Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1043444 mensajes en 47691 argumentos.

Tenemos 1574 miembros registrados

El último usuario registrado es Sabina Saulés

¿Quién está en línea?

En total hay 49 usuarios en línea: 4 Registrados, 1 Ocultos y 44 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

clara_fuente, Josefina Simón, Pascual Lopez Sanchez, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 06:32 por Pascual Lopez Sanchez

» Metáfora. Poemas sobre cuadros.Francisco de Goya. Los fusilamientos del 3 de mayo (1814)
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 03:59 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 03:44 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: ERISICTON
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 03:36 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: FRONTIS
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 03:32 por Pedro Casas Serra

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. Edagar Degas. El peinado (c.1896)
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 03:29 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: UN NUEVO PIGMALIÓN
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 03:26 por Pedro Casas Serra

» POESÍA INUI (Esquimal) // OTROS PUEBLOAS NATIVOS
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 01:05 por Pascual Lopez Sanchez

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 00:39 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA SOCIAL XIX
LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA EmptyHoy a las 00:19 por Pascual Lopez Sanchez

Mayo 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty

3 participantes

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Vie 21 Jul 2023, 13:23

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Literatura_libano


    La literatura de Líbano



    Los fenicios -los pobladores originales del territorio que hoy conforma Líbano- tuvieron tal vez un menor protagonismo literario que otras civilizaciones de la Antigüedad, y además, relativamente poca de la literatura que pudieron generar se ha conservado, aunque sí se tiene constancia de que se materializó principalmente en inscripciones (aunque no todas ellas tuvieron un carácter netamente literario, de entre las que sí lo tuvieron destacan algunas narraciones históricas y poemas). También han llegado a nuestros días los nombres de algunos de los que seguramente fueron los principales autores de esa época antigua, como Sanjuniatón (que fue traducido al griego y dejó principalmente un extenso texto religioso sobre la mitología fenicia que incluye historias heroicas, aspectos de la cosmogonía, descripciones de la vida de los dioses, exposición de rituales, etc) o Filón de Biblos (erudito al que se le atribuye la producción de epigramas -composiciones poéticas que tienen como objetivo expresar un solo pensamiento-). Y no podemos olvidar que fueron los fenicios quienes dieron a conocer al mundo un invento de insuperable relevancia para la evolución tanto general como literaria del ser humano en toda la historia posterior: el alfabeto (al ya mencionado Sanjuniatón se le atribuye la autoría del tratado “Sobre el alfabeto fenicio”), ni tampoco que en la civilización fenicia proliferaron como en pocas otras civilizaciones las bibliotecas.

    Desde el momento en el que el centro de poder fenicio se trasladó a lo que terminaría siendo la civilización cartaginesa (en el actual estado de Túnez), la producción literaria en el hoy territorio de Líbano se vio muy disminuida, para después ser alterada como consecuencia de la llegada de los conceptos y patrones culturales de los árabes; en esos nuevos ideales claramente predominaba el género poético, y es que la poesía en el mundo árabe servía a diferentes propósitos además del puramente literario, como el de apoyar la escolarización o ayudar en los estudios lingüísticos. En ese sentido Líbano no fue sino un territorio más en el que se desarrollaron algunas de las principales formas poéticas árabes, en el que incluso tuvieron protagonismo movimientos autóctonos como por ejemplo el conocido como zajal, una suerte de subgénero en el que dos oponentes dialécticos se enfrentaban profiriéndose insultos lo más creativos posibles.

    En lo sucesivo, y ya más cerca de nuestros días, ese territorio libanés ya completamente arabizado a lo largo de una decena de siglos, pasó a ser controlado por potencias extranjeras como el Imperio Otomano o Francia. Bajo el influjo del primero de los ocupantes, en el siglo XIX destacaron los poetas Niqula al-Turk (poeta e historiador que escribió de la expedición de Napoleón a Egipto), Warda al-Yaziji (considerada la pionera de las mujeres escritoras) o Warda al-Turk (que luchó por hacer renacer la poesía clásica antigua), además de Emín Arslán (periodista además de escritor, y autor de una generosa obra) o Ahmad Faris Shidyak (considerado uno de los fundadores de la literatura árabe moderna). En la transición entre el siglo XIX y el XX y a principios del segundo (ya incluyendo la etapa de colonialismo francés, que comenzó en 1920), aparecen las figuras de Kahlil Gibran (principalmente poeta, aunque también tuvo interesantes aportaciones en otros campos como el de la Política, la Filosofía o la Religión), Mikhael Naimy (considerado uno de los escritores más influyentes de la literatura libanesa moderna, centrado en temas filosóficos y espirituales), May Ziadeh (poetisa y ensayista que dividió su obra entre los idiomas árabe y francés y fue una de las abanderadas del movimiento conocido como Nahda -una corriente cultural que se expandió por el Imperio Otomano, en especial por Egipto, Siria y Líbano, que pretendía hacer renacer la literatura y el pensamiento de la etapa árabe clásica-) o Elias Abou Chabke (autor de gran influencia en la literatura de Líbano e incluso de Oriente Medio y también uno de los líderes del Nahda).

    En la segunda parte del siglo XX, y en el siglo XXI, habrían destacado figuras literarias como las de Amin Maalouf (autor de gran proyección y prestigio internacional, además de ganador de numerosos premios literarios), Emily Nasrallah (autora de una generosa obra principalmente compuesta de novela y relato corto), Said Akl (uno de los poetas más relevantes de la literatura libanesa contemporánea -aunque también se dedicó a otros géneros como el teatro-), Hanan Al Saykh (novelista centrada en el asunto de los derechos de las mujeres libanesas), Hoda Barakat (principalmente novelista, que ha escrito sobre el sufrimiento de la población libanesa), Elias Khoury (novelista también muy activo en otros campos), Joumana Haddad (ganadora de varios premios gracias a su obra orientada a defender a la mujer) o Samir Kassir (historiador además de escritor, que ha escrito sobre los rasgos de su propio país de y de la etnia árabe).



    https://www.literaturadelmundo.com/articulo/la-literatura-de-l%C3%ADbano


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Vie 21 Jul 2023, 13:29

    La literatura sobre Líbano


    Ya en la Biblia aparecen testimonios relativos a las ciudades estado que se encontraban en el hoy territorio libanés, como Tiro, Sidón, Biblos o Baalbek, y el historiador griego Menandro de Éfeso escribió sobre la historia de Tiro (aunque su obra se perdió). Aún en la Antigüedad, el país fue visitado por viajeros tan ilustres como Heródoto, Arculfo o Willibald, y ya en la Edad Media, Benjamín de Tudela o Ibn Battuta también pasaron por allí.

    De nuestros días, o al menos de un pasado reciente, son los títulos “Líbano desconocido” (de Ana Basanta), “La noria de Beirut”, “Un barceloní a Beirut” (ambos de Tomás Alcoverro), “Libro de horas de Beirut” (de Amador Vega) o “Entre Beirut y tú” (de Roser Miquel), mientras que otros títulos en los que se habla sobre Líbano además de sobre otros países son “Oriente Medio, Oriente roto” (de Mikel Ayestarán), “El hombre mojado no teme la lluvia” (de Olga Rodríguez) o “Por encima de mi cadáver. Un viajero sin paciencia por Siria, Líbano y la Turquía kurda” (de Mario Cuesta Hernando).


    Lecturas propuestas


    Los desorientados (Amin Maalouf)


    Es la historia de Adam, un profesor árabe que regresa a su Líbano natal con motivo de la inminente muerte de un amigo que en tiempos pasados fue muy cercano. El regreso al país permite al protagonista reencontrarse con el que fue su círculo de amigos, un grupo con el que trazó planes, proyectos y sueños de futuro antes de que una cruenta guerra viniera para cambiarlo todo, y para provocar el exilio de Adam. La remembranza de aquellos tiempos ya remotos pero aún vivos, así como de lo que pudo haber sido y no fue, se erigen, junto a los propios personajes, en los protagonistas de una novela que con frecuencia ha sido catalogada como la más personal y emotiva de cuantas Maalouf escribió.


    La noria de Beirut (Tomás Alcoverro)


    En este libro, que se puede considerar que pertenece al género de la literatura de viajes (aunque en realidad lo que se narra es más una larga estancia en Líbano que un viaje), el autor nos cuenta su experiencia en el país, del que ha llegado a ser un buen conocedor. A lo largo de las páginas del libro, Alcoverro nos cuenta pormenores de los distintos barrios de Beirut, nos cuenta infinidad de cuestiones sobre el presente o el pasado reciente del país, nos ofrece su visión particular de otros lugares del estado libanés más allá de la capital (como Tiro o Biblos), o nos cuenta las historias de algunos de los más entrañables y especiales personajes a los que ha conocido en su experiencia libanesa.


    El camino más corto (Manu Leguineche)
    En esta loca vuelta al mundo en la que Leguineche participó apenas siendo mayor de edad, el autor y sus variopintos socios de viaje no dejan de detenerse en Líbano, donde llegan en barco desde Egipto previa escala en Chipre. Leguineche llega a una Beirut que él mismo describe como “un auténtico crisol de clanes, culturas y religiones, además de una encrucijada de todo tipo de tráficos legales e ilegales”. Además de por la capital, el autor y sus amigos se interesan por los pasos por el país que en su día dio el célebre viajero medieval Benjamín de Tudela, por los archiconocidos cedros del Líbano -uno de esos árboles incluso aparece en la bandera del país- y por el sitio histórico de Baalbek.


    Explora (Diego Cortijo)


    Se trata de un libro en el que el autor habla de algunas investigaciones que ha llevado a cabo en su rol de explorador, y uno de los capítulos está dedicado a Baalbek, en Líbano. Como es habitual en Cortijo, en el libro trata de reflejar no solo la dimensión cultural e histórica de los lugares que visita, sino que, yendo más allá, trata de buscar implicaciones que casi se podrían tildar de metafísicas. Así, analiza el papel que Baalbek jugó como lugar de fusión de culturas, trata de indagar acerca del que pudo ser el momento concreto del comienzo de la construcción, repasa el papel que el lugar pudo jugar para las civilizaciones griega y romana, o se pregunta cómo pudieron llegar allí los gigantescos bloques de piedra necesarios para construir el complejo.



    Unos apuntes geográficos, históricos y culturales que ayudan a entender la literatura


    Líbano es un pequeño país perteneciente a la región de Oriente Medio, que se ubica en el corazón de esa encrucijada que lleva siglos siendo la Península Arábiga, y en especial su parte septentrional. No obstante, Líbano pasa por ser -junto a Jordania- uno de los estados más estables de la zona en la actualidad. Situado entre países por lo general de mayor tamaño como Siria, Irak, Turquía o Arabia Saudí, el país cuenta con un clima principalmente desértico (salvo en la zona muy cercana a la costa), y es bastante montañoso.

    Los fenicios, descendientes de pueblos cananeos, no tardaron en dar luz a una próspera civilización que, dadas las dificultades para practicar la agricultura en el pequeño y estéril territorio con el que contaban, se orientaron al mar, siempre desde una estructura formada por ciudades estado como Tiro, Biblos o Baalbek. Desde su ubicación inicial, pasaron a extenderse por la Península Ibérica y por el Norte de África, dejando en esos lugares civilizaciones surgidas sobre todo por su influencia como la tartésica o la cartaginesa o púnica respectivamente. La llegada de los árabes precedió a la ocupación otomana en el siglo XVI, mientras que el período de colonialismo francés se extendió desde el final de la Primera Guerra Mundial hasta 1943. Desde entonces, y ya con la independencia, tuvieron lugar una guerra civil y la ocupación israelí del sur del país.

    La amplia mayoría de la población del país hoy en día es árabe, pero, no obstante ese predominio a nivel étnico, en lo religioso la variedad difícilmente podría ser mayor, ya que si bien predominan claramente dos únicas religiones como el Islam -con alrededor del 54% de la población adscrita- y el Cristianismo -con alrededor de un 20%-, dentro de ellas hay notables corrientes diferenciadas como el sunismo, el chiísmo o los drusos en el caso del Islam, o los grupos formados por maronitas, melquitas, ortodoxos griegos u ortodoxos armenios en el caso del Cristianismo. También existen en el país comunidades judías.




    https://www.literaturadelmundo.com/articulo/la-literatura-de-l%C3%ADbano


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Vie 21 Jul 2023, 14:13

    ABBAS BEYDOUN


    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Baydoun-abbas


    Abbas Beydoun (nacido en 1945) es un poeta, novelista y periodista libanés. Está considerado una de las voces más destacadas de la poesía árabe contemporánea.

    Abbas Beydoun es natural de Tiro, en el sur de Líbano. Tras la invasión de Líbano por las tropas israelíes en 1982, fue detenido y encarcelado sin garantías legales. Cursó estudios en Líbano y en Francia y fue artista invitado del Wissenschaftskolleg de Berlín. Ha ejercido el periodismo y desde 1997 dirige las páginas culturales del diario libanés As-Safir.

    Obra


    Abbas Beydoun es autor de una quincena de títulos poéticos, entre los que destacan Poema de Tiro y Un minuto de retraso sobre lo real.

    Las características principales de su obra son la crítica de la elocuencia y la indagación en lo cotidiano. La poesía de Beydoun cuestiona la retórica poética tradicional y dialoga con las artes plásticas (Vermeer, Beuys, Anselm Kiefer) y con la música (Stockhausen). Su principal vehículo de expresión es el poema en prosa.
    Beydoun es autor también de tres novelas. En el terreno crítico, destacan sus conversaciones con Mahmud Darwix.

    *******************


    Abbas Beydoun es un poeta árabe de los que “nunca sueñan con Al-Ándalus” como se definió en una entrevista en 2010 en Córdoba. Su poética, alejada de la alambicada retórica árabe clásica, y de las líneas de poesía mística o de compromiso, bebe directamente de la tradición europea, cobrando una enorme profundidad que rompe el muro entre Oriente y Occidente. Nacido en Tiro (Líbano) en 1945, Beydoun fue encarcelado en 1982 durante la invasión israelí del Líbano por su vinculación con los movimientos de izquierda. Además es novelista, traductor y director de la sección cultural del diario As-Safir desde 1997.
    Un minuto de retraso sobre lo real (Vaso roto, 2012) recopila tres libros de Abbas Beydoun de tono muy diferente, escritos en prosa poética y traducidos magistralmente por Luz Gómez García, recientemente galardonada con el Premio Nacional de traducción: Una temporada en Berlín (2005), Puertas de Beirut (2007) y La muerte nos toma las medidas (2008).
    Los dos primeros indagan en la identidad, tanto individual como colectiva. Desde Berlín, el poeta reflexiona sobre una lengua común (para qué escuchar una palabra en árabe en esta lluvia que se escucha en todas las lenguas) que, más allá de las fronteras de las palabras facilite la convivencia y sea un punto de encuentro. La lengua no se deja cortar y nos une en el sufrimiento, el miedo o la alegría colectiva.
    Desde Las puertas de Beirut, la poesía es como una herida en el pecho donde el dolor está petrificado. Beydoun emplea un lenguaje gris para nombrar lo cotidiano, tan aséptico como transgresor. Protagonizan los poemas las heridas, los tullidos, los cardiacos o el árbol humano. Los poemas cobran una ironía ácida, casi esperpéntica y un tono irreverente que cuestiona todo con hondo pesimismo: la vida continúa: sigue produciendo el suficiente ozono saludable y veneno destructor. El poeta se muestra crítico y escéptico con la historia-la Guerra Civil de 1975, la Guerra del Líbano en 1981-haciendo constante alusión a atentados y mutilaciones. Por otro lado, caricaturiza el colonialismo francés: además los dioses tienen ceñudos rostros extranjeros que, sin motivo, nos escrutan.
    El último poemario del volumen, La muerte nos toma las medidas, cobra introspección y un estilo más metafórico, a través del cual aborda los grandes temas de la poesía universal: el amor, la muerte, la memoria. Hay un cuestionamiento de la realidad y no faltan reflexiones sobre la propia escritura: Los poemas no llegaron por inspiración ni por ningún otro arte de magia. Fueron cosa, sin duda, de mis huesos anquilosados.
    Cabe resaltar la maestría del autor libanés en la construcción de los poemas. A través de la superposición de planos, las imágenes y metáforas se desdoblan en múltiples significados, creando una especie de escenografía abstracta de gran complejidad.
    Estamos ante un poeta de estilo personalísimo y heterodoxo, que se reinventa constantemente y busca nuevas formas de expresión. Ejerce una gran influencia en la nueva generación de poetas árabes, por todo lo que aporta de novedoso. Como sugiere Luz Gómez en el prólogo del libro, Abbas Beydoun abre las puertas de la poesía árabe a la posmodernidad.

    *******************


    La vida en una maleta


    Se puede reducir la vida a una maleta: no es más que el conjunto de lo que se queda y de lo que hay que llevar. Puede luchar en una laringe herida o golpear en un bronquio. Es que tú no sabes en qué momento estás solo en tu garganta o en una vértebra, o en el espíritu que se desprende de tus uñas. Se puede reducir la vida a una sola maleta, con unos zapatos relucientes y un libro nuevo —tú no te irás con bártulos viejos, dejas junto lo que se queda y prefieres comprarlo nuevo. Pero los muertos no viajan, residen en un palmo de recuerdos y es difícil arrancarlos del suelo; de todos modos, y sin que sepamos cómo, llegan antes que nosotros.

                                                                                    Abbas Beydoun
                                                                                    Traducción de Luz Gómez García



    *************

    Llegarás

    No llegarás de un camino menos peligroso
    Pero llegarás
    Un poco deshabituada
    Pondrás tus maletas delante de la puerta
    Antes de saludar
    Y no llegarás
    Hasta que no te pierda un poco
    Hasta que algo de tu rostro
    Huya hacia ese camino
    Donde te esperan las paradas de tu fuga.


    *****************


    Tumbas de cristal


    Perros invisibles ladran en los subterráneos, en las células, en las trincheras, en los vestíbulos y en los confines
    Ladran desde la imaginación entera
    Y en la noche cruzan las rejillas y atraviesan los sueños en silencio
    Ladrido tras ladrido como relámpagos secos
    Un ladrido detrás de las puertas macizas de abajo
    Trampas en el pórtico
    El trueno hueco sobre la ósea tierra
    Un ladrido
    Y ya no nos vemos
    Onzas caminan sobre los alambres de espino.
    Este tren inmenso que avanza como una solitaria
    Huye con sus generales muertos y sus cadáveres, fijando los urinarios
    Y con sus tumbas de cristal
    Vemos tumbas blancas en lo infinito
    Vemos cajones blancos abiertos
    Tarjetas y cartas que se extienden hasta el fondo
    Gangrena que se renace a partir de los recuerdos
    Aroma creador

    *****************


    De Tyr (Fragmento)


    I. EL MAR.


    ¿Quién soy yo, para levantarme entre los rapsodas, los zapateros venidos sobre caballos extenuados a través de los desfiladeros; los leñadores sofocando, con yeso, las pequeñas hogueras.

    Los jóvenes panaderos, encendiendo, en los barrios circulares, antorchas de paja y lagartos; los campesinos transportando mujeres y niños sobre el lomo de viejos asnos y atravesando, bajo el plenilunio de los campos, valles que son lo mismo que cicatrices cerradas?

    ¿Quién soy yo, para precederlos bajo las arcadas que hacen curvar las casas, a la altura, donde se anudan las cuerdas para secar ropa, a fin de dejar una abertura para el espacio y las estrellas?

    Aquí, los hombros de la ciudad y sus vértebras; sobre sus puentes se acumulan, arrugadas sus hojas espesas para enrollarse alrededor de sus vendas y de sus venas abiertas, alrededor de sus jirones de piedra gris; ella parece, entonces, bajo una luna que no ve, como una rosa de humo y de metal. Ella se repliega sobre sus pozos, sus brechas y sus arcos. Ella se mueve como un ojo muerto, como un orificio dentado y es allí donde la ciudad se comba y nosotros atravesamos su joroba, con paso ligero, hacia un estrecho mediodía.

    ¿Quién soy yo, para guiaros, para mostraros las piedras sobre las cuales nacimos reptiles, en el momento en que la ciudad levantaba su cabeza desde el mar? Él nos nutría de sol y de sal, en el cuenco de nuestras manos comimos peces vivientes. Las aguas nos levantaron por encima de la piedra, mientras que aprendíamos, a diario, palabras y pensamientos nuevos. Estábamos cubiertos de arena cuando nos refugiamos sobre las riberas. Nos hemos abandonado a los lavadores de arena que nos envolvieron con espuma madurada en la brisa nocturna; y bajo una ola, salimos de nuestras conchas.

    Pasamos una noche clavados en una corriente de perfumes marinos y otra noche al pie de los cipreses y de las ánforas de pinos, bajo el follaje de los azafraneros, allí donde se extienden las praderas marinas. Después abrevamos sangre del corazón del alba y de la noche. Nuestros ojos se empañaron, mientras estuvimos bajo las aguas verdes. Salimos relumbrantes, del huevo de la pascua marina y de la plata de los peces. La arena estaba sobre nosotros igual que las estrellas; nuestras pieles resonaban cual hojas de oro y, bajo el agua de nuestras almas, fuimos arena prisionera. El agua invadía nuestros follajes y fuimos recubiertos de escamas y de nácar. Entramos a la cavidad del mar, en medio de sus múltiples hijos y bajo la envoltura de nuestro corazón; y sobre las praderas de nuestras vigilias, batía el mar.

    El mar se levanta y nos lleva sobre la cresta de sus falanges hasta los mástiles; el mar se infla bajo la brisa y el flujo, el pecho de la corriente se levanta y crece. Nosotros nos erguimos, por debajo de nosotros mismos, por debajo del océano y del ruido de las olas que se rompen hasta nuestros muelles y sobre nuestros andenes de madera. Henos aquí dispersos entre las olas de algas que se rompen como árboles fragmentados y nosotros permanecemos en medio de los círculos flotantes de espuma. Henos aquí perdidos en nosotros mismos, cada vez que el mar ancestral se eleva lentamente sobre sus escalas; el ojo verdea y la mirada se llena de agua todas las veces que se entreabren las escamas del mar y el agua escapa a sus torbellinos en posición de guardia.

    Ella navega con un timonel de aire ebrio, hacia los cuatro puntos cardinales, nadando sobre la cresta de sus azules cristalinos. Entonces, nos ponemos de pie, el mar rugiendo en nosotros. Nosotros lo contemplamos, escalando como un caballo y volando como las dos alas de un pájaro invisible.

    Nos hemos alejado y lejano ha devenido el mar; él descendió nuestros senderos de piedra y nuestras balaustradas; el agua se ha retirado a su morada, bajo el pecho de su sombra vaga. Lentamente, ella aspiró la superficie de la tierra y la secó. Entonces surgió la tierra firme con sus estelas de piedra y sus praderas esculpidas, chimeneas y piedras verdecidas apareciendo poco a poco, y el mar permaneciendo a retaguardia, vasto murmullo de bosques saqueados.

    Ciudades oscuras están encadenadas allí, como esqueletos de delfines y de fósiles escupidos a la orilla, que duermen parecidos a lagartos petrificados, sobre el trono del mar.

    Sobre ellas se vuelven a cerrar sus arcadas, sus puentes y sus palmas de mármol; asfixiadas por sus aguas secretas, ellas se contraen como un fruto seco y como un corazón arrugado entre la ceniza.

    Cuando los arroyos se relajen como serpientes muertas, cuando el mar permanezca en los mercados, dormido, estancado, y el agua se retire de nuestros rostros, henos aquí, semejantes a lavaderos de arena y tamices de agua.

    Levantamos alto nuestras brechas numerosas que han vertido el mar de todas las costas, y en cuanto el primer flujo nos deja como círculos de olas y anillos de espuma sobre la playa, permanecemos entre las velas y las carroñas, pecios del mar y restos de una ola a la que le han robado el corazón.

    Buscamos el mar bajo la piel pero no sacudimos sino nuestra arena y nuestras estrellas y no nos asimos de nuestras almas, conchas vacías.

    Quemamos nuestros anillos en el agua, incendiamos el agua hasta la ribera y reventamos las olas inmensas; el agua se concentra en los barrios, bajo las moscas de los vastos mares. Ella duerme bajo las casas y los pozos, inmóvil. Entra en nuestras alcobas y se extiende entre nosotros, prisionera de sus redes y de sus escamas.

    Enferma sangrando en el arroyo ella descenderá de los molinos, azotada, su fuerza de roble secreto, para aparecer bajo nuestros lechos como un pez muerto.

    Las aguas del mar se tormentan en la noche y el bosque arrasado, el mar se hilvana igual que una serpiente bajo las hogueras y la piedra. El mar surge alrededor de nuestras casas y chorrea de nuestro vestido; no queda, luego, que se ha clavado en sus abismos, sino un rechinar marino, llenando el horizonte. Nuestros lechos y nuestras almas se desecan entonces como las riberas. Y la ciudad permanece privada de su seno; sus osamentas polvorientas se acuclillan mientras que las armazones de las casas vacilan como toperas y el aire se separa de los cuartos.

    La vajilla sobre los anaqueles, los grandes péndulos fijados a los muros, los alimentos sobre el fuego y los niños alrededor de los lagos. Al norte y al sur los árboles se pasean. Somos pocos en saber que al pie de las hogueras, hay zapatos llenos de barro y que aquellos que han vuelto a entrar han dejado tras ellos corrientes escupidas por la tierra, vientres abiertos sobre la ruta. Han dejado carroñas de cangrejos vivientes bajo sus mantos maculados. Que nadie me tiente a sacudir estos hombres, ahora que sus dedos y sus dientes les son despegados y la lluvia los atravesó.

    Somos pocos en saber que los hombres no han cambiado, sino que cambiaron el timonel de sus sueños y que la noche no es suficiente. Que esta mañana lapidada como una rosa seca no es para nosotros; que el aire, de hierro, es duro para la mirada y la luz. Que las bocas están rotas sobre las almohadas, los rostros azotados por el rayo. Que las vidas se renuevan y que las gentes venden el porvenir por una muerte tranquila en un balcón, y que con la palabra se levanta la brisa como un muerto que se despierta.

    Nos hemos tendido sobre piedras tan largas como los bosques, envueltos en velas. Entre las acogedoras piedras, nos dormimos e hicimos el aprendizaje del amor; sobre una planicie de arcilla la suerte se nos dio y comimos nuestros humildes frutos. Nos recubrimos con el rayo cayendo sobre las praderas de piedra y crecimos bajo la lluvia nocturna. Nosotros supimos que sólo los sueños de yeso no se esconden, que sólo los cuerpos de arcilla no embaucan.

    Entre la piedra y el agua, chorreamos como el hierro fundido y siempre, vimos nuestros sueños, que no pudimos reconocer, asesinados. Y lloramos sobre las riberas con el corazón de la piedra verdadera.







    http://veronicaaranda.blogspot.com/2013/02/resena-del-poemario-de-abbas-beydoun.html

    https://es.wikipedia.org/wiki/Abbas_Beydoun

    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/59_60/baydoun.html


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Vie 21 Jul 2023, 20:28


    ABDO WAZEN


    Abdo Wazen es un poeta y crítico libanés. Es autor de más de una docena de libros de poesía, ficción y crítica. Estos últimos incluyen trabajos críticos sobre Mahmoud Darwish, Amin Maalouf y novelas de la guerra civil libanesa. Se ha desempeñado como editor en jefe de la sección de cultura del periódico Al-Hayat.
    Fecha de nacimiento: 1957 (edad 66 años)




    ****************

    El bosque del sueño


    Las dos manos que abandoné
    Me acompañan como una luna.
    De día se perfilan como árboles en el camino
    Y cuando en la noche corren las aguas de la imaginación
    Me preceden hacia el bosque del sueño.
    Las dos manos que abandoné
    Se abren como mariposas dentro de mis ojos.




    ************


    http://www.poesiaarabe.com/abdou_wazen.htm

    Inviernos


    Al árbol que el frío visitó sus ramas lo dejaron con las flores que desde hace tanto tiempo viven en sus sueños.
    El árbol que la luna quebró en su invierno
    Se quedó solo.
    La llanura vuelve afable su soledad,
    Sus recuerdos se petrificaron.
    Si el árbol pudiera suicidarse
    Lo haría sin pesar.
    Pero.


    *************





    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Vie 21 Jul 2023, 20:35

    BASSAM HAYYAR




    Bassam Hajjar nació en Tyr, Líbano, el 13 de agosto de 1955. Poeta, prosista, crítico literario, traductor, editor y periodista. Realizó estudios de Filosofía en la Universidad del Líbano y en la Sorbona en París. Investigaciones, artículos, críticas literarias y traducciones han sido publicadas entre 1978 y el 2002 en magazines tales como «al Fikr al Arabi al Muassir» «Nizwa» «Abwab» y en el periódico «Al Hayat». Entre 1979 y 1982 fue el editor cultural en el periódico «Al Nida», en Beirut. Fue confundidor y editor en jefe de «Al Mulhak», suplemento literario semanal del periódico «Assafir», Beirut y desde 1999 hasta el presente editor de «Nawafiz», suplemento cultural semanal del diario «Al Mustakbal», en la misma ciudad. Ha participado en varios recitales poéticos y conferencias en Europa y Asia. Parte de su obra ha sido traducida al francés, inglés, italiano y alemán. Libros de poesía publicados: Preoccupations of a Calm Man, 1980; I Recount As Though Fearing to See, 1985; If Only Your Hand, 1990; Cruel Professions, 1993; Book of Sand, 1999; A few Things, 2000 y You Shall Outlive Me, 2001. En prosa ha publicado: In the Company of Shadows, 1992; Lexicon of Ardent Desires, 1994; Simple Fatigue, 1994; Story of a Man who loved a canary, 1996; Elegy of Betrayal, 1997; Family Album Seguida por The passerby a Night Landscape By Edward Hopper, 2004. Como traductor ha vertido cerca de sesenta obras en el campo de la filosofía, las ciencias sociales y la novela, entre otros autores de: Martin Heidegger, Marguerite Yourcenar, Yasunari Kawabata, Italo Calvino, Umberto Eco, Gesualdo Bufalino, Tahar Ben Jelloun, Jacques Derrida, etc.




    *******************


    Otro hombre


    ¿Todo se acaba de verdad?
    Dejan las copas y las sillas
    y yo me quedo aquí, solo
    para apagar la luz y dormir.

    ¿Y si están escondidos detrás de las puertas
    o detrás de las paredes,
    esperando?
    ¿Y si, después de que yo cierre los ojos
    la noche comienza en mi ausencia?


    ************



    Las carreras del dolor


    Ponte en marcha, si aún es posible ir.
    Llévate la blancura de las paredes, el cobre de los potes y los silencios del paseo en las avenidas. Llévate los visitantes del aburrimiento, los deseos ciegos y el dinero artificial de las risas. Me he curado de mi tristeza y he enterrado sus cenizas en la grava.
    La rechacé y la sepulté en las piedras. Curado de mi esperanza de curarme, la llevo en mí como una inflamación del cerebro o una hinchazón de los párpados.
    Me he curado de tu amor. Ahora puedo vivir.



    **************



    Unas pocas cosas que no sé



    ¿Cuándo entenderé su distante reposo?
    El llevaba sus pocos haberes,
    el dolor en sus ojos
    el asma en sus nuevas ropas.
    Él nunca miró atrás, como si conociese bien el camino,
    pero se arrepintió de unas pocas cosas.
    De éstas, sé del canario que murió de frío,
    el anillo,
    y su lentitud en partir,
    como si ella lo hubiese apaleado por su propio mandato
    y dejado los años para agobiarlo.


    Él nunca miró atrás.
    Él no había viajado por este camino antes,
    pero los cipreses lo orientaban.
    No había ni curvas en la carretera
    ni giros
    ni nada que entretuviera al ojo.

    Un camino, como aire o un aliento,
    vacío.
    Un camino, como una oración,
    como la soledad del habla ausente entre los amantes,
    del anhelo del corazón para confesarse por su propia paz.

    Una especie de apuro sin razón
    Pero surgiendo en todas las razones.

    Un camino como todos los caminos.
    Saben ellos que tienen un comienzo
    Y saben que serán trazados entre dos puntos hacia el distante horizonte.

    Un camino como los caminos
    Que no saben lo que se tiende bajo el horizonte
    y que no reconocerían el horizonte
    si no fuese por la caída del sol.

    Él nunca miró atrás.
    No vio a ninguno de nosotros.
    Miró distraídamente a través de la entrada, y a la puerta
    y luego rindió su mirada a las plantas de la terraza.

    No vio a nadie,
    pero dejó con nosotros su voz.

    La suavidad de sus palmas.

    No conocía este camino antes,
    pero partió
    confiado.

    Un camino, como el ataque de inconciencia
    que le privó de habla
    y lo llevo a ser un demacrado espíritu en cama.

    Un camino, como los callejones
    que recibieron su estropeado cuerpo
    con su tenue iluminación.

    Un camino, como un sueño
    sin final,
    lleno de criaturas de tenues sombras y
    silencio, como si fuese un santuario de seres sin voz.

    Él no miró atrás,
    entonces el canario que murió de frío,
    el anillo en su caja,
    y sus dos pies hinchados
    se negaron a ayudarle en el viaje.

    ¿Cuándo comprenderé su distante reposo?

    Ella acariciaba a su hijo
    Cuando le dijo: “Si atrapas a la mariposa
    La mariposa te enseñará a volar.”

    Ella llevaba sus pocos haberes,
    el brillo ambiguo en sus ojos,
    el quemante sol de verano
    y su nuevo vestido azul.

    Ella nunca miró atrás,
    como si conociese bien el camino.
    pero se arrepintió de unas pocas cosas
    que yo no conozco.

    Tal vez él ahora sepa.
    Y tal vez ella no lo haga llorar más
    En medio de los jarrones de albahaca, jazmín y cactus




    *******************

    Sólo unas pocas cosas


    Un pañuelo blanco
    dos bordes recamados
    con azul
    y rosa.

    Un maletín de cuero
    y en él papeles y bolígrafos,
    pedazos envueltos de caramelo en barra,
    un frasco de píldoras,
    una corbata
    y una foto de personas que partieron
    de la cual él no hace parte.

    Una estilizada
    cigarrillera de marfil
    luego una
    de adornada resina negra.
    Luego su renuncia
    A fumar y el paroxismo de tos,
    el hilillo de sangre en el pañuelo blanco.

    Agua de Colonia,
    una mezcla de aroma de tabaco,
    jabón,
    y dulces gotas en su ceja.

    La silla de ratán
    con el espaldar recto
    cerca al jazmín de la terraza
    o a la puerta de la sala de estar,
    lejos de
    aquellos sentados, muchos y ya idos.

    La jaula del canario,
    luego
    la jaula sin el canario.

    El dulce mazapán
    del bolsillo de su camisa nocturna,
    para mi hija.
    El vaso de leche
    con agua de rosas
    y azúcar.

    El vaso lleno,
    La capa de fieltro.
    El largo abrigo negro.
    La mano delicada.
    Las cejas.
    El ojo alegre.
    El ojo lloroso.
    El reloj de pulso detenido.
    La garrafa de aceite.
    La cruz colgando
    en su pecho.

    La pintura enmarcada
    en el muro,
    una sonrisa neutral
    para el fotógrafo.

    Las medallas de viejos soldados
    y llaves
    de cajones, puertas y armarios
    para siempre, cerradas.

    Un largo ataúd.
    Muchos lírios.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/74_75/hajjar.html


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 22 Jul 2023, 15:48

    Inaya Jaber




    Inaya Jaber ( árabe : عناية جابر ; 1958 - 10 de mayo de 2021) fue una escritora, periodista, artista y cantante libanesa. Ha publicado nueve colecciones de poesía y una colección de cuentos. Vivía en Beiru

    Jaber nació en 1958 en Bint Jbeil, en el sur del Líbano . Estudió en la Universidad
    Libanesa y en el Conservatorio Nacional Libanés de Música . Escribió una
    columna semanal en al-Quds al-Arabi (Londres) durante más de veinte años y
    también fue colaboradora del periódico libanés al-Safir , escribiendo sobre arte
    ycultura.

    Además de escribir, fue artista visual y cantante y ha realizado conciertos a nivel
    internacional, incluso en Egipto e Italia.

    Nacimiento: 1958, Bint Jbeil, Líbano
    Fallecimiento: 10 de mayo de 2021, Hamra, Beirut, Líbano


    SUEÑO


    Probé todos los tipos de noche
    Pero el mismo sueño
    Me vuelve sin cesar
    Caigo siempre desde lo alto
    Rodeada de rostros
    Que conozco
    Solo el rostro
    Que se parece a mí
    Me da miedo
    Es que soy hija única
    No tengo hermanas


    *****************


    ASÍ DEBERÍA SER LA VIDA

    Cuando estamos juntos
    Es curioso
    Cómo no escribo
    Ni una palabra
    Ni un poema
    Es curioso
    Cómo la poesía
    No quiere ya decir nada
    Dicho sea entre nosotros
    Así
    Debería ser la vida




    https://en.wikipedia.org/wiki/Inaya_Jaber


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 22 Jul 2023, 15:55

    Issa Makhlouf


    Issa Makhlouf nació en Zghorta, Líbano, en 1955. Poeta, ensayista, periodista radial y antropólogo de la Universidad de La Sorbona. Reside en París desde 1979, es director de Radio Orient. Ha publicado en lengua árabe: Face à la mort, une étoile a ralenti (Frente a la muerte, una estrella aminoró), 1981; Statues pour la clarté du jour (Estatuas para la claridad del día), 1984; Rêves d´Orient -Borges aux confin des Mille et une Nuits- (Sueños de Oriente, Borges en los confines de las Mil y una Noches), 2000. En lengua francesa: Beyrouth ou la fascination de la mort (Beirut o la fascinación de la muerte), 1993; y Egarements (Extravíos), 1993. Ha traducido numerosos libros y ensayos del francés al árabe. Del español al árabe tradujo Antología de la Novela Latinoamericana, 1985; Antología de la Poesía Española Contemporánea, 1992; y Antología de la Poesía Latinoamericana. Según Adonis, a propósito de su libro Lieux du mirage (Lugares de espejismo), "logra reunir de una manera original una forma de escritura que une la prosa, la contemplación, la biografía, el ensayo y ello, en una estructura artística bien establecida. En este libro la escritura no comprende solamente los detalles visibles, ella abre igualmente estos detalles a las perspectivas invisibles de las cosas y los eventos. La escritura aquí es el equivalente del ser en todas sus dimensiones: vida, pasión, imaginación y pensamiento".


    El testigo
    Poco después de medianoche, la plaza pública, cambiando de naturaleza, inicia sus ritos secretos.

    Entre los numerosos cuchillos que posee, el carnicero escoge uno, el más liviano y el más bello. Brillando desafiante, el cuchillo está ahora en el centro de la arena, como una estela única y luminosa. Brújula dirigida hacia el alma. El carnicero lo levanta a la altura de sus ojos, contempla la hoja que intenta enseguida acariciar con una uña. Lo aproxima de tal modo a su rostro que se diría que el cuchillo vive de su aliento.

    El buey degollado pende suntuosamente en la tela de Rembrandt. Como suspendido fuera del sufrimiento y fuera del dolor. Vestido con el solo espanto del pincel que lo pintó. Sin embargo, sobre la plaza pública, el buey que será degollado, él, se encuentra maniatado y tirado por tierra. En algunos instantes, cuando la cuerda llegue a su cuello, después de haberle envuelto las patas y los costados, él comprenderá obscuramente que es demasiado tarde. Que ya no sirve para nada remover el grueso cuello ni las patas, que ya no le queda más que dejarse ir, quiera o no, entre el cuchillo del carnicero. Y es ahí, justamente algunos segundos antes de que el cuello le sea cortado, que el buey lanza un mugido en el que resuenan juntamente la muerte y aquello que está más allá de la muerte. Un llamado, semejante a la señal de partida que lanzan los grandes barcos antes de abandonar las riberas, haciendo vibrar los corazones de los viajeros que temen no regresar jamás. A decir verdad, no se trata solamente de un mugido, sino de un grito. De un grito extrema y sombríamente hablante.

    ¿Cómo ser testigo de este grito y no aproximarse? ¿Desde qué dolor ancestral ha surgido este grito? ¿Se deja triturar? ¿Se deja borrar por el aire? ¿O bien, se irá a acuclillar en alguna parte entre el aire inmóvil y tranquilo?

    Y tú también, ¿qué poder es el tuyo cuando de súbito la sangre de las víctimas se despierta en ti? Estas víctimas que adornarán tu infancia con los vestigios de la muerte e hicieron tintinear en su cielo las campanas del ángel huyendo. Campanas del duelo.

    Yo me senté y dibujé a alguien en una sala
    de espera luego un hombre que esperaba una mujer una mujer
    que esperaba un niño de los niños que esperaban otros niños
    yo dibujé un cuarto ojo oscuro entre las
    tinieblas mirada
    ¿Solitario que hacer entre lo oscuro?
    Yo dibujé un soldado dormido soñando que él no sería un héroe.
    ¿Qué dibujé de distinto?



    *********

    Ella me guía de la mano hacia su voz. Ella canta y empuja los trigos. La estrella de mi alba se esconde tras la espera. Le doy una fiesta con un astro inmenso. El pájaro tarde la cita matinal retrocede. Entre la noche su jadeo se eleva como un mástil. Ella enciende una antorcha en el sueño una antorcha entre el espacio que su escalofrío no se comba en el sueño. Ella me guía de la mano hacia su voz Yo sorprendo sus dientes en su desnudez total. La herida se cava en las primeras horas de la noche, ternura abierta a lontananzas en las que nunca tiempo que pasa encuentra alma que viva. La rosa se abre al rojo primordial y último. Su voz perfume de mediodía. Su voz de un hierro sutil vino a escogerme una muerte. Su noveno mes me consume...y la marca que de su paso vendrá.
    He encontrado de nuevo en esta mujer
    lo que hubo en mí de mujer
    mira cuán largo tiempo hace de aquello.



    ***********

    Sólo
    Una estatua
    Sabe adónde dirigir
    Su paso
    Cuando decide
    Huir del jardín.



    *********

    Mirad cómo este pájaro ardiente de espacio se burla de todos nosotros Y a este cuerpo lapidado que permanece indiferente. Durante mi exilio, el alba vendrá dulcemente a mi balcón a aplacar mi sed. Retorno de errancia ¿si yo susurrase al verdugo que tenga un poco de piedad? ¿Quién deposita, cerca de cada recién nacido, como una bolsa, aquello que será su alma?

    Que las mujeres se vayan muy lejos que muy lejos ellas alumbren y que muy lejos sea la muerte parecida a este pájaro más presto que el sonido.



    *******

    Después del rayo la luz
    reúne sus fuerzas.
    Tras la tempestad
    el bosque cuenta sus árboles.

    Aquellos que vienen sin venir
    presagian el viaje.
    Aquellos que parten sin partir.



    ************



    PARTIMOS


    Partimos para distanciarnos del lugar que nos crió y para ver el otro lado de la aurora.
    Viajamos buscando la fuente de nuestro nacimiento. Partimos para completar el alfabeto, para cargar nuestro adiós de promesas, para viajar tan lejos como el horizonte, anulando nuestro destino y esparciendo las páginas al viento, antes de permitir que huya, o tal vez no, nuestra historia en otros libros.
    Partimos hacia destinos no escritos para decir a los que hemos conocido que retornaremos para establecer relaciones otra vez. Partimos para aprender el lenguaje de los árboles que no viajan; para escuchar el tintineo de campanas en los sagrados valles en busca de dioses más piadosos; para arrancarles a los extranjeros la máscara del exilio; para susurrar a los transeúntes que, como ellos, nosotros también pasamos, y que nuestra historia es efímera, tanto en la memoria como en el olvido, lejos de madres que encienden las velas de la ausencia y acortan el lapso del tiempo cada vez que elevan sus manos al cielo.
    Partimos para no ver a nuestros padres envejecer, para no advertir las marcas del tiempo en sus rostros. Partimos para anunciarles a los que amamos que aún los amamos, que la distancia no puede asombrarnos y que el exilio puede ser tan dulce y fresco como la patria. Partimos para que al regresar un día, nos reconozcamos como exilados donde quiera que estemos. Partimos para borrar la diferencia entre aire y aire, agua y agua, cielo e infierno. Nada nos importa el tiempo, contemplamos la inmensidad, vemos olas brincando como niños, mientras el mar refluye entre dos barcos: uno que parte y el otro hecho de papel en manos de un niño.
    Partimos como un payaso que viaja de poblado en poblado, guiando a sus animales que enseñan a los niños su primera lección de tedio. Partimos para engañar a la muerte que nos persigue de un sitio a otro. Continuaremos así hasta que estemos perdidos, para que donde quiera que vayamos nunca más nos encontremos a nosotros mismos y para que de esta forma nadie pueda encontrarnos.


    *********************




    https://amigos.com/blog/18364/post_85546.html#ffe?{}


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 22 Jul 2023, 16:13

    Joumana Haddad


    Joumana Haddad nació en Líbano, 1970. Poeta, traductora, periodista y profesora. Trabaja desde 1997 en el periódico libanés An Nahar. Publicaciones: El tiempo de un sueño, 1995; Invitación a una cena secreta, 1998; Abismo, 2000; No he pecado bastante, antología, 2004; El retorno de Lilith, 2004. Prepara una antología de la poesía libanesa moderna en español. Su poemas han sido incluidos en dos antologías realizadas por Abdel Kader Janabi sobre la poesía árabe moderna y publicadas en París: Le poème arabe moderne (el poema árabe moderno) y Le verbe dévoilé (El verbo develado). Ha entrevistado a reconocidos autores internacionales, entre ellos, José Saramago, Paul Auster, Umberto Eco, Yves Bonnefoy, Peter Handke, Wole Soyinka y Antonio Tabucchi.

    Ha recibido: el Arab Press Prize, 2006; International Prize North South para poesía, de Fundación Pescarabruzzo en Italia Fundación Pescarabruzzo en Italia; Blue Metropolis Al Majidi Ibn Dhaher Arab Literary Prize, 2010; Rodolfo Gentili Prize en Porto Recanati, Italy, 2010; Cutuli Prize para periodismo en Catania, Italy; nombrada embajadora honoraria de cultura y derechos humanos de la ciudad de Nápoles, 2013; Career Poetry Prize de the Archicultura Foundation in Acquiterme, Italy, 2014; Social Economic Award en categoría de Social Media Influencer, 2018.



    **********************




    Joumana Haddad (Beirut, 6 de diciembre de 1970), es una escritora, periodista, poetisa, artista y activista libanesa.1​ En mayo de 2018 fue candidata a las elecciones legislativas por la lista independiente Kulna Watani (Todos somos patriotas) pero finalmente no logró escaño provocando la protesta de sus seguidores que denunciaron fraude.2​ Desde 2014, es anualmente seleccionada3​ como una de las mujeres árabes más influyentes del mundo, por la revista Arabian Business, por su activismo cultural y social (posición 34 en 2017).

    Biografía

    Joumana nació en el seno de una familia cristiana de la Iglesia católica griega. Su madre es de ascendencia armenia por parte materna y siríaca por parte paterna.

    Fue responsable de las páginas culturales del periódico libanés An Nahar, donde ha trabajado del 1997 hasta 2017. Ha enseñado escritura creativa en la Universidad Líbano Americana entre el 2012 y el 2016. Es activista para los derechos de la mujer, y es también la redactora jefe de Jasad, una polémica revista en idioma árabe especializada en la literatura y las artes del cuerpo. Fue la administradora del premio IPAF4​ o Booker árabe, un premio literario que recompensa una novela árabe, desde el 2007 hasta el 2011.

    Ha publicado ya varios libros que han sido traducidos y publicados en muchos países del mundo.

    Joumana Haddad forma parte del Comité de los consejeros5​ de MARCH Lebanon, una ONG que lucha por la libertad de expresión en Líbano.

    Es políglota (habla siete lenguas) y ha publicado libros en lenguas diferentes. También ha realizado diversas obras de traducción, entre las cuales están una antología de la poesía libanesa moderna, publicada en español, y una antología de 150 poetas suicidas del siglo veinte.

    Para su libro Con los ladrones del fuego, se entrevistó con escritores como José Saramago, Umberto Eco, Paul Auster, Yves Bonnefoy, Peter Handke, Elfriede Jelinek.

    En 2009, coescribió y actuó en una película de la directora libanesa Jocelyne Saab ("Qué pasa?").6​)

    Ha participado también en un documental del director Nasri Hajjaj, sobre el poeta palestino Mahmoud Darwish.

    También realiza collages.

    Compromiso con la mujer árabe

    Comprometida con la situación de la mujer en el mundo árabe, Joumana Haddad, en una entrevista al diario El Mundo,7​ respondió lo siguiente: "El mundo árabe es un mundo que vive una gran esquizofrenia desde hace dos siglos. Es un mundo donde no puedes decir lo que piensas, no puedes vivir lo que dices y tampoco puedes vivir en público lo que vives en secreto. Esta duplicidad absurda te transforma en una criatura esquizofrénica, poco auténtica. Una de las razones de esta dualidad son esos tabúes absurdos que estamos viviendo en el mundo árabe, impuestos por la religión o por los regímenes dictatoriales."

    "A veces me dicen que es la esperanza lo que genera la fuerza de luchar. Pero es lo contrario: es la fuerza de luchar lo que genera la esperanza. No es que esté convencida de que lo hago vaya a cambiar las cosas y por eso luche. Estoy convencida de que mi lucha puede generar la esperanza."

    "Ser mujer en el mundo árabe, es hacer una declaración de guerra".

    Sobre el burka declaró: "Me parece muy absurdo, muy contradictorio. Uno no puede elegir la libertad de no ser libre. ¿Esas mujeres no se preguntan por qué sólo ellas tienen que llevar esa señal? Si pudiéramos imponer a los hombres musulmanes durante un mes el burka, lo pensarían dos veces antes de imponérselo a las mujeres. Es humillante, es un insulto. Para la mujer y para el hombre, que también es tratado como un animal que no controla sus instintos y tiene que ser protegido de la tentación de la mujer."

    Vida personal
    Se ha casado dos veces y tiene dos hijos. Vive en Beirut. Es atea y crítica con la religión organizada.8​9​10​11​12​


    Premios y reconocimientos



    Joumana Haddad en el rodaje de la película "Qué pasa?" en junio de 2009.
    Obtuvo el premio del periodismo árabe en el 2006 por su entrevista con Mario Vargas Llosa.
    En octubre de 2009 fue seleccionada como una de los 39 autores árabes más interesantes que tienen menos de 39 años.13​
    En noviembre de 2009, recibió el Premio Internacional Norte Sur de la Fundación italiana Pescarabruzzo en su categoría de poesía.14​
    En febrero de 2010 recibió el Premio Blue Metropolis para la literatura árabe en Montreal.15​
    En agosto de 2010 recibió el Premio Rodolfo Gentili en Porto Recanati (Italia).
    En noviembre de 2012 recibió el Premio Maria Grazia Cutuli para el periodismo en Catania (Italia).16​
    En julio de 2013, fue nombrada por el alcalde de Nápoles Luigi de Magistris Embajadora Honoraria de la cultura y los derechos humanos de la ciudad de Nápoles en el Mediterráneo.17​
    En febrero de 2014, recibió el Premio de la Carrera Poética otorgado por la Fundación Archicultura en Italia.18​



    Bibliografía



    Bibliografía en árabe

    Invitación a una cena secreta [poesía] Ediciones An Nahar (1998).
    Dos manos hacia el abismo [poesía] Ediciones An Nahar (2000).
    No he pecado bastante [poesía] Ediciones Kaf Noun (2003).
    El retorno de Lilith [poesía] Ediciones An Nahar (2004).
    La Pantera escondida donde nacen los hombres [poesía] Ediciones Al Ikhtilaf (2006).
    Con los ladrones del fuego [entrevistas con autores internacionales] Ediciones An Nahar (2006).
    Vendrá la muerte y tendrá tus ojos, 150 poetas que se suicidaron en el siglo veinte [antología poética] Ediciones An Nahar (2007).
    Malas costumbres [poesía] Ediciones del ministerio de la cultura egipcia (2007).
    Espejos de las pasantes en el sueño [poesía] Ediciones An Nahar (2008).
    Geología del Yo [poesía] Arab Scientific Publishers (2012).19​
    Jaulas [teatro] Ediciones Naufal (2014).

    Joumana Haddad.

    Bibliografía en español
    Allí donde el río se incendia [antología de poesía] Ediciones de Aquí, Málaga, España (2006) / Fundación Editorial El Perro y la Rana, Caracas, Venezuela (2007).
    Traducciones:

    Cuando me hice fruta, Monte Ávila Editores, Caracas, Venezuela (2006).
    El retorno de Lilith, traducido por Héctor Fernando Vizcarra, Editorial Praxis, México, México (2007) / Diputación Provincial de Málaga, España, colección MaRemoto (2009).20​
    Espejos de las fugaces, traducido por Héctor Fernando Vizcarra, Vaso Roto Ediciones, Madrid-México (2010).21​
    Yo maté a Sherezade, Editorial Debate, Madrid, España (2011).22​
    Las siete vidas de Luca, Vaso Roto Ediciones, Madrid-México (2011).23​
    Los amantes deberían llevar solo mocasines, Vaso Roto Ediciones, Madrid-México (2011).24​
    Supermán es árabe, Vaso Roto Ediciones, Madrid-México (2014).25​
    Jaulas, Vaso Roto Ediciones, Madrid-México (2016)

    Bibliografía en inglés
    Madinah, city stories from the Middle East [antología] Comma Press, Manchester, UK (2008).
    I Killed Scheherazade [ensayo], Saqi Books, London, UK (2010).26​ El libro se ha traducido al francés, italiano, español, danés, portugués, alemán, holandés, croata, noruego, rumano y árabe.27​
    Superman is an Arab [ensayo], Westbourne Press, London, UK (2012).28​ El libro se ha traducido al italiano, español, francés, croata y árabe.
    The Third Sex [ensayo], Hachette Antoine, Beirut, Lebanon (2015).
    Traducciones:

    Invitation to a Secret Feast, Tupelo Press, Vermont, Estados Unidos (2008).
    Bibliografía en italiano
    Le sette vite di Luca [literatura infantil], Mondadori Junior, Milan, Italy (2011).29​
    Traducciones:

    Adrenalina, Edizioni del Leone, Venecia, Italia (2009).
    Il ritorno di Lilith, traducido por Oriana Capezio, Edizioni l'Asino d'Oro, Roma, Italia (2009).
    Bibliografía en francés
    Le temps d'un rêve, nº 1 [revista de poesía] (1995).
    Les amants ne devraient porter que des mocassins [literatura erótica] Editions Humus, Lausanne, Suiza (2010).30​


    Traducciones:


    Le retour de Lilith, traducido por Antoine Jockey, Editions L’Inventaire, París, Francia (2007); Editions Actes Sud, París, Francia (2011).31​
    Miroirs des passantes dans le songe, Al Dante, París, Francia (2010).
    Traducciones en otras lenguas
    Damit ich abreisen kann, Lisan Verlag, Bâle, Suiza (2005).
    Liliths Wiederkehr, Verlag Hans Schiler, Berlín, Alemania (2008).
    Lilits återkomst, Bokförlaget Tranan, Estocolmo, Suecia (2010)
    .




    ************************

    Árbol azul



    Cuando tus ojos se encuentran con mi soledad
    El silencio se convierte en frutas
    Y el sueño en temporal.
    Se entreabren puertas prohibidas
    Y el agua aprende a sufrir.

    Cuando mi soledad se encuentra con tus ojos
    El deseo sube y se derrama
    A veces marea insolente
    Ola que corre sin fin
    O savia cayendo gota a gota
    Savia más ardiente que un tormento
    Comienzo que nunca se cumple. Cuando tus ojos y mi soledad se encuentran
    Me entrego desnuda como la lluvia
    Generosa como un seno soñado
    Tierna como la viña que madura el sol
    Múltiple me entrego
    Hasta que nazca el árbol de tu amor
    Tan alto y rebelde
    Tan rebelde y tan mío
    Flecha que vuelve al arco
    Palmera azul clavada en mis nubes
    Cielo creciente que nada detendrá.



    ******************



    Cuando me hice fruta



    Hombre y mujer fui concebida bajo la sombra de la luna
    Pero Adán fue sacrificado a mi nacimiento,
    Inmolado a los vendedores de la noche.
    Para colmar el vacío de mi otra esencia
    Mi madre me bañó en aguas del misterio,
    Me puso al borde de cada montaña
    Y me moldeó en luz y oscuridad
    Para que me volviera mujer-centro y mujer-lanza
    Traspasada y gloriosa
    Ángel de los placeres que no tienen nombre.

    Extranjera crecí y ninguno cosechó mi trigo.
    Diseñé mi vida sobre una hoja blanca,
    Manzana a la que ningún árbol dio a luz.
    La compartí y salí
    En parte vestida de rojo y en parte de blanco.
    No era sólo en el tiempo o fuera de él
    Porque maduré en los dos bosques
    Y me acordé antes de nacer
    Que soy una multitud de cuerpos
    Que dormí por mucho tiempo
    Que viví por mucho tiempo
    Y cuando me hice fruta
    Supe
    Lo
    Que
    Me
    Esperaba.

    Pedí a los magos que me cuidaran
    Así que me llevaron.
    Dulce era mi risa
    Azul mi desnudez
    Y tímido mi pecado.
    Volaba sobre la pluma de un ave
    Y me hacía almohada en la hora delirante.
    Cubrieron mi cuerpo de amuletos
    Y untaron mi corazón con la miel de la demencia.
    Protegieron mis tesoros
    Y los ladrones de mis tesoros
    Me trajeron silencios e historias,
    Y me prepararon para vivir sin raíces.
    Y desde aquel día me voy
    Me reencarno en la nube de cada noche y viajo.
    Soy la única en decirme adiós
    Y la única en darme la bienvenida.
    El deseo es mi camino y la tormenta mi compás
    En amor no echo el ancla en ningún puerto.
    Gemela de la marea alta y baja
    De la ola y de la arena
    De la abstinencia de la luna y de sus vicios
    Del amor
    Y de la muerte del amor.
    Durante el día mi risa pertenece a los otros
    Y mi cena secreta me pertenece.
    El que sabe mi ritmo me conoce
    Me sigue
    Pero nunca me alcanza.



    Traducidos por Joumana Haddad




    **************

    Sombras apenas


    Yo pretendo que soy yo misma
    Pero desconocidas criaturas viven en mí.
    Ojos que no son míos ven el mundo por mí,
    Y otros cuerpos se pasean con mi vida.

    Yo pretendo que soy yo misma
    Pero yo soy la conocida, encubierta.
    Ni mis minas han sido descubiertas
    Ni mis metales pulidos.
    Lo que aparece de mí
    Son sombras apenas que tú lanzas
    Y ellas actúan por mí.

    Son meras ideas que tú inventaste.
    Tú puedes pensar que vivo aquí,
    Pero no he llegado todavía, ni estoy a punto de hacerlo.
    Para cruzar hacia ti no existe espacio para mí,
    Ni luna para hacer una cita,
    Ni noche para descender desde la luz del día.

    Yo pretendo que soy yo misma
    Pero vago en mi inexistencia.
    El ocio sigue siendo una invitación allí,
    El caos pastorea las estaciones todavía.
    El tiempo allí no se ha convertido en tiempo todavía,
    Ni las formas han llegado todavía a convertirse en formas.
    Los labios son labios por naturaleza,
    Y las nubes no persiguen a las lluvias de ellos.

    Libre, yo desaparezco en mi espejismo.
    No tengo identidad de la cual desistir,
    Ni pertenencia para peligrar por ella.
    Multiplico hasta extenuar los números
    Y soy ignorante de ellos como de sus nombres lo es el mar.
    Nadie me llama,
    Nadie me conoce.
    Solamente palabras
    Lentamente me hacen.

    Yo pretendo que soy yo con ustedes todos
    Pero otras criaturas viven en mí.
    Y si no he nacido todavía
    Si mi ilusión me ha precedido para ti
    Es porque he preferido retrasarme un poco
    Hasta que llegue mi momento
    Y entonces aquellas otras criaturas que he sido desaparecerán
    Y yo me convertiré en mí misma.





    **********************

    Tu país, esa noche ardiente


           1

    ¿Quién eres extranjera?
    Tus máscaras borrando los rasgos de tormentos
    son tu ventana ciega.
    Con la avidez del relámpago robas el sueño
    y de la lujuria de tus sueños te estremeces
    Entregada al infierno de la carne,
    tu fisura se abre sobre el vaso.
    Cómo puede reposar tu soledad al fondo del corazón
    a pesar de los días que hormiguean de nombres,
    cómo puede revestir tu tristeza  los párpados
    y tu tarde profunda arrancar la mirada de la sima?


           2

    ¿Quién eres tú, extraño recuerdo a la caricia,
    raíces extrañas a la huida,
    relajamiento oscuro como la densidad de la nube,
    recogimiento semejante a sí mismo?

    Tu carne ávida se sacia en su deseo
    desierto extasiado en su arena sedienta.
    Estrecha es tu tierra estrecha,
    pero más vasta que el torso del amante.
    Y una gota de tu desnudez basta
    para que llueva la luna.


           3

    No te engendró un árbol,
    ninguna estación te maduró.
    Tus puertas están cerradas
    pero tú eres tierna como un placer que se abre.
    Tu cabeza
    en lo profundo
    en lo profundo
    se impregna de imágenes.


           4

    Tu cielo, que permanece alto,
    endulza el aburrimiento,
    lo rocía de un gusto vencido,
    tal el horizonte que sabe.

    Di cómo tu imaginario guarda la esencia,
    cómo al alba se cicatrizan tus deseos
    y encienden tu sed de desnudo.
    ¡Cómo puede tener para cada salida del sol
    su cuchillo, extranjera,
    cómo te atreves!  


           5

    Te pierdes en tu noche
    y en los lugares de paso,
    en cuanto a tu sombra ella busca tus manos múltiples
    y oscila contigo bajo el arco de la voluptuosidad.
    Extranjera tú eres
    y tu lo sabes,
    tú te rompes sobre tu reflejo,
    después esperas la conclusión del viaje.


           6

    Tu país es esta noche ardiente
    y no hay soles para apagarla.
    Tus brazos ebrios bailan al borde de la presencia
    cada vez que una mano se dispone a partir.

    Tu país no tiene nombre,
    ni fin tampoco.
    Tu alma, cada vez que se acerca el instante de llegada
    lo aleja.


           7
    Tú llevas tu soledad que corre en las llanuras
    en busca de pájaros para el bosque
    Tu soledad ligera
    tal un seno que no ha atravesado el umbral de lo imaginario.

    ¿Dónde apoyas tu estrella cuando las tinieblas te tocan,
    dónde brillas, astro peregrino?


           8
    Tu palidez te guarda, extranjera en desorden
    y en la sombra tus rostros deshechos te esperan,
    tu humor alfombra el sendero secreto
    y en la noche tu alma
    llora la realización de su delirio.

    Las tristezas no son tu manantial.
    Tampoco son el estuario,
    sino el viaje que hace el oro del alma.

           9

    ¿Extranjera, alma mía, quién eres?
    Se te toma por la rebelde,
    y no eres más que lubricidad que se traspasa.
    Lo que se toma por rechazo
    no es más de el vértigo del extravío.

    Y el exceso de las máscaras borra tu rostro.



    ***********************


    La pantera escondida donde nacen los hombros

    Ella tiene la cabellera más lejana que un placer que acaba de pasar y en la sonrisa mil promesas que no impiden la lluvia. Sus colores son una paleta de temblores, ya cicatriz de ondas, ya claro de cuchillo. Ningún cartero llama a su puerta porque no se le conoce morada. Tampoco se le conoce fin, porque es libre como un árbol.

    Y como un árbol, sube.


    Ven
    Recógela a flote en tus ojos.

    Su jardín, fortaleza que exhala la intriga y dulce muerte que huele la presa. El diablo se siente allí en su casa.

    Las miradas no pueden capturarla, ni los cálices: mujer de brumas, de incertidumbres y de fantasías. Mujer de caídas también.
    Sobre su piel una infinitud de continentes desconocidos se mueven. Cada guijarro es un falso juramento, liso como las esperas vistas de lejos, y cada mano, cada mañana, son viajes. ¡Pero cuántas trayectorias horizontales y cuán pocas escaladas!



    Ven
    Clava tus cimas en sus abismos.

    Tan púdica que se refugia en las palabras obscenas, insolente hasta el punto de enrojecer gritando su fuego. Guerrera amadora, amazona de carrera, lanza como flechas sus palabras y sus flechas le retornan cargadas de presas.

    Habla todas las lenguas de la noche pero escribe sobre todo con las uñas. Escribe en el cuerpo mismo. Malditos son los dedos que no pueden descifrar los timbres puntiagudos de su éxtasis. Del escote de sus gemidos se elevan músicas, cantos, rumores y murmullos. Violín en erupción, busca el carpintero de notas que sabrá hacer vibrar las cuerdas.



    Ven
    Graba su silueta en la memoria de tus palmas.

    Degustadora y toda de bocas vestida, está hecha para degustar y ser degustada. Sus labios son comestibles y su lengua una cucharada interminable de delicias.
    Golosa de sabores finos se los regala a deseo, pero vigila quedarse con su hambre.
    Lo prohibido, clítoris de su cabeza...
    ¿Y su vientre? Campos de trigo donde centellea el pan del deseo...



    ¡Aporta tu hoz, segador!
    Toma, aprieta, aspira, acaricia, enrolla, desenrolla,
    Sea el hacha y el leñador
    El sentido y el sentido contrario
    Que tu recuerdo madure el fruto
    Que tu mano navegue en la espera fluida
    Que tus dedos se disputen la luna y el ahogamiento
    Porque el río no comienza a correr más que cuando el árbol se inclina sobre él
    Y es el deseo el que mueve montañas
    No la fe.


    Traducción de José Luís Reina Palazón

    *************************

    El retorno de Lilith *

    Las bestias monteses se encontrarán con los gatos
    cervales, y el peludo gritará a su compañero:
    Lilith también tendrá allí asiento, y hallará para sí
    reposo.
    Isaías 34:14

    Yo soy Lilith, la diosa de dos noches que vuelve de su exilio.

    Yo soy Lilith, la diosa de dos noches que vuelve de su exilio.

    Soy Lilith, la mujer destino. Ningún macho escapa a mi suerte y ningún macho quisiera escapar.

    Soy las dos lunas Lilith. La negra no está completa sino por la blanca, ya que mi pureza es la chispa del desenfreno y mi abstinencia, el inicio de lo posible. Soy la mujer-paraíso que cayó del paraíso, y soy la caída-paraíso.

    Soy la virgen, rostro invisible de la desvergüenza, la madre-amante y la mujer-hombre. La noche, pues soy el día; la costa derecha, pues soy la izquierda; y el Sur, pues soy el Norte.

    Soy la mujer festín y los convidados al festín. Me llaman la hechicera alada de la noche, la diosa de la tentación y del deseo. Me han nombrado patrona del placer gratuito y de la masturbación y liberada de la condición de madre para que sea el destino inmortal.

    Soy Lilith, la de los blancos senos. Irresistible es mi encanto, pues mis cabellos son negros y largos y de miel son mis ojos. La leyenda cuenta que fui creada de la tierra para ser la primera mujer de Adán, pero no me sometí.

    Soy Lilith que retorna del calabozo del olvido blanco, leona del señor y diosa de dos noches. Yo reúno aquello que no puede ser reunido en mi copa y lo bebo ya que soy la sacerdotisa y el templo. Agoto toda embriaguez para que no se piense que me puedo saciar. Me hago el amor y me reproduzco para crear un pueblo de mi linaje, ya que mato a mis amantes para dar paso a los que aún no me han conocido.

    Soy Lilith, la mujer selva. No supe de espera deseable, pero sí de leones y de especies puras de monstruos. Fecundo todos mis flancos para fabricar el cuento. Reúno las voces en mis entrañas para que se complete el número de esclavos. Devoro mi cuerpo para que no se me diga famélica y bebo mi agua para nunca sufrir de sed. Mis trenzas son largas para el invierno y mis maletas no tienen cubierta. Nada me satisface ni me sacia y aquí estoy de regreso para ser la reina de los extraviados en el mundo.

    Soy la guardiana del pozo y el reencuentro de los opuestos. Los besos sobre mi cuerpo son las heridas de aquellos que trataron. Desde la flauta de los muslos asciende mi canto, y desde mi canto la maldición se expande en agua sobre la tierra.

    Soy Lilith, la leona seductora. La mano de cada sirviente, la ventana de cada virgen. El ángel de la caída y de la conciencia del sueño ligero. Hija de Dalila, de María Magdalena y de las siete hadas. No hay antídoto contra mi maldición. Por mi lujuria se elevan las montañas y se abren los ríos. Regreso para penetrar con mis flujos el velo del pudor y para limpiar las heridas de la falta con el aroma del desenfreno.

    Desde la flauta de los muslos asciende mi canto
    y por mi lujuria se abren los ríos.
    ¿Cómo podría no haber mareas
    cada vez que entre mis labios verticales brilla una sonrisa?
    Porque soy la primera y la última
    La cortesana virgen
    El codiciado temor
    La adorada repudiada
    Y la velada desnuda,
    Porque soy la maldición de lo que antecede,
    El pecado desapareció de los desiertos cuando abandoné a Adán.
    Él se equivocó por completo, hizo añicos su perfección.
    Lo hice descender a tierra, y para él alumbré la flor de la higuera.

    Soy Lilith, el secreto de los dedos que insisten. Perforo el sendero, divulgo los sueños, destruyo ciudades de hombres con mi diluvio. No reúno dos de cada especie para mi arca. Más bien los transformo a todos para que el sexo se purifique de toda pureza.

    Yo, versículo de la manzana, los libros me han escrito aunque ustedes no me hayan leído. El placer desenfrenado, la esposa rebelde, la realización de la lujuria que conduce a la ruina total. En la locura se entreabre mi vestimenta. Los que me escuchan merecen la muerte y los que no me escuchan morirán de despecho.

    No soy remisa ni la yegua dócil,
    soy el estremecimiento de la primera tentación.

    No soy remisa ni la yegua dócil,
    Soy el desvanecimiento del último pesar.

    Yo, Lilith, el ángel desvergonzado. La primera yegua de Adán y la corruptora de Satán. El imaginario del sexo reprimido y su más alto grito. Tímida, pues soy la ninfa del volcán; celosa, pues la dulce obsesión del vicio. El primer paraíso no me pudo soportar. Y me arrojaron de él para que siembre la discordia sobre la tierra, para que dirija en los lechos los asuntos de los que a mí se someten.

    Soy Lilith, el destino de los conocedores y la diosa de dos noches. La unión del sueño y de la vigilia. Yo, la poeta feto, perdiéndome gané mi vida. Regreso de mi exilio para ser la esposa de los siete días y las cenizas de mañana.

    Yo la leona seductora regreso para cubrir de vergüenza a las sumisas y reinar sobre la tierra. Regreso para sanar la costilla de Adán y liberar a cada hombre de su Eva.

    Yo soy Lilith
    Y vuelvo de mi exilio
    Para heredar la muerte de la madre que he criado.



    * Según muchas leyendas, Lilith es la primera mujer, antes de Eva, formada del polvo de la tierra como Adán. Era independiente, fuerte, libre, y no quiso obedecer ciegamente al hombre. Por fin se rebeló, escapó del paraíso y se negó a volver. Entonces Dios la trasformó en demonio, y después creó la segunda mujer, Eva, de la costilla de Adán para garantizar su obediencia.



    ...............................Traducción de Alberto Valdivia y Renato Sandoval



    *****************************


    1

    Canto de Salomé, hija de Lilith




    No tengo miedo a Satán

    pues Satán me sueña

    Cada vez que cierro mis ojos y me balanceo frente al espejo

    él me ve

    Satán no me da miedo

    Danzaré sobre las cenizas rojas de Herodes

    Beberé vino de manos de vírgenes

    Besaré la cabeza de mi amor para que la muerte

    me sonría por última vez

    Oh, mi adorado y mi perfecto

    Maestro de desiertos y domador de hienas

    ¿No oyes que te llama

    tu guillotina,

    mi corazón?

    Ven, Juan

    soy el collar amante de tu cuello seccionado

    Ven a bautizarme con el sol que te curte

    Sólo por tí he vuelto:

    Que tu sangre, por mi derramada, te indique el camino.


    *********************



    2

    Canto de Nefertiti, hija de Lilith



    Ha llegado la bella

    la savia del sol relumbrante en sus labios

    Anuncios

    INFORMA SOBRE ESTE ANUNCIO
    y las estrellas coronando su frente

    Ha llegado la bella de la mirada ardida

    a la ausencia déspota

    a la cita ignota

    a la palma poblada de bosques y aves

    Ha llegado la leona oscura

    el canto de sus ojos revelando el khôl

    y las flores de Egipto decorando su pecho.

    Vengan, pueblos

    del Este y del Oeste

    presenta a su reina ofrendas y sacrificios

    y tú, Akenatón, regocíjate

    ha llegado tu esposa nocturna:

    Sube a su lecho

    témplala, atízala, bésala

    Ella regresa de su sueño

    para que la noche vele sobre ti.



    **************************

    3

    Canto de Balkis, hija de Lilith




    Soy la reina de Saba

    la sabia entre las sabias y el desvío de los aturdidos

    El iluminado envió su cofia para ensalzarme

    Mis perfumes precedieron mis pasos hasta él

    Mis arenas movedizas lo aprisionaron

    Y él no pudo doblegar mis fuerzas.

    Soy la valiente amazona

    El nardo me anuncia y los ciervos me siguen

    Reino con justicia

    Venzo a los humanos y a los dijinns

    Torturo a los saciados para nutrir a mis amantes hambrientos

    Mío es el anzuelo del sueño y de la vigilia

    Para mí la alerta de los ejércitos, en mí se halla su morada

    Soy la delicia elegida

    con voz de tiniebla y azúcar.

    Vuelvo para darle a Salomón su anillo

    Y retomar mi trono.







    Poemas extraídos de El retorno de Lilith (2004)



    *************************

    Lástima si eso se queda atrás

    Me arrellanaré sobre tu cama
    Como dactilares de fuego.
    Me implantaré en tu noche,
    Y mi día brotará desde tu jarro.
    Conoceré tus cuartos de memoria palabra por palabra,
    Y tus versos línea por línea.
    Correré y correré frente a ti,
    Y presionaré la mano del viento y la traeré encima.
    Mi boca se moverá desde tu frente hasta tu cuello,
    Desde tu nuca hasta el extremo más importante,
    Y dejaré posar mis sueños sobre tus hombros
    Y me dejarás vagar.
    Acércate.

    La tierra se colapsa sobre mí
    Y yo no escaparé entre mí misma.
    La lujuria desea saborearme
    Pero yo no la guiaré hasta mi casa.
    Mi traje me está devorando
    Pero no lo ahuyentaré yo sola.
    Acércate.

    Penetras mi cabeza
    Y así me velo yo misma con mi fantasía, y te acoso.
    Acércate. Yo no te llamaré mucho tiempo.
    Ven, adhiérete
    Y no malgastes mi vertiginosa exaltación.
    Desgracia para ti de mi fragancia
    Si ella se queda atrás
    ¡Y yo me voy!




    Traducción de Rafael Patiño Góez







    ***********************



    http://www.letras.mysite.com/mi290906.htm

    https://es.wikipedia.org/wiki/Joumana_Haddad


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3739
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Amalia Lateano Sáb 22 Jul 2023, 17:21

    Mi abuelo Materno, casado con Genoveva María Aloe, era de la Colonia Sirio Libanesa de La Angelita.1*
    Se llamaba Rafael Pepe.

    Se escribe رافائيل

    rafayyil byby

    La pronunciación es Rafaeel Beibe

    Era musulmán.
    Por eso me atrae toda la literatura de la primera lengua del Mundo.


    Es muy enriquecedor tu mensaje.

    Gracias
    1* https://www.ain.com.ar/news-15291-la-angelita-el-pueblo-de-los-gauchos-musulmanes
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 22 Jul 2023, 17:57

    Gracias, Amalia!
    Feliz domingo!
    Besos


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Miér 26 Jul 2023, 16:58

    Mohammed El Abdallah



    Mohammed El Abdallah nació en el Líbano el 28 de noviembre de 1946. Poeta y periodista. Ha publicado, entre otros, los libros de poemas: Cartas de la soledad, 1979; Por la tarde de un vino rojo, por la tarde de una falta grave, 1981; Tango 1987, 1987. Incluido en la Antología de Poesía Libanesa Moderna “Allí donde el río se incendia”, traducción de Joumana Haddad.



    ************

    ÉSTA



    Esta cabeza sin duda me va a matar:
    No para de pensar.
    Mil veces le expliqué la inutilidad de los pensamientos
    y le demostré las razones de desesperar
    pero ella no para de pensar.
    Le digo: está bien,
    pensaremos hasta que el pensamiento se agote.
    Pues ella duerme por fin a pesar de sí misma,
    y temprano por la mañana se despierta,
    enciende su cigarrillo, toma el café antes que yo,
    y recuerda las historias de ayer y los pensamientos de ayer.
    La lavo, y sigue pensando.
    La peino, y sigue pensando.
    La envío al barbero, y sigue pensando.
    Pero cuando quiero pensar en un problema que me extenúa
    o en una cosa que me interesa,
    ella gime de dolor, como si le pegara con un hacha.
    Esta cabeza me va a matar.




    **************

    ESCRITURA


    ¿Y qué vas a escribir?
    Ya sabes que la escritura está escrita en el libro
    que es un balón de tierra
    Un balón sitiado de agua por todas partes
    Y unos millones de galaxias
    cerradas sin puertas
    Salvo tú y una manzana
    y algunas noches que aguantarás
    para interrogar otra vez la respuesta.



    ****************

    SÍNTOMAS


    Yo no soy poeta
    Pero hay que tener una profesión.
    No estoy enamorado,
    sólo escribo la blancura de una mujer blanca.
    Y ninguno tiene que creerme,
    si no confesaré un día
    que pelé las naranjas del verano
    e hice caer el sol poniente en mi red.


    *****************



    PRUEBA DE LLORAR



    ¿Qué puedes echar en una copa que se llenó hasta el borde
    y se desbordó?
    ¿Qué puedes echar en una copa que se desborda desde siempre?
    Como si tus manos no fueran para tu cabeza
    Como si tu cabeza no fuera para tus manos
    y como si tú
    estuvieras siguiendo lágrimas rápidas que preceden la prueba de llorar.
    ¿Dónde las echas en una copa que se desborda,
    que es la única copa que hay?


    ********************





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/77_78/abdallah.html


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40342
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por cecilia gargantini Vie 28 Jul 2023, 15:28

    Muy interesante Lua!!!!!!!!!!
    Volveré.
    Buen finde y besosssssss
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Dom 21 Ene 2024, 12:01

    YUSUF AL JAL


    Yusuf al-Khal (1917–1987) fue un poeta de origen sirio que desarrolló su carrera profesional principalmente en Líbano; con el también poeta Ali Ahmad Said (más conocido como Adonis), fundó la revista Shi'r ("Poesía") en Beirut en 1957. Es considerado como un representante del surrealismo en la poesía árabe.


    Nombre en árabe يوسف الخال Ver y modificar los datos en Wikidata
    Nacimiento 25 de diciembre de 1917 o 5 de mayo de 1916
    Amar al-Husn (Siria)
    Fallecimiento 9 de marzo de 1987
    Beirut (Líbano) Ver y modificar los datos en Wikidata

    Nacionalidad Libanesa y siria

    Educación
    Educado en Universidad Estadounidense de Beirut
    Información profesional
    Ocupación Poeta, escritor, periodista y traductor


    Poeta, ensayista y gran traductor de poesía occidental. Fundador de la revista vanguardista Shiir. Obras: Libertad (1937), El pozo abandonado (1958), Poemas en cuarentena (1960), Cartas a Don Quijote (1978)


    **********************


    EL SEGUNDO NACIMIENTO


    La fruta existe pero la mano es corta
    y el sauce tiene sed sobre el banco del río.
    Hay un comienzo para todo lo que está plantado en la tierra
    Porque el fin es un cero a la izquierda de la verdad.
    Tu viaje puede durar en esta época de farsa,
    hasta que se seque la tinta sobre el papel.
    No pregunté dónde empieza el hilo
    Y adónde va la montaña después de acostarse en el mar:
    A cada cosa su tiempo antes de Adán y Eva,
    Calculado primero con la máquina del tiempo.
    Para entender la lengua de los orígenes
    hay que leer lo escrito en paredes reales.




    *******************

    EL POEMA LARGO
    (Fragmento)


    No veo a ningún señor en la multitud. Los pelícanos se despliegan sobre el lago, y ningún águila hay a la vista. Las aguas se estancan y las orillas están más cerca que las narices. Pesado es el aire. Pesada es la luz. No es un milagro si el burro habla. No es un milagro si el ciego ve. No es un milagro si el muerto resucita. El milagro es solo una cifra en una máquina y el cielo ha dejado de ser un misterio.
    Estaba silencioso mientras hablaba. La mujer cerca de mí era un abrigo estéril.
    Beberé aun cuando el cáliz esté vacío. Sonreiré aunque mi boca no tenga labios. Cosecharé el campo que sembré en la oscuridad.
    Soy la noche y los ladrones me esperan.
    Clavaré en la acera un vaso que imagino mujer. ¡Un poco de calor! Mi cuerpo está frío como una maldición.
    El niño ríe en la llanura. La mujer abarca el viento. En el sol otoñal, el anciano se sienta sobre su nuca.
    ¡Oh dicha! Dame una señal.


    ***********************


    http://www.poesiaarabe.com/yusuf_al_jal.htm


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Mar 23 Ene 2024, 08:11

    UNSI  AL  HAYE



    Poeta, filósofo, traductor y ensayista. Cofundador de Shiir. Obras: La cabeza cortada (1963), El pasado de los días que se avecinan (1965), ¿Qué has hecho del oro, qué has hecho de la rosa? (1970), El banquete (1994).´



    ****************


    EN LA ESCARCHA EL ABRIGO ES UNA PALABRA


    Escribe tu visita en las estaciones. Escribe tu beso en el pan y el vino. Escribe en la sorpresa.
    Escribe.
    Escribe en el fuego y el laurel: tu deseo, tu espectro, tus sueños.
    Mañana volverás a tu señor.
    ¿A la alegría de tu señor?
    A tu señor.
    ¿A la ira de tu señor?
    ¡A tu señor!
    ¿A la merced de tu señor?
    ¡A tu señor!
    Escribe.
    Escribe tu ilusión, tu paso, en las referencias y las ventanas.
    No eres la primavera que viene cada primavera. Entra y escribe.
    Escribe las palabras del mar y de la tierra. Escribe el entusiasmo y el cansancio, la perdiz y la piedra. La dulzura y la fuerza. Escribe el actor y el mártir. La cama y la conciencia. Entrégate a tu mano, deja que tu mano se derrame sobre las fuentes.
    Mueres, hombre. ¡Escribe! ¡Escribe! ¡Escribe! Tu disgusto en la nieve, tu ira en el cobre, tu afecto en el sol. Escribe tu amor en todos los ojos.
    Que la cerilla sea una palabra en la sombra, el abrigo una palabra en la escarcha, la brisa una palabra en el calor, y una palabra sean la distancia y el encuentro, la boca y el río.
    Que los hombres después de ti duerman con la palabra.
    Que las mujeres después de ti duerman con la palabra.
    Y que la palabra sea tú después de ti.


    *****************


    LA LUNA DEL REPOSO



    Como otros tienen un cielo y una casa
    Yo tengo una mujer
    Tengo una mujer como otros tienen niños
    Como los niños tienen pastores
    Como los pastores tienen sombra
    Tengo una mujer
    Como otros tienen un camino en el tiempo
    Y como las luces lejanas tienen una esperanza.
    Vago preguntando
    Dónde está
    Cómo pregunta
    Un hombre en los campos
    Al sol
    Dónde está
    A solas caigo con el rocío
    Me levanto solo con el viento
    Y nunca se acaba la luna de mi reposo



    http://www.poesiaarabe.com/unsi_al-hay.htm


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Miér 31 Ene 2024, 07:49

    Fuad Rifka


    Fuad Rifka nació en el Siria, el 28 de diciembre y vivió en Líbano durante muchos años, murió en Beirut el 13 de mayo de 2011. Fue un poeta, ensayista, traductor y uno de los principales innovadores dentro de la poesía moderna árabe. Fue profesor de Filosofía en la Universidad Libanesa Americana de Beirut y en la Universidad Estatal de Indiana. En 1957, fue uno de los fundadores de Shi’r magazine. En sus poemas, a menudo aparentemente sencillos, se esconde el pensamiento del sufí contemporáneo. Su poesía ha sido publicada en varias lenguas. Tradujo 140 libros de poesía: del alemán al inglés, del árabe al alemán y del árabe al inglés. Tradujo poetas alemanes al árabe, entre ellos Goethe, Hölderlin, Novalis, Rilke y Trakl. Publicó más de 16 libros de poesía y cuatro de prosa.

    Algunas de sus obras son: Ancla en la bahía, 1961; La añoranza del umbral, 1965; La hierba agonizante, 1970; Signos del fin del tiempo, 1975; Ríos salvajes, 1982; Diario de un recolector de leña, 1989; La cesta del jeque derviche, 1990; Poemas de un indio, 1993; Van en solitario los mirlos, 1999. A lo largo de su obra poética, Rifka perpetuamente busca el “poema absoluto”. Él se abstiene radicalmente de la ornamentación. En breves, concisos versos, expresa tanto su amor por la naturaleza como su sentido de transitoriedad. Usando un lenguaje desnudo y esencial intenta penetrar las profundidades del significado más allá de las palabras mismas. "En toda mi poesía he estado escribiendo un solo poema, para conquistar lo más noble, la más noble claridad". Dos de los reconocimientos en poesía más importantes que ha merecido son los Premios Friedrich-Gundolf Award 2001, otorgado por la Academias Alemana de la Lengua y Mediterranean Award for poetry, 2008, en Italia.




    *******************


    CAMPESINO


    Cada mañana hacia la pradera,
    hacia la sombra de los granados,
    hacia las fuentes de agua,
    al fin del día hacia la cabaña,
    se apoya la cabeza en el buey
    y se duerme.

    Él y el buey son amigos,
    desde años se hacen viejos juntos,
    mañana, cuando uno se vaya,
    ¡ay! ¿quién salvará al otro?



    NADIE


    En las ciudades de hierro y de los bancos
    brillan solitarios los brotes,
    maduran solitarias las parras,
    van en solitario los mirlos,
    vigila la nieve en solitario.

    En las ciudades de los números
    no hay nadie en la ventana
    ni un cuerpo se apoya al otro.



    LOCO


    Después de la puesta del sol
    se entregaba a la locura,
    su provisión de viaje
    un bastón, una vasija de piel con agua.

    En su camino hacia los montes le ceñían las
    serpientes,
    le resguardaban las águilas,
    le protegían los lobos.
    Cuando llegó al monasterio,
    sonaron las campanas.
    Al muro un monje,
    en sus arrugas
    la hierba de la jungla.

    Se acostó en su sombra;
    cuando se despertó,
    hablaba a las cosas,
    en aquel momento se inclinaron los árboles,
    y el agua se convirtió en vino.





    LA RUINA DEL SUFÍ


    En estos montes
    desde hace treinta otoños,
    con gavilanes y águilas.
    su sombrero el sol y el viento,
    sus cabellos las nubes
    su vientre punto de reunión de animales
    salvajes.

    Está sentado inmóvil
    en un sitio cubierto de musgo;
    no cansado del sentarse
    calla.

    Dos piedras: él y la piedra.





    SUEÑOS


    Por la mañana sueña el atardecer
    al atardecer sueña la mañana,
    y entre el uno y el otro sueño
    cierra los ojos y sueña.

    Él sabe, quién no se fue al mar
    en tiempos de tormenta,
    nunca más irá al mar.
    Cabeceará durante mucho tiempo
    pero nadie llama a la puerta.



    DESASOSIEGO


    Delante de él el Este
    a su derecha el Sur,
    detrás de él el Oeste,
    a su izquierda el Norte.
    ¿Adónde pues?

    Cuando el camino le envuelve
    y el bastón le acompaña,
    ¿cómo volver atrás?
    El olor del invierno alarma al pájaro,
    desasosiega los árboles.

    Del libro Van en solitario los mirlos
    Traducción Germain Droogenbroodt - Fco. Javier Barbero



    OFRENDA

    Ansío volver
    A los campos verdes
    Recién arados
    A sembrar la historia del tiempo.
    Oh amada, quisiera decir,
    Que, antaño, partí
    Dejando atrás mi pueblo.
    Con una espiga de trigo en mi mano.
    Y mi alma apagada.

    Traducción de Jaime B. Rosa



    EN EL FILO DE LA TORRE


    La niñez que le amó
    en los cauces de los ríos
    la Mujer que le amó
    en la oscuridad de las raíces
    los Amigos que le amaron
    en los barcos de las cenizas
    los Poemas que le amaron
    en los pinchos de la horca

    En el filo de la torre
    solo él está,
    sin sombrero, ni abrigo

    Traducción de Hussein Al-Duweiri



    UNA ÚLTIMA PALABRA

    Dices:
    “Derroché mi primavera
    y el fruto de mi verano,
    derroché mi otoño
    derroché mi invierno,
    y en cada valle
    se esparció mi vida.”

    Dices:
    “Portaré mi semblante y me iré,
    puede que en montañas lejanas
    haya nuevos aires.”

    Y pasarás
    por todos los territorios
    por todos los valles,
    y cuando ya sea demasiado tarde
    lo verás todo
    y sabrás que las montañas están lejos
    siguen lejos,
    y que se camino
    es fuego, humo.



    AGOSTO 2, 1984

    ¿Qué le ha sucedido
    al recogedor de leña?
    Antaño solía cantar
    como un pájaro en la cima de una montaña
    temprano en la mañana.
    Pero ahora ya no habla,
    se volvió mudo
    como una piedra en una caverna.
    ¿Quién podra saberlo? Tal vez se cansó.
    Cuando el río se cansa
    se complace en las tierras planas
    y en la oscuridad del mar.



    EL TIEMPO

    El tiempo es un guardián confiable.
    Nunca se cansa,
    nunca se retira,
    nunca envejece.

    A través de las edades,
    cada vez que tañe la campana
    despierta un cuerpo
    y lo pone en el camino.



    SUSURROS

    A quien pasa
    el río le susurra:
    Yo soy el viaje.
    Al río
    el mar le susurra:
    Yo soy el barco.
    Al mar
    la distancia le susurra:
    Yo soy el capitán.



    HIROSHIMA

    En el principio fueron los elementos
    y fue el amor,
    así que se mezclaron.
    Se convirtieron en un olivo
    y Dios lo llamo Hiroshima.
    Y a su sombra, durmió.

    Al final del invierno
    Dios se dijo:
    Llega la primavera,
    iré a los campos,
    pues los azadones están calientes
    y el deseo se estremece bajo el suelo.

    Las edades pasaban
    mientras Dios cultivaba la tierra
    esparciendo semillas,
    recogiendo las cosechas maduras.
    En las jarras
    vertía el vino, el aceite.

    Una vez hecha la cosecha,
    vio que todo era bueno,
    y dijo:
    Ahora es el tiempo del descanso.
    Iré al olivo
    pues su sombra es oscura y vasta.

    En el camino
    olió humo.
    Miró hacia arriba
    y vio al olivo ardiendo:

    una sombrilla
    un hongo se expandía,
    el polvo borraba los rostros,
    y sobre las aguas
    soplaban los vientos de Sodoma.



    ENTRE LA ALDEA Y LA CIUDAD

    Hace mucho tiempo
    se viajaba.
    Las provisiones para el camino
    eran el canto del gallo,
    los pájaros de la neblina del ocaso,
    el bastón de día,
    la hoguera de noche.

    Y ahora
    los carros de acero
    y los humos de la velocidad,
    las hojas de los sentidos se han marchitado,
    las ventanas del cuerpo se han cerrado.



    LAS CONTRADICCIONES DE LA VIDA

    Añora el hogar
    y lo teme.
    Añora los viajes
    y los teme.
    Añora la locura
    y la teme.
    Añora el destino
    y lo teme.

    Entre el golpe de un hacha y el otro
    las canciones resplandecen.



    EL ESCENARIO DE LA MEMORIA

    Caras atraviesan
    el escenario de la memoria,
    tras una cortina de hierro
    hilan telarañas.

    Pero desde la oscuridad dentro del cuerpo
    en el sagrado momento del silencio
    una cara se asoma,
    se acerca,
    se posa en el ojo
    y en el cielo del corazón
    se convierte en las estrellas.



    SERENIDAD

    De las hojas de laurel y de albahaca
    las suaves brisas,
    De las fuentes en tierras escabrosas
    los hilos de agua,
    De las eras del sol
    los rayos de sol,
    De las manos de la tierra
    las rosas.

    Lejos de las bocanadas de las chimeneas
    y de las columnas de humo,
    aquí en estas montañas
    cocina raíces
    y se viste de follaje.



    PALIDEZ

    ¡No por el hambre
    no por la sed
    no por el frío
    no por el amor
    no por estar enfermo!
    Es por el soplo de la brisa de la poesía
    esta palidez,
    amigo mío.



    LA CIVILIZACIÓN

    Fronteras,
    retenes,
    alambradas de púas,
    pasaportes.
    Y sin embargo hasta los confines de la tierra
    sin paredes,
    la golondrina la atraviesa
    y el zorro corre de aquí para allá.



    DIOS DEL TIEMPO

    Incesantemente construyes
    tu casa dentro de nosotros,
    piedra sobre piedra.
    Te elevas como distantes follajes de árboles
    en busca del borde del cielo,
    y brillas, estrella verde en el aire verde.
    Con las manos a la deriva
    nos dormimos.
    Todavía,
    abriéndose paso en las arboledas de la noche
    tejes nuestro mundo,
    débilmente,
    ¡Oh, Dios del Tiempo!



    INTRODUCCIÓN

    Sin fin apuntas
    hacia una estrella,
    hacia las páginas del poema
    en tus ojos, una nube
    de las pinturas de lo profundo
    de una nueva tierra.
    Pero la vida se estrecha en torno tuyo,
    el poema
    te tienta para siempre,
    y la linterna se rompe,
    gastada por el tiempo.



    SATISFACCIÓN

    Al comenzar los días…
    Iba a sus campos cada mañana
    Su camisa, los pliegues de la tierra,
    sus zapatos, las grietas del tiempo.
    Al comenzar los días…
    y luego a su casa cada tarde,
    en una silla de madera
    el pan y el vino sagrados.



    UN PARPADEO

    Un roble marchito
    piensa en su vecino verde.
    Un roble verde
    piensa en su vecino marchito.

    Entre los dos se levanta el telón.



    UNA FLOR

    Desde el fondo
    del pozo en el campo
    surge una flor.
    Desde la superficie del pozo
    las cejas revelan
    una isla para las abejas.



    SED

    Da un traspiés.
    Se mira los dedos,
    las arrugas de las manos,
    el bastón.

    En sus dedos crujientes:
    una sed de sol
    de fuego en el hogar.





    UN ROBLE

    En el roble de su vida
    abundan las hojas.
    Las cuenta,
    avergonzado por los amigos que pasan
    y por sus nietos.
    Año tras año,
    la fiesta de la muerte,
    y no se muere.





    UNA POESÍA DE TRANSFORMACIÓN Y DE TRANSICIÓN


    Hace mucho tiempo, un filósofo griego llamado Heráclito dijo, “Ningún hombre puede bañarse dos veces en el mismo río”. En esta frase, Heráclito expresa su visión de la naturaleza de la realidad. Como en el caso del río cuyas aguas fluyen incesantes, y son constantemente reemplazadas por nuevas aguas, así cambia la realidad en forma permanente. El mismo principio de cambio es aplicable a la historia de la humanidad. En este momento, la validez de este principio es mas obvia que nunca. Lo que aprendemos hoy, tenemos que olvidar mañana, debido a los frenéticos descubrimientos e invenciones, o de lo contrario nos sumimos en el atraso y el primitivismo.

    ¿Cuál es la causa de este agitado cambio? Su causa se puede en últimas remontar al colapso de la tradición metafísica.

    ¿Cuál ha sido el papel de la metafísica? A lo largo de la historia, lo metafísico ha sido considerado la base de lo físico. Desde este punto de vista, al universo le ha sido dado un propósito, los eventos de la naturaleza han sido explicados, todas las preguntas han sido respondidas, y la vida humana ha sido guiada y evaluada. En este sentido, la metafísica ha sido el castillo en el que el hombre solía protegerse de todos los peligros, incluso del peligro de muerte.

    Pero como declaró Heráclito: Nada es permanente salvo la ley misma del cambio. Gradualmente, el cielo metafísico empezó a acoger negros nubarrones. Sus estrellas, sus lunas y sus soles se hicieron cada vez más oscuros; desde el norte vientos fríos empezaron a soplar; y finalmente, noches y noches empezaron a caer sobre la superficie de la tierra cubriendo sus ríos, valles, montañas, todo incluyendo el castillo metafísico.

    ¿Cuáles fueron los factores que iniciaron los vientos fríos del norte que extinguieron la llama de la metafísica y su luz? Varios factores, el más importante la revolución científicia basada en el principio, “volver a los hechos”. Este principio implica que el conocimiento en un sentido absoluto se basa en los datos objetivos. Sólo los datos objetivos son reales, y son por ello el verdadero objeto del conocimiento genuino. Como resultado, lo metafísico ha sido reemplazado por lo físico, lo celeste por lo terreno, y el Dios omnipotente por el hombre “omnipotente”, manifestando su “omnipotencia” en su asertividad, y en la forma de su afiebrada lucha por la conquista de la Tierra y el cosmos.

    Por poder y más poder, el hombre moderno ha devastado la superficie de la Tierra y sus profundidades. Por poder y más poder, el hombre moderno ha abierto heridas en el cuerpo del espacio ilimitado, despojándolo así de su misterio. Por poder y más poder, el hombre moderno ha despojado la naturaleza de su poder, el hombre moderno ha despojado la naturaleza de su facultad simbólica, reduciéndola a un sistema de hechos abstractos.

    En esta lucha, el vencedor será aquel, ya sea un individuo o una nación, cuyo conocimiento científico y tecnología esté más desarrollado, confirmando con esto la afirmación de Bacon de que el conocimiento es poder. Por esta razón, la competencia desenfrenada por la adquisición de conocimientos científicos más avanzados y de una tecnología más exacta es inevitable, forzando así al hombre de la modernidad a seguir adelante, incluso a toda marcha, sin tener tiempo para construir un sistema de hábitos como refugio, como techo bajo el cual dormir en paz.

    Este enfoque crítico del espíritu científico del hombre moderno no debe nunca, ciertamente, sugerir la necesidad de renunciar a la investigación científica. La frase de Rousseau —“Volver a la naturaleza”— no es válida. Cualquier intento de hacer esto es una especie de locura. Este enfoque crítico sólo pretende despertar el ojo científico de su siesta científica para ayudar a ver el inminente peligro.

    El peligro no está en la invención de armas más destructivas, ni en el brote de enfermedades incurables, o en la distorsión de la bella y misteriosa faz de la naturaleza, y tampoco en la posibilidad de guerras aún más inhumanas. Seguramente los factores ya mencionados, y algunos más, forman fuentes posibles de peligro. Pero el verdadero peligro está en la posibilidad de condicionarse a la creencia de que la realidad está confinada dentro de las paredes de los hechos, de lo que puede ser calculado y medido, olvidando así el misterioso horizonte que abarca todo, sin ser en sí mismo objeto de cálculos o medidas.

    ¿Cómo evitar éste el más grave de todos los peligros que golpea en la puerta del hombre moderno cada vez más duro? Respuesta: Cuando el hombre de este moderno planeta aprenda a escuchar el silencioso lenguaje que escapa de cualquier posible definición. Una forma particular de hacer esto es la palabra poética.

    ¡Extraño! ¿Cómo puede la palabra poética llevar a cabo ésta la más difícil y complicada de las tareas? ¿Cómo puede esta palabra, tan fina y transparente, ser el salvamento? ¿Qué es la palabra poética?

    La palabra poética habla. Su lenguage trasciende todas las reglas y reglamentos lingüisticos, todos los compromisos políticos, sociales y morales, y toda clase de espectáculos y diversiones ocasionales. El lenguaje de la palabra poética es mudo, es el lenguaje silencioso del misterioso horizonte. En su silencio, el misterioso horizonte sigue hablando. A lo largo de las estaciones, sigue susurrándole, guiñandole el ojo a los transeúntes. Pero la mayor parte son sordos y ciegos, avasallados por el estruendo del mercado y la vaguedad de la vida diaria. Entre los pocos de oídos agudos y clara mirada que oyen el susurro y ven el signo está el poeta.

    El poeta oye el lenguaje silencioso de lo misterioso y lo interpreta con sus propias palabras. El lenguaje interpretado de los misterioso depertaría la humana conciencia a la visión de que la realidad es cósmica e ilimitada, liberando así la mente de la barrera de hierro de los hechos. La palabra poética le recuerda al hombre del mundo contemporáneo lo misterioso inconmesurable y lo dirige al camino de las preguntas interminables. En cuanto vía hacia lo misterioso, la palabra poética “obliga” al hombre a detenerse, a maravillarse, a pensar. El hecho no piensa, la tecnología no piensa, el intelecto calculador no piensa. La palabra poética, en cuanto lenguaje silencioso de lo misterioso, se mueve hacia lo misterioso, descubre lo misterioso, establece lo misterioso en la Tierra, y pone en duda lo misterioso. La palabra poética piensa. Continúa pensando a lo largo de las edades, las épocas, las generaciones, a lo largo del tiempo. Sigue llamando al hombre de esta Tierra hacia el camino de lo misterioso, salvándolo del humo sofocante de los hechos.

    En este punto, parece que nos hemos desviado, es decir, nos hemos separado de la principal dirección sugerida por el título, “Poesía de transformaciones y transiciones”. Este desvío resultará ser apenas aparente, si tratamos de recordar lo que hemos hecho hasta ahora.

    Nuestro punto de partida fue el principio del cambio de Heráclito, que este principio es más obvio en los tiempos modernos, que su causa en los tiempos modernos se remonta sobre todo al derrumbe del castillo metafísico, que el derrumbe de este castillo es principalmente el resultado de la revolución científica basada en el culto de los hechos, que el culto de los hechos hunde el misterioso horiznte en la oscuridad de la memoria, y finalmente, que la palabra poética descubre lo misterioso y le recuerda su existencia al ojo científico moderno, salvándolo así del sofocante humo del ritual de los hechos.

    Hace casi dos siglos, el poeta alemán Hölderlin ha debido de sentir el inminente peligro de los tiempos modernos. En un poema titulado “Patmos”, dice: “wo aber Gefahr ist, wächst das Rettende auch”. Traducido al español: “donde está el peligro, también crece quien nos salva de él”.

    El salvador del humo de los cultos modernos de los hechos es la poesía.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/84_85/rifka.html


    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 16 Mar 2024, 16:50

    El zajal, poesía recitada o cantada


    Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad



    El zajal es un género de poesía popular libanesa que se recita o se canta con motivo de la celebración de acontecimientos familiares y sociales, y también en la vida diaria. Sus intérpretes (hombres o mujeres) abordan individual o colectivamente una temática variada: la vida, el amor, la nostalgia, la muerte, los acontecimientos políticos y la realidad de la vida cotidiana.

    En las justas poéticas, los grupos de recitantes y músicos se sientan en torno a una mesa cargada de platos con aperitivos variados (“mezes”) y botellas de aguardiente anisado (“arak”) para declamar versos ante un público mezclado, al compás de un tamboril llamado “derbuka”.

    Los poetas a menudo se retan entre sí, recitando pareados que repiten el público y grupos de coristas. En esos desafíos verbales evocan la belleza del Líbano, el derecho a la diferencia y la importancia que tienen la tolerancia y el diálogo entre las diversas comunidades y religiones. El zajal se transmite y se renueva principalmente de modo informal zajal en el seno de las familias, o de forma espontánea mediante imitación, observación y participación.

    Los grupos de recitantes y algunas ONG participan activamente en la práctica y recreación de este género poético. El carácter inclusivo y comunitario del zajal promueve su continuidad, y las justas poéticas cumplen una función de válvula de escape, contribuyendo así a la solución conflictos y el reforzamiento de la cohesión social.


    Al-Zajal, poésie déclamée ou chantée







    https://ich.unesco.org/es/RL/el-zajal-poesia-recitada-o-cantada-01000




    Zajal: Gênero Musical Árabe Medieval que Chegou ao Brasil




    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69809
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Maria Lua Dom 19 Mayo 2024, 15:34

    POEMAS DE LA LIBANESA CELIA HAMADEH,



    TRADUCIDOS DEL ÁRABE POR MOHAMED AHMED BENNIS




    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA 10-otra-imagen-de-celia-hamadeh



    Crear en Salamanca tiene el privilegio de publicar, por vez primera, siete textos de Celia Hamadeh, poeta y escritora libanesa. Tiene publicados dos libros de poesía: ‘’La mujer de todos los tiempos’’ y ‘’Mensajes a Adán’’. Ha participado en actos y encuentros literarios dentro y fuera de su país.



    DIBUJO LA FEMINIDAD



    Dibujo los límites de la adoración

    rediseñando la feminidad derramada

    en la corte de los sultanes,

    en cafés de intelectuales y aburrimiento.

    Libero el color de tus ojos de las falsas imágenes.

    Rasguño la pared de los tiempos.

    Hace mil años eras el mío.







    NOCHE



    Se desvela la noche

    en mis párpados,

    tus ojos iluminan las estrellas,

    deslumbramos a la mañana

    como el canto de los pájaros.




    VENTANA DE VIOLETAS



    No soporto los lugares cerrados,

    ábreme en la pared una ventana

    que dé al campo de violetas,

    arroja una flor cada mañana

    hacia mi ventana,

    ¡tal vez te vea!




    CAMPANAS







    Cierro bien las ventanas,

    tengo miedo de que se escuchen

    las campanas de mi corazón,

    no quiero oración

    excepto a ti.






    TATUAJE



    Soy su tatuaje;

    en su mirada,

    en su caricia,

    en su beso,

    incluso en la memoria,

    todo lo que tiene

    es mi imaginación.




    MI IMAGINACIÓN



    No te apoyes

    en la puerta del poema tanto,

    tal vez no vuelvas

    y halles tu imaginación

    si me olvido

    en mi ventana semicerrada.






    BEIRUT





    ¡Beirut!;

    Despierta a la gloria dormida

    en los cajones de la historia,

    enciende las lámparas del tiempo

    y dile al amor:

    ‘’¡Sé!’’ y fue.






    https://www.crearensalamanca.com/poemas-de-la-libanesa-celia-hamadeh-traducidos-del-arabe-por-mohamed-ahmed-bennis/



    _________________



    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Luna7

    Contenido patrocinado


    LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA Empty Re: LITERATURA LIBANESA - POESÍA LIBANESA

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie 24 Mayo 2024, 07:29