Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Temas similares

    Estadísticas

    Nuestros miembros han publicado un total de 869447 mensajes en 41851 argumentos.

    Tenemos 1418 miembros registrados

    El último usuario registrado es Matilde Marco

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

    ¿Quién está en línea?

    En total hay 43 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 41 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

    F. Enrique, Rafael Valdemar


    El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

    Octubre 2020

    LunMarMiérJueVieSábDom
       1234
    567891011
    12131415161718
    19202122232425
    262728293031 

    Calendario Calendario

    Conectarse

    Recuperar mi contraseña

    Galería


    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty

    UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



    Flujo RSS


    Yahoo! 
    MSN 
    AOL 
    Netvibes 
    Bloglines 

    Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 05 Ene 2015, 13:42

    .


    JOSÉ MARTÍ

    Hijo de padres españoles, de clase humilde, radicados en Cuba, nació en la Habana el 28 de enero de 1853.Estudió bajo el cuidado del poeta Rafael María de Mendive quien detectó muy pronto su gran talento. A los dieciséis años fue encarcelado por sus ideas revolucionarias y posteriormente indultado y deportado a España. Continuó su educación en la Universidad de Zaragoza donde se licenció en las carreras de Filosofía y Letras y en Derecho, ambas en 1874. Vivió luego en México y Guatemala, regresando a Cuba de donde fue nuevamente desterrado en 1879.

    Durante su exilio en EE.UU. se dedicó al periodismo y fundó el Partido Revolucionario Cubano en 1892. Como escritor fue el precursor del modernismo latinoamericano, representado en numerosas obras entre las que se destacan, «Ismaelillo» 1882, «Versos sencillos»1891 y «Versos libres» en 1892.

    Murió en combate en 1895 durante su lucha contra las tropas españolas en Dos Ríos, actual provincia de Granma, en el oriente cubano.



    VIII - Yo tengo un amigo muerto...

    Yo tengo un amigo muerto
    que suele venirme a ver:
    Mi amigo se sienta y canta;
    canta en voz que ha de doler:

    "En un ave de dos alas
    bogo por el cielo azul:
    un ala del ave es negra,
    otra de oro Caribú.

    El corazón es un loco
    que no sabe de un color:
    o es su amor de dos colores,
    o dice que no es amor.

    Hay una loca más fiera
    que el corazón infeliz:
    la que le chupó la sangre
    y se echó luego a reír.

    Corazón que lleva rota
    el ancla fiel del hogar,
    va como barca perdida,
    que no sabe a dónde va."

    En cuanto llega a esta angustia
    rompe el muerto a maldecir:
    le amanso el cráneo: lo acuesto:
    acuesto el muerto a dormir.

    José Martí (De Versos sencillos)


    .


    Última edición por Pedro Casas Serra el Mar 10 Mar 2015, 11:44, editado 1 vez

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 31853
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 67
    Localización : buenos aires

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por cecilia gargantini el Lun 05 Ene 2015, 17:33

    Gracias, querido Pedro, por este espacio, que siempre leo con mucho interés.Me conmueve profundamente.
    Y sigamos aprendiendo!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Besitosssssssssssssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 07 Ene 2015, 08:37

    .


    Gracias por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro


    ............................



    José Asunción Silva

    (precursor del modernismo, que abriría paso al desarrollo de esta corriente por Rubén Darío y otros)

    Síntesis biográfica y poética.

    Escritor colombiano (1865-1896), de personalidad inestable, marcada por las frustraciones en los negocios y las desgracias familiares (murió una hermana que adoraba), llegó a vivir el naufragio de un barco en que viajaba, perdiéndose entonces, según él mismo, lo mejor de su obra. Con la excepción de algunas breves temporadas en el extranjero (París, Suiza, Londres, Venezuela, aquí como secretario de la Legislación de su país en Caracas), su vida transcurrió en el Bogotá poco estimulante de su época, una sociedad que le agobiaba (le llamaban “José Presunción) y le "obligaba" a ocultar su vocación literaria. Todo ello, obrando sobre un espíritu sensible en alto grado, culminó en el temprano suicidio - antes de cumplir los treinta y un años -, sin que su genio poético hubiese llegado a madurar plenamente. A pesar de que, aún en vida, algunas de sus composiciones fueron muy populares, publicó poco, y la primera edición de su obra poética, parcial y adulterada, es póstuma, de 1908 (realizada en Barcelona, con un prólogo fervoroso de su gran admirador Miguel de Unamuno).

    Su producción poética conservada, no abundante, ha venido a quedar agrupada en tres núcleos muy distintivos: "El libro de versos", lo más granado de esa producción - el mejor Silva - , que él mismo ordenó y tituló; "Gotas amargas", conjunto que parece tenía destinado a mantener siempre inédito; y "Versos varios", miscelánea del resto de su obra. Entre las diferentes opciones estéticas que convergen y se entrecruzan en el período modernista, este poeta colombiano apenas aparece tocado por el parnasianismo y aún menos por el preciosismo exterior que tanto proliferó en los comienzos de la década del 1890. Por el contrario, su temperamento poético y sus lecturas y preferencias fueron principalmente hacia Poe, Bécquer, Martí... Profesó un respeto sagrado al ejercicio de la poesía: para él, "el verso es vaso santo”, y hasta desplegó, en pareados alejandrinos de dicción e intencionalidad característicamente modernistas, una poética (de arte nervioso y nuevo) que resume la naturaleza novadora y sincrética de este modo de sensibilidad y expresividad, pero con claro énfasis en el ocultamiento y la sugestión propios del simbolismo.



    Muertos

    En los húmedos bosques, en otoño,
    Al llegar de los fríos, cuando rojas,
    Vuelan sobre los musgos y las ramas,
    En torbellinos, las marchitas hojas,
    La niebla al extenderse en el vacío
    Le da al paisaje mustio un tono incierto
    Y el follaje do huyó la savia ardiente
    Tiene un adiós para el verano muerto
    Y un color opaco y triste
    Como el recuerdo borroso
    De lo que fue y ya no existe.

    En los antiguos cuartos hay armarios
    Que en el rincón más íntimo y discreto,
    De pasadas locuras y pasiones
    Guardan, con un aroma de secreto,
    Viejas cartas de amor, ya desteñidas,
    Que obligan a evocar tiempos mejores,
    Y ramilletes negros y marchitos,
    Que son como cadáveres de flores
    Y tienen un olor triste
    Como el recuerdo borroso
    De lo que fue y ya no existe.

    Y en las almas amantes cuando piensan
    En perdidos afectos y ternuras
    Que de la soledad de ignotos días
    No vendrán a endulzar horas futuras,
    Hay el hondo cansancio que en la lucha
    Acaba de matar a los heridos,
    Vago como el color del bosque mustio,
    Como el olor de los perfumes idos,
    Y el cansancio aquel es triste
    Como el recuerdo borroso
    De lo que fue y ya no existe.

    José Asunción Silva


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 09 Ene 2015, 14:45

    .


    Juana de Ibarbourou

    Poeta uruguaya (1692-1979) . Su estilo inicial fue apasionado y sensual, dentro de la corriente modernista que caracterizaba la época, pero, como muchos otros poetas de su tiempo, evolucionó hacia el vanguardismo. Su primer libro, “Lenguas de Diamantes”, la lanzó directamente a una fama fulgurante. En 1959 alcanzó el “Premio Nacional de Literatura”



    Las cuatro alas de abeja

    He vuelto de la cita con cuatro alas de abejas
    prendidas en los labios. Cuatro alas de abejas
    doradas y bermejas.

    Milagro como el de la barba de Dionisos,
    el dios de acento dulce! La barba de Dionisos
    que tenía cuatro alas de abeja en vez de rizos.

    Tus labios en mis labios derramaron su miel
    y brotaron las alas. Derramaron su miel
    y tuve las dulzuras de un panal en la piel.

    No riáis. Las cuatro alas de abeja no se ven.
    Mas las siento en la boca. Las alas no se ven,
    mas a veces, ¡prodigio!, vibran hasta en mi sien.

    Y más adentro aún. Las dulces alas vibran
    hasta en mi corazón. Las dulces alas vibran
    y a mi alma de toda angustia y pena libran.

    Mas si un día dejaran de aletear y zumbar...
    si se hicieran ceniza... Si cesara el zumbar
    de las alas que hiciste en mis labios brotar...

    ¡Qué tristeza de muerte! ¡Qué alas negras de queja
    brotarían entonces! ¡Qué alas negras de queja
    en lugar de las alas transparentes de abeja!

    Juana de Ibarbourou


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 09 Ene 2015, 14:57

    .


    Amado Nervo

    Poeta mexicano nacido en Tepic, Nayarit en 1870. En su juventud quiso ser clérigo, pero muy pronto se vio atraído por los variados estímulos de la vida, los viajes, los amores y la misma poesía. Su iniciación estética fue marcada por el influjo de Gutiérrez Nájera y de los grupos que se congregaban alrededor de «La revista azul» y «Revista moderna», en cuyas páginas se desbordaba todo el ímpetu del modernismo americano. Entre el conjunto de su creación, se destacan sus libros «Serenidad» «Elevación», «Plenitud» y «La amada inmóvil».
    Falleció en Montevideo, Uruguay en 1919.



    AMIGA, MI LARARIO ESTÁ VACÍO

    Amiga, mi larario está vacío:
    desde que el fuego del hogar no arde,
    nuestros dioses huyeron ante el frío;
    hoy preside en sus tronos el hastío
    las nupcias del silencio y de la tarde.
    El tiempo destructor no en vano pasa;
    los aleros del patio están en ruinas;
    ya no forman allí su leve casa,
    con paredes convexas de argamasa
    y tapiz del plumón, las golondrinas.
    ¡Qué silencio el del piano! Su gemido
    ya no vibra en los ámbitos desiertos;
    los nocturnos y scherzos han huido…
    ¡Pobre jaula sin aves! ¡Pobre nido!
    ¡Misterioso ataúd de trinos muertos!
    ¡Ah, si vieras tu huerto! Ya no hay rosas,
    ni lirios, ni libélulas de seda,
    ni cocuyos de luz, ni mariposas…
    Tiemblan las ramas del rosal, medrosas;
    el viento sopla, la hojarasca rueda.
    Amiga, tu mansión está desierta;
    el musgo verdinegro que decora
    los dinteles ruinosos de la puerta,
    parece una inscripción que dice: ¡Muerta!
    El cierzo pasa, y suspirando: ¡Llora!

    Amado Nervo


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 13 Ene 2015, 12:07

    .


    Joan Salvat-Papasseit

    (Barcelona, 1894- id., 1924) Poeta español en lengua catalana. De familia obrera, autodidacto, tuvo una vida marcada por la penuria económica y por la tuberculosis. Con el seudónimo de Gorkiano, publicó artículos de contenido anarcosindicalista en las revistas Justicia Social y Los Miserables, que reunió más tarde en Humo de fábrica (1918). Su obra poética representa la actitud vanguardista, en contraposición con el esteticismo del noucentisme (Poemas en ondas hertzianas, 1919; El irradiador del puerto y las gaviotas, 1921; La gesta de los luceros, 1922; Poema de la rosa en los labios, 1923; Osa Menor, 1925).



    TOT L'ENYOR DE DEMÀ

    A Marià Manent

    Ara que estic al llit
    malalt,
    estic força content.
    - Demà m'aixecaré potser,
    i heus aquí el que m'espera:

    Unes places lluentes de claror,
    i unes tanques amb flors
    sota el sol,
    sota la lluna al vespre;
    i la noia que porta la llet
    que té un capet lleuger
    i duu un davantalet
    amb unes vores fetes de puntes de coixí,
    i una rialla fresca.

    I encara aquell vailet que cridarà el diari,
    i qui puja els tramvies
    i els baixa,
    tot corrent.

    I el carter,
    que si passa i no em deixa cap lletra m'angoixa
    perquè no sé el secret
    de les altres que porta.

    I també l'aeroplà
    que em fa aixecar el cap
    el mateix que em cridés una veu d'un terrat.

    I les dones del barri,
    matineres,
    qui travessen depressa en direcció al mercat
    amb sengles cistells grocs,
    i retornen
    que sobreïxen les cols,
    i a vegades la carn,
    i d'un altre cireres vermelles.

    I després l'adroguer,
    qui treu la torradora del cafè
    i comença a rodar la maneta,
    i qui crida les noies
    i els diu: - Ja ho té tot?
    I les noies somriuen,
    amb un somriure clar,
    que és el baume que surt de l'esfera que ell volta.

    I tota la quitxalla del veïnat
    qui mourà tanta fressa perquè serà dijous,
    i no anirà a l'escola.

    I els cavalls assenyats,
    i els carreters dormits
    sota la vela amb punxa,
    que dansa en el seguit de les roderes.

    I el vi que tants dies no he begut.

    I el pa,
    posat a taula.
    I l'escudella rossa,
    fumejant.

    I vosaltres amics,
    perquè em vindreu a veure
    i ens mirarem feliços.

    Tot això bé m'espera,
    si m'aixeco,
    demà.
    Si no em puc aixecar,
    mai més,
    heu's-aquí el que m'espera:

    - Vosaltres restareu,
    per veure el bo que és tot:
    i la Vida
    i la Mort.

    Joan Salvat-Papasseit





    TODA LA AÑORANZA DE MAÑANA

    A Marià Manent

    Ahora que estoy en cama
    enfermo,
    me siento bastante contento.
    — Me levantaré mañana tal vez
    y he aquí lo que me espera:

    Plazas que relucen de claridad,
    y cercas con flores
    bajo el sol
    bajo la luna del anochecer;
    y la muchacha que trae la leche,
    que tiene una cabecita ligera
    y lleva un pequeño delantal
    con ribetes hechos con puntillas
    y una risa fresca.

    Y aún aquel rapaz que gritará el periódico,
    y que sube a los tranvías
    y se baja,
    apresurado.

    Y el cartero,
    que si pasa y no me deja una misiva me angustia
    porque desconozco el secreto
    de las otras que lleva.

    Y también el aeroplano
    que hace que levante la cabeza
    como si una voz me llamara desde la azotea.

    Y las mujeres del barrio,
    madrugadoras,
    que cruzan con prisa en dirección al mercado
    con sendos cestos amarillos,
    y regresan
    que les rebosan de coles,
    a veces de carne,
    y otras de rojas cerezas.

    Y luego el tendero,
    que sacará la tostadora de café
    y empezará a dar vueltas a la manivela,
    y que grita a las muchachas
    y les dice: — ¿Nada más?
    Y las muchachas sonríen,
    con una sonrisa clara,
    que es el bálsamo que sale de la esfera a la que da vueltas.

    Y toda la chiquillería del vecindario,
    que armará tanto alboroto porque será jueves,
    y no irá al colegio.

    Y los sensatos caballos,
    y los soñolientos carreteros
    bajo el toldo en punta,
    que danza en el surco de la rodada.

    Y el vino que tantos días no he bebido.

    Y el pan,
    servido en la mesa,
    y la rubia sopa,
    humeante.

    Y vosotros amigos
    porque me visitaréis
    y felices nos miraremos.

    Es cierto que me espera todo eso,
    si me levanto,
    mañana.

    Si no puedo levantarme,
    nunca más,
    he aquí lo que me espera:

    — Vosotros os quedaréis
    para ver lo bueno que es todo:
    y la Vida
    y la Muerte.

    Joan Salvat-Papasseit

    (versión de Juan Sol: http://www.saltana.org/1/docar/0440.html)


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 13 Ene 2015, 12:19

    Miquel Martí i Pol

    Poeta nacido en Roda de Ter. En el año 1943 entra a trabajar en una fábrica de tejidos. A los 19 años sufre una tuberculosis pulmonar que le obliga a permanecer en cama durante un año. Esta circunstancia fue determinante en su vocación de poeta, ya que ocupaba su tiempo leyendo. En 1953 gana su primer premio por Paraulas al vent (1954). En el año 1956 se casa y de éste matrimonio tendrá dos hijos. En 1957 publica Quinze poemes y en 1966 El poble. Durante un tiempo se dedica a traducir obras del francés de autores tan conocidos como Saint Exupery, Simone de Beauvoir o Levi-Strauss. En 1970 los médicos le diagnostican una esclerosis múltiple, enfermedad que le provocará no poder valerse por sí mismo, pero que no le impide seguir escribiendo, 27 poemes en tres temps (1971) y La fábrica (1972). Más tarde empeora su enfermedad y deja de hacer traducciones. En 1974 publica La pell de violí y la edición bilingue de Antología 1966-1973 (1974). Al año siguiente, Cinc esgrafiats a la mateixa paret (1975), y empieza a dar forma a su obra poética con L'arrel i l'escorça (1975), seguirá El llarg viatge. Obra poètica II (1976), Quadern de vacances (1976), Amb vidres a la sang. Obra poètica III (1977) y Crònica de demà (1977). Contes de la vila de R i altres narracions (1978), El Petit Mall (1978) y Estimada Marta (1979). En 1980 se publica L'hoste insòlit (1980), con prólogo de Maria Aurèlia Capmany, y el cuarto volumen de su obra poética Les clares paraules (1980). Actualmente cantan poemas suyos Lluis Llach, Marina Rossell, Maria del Mar Bonet, entre otros. Martí i Pol murió el día 11 de noviembre del 2003, víctima de la esclerosis múltiple que sufría desde hace 30 año.



    PARLEM DE TU

    Parlem de tu, però no pas amb pena.
    Senzillament parlem de tu, de com
    ens vas deixar, del sofriment lentíssim
    que va anar marfonent-te, de les teves
    coses, parlem i també dels teus gustos,
    del que estimaves i el que no estimaves,
    del que feies i deies i senties;
    de tu parlem, però no pas amb pena.
    I a poc a poc esdevindràs tan nostre
    que no caldrà ni que parlem de tu
    per recordar-te; a poc a poc seràs
    un gest, un mot, un gust, una mirada
    que flueix sense dir-lo ni pensar-lo.

    Miquel Martí i Pol



    HABLAMOS DE TI

    Hablamos de ti, pero no con pena.
    Sencillamente hablamos de ti, de cómo
    nos dejaste, del sufrimiento lentísimo
    que te fue debilitando, de tus cosas,
    hablamos y también de tus gustos,
    lo que amabas y que no amabas,
    lo que hacías y decías y sentías;
    de ti hablamos, pero no con pena.
    Y poco a poco serás tan nuestro
    que no hará falta ni que hablemos de ti
    para recordarte; poco a poco serás
    un gesto, una palabra, un gusto, una mirada
    que fluye sin decirlo ni pensarlo.

    Miquel Martí i Pol


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 13 Ene 2015, 12:28

    .


    Emily Dickinson (1830-1886)

    Emily Elizabeth Dickinson fue una poeta estadounidense, cuya poesía apasionada ha colocado a su autora en el reducido panteón de poetas fundacionales estadounidenses que hoy comparte con Edgar Allan Poe, Ralph Waldo Emerson y Walt Whitman.



    MORIR NO DUELE MUCHO

    Morir no duele mucho:
    nos duele más la vida.
    Pero el morir es cosa diferente,
    tras la puerta escondida:

    la costumbre del sur, cuando los pájaros
    antes que el hielo venga,
    van a un clima mejor. Nosotros somos
    pájaros que se quedan:

    los temblorosos junto al umbral campesino,
    que la migaja buscan,

    brindada avaramente, hasta que ya la nieve
    piadosa hacia el hogar nos empuja las plumas.

    Emily Dickinson
    (Versión de L.S.)


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 13 Ene 2015, 12:36

    .


    José María Valverde

    Poeta, traductor, pensador y profesor de estética  español nacido en Valencia de Alcántara, Cáceres, en 1926.
    Estudió Filosofía en Madrid, en cuya Universidad se doctoró con una tesis sobre la filosofía del lenguaje en Wihelm von Humbolt. Fue profesor en Roma y catedrático de Estética en la Universidad de Barcelona.
    Por motivos políticos, en 1964 se exilió voluntariamente en Estados Unidos y Canadá, donde fue catedrático de literatura española en Universidad de Trent, Canadá, y traductor e historiador literario.
    Su obra se caracteriza por un acentuado humanismo con toques intimistas, convirtiéndolo en una de las más brillantes figuras del panorama poético español. Obtuvo entre otros, el Premio Nacional de poesía en 1949, el Premio de la Crítica en 1962 y el Premio Ciutat de Barcelona por sus «Poesías reunidas» 1945-1990.
    De su obra poética, cabe mencionar otras de sus obras: «Hombre de Dios» en 1945, «La espera» en 1949, «Versos del domingo» en 1954, «Voces y acompañamientos para San Mateo» en 1959, «La conquista de este mundo» en 1960, «Años inciertos» en 1970, y «Ser de palabra» en 1976.
    Murió en Madrid en 1996.



    Elegía para mi muerte

    I

    Ya, Muerte, estás en mí.
    Ya tu hielo me ha entrado al corazón
    y tu plomo a mis pasos.
    ¿Adónde iré, si todos los caminos
    llevan a tu horizonte?

    Hoy sentí de repente
    Mi cabeza apoyada en una tabla.
    Anticipada tierra me subía a la boca.
    Mi cuerpo era atraído hacia el hambre del suelo.
    … Sí, moriré; despacio,
    desnudo de lo que hoy hace mi vida,
    quedándome, en la lucha con la muerte,
    sólo con lo que es mío.
    Y sentiré tu piedra
    congelando mi carne poco a poco.
    Y sentiré tu mano atándome pausada.
    … Y de repente, ¡oh muerte!, al otro lado.
    Dejaré aquí mi cuerpo como un caballo herido.
    Sí, me aterra dejarlo, aunque vaya a volver.
    Tengo miedo a la muerte de las cosas,
    a ese abismo ignorado en que al fin todas caen.
    ¡Tantos vientos mordiéndolo,
    y, para disolverlo, tantas lluvias!
    Mis pies, hoy tan lejanos, sin la postrera amarra
    serán como dos piedras
    arrojadas a un pozo de vacío.
    Y se erguirán mis miembros, toscos, vanos,
    como torres al aire.
    Humores desbridados sin la ley de la vida
    galoparán mi cuerpo corroyéndolo.


    II

    Se quedarán mis cosas sin mí desconcertadas.
    Seguirá mi tristeza paseando
    por rincones de sombra.
    En mi amada ventana del sillón y la mesa
    seguirán los ocasos cayendo como siempre,
    y el chopo del jardín, crecido ante mis ojos,
    morirá y volverá como cuando yo estaba.
    En penumbra, mis versos hablarán en voz baja.
    Se secarán mis libros poco a poco,
    oliendo a fruta vieja.
    Diminutas reliquias de mi vida
    -una flor en un libro, un verso en alguien-
    seguirán, como piedras disparadas,
    conservando mi fuerza en este mundo
    cuando yo me haya ido.
    … Y os quedareis vosotras, muchachas, pero un día
    os marchareis también
    y en el mar de la muerte se hallarán nuestras olas.
    Morirán vuestros labios, vuestra piel, vuestra carne.
    Pero siempre habréis sido.
    Ser una sola vez, ¿no es ya bastante?
    Mientras dure el espacio guardará vuestros huecos,
    mientras quede una brisa llevará vuestro aroma.
    … Pues habéis sido un día, seréis siempre.


    III

    ¡Señor, Señor, la muerte!
    Se me cuaja la boca al pronunciarla,
    se me amarga la lengua, se me nublan los ojos…
    Nadie la puede ver de frente, por fortuna,
    Cuando llega a buscarnos.
    …........................................Es lo mismo que el sueño.
    La muerte es superior a nuestras fuerzas.
    ¡Si no estuvieras Tú!...
    ¡Si Tú no nos cruzases el abismo en tus brazos…!

    ¡Pero es inútil todo; tengo miedo!
    ¡Tengo el miedo del perro junto al hombre,
    porque nunca le entiende!
    Miedo de no saber,
    miedo al país de donde nadie ha vuelto…
    ¡Tengo miedo a ese pozo de vacío,
    a esa noche sin fondo, aunque esté Dios atrás!
    Con el instinto oscuro
    del animal, del árbol, de la piedra,
    tengo miedo a la muerte…
    Oh Señor, anestésiame la muerte
    como a tantos les haces con la vida.

    … ¡Oh, ser sólo una vez, y sin remedio!


    José María Valverde


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 13 Ene 2015, 12:46

    .


    Màrius Torres (Lérida, 1910 - Puig d'Olena, Barcelona, 1942)

    Poeta español en lengua catalana. Estudió medicina en Barcelona. Enfermo de tuberculosis, ingresó en el sanatorio de Puig d'Olena (1935), donde permaneció hasta su muerte. Sus Poesías, de tono intimista, forman una especie de diario de los últimos años de su vida. La primera edición fue publicada en México (1947).



    DOLÇ ÀNGEL DE LA MORT

    Dolç àngel de la Mort, si has de venir, més val
    que vinguis ara.
    Ara no temo gens el teu bes glacial,
    i hi ha una veu que em crida en la tenebra clara
    de més enllà del gual.

    Dels sofriments passats tinc l'ànima madura
    per ben morir.
    Tot allò que he estimat únicament perdura
    en el meu cor, com una despulla de l'ahir,
    freda, de tan pura.

    Del llim d'aquesta terra amarada de plors
    el meu anhel es desarrela.
    Morir deu ésser bell, com lliscar sense esforç
    en una nau sense timó, ni rems, ni vela,
    ni llast de records!

    I tot el meu futur està sembrat de sal!
    Tinc peresa de viure demà encara...
    Més que el dolor sofert, el dolor que es prepara,
    el dolor que m'espera em fa mal...

    I gairebé donaria, per morir ara,
    -morir per sempre- una ànima inmortal.

    Màrius Torres




    DULCE ÁNGEL DE LA MUERTE

    Dulce ángel de la Muerte, si tienes que venir,
    mejor que sea ahora.
    Ahora que no temo tu ósculo glacial,
    y que una voz me llama en la tiniebla clara
    de más allá del vado.

    De las penas pasadas tengo el alma madura
    para la muerte.
    Aquello que he querido solamente perdura
    en mi pecho, cual despojo de ayer,
    frío, por puro.

    Del limo de esta tierra empapada de llanto
    mi anhelo se desata.
    Morir debe ser bello, deslizar sin esfuerzo
    en nave sin timón, remos, ni vela,
    ni lastre de recuerdos!

    Pues todo mi futuro sembrado está de sal!
    Pereza da vivir aún mañana...
    Más que el dolor sufrido, el que se me prepara,
    el dolor que me espera me hace daño...

    Y casi entregaría, para morir ahora,
    -para morir por siempre- una ánima inmortal.

    Màrius Torres
    (versión de Pedro Casas Serra)


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 14 Ene 2015, 08:01

    .


    Salvador Rueda(1857-1933) es uno de los grandes nombres del modernismo ibérico. Sus composiciones, de elevado lirismo, son además de una gran riqueza cromática. Junto con Manuel Machado, Francisco Villaespesa o un joven Juan Ramón Jiménez forma el grupo de los escasos representantes del movimiento modernista español, émulos de Rubén Darío. Como en toda esta corriente poética, la mitología clásica también está presente en la obra de Rueda. Su gran dominio es el metro clásico del soneto, pero tiene muy bellas canciones líricas, que algunos tachan de descuidadas y poco profundas, precursoras del género que culminaría con el noventayochista Antonio Machado.
    Salvador Rueda fue muy estimado y valorado en Hispanoamérica, donde vivió una larga temporada, siendo solemnemente coronado en La Habana en 1919. Él agradeció la hospitalidad en su poema “El milagro de América”, de 1929. Regresó a su ciudad natal, Málaga, donde enseguida enfermó y murió.



    EL ROSARIO DE MI MADRE

    De la pobreza de tu herencia triste
    sólo he querido, oh madre, tu rosario;
    sus cuentas me parecen el calvario
    que en tu vida de penas recorriste.

    Donde los dedos al rezar pusiste,
    como quien reza a Dios ante el Sagrario,
    en mis horas de errante solitario
    voy poniendo los besos que me diste.

    Los cristales prismáticos y oscuros,
    collar de cuentas y de besos puros,
    me ponen al dormir círculo bello.

    Y, de mi humilde lecho entre el abrigo,
    ¡me parece que tú rezas conmigo,
    con tus brazos prendidos en mi cuello!

    Salvador Rueda


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 14 Ene 2015, 08:27

    .


    George Trakl

    Poeta austriaco nacido en Salzburgo en 1887.
    Desde muy joven alternó el trabajo como farmaceuta con su afición por la literatura, fundando con varios amigos el grupo literario Apollo y escribiendo algunos poemas que fueron publicados en el prestigioso periódico "Neues Wiener Journal". En 1910 obtuvo el título de Magister der Pharmazie por la Universidad de Viena.
    Aunque su afición por el alcohol y el cloroformo le produjeron graves cambios de personalidad, su obra literaria, influenciada por autores como Rimbaud, Hölderlin y Novalis, osciló entre el expresionismo y el simbolismo, y se convirtió en un gran legado para generaciones posteriores.
    Durante la primera guerra mundial participó en la batalla de Grodek, lo que le produjo una crisis nerviosa que le condujo al hospital psiquiátrico de Cracovia, donde se suicidó con una sobredosis de cocaína el 3 de noviembre de 1914.



    A un muerto prematuro

    Oh, él ángel negro, que furtivo salió
    del interior del árbol,
    cuando éramos dulces compañeros de juego en la tarde,
    al borde de la fuente azulada.
    Nuestro paso era sereno, los ojos redondos
    en la frescura parda del otoño.
    Oh, la dulzura púrpura de las estrellas.

    Pero aquel bajó los pétreos escalones de Mönschberg
    con una sonrisa azul, y en la extraña crisálida
    de su más tranquila infancia murió.
    En el jardín quedó el rostro plateado del amigo
    atento en el follaje o en las antiguas rocas.

    El alma cantó la muerte, la verde corrupción de la carne,
    e imperó el murmullo del bosque,
    la queja febril del animal.
    Siempre tañían desde torres
    las azules campanas de la tarde.

    Llegó la hora en que aquel vio sombras en el sol púrpura,
    veladuras de podredumbre en el ramaje desnudo;
    en la tarde, cuando en el muro crepuscular
    cantó el mirlo,
    y el espíritu del muerto prematuramente
    apareció silencioso en la alcoba.

    Oh, la sangre que fluye de la garganta del dios,
    flor azul; oh, las lágrimas ardientes
    lloradas en la noche.
    Nube dorada y tiempo. En solitario recinto
    hospedas con frecuencia al muerto.
    y caminas en diálogo íntimo bajo los olmos
    bordeando el verde río.

    George Trakl
    (Versión de Helmut Pfeiffer)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 16 Ene 2015, 07:35

    .


    Juan Ramón Jiménez

    Juan Ramón Jiménez Mantecón. (Moguer, Huelva, 23 de diciembre de 1881 – San Juan, Puerto Rico, 29 de mayo de 1958). Poeta español y premio Nobel de Literatura.

    Estudia en la Universidad de Sevilla, pero abandona Derecho y Pintura para dedicarse a la literatura influenciado por Rubén Darío y los simbolistas franceses. Tiene varias crisis de neurosis depresiva y permanece ingresado en Francia y en Madrid. En esta ciudad se instala definitivamente; realiza viajes a Francia y a Estados Unidos, donde se casa en 1916 con Zenobia Camprubí. En 1936, al estallar la Guerra Civil española, se exilia a Estados Unidos, Cuba y Puerto Rico. En este último país recibe la noticia de la concesión del Premio Nobel de Literatura en 1956.

    La crítica suele dividir su trayectoria poética en tres etapas:

    Etapa sensitiva (1898-1915): marcada por la influencia de Bécquer, el Simbolismo y el Modernismo. En ella predominan las descripciones del paisaje, los sentimientos vagos, la melancolía, la música y el color, los recuerdos y ensueños amorosos. Se trata de una poesía emotiva y sentimental donde se trasluce la sensibilidad del poeta a través del perfeccionismo de la estructura formal.

    Etapa intelectual (1916-1936): descubrimiento del mar como motivo trascendente. El mar simboliza la vida, la soledad, el gozo, el eterno tiempo presente. Se inicia asimismo una evolución espiritual que lo lleva a buscar la trascendencia. En su deseo de salvarse ante la muerte se esfuerza por alcanzar la eternidad, que busca conseguir a través de la belleza y la depuración poética.

    Etapa verdadera (1937-1958): todo lo escrito durante su exilio americano.

    La obra poética de Juan Ramón Jiménez es muy numerosa, con libros que a lo largo de su vida, en un afán constante de superación, repudia - o de los que salva algún poema, casi siempre retocado en sus sucesivas selecciones.




    EL VIAJE DEFINITIVO

    Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros cantando;
    y se quedará mi huerto con su verde árbol,
    y con su pozo blanco.

    Todas las tardes el cielo será azul y plácido;
    y tocarán, como esta tarde están tocando,
    las campanas del campanario.

    Se morirán aquellos que me amaron;
    y el pueblo se hará nuevo cada año;
    y en el rincón de aquel mi huerto florido y encalado,
    mi espíritu errará, nostálgico.

    Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
    verde, sin pozo blanco,
    sin cielo azul y plácido...
    Y se quedarán los pájaros cantando.

    Juan Ramón Jiménez


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 16 Ene 2015, 07:39

    .


    LA ROSA AZUL

    ¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
    Se me torna celeste la mano, me contagio de otra poesía
    Y las rosas de olor, que pongo como ella las ponía, exaltan su color;
    y los bellos cojínes, que pongo como ella los ponía, florecen sus jardines;
    Y si pongo mi mano -como ella la ponía- en el negro piano,
    surge como en un piano muy lejano, mas honda la diaria melodía.

    ¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
    me inclino a los cristales del balcón, con un gesto de ella
    y parece que el pobre corazón no está solo.
    Miro al jardín de la tarde, como ella,
    y el suspiro y la estrella se funden en romántica armonía.

    ¡Que goce triste este de hacer todas las cosas como ella las hacía!
    Dolorido y con flores, voy, como un héroe de poesía mía.
    Por los desiertos corredores que despertaba ella con su blanco paso,
    y mis pies son de raso -¡oh! Ausencia hueca y fría!-
    y mis pisadas dejan resplandores.

    Juan Ramón Jiménez


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 16 Ene 2015, 07:48

    .


    Rafael Alberti

    Nació el 16 de Diciembre de 1902 en el Puerto de Santa María (España).
    Fue reconocido como poeta, dramaturgo y prosista y considerado como uno de los mayores literatos españoles de la edad de plata.
    Tras la guerra civil española se exilió debido a su militancia comunista española.
    Fue nombrado hijo predilecto de Andalucía tras su vuelta a España al finalizarse la dictadura española.
    Murió a los 96 años el 28 de Octubre de 1999 en Ibídem.



    Elegía del niño marinero

    Marinerito delgado,
    Luis Gonzaga de la mar,
    ¡qué fresco era tu pescado,
    acabado de pescar!

    Te fuiste, marinerito,
    en una noche lunada,
    ¡tan alegre, tan bonito,
    cantando, a la mar salada!

    ¡Qué humilde estaba la mar!
    ¡Él cómo la gobernaba!
    Tan dulce era su cantar,
    que le aire se enajenaba.

    Cinco delfines remeros
    su barca le cortejaban.
    Dos ángeles marineros,
    invisibles, la guiaban.

    Tendió las redes, ¡qué pena!,
    por sobre la mar helada.
    Y pescó la luna llena,
    sola en su red plateada.

    ¡Qué negra quedó la mar!
    ¡La noche qué desolada!
    Derribado su cantar,
    la barca fue derribada.

    Flotadora va en el viento
    la sonrisa amortajada
    de su rostro. ¡Qué lamento
    el de la noche cerrada!

    ¡Ay mi niño marinero,
    tan morenito y galán,
    tan guapo y tan pinturero,
    más puro y bueno que el pan!

    ¿Qué harás pescador de oro,
    allá en los valles salados
    del mar? ¿Hallaste el tesoro
    secreto de los pescados?

    Deja, niño, el salinar
    del fondo, y súbeme al cielo
    de los peces y, en tu anzuelo,
    mi hortelanita del mar.

    Rafael Alberti


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 16 Ene 2015, 07:52

    .


    Funerales

    ¡Pescadores, pescadores,
    lanzad el arpón al viento
    y en banderas sin colores
    izad vuestro sentimiento!

    Lloren los ojos del puente
    las aguas de treinta ríos;
    que el puño de la corriente
    rompa en el mar los navíos.

    ¡Lampiños guardias marinas,
    que alegres guardáis las olas,
    giman las negras bocinas
    y callen las caracolas!

    ¡Marineras, marineras,
    mujeres del aire frío,
    regad vuestras cabelleras
    negras por el playerío!

    ¡Sal hortelana del mar,
    flotando, sobre tu huerto,
    desnuda, para llorar
    por el marinero muerto!

    Llueve sobre el agua, llueve
    nieve negra de alga fría.
    Entre glaciares de nieve,
    abierta, la tumba mía.

    ¡Funerales de las olas!
    ¡El viento, en los arenales!
    Entre apagadas farolas
    se hunden mis funerales.

    Rafael Alberti


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 16 Ene 2015, 08:04

    .


    La niña rosa, sentada...

    La niña rosa, sentada.
    Sobre su falda,
    como una flor,
    abierto, un atlas.
    ¡Cómo la miraba yo
    viajar, desde mi balcón!
    Su dedo, blanco velero,
    desde las islas Canarias
    iba a morir al mar Negro.
    ¡Cómo la miraba yo
    morir, desde mi balcón!.
    La niña, rosa sentada.
    Sobre su falda,
    como una flor,
    cerrado, un atlas.
    Por el mar de la tarde
    van las nubes llorando
    rojas islas de sangre.

    Rafael Alberti


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 16 Ene 2015, 08:14

    .


    Los ángeles muertos

    Buscad, buscadlos:
    en el insomnio de las cañerías olvidadas,
    en los cauces interrumpidos por el silencio de las basuras.
    No lejos de los charcos incapaces de guardar una nube,
    unos ojos perdidos,
    una sortija rota
    o una estrella pisoteada.
    Porque yo los he visto:
    en esos escombros momentáneos que aparecen en las
    neblinas.
    Porque yo los he tocado:
    en el destierro de un ladrillo difunto,
    venido a la nada desde una torre o un carro.
    Nunca más allá de las chimeneas que se derrumban
    ni de esas hojas tenaces que se estampan en los zapatos.
    En todo esto.
    Mas en esas astillas vagabundas que se consumen sin fuego,
    en esas ausencias hundidas que sufren los muebles
    desvencijados,
    no a mucha distancia de los nombres y signos que se
    enfrían en las paredes.

    Buscad, buscadlos:
    debajo de la gota de cera que sepulta la palabra de un libro
    o la firma de uno de esos rincones de cartas
    que trae rodando el polvo.
    Cerca del casco perdido de una botella,
    de una suela extraviada en la nieve,
    de una navaja de afeitar abandonada al borde de un
    precipicio.

    Rafael Alberti


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 16 Ene 2015, 15:09

    .


    Dámaso Alonso

    Poeta e historiador español, nació y murió en Madrid (1898 -1990)
    Su principal aportación a las letras es una impresionante actividad filológica que lo llevó a dirigir la Real Academia Española entre 1968 y 1982 y a recibir el Premio Cervantes en 1978.
    Licenciado en Derecho y Filosofía y Letras, fue crítico literario, editor de clásicos, antólogo y traductor. Perteneció a la Academia de la Historia y fue Doctor Honoris Causa y conferencista en varias universidades europeas y americanas.
    Su obra poética se encuadra en «Poemas puros», «Poemillas de la ciudad», «El viento y el verso, «Hijos de la ira», «Hombre y Dios», «Gozos de la vista» y «Duda y amor sobre el Ser Supremo».



    CANCIONCILLA

    Otros querrán mausoleos
    donde cuelguen los trofeos,
    donde nadie ha de llorar,

    y yo no los quiero, no
    (que lo digo en un cantar)
    porque yo

    morir quisiera en el viento,
    como la gente de mar
    en el mar.

    Me podrían enterrar
    en la ancha fosa del viento.

    Oh, qué dulce descansar
    ir sepultado en el viento
    como un capitán del viento
    como un capitán del mar,
    muerto en medio de la mar.

    Dámaso Alonso


    .

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7525
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 64

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Evangelina Valdez el Jue 22 Ene 2015, 19:39

    Saludando, de nuevo aquí leyendo y disfrutando los aportes de cada uno de ustedes.
    Trato de ponerme al día con estos poemas a continuación:


    *MI VECINA CARMEN

    Esta noche tengo miedo de estar solo... Entre
                                                                la sombra
    leves rumores semejan un suspiro y una voz...

    Todos en el barrio saben la historia de mi vecina:
    ¡Ingenua, fragante historia de ardorosa juventud!
    Por sus cabellos profusos y por su carne
                                                              ambarina...
    Todos en el barrio saben la historia de mi vecina,
    que, nevada y sonriente, reposa en el ataúd...

    Esta noche tengo miedo de estar solo. Me acongoja
    el recuerdo aún no lejano de un drama del corazón...
    Eran sus manos tan ávidas, era su lengua tan roja...
    Esta noche tengo miedo de estar solo. Me acongoja
    el ritmo precipitado de mi propio corazón...

    Caía en sombras la tarde cuando murió mi vecina...
    En la sala de su casa destella un foco de luz...
    Están rezando el rosario... y una comadre ladina,
    la que pasaba las horas riñendo con mi vecina,
    reza más alto que todas, puestos los brazos en cruz...

    ¡Carmen, diabólica y santa! Sus grandes ojos extraños,
    atrevidos y falaces, humillaron mi candor;
    el bálsamo de sus besos ungió mis veintidós años...
    ¡Era tan bella y tan rara! Y entre sus bucles castaños
    dormí dos noches azules -¡dos noches no más!- de amor...

    Y hoy que ha muerto, tengo angustia de estar solo:
                                                                    hay un rumor
    de oraciones en el aura que llega quedo, muy quedo...

    ¡Que abran la puerta! ¿Hace luna? Tengo frío...
                                                                    tengo miedo...
    Me parece que de pronto viene a turbarme su voz...

    ------------

    * FUTURO

    Decid cuando yo muera... (¡y el día esté lejano!):
    soberbio y desdeñoso, pródigo y turbulento,
    en el vital deliquio por siempre insaciado,
    era una llama al viento...

    Vagó, sensual y triste, por islas de su América;
    en un pinar de Honduras vigorizó el aliento;
    la tierra mexicana le dio su rebeldía,
    su libertad, su fuerza... Y era una llama al viento.

    De simas no sondadas subía a las estrellas;
    un gran dolor incógnito vibraba por su acento;
    fue sabio en sus abismos -y humilde, humilde, humilde-
    porque no es nada una llamita al viento...

    Y supo cosas lúgubres, tan hondas y letales,
    que nunca humana lira jamás esclareció,
    y nadie ha comprendido su trágico lamento...

    Era una llama al viento y el viento la apagó.


    -------------------------


    * ELEGÍA DE SEPTIEMBRE

    Cordero tranquilo, cordero que paces
    tu grama y ajustas tu ser a la eterna armonía:
    hundiendo en el lodo las plantas fugaces
    huí de mis campos feraces
    un día...

    Ruiseñor de la selva encantada
    que preludias el orto abrileño:
    a pesar de la fúnebre muerte, y la sombra, y la nada,
    yo tuve el ensueño.

    Sendero que vas del alcor campesino
    a perderte en la azul lontananza:
    los dioses me han hecho un regalo divino:
    la ardiente esperanza.

    Espiga que mecen los vientos, espiga
    que conjuntas el trigo dorado:
    al influjo de soplos violentos,
    en las noches de amor, he temblado.

    Montaña que el sol transfigura.

    Tabor al febril mediodía,
    silente deidad en la noche estilífera y pura:
    ¡nadie supo en la tierra sombría
    mi dolor, mi temblor, mi pavura!

    Y vosotros, rosal florecido,
    lebreles sin amo, luceros, crepúsculos,
    escuchadme esta cosa tremenda: ¡He Vivido!

    He vivido con alma, con sangre, con nervios, con músculos,
    y voy al olvido...


    PORFIRIO BARBA JACOB

    Poeta colombiano nacido en Santa Rosa de Osos en 1885.
    Su vida fue un continuo y desgarrado peregrinaje por diversos países de América. Estuvo radicado en Guatemala,
    Honduras, Costa Rica, El Salvador, Cuba y Perú, colaborando en toda suerte de publicaciones literarias y políticas.
    Debido al espíritu bohemio que lo marcó siempre, la pasión y la nostalgia formaron parte esencial de su obra,
    signada además por la angustia y la sensualidad.
    Finalmente  fijó su residencia en México donde falleció en 1942


    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 23 Ene 2015, 07:06

    Alegría de que estés aquí de nuevo Evangelina. Te echaba de menos. Hoy con un poeta, Porfirio Barba Jacob, de fondo romántico y forma modernista (que no conocía).

    Un abrazo.
    Pedro

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 23 Ene 2015, 08:27

    .



    Leopoldo Lugones

    Poeta argentino nacido en la Villa del Río Seco, Córdoba, en 1874 en el seno de un hogar de recia estirpe.
    A raíz de un revés de fortuna de su familia, se trasladó muy joven a Buenos Aires donde inició una clamorosa carrera como intelectual bajo el pseudónimo de "Gil Paz". Ardorosamente discutido o ensalzado desde entonces, su actividad la ejerció también en el periodismo, ocupando varios cargos en su país y en el exterior, que lo llevaron a radicarse en Paris en 1924.
    En 1938 con enorme y trágica sorpresa de quienes lo querían y admiraban, se quitó la vida en Buenos Aires.


    LA PALMERA

    Al llegar la hora esperada
    en que de amarla me muera,
    que dejen una palmera
    sobre mi tumba plantada.

    Así cuando todo calle,
    en el olvido disuelto,
    recobrará el tronco esbelto
    la elegancia de su talle.

    En la copa, que su alteza
    doble con melancolía,
    se abatirá la sombría
    dulzura de su cabeza.

    Entregará con ternura
    la flor, al viento sonoro,
    el mismo reguero de oro
    que dejaba su hermosura.

    Como un suspiro al pasar,
    palpitando entre las hojas,
    murmurará mis congojas
    la brisa crepuscular.

    Y mi recuerdo ha de ser,
    en su angustia sin reposo,
    el pájaro misterioso
    que vuelve al anochecer.

    Leopoldo Lugones


    .







    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 23 Ene 2015, 13:12

    .


    Javier Egea

    Poeta español nacido en Granada en 1952.
    Formó parte de la corriente poética La otra sentimentalidad, junto con Luis García Montero y Álvaro Salvador.
    Considerado como uno de los más destacados poetas  de su generación, participó en numerosas actividades culturales
    conservando siempre su interés en el campo social y político.
    Su admiración por el poeta Rafael Alberti, lo llevó a escribir con García Montero el Manifiesto albertista en 1982.
    Fue autor de las siguientes publicaciones poéticas: "Serena luz del viento" 1974, "A boca de parir" 1976, "Troppo Mare" 1980,
    "Paseo de los tristes" 1982, "La otra sentimentalidad" 1983, y "Raro de Luna" 1990.
    Fue galardonado con los premios Antonio González de Lama con su libro "Troppo Mare", y el Premio Internacional de Poesía
    Juan Ramón Jiménez.
    Falleció en Granada el 29 de julio de 1999 a causa de una profunda depresión.
    Al morir, dejó incompleto un libro que fue publicado en 2006 bajo el título "Los sonetos del diente de oro".



    Cuando dijiste ¡basta! era diciembre...

    Cuando dijiste ¡basta! era diciembre
    y sólo tú templabas el vacío.

    Pensé que nada estaba,
    que se perdió contigo la llave de la vida.

    Después miré a la calle
    y era la misma puerta para todos:
    la vida no existía.

    Desde el mismo cerrojo
    la herrumbre del expolio nos miraba.

    Javier Egea


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 04 Feb 2015, 13:35

    .


    CARTA A GEORGINA HÜBNER
    EN EL CIELO DE LIMA


    … Pero ¿a qué le hablo a usted de mis pobres
    cosas melancólicas; a usted, a quien todo sonríe?
    … con un libro en la mano, ¡cuánto he pen-
    sado en usted, amigo mío!
    … Su carta me dio pena y alegría;¿ por qué
    tan pequeñita y tan ceremoniosita?


    Cartas de Georgina al poeta.—Verano de 1904


    El cónsul del Perú me lo dice: "Georgina
    Hübner ha muerto..."
    …...............................¡Has muerto! ¿Por qué?, ¿cómo?, ¿qué día?
    ¿Cual oro, al despedirte de mi vida, un ocaso,
    iba a rosar la maravilla de tus manos
    cruzadas dulcemente, sobre el parado pecho,
    como dos lirios malvas de amor y sentimiento?

    ...Ya tu espalda ha sentido el ataúd blanco,
    tus muslos están ya para siempre cerrados,
    en el tierno verdor de tu reciente fosa
    el sol poniente inflamará los chuparrosas...
    Ya está más fría y más solitaria La Punta
    que cuando tú la viste, huyendo de la tumba,
    aquellas tardes en que tu ilusión me dijo:
    "¡Cuánto he pensado en usted, amigo mío!..."

    ¿Y yo, Georgina, en ti? Yo no sé cómo eras,
    ¿morena?, ¿casta?, ¿triste? ¡Sólo sé que mi pena
    parece una mujer, cual tú, que está sentada,
    llorando, sollozando, al lado de mi alma!
    ¡Sé que mi pena tiene aquella letra suave
    que venía, en un vuelo, a través de los mares,
    para llamarme "amigo"..., o algo más..., no sé..., algo
    que sentía tu corazón de veinte años!

    -Me escribiste: "Mi primo me trajo ayer su libro..."
    -¿Te acuerdas? -Y yo, pálido: "Pero... ¿usted tiene un primo?"

    Quise entrar en tu vida y ofrecerte mi mano
    noble cual una llama. Georgina... En cuantos barcos
    salían, fue mi loco corazón en tu busca...;
    yo creía encontrarte, pensativa, en La Punta,
    con un libro en la mano, como tú me decías,
    soñando, entre las flores, encantarme la vida!...

    Ahora, el barco en que iré, una tarde, a buscarte,
    no saldrá de este puerto, ni surcará los mares;
    irá por lo infinito, con la proa hacia arriba,
    buscando, como un ángel, una celeste isla...
    ¡Oh Georgina, Georgina!, ¡qué cosas!..., mis libros
    los tendrás en el cielo, y ya le habrás leído
    a Dios algunos versos...; tú hollarás el poniente
    en que mis pensamientos dramáticos se mueren...:
    desde ahí, tú sabrás que esto no vale nada,
    que, salvando el amor, lo demás son palabras...

    ¡El amor!, ¡el amor! ¿Tú sentiste en tus noches
    el encanto lejano de mis ardientes voces,
    cuando yo, en las estrellas, en la sombra, en la brisa,
    sollozando hacia el Sur, te llamaba: Georgina?
    ¿Una onda, quizás, del aire que llevaba
    el perfume inefable de mis vagas nostalgias,
    pasó junto a tu oído?.¿Tú supiste de mí
    los sueños de la estancia, los besos del jardín?

    ¡Cómo se rompe lo mejor de nuestra vida!
    Vivimos..., ¿para qué? ¡Para mirar los días
    de fúnebre color, sin cielo en los remansos...,
    para tener la frente caída entre las manos!,
    para llorar, para anhelar lo que esté lejos,
    ¡para no pasar nunca el umbral del ensueño,
    ah Georgina, Georgina!, ¡para que tú te mueras
    una tarde, una noche..., y sin que yo lo sepa!

    El cónsul del Perú me lo dice: "Georgina
    Hübner ha muerto..."
    …................................Has muerto. Estás, sin alma, en Lima,
    abriendo rosas blancas debajo de la tierra...
    Y si en ninguna parte nuestros brazos se encuentran,
    ¿qué niño idiota, hijo del odio y del dolor,
    hizo el mundo, jugando con pompas de jabón?

    JUAN RAMÓN JIMÉNEZ


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 04 Feb 2015, 14:46

    .


    De Poesía, 1923

    ¿Cómo, muerte, tenerte miedo?

    ¿Cómo, muerte, tenerte
    miedo? ¿No estás aquí conmigo, trabajando?
    ¿No te toco en mis ojos; no me dices
    que no sabes de nada, que eres hueca,
    inconsciente y pacífica? ¿No gozas,
    conmigo, todo: gloria, soledad,
    amor, hasta tus tuétanos?
    ¿No me estás aguantando,
    muerte, de pie, la vida?
    ¿No te traigo y te llevo, ciega,
    como tu lazarillo? ¿No repites
    con tu boca pasiva
    lo que quiero que digas? ¿No soportas,
    esclava, la bondad con que te obligo?
    ¿Qué verás, qué dirás, adónde irás
    sin mí? ¿No seré yo,
    muerte, tu muerte, a quien tú, muerte,
    debes temer, mimar, amar?

    JUAN RAMÓN JIMÉNEZ


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 05 Feb 2015, 14:08

    .


    De Belleza, 1923

    CENIT

    Yo no seré yo, muerte,
    hasta que tú te unas con mi vida
    y me completes así todo;
    hasta que mi mitad de luz se cierre
    con mi mitad de sombra
    -y sea yo equilibrio eterno
    en la mente del mundo:
    unas veces, mi medio yo, radiante;
    otras, mi otro medio yo, en olvido-.

    Yo no seré yo, muerte,
    hasta que tú, en tu turno, vistas
    de huesos pálidos mi alma.

    JUAN RAMÓN JIMÉNEZ


    .

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 10 Mar 2015, 13:37

    .


    EL CORONEL QUIROGA VA EN COCHE AL MUERE

    El madrejón desnudo ya sin sed de agua
    y una luna perdida en el frío del alba
    y el campo muerto de hambre, pobre como una araña.

    El coche se hamacaba rezongando la altura;
    un galerón enfático, enorme, funerario.
    Cuatro tapaos con pinta de muerte en la negrura
    tironeaban seis miedos y un valor desvelado.

    Junto a los postillones jineteaba un moreno.
    Ir en coche a la muerte ¡qué cosa más oronda!
    El general Quiroga quiso entrar en la sombra
    llevando seis o siete degollados de escolta.

    Esa cordobesa bochinchera y ladina
    (meditaba Quiroga) ¿qué ha de poder con mi alma?
    Aquí estoy afianzado y metido en la vida
    como la estaca pampa bien metida en la pampa.

    Yo, que he sobrevivido a millares de tardes
    y cuyo nombre pone retemblor en las lanzas,
    no he de soltar la vida por estos pedregales.
    ¿Muere acaso el pampero, se mueren las espadas?

    Pero al brillar el día sobre Barranca Yaco
    hierros que no perdonan arreciaron sobre él;
    la muerte, que es de todos, arreó con el riojano
    y una de puñaladas lo mentó a Juan Manuel.

    Ya muerto, ya de pié, ya inmortal, ya fantasma,
    se presentó al infierno que Dios le había marcado,
    y a sus órdenes iban, rotas y desangradas,
    las ánimas en pena de hombres y de caballos.

    Jorge Luis Borges
    Luna de enfrente (1925)


    Nota: El poema alude al asesinato de Facundo Quiroga ocurrido en Barranca Yaco. Sus protagonistas son Facundo Quiroga, y sus asesinos mandados por los hermanos Reinafé. El último verso de la penúltima estrofa alude a la opinión extendida de que Juan Manuel de Rosas permitió estrategicamente el asesinato, como si hubiera tendido una trampa indirecta a Facundo y luego a sus asesinos. Pero no está probado. El poema se divide en 7 estrofas, es un número cabalístico como le gustaba a Borges. La expresión "6 miedos", pueden ser sus escoltas, "el valor desvelado" es el propio Quiroga. Quiroga se siente inmortal. No cree que nadie le pueda hacer nada. Se compara con el viento pampero y con las espadas. http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090714174400AA3Egcp



    .

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7525
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 64

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 15 Abr 2015, 12:40

    Por aquí ando Pedro, para seguir dejando aportes:

    CAVERNA

    Es verdad que los muertos tampoco duran
    Ni siquiera la muerte permanece
    Todo vuelve a ser polvo

    Pero la cueva preservó su entierro

    Aquí están alineados
    cada uno con su ofrenda
    los huesos dueños de una historia secreta

    Aquí sabemos a qué sabe la muerte
    Aquí sabemos lo que sabe la muerte
    La piedra le dio vida a esta muerte
    La piedra se hizo lava de muerte

    Todo está muerto
    En esta cueva ni siquiera vive la muerte

    ---

    La tumba y la rosa


    La tumba dijo a la rosa:
    -¿Dime qué haces, flor preciosa,
    lo que llora el alba en ti?

    La rosa dijo a la tumba:
    -de cuanto en ti se derrumba,
    sima horrenda, ¿qué haces, di?

    Y la rosa: -¡Tumba oscura
    de cada lágrima pura
    yo un perfume hago veloz.

    Y la tumba: -¡Rosa ciega!
    De cada alma que me llega
    yo hago un ángel para Dios.

    Versión de Rafael Pombo


    JOSÉ EMILIO PACHECO:
    José Emilio Pacheco Berny (Ciudad de México, 30 de junio de 1939 - Ib., 26 de enero de 2014)3 fue un poeta, ensayista, traductor, novelista y cuentista mexicano integrante de la llamada Generación de los cincuenta o «Generación de medio siglo»

    Entre otros galardones recibió el Premio Cervantes (2009); el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2009); el José Donoso (2001); el Octavio Paz (2003); el Pablo Neruda (2004); el Ramón López Velarde (2003); el Premio Internacional Alfonso Reyes (2004); el José Asunción Silva (1996); el Xavier Villaurrutia (1973); el García Lorca (2005) y el Premio Alfonso Reyes otorgado por El Colegio de México (2011).

    José Emilio Pacheco fue una figura central de la literatura mexicana, miembro de El Colegio Nacional desde 1986; ingresó en éste con la lectura de su ensayo A ciento cincuenta años de la Academia de Letrán.5 Fue creador emérito del Sistema Nacional de Creadores Artísticos (SNCA). Fue nombrado miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua en mayo de 2006.6 Fue miembro honorario del Seminario de Cultura Mexicana.7

    Su estilo es conversacional y coloquial, claro y antirretórico; su gran tema es el tiempo; cada poema suyo analiza imaginativamente un elemento que forma la corriente de lo cotidiano; asumiendo valores humanos éticos y sociales, otras veces reflexiona sobre el propio papel de la poesía.


    ---------------------------------------

    LA BELLEZA Y LA MUERTE

    La belleza y la muerte son dos cosas profundas,
    con tal parte de sombra y de azul que diríanse
    dos hermanas terribles a la par que fecundas,
    con el mismo secreto, con idéntico enigma.

    Oh, mujeres, oh voces, oh miradas, cabellos,
    trenzas rubias, brillad, yo me muero, tened
    luz, amor, sed las perlas que el mar mezcla a sus aguas,
    aves hechas de luz en los bosques sombríos.

    Más cercanos, Judith, están nuestros destinos
    de lo que se supone al ver nuestros dos rostros;
    el abismo divino aparece en tus ojos,

    y yo siento la sima estrellada en el alma;
    mas del cielo los dos sé que estamos muy cerca,
    tú porque eres hermosa, yo porque soy muy viejo.

    Victor Hugo:
    —inscripción completa en su acta de nacimiento: Victor, Marie Hugo—N 1 (Besanzón, 26 de febrero de 1802 - París, 22 de mayo de 1885), fue un poeta, dramaturgo y escritor romántico francés, considerado como uno de los escritores más importantes en lengua francesa. También fue un político e intelectual comprometido e influyente en la historia de su país y de la literatura del siglo XIX.1 Era hermano de los también escritores Eugène Hugo y Abel Hugo.

    Ocupa un puesto notable en la historia de las letras francesas del siglo XIX en una gran variedad de géneros y ámbitos.2 3 Fue un poeta lírico, con obras como Odas y baladas (1826), Las hojas de otoño (1832) o Las contemplaciones (1856), poeta comprometido contra Napoleón III en Los castigos (1853) y poeta épico en La leyenda de los siglos (1859 y 1877). Fue también un novelista popular y de gran éxito con obras como Nuestra Señora de París (1831) o Los miserables (1862). En teatro expuso su teoría del drama romántico en la introducción de Cromwell (1827),4 y la ilustra principalmente con Hernani (1830) y Ruy Blas (1838).


    ------------------------------------------------------------------

    CUANDO HAYA MUERTO, LLÓRAME TAN SOLO...

    Cuando haya muerto, llórame tan sólo
    mientras escuches la campana triste,
    anunciadora al mundo de mi fuga
    del mundo vil hacia el gusano infame.

    Y no evoques, si lees esta rima,
    la mano que la escribe, pues te quiero
    tanto que hasta tu olvido prefiriera
    a saber que te amarga mi memoria.

    Pero si acaso miras estos versos
    cuando del barro nada me separe,
    ni siquiera mi pobre nombre digas
    y que tu amor conmigo se marchite,

    para que el sabio en tu llorar no indague
    y se burle de ti por el ausente.


    William Shakespeare
    (Stratford-upon-Avon, Warwickshire, Reino Unido c. 26 de abril de 1564jul. – ibídem, 23 de abriljul./ 3 de mayo de 1616greg.)1 fue un dramaturgo, poeta y actor inglés. Conocido en ocasiones como el Bardo de Avon (o simplemente El Bardo), Shakespeare es considerado el escritor más importante en lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal.


    Según la Encyclopædia Britannica, «Shakespeare es generalmente reconocido como el más grande escritor de todos los tiempos, figura única en la historia de la literatura. La fama de otros poetas, tales como Homero y Dante Alighieri, o de novelistas como Miguel de Cervantes, León Tolstoy o Charles Dickens, ha trascendido las barreras nacionales, pero ninguno de ellos ha llegado a alcanzar la reputación de Shakespeare, cuyas obras […] hoy se leen y representan con mayor frecuencia y en más países que nunca. La profecía de uno de sus grandes contemporáneos, Ben Jonson, se ha cumplido por tanto: "Shakespeare no pertenece a una sola época sino a la eternidad"».


    --------------------------------------------------

    ÚLTIMAS PALABRAS:


    No quiero una caja sencilla, quiero un sarcófago
    de atigradas rayas y un rostro pintado, redondo
    como la luna, que mire, quiero
    estar mirándolo cuando lleguen, escogiendo
    entre minerales mudos, raíces. Véolos
    ya: los pálidos, astralmente distantes rostros.
    Ahora no son nada, no son siquiera criaturas.
    Imagínolos huérfanos, como los primeros dioses,
    de padre y madre, se preguntarán si tuve importancia
    ¡Debí haber preservado mis días, como frutos, en azúcar!
    Mi espejo se empaña:
    unos pocos hálitos, y no reflejará ya nada.
    Las flores y los rostros blanqueantes cual sábanas.

    No confío en el espíritu. Huye como vapor en mis sueños,
    por la boca o los ojos. No puedo impedírselo.
    Un día se irá para no volver. Así no son las cosas.
    Permanecen, sus luces idóneas se calientan
    en mis manos frecuentes. Ronronean casi.
    Cuando se enfrían las suelas de mis pies, los ojos azules,
    mi turquesa, me darán solaz. Déjame
    mis cacharros de cobre, déjame los cacharros de afeites,
    que florezcan en torno a mí como flores nocturnas, aromáticas.
    Me envolverán en vendas, almacenarán mi corazón
    bajo mis pies, bien envuelto.
    Conoceréme a mí misma. Seré noche
    y el relucir de tantas cosas será más dulce que el rostro de Istar.

    Sylvia Plath
    (Boston, EE.UU., 27 de octubre de 1932 – Primrose Hill, Londres, 11 de febrero de 1963) fue una escritora estadounidense especialmente conocida como poeta. También fue autora de obras en prosa, la novela semiautobiográfica La campana de cristal (bajo el seudónimo de «Victoria Lucas»), relatos y ensayos.

    Junto con Anne Sexton, Plath es reconocida como uno de los principales cultivadoras del género de la poesía confesional iniciado por Robert Lowell y W. D. Snodgrass.

    Estuvo casada con el escritor Ted Hughes, quien tras su muerte se encargó de la edición de su poesía completa.


    -------------------------------

    EN LA MUERTE DE LAURA

    Sus ojos que canté amorosamente,
    su cuerpo hermoso que adoré constante,
    y que vivir me hiciera tan distante
    de mí mismo, y huyendo de la gente,

    Su cabellera de oro reluciente,
    la risa de su angélico semblante
    que hizo la tierra al cielo semejante,
    ¡poco polvo son ya que nada siente!

    ¡Y sin embargo vivo todavía!
    A ciegas, sin la lumbre que amé tanto,
    surca mi nave la extensión vacía...

    Aquí termine mi amoroso canto:
    seca la fuente está de mi alegría,
    mi lira yace convertida en llanto.

    Francesco Petrarca
    (Arezzo, 20 de julio de 1304 – Arquà Petrarca, Padua, 19 de julio de 1374) fue un lírico y humanista italiano, cuya poesía dio lugar a una corriente literaria que influyó en autores como Garcilaso de la Vega (en España), William Shakespeare y Edmund Spenser (en Inglaterra), bajo el sobrenombre genérico de Petrarquismo. Tan influyente como las nuevas formas y temas que trajo a la poesía, fue su concepción humanista, con la que intentó armonizar el legado grecolatino con las ideas del Cristianismo. Por otro lado, Petrarca predicó la unión de toda Italia para recuperar la grandeza que había tenido en la época del Imperio romano.


    --------------------------------------------------

    NOCHE DEL TEMPRANO ESTÍO

    El cielo tormentoso,
    y un tilo en el jardín,
    en pie, tiembla.
    Es tarde ya.
    Un pálido relámpago
    vemos en el estanque
    permanecer, con ojos
    grandes, humedecidos.

    Las flores se mantienen
    en tallo fluctuante
    y afiladas guadañas
    se acercan más y más.

    El cielo tormentoso
    trae un aire pesado.
    Mi chica se estremece:
    «¿Lo sientes tú también?»

    Hermann Karl Hesse
    (pronunciado /ˈhɛɐman ˈhɛsə/) (Calw, Wurtemberg, Imperio alemán, 2 de julio de 1877 – Montagnola, Cantón del Tesino, Suiza, 9 de agosto de 1962) fue un escritor, poeta, novelista y pintor alemán, naturalizado suizo en mayo de 1924.

    De su obra de cuarenta volúmenes —entre novelas, relatos, poemarios y meditaciones— se han vendido más de 30 millones de ejemplares, de los cuales sólo una quinta parte corresponde a ediciones en alemán. Además, publicó títulos de autores, antiguos y modernos, así como monografías, antologías y varias revistas. Editó también casi 3000 recensiones. A esta obra se suma una copiosa correspondencia: al menos 35 000 respuestas a cartas de lectores, y su actividad pictórica: centenares de acuarelas de sesgo expresionista e intenso cromatismo. Según el biógrafo Volker Michels «nos enfrentamos con una obra que, por su copiosidad, su personalidad y su vasta influencia, no tiene paralelo en la historia de la cultura del siglo XX».2

    Hasta el centenario de su nacimiento, se habían escrito más de 200 tesis doctorales, unos 5000 artículos y 50 libros sobre su vida. Para dicha fecha, era también el europeo más leído en Estados Unidos y Japón, y sus libros traducidos a más de 40 idiomas, sin contar dialectos hindúes.3

    Recibió el Premio Nobel de Literatura en 1946, como reconocimiento a su trayectoria literaria.


    --------------------------------------------------------------

    DÉCIMAS DE NUESTRO AMOR

    III

    Por el temor de quererme
    tanto como yo te quiero,
    has preferido, primero,
    para salvarte, perderme.
    Pero está mudo e inerme
    tu corazón, de tal suerte
    que si no me dejas verte
    es por no ver en la mía
    la imagen de tu agonía:
    porque mi muerte es tu muerte.

    Xavier Villaurrutia González
    (Ciudad de México, 27 de marzo de 1903 - ibídem, 25 de diciembre de 1950)1 2 fue un escritor mexicano que cultivó los géneros de poesía, crítica literaria y dramaturgia.

    Formó parte del grupo llamado Los contemporáneos, que se definían a sí mismos como "grupo sin grupo" y miembro fundador de la revista Contemporáneos. Dirigió, junto con Salvador Novo, la revista Ulises y junto con Rafael López Pérez, Barandal.

    Poesía:
    Inspirado en la obra de López Velarde, pero influido definitivamente por el surrealismo, su obra poética se distinguió por su oscuridad y sus referencias a imágenes de abandono, de desolación, y de una presencia y relación constante con la muerte. Sus trabajos más destacados son Primeros poemas, Reflejos (1926), Nocturnos (1933), Nostalgia de la muerte (1938), Décima muerte (1941) y Cantos a la primavera y otros poemas (1948).


    DÉCIMA MUERTE

    A Ricardo de Alcázar

    I

    ¡Qué prueba de la existencia
    habrá mayor que la suerte
    de estar viviendo sin verte
    y muriendo en tu presencia!
    Esta lúcida conciencia
    de amar a lo nunca visto
    y de esperar lo imprevisto;
    este caer sin llegar
    es la angustia de pensar
    que puesto que muero existo.

    II

    Si en todas partes estás,
    en el agua y en la tierra,
    en el aire que me encierra
    y en el incendio voraz;
    y si a todas partes vas
    conmigo en el pensamiento,
    en el soplo de mi aliento
    y en mi sangre confundida,
    ¿no serás, Muerte, en mi vida,
    agua, fuego, polvo y viento?

    III

    si tienes manos, que sean
    de un tacto sutil y blando,
    apenas sensible cuando
    anestesiado me crean;
    y que tus ojos me vean
    sin mirarme, de tal suerte
    que nada me desconcierte
    ni tu vista ni tu roce,
    para no sentir un goce
    ni un dolor contigo, Muerte.

    IV

    Por caminos ignorados,
    por hendiduras secretas,
    por las misteriosas vetas
    de troncos recién cortados,
    te ven mis ojos cerrados
    entrar en mi alcoba oscura
    a convertir mi envoltura
    opaca, febril, cambiante,
    en materia de diamante
    luminosa, eterna y pura.

    V

    No duermo para que al verte
    llegar lenta y apagada,
    para que al oír pausada
    tu voz que silencios vierte,
    para que al tocar la nada
    que envuelve tu cuerpo yerto,
    para que a tu olor desierto
    pueda, sin sombra de sueño,
    saber que de ti me adueño,
    sentir que muero despierto.

    VI

    La aguja del instantero
    recorrerá su cuadrante,
    todo cabrá en un instante
    del espacio verdadero
    que, ancho, profundo y señero,
    será elástico a tu paso
    de modo que el tiempo cierto
    prolongará nuestro abrazo
    y será posible, acaso,
    vivir después de haber muerto.

    VII

    En el roce, en el contacto,
    en la inefable delicia
    de la suprema caricia
    que desemboca en el acto,
    hay un misterioso pacto
    del espasmo delirante
    en que un cielo alucinante
    y un infierno de agonía
    se funden cuando eres mía
    y soy tuyo en un instante.

    VIII

    ¡Hasta en la ausencia estás viva!
    Porque te encuentro en el hueco
    de una forma y en el eco
    de una nota fugitiva;
    porque en mi propia saliva
    fundes tu sabor sombrío,
    y a cambio de lo que es mío
    me dejas sólo el temor
    de hallar hasta en el sabor
    la presencia del vacío.

    IX

    Si te llevo en mí prendida
    y te acaricio y escondo,
    si te alimento en el fondo
    de mi más secreta herida;
    si mi muerte te da vida
    y goce mi frenesí,
    ¡qué será, Muerte, de ti
    cuando al salir yo del mundo,
    deshecho el nudo profundo,
    tengas que salir de mí?

    X

    En vano amenazas, Muerte,
    cerrar la boca a mi herida
    y poner fin a mi vida
    con una palabra inerte.
    ¡Qué puedo pensar al verte,
    si en mi angustia verdadera
    tuve que violar la espera;
    si en vista de tu tardanza
    para llenar mi esperanza
    no hay hora en que yo no muera!

    Espero que lo disfruten.
    Besos

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 7525
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 64

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Evangelina Valdez el Miér 15 Abr 2015, 18:24

    Estoy anclada en esta temática, seguimos...

    CLARA JANÉS:

    Clara Janés Nadal es una polifacética poeta y traductora española (Barcelona, 1940). En 1997 recibió el Premio Nacional a la obra de un traductor por sus numerosas traducciones de autores centroeuropeos y orientales.

    Clara Janés nace en Barcelona el 6 de noviembre en 1940. Estudia en dicha ciudad y en Pamplona la carrera de Filosofía y Letras, en la que es licenciada. Es así mismo Maître ès lettres, por la universidad de París IV Sorbona, en literatura comparada.

    Cultiva la poesía, la novela, la biografía y el ensayo y se distingue como traductora, particularmente de la lengua checa y de la obra poética de Vladimír Holan y Jaroslav Seifert. Ha vertido también al español a Marguerite Duras, Nathalie Sarraute, Katherine Mansfield y William Golding y, en colaboración con conocedores de sus lenguas, a poetas turcos y persas, tanto modernos como místicos antiguos. En 1992 se le concede el Premio de la Fundación Tutav, de Turquía, por su labor de difusión de la poesía turca en España. En 1997, el Premio Nacional de Traducción por el conjunto de su obra. En el año 2000 recibe la Medalla del Mérito de Primera categoría de la República Checa por su labor como traductora y difusora de la literatura de dicho país, en el año 2007 recibe el X Premio Nacional de las Letras "Teresa de Ávila"

    Desde 1983 participa en encuentros literarios nacionales e internacionales. Su poesía ha sido traducida a veinte idiomas. Dirige la colección Poesía del Oriente y del Mediterráneo, en la que ha publicado a poetas como Yunus Emre, Sohrab Sepehrí, Adonis, Halas, Vladimir Holan, Nezval, Orten, Jaroslav Seifert, Ilhan Berk, Rumi, Odiseas Elitis, António Ramos Rosa, Wang Wei, Nazim Hikmet, Nichita Stănescu, Du Fu, Johannes Bobrowski, Hafez de Shiraz, Mansur Halladch, Mahmud Darwish, Sujata Bhatt, Forugh Farrojzad, Ahmad Shamlú, Abbas Kiarostami, Al-Mutanabbi, Safo, Rilke...


    IRREMEDIABLEMENTE[/b]

    Mueren las rosas
    a pesar de la lluvia.
    Mi corazón doliente
    poco alimento
    puede cederles ya.
    Dame la mano.
    Tu agonía
    en la mía
    logrará ser más fuerte
    que el agosto
    y teñir con su sangre
    ese desesperado
    último aliento,
    cerrar el grito
    que nos lanzan
    desde el color marchito
    que casi envuelto en oro
    amenaza irremediablemente sus corolas.

    -----

    ME DEJARÉ MORIR EN TU SILENCIO

    Me dejaré morir en tu silencio,
    que de noche me diste de comer
    los frutos del cerezo
    en tu alcoba de sombras
    sangrantes de perfume
    y nada más deseo.

    Me dejaré morir en tu silencio.
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador

    Cantidad de envíos : 32882
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Barcelona

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 30 Abr 2015, 12:37

    Gracias, Evangelina, por tus aportaciones. A Clara Janés le oí una conferencia en el Auditorio de Caixaforum en Barcelona, donde la llevó Jordi Virallonga. Fue muy interesante. Escuchamos su poesía, merecedora ya de por sí de atención y sus opiniones sobre su poesía y sobre las traducciones que llevaba a cabo. La poesía, siendo por esencia universal, apta para todos los oídos, tiene los límites de la lengua, de ahí la importancia de los traductores que nos permiten conocer poetas de otras lenguas y culturas.

    Te dejo un poema de Luis Pimentel, un poeta que destaca por su gran humanidad. Estando en Lugo, su ciudad, busque en una librería un libro suyo y no tenían ninguno. Lastima.

    Un abrazo.
    Pedro


    ..............



    LUÍS PIMENTEL (Lugo, 1895-Lugo, 1958)

    Luís Benigno Vázquez Fernández, más conocido como Luís Pimentel fue un poeta español en lengua gallega y castellana relacionado con la Generación del 27.
    Estudió y ejerció la medicina en Galicia. Sus primeros poemas se editaron en la revista Ronsel, pero su primer libro no apareció hasta 1950.
    En su obra se aprecia una síntesis de movimientos vanguardistas de dentro y fuera de Galicia. Autor de Triscos y Sombra do aire na herba. En castellano escribió Barco sin luces, que aunque publicada como obra póstuma contiene poemas de su primera etapa.
    En su poesía se aprecian influencias tanto modernistas como del simbolismo y existencialismo francés de posguerra.


    ORACIÓN AL POETA MUERTO

    Señor, él ya no posee nada.
    En las cuatro plazuelas suyas,
    cuatro cirios arden,
    cuatro ángeles fríos entre el polvo y sus papeles.
    Dadle, Señor, tan sólo una hierba
    a él, que sacó de debajo de cualquier piedra
    maravillosos sueños.
    Solamente un tambor enlutado
    bate en la noche su silencio;
    en las altas noches
    que él sostuvo con sus débiles hombros.
    Dadle la mísera llama de una bujía
    a él, que lo ha dado todo:
    la rosa que hizo día y noche con sus dedos.
    Tú, Señor, sabes que un poeta no posee nada.

    LUÍS PIMENTEL


    .


    Contenido patrocinado

    Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras) - Página 4 Empty Re: Poemas de Muerte (Al inicio de la primera página está la lista de autores y obras)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 28 Oct 2020, 22:59