol
    El yo que ondea de un lado a otro
    Soplado por el viento
    Está lleno también
    De los fantasmas de ustedes
    Cargados por los vientos
    Arena
    En mis ojos
    Mi pueblo
    Mi pueblo empolvado y cansado



    5. En sombríos análisis estadísticos
    Enterrado en tomos filosóficos
    Estudiado y debatido
    Supervisado y encuestado
    Distribuido y transbordado
    Saqueado y pirateado
    Agredido e insultado
    Asesinado y mutilado
    Violado y subyugado
    Castigado y excluido por dinero
    Despojado y revolcado y desollado
    Y perturbado y dividido
    Y sancionado y embargado
    Sermoneado y acosado
    Le han mentido y engañado
    Arengado hasta la estupefacción
    ¡Exhibido a un costo exorbitante y astronómica
    Ganancia!
    Vapuleado por horas días años
    ¿Qué queda de nosotros?
    ¿Qué queda de nosotros?



    6. ¿Qué queda de nosotros….
    Cuando lo sostenemos... tiernamente
    Acunado... en la memoria
    Y amamantado
    Nos susurraron
    Y canturrearon
    Y nos obligaron a sonreír
    Y a reír
    Y nos sacaron...
    ¿A Jugar?



    7. Y sólo cuando la acción reemplace este lamento
    Cuando el sudor de los hombres ahogue las lágrimas
    Cuando la positividad suplante esta negatividad
    Cuando la exuberancia sacuda la penumbra
    Cuando el fatalismo se convierta en valentía
    Cuando el amor se dé gratis
    Cuando los niños vayan a escuelas no adulteradas
    Cuando las universidades eduquen la mano, la cabeza y el corazón
    Cuando la innovación genere oportunidades
    Cuando el gobernador cumpla lo que dice
    Cuando los sistemas responsabilicen a los funcionarios públicos
    Cuando el fraude se incline ante la integridad
    Cuando las tribus luzcan la misma insignia
    Cuando la fe en uno mismo desbanque al cinismo
    Cuando el compromiso subyugue al letargo
    Cuando la autosuficiencia entre en cada morada
    Cuando los pozos rebosen de patriotismo
    Cuando la generosidad natural sostenga el progreso
    Cuando el acceso a la información rompa barreras
    Cuando demasiado trago, sueño y sexo se vuelve obsoletos
    Cuando la diáspora invierta en su patria
    Cuando los tugurios cedan a la urbanización



    8. Mi pueblo no vivirá más con las pulgas de antaño
    Mi pueblo sonreirá y reirá de corazón
    Mi pueblo comerá y sobrará para sus perros
    Mi pueblo vestirá y acogerá al mendigo
    Mi pueblo caminará alegre hacia el mall
    Mi pueblo tratará a sus enfermos en su propia tierra
    Mi pueblo deshonrará al Virus y a sus hermanos
    Mi pueblo enviará las privaciones al congelador
    Mi pueblo no mutilará los miembros de sus mujeres
    Mi pueblo celebrará más cumpleaños y menos funerales.
    Mi pueblo estará seguro en sus dormitorios
    ¿Qué queda de nosotros?
    ¿Qué queda de nosotros?



    9. ¿Qué queda de nosotros…?



    10. Cuando lo sostenemos... tiernamente
    Acunado... en la memoria
    Y nutrido
    Y el sol naciente
    Sobre la bandera nacional
    Comienza a elevarse de verdad
    Y calienta cada alma
    De los Hijos del Sol
    Y en esa calidez
    Bajo la luz de la luna
    Bajo el árbol de Kachere
    Todos nosotros saldremos a
    Bailar
    Y allí…
    Habrá una espiral de polvo








    Mientras vivas en esta agitada habitación de "tu" alma
    Seguirás preguntándote: "¿Por qué sigo aquí?"
    Y entre aquellas paredes asfixiantes que te tienen cautivo
    Seguirás librando guerras contra enemigos desconocidos.
    Librarás guerras contra tu propia Alma
    Enfrentarás esta pared contra aquella otra en la guerra
    Treparás para ver el sol de agosto nunca nacido
    Y desde los cuatro vientos allá no surgirán aliados

    Agachado en un rincón de la habitación de tu alma
    Sólo tú
    Escucharás el canto eufórico en la trasera habitación antediluviana
    Encorvado sobre el suelo de la habitación de tu alma
    Sólo tú
    Olfatearás el aroma a camaradería en la habitación infantil de enfrente

    Sólo tú en tu cuarto

    Preguntarás: "¿Por qué sigo aquí?"

    Encorvado
    Sobrecargado con diez ítems, entre un millón de cosas por hacer
    Portador de generaciones egoístas que no te permiten abortar
    Un puente soportando pesadas patas de elefante en junio y octubre.
    Un cuerpo luciendo adornos de lágrimas que las lluvias de enero no pueden lavar

    Sólo tú en la agitada habitación de "tu" Alma

    Cantarás: "Todas las miradas sobre mí"

    Dentro y fuera de notas
    Dentro y fuera de tono
    En espasmos y estremecimientos
    En ataques y convulsiones

    Sólo tú
    Tendrás que excavar a través de las paredes de la cárcel y huir o luchar de nuevo
    Sólo tú
    Tendrás que sacudirte el polvo del presidio y ser libre o estar maldito de nuevo.
    Sólo tú
    Tendrás que arrancarle tu alma a las travesuras y descansar o seguir soportando
    Sólo tú
    Tendrás que tomar el toro por los cachos y construir una nueva habitación
    como la de atrás.

    Y en la moderna habitación de tu alma
    Puedes cantar una mejor canción y llorar lágrimas dichosas
    Puedes construir una ciudadela y gobernar sobre Queen-Dom
    Y aún puedes vivir aquí, estar aquí en tu alma
    Hasta siempre





    Corre bambino corre


    Rumores rastreros han construido un techo sobre la integridad de ella
    Ese techo de concreto destinado a contener prisioneros
    Hay un extraño en las voces de su celda
    Ella aún no sabe si esta voz es desdeñosa
    Halagadora, degradante o reconfortante
    Todo lo que sabe es que estas son voces que cargan
    Una miríada de carcajadas que le roen el corazón mismo
    ¡Corre Bambino! ¡Corre!

    La cacofonía del ruido dentro de ella cae
    Sobre aisladas paredes de sangre humana
    Hablando en lenguas todo sin que ella se dé cuenta
    La sinfonía de la destrucción
    Hace un carrusel a su alrededor
    Ella es un fantasma que habla con sus propias sombras.
    Esta es la historia degradante de la digna figura
    De una virgen tímida
    ¡Corre Bambino! ¡Corre!

    Ese símbolo de honor que ella llamó su papi
    La paradoja de la paternidad que aún tiene que comprender
    Obligada a gemir gemidos de dolor hasta ahora desconocidos
    Risa hosca del señuelo sin escrúpulos de la inocencia robada
    Ella es un amanecer desvaneciéndose sobre las praderas del sur
    Ella es pétalos negándose a florecer en un jardín de abominación.
    Los capullos marchitos de un otoño moribundo
    ¡Corre Bambino! ¡Corre!

    Pero ¿de dónde obtienen los hombres estas inflexiones caníbales
    De cenar a su prole? ¡Corre Bambino! ¡Corre!
    ¿Su propia sangre ahí depositada, retirada y contaminada?
    ¡Corre Bambino! ¡Corre!
    ¡Y vengan cielos vengan!
    Exorcicen demonios unidos a cremalleras de hombres
    ¡Vengan cielos vengan!
    Con cuchillos de relámpago desmiembren hombres libidinosos
    ¡Corre Bambino Corre!

    Los vientos de la sabiduría no pueden reparar las grietas de la feminidad de ella.
    Los pájaros parlanchines del bosque no pueden ver la guerra civil en las lágrimas
    de ella.
    Es la oscuridad sola la que comparte la vergüenza que aguantan sus pechos
    La oscuridad sola que participa en los gemidos humillantes del despreciable placer
    La humedad de su irritante sudor mientras mastica la punta de sus pezones
    La infamia de sus manos callosas ensuciando su vulva
    La revelación de sucios dientes de león en una mueca sofocante de falso triunfo
    El placer impío del éxtasis efímero
    ¡Pero corre Bambino corre!

    Ella es una ola del océano esperando derramarse
    Sobre la orilla burlona; y cuando vuelva en sí
    Le habrán crecido alas sobre las cicatrices mismas
    Abandonada en días carentes de conocimiento
    Ella revivirá la fuga de la prisión y volará junto a la alondra.
    El mundo muerto desde su muerte
    Resucitará y se suicidará de nuevo en el asombro de la nueva ella.
    Todas las voces desconocidas se fusionarán en una
    Poderosa orquesta y canto para la nueva Reina
    Como el sol emergente, ella se elevará sobre el mar de la angustia
    Y brillará sobre sus depredadores
    La vergüenza que expondrá a través de su brillo perfecto.
    Ella será la voz de toda mujer
    (¿Quiénes nunca tuvieron la oportunidad de contar sus historias?)
    Ellos se alimentarán sobre las arenas costeras de su gloria robada
    La melodía de su canción anidará a todas las almas náufragas
    Sobre playas de grava como frailecillos silbadores.
    Ella es la única línea delgada de brillo en los cielos oscuros
    Pronto brillarán dinamitas de almas ascendentes
    Y al cantar, los pulmones se llenarán de dulce pulpa de deleite
    Exprimida, extraída de los espasmos del orgullo de una mujer
    Todos aquellos que anudaron el rencor florecen en un atadillo de hierbas
    Para condimentar sus ácidos platos de impureza
    Yacerán postrados a los pies de sus víctimas

    ¡Y el Bambino no correrá más!







    Un respiro


    Igual que cáscaras de banano arrojadas, podridas,
    Gusanos azules hacen heno de lo que queda
    De nuestra desnudez; somos olvidados
    Esperando que la esperanza nos encuentre visibles
    En las costuras profundas de intactos pajares;
    Y meditamos una y otra vez,
    Meditamos sobre las mentiras que engordaron nuestras esperanzas.
    Érase una vez antes de esta elección;
    Que nuestra erección nunca vio la luz del agujero,
    Por esta apertura cortejamos los últimos 5 años;
    La apertura que significó un mundo orgásmico
    Que engendró espasmos sísmicos de nuevas perspectivas
    Para nosotros, los pobres, los hambrientos, los sin techo,
    Los asesinados, los sin matrícula escolar.

    Durante demasiado tiempo hemos sido papel higiénico
    Usado y arrojado al abismo maldito
    De promesas incumplidas; hemos sido pobres,
    Pañales emanando el olor desordenado de heces frescas
    Al comienzo y al final de cada trimestre; ahora vemos sus rostros
    Radiantes y exuberantes como notables conquistadores,
    Cuando se inclinan para ver cuántas heces
    De sus traseros están pegadas a nuestros rostros;
    Y a través de la alcantarilla caminamos hacia nuestras chozas lamentables
    Guardando carbones calientes dentro de nuestras cabezas como pensamientos
    Sosteniendo el aire frío en nuestras manos para mayor comodidad
    Bolas de arena clavadas en las grietas de nuestros pies
    Grumos de gas lacrimógeno atascados en el camino de nuestra vista,
    Es cuestión de tiempo, antes de que el tiempo nos dé un respiro







    Los poetas escriben
    ... Y así es que

    En su soledad y su consuelo
    En su antagonismo y su complacencia
    En su frustración y su plenitud
    En su ver doble y su sobriedad
    En su anticipación y su cumplimiento
    En su meditación y su desprecio

    Los poetas escriben

    En su conmiseración y su indiferencia
    En su duelo y su éxtasis
    En su asamblea y su adiós
    En su disgusto y su adoración
    En su viaje y su llegada
    En su entusiasmo por la vida y su calma

    Ellos persisten en la esperanza

    En su dilema y su milagro
    En su ensueño y su conciencia
    En su encarcelamiento y su liberación
    En su enfermedad y su salud
    En su opulencia y su necesidad
    En su incumplimiento y su lealtad

    Se esfuerzan por comprender
    En su persecución y su alegría
    En su protesta y su aprobación
    En su tentación y su repulsión
    En su hambre y su satisfacción
    En su perdida y su logro
    En su desesperanza y su aspiración

    Buscan respuestas

    En su rechazo y su apropiación
    En su aprensión y su valentía
    En sus alucinaciones y sus ensoñaciones
    En su luchar y su ardor
    En su decepción y su comodidad
    En su llanto y su risa

    Ellos buscan la razón
    En su silencio y su clamor
    En su vivir y su morir





    ¿Cómo enterramos a los poetas?


    Tantas veces enterramos a los poetas, muertos
    Por la imaginación de los malvados
    Todos los días enterramos a los poetas, muertos
    Por el ataque de extrañas dolencias
    Y todo el tiempo enterramos a los poetas, muertos
    Por el asedio de elementos desconocidos

    Siendo lo que somos enterramos a los poetas
    Detenidos sin juicio por años y años
    Esperando contra toda esperanza que con el paso
    De las estaciones tanto el poeta como la poesía
    Se vuelvan indefinidos e ilegibles; y sin embargo
    Tanto el poeta como el poema son como el vino en
    El viejo adagio, que se vuelve cada vez mejor
    Tras cada puesta de sol y cada amanecer

    Siendo absolutamente desalmados, apaleamos y enterramos
    La sangre y la carne de los poetas hasta
    Shambuks y botones de
    Madera de las montañas; y en poco tiempo
    Napolo viene llevando cargas
    De trozos de poesía que respira, hacia las profundidades
    De los ríos, lagos y océanos y así
    Pitones y peces pueden disfrutar un buffet de poesía
    Sin gastar ni un centavo

    Siendo ingenuos enterramos a los poetas en la oscuridad
    De cárceles hechas por el hombre y declaramos haber
    Eliminado malos versos; y al amanecer
    Aún vemos imborrables poemas de grafiti apilados
    Sobre los muros de la prisión, escritos con la mierda de "fríjoles con gorgojo del poeta”
    y así los culpables de violación, agresión a la esposa,
    Corrupción y matanza de albinos sabrán que
    Los poetas han estado aquí antes

    Siendo insensatos enterramos a los poetas en implacables
    Cámaras de persecución pública
    Y cuando cesa la lluvia aún vemos hermosas mariposas
    Cargando bajo sus axilas libros de Gibran, Wordsworth, Yeats, Rubadiri,
    Okgbo, Chimombo, Manjawira para regalar a
    Los jóvenes en su boda poética; y entonces observamos
    Pájaros celestes recitando sonetos de Shakespeare
    Durante el espectáculo de Pelekani Pelekani



    Siendo estúpidos enterramos a los poetas en perdurables
    Ataúdes de caoba y cofres de bronce
    Pero aun estos no pueden evitar
    Que los poemas que los poetas escriben y recitan
    Escapen del cruel agarre de cajas cuadrúpedas
    Y hexagonales para disfrutar de la vista de la virgen
    Sol; y así cuando cae la noche, símiles y
    Metáforas se suplican entre sí a la luz de la luna

    Siendo pobres de juicio enterramos a los poetas
    A seis pies de profundidad en suelos desconocidos, y ante la muerte,
    El enemigo comienza a regocijarse, el viento ha barrido
    El polvo de la tumba cargado con rimas hacia nuestros pies
    Rajados y calzoncillos sudorosos y así nos arrastramos
    A casa habiendo perdido y ganado en igual medida;

    Siendo pueriles enterramos a los poetas en hoyos cavados con pequeños,
    Extraños y malditos azadones
    Los hoyos no son lo suficientemente espaciosos para contener todo el largo y ancho
    De 2018 páginas de poesía
    Los azadones no son lo suficientemente buenos para enterrar los rascacielos de los poetas
    Vivos y muertos, enfermos y andantes; y entonces sostenemos
    Nuestras cabezas avergonzadas en el gigantesco fracaso de combatir el destino

    Siendo particularmente insensibles, enterramos a los poetas a plena vista
    De la lluvia de lágrimas y el deslumbrante sol vespertino
    Y antes de que las sombras se alarguen, antes que el gong de la noche
    Resuene, el rocío ya nos ha regalado una cena
    Suntuosa de ritmo y métrica
    Y entonces todos debemos coincidir en que los poetas en Zomba, Londres o Ibadan
    Nunca se pueden enterrar por la tarde

    Siendo de alguna manera románticos enterramos a los poetas en los más agradables
    Y limpios rincones de nuestros corazones, y así, cuando cae la noche
    Sobre su espalda comenzamos a masajearlos con los más frescos
    Arrullos porque, siendo más románticos, advertimos
    Que los poetas no son sólo poemas: son familia

    Rara vez siendo sabios enterramos a los poetas en las orillas profundas
    De nuestras mentes tiernas y desnudas y pronto
    Advertimos que caminamos con fantasmas inmortales de sabiduría que,
    En un nuevo tipo de bautismo, nos sumergen en las aguas
    De soluciones inmortales a las complicaciones mundanas

    Pero enterrar poetas muertos y vivos, enfermos y andantes
    Es un arte probado por muchos y dominado por ninguno
    ¿Cómo enterramos a los poetas?
    ¿Para que sus bolígrafos y sus manos y sus cerebros
    Y sus versos y sus personas sean enterrados para siempre
    Con sus huesos?
    ¿Cómo enterramos a los poetas?
    ¿Para no leer más del pentámetro yámbico
    Que trae erecciones odiosas y eyaculaciones llenas de lágrimas?
    ¿Cómo enterramos a los poetas,
    Cuando todo lo que vemos son estrofas de baladas talladas sobre sus
    Frentes inmóviles, y los ojos muertos aún parpadean haikus?
    ¿Cómo enterramos a los poetas?
    ¿Para no tener de este alivio de los despechados
    Y de aquellos cuyas esperanzas se estrellan contra el pedernal?

    Pero poetas y poemas no se detendrán; porque poetas
    Y poemas aman cabalgar el viento
    Poetas y poemas aman a la gente
    Poetas y poemas se niegan a ser enterrados
    Poetas y poemas odian los cementerios
    Poetas y poemas odian a los sepultureros
    Poetas y poemas odian a los quejumbrosos
    Poetas y poemas odian a los fabricantes de ataúdes
    Poetas y poemas odian la muerte
    Poetas y poemas viven para siempre

    (En memoria de Steve Chiomombo, Mimo Manjawira, Robert Rubadiri y todos los poetas caídos)




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/31/PaulSezzie/


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 13.09.23 16:57

    Fatoumata Ba



    Fatoumata Ba nació en Gabón el 10 de noviembre de 1974. Nacionalizada en Malí. Poeta, narradora, dramaturga, socióloga y antropóloga. Ha participado en eventos poéticos en África, Europa y Canadá. Ha obtenido varios premios de poesía, entre ellos el premio de la UNICEF, 1996, y el Premio de la Francofonía, 1997. Sus poemas han sido incluidos en la revista Art le Sabord, Canadá, 2002. Su obra es a la vez caricia y reflejo de su compromiso por servir causas nobles y justas. A través de sus versos, nos transporta a una esfera donde se dibujan hábilmente las taras de nuestra sociedad. Ella nos habla igualmente, con mucha destreza, del más viejo sentimiento del mundo: "el amor". He aquí una poética que trasciende el porvenir del África moderna. Este continente de nuestro nacimiento, lentamente regresa al centro de la humanidad. El grito poético de Fatoumata Ba resuena en su



    *********************



    LA LIBERTAD


          Y soplo estas palabras
             A tu grito del vientre
             Y tu nombre se ahueca
             Con el viento y la lluvia
             Bajo mi párpado
             De sal y de lágrima
             En mi sangre

                 Y yo visito los pasillos
                 De tu humanidad
                 Yo te invoco en cada
                 Parcela de mi existencia a
                 Hender el silencio pesado de soledad
                 Converger hacia tu luz

             Yo te tomo apretado contra mí
             Nombre Pálido de nieve
             En mi temblorosa palma

                 Yo me abro un camino
                 Franqueo mis propias fronteras
                 Perfumo el universo de tu sendero
                 Y bogo a tu encuentro

             Yo soy un alma errante
             Vacía, plena
             El año se comprime, se desmorona
             Siempre, no habría visto más que su penumbra
             Sobre el párpado de la noche

                 Yo te llamo sobre la senda del miedo
                 Yo te espero en mi sufrimiento
                 Herida abierta, dolor inmenso
                 Que ocupa el espacio

             Yo canto tu nombre
             A aquellos que no creen ya en él
             A los países asesinados
             A los corazones mutilados
             A las almas afligidas

                 No hay límite a mi continente
                 Abro mi casa
                 Grande ardiente

             De estas noches de gran frío
             Para convidarte al banquete
             De los corazones ávidos
                 De libertad.





    INJUSTICIA



    Déjame
    Mojar mi pluma
    Abismo de los malvados
    Déjame detenerme
    El tiempo de un suspiro

    Furtiva, límpida
    Guardar la imagen del mundo
    Desviado por su mentira
    Verdad enmudecida

    Romper la enfermiza ignorancia
    Romper la pasividad
    Silencio abrevador de reproches

    Pesado mi sueño
    Pesado sobre mi párpado
    Frágil
    Donde se agota la apatía
    Se subleva la justicia





    RECOMENZAR


    Cada vez que el viento de mis recuerdos
    sopla demasiado fuerte me ahogo          
    hoy en día es distinto y  
    querría yo recomenzar.

    Recomenzar de diferente forma
    sin recaer en idénticos errores,          
    olvidarme de ciertas separaciones,  
    amar ciegamente.      

    recomenzar completamente sola,
    no amar a nadie ya y              
    amarme por completo.

    Ya no más amar por amar,
    Ni soñar tanto,          
    De los otros nada esperar,                                                    
    no esperarlo más.

    Reinventar instantes distintos          
    recomenzar entre la soledad.
    Vivir mis fantasías a la buena de dios,    
    rehacer otro yo,          
    rehacerme simplemente.
    recomenzar.

    Cambiaré de costumbres,
    Crearé más hábitos inhabituales;
    Otorgarme oportunidades más grandes
    Para el porvenir.    

    Para triunfar fácilmente;
    ser más mujer y menos niña;
    ser más recia y menos suave.                                                                      
    Recomenzar, yo querría recomenzar

    Ya no ser la misma, vivir plenamente mi presente;
    develar las prohibiciones de este mundo,
    rebelarme simplemente contra aquello a lo cual
    no tenga derecho.

    recomenzar de otra manera,
    nacer en otra parte bajo otra estrella
    alguna parte donde la poesía sea    
    la música del alma
    alguna parte donde uno decida sobre sus sentimientos
    donde todo es más accesible.
               Recomenzar.

    Ser cada día alguien diferente
    vivir al día el día sin preocuparse
    jamás de mañana.
    Recomenzar con confianza,  
    Recomenzar nada
                             Apenas una vez.







    EL HEREDERO


    En el corazón del desespero
    La periferia, un grito,
    Grito de calamidad
    Trampa, desilusión
    Agramadera del negro
    Guerra, recesión, desempleo

    ¿Adónde
    Ir entonces a buscar la solución?
    En este mundo,
    Constante mutación
    El porvenir está por venir
    ¿Cuál es la parte del heredero?

    Siglo de miedo,
    Terror
    El África se muere-
    Enorme masa de deuda

    Ella agoniza
    Resbala  
    Se vacía sombría.
    ¿Cuál es la parte del heredero?

    Sanguijuela
    Ávida sin remordimientos
    El centro se erige en amo  

    Danza indanzable
    El heredero está desorientado
    Escruta el firmamento
    Analiza todos los contornos

    Diagnóstico amargo, deslumbrante:
    El sur cabalgado por el occidente
    ¿Imperialismo?

    No  recolonización
    Pregunta que persiste
    Se enraíza
    Se coagula
    ¿Cuál es la parte del heredero?

    ¿Arena movediza?
    ¿Se desliza en
    Infernal torbellino?
    Reflexiona
    Desconocido ritmo
    Deja en su golpe
    El torno se afianza.





    JUNTOS


    Todavía ayer han pasado cosas          
    Ayer apenas han renovado la ignominia      
    La muchachita inocente lanzó su último suspiro      
    ¿Por qué vertió lágrimas?
    Dicen:
    Se trata de su honor.  

    Centenares de miles de muchachas mutiladas
    Miles de centenas de muchachas torturadas        
    Dicen:
    Se trata de su honor.  

    Mi hermana, allá en el terruño no comprendió    
    Ella no comprendió que este gesto le quitaba su dignidad
    Mi hermana, aquí en la ciudad se interroga sobre su progenitura
    ¿En qué mundo vivimos?
    ¿Adonde vamos?

    Todo lo que está bien está mal
    Todo lo que está mal está bien
    Despertarse
    Despertarse de este sueño
    La muchachita pierde su identidad
    La muchachita se muere a fuego lento

    Sobre todo no dormitar
    Hundirse entre la mediocridad
    Respetar las tradiciones
    Mejorarlas  

    Todavía hoy, han ocurrido cosas                
    Apenas esta mañana ella fue víctima
    De una cultura conjugada en todos los tiempos pasados
    Víctima de nuestra pasividad

    ¿Cómo rebelarse?
    Mi hermana, por respeto se calla
    Hablar sería una afrenta
    Evita la maledicencia
    Los antepasados siempre tuvieron razón

    Como encaminados
    Entre esta arena movediza
    Gritarlo, clamarlo
    Una impotencia me corroe,
    Me siento desfallecer

    Sola estoy  
    Entre este vértigo    
    Una voz en el fondo de mí
    Por acariciar mi ser
               Me propone detener juntas esta calamidad





    MENSAJE


    Escuchen
    El himno a la paz,
    Historia del hombre
    Humanidad como especie.
    Escucha víctima del desarraigo  

    Vivimos una era de incomprensión
    Jalonada sin cesar por la indiferencia
    Nosotros consumimos sufrimiento;

    ¿Pretender qué identidad?
    En este universo donde el sueño es lujo
    Estar bien, vivir bien
    Sentirse libre sobre un territorio
    Cultivar, paciencia,
    Dominio de sí
    Reaprender la tolerancia,
    Viajar al corazón de las nuevas esperanzas
    Sobre una isla de múltiples colores;

    !Ay!
    El bello continente es espejismo
    Es necesario edificarlo
    Nuestros derechos merecerlos
    Si fragmentos de nuestras vidas cohabitan
    Inútil oponer resistencia        
    Extraer nuestras fuerzas en la mirada del otro
    Inventar juntos una melodía.

    Los días suceden a las noches
    El nómada prosigue su camino
    Continua huída  
    Su alma abriga una resonancia particular
    Porque el sabe que el griot*
    Memoria del tiempo
    Guardián del templo
    Conservará las huellas
    Recorrido insólito
    En un mundo excéntrico.

    Descentrar permanece como una necesidad
    En esta pesada atmósfera de prejuicio
    La distancia es una incapacidad,
    Entre nuestras consciencias cerradas,
    Aspirar al amor al deseo de dividir  
    Ser ciudadano en la escritura,
    Descubrir en la poesía
    La ligereza de las palabras
    Descolonizar las mentalidades
    Reconsiderar el sincretismo
    Rehabilitar la utopía.

    Y en esta maravillosa trascendencia    
    Pertenecer a un planeta
    Donde globalización no es sinónimo de perdición
    Otorgarnos la oportunidad de recomenzar.




    *Griot : miembro de la casta de poetas, músicos depositarios de la tradición oral (Nota del traductor)






    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/77_78/ba.htm


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 13.09.23 17:09

    Ismaël Diadié Haïdara



    Ismaël Diadié Haïdara nació en Tombuctú, Malí, en 1957. Es poeta, filósofo, ensayista, historiador y narrador. Es presidente del Fondo Kati y director de la Biblioteca Fondo Kati de Tombuctú. Ha publicado, entre otros, los libros de poesía: Territorio del dolor, 1967; El canto equinoccial, 1978; Como una herida reventada en las compuertas del sol, 1979; Poemas 1980-2000; La tumba de Jabès, 2000; Sahel, 2017, y Tebrae para mi madre, 2017.  Otras de sus publicaciones: El estado del mundo. Necesidad, posibilidad y contingencia en Ibn Arabi, 1992; La España musulmana y el África subsahariana, 1997; Los judíos de Tombuctú, 1999; Los últimos visigodos, 2003; Los otros españoles, 2004; Rihla. Relato de un viaje por la Curva del Níger y los desiertos del Sáhara en pos de un sueño llamado Al Ándalus, 2006; Monólogo de un carnero, 2012; Tombuctú, Andaluces en la ciudad pérdida del Sahara, 2015; Una cabaña junto al agua, 2016; Diario de un bibliotecario en Tombuctú, 2017; De Toledo a Tombuctú, 2019; y De la sobriedad, 2020.




    ****************



    Ismaël Diadié Haïdara (Tombuctú, Mali, marzo de 1957) es un historiador, poeta, filósofo y experto en cooperación maliense. Exiliado en España tras la rebelión tuareg de 2012,1​ Ismaël Diadié es el último descendiente de Alí ben Ziryab al Kuti, ciudadano de Toledo expulsado de la ciudad en 1468 e instalado en Tombuctú.

    Es responsable de la conservación del Fondo Kati, el legado documental andalusí más importante fuera de España.

    Es autor de varios libros y conferenciante. Su biblioteca la integran más 3 000 manuscritos que su familia llevó consigo a Tombuctú. La mayoría, más de 2 500, son de variada temática árabe medieval. También hay 300 manuscritos de autores andaluces, 100 de renegados cristianos y 60 de comerciantes judíos.

    Distinciones

    1991: Premio de la fundación Roger Garaudy a la investigación histórica por su libro L’Espagne musulmane et l’Afrique subsaharienne.
    Documentales
    Ismael, el último guardián. RTVE2​

    Obra

    Narrativa
    Zimma (Elisa Remón, trad.). Barcelona: Vaso Roto. 2015. ISBN 978-84-16193-23-3.
    Une cabane au bord de l'eau (en francés). Málaga: Ediciones del Genal. 2015. ISBN 978-84-16021-76-5.

    Historia
    Los otros españoles. Los manuscritos de Tombuctú: andalusíes en el Níger. Madrid: Martínez Roca. 2004. ISBN 84-270-3009-6.
    Los últimos visigodos. La biblioteca de Tombuctú (María Montes de Oca Mercader, trad.). Sevilla: RD Editores. 2004. ISBN 978-84-95724-31-1.
    Rihla. Relato de un viaje por la Curva del Níger y los desiertos del Sáhara en pos de un sueño llamado Al Ándalus. Córdoba: Almuzara. 2006. ISBN 978-84-88586-44-5.
    Diario de un bibliotecario en Tombuctú. Córdoba: Almuzara. 2017. ISBN 978-84-17229-16-0.
    De Toledo a Tombuctú. Un camino de manuscritos. Conversaciones con Ismael Diadié Haïdara (Paz Gómez Moreno, trad.). Ginger Ape Books & Films. 2018. ISBN 978-84-943683-7-0.

    Filosofía
    Statut du monde, Nécessité, Possibilité et contingence chez Ibn Arabi de Murcia. Córdoba. 1992.
    Analecta. Inédito.

    Poesía
    Territoire de la douleur (en francés). 1977.
    Le Chant équinoxial (en francés). 1978.
    Comme une blessure éclatée dans les vannes du soleil (en francés). 1979.
    Poèmes (1980-2000) (en francés). Poemas inéditos.
    Le Tombeau de Jabès (en francés). París: Opales. 2000. ISBN 2908799480.
    Sahel (en francés). Málaga: Ediciones del Genal. 2017. ISBN 978-84-16871-86-5.
    Tebrae pour ma mère (en francés). Málaga: Ediciones del Genal. 2017. ISBN 978-84-16871-73-5.





    ***********************




    El nido de las garzas blancas


    Soy una cabaña en ruinas entre tu voz y un largo invierno
    Conozco el canto del pájaro solitario en su nido vacío
    Me fui de un país lejano para vivir en una lengua extranjera
    Conozco la cama fría, la mañana sin café
    Conozco la espera que germina para nadie
    La espera de alguien que podría llamar a mi ventana con sus alas
    o una vieja carta entre los labios.

    En el corazón del invierno la poesía enciende un fuego
    y en las más profundas soledades llena el cielo de garzas blancas
    que siempre vienen para hacer su nido en mi voz.



    George Floyd


                        I am not your Negro
                        James Baldwin.

    Me hubiera gustado no escribir este poema
    Me hubiera gustado no pronunciar el nombre de Georges Floyd
    Me hubiera gustado no decir que ha muerto Georges Floyd
    Ha muerto Georges Floyd la rodilla de un policía sobre el cuello
    Ha muerto Georges Floyd gritando que le falta aire
    Ha muerto la cara en el suelo pidiendo ayuda y cordura
    Me hubiera gustado decir que no ha muerto porque era Negro
    No era nadie Georges Floyd no era nadie era solo un negro más
    Era solo hijo de los esclavos de aquellos campos de algodón del Mississippi
    Esclavos en los campos de algodón florecidos por la sangre negra
    No era nadie para que arda América no era nadie
    Me hubiera gustado decir esta noche es blanca y callada
    Me hubiera gustado decir la flor del almendro canta en el alba
    Me hubiera gustado decir el pájaro azul y los besos bajo los semáforos
    Pero hoy Georges Floyd ha bebido el alba y la noche y sus estrellas
    Y el día y la tarde ante los ojos azules de la muerte.





    Diálogo entre la amada y el amado


    Amado: Triste es la noche oscura
    Amada: ¡Qué bellas, amado, las estrellas en la noche oscura!
    Amado: Soy testigo de la sangre de los míos derramada y mi ciudad quemada
    Amada: Mira, mira amado el pájaro sobre la espiga de trigo…
    Amado: Fui al exilio por los fanáticos
    Amada: ¡Qué bello fue el día de tu llegada!
    Amado: Dejé hacienda, jardines, mi vida entre los libros y las dunas
    Amada: Amo los pájaros cantarines, la belleza del bosque
    Amado: Sólo necesitaba una cabaña a orilla del río y olvidar al hombre y la historia
    Amada: Amo la nieve que cae
    Amado: He cantado a los muertos por el hambre y a los de las epidemias y de las guerras
    Amada: Amo la Lluvia amado ¿No ve cuando cae? el cielo se rompe a llorar de alegría
    Amado: Lloro de pena y testifico por los que no pueden testificar
    Amada: Mira la semilla, el sauce llorón, la bruma sobre la montaña… ¡Qué alegría!
    Amado: ¿Me oyes?
    Amada ¡Si! Te oigo hablar de este tiempo y te estoy dando la eternidad… ¿Cuándo lo verás?





    Las sandalias de Ulises


    Ya surques los mares sobre naves de grandes velas
    o vayas sobre senderos de montañas y nieve
    siempre andarás con las sandalias de Ulises

    A veces te atarás para huir de las sirenas
    pasarás tiempo en islas lejanas entre incienso y seda
    pero siempre andarás con las sandalias de Ulises

    Guerras lejanas te sorprenderán
    Descubrirás ásperos y profundos desiertos
    siempre andarás con las sandalias de Ulises

    No te quedarán tierras por descubrir ni ríos
    la patria que esperas será la lengua en la que tu madre cantó
    y siempre en la lengua de tu madre soñarás con Penélope.





    Este tiempo mío


    Escribo poemas para tener un lugar donde respirar
    mientras aguardo con las ventanas cerradas y las luces apagadas
    Veo mejor la libélula y mi niñez correteando en un campo de amapolas

    Escribo un poema para tener un sendero de espigas
    Mientras por mis caminos ando y miro hacia el infinito
    se me acerca más el vuelo de las garzas

    No pido perdón por ser solo de un mundo de palabras sin rima
    Este tiempo mío arde por sus ríos y sus bosques
    ¿Dónde vivirá el hombre si en el poema no hay cielo ni alas?





    Ocas


    Cuando se pone el sol, una mariposa aletea entre las flores,
    Unas libélulas rojas vuelan sobre el estanque de los peces.

    Las ocas calladas siguen bajos los árboles.
    Me miran, las miro. No nos conocemos.
    ¿Qué vamos a decirnos?
    Quizás están felices de estar encerradas
    Como yo de vivir en el exilio.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/31/IsmaelDiadieHaidara/

    https://es.wikipedia.org/wiki/Isma%C3%ABl_Diadi%C3%A9_Ha%C3%AFdara


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 13.09.23 17:20

    Adamou Ide


    Adamou Ide nació en Niamey, Níger, el 22 de noviembre de 1951. Poeta y novelista. Presidente de la Societé des Gens du Lettres du Níger, asociación de escritores y hombres de la cultura. Recibió el Premio Nacional de Poesía en 1981. Ha publicado en poesía Unfinished Cry, 1984 y On the Land of Silence, 1994; y colectivamente, Ay Ne Han, 2004. Prosa publicada: Straw Camisole, 1987; Talibo, A Child of the District, 1996 y Wa Sappé Ay Se!, 2003. En breve editará Mother´s Song for a Sick Son, poesía, y Cockroach Man, cuentos. Relata así sus inicios en la poesía: «Desde muy dentro de mí, un agudo sentimiento de injusticia y revuelta emergía. Creo que no he tratado de entender, he gritado: ¡era la voz de la poesía! que se convirtió en arma y tribuna de protesta y denuncia: Clamo por amor, libertad, solidaridad, hermandad entre los hombres y pienso que en cada hombre existe un poeta. Pero también siento que los poetas son temidos por los poderosos que utilizan la violencia, prósperos a costa del sufrimiento colectivo. Al denunciarlos algunos poetas son encarcelados, torturados, asesinados o exiliados como si fuese suficiente para matar el poder de la palabra en ellos. Los poetas continúan pagando un pesado tributo por la libertad de pensamiento. ¡Una vez más aparece la poesía como el último bastión en la lucha por la libertad! En estos tiempos, algunos poderosos de este mundo creen ser capaces de esclavizar a otros por medio del pensamiento unilateral, injustas leyes económicas, guerras injustas y esperan que los poetas hablen de esta u otra manera. ¡Ahora más que nunca, necesitamos la poesía y de poetas comprometidos en la lucha por la paz, la justicia y la tolerancia! La poesía de canción de cuna está hecha para adormecer a los niños, mientras caen las bombas y destruyen sus piernas. Nunca he creído en este tipo de poesía «descolorida» y «desodorizada». Creo en las palabras que nombran el sufrimiento y que despiertan y siembran la esperanza en surcos abiertos por la miseria y las lágrimas. La escritura poética me ha permitido vivir una increíble aventura. Una siempre nueva aventura en un misterioso mundo de palabras. Uno siente en el poema que la vida agitada de las palabras está siendo escrita, que ellas se amontonan para hallar un lugar en el verso, se abrazan unas a otras para generar ritmo, para provocar o estimular sentidos en el lector, y uno nunca sabe cuándo el poema está terminado o es el poeta que cansado ha bajado las armas. ¡Pero, qué importa si el poema está allí y canta ante ti el amor real y la libertad!...»





    *****************



    ¡Tengo miedo!



    ¡Tengo miedo!
    Sí, no lo oculto de ti
    Lo digo: ¡Tengo miedo!
    Tengo miedo
    De todos los himnos que cantas
    Elíxires vomitados ruidosamente
    Esgrimidos
    Tengo miedo de tus banderas
    Restallando en el viento de tu locura
    ¡Tengo miedo!
    A ti te confieso mi miedo
    Tengo miedo de tus tiendas levantadas
    Esparcidas en los jardines florecidos
    Tengo miedo de tus juegos adultos
    En prosaicos pasillos
    ¡Yo sé que un día
    Tú me matarás!
    Tengo miedo
    Sí, yo confieso mi miedo
    Tengo miedo de tus manos enguantadas
    Que esconden numerosos cactus
    Tengo miedo cuando un niño
    Clama por la vida en su fría cuna
    Tengo miedo cuando demuestra éxtasis
    ¡Yo sé que un día
    Tú lo matarás!





    Hambre


    Hambre-tú sabes
    Ese es el estómago que no duele más
    De esperar anhelantemente el inaccesible bocado
    Hambre-tres días sin comida
    ¿Por cuántos días más?
    Hambre- son estos ojos
    De color rojo oscuro
    Hambre- son estas fauces oxidadas
    No tener fuerza para estirar la mano
    Hambre- tú sabes
    Esa es la esposa huyendo sola por los campos
    Sola terriblemente solitaria
    A rescatar los niños
    Hambre- Son estos resignados animales
    Esperando indefensos en el fango
    Esperando la muerte
    Que los libere del yugo
    ¡Váyanse a la luna!

    ¡Váyanse a la luna!
    ¡Lejos de la miseria de la tierra!
    ¡Váyanse a la luna!
    Cerca de Dios estarán
    Quizás
    En la Beatitud también
    Quizás

    ¡Váyanse a la luna!
    Con sus piscinas
    Sus torres, Manhattan
    Y la Bolsa de Londres
    No olviden sus cepillos de dientes
    Goma de mascar y coca-cola
    Relájate Hombre
    ¡Me siento bien!

    ¡Váyanse a la luna!
    Lejos de Katrina
    Y de Rita
    Nuestras dulces camaradas que tanto miedo les provocaron

    ¡Váyanse a la luna!
    Lejos de Haití
    De Mississippi
    De los hospicios del África
    Y su memoria amnésica
    En absoluto no sufrirá
    Abandonen el Hiroshima
    ¡De sus sueños de poder!

    ¡Váyanse a la luna!
    ¡Váyanse pues! ¡Ahora!
    El Eterno los comprenderá
    Quizás





    Carta de zongo (lettre de zongo)



    ¿Conoces a Zongo, mi barrio? Como Gaweye
    Bukoci: está podrido ¡Nada que ver con la Llanura!
    El sol no se desliza subrepticiamente a través de las persianas
    Explota
    Por las grandes ventanas
    Sobre el rostro del niño que no está fatigado de dormir
    O de morir
    Lo que es parecido
    No me distraigas de modo alguno

    Hoy ha muerto ya una vez el niño
    De paludismo de cisticercosis de polio de meningitis
    De falta de morada
    No me distraigas de modo alguno
    Mi niño ha muerto
    Pero puede ser que duerma
    Al despertar va a agarrarse las tripas
    Y a retorcerse de hambre
    El hambre es el fin
    Cuando la marmita familiar se jubila
    El mediodía se hace esperar
    Helo aquí
    Ya
    Pero es el padre el que falta a la cita
    Puede ser que se encuentre en el Scoubidou*
    Para curar una herida
    Antes de reunir las otras
    Todos los viajeros errantes
    Sin guía sin brújula
    En la noche
    Buscando el día
    Porque tienen la cabeza dura los hijos de la noche
    Van a recoger las flores que no temen a la oscuridad

    *Scoubidou es una trenza de hilos multicolores, pero en este caso debe referirse a un sitio





    El loco del pueblo


    El loco del pueblo
    No estaba loco
    Sino que algunas uñas fueron remachadas a su cabeza
    Porque…
    El loco del pueblo
    No estaba loco
    No como tú
    Él no estaba arrodillado
    Nada de loco el loco
    Loco no empotrado
    En la pared para hacer silencio
    Sobre los cuerpos manchados de sangre
    Torturas
    Hambrunas
    El loco del pueblo no estaba loco
    Sino que algunas uñas fueron remachadas en su cabeza
    Él hablaba sobre su pájaro muerto
    Un sueño asesinado pulcramente
    Bajo pasos pausados
    Él hablaba sobre su pájaro muerto
    Un grito duramente proferido
    De su libertad
    El loco del pueblo
    No estaba loco
    Empero se le mantenía bajo custodia
    Pero como un siempre olvidado hombre muerto
    Te despertaría en la noche
    Con su grito repudiado




    ¡Váyanse a la luna! (allez sur la lune!)


    ¡Váyanse a la luna!
    ¡Lejos de la miseria de la tierra!
    ¡Váyanse a la luna!
    Cerca de Dios estarán
    Quizás
    En la Beatitud también
    Quizás

    ¡Váyanse a la luna!
    Con sus piscinas
    Sus torres, Manhattan
    Y la Bolsa de Londres
    No olviden sus cepillos de dientes
    Goma de mascar y coca-cola
    Relájate Hombre
    ¡Me siento bien!
    ¡Váyanse a la luna!
    Lejos de Katrina
    Y de Rita
    Nuestras dulces camaradas que tanto miedo les provocaron

    ¡Váyanse a la luna!
    Lejos de Haití
    De Mississippi
    De los hospicios del África
    Y su memoria amnésica
    En absoluto no sufrirá
    Abandonen el Hiroshima
    ¡De sus sueños de poder!

    ¡Váyanse a la luna!
    ¡Váyanse pues! ¡Ahora!
    El Eterno los comprenderá
    Quizás

    ¡Sahel oh mi país! (sahel ô mon pays!)


    ¿Has visto a mi país
    Que se muestra con el dedo?
    ¿Has visto a mi Sahel desnudo
    Que tirita de frío?
    ¿Has visto al sol acorralado
    En las venas de las plantas?
    ¿Y al Gao excedido
    Afectado de calvicie precoz
    Que inclina su cabeza
    Como para ponernos de testigos?

    ¿Has visto todo eso?
    ¿Has visto a mi Sahel
    Que inspira asco?
    Mi vaca hoy en día
    Se alimenta de su boñiga
    ¿Has visto a mi Sahel?
    ¿Has visto a mi país
    Donde las cabras se aburren
    Bajo los árboles desolados
    Mira, mira la tierra vencida
    Que te ofrece sus fisuras
    Como para un último contacto
    ¿Has visto a mi Sahel donde
    Las armazones desfondadas
    Se blanquean al sol
    Esperando las cuentas estadísticas?
    Mira, mira a mi Sahel desnudo
    Que tirita de frío
    Mira y dime
    ¿Cuántos vientres hay inflados de plegarias?
    Mira las armazones desfondadas cataplúm!
    ¡Cuántas vacas acurrucadas!
    ¡Cuántas plantas que se marchitan!

    Sobre la tierra escamosa
    Oh, mi país herido
    Como una mujer indigna
    Tú despliegas tu desnudez
    Supremo desafío
    A la humanidad




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/74_75/ide.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 13.09.23 17:25


    Odia Ofeimun


    Odia Ofeimun nació en Iruekpen-Ekuma, Nigeria, en 1950. Trabajó como obrero en una fábrica, y como reportero de noticias. Estudió Ciencias Políticas en la Universidad de Ibadan. Ha sido Secretario General y Presidente de la Asociación de Autores Nigerianos. En 1989 fue miembro del Comité Editorial de The Guardian, en Lagos. Desde 1995, ha sido Presidente del Comité Editorial de los semanarios The News y Tempo. Ha publicado varios libros de poesía, entre ellos A Handle for the Flutist and other poems, A Feast of Return Under African Skies y Dreams at Work and other poems.





    ***************



    Rap anti-texto




    En el brebaje del shaman
    que hicieron los generales
    los muslos se deshacen

    en la algazara de los carnavales
    tatuando las calles
    con turbas alquiladas
    y circos
    el halcón voló
    con el halconero a remolque

    Rotando y rotando
    en giras forzadas
    hasta que la razón dió un salto mortal
    y la oscuridad desatada
    los muslos se deshacen
    los generales aparecieron
    los muslos se deshacen
    y el General voló
    a un matorral de fantasmas
    mientras de mareas de sangre envanecida
    surgieron nueve perros que gruñían
    y las vacas dejaron de dar leche
    los cerdos se revolcaron
    en pantano y petróleo
    mientras la inocencia se ahogaba
    cesaron todas las convicciones
    las ceremonias ardían centelleantes
    de pasión enceguecida
    la intensidad extinguida
    bajo ahogadas filas
    hasta que el presente incoloro
    produjo un sol despiadado
    un destino punzante
    esculpió en oro la muerte

    Lo peor se hizo lo mejor
    en el brebaje de nuestro shaman
    mientras los dragones retumbaron
    y los barones desfilaron
    sus redadas falsificaron la luz
    del alba sus bayonetas hablaron
    en nuestros intranquilos callejones
    sometiendo a prueba los motines
    desafiando las calamidades
    su guerra mostraba los dientes y lloraba
    en una mueca de sepulcros blancos
    sus profecías proclamadas
    ante un relámpago.

    No más látigos
    los escorpiones la próxima vez
    no más halcones
    el láser la próxima vez
    y el mundo entero esperaba
    y el ancho mundo lloraba
    hasta que los sueños del General
    enmarcaron un completo funeral







    Después del golpe



    (Para Chinweizu)
    Están aquellos que no tienen gracia de la cual caer
    sepultados ya en derrumbes de tierra luna y sol
    de pronombres colectivos:

    "nosotros el pueblo" fertilizamos el día
    para sembradores cuyas manos se llenan del maíz
    del silo de la hambruna del mañana

    nosotros somos aquellos que no tienen gracia de la cual caer
    atrapados por el tiempo y sobrepasados por las turbas alquiladas
    "nosotros el pueblo", llevados en andas a través del humo de los fusiles

    por las transmisiones matinales
    nosotros consagramos las plazas públicas para dar la bienvenida
    a Generales que se inclinan lejos

    de las lluvias que germinan en Julio,
    el silo de la siega de mañana,
    y las reservas del destino en oraciones no escuchadas

    somos aquellos que no tienen gracia de la cual caer
    bombardeados por ¡VIVAS! a caminos nunca hechos
    por viejas calles renombradas en donde volver a nombrar

    es abrir la historia para almacenar y embarrilar
    que deberá ser reinventada de nuevo para seguirnos la corriente
    "nosotros el pueblo", viajando sin mapas

    viajamos hacia mapas
    ensangrentados por Generales en tanques
    en un nerviosismo de lo inolvidable



    ii


    ah! queridos Generales soñando con manifiestos
    ustedes convierten una era de maíz en un campo de banderas
    verdes y blancas banderas que flamean al humo de los fusiles

    ustedes convirtieron el campo en abalorios de palabras,
    palabras que chillan y patalean plantadas en la estridencia
    de cascos de hierro que crecen más que el trigo o el ñame

    queridos Generales más elocuentes que manifiestos
    ustedes son ovejas leonizadas por pastos suplicantes
    donde sus articulaciones mentales custodian nuestras moradas del hambre

    antes del canto del gallo y antes de que hablen los yunques,
    rasgando los taparrabos de los sueños de la carne inspirada,
    tus pliegues mentales trenzan una danza más allá del muezin

    -centinelas de la noche cuyas huellas son slogans
    -centinelas de la noche cuyos acres prohiben los silbidos
    -centinelas de la noche cuyos pájaros no vuelan

    tus madrugadas hablan de mascaradas que regresan
    ancestros que vuelven como abikus seducidos por mendalions
    tus madrugadas bullen con estandartes y fábulas temerarias

    empapados de grasa para empalar los estómagos en los muros húmedos
    tus madrugadas ejercitan la amnesia en fiestas y hogueras
    donde nuestros sueños se enfrentan al humo de los fusiles para fertilizar el tiempo







    La nueva ciencia



    en el nombre del mercado, ellos necesitaban
    un pueblo sin la indisciplina del río
    que se introduce al mar en un delta; ellos dijeron,
    un río debe sostenerse en contra de los arroyuelos;

    en el nombre del mercado, ellos necesitaban
    rehenes de los pantanos y del cieno antiguo
    que superasen los axiomas de los sabios
    en busca de un delta que fluye y confluye

    en el nombre del mercado ellos necesitaban un pueblo
    que se inclinase antes de que el viento hiciese de ellos sauces
    o los pusiese fuera de combate, ellos dijeron, si no van a servir
    derríbenlos en el nombre del mercado

    bajo los arcos triunfales de la nueva ciencia
    la paz ofrecida sólo a ciudades reducidas a polvo
    por fuegos amistosos en el nombre del mercado,
    ellos necesitaban un pueblo que creciese en inercia

    ellos necesitaban un pueblo que creciese en aceptación
    y se postrase en el nombre del mercado
    al sino primitivo de oro negro fluyendo
    hacia los desiertos de cuentas bancarias extranjeras

    ellos necesitaban un pueblo cuyas calles en silencio
    tuviesen la alquimia suficiente para convertir el rugido
    de los estómagos y el llanto de los niños muriendo de kwashiokor
    en una música de baile más allá de las silbantes ventiscas

    ah! ellos necesitaban de la música en el nombre del mercado
    para poder probarlo, necesitaban de vidas enteras
    más allá del caminar y del anhelo; tenían que probarlo
    probar que su ciencia funciona -que su ciencia en verdad funciona-






    Lizombe




    Nunca olvidamos a nuestros padres
    es su puño el que levantamos
    por encima de nuestras cabezas
    cuando danzamos el Lizombe
    con las teas de nuestras mujeres encendidas
    ardiendo apasionadamente a nuestro lado
    dándole fin a los reclamos de la inocencia

    Jamas olvidamos a nuestros padres
    sus cicatrices aún nos hablan
    a través de nuestras marcas de nacimiento
    sus viajes se hacen proverbios en nosotros
    plantando, cazando y cosechando nuestra esperanza
    abriendo nuestros años
    a la fragua sepultada profundo en el hueso
    dándole fin a los reclamos de la inocencia

    Jamas olvidamos a nuestros padres
    Jamas olvidamos su palabra en nuestras venas
    Como las cicatrices de Ngoni en Riuvuma
    escapando de los Assegais Zulúes
    a través del Limpopo
    a través del Zambezi
    duras cicatrices sanadas
    en el lunar de los vástagos
    nuestros padres encarnan el sendero de la angustia
    para acceder a las vasijas de la vida
    dándole fin a los reclamos de la inocencia






    Un asa para la flautista



    Tú eres la tormenta de arena bajo mi piel
    la sal en la carne cruda y sangrante
    Tú eres la flagelación y la hierba
    el huracán de mis noches sin sosiego
    la conversación que pronto se vuelve argumento
    tú eres la flagelación y la hierba
    en tu copa mi vida corre
    siempre fluyendo
    entre tus brazos agitados mi espejo antiguo
    y cuando me arrodillo
    es por ti por quien imploro
    tú eres mi canción, no sé otra







    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/57_58/ofeimun.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 16.09.23 19:39

    Wole Soyinka


    Wole Soyinka nació en Abeokuta, Nigeria, el 13 de julio de 1934. Dramaturgo, poeta, novelista, crítico, catedrático, conferencista, actor, traductor, editor y activista político. En 1986 se convirtió en el primer escritor africano y en el primer escritor negro en recibir el Premio Nóbel de Literatura. Asistió a la Universidad de Ibadan, y a la Universidad de Leeds, en el Reino Unido. Durante su estadía en Inglaterra, fue libretista, actor y director en el Teatro de la Corte Real en Londres. En 1960 fundó la compañía de teatro Masks, con la cual presentaría su primera obra dramática mayor A Dance of the Forests. En 1964 fundó la "Compañía de Teatro Orisun". En los años 60's, durante la guerra civil en Nigeria estuvo preso dos años. Mezcla del mundo mítico africano con las tradiciones culturales europeas, su obra se inspira en las tradiciones tribales, como la Yoruba, bajo formas occidentales.

    Libros de poesía: Idanre y otros poemas, 1967; Poemas desde la prisión, 1969; A Shuttle in the Crypt, 1972 y Ogun Abibiman, The long poem, 1976. Entre sus novelas, se destaca, Los intérpretes, 1965. Obras filosóficas: Los Habitantes del Pantano; La Casta Fuerte, 1963; El Camino, 1965. Piezas teatrales: Death and the King´s Horseman, 1975; Kongi's Harvest, 1967; The Lion and the Jewel, 1964; The Trials of Brother Jero, 1964; The Bacchae of Euripides 1973; Opera Wonyosi, 1977; A Play of Giants, 1985; y Requiem for a Futurologist, 1985.




    **********************


    ¡Ah, Demóstenes!



    Me llenaré la boca de piedritas
    Demóstenes
    No para ahogarme, sino mitad delfín, mitad
    Pez martillo de aguas profundas
    Cabalgar en las olas embestir contra los rompientes
    Que erigen,
    Machacar los impedimentos del poder e inundar
    Sus torres corrompidas:
    Me llenaré la boca de piedritas.

    Pondré ortigas en mi lengua
    Demóstenes
    Y luego frustraré su retracción punzante. Ah,
    Que me queme de los pies a la cabeza
    Que en cada poro tenga sarpullidos
    Para que marchite el poder del tirano
    Con una descarga
    Pondré ortigas en mi lengua.

    ¿Pero ha oído hablar del werepe
    Demóstenes?
    Ni siquiera toda su estoica calma puede apagar
    Los abrasadores pelos de esa vaina infernal.
    Hace que una reina corra desnuda por el mundo
    Una comezón que le dice al mundo que su carne
    Está putamente enferma:
    Pondré werepe en todas las lenguas.

    Pondré un poco de veneno de ratas en mi lengua
    Demóstenes
    Para picar a los roedores con el beso de la muerte.
    Decidiré su destino en túneles oscuros y húmedos

    Como habitaciones de sus rehenes
    Privados de aire, privados de esa misma luz
    Entre sus manos ahuecadas para sumergir su mundo
    Pondré un poco de veneno de ratas en mi lengua.

    Me meteré todos los dedos en la garganta
    Demóstenes –
    Para sacarme un chorro de bilis y ahogar al mundo.
    Está petrificado, Demóstenes, puras formas
    Usurpan los corazones que conocíamos, puras raspaduras.
    Este tartamudeo no se convierte en el mundo,
    Esta lengua de millones fugitivos de la verdad:
    Me meteré todos los dedos en la garganta.

    Dejaré que pase la cicuta
    Demóstenes
    Ah, no entre mis labios– he compartido
    Su fina disolución en un sinnúmero de gargantas
    De acuerdo con aquel sabio agnóstico.
    No tartamudeaban como el mundo que dejaron
    —Y yo sé por qué—
    ¡Sus vidas se consumieron con piedritas calientes
    En sus lenguas, Demóstenes!







    Plumas a sueldo



    La pluma puede abrirle un sendero a los arados
    La pluma puede forjar espadas con arados
    Con palabras del arado y la espada.
    Y la pluma consagra, y la pluma desenmascara las mentiras
    De las vanas teologías, la pluma entroniza
    Los reclamos mohosos del Poder, recomienda
    Como de origen divino espacios disputados.

    La pluma resulta ser poderoso oído de las espadas
    Lengua que glorifica hechos sangrientos, que viste de fama
    La violación, que saquea con túnicas venerables
    De épicas hazañas. La pluma puede hundirse
    En el tintero y salir
    Goteando sangre.

    Piedras preciosas adornan sus lenguas de rutina,
    De hipocresía, de conjura estéril.
    Muéstrenme las camas de agua en que se acuestan
    Saquen el tapón y pregúntense por qué el flujo es rojo oscuro
    Y espeso, y con grumos. Eternamente

    En enjambres como langostas, como mentiras y moscas, consortes
    Sacados de negras orgías de plumas conmemorativas
    Larga es la línea de las grandes seducciones
    Atracción del ocio en nuestra tribu ajedrezada – de poetas
    orales ambulantes, hasta la pluma y el computador portátil.
    Hemos llegado a conocer algunas. Sirvieron
    Y fueron servidas a su turno. Algunas creyeron,
    Y otras vendieron sus almas en un mundo de ensueños.

    Pero ambas estaban inmunizadas contra el testamento
    De los ojos, y los oídos, el hedor y la culpa del poder
    Y la anomia de la lluvia que se vuelve roja, de plagas de langostas,
    La muerte de los primogénitos, los siete años de escasez y
    Otra vez de nuevo el octavo y luego la secuencia circular –
    De la muerte y la carencia. Una promesa no ganada o dada
    No es para que la rediman los mortales –

    Pero Dios decretó que el fin multiplicará los medios –
    Curtida en la espera, la pluma escribe:
    Nosotras también servimos.






    En la madrugada




    Azul diáfano, el humo de los cigarrillos
    Sinuoso sobre película húmeda y el barniz de madera,
    Apaga el cromo, envuelve colgaduras de terciopelo,
    Empaña la cueva de los espejos. Dedos fantasmas
    Peinan cabellos de algas, golpean venas aguamarinas
    De marineros abandonados, cautivos
    De las notas voluptuosas de Circe. El barman
    Prepara pociones ígneas–
    Sonámbula, la orquesta sigue tocando.

    El mezclador de cocteles, pez plateado
    Baila para los clientes infaltables.
    Los aplausos están empapados de fatiga,
    Enredados en las redes de los susurros de los amantes
    Y en el pestañeo coqueto de los andróginos.
    Las notas flotantes acarician a la noche
    De un suavísimo azul añil –y siguen sonando.

    Las partidas se demoran. Las ausencias no
    Desocupan la taberna. Cuelgan sobre la neblina
    Como exhalaciones de playas retiradas. Pronto
    La noche recupera el silencio, pero hasta el amanecer
    Las notas dominan el ambiente, epifanías
    humeantes, posesivas de las horas.

    La queja de esta música perdona, redime
    La sordera del mundo. La noche se da vuelta
    De regreso a casa, envuelta en notas de consuelo, pliega
    El roto silencio del corazón.






    Poemas perdidos



    A veces pienso en poemas que he perdido –
    Tal vez su pérdida fue lo que salvó al mundo – aún así
    Se pierden, y sólo los recuerdo
    Cuando un fragmento se queda levitando entre
    Facturas descartadas, la esquela enmarcada en negro
    Con un último adiós, un nacimiento, una invitación a un matrimonio
    Y otros acontecimientos de poca monta.

    Son tormentos de un momento – ¿por qué? Más allá
    De la pasión de un instante, un dudoso fogonazo –
    Un satori en un bar, un taxi, un restaurante, la sala de espera
    De un aeropuerto– que da origen a unos garabatos
    En una servilleta sucia, ¿qué forma de lo efímero
    Resuena una sola vez y luego rechaza al cerebro
    A la mañana siguiente? Todo lo que sobrevive

    Remeda a un pétalo ajado, prensado
    Entre las páginas de libros desechados hace mucho.
    Una hoja que cae atrapada brevemente por el sol que pasa
    Y relumbra en ella, un mero trocito de memoria
    Pero lleno de melancólicas acusaciones
    De abandono. Demasiado tarde,

    Ya sin vida. El libro está cerrado
    El júbilo o la desesperación del momento
    Ahogado en ríos de vino, marchitado
    Bajo soles de guerras mayores. Vuelvo
    Ceniza estos libros de recortes de la verdad
    De un momento, humo y volutas su maldición–
    Una vez más fugitivo fuera del alcance
    Del llamado del usurpador
    A la mañana siguiente.

    Pienso en voces que he perdido, y en toques,
    El fugaz roce de los ojos que excava
    En lo profundo del corazón de la necesidad, la promesa
    Tácita, aquello que supera los actos de fe
    Que forjan un mundo instantáneo en un pacto silencioso
    Con extraños: vínculos profundos, más profundos
    Que el abrazo del amor más querido.







    Muerte a la aurora





    Viajero, debes partir
    A la aurora y enjugar tus pies sobre
    La humedad de nariz perruna de la tierra

    Deja  que la aurora sosiegue tus lámparas. Y mira
    Languidecer el ataque de las espinas ante la luz
    Pies algodonosos para disolver en el azadón
    Las lombrices tempranas
                     Ahora las sombras se extienden con debilidad
    Ni muerte de la aurora ni triste postración
    Esta suave charamusca, suaves engendros desistentes
    Rápidos goces y recelos para un
    Día desnudo. Barcos cargados se
    Someten a la asamblea sin rostro de la niebla
    Para despertar los mercados silenciosos -Veloces, mudas
    Procesiones por grises desvíos... Sobre este
    Cobertor, hubo
    Súbito invierno a la muerte
    Del solitario trompetero de la aurora. Cascadas
    De blancos pedazos de pluma... pero ello decidió
    Un rito banal. Conciliación salvajemente
    Exitosa, primero
    El pie derecho para el júbilo, el izquierdo para el pavor
    Y la madre suplicaba, Hijo
    Jamás andes
    Cuando el camino aguarda, hambriento.
    Viajero, debes proseguir
    Al alba.
    Te prometo prodigios de la santa hora
    Presagios como el aleteo del gallo blanco
    Perverso empalamiento -Como quien desafiara
    Las iracundas alas del progreso del hombre...

    Más, ¡semejante espectro! Hermano
    Mudo en el sobresaltado abrazo de
    Tu invención -Esta mueca de burla
    Esta contorsión cerrada - ¿Soy yo?





    Estación




    El añublo es madurez, añublo
    Y el marchito penacho de maíz; El
    Polen es tiempo afelpado cuando las golondrinas
    Tejen una danza
    De emplumadas flechas
    Venosas cañas de maíz en alados
    Rayos de luz. Y, nosotros amábamos oír las
    Empalmadas frases del viento, escuchar
    Chirridos en el campo, donde las hojas del maíz
    Taladran como astillas de bambú
    Ahora, entrojadores nosotros,
    Aguardando el añublo sobre borlas, arrancamos
    Largas sombras del ocaso, trenzamos
    Secos vallados en humo de leña. Los cargados tallos
    Llevan la ruina del germen
    Esperamos la promesa del añublo.






    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/71_72/soyinka.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 17.09.23 13:52


    Toyin Adewale Gabriel


    Toyin Adewale Gabriel nació en Ibadan, Nigeria, en 1969. Poeta y narradora. Realizó estudios universitarios de Literatura e Inglés. Es poeta, narradora, editora, y crítica literaria para The Guardian, Post Express y The Daily Times. Fue cofundadora y coordinadora varios años de la Asociación de Escritoras de Nigeria. Obras: Naked Testimonies, 1995; Breaking The Silence, 1996; Inkwells, 1997; Die Aromaforscherin, 1998; Flackernde Kerzen, 1999; 25 New Nigerian Poets, 2000; Aci Cikolata,Gunizi Yayincilik, 2003; y Nigerian Women Short Stories, 2005.

    Fue escritora en residencia en Suecia y Alemania, ha sido invitada a importantes encuentros de poesía en Europa, África y América. Por encima de cualquier consideración de género, su poesía se destaca en la contemporaneidad como una de las voces más destacadas de la nueva poesía africana. Su trabajo es una especie de mixtura cultural en la que aparecen los temas comunes de la poesía africana: la sabana, la fauna, los paisajes humanos y su entorno, la geografía del dolor -Gorée-, etc., y junto a tales elementos se dan otros pertenecientes a la poesía universal, de otras latitudes y culturas y que dan como resultado una singular mixtura de gran belleza y que posee una fuerza que nos seduce y nos integra a su palpitación poética. En sus poemas hallamos elementos que se dan como hierbas salvajes, y que apuestan a un manifestar más allá de lo simplemente poético y lírico hallando así imágenes de sabor acre, irónicas y dolorosas, itinerario del dolor. Poesía intimista con visos elegíacos, su obra se destaca nítidamente y deberá estar incluida en cualquier antología de poesía africana que se precie de ser integral.




    ******************

    Exploradora de aromas



    Como el fuego devora la hierba,
    como las llamas consumen las cerillas,

    la calle se traga mis pasos,
    mi voz se disuelve en el suelo.

    Conozco la bilis verde del hambriento.
    Conozco el triunfo del polvo,

    la despreciativa arrogancia del sol,
    sobre los restos de empapadas

    ratas. He cenado sobre perros raquíticos,
    con sabor a orina acre.

    Y a los pies de intrincados remanentes,
    encuentro los más altos despojos,

    De muslos de pollo aborrecidos por exceso.
    Yo, exploradora de aromas,

    vadeando a través del laberinto de arroz,
    deleitándome en la basura. Digo que tus desechos

    son para chuparse los dedos.
    Dicen que los ricos también lloran,

    danzando para aliviar su vergüenza,
    sus llagas palpitantes.





    Safari


    (para Ogaga Ifowodo)

    Cuando leí mis poemas,
    goteantes de fuego y alcantarillas,
    me preguntaron, "¿no escribe usted
    acerca de árboles y constelaciones?"

    Y yo dije, en esta tierra amamos con dolor
    hasta las melenas parecen látigos.
    No puedo fingir que la sangre en
    mi boca es salsa de tomate.

    Tu libro se aflige en mi mesa.
    Las bromas en nuestro almuerzo se volvieron rancias
    Qué sacrificio soportamos,
    ladrillos sobre cabezas desgastadas.
    Cargas que crecen abundantemente.

    A través del polvo, busco tu aroma,
    tu corazón de safari, esa curiosa dicha
    que irriga tu poesía,
    veo huesos vendidos en cuentas bancarias,
    un depósito, a la espera de bárbaros.

    Es por ello que el viento esparce tus palabras,
    de avispas, de redes, de gemidos.





    Escúchate a ti mismo


    (En memoria de Durban)

    ¿Dónde hay una palabra para asir el borde de las aguas azules
    cuando las olas luchan como esposas rivales?

    ¿Dónde hay una palabra para asir una mujer
    cuando ella corre, corre, corre...

    ¿Dónde hay una palabra para sofocar el fuego
    cuando un cielo carece de hogar?

    Escúchate a ti mismo.
    Escucha la murmuración de los mares,
    lavando las piedras del fogón de Nombolisa.
    Escucha a la esperanza vagabunda
    balanceando ganchos de ropa en los semáforos en verde.
    Escucha al hombre que no puedes tocar
    los niños esposados, la inocencia despojada.





    Música


    Mediodía, bajo un sol que perdió su fuego,
    tu arpa azul sacia su sed de canción,
    desplegando sus acordes, alas de fuego,
    arqueándose de puntillas, una entrometida,
    desenterrando las edades, como una
    bebé hambrienta empujando un pezón en su boca.

    Arpa desenterrando un tesoro,
    aquí estoy, una perla toma asiento en mi trasero.
    Ofréceme una danza, hálame cerca,
    nutre mis trenzas y yo
    ascenderé, peldaño a peldaño,
    más allá de los corredores oxidados,
    más allá de los ríos dolorosos,
    más allá de los labios que no puedo besar.

    Me alzaré sobre la tierra
    junto a las aguas del reposo.



    Llegadas


    ¡Noche de pan, noche de promesas
    Noche brillo de estrella, noche faro!

    Toda la noche camino contigo por vías gemelas
    bajo una ducha de confeti plateado
    la trompeta nos urge a las encrucijadas
    escucha los cuernos quejumbrosos
    en los surcos de mi herida abierta
    tú y yo y las millas bostezantes
    bajo el árbol de papayo
    hemos firmado los tronantes tambores
    si la luna declama ahora nuestros nombres
    si las estrellas murmuran sobre adioses
    se que volarás a casa sobreviviente
    los cactus se volverán fecundo barro



    Gorée


    Llegamos al acantilado, un precipicio
    gritaba abajo, la muerte dormía allí,
    roncando en las aguas aguamarinas
    bajo la fortaleza francesa, fumadores de ganya*,
    colgaban náufragos de árboles espinosos.

    Viajamos durante un rato, un poco despistados
    encontramos los baobab, brillando en el crepúsculo
    susurrando cuántos se perdieron, cuántos nunca retornaron
    sin saber por qué, balbuceábamos como bebés
    en la casa de esclavos, olores como recuerdos nos atraparon
    en la reunión de caminos a la entrada del no retorno

    nos embarcamos hacia la venta a través del mar interminable,
    la mixtura de voces, las noches sin cubierta
    cuando hace señas la esperma de un amo, los niños se esparcen
    como polvo de harmatán*, qué puede decir el portugués;
    sólo que nosotros también estábamos aquí, aquí, pisoteando hombres y peces

    aquí, los volcanes se volvieron roca y arena,
    los baobab viven para contar el cuento a un
    museo de mujeres, encendidos colores se desposan
    al sol, rojo ladrillo para la pérdida, turquesa para el goce,
    verde para un hombro elegante envuelto en un bubú*

    En la avenida de los baobab,
    se reclinan griots*, rasgueando balafones*
    dígannoslo a nosotros, estas cosas que olvidamos
    el jardín de plantas del desierto
    las ruinas de los cañones.



    * Ganya, uno de los tantos nombres que Canabis posee en oriente.

    * El harmatán es un viento alisio continental que sopla del este sobre el Sahara y el África occidental.

    *Griot: Príncipe poeta.

    * Balafón (palabra francesa) es un instrumento musical compuesto por láminas como las del xilófono y con calabazas como resonadores. Nota del traductor

    * Bubú (Boubou, en francés) es término malinké –Guinea- designa una amplia y larga túnica que visten los africanos.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/74_75/adewale.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 18.09.23 14:01

    OBI NWAKANMA




    OBI NWAKANMA nació el 18 de diciembre de 1966 en Ibadan, Nigeria. Poeta, periodista y profesor, graduado de la universidad de Jos en Nigeria. Autor de Thirsting for sunlight y The Roped Urn, su primera colección de poesía, ganadora del premio Cadbury de Poesía otorgado por la Asociación de Autores Nigerianos en 1996. Actualmente se encuentra en una etapa avanzada en la escritura de The Stifled Sneeze, una biografía del difunto poeta Christopher Okigbo que murió durante la guerra de Biafra. Sus poemas y artículos han aparecido en varias publicaciones y columnas. Periodista reconocido para revistas como "Vanguard", "Newsweek" internacional, la revista “Independent” de Sudafrica, entre otras. En su primera colección poética publicada en los E.E.U.U., tenemos la voz del viajero, navegando bifurcaciones, y el alma de un místico, arraigada en la cultura vibrante de su gente. (…) Es este un poeta que fabrica mitos en una época de prosa y poesía política. Aquí está el sueño de un pintor de la poesía palpable en color y detalle, si de deidades o de limpiadores; la poesía ferozmente viva con Agwü, eke y Afö. "Escribo, pidiendo prestado el mundo místico rápidamente perdido del Igbo, traduciendo dentro de él una visión contemporánea de la condición de la sociedad: las contradicciones del poder, la tragedia de la violencia, tales cosas. También escribo sobre esa parte de mi vida que es pagana - mi amor por lo sensual, el placer de los sentidos. Después de todo, Agwu es mi avatar creativo, y él ama al vino y a las mujeres."nació el 18 de diciembre de 1966 en Ibadan, Nigeria. Poeta, periodista y profesor, graduado de la universidad de Jos en Nigeria. Autor de Thirsting for sunlight y The Roped Urn, su primera colección de poesía, ganadora del premio Cadbury de Poesía otorgado por la Asociación de Autores Nigerianos en 1996. Actualmente se encuentra en una etapa avanzada en la escritura de The Stifled Sneeze, una biografía del difunto poeta Christopher Okigbo que murió durante la guerra de Biafra. Sus poemas y artículos han aparecido en varias publicaciones y columnas.

    Periodista reconocido para revistas como "Vanguard", "Newsweek" internacional, la revista “Independent” de Sudafrica, entre otras. En su primera colección poética publicada en los E.E.U.U., tenemos la voz del viajero, navegando bifurcaciones, y el alma de un místico, arraigada en la cultura vibrante de su gente. (…) Es este un poeta que fabrica mitos en una época de prosa y poesía política. Aquí está el sueño de un pintor de la poesía palpable en color y detalle, si de deidades o de limpiadores; la poesía ferozmente viva con Agwü, eke y Afö. "Escribo, pidiendo prestado el mundo místico rápidamente perdido del Igbo, traduciendo dentro de él una visión contemporánea de la condición de la sociedad: las contradicciones del poder, la tragedia de la violencia, tales cosas. También escribo sobre esa parte de mi vida que es pagana - mi amor por lo sensual, el placer de los sentidos. Después de todo, Agwu es mi avatar creativo, y él ama al vino y a las mujeres."






    ********************

    MAÑANA DE SÁBADO



    Al mediodía, ya habíamos pintado el cosmos,
    Y lavado la pintura seca de nuestros dedos.
    Pusimos la mesa para el café,
    Y llenamos el jarrón.

    Recreamos nuestras destrezas en parte como victorias,
    Y en parte como una sucesión de accidentes pospuestos,
    Para añorar a las mujeres con quienes nos entreveramos,
    Para detener la pesadilla de una vida sin sentido,
    Y para balbucear la ebria verdad:
    ¡No se puede vivir sin amor!




    VEINTINUEVE PASOS


    Puede ser una señal, cuando forcejeas
    Con el cordón umbilical - el poder que te conecta con la tierra,
    Con la matriz. Niño, el ciclo de la sangre
    Me abruma: hoy, celebramos con el aliento oprimido,
    Veintinueve pasos desde la tierra de los espíritus.
    Tu acercamiento a través de una noche azotada por los vientos,
    A través del corredor primordial,
    Es una cronología que me llena de temor.

    Es la danza de la tierra que me estremece.
    Es Petah Tikvah hoy en día. La cicatriz que aún permanece
    En el alma. Una niña ardió en el infierno.
    Su grito no puede ser enterrado en una tumba.
    Y he soportado sobre mi alma agotada,
    Los gritos de quienes yacen en tumbas sin marcar.
    La voz de la muerte porta una verdad olvidada hace mucho:
    "El futuro son los restos calcinados de otro día".

    En Nablus - en el campamento del tedio -
    Hay tan sólo horror en los ojos de una madre,
    Como el viento, inflada por estos vívidos momentos,
    Estalla en un canto.





    ORFEO A LAS PUERTAS


    ¡Oh Niño!

    He reunido epifanías como una religión,
    Escrutando cada borrador de mi autobiografía,
    El dosel de las narraciones,
    Las inscripciones del hierofante, como si fueran signos mayas.

    He escogido una fecha para tu llegada.
    He construido un pesebre con una constelación
    De cartas de amor.
    Te he dado un nombre.

    ii

    Hay un período de absorción, y
              Uno de olvido -
    Un momento para canturrear con las maracas
             Y para brindar con cerveza escarchada -
    Un momento para mostrar el brillo de mis zapatos de charol -
             Para danzar de nuevo con las huríes de Ayilara *

    iii

    Esta intoxicación, me dije, es como
    Acercarse a la muerte de la palabra. Una conmoción
    Que desconcierta a la sed. La naturaleza lírica
    De la alegría es como la primera sonrisa de un bebé.
    Ese arco de neón que da forma al mundo.

    * N. del T. En la religión islámica, una hurí es una bellísima doncella virgen de ojos negros, de cuya compañía en el paraíso todo verdadero mahometano gozará tras la muerte. Estas doncellas, que tienen el don de la eterna juventud y están dotadas de toda suerte de encantos, simbolizan para algunos musulmanes la eterna bienaventuranza.






    AL MEDIODÍA DE NUESTRAS VIDAS


    Al mediodía de nuestras vidas
    Arrastrábamos nuestros talegos de harpillera
    Por las autopistas.
    Sobrellevábamos la niebla en nuestras almas
    Y las nubes en lo alto, sobre nuestras cabezas.
    Olisqueábamos la hierba empapada de sol
    Y la lluvia en la tarde.
    Contemplamos un amanecer, y lo conocimos,
    Antes de que se desvaneciera;
    Esta sima incierta lo ocultó de la arena movediza.
    Demasiados siglos del mundo y sus causas suficientes se interponen entre nosotros.
    El sol desciende raudo allende los cerros.
    Los rayos líquidos se precipitan por sus laderas,
    Atizando a la sempiterna tormenta. El temor se desliza
    Como una palabra imprudente en una oración.





    UNA CONVERSIÓN


    Esperamos al niño,
    como oscuros polluelos de cisne a la noche.
    Deslizándonos, las ondulaciones,
    La luz mortecina y las hojas de otoño
    Flotando sin alas
    En la tarde.
    Que los dioses enterrados en nosotros
    Se liberen, renazcan
    Y sean humanos de nuevo,
    Pues cada nuevo nacimiento es el llamado del almuédano
    Que nos inspira una nueva fe.






    A LA MEMORIA DE LEONARD GAKINYA


    (Se le encontró colgado el 2 de octubre de 2002, en Springfield, Missouri)



    Y recuerdo el zancudo
    Y la tribu de las hojas canoras.
    Y recuerdo la hoja imperial
    Inclinada al fin ante el sol.

    Oscuro, pensativo –
    La cara de un santo caído
    Sobre él, disgustado –
    Tronco de virilidad gigante
    Agitándose impotente a través de la poesía.

    Empalaba cada mediodía
    Con una malevolencia erguida y oscura, así como
    La vivaz serpiente, ataca
    Donde la hierba es más verde.

    Y recuerdo el fogón ardiendo, la perra en calor –
    Las partes pudendas sin escrutar – la heredad sin visitar
    Haciéndose eco a sí misma, ventrílocua del viento.
    La melanina está bajo mi piel, y eso tampoco es nada nuevo.

    Pero déjenme contarlo… déjenme contarlo todo…

    Sobre la noche en que naufragó la luna
    Bajo mi piel. Y le hice el amor al Prozac,
    Al éxtasis, y canté una oda al olvido,
    Brindando a la medianoche con Bella Sera junto a mí.

    Pero déjenme contarlo… déjenme contarlo todo…

    Sobre el cielo azul y sordo,
    Sobre el día en que alcé
    Mi mano para pedir más vino,
    Y alcé mi copa –
    Por los pezones de la mañana que se endurecían
                                      Frente a mí.

    Por el dios que creó el dolor mientras creaba el vino
    Por el azuela que espera para dar forma a la madera
    Por las noches variables e inciertas
    Por mi sombra en pie, sus manos en jarras,
    Extendiéndose por muchos metros
    Hasta las terrazas del bello San Luís –

    Déjenme decirlo … déjenme decirlo todo…
    (pues la melanina está bajo mi piel)

    Sobre el mar de rostros gruñendo en Delmar, pálidos,
    Rabiosos, temblando ante la luz,
    Y la noche que se me ofreció
    Para tentarme a saltar y colgarme
    De un cielo de diez pisos –
    El lazo de telarañas que baja el cuerpo
    Hasta la iluminación,
    Desde el séptimo éter hasta la novena sinfonía, y luego
    El paso final y Beethoven eructando
    Desde la solemne endecha.

    Deja que lo cuente todo, niño, déjame contar –

    Del lugar telúrico, el salón de la fama,
    Y cómo hiere. Pues recuerdo el zancudo,
    Aferrado al escroto, sacerdotal,
    Con un desorden intangible –
    Sin diagnosticar –
    La mentira obsesiva, impertinente y maravillosa
    Que sufre el ser y que clava
    En la cruz – todos los deseos –
    Ser claro. Ser un niño.
    Atravesar el cuerpo y su alma
    Y decir: “Amen”.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/81_82/nwakanma.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 29.09.23 9:12


    Niyi Osundare


    Niyi Osundare nació en Ikere-Ekiti, Nigeria en 1947. Poeta, dramaturgo, ensayista, periodista y profesor de inglés en las universidades de Nueva Orleans e Ibadan, es un intenso poeta  político y un vehemente defensor de los derechos humanos. Su premiado Selected Poems fue publicado por Heinemann en 1992. Ha publicado más de una veintena de libros  incluyendo su más reciente libro de poesía, Days, 2008. Influido por la tradición Yoruba, es uno de los más destacados dentro de la generación de poetas nigerianos anglófonos contemporáneos que emergieron después de Wole Soyinka, J.P. Clark-Bekederemo y Gabriel Okara. Sus poemas han ganado muchos premios nacionales e internacionales, entre ellos el Commonwealth Poetry Prize en 1986. Entre sus obras publicadas se encuentran: I Sing of Change; Songs of the Marketplace; Village Voices; Moonsongs; The Eye of the Earth; The Nib in the Pond; Waiting Laughters; y Midlife.

    Osundare hace abundante uso de la tradición oral, y su imaginería y escenarios son esencialmente rurales. Él dice que su primer propósito es desmistificar la poesía y hacerla accesible al hombre común para quien canta. Como la voz del pueblo, su condena a la clase dirigente y a los vicios sociales en general es inequívoca y su llamado sin precedentes al cambio en cada faceta de la sociedad.





    *******************

    INVOCACIONES DE LA PALABRA



    (para ser ejecutado con acompañamiento musical completo)
       

          En el principio no estaba la Palabra
          En la Palabra estuvo el Comienzo



    Desenreda el viento
    Dale veloces piernas a la hoja encogida;
    El caballo de palabras ha galopado
    Entre nubes, entre truenos, entre rugientes aguas...
    Abre de golpe la puerta de tus oídos

          Araba ponmbe ponmbe ponmbe
          Araba ponmbe ponmbe ponmbe*

    La palabra, la palabra, es un huevo
    Del nido del halcón y la paloma
    Su cáscara la vaina de la espada de la rabia
    Su yema un suelo abonado de bilis y bendición

    La Palabra, la Palabra, es el pico del pájaro carpintero
    Que golpetea la jungla del silencio
    El ojo del gato que perfora el atuendo de la noche
    La Palabra, la Palabra, es la simetría audaz de la alzada de la cebra
    La fogosa caída de los cascos de elocuentes corceles
    La Palabra, la Palabra, es la axila de piedra
    La arista del letárgico mármol

    La Palabra, la Palabra, es la demencia de la luna
    La furia canina de las mareas ladrando
    La Palabra, la Palabra, es el diente lácteo de las montañas del coco
    Las lágrimas gozosas de la aurora

          Araba ponmbe ponmbe ponmbe



    Yo veo la Palabra
              sondeando en distantes nubes ecos de dorados lenguajes
    Yo veo la Palabra
              afeitando testas montañosas con navajas de razón
    Yo veo la Palabra
             sobre los labios del revólver, animalmente rojos
    Yo veo la Palabra
             en los parlamentos de lenguas beligerantes
    Yo veo la Palabra
               con deleitoso oído, tallos de éxtasis oscilante
    Yo veo la Palabra
             en el sueño de un sueño
             en el sueño de un sueño            
             en la nube que reúne la lluvia      
             en la lluvia que desencadena la tierra



    Abuubutan Eja okun       (Inagotable, Pez de la mar)
    Abuubutan Eja osa          (Inagotable, Pez del lago)
    Adunnni lenu                   (Una dicha para tener en la boca)
    Ma dunni lorun                 (Aterrador de tener en torno al cuello)

        Araba ponmbe ponmbe ponmbe



    La Palabra, la Palabra, es la ceniza del ocaso
    El arcoíris de los errabundos cielos
    La Palabra, la Palabra
                      es rocas y raíces
                      arena y piedra
                      óxido y polvo
                      amor ---- y lujuria



    La Palabra es la ventana fisgona de colas vertiginosas
    El valle vital de la doncella la Palabra, la Palabra, es la canción
    de la azuela a punto de hervir
    El lírico respirar del fuego sobre la arcilla
    La Palabra, la Palabra, es el carraspeo de la navaja del barbero
    Las pisadas del sol sobre la superficie alquitranada del lago

        Araba ponmbe ponmbe ponmbe



    La Palabra es lluvia
    La Palabra es polvo
         La Palabra es lluvia-polvo

    La Palabra es negra
    La Palabra es blanca
        La Palabra es negra-blanca

    La Palabra es vida
    La Palabra es muerte
         La Palabra es vida-muerte

        Araba ponmbe ponmbe ponmbe

    Regala pensamientos óseos
    La carne de lenguas frescas
    Deja que rotundas risas desanuden el ceño
    De arrugados momentos;
    Esparce la Palabra
    En el valle de la luna
    Deja que cantos de cosecha recojan la plenitud
    De proverbios venideros

                                               
    En el Principio no estaba la Palabra    
    En la Palabra estuvo el Comienzo

    Araba ponmbe ponmbe ponmbe
    Araba ponmbe ponmbe ponmbe



    * Este refrán se usa por el efecto de su sonido (qua performance); no posee significado semántico traducible.




    ***********************

    CARTA DESDE NAIROBI


    Ologuro,

    He buscado por todas partes una postal que
    Verdaderamente cuente la historia de este delicioso país
    Pero una agónica frustración
    Insiste en recompensar mi búsqueda

    Por supuesto, las postales abundan
    En sus monótonas centenas:
    En aeropuertos, parques, lobbies de hotel,
    Incluso en esos multitudinarios almacenes de ciudad

    Pertenecientes a aquellos que dicen que mi  “Acento
    Africano" ofende sus oídos.
    Pero lo que impacta a la vista son sus
    Conceptos Fuera de lugar sobre África:

    Elefantes apareándose, rinocerontes errantes
    Jirafas en reuniones tribales
    Sobre copas de árboles y congestionadas autopistas
    Leones corriendo tras manadas de impalas...

    Ocasionalmente, retratos del tímido Masai
    O similares especímenes de una exótica "Tribu Africana"
    Desnudos con sus copiosos abalorios
    Sonriendo a la cámara

    He buscado, y todavía estoy buscando;
    Tan pronto como encuentre una en un idioma humano
    De este complejo y hermoso país
    Lo enviaré en un correo triunfante


    Safarimente tuyo,

                        Ayekooto


    *********************
                     

    ALUPAYIDA*


    Permanezco por largo tiempo en el río
    Y me convierto en un pez
    Con cabeza hecha de coral
    Y aletas que domestican la distancia
    De agitadas profundidades

    Permanezco por largo tiempo en el pez
    Y me convierto en montaña
    De cresta acunada por la niebla
    Y pies alfombrados de hierba
    Que endulza el aliento matinal con mágico jazmín

    Permanezco largo tiempo sobre la montaña
    Y me convierto en un pájaro
    Con un nido de paja políglota
    Y canciones que agitan los oídos
    De bosques que dormitan

    Permanezco largo tiempo con el pájaro
    Y me convierto en carretera
    De largos ojos polvorientos
    Y piernas enroscándose por entre el zarzal
    Como precoces pitones

    Permanezco largo tiempo sobre la carretera
    Y me convierto en cigarrillo
    Encendido por ambas puntas por poderosos geiseres,
    Luciérnaga de alas de ceniza en noches
    De oscuridad silenciosa
    Permanezco largo tiempo con el cigarrillo
    Y me convierto en payaso
    Con una cara ancha y pintada
    Y un vientre lleno a rebosar
    Con ondulantes risas

    Permanezco largo tiempo con el payaso
    Y me convierto en sabio
    De barba centelleante
    Y fábulas que se aplican a narrar historias
    De recuerdos grisáceos



    Permanezco largo tiempo en s-i-l-e-n-c-i-o
    Me convierto en Palabra



    * Metamorfosis



    *****************



    LA GENEROSIDAD DEL EMPERADOR


    Y gritaba el pueblo:

    Echa una mirada a nosotros los hambrientos
    Y a nosotros los sedientos

    Nuestros bebés mueren en la cuna
    La vieja edad entre penurias

    Los capataces son generosos con los látigos
    Los colectores de impuestos hacen batidas en los caminos de toda aldea

    El firmamento
    Es el único techo sobre nuestras cabezas...

    Y, conmovido y absolutamente compadecido,
    El Emperador envía

          100 bolsas de sustantivos
          Y 1000 medidas de adjetivos.






    *********************


    PELEA DE AMANTES


    He escuchado a las hojas discutir
    en el parlamento del viento

    He agarrado unas pocas palabras calientes
    sobre los labios de palomas en concilio

    He visto vino y agua
    chocando cuernos en un vaso agitado

    Incluso entre lengua y boca
    existen peleas ocasionales...

    Pero no importa cuán ruda pueda ser la palabra
    Nosotros no la cortamos con un cuchillo




    **************

    LA PALABRA ES UN HUEVO


    Mi lengua es un fuego color rosa
    No dejes que encienda tus orejas

    Cuando los proverbios colisionan
    En la calle de las risas expectantes

    Y momentos murmurantes se esfuerzan por sobrevivir
    Elegía desde los labios del sol poniente

    Contaremos los dientes
    De la luna

    Y cantaremos pequeñas coronas
    Para estrellas perdidas...

    La Palabra, la Palabra
    Es un huevo:

    Si cae sobre el afloramiento
    De un lapsus de la lengua

    Se rompe
    Irrecobrablemente


    *******************


    ESCRIBO, LUEGO SOY


    ...la pura capacidad alfabética de escribir fue la auténtica comodidad que
    separó al animal del ser humano, al esclavo del ciudadano, al objeto del sujeto.
             -- Henry Louis Gates Jn., Figuras en Negro




    Yo blando la Palabra como un machete
    La afilo cada mañana
    Sobre la piedra de afilar de la Historia
    Luego la almaceno
    En la funda de recuerdos heridos

    A mediodía el machete se vuelve panga
    Navegando silencioso y galante,
    A través de la conspiración del viento,
    Halando un insolente sol
    Por su barba

    Anochece y la panga se potencia en una pluma
    Con una vigilante plumilla
    Y una fuente de mares agitados
    Revolviendo nombres sepultos,
    Prestando lengua a mudos antojos

    Y ahora
    La Palabra, una vez albatros,
    Es fénix de cenizas de ébano;
    La puerta una vez cerrada por el amo
    Es abierta de golpe por la energía del metal significativo.


    **********************


    YO QUIERO TOCAR EL MUNDO


    Estoy poseído por un impulso de tocar el mundo
    Un impulso más intenso que la brisa de la aurora
    Irreprimible como una fe obstinada

    De tender un puente a través de los mares
    Narrarle a cada montaña un cuento humilde
    Mirar a los árboles unir raíces debajo de la tierra

    Cantar en el este y danzar en el oeste
    Tener la luna unida al sol
    En el centro del cielo, sin un eclipse

    Intercambiar apasionados respiros a través de la colina
    Donde las voces re-memoren sus ecos
    Sembrando palomas en el viento

    Ver el océano en una gota de agua
    El arco iris, unión de sol y lluvia
    La vía que corre de puerta a puerta

        Yo quiero besar mil estampillas de correo
        Humedecer incontables sobres en sus erráticas lenguas
        Atar cada playa con urgentes mareas

    Estoy poseído por un impulso de tocar las nubes
    Cosquillear cada sueño en su axila
    Dorado eslabón en una cadena horizontal del ser

    Soy una viña rastrera intentando alcanzar la luz
    Mano de la noche, animada por dedos
    Un adjetivo esperando un sustantivo.


    *********************


    HIJA DE LA PALABRA


    Yo invoco

    La tristeza
      Hija de la Lágrima

    La Lágrima
      Hija del Río

    La Riada
      Hija de la Lluvia

    La Lluvia
      Hija de la Nube

    La Nube
      Hija de la Mar
    La Mar
      Hija de la Luna

    La Luna
      Hija de la Palabra




    *********************

    PREGUNTAS PARA LA ESPOSA DE UN POETA


    ¿Despierta él en la mañana
           con un ditirambo en la mano?

    ¿Se desconecta él –simplemente se desvanece–
           en medio de una charla?

    ¿Tiene usted que tocarlo ocasionalmente
           para asegurarse de que aun se encuentra a su lado?

    ¿Habla él en medio del sueño?

    ¿Corre a veces fuera de la ducha, enjabonado,
            a agarrar la pluma para capturar un pensamiento pasajero?

    ¿Habla él consigo mismo y/o asiente en acuerdo
            con algún espíritu indiscernible?

    ¿Alterna momentos de alegría beatífica
            con períodos de acallado meditar?
    ¿Replica él a veces como una culebra cascabel?
       
    ¿Saborea el más selecto de los vinos
            y come, cuando hace falta, como un lobo?

    ¿Hace el amor como un huracán
           y luego se acurruca como un bebé entre sus senos?

    ¿Moldea pan con las palabras para el desayuno
            y destila álamo* en vino para el invitado a cenar?

    ¿Persigue el aroma de hadas suculentas?

    ¿Se vuelve loco con las huellas
           del emperador en la jungla de la ciudad?

    ¿Se siente alguna vez como
            transformando su pluma en pistola?

    ¿Conoce cómo dejar la ira por la visión,
        el sino por el lugar de destino?



    ¿Sabe cómo soñar?



    * Una canción episódica, multi-tonal de los Ekiti-Yoruba




    ***********************


    ENCUENTRO
     (para Olle Nordberg cuya carta inspiró este poema)



    Cuando llegue a Nairobi
    Llevaré un rostro
    No muy distinto del
    Que viste hace algunas estaciones

    Mis lentes, ahora bifocales,
    Sus molduras redondeadas con los años,
    Todavía se asientan sobre el humilde puente
    De mi nariz. Yo husmeo a través de ellos

    Como un sabio cosiendo los andrajos
    De una época rota.
    Encontrarás un mostacho
    Floreciendo pacientemente sobre el arrecife

    De mi labio superior
    Y una melena, ahora corta,
    Victoriosamente salpimentada
    Deleitosamente cepillada

    Me hallarás con mi acostumbrado smock* Mbari
    100% algodón, adornado con todo detalle
    Por la aguja de la bordadora,
    Mi cabeza orgullosa y puntual sobre mis hombros

    Estaré allí con los erráticos goces y tristezas
    De un poeta en edad herida
    Llámame Atayerobioko** Iwalewa***
    Y escucharás mi respuesta desde todo viento



    *Un traje bohemio preferido por los artistas en Nigeria
    **Uno-que-remodela-el-mundo-como (un herrero) remodela-un-azadón
    ***Temperamento-es-belleza.


    *********************


    DISPUESTO PARA EL AMOR

    La luna juega a las escondidas
    Detrás de las nubes. Una apacible sonrisa
    Permanece en los labios del cielo

    Las mareas provocan y se enmarañan
    Al borde del agua. El ciervo mira a
    La cierva con profunda y seductora pasión

         Sun mo bi, Ologuro*
         Estoy dispuesto para el amor esta noche

    Puedo escuchar a las palomas zureando
    En su jaula. Puedo escuchar a alapandede**
    Intercambiando notas en el sombreado alero

    Oge*** provoca al viento con su inquieta cola
    En el estrecho sendero en medio de los muros
    La bendición bulbosa del baobab se mece en el viento

         Sun mo bi, Ologuro
         Estoy dispuesto para el amor esta noche

    Toca mi cuento
    Husmea mi canción
    Observa las líneas punteadas

    Sobre las páginas de mi piel
    Extiende mi flor
    Desata mi delirio

         Sun mo bi, Ologuro
         Estoy dispuesto para el amor esta noche

    Revuelve pequeños fuegos en el surco entre mis promontorios
    Plántame, una canción, en tus limosos acres
    Pasa la mano por mi memoria, moldea mi máscara

    Deja que las ásperas hojas acaricien el fruto
    Al extremo de la rama. Sacia esta búsqueda
    Con la magia de rumorosos momentos

          Sun mo bi, Ologuro
          Estoy dispuesto para el amor esta noche

    Ajusta esta cuenta con el argumento
    Del corazón. Favorece mi súplica. Clama
    Al cielo sobre las alas de mi canción

    Mira mi rostro más allá del espejo
    Sopesa mi alma. Quita el miedo de mi sueño.
    Pronuncia mi nombre. Mi nombre, mi nombre. Pronuncia mi nombre. . .

         Sun mo bi, Ologuro
         Estoy dispuesto para el amor esta noche

    ********************


    LA TARDE DE TU SONRISA


    Yo habito la tarde de tu sonrisa
    Tu gracia dorada se desliza a casa, hacia mí
    Como golondrinas reclamando de vuelta su nido
    En las techumbres de cielos oscurecidos

    Yo permanezco en el provocador escote
    En medio de tus promesas, el leve estremecimiento
    De un rostro avivado por la dicha,
    Radiante como la caoba pulida

    Tu magia detiene mi mirada
    Aun cuando los gallos persiguen sus gallinas
    Alrededor de la raída falda del bosque,
    La lagartija agama asintiendo con su cabeza ancestral

    En rojo amén a una plegaria más allá de nuestros oídos.
    Los humos que se elevan son un rumor de comidas venideras
    Constante pelea de mortero
    Dedos de cebolla de mimados deseos

    Esta tarde, suave como una promesa, tenue como neblina
    Y tú, mi dorado gong, mi eterno poema; pregonero de amor,
    Yo vivo sobre el lírico promontorio de los labios de la estación
    Aun mientras acechamos el sol naranja detrás de los árboles.
                                                         



    ****************

    EL POEMA DE AMOR MÁS LARGO DEL MUNDO


              Sí. . .



    **********************



    NACIDO ENTRE DOS MARES


    Nacido entre dos mares
    Galopas hacia la tierra
    Sobre una caballería de olas

    Tu risa blanca como las nubes
    Tu tristeza azul según las estaciones
    En tus ojos, águilas marinas vuelan

    Desprovistas de alas,
    Sus canciones pequeños himnos
    En el firmamento que escucha

    Sus plumas verdes como helechos a la orilla
    De un arroyo donde las lluvias se esparcen
    El viento suave y extrañamente en

    Calma. Tus palabras caen
    Como la lluvia, algunas veces atronadoras
    Algunas veces matizadas como un retruécano pagano

    Hija de dos mares,
    Intérprete de las canciones de mi río
    Examinadora de mis momentos silenciosos




    *****************


    ALGUNOS DÍAS

       (para Akawu)



    Algunos días conocen
    la secreta inclinación del corazón

    sus aurículas son acres de arcilla
    humedecidos por el rocío más gentil

    su música el palpitar de cada pulso
    las sonrisas crecen en el jardín de sus labios

    hay gracia en su saludo
    deleite en su aprobación

    una luna piadosa se sienta
    en el centro de su noche

    sus horas maduran
    en las sombras de un sol generoso

    cuando pasan
    las casas abren de par en par sus puertas

    las flores los visten
    con sus más extraordinarias fragancias

    para ellos la ternura no es traición
    la compasión no es limitación

    algunos días
    no son alérgicos a la dulzura

    algunos días
    no sienten miedo de los seres humanos




    ***************

    JAZZ


    (de ‘ruido de negros’ a estado-del-arte)



    Una vez
    surgido de una estropeada trompeta

    rescatado de un oxidado abandono
    por los impacientes dedos de unas manos extenuadas por el látigo;
    animado por un nuevo viento,

    fortalecido por un extraño trueno metálico
    que estremece los aleros de somnolientos oídos

    una vez
    arrastrado acento de sórdidas callejuelas

    y sueños largamente pospuestos
    en la memoria azul de aprisionados respiros...

    Ahora
    cuerno de vacas de buenos cascos

    pausadas cámaras purpúreas
    con fraseos repetidos de sincopado silencio. . .

    la piedra una vez envilecida por el maestro constructor,
    ¿es realmente ahora la esquina de la reluciente casa?


    ********************


    EL LAGO SE COMIÓ MIS POEMAS


    -Un canto a Katrina (2)-

    Sugudu pebe pebe
    Ojo buruku Esu gb’omi mu*

    El día que el Lago rompió el dique
    Saltó la barrera
    Y engulló a la ciudad

    Las crecientes se comieron mis libros
    Consumieron mi guardarropa
    Me llevaron a un ático sin aire

    Un caimán vagabundo se hizo cargo de mi estudio
    El carro de la familia flotó como un bote de cartón
    Luego desapareció tras la casa de nuestro vecino

    Los pozos sépticos de la ciudad vaciaron sus intestinos
    En las aguas embravecidas; chorros tóxicos
    Borbotearon desde una costa violada
    Mientras los recuerdos familiares se hundían uno a uno
    Entre la fétida refriega, nuestro atesorado
    Pasado se sumergió en el lodoso caos

    Habiéndose ausentado el gobierno en día festivo,
    Mi S.O.S. cayó en oídos sordos
    El silencio asesinó mi grito

    Ah el día que el Lago rompió el dique
    Los vientos destecharon mi casa
    Las crecientes devoraron mis poemas

    Sugudu pebe pebe pebe
    Ojo buruku Esu gb’omi mu



    *Terrible día, el hambriento Esu se saciaba con agua
    Nota: Esu es el dios Yoruba del destino y la casualidad.
    *Sugudu pebe pebe es intraducible; usado aquí frecuentemente por su efecto dramático, eufónico.




    *******************

    ODA A LA RABIA


    No se lleven mi rabia
    Mi ceño fruncido, mis dientes apretados,
    La turbulencia de mis labios

    Temblando con palabras no pronunciadas;
    La acezante pantera de mis mejillas
    Donde una vez moró un dichoso* hoyuelo

    No se lleven mi rabia
    Un volcán se congrega en la boca de mi estómago
    Déjenme eructar fábulas y canciones de fuego

    Los sueños se mueren, las aguas aúllan
    Monarcas medievales decretan nuestras vidas desde rocosas cumbres
    La justicia se balancea sobre ordinarios cadalsos

    Son obesos los que entonan alabanzas, magra la Verdad,
    Comedores de carroña atestan las calles,
    Con extremidades de niños entre sus dientes

    Aquellos que nada saben
    Comercian sabiduría con creyentes en nada
    Entre farsa y fe un credo común

    No se lleven mi rabia
    Mi sustantivo obstinado, mi adjetivo que,
    Como el escorpión, porta una cola candente

    Cuando el emperador estira sus talones
    Yo le niego el honor de estrechar mi mano
    Mis palmas están hechas de una arcilla más suave

    No se lleven mi rabia
    Mi obstinada furia, mi temperamento
    Que enciende la forja de sueños más cuerdos




    ****************

    SWING SENCILLO

    (un jazzístico tributo a Nueva Orleans)

    Gran Swing   Sencillo Swing
    Un viento de saxo explota en las calles,
    Congregando oídos, congregando piernas
    A lo largo de adoquinados senderos sonoros;
    El franco rostro del tambor,
    Ancho como los vientos, ancho como el cielo,
    Hace erupción en tonalidades de bronce
    Amistosamente como el agua, más profundo que el mar

    Gran Swing   Sencillo Swing
    Multitudes del Norte
    Multitudes del Sur
    Multitudes, oh sí! De nuestro iracundo Sur;
    Multitudes de tigres, multitudes de mariposas
    Multitudes de agua, multitudes de fuego
    Cuando el tambor lo ordena,
    Todas las tribus obedecen

    Swing grande   Swing sencillo
    S-p-a-a-a-s ‘n y especias
    Deliciosas rencillas de jungla en ollas de sopa:
    Tiernas pinzas de cangrejo
    Los seductores lazos de camarones
    Y la Jamba...oh la Jambalaya
    Siete continentes, siete historias
    En las naciones unidas de una olla

    Swing grande   Swing sencillo
    River Road abajo abajo abajo
    Y juerguistas disfrazados dando vueltas y vueltas como ejes mágicos
    River Road abajo abajo abajo
    Y arco irisadas sombrillas arriba arriba en el firmamento
    River Road abajo abajo abajo
    Botes de Blues abajo del Miss, del Miss, del Mississippi
    River Road abajo abajo abajo

    Swing grande   Swing sencillo
    Dichosos ruidos acrecentados como retumbar de trueno:
    Palpitantes leyendas de Congo Square
    Gruesas carcajadas de Mardi Gras;
    Interminables aderezos de La Ciudad Que Olvidó la Preocupación,
    Sus fértiles encrucijadas, su deleite dulce y agrio
    Swing grande   Swing sencillo
    Swing g-r-a-n-d-e   Swing r-e-a-l-m-e-n-t-e sencillo



    ******************

    YO QUIERO TOCAR EL MUNDO


    Estoy poseído por una urgencia de tocar el mundo
    Una urgencia más intensa que la brisa de la aurora
    Irreprimible como una fe obstinada

    De tender un puente a través de los mares
    Narrarle a cada montaña un cuento humilde
    Mirar a los árboles unir raíces debajo de la tierra

    Cantar en el este y danzar en el oeste
    Tener la luna unida al sol
    Centro-del-espacio, sin un eclipse

    Comerciar apasionados respiros a través de la colina
    Donde las voces re-memoren sus ecos
    Sembrando palomas en el viento

    Ver el océano en una gota de agua
    El arco iris, unión de sol y lluvia
    La vía que corre de puerta a puerta

        Yo quiero besar mil timbres de correo
        Humedecer incontables sobres en sus erráticas lenguas
        Atar cada playa con urgentes marea-mientos

    Estoy poseído por una urgencia de tocar las nubes
    Cosquillear cada sueño en su axila
    Dorado eslabón en una cadena horizontal del ser

    Soy una viña rastrera intentando alcanzar la luz
    Mano de la noche, animada por dedos
    Un adjetivo esperando un sustantivo.




    ****************

    HIJA DE LA PALABRA


    Yo invoco

    La tristeza
      Hija de la Lágrima

    La Lágrima
      Hija del Río

    La Riada
      Hija de la Lluvia

    La Lluvia
      Hija de la Nube

    La Nube
      Hija del Mar
    El Mar
      Hijo de la Luna

    La Luna
      Hija de la Palabra




    *****************

    MI ARS POETICA


    En el Principio no estaba la Palabra
    En la Palabra estuvo el Principio*



    El universo era vacío indistinto antes de que naciera la Palabra. La Palabra dio nacimiento al Canto. El Canto dio nacimiento a la Poesía. La Poesía dotó a la Vida de sonido y de sentido. A través de ella, la Musa de los vientos dio nacimiento a la música de Ser. La Poesía nos ayuda a apreciar el valor de la armonía; ella mejora nuestra capacidad para enfrentarnos con el caos. Ella consolida el antiguo maridaje de verdad y belleza, forma y contenido, pensamiento y sentimiento. Venido de una cultura Yoruba que subraya la relación mutua entre lo bello y lo útil, yo estoy constantemente consciente del poder potencial de la poesía y su permanente responsabilidad para la creación de un mejor mundo. Para mí, poesía es atayerobioko (aquel que restaura el mundo del modo que un herrero restaura un azadón). Ella es el sueño de donde proviene la realidad, el manantial de visión y acción. Ella es, para mí, el más elocuente antídoto contra el silencio, el diálogo afirmante de vida de la condición humana…. Mi filosofía y práctica de la poesía han sido capturadas en el poema de abajo, tomado de mi primer libro de poemas:




    *************

    POESÍA  ES**


    Una fuente de vida
    que reúne afinación
    cuanto más gargantas reune
    precursora de la acción
    más mentes conmueve

    Poesía es
    la cantilena del vendedor ambulante
    la elocuencia del gong
    la lírica del mercado
    el rayo luminoso
    sobre el rocío matinal en la hierba

    Poesía es
    lo que el viento suave canta
    a la hoja danzante

    lo que la suela dice al polvoriento sendero
    lo que la abeja zumba al néctar seductor
    lo que el aguacero tararea al sombrío alero

    Poesía es
    simiente de ningún oráculo
    para una solitaria piedra filosofal



    Poesía
    es
    hombre
    significativo
    para el
    hombre  



    * De La Palabra Es un Huevo, 2000.
    **Extractado de mi poema ‘Poesía Es’, Canciones del Mercado, 1983, 2006.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/86_87/osundare.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 12.10.23 18:07



    Chris Abani




    Chris Abani  Nació en Afikpo en 1966. Poeta, novelista, músico de jazz, profesor universitario con estudios en Nigeria, Gran Bretaña y Estados Unidos. De madre inglesa y padre Ibo-nigeriano, nació en medio de la guerra y comenzó a escribir desde muy temprano. Su primera novela Master of the board, en la que él, a sus 16 años, situaba al Cuarto Reich en Nigeria, tuvo consecuencias nefastas para el joven escritor. Dos años después de su publicación, fue condenado a tres años de cárcel por el carácter revolucionario de sus textos. Entre las rejas sufrió torturas y aislamiento completo por períodos, hasta que fue liberado en 1991.

    Se describe a sí mismo como “fanático del optimismo”. Viaja entre intersecciones cargadas de atrocidad y amor, política y religión, pérdida y renovación. Sus poemas, de belleza devastadora, indagan la compleja historia personal, familiar, y el amor romántico. Exploran los lugares y el humor, el exilio y la libertad con poemas de la experiencia y la imaginación.

    Obra poética: Kalakuta Republic, 2001; Daphne’s Lot, 2003; Dog Woman, 2004; Hands Washing Water, 2006; There Are No Names for Red, 2010; Feed Me The Sun, 2010; Sanctificum, 2010. Obra narrativa: Masters of the Board, 1985; Grace Land, 2004; Becoming Abigail, 2006; Song For Night, 2007; The Virgin of Flames, 2007. Ha recibido, entre otros, El Premio Pen Club de Estados Unidos a la Libertad de Escribir, el Premio Prince Claus, el Premio al libro de California y el Premio Guggenheim.


    *******************

    Di algo sobre un juego de niños



    El soldado le pregunta al niño: elige cuál brazo te quiebro,
    ¿el izquierdo o el derecho?
    El niño de diez o tal vez de nueve le dice: ninguno
    porque cuando juegue como un pájaro con un ala rota
    voy a borronear las líneas de la rayuela
    y dejaré entrar a la oscuridad.

    El soldado pregunta de nuevo, elige cuál te quiebro
    ¿la pierna derecha o la izquierda?
    El niño le dice: ninguna, o cuando baile la danza de los espíritus
    voy a tropezarme y patear arena en la faz de la luz.

    Este niño, llama negra de la esperanza ardiendo contra la noche
    dice: toma mi ojo derecho pues ha visto demasiado,
    pero déjame el izquierdo, voy a necesitarlo para ver a Dios.



    La nueva religión

    El cuerpo es una nación que no he conocido.
    La pura alegría del aire: el momento en medio del saltar
    de un acantilado hacia la pared de azul que hay abajo. Algo así como eso.
    O sentir el frote de los pulmones cansados contra los huesos cubiertos por la piel,
    como la mano contra una áspera corteza. Algo así como eso.
    “El cuerpo es un salvaje”, dije. Durante años dije que el cuerpo es un salvaje.
    Como si esta seguridad de la mente fuera una virtud y no una cobardía.
    Durante años descuidé este oscuro problema
    y me decía, “Yo soy mejor, Señor, yo soy mejor”,
    pero a veces, en un soleado momento de descuido,
    recuerdo el olor a boñiga de la piel cuando era niño
    gruesa de mugre y sudor, y la hierba aullante.
    Pero esta distancia que guardo no es divina,
    pues ¿qué fue Cristo si no el deseo de Dios de oler su propia axila?
    Y cuando lo vea, sé que se va a sonreír
    con un dedo pegado a su nariz, y que va a decir:
    “La próxima vez te envío a la tierra como perro
    para que sepas lo que es el hambre”.



    Peregrinaje

    Nada hay tan definitivo como la oración.
    Una mano ahueca una sombra.
    Un corazón se desnuda, abierto como una flor.
    En alguna parte entre el cuidado y la cacofonía
    La ciudad de los Ángeles está viva.
    La ciudad esta noche permanece fuera de todo.
    Llegamos a la noche.
    Llegamos a la luz.
    La ciudad es una mentirosa.
    Puede que encuentre mi camino.
    Los Ángeles es un sueño que no podemos soportar.
    Pienso en las calles negras como cualquier río, y en la cerveza.
    Sobre música amplificada una mujer llama a su amado.
    No se encuentra la verdad aquí.
    La ciudad está inundada de luces.
    Incluso este sacrificio no nos salvará.
    Digo “hibisco” y quiero decir “inocencia”.
    Digo “guayaba” y quiero decir “niñez”.
    Digo “velo para zancudos” y quiero decir “pérdida”.
    Digo “padre” y quiero decir sólo eso.
    Sucede que todos soñamos, pero el mar es sólo mar.
    Sucede que le imploramos a Dios pero aquello es sólo una brisa
    agitando las páginas de un libro de oraciones en una pequeña iglesia
    donde los bancos gimen con el calor.
    Afuera, un pavo real no se calla.
    Hay tantas maneras en las que podría deshacer la noche
    en que mi padre murió, si sólo pudiera encontrar las ataduras del tiempo.
    Aquí la hierba verde es verde, incluso con la abundancia
    del hogar, incluso con la carga del exilio.
    Hay un árbol en el jardín trasero de mi padre bajo
    el cual mi cordón umbilical está enterrado. No es una metáfora.
    Bañándome en una lámina de zinc, una noche corté mi tobillo
    sangrando mi cordón umbilical de nuevo.
    Mira, hay una simple aritmética en el perder, el ser, y las berenjenas.
    Puedo cantar la genealogía de mi padre remontándome a medio milenio
    pero aquí en Starbucks lucho con Oprah
    para encontrarme a mí mismo, lo que sería como decir
    que voy a aceptar las etiquetas ante mí
    pero sólo un corte más profundo es suficiente.
    No soy estadounidense aunque quiera serlo.
    No soy nigeriano aunque tengo la melancolía de los nigerianos.
    Soy algo todavía más profundo.
    Por ahora Igbo, el que marca los lugares. A veces también
    druida, por el lado de mi madre. Y un pasaporte rojo.
    La gente dice, carajo, si hubiera visto lo que has visto.
    ¡Carajo! ¡Piedad! ¡Santo Dios!
    También este es mi grito. He visto, pero sigo perdido.
    La niebla no se despeja por más que yo golpee
    mi cayado en la piedra.
    Hay tratantes de esclavos entre mis antepasados, y esclavos también.
    En ciertas noches me despierto con el amargo de las cadenas oxidadas
    en mi lengua y un látigo en la mano.
    Los avatares vienen y van y vuelven.
    Sólo hay un mapa que se destiñe bajo el sol ardiente.
    Dirá alguien que soy un pesimista pero no lo soy.
    Nada se gana con las pérdidas.
    Bebo té a la sombra y creo en la poesía.
    Soy un fanático del optimismo.


    *


    Cuando primero se ve morir a alguien
    de un machetazo o por una bala,
    es decir, cuando primero te enfrentas
    al asombro de la sangre y lo sientes
    recorrer tu piel como una fango dulzón,
    aunque las grietas que humedece no son tu piel
    sino realmente la obsidiana del camino,
    te sientes enfermo de maneras que no creías posibles.
    Una profunda y maravillosa bilis
    que nunca puede dejar tu hígado.
    Y luego pasan los días y te acostumbras
    a su forma de ser y esto ya no te molesta
    más que el zumo de cereza en los panqueques.
    Te aburres y te impacientas con todo eso.
    Con la conmoción de esos momentos recién llegados.
    Y después de eso la gente puede morirse a tu alrededor de día y de noche
    y tú sigues sin darte cuenta.
    Mi capacidad para esto me asusta.
    Benditos sean los no profanados en el camino.
    Hay dos maneras de mirar el cuerpo.
    La resurrección y la crucifixión:
    todo lo que yace en medio es ritual.



    Restauración

    Qué tonto seguir golpeando
    en la puerta de un corazón cuyo rostro permanece cerrado para mí.
    Todas estas palabras, Padre mío, todas estas palabras escritas
    buscándote cuando nunca fuiste Tú, ¿verdad?
    Siempre fui yo
    Si pudiera construir una pira funeraria,
    Pondría en alguna parte mi cepillo para el cabello,
    mi soldado de juguete,
    mis libros,
    mis lápices,
    mis dibujos,
    mis libros,
    mis sueños,
    mis libros,
    todo.
    Luego el fuego.
    Te liberé esa noche, Padre.
    Cuando volviste en ese Volkswagen amarillo,
    en ese sueño.
    Hice un bote en tu honor.
    Urdí poemas y palabras y no-palabras.
    Los eché al mar.
    Fr. Obuna me dijo:
    “Un regalo se da libremente
    y se devuelve libremente.
    Me ha llevado treinta años
    comprender esto.
    Yemayá tiene tu corazón ahora.
    Que sea misericordiosa,
    Que te ame.
    La herida ya no sangra.
    Que es como decir
    que lo que he deseado
    es como sal que se deja al aire
    toda la noche y ya no queda nada.
    Que sea suave el rocío.
    Que sea salado el rocío

       

    1971


    El diario de Dafne hiló un deseo demasiado precioso para decirse.
    Quiero un hombre que sonría cuando hable de mí.
    Que sonría porque sabe todo de mí y ama todo de mí
    y no quiere que cambie algo de mí.
    Quiero un hombre así.
    Un hombre cuya voz es la presión en mis caderas
    cuando dice mi nombre.
    Cuya leve respiración trace la excitación de mis pezones
    mientras le preparo la comida.
    Cuya risa se hunda entre mis piernas,
    tomándome por sorpresa y meciéndome.
    Cuyas manos sean ásperas cuando me toque la cara honestamente.
    Cuyo abrazo sea desesperado como si
    yo fuera lo único que pudiera evitar que él se ahogue.
    Cuyos labios estén húmedos de deseo cuando me bese
    y cuyos ojos dancen con un fuego peligroso.
    Yo quiero, yo quiero, yo quiero un hombre así.



    Una pequeña oración


    Nada sé de la verdad
    imponiéndose como esa primera luz,
    inconmovible río sagrado.
    Pero mi corazón es inacabable,
    Girando en un rosario que cae pesadamente. Fruto
    De la mano fatigada de la piedad
    Y hay ese rumor —Esto es amor, esto es amor
    ¿pero qué sé yo de sus solitarias estaciones,
    el peso completo de una cruz, la ternura de los remaches?
    Pero hay redención en esta aventura
    —la verdad como la mejor adivinanza de la memoria—.
    Así que rebusco con manos mugrientas dando forma
    con un poco de cartón grueso y engrudo, a sus ayeres,
    reclamando algo atrapado en la sombra
    entre coplas rebosantes de promesa
    inventándome, este niño pequeño, este niño, este hombre
    y mi corazón conoce las estrellas que veo,

    y sabe que otros han viajado antes por esta oscura senda: hacia la poesía.


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 12.10.23 18:11

    Tanure Ojaide


    Tanure Ojaide Nació en Nigeria el 24 de abril de 1948. Ha publicado 16 libros de poesía, entre ellos: Labyrinths of the Delta, 1986; The Fate of Vultures, 1990; The Blood of Peace, 1991; Daydreams of Ants, 1997; Invoking the Warrior Spirit: New and Selected Poems, 1999; In the Kingdom of Songs: A Trilogy, 2002; I Want to Dance & Other Poems, 2003; The Tale of the Harmattan, 2007; Waiting for the Hatching of a Cockerel, 2008, y The Beauty I Have Seen, 2010. Sus reconocimientos incluyen el Premio de Poesía de la Commonwealth para África, 1987; el Premio Okigbo de Poesía para África, 1997 y 1998, el Premio a las Artes de la BBC, el Premio Poetry Africa, 1998, y el Premio de la Asociación de Autores de Poesía de Nigeria, 1998, 1994 y 2003. Inmersa en una mezcla de tradiciones orales y técnicas occidentales, su poesía teje un tapiz intenso de palabras sencillas, pleno de imágenes y música. También ha publicado un libro de memorias, una novela y varios cuentos cortos y obras críticas. Actualmente es profesor de Literatura Africana y Panafricana y Arte en la Universidad de Carolina del Norte.




    ******************


    Recordando



    El día que el granjero perdió toda su cosecha por las langostas
    el día que el pastor perdió todas sus vacas por la peste bovina

    el día que el pescador extravió su barco y las redes en una tormenta
    el día que hubo un eclipse total de sol

    el día que el fuego dejó las hojas secas para quemar las verdes
    el día que el agua no logró saciar la ardiente sed

    el día que el viento se negó a soplar los humos asfixiantes
    el día que la tierra abrió un pozo sin fondo a otro mundo

    el día que la musa azotó al juglar
    el día que el juglar se quedó mudo

    el día que la cabra se negó a comer hojas de ñame
    el día que el loro se negó a comer maíz

    el día que los tambores se negaron a batir por el bailarín
    el día que el iroko fue fulminado por un rayo

    el día borrado de la memoria de las celebraciones
    el día derribado sin un registro de sus horas

    el día que todas las puertas se cerraron para el fugitivo
    el día que el cruce de caminos negó su sacrificio

    el día que todas las alarmas se negaron a sonar
    el día que el guía de ojos claros perdió la visión

    el día que la bestia sin hueso abrió su boca
    para tragarse a un hombre entero como a un langostino sofrito

    ese fue el día del solsticio de verano, cuando estaba en
    Jerusalén, y mi mejor amigo moría en Sapele.





    Las vacas del Monte San Angelo


    Acicaladas como la realeza, las vacas del Monte San Angelo
    tienen los abundantes pastos de la montaña
    para ellas mismas; hierba de hoja perenne todo el año.
    Rechonchas y saludables, no hay vacas que puedan ser más grandes
    que estos cultivos multi-étnicos de vacas de Virginia.
    Negras, marrones y de cara blanca como una máscara,
    segan la hierba con gracia; no hay figuras hostiles
    o irritantes por las que preocuparse. Los terneros
    saltan hasta sus madres cuando me acerco,
    pero no hay temor de cazadores furtivos en este pastizal.

    Las vacas del Monte San Angelo no pueden cubrir
    el entero prado verde con abundancia.
    Ellas no saben que afuera el hambre mata a algunos
    y la peste bovina y los cazadores furtivos andan sueltos.
    Están medio cubiertas de hierba exuberante sin molestia,
    de garrapatas arriba, los pájaros cantan sus corazones
    en el paraíso que comparten. No hay un Fulano
    pastor azotándolas para que tomen el camino correcto
    en las filas que siempre crean en el espacio abierto.
    Bostezan en la noche por la comida abundante del día.

    Tienen el mundo de jardín para sí mismas
    porque no conocen la dura lucha o el sudor
    que trae cada día, están seguras de sí mismas.
    Comparten la carretera y su mierda no molesta a nadie.
    Si uno debiera ser vaca, ¿no querría uno ser
    una de las selectas vacas que pastan en el Monte San Angelo?
    Pero, después de todos los placeres, ¿evitará el carnicero
    el destino de otras vacas envidiosas de ellas?
    Las vacas del Monte San Angelo pertenecen a su
    propia clase, tratadas magníficamente por la mesa del rey.





    La musa me envía al mercado


    No me hago preguntas de orden divino
    y salgo al mercado de Igbudu a través del camino principal.

    Llevo conmigo la campana de hierro fundido que completa mi vestimenta-
    el mensajero tiene que entregar su mensaje con un claro llamado.

    Por encima de los murmullos del regateo de los comerciantes que deambulan,
    vengo a mezclarme con vendedores, compradores y otros.

    El mercado es un vasto teatro de la fortuna, donde
    el destino etiqueta su casta con diversos tamaños de carteras:

    los que vienen con sólo un centavo para comprar todas sus necesidades
    y unos pocos con toneladas de dinero para comprar lo que no está en venta-

    es claro que las divisiones en otras partes, que permanecen ocultas,
    son reveladas por el mercado en obstáculos abismales.

    El amor prohibido ejercita aquí su libertad, a nadie le niegan la entrada
    donde vivos y muertos se relacionan e intercambian bromas

    bajo la sombra de murmullos en masa y espectáculo de especias
    ladrones al acecho hacen alarde del oficio de tortuga que aprendieron.

    No he venido al mercado por mi propia voluntad
    a trocar canciones por aceite de palma, pescado fresco, y sal

    las canciones que vienen libres al juglar no
    le ganarán a la esposa del trabajador petrolero, llena de dinero en efectivo.

    Vengo a poetizar la aritmética de los precios,
    el disimulo de la pobreza y los delirios de la riqueza.

    Toco la campana en escalas inclinadas y en otras medidas;
    Canto alto contra el malabarismo de los usureros. . .

    La musa me envía al mercado
    No me hago preguntas de orden divino.

    Artículo relacionado: Un poeta-estudioso africano Por Tanure Ojaide





    Cielos sin pájaros


    Llámalo Nembe*, llámalo con cualquier otra palabra Ijo;
    este es seguramente un pueblo fantasma, cielos sin pájaros.

    Donde no hay pájaros los niños no ven cometas
    flotar a lo largo del horizonte, ni colibríes para dispararles;

    donde no hay pájaros los ancianos no ven halcones
    para celebrar gozosamente la constante renovación del año;

    no hay cazadores en una tierra de cielos sin pájaros;
    nada que llame la atención al perturbador estado del cielo.

    Los sacerdotes son privados de sacrificios de animales
    a los dioses que han huido de los cielos en busca de exilio

    y Mami Wata se ha trasladado desde allí
    a refugiarse en áreas no beneficiadas; pobres, pero limpias.

    Ningún pájaro totem adorna la insignia estatal, ningún
    pájaro colorido para montar la flota aérea nacional.

    ¿Cómo puede un país dar fe de soberanía sin
    un pájaro que la afirme, sin símbolos de libertad?

    No hay pájaros en Nembe pero los residentes han visto
    buitres, lo que confirma en sí mismo el estado moribundo del país.

    Sin duda, este es un Pueblo Fantasma por una palabra Ijo;
    una tierra de cielos sin pájaros es un pueblo fantasma.



    • Nembe: un pueblo isleño en el estado nigeriano de Bayelsa, centro importante de la industria petrolera.







    Viajero



    En Kuala Lumpur
    Carga un paraguas

    en Syracuse
    usa botas para la nieve

    en el Sahara
    amarra a tu rostro una tela

    en Burutu
    rema en un bote

    en el espacio
    lleva un chaleco salvavidas

    en la tierra
    eres un viajero.




    El destino de los buitres


    O Aridon, devuelve mi riqueza
    desde las criptas del pícaro;
    legendario testigo de ires y venires,
    dios de la memoria, mentor mío,
    arde un rastro de cenizas en las manos
    que sepultó montañas en sus entrañas,
    levantó cajones de dinero en sus armarios.

    Yo no seguiría al huracán,
    ni al torbellino
    en su arrebato descarado;
    ellos dejan miseria en sus huellas.
    Yo no distribuiría la riqueza de mi barrio al aire libre
    y agitar así la asamblea en estampida;
    No untaría mi equipo con el desprecio de la impotencia.

    Puedes advertir
    cuando uno cree que la libertad es un golpe de suerte
    y se abanica a sí mismo con extravagancia.
    El cacique y su consejo, una bandada de trematodos
    retozando en las venas de la fortuna.
    Pollos de granja, consumen y se dispersan ...
    Corrían por ascensos pequeños
    en los pasillos del poder
    y contratos compartidos en cábalas-
    el registro de productos y las ventas
    alimentaron la hoguera adolescente de los padres.

    Shamgari, Shankari, shun garri
    alimento básico de la población
    y brindis con champaña;
    Alejo, arquitecto del viento que arrasó mansiones,
    una montaña de capital.
    ¡Abuja ha tenido sus sueños!

    O Aridon, devuelve mi riqueza
    desde las criptas del pícaro;
    todos ellos tenían sus días libres,
    deja que hoy sea el mío.
    Recorta las imágenes de vergüenza
    porque yo sé por qué
    el águila jadeante, despojada de plumas orgullosas
    agobiada de arena, murmura su propio canto fúnebre
    contemplando el iroko
    que ya no puede ascender ...

    Compadécete del destino de millonarios instantáneos.
    Si no son arrojados a la cárcel, viven
    en las prisiones de sus crímenes y esposas
    y cuando mueren, por supuesto, sólo su tipo
    colma de elogios a los buitres.



    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 12.10.23 18:15

    Ayo Ayoola-Amale



    Ayo Ayoola-Amale nació en Ikoyi Lagos, Nigeria, el 21 de mayo de 1970. Es poeta, narradora, dramaturga, constructora de paz, educadora, performer del Spoken Word, profesora universitaria, tallerista de escritura creativa y abogada.

    Fundó la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Justicia. Igualmente creó la Fundación de Poesía Esplendores del Amanecer, la cual aboga por un cambio social positivo en varios países, a través del aporte de profesores especializados en poesía, literatura y educación para la paz.

    Obtuvo, entre otros premios internaciones, el reconocimiento como Embajadora Universal para la Paz, premio otorgado por la Federación para la Paz Universal, La Musa de la Armonía Poética en África, Embajadora de la Armonía para África y Embajadora del Amor.




    *******************


    Declaración de artistas


    Visualízate en una playa serena, impregnándote del resplandor de la naturaleza hasta la eternidad. Bajas la vista por el camino, advirtiendo diversos cantos y trinos de pájaros. Estallas en canciones... justo ahora.

    Al sentarte allí, todo tu ser cantaba. Un hermoso poema. El poema construye. Ingresa en la mente, y es recibido con belleza. Lo eterno se encuentra en el interior, siempre.

    Has seguido tu corazón.

    No suelo planear mis poemas con antelación, siento la energía en el momento justo y hago poemas. Un santuario que adentro se valora más, conecta con la pastura de la energía a mi alrededor. Mis poemas reconocen y honran el espíritu humano con un sentido de alegría. Recientemente trato de crear un cambio positivo en el cual la poesía es el vehículo. Este pequeño vuelo que se eleva es lo que el acto de crear es para mí. Dejo que la tentación de lo desconocido vaya entrando sigilosamente, traspasando mi mente consciente, que mi viaje creativo se vuelva totalmente satisfactorio, dichoso, generoso, rico y de gran belleza. Intervenir y resistir en este paraíso, resultan vitales. El cielo besó mi alma. ¡Amo profundamente la poesía! Sí...

    ¿Mis fuentes de inspiración? Aquello que es fresco. La naturaleza, la humanidad, más naturaleza. La naturaleza nunca cesa de asombrarme con su esplendor, diseño, belleza, color y forma. Creo profundamente que todos somos uno -Una sola humanidad-.

    No obstante, mi obra no es sólo sobre la naturaleza y la humanidad. También es acerca de todas las formas de energía, tales como el sol, el sonido, la luz, lo experiencial, mucha paz y amor que ves en tu existencia.

    Mi poesía es peculiar, el pensamiento incita y mueve; a veces desafiante y muy profundo, y siempre completamente aceptable. Me presento con la energía y la pasión que puedan transformar la vida. En cierto modo me siento más viva cuando escribo. La poesía me ayuda a sentir la vida. Me encanta escribir. Derramar mi alma. Dejar que mi sol brille desde mí.

    Dar esta porción de mí misma a la humanidad, total y verdaderamente.

    Amo la poesía; ella pone una sonrisa en mi escritura. Porque con la poesía estoy completamente cargada.

    Quiero ser naturaleza. Lo normal es la naturaleza; La poesía es la naturaleza, no tiene mancha, es hasta natural.

    La misma esencia de mi ser define la realidad.

    Soy yo misma, soy la totalidad. ¡Siento la vida!

    Ves que este mundo en el que vivimos es asombrosamente hermoso, lleno de toda la paz y la alegría que permitimos. Lo mejor, ¡lo súper mejor!

    Amor, paz, en poesía.







    La humanidad es mi sol



    Los poemas normalmente reflejan el propósito personal de sus autores. En consecuencia, imaginamos una relación positiva entre la calidad de la poesía y la ética de su autor. Encontramos una relación positiva entre la poesía y la ética y la evidencia inicial de que las personas éticas pueden ser la base de una excelente institución.

    Ha habido una gran cantidad de obras importantes acerca de la relación entre poesía y ética. La relación es muy inconsistente, no sólo a causa de la inestabilidad conceptual de los términos en cuestión, sino también porque cualquier esfuerzo de unión podría amenazar hasta limitar la independencia que inaugura la práctica de la poesía de sus diversas perspectivas.

    Los poetas en el pasado y en el presente se han preocupado por la ética de la poesía. ¿Es éticamente aceptable escribir poesía en una época gobernada por el dolor y la maldad?
    Ha habido un esfuerzo por conectar la poesía y la política.

    ¿Cuáles son sus razones de ser?
    Historiadores, escritores y poetas, yo incluida, hemos reconocido el hecho de que hay al menos dos orígenes de lo "ético" para decidir, en nuestro actual entorno académico.

    El primero es Kant y tiene que ver con la aplicación de los principios de lo que es correcto y bueno. Estos principios son en cualquier caso universales o contienen las costumbres morales de las comunidades incorporadas. El objetivo de la ética es crecer y seguir siendo irreprochable en la propia conducta, el pensamiento y el carácter. El filósofo francés Emmanuel Levine ofreció una alternativa a esta teoría normativa, argumentando que “los reclamos que otras personas tienen sobre mí, de antemano, cualesquiera razón, podrían utilizarse para decidir o justificar mi conducta. Soy responsable por el bien del otro, pase lo que pase, es decir, mi responsabilidad es algo antiguo, más acá de los principios morales y el razonamiento que proporciona su apoyo, lo que significa, entre otras cosas, que mi relación con otros no es de saber, sino de proximidad, como la piel expuesta al tacto”.

    La poesía no es estacionaria ni la misma para todos. La poesía no sigue un método. El significado de la poesía se ve alterado por el lector. Lo cierto en un poema para mí puede no ser lo mismo para ti. A través de tu participación, afectas la interpretación de un poema, en consecuencia, cambias el poema.

    Eso es lo que me refiero por la ética de la poesía. El significado del poema y su efecto en el lector cambia con cada persona. Así, y por sí misma, la poesía es la ética, que nos hace estudiar la naturaleza universal de la moral y las opciones morales específicas. Una vez más, me pregunto "¿debe la poesía ser ética o de otra manera?"






    Sobre los poetas en nuestro tiempo


    El poder del poeta, aunque invisible, es muy real. Los poetas son una de las voces no reconocidas de influencia para el cambio social.

    La función social de la poesía ha cambiado mucho en los últimos 200 años. Los poetas eran poco apreciados entonces, por una inmensa mayoría de la población, y son sólo un poco menos reconocidos ahora. Las apreciaciones de Emily Dickinson sobre temas políticos pertinentes en América no se apreciaban cuando ella vivía. Actualmente nadie con autoridad en el 2015 está pidiendo la opinión de Nick Flynn sobre el cambio climático.

    Me interesa el contexto social de la poesía, en el que la poesía se convierte en el proceso de lectura o en la realización de la poesía. Algunos de nosotros somos activistas; creo firmemente que los poetas y la poesía deben ser agentes de cambio positivo en sus comunidades y más allá. Debemos alentar acercamientos intervencionistas a la poesía, a través de nuestros poemas, ensayos, charlas o al organizar eventos.

    La poesía como una actividad social también aborda o corrige la relación de la conciencia con el lenguaje. El papel de la poesía, pensar en, alrededor de, y acerca de las premisas del lenguaje oral: para descubrir, mostrar, el ámbito formal de la lengua, sin la necesidad de crear una presentación razonable, o directamente comunicativa sobre el lenguaje o la poética o la filosofía.

    La función social de la poesía es imaginar cómo funciona el lenguaje dentro de su cultura, mientras evalúa la cultura; esto sugiere que la poesía puede ser una oposición al fortalecimiento de los valores culturales en la esencia de la política y el entretenimiento. Sin embargo, la función artística de la poesía está en la búsqueda del placer de la vista, el sonido, y el intelecto.

    Los poetas son a menudo acusados de ser demasiado intelectuales, no lo suficientemente emocionales, y sus poemas demasiado difíciles, complejos y teóricos. Los poemas son generalmente expresivos y líricos, en verso libre, y la condición sine qua non de la poesía. Poesía y poética, teoría y práctica, están relacionados entre sí. La poética es una extensión de la práctica de la poesía, y la poesía es una extensión del pensamiento con el poema y también el reflejo de la poética.

    Como forma social, un valor singular de la poesía es la libertad, la complejidad y la profundidad que derivan de su pequeña escala. La poesía puede hacer muchas cosas con un lenguaje que no puede hacerse desde la narración convencional.

    Hoy día, algunos poetas escriben sobre temas universales de forma accesible.
    Los poetas en nuestro tiempo prefieren imaginarse a sí mismos como espectadores, no como legisladores como clamara el famoso poeta inglés Percy B. Shelley que "los poetas son los legisladores no reconocidos del mundo."






    La luz del sol se hace


    Sentimos el sol de la libertad de Monrovia a Ciudad del Cabo.
    La luz del sol se hace y se hizo eterna de las montañas de Abuja a Addis-Ababa.
    Sobre las alas de una tormenta, hasta Trípoli marchamos
    Nuestros cielos brillaron de Accra a Bamako.

    Nuestra mente fue completada de Malabo a Maputo.
    Vimos un tazón roto nacido en la abundancia, abandonado en Brazzaville.
    Sentimos el sol de la libertad en Yamoussoukro, de ningún origen conocido.
    La luz del sol se hace, se hace eterna de Kinshasa a Mogadishu.

    Olas abrazadas por la carencia ahogaron el polen en Bujumbura.
    Estábamos encarcelados injustamente en prisiones de esclavitud mental en todas partes. Sentimos el sol de la libertad en Lusaka Lobamba y Luanda
    La luz del sol se hace, se hace eterna de Yaundé a Windhoek.

    Una tierra hecha para responder las llamadas de prisión podría jugar cerca del arco iris.
    Vemos a nuestra África mancillada por la atmósfera agria de codicia,
    Su respuesta fortaleció una luz interna largamente paralizada por sus opresores.
    Sentimos el sol de la libertad de Lagos a Harare.

    Justo ahora vimos un halcón llamando a nuestro amanecer.






    Respira con el mundo


    Nada comienza, ni termina nada,
    Una luz malsana nos retiene,
    nada contiene
    el dolor aquí
    entre la huerta
    ante la luna
    cantando locamente,
    aplastado y cantando
    agrietado, sucio, con la lavanda
    de la vida eterna.






    Hablo


    Hablo, hablo,

    hablo en el resplandor de la luz de la luna

    ¿Dónde está ese sinsentido?
    ¿Dónde está ese sentido?
    Nací cuando el sol cantaba

    Vi claramente como una flor abierta
    antes que bajara el calor mi mente aterrizó.

    Hablo, hablo,
    hablo palabras como cascada
    y los días se enceguecen,

    y los corazones ensordecen
    La Tierra es mi cuerpo,
    entonces adoro burbujas y espero
    un sentido tranquilo, dichoso.

    Hablo, hablo,
    hablo como mi carne
    he aprendido a oler palabras quemadas
    que golpean mi corazón
    pero mi cara ríe como hiena
    Y la tuya como un sifón

    asentándose en el cielo tan
    azul como una piscina
    Mi sentido corre hacia ninguna parte

    Hablo, hablo

    Hablo como el amanecer

    Al alba la vida es sobre todo
    sentido y sinsentido
    y al atardecer nada, absolutamente nada.
    Mi cabeza corría por todas partes y cantaba
    hasta que el río se secó en todas partes.
    Hablo, hablo

    Hablo como la mañana
    despertada de su sueño.

    ¿Cuál es ese sinsentido?
    ¿Cuál es ese sentido?
    Vi sentido en lo sinsentido y sinsentido en el sentido.
    Y me incliné hacia donde el sol corría
    ya sin verterse
    y nunca estoy segura...

    Hablo, hablo

    hablo como la naturaleza
    canté mi mente al aire como tulipanes.
    Mi sentido corre por todas partes.

    ¿Quién es ese sinsentido?
    ¿Quién es ese sentido?
    Lo sabes porque estás en él.

    Hablo, hablo,
    hablo como un dios
    hay una rosa en mi corazón
    y hedor en el fregadero.
    Basta ya,
    no encuentro mi cabeza.
    Pero he aprendido a conservar mis dos cabezas de barro.






    Esta noche ha estallado


    Sentada sola por siglos en aguas eternas.
    Ayer tierra y cielos no pude llevar conmigo.
    Perdida para la noche, perdida para una noche antigua en extremo
    Convoqué a la luna a unirse a mí.
    La luna se mantenía ebria.
    Cielo y Tierra se habían ido y
    medio sol estaba atrapado en la lengua de los ríos.
    No obstante he sido una niña rebosante como un volcán



    Sentada sola, por siglos olvidada y descuidada por mí misma.
    Crecí en el entendimiento y en el malentendido.

    Entonces me fundí a la habitación pero el sol seguía cantando.

    La Tierra está pesada con este ritmo, una y otra vez.

    En esta antigua noche siguen cayendo balas como hojas de otoño,
    de la Tierra. Mi locura conocida por todos y cada uno,
    en ríos claros con mil tulipanes crece mi corazón hasta los cielos.

    Sólo para esparcirme como lluvia, pero el sol seguirá cantando.

    Sentada sola por siglos
    Con mis ojos nadando en oscuridad
    entre ser y ser.
    Estaban dentro de mí como flores
    crecían muy dentro de mí
    y lanzaban mi mente a través de miles de millas
    Estaba segura y no lo estaba

    Esta noche ha estallado.









    No he visto el sol


    Un pequeño hábitat en una montaña
    y mis enormes piernas tranquilamente susurraban canciones
    desde el alba muda.
    Alcé mis piernas y caminé sobre la luna. Qué viejas estas piernas frescas, corriendo tras de mí.

    Grita un juglar hambriento adentro, pero la belleza se encuentra
    en tambores sin hogar.

    Un castillo hambriento, de grano grueso como mármol y disparejo,
    Endurecido, amargo en hambre y sed sobre la cima de la falla.
    Salieron las mejillas de oro llenas de fuertes corrientes borboteando como volcán
    que despertó las profundidades ocultas del dolor.

    Más tarde aprendí que yo sabía sin saber.
    El mundo acaba de llegar de visita.
    No he visto el sol.
    Vi inundaciones transformar castillos en otoño.

    Tanto tiempo mis ojos se tornaron desiertos,
    Luego volví a casa.
    ¿Serían mis piernas asomadas por la ventana?

    Publicado el 17 de marzo de 2015



    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 21.10.23 10:16

    Nnimmo Bassey



    Nnimmo Bassey nació en Nigeria el 11 de junio de 1958. Es un destacado ecologista, activista en la defensa del medioambiente, poeta, ensayista y arquitecto. Fue muy activo en temas de derechos humanos en los ochentas, desempeñándose como miembro de la junta de directores de la Organización de Libertades Civiles de Nigeria. En 1993 cofundó Amigos de la Tierra Internacional, Acción por los Derechos Ambientales, ONG nigeriana para defender, educar y organizarse en torno a asuntos ambientales y de derechos humanos en su país.

    Recibió el Premio Right Livelihood (Premio Nobel Alternativo 2010), por oponerse a "las prácticas de las corporaciones multinacionales en su país y la devastación ambiental que generan" y "por su trabajo inspirado para fortalecer el movimiento ecologista en Nigeria y en todo el mundo". En 2012 fue galardonado con el Premio Rafto, de derechos humanos.

    Desde 1996, Bassey y la Acción por los Derechos Ambientales lideraron Oilwatch Africa y, a partir de 2006, también la red Global South Oilwatch International, esforzándose por educar y movilizar comunidades en Nigeria, Chad, Camerún, Congo, Ghana, Uganda, Suramérica y el sudeste asiático, “para resistir actividades destructivas de extracción de petróleo y gas”.

    Algunos de sus libros de poesía publicados: Patriotas y cucarachas, 1992; Poemas en fuga, 1995; e Interceptado: Poemas, 1998, Pensábamos que era petróleo pero era sangre, 2002; No bailaré a tu ritmo, 2011.

    - La poesía y los cadalsos de la esperanza Ensayo para la web festivaldepoesiademedellin.org
    - Ecología política. Entrevista a Nnimo Bassey Por Miquel Ortega. Tomado de ecologiapolitica
    - Acabar con la adicción a los combustibles fósiles. Entrevista a Nnimmo Bassey Por Franz Chávez
    - Nnimmo Bassey Amigos de la Tierra Internacional -English-
    - I will not dance to your beat Poem by Nnimmo Bassey. Web oilsandstruth.org
    - Nnimmo Bassey By Stephan Faris. Time Magazine




    \****************


    EL CAMINO DE LA VIDA


    El boom ha sido la explosión.
    Nuestros corazones demasiado apretados para contener el fulgor
    Como niños ante un montón de pasteles
    Masticamos y arruinamos la ruma.

    El camino de la vida puede torcerse
    ¿Mas quién lo puede restaurar?
    El boom que fue nuestra explosión
    Nos salpicó con un nubarrón de penas
    Primero sueños elefantinos
    Y ahora SAVIA devastadora
    Primero fiestas suntuosas
    Ahora esperanzas estériles.
    El camino de la vida puede torcerse
    Mas, díganme, ¿quién lo puede restaurar?



    EL GRITO DE UN SOLITARIO


    Cuando alguien está enfermo
    llamo al curandero.
    Ahora yo estoy enfermo,
    nadie se deja caer.
    La enfermedad me ha invadido,
    como los tejedores invaden a un árbol.
    La enfermedad me ha invadido,
    como las larvas invadieron a las heces,
    la enfermedad me ha corroído,
    como las orugas en un tronco de palmera caído.



    Lloren por mí.
    O! O!! Oh



    SILENCIO(SO)


    Aquel que no ha LLORADO
    DEJÉMOSle romper este silencio
    DEJÉMOSle resquebrajar esta voz
    DEJÉMOSle concluir este estudio
    De una voz nunca oída
    Porque aquel que habló primero
    Será el último en ser escuchado
    Y aquel que hable de último
    Le hablará a una tierra baldía
    … Toda la humanidad
    Con todo deseo permanecer en el mundo
    Gritar al nacer
    Y los silenciosos
    Vuelven a la tierra
    Aquel que no GRITE
    Será envuelto en silencio
    Y devuelto al abismo
    El que en silencio permanece es un pecador
    Frente al rostro de nuestra miseria.



    VEN A VIVIR EN EL PUEBLO


    La leche fluye de las palmeras
    y de los pechos de las mujeres
    El tejedor que pone boca abajo su nido
    sabe dónde guarecerse

    El ave que picotea el ano rojo del zorro
    nunca vive para contar qué lo degolló
    Lo que hace que los mayores aprieten sus dientes
    es más conocido para ellos
    Para denunciar a un hijo
    el padre azota su cabeza sobre el piso
    Sólo él conoce el dolor
    en su corazón y en su cabeza

    El niño que grita el nombre de otro en la noche
    no recibe respuesta
    El fantasma puede apoderarse de su voz
    Ninguna escritura permanece sobre la arena por la noche…
    Ven a vivir en el pueblo
    y
    lo entenderás



    MUNDO SIN AMOR


    Las excentricidades del hombre
    han pervertido al mundo entero
    Las desviaciones de los gobernantes
    el toque de esos leprosos
    y la indiferencia de los que rezan
    han escandalizado a la humanidad
    Y si la proverbial paloma de la paz
    deja caer una bomba de aceituna
    Y si el ganso
    pone una bomba de oro
    Y si tú muerdes la bomba
    que te alimenta
    la fuerza habría encontrado
    su poder
    El mundo por siempre jamás
    tendría un nuevo comienzo
    En su Génesis: una oscura luz nueva



    CUANDO SANGRA EL MUNDO


    Escuché que el petróleo
    hace que las cosas se muevan
    De hecho, pruébalo
    el petróleo detiene a la vida
    porque



    el petróleo sólo fluye
    cuando la tierra sangra

    Mil explosiones en el vientre de la tierra
    equipos de perforación, tuberías que explotan
    Este petróleo fluye
    desde el lecho enfermo de la tierra
    porque

    el petróleo sólo fluye
    cuando la tierra sangra

    Trabajan en la oscuridad
    Debemos alzar la luz
    sofocar sus llamas de gas
    exhibir su avaricia
    porque

    el petróleo sólo fluye
    cuando la tierra sangra

    En las salas de conferencia
    conversamos en jardines de piedra
    Las olas del mar bañan nuestros ojos
    pero en Ogoni ni siquiera podemos respirar
    porque




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/28/News/Bassey.htm


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69738
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Maria Lua 24.10.23 20:08

    Akeem Lasis

    Akeem Lasisi nació en Nigeria en 1967. Reside en Lagos y escribe en inglés y en yoruba. Es un reconocido poeta, profesor, periodista, editor, compositor, cantante, comediante, performer, y entusiasta exponente de la literatura oral. Dos de sus libros de poemas, IREMOJE: Poesía ritual para Ken Saro-Wiwa y Noche de mi vuelo, ganaron las ediciones de 2000 y 2005 del Premio de Poesía Cadbury de la Asociación de Autores Nigerianos. Otros libros suyos son: El canto de la novia, 2001, Sobre las alas del viento, 2013. También es autor de: Inglés Opción Correcta (un libro de texto) y La Diosa y Messi (una colección de chistes).

    Es editor del periódico en línea Phenomenal.com.ng, tutor de la plataforma Phenomenal English y columnista de THE PUNCH, ha producido seis álbumes de poesía y música: Post Mortem, Ori Agbe, Wonderland (Eleleture), Udeme (Constituency Project ), Comforti y Ada, Ada. También produjo un tributo poético titulado Incluso si el camino al cementerio está cerrado, para la difunta Dra. Stella Adadevoh, la heroína de la lucha contra el ébola en Nigeria.

    Los videos de poesía de Lasisi, incluyen Eleleture, Udeme, Ori Agbe para Wole Soyinka, Asabi Alakara, Ma ri Temi Se, The Three Wise Men, Ada, Ada, Ododo Rose, Kisimo y Onorebu. Muchos de ellos aparececen en YouTube, como Akeem Lasisi & the Songbirds.

    Graduado como profesor de lengua inglesa de la Universidad Obafemi Awolowo, Ile-Ife, el poeta tiene una Maestría en Literatura de la Universidad de Lagos. Y enseña Estudios Creativos del Lenguaje en la Primera Universidad Técnica de Ibadan.




    **********************

    La poesía es



    Por el bien de estos pájaros africanos
    Déjennos desmontar el castillo canónico
    Y otorguémosle a nuestra más querida poesía un rostro humano.
    Porque la poesía es y la poesía no es:
    La ironía de la rosa y la rosa en la espina
    La poesía es y la poesía no es:
    La parábola del pájaro y la paradoja de la muerte,
    La poesía es y la poesía no es:
    La locura de Hitler y la sabiduría de Gandhi
    La poesía es y la poesía no es.
    El chirrido de la cama y el parpadeo de los ojos
    La poesía es y la poesía no es:
    Por el bien de estos pájaros africanos
    Déjennos desmontar el castillo canónico
    Y otorguémosle a nuestra más querida poesía un rostro humano.





    Soy oriundo de un mito


    Soy oriundo de un mito, soy oriundo de la luna,
    Soy oriundo de una raza donde no cantar es un pecado
    Donde no bailar es la muerte
    Donde nos carcajeamos en cantos y reímos en historias
    Hasta nuestras lágrimas fluyen en cascadas serpentinas
    Ah, ellas llevan una marca de rimas terciarias.





    Kankia


    Empujado contra la pared por la sequía
    De un bloc de notas, Kankia,
    Garabatearé un poema
    Sobre la palma de tu desierto,
    Aquellos nómadas no nacidos y futuros toros
    Podrán leer la mente interior de un poeta visitante.

    Doy testimonio del valor
    Del sol de Kankia
    Que alcanza los campos antes que el rocío.



    Agede


    Mi espíritu vuelve a ti, arroyo de mi infancia
    Donde tuve mi bautizo de alegría pastoril.
    Donde, un Keats petulante,
    Observé la naturaleza en juego con el ser



    Como cuando cobras eructaban,
    Tilapias se arrastraban,
    Un martín pescador se posaba sobre la rama de un sauce
    Esperando ansioso su turno para saquear.




    Agede:



    Confluencia de mi mañana y mi mediodía;
    Mi espíritu vuelve a ti, arroyo de mi infancia
    Donde tuve mi bautizo de alegría pastoril.



    Lo que le sucede al mar le sucede al pez
    (De Iremoje: Ritual Poetry for Ken Saro-Wiwa)

    Lo que le sucede al mar le sucede al pez
    Lo que le sucede a los ojos le sucede a la nariz
    ¿Dónde está nuestro propio cielo africano
    Que rebosó nuestros graneros en tiempos de cosecha?

    Lo que le sucede a la espalda
    Le sucede al pecho
    ¿Por qué están las alcantarillas tan abiertas
    Con aliento tóxico de aceites migrantes?

    ¿Por qué nuestra tierra cultivable, ahora, tan impotente,
    No puede más eyacular vida entre semillas viriles?




    Lo que le sucede al mar le sucede al pez


    Sabes que somos una raza de emblemas de pesca
    Pero envenenaste nuestros ríos con un vertedero continuo
    Dile a quien mina nuestra riqueza que piense en nuestra salud

    Piensa en clanes enfermos, sin una clínica,
    En escuelas silvestres, sin una tiza,
    Y el camino tan estrecho y desgarrador, con agujeros laberínticos.

    Lo que le sucede al mar le sucede al pez
    Lo que le sucede al cielo le sucede al pájaro
    Lo que le sucede a nuestras selvas tropicales
    Les sucede a las acrobáticas ardillas en los árboles tropicales.



    Poeta internamente desplazado



    Dijeron que los militares habían ordenado que huyéramos al sur
    Dijeron que los militantes decían que debíamos girar al norte,
    No para desobedecer a ninguno de estos dioses
    Esposa e hijo salieron en desbandada hacia la ribera.
    Yo seguí mi instinto hasta anónimas colinas.

    Tras un largo hechizo
    La noche vino con una misión a saber:
    “Poeta internamente desplazado,
    ¿Qué sabes de tu bella esposa?
    ¿Qué le sucede a tus hijos, a causa de las temidas aguas?”



    Saludo a Soyinka

    Porque quizá no habrá una segunda noche
    Plantaré mi lengua en el suelo de esta noche
    Construiré un castillo de palabras
    Como un monumento eterno al nacimiento de un sabio.
    Emo rat se levanta saludable en Opo Ile
    Aferebojo se levanta saludable en su agujero
    No importa si eku emo se levanta bien o no,
    Cuando Soyinka se levanta bien, la hazaña se logra.

    Déjame besar las olas que aumentan el pulso del Nilo
    Si puedo tocar el faldón de tu dashiki,
    Mi arte nunca permanecerá igual
    Si puedo tocar una hebra de tus cabellos plateados
    Ganaré una multitud con un simple poema.

    Me prestarás un sagrado juego de palabras
    Para alzar mi poema del común
    Quiero que me prestes tu diccionario del mito
    Donde una gallina sólo pone huevos de palabras
    Y la lluvia que llega desde las entrañas del cielo de agosto
    Un infinito enrollado de rimas nobel.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/27/News/Lasisi.html


    _________________



    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Luna7

    Contenido patrocinado


    LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA - Página 3 Empty Re: LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: 21.05.24 19:37