Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1047126 mensajes en 47816 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 66 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 64 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

cecilia gargantini, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CERDO
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 15:25 por cecilia gargantini

» POETAS LATINOAMERICANOS
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 15:06 por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 15:03 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 14:53 por Maria Lua

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 14:45 por Maria Lua

» FRANCESCO PETRARCA (1304-1374)
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 14:42 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 14:40 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (13/ 06/1888- 30/11/1935) )
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 14:34 por Maria Lua

» Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 14:32 por Maria Lua

» Rainer Maria Rilke (1895-1926)
POESÍA ÁRABE - Página 3 EmptyHoy a las 14:30 por Maria Lua

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty

3 participantes

    POESÍA ÁRABE

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Vie 30 Jun 2023, 09:02

    Khalid Raissouni



    Khalid Raissouni, es un poeta y traductor marroquí, nacido en Casablanca en 1965. Libros de poemas: Más allá del olvido y Libro de los secretos. Obtuvo Licenciatura en Literatura Árabe de la Facultad de Letras y Humanidades de Tetuán en 1988 y trabajó como profesor de Lengua y Cultura Árabes en el Instituto Español Severo Ochoa, de Tánger. En 1985 participó en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Moscú y contribuyó en el Festival de Poesía Marroquí en Chauen en varias ediciones. Miembro de la Unión de Escritores de Marruecos desde 1986. Su producción literaria incluye poesía, artículos, estudios literarios y la traducción de literatura, especialmente poesía. Ha publicados sus escritos en periódicos y revistas marroquíes y árabes como Al Muharir, Al Alam, Al Bayan, Al Quds Al Arabi, Kikah, Al araby alyadid, Athaqafa al Yadida (Nueva Cultura), Nawafid (ventanas), Al Bayane Kuwait, Nizwa, Doha-magazine, Masharef Maqdissia, etc.

    Su actividad de traducción poética se considera una apuesta por un proyecto de diálogo y construcción de puentes de comunicación entre tres orillas, tanto la orilla ibérica como la latinoamericana, dado que completa un trabajo significativo de traducciones de poetas españoles y poetas de América Latina, al árabe. Ha traducido, entre otros, a Antonio Machado, Federico García Lorca Rafael Alberti, Juan Gelman, Antonio Gamoneda y Andrés Sánchez Robaina. Es Miembro del jurado del Premio Internacional de Poesía Argana 2013, que concedió el premio a Antonio Gamoneda y que en 2015 concedió el premio a Nuno Júdice.

    -Mensaje del poeta marroquí Khalid Raissouni a Fernando Rendón
    -3 poemas en español y biografía Movimiento Poetas del Mundo
    -Traducciones de poemas del poeta tunecino Bouzid Herzallah Círculo de Poesía
    -Acerca de Khalid Raissouni El callejón del gato



    *********************


    Secretos más allá del olvido
    (Retrato de un sueño moribundo)

    A Luis Cernuda
    No es el amor un torrente
    que cualquier mano pueda detener.
    Yalal Ad-Din Rumi

    el poeta anda a ciegas con su sombra,
    bajo la transparencia que se asfixia
    y en el andén del tiempo oblicuo
    se van quedando atrás las estaciones,
    permanece el perfume del silencio
    y, en el espejo, ruinas.
    Tanto silencio, tanta sed,
    tantas noches de acero
    que vuelven ya a la nada
    sin cortejo.
    si en el silencio mueren,
    la tempestad jamás perdonará
    la falsa profecía
    que de tu viejo sol te despojara.

    En el andén del tiempo oblicuo
    se van quedando atrás las estaciones,
    flujo de mudas horas
    que aún no se han extinguido,
    se queda la agonía de palabras de espuma,
    estatuas invisibles en la soledad,
    crepúsculo de besos melancólicos,
    rosas y mariposas enfrentadas,
    y se queda el olvido,
    máscara de la edad que se consume
    y que acaricia el libro de ebriedad
    salpicado de rosas de papel,
    de una mirada cenicienta,
    insomnio de las almas en la sombra.

    Arrastras por detrás cielos de exilio,
    citas con tu lejano amanecer,
    himnos que el agua condecoran
    raras leyendas
    que huyen a otra dimensión del sueño
    y que se multiplican
    igual que melodías infinitas de un mundo que se extingue;
    asesinato de olivares
    bajo los ojos de la aurora,
    jardines de deseos relucientes
    y nocturno gemido entre las llamas.
    En lo oscuro se pierde tu mirada desnuda
    borrando los secretos de las aguas cautivas.
    Tú eres el río; tu noche, geometría
    de tumbas y relámpagos y abismos.
    A veces la ceguera te da paso
    a los confines de la luz,
    mas no despertará tu cielo cómplice:
    celaje sin estrellas, sin alas ni horizontes.
    ¡Oh calcinado corazón
    por el silencio de los arroyuelos!
    ¡Oh esclavo de tu última palabra,
    de los ecos de tu tierra baldía!
    ¡Oh amor amortajado por el brillo
    que arremolina el canto de las lluvias,
    ¡Oh testigo de voces que no son voces ya
    sino piedras y sombras
    que arrasan tu morada!
    Cuanto más te aproximas a tu propio destino
    más alejado te hallas de ti mismo.
    ¡Despierta el aire de tu infancia en luz
    que ya no volverá!
    ¿Te asusta tu retorno al vacío?
    y te lleva hacia orillas
    donde baila la muerte
    y en las que las raíces de tu tristeza laten.
    A solas gritas nombres en el aire,
    en el inmenso viento
    escuchas el rumor de los jardines,
    la música del viento que llora tu destierro
    atravesando espacios ardientes de tu miedo,
    vértigo de sombras confusas
    Más allá del olvido, sin embargo,
    anda el poeta con su sombra,
    bajo la transparencia que se asfixia
    Y en el andén del tiempo oblicuo
    permanece el olor de un transeúnte
    que no tiene sentido,
    el olor del silencio, las ruinas sin espejo.
    si en el silencio mueren:
    la tempestad jamás perdonará
    la falsa profecía
    que de tu viejo sol te despojara.




    ****************

    Secretos de la blancura


    La palabra es el secreto de algún Dios
    y la blancura una desnudez y el grito una ausencia,
    es otra pregunta sobre un libro que se oculta en el laberinto,
    Pregunta que no mendiga la respuesta
    y el laberinto una muda Biblioteca circular
    donde se acuesta la pregunta ciega de Borges
    traspasando la blancura hacia la eternidad
    una cara que no se proyecta en la tinta
    y el espejo un vacío o un eco
    ¿Eco o vacío?
    El libro es un espíritu errante
    una herida que contempla la distancia
    un cielo que reside en los límites de la oscuridad
    un camino que conduce al sin sentido.
    Somos el sin sentido demorado
    sublevándose contra la lengua,
    Somos el silencio de los señales,
    los sueños oprimidos
    que se funden en los labios escindidos,
    cual la nada escrita por una tinta humillada ...
    ¿Quién posee el secreto de esta blancura?
    La palabra es el secreto de algún Dios
    la blancura es nuestra eterna desnudez,
    y nuestro grito es el indicio de la ausencia.


    *********************


    Secretos del infierno

    Las letras son lanzas
    He aquí los días que exaltan los secretos del infierno
    usan las metáforas como máscaras
    para entretener al desconocido
    y yo contemplo el alfabeto
    y sólo veo al que se conoce
    multitudes de cuerpos desgarrados
    cuerpos que el olvido no engaña
    cuyas sollozantes voces se desvanecen
    en los tormentos de esta noche eterna
    voces nómadas hacia el ocaso
    que abandonan lo más oculto de la luz en mi lengua
    Y negocian por los saldos en los bancos.

    Veo mi alma volando las ruinas
    y veo mis sueños reprimidos que me abandonan vestidos de negro
    y veo colas mártires descender al infierno
    Veo mendigos
    en los portales de los gobernantes pidiendo el indulto
    y poco de ingesta
    Veo mi tiempo indefenso amontonándose como ceniza
    Oigo la llamada del cuerpo que sorprende la oscuridad de lo imposible
    Siento mis pasos
    me reprimen las tristezas, las palabras y los deseos
    y mis pies no encuentran ningún sendero que los condujera hacia su fin
    No hay sombra donde puedo refugiarme del poderío de engaño
    y de la oscuridad de una patria que ejerce el papel del misericordioso asesino
    cuando nos despoja de nuestra austera sabiduría.
    Me dijo ídolo: Tu edad es un espejismo y tus rencores no tienen fin
    Dije: Ven conmigo, edad florecida
    para que conversemos con la crueldad de este silencio
    Tal vez el silencio recupere el destello después del crepúsculo
    y devuelva el firmamento de las estrellas errantes


    ********************



    Secretos de la Caverna


    En el regazo de la tentación
    se quebró la piedra de Narciso.
    El rostro deseaba al relámpago
    de su imagen en los espejos del alba,
    su perfume en los ríos del olvido.

    ¡Oh, astro que vibras en la oscuridad!
    La ceguera es tu destino
    y tu corazón, pozo de estos años anodinos
    que se derraman en las tinieblas;
    tu capricho es una vieja sepultura
    de una aldea que aún sueña con la primavera.
    En el aire está el sollozo de las almas errantes
    dibuja el veneno de tus palabras confusas.

    ¡Oh, mariposa de tristeza,
    ves al moribundo Dios de la sombra !
    El sol muere,
    también Dios muere,
    el que habló, murió,
    su espada sigue aún sobre los cuellos.
    Dios murió en su jardín.
    Una sola muerte no basta
    para borrar la memoria de mis lunas insomnes.

    ¡Oh, elegías... dejad que transmigren sus almas confusas,
    candiles que sólo a sí mismos iluminan,
    transmigrad en el despreciable vacío
    que anima el gemido del éxtasis en mi sangre!

    Dios murió en su jardín
    y el mar ya recuperó su fulminante poderío,
    desnudando al hechicero temblor de mi pasión,
    el asombroso resplandor de las estaciones.
    El sol amortajó las oscuridades de mi alma
    y de mi desengañado silencio, vertiendo sangre
    en las llamadas de la tierra
    en su diluvio de desnudez.
    Un solo mar no tiene cabida
    en tal olvidado esplendor.

    Dios murió en su jardín.
    Me ayudará el mar a esparcir sus cenizas;
    Sus olas no renunciarán
    a limpiar sus pecados y sus alegrías
    y el viento no sacudirá su alma
    ni el humo de su tiempo baldío
    ni la sangre derramada en la intemperie
    cual tristes claveles.

    Dios murió en su jardín.
    Él que habló murió,
    mas su espada sigue aún sobre los cuellos.
    ¿Quién dijo que el poeta escuchará con amargura
    los fulgores de unas guitarras de amor?
    ¿Quién dijo que se adormecería extenuado
    en el regazo de la noche firme?
    ¿Quién dijo: las confusas almas que perdieron
    la frescura del agua recuperarán
    los candiles del tiempo?
    ¿Quién dijo: no arden sueños en el pecho de la gentuza
    cual hechiceros astros?
    ¿Quién dijo que mi perplejo aliento
    y mi rostro amortajado por la embriaguez de la noche
    no resucitará de las cenizas
    del otoño el fénix.

    Mintieron los rapsodas
    Y malditas fueron sus profecías.
    Dios murió en su jardín.
    La herida de los campos
    florece ya en el fondo de mi alma
    una canción que emana de los estragos de las estaciones,
    y en el horizonte veo ídolos esparcidos
    en este despreciable vacío,
    oigo los cascos de los caballos del tiempo
    que sedientos se apresuran hacia el luto
    de unos instantes imposibles.
    Dios murió en su jardín.
    ¿Quién dijo... y dijo?
    Él que habló murió,
    mas su espada sigue aún...


    ***********************



    Secreto de la identidad
    A Mahmud Darwish

    Bajo los vivos rayos
    de un día cualquiera,
    doblaron las campanas celestiales.
    Sumergido en su resplandor,
    el palmeral cantaba.
    Su luna entró en la agonía
    sobre el camino que conduce al lugar
    donde el silencio sobrevive.
    El silencio mortal, con su cuerpo y su alma,
    que, desnudo, se asoma
    a los umbrales de la aurora
    y desciende a los infiernos del vacío.
    El silencio sin color y sin nombre
    que arde en la infinita oscuridad.
    Su grito es una muda llamada
    bajo la sombra de la muerte.
    Su voz, una piedra
    y su identidad un tiro en la frente.



    *******************

    Secretos de la blancura


    La palabra es el secreto de algún Dios
    y la blancura una desnudez y el grito una ausencia,
    es otra pregunta sobre un libro que se oculta en el laberinto,
    Pregunta que no mendiga la respuesta
    y el laberinto una muda Biblioteca circular
    donde se acuesta la pregunta ciega de Borges
    traspasando la blancura hacia la eternidad,
    una cara que no se proyecta en la tinta
    y el espejo un vacío o un eco
    ¿Eco o vacío?
    El libro es un espíritu errante
    una herida que contempla la distancia
    un cielo que reside en los límites de la oscuridad
    un camino que conduce al sin sentido.
    Somos el sin sentido demorado
    sublevándose contra la lengua,
    Somos el silencio de las señales,
    los sueños oprimidos
    que se funden en los labios escindidos,
    cual la nada escrita por una tinta humillada ...
    ¿Quién posee el secreto de esta blancura?
    La palabra es el secreto de algún Dios
    la blancura es nuestra eterna desnudez,
    y nuestro grito es el indicio de la ausencia.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/27/News/Raissouni.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Dom 02 Jul 2023, 12:49

    Mohamed Ahmed Bennis



    Mohamed Ahmed Bennis nació en Tetuán, norte de Marruecos, en 1970. Es poeta, crítico, traductor y ensayista. Miembro de la Unión de Escritores de Marruecos y de la casa de Poesía en Marruecos. Delegado del Liceo Poético de Benidorm (España) en Marruecos.

    Ha publicado: Montaña ciega, Ediciones del Ministerio de Cultura, Rabat. Marruecos, 2006; Arrepentimiento debajo del lienzo, El Cairo, Egipto, 2012; Montaña ciega (versión española), traducción al español del autor, revisión y prólogo de Emilio Ballesteros, Colección Casa de Poesía del XII Festival de Poesía de Costa Rica, San José, 2013; El equipaje del vacío, antología poética (Bilingüe Español - árabe), traducción del autor, Ediciones Manantial, Priego de Córdoba, España, 2016; Arrepentimiento debajo del lienzo (versión francesa), Ediciones L’Harmattan, París, 2017.

    En 2007 obtuvo el premio «El primer poemario» concedido por la Casa de Poesía en Marruecos por su poemario "Montaña ciega". Ha sido incluido en varias antologías poéticas publicadas en Marruecos, Argelia, Egipto, Italia, Francia, España, Rumania y Costa Rica. Ha participado en diversas actividades literarias dentro de Marruecos y en otros países como Túnez, Libia, Omán, Egipto, España, Rumania, Canadá, Nicaragua, Costa Rica, Argentina, Perú y México.

    -Poemas Círculo de Poesía
    -Poemas Web Crear en Salamanca
    -Poemas Web Luz Cultural
    -Blog oficial de Mohamed Ahmed Bennis:
    -Alquimia y otros poemas Revista Conexos



    *****************



    Por: Mohamed Ahmed Bennis

    Poemas del libro ‘’ Montaña ciega’’ (la versión española), traducción del árabe del autor, revisión y prólogo de Emilio Ballesteros, coedición aprobada por la Comisión Editorial de la Universidad de Costa Rica y la fundación Casa de Poesía, Colección Casa de Poesía del XII Festival de Poesía de Costa Rica, 2013.



    Río extinto


    El mismo río colgado
    en la puerta del liceo,
    al verme,
    lloró y me abrazó.

    Me recuerda el descanso
    que solía inmolar
    en el centro del patio,
    vestido de nostalgia.

    Me recuerda el susurro
    que vertía sobre el cuaderno de mi amiga,
    a fin de enervar
    al profesor de matemáticas.

    Me recuerda a los amigos de antaño
    entrando en clase,
    con sus mudas lecciones
    bajo el brazo.

    Me recuerda los gemidos
    que fluían sobre el cristal de las ventanas,
    antes de dispersarse
    por sombrías sillas.

    Me recuerda la lluvia
    que se escapabaal cuartel,
    para acostarse con los soldados.

    El mismo río,
    inunda mis ojos de amor
    y se despide de mí.

    *******************



    La nube del extraño


    Tus manos
    o el agitar de los sentidos:
    ¿Todavía eres arcilla
    que sueña con el agua de la opacidad?
    Enciendes una guerra
    y extingues otra.
    Te quedas en la jungla
    como si fueras el rey de los muertos.
    ¿Todavía eres como siempre?
    Te ama la saliva que desciende
    hasta el abismo del deseo.

    Te ama y te ama,
    y te abrazan unos jarros llenos
    de blanca controversia :
    "Rasgad su nube
    que se rindió a los pastores,
    no lo dejéis desarmado
    como sus manos ".

    Así te humedeció el ojo de los dioses,
    y pasaste a escribir la historia de los pájaros
    que comen de tu cabeza.
    Pasaste a revelar lo que trazaron
    las temporadas de la viña,
    interpretas y anuncias
    como si los profetas
    estuvieran adivinando.

    Eres selvático y extraño,
    ¡que inmoles una nube por los tuyos
    y lances en el fuego
    el amor de las ofrendas,
    y subas al lugar donde envejecieron los anhelos!

    Ahora te vuelves muerto,
    no digas que tus manos
    pasaron a estar sin fuente,
    no digas que tu corazón
    te traicionó por el camino…

    Di : " se realizó el sueño
    y mi corazón
    selváticose hizo''.

    Di : ''así
    me enseñó el narciso
    los nombres y se derramó''.



    ***************

    Génesis de uvas


    Al fin,
    se durmió tu corazón
    después de haber sorbido
    toda la crueldad, con la que lo persuadiste.



    Al fin,
    recibiste el cielo en tu cajón,
    y te diste cuenta
    que hay luminosas picotas
    en los bolsillos de los muertos.

    Al fin,
    te arriesgaste a manchar con savia
    los cadáveres de quienes vuelven
    de la eternidad.
    Éste es el génesis de uvas,
    o mejor dicho,
    como los profetas
    montas al pez,
    llevas goma arábiga y pérdidas,
    luego subes la montaña
    sin preocuparte de las semillas de uva,
    que resplandecieron sobre tu espalda
    cubierta por el mármol.

    ...........
    Éste es el génesis de uvas,
    o mejor dicho,
    un puñado de amigos
    levantando con sus gargantas
    la tierra virgen.


    ********

    La cuna de Gilgamesh*


    Y lo vi
    bajar
    en secreto a la costa de la eternidad.
    Rueda su alma
    cubierta por algas,
    deletrea sus sentidos
    ocultados al vivir,
    y se refugia en una
    montaña azul
    que lo lleva volando
    sobre las pérdidas
    que crecieron bajo su brazo,
    o casi reduce sus sueños
    en hierba que cuelga en su pecho
    cubierto por la noche adámica.

    Dentro de poco,
    se embarcan sus vidas,
    y se despertarán
    con una indefensa creación.

    ……….
    * Gilgamesh personaje legendario de la mitología sumeria, el cuarto rey de Uruk hacia el año “2750 a de C”, protagonista de La epopeya Gilgamesh en la que se cuentan sus aventuras y búsqueda de la inmortalidad junto a su amigo Enkido.



    ***************


    Mi probable renacer


    Unos árboles galopan en mí,
    y los muertos recuperan
    sus cabezas maceradas
    en ese río de piedras.
    Manchan sus almas
    con más pérdidas,
    cubren sus pieles
    de uvas surgiendo
    de espaldas de ángeles.



    Mañana se refugiarán en mi garganta
    y se penetrarán allí.
    Unos árboles vuelan sobre mi alma,
    y veo fluir la alegría
    sobre sus mudas frentes.
    Esa es mi cabeza
    iluminada por delgadas estrellas.

    ….
    Pues,
    es probable
    que la vida vuelva a mí.




    **************

    En el sueño del poeta


    Las plumas que cubren
    la espalda del poeta,
    se parecen a la espuma
    que se deslizó
    por la noche de la hoja.

    Sobre sus dedos,
    brillan cadáveres
    y se apagan otros,
    viene un astro compartiendo con él
    su pagana nostalgia.

    Lo que está fluyendo
    por su boca,
    parece son sólo nubes
    que sorbió el poema
    antes que comenzara.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/28/News/Bennis.htm


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40548
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por cecilia gargantini Dom 02 Jul 2023, 15:04

    Muy bueno amiga lo de la poesía árabe. Me gusta mucho y me interesa, aunque no siempre comente.
    Besossssssss y buen domingo
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 04 Jul 2023, 10:38

    Amale Haddazi


    Amale Haddazi nació en Beni Mellal, Marruecos, el 11 de junio de 1976. Escribe en árabe y en francés. Es Licenciada en Lengua y Literatura Francesa y obtuvo un Máster en Literatura y Cine. Ha publicado los libros de poemas: Sombras de la luz, 2012; Las estaciones del amor, 2013; La canción de las nieves, 2014; El murmullo del pecado, 2014; Letra y media significación, 2016 y La venganza contra la oscuridad, 2018.

    Ha participado en varios encuentros poéticos y fue invitada de honor a la reunión de poetas inmigrantes en París. Ha sido galardonada por varias asociaciones. La asociación francesa Flammes Vives le otorgó la medalla de bronce por su poema Las curvas del silencio, que se publicó en varias revistas y periódicos árabes. Por su obra poética fue galardonada con el Premio Honorífico de la Asociación Rencontres Européennes. Obtuvo el Premio de la UNICEF por su poema Qué amamos. Dirige talleres de teatro y lenguaje corporal para niños. Ha sido miembro activo de la Asociación Culturas y Artes de la Montaña.


    ******************



    لا أحد يُجيد سماع الحمقى




    Nadie puede entender a los locos

    Excepto el sabio

    Que sabe leer los gritos de los muertos

    Que arrastran decepciones

    Cuando se metamorfosea el dolor.

    Cuántas veces he culpado al aburrimiento

    Sólo por no saber celebrar la indiferencia

    De sus heridas abiertas sobre lo desconocido

    Y este aire cristalizado hace cien años

    En la garganta de una pared

    Haciendo amor

    Con un rayo de luz.





    بسخاء محتضر



    Con la generosidad de un moribundo

    Me arranqué las pupilas

    Para restablecerme esta pared,

    Llena de incertidumbre.


    *******************



    اصدُقيني القول



    Dime sinceramente ¿por qué escribes sobre las páginas de la muerte?

    Así me preguntó una vez un olvido

    Con su vestido cansado y lleno

    De suspiros intercalados.

    Rita respondió con un aire indistinto

    Escribo...Escribo…Escribo

    Para regar un

    Pecho resfriado

    Para una sonrisa perdida

    Al borde de la muerte,

    Por los corazones vacíos,

    Por los nidos

    Que no se incuban en presencia

    De la muerte.

    Escribo por la vida

    Que no ha nacido

    Por el verde

    Por los cuartos oscuros.

    Escribo por el absurdo

    Para mis entrañas tan cansadas de preguntarse

    Por un camino sinuoso sin horizonte,

    Por el negro

    Tan amoroso de un beso blanco.

    Por un sueño transparente

    Sobre paredes manchadas por las balas en tiempo de guerra…

    ¡Escribo...Escribo…Escribo…!


    ******************



    لم يَعٌد في هذا القلب



    Ya no queda en este corazón

    Más que el susurro de un ardor olvidado.

    En mis paredes errantes

    Dibujo el vacío y sonrío a mi cara

    Que perdió sus rasgos.

    Si pudiera romper este silencio

    Con el fósforo chirriante

    De mi corazón quemado.

    Me pierdo en los brazos de la distancia

    Y trazo los ecos de mis cartas

    Que descienden como una lágrima atrapada

    Al fondo del alma.

    Robo mi impaciencia, la alimento en mi terraza

    Olvidada en los contornos de tu rostro

    Y en el olor del papel impregnado de tu ausencia.



    *****************


    أقول له  هل أحببت عطري
    فلتعتقه جيدا في قوارير الذاكرة ...


    Le dijo: has amado mi perfume.

    Manténmelo bien, en frascos de memoria.




    ***************


    لست لي




    Tú no eres para mí

    Yo no soy para ti

    Somos sólo un punto en el vacío.

    Llenamos nuestros bolsillos con agujeros

    Devorados por la luz.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/29/Haddazi/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 05 Jul 2023, 16:55

    Mohammed Bentalha


    Mohammed Bentalha nació en Fez, Marruecos, en 1950. Es un poeta consagrado de la generación de los setenta, por su expresión poética post-modernista. Ha publicado los poemarios: El canto del cisne, 1989; Nube o piedra, 1990; Sodoma, 1992; Al reverso del agua, 2000; Ay si yo fuera ciego, 2002; Un poco más, 2007; Obra poética 1970-2010 (2013); Silbato en aquellas escaleras, 2013; Pierdo el cielo y gano la tierra, 2014; Visiones en la estación de cambrones seguido de: ¿Debajo de qué escalera pasaste?, 2015; Obra Completa 1970-2015, 2016; y Como un lobo solitario, 2019. Publicó también una biografía poética: El puente y el abismo, 2009. Fue homenajeado por su trayectoria poética varias veces tanto en Marruecos como fuera del país. Ha recibido premios por su trabajo poético de los que destacan: El Premio de la Unión Nacional de los Estudiantes de Marruecos, 1971, el Premio Internacional de la Ciudad de Fez del Libro, 2015, y El Premio Internacional de Poesía Argana, 2016. Es miembro fundador de la Casa de la Poesía en Marruecos, de la Liga de los Literatos de Marruecos y de la Red Universitaria Euro-Mediterránea para la Poesía en Estrasburgo. Fue también secretario general de la Unión de los Escritores de Marruecos.

    ***************

    APRESURADAMENTE, EN EL FIN DE LA TIERRA



    Apresuradamente,
    construí la barca
    y liberé la paloma.
    No le dije cómo podía girar alrededor de la tierra,
    en el sentido contrario de las agujas del reloj,
    ni cómo volar sobre las nubes.
    Bajo sus alas:
    Un huevo de serpiente,
    Y una piedra filosofal.
    Solo, he tomado una pluma de su cola.
    y escribí sobre el huevo de la serpiente:
    El camino más lejano es el más cercano.
    Después dije: Que la paz te acompañe.
    Y enterré mi cabeza entre las nubes.
    Mañana habrá otra barca.


    **********************


    ASÍ OCURRIERON LAS COSAS
    [Al día siguiente]



    Antes de dormir
    tomé un papel.
    O lo doblé como una barca.
    y escribí: «Mar».
    Luego me adormecí.
    No pasó nada.
    Pero, en el fondo del sueño, la cama se movió.
    Y de repente estaba en la barca.
    Las ballenas llenaban la habitación.
    Y las olas estaban delante de la ventana.
    Un momento, y borro lo que escribí.
    Voy a volcar la barca.
    Y amaneció.


    ********************


    EXTREMADAMENTE CONFUSO ESTOY



    Como cualquier pingüino en las cimas de las montañas,
    dejé mi teléfono en modo avión y me adormecí.
    Cuando me desperté me encontré
    al pie de la montaña,
    como un duro pedrusco.
    Pero, tenía dos alas y un pico.
    Dije: esto es increíble.
    Y de tanto asombro
    ¡Cuánto he movido mis alas en todas las direcciones!
    ¡Cuánto he estornudado!
    ¡Cuánto he bostezado!
    ¡Cuánto he mordido mi labio inferior!
    Luego, en mi garganta se secó la saliva.
    Se secó completamente.
    Y aún sigue así,
    hasta el día de hoy,
    Me pregunto:
    ¿Qué puedo hacer solamente con un pico de cobre,
    dos alas de cera
    y una caña?
    ¿Qué puedo hacer
    en este mundo
    entre tierra y agua,
    entre un pedrusco en el pie de la montaña,
    y una pluma en las cimas?


    *******************


    COMO UN LOBO SOLITARIO



    Yo también
    Seguiré la Torá
    y escribiré sobre mi muerte antes de que suceda.
    Esperad mi muerte.

    Esperad a que el mar se hienda,
    no aparecerá ninguna isla, ni siquiera una rima.
    Sólo alambres de púas entre mareas altas y bajas,
    en menos de un segundo.

    Sea lo que sea
    no moriré cuando esté dormido.
    Y no advertiré a nadie excepto a mí.
    Yo soy mi excepto.

    Antes de morir,
    derrumbaré todas las casas,
    excepto una casa:
    mi lengua.

    Solitario he vivido.
    Y solitario moriré.
    Sin privilegios, sin atributos.
    Soy el último lobo.


    *****************


    ME QUEDÉ CIEGO



    Al inicio, estaba bromeando,
    especialmente cuando escribí: "Ojalá estuviera ciego".
    Entonces la crecida inundó la Estación de arena.
    Y de repente,
    me quedé ciego:
    en la vida,
    en la poesía,
    y hasta en el amor…
    Ya
    cuando levanto la copa delante de aquella de quien mi alma se enamora,
    la copa se rompe,
    y cualquiera que la beba
    duelen entre sus manos las esquirlas,
    el aire lagrimea
    y la niebla sangra.


    *********************


    BENDITAS SEAN LAS MARIPOSAS



    Finalmente
    encontré la solución.
    Ya no salgo a cazar durante el día.
    Duermo de día
    y cazo por la noche.
    En la noche:
    El lenguaje es un galgo que corre
    en todas las direcciones,
    delante de mí.
    Y yo soy el único nido.
    Y la buena suerte es que donde yo apunto, estoy cerca de mis pies.
    Cómo evitarlo y tantas son las trampas,
    las águilas
    ¿y las piezas de caza?


    **********************


    UN BAÑO DE SOL TODA LA NOCHE



    En Fez No hay mar.
    El mar está en los ojos de una mujer que amo
    y me encantaría que su nombre esté aquí: Tislit.
    O riada:
    ¡Vidrio
    y azufre!
    ¡O playas!
    ¡O cuando meto los pies en la noche del tintero
    y corro descalzo
    sobre los guijarros,
    sobre los caracoles,
    las cascaras
    y las cortezas!

    Solo
    para que desaparezca la diferencia entre las palabras
    y los significados

    O mar
    ¿Qué son las palabras y qué son los significados?
    ¿Qué son las épocas, y qué son los segundos?
    ¿Quién eres tú?
    ¿Y quién es Tislit?
    ¿Quién soy yo?

    O mar
    ¿Por qué hasta ahora: tú estás allí
    Y yo estoy aquí,
    en el medio?
    La arena está ebria
    y la espuma se adelanta un paso,
    y se retrasa dos.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/30/MohammedBentalha/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Jue 06 Jul 2023, 20:10






    Mohamed Hajji Mohamed


    Mohamed Hajji Mohamed nació en Tánger, Marruecos, en 1958. Es uno de los poetas esenciales de la generación de los ochenta en el panorama de la poesía contemporánea en Marruecos, también ejerce un papel muy importante en la prensa cultural en Marruecos con sus crónicas en el periódico Akhbar Al-Yaoum, anteriormente escribió reseñas y crítica literaria, ha traducido varios libros del francés, y publicó sus poemas en casi todos los suplementos culturales de Marruecos. Dirigía un site web de Literatura que se llama Acropole que él mismo ha fundado en 2006. Es miembro de la Unión de los Escritores de Marruecos desde hace décadas. Ha participado en varios festivales nacionales e internacionales de poesía y ha publicado en muchas revistas literarias árabes. Autor de varios libros.

    Ha publicado: El lobo de los desiertos, Ediciones Anajah Aljadida, Rabat, 1995; Una mañana que no concierne a nadie: poesia, Ediciones Infoprint, Fez, 2007; Yo... Perteneciente a la dinastía de la flauta, Poesía, Publicaciones de la Unión de los escritores de Marruecos, Rabat, 2013; El síndrome de Prometeo, ensayos sobre arte y literatura, Ediciones Agora, Tánger, 2021.


    *******************

    Escenas incompletas


    Ya no hay
    más que este barrio
    donde los niños corren como ríos de cerezas,
    y donde pronto
    los perseguirá
    el ladrido de la vecina
    como balas perdidas
    desde la ventana.

    Ya no hay en el balcón.
    sino una mujer
    que le grita a su niña una orden
    con la elocuencia del lirio
    y una muñeca que salta sobre la cuerda
    a veces
    y a veces juega allí a la rayuela
    junto
    al umbral de la casa.
    El mismo umbral de la casa
    que devora tu carne
    cada fin
    de mes.

    Ya no hay en los cafés
    que albergaban
    nuestros encuentros
    íntimos
    nada más que las molesta algas
    y ruidos que asoman sus asombrosas cabezas
    como ovejas
    desde camiones antiguos.
    Ya no hay en aquella ciudad
    sino sus plazas de barro
    y el polvo
    que probablemente coqueteará con los ojos de los transeúntes,
    o tirará con las piedras
    sobre nuestros sueños baratos.

    Esta ciudad
    no se ríe
    y si alguna de sus calles lo hace
    se girarán hacia ella las casas
    asustadas
    y regresan
    a sus barrios
    con la rapidez de una niña enojada.



    *****************

    La primera noche


    En la más florecida oscuridad
    se despierta el temprano aullido
    en mi cuerpo
    y veo dentro de mí una mujer reluciendo
    en el orgullo de los reyes
    Veo miles de pájaros vigilando
    mi alcoba
    vacilando
    y arrojando la cúpula de mi sueño
    al canturreo de los deseos ardientes
    Y al darse la vuelta desaparece
    como una infinitud de estrellas, ahí:
    en los cielos lejanos

    En la más florecida oscuridad
    las guerras y las canciones es inicio de una tormenta.
    que llora
    en los castillos del tiempo

    mientras mis deseos ahora son:
    viajes
    vino
    yuna gacela
    sobre mis sábanas
    dejó su ramita de fragancia
    y luego empezó a responderal llamamiento de la tiza

    Colgados
    todos los sueños luminosos
    de su néctar caluroso
    yrelampagueando en el crepúsculo de su galaxia, canta el anhelo,
    y yo soy el apasionadoque
    no tengo
    en el flujo de las letras nada
    salvo la infancia del insomnio,
    y algo de la santidad de los sabios perplejos
    ¿Cómo entonces me propondré desertar de un apasionado amor
    queasalta el corazón y no
    conciertaninguna tregua dentro de mí?

    Será porque mi frente está rodeada de los tormentos de astros
    Para Rabab he dibujado un jardín de anhelo
    para un paseo bendecido por las flores de terciopelo
    y yo acompañé?
    o porque su mansedumbre es de la belleza de un ángel
    colgué en el contador de mi pecho
    la infancia de su abrigo
    y entré en los mares de la pasión
    como barquero
    balanceándome entrelas olas de los recuerdos!

    O noche
    O continente de alegría extendida
    O perla vacilando entre los muslos de este universo
    Déjame lejos de una mujer que asola las regiones del cuerpo.
    y cuando aúlle en su jungla
    la torre de losdeseos ardientes
    que desplegó sus facciones de una vez
    y siguió
    tirandomi corazón
    y las sábanas de mi sueño anhelado.


    ************************


    El lobo de los desiertos


    Cada vez que él anhela me aprieta,
    exalto las tormentas en la oscuridad.
    Supe por qué los planetas devoraron
    las nubes con avidez,
    ¿¡Por qué las nubes se encaminaron sucesivamente
    A mi habitación!?
    Yo soy el lobo de los desiertos que
    Misteriosamente me esparcen los aullidos
    en los límites de las estepas
    no le interesa a mi confidente
    si una tormenta velara entonces sobre suselogios
    y arrojaradel exterminio de los vientos
    el esplendorde mi canto,
    si en mi habitación una estrella se fijara la mirada
    y ve en el sillón de mi tristeza
    un ángel delirante,
    lo ve iluminar, y por enésima vez,
    el patio de la amante
    ampliar su cortejo
    en el estruendo de mi truenos

    Y por ser consagrado a las pasiones
    adornado del estallido de mis mares,
    Me obsesionó el puerto de una mujer
    que mezcla el tiempo con los luceros,
    seduce la distancia del extravío
    y luego me suplica que me divierta allí
    donde están los campos de mis delicias.

    Y porque unaaldea del Atlas me ocultó toda un alma,
    en mi cabeza tuvieroneco tumultos
    mi ojo vio su sueño esparcirse como las perlas un collar arrancando
    vio las facciones de la amante eclipsarse en los parpados.

    O lobo, confidente mío
    No nos importasi noscansa la desventura
    de este viaje,
    y hemos llevado el sombrero de la nostalgia,
    y nosencendimos en los caminos,
    No nos importa si nos sorprende el deseo de un narciso
    que sabe cómo seducir sus mariposas en la noche
    y los extermina dulcemente
    en aquel infierno

    No nos importa si te pierdes en "La Coupole"
    el camino de una flor bereber.
    luego te fuiste a vagabundear por la escarcha de los senderos
    igual que una gloria en su ocaso,
    tal vez una viña salvaje derrame mi estrella polar

    En la revelación,
    he cogido la mansedumbre de unasilla,
    y llamé a tus hechizos más íntimos
    paraque compartascontigo las coronasde tu abismo
    ycopas
    de una perplejidad
    pecaminosa

    Si no fuera
    quelas velas
    del pecado
    serindieran hacia tu imprudencia
    pagana
    allá
    no habría tenidoun anhelo
    a comprometerme
    con el jardín de la feminidad.


    ******************


    Desolación de los vestíbulos


    Durante sus días lluviosos;
    y con la antigüedad de una mesa donde habitan los vientos,
    te vi como la estrella en su soledad
    en un antiguo firmamento…
    Promete un reino a las nubes,
    y dirige hacia la aldeade mi sueño
    el relincho de los mares.

    A unas hojitas
    cuyas blancuras llevaron tantas guerras
    pidiéndome un espacio
    y cambiándome un potro del delirio
    por una mujer misteriosa

    Durante sus noches lluviosas
    te vi o chaval
    Estabas improvisando flores
    enuna asombrosapresunción.
    En tu cabeza,
    duermenlos pájaros con vestidos de dioses.
    En tu manto de invierno
    se ocultan miles de tormentas,
    y la ferocidad de un lobo
    en su camino hacia la presa.

    Oh aspirante
    en el archipiélago de mis lejanas distancias
    ¡O símil de mi rayo salvaje!
    ¿Qué copas vertidas brindaremos esta noche,
    al borde de la vida?
    Todos los sueños inertes
    a cuyas copas nos convertimos adictos.
    ¿A qué aldeas oscuras conduciremos
    estos pasos,
    y en sus calles se cerraron de golpe todos los caminos?!

    Desde este laberinto escoltado porla compasión de las nubes:
    vi las farolas
    demi enredó en el amor
    perdidas en el andéndel frio
    vi sus noches bereberes extendidas
    como la coleta de una gata.
    y a lo lejosde una golondrina llena del hechizo de fuego
    aparecen las extraviadas cabritas
    maltratando los clientes de una cafetería.

    Mientras que desde una ventana imaginaria
    una confusión me acecha,
    invocandoel amparo de la bandada de pájaros
    que provenían de mi memoria
    cual íntimosamigos;
    me repartieron los flagelos de tu anhelo
    y ven en las calles
    los que celebraron tus soles
    apoyándose
    en alguno
    detus senderos
    como reproche.

    *************************

    Los abismos del gallo diabólico


    Un sueño se viste de mis velas,
    y yome pierdo por las entrañas de la estepa
    sufre en la oscuridad la frivolidad de una tormenta
    y comparte con su senderola astuciade mis estrellas.

    ¿Qué vientos se desplomaron en su cresta
    y se escondió como un ciervo
    cuando el rugir de las nubes?

    Era el gallo diabólico
    el renegado en declarar su insolencia,
    a veces me hace el truequecon las veladas de una mujer
    y después ilumina sus vestíbulos
    con el elogio de mis truenos
    ymis desolaciones, cuántas lunas llevaron
    en un cortejo nupcialque el anhelo ha domado ahí:
    con la sabiduría delos brindis.
    Cómo "Bab Al-Mansour" contemplaba en lo que parece
    un descuido de sus golondrinas,
    y no conducía el balido de mi errar
    en el éxtasis de una grulla?
    ¿Y si con la revelación de las flautas lavara sus paredes?
    y engaña lo que retenía
    de los pastores de la oscuridad?
    Será porque sus citas se apoderaron de mí,
    me enrolló este glorioso amanecer
    donde los jardines de sus delicias
    hacia las piernas de leonas?
    ¡Estaba sorprendidopor el libertinaje de esta luz!
    Fue en la memoria de los pájaros
    una "Rosa" escondiendo sus torres
    y porque de repente los candiles de una vidente en su templo
    conspiraron contra mi corazón,
    me reconcilié con lapertinaciade mis huracanes;
    He agitadolo que quise
    laseducción de las flores.

    Si bien hay mesas que se llenan con el cantar de caballos,
    Tiran hacia el espacio
    un rebaño de nubes,
    Te vi en los ecos de los astros
    pendencierocon una muchacha
    que cruzaba una escena
    que se llena delos compañeros de la ebriedad,
    Vi becerros
    quecompartieron conmigo el exterminio de los lagos
    paseando por los campos como el delirio.


    Y allá en la otra orilla de la órbita de las viñas,
    una montaña que se derrumba
    delante de
    la arrogancia de su embriaguez,
    los gansosacechando
    la llamada de una ardilla.


    *********************


    Una tormenta que siempre engaña


    Aquella que
    entro
    en tu atardecer
    desde las copas de las mujeres alegres
    Acaso le fusiló
    a mis confidentes
    con su más feroz perfume?
    ¿Quiénes la que iluminó con un gesto de flor
    la asamblea de pájaros
    dibujando para mercurio
    mil trampas?
    No es una coincidencia
    si ella canta en el portal de la dulzura la alegría de un lobo
    la más deseada de sus riñas
    son las que me brindó
    debajo
    de las sábanas
    Es la tormenta que
    despertó en tu corazón
    este aullido!
    ¿Cómo el delirio adornado conla confusión
    aprovecha la distracción de unpecho
    que has sufrido su abandono?
    ¿Hasta cuándo las flores
    estarán cautelosas
    conel deseo
    de mi asalto?
    Mientras
    las Pléyades esculpen nuestra desolación,
    el que se acomodaen el patio de su ebriedad cantaba
    vacilando
    delas cosas que sopla el viento,
    y cuando la tempestad trato de seducirle,
    lecomplacía la ley de midiversión
    y después se fue
    levantandoel sombrero de mipasión
    a los deslumbrantes soles de la oscuridad.

    O Cefeo
    cuyasperlas
    cernían el poder de los seres,
    ¡sobresu pechose aplastó la soberbia de las nubes!
    De todos los suburbios
    vinieron hacia ti manadas de rinocerontes
    y las flores que asaltaron
    en ti la pertinacia de la luna.
    ¡Qué trance he ascendido susescalas
    rodeado de la descuido de tus lagartos,
    para que disimules la gloria de aquel que profundiza
    intensamente en el amor de esta órbita.
    enloquecido conel ritmo pagano.
    y buscando piezas de caza de esta nebulosidad
    con el odre de las delicias
    contemplé una brújula de mi mentor,
    Yo soyel que huye de la tormenta
    hacia otra tormenta que no engaña
    y yo no estaba
    extraviado!
    Estaba fijando mi mirada en mujeres de Canaán
    que se perfuman de la noche
    y del jazmín,
    coquetean
    cuando tocan con sus muslos
    los elogios de la mesa,
    o
    el poso de los murciélagos
    que las tinajas arreglaron
    para saquear los tobillos de aquellas flores.
    Extraviado
    no estaba él!
    fijabasu mirada
    en el eclipsedeastro
    y no le gustaba más
    que elcoloquio de la mariposa.
    Todo esto pasaba
    cuandoestaba desierto el cielo del club nocturno
    excepto del humo
    que presuntuosamente
    arrastrabael carro de mis penas
    instigando mis fantasías
    en contra
    delcontinente
    de la confusión.








    Traductor: del árabe Khalid Raissouni







    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/Antologia/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Vie 07 Jul 2023, 18:19

    Hamid Skif


    Hamid Skif nació en Orán, Argelia, en 1951, murió en 2011. Poeta, dramaturgo y narrador. En 1968 se unió al renombrado Théâtre de la Mer, también bautizado la Acción Cultural de los Trabajadores. El editor Jean Senac publicó en 1971 poemas suyos en su "Antología de la poesía joven argelina de expresión francesa". Llevó a la par su actividad intelectual, poética y política. En 1978 fue laureado por la obra de teatro Une si tendre enfance. En 1979 publicó una antología de poesía argelina en castellano en España: País de larga pena. Ha fundado asociaciones de escritores, de jóvenes y de grupos periodísticos. En 1997 se instaló en Hamburgo donde publicó "Poemas del adiós". Otras obras: Nouvelles de la maison du silence (1986); Citrouille felée; "La princesa y el clown" (novela, 1999), "El testamento" (teatro), "Las escaleras del cielo" (ensayos) y "Pequeñas historias para hacer reír un caballo".

    ********************

    Contra poema


    El hombre que lo escribió vive
    en una excalle
    Ya es un exhombre

    Suicidado

    Con el corazón embravecido
    recobra vida

    El verbo incandescente
    La fiebre en la boca
    Desgarra sus palabras
    para hacer de ellas una conciencia ametralladora



    ***********************

    Flores del paraíso


    Un hombre solo andaba en el prado
    Su sombra le pesaba

    La llevaba en brazos, atravesada

    Y le goteaba
    a lo largo del camino

    El hombre estaba triste
    Quería comerse los propios sesos
    y los pies
    Para olvidar el tiempo
    Vivido en balde

    El mármol estaba caliente
    Depositó en él su alma y soltó un largo llanto
    para regar las flores del paraíso.



    ********************

    Vivir


    Vivir
    de terror acongojado
    De una
    palabra vencida
    De noches de espanto
    Vivir de la amenaza
    Vivir
    respirando sin ruido
    Detrás de la puerta
    Las persianas cerradas
    Vivir de los ruidos callejeros
    De un coche que se detiene
    De una voz apenas audible en el rellano
    De una llamada telefónica
    De voces anónimas
    De un cañonazo a lo lejos
    De una bala perdida
    De una bala que ha matado
    De una navaja oxidada degollando al amigo
    Vivir y morir
    con los ojos
    los rostros queridos


    ******************


    ¿Qué vas a decir?


    A los misioneros en pena de caridad
    A los solidarios
    que bañan su lengua en tus heridas
    A los amigos que se compadecen de tu suerte
    ¿Qué les vas a decir?
    ¿Les contarás tu vida de forma escalonada?
    ¿Llenarás la escarcela de su conciencia
    Sacudirás las palmas de su capilla
    o
    Enarbolarás la tozuda bandera de tu desamparo?




    *****************

    Por tus ojos


    A Widad

    Por tus ojos y los de los niños del mundo
    por esa sonrisa que anuncia el día liberado
    mendigo la esperanza
    el pan
    y un día
    de alegría

    Por tus ojos y los de los niños del mundo
    Por esas manitas que acarician la
    alcoba
    fabricaré un juguete de piedra lunar
    cosido con rayos de ternura

    Por tus ojos y los de los niños del mundo
    por esa voz argentina que se te encalla en
    la garganta
    voy a tocar el tambor
    pero
    jamás olvides niña mía
    que
    por tus ojos y los de los niños del mundo
    hay hombres que mueren cada día al sol
    por no haber podido vencer a tiempo
    a los ladrones de sueños




    ****************

    Homenaje


    Mujeres sentadas en los recovecos del tiemp
    los rincones tiernos de la edad
    Mujeres sometidas a la corrosión
    de las miradas ácidas
    de las amenazas susurradas
    y rugidas

    Mujeres de tierra y agua
    palpitantes al primer silbido
    de Adán
    Los manzanos han desviado sus promesas
    y las carretillas ya no toman
    los senderos que llevan a los prados

    Las cimas veladas se callan
    para escuchar las águilas calvas que se afilan el pico
    y las hormigas han detenido la caravana en la cresta de
    las dunas doradas

    Mujeres de cáñamo y hierbas locas
    sometidas y vencidas a la primera sonrisa
    de la creación

    Mujeres de palmeras y fuentes
    acorraladas en el golfo de las habladurías
    los juegos infantiles han abandonado a la casada
    y en vuestros ojos tiembla el fuego alimentado
    por las riñas amorosas

    Mujeres sentadas en los laberintos de
    la pasión cosechada por los gritos del
    parto

    Mujeres del ayer, del mañana
    sobre la tierra maltratada
    y adornada por vuestras manos
    siempre quedará en alguna parte
    una boca para ensalzaros y gritar
    con tozuda esperanza que sois
    el canto del mundo no consumado

    Mujeres soberanas de los tiempos
    antiguos y las conquistas futuras
    sobre las olas y en los viento
    Llevadas por las chalupas
    de vuestros cuerpos molidos
    Un día no quedará en esta tierra
    más que un hombre para adoraros y
    amaros
    Será el guardián del paraíso

    Eva vive en Palestina
    y en el Sahara se detienen las olas
    al pie de una mujer desnuda
    armada de una sola sonrisa para desconcertar
    a los agentes de la muerte

    En cada mujer comienza el mundo
    y lo decís tan tranquilamente
    en el tono de los graves susurros
    que recuerdo haber aprendido de mi madre
    los secretos de vuestra búsqueda

    ¿Dónde estáis pues mujeres de mis deseos
    cascos de jarra en la tierra perdidos
    fragmentos de silencio y heridas abiertas
    a mis ojos de niño vestido sólo de vuestras
    promesas?

    En las hojas de cada árbol que crece
    y en el asfalto de las ciudades curtidas
    habrá siempre para mí
    un nombre de mujer inscrito
    para no
    perder la esperanza



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/62_63/skif.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Dom 09 Jul 2023, 13:31


    Achour Fenni


    Achour Fenni nació en Sétif, Argelia, en 1957. Enseña Economía Política y Economía de la Información en la Universidad de Argel. Es miembro de la Unión de Escritores Argelinos desde 1994, Miembro de la Unión de Escritores Árabes desde 1995 y Miembro Fundador de la Asociación de Creadores Argelinos desde 1992. Ha publicado los libros de poesía Zahratou dounia (La flor de la vida), Argel, 1994: obra traducida al francés por Abdecelem Ikhlef y publicada por la Unión de Escritores Argelinos. También publicó el libro Un homme de opusiere (Un hombre de polvo), Argel, 2003. Ha realizado traducciones al árabe de textos escogidos de Rimbaud, Baudelaire, Eluard, Blake, y Whitman, entre otros autores. Próximamente aparecerán sus libros: Un printemps précoce (Primavera precoz), Un été entre les doigts (Un estío entre los dedos), y Poèmes du Monde Entier (Poemas del mundo entero), Traducciones desde el francés y el inglés. Sus poemas han aparecido también en las revistas: Amal (Argelia), El Jeel (Chipre) y Al hayet Ethaqafia (Túnez). Ha realizado antologías de la poesía contemporánea argelina (Por una antología de la poesía moderna en Argelia, L. Ouassini, Argel, 1991; Antología de Poetas Árabes Contemporáneos, S. El-Babtine, Kuwait, 1998 y La Nueva poesía en Argelia, Universidad de Orán (Argelia) y Doha (Qatar), 1999. Participó en el Festival de la Poesía Magrebina y en el Festival de la Poesía Árabe, en Rabat, Marruecos.



    *****************


    Oum El Hili


    Oh río de mi memoria
    Espérame un poco
    Devuélveme los rasgos de mi rostro
    Dibújalo como siempre ha sido
    Bello y suave.

    Encuentra de nuevo la armonía del éter,
    Encuentra de nuevo la disposición del color de las estaciones,
    El ritmo de las plumas de los pájaros.

    Reúne los dedos de mi madre sobre mi frente
    Y déjame probar el paso de los segundos.
    Devuelve el hormigueo a mis pies
    Y permíteme saber dónde estoy.
    Un día, me lancé sobre los trazos de tu bruma
    En busca de las causas de la tristeza.
    Te he dejado en la casa de mi madre
    Madurando entre la palma de su mano.
    ¿Cuál mano es ésta que ha abusado de las flores de tu juventud?
    Reune los dedos de mi madre sobre mi frente
    Prométeme el ahogamiento en no importa cuál
    Canción, escóndeme en no importa cuál espiga
    Espárceme sobre un montículo cualquiera
    Ah Oum El Hili, permíteme
    Borrar cincuenta mil años
    Y reconstruir mi memoria de nuevo
    Ayúdame a borrar el tiempo
    Y la geografía

    Porque tú eres mi comienzo y mi fin
    Solamente tu rostro me conoce
    En ti, he visto el esplendor de la tristeza
    En ti, he conocido el secreto de la escritura

    Y contigo he aprendido cómo llevar la cabeza sobre mis hombros
    Y cómo marchar más allá de tus valles
    Tus triunfos me han paralizado
    Y me vuelvo a encontrar extranjero
    Persiguiendo mi rostro detrás de tu bruma

    Reúne los dedos de mi madre sobre mi frente
    Prométeme el sofocamiento
    Entre no importa qué canción
    Haz de mí un extraviado
    Sobre no importa cuál montículo en Oum El Hili
    Permíteme cubrir mi frente con mis manos
    Contemplar mis rasgos de frente
    Comprender el secreto de la tristeza
    Escribir mi semblante, con los dedos de mi madre
    sobre mi frente
    Para que la locura de la escritura se libere
    De mí para siempre.



    Oum El Hili 22/07/1982

    *Oum El Hili, lugar de nacimiento del poeta.

    *****************




    Cuando pasas de cerca



    Pasas de cerca,
    Plácida al pie mío,
    Con la carga de una hormiga
    Y la fertilidad de la primavera.
    Entre tus pasos se dan prisa mil caminos,
    En tu jadeo
    Se apresuran mil braseros.
    Tú pasas,
    Todas mis venas comienzan a sangrar,
    Pierdo todos mis costados
    Y como un niño de pecho
    Comienzo a llorar.







    Pasas justamente al lado,
    Mientras que entre libros yo estaba disperso
    Mi mano encima de la mesa de juego.
    Cruzas al lado,
    Dejas escapar una sonrisa,
    Una perla
    Encaramada en medio de tu frente
    Como una madre de todos los infantes.
    Corro hacia ti,
    Te llamo,
    Tú no escuchas nada.
    Pierdo mis piernas,
    Pierdo el juego
    Y veo a mis libros devorados por el fuego.







    Pasas precisamente al lado,
    Con la carga de todos los tiempos pasados
    Y aquella de los tiempos por venir.
    Veo una perla sobre tu frente,
    Sobre los labios has encendido una sonrisa.
    Los rasgos de tu rostro
    Aquellos de un profeta
    Pasas al lado
    Y yo fatigado
    Caigo de cabeza.







    Pasas de cerca,
    El tiempo que vago entre las calles
    Repleto de energía,
    Rechazado por todo los cafés,
    Como una estela de humo,
    Expulsada por la chimenea de una fábrica.
    Sin pereza alguna,
    Vago entre las calles.
    Conozco su manera de galantear,
    Conozco su forma de distribuir el beneficio
    Tras las horas de trabajo.

    Pasas de cerca,
    Tu humo sube como en olas
    Todas las fábricas se declaran en quiebra.







    Pasas de cerca,
    Cortejo de dicha
    Hacia ti veo correr un regalo
    Este campo de flores.
    Toda mi familia ayuda
    A abrir todas las botellas de perfume
    Y a quemar todo género de inciensos,
    Como lo hacen con toda desposada.

    Pasas de cerca,
    Haces volver todas las cabezas,
    Y como un viejo tonto
    Veo volver a mi cabeza.







    ¡Y después!
    Te veo pasar,
    Como si jamás hubieras estado fatigada,
    Como si no hubieras practicado nunca
    El vaivén.
    Toma,
    Tu camino te grita en el rostro
    Que no tengas miedo.
    Yo te había asesinado
    Y sin embargo
    Te veo pasar.
    A pesar de mis balas
    Que te han atravesado,
    Te veo pasar.
    Todas las heridas que hay
    Sobre tus hombros manchados de sangre
    Toda ésta que ha corrido de mi hombro
    Es mi sangre.
    Y luego…
    Te veo pasar.




    Sétif 18/12/1979





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/68_69/fenni.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Dom 09 Jul 2023, 13:36

    Amin Khan




    Amin Khan nació en Argel el 18 de octubre de 1956, durante la Guerra de Independencia de Argelia. Fue en esta bella ciudad sobre el Mediterráneo, siendo tan solo un niño, que empezó a escribir poemas. Luego, su adolescencia generaría en él un gran interés por la filosofía, la política y la economía, que lo llevaría a cursar estudios en la Universidad de Argel, la Universidad de Oxford, y el Instituto de Estudios Políticos de París.

    Influenciado por Federico García Lorca, Pablo Neruda, Kateb Yacine, y tantos otros célebres poetas y desconocidos transeúntes, su poesía anhela encontrar algo que se parezca a la verdad que yace fuera del círculo perfecto de la luz artificial de una noche eterna.

    Destacado poeta de expresión francesa, sus poemas han sido incluidos en diversas antologías de poesía en su país y también en Francia, Luxemburgo, Canadá y Estados Unidos.

    Entre sus obras se encuentran: Vendedor Ambulante, 1980; Las Manos de Fatma, 1982; Visión del Retorno de Khadija al Opio, 1989; Archipiélago Cobalto, 2010, también transformada en canción por el cantante de música “folk” Erik Marchand, y Visión del Retorno, 2012. Su más reciente libro de poemas, “Blues Árabes”, obtuvo el premio “Nikos Gatsos Méditerranée”, y el premio “François Coppée” de la Academia Francesa. En el prólogo de este libro, escrito por René Depestre, expresa el poeta haitiano: “La fulguración surrealista de Amin Khan integra una expresión elíptica y desnuda con diversas herencias transnacionales y transculturales. Su energía migratoria participa de los blues musicales de los negros y de la sensación de dolor como en Baudelaire o en William Carlos Williams. Él pone la tradición musulmana en un fructífero contrapunto con los valores estéticos de las culturas francesa y anglo-sajona. En un momento en el que la interdependencia de los imaginarios del planeta no cesa de crecer, el hogar filológico del poeta no es la nación árabe, ni los antiguos imperios coloniales, sino un sentido del mundo que impulsa su deambular de “eterno perseguidor del polvo y la sal”.



    *************

    Tú que tejes mis tristezas
    con las cuerdas del laúd
    desencantado

    espacia la materia de tu voz
    y libera invisibles pasajes
    de seda desanudada

    tú que contienes
    el insensible incendio
    de los perfumes olvidados

    que nunca desatas
    la dulce tierra del exilio
    de tus pensamientos


    tú que ninguna mano
    humana puede retener

    tú estás precisamente allí
    donde mi camino extravié



    ***

    Él es el hombre bajo la lluvia
    lejos de los encorvamientos del resentimiento

    el hombre del ojo petrificado
    por una luz antigua

    portador de palomas
    en el hombro desgarrado

    el hombre de corazón liberado
    por el diablo que lo lleva


    ***

    Escucho venir
    los pasos de mi memoria

    germinaciones de tempestad
    y luego embestida de bisontes

    y estoy solo

    dormido en el corazón
    de una vaga geometría

    aquella de una pradera
    y después aquella de una prisión

    y yo nada puedo

    yo escucho de lejos arder
    los pedazos de madera de mi razón

    ***

    Dónde nos llevará
    este caballo

    a los solsticios
    donde la sangre ruge

    o hasta unos frascos
    de olores descompuestos

    caballo exhausto
    atravesando el aire limpio

    y las flores abiertas
    de nuestra luz

    cuchillo de las tareas
    del destino

    ***

    He seguido a tu sombra
    hasta en la sombra
    donde mi cuerpo no dejó
    ninguna huella

    he amado a la otra
    entre el eclipse
    de su dicha afanosa

    he endurecido mi trazo
    para dejar
    huérfano un poema


    ***

    Enciérrame entre las sombras
    de tus sueños sin voz
    guárdame

    porque carece de sentido
    ser eso que yo soy

    ***

    El tiempo

    triste

    aprieta
    las cuerdas
    secas

    y susurra

    cosas
    incomprensibles

    ***

    En la fuente tatuada
    donde se burla el tiempo nuestro

    nació un signo desnudo
    en un lecho caliente y seco











    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/24/Khan/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Dom 09 Jul 2023, 13:40

    Samira Negrouche




    Samira Negrouche nació en Argel, Argelia, en 1980. Es poeta, traductora, narradora, ensayista, dramaturga y doctora en medicina. Ha trabajado igualmente en el ámbito del video, la danza y la fotografía.

    Algunos de sus libros publicados: Las olas del silencio, 2002; La ópera cósmica, 2003; Irídico, 2005; A la sombra de Granada, 2006; Gabinete secreto, 2007; El jazz de los olivos, 2010; El último diábolo, 2012.

    Forma parte del Comité Internacional del Festival "Voces del Mediterráneo" de Lodeve y es secretaria general del PEN club de Argelia. Creó CADMOS, asociación cultural comprometida con la preservación del patrimonio cultural del Mediterráneo. Parte de su obra poética ha sido traducida el español y al italiano.

    -Seis poemas Francés-Español. Blog Emma Gunst
    -Samira Negrouche - portrait d'une poétesse Sonia Viel: Voix de la Méditerranée
    -Deux poèmes http://www.transcript-review.org
    -The Rhythm of Algiers By Olivia Snaije http://www.warscapes.com
    -Samira Negrouche Vimeo. Lecture poétique en complicité avec le saxophoniste Lionel Martin
    -Samira Negrouche LitAcrossFrontiers Youtube. English
    -A la sombra de Granada Poema en español




    ************************


    De Siete pequeños monólogos del jazmín

    La luz se abrió paso
    - ángel enamorado -
    entre las sombras que recubren
    la infinita profundidad del
    cuerpo

    Etel Adnan, Primavera que las flores poseen



    T.
    Partió el hombre, y ya no sé que espero. Caras tapizadas repasadas a lo largo del muro ciego o inclusive caras desmenuzadas en la noche, expuestas en los bulevares y hasta en los muros interiores, faces y sobrefaces de nuestros sueños el hombre. Sucede, sombras nacientes de la mañana, callejas muertas que resuenan, soplan como una botella en tierra. Sucede que su mano aferra, atenaza mi hombro con sus dedos lancinantes. Mi espalda en la mano del hombre y la calleja silba y la botella se da vuelta. No espero, el hombre se ha esfumado con no se qué cosa en los bolsillos no se qué en sus ojos de hombre de dedos lancinantes no se qué en sus orejas, silencioso en su cabeza que dicta el movimiento vertical de arriba abajo, no se qué el hombre que no mira el hombre y ordena y se impacienta. La cara a partido y dejado los muros ciegos los muros interiores y los palacios estivales. No espero el abismo de los años postergados por el hombre de enero sobre el pavimento frío ya idos.

    T.
    El verde un cierto verde me dilata los ojos y calma mi aliento aminora los tropeles erráticos que golpean en las paredes de mi tórax pero el verde mismo ése no le va a mi tez y todo lo sedosa que pueda ser mi piel se niega ¡compréndanlo! No amo del verde más que los espacios anchos infinitos los paisajes panorámicos que el campo visual solo no puede habitar. Avanzo todavía, triángulo negro no temo al desierto, como las dunas como la arena, entro por todos lados y continúo mi progresión y el peso de la tienda negra no me impide trepar y las minúsculas aberturas del cono negro no me impiden ver afuera avanzo al resguardo y nadie ve nada más que una tienda negra entre otros triángulos negros en el paisaje de sol ciego encegecedor. Por los túneles desviados y en las calles en donde me apartan de las casas a donde me asignan avanzo y veo y desvío el verde a mi antojo. En mi duna negra me cuelo hasta la orilla y ofrezco mi djilbab-string al mar.

    C.
    El despertar es tardío y Marsella esa mañana café amargo en la calle de Roma desviada toda a su largo la s vive la e y la calle se burla bastante de las conveniencias espíritu embebido esa mañana cabeza erguida sobre un balcón una sábana pende “Beethoven es un Manuche” Somos todos Roms y Beethoven es una revolución. El aire me quema plaza Tahrir en dónde somos todos saltimbanquis graciosos minorías el gentío de un solo hombre y una mujer única en el gentío. Con tus viejos cascos de faraón avanza y desgástate la cabeza Umm Kalzum es una Manuche y Naguib y Shahin y todos esos que tu no escuchas más son la revolución. El coloso frota la plaza y barre como detritus insignificantes las vaginas penetradas a la fuerza los ojos destrozados por precaución las plegarias compartidas mezcladas las palabras puntuadas sutilizadas. Gentío de todos los peligros, la libertad es una sinfonía biselada. El Coloso persiste y firma, con sus grandes manos barre la guitarra por tierra; sobre la funda de los autoadhesivos por docenas: Contra el juicio de civiles por militares.

    S.
    Doscientos sesenta y cuatro kilómetros sobre las rutas polvorientas, caravana de piernas disecadas suelas finas que avanzan y se densifican como cargadas con sacos demasiados grandes como liberadas de las cargas desembarcadas Adén la brisa marina se aleja a cada paso te ofrezco mi espalda y el marfil de mi piel cien veces quemada bajo el sol jornalero atravesando trepando en el gentío de pasantes cien veces posando el grano a la puerta de los otros. A hundirse sobre los caminos rostro determinado sea resignado ese camino que parece tan sólo dirigirse al centro de la metáfora y que sin embargo acorta la ilusión.
    Doscientos sesenta y cuatro kilómetros de arder mi cráneo afeitado que arda que diluya el horizonte y altere el tiempo por sobre las columnas serradas de los hombres y de slogans que agregue un paso a cada paso y que no lleguen jamás las rutas urbanas de la meseta antigua.



    D.

    Santo Hombre de los valles fértiles de columnas esculpidas del laúd labrado ellos habitan tu casa y se dicen de tus sabidurías fingen el patrimonio y no degustan más que las especias coloreadas abrazan tu mausoleo leen tus versos y consienten la ofrenda tienen el porte recto y hablan de dignidad hablan de fraternidad y se proclaman ser de los dioses. Santo hombre en tus tierras las almas han dejado la sombra del muro y surge como Uno han detenido sus sombras crecientes y han quedado Uno se han quebrado sus pestañas y ahogado sus miradas ellas se quedaron Uno. El Uno que persiste y avanza y habla al fin y divulga la impostura. Sobre tus tierras y sobre la tierra del Uno santo Hombre, los hermanos han venido de los cuatro rincones del antiguo reino del Magreb y del Hidjaz han venido los hermanos que abrazan tus sabidurías y sobre el umbral de tu puerta cerraron las ventanas con sus cejas y en el antro del Uno han velado sus sentidos y hablado en el nombre del hijo. Santo hombre de los valles fértiles en el corazón de tu sabiduría una bicicleta avanza y las Alturas no son otra cosa que terreno de tiros.



    R.

    De mis primos de Tubkal tengo la lengua precisa y fatigosa un poco a toda prueba y la mirada de Zanina águila inalcanzable. En mi montaña pertrechada me llega el canto de la fuente roja el eco del Atlántico de las islas en ribete y los cascos vencidos huyendo de los almendros. De mis primos de Tubkal tengo el silencio atento sobre las plazas del Folklore, los tragafuegos, las bodas escenificadas, los culos alquilados y los Hrira de dos Dirhams. En casa de mis primos de Tubkal el lujo de los miserables acaba la Andalucía y el miserable hace su pose pierna tendida hacia el lustrín de zapatos. Y cuando colma de buenos sentimientos monarcas del día a día de una fiesta de fachada una madre de pasaje chupando una naranja exprimida de muy pronto medianoche una madre encuentra bella la sonrisa del niño valiente la sonrisa de la pequeña niña que sobre la plaza de muy pronto medianoche vende pañuelos de papel a la madre cuyos hijos duermen ya sueñan ya cuando la madre ama esa sonrisa Granada está por siempre perdida.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/27/News/Negrouche.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Dom 09 Jul 2023, 13:47

    Hamid Larbi


    Hamid Larbi nació en Argelia en 1964 y actualmente vive en Francia. Poeta y periodista, es autor de varios ensayos y poemarios traducidos al español, italiano, ruso, ucraniano, rumano, árabe y serbio. En 1995 obtuvo el premio de periodismo del Círculo de Prensa de Milán por Giornalistà estera. En 2018, fue galardonado en el Concurso Internacional de Poesía “L’amour de la liberté” de la Academia Europea de Ciencia, Artes y Letras (EASAL), Francia. Recibió igualmente la medalla conmemorativa Taras Chevchenko y fue elegido miembro de esta academia.

    Su poesía se origina esencialmente en la profundidad del alma humana que evoluciona hacia el realismo lírico. Algunos de sus poemarios publicados: Este campo de palabras, 2007; Furtivo instante, 2018; El ser sin sombra, 2018 y Los reflejos del verbo, 2019.

    - Sitio web de Hamid Larbi.
    - Poemas en Club de Poesía.
    - Entrevista a Hamid Larbi Blog de Escritor.

    Publicado el 21.04.2020

    **********************


    Mirada del exilio


    El espíritu de las penas
    sorpresa entre las sombras de la memoria
    La alegoría aislada entre paredes mudas
    cada pared colmada de desafíos

    La consideración herida
    de voces huidizas
    y en la mirada del exilio
    el silencio profundo

    Palabras no dichas
    vidas destruidas por un Creador sin efigie
    que crea y luego renuncia
    Él no declara su ofensa
    El incesante dolor prevalece

    Horadando la mente
    ¿A dónde van las velas bajo el horizonte?
    ¿A erguirse de alivio o de lluvia traída por el viento?
    La mente envuelta en la oscuridad
    hasta que la lógica deja de vibrar.


    ****************************

    Los errores de los deseos


    El día se precipita
    y la noche lo sigue
    También la existencia vuela
    llevada por el fluir del tiempo
    Las estaciones huyen en un parpadeo
    y se escurren silenciosamente

    Interminable lapso
    de soledad dolorosa
    y algunos segundos de alegría

    El pasado, todo vidas monótonas
    El presente, todo obras efímeras
    El futuro, todo ficción asombrosa
    ¿Hacia dónde te diriges?
    ¿Cómo me estás conformando?

    El cansancio de la apariencia exterior
    para seguir el juego del azar
    Los errores de los deseos
    Sólo las palabras hacen eco
    contra la pared
    Lo imposible es concebible


    ********************


    Las humanidades


    Ansiedad, agonía y esperanza
    al examinar la idea al interior de lo interior
    una idea iluminada, una idea insignificante
    que persigue a la mente

    Estar tantas veces inmerso
    estar sorprendido, estar furioso
    viajando sin rumbo a través de las Humanidades
    en ausencia de luz

    Está ahí, cara a cara
    un diálogo continúa en soledad
    observándolo
    para terminar develado, desnudo

    Las desagradables apariencias
    el susurro de ideas melodiosas
    y tonadas furtivas cruzando la mente
    un llamado interno a cerrar los ojos
    y sentir
    a dónde se ha de viajar.


    *********************


    Más palabras



    Palabras... palabras

    Palabras de devoción
    palabras de aspiración
    palabras mentales
    palabras rebeldes
    perdidas y encontradas

    Palabras inocentes
    como el cielo venidero
    palabras amargas
    palabras atemorizantes
    que acercan el desastre

    Palabras susurradas
    palabras aulladas
    palabras en el aire
    que se pierden al ocaso
    Palabras de la historia
    pero siempre más palabras

    Palabras que dicen adiós
    palabras que se disculpan
    palabras de los átomos
    de la vida humana incluso

    Sin esta bendición
    la humanidad no puede
    reverberar ni dirigirse
    expresarse ni edificar
    y particularmente el amor

    Palabras...


    ****************


    La voz


    La lengua vencida
    cava hondo en las cenizas de recuerdos perdidos
    Una visión muda y refinada
    se eleva desde las cenizas

    Está libre de fe
    y vuela más allá de la esencia
    Danza al ritmo del tiempo
    con un sentimiento inagotable
    Un camino truncado

    por el vacío destructor
    invisible
    sin remolinos ni color
    que conduce a la degradación
    ocultando lo tangible asustado
    y perdido en el laberinto

    Engullida por el fuego interminable del silencio
    la brisa primaveral que sopla me insinúa
    los labios tibios por los reflejos del sol
    irritada por el frío del invierno
    pega fragmentos de paz
    alcanza de nuevo el armonioso equilibrio
    de la voz



    *****************



    Sueños


    La razón, el cuerpo y el corazón velados
    por esas narraciones incompletas
    y esas intoxicaciones prohibidas
    así como por sueños fragmentados

    Esparcidos por el viento
    y sepultados por el tiempo
    sólo los recuerdos traen testimonio
    de aquellos momentos móviles

    Un cielo envuelto por la tristeza
    Frente a mí, el cielo se cierra y oscurece
    Esas llamas son inmortales, no puedo negarlas
    ¿Cuánta fuerza tengo? Vivir sin una mujer

    Sin remordimientos de uso y abuso
    de esa inocente quietud
    la mirada va más allá de todo horizonte
    Una flor mágica permanece
    desierta mientras la brisa sopla.


    *************



    Bastaría una palabra


    Para que un hombre se exprese,
    bastaría una palabra
    Para que un hombre se calle
    cuando una palabra
    no sea expresada
    No puede acallarse una palabra
    Hubiera querido fijar la historia
    cuando los hombres olvidaron ser humanos
    hubiera querido fijar el presente
    donde los hombres olvidan el ayer...
    y el mañana
    ¿Cuándo se expresarán los seres
    y se olvidarán de hacerse presentes?







    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/30/HamidLarbi/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jul 2023, 18:00

    Ahmed Hegazy.


    Ahmed Hegazy. Es uno de los poetas más destacados de Egipto. Trabaja en el Departamento de estudios arábigos en la Universidad de París. Ha publicado cinco colecciones de poesía, entre ellas, "Ciudad sin corazón" (1959).

    ***************


    Muerte repentina
    Escribí mi número telefónico,
    Mi nombre y mi dirección
    Si de repente muero
    Mis amigos vendrán y me identificarán.

    Imagino lo que pasará
    Si no vienen.
    Me quedaré en la morgue dos largas noches
    Temblarán los fríos alambres del teléfono en la noche.
    sonará el timbre.
    Sin contestación... una... dos veces.

    Alguien le dirá a mi madre que estoy muerto
    Mi madre, -triste campesina-
    ¡Cómo caminará sola en la ciudad
    Mi dirección en su mano!
    ¡Cómo pasará la noche a mi lado
    En el silencioso salón
    Vencida en su soledad
    Consolada en la reclusión de su dolor
    Sola, meditando
    Sobre sus penas ocultas
    Tejiendo mi mortaja con negras lágrimas!

    Quisiera que mi madre hubiera tatuado el brazo de su hijo
    Para que yo no me extraviara
    Para que no traicionara a mi padre
    Para que mi primera cara no se escondiera bajo la segunda
    Cuando veo a hombres y mujeres salir en silencio
    Después de pasar dos horas conmigo
    Sin cruzar mirada alguna, sin contemplar
    otras escenas,
    Cuando veo que, en la vida, no hay locura
    Y sobre nosotros vuela el pájaro de la quietud
    Siento como si de verdad estuviera muerto y yaciera en silencio
    Contemplando este mundo agonizante.




    *****************


    Cita en la cueva



    No me pidas cita,
    mañana nos encontraremos suceda lo que suceda
    así como lo hicimos hoy.

    La noche me condujo aquí.
    Caminaba sin rumbo buscando amigos
    y sólo encontré esta cueva.
    Sintiéndome perseguido
    abusé de ti.
    Yo soy este antiguo pastor.
    ¿Y quién me recuerda?
    Después de perder la fe
    y volverme hereje,
    ¿Quién me recuerda?
    Sólo la bestia
    que silenciosa desgarra mi pecho.

    Tus ojos son mi último refugio
    escondo mi rostro en tu mirada,
    donde la luz es más intensa
    espero mi fin.

    Tus ojos son yerba y rocío
    donde por un momento tiendo mi sombra
    antes de seguir mi camino.

    No me pidas que te diga mañana
    lo que ya te dije hoy
    porque trato de olvidar
    oh, mi breve amor,
    trato de olvidar
    para que la luz del día
    no me encuentre, ni me conozca,
    ni me arranque la máscara del rostro.

    Alguna vez fui valiente
    pero probé la comida del enemigo
    y quedé lisiado.
    Alguna vez fui un poeta suave
    pero cuando le di a dos palabras distintas un mismo sentido
    perdí mi sabiduría, la poesía huyó de mí.
    Alguna vez fui amante fiel
    pero ahora, despojado de mi alma en el día
    me vuelvo un tembloroso fantasma
    en las veloces horas de la noche.

    Al despertarme solitario
    tendido sin fuerza en lo alto de mi sombra
    aplastado contra la pared
    en el piso de nuestra cueva,
    me pregunto, ¿Acabó nuestro tiempo?
    Pensé que apenas comenzaba.

    Tus ojos son dos palabras jamás pronunciadas.
    Al no lograr decirse
    se conservan en sí,
    dos monjas en sus hábitos negros
    esperando en vano la noche de bodas.

    Espérame aquí cada noche.
    Puedo llegar o nunca llegar.

    Es largo nuestro beso,
    cálida la noche de nuestra miseria.


    *****************


    Elegía para un artista de circo


    En un mundo lleno de equivocación,
    Si tu cuerpo delgado,
    En un movimiento demasiado rápido o lento,
    Se precipitara a la tierra hecho añicos
    ¿En qué noche… esta u otra…
    Merodea tu error?
    Se atenúan las luces del techo,
    Cesa el público su estrépito,
    Y llegas ataviado de luz,
    Héroe cabalgante, recorriendo la ciudad
    Con tus ojos, despidiéndote de ella,
    Clamando el amor del pueblo en noble silencio…
    Subes a las primeras cuerdas
    Los tambores al ritmo de tus pasos
    Colman la arena del tumulto
    Y retumban “¡Que empiece la función!”.
    ¿En qué noche merodea tu error?
    Te devoran el terror y la aventura,
    Tus pies, tus brazos se reaniman,
    Tambalean, se reponen,
    Se detienen ante el cañón fatal:
    Como serpientes enroscadas,
    Como gatos enloquecidos,
    Negros, blancos, atacan y retroceden
    En el círculo de arena.
    Inicias tu arte del terror
    Sitúas al público ante el momento de angustia
    Vas por la morada de la muerte… arrogante…
    audaz
    Saltas de cuerda en cuerda
    Dejas un refugio, y aún no encuentras otro.
    El temor congela los rostros… atentos,
    Compasivos, lascivos
    Hasta que con calma te detienes,
    Alzando las manos ante el público.

    ¿En qué noche merodea tu error…?
    Abajo, pesado de tanto esperar, rumia en la oscuridad,
    El indomable monstruo fabuloso.
    Resplandeciente como el pavo real
    Engañoso como la serpiente
    Ágil como el tigre
    Majestuoso
    Como león al acecho, en el momento de peligro
    Mientras prepara el gran salto
    Invisible bajo tus pies
    Muerde la roca
    Espera tu caída
    El segundo del cálculo fallido
    El lapsus en la improvisación.

    Entonces aletea el recuerdo
    Buscando cubrir esta repentina desnudez
    Venerable, sola.
    El orgullo se posa en tu cabeza
    Como ave saciada
    Ebrio de silencio olvidas el trapecio
    Las cuerdas vibran bajo tus pies como
    La cuerda de un arco

    Un grito apuñala la noche como el cuchillo de un ladrón.

    En el centro de todas las cosas
    La luz vacila sobre el cuerpo caído,
    El pie, el brazo colgando y sin orgullo.
    Y sonríes
    Como si supieras los secretos
    Como si confirmaras la profecía.






    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/Antologia/hegazy.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jul 2023, 18:14

    Muhammad Ibrahim Abu Sinnah


    Muhammad Ibrahim Abu Sinnah nacio en 1937 en Giza Governotare, Egipto. Graduado en Estudios Arabes en la Universidad Al Ahar, en 1964, y actualmente es uno de los poetas de la Escuela Contemporánea de Poesía Arabe y Director del programa de creación cultural de la emisora Egyptian Radio. Entre sus libros de poemas más destacados se encuentran: Winter Garden (1969), Night Bells (1975), Ashes of the Green Questions (1990), Nile Dances (1993). Ha sido ganador de los siguientes premios: "Encouraging Prize in Poetry" (1984), Premio "Kavafis" (1990), Premio "Andalucía" (1997) y el Premio "Fikky" (1998). Actualmente es miembro del Comité de Poesía del Higher Council of Culture.




    ***************

    En la Estación de Trenes



    El tren,
    con ojos brillantes,
    esperaba que la lluvia
    no ocultara más la vista
    (algo desigual, por la temporada)
    mientras permanecimos quietos
    luchando contra tristeza y locura;
    porque tras el muro nocturno,
    alto, oscuro y petrificado,
    destellaban las tenues luces del recuerdo.

    Estabas pálida, vestida de negro
    y partiste como un trueno
    en mis ojos ciegos,
    buscando entre las cenizas
    de lo visible,
    mientras soñabas con la primavera,
    una semilla verde
    imperceptible.
    Me hiciste preguntas sin sentido.
    Guardé las respuestas
    en silencio, resistí la destrucción
    de esta ciudad:
    ¡La muerte de la historia
    En la estación de los trenes!

    Y entonces preguntaste
    Con tu lengua quemada:
    "¿Todo fue mentira?
    Me mentiste cuando juraste
    que este amor perduraría mil años,
    que en la cúpula sobreviviría
    que sería siempre alumbrado por estrellas y paz?
    ¿Todo fue mentira?"
    "No, querida mía,
    Estaba tan solo enamorado."
    "¿Y de nuestro amor que será?", repuso ella.
    Contesté: "Según el médico,
    Se hundió una bala en el corazón del amor.
    Bien sabes que el misterio vela su muerte."
    "¿Pero quién lo hizo?"
    "No fui yo, y tú sigues jurando
    Tu perfecta inocencia."

    "El viento, mi querida,
    anuncia nuestra culpa,
    ¡Estamos en la mira!
    Se impacienta el tren, tiembla su fuego,
    el cadáver palpita
    lo desnuda el viento
    señala la gente: somos culpables.
    Entonces, ¿Llegó la hora de fugarnos?".





    Traducción de Dr. Ahmed Abdel-Aziz
    Versión en Español de Claire Pye



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/Antologia/Abu-sinnah.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jul 2023, 18:20


    Hassan Teleb



    Hassan Teleb nació en Sohag, Egipto, en 1944. Se graduó en filosofía en la Universidad del Cairo. Ha sido profesor de estética en la carrera de filosofía en la Universidad Helwan de la misma ciudad. Coedita la revista literaria Ibdaa, de circulación mensual. Ha participado en festivales internacionales de poesía en África, Europa y también en el Festival Internacional de Poesía de Medellín. Sus poemas han sido traducidos al griego, francés, inglés y castellano. Recibió en 1995 el premio Kavafis de poesía. Ha publicado, entre muchos libros, A tattoo in a Girl´s Chest, The Violet´s Biography, FIRE immemorial Within Light Immortal, The Era of Olivine, The Holy Verse of the Arabic Setter y No Nile but the Nile. Es Corresponsal de la Revista Prometeo en Egipto. La version del poema Voici Karbela, con traducción de Pablo Montoya, que publicamos en esta edición de Prometeo, fue censurada en su país.



    *****************


    He aquí Karbala...1
    PERO NO SOY AL-HUSEYN...


    Testimonio que el principio de la luz es el fin de las tinieblas.



    Testimonio que fui sacrificado por traición,
    Que la bandera fue izada a media asta.

    No testimonio haber descendido a la arena,
    Donde se es a veces vencedor,
    Y a veces vencido.

    Testimonio haber testimoniado:
    Mi testimonio es inacabado,
    Mi pluma fue depuesta,
    Las páginas falsificadas se han pasado...
    El tintero está reseco...
    No queda más que una mancha de sangre
    Sobre el suelo de Ninawa2 , coagulada,
    Viscosa. con matiz de púrpura,
    De un rojo oscuro que ilumina las cenizas...

    ¡Qué pintoresco cuadro!
    Coronándose de rojo a la negrura...

    ¡Loado aquel que ha coloreado!
    ¡Loado aquel que ha dibujado!

    Testimonio que este corazón sólo tiene su sangre.
    Que la desgracia más reciente
    Es la más remota.
    Que el inicio de los aguaceros
    Es el fin de los infiernos.

    En realidad, yo te miro desde aquí arriba
    Y veo tus ruinas...
    Miro con tristeza tus hijos
    Observo tus tanques y tus aviones
    Y sonrío.

    Testimonio no haber participado en una guerra...
    Si sólo mi adversario,
    A mis ojos, se hubiera manifestado
    ¡Ah!... Si un verdadero ejército
    Aquí, en Karkh3 , me hubiera encontrado...
    ¡Hacia él me habría precipitado!

    ¡Si fuera un hombre!
    ¡Un caballero honesto,
    Que se mostrara ante mí para desafiarme!
    ¡Si fuera un héroe,
    Y, cuerpo a cuerpo, me hubiera atacado!

    Pero es un fuego de infierno...
    Que, bajo la orden del dios de la guerra,
    Se ampara en los hogares,
    Y asfixia parientes y niños,
    Y los devora...
    Un diluvio de magma
    Carbonizó los tesoros del Oriente
    Derrumbó "Beyt-al-Hikma"4
    Como antes se derrumbó la Torre de Babel,
    Quemándose los manuscritos del Califa Al-Mutassim,
    Los últimos, pertenecientes a su época.
    El fuego se adueñó de los libros de lógica,
    Devastó las epístolas del Fiqh...
    Se propagó,
    Devoró volúmenes de gramática,
    ¡Y versos que sometían al insumiso!

    Testimonio no haber presenciado este terror,
    El misil no me dio tiempo para abrazar a mi hija
    Y recoger sus entrañas del suelo
    ¡No vi mi casa desplomarse!
    Mi profesión de fe no fue pronunciada...
    Testimonio no haber tenido el tiempo,
    Ni la ocasión... ¡para beneficiarme de ello!

    Sólo fue un relámpago... Insuficiente,
    Para marcar ese instante
    Que separaba el estallido del fuego
    El sentimiento de las quemaduras
    Yo sentí apenas que caía
    En un pozo de ascuas,
    El ardor de las flamas vaciaba mi alma...
    Testimonio que el rostro de mi mujer
    Es el último espectro que,
    En el suspiro último,
    Me saludó...
    O que yo saludé
    En el umbral del tumultuoso espacio del istmo
    Que separa
    La existencia y la nada
    Pero yo no tuve el tiempo Durante ese instante fugitivo
    De observar sus rasgos
    De leer en su hermoso rostro
    La expresión escondida
    Detrás del estupor vaporoso
    Tratar de comprenderla,
    Comprender la razón
    De sus lágrimas abundantes.

    Testimonio:
    Como si estuviera entre dormido y despierto,
    Alrededor de mí, todo se derrumbaba
    Ignoraba hacia dónde me conducía el destino
    Como si, en un sueño, yo volara:
    Como en un mito,
    Un rocho hambriento, sobre mi alma, se ensañara.
    Como si yo, súbitamente, me estuviera desvaneciendo,
    Y cada vez que intentaba sobreponerme,
    Fracasaba;
    O como si estuviera
    Adormecido... Sin dormir verdaderamente.

    Testimonio que sólo pertenece al soñador
    Lo que ha contado,
    Y al amante lo que ha disimulado,
    Que la pasión más discreta es la más manifiesta.
    Testimonio haber develado mi secreto,
    No tener nada para desenmascarar...
    Testimonio que el fin de la avaricia es la generosidad.

    En realidad, yo te miro desde aquí arriba
    Sin casi reconocerte
    Apenas recordando
    Lo que te ha sucedido.
    Todo de lo que me acuerdo,
    Es que el dios de la guerra se aburrió,
    De lo que queda en la tierra se cansó:
    De los poemas y los versos,
    De la música de olor,
    Del perfume de los retoños verdes,
    De la pureza de las melodías.

    Se desató como un toro
    Se uniformó y, de rabia, echaba espumarajos
    Se envalentonó contra los niños,
    Asesinó a los hombres...
    Armado con la máquina de muerte
    Había venido a vengarse,
    Bien abastecido,
    Provisto de un ejército de cocineros,
    De acompañantes... y de esclavos. Testimonio sólo dos cosas
    Una, temerás su adversidad
    Otra, él ataca y tú le repelerás.
    Jura no temerle...
    Sé fiel a tu promesa;
    Si él obra como un ogro,
    Abriendo su hocico para devorar,
    Habrá que impedirlo.

    Testimonio que el comienzo del hambre
    Es el fin del apaciguamiento...
    Destripa al dios de la guerra...
    Apresúrate,
    Antes de que él no digiera
    Lo que ha comisqueado.

    Testimonio haber leído en el libro de los mártires
    Que, aunque prudente,
    Quien tema al monstruo se hace asaltar,
    Y quien lo hierra, se estigmatiza.

    Testimonio:
    Mi padre me dijo un día
    Que su padre le dijo un día:
    "Es tu suelo,
    Muere como su dueño
    Y no vivas como esclavo".
    Testimonio que él citó un ejemplo
    Que yo retengo todavía:
    Dos carneros,
    En un desierto,
    Se daban cuernazos...
    ¡El lobo era el árbitro!
    Testimonio haber testimoniado:
    ¡Cómo un rebaño de carneros,
    Solicita la asistencia del lobo!

    Testimonio haber sido sacrificado por traición,
    Hoy vivo allí donde no hay que hablar
    De placer o de pena...

    Fui sacrificado por traición
    Sin saber la razón...
    ¿El sable rebotó?
    ¿Mi mano me traicionó?
    O bien, ¿me dejaste,
    A la muerte, mi espalda desprotegida
    Para despedazarme?
    ¡Es posible que en el momento decisivo me hayas abandonado?
    Ni tus flechas fueron certeras
    Ni el caballo se fortaleció...

    Fui sacrificado por traición... ¡sin saber la razón!
    ¿Se debe a que la seguridad
    Es hoy la preferencia de los poetas?
    ¿O que los miembros de los dos consejos
    No son más que marionetas?
    ¡Que los ministros,
    Y consejeros de gabinete
    Están todos mancillados!

    Tal vez el comando terminó por debilitarse
    El héroe, glorioso, nada pudo asaltar...
    Ni siquiera se decidió a actuar...
    En cambio, logró salvarse
    Como lo hacen ciertos tiranos:
    Sirviéndose del ejército para fortalecer sus tronos...
    Edificando un Estado de carceleros,
    De prisiones y castigo...
    El día del juicio final
    Le habrá bastado
    Haber orado, ayunado,
    Visitado los lugares santos
    ¡Y espera besar
    El sagrado confín!

    Testimonio no tener más palabras qué decir,
    La extensión más amplia es la más limitada
    Yo te miro desde aquí arriba
    Y te veo
    Tu entorpecimiento es muerte
    Tu despertar, embrutecimiento
    Tus pueblos adoran sus torturadores
    Tu elite ignora la diferencia
    ¡Entre ídolo y Dios!

    Testimonio que la extremidad de las montañas
    Es el inicio de las cimas
    En realidad, debo ahora
    Dejar tu presente
    Abandonar tu porvenir,
    Desterrarme
    Apagar esta antorcha negra
    Que resplandece desde
    Los Mu"llaqat
    Hasta Busiri y su Burdah.

    Testimonio haber testimoniado:
    El principio del arrepentimiento es el fin de los remordimientos.

    Testimonio que sólo pertenece al testigo lo que ha visto
    Y al mudo lo que lo ha estigmatizado
    Cómo puede ser borrado el estigma...
    ¡Cuánta humillación!

    ¿Cómo yo,
    Que estoy en el paraíso,
    Puedo renunciar a la justicia?
    ¡Desgraciado de mí!

    Cómo regocijarme con las vírgenes...
    ¡Mientras que Bagdad desdichadamente es golpeada!
    Y que, por los pies de los neomongoles,
    Basra es hollada,
    Y la honorable Nadjaf, humillada.
    De Kerbela se han adueñado...
    Esos rebaños, partidarios del dios de la guerra...
    Lo peor de lo que la civilización occidental
    ¡Nos ha engendrado y aderezado!

    Testimonio que sólo pertenece al ayunador
    Su intención
    Y al comensal lo que ha digerido.
    Me cuido ahora de no acercarme
    Al festín de los villanos,
    Banquete de ilícitas viandas,
    Donde Árabes y extranjeros se mezclan
    Y los perros se convierten en lobos
    ¡Brindando todos por
    La fiesta de la avidez!

    Testimonio haber testimoniado:
    El fin de la escucha es el principio de la sordera
    En realidad, me taponé los oídos
    Para no escuchar la alegría de los enemigos
    En las "antenas" de los nómadas
    De" Radio Raid"
    Y del "Gran Cairo"
    Que transmiten las negociaciones de Turcos y extranjeros.

    Me aparto de los funcionarios
    De la Organización de los auxilios,
    De las Naciones Unidas y su misionero...
    Testimonio que el principio de la humillación es el fin de la altivez...
    Testimonio que sólo pertenece al testigo
    Lo que ha visto
    Y al dirigente su opresión
    En realidad, te miro desde aquí arriba
    Otorga justicia
    Y precisa las acusaciones:
    Te proclamo culpable...
    De la cabeza a los pies.

    Testimonio...
    Hazlo conmigo,
    Sé testigo de estas conciencias
    Vendidas al precio irrisorio
    Del dinar y del dólar
    ¡En los mercados de las conciencias!
    Testimonio que, desde mis cielos, veo
    Lo que tú no estás en capacidad de ver...

    No soy un profeta...
    No poseo aforismos y sabiduría...
    Sólo soy un mártir... He aquí lo que soy,
    Mi alma furiosa planea en el paraíso
    Y te mira desde aquí arriba...
    Enumera las acusaciones:
    El tirano de Irak
    No es el único tirano
    Los son todos tus dirigentes,
    Rodeados de sus cómplices...

    Testimonio que sólo pertenece al testigo
    Lo que ha visto
    Y al rabioso lo que ha poseído
    En realidad, veo diez mil mártires
    Escupiendo de aquí arriba
    Sobre el estatuto de Saddam
    Sobre la faz del "León"
    La barba de nuestro señor el Imam
    El rostro de Kafur
    Y la nariz del sirviente del Haram
    (¿Dónde están tus espadas, Kafur, y el amolador?)

    Testimonio que por traición, todos me sacrificaron:
    Su venerable majestad;
    Y, luego, su infancia, el príncipe heredero,
    Su excelencia, el inspirado comandante
    ¡O ese líder respetado!

    Testimonio que todos me sacrificaron,
    Y que mañana, tú serás igualmente abandonado
    Como un pedazo de carne, en la carnicería, olvidado
    Me sacrificaron,
    Extirparon mi vida,
    Sin molestia...
    Ni pudor...
    La mujer que se prostituye,
    Ante la gente, fingiéndose pudorosa
    Mientras que ellos se exponen sin moderación...
    ¡Su grasa no es más que tumor!
    Testimonio: sólo tienes que extirpar el tumor.

    Testimonio que el principio de la convalecencia
    Es el fin de la enfermedad
    Y que con un poco de voluntad
    Estarás curado
    Desde hace tiempos ella roe tu médula
    Solamente se trata
    De un sí, o de un no...
    Sólo se es responsable de lo que se pretende.

    De tanto testimoniar, no queda nada más qué decir
    La tristeza más profunda es la más singular
    Es el tiempo para una llaga que no cesa de sangrar
    Y de cicatrizar

    Testimonio haber testimoniado
    Mi testimonio termina
    La bandera está ondeando
    Las páginas falsificadas ya han pasado
    Y el tintero está reseco
    No queda más que una gota de sangre
    Tinta roja oscura
    Para escribir testimonios y significados,
    Elucidarlos
    Para la lectura de las cifras y las letras...
    Testimonio haber testimoniado
    La cara ha sido desenmascarada...
    Déjame lanzar
    Sobre tus fantasmas,
    Una última mirada
    Y concluir:

    Sólo pertenece al mártir lo que ha testimoniado
    Y al poeta lo que ha escrito




    Marzo-abril de 2003

    1. Huseyn b. Alí. Nieto del profeta e hijo de Alí.
    2. O Nínive, capital de reino asirio, famosa por sus dimensiones, su sistema de aducción de aguas y son templo de Ishtar.
    3. Barrio de Bagdad
    4. "Casa de sabiduría" de Bagdad fundada por el Califa Al Ma´mum (813-833). Especie de instituto que reunía bibliotecas y sabios de diversas disciplinas.




    *********************


    La piedra olivina



    Hubo una vez una piedra olivina
    Que solazaba mis noches quejumbrosas
    Ella alegraba la tristeza
    Curaba mi herida
    y mitigaba mi dolor
    Luego, yacía en reposo después del esfuerzo.
    Cualquier cosa que me imaginase ella lo podía ser
    Una mujer encantadora
    Una doncella radiante
    Mujer y niña
    Ella me daba solaz en mi derrota
    Me revivía cuando estaba apuñalado
    Ella siempre estaba allí
    Cantando algún exótico
    verso selectivo
    De repente, la extraviaron
    Ahora su luz está extinguida.
    Tras perder su resplandor ya no puede más sola.
    En su desplazamiento permanecerá por vida
    Perdida, en el exilio
    Una vez me encontré con ella entre los libros amarillos
    En otra ocasión, la habían puesto entre la mercancía importada
    Ayer, para mi asombro
    Estaba exhibida en una mesa
    ¡Oiga! ¿qué precio tiene?
    ¿Se pueden vender y poseer cosas como ella?
    ¿Quién tiene la culpa de ello?
    ¿Ella?
    ¿Yo?
    Por qué la he dejado sin protección
    Hasta sacarla de mi mente
    La dejé caer al piso
    Sus fragmentos astillados
    Aquí y allá
    Cada fragmento desunido
    Hubo una vez una piedra olivina.



    ********************


    Luminancia

    Un tiempo atrás, me paré sobre un péndulo
    Incitando el tiempo de los días por venir
    o los rastros de los días pasados
    de la niñez

    La tierra me mantuvo iluminado
    Al igual que el radiante caballón en frente

    En mi furia sí canté
    Contra hábiles compensaciones flácidas

    Ahora, me pregunto,
    ¿Saturaría el Nilo el eco?
    De ser la oscuridad el plato puesto sobre la mesa
    ¡La carestía estofada!




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/70/teleb.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 11 Jul 2023, 13:41

    Mohammed Afifi

    Mohammed Afifi nació en Ramlat al-Aniab, provincia de Manufiya, Egipto, en 1935 y murió en Cairo en junio de 2010. Poeta y filósofo (especialista en el pensamiento presocrático, misticismo medieval y filosofía post-hegeliana). También fue editor y periodista literario. En Bagdad editó la revista literaria Al-Aqlam. Su obra, enraizada profundamente en la herencia cultural egipcia, ha sido considerada uno de las más fecundas y complejas de la actualidad. Algunos de sus libros de poesía: From The Notebook of Silence (1968); Features of the Empedocesian Face (1969); Engravings on Nocturnal Crust (1972) y The Silt Speaks (1977). Por sus objeciones en contra de la Guerra del Golfo, fue prisionero de conciencia durante setenta días en la primavera de 1991.

    ************************


    Esta noche comienza


    ¿Una eternidad de sombra o una noche cosechando
    La negrura de pestañina y nicotina de la arena de las calamidades del Tiempo?
    Tus ojos bajo una venda atados, su nudo zozobrando
    Entre tu cráneo, y tú apaleado
    Oh último de los cautivos mas no redentor
    Tu país tormentoso, su viento y arena puestos en cautiverio-
    Y esta noche comienza...
    En medio de tus párpados el país amontonado:
    dos esferas de amentosa sal
    La noche comienza...
    El sol, astillas de relámpago, desciende sobre tus ojos
    Desde Su sublime reino. Tú gritas
    No serás rescatado hasta que tu cara se descomponga de modo repugnante
    Sabes entonces que esta noche comienza...
    En sus minutos tú cuentas solamente llamadas de rescate por el perdido amanecer
    El viento sublevando sus resonancias hasta las lágrimas de Alá en los horizontes
    Esta noche comienza...
    Dispón una muerte para tu sueño y crea un sueño para tu muerte
    Oh paciente cuerpo
    No dijiste tú: ¿El miedo es tu peor miedo?
    Devela la llegada del terror
    Tamiza tus cenizas, manifiéstate tu mismo
    Elige entre los horizontes creados por la atrevida ave Roc.



    ******************

    Mawwâl desde los Jardines de una Mujer


    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn,*
    Yo soy los pasos,
    En mi sangre está el sendero,
    Soy el sembrado por las inscripciones
    En el viento, o el goteado sobre pellejos,
    Apagado, precipitado en si mismo,
    Frente golpeando en la roca,
    Haciendo que el desconocido abra el muro
    Entre su cara y la tumba
    En el reino de las cosas.
    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn,
    Yo soy el que lleva
    Desde las ciudades del horror
    Las llaves del tesoro -
    Así que levántate: un abismo ondulado
    Erguido en mi sendero
    Y, a mi vez, yo inicio
    La primera de mis encarnaciones
    Cayendo entre símbolos.
    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn,
    En mí esencias rezagadas
    De musgo acuático y chispas
    Y la pasión
    Por tejer en telares de nombres;
    Llevo en mis dedos argollas
    De tu suelo que se fermenta
    Con prístino misterio.
    Si yo digo ¡Oh árboles!
    Verdes capullos estallan en el cuerpo
    Y frutas caen en mi boca.
    Si digo ¡Oh cielo!
    En las esferas de los ojos
    Las estrellas de la oscuridad y del día
    Se redondean.
    Si digo ¡Oh creación!
    Flores del pecho y soleada pelusa
    Encarnan el estremecer de las ciudades
    Nacidas de la unión
    De estirpes de sangre e inscripciones.
    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn,
    El delirio me desborda,
    Estaciones de cosecha yacen pesadamente
    En mi memoria,
    Mi cabeza, densificada por el poder y la poesía,
    Cayó adelante, yo dormitaba...
    Mi cuerpo: la tierra excavada;
    Creación: un puño de mi arcilla;
    El pueblo: mis niños;
    Ya layl!


    ******************


    Mawwâl de la Mirada Distante


    Oh tú que escuchas mi voz,
    Cuando quiera que negros cuervos graznen
    A la hora de la mañana alta,
    Cuando quiera que entonen oscuridad las emociones
    O un búho cante en la decrépita percha,
    Respondiendo a las modulaciones de mis estados
    En los escombros del alma.
    Oh tú que me escuchas,
    Mi voz es un tatuaje de gacela;
    Serpientes enrolladas en sus mapas,
    Cuerdas a través de cuerdas,
    Una telaraña tejida laboriosamente
    Por un conjunto de tempestades.


    La camorra es la última cosa
    Mi morada en ruinas preservada para mi:
    Ascuas del corazón quemadas entre su arena,
    Amor: el espejismo de una silla de elefante en su desolación,
    Corriendo e irradiando siempre que me mueva o permanezca,
    ¡Ya layl!


    *********************


    Mawwâl del Bardo


    Hago el llamado
    Sólo si se me escucha,
    O si éste alcanza a alguien...
    El desovillar del río
    Sobre el suelo del discurso:
    Nada sino una tierra con sangre de arcilla;
    La tierra cabeceaba bajo el vidrio de la oscuridad,
    Fundiéndose en él,
    Cuando la joven yegua del arghūl soltó
    La tensa brida;
    El bardo,
    Ante la dispersión de los invitados y la fiesta de bodas,
    Lloró su amor, año tras año.
    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn, ah
    El rostro misterioso del país
    Trazado por la visión:
    Laberintos de pájaros en nubes de tormenta,
    Y el río creciendo, sus riberas
    Una suerte de profundo sueño.
    Las ruedas hídricas sólo sueñan
    En la herida y la sangre
    Alojada en la arcilla
    Y en el alimento del destete Mawwāl,
    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn, ah
    Se me escucha,
    Solamente si llego a alguien...
    Fantasmas sobre el río fanfarronean
    Y nidos de paloma decorados con sangre
    Entre los pasos y el cieno,
    Una aurora de sangre flotó sobre el río
    Arremolinando sus brazos y atuendos
    Y una cara desde las envolturas de la muerte miraba a hurtadillas,
    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn, ah
    El bardo flota sobre el agua,
    Con pasos pesados el río lo arrastra
    De pueblo en pueblo, año tras año.
    Yo llegaré a alguien...sólo si
    La cara del país misteriosamente
    Moldeada
    ¡Llegase a brotar súbitamente de la arcilla de palabras!
    Ya layl, ya ‘ayn, ya layl, ya ‘ayn, ah.


    **********************


    Este sol viste una viva camisa de sangre


    Una herida abierta desde su rótula, vasta como el viento
    Y horizontes que vierten primaveras de sangre revelando palmeras y pájaros.
    Paz que perdura hasta caer la noche... Paz
    Las mujeres del río se levantan:
    Tobilleras de hierba entretejen cintas de
    Cieno y plata, deseo humedecido por la espuma del agua;
    Las mujeres del río convocan a los pájaros,
    Con chales frotan el cristal del horizonte.
    Lamentándose, esparcen tibias congojas.
    Paz, que perdura hasta caer la noche... Paz.
    Los campos doblaron sus rodillas.
    Las rejas del arado, fundidas se extendieron.
    Dormían las serpientes.
    Sudarios de paz se apilaban: suave heno y plumaje
    Los toros, en pie, dormitaban
    En sus ausentes ojos fosfóricos, palidecían las estrellas de la noche.
    Paz; esa máscara de noche piadosa.
    Lo viviente medio despertaba, lo mortal medio dormía.
    Esta tierra parecía vacía.
    Cuando fue recitada la plegaria nocturna y advinieron los ángeles del sueño,
    Cuando duerme como el sol levantado con su verde radiante de renacimiento, su signo
    de iluminación.
    Entonces, por su gracia, me arrojé a las diurnas orillas y abrí una ventana en la mitad
    mortal;
    me envolví en la mitad viviente y la visión irrumpió:
    Me alejé de los límites de las sábanas y del perfume de las almohadas.
    ¿Habrán dejado los cobertores sus audaces designios arbóreos en mi rostro?
    Mi rostro se transformó en hojas al vuelo, frutos caídos, vástagos nacientes.
    Una yegua imperial irrumpió en casa de mi padre:
    El espacio se doblegó ante ella.
    La plata, los relámpagos de sus cascos son las luces de Granada y aquellas tierras
    más allá del río.
    El mercurio y el alcohol del espejo de sus ojos, una hoguera de escombros reales.
    Mi forma flota desde el cuerpo de mi sueño. Fosforezco.
    Árboles se extienden como trazos sobre mi rostro,
    Frescas lágrimas verdes imprimen primaveras y aguas crecientes en mis facciones
    Mi forma flota desde el cuerpo de mi sueño:
    La estrella Canopies parece una flor trémula en la grieta del corazón.
    La oscura sangre de las primaveras de la vida se ha perdido. Surgen caballos desde
    el Amma del libro,
    Se expande la circunferencia de la tierra.
    La paz perdura hasta el amanecer... La paz.
    Mis rodillas accedieron a la morada en los anaqueles del horizonte.
    En mi rostro se agolpan relámpagos de escritura, hojas verdes y agua.
    (Las cartas, una nación entre naciones, se encomiendan, dirigidas.)
    Los pájaros irrumpen desde el domo del viento como irrumpe un manantial.
    Recuerdo... es éste el diván del horizonte.
    Mi cuerpo es un pabellón. Reino en algo que no es mío ni de otros.
    Recuerdo... en lo profundo de mí corre un río de imágenes vivientes;
    Y las primaveras juguetean a mi gusto.
    Recuerdo... el globo terráqueo se aproximaba y los cielos vinieron a mí,
    intercambiando vestimentas.
    La mezcla de criaturas de la memoria y el matrimonio de lo no masculino
    con lo femenino;
    de lo no femenino con lo masculino,
    y las alegrías de los poderes terrenales
    Me dieron la fuerza para conjurar con las fuentes de fragmentadas imágenes
    de la memoria.
    Conjuré delicadezas, imágenes y cantos como quise.
    La pausa en el Ser del Libro perenne.
    La alegría se llenó de tiernas preguntas,
    Y el follaje del rostro goteó con húmedos temores
    Y los brotes de intrincados descubrimientos.
    Supe que seguía el sendero de la Ascensión. Mi morada es la última certeza.
    La circunferencia de la tierra se expande.
    Los cielos surgen como vestiduras que desgarran
    La gastada línea del río viviente,
    Bajo las vestiduras de los océanos una ventana abre sus puertas.
    Los Sabios Orientales, los Herméticos y los Gnósticos participan del banquete del
    diálogo luminoso.



    Al-Suhrawardi respira en la plenitud del espacio, reparte el pan
    y el plateado pez del Nilo. Cena en la plenitud de la anarquía
    y bebe en la profusa emanación de lo incesante.
    Los Herméticos tejen la capa de cantos y encantamientos.
    La despliegan para la noble tribu, las bestias y los pájaros, como descanso,
    cubren el espacio para iniciadas y limitadas criaturas
    dos, tres, cuatro veces y por encima del último número que pueda
    la memoria retener.
    Erigiéndose desde el sueño las mujeres del río develan bronceadas piernas,
    cieno y hierba terrosa.
    La paz perdura hasta el amanecer... La paz.
    Una yegua relincha en la casa de mi padre.
    La casa de mi padre es un nómada en el cuerpo de mi sueño.
    Los dos Éufrates leen algo así como un libro de sangre naciente y el Nilo es un libro.
    El Océano arranca las vestiduras de sangre difusa.
    Entonces el desierto se reviste, la extensa tierra y las cuarteadas
    ruinas son adornadas por el resplendor del relámpago
    por la verde vida del fuego.
    Con guantes púrpura y medias femeninas de oro en filigrana
    el sol penetra los flancos de la noche.
    Sale y se oculta
    Desciende con el murmullo de las sabandijas, el tintineo
    de los insectos, con el deslizarse de
    los reptiles.
    Los pasos se acortan.
    Yo me fustigo en los andrajos del medio día.
    El aroma del sueño nocturno respira
    Y las pesadas frazadas de lana se levantan.
    Colapsan los húmedos cobertores de algodón.
    Paz, una araña sangrienta revestida de rasgos similares a la Paz.
    El agua mana del cuerpo.
    La memoria mana del agua.



    -Al-Suhrawardi: Shihab al-Din Yahya ibn Habash fue un místico famoso de la segunda mitad del siglo doce, quien vivió en Bagdad y luego en Aleppo, donde estuvo bajo la protección de su virrey, a-Malik al-ahir, hijo del famoso Saladdin. Sin embargo, al-Zahir eventualmente le condenó a muerte cuando a al-Surawardi tenía tan sólo 36 años, por emplear su original misticismo, considerado sospechoso a ojos de los creyentes ortodoxos. Al Suhrawardi creía en la concordancia de todas las religiones y todas las filosofías, que convergían en una sola verdad. Fue estudioso de Grecia. Otro atributo de su obra fue su metafísica de la luz espiritual, la cual consideraba como un símbolo de emanación y como realidad fundamental de las cosas. Incluso basó su prueba de la existencia de Dios bajo este símbolo.

    Traducción de Carlos Bedoya



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/62_63/afifi.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 11 Jul 2023, 13:46

    Zein El Abdin Fouad


    Zein El Abdin Fouad nació el 23 de abril de 1942 en el Cairo, Egipto. Bachiller en Filosofía, de la Facultad de Artes de la Universidad del Cairo. Es miembro fundador y permanente de Poetry Africa. Defensor de los Derechos Humanos, pertenece a la Organización Egipcia para los Derechos Humanos del Cairo. Pertenece a la Unión Palestina de Escritores de la misma ciudad. Su historia personal está marcada por la vinculación con organizaciones artísticas y políticas, llegando a resultados que involucran el trabajo de talleres creativos de lenguaje, que amalgaman lo pictórico poético como herramienta para provocar que la creatividad de los niños encuentre el camino de regreso a la identidad cultural. El resultado de su trabajo sobre las artes, en el seno de las comunidades, incluye colecciones de cantos folclóricos autóctonos y de proverbios. Es un teórico importante en las técnicas y el empleo del trabajo artístico como vehículo de culturización y ha publicado, co-escrito y coeditado diversas obras sobre el tema. Entre sus obras: Una página del Libro del Nilo, publicada en el Cairo (1992), La elección, una colección de poemas para niños (1998), igualmente libros de canciones, libretos y adaptaciones teatrales.


    *********************


    Poemas directos
    1

    Enseñamos a la piedra
    Cómo convertirse en flechas, lanzas
    Cómo convertirse en graneros
    Cómo convertirse en casas, cielorrasos, muros
    A esculpir retratos,
    Estatuas, puentes, talleres,
    Salones de clase, pirámides, columnas,
    Entradas a fuertes
    Que se abren a la tibieza
    durante el frío o el calor.

    Enseñamos a la piedra.
    Ella aprende
    Cómo rehusar
    Convertirse en prisiones.


    2

    Enseñamos a las tierras yermas, ellas se convierten en verdes campos
    Enseñamos a los verdes campos,
    Ellos se cargan de cereales, almendras, naranjas,
    Flores melifluas, hojas de árbol,
    Alcanfor, moras, sesbans
    Para hacer guardia
    Para proteger los senderos de su encerrado tesoro
    De cualquier palma
    Que no se haya bañado en sudor.


    3

    Enseñamos a la lluvia
    Su débil llovizna se reúne al mismo tiempo
    Para arrastrar la tierra
    Para levantar el estandarte de verde opulencia
    Para desatar los ríos
    Para poseer una casa y una parcelita de tierra
    Para calmar la sed del suelo y del sediento,
    Si ellos extienden sus palmas,
    Para llevar los botes de pesca y el anhelo por viajar.

    Enseñamos a la lluvia
    La lluvia aprende
    Aprende del hombre
    La lluvia enseña al hombre
    El significado de la unión de debilidades en tiempos de riesgo
    Enseña cómo con un millón de gotas
    El diluvio se desata.


    4

    Enseñamos a los jóvenes cómo amar
    Enseñamos a las jóvenes cómo dejar el escondrijo
    A alzar su amor sobre las cimas de las casas
    Como banderas ondeantes
    Enseñamos a los jóvenes
    Cómo crear tibieza
    En el mismo corazón de la escarcha.


    5

    Enseñamos a la piedra
    Enseñamos a los árboles
    Enseñamos a los jóvenes
    Enseñamos a la lluvia
    Enseñamos a la vida
    Enseñamos a la condición humana

    La vida aprende
    Ella sabe
    Volverse nuestra.




    Enero 1975 Prisión de Turah



    ********************

    Él recoge rosas de las lágrimas


    El viejo párpado abre su arcón de tesoros
    Olvidadas fotografías aparecen sobre el muro
    Canciones horneadas con un sabor añejo aparecen
    Muchachas de sueño aparecen
    Muchachos, días
    Eva y Adán abandonando su Paraíso
    El viejo párpado bebe su agua
    Los rayos de su sola estrella se secan
    Dispersos en sus pestañas
    El viejo párpado cierra su arcón de tesoros
    Una paloma escapa
    Busca abrigo en sus labios
    Sobre sus mejillas deja su salina blancura
    Su palma se alza bajo la sombra de la oscuridad
    Sus dedos recogen rosas de sus lágrimas.

    ***********



    Sueños en prisión


    En prisión, los sueños penetran el cuerpo del día
    Sueño y realidad portan el mismo rostro
    Los sueños entran con los más extraños atuendos
    Entran con el guardia
    En el tiempo que toma distribuir el alimento
    Para vaciar el balde del excusado
    Y en sorber el chorro del jarro.
    Ellos vienen hasta del balde de agua en mi celda
    De la humedad del piso
    De la vieja esterilla de paja y el muro
    Entran con el ruido y el silencio
    Levantándose en la mañana
    Y a la hora de dormir
    En prisión soñamos con el ancho y la diagonal de nuestras celdas.

    Mis parientes a quienes jamás he visitado
    Entran con mis amigos que han muerto
    Y con aquellos a quienes nunca he conocido
    Traigo a mis jueces ante mí
    Les hago un proceso
    Y mi condena y mi inocencia
    Son sopesadas de igual manera
    Veredicto contra el juez, el testigo y yo
    Yo soy el prisionero, el juez y el guardia
    El veredicto es un espantoso cuadro
    Mi nombre en la primera línea
    Y mi dirección.

    En prisión las voces se vuelven seres humanos
    Cada voz encarna en mil rostros
    Apasionada y peligrosa
    La verdad iguala al fraude.

    Sonidos de vagonetas entran hasta la celda
    Con las plegarias del alba
    (Me pregunto si los pasajeros del tren sienten algo por nosotros
    O somos apenas una explosión en una taza de café
    Esparcida y absorbida por la arena).
    Nuestras familias trajeron comida para almorzar
    (Mi pregunto si estarán cansados
    De llamar nuestros nombres).



    En prisión, los sonidos entran en el cuerpo del sueño
    Sueño con diversas fuentes de comida y bebida
    Sueño con un campo de lechugas
    Y un racimo de uvas
    Sueño con páginas de libros
    Sueño que aun estoy sentado con mis amigos
    Sueño con miles de muchachas entrando y saliendo
    Y la mía no estaba entre ellas
    Sueño que fui liberado
    Incluso antes de ser apresado
    Sueño que paso a través de muros y tiempo
    Sueño con el sabor de la felicidad en un campo de preocupaciones
    Sueño que estoy en casa tomando un baño
    Sueño
    Los sueños entran
    En el cuerpo del día.



    Febrero 7 de 1972


    ************************

    La caja de historias


    A cada día hay una historia extra
    Acerca de un amante o de un amigo
    Acerca de una luna en los ojos de un huérfano
    Acerca de la esperanza fundiéndose en seducción
    Acerca de un profeta o un líder
    Acerca de un brazo levantado como un estandarte
    Y roto como un espejo

    Cada fragmento reflejando una imagen

    Llenando mi vieja caja.

    1992


    *******************


    Canción de amor para jocelyne


    ¿Tú
    O el árbol
    Durmieron
    Como una paloma en mi mano
    Y despertaron
    Como un signo
    En mi sendero?

    ¿Tu cosecha de
    Naranjas
    Gente con rosas y nombres
    O es el sol
    De la dicha
    Saliendo de nuevo en mi sueño?

    ¿Tú
    O la luz diurna
    Iniciaron con rocío
    Entraron a mi corazón y un pony
    Se remontó
    En el horizonte más lejano?

    Un Nilo
    Cambia su curso
    Crecientes en el pulso de las venas
    Y contigo
    Crea su luz diurna.

    Tú y el Nilo comienzan
    El sol naciente.

    1985




    *******************

    Café matinal


    Con el café matinal
    El aroma a guisantes llena la casa entera
    Cada vez que respiro mi puerta se abre
    Mis amigos entran
    Aun los muertos,
    Entran en grupos
    Con cada sorbo.
    La casa se llena de parla
    Aquí hay palabras que no han alcanzado una playa todavía.
    Aquí hay silencio
    Aquí hay aquellos cuya risa brotó
    En sus ojos desde el café
    Aquí hay ciudades cuyas cafeterías visitamos
    Y de los sueños bebimos.
    Aquí hay amigos cuyos nombres son confundidos
    Aquí hay un café amargo con cardamomo dorado
    Aquí hay café negro con leche aparte
    Aquí hay prisiones con puertas de barrotes
    Cerradas encima de un soñar con café
    Estar ebrio en la mañana
    Estar ebrio a la salida

    Estoy en mi lugar
    Con el café matinal
    Encuentro el universo entero en mi pocillo.

    mayo 15, 1998




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/Antologia/abdin.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Amalia Lateano Mar 11 Jul 2023, 14:07

    Un minucioso aporte !!

    Gracias
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 12 Jul 2023, 16:17


    Helmi Salem


    Helmi Salem nació en Al Rahib, Egipto, el 16 de junio de 1951. Poeta y licenciado en Periodismo de la Universidad de El Cairo (1974). Entre sus libros publicados, se encuentran: Nostalgia y espera, 1972; Mi amor sembrado en la sangre de la tierra, 1974; Mediterráneo, 1984; Cuentos de Beirut, 1986; El uno a la una, 1997; Aquí están los ciegos, 2002 y Saludos de piedra preciosa, 2003. Participó en movimientos estudiantiles a principios de la década de los 70. Ha escrito artículos para la revista El muro. Trabajó en el Centro Cultural Soviético en el Cairo. Dirigió el periódico Luces del Líbano. Actualmente es director de la revista Arco Iris.


    _______________



    Del poemario Aquí hay ciegos
    Fragmento

    La precariedad de ser romántico
    Tus ojos no tienen principio ni fin.
    La perfección de tus ojos es un defecto y su defecto, una perfección.

    El fuego está al lado del hombro: si tus penas tuvieran una puerta habría empezado, si tuvieran indicadores de mapas habría terminado. ¿cómo es que los poetas egipcios no saben hablar de laberintos?

    Aves más cerca del agua, aves más allá de la superficie del agua, dos aves se unieron y, más abajo, se emociona el agua. P: ¿cómo se convierte la mujer en esclava? R: si lee salmos arrodillada y se manifiesta el monstruo de sus uñas al posternarse. P: ¿cómo llega el hombre a ser dios? R: si frota la frente en la palma del pie de una niña y si baila en su lugar y se hace cargo de ella.

    Las melodías de las ciudades costeras pesan. ¿Por qué no te quitas los pezones y los mandas por correo a la sección cultural? Así nos habríamos ahorrado los viajes a la clínica de El Muqattam 1 y la silla eléctrica en la que me tuve que sentar en los años de madurez. No pasa nada, vamos a pensar que el correo ha tardado tres años en llegar –esto pasa en Correos- y heme aquí, el expulsado recibiendo el paquete. ¿Por qué, entonces, despiertan tus pezones cada vez que hablamos de Sayed Uways 2 ?

    Una mujer dejará sus miembros colgados de los techos y acudirá con sus incensarios a unos bienaventurados que ofrecen veneno por jugo de mango. Así lo quiso la vida y así fue.

    Quisiera escribir poesía para tus ojos, a condición de que pueda superar su comparación con dos palmerales al alba y de no repetir que les ha traicionado la expresión por eso siguen como son. Sé que lo que quiero me es muy difícil, y hasta si lo logramos, me tacharía de poeta lírico, cosa que evito desde hace diez años. Pongamos que he superado a los grandes que me han precedido (lo cual sería posible, con un poco de optimismo), que he aceptado ser un romántico por unas semanas (que no sería posible si abandonáramos las obligaciones modernistas), entonces tendré que enfrentarme al problema principal: todos los adjetivos que vincule con tus ojos seguirán siendo mera explicación de unos ojos inexplicables. Entonces será mejor poner gotas de yodo en estos ojos, toda una jornada, abrirlos al máximo en el momento de fisión del óvulo y tragar lo que suelten de lo que me resta por vivir. Así hizo Picasso: mordió la manzana entre las mandíbulas dejando al infeliz pintor mezclar el rojo y el azul en un círculo partido en dos.

    Un ritmo hace que le salten las lágrimas al muchacho, he aquí que nuestras heridas devienen el inicio de la adoración. Tú propusiste la pureza de lo desconocido sin mácula y las agonías del martirio. ¡Trae tus mojadas toallas de las azoteas de las casas por si tenemos que bordarle al feto miniaturas en la almohada! Tú, la recién nacida de las costillas de la madrugada en mí, cada mañana dentro de nuestras tragedias es un parto.

    Estabas leyendo el intento número 7, el horizonte parecía más parco que la Facultad de medicina y los labios ardieron con todo aquello que hace que el corazón levante el vuelo. Tú no tienes la culpa ya que podías cogerlo por el arsén y él no es ningún criminal porque aún no se había comprado el caballo blanco. Tomemos un descanso después de esos “solos”, así, esta noche, nos centraremos en el ave.

    Tú eres el que está debajo de mí, yo soy la que está debajo de ti. Vigilo el cambio de mi frente, ejercito mi despertar a partir de tu forma de arrastrar los despojos a las entrañas de mis años; y mi despertar asiste a tu tos. Tú eres el que está debajo de mí, yo soy la que está debajo de ti. Los mortales asegurarán tu arado en las tierras del hambre o los enamorados descubrirán tu rudeza. Tú eres el que está debajo de mí, yo soy la que está debajo de ti. Ojalá el necesitado te debiera su pobreza o los mártires tuviesen tu mezquindad. Esculpe en mi espalda los sucesos de nuestra pena y deja la marca en los riñones. Mi sueño es el que está debajo de mí, yo soy la que está debajo de ti.

    Nuestra vida adolece de un poema sobre el sonido, sólo yo puedo escribirlo. Lo que pasa es que, cuando me enfrento con lo blanco, me hace falta evitar establecer un vínculo entre la garganta, la lengua y la unión de los labios. Sentado solo en un café popular, pienso en una forma de empezar a escribir, he de evitar hablar de fonética cada vez que la mujer pronuncie la “K”, tanto si es inicial o final, porque soy consciente de que la pronunciación de las palabras es uno de mis juegos más célebres. No me preocupará, luego, las pocas opciones que queden tras tantas omisiones porque ya tengo el tema con base en el cual construiré la poética del texto: subrayaré el acento de soledad del sonido y la confusión que suscita en las caras de los camareros. Desde anoche tengo el título: Escombros. Sólo me falta cubrir la carencia de que adolece la vida descartando el poder de los murmullos sobre mis oídos.

    Ocultaste tu vientre con tu mano izquierda cuando te levantaste a medias para saludarme tras haberte negado a participar en la mofa que me preparaban los compañeros sanos. Has hecho bien disimulando la barriga, porque si hubieses levantado la mano izquierda hubiera podido ver a mi niño que atravesará ese vientre dentro de tres años, te hubiera quitado la falda y me hubiera sentado entre tus piernas como un perrito a lamer mis huellas líquidas al terminar el médico de perpetrar su crimen. Hubiera perdido a los amigos y causado un escándalo a todos. Sin embargo, ahora, todo ha ido bien: he perdido a los amigos, he perdido a mi hijo y he causado un escándalo a todos.

    De noche, echo de menos los dedos de tus pies arañándome la garganta, el costado izquierdo y las entrañas. En los primeros instantes de la noche, extraño su irregular hacinamiento, su temblor si la mojo con mi sudor o si mis labios la tocan. En los últimos instantes de la noche, echo de menos sus raros movimientos cuando imita a Dik Al-Yin 3 o a la acción de Dios cuando pasa por los gametos y los convierte en creaturas: de mi barro, de mis huesos y de mis piedras. Luego, pisa la alfombra con la levedad de un ciervo recién cazado, al contrario de mis pasos: mis pasos son una mezcla de un ciervo cazado desde la eternidad y el derrame de sus plumas delanteras con mi sangre. Otras veces, se menea en el espacio de la habitación una hora, es cuando las piernas parecen los jardines de Babel, colgando de un hilo invisible, únicamente sostenidas por su rocío que es el mío. Al alba vigilante, se recortan los dedos de tus pies en las paredes, me adueño de ellos, limpio la parte interior de los nudos del sudor de tantas vueltas tras la flauta. Y cuando meto la nariz aspiradora entre el índice y el pulgar, alzo el vuelo dentro del espíritu roto que llevo dentro. Y vuelvo a extrañar en la noche los dedos de tus pies arañándome la garganta, el costado izquierdo y las entrañas. Y en todo momento me torturan las manos.

    Exactamente debajo del sello del ombligo, está su desnuda cabeza, sin ningún peinado. Exactamente debajo del vello del pubis, están sus diminutos pies con el tacón como cabeza de alfiler. En el espacio que hay entre el sello y el vello, está la espina dorsal: gelatinosa aunque tan resistente como la espalda del padre. El calor que asola toda la zona es el clima que lo protege en su soledad. En cuanto a la sangre que restaño con la boca cada mes, es el alimento que roba a las cuatro de la mañana, puesto que no le gusta el dulce ni aprecia los huevos.

    Una rima dormirá sobre tus piernas. En un sueño señalará: ¡ven, nostalgia de amor! Y yo contestaré nostálgico de amor: ¡a tus pies! Dirá: ¿qué darás a un mojado? Contestaré: ¡espesuras! Ojalá tuviese tus manos, andaría levemente sobre mí, andaría levemente sobre ti.

    Los compartimentos están llenos de cabellos de separación. Abdel-Halim 4 no ha dejado ningún sentido de separación que no haya agotado, ¿qué puede hacer el hombre de hoy si es que quiere expresar la separación sin caer en la repetición como los demás? Tendrá que esquivar lo de “todo se rige por la fatalidad...” 5, ha de dinamitar aquello de: “Oh, larga noche, es hora de clarear...”6 He aquí que tiene que inventar su “separación”: por ejemplo, puede denostar al Partido Laborista como una de las imágenes de separación en la era moderna, intentando establecer una comparación entre la crueldad y la debilidad como una forma de quitarle dramatismo al asunto. Es cuando el verdadero problema brillará: si hace una introspección encontrará que la escena de Aida y Kamal Abdel-Gawwad 7 es la que dibujó todas sus anteriores separaciones, de tal forma que mentiría si dijera: “No podré soportar las dudas de las vanguardias”. Porque estaría sumido en aquel famoso imperativo negativo: “No me digas adiós, amor” 8.
    Tal vez al ciudadano innovador le convenga más rendirse ante el poder de la separación disimulando su impotencia y haciendo una alusión a la paradoja intencionada entre el texto y la persona. Entonces le socorrerá la idea de la muerte del autor. Así que, si, ante él, ve a los amantes separarse por culpa del fracaso de los políticos en el tema de la limpieza, podrá mejorar su deteriorada situación invocando la llama que arde en la ropa de su amado toda vez que acuerden tener un adiós especial, más propio de dos amantes que respetan el envilecimiento del alma.

    No es de sus dedos, no del amor, no de la maternidad que se preparó dos meses bajo el sujetador, no de la fuerza de los corazones, no de las pesadillas en las que los padres parecen opresores y los vivos, traidores, no del dominio de la tradición sobre el tubillo: este deseo que se llama los días.



    1 una barriada cairota / 2 un escritor egipcio / 3 un poeta árabe antiguo / 4 un cantante egipcio / 5 Un verso árabe del repertorio cantado / 6 Del repertorio de poesía preislámica / 7 Tomada de una película egipcia basada en una obra de N. Mahfuz / Letra de una canción egipcia famosa.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/Antologia/salem.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Jue 13 Jul 2023, 09:10

    Mohammed Sayed Hegab


    Mohammed Sayed Hegab nació en El-Matarya, pequeña villa a las orillas del lago Mazala, Egipto, el 23 de septiembre de 1940, murió en 2017. Obra poética: El pescador y la sirena, 1965; Un nuevo egipcio, 1971; Obras Completas-primera parte, 1986. Publicó obras de teatro, versos e historias para niños, letras para canciones de cine y guiones para series de televisión. Sus poemas y artículos han sido publicados en diversas revistas, entre ellas, Galería 68; Poesía, Literatura .Beirut- y en las revistas populares para niños Samir y Mickies. Fue miembro del comité de poesía del Consejo Supremo de Cultura de Egipto.



    *******************


    La Noria



    Esta ... es una estrella apagada
    que cae del cielo.
    Esta es una tumba donde
    antaño yacía mi abuelo.
    Y esta es mi amada,
    Mientras de ella me despido
    sueño con una niña virgen,
    sueño con una hoja de mora,
    la rasgo y me envuelvo
    en el manto de la niña.
    Bailo la danza del bastón,
    y detrás de nosotros la luna,
    un egipcio guapo como la luna,
    gracioso y galante que se oculta.
    Cuando se oculta, el páramo
    se convierte en mi alcázar,
    la sal se disuelve en mis venas,
    velo como un borracho
    y duermo alegre.
    Sobre mi brazo una toalla y encima de mí
    un pañuelo y una estrella,
    colgada en un candil.

    Una noria con cántaros
    que suben y bajan
    un cilindro sobre la acequia
    que gira y mueve el agua

    de abajo a arriba y de arriba abajo,
    la recoge y me la ofrece.
    Siento un pez de colores en mis exilas.
    Extiendo a mi hijo
    mi brazo como una vela
    y él estira la punta
    de sus dedos con anhelo.
    ¿Qué es esto que tengo abajo?
    Es la tumba donde antaño
    yacía mi abuelo.
    Sueño con una niña virgen.
    Esta es una estrella apagada
    que cae del cielo.
    Sueño con una hoja de mora.



    ***************

    Mi palabra



    Mi palabra…
    mi ganado… mi bastón…
    mi milagro... mi banderita... mi alcázar...
    mi luna... mi brasa... mi espejo... mi dátil...
    mi milagro... mi violín... mi molinillo...
    Mi palabra... mi principio... mi matrona... mi andadera...
    mi niñez...
    Mi palabra... mi objetivo... mi fin... mi tumba.

    *********


    El testamento


    Cuando yo muera...
    Si muero en mi cama,
    quemad mi cuerpo
    y esparcid mis cenizas por las casas;
    unas sobre las casas del pueblo,
    otras para extenderlas sobre Tanis
    y un puñado en manos de un niño
    que haya besado sin conocerlo.
    Si me mato
    pasando por las puertas de la esclusa,
    haced de mi sangre alheña
    para teñir las palmas de un novio
    y una media luna en la cumbre de un alminar.

    Trazad con mi sangre
    en las paredes de una casa nubia,
    bajo el Nilo ...
    mi nombre.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/83/hegab.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Dom 16 Jul 2023, 20:39


    Ahmad al-Shahawi


    Ahmad al-Shahawi nació en Damietta, Egipto, el 12 de noviembre de 1960. Realizó estudios de Periodismo, licenciándose en 1982. En su época de estudiante participó en la fundación del periódico Sawt Sohag y en él dirigió la sección cultural. En 1985, empezó a trabajar en el periódico al-Ahram. Participó en la fundación de la revista cultural perteneciente al mismo periódico, Nisf al-dunia, e intervino en numerosas actividades desarrolladas en los Estados Unidos, vinculadas con su profesión. En 1995 obtuvo el premio UNESCO de Letras y en 1998 el premio Kavafis de poesía. Es miembro de la Comisión de Poesía del Consejo Superior de Cultura de Egipto desde el año 2001. Ha publicado más de 20 libros de poemas, entre ellos: Dos Rakaas para el amor; Los dichos; El libro del amor; Asuntos del enamorado; El libro de la muerte; Agua en los dedos. En 1995 obtuvo el premio UNESCO de las Letras y en 1998 el Premio Kavafis de Poesía. Es miembro de la Comisión de Poesía del Consejo Superior de Cultura de Egipto desde el año 2001. Su obra poética, traducida a numerosos idiomas, ha sido objeto de estudio en varias universidades egipcias y árabes. Ha participado en varios festivales internacionales de poesía del mundo.

    Su obra poética denota un profundo conocimiento del patrimonio sufí musulmán, del Maghreb árabe hasta el persa, pasando por Egipto. Sus poemas encantan tanto por su innovación como por su modernidad. Inspirándose en la tradición poética sufí, Al-Shahawi retoma los temas de sus predecesores: la pasión, la trascendencia de las emociones humanas, la omnipresencia hechizante del Ser Femenino. Él se inspira como siempre en su experiencia actual de poeta comprometido, en un mundo consagrado a la inhibición y a la denigración del placer debido al Otro, el ser elegido, sujeto y objeto único y perfecto del estado amoroso. Se entretiene en desterrar de la mujer las sensaciones sacrificadas, debido a este pudor casi congénito que limita el flujo legítimo del placer debido al cuerpo. Cava la lengua para extirpar lo «oculto». El mensaje espiritual subyacente en cada una de las obras de Al Shahawi, coloca sus palabras a este nivel refinado cuyos trazos milenarios del sentimiento amoroso hechizan al lector de los tiempos modernos



    **************************


    Dichos del agua


    Entrego mi cuerpo
    a cualquier holganza
    y olvido el agua del primer instante.
    Escribo en el aire del sueño
    una letra para el suicidio de dos ciudades.
    Coloco la cabeza sobre la almohada de la tierra
    e invoco los comienzos.



    Veo pájaros en la habitación
    y dos palmeras de fuego,
    y el sonido de la llegada del agua a lejanas ciudades.
    Extraigo el placer
    del espíritu de la separación
    y me encamino a los cielos.



    Frente a mí hay un sueño de muerte
    y, a mis espaldas, las víctimas de la pasión.
    Recorro la distancia en la aguja del suero,
    arrojo unas cosas en la cesta del espíritu,
    rocío el agua con agua,
    y marcho en dirección a mis prados,
    despertando entonces mi primer felino.



    ¿Qué percibió esa mujer
    cuando abrió la puerta de su infierno
    y vio el libro de las expresiones?
    ¿Lloró acaso la historia de su placer?
    ¿Se convirtieron en fuego las escalas de su alma?
    ¿Se enemistó con el anhelo que dormía en el fondo de su corazón?
    Se colocó la mujer en el agua del dolor
    y se bañó en la sangre de los recuerdos.



    En su sangre
    duerme la otra mujer
    y se explaya en las letras.
    Mas
    cuando apagué el río de mi continuidad,
    en los desiertos
    se despertó la aurora.

    Sus alminares se irguieron,
    y en el instante
    en que durmieron los ojos de las lunas crecientes,
    concluyó la oración.

    Y permanece como recuerdo mi mezquita,
    mientras dormita el Señor del gran placer.



    ¿Por qué me gusta el papel blanco?
    ¿Y la tinta negra?
    ¿Y el color negro?
    ¿Y el pelo negro?
    ¿Y la poesía negra?
    ¿Y el negro lecho?
    Me alegra acariciar con los dedos
    las hierbas negras que nadan en las aguas del corazón
    y arraigan en la puerta de entrada.



    Mi luna creciente
    dormía en su boca
    Despertó...
    y escribió un nuevo Corán.
    Selló el mensaje,
    y asoció la boca a otras creencias
    lo que se había revelado.



    Siempre miente
    y oculta muchas cosas.
    Pero su lecho
    la pone en evidencia.



    No quiero que acuda el presentimiento,
    pues todo está dispuesto:
    Las lunas crecientes están listas,
    los alminares despiertos,
    mientras las aguas nadan en las aguas.



    Este desierto,
    que ha entrado con sus leones,
    ha arrojado la civilización a la basura
    y me ha dejado sus violetas
    en las manos.



    La puerta que huye
    de la distancia
    abre el corazón de sus leños
    y le dice al rocío:
    Así sea.



    Abandonó ella los pañuelos de papel
    de su alma
    y ascendió los escalones
    hasta los árboles de mi alma,
    donde comió todos los frutos.



    El agua de la seda es para mí,
    y la plata del cuerpo,
    y una nube cuya lluvia descendió
    en las líneas del sopor.



    Olvidó sus rosas,
    y entonces trajo sus leones
    para rociar su tristeza
    en mi costado.



    Es esta una mujer
    que ha olvidado su historia en sus canciones
    y me pregunta:
    ¿Cómo se reúne el blanco amarillento
    con el negro azulado?
    ¿Cómo reviste al cielo el agua
    con el volumen de mi capacidad
    y mi muerte?



    Salgo del polvo
    y camino hacia un abismo.
    Dejo a mis amantes en un balcón
    gritándome,
    sin preguntarme por el regreso.
    Abandono la casa, las calles, el agua
    para permanecer en un lecho.



    Un olor para los dedos,
    que avisa del tiempo en mi corazón,
    el desorden del negro color amasado con oro,
    agua para una música que duerme en las palmas de mi alma
    anunciando la salida de las moradas,
    papeles para una prisión,
    mientras me voy.



    ¿Cómo podría
    abandonar un país
    y salir?
    ¿Quién me aseguraría el regreso
    sino el agua de las aldeas
    y su consideración?



    ¿Se secará el alma
    si abandono sus desiertos
    en mi interior?
    Dije:
    Anuncia a quienes amo que salí;
    permite a una que me vea en sueños.
    No hay viento.



    Es ella lo que prendes ahora,
    Ahmad,
    aunque sea un espíritu que se ha ido.


    ¿En qué lugar
    has depositado tu secreto?
    ¿Quién sino el agua
    guarda el secreto?



    Arrastro una herida
    en mi mano derecha.
    Pero mi izquierda no lleva los papeles del dolor.
    ¿Vendrán botellas en el hielo dormidas
    cruzando tierras y cielos
    a vaciar su carga en el cuerpo?
    ¿Conoce acaso la aguja que ahora se apila
    mi soledad?



    ¿Y la fecha de la salida?
    Di:
    Estoy confuso,
    la salida de mi alma de las moradas de mi amor
    es otro cadáver sobre los árboles,
    agua de nube
    y despedida de un ave.



    ¿Me reconocerá la tierra extraña
    cuando fluya la sangre
    de mi cielo?
    ¿Vendrá acaso la joven a quien,
    hace meses, abandoné,
    con la puerta medio cerrada,
    a abrazarme?

    ¿Podrán acaso los disparos de la nube
    o los de la ausencia
    perforar el corazón
    desde atrás
    antes de escribir el final?

    ¿Caerá al suelo
    llevando mi nombre
    el rocío que empaña el cristal?
    ¿Es aquí la muerte martirio?
    ¿Y es en casa una muerte cualquiera?



    ¿Podré ahora
    salir al cielo
    sin presentir
    la muerte?
    ¿Acaso la manzana que dejé
    en su lecho
    revivirá
    después del funeral?



    ¿Conoce el teléfono
    que suena una vez
    en el cielo de mi habitación
    el momento de la partida?
    ¿Me montaré ahora en mi corazón
    o dejaré el camino para mí?
    E iniciaré
    la confrontación



    ***************



    Dichos de la contemplación


    No habrá
    tristeza como la suya,
    la tristeza de aquel joven
    viajero.
    Su comprensión era la muerte,
    su compañero un árbol de lágrimas;
    sus días habían pasado.



    La tentación del cuerpo despertó.
    Doy testimonio de que...
    Gritó el joven:
    Te veré.



    ******************

    Dichos de la espera


    Cuánto,
    oh tiempo,
    permaneceré esperando?
    La aguja del amor destruyó mi cuerpo.
    Conoce el tiempo mi soledad,
    y el destino me introduce en su mihrab.
    Glorificado sea quien actúa con equidad.



    Mi mundo no ha empezado,
    y mi final se ha fundido para empezar a su lado.
    Cubre mis pasos
    y acompaña a mi primera muerte.
    Tal vez la revelación sobre mí
    descienda.


    ******************


    Dicho de los dichos


    Olvida las traiciones todas
    y toma una brasa.
    Es ella algo de muerte,
    algo de pasión.



    No era el sol polvo en el cielo de la cabeza,
    sino una mujer antigua,
    cuya agua me había disuelto en el tuétano,
    venciéndome.
    Vestí su camisa por corazón,
    y partí.



    Allí y no allí
    transportó el cielo mi cadáver.
    Llevé yo mi fátina como conclusión
    Y dije:
    Quien ha visto lo oculto
    es mi asesino.



    Desde lejos vienen agujas a estas tierras
    y escapan.
    Mi cuerpo es un país insomne,
    cuya desnudez no se cubre.
    Mi cuerpo soy yo.
    Mi cuerpo es ella.


    Un cabello negro de su sangre
    se ha disuelto.
    Se ha disuelto en mi sangre
    el universo/ un cabello.
    Al alba tomo sus miembros,
    y veo como se desvanecen los ángeles.



    Por la noche entro en su corazón
    y veo ciudades suspendidas
    en lo alto
    que me miran.



    Amanezco con la muerte
    y me acuesto con su rostro.
    De la perplejidad vengo,
    soy yo su familia.
    ¿Hay acaso algo
    que no me hayas dicho?



    Es este un país que huye de mis manos,
    como el agua tuya, que pasó una noche en mis concavidades.
    Ven al río, la espiga y la copa,
    y a una mesa de hambre.
    Entra en mi alef
    y duerme.



    En unos segundos
    seré
    todos los años pasados,
    agua en los dedos.


    Soles en el cerebro,
    tierras en la imaginación, que brincan de una eternidad
    a un tiempo,
    cuyas nubes veo.


    Haz girar la rueda de tu tiempo
    en dirección a mis deseos.

    En breves segundos
    empezará el funeral.



    Sobre su cuerpo camino,
    mientras avanza mi profecía:

    Papeles perdidos por los años
    y lo que siguió al muro de la despedida.
    Cayeron sus fragmentos,
    dejando árboles
    e historia.



    Y un tintero,
    y dolores de hembra extraviada en los mares

    que acompañaba a una nube
    y leía mis pasos.
    Decía:
    Mañana.



    Caminaré en el cortejo fúnebre de tu querer,
    desvelaré la historia de un amante,
    despediré al nácar y a los papeles,
    talaré árboles imaginarios.
    Lloraré por las claves de las palabras
    y por tu ausencia.



    Olvidó el mar
    que soy su ola.


    Me arrojó a la arena,
    quedóse dormido.


    Su poder
    es un corazón
    y un tintero
    y unos ojos dueños
    y una tierra de boca que apunta
    al cielo.



    Ojalá sea
    lo que entre tú y yo hay
    plenitud,
    y lo que entre los mundos y yo,
    devastación.



    Di tú, que has visto,
    ¿cómo sabrás
    qué es una lechuza?
    Todavía duerme una lágrima para la muerte
    en el lecho de su revelación.
    Huyen dos pájaros del alto cielo
    y se vuelcan en mi boca.



    Una copa del paraíso,
    aguas para la separación
    humedecen la lejanía,
    elévase una rosa
    en mi último funeral.



    Amargo es el café de la muerte,
    como el adiós de una estrella
    en tu cielo.



    Todos los pájaros que se han colocado sobre mi cabeza
    han puesto huevos en mi sangre de recuerdo.

    Las casas donde he morado
    airearán los secretos de mi sueño,
    salmodiarán a las gentes mi Corán
    y los textos de la pasión legal.



    Abandono ahora su casa
    dejando un gato,
    un diccionario de arena,
    papeles para una plañidera
    y un mundo con dedos de paraíso.



    Un silencio abatido era la saliva de nuestro amor,
    palabras sobre el divorcio de dos ciudades.

    Abandono ahora mi alma,
    mientras el conocedor que hay en mí inicia el viaje.



    Marchó el fuego hacia la puerta,
    y dejó en el lecho de la ola
    rosas de ceniza,
    trenzas de los mares de mi cólera,
    aguas de un lago del paraíso del alma,
    que beben mi soledad.



    En la noche,
    solo,
    sales de un beso,
    cabalgas una sombra,
    dejas en la tierra
    una lengua
    y un aroma.



    Y una mujer que llora en el muro del viento,
    y una mujer que bebe la arena de sus pechos en su dormitorio,
    y una tercera en una luna de cristal,
    que olvida su pelo impregnado de rechazo
    y con los dedos tatúa su cara.



    Sale ahora de un cuerpo
    que dormita bajo los párpados de sus labios,
    y el agua permanece, corona de la primera rosa.



    Me cerró la muerte
    sus puertas
    para otra ocasión.
    Y aquella que amo cerró
    su puerta.



    Por la noche cuando reinaba la calma,
    despertó el tiempo de su sueño
    y una historia me contó.
    Me mareó,
    y se puso a dormir.



    En El Cairo,
    en una cama negra
    de negras sábanas,
    se despierta una muerte blanca,
    escribe una historia sobre el agua
    y olvida su cita.
    ALEF, LAM, RA
    Estabas velada,
    no eras puerta para mí.
    El reloj esparcía sus destellos,
    ciega era la escritura de la vida en la mano.
    Ojalá fluya una feminidad
    que me pierda
    y conecte los puntos con sus letras.


    La puerta está a oscuras,
    expuesta,
    inevitable es a alguien como yo ver.



    Este cielo es mi deseo
    desde que saboreé tu sal.
    Desvelé tu bosque a mi alma
    y crucé el mar que me separaba; sus peces decían mi nombre.
    Escribió nuestra historia el mar,
    le confié una letra que se unificaba en su destino.
    Encendiónos,
    y su agua quemó una lengua que decía
    y no decía.



    Del vacío que crearon tus manos
    llena sus países con agua.
    Entraré
    conservando mi lengua y una historia de jacinto
    escrita sobre tus labios,
    registrada por la mano de Dios.
    Apoyándome en mis demonios
    y en un cántaro de recuerdos,
    entraré
    y olvidaré, a propósito, el agua que conforma el nuevo universo.


    Tus labios me escriben
    no el poema.
    Con tus dedos me inmortalizo,
    no con la tinta que fluye,
    y cesaron sus pasos.


    Despojado,
    excepto de la lengua,
    construyo casas en tu desierto
    y camino hacia Dios.



    A su lado,
    o sin él,
    fundé mi reino,
    y anuncié los mandamientos
    desde un punto,
    un alminar.



    Confundisteis a mi corazón.
    ¡Oh pájaros!, me perdieron,
    se extraviaron en mis células
    y me hicieron olvidar mi infierno.



    Yo no me agrupo,
    ni me abandono en una lengua,
    ni perduro como un dios,
    más que por un pueblo de agua.



    A mi lado
    soportarás un tiempo del que eres creadora,
    rozarás del sol un extremo,
    del que soy extensión y cuna.
    Olvida en mis manos las palabras,
    olvídame,
    que yo delimito mi mundo con agua
    o con un pájaro parlante.



    Soy diáfano,
    protégeme de la tiranía,
    pues a mí me gusta que los alminares del mundo descansen en mis manos,
    que duerman en el mundo de mi boca.
    A mí me crearon dos alminares,
    antes de que empezara la creación.



    Mi agua es del color de mi vasija.
    Soy tu imagen,
    cambia la forma,
    pero tú permaneces.
    No has nacido,
    por siempre vivirás errante
    en tu cielo.



    Entre tú y yo
    una flauta
    se abre.
    La fiesta empieza con el silencio,
    el mar llora de soledad.
    Descienden las cortinas de una Caaba,
    aproxima el agua las lejanas orillas.
    Desnuda el mar sus aguas,
    cae el velo,
    y pruebo
    un naufragio y un olvido.



    Un griterío
    es el alfabeto de ensalmos y magia que entonábamos.
    Son las aguas que vertimos,
    es lo que describimos o revelamos,
    es aquello que alcanzamos,
    es aquello de lo que nos alejamos al entrar,
    y que el tiempo nos acercó.
    Un griterío
    que crea nuestro silencio,
    nuestro silencio es el mundo,
    mientras suena en la flauta la melodía de nuestras tristezas.



    Déjame tocarlo,
    pues es el dios que adoraron antiguos dioses.



    Estás más lejos que mis manos
    y más cerca que los pájaros que me previnieron de tu boca.
    Eres la huida de mis dedos
    y la unión de los recuerdos.
    La traición de la rosa eres para mí cuando me vio mirar lo que porto.
    Eres el libro con el que empiezo
    y que sigue siendo el inicio de mis estados.



    De esta tierra extraña
    eres tú señora.
    Yo soy el extranjero,
    dame una mano
    para que duerma la abubilla para siempre,
    que yo me he cansado de las palabras,
    me he cansado de la destrucción.



    Observa la tierra
    mientras camina,
    pues en ella está mi historia
    y mis palabras sobre la ternura de la tierra para conmigo.
    En ella están mis soles
    y el agua que bebo de la yema de mis dedos.



    Observa el tiempo conmigo,
    pues me gusta que la historia
    se arrodille
    para que descansen los mapas entre tus manos,
    y se dibuje la geografía
    según nuestras aguas
    y el volcán de las lenguas ascendientes.



    En cualquier momento despertará,
    pues para el sueño no hay tiempo.
    El agua despierta
    cuando un pájaro llama a su puerta.
    Inmerso en el agua estaba,
    mi cuerpo era el poema de un extraviado
    y mis manos el refugio de un sabio
    que deseaba ausentarse
    difundiendo mi secreto,
    transportando en las manos su libro.
    ALEF, LAM, MIM, RA

    Quiero que ella cocine el sol,
    que mate el tiempo con el tiempo.
    Quiero que ella despose a su soledad en las manos,
    y olvide un antiguo suceso.
    Quiero que ella se asome a la noche desde detrás de su cielo
    y me llame para construir casas de palabras.



    Quiero que ella peregrine a una Caaba en mis manos,
    pues hay un estremecimiento
    en los rincones del cielo.
    Quiero que ella coloree sus aguas cada noche con mi voz
    y entre en el campo de los sueños sola.
    Quiero que ella me enseñe cómo ama una señora
    y escribe narrando su estado.



    Quiero que ratifique mis letrasy mezcle la música
    con un jacinto convertido en ciudad de los muertos.
    Quiero que no mida la distancia entre los pechos
    y olvide sus olvidos en la lengua,
    pues el monoteísta estaba ausente en la antigüedad.
    El monoteísta está presente en la presencia,
    el monoteísta permanece en un punto,
    el monoteísta anhela un golpe de silencio,
    el monoteísta en el fuego duerme como un dios,
    el monoteísta ha ascendido deprisa,
    para ver.



    Quiero que ella me imagine en el incendio
    y me borre con un recuerdo.
    Quiero que ella entierre el tiempo
    para crearlo.
    Quiero que ella tome sus carismas de mis manos,
    pues sus cúpulas
    son la fuente de las elegías.



    Quiero que ella cargue el mármol con sus manos,
    que conozca el alfabeto de su color
    y borre su tiempo de una aguja de placer.
    Ella es la voz del cambio de guardia de un ángel a otro.
    Quiero que ella sepa que la escritura es un recipiente
    y que la letra es espejo para mi corazón.
    Quiero que ella denomine a lo antiguo lugar del comienzo,
    principio de la pasión
    que desconcierta a unos dioses.

    Sabed que soy un jeque y mis amantes duermen en las moras de los árboles,
    pues el gusano de seda es nuestro señor.
    Su seda otorga a las mujeres las señales del Día del Juicio.
    Puesto que resucitamos, entra en mí
    y ocupa el trono.
    Un cielo entre nosotros
    ya nos pertenece.



    Estaba escribiendo cuando llegaste a mí.
    El agua se derramó,
    y las letras huyeron de mi blancura.
    Era un miércoles arrasador, son mis dedos contados.
    El día de la pasión es más duradero para tu Señor que el devenir de los mundos.



    Quiero que ella sepa que olvidé los dedos en la escritura,
    y que el sueño inventa la lengua
    y que lo soñado la trae a mí, sagrada.
    Quiero que me tome hacia sí
    para saber
    y para que me olvide en su agua
    como gota de esperma.



    Quiero que ella coloque su marcha en mi sangre,
    que robe un sol
    y deje el pasado para su vida,
    pues lo pasado aniquila su muerte
    y tus manos son mis dos reinos.
    Yo en sus aguas
    he visto nuestros primeros nombres.



    He depositado mis secretos
    en el corazón de un pájaro rozado por mi sudario.
    Me abandonó
    y voló por esos mundos
    difundiendo mi lengua.



    Quiero que ella me dé a conocer,
    pues me ignoro a mí mismo.
    Ella posee en sus manos la certeza
    que exalta en la vaguada
    mis primeros nombres.



    *****************


    Dichos del exilio
    La tierra es una cárcel,
    y los cielos guardan las estrellas fugaces.
    Huye,
    entra en el trono del amor,
    pues la muerte es una criatura,
    y tu lugar es el destierro.

    Tu secreto se ha difundido,
    y la duración de tu tiempo surge de una rosa.
    Visitarás un istmo
    y serás aniquilado,
    mas tu alma permanecerá indescifrable.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/74_75/shahawi.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 17 Jul 2023, 20:08


    ASHRAF AMER



    ASHRAF AMER es un poeta y periodista egipcio. Ha escrito seis colecciones de poemas y dos colecciones de poemas para niños. La mayor parte de su poesía ha sido publicada en la mayoría de los periódicos y revistas prestigiosos de Egipto y Arabia Saudita. Algunos de sus poemas se han traducido varios idiomas, incluyendo el inglés y el español. Ha escrito varias canciones para algunos cantantes famosos de Egipto, Argelia y Palestina, incluyendo el "Himno del Mártir" que se ha vuelto uno de los himnos nacionales de Argelia y por el cual ha sido honrado por el Sindicato Argelino de Escritores y por la Sociedad del Martir. Ashraf también ha escrito canciones para obras de teatro y programas de televisión infantiles. Ha participado en varias actividades culturales y de poesía en Egipto y el resto del mundo árabe e, igualmente, supervisó los seminarios culturales para el Ministerio de Educación de Bahrein por siete años. Ha practicado el periodismo por 30 años, durante los cuales ha dirigido varios periódicos egipcios y árabes, y ha tenido a su cargo las páginas culurales de algunos otros periódicos. Ha escrito continuamente en varias columnas diarias y semanales en periódicos y revistas de Egispto y Arabia Saudita. Actualmente trabaja como editor principal del periódico Al Ayam y escribe una columna semanal en el periódico Al Jamahir. También es el dueño y director del "Grupo Stamba De Artes Y Publicaciones" que existe hace 20 años. Poesía publicada: Windows (Ventanas) - Publicado en tres ediciones: edición especial El Cairo en 1983, Dar El Thaqafa en 1986 y por la editorial EL Ealamyia en el 2002; My Views (Mis Puntos De Vista) . Edición limitada, 1986; Night Female Doers (Hacedoras Femeninas de la Noche) - Publicado en tres ediciones: por la editorial del EL Sharqiya (Manama, 1988), por la editorial del EL Nadim (El Cairo, 1988) y por laeditorial EL Ealamyia (El Cairo, 2002); Butterfly's Discoveries (Los Descubrimientos de la Mariposa - Edición limitada (1990); Our Carpenter. The Artist (Nuestro Carpintero. El Artista) - Poesía para niños, publicada en tres ediciones: por la editorial EL Obiykan (Ryiadh, 1993 y 1994) y por la editorial EL Ealamyia (El Cairo, 2002); Color and Imagination (Color E Imaginación) - Publicado en tres ediciones: por la editorial EL Obiykan (Ryiadh, 1993 y 1994) y por la editorial EL Ealamyia (El Cairo, 2002); He Is Almost Sure (Está Casi Seguro) - Editorial Merit, 2008; Poetic View of "The Educated And The Authority" (Visión Poética de "El Educado y La Autoridad") - Libro escrito para el pintor Ezz EL Deen Naguib, publicado por la editorial EL Ealamyia (El Cairo, 1997). Miembro de la Asociación de Artistas y Escritores de El Cairo (Attlee), Miembro del Sindicato Egipcio de Escritores, Miembro del Sindicato Egipcio de Editores.



    ***************


    EL GUERRERO



    Es así
    Salta con los caballos lejos,
    Lejos...

    Y siempre cree que el rey
    Si tuviese hambre sin sus peones
    Iría al encuentro de la gente
    En las colas del pan
    O en las fuentes del río.

    En actitud de buena intención
    La buena intención
    A menudo
    A menudo
    Arroja a los peones al fuego,
    A los jefes, a lo desconocido
    Y a los humildes al dolor de la necesidad y la humillación.

    Llega el guerrero
    Se escapa el guerrero
    Y los caballos mueren
    En la guerra
    O de frío.
    Y el rey sigue siendo el rey
    ¡A pesar de todos!

    Me polvorea con las canciones tristes
    Y me llena de callejones
    Y la Soledad




    **************

    LAS CALLES


    Las calles de la madrugada
    Son completamente distintas
    De las del mediodía.

    Y las calles de madrugada
    Andantes a la mezquita del pueblo
    Son diferentes aún
    De las calles de la madrugada
    Que llevan a la mezquita de la ciudad.

    Las calles del pueblo son húmedas
    Y pobladas por el olor de la masa de harina
    Y el sueño.
    Las calles de la ciudad
    Despiertas, no duermen.

    Las calles de la ciudad
    No van a los pueblos

    y las calles del pueblo
    trotan toda la vida,
    perros callejeros,
    y mueren en las carreteras,
    o solas
    en las aceras.

    ¡Las criaturas ignotas de Dios
    saben que
    no estoy solo
    y las veo siguiéndome!




    *************

    ¡MI DESTINO!



    Los caminantes,
    los asaltadores
    y los marginados
    no conocen mi destinación...

    Los nobles,
    los respetables señores
    y los de la sangre azul perfumada
    no conocen mi destinación.

    Los soñadores,
    Los cansados
    Y los omnisapientes
    Tampoco...
    Saben mi destinación.

    Y yo...
    El múltiple...
    Y los múltiples que existen en mí

    Nadie
    conoce mi destinación.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/81_82/amer.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 17 Jul 2023, 20:10


    Fatma Quandil


    Fatma Quandil nació en Egipto el 27 de julio de 1958. Poeta, dramaturga, crítica literaria y traductora. Miembro de la Unión de Escritores de Egipto desde 1988. Obra poética: To be able to live (Poder vivir), 1984; Curfew (Toque de queda), 1987; Silence of a wet price of cotton (Silencio de un mojado precio de algodón), 1995; Questions hanged like slaughters (Preguntas suspendidas como matanzas), 2008; I am your grave witness (Soy testigo de tu tumba), 2008. En 1991 presentó la obra de teatro: The second night after the thousand days (La segunda noche después de los mil días). Ha publicado artículos en diversos periódicos literarios árabes. Ha leído sus poemas en numerosos festivales poéticos en el mundo árabe y en Europa. Sus poemas han sido traducidos al inglés y publicados en la Antología de Mujeres Poetas Árabes en Massachussets en 2000; al francés en la selección La Poesía Árabe Moderna (Paris 1999) y al castellano en la Antología de poesía española y egipcia contemporánea, en México,2005. Publicó también otras obras como La segunda noche de los mil días (Teatro, 1991, El Cairo); Intertextualidad en la poesía egipcia de los años 70s (Crítica, 1998, Instituto Nacional de Centros Culturales. Ha sido integrante de la Unión de Escritores de Egipto y del Comité de Poesía del Consejo nacional de Cultura.



    ******************


    Asegurarse de la resistencia de nudos
    o la parábola del baile y las mortajas
    1

    Cuando te enseñan dar inyecciones y te administran morfina en pequeñas dosis, te advierten: cada seis horas únicamente, no será que luego no tenga efecto. Entonces, podrás sentarte impasible mientras ella grita y suplica, entrenándote a no imaginar el dolor; sólo entonces Dios se despedirá de ti con una palmadita en el hombro y tú Le sonreirás puesto que acaba de aceptar que ya nunca contarás con ÉL.



    2

    “Un fruto que no ha caído, se pudrió en la rama”

    La mujer buena es mi madre. Al lavarla tuvimos que quitarle los esparadrapos:

    el de la llaga de decúbito,
    el de los tubos y
    el de la herida principal.
    No nos dimos cuenta sino cuando decidimos lavar su ropa para donarla. La habíamos metido en la lavadora de prisa y corriendo para llegar a tiempo al entierro. La habíamos metido con los esparadrapos. (Los recitadores te llevan al paraíso, ahí la ves joven, peinada a lo garçon, cruzando el puente con pasos de bailarina.
    Pero tú lo que haces es resistir la imaginación, cuyas puertas recuperan su sitio como las puertas de los bares. Tal vez acabe de dejar parte de su carne en los esparadrapos y los gusanos se muevan tan rápidamente para cazar el primer instante de tu fija y lúdica mirada y escribir con una letra parecida a la suya confusa: ¿no quieres preguntarme –como siempre- qué hago ahora?



    3

    Los psicoanalistas te aconsejan cerrar los ojos y recordar los buenos momentos. Los avispados políticos también ven el medio vaso lleno. Tú sabes que el pánico no está unido a los recuerdos penosos sino que se les escurre para que no lo puedas encontrar donde piensas que está. Se instala ahí, libre de la memoria, pero es tu prisionero, prisionero de tu cuerpo y de tu ropa; es entonces cuando te enteras de que eres una fuente de contagio, que la epidemia se mueve si tú lo haces, se propaga con tu saliva si hablas o cuando duermes o sueñas.



    7

    Madre era bajita y rellena. Yo creía –es posible que lo siga creyendo- que los bajitos tenían menos capacidad para el sueño. De niña, cuando me cogía in fraganti y antes de que pudiese retirar la mano contentándome con un placer a medias, no me daba cachetadas como las otras madres, me cogía de la mano y me decía al oído: luego, tus dedos olerán mal.
    Aquello no era razón para dejarlo, sino para lavarme las manos varias veces. En presencia de sus amigas se jactaba de que a su hija única le enseñaba el sexo científicamente. El hombre tiene un miembro que es como un tubo –me decía- del cual sale una semilla que cae dentro del agujero de la mujer para que nazca un niño en el vientre de la madre, así llegaste tú y llegaron tus hermanos.
    Ya de mayor una vez me dijo bruscamente que estaba segura de que la orina procedía de la vagina. Pensé que bromeaba; ¿entonces, me preguntó aturdida, de dónde si no?



    8

    Durante su largo coma, hablo con ella y le limpio la herida, cada noche. El médico insistió en que me pusiese guantes esterilizados cuando limpiaba la herida, pero yo nunca lo hice. En la noche anterior a su fallecimiento, su estado de coma era total y hermético. Presioné la herida y la escuché quejarse.



    9

    Habíamos acordado –en un momento de sosiego antes de morir- que yo no bajaría con su cuerpo a la tumba. Se mostraba esquiva, más yo la acorralé;

    Vamos a discutir esta cuestión tranquilamente, te prometí que iba a estar a tu lado hasta el final y cumplí, exímeme de este paso final para que luego me pueda perdonar.
    No te preocupes, me dijo. Las mujeres no bajamos a las tumbas.


    10

    La mujer que lava a la difunta es una señora negra, no puso el cuerpo en dirección a la Meca como me habían dicho. La habitación es demasiado estrecha, justificó. Más tarde dijo la mujer del conserje al limpiar la habitación: “No debieron tirar el agua del lavado, no se debe verterla por el suelo, tenían que conservarla en un recipiente especial”. La encargada de lavar a la difunta le grita a los oídos y nos parece que la difunta sonríe. Mi amiga me susurró: “respira, le sale sangre por los oídos, los muertos no sangran”.



    11

    Mortajas con el color que más le gustaba.

    A finales del año, preguntarás a tu buena amiga que había examinado el cadáver de prisa y lloraba: ¿Estás segura de que había muerto de verdad? Y ella se reirá y te contestará: Nosotros, los médicos, detectamos la muerte en seguida.
    Años más tarde reflexionarás: ¿qué iba a importar si no hubiese muerto, si hubiese sido enterrado viva? ¿acaso no había estado en coma más de un mes? ¿acaso no gritaste una tarde cuando las hormigas habían cubierto todo su cuerpo reunidas en el ágape de su sudor impregnado de glucosa sin que ella se enterase?
    ¿Acaso no le compraste la mortaja más cara con el último céntimo que tenías? ¿Acaso no era verde como le gustaba? ¿Acaso no pusiste su novela entre tus papeles a pesar de que nunca tuviste ánimo ni deseo de leerla?



    12

    Bueno. Ella ya no importa a nadie, ni ella ni su novela. Tu amiga interesada en la literatura femenina que quiso publicarla no quiere entender que tú jamás querrás manchar con su novela “clásica” tu prestigio de posmoderna. “Rey Arturo, todos tus aliados te han traicionado”, la grave voz de Hamdi Gaiz en la película “Victoioso Saladino”.



    ****************

    Una cuarta faz


    Después de todo esto vuelves a decirme: ¿quieres que sea tuyo? Y yo te respondo: no, no quiero que seas mío. Me hablas de la señora de la montaña cuando señaló a la cumbre nevada y se despojó de sus ropas. Dijiste: estaba desnuda y temblaba, la llevé a su cama y pasé la noche. Te pregunto: ¿cómo pasaste la noche? Respondes: como se pasan todas las noches. Entonces, te hablo de un hombre que permanecía sentado bajo mi cama, yo tenía la fiebre alta y él me iba poniendo bolsas de hielo en la frente. Estaba apesadumbrado y cuando abría los ojos sonreía y me pedía que los cerrase, quería contarle un cuento siempre que me despertaba, quería hablarle de ti, pero se marchó, se marchó cuando convenía que los demás se marchasen. Preguntas: y no te tocó. Respondo: no me tocó.
    La vez anterior me cogiste del pelo de repente y dijiste: no quiero del amor más que los principios, la paloma zurce la ropa de este día. Te dije: cuando seas una anciana dejaré a mis esposos y a mis hijos para irme a dormir contigo. Entonces tú también serás un anciano y no quedará pelo sobre tu frente, la piel la tendrás arrugada, la desplegaré con mis labios y pasaré mi cuerpo por encima de ella para que se derrame, dormiré siempre sobre ti para demostrarte que mis arrugas no son más que hojas de árbol. ¿Me amas?
    Dices: pero el maneouvering es lo que te transporta de éxtasis a éxtasis, es lo que hace que empieces a agitarte justo después de explotar, yo digo: no creo que duerma contigo cuando tenga esposo, puede que por motivos éticos: igual que no te he traicionado a ti, no le traicionaré a él.

    Apagaremos la lámpara para que luzca el rayo.

    Pero tú traicionas a Fátima, comparas la vagina de ella con una oquedad y el pene…

    y le preguntas a él: cómo pasaste la noche, le odias si duerme con otra mujer y te vengas de él con tu arma cargada de ética: igual que no te he traicionado a ti, no le traicionaría a él.

    Decides, escribiré: pene, vagina, vulva… luego lo tachas todo con una X.
    Dices: lo escribiré para borrarlo, lo escribiré para que mi cuerpo se convierta en un tejido penetrado por los otros, lo escribiré para traicionarle.
    Pero surge el gemido, el grito que busca su significado, el grito opresivo.

    Lo esconderé en algún sitio.

    Seguirá y seguiré escribiéndolo pero asemejaré el orgasmo, trataré de asemejar el orgasmo con un rascacielos cuyos cristales se rompen de una sola vez.

    Escribiré: tu pene era un cincel que me esculpía para convertirme algún día en esa estatua de bronce que se da la vuelta y después torna a su sitio con la suficiente parsimonia como para que puedan contemplarla los únicos asiduos de la sala que saben cuántas noches hubieron de invertirse en dar una vuelta así. Y cuando las luces que la dominan y la hacen brillar se apaguen y sus rasgos se escondan, vendrás a frotar el lugar de sus miradas y vaciar mis oídos de sus delicadas y floridas palabras, escuchando con atención tu jadeo en mis adentros. Puede que encuentres en la superficie unos arañazos, muchos arañazos; pero nosotros, tú y yo los soslayaremos.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/84_85/quandil.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 17 Jul 2023, 20:23

    Arif Khudairi


    Arif Khudairi nació en Egipto en 1948. Escritor bilingüe en inglés y árabe, es autor de 47, entre ellos once libros de poemas, incluyendo Trees Leaves (Pentland, 1998); Rubaiyat of Arif Khudairi (al-Hadarah al-Arabiyah, 2004), y Abode of Peace (DBP, 2008). Es mayormente conocido como poeta pero también ha publicado ensayos, críticas y relatos breves, entre ellos, Tales From the Arabian Sahara: The Trip and Other Stories, 1998, Minerva Press, Londres. También publicó en la misma editorial la novela, The Eighth Voyage of Sinbad, 1999. Su obra ha aparecido en publicaciones en Egipto, Malasia, Omán, Yemen, India, Pakistán, Reino Unido, Brunei y en los Estados Unidos.

    Fundador y editor de The Journal of Arabic Studies y presidente de la Sociedad de Poesía, en la Universidad de Brunei en Darussalam. Ha traducido siete libros de poemas desde el coreano, malayo, farsi e inglés hacia el árabe. Su obra ha sido traducida al árabe, español, malayo, indonesio y urdu. PhD en Literatura Árabe de la Universidad del Cairo, ha sido además docente universitario en diversas universidades en Estados Unidos, Corea y Malasia. Actualmente es profesor asociado de the Sultan Sharif Ali Islamic University, en Darussalam, Brunei, donde enseña metodología de la investigación, teoría de la traducción y literatura comparada y fue decano de la Facultad de Árabe y Civilización Islámica. También es miembro de la Academia de Literatura Árabe Moderna y de la Asociación de Escritores de Egipto.




    **************************


    MI HOGAR ES EL MUNDO



    Siento
    Como si cabalgara
    Una veloz nube blanca.
    Mi hogar
    Es el mundo.
    Duermo
    En Delhi.
    Me despierto
    En Roma.
    Mi hogar
    Es el mundo.
    Aunque
    No posea
    Ni un hogar diminuto.

    Siento
    Como si cabalgara
    Una veloz nube blanca.
    Mi hogar
    Es el mundo.
    Vuelo
    Hacia el Este.
    Vuelo
    Hacia el Oeste.
    Visito
    Las pirámides,
    El Louvre,
    Kampong Air,
    El Taj Mahal.

    Mi hogar
    Es el mundo.
    Aunque,
    No posea
    Ni un hogar diminuto.

    Siento
    Como si cabalgara
    Una veloz nube blanca.
    Mi hogar
    Es el mundo.
    Deambulo
    Por el Sahara.
    Cruzo
    Los siete mares,
    Como Rimbaud,
    Roykan,
    Lorca
    Y Gibran.
    Mi hogar
    Es el mundo.
    Aunque,
    No posea
    Ni un hogar diminuto.

    Siento
    Como si cabalgara
    Una veloz nube blanca.
    Mi hogar
    Es el mundo.

    Amo
    A toda la gente:
    Negros,
    Amarillos,
    Y blancos.
    Todas las tierras
    Son mías.
    Mi hogar
    Es el mundo.
    Aunque,
    No posea
    Ni un hogar diminuto.


    *****************


    POR EL BIEN DE TUS OJOS



    Por tus ojos,
    Mis profundos
    Océanos misteriosos,
    Y los amplios
    Cielos azules,
    Desafié
    Al mundo entero,
    Luché
    Contra todos
    los hombres,
    Los jefes
    De las tribus.
    Competí
    Con ellos,
    Y gané
    Todos mis combates.
    Tomé
    Cada riesgo,
    Que enfrenté
    Todos los retos
    Con una sonrisa.
    Acepté
    Las condiciones
    Que pusiste
    A los amantes
    De tus ojos.
    Escalé
    Las majestuosas colinas,
    Marché por los desiertos,

    Volé
    Por los cielos.
    Crucé
    los siete mares,
    Viajé
    A lejanas
    Islas de hadas,
    En mi barca,
    Y traje
    Extraños diamantes,
    Botellas de ámbar,
    Flores de loto,
    Y tulipanes,
    Rojos,
    Púrpuras,
    Y blancos,
    Y los esparcí
    Todos
    A tus pies
    Como una señal
    De mi amor
    Por ti,
    Y por
    El bien
    De tus grandes
    Ojos azules.



    *******************

    TE AMO


    Te amo porque tus ojos que hacen amar
    Los mares, los ríos y los cielos,
    Y soñar contigo todo el tiempo.

    Te amo porque tus labios que hacen amar
    Las rosas, los girasoles, y los tulipanes,
    Y vuelo hacia el cielo como una mariposa ebria.

    Te amo por la sonrisa que me hace amar
    El sol, la luna y las estrellas,
    Y esperar con deleite el amanecer de cada día.

    Te amo porque tu amor me hace nadar
    En éxtasis, en un río del paraíso,
    Hecho de almizcle, sueño y encanto.



    ******************


    CANCIÓN DE PAZ


    Si todos
    Pertenecemos a
    Un padre,
    Y a una madre.
    Si todos
    Somos hermanos:
    Amarillos,
    Negros,
    Y blancos.
    Si todos
    Estamos hechos
    De barro,
    Y ninguno
    De nosotros
    Está hecho de esmeraldas
    U oro.
    Si todos
    Somos el mismo,
    A pesar
    Del tamaño
    De los ojos,
    Y el color
    De la piel.
    Si nos necesitamos
    El uno al otro,
    Para prosperar,
    Para sobrevivir.
    Si creemos
    En un poder
    Más allá de nosotros.

    Si somos
    Lo que somos,
    ¿Por qué luego,
    Nos enfrentamos,
    Y nos matamos
    El uno al otro?
    Si todos
    Pertenecemos a
    Un padre,
    Y a una madre.
    Si somos todos
    Hermanos,
    Por qué entonces,
    No coexistimos
    En amor,
    armonía,
    Y en paz?


    ******************


    RÍO NILO



    Corre suavemente,
    Río Nilo,
    Llena mi corazón
    Con tus maravillas,
    Y mis ojos
    Con tu encanto.
    Pues tus ondas
    Son mis lágrimas,
    Mis sueños,
    Y mi vino.
    Entona los cantos
    De Akhenatón
    Para los enamorados.
    Entona los cantos
    De Antonio,
    Y Cleopatra,
    De Osiris,
    E Isis,
    De Yusuf,
    Y Zulaikha,
    De las doncellas,
    Quienes se habían
    enamorado
    De tus profundos,
    Ojos azules,
    Con tus cuentos,
    Con tus rimas.
    Entona los cantos
    De Ahmose,
    Hatshepsut,
    Tutankamón.
    Entona los cantos
    De Tebas,
    Alejandría,
    Y Heliópolis.
    Entona los cantos
    De los hombres
    En sus campos,
    Y de las mujeres,
    A su lado.
    Corre silenciosamente
    Río Nilo,
    Y entona
    Tus cantos de amor.
    Llena mi corazón
    Y mis ojos
    Con tus maravillas,
    Pues tus olas
    Son mis lágrimas,
    Mis sueños,
    Y mi vino.

    ******************



    CUANDO LA PAZ REGRESE


    Cuando la paz
    Regrese
    A nuestra vida,
    Cuando la sonrisa
    Retorne
    A nuestros labios,
    Cuando el sol
    Se eleve,
    Una vez más,
    Y las nubes
    De la tristeza
    Se desvanezcan,
    Cuando vuelen
    Libremente las aves
    En los cielos,
    Sin miedo,
    Cuando la primavera
    Vuelva a poner
    Las hojas verdes
    Sobre los árboles,
    Cuando las flores
    Se vistan
    Con los colores del arcoris,
    Y porten
    Su dulce esencia,
    Cuando el amor
    Corra como los ríos
    en nuestros corazones,
    Cuando los niños
    No estén más hambrientos,

    Cuando ellos sean
    Felices, llenos de esperanza,
    Y seguridad,
    Cuando los soldados
    Vuelvan a casa,
    Arrojen sus armas
    A los océanos,
    Y entonen
    El canto
    De la paz,
    Cuando nuestra vida
    Se llene
    De belleza,
    De verdad,
    De buena voluntad
    Cuando nuestros sueños
    Sean realizados,
    Cantaré
    Mis canciones de amor
    Para los pájaros,
    Para las flores,
    Y para ti.

    **************


    HOGAR


    Cada día,
    Sueño con
    Un hogar:
    Un lugar
    Donde el cielo
    Es tan claro,
    Tan amplio,
    Sin fin,
    Sin nubes,
    Donde los ríos
    están mezclados
    Sin sangre,
    Sin lágrimas,
    Y los corazones
    Son blancos
    Como la nieve.
    Un lugar
    Donde no hay amos,
    Ni esclavos,
    Donde de día
    Tejo,
    Mi poemas
    De amor,
    Y belleza,
    De libertad,
    Y paz,
    Y en la noche,
    Duermo
    Sin miedo
    En mis ojos,

    Si dudas
    En mi mente,
    Sin dolor
    En mi corazón.
    Un lugar
    Donde las personas
    Son hermanos,
    Y las mujeres
    Son iguales
    A los hombres,
    Donde el amor
    Es más preciado
    A los corazones
    Que el oro.
    Cada día,
    Sueño
    Con un lugar
    Que puedo
    Llamar hogar.
    Cada día,
    Cada día.


    *************



    TE DIJE



    La luz
    Llena la noche
    Con deleite.
    Y tú semejas
    Una flor,
    Una princesa,
    Una houri*
    ¿Me concedes
    Esta pieza?
    ¿Puedo sostener
    Tu mano
    La noche entera?

    ¿Te dije
    Que eres bella?
    Pero lo sabes.
    Lo escuchas
    En los secretos
    De la brisa,
    En los suspiros
    De las mujeres.
    Lo ves
    En tu espejo,
    En los ojos
    De los hombres.

    ¿Te dije
    Que te amo?
    Sí, tal vez,
    Lo hice
    Un millar de veces.

    Déjame entonces,
    Decirlo de nuevo,
    Y de nuevo,
    Y de nuevo,
    Con mis labios,
    Con mi tacto,
    Y con mis ojos.

    ¿Te dije
    Qué bien danzas?
    Y deseo
    Que la danza,
    Y la noche,
    Nunca se detengan.
    ¿Te dije
    Que eres bella?
    ¿Te dije
    Que
    Te amo?



    *houri - en el Islam, mujer hermosa que espera al musulmán devoto en el paraíso, mujer joven voluptuosamente atractiva - la palabra árabe hawra’ se refiere al contraste de la parte blanca del ojo con lo negro del iris, haura (plural) mujer de ojos negros - del árabe huri



    *******************


    HAY ALGO


    Hay algo,
    Aunque
    Yo no lo
    Sepa.
    Hay algo
    Que me hace
    Mirar
    A la nube,
    Y sentir
    Sus soledad,
    Su errancia,
    Y su pérdida.

    Hay algo,
    Aunque
    Yo no lo
    Sepa.
    Hay algo
    Que me hace
    Mirar la lluvia,
    Y ver
    Las lágrimas,
    Los suspiros,
    Y los gritos.

    Hay algo,
    Aunque
    Yo no lo
    Sepa.

    Hay algo
    Que me hace
    Mirar fijamente
    A las estrellas,
    Y besar
    Su felicidad,
    Sus esperanzas,
    Y sus sonrisas.

    Hay algo,
    Aunque
    Yo no lo
    Sepa.

    Hay algo
    Que me hace
    Contemplar
    La nube,
    La lluvia,
    Las estrellas,
    Y pensar
    En ti:
    En tu rostro,
    En tus labios,
    Y en tus ojos.


    *****************


    EL POEMA


    Un poema eres tú, amada mía, aquel que he tratado de leer desde que llené mis ojos con los rayos de tu hechizo. Para este fin, me uní a escuelas de poesía en Sicilia, Heliópolis y Córdova.
    Aprendí una docena de lenguas, pero descubrí
    que todo lo que hice fue en vano
    Pues tu belleza cambia cada
    vez que despunta el día, y se acrecienta cada vez
    Que la luna aparece en la noche. Además, tú tienes tus propios lenguajes: algunos pertenecen a tus ojos, otros a tus brazos, y algunos pertenecen a tus labios. Tus
    lenguajes son modernos y clásicos, y necesitan
    cientos de años para aprenderse. Un poema eres tú, amada
    mía, aquel cuya melodía decidí contemplar con mi alma,
    tocar sus ritmos con mis ojos, y abrazar su belleza
    con mi corazón



    ****************

    SALAM


    Salam,
    Hola,
    Aloha!
    Estoy feliz
    De verte.
    ¿Estás también
    Feliz de
    Verme?
    Permitámonos
    Darnos la mano.
    Siéntate a mi lado.
    Permitámonos compartir
    Una rebanada
    De pan,
    Con algo de sal,
    Unos pocos dátiles,
    Y una jarra
    De leche.
    Y luego,
    Permitámonos entonar
    Una canción de
    De amor
    De buena voluntad,
    De paz.
    Permitámonos
    Hacer amigos.
    La luz de la luna,
    Y los rayos
    Del sol,
    La brisa,
    Y las rosas,
    Son para ti,

    Y para mí.
    ¿Podemos compartir
    La arena,
    Los ríos,
    Los cielos,
    Y los árboles?
    Salam,
    Hola,
    Aloha!
    Que la paz
    Esté contigo,
    Para siempre,
    Y conmigo.

    *******************



    EL LENGUAJE DEL AMOR


    Porque estamos
    enamorados,
    Nosotros no decimos:
    Tú y yo.
    Porque me fundí en ti
    Y te fundiste
    En mí.

    Porque estamos
    Enamorados,
    Por eso
    Decimos nosotros.
    Para nosotros ahora
    Somos uno,
    No dos.
    Somos nosotros.

    Porque estamos
    Enamorados,
    Tú eres yo.
    Yo soy tú.
    Con mi corazón,
    Tú sientes ahora.
    Con tus ojos,
    Yo veo ahora.

    Porque estamos
    Enamorados,
    Nosotros no decimos:
    Tú y yo.
    Porque me fundí en ti
    Y te fundiste en mí.
    En mí.


    **************

    CAFÉ NEGRO


    No hemos
    Hablado mucho recientemente.
    Tampoco
    Nuestros ojos.
    No nos tomamos
    Las manos.
    Ahora no
    Sonreímos.
    El café está
    Un poco frío.
    ¿No crees?
    ¿Qué te gusta
    Beber?
    Tomaré
    Café negro.
    ¿Cómo has estado
    Últimamente?
    Mignon, mi perro,
    Está un poco deprimido.
    Nada es nuevo.
    Sólo los niños
    Pasan hambre hasta la muerte.
    ¿Sales con alguien?
    Bebe, bebe.
    Tu café
    Se está enfriando.
    Esta café
    Un poco frío.
    ¿No crees?
    Llueve afuera.
    El invierno no
    Es mi favorito.

    ¿Quieres algo
    Más de café?
    No sé por qué
    Pienso
    En Brasilia
    Ahora mismo.
    ¿Hay algo
    Nuevo
    En tu vida?
    No he
    Escrito mucha poesía
    Estos días.
    No hemos
    Hablado mucho recientemente.
    Tampoco
    Nuestros ojos,
    Ni nuestras manos.
    Bebe tu café.
    Bebe tu café.

    *************



    PORQUE SOMOS HUMANOS


    Conozco el dolor que sientes, amada mía, cuando miras
    a los cielos y ves el humo de los cañones, cuando escuchas
    el percutir de los tambores de la guerra, y cuando ves los soldados
    dirigiéndose a matar y a ser asesinados sin razón ni causa. Conozco
    el dolor que sientes al escuchar el llanto de los niños por el frío
    el hambre, la orfandad. Conozco el
    dolor que sientes cuando piensas en las mujeres que se venden
    a sí mismas para alimentar a sus hijas e hijos. Conozco el
    dolor que sientes cuando hablas de la gente que no tiene
    comida, ni vestidos, ni hogar. Conozco el dolor que sientes cuando ves al
    rico volverse más rico y al pobre más pobre. Conozco el dolor que sientes cuando ves al pobre, al débil, al oprimido sin voluntad, sin visión, sin esperanza. Conozco el dolor que sientes porque tú y yo somos humanos. Pero el rico y el codicioso, el malvado y el avaro no tienen sentimientos, no tienen consciencia, ¡ni vergüenza!

    *************


    LOS POEMAS


    Estos poemas que escribo
    Para ti, querida,
    Pueden semejar
    Los rayos del sol,
    O las gotas de la lluvia,
    O el perfume de las flores.
    Puedan sonar,
    Al brotar,
    Como las aguas primaverales
    De las fuentes,
    O como las frutas que caen
    De los árboles,
    Aunque me causen
    Mucho dolor,
    Y por ellos
    No duerma en la noche,
    Y derrame tantas lágrimas.
    Ahora, si ellos parecen
    Tan puros como el amanecer,
    Tan bellos como la luna,
    Es porque los escribo
    Para ti,
    Y porque toman algo
    De la magia de tus ojos,
    Y la dulzura de tus labios.
    Y cuando los presento
    Ante ti,
    No deseo nada
    A cambio.
    Para pensar, sólo pensar,
    Que el leerlos tú
    En el día o en la noche,
    Hace que un poeta como yo
    Baile de alegría
    Toda su vida.

    ******************

    BAILE FLAMENCO


    ¡Baila! ¡Baila!
    Nunca te detengas
    Naciste
    Para tu candente
    Baile flamenco
    Con estilo,
    Con encanto,
    Con deleite,
    En la luz
    De las estrellas,
    O los rayos
    Del sol,
    ¡Baila! ¡Baila!
    Nunca te detengas
    Esta noche
    Es para nosotros,
    Aquí contigo.
    Se alarga el cuello
    Del cisne,
    Levanta tu brazo
    Alza tu cabeza,
    Gira a la derecha,
    Gira a la izquierda,
    Golpea el suelo
    Con tu pie,
    A la melodía
    De la guitarra,
    Has tu elegante
    Paso despiadado,
    Tambalea tu cuerpo,
    Con vigor,
    Con deleite,
    Con satisfacción,
    Lanza tus agudas
    Miradas provocadoras,
    Envía fuego
    A los pechos,
    Con tus grandes
    Ojos españoles,
    Con aquellos redondos
    Pendientes de oro
    Hechos de sol,
    Con tus prolongadas
    Olas nocturnas
    Cayendo sobre
    Tus suaves
    Hombros lácteos,
    Con tus voluptuosos
    Senos desnudos,
    Cuyos diminutos
    Pezones cafés
    Semejan
    Uvas salvajes
    Bajo
    Tu sedosa
    Blusa roja,
    Con labios,
    Y mejillas,
    Tan rojos
    Como tulipanes.
    ¡Baila! ¡Baila!
    Los andaluces,
    Con quemantes
    Ojos resplandecientes,
    Aplauden
    Con deleite.
    ¡Baila! ¡Baila!
    Agita tus manos,
    Sacude tus caderas,
    Nunca detengas
    Tu danza gitana
    Naciste
    Para el flamenco,
    Y la noche
    Es para nosotros,
    Aquí contigo.




    ***************

    TU CIUDAD



    Ayer, en tu ciudad, querida,
    Vi tantas cosas, tantas cosas,
    Vi ríos, vi montañas, vi arboledas,
    Vi jardines tan verdes como tus ojos,
    Vi cielos como lagos llenos de luz,
    Vi palacios amarillos, rojos y blancos,
    Vi rosas sonriendo tímidamente como la luz de la luna,
    Vi muchachas como hurís del paraíso.
    Ayer, en tu ciudad, querida,
    Vi tantas cosas, tantas cosas,
    Empero, cuando partí olvidé
    Los ríos, los palacios y los cielos,
    Olvidé los jardines y el sol y la luna,
    Olvidé los bellos rostros hechos de amanecer,
    Olvidé todo salvo tu rostro, tu sonrisa,
    Y dulces y tiernos recuerdos
    Como una perfumada brisa nocturna
    Soplan delicadamente a través de los árboles.




    **************

    HUBO LLUVIA


    Llovió,
    Aquella noche.
    Tus ojos
    Eran como
    Húmedos cielos,
    Y tu rostro
    Estaba blanco
    Como la nieve.
    Traté
    De adquirir
    Una provisión
    De tu belleza
    Para los días
    De separación.
    Te abracé
    Estrechamente,
    Y mis manos
    Temblaban.
    Pero
    No dije:
    Me
    Voy
    Temiendo
    Por tus ojos
    De densas lágrimas
    Como lluvia,
    Para que
    Me dijeras:
    ¡No te vayas!
    Pero no lo hiciste.
    Y atemorizado,
    Como un minúsculo
    Urogallo de la arena,
    Huíste
    En aquella triste
    Oscura noche,
    Como la lluvia
    Derramada
    Como una trompeta,
    Y sobre
    Un árbol,
    Cerca,
    Un cuervo
    Solloza tristemente,
    La noche entera.

    Llovió,
    Densa lluvia,
    Una partida,
    Que traté
    Dificílmente de ocultar
    En confusión,
    Y dolor.
    Pero no
    Podría
    Engañarte,
    O, tal vez,
    No eras
    Para ser engañada,
    Pues
    Comprendías
    Que yo estaba volando.
    Y partí,
    Sin embargo deseé
    Tú gemiste
    De dolor,
    Derramaste
    Densas lágrimas
    Como lluvia,
    Tú gritaste:
    ¡No te vayas!
    Entonces podría
    Pasar el resto
    De mi vida
    Aquí contigo.

    Llovió,
    Densa lluvia,
    Una partida,
    Una despedida
    A las esperanzas,
    A la tranquilidad,
    Y al amor.
    Aunque lo deseé
    No hubo
    Tal partida,
    Aunque desee que no
    Hubiese existido
    Tal día
    En el que
    Hubo lluvia.


    ******************


    UNA GOTA DE AMOR


    Ven, hermano,
    Pon tu mano
    En mi mano.
    ¿Por qué
    Me desprecias,
    Si
    Estoy hecho
    De barro,
    Y tú
    Estás hecho
    De luz?
    ¿Es porque
    Mi color
    Es diferente
    Del tuyo?
    ¿O porque
    Eres rico,
    Y yo soy pobre?
    Mira adentro de
    Mi corazón,
    Y de mi mente.
    Agreguemos
    Una gota
    De amor
    Al río
    De la vida,
    Planta una flor
    En la montaña,
    Cultiva un grano
    De trigo
    En el Sahara.
    Pues a pesar
    De la diferencia
    En el color,
    Y la riqueza,
    Ambos estamos
    Hechos de barro.
    Tu sangre
    Corre en mí,
    Y mi sangre
    Corre en ti.
    Ven, hermano,
    Pon tu mano
    En mi mano.
    Hagamos
    Nuestra vida
    Tan bella
    Como el paraíso.




    **********************

    SUEÑO DE PRIMAVERA



    ¡Buenos días! Amor mío,
    Mi vida, mi esperanza,
    Y mi querido sueño de primavera.
    ¿Esperas aún a Sinbad
    Quien se derritió en remotas islas nubladas?
    Perdóname si has esperado largo tiempo.
    Porque te prometí que volvería
    Sólo después de un año.
    Pero, querida, tantos años han pasado
    Y estoy todavía lejos
    En mi viaje
    Y las olas empujan mi barco
    De una orilla a otra.
    Y puede ser que estés allí esperando
    Un gorrión que locamente salió volando.
    Perdóname. Pero yo
    Te recuerdo,
    Y siempre te recordaré,
    Mi patria,
    Mis amigos,
    Mis pasados años verdes,
    Y mi querido sueño de primavera.
    Un día, volaré de regreso
    A tus anhelantes y tiernos brazos.
    Besaré tu extensa cabellera nocturna,
    Y diré con gozo y cariño:
    ¡Buenos días! Mi amor,
    Mi vida, mi esperanza,
    Y mi querido sueño de primavera.




    ****************


    A LA SOMBRA DE TUS PESTAÑAS



    Al despuntar el sol
    Tus ojos
    Son dos arroyos
    De ámbar,
    Dos palomas
    Enamoradas,
    Dos melodías
    De deseo,
    De magia,
    De cariño.
    ¿Para quién
    Para quién
    Cantan ellos
    sus canciones de amor?

    Al declinar el sol
    Tus ojos son dos islas
    De naranjas,
    De arco iris,
    De tulipanes.
    ¿Para quién
    para quién
    Derraman ellos
    sus sonrisas
    Cuando el sol
    se pone?

    En la noche,
    Tus ojos
    Son dos estrellas
    llenas de arrobamiento
    de encanto,
    de vino.
    Puedo yo,
    Puedo yo,
    Pasar la noche
    a la sombra
    de tus largas
    pestañas?

    Al despuntar el día,
    Al declinar el sol,
    Y en la noche
    Escribo
    Mis poemas de amor
    sobre ti,
    Con una sonrisa,
    Mientras mis ojos
    Sueñan con
    Tus ojos.



    ******************


    EL JARDÍN DEL AMOR



    Fui atraído a tu jardín, amada, por la forma y el color de los árboles que vi al pasar. Entonces abrí la puerta y entré como si estuviera en un sueño. La belleza adentro era superior, trascendía la belleza que vi desde afuera. Fui raptado por la pureza y la riqueza de tu suelo. “O me siento cerca de la fuente y disfruto la belleza a mi alrededor, o llevo el jardín entero en mi corazón”, pensé. Y decidí lo que más me gustaría hacer. De inmediato empecé a sembrar las semillas del amor en tu suelo y cada día las regué con lágrimas de mis ojos. Y cuando los árboles del amor crecieron altos y verdes en tu jardín, y sus ramas cosecharon los frutos de la pasión, sonreí satisfecho. Luego caminé a la entrada de tu jardín y empecé a cantarte mis canciones de amor.


    ********************



    LA CANTANTE


    Era primavera y ella estaba sentada debajo de un roble en un bosque detrás de mi casa cuando nos encontramos por vez primera. Alzó sus ojos hacia los míos y dijo que estábamos destinados a encontrarnos en aquel lugar, aquel día. Y cuando vio la flauta en mi mano dijo con una sonrisa, -¿Cantas?- Incliné la cabeza y pensé que su voz era tan encantadora como los lagos de sus ojos y mucho más dulce que la música. '¿Cantarás para mí una pequeña canción? –me preguntó- y canté como nunca antes. Y me asombré al ver las palomas, los gorriones y los ruiseñores apostados alrededor con ojos tan amplios como girasoles. Vinieron a vislumbrar tus ojos, sin duda, dije. Y pronto, cada uno en su bosque empezó a cantar en alabanza de su belleza. Y cuando su hechizante melodía finalizó, comprendí que era tiempo de partir. -¡No te vayas!- Dijo. -Tu tono es la canción de mi alma-. Miré a los cielos con ojos agradecidos, luego a sus ojos de jazmín y sonreí.



    ********************


    EL VERDADERO AMOR


    ¡Mira, adorado! me dijo la enamorada,
    ¿Ves la luna allá en lo alto y los capullos,
    Y los árboles aquí abajo cargados con dulces frutos?
    ¿Ves toda esta belleza a nuestro alrededor?

    -Amada- Dije. ¿Cuál luna? ¿Cuáles flores?
    ¿Cuáles árboles? ¿De qué gracia hablas?
    Nada veo aquí sino
    Tu rostro, tus mejillas, tus ojos y tus labios.



    ****************

    EN LA LLUVIA


    ¿Cuánto debo esperar, amada mía? Cada noche vengo a tu casa con un corazón pleno de esperanza y ojos llenos de lágrimas. Y permaneciendo bajo la lluvia, toco a tu puerta una vez y de nuevo, pero tú ni abres, ni me observas desde tu balcón y sonríes. No obstante, no me quejo, mi amor. ¿Cómo podría? Sólo añoro contemplar tu rostro. Y como un mendigo, tocaré a tu puerta en la lluvia noche tras noche hasta que abras y pose mis ojos en los tuyos. Nunca desesperaré, mi flor entre las flores, porque eres mi amada y soy bendecido con tu amor.



    *****************

    LUZ SOBRE LA LUZ


    Luz sobre la luz eres tú, amada mía. De día, cubres los jardines y los ríos con el resplandor de tus labios. Y de noche, llenas la tierra y los cielos con el rayo de tus ojos. Tu luz semeja una estrella brillante como una perla. Y como el girasol, me inclino cada día hacia tu luz. Y como una mariposa, me encumbro hacia tu rayo de luz cada noche. Luz sobre la luz eres tú, amada mía. Y tu luz guía mis ojos y mi corazón hacia ti en la salida y la puesta del sol.



    ****************


    Qué significa la poesía para mí


    Algunas personas aún ven a la poesía como escritura métrica consistente en sentido, sonido, ritmo y rima, y por ende sólo se concentran en la forma, aunque la poesía está más allá de la métrica, más allá del ritmo, más allá de la rima. La poesía es un sentimiento genuino vertido en palabras marcadas por el arte y la gracia, una combinación de pintura y música creada a partir del amor por lo Divino, el universo y la humanidad.

    Para mí, la poesía no es ni una expresión de la personalidad del poeta, como lo asume Wordsworth, ni un escape de ella, como lo percibe Eliot. Es, tal como yo lo veo, un proceso de exploración de la identidad verdadera del hombre, un descubrimiento de la vida y una búsqueda para rastrear el espíritu de la humanidad y la esencia del universo.

    La poesía es poder originado en elementos combinados en forma única, a saber, su sentimiento, lenguaje, símbolos y melodía. Tal poder tiene una profunda influencia sobre los corazones y mentes de las personas. Con este poder, la poesía inspira a la humanidad a cambiarse a sí misma, sus circunstancias y todo su mundo.

    La poesía nos ayuda a volvernos menos vanidosos y más humildes. Nos protege de ser engañados por la ciencia y la tecnología, nos acerca más a nuestros corazones, nos hace descubrir la naturaleza esencial de la vida y explorar el mensaje del hombre como agente de Dios sobre esta tierra.

    La poesía es una forma de arte, una producción creativa; no una tierra maravillosa a la que escapamos, o un lujo al que nos entregamos para entretenernos, sino una herramienta para embellecer nuestra vida y hacer frente a los problemas y dificultades a los que nos vemos expuestos, como la guerra, la violencia y la desintegración. Nos ayuda a alcanzar a Dios y a acercarnos a los demás. Además, nos muestra el camino hacia el mundo en el que esperamos vivir, y nos lleva a la belleza, la bondad y la verdad.

    Nosotros, los humanos, no vivimos sólo en cuerpos, sino en cuerpos y almas. Necesitamos a la poesía para nutrir nuestras almas y curarnos de los dolores y penas, siempre. Hoy más que nunca necesitamos a la poesía en particular, y al arte en general, dados los graves problemas sociales que sufre nuestro mundo actual, incluyendo pobreza, materialismo, egoísmo, hostilidad y guerras. Es por eso que creo que la poesía tiene su lugar hoy, y definitivamente permanecerá por siempre.






    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/86_87/khudairi.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 18 Jul 2023, 20:59


    Mohamed Salmawy


    Mohamed Salmawy nació en Egipto en 1945. Es uno de los escritores más conocidos de su país. Es novelista, dramaturgo, editor, poeta, periodista, columnista y comentarista político. Es Presidente de la Unión de Escritores de Egipto y Secretario General de la Unión General de Escritores Árabes. Es editor en jefe del periódico Al-Ahram Hebdo. Licenciado en Literatura Inglesa de la Universidad de El Cairo.

    Entre sus libros de poemas, encontramos Lunas y Destinos, 2013. Escrito a lo largo de 15 años, al final de estos poemas, Salmawy describe su deseo de que las nubes negras se disipan, y Egipto sea testigo de un nuevo amanecer. Los poemas de este libro expresan la realidad y la puerta de la imaginación a ser abiertamente ampliamente".

    Entre sus novelas sobresale Alas de mariposa, editado en inglés en 2014, pero publicado en árabes algunos años antes, y que ha sido reconocido como una novela profética de la revolución de enero de 2011 en Egipto. “Alas de la mariposa es una alegoría extensa de la experiencia moderna de Egipto del régimen autoritario y explora las fracturas y los retos de una sociedad en el momento de la transformación revolucionaria”.

    Articles about Mohamed Salmawy The Cairo Post.com
    Mohamed Salmawys new novel emerges like a butterfly from the chaos of Cairos Arab Spring The National
    Entrevista con Mohamed Salmawy, portavoz de la Asamblea Constituyente de Egipto La W. -Inglés-
    Mohamed Salmawy: Staying the course Article weekly.ahram.org




    ********************


    En busca de la gracia celestial


    En tu amor he aprendido
    A girar girar girar
    En una danza infinita
    Como un derviche en remolino.

    En este mundo giro y giro
    Arrebatado por tu dulce aroma de rosa
    Por la humareda azul que se alza por siempre
    En tu templo celestial.

    Más de una vez me uní a los locos y dementes
    En su pasmosa, magnífica danza
    Más de una vez se alzó mi cuerpo de la tierra
    Buscando la presencia de tu mirada celestial.

    En el antiguo monasterio me arrodillé en adoración,
    En la mezquita Azul y bajo la colorida bóveda de la Sixtina.

    En templos budistas, bajo doradas pagodas
    En la tierra de los dioses del fuego y los devotos de la luna
    Seguí todas las sectas de Islamabad a Isfahán
    En las montañas rocosas y los verdes valles,
    Entre los ermitaños secretos y las sagradas tribus de antaño.

    ¿Por qué no he visto tu rostro celestial, tu cara sagrada?
    ¿Es que debo antes purgarme en las llamas para alcanzar
    Tu gracia eterna?




    **************

    Enamorado estoy


    Enamorado estoy de las esbeltas ramas de tus palmeras
    Eternamente dirigidas al sol en el cielo.

    Enamorado de los claustros de frutas veraniegas
    Que brillan en amarillo, naranja y rojo.

    Enamorado de las delicadas hojas verdes del sauce
    Inclinadas hacia el río para apagar su sed.

    Enamorado estoy de los sagrados montes del Sinaí,
    De tus relucientes, gozosas ruedas de molino
    En los verdes campos del valle antiguo.

    Enamorado de tu orilla arenosa, por siempre jubilosa
    De los espléndidos arrecifes coralinos bajo las aguas del mar.

    Enamorado estoy de tus antiguos monasterios y mezquitas,
    De tus obeliscos, del templo de Isis en el Valle de los Reyes.

    Enamorado estoy de ti
    Hasta que te sacudas tus grilletes férreos,
    Oh, tierra poderosa del Nilo,
    Hasta que alcances tu victoria merecida
    Sobre las mortíferas máscaras negras de la noche
    Que no osan mostrar sus feas caras por el día.

    Nuestros ancestros adoraron al sol que da la vida
    No nos someteremos a las negras fuerzas de la noche.




    ********************

    ¡Qué hermosa es la luna!



    Vine a decirte que me voy
    Vine a decirte que hemos terminado



    No me hables de lo que fue.
    No me cuentes los soles en nuestros corazones,
    La luna en la luz de nuestros ojos.
    Hoy todo ha terminado
    Y he venido a decirte que me voy.

    Las olas marinas nos abrazaron largo tiempo,
    Pero las olas terminan por romperse en las rocas de la orilla
    Hoy las rocas de la orilla han convertido
    Las gigantescas olas de nuestro amor en la espuma real.
    He venido a decirte que así como las olas marinas
    Estoy deshecho
    Y me voy.

    Más de una vez abrazaste mi cintura
    Con tus amantes brazos
    Más de una vez sepultaste el rostro
    En las palmas de mis amantes manos
    Y derramaste las cálidas arenas de la playa
    Cual cascadas de doradas aguas ante mis ojos.
    Purgando mi corazón de todos los amores precedentes
    Pues fuiste mi momento de renacimiento.

    Pero ahora las cosas han llegado a su fin
    Y he venido a decirte que me voy.

    No, no me toques
    Aparta tus labios
    He venido a decirte
    He venido a…
    ¿Qué he venido a decirte?
    ¡Qué bella es la luna!




    *****************




    La canción de la lagartija


    Ratas y cucarachas,
    Gatos y perros,
    Lagartos y serpientes,
    La tierra baldía está vacía.



    Hojas secas y sucios desechos,
    Nubes oscuras y una luna de plata.

    Perros herrumbrosos y cal rocosa,
    La tierra baldía está vacía.

    El aullido de perros,
    El susurro de hojas,
    El silbido de serpientes.

    Dos cuerpos anticipándose yacen boca arriba
    Bajo un árbol estéril sin hojas.

    Un filoso canino,
    Penetra profundamente en la carne palpitante.

    En la parte alta de una pared rota, un lagarto de un solo ojo
    Canta a la distante luna una canción de sufrimiento.

    Un canino completamente inmerso en carne viviente
    Saliva roja babeando sobre cal desprendida.

    Roja es la tierra baldía,
    Roja también es la luna.

    Dos cuerpos rojos desnudos
    Bajo un rojo árbol estéril.

    El aullido de los perros es rojo
    Rojo también el ojo del lagarto.
    Rojas son las hojas,
    Rojas son también las serpientes.

    La tierra baldía se funde en un mar de rojo,
    No más ratas o cucarachas,
    No más gatos o perros.
    No más silbar o aullar,
    Sólo el eco de la canción de la lagartija.

    *****************

    Extraños


    Extraños somos en esta vida,
    Extraños en un mundo extraño.



    Extraños en el universo,


    Extraños en una existencia extraña.

    Extraños en un vínculo ya extraño,
    Que no tiene principio ni fin,
    Un laberinto sin ningún lugar para entrar,
    Nadie a quien recurrir, ni dónde existir.

    Extraños nos conocimos,
    Extraños nos separaremos.

    Traducciones de Arturo Fuentes


    *


    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/25/News/Salmawy.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 19 Jul 2023, 20:59



    Ahmad Yamani




    Ahmad Yamani nació en El Cairo, Egipto, en 1970. Es poeta y traductor, residente en España desde 2001. Doctor en Filología Árabe por la Universidad Complutense de Madrid. Trabaja para la emisión árabe de Radio Exterior de España. Ha publicado cinco libros de poemas en árabe y una selección de su poesía traducida al castellano Refugio de huesos (Olifante 2015).

    Ha recibido varios premios, como: Rimbaud (El Cairo 1991) otorgado por el Ministerio de Cultura egipcio y el Ministerio de Cultura francés. Hay Festival Beirut 39 (Londres 2010). Ha recibido la beca de La Casa del Traductor (Zaragoza, España, 2011), la beca de Vermont Studio Center (EE.UU. 2012) y la Distinción Poetas de Otros Mundos, del Fondo Poético Internacional (2015). Algunos de sus poemas se han vertido a distintas lenguas como el inglés, francés, alemán, polaco, rumano, italiano, castellano y ucraniano. Ha traducido al árabe varios autores, entre ellos: José Ángel Valente, Rubén Darío, César Vallejo, Adolfo Bioy Casares, Miguel Casado, Rosendo Tello, Ángel Guinda, Agustín Porras, Roberto Bolaño, docenas de poetas actuales tanto en España como en Latinoamérica y una antología de diez poemas colombianos.

    -Poemas La utopía de las tumbas. Blog de Antón Castro.
    -Poemas Web Poesía Árabe
    -Poemas Web Crear en Salamanca.
    -Ahmad Yamani, un poeta de otros mundos Por Chema Rubio en la web Páginas Árabes


    *******************



    La utopía de las tumbas


    1



    Paredes sin pintar,
    suelo lleno de guijarros,
    huesos débiles que no se sostienen,
    y mis huesos acorralados en medio.
    Pienso en una pequeña manifestación
    para protestar ante los ángeles que han prohibido
    el calcio que nos es necesario.
    Dios, en el hoyo, tiende su sombra sobre nosotros,
    y nos deja retrasarnos en el sueño;
    cae una mancha de luz entre sus manos,
    entra un cuerpo oscuro,
    se seca la mancha,
    y conocemos a nuestro nuevo compañero:
    con un corazón abierto
    nos da cigarrillos con una generosidad creciente,
    nos gusta su voz cuando susurra al principio:
    ¿qué diablos está pasando aquí?


    2

    No hay nalgas aquí,
    ni sangre,
    ¿cómo me imaginaré, entonces, el aspecto de una mujer?
    ¿cómo podré masturbarme satisfactoriamente?
    Hasta las lágrimas de nuestros ojos
    se han secado aquí,
    sólo queda una calma asesina,
    serpientes que nos torturan con su imagen,
    sin que pronunciemos ni una sola letra.
    La tierra es muy amplia,
    pero ello no nos ayuda nada
    a respirar bien.



    3
    Escupí a lo alto
    y la saliva se pegó al techo de la tumba.
    En los cadáveres de mis vecinos observé miradas cariñosas,
    explosiones de tripas como una risotada.
    Los restos de comida fabricaron muchos gusanos
    que se tragaron nuestra sangre,
    aunque nuestros huesos seguían siendo fuertes.
    Se marchó mi amada con los dolientes,
    pero, ¿qué haré con sus lágrimas?
    ¿Se aligerará mi odio a las habitaciones cerradas?
    ¿Valdrán las inyecciones de tranquilizantes
    para bajar la fiebre?
    Las tinieblas han descendido sobre nosotros como una gallina,
    pero no seremos más que muertos
    que sólo saben charlar
    y orinar por la tarde.





    4
    Los gritos que dimos al alba
    no los escuchó nadie.
    Los ladridos del exterior
    nos incitan a la ternura.
    Reptamos para que se rocen nuestros huesos
    y nos amemos más;
    cada uno de nosotros habla de su negra infancia
    mientras intercambiamos risas,
    pues no tenemos un reloj de pared
    para saber cuándo será la hora.





    5
    Madre mía,
    te lo ruego,
    cuando sepas que he entrado en mi nueva casa,
    no llores,
    pues quiero atesorar tus ojos para los días venideros.
    Estate tranquila,
    mueve la cabeza tres veces,
    y envía un beso de aire.
    Haré un alboroto con mis amigos aquí,
    y ellos me felicitarán por mi nueva casa.
    Entornaré la puerta,
    a la espera de tu beso.
    Y cuando tengas una nueva casa, como yo,
    que esté cerca de mí, te lo ruego,
    para que pueda oír tu respiración.
    Respiraré casi sin dolor,
    y mi muerte tendrá esa imagen final
    que me he esforzado mucho en hacer.





    6
    En la habitación vecina,
    separada sólo por una cortina de tela,
    se tienden las mujeres, desnudas de sus sudarios,
    y permanecen muy blancas.
    Conseguimos, después de desesperados intentos,
    abrir un agujero en el panel.
    Nuestros huesos se alzan de pronto,
    cuando vemos a la primera mujer que se desnuda
    y coloca sus ropas en un rincón de la habitación.
    En esa noche
    intentamos romper la cortina,
    pero es cada vez más fuerte,
    y nos conformamos con observar los blancos huesos
    que siguen estando lejos de nosotros.



    7


    La puerta de la habitación está abierta,
    y la familia está completamente dormida en el exterior.
    Hay pasos militares sobre nuestras cabezas,
    destruirán nuestras casas para alzar un puente.
    Lloraremos con nuestros amigos,
    y colocaremos los libros debajo de las almohadas,
    sonreiremos a nuestros absurdos recuerdos
    y al sentimiento que se seca poco a poco.


    8


    Cerraron bien el lugar
    y arrojaron las llaves al estómago del sepulturero.
    ¿Por qué nos abandonáis en las afueras de la ciudad?
    Debemos estar juntos
    cuando caigan las lluvias,
    para cantar debajo.
    Podremos hablar sobre vehículos
    que nos han llevado por largos caminos para volver vacíos.
    Pero las lágrimas que se han reunido en ellos
    son suficientes para remojar nuestros huesos,
    y no hallamos nada para calentarnos.
    Cuando uno de nosotros se deslizaba para robar una cerilla
    alumbrábamos la tumba,
    y la mitad de las tumbas se iluminaban en el mundo durante tres días.
    Mas después vomitó el sepulturero,
    y pasamos en una ordenada fila,
    cantando a coro los mosquitos
    que dormían en nuestros oídos,
    y nuestra figura, que seducía a las adolescentes,
    y nuestras repetidas masturbaciones
    en un gran barril que denominan vida.


    ****************

    Yo

    Muchas personas
    me hablaron de mí mismo.
    Fabricaron unas grandes pinzas para arrancar la escoria de mi alma,
    me convirtieron en un santo, en un frívolo o en un pequeño genio.
    Organizaron todo para sacarme de mi habitación,
    me pusieron en un ascensor oscuro
    y me hicieron subir y bajar.
    Sin que yo entendiera por qué, me gustó
    la humedad y la oscuridad de ese lugar.
    ¿Por qué no desaparecí totalmente del edificio,
    para poder así sonreírme a mí mismo en el espejo del cuarto de baño,
    de cualquier cuarto de baño?



    *******************


    El funeral



    Chimo ha muerto esta mañana.
    Chimo no era mi amigo,
    pero ha muerto.
    Hablaba como quien salda una vieja deuda a las palabras,
    que estaban a punto de abandonarle.
    Me pondré el abrigo negro e iré al funeral
    y cuando vuelva me sonreiré a mí mismo;
    hoy ha muerto Chimo,
    uno de mis conocidos,
    y ya no soy un forastero en este país.


    **************

    El cuaderno rojo


    Empujaba mi larga noche, como nuevo vigilante de una fábrica, con una serena lectura, que intentaba alargar lo más posible para que pasara mi noche. Era un libro pequeño de Paul Auster: “El cuaderno rojo”, que cuenta la realidad de azar y nunca ve la casualidad como un acto ciego. Iba de un azar a otro hasta que me encontré con éste: Paul Auster trabajaba, en su juventud, junto a su novia, como vigilante temporal de una casa rural en el sur de Francia, a cambio de comida y alojamiento. De pronto busqué un papel para anotar esto y divertirme diciéndome que trabajar como vigilante no estaba tan mal. Busqué cualquier papel y ahí, sobre el despacho del cuarto de control, quedaba aislado y único un cuaderno rojo pequeño.



    Palmera macho


    Una vuelta completa alrededor de un ser que se halla en la linde del terreno que preparan para construir; un ser creado por pura casualidad; un hueso arrojado hizo que existiera, pero no abandonará su azar y permanecerá en la casa como una vieja torre vigía.
    El metal, la madera y el vidrio rodearon al ser en su absoluta soledad. En el torso se acumularon los años que podían adivinarse en cada una de las hojas que le cortaban o le recortaban. Siguen pasando los años. El ser se vuelve cada vez más oscuro. Entonces, elige la hora de su partida, se hace macho, sin frutos que caigan a sus pies, y allí le arrancan de sus raíces con la conciencia tranquila.
    Era palmera, piedra y aire sin fin. De repente, se oscurece; la piedra se hizo hogar, el aire se hizo alcoba, la palmera se hizo verbo y el verbo no se hizo carne.


    Las dos casas


    Me despierto en la misma habitación para encontrar la mano que salpica el lago que se esconde debajo de la cama, para encontrar el muro grueso de mi vieja casa, con su ventana polvorienta, sustituyendo al tabique de este apartamento. Abrí la ventana y la tarde todavía estaba allí. Y mi padre se encontraba en la cocina, con la mano en el interruptor de la luz, y la pierna a la que le faltaban cinco centímetros. Lo llamé y no me respondió. Se limitó a sonreír y me invitó con un gesto de sus manos a seguir durmiendo. “El mundo es un pañuelo”, dicen aquí. Allí se dice: “El mundo es pequeño”. Por la noche, me voy a casa de mis padres, a través del boquete que hice detrás de mi nueva casa. Me quedo allí un par de horas para cuidar la caja de las medicinas, el sueño de mis padres y su desayuno. Al amanecer, me preparo y regreso al otro lado.


    La gran huida



    Me habían condenado a muerte con dos de mis amigos. La eutanasia era la causa que esgrimían, que había llevado a la muerte a un cuarto amigo nuestro. Como no entendimos bien el contenido de las declaraciones, nos dejaron libres, sin vigilancia ni celdas, y nos sentenciaron a un tipo de muerte que también denominaron “eutanasia” y que llevaría a cabo una señora de mediana edad y rostro apacible. No provoca dolor, pero es muerte de todos modos. Un poco antes de la ejecución, consulté el asunto con mi madre y mis amigos, y decidí escaparme. Todos estaban de acuerdo: yo debía partir; mientras, mis dos amigos permanecían esperando a la dama. Nada más salir, después de que me hubieran dado todo el dinero que tenían, me encontré cara a cara con la señora misericordiosa al lado de mi casa. Ninguno de los dos miró al otro. Ella me evitó y se fue. Yo la adelanté y empecé a correr, ojeando otros países por encima de mi hombro.



    Vendedora de tabaco


    Su mano está en la caja y mi pie, fuera de la casa. De repente, se oscurece, y ella sigue frotando el tabaco en su muslo radiante. Se detiene un momento para pasar la mitad del tabaco al otro muslo, mientras yo entro en el largo vestíbulo y empiezo a fumar.


    *************

    El libro

    ¿Por qué no puede leer lo que escribo?
    ¿Por qué espera ella en la puerta
    hasta que alguien pase
    y le dé unas palabras?
    Esas extrañas y misteriosas palabras.
    Sin embargo, ella escucha y sonríe
    como si estuviera allí conmigo
    a las cinco de la mañana,
    como si su mano
    reubicara algunas de las palabras,
    arrancándolas de los lugares equivocados,
    y luego se va a dormir.
    .
    Pero ¿cómo es que no puede
    leer lo que sus propias manos habían escrito ayer?
    ¿Cómo es que no puede abrir el balcón
    por la mañana
    recibiendo el sol
    con una copia del libro en la mano izquierda,
    que lee atentamente,
    haciendo guiños a las vecinas,
    señalando a su hijo, el creador de las palabras,
    blandiendo el libro ante sus rostros
    cinco veces
    mientras murmura
    palabras extrañas y misteriosas?


    ***************


    A las cinco


    Ni cuervo ni mosca ni pájaros se posan en la ventana. En la ventana sólo se posa una flor marchita que cayó del piso de arriba, y ahí se queda toda la tarde. Yo la observo bajo una luz que hace que los ojos sangren. En la pared hay un cuadro de Klimt en el que se apaga la vida de colores alegres ante el mensajero de la muerte que mira con aire de superioridad una montaña de cuerpos palpitantes, con sus cabezas inclinadas. En realidad, todos están muertos, incluso antes de que el ángel los apuñale con su lanza. Pongo la flor entre el esqueleto del ángel y las criaturas coloridas, pero la flor resulta molesta y falla como puente. ¿No se marchitó, también? La llevo al ojo vacío del ángel y allí se siente más cómoda. Pero la flor no se creó para llenar los ojos vacíos. La flor fue creada para llenar el balcón del piso de arriba, y ahora está muerta. La verdad es que se dirigió a mí porque estaba muerta; llegó a mi ventana, donde no se posan ni cuervo ni mosca ni pájaros.


    ******************


    El grito


    Mi hermana gritó en la noche:
    ¡Llevadme a casa de mi hermano!
    Y allí gritó la misma noche:
    ¡No, no, devolvedme a casa de mi padre!
    La devolvieron
    y, cuando estuvo a punto de gritar de nuevo,
    la noche ya había pasado
    y los hombres fueron al trabajo.
    .
    Mi hermana gritó en la noche:
    ¡Llevadme a casa de mi padre!
    La llevaron
    y allí gritó:
    ¡No, no, devolvedme a casa de mi marido!
    La devolvieron
    y, cuando estuvo a punto de gritar de nuevo,
    la noche ya había pasado
    y los hombres fueron al trabajo.
    .
    Mi hermana hace años que no grita ya.
    Simplemente, camina por la calle,
    echa un vistazo a cada casa que ve
    y sueña que está gritando en la noche
    que se la lleven y la devuelvan,
    en un recorrido sin principio ni fin.
    .
    Por este camino anduvo,
    y vio un cadáver tirado en la cuneta
    con un agujero en el pecho por el que la sangre se escapaba a borbotones.
    Rápidamente,
    hizo una pasta con saliva y polvo
    y tapó el agujero.
    El cadáver respiró
    y se puso de pie en forma de esqueleto,
    le dio un beso y regresó a su lugar.
    .
    Mi hermana gritó en la noche:
    ¡Llevadme al camino!
    Gritó, y la noche se estaba yendo,
    y los hombres van al trabajo.




    ***************

    El amor


    El amor
    era un solo golpe sin hacha
    ni mano.
    Era un balde de agua fría
    donde nadan la cabeza y los pies.
    Y era una cama en un hospital
    y la sangre que goteaba de la habitación al baño.
    El amor
    era el vómito en las casas de los amigos
    que corrían aquí y allá
    buscando la esperanza de sobrevivir.
    El amor
    era hiriente como una espina en una rosa
    en un jardín mojado en una casa abandonada
    donde vivió un hombre solitario
    y fue enterrado en una de sus habitaciones.
    .
    El amor
    era la habitación.
    Era el zapato que no pareció del hombre.
    Era la cortina desgastada
    que cubría un poco sus restos.
    El amor
    era la criada, del hombre solitario,
    quien golpeaba a los niños intrusos
    y se iba a llorar sola
    más sola del dueño de la casa.
    El amor
    era el momento en que golpeaba a los chicos
    que subían a los árboles de morera
    en el jardín abandonado.
    El amor
    nunca ha sido el árbol de morera.
    .
    El amor
    era ella
    con su cara redonda y sus ojos distraídos
    ella que era una vez.
    El amor
    era un salto desde el décimo piso
    era fragmentación en el camino
    y las gotas de sangre de la acera a la ambulancia.
    .
    El amor
    era el delgado cuerpo que fue arrojado una vez desde el coche
    era el coche que chocaba contra la farola.
    El amor
    era el armario cerrado
    en la habitación cerrada
    en la casa cerrada del abuelo.
    El amor
    era el cigarrillo encendido
    del guardia de la casa del abuelo.
    El amor
    era el ladrón que iba a robar la casa del abuelo.
    .
    El amor
    era la señora enferma
    era el pánico de su cuerpo marchito,
    sus ojos,
    y los alimentos cocidos que le llevaban
    El amor
    era el hacha que golpeaba.
    El amor
    era la mano que sostenía el hacha.




    https://ahmadyamani.com/es/2018/04/20/poemas-de-ahmad-yamani/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 19 Jul 2023, 21:06


    Ashraf Aboul-Yazid


    Ashraf Aboul-Yazid nació en Banha, Egipto, el 13 de marzo de 1963. Es poeta, novelista y periodista. Es el presidente interino de la AJA (Asociación de Periodistas de Asia). Ganó el Premio Manhae de Literatura 2014. Desde 1989. Ganó el Premio de Periodismo Árabe en Cultura, en 2015, otorgado por Dubai Press Club, EAU, por su trabajo publicado en la revista Al-Arabi, The Art of Miniature in Literature, History and Myth.

    Algunas de sus obras literarias están traducidas al español, coreano, turco, inglés y persa. Ha publicado sus viajes a más de 33 países en la revista Al-Arabi y otras publicaciones periódicas culturales. Dali ha participado en conferencias culturales internacionales celebradas en Egipto, España, Italia, Alemania, Rusia, Costa Rica, Siria, Yemen, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Marruecos, Arabia Saudita, Omán y la República de Corea.

    Presentó a los lectores árabes algunas figuras de la literatura de Corea del Sur, Rusia e India, y sus traducciones más recientes fueron dos volúmenes de poesía coreana; One Thousand & One Lives, una antología de poemas seleccionados del poeta coreano Ko Un y Qeddison Youhalleqo Baaidan (El santo lejano), poemas traducidos' del poeta coreano Cho Oh-hyun. Desde marzo de 2009, ha estado escribiendo aventuras semanales para presentar las ciudades y civilizaciones asiáticas de la Ruta de la Seda a los niños árabes.


    ***********


    Viajero


    Cuando volviste a casa,
    tu rostro estaba frío como la sangre de ellos,
    tus manos oscuras como sus manos,
    tus abrazos eran un montículo, no una travesía.
    Cuando volviste a casa,
    eras sólo una tarjeta de identidad,
    ¡ya no un ser humano!


    ************



    Una visión


    Doy a los pájaros sus alas,
    doy al mar sus olas estruendosas,
    lanzo trozos de algodón hasta el cielo,
    hilo su fibra en lluvia
    para decorar con sus motivos
    el vestido de la tierra.
    Cuando mi estación de cosecha
    se aproxima
    granjeros me ofrecen sacrificio,
    oraciones y utensilios.

    Me envuelven en una pañoleta de lirios
    salpicada de rocío,
    mientras extiendo las velas de la inocencia,
    la virginidad,
    la sorpresa,
    el coraje,
    ¡para fiestas y celebraciones!

    Entonces, pude descifrar
    los textos grabados en el talismán:

    “En el vientre de la verdad,
    había gemelos,
    y esa fue la primera batalla”.


    Las oraciones profanas
    Mi rostro,
    y los rostros de las orantes a mi alrededor,
    apuntan en dirección a la muerte.
    Mientras se acercan,
    puedo ver cómo las palabras
    se ampollan en ellos.
    El rostro inclinado del Imam,
    parece un espantapájaros consentido,
    girado por el viento,
    para jugar con los pájaros.
    ¿Qué podría ganar yo sino viento?
    ¿Qué podría cosechar sino
    excrementos de pájaros?
    Dice el Imam:
    el río está mezclado de sal y sangre,
    es la tierra un cardo sordo,
    entonces, ¿dónde está el agua apta
    para purificarnos?
    ¿Y cómo podemos limpiar nuestros cuerpos
    con rocas y polvo?
    ¿Por quién arrojó esta tierra
    el pecho de la verdad,
    para torturarlo con cardos del desierto?
    ¿Para consentirlo con todas las manos?
    El que llama a la oración dice:
    amamos al Imam,
    queremos al Imam,
    repite después de mí y canta,

    En el nombre del Imam,
    Procederemos juntos
    después de él,
    moriremos y nos marchitaremos,
    y que dure mucho ese marchitarse,
    ¡Nada permanece sin el Imam!
    Él recitaba sus palabras,
    pero la tinta de los nuevos versos fue borrada
    por las viejas letras,
    ¡Lo encontramos balbuceando!
    Nuestro difunto colega dijo:
    las letras del Libro Sagrado son tres,
    sientes remordimiento por leer el Libro,
    todo lo que adoramos fue una ilusión,
    ¡Tal desperdicio de vida es aburrido!
    Nuestro difunto colega cantó:
    odio el lado más oscuro de la vida,
    y llegaré a tocar la desesperanza,
    para salvar mi mano y mi corazón.

    * Imam es un líder islámico




    **************

    Lo que el barco dijo


    Las olas son mi columpio;
    cuando las sacudiste
    me levanté
    para recibir tu beso,
    extendí mis velas
    para abrazarte,
    pero te burlaste de mí,
    haciéndome llorar.
    ¡Intenté huir,
    pero estabas allí, a mi alrededor
    y dentro de mí,
    ¡entonces me hundí en ti!





    **************

    El susurro del mar


    Las dos riberas humanas tienen un río de calaveras.
    Cuando actué con el destino
    dijeron: ¡“se suicidó”!
    Oh, río, di:
    ¿Quiénes son tus víctimas?
    O ¿quiénes son tus asesinos”




    **************



    El mapa de la ciudad abandonada


    El muchacho regresa en busca
    de la casa de su vecina
    divisa las rosas marchitas
    del balcón

    Toca la puerta y
    un murciélago dormido
    le susurra la herejía de la muerte

    No teme a las intrépidas sombras
    en los bosques de hormigón

    Busca los caminos alrededor de la casa
    los signos de amor grabados
    en los troncos de los árboles

    La desesperación reposa en sus ojos
    en los umbrales que ignora
    mientras busca en el laberinto
    la salida

    No tarda en olvidar la consiga
    de la resistencia
    se convertirá en la estatua
    de la leyenda



    ****************



    El mapa de la luz


    La única luz busca ojos
    heridos por la oscuridad
    retinas labradas por la sombra
    que lean mil y un textos

    busca un cuchillo para matar la noche
    una estrella que inunde el desierto
    los mapas del amor, del río

    una cascada en el valle de la tentación

    hundir la sed
    alumbrar el sueño


    ****************




    El mapa de un jardín al filo de la muerte


    Los caminos que conducen a ti
    están mojados por la lengua
    de un espejismo

    El verdor de sus campos:
    mezcla de algas y estiércol

    Jardín que sólo brilla en tu cabeza
    en los intestinos de la selva

    Extiende tus manos
    sostén las rosas de fuego

    En el vientre del dragón
    volverás al polvo
    del suelo





    https://www.revistaaltazor.cl/ashraf-aboul-yazid-2/


    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/32/AshrafAboul-Yazid/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Jue 20 Jul 2023, 16:48


    Idris Tayeb


    Idris Tayeb Libia, 1952. Estudió Ciencias de Comunicación y Periodismo en Finlandia. Al regresar a su país, trabajó desde 1968 como periodista. En 1973 fue corresponsal de la prensa Libia en Suecia y Finlandia. Escribe poemas, ensayos, cuentos cortos y crítica de arte. De 1992 al 2000 residió en Roma como Agregado Cultura de la Embajada de Libia en Italia y se desempeñó durante cuatro años como Catedrático de Letras Árabes. También ha sido Agregado Cultural de la Embajada de Libia en Nueva Delhi, India. Sus poemas han sido traducidos al alemán, chino, español, inglés, italiano, finlandés, francés y sueco. Publicó cinco poemarios en árabe. Su antología personal más reciente se titula Fires of the sea, Tenderness of the desert, traducida al inglés por el autor y publicada en Nueva Delhi, 2003.




    ***************


    Cuaderno de dibujo


    a un niño nacido hoy

    Esta es una nueva mañana perteneciente a un niño de escuela
    que triste mira su infancia
    contemplando en silencio el camino,
    preguntándole por la belleza que cada día se evade de sus juguetes.

    Me ve y entre nosotros se expande una lacrimosa sonrisa
    - Ven, acércate, ven,
    ¿Fuiste tú quién creó la tierra en la oscuridad del primer amanecer?
    - ¿Yo? dijo llorando.
    - Ella nunca quiso nuestros juegos y lloramos delante suyo hasta que nos diera una risa.

    - Hijo mío, no estés tan triste.
    Si la tierra no acopla a tu fantasía, crea una nueva para nosotros.
    Tus manos emanan el fuerte aroma de la arcilla primordial
    y yo le ayudaré a tu ingenio a obrar
    cámbiala sin mirar atrás,
    cambia sus ríos, árboles, desiertos, misiles y bombas,
    con tus propias manos la crearás.

    Pero elige con cuidado sus escuelas, pájaros, jardines y sonrisas.
    No temas a tu maestra de dibujo.
    Ella se sorprenderá
    y contenta te verá soplar tu mano
    mientras ideas una fantasía para su pincel.

    Lo que ahora te preocupa, es sólo cómo comenzar.
    Despréndete de las angustias, suelta tus alas,
    volarás como todas las mariposas
    y échale el último vistazo a nuestras guerras.
    Me verás luchando por tus ojos sostenidos en su sonrisa.
    Carga todo el peso de la sangre en mi hombro
    y espérame en la entrada al cuaderno de dibujo,
    al principio de la siguiente página.



    ***************


    Dualidad



    Para levantarse,
    la tierra requiere mucho tiempo.
    Duerme sobre mi herida.
    Todo se despide involuntariamente.
    (¿Por qué comienzo un poema retrocediendo?)
    Hay dos hombres,
    dos seres,
    uno para la distancia,
    el otro para la nada,
    uno para todas las alegrías,
    el otro para ser exterminado.
    Vivo hasta el último grito.
    A mi otra mitad,
    tan semejante a mí,
    la hago desaparecer.



    Roma, 13/12/1999




    *************

    Porque



    >Porque las estatuas de Roma pueden verte,
    callan pero respiran,
    todas son refugio para los que quieran volver.
    Porque el exilio es un dolor que aprieta el corazón.
    Los que mueren,
    mueren callados.
    Porque las mujeres son un sueño intocable,
    los hombres se contentan asomándose a sus puertas.
    Porque la niñez es el sueño de los adultos,
    la dejamos atrás entusiasmados por crecer,
    sin embargo, luego la lloramos
    para que vuelva.
    Es por eso que
    la muerte también nos puede robar de la felicidad
    lo que nuestras manos logran reunir.



    Roma, 28/8/1994





    ******************


    Capullo


    1

    ¿De qué le sirve a una nación la ilusión?
    ¿Quién puede encender la pasión en su corazón?
    Si le confía sus hijos a la distancia
    estarán perdidos al bajar el sol.

    2

    Por la sombra de las ramas
    que aún juntan sus colores
    y se preocupan por sus cantos
    te veo desvanecer como la lumbre,
    caes en mi tormento como una punzante herida,
    en tus lágrimas duermen alegrías
    y se levanta el poniente a través de ti.

    3

    ¿De qué sirve una rosa que perdió nuestra melancolía?
    Todas aquellas rosas agotadas bajo el pie de una ola
    que desaparece sin haber esperado nunca.
    Pues ven, encanto,
    titubeando entre el dulce pecho
    y la herida de una nación,
    y libérame de este capullo.



    Roma, 21/8/2000





    *******************

    El orgullo elige sus vestidos


    Al mártir Naji Alalí (1)


    1

    Me siento a reposar en mi cama
    que se extiende de “Jafa” a “Cuba”,
    y de Mandela a Guevara,
    formando paciente una estrella en el universo de amor,
    tan apasionado como yo,
    parto desde el corazón temeroso hacia la densidad de las cosas.
    Me quedo aquí a recibir a los mártires
    que no necesitan un pase para visitarme
    y que no se distinguen, excepto por la herida en su sonrisa
    y por una suerte de sangre salvaje derribando el círculo universal
    para moldear un juguete para un niño que por primera vez toca las cosas,
    entran por la profundidad del mayor dolor del llanto.
    Sin embargo, no hay que llorar por ellos,
    comparten conmigo la taza de té cuando la mezclo con canciones.
    Viene su coraje en mi voz.
    Y por eso no me abandona este tenaz deseo de una lágrima en su poesía,
    hasta que todos los alfabetos huyan al brillo de sus ojos,
    ellos vuelven a mí
    y admiran aquel rincón en mi gran celda de agua tan inmediato al desierto.
    Esto es una mi invitación al rey de la compacta fantasía,
    que venga – acompañado por una rosa y dos palomas –
    a vivir conmigo en mi pequeña celda,
    entonces el orgullo dejará de elegir sus vestidos.


    2

    Un rostro como un torrente,
    exhaustas facciones,
    ocupadas por el infierno de la tierra,
    su pincel es una costumbre,
    su dulzura está pospuesta
    y no tiene tiempo de volver al campo de refugiados
    entre el golpe del gatillo
    y el trágico encuentro de su cara con el sol.
    Su madre me dijo: llévatelo
    y bébelo en tu leche matutina.
    Cuán amargo eres, hijo mío, en la boca de mis enemigos.
    Como si nunca hubieras abandonado mi tienda.
    Los rostros rastreantes de tu pueblo te extrañan.
    Visita tu patria en escuelas y piedras,
    esto es un cuaderno que ha abierto sus páginas para ti.
    Por lo tanto, entra.
    La batalla comienza después de la primera hora de clase
    y el sol de tu país ha abierto las alas para proteger
    la repulsión de armas instintiva de lo ingenuo.
    Tú, el poético y mágico “Naji”:
    ¡Qué feroces son tus lanzas, hombre!
    Entretanto ellos ven cómo destruyes sus tropas,
    de una sola pincelada
    comprometida en la fogosa guerra,
    y tu rostro alza la bandera de tiempos saludables.
    Cuéntame: ¿Eres un rebelde?
    ¿O un profeta?


    3

    Sigo aquí para recibir a los sobrevivientes de las arcadas de las violentas olas
    sobre los bancos del primer beso.
    Aquí está el barco agresor
    que jamás escapará para salvarse.
    Toda la tierra emigrará allá para sobrevivir.
    Jamás se entregará al huracán.
    Viaja, si quieres, hacia el creador de tu salvajismo
    y espérala.
    Tu futura corona será forjada por la diáspora de los que amas,
    son los que te alimentarán con su hambre
    cuando cantes sobre la gloria de su pobreza.
    Hijo mío,
    ven a un irresistible amanecer en las heridas de la ensangrentada luna de “Shateela”,
    y cuéntame, ¿has visto ya un amor como el mío?,
    con esos ojos poseídos de convulsiones en la vertiente del amor.
    Todos los pájaros apátridas lloran a sus rodillas cuando ella desangra cantos,
    yo estoy aquí,
    extendiendo en su arcilla,
    de una ciudad a otra, en busca de un niño que infiltre lágrimas en mi humilde alegría,
    hacia aquella pasión que nos elige los vestidos para el orgullo
    en su próxima resurrección.



    Tripoli, 23/8/1987

    Naji Alali, un gran artista, periodista, caricaturista palestino, asesinado por un desconocido en Londres el 22/7/1987.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/71_72/tayeb.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40548
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por cecilia gargantini Jue 20 Jul 2023, 17:04

    Sigo leyendo de a poco, querida Lua!!!!!!!!!!!!
    Muy interesante la poesía árabe!!!!!!!!!!!
    Besosssssssss y gracias

    Estremecedor...

    El susurro del mar

    Las dos riberas humanas tienen un río de calaveras.
    Cuando actué con el destino
    dijeron: ¡“se suicidó”!
    Oh, río, di:
    ¿Quiénes son tus víctimas?
    O ¿quiénes son tus asesinos”
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Jue 20 Jul 2023, 21:07

    Gracias, Cecilia!

    La Poesia Árebe es muy buena, mágica...
    Lo mejor sería un post para  cada país!
    Y muchos posts individuales!
    Lo mismo pasa con la Poesía Africana!


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Sáb 22 Jul 2023, 15:16


    Ashur Etwebi


    Ashur Etwebi (Libia, 1952) es poeta, traductor, narrador, gestor cultural y médico. Ha publicado nueve libros de poesía, siete libros de traducción y una novela. Una selección de su obra, traducida por Brenda Hillman y Dialla Haidar, fue publicada en Estados Unidos en 2011.

    Organizó el Primer Festival Internacional de Trípoli, en 2012, y el Festival de Poesía Poemas y Ciudades, que recorrió el Gran Sahara y las montañas Nafusa, en 2014.
    Fundó la editorial Sociedad Arknu para la Literatura y las Artes. Organizó igualmente tres festivales internacionales de música en Trípoli.

    Después de que milicias islamistas quemaran su casa, tomó refugió en Noruega.


    ******************

    Política


    Porque la mujer africana cantó y lloró, insignificante
    la oscuridad se retira temblando.
    Su voz hace arder pedazo a pedazo
    el fondo del corazón.
    Desde un punto en la oscuridad
    emerge la luz diurna.

    La gente son clases.
    La alta es insubstancial,
    la media insubstancial,
    la baja insubstancial.
    No obstante ellas difieren.

    Es hermoso respirar esto profundamente.
    Es hermoso decir lo que quiero.
    Es hermoso que me sientas desde una distancia.
    Es hermoso amar sin detenerse.

    Traigo un alma junto a mí
    y me distancio de los mandatos
    que me han acompañado desde que la primera célula se dividió.
    Ante el resplandor de la ciudad que...yo
    alzo, frío...su esencia escandalizada.
    Reúno mi conciencia en torno mío
    y con una lentitud pronunciada reorganizo mis sueños.


    Nuestras cosas están esparcidas aquí,
    nuestras risas fueron derrotadas.
    Aquí estuvimos pasmados por los colores de las estaciones,
    y su mansedumbre nos traicionó.

    Ten cuidado:
    dos líneas de sangre
    sobre la tierra,
    y un cadáver envejecido
    bajo los sobretodos
    de los minúsculos
    .....................
    hombres.


    *****************



    Metamorfosis

    I

    El lobo es el maíz.
    El lobo es el pez.
    El lobo es el jabalí salvaje,
    mitad blanco y mitad pardo.
    Como si la melodía acuática de los molinos no conociera sus flexibles pasos,
    como si el desierto no grabara sobre sus arenas el linaje del semen transparente,
    como si los cazadores no cavilaran mil maneras de capturarlo.
    Él se decía mientras los dientes entusiastas de los mimados perros de caza laceraban sus patas
    y la artera red de los cazadores era cruelmente lanzada sobre su cuerpo:
    la muerte llega en forma de judía verde envuelta en un rocío ligeramente frío
    o en forma de un viejo y demacrado erizo una amarga noche invernal
    o en forma de un deslumbramiento que te endereza el pene. Quizás es pesadilla,
    quizás una realidad confusa.
    No atinarías a saber incluso si un moco rojo fluyera de tu nariz o si la tierra hubiera perdido su aroma.


    II

    Su mano es el divino clarinete de madera que suena:
    la arremetida de la lluvia, el restallido de las piedras, el aullido del lobo,
    el ladrido de los perros, el susurrar del viento, el croar de las ranas,
    el crujir de las hojas caídas, el añorar de un anciano enfermizo, el alboroto
    de la testaruda yegua, el siseo de la serpiente, la risa del niño,
    el llanto del oprimido y el alarido del déspota.

    III

    Por doquiera que construyen una casa la adornan con un grabado de un tiempo remoto
    que debe ser difícil de leer, imposible de comprender.
    Todas las veces que un poeta está fatigado de escribir nueva poesía,
    es fastidiado por una mosca que insiste en aterrizar en la punta de su nariz.
    Siempre que un artista dibujó la diosa fértil, hizo su vientre hinchado y prominente.
    Todas las veces que los jóvenes corrieron para demostrar sus proezas, la fantasía fue la única vencedora.
    Siempre que ellos financiaron la guerra, sus corazones dieron vueltas
    sobre el fuego que atizaron para sus enemigos.
    Todas las veces que cerraron sus ojos, un mástil de humo oscuro brotó de la tierra.
    Siempre que copularon junto al agua, olas de amor los envolvieron.
    Cada vez que se silenciaron, su piel y manos
    y piernas delataron sus faltas.
    Cada vez que dieron zancadas adelante, sus extremidades voltearon a mirar atrás.
    Siempre que dormían, los cuadernos de sus secretos se abrían.
    Estos son los herederos de una casa con tesoro de poderosa confusión.

    Traducciones de Rafael Patiño






    *********************

    Una flauta que expresa el quejido del espíritu



    Junto al río, se sentó bajo un emparrado de hojas de palma y lino,
    tras de él hay dos jóvenes siervas de vientre magro con los ojos vendados de negro.
    Su corona mira hacia el oriente y su cetro es dorado.
    Las dos jóvenes siervas impiden que caiga el manto enjoyado de fruta y piedra que él dejó caer. Bajo su silla
    hay un gato y un escarabajo en un cuenco de barro.

    Con aceite ungiendo sus cabellos, con preciosa piedra engastada en su corona, alza bien en alto sus manos para arrancar una rama de dátiles verdes del árbol de la eternidad.
    La mujer dispuso a su llegada dos cajas: de carne de ternero, arroz blanco, ghee fresco, azahares, mazorcas de maíz maduro, conejos rellenos con pistacho y canela.
    Ella se sienta en la habitación del silencio hasta que el sol trepa hacia su casa en el cielo.

    Una puerta y un halcón con fuego en la cabeza.
    Una puerta y un halcón con agua en la cabeza.

    Las gentes del sur llegaron trayendo:
    toneles de aceite y miel, un ganso gordo con las puntas de las alas pintadas de henna, calabazas gruesas como el vientre de un sacerdote y ramas de dátiles verdes, y dátiles maduros en miel y corderos blancos como nieve y las plumas de varias avestruces.

    Las gentes del norte llegaron trayendo:
    platos dorados adornados de azul índigo, frascos de agua de un río lejano,
    raros peces azules,
    raros peces rojos,
    peces que hablan,
    y peces que danzan como el cristal en el agua.
    Las gentes del norte llegaron con el mar
    en una cuenta del tamaño de un ojo.

    Las gentes del este llegaron trayendo:
    un reloj de arena e hileras de astrolabios finamente tallados,
    un espejo que reluce y un collar de cada color,
    una caja llena de canciones,
    y una flauta tocada por dedos expertos.

    Las gentes del oeste llegaron trayendo:
    una tablilla de poesía que cambia con el tiempo cambiante.
    La tablilla es llevada por un hombre y una mujer de los que mana la fertilidad de la tierra.


    *****************

    Abre la boca



    Abre tu boca.
    Emergerás del huevo.
    Subirás desde la tierra oculta.
    No hay fuego en tu casa ni oscuridad ante ti.
    Emerges de un día defectuoso
    hacia un día defectuoso.

    Emergerás,
    un pincho en tu boca
    los brazos a los lados
    saludarán al pájaro buceador
    el pájaro viajero.

    Emergerás,
    entre tus dedos flores de loto
    y en tu nariz el aroma de la tierra mojada.

    Abre la boca
    tal como abres el pecho de tu madre, lleno
    de perfume y útiles de limpieza, un gorro y un cetro con cabeza de serpiente,
    una piel de leopardo, una copa de agua y varillas de incienso.

    Abre la boca.

    Las asas de hierro se romperán en tus piernas y tu corazón marcará sus antiguas melodías.

    Abre la boca
    para andar desnudo y limpiar los nombres de las cosas.


    Traducciones de Omar Pérez


    ***************************



    Poesía y música



    Especial para Prometeo


    “Me importó la música mucho antes de importarme la literatura".
    James Merrill

    A mis 11 años, yo era particularmente afecto a lo que solíamos llamar la edición callejera de Las mil y una noches, la cual era explícitamente erótica. También me gustaba leer otro libro: Kitab Al-Aghani (el libro de las canciones), un libro enorme, compuesto de 25 volúmenes y más de 6.000 páginas.

    Aquellos libros abrieron ampliamente la puerta para mí, para darme cuenta luego, después de muchos años, y tras atravesar muchos altibajos literarios, que hay una fuerte conexión entre literatura y música, alma humana y música, y que la simple naturaleza de la existencia depende directa o indirectamente de la música.

    Pero la forma de literatura que puede ser conectada más con la música es la poesía. Por muchos siglos la innovadora escritura que rima, fue considerada un trabajo de arte y poética. Algunos críticos hablarán sobre la música interior en el poema, y que si le quitas la música, la poesía desaparece. Es obvio para mí que la música es un camino para comprender la poesía y que puede ser incluso el origen de la poesía.

    “Traté de escribir poemas como las canciones que cantaban en la Calle Séptima” Langston Hughes.

    Una tarde a mediados de los setentas, solitario, escuchando un casete con música de Ravi Shankar en Trípoli, empecé a padecer un ataque y tuve que apagar la música, me di cuenta que había tenido un ataque epiléptico musical. Que ocurrió en una segunda ocasión sólo mientras escuchaba a Sami Shawa tocar violín. Por muchos años, fue un ritual para mí escribir mientras escuchaba mi música favorita, una larga lista del mundo entero.

    Mi tercer libro de poemas lleva el título Río de música, en el cual todos los poemas están directamente conectados con la música: Charlie Parker, Charles Mingus, Nina Simone, Beethoven, Mozart, Ravel, Awad Toukhi, Khedr Bashir, Salam Gadri y muchos otros.

    Música y poesía hacen a la guerra tan frágil e inofensiva…

    Esto es lo que descubrí durante la guerra civil en Libia, del 2011 hasta ahora. Estos dos grandes elementos universales pueden hacer la vida soportable y que ser un ser humano honorable valga la pena.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/26/News/Etwebi01.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 3 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 3 Luna7

    Contenido patrocinado


    POESÍA ÁRABE - Página 3 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom 23 Jun 2024, 15:43