Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1038916 mensajes en 47540 argumentos.

Tenemos 1567 miembros registrados

El último usuario registrado es ECCR

¿Quién está en línea?

En total hay 36 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 34 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» MARGARITA MICHELENA (1917 - 1998) MÉXICO
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyHoy a las 01:44 por Pascual Lopez Sanchez

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyHoy a las 01:08 por Lluvia Abril

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyHoy a las 01:04 por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XIX
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyHoy a las 01:00 por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyHoy a las 00:50 por Lluvia Abril

» NO A LA GUERRA 3
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyAyer a las 23:47 por Pascual Lopez Sanchez

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyAyer a las 20:36 por Maria Lua

» Niña con perro
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyAyer a las 16:00 por Pedro Casas Serra

» Daira y yo en el Paseo de Gracia
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyAyer a las 15:57 por Pedro Casas Serra

» 2013-03-21 MNEMOSINE Y ZEUS HABLAN DE ERATO
POESÍA ÁRABE - Página 4 EmptyAyer a las 15:48 por Pedro Casas Serra

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty

3 participantes

    POESÍA ÁRABE

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Sáb 22 Jul 2023, 15:22


    Nama Abdalla


    Nama Abdalla nació en Ajdabiya, Libia, el 9 de junio de 1992. Es Licenciada en Medicina y Cirugía de la universidad de Bengasi, ciudad donde ejerce su profesión. Es una joven poeta, escritora independiente y activista civil que trabaja con ONG’s locales e internacionales. Participó en eventos culturales en Libia y países vecinos, y también es miembro de la Organización Tanarout para la Creatividad Libia.

    Está interesada en el diálogo intercultural e interreligioso y fue una de las fundadoras del Foro de la Juventud Árabe para el Diálogo Interreligioso e Intercultural en Jordania en diciembre de 2019, además de participar en diálogos regionales de becarios en Túnez y Jordania en 2018.



    ****************


    Un poema del que no soy dueña


    Mis citas son frágiles
    Y los planes de ausencia carecen de mí.
    Entrega tu primera copa,
    Porque sólo advierto del tiempo
    La amargura de haber perdido mi placer
    Y el miedo creciente en mis manos.
    Un sorbo
    Cuatro minutos y medio transcurriendo un reloj roto
    Golpea una copa sobre la mesa 9
    Dentro de la taberna del tiempo.
    Pero aquí alucino,
    Nombre perturbado por mi lengua
    En un silencio que apenas me deja
    Buscar a alguien que me saque de mi ausencia.

    Mi muerte es pospuesta
    Y mis cementerios rebosan de desperdicios
    Y de cuerpos que no son aptos para otra vida.
    Otórgame tu primer llanto
    Porque sólo advierto de la tristeza
    Un temblor de lágrimas en sus fosas
    Y el nudo en mi voz.
    Un grito
    Tres lágrimas caen de un ojo seco
    Abrazando a un amigo en su lecho de muerte
    No obstante, aquí lloro en uno de mis velorios
    Con una locura que apenas me conoce
    Buscando a alguien que me presente a mi cadáver...

    Faltan mis palabras
    El vacío confunde mis cuadernos
    Y la tinta magnánima ya no es suficiente.
    Dame tu primer libro
    Porque advierto del idioma
    Sólo su incapacidad de escribirme en la forma en que quiero ser escrita
    Ignorándome cada vez que quiere hacerlo
    Sólo para
    Una oración
    Cinco páginas escritas en un idioma que no hablo
    Traducción literal recién salida de Google
    Y aquí escribo
    Un texto que apenas me rodea
    Buscando a alguien que lo esparza dentro de mí...

    Mis oraciones son intermitentes
    Mi tapete apunta siempre a la izquierda
    Dame tu primera certeza
    Porque no la advierto desde la fe
    Todo menos reverencia en busca de placer y búsqueda de alivio.
    Una oración
    Dos rak’ahs* sin testificar
    Un largo arrodillarse** que me da jaqueca
    Y aquí vuelvo a Salam
    Con voz cansada
    A decir:
    Todo esto es pérdida para mí
    Y este es un poema del que no soy dueña
    Dame cualquier cosa
    Envíame un profeta
    Que me presagie
    Dejar de perder tu tiempo
    Con la frivolidad que casi te dispersa
    O búscame
    Nadie puede encontrarte en estos días...



    *Rak’ah: movimiento de reverencia en las oraciones.
    **Arrodillarse: o sujud, el acto de inclinarse o postrarse en las oraciones.



    **********************



    Una ola furiosa

    Para el desierto que sacia mi sed
    Soy la hija del mar
    Mis huesos infestados con la fragilidad del norte
    Mis articulaciones devoradas por la humedad de las ciudades
    El olor de ansiedad y paranoia
    Me sofoca
    Hasta el punto en que sólo puedo saborear pecados
    Una vez que hayan terminado conmigo...

    Soy la hija del mar
    Mi corazón es demasiado frágil,
    No permanecería sólido sin un núcleo en su interior.
    Mi piel es tan áspera
    Sólo el viento, Ghibli*, puede quitármela
    Por eso, cada vez que Ghibli sopla
    Implanto mis uñas en el sol
    Hasta que la sonrisa de mi rostro es arrancada...

    Soy la hija del mar
    Todo lo que sé sobre la arena
    Es que es el colchón que absorbe el sudor del mar
    Y toda la arena sabe de mí
    Que soy una ola furiosa
    Que muere sobre su orilla

    Soy la hija del mar
    Grandes espacios y puertas abiertas me asfixian
    Mi nariz es alérgica al polvo de los recuerdos
    Y a la ceniza del pasado
    Por eso, cada vez que me siento sofocada
    Me ahogo en silencio
    Entonces el significado puede crecer como musgo
    Por mis pulmones enteros
    Y puedo vengarme
    Sobre un poema brumoso
    Agarrándolo
    En temporadas de cosecha

    Soy la hija del mar
    Mi aliento se mezcla con la sangre de sus víctimas
    Y con la saliva de un pescador
    Cuyos labios son besados ​​por la sal cada mañana
    Así, siempre que beso a un hombre
    De repente se vuelve un pulpo
    Con tres corazones
    Y el superpoder de desaparecer y escapar...

    Soy la hija del mar
    Puedo quemarme fácilmente con el calor de los chismes de la gente
    Y la hipocresía.
    Sólo hojas de palmas migratorias
    Me dan sombra
    Así, cada que decido migrar
    Mi sombra no me protege lo suficiente
    Y vuelvo con mi corazón
    Insolado…

    Soy la hija del mar
    me hiere cuando canciones lentas
    Y risas inocentes
    pisan sin querer mi dolor
    Las manos que se dan a las demás
    Me dejan sin palabras
    Así que cada vez que doy una mano
    Pongo la otra mano en mi oído
    Y dejo que mi corazón grite
    Para que el silencio no se filtre
    Y de repente cese de latir...

    Para el desierto que añeja mi sangre como un buen vino
    Soy la hija del mar
    Barcos de enfermedad y miedo no me seducen
    Como lo hacen los barcos
    Sumergiéndose en la ebriedad
    Para sobrevivir tanto a la enfermedad como al miedo.
    El mar no me enseñó
    Cómo sobrevivir por mi cuenta
    ni me enseñó a perdonar y soltar
    Así que cada vez que brindo
    Cada vez que me embriago
    Sobrevivo a todo esto
    Y también a mí.

    *Ghibli: es el nombre libio para el cálido viento del desierto que viene del Sahara y alcanza velocidades de huracán en el norte de África.



    ******************



    Ciudad de ausencia


    Con las rocas de tu tierra, realicé el tayammum*
    Por favor, ofrece una oración fúnebre por mi ausencia**
    Mientras me yergo sobre tu playa salada
    Cantando canciones de pescadores, para que el mar no te tema.
    Soy la niña que aprendió a nadar sobre tus hombros
    ¿Cómo me ahogué con todos ellos, en una lágrima tuya?
    ¿Quién sacará las espinas de pescado de mi garganta dolorida en tu ausencia?
    Y si navegara hasta el otro lado del mar
    ¿Dónde lanzarías tu anzuelo, después de cebarlo con recuerdos?
    Ya no sé a quién cantarán los borrachos en las mañanas de Eid
    Después que tus callejones prefirieron el barro a la sal
    Absurdamente te entrego mis huesos, como una gata hambrienta
    Y como un gato hambriento absurdamente te sigues atragantando con ellos
    Hasta que el mar me escupe dentro de una vieja tumba
    Entonces te ruego que ofrezcas una oración fúnebre por mi ausencia.
    Y por favor, rompe luego la lápida de mi tumba.
    Para que yo nunca pueda volver

    * Tayammum: el acto islámico de purificación ritual en seco, que utiliza arena o polvo purificados, que se puede realizar en lugar del lavado ritual si no hay agua limpia disponible.
    ** Oración fúnebre por ausencia: es una especie de oración fúnebre realizada sobre un musulmán muerto (o aquel cuya muerte es incierta) cuyo cuerpo está ausente en el momento de la oración. Puede realizarse en el país de la persona fallecida o en varios municipios, si la persona es famosa.



    *****************

    Esquina


    Ven, hagámosle a ella lo que todos estos fallaron en hacer
    Los tanques que cosquillean su espalda
    La escopeta del francotirador que revienta su ojo
    Los murales que manchan su ropa
    La basura que se oculta bajo sus axilas
    Los establos de ovejas que anidan en su cabeza
    Los músculos de hombres que se condimentan en su boca.
    La cocaína que adolescentes meten en su nariz
    Los pasos de hombres que preceden a sus mujeres hacia su frente
    Las botas de soldados que patean su trasero
    Y la saliva matutina de fumadores en su rostro.
    Ven, rompamos la esquina de esta maldita calle con un (beso)


    *******************




    Media bala es suficiente


    Para un país que inclina la cabeza sobre el hombro de la guerra y duerme
    Sé que los ladridos de cadáveres en los cementerios
    No son suficientes para despertarte
    Pero te suplico
    Envíame uno de tus perros para que me enseñe a ladrar con ellos.

    Para un dios que limpia los rasgos de los cadáveres desechados en la basura
    Antes que me reconozca entre ellos,
    Advierto que esta guerra no es suficiente para matarme.
    Sólo con mi alma en tu mano
    Envíame a Azrael para que me enseñe a morir sin él.

    Para una guerra que sacude mis recuerdos de sus hombros
    Cada que necesita una travesía para acortar camino.
    Debes saber que el número de tus soldados no es suficiente para todas estas calles
    En las que mi infancia entró
    Pero te ruego
    Envíame un soldado que me enseñe
    Cómo poner una bala
    En la cabeza de este país, y con ella la mía



    ****************



    Halloween de la guerra


    Desde allí
    Desde el borde de una cama sollozando por tus ronquidos
    Un himno nacional para operadores telefónicos
    Desde el beso francés colgando del cuello de tu próximo amante
    Sin estar avergonzada de tu aliento
    Desde los titulares pariendo una serie de muertos sin nombre
    Como deteriorados fetos no deseados
    Ruedo
    Hasta un agujero en la cabeza de algún poeta
    Como una calabaza sobreviviente a los cuchillos de Halloween
    Velas de iglesia
    Y alegría de niños
    Sobre tu espalda con parches
    Mientras te das placer
    Al sonido del presentador de noticias, desnudo de tristeza
    Lleno de muerte, encabezadas con
    El nombre de algún poeta
    Causa de muerte: sorpresa al ver a un niño
    Luciendo sus poemas
    En el Halloween de la guerra



    ********************


    Yo regaño a quienes te encuentran


    Te escondo
    En el modo en que una niña esconde su feminidad floreciente
    Detrás de una carta de amor
    Que huele a hombre
    Que no es su padre
    Y que rebosa de figuras acorazonadas
    De forma aterradora

    Te escondo
    En el modo en que un adolescente esconde los signos de la pubertad
    Detrás de su voz ronca
    Y su barba escasa,
    Que dibuja sobre su rostro
    El nombre
    De su primer amor

    Te escondo
    En el modo en que la abuela esconde dulces
    A su nieto ausente
    En un armario
    Tras la puerta de su habitación
    Pero al que siempre
    Llegamos primero

    Te escondo
    Y regaño a quienes te encuentran
    En el modo en que la abuela nos regaña
    Cada vez



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/31/NamaAbdalla/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 02 Ago 2023, 15:25


    Mahmoudan Hawad


    Mahmoudan Hawad nació en 1950 y es originario del macizo del Aire en el Sahara Central. Pertenece a la tribu tuareg de los nómades Ikaskazen. Desde muy joven entró en contacto con grupos de sufíes itinerantes. Ha residido en monasterios sufíes en Egipto y Libia, y en los campamentos nómades alrededor de Bagdad. Actualmente trabaja sobre la relación entre lenguaje, grafismo y espacio, continuando sus investigaciones sobre la cosmogonía tuareg, dominios que en su obra aparecen estrechamente ligados. Aparte de dos novelas, Hawad ha publicado las selecciones poéticas y de caligrafías: Caravane de la soif et de l'égarement (1987); Chants de la soif et de l'égarement (1987); Testament nomade (1987) - traducido al árabe por el poeta sirio Adonis; L'Anneau-Sentier (1989); Froissevent (1991); Yasida (1991); La danse funèbre du soleil (1992); Buveurs de braises (1992); Sept fièvres et une lune (1995); Le coude griçant de l'anarchie (1998); Les haleurs d'horizon (1998); Notre horizon de gamelles pour une gamelle d'horizons (2001); Détournement d'horizon (2002); Sáhara. Visiones atomicas (2003); Le goût du sel gemme (2006).



    ******************


    Desvío de horizonte
    Fragmento

    I

    Mirada torcida,
    nervio de sílex,
    Satán desnudo,
    de pie,
    desde que nací,
    sostengo el vértigo
    de los horizontes.

    Si no es la sed
    qué astilla
    me servirá de entablillado?
    Espasmo intestinal,
    Hambre en carne viva,
    Espina que brotará
    del vacío,
    Dardo solitario
    de las márgenes del dolor
    arrastrando la estela
    de su párpado fraterno
    hasta la raíz
    de mi pupila.

    Y sin embargo nada.
    Nada
    excepto la bruma
    y el espejismo lejano
    jadeante, vacilante
    despuntándose las pestañas
    sobre el desierto como yo.

    Y del lado de acá,
    y más lejos,
    no veo
    más que enormes intestinos
    cual humanoides boas
    abriendo con desmesura una garganta
    que entre cielo y tierra
    Engulle lo absoluto
    para gritar de nuevo.
    Estertor.
    Abren el gaznate
    y aun engullen
    sus últimas tripas.

    En todas partes donde el poder
    de los intestinos reina
    sobre la mirada
    ningún otro hombre qué mirar.





    Traducidos del touareg al francés por el autor
    y del francés al español por Rafael Patiño








    ************************



    Bebedores de brasas
    Fragmento



    Oh sedientos
    hemos bebido las brasas


    I
    Sin preocuparse por el fuego
    memoria que devora su estela
    el astro galopa desde hace mil años
    en busca del doble
    de su razón

    Sin esperar las bodas
    de la flor y la primavera
    verano en pleno desierto
    una mariposa abraza
    la resquebrajadura de tizón
    aureolando los labios
    del huérfano tuareg
    que trituran
    los carros del Sahel



    Gemido alado
    su inflamado aliento
    El soplo
    arteria
    dolor
    de los desiertos
    cuádruple ardor
    con su sombra gemela
    el niño kurdo
    que la ráfaga de una metralleta
    salpica
    con las entrañas de su madre
    sobre los desaguaderos
    de Bagdad Estambul Teherán

    Oh infantes de la penumbra
    y de mil días agonizantes
    Más allá de la tierra de Africa
    la tempestad estornuda el rayo
    sobre un radar del pentágono
    grito de venganza coagulado
    en la manzana de Adán
    del esqueleto de un hermano Sioux
    que toda la noche surca
    las avenidas de Nueva York
    aullando
    eh, testículos de George Washington
    jamás tocaréis
    la tierra de América



    Nosotros somos el espejo del futuro
    ¿Dónde está el relámpago
    que quiere conocer
    la faz del crepúsculo
    fundido entre su alba?



    Nosotros somos la memoria y el sueño
    y sabemos combinar
    las tinieblas y el día
    Y en la danza de la luna
    hemos bebido
    insomnio



    Eh hombre
    de los tiempos del provecho
    danza con nosotros
    Nada temas por tus perlas
    mañana a ti también
    haremos beber
    la hez de afuera del tiempo



    Nosotros somos la rama y la raíz
    del tiempo
    porque sabemos
    volver amnésico
    a tu reloj




    Para que deje
    de añorar sus perlas
    sírvele el orujo
    de las risas de estrellas
    que nosotros bebimos
    para festejar nuevos soles

    Nosotros somos la glotis
    pero también el eco
    porque sabemos enterrar los días
    con el rumor de los astros
    que unimos
    fusionando la congoja
    y el arco iris



    Y nosotros sabemos
    hacer que el hombre olvide
    la pesadumbre por sus perlas



    Aparte de la dama camaleón
    reina de nuestras danzas
    ¿Quién ha sondeado el silencio
    con el cual volvemos mudo
    al silencio mismo?



    El arma es una marcha en espiral
    el alma, Temujar’a (1)
    la ruta, continuidad
    el blanco, un ala de la vía láctea
    bum !
    Hola Tuareg
    De pie !
    Yo tiré por ti
    sobre la corva del tiempo


    Oh Tuaregs
    de R’adames hasta Tanout
    de Bilma hasta Tumbuctú
    hombres
    el sendero es recto
    la resistencia es su astro

    Tablilla de los vértigos
    ¿cuál es mi nombre?
    Yo soy una mula
    Yo soy un toro
    Sobre el lomo o los cuernos
    llevo el duelo y la resistencia
    Mi rostro es la metamorfosis
    de todas las derrotas de la historia
    con revanchas del alba
    sobre el crepúsculo



    Nómbrame ceniza
    y yo te dibujaré con mi lengua
    un círculo de llamas


    No te quedes boquiabierto
    No se trata de ciencia esotérica
    ni de magia venida
    de un Oriente lejano
    sino del recorrido de la brasa
    que no se somete
    al salitre de los tiempos



    Nosotros sabemos
    vigilar al viento compañero
    cuando se agota y rompe sus alas
    y enseñar a la estrella
    a reír cuando ella se enceguece



    ¿Qué nos hará el crepúsculo
    en vez de ser sumergido por nosotros
    bajo el polvo y el sudor
    de las rutas?



    Con todo esto que se abatió sobre nosotros,
    incluso si se trata del cielo,
    con el fardo,
    nosotros marcharemos



    Cantad
    hermanos
    vosotros que conocéis la brasa
    con la cual se levanta la Temujar’a



    Y cuando el nomadismo se cansa de nosotros
    sabemos hacer danzar
    a las ciudades con el fuego



    Para atrás por debajo
    al norte al sur
    no no
    no nos busques
    Infinitamente afiladores de brasas
    nosotros somos la estrella liberada
    ala del águila desgranando los horizontes



    Cuando se está sobre el transcurso
    del viento agotador
    el fin no es una preocupación únicamente



    Dadme un cartucho
    de tinta-tifinar (2)
    Yo os labraré
    otros linderos de rutas
    donde ni siquiera el sueño
    se ha aventurado



    Mi mirada es piedra pómez
    que afila las volteretas de la historia



    En 1917 Francia nos castró
    luego Nigeria nos lanzó
    a una ciénaga de sarna
    Malí nos curtió con piojos
    Libia nos volvió pastosa la lengua
    Argelia nos puso el cabezal
    para inmovilizarnos sobre el excremento
    y la carroña
    y nuestros fantasmas de hermanas jadeando
    y abortando y ululando y gimiendo
    y arrodillándose y arqueando el lomo
    y levantando la mano suplican al cielo
    Temujar´a
    que nosotros hemos deslustrado
    solamente por una cucharada
    de sorgo con gorgojo





    II


    Arre arre arre !
    Miserable rocín de desgracia
    llévanos
    llévanos sucia vida
    Lleva lleva llévanos
    argolla
    llévanos al encuentro
    de las cabelleras de la llama

    Generación de albas
    semejantes a las palmeras
    mundo
    mundo de los límites del mundo
    Oh fibras del tiempo utilizado
    Salid y sed
    las astillas
    herrumbre de la historia
    y carcomed el mundo por los tendones
    de sus testículos marchitos

    Llevadnos al mas allá
    Nuestro grito levanta ya
    las lápidas
    de las estrellas
    y nuestras manos curan el abismo
    para que la muerte encalle allí

    Chorros de sangre
    lianas de relámpago
    Entre nuestros sesos
    rechinan y se retuercen
    las raíces y las centellas
    de la resistencia



    Venas de mi frente
    red de yesca
    tejida sobre la hoguera
    de la pólvora

    Aïr Tademekkat
    Ajjer Ahaggar

    Con la medula espinal
    concluid el puente
    Enlazad las arterias
    de los cuatro volcanes
    Queda todavía en Temujar’a
    yesca
    para nutrir el fuego

    Orina de mi pluma
    lágrimas de Temujar’a
    Temujar’a
    viejo escorpión gimiendo
    y retorciéndose de dolor
    y buscando el vehículo de un cuerpo
    que lo releve



    III


    Ritmo de desprendimientos
    áspero como un odre viejo
    crispado sobre la brasa
    de la venganza
    En los guijarros y las piedras de volcán
    que acabáis de hacer rodar
    conozco las montañas
    y las llanuras



    Ojos entre los ojos
    tal como el agua contemplando el agua
    mi rostro en el espejo
    de vuestras pupilas
    sobre las grietas de vuestras frentes
    mi mirada bebió el tanino
    leche de tristeza y lagrimas salobres
    de la parentela asesinada



    Atrás habéis dejado
    los despojos y el buitre
    y los vientos llorando
    sobre los campamentos abandonados



    En este alba solamente
    vosotros habéis partido
    pero ya nuestras madres
    sobre una planicie estéril
    plantan la siniestra estaca
    portadora del banderín de las errancias
    y cargada con las cartas agitadas por el viento
    recuerdo de vuestros nombres



    Sencillamente esta mañana
    os ha coronado el sol
    con el turbante
    de las rutas y de los torbellinos
    y ya vuestras sombras parten
    al encuentro de vuestros hermanos
    que cada estación pasan
    confundidos con las crines de las dunas
    para levantar el pecio
    de la estrella caída
    navío de una dignidad con agujeros



    ¿Cuál recodo del mundo retener?
    Oh poeta
    no me cantes
    la tempestad
    ni los vértigos
    Los arcos de la tienda del sur
    se derrumban
    sobre las tumbas de aquellas del norte
    Los riñones de aquella del oeste
    de desploman
    sobre la nuca de aquella del este
    Amontonamiento
    de piojos y pingajos
    constelación
    de tribus debatiéndose
    bajo el mástil
    ultima verticalidad
    falo tuareg plantado
    en las vastas planicies de Tasmena
    Oh rayo solitario
    levantado entre las cenizas

    Rak rararak rak
    Partid y marchad
    barriendo el vacío
    Imprimid vuestros pasos
    sobre el feo rostro del futuro
    El eco hará el puente
    entre el entendimiento ancestral de la piedra
    y el clamor de paso

    Malla de las fronteras
    ante vosotras
    la tierra se agrieta
    la tierra se desgarra
    El azur indiferente
    rastrilla los horizontes

    Entrelazados de senderos y de cantos
    vosotros coséis de nuevo
    las heridas del país

    Cortezas de greda seca
    Togas de polvo os escoltan
    A la hora de la estrella del pastor
    vosotros entráis en la ciudad
    La luna os saluda

    Apenas esta mañana
    habéis salvado
    el cuerpo de una hermana
    dientes-relámpago mordiendo
    el riñón del aguante
    Tal es el guijarro de la resistencia
    que cada día antes de la madurez
    nos expulsa fuera de la placenta



    Apenas esta mañana
    pero ya la caparazón
    de vuestros talones remendados
    propala la memoria del hueso



    Ya vosotros perturbáis
    las desembocaduras del tiempo
    Desde vuestro nacimiento prematuro
    estáis destinados
    a apuntalar el cielo



    Partíd ahora
    allá lejos la sangre de los limites
    orna de rojo ya
    vuestros tobillos



    Hola! hombres
    Para andar como nómadas
    sobre los limites de las brasas
    es necesario conocer el arte rudo
    de violar los crepúsculos



    Y ahora
    por el presente de mañana
    conviértanse en cortesanos del alba
    Surquen la tierra
    esta tierra que es nuestra novia

    Nadie osará decirnos
    que el pasado de los nómadas
    ha entorpecido por una vez
    siquiera el ala de una mariposa

    Eh ruta
    tu danza
    de vieja avestruz agotada
    da varazos al árbol de las generaciones
    Hojas sin brillo
    los días y las cabezas caen



    Río arriba
    sobre un navío de espejismos
    se aleja la isla del pasado
    Río abajo
    el crepúsculo enceguece al futuro
    No hagas mella en tu mirada
    Con el látigo nervio de tu rostro
    retuerce el futuro
    e interrogándome
    -Qué hacer de la bruma-
    flagela el horizonte
    para que cabecee el rocín sucio
    la vida sin horizonte



    Manada de nubes
    sin cola ni cabeza
    todas marchan
    las unas humilladas
    avanzando sobre los codos
    y al lado las otras
    de rodillas bajo las últimas
    que martillan la tierra con el pie
    Todas marchan y cantan
    y dan vagidos y ríen
    el himno y la querella

    de las comarcas que han regado
    a través de sus pasos
    Todas avanzan en una sola vía
    todas se interrogan ellas mismas
    e interrogan la tierra
    A fuerza de entrelazar
    los linderos de las brasas
    no se han vuelto a su vez ellas
    la punta de un dolor venidero
    que ya se confunde
    con los ritmos de su marcha
    - o las cenizas del punzón
    que nivelan la boca abierta
    del exilio
    su sombra que se agota tras ellas
    les diré



    Y la estela de un astro espantado
    las lanza
    -qué importa
    porque vuestro objetivo es engordar el eco
    con regímenes de risas y de sollozos
    Un día el arco iris
    golpeará con cólera el cielo
    Y las nubes estranguladas
    se metamorfosearán
    en brazos incendiarios
    manos y pies
    de mujeres y de hombres
    brotando de la vasija somnolienta
    de la historia
    para deshollinar el tiempo


    Eh! piedras volcánicas
    balizas del olvido
    amasen la arcilla
    El germen del mundo de mañana
    es este punto del Tifinar’
    venido de lejos
    para traspasar la memoria
    hasta remachar el destello
    del insomnio
    en las sienes
    del ratón electrónico



    La vanidad del hombre
    del siglo XX
    no cesará de inflarse
    hasta que no se estrelle
    su pecho abombado
    contra las estelas de nuestros sueños



    Por la baba
    de todos los escorpiones
    de nuestras salinas
    lo juro
    tal es la palabra
    de aquellos que han bebido
    la resina áspera
    de los linderos de brasas



    He aquí la escritura
    la escritura de aquellos que saben
    componer la piedra
    de la resistencia






    (1) El hecho de comportarse en “Tuareg”. Mas generalmente en “humano” según un ideal que valora las cualidades morales de coraje, generosidad, grandeza de alma e independencia de espíritu .
    (2) Escritura Tuareg





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/54_55/hawad.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 02 Ago 2023, 15:29


    Fátima Galia


    Fátima Galia nació en Sahara Occidental en 1972. Es poeta y periodista. Autora del único diccionario Hasanía-euskera-castellano. A los 10 años fue a Cuba a estudiar junto con otros niños saharauis. Realizó cursos de Periodismo en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba. Posteriormente continuó sus estudios periodísticos en Bilbao hasta graduarse y más tarde obtuvo el Máster de Cooperación Internacional al Desarrollo. Su poesía ha sido su forma de denunciar las injusticias sociales, políticas y económicas que afectan a su pueblo natal.

    Ha publicado los libros de poemas: Lágrimas de un pueblo herido, 2008; Poemas saharauis para crecer. Nada es eterno -Antología poética 1989-2009-, 2009, donde habla de la mujer, la pobreza, la libertad y su carencia, y de lugares y personas que han significado algo para ella; y La dignidad, una corona de oro, 2015. También publicó y dirigió la obra de teatro Monólogos con África, el libro Pueblos de sabios, pueblos de pocas necesidades. Cultura oral de los nómadas (Selección de cuentos, poemas, refranes, proverbios y adivinanzas), y el libro La henna y sus maravillas, 2001, en el que refleja las distintas utilidades de la henna en la sociedad saharaui. Actualmente reside en el País Vasco.





    ************************



    Ayúdame


    Ayúdame a no arrastrar el pasado,
    a vaciar mi equipaje en este ligero
    peregrinaje.

    Enséñame que la vida no es
    sólo blanco y negro y que
    el cielo no siempre
    está gris.

    Ayúdame a quitar la venda que
    cubre mis ojos y que no me deja
    percibir la belleza de la
    naturaleza.

    Enséñame a no sentirme inferior ni superior,
    sólo pretendo ser una más formando
    parte de este universo.

    Ayúdame a ver el camino de la verdad
    a creer en mi destino y a tener:
    paz, fuerza
    y alegría.


    ****************


    La justicia


    ¿Quién no suspira el anhelo de la justicia?
    La busco por todas partes y
    no la encuentro.

    ¿Quién sabe dónde se esconde?
    La llamo y no me responde.

    quien la tenga retenida
    que la suelte ya.

    Cuántos inocentes perecieron
    sin que nadie les ha
    dado la razón.

    Cuántos se quedaron impunes
    sin pagar por sus culpas.

    Cuántos culpables pagaron
    para no ser juzgados.

    Cuántos indicios fueron borrados
    para no ser descubiertos.

    Cuántos secretos inculpatorios
    se fueron a la tumba antes de
    ser confesados.

    ¿Quién sabe dónde se esconde la justicia?
    La llamo y no me responde,
    quien la tenga retenida
    que la suelte ya.

    Quien suspira el anhelo de la justicia,
    que no cesa, algún día llegará,
    cuando la llames
    te responderá.



    ******************


    Pueblos de sabios, pueblos de pocas necesidades


    A mi tierra van mis versos de fuego y de
    arena que llegarán tan alto como
    el sol y la luna.
    Pueblos de sabios, pueblos de genios
    y adagios.
    Mujeres sabias padres de familias
    niñas maduras que crecen cada día,
    niños prodigiosos humildes y curiosos.
    Pueblos de sabios, pueblos felices dignos
    y hospitalarios.
    Jaimas sumisas clavadas en la tierra,
    vuelan con el viento y se envejecen con el tiempo
    albergan al nómada y amparan al forastero.

    Caravanas de nómadas que van y vienen viajando
    a cuestas de sus incansables camellos
    en busca de una vida mejor.
    Pueblos de sabios, pueblos de caminantes
    en rumbo hacia el porvenir.
    Senderos de huellas de niños descalzos,
    de ganados y pastores que
    marcaron sus rutas.
    En el desierto no hay caminos y paso a paso
    han hecho sus caminos al andar…

    como dice el poeta,
    “Caminante no hay camino,
    Se hace camino al andar al andar…”
    (Antonio Machado)

    Pueblos de sabios, pueblos de pocas necesidades,
    Pueblos de genios y adagios,
    Pueblos felices, dignos y hospitalarios,
    Pueblos de caminantes en rumbo
    hacía el porvenir.

    A mi tierra van mis versos de fuego y de arena
    que llegarán tan alto como
    el sol y la luna.


    ******************


    Hay palabras


    Hay palabras dulces que no
    empalagan a nadie.

    Hay palabras amargas que
    envenenan a todos.

    Hay palabras coherentes que van
    con la verdad por delante.

    Hay palabras mortíferas cargadas
    con balas que siempre dan a la diana.

    Hay palabras hermosas que te
    hacen sentir como una princesa
    en el jardín de las rosas.

    Hay palabras crueles que pinchan tus entrañas
    como espinas y te dejan llagas
    que paralizan tus emociones.

    Hay palabras valientes que
    alimentan tu coraje.

    Hay palabras cobardes que
    hacen aflorar tus fobias.

    Hay palabras fieles como la sangre que
    acude a la herida antes de ser llamada.

    Hay palabras traicioneras que te clavan
    por la espalda sin dejar rastro
    y hunden tus ilusiones.

    Hay palabras sabias y agradables que
    calman el alma y son el elixir que sana
    la conciencia.

    Hay palabras vacías y sin sentido que no son más que
    palabrerías que vuelan con el viento.

    Hay silencios y gestos que por si solos,
    hablan más que las palabras.

    Hay palabras sagradas que marcan
    los límites infranqueables entre
    lo tocable y lo intocable.


    *******************


    Demasiado


    Demasiado fuerte si te clava
    una espina más vale no dejarla clavada,

    con el tiempo se profundiza,
    sacarla es demasiado dolorosa
    y dejarla es demasiado peligrosa.

    Demasiado fuerte si la suerte
    no está a tu lado,
    demasiado fuerte si tu mejor
    aliado te da la espalda y te deja de lado.

    En éste inmenso desierto triste y solitario,
    todo es demasiado, demasiado siroco,
    demasiado frío, demasiado calor
    parece que el tiempo se para y
    un segundo es una eternidad.

    Demasiada se hace la espera,
    demasiado silencio, demasiada penuria,
    demasiadas son las olas de arena,
    formando surcos de oro y plata,
    como un espejo en la penumbra.

    Demasiadas promesas incumplidas,
    demasiada es la ilusión de muchas
    almas rotas y de otras que nunca volverán
    y perecieron sin conseguir nada...

    demasiado largo es el hilo que no
    se enreda poco a poco va tejiendo
    el laberinto de una larga historia,
    con un demasiado enredo
    que no termina.

    Demasiado fuerte si te clava
    una espina más vale no dejarla clavada,
    con el tiempo se profundiza,
    sacarla es demasiado dolorosa
    y dejarla es demasiado
    peligrosa.


    *******************


    Yo no te pido


    Yo no te pido la faz de la tierra, sólo te pido
    paz en la tierra que nunca, nunca más
    haya una guerra.

    Yo no te pido la luna, sólo te pido
    que al niño le traten con ternura.
    y a la madre la cuiden como a ninguna.

    Yo no te pido la fuente de la vida, sólo te pido
    Que la vecina se sienta querida que al padre le
    cierres la herida y la familia esté unida.

    Yo no te pido el calor, solo te pido que el huérfano
    Le des tu amor, que al enfermo le alivies su dolor.

    Yo no te pido oro no diamantes, sólo te pido
    un milagro urgente que el pobre tenga plato
    y el desamparado un refugio decente.

    Yo no te pido que me pongas alas, sólo te pido
    que me enseñes a volar, que me enseñes a soñar
    que me enseñes a sonreír.
    Yo no te pido que pongas el mundo a mis pies, sólo te pido
    que me guieis con tu voz que me ilumines con tu luz,
    que me protejas hasta el final.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/31/FatimaGalia/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Sáb 05 Ago 2023, 13:33

    Amina Saïd



    Amina Saïd nació en Tunis, Túnez, en 1953. Estudió Letras en la Universidad de la Sorbona, París. Algunos de sus libros de poemas: Métamorphose de l'île et de la vague (Metamorfosis de la isla y de la ola), Paris, Arcantère, 1985; Sables funambules (Arenas funámbulas), Paris, Trois-Rivières, Québec, coedición Arcantière/Ecrits des Forges, 1988; Feu d'oiseaux (Fuego de pájaros), Marseille, Revue Sud, n°84, Premio Jean Malrieu, 1989; Nul autre lieu (Ningún otro lugar), Trois-Rivières, Ecrits des Forges, 1992; L'une et l'autre nuit (La una y la otra noche), Le Dé Bleu (El dado azul), 1993, Premio Charles Vildrac; Marcher sur la terre (Marchar sobre la tierra), La Différence, 1994; Gisements de lumière (Yacimientos de luz), La Différence,1998; De décembre à la mer (De diciembre a la mar), La Différence, 2001; La douleur des seuils (El dolor de los umbrales), Paris, La Différence, 2002; L'horizon est toujours étranger (El horizonte siempre es extranjero), CD, Paris, Artalect, 2003.



    ****************


    siempre en el poema
    yo escucharé el silencio
    antes que la palabra
    abrevaré en su propia boca

    entonces nacen las cosas
    las palabras el mundo

    digo: siempre en el poema
    escucharé el silencio antes que las palabras

    y tú respondes: si existe un dios
    es allí donde habita

    yo descubro la exacta vertiente
    de la sombra y de la luz
    donde termina donde comienza

    y el silencio palpita como el mar
    en su vientre de sal
    palpita como el ala de un pájaro
    domesticando lentamente el cielo
    como el viento la tierra la vida

    y si existe un dios sí
    es allí donde habita



    *****************

    así para avanzar sobre la tierra



    seguimos un rayo de luna
    hasta las horas apenas despiertas del alba
    regresamos para todavía partir

    acuérdate completamente del primer encuentro
    bordeando caminos infinitos creemos
    leer en la tierra como en un libro abierto y ella
    nos deja un reflejo de lo visible

    acuérdate de lo que olvidaste ver

    así en el fondo de nuestros ojos
    ningún espejismo muerte ninguna nube
    ningún pájaro memoria de los seres lugares cosas

    acuérdate cómo golpeaba yo la tierra con los pies

    así en el fondo de nuestros corazones
    ningún duelo se hace ninguna llama
    se extingue ninguna pasión

    acuérdate cuando torné la hoja contra mí

    así de la punta de nuestros dedos nacen
    galaxias senderos estrellados de caricias
    puntos de sutura para nuestras almas

    acuérdate de mi cuerpo entre el relámpago del placer

    así sobre los labios de cada uno
    ni un silencio muerte ni una palabra
    y cada uno contempla aquello que olvidó vivir

    entonces acuérdate
    acuérdate de lo que tuvo lugar sin ti y sin mí
    acuérdate del último y del primer poema
    acuérdate de lo que nunca he dicho
    de los sueños que no relataré
    acuérdate de mis cóleras cuando reducida
    a cenizas yo renacía árbol mujer pájaro
    acuérdate de mis vidas vividas antes de ti

    de los días en que yo desaparecía
    de los lugares donde reaparecía
    acuérdate de tu antigua paciencia
    de los momentos en que la noche nos tejía un sudario de noche
    acuérdate de mis vuelos de mis caídas
    de nuestras alarmas de nuestras risas de nuestras lágrimas
    de mi parte de sombra y de luz
    acuérdate de la fisura oblicua de las miradas
    que brillan entre las tinieblas

    acuérdate de la ausencia que vendrá

    *

    cuerpo de mujer
    cual posible jardín
    esperanza de lugar

    con sus frutos plenos
    sus comienzos múltiples
    su parte de eternidad

    la luz secreta
    de su sombra incendiada

    sobre el columpio de la tierra
    ella vacila ya
    con todo el peso de la noche

    en su faz sombría
    la noche se implanta

    yo soy la vida dice ella
    yo invento



    *****************


    Para quien nació cerca del mar


    siempre el cielo será reflejo
    de aquella otra parte que nos ha formado
    la memoria es vasta como el mundo

    ésta no es una ausencia tú me acompañas
    como jamás me ha dejado
    el canto de la mar en sus espirales de nácar
    cuando tú vengas (porque tú vendrás)
    es fuera del tiempo de los hombres
    tú habrás hecho tu duelo de las nubes
    como cada día la tierra se anudará a la luz
    tú vendrás y quizás serás tú
    el último serás tú el primero

    el mundo es vasto como la memoria
    a veces me pregunto quién habla por mi boca
    quién hace éste sueño antes del alba
    o entre el milagro del día
    quién transcribe las palabras sobre la página
    me sopla los silencios
    troquela mis noches en cuartos
    y condensa el rumor del mundo
    en un suspiro de mujer

    cuando yo venga (porque yo vendré)
    ignoraremos el claro de luna helado
    el rosario de los días y de las noches
    extendidos entre la palma luminosa del sol
    no sabremos más nada del mundo
    y lo conoceremos todo
    estaremos tan lejos de él que estaremos muy cerca
    el tiempo que dura un vistazo alargaremos el tiempo
    nos recordaremos nos olvidaremos
    reviviremos el tiempo de infancia
    seremos parlanchines seremos mudos
    nos enraizaremos en las venas de la luz

    cuando tú vengas (porque tú vendrás)
    será para nuevos nacimientos
    cerraremos las pupilas gemelas del sueño
    seguiremos con la mirada navíos invisibles
    contando hasta siete siete veces
    y seremos pacientes impacientes
    tormentosos apacibles porque de la palabra
    al silencio y del silencio al aliento
    habremos estado muy cerca de abolir el tiempo




    *******************



    Debo marchar largo tiempo todavía


    abrazar el espacio interior
    elevarme de círculo en círculo
    murmurar lo que hay en mi
    más puro que el amor más desnudo
    que la vida más vasto que la muerte

    debo marchar largo tiempo todavía
    nacer vivir morir revivir
    cada instante de mi nacimiento
    sobrevivir en mis renacimientos
    en el deseo inmenso de la tierra y del cielo
    en aquello que poseo de tu cuerpo

    debo marchar largo tiempo todavía
    para llegar hasta ti
    quizás alcanzar una nueva primavera
    porque yo no sé amar
    sino en el tiempo de la luz
    los ojos fijos sobre otra forma de sol




    ****************



    el día crepita



    como fuego de sarmientos

    parto en humo
    volutas azules hambrientas de estrellas

    estás en alguna parte muy cerca
    en esta ciudad sin amo
    donde tu imagen extraviada
    se amotina en si misma

    alguna cosa oscura
    grita entre mi sangre

    donde quiera que estés yo te veo
    en cada rostro cruzado
    y de repente estás allí
    solar inaccesible lejano
    muertas estrellas
    tan lejanas aunque se ve todavía
    su luz

    pero nosotros no habremos dejado
    sino un trazo de tierra

    nosotros hemos soportado las fatigas de la vida
    las llagas abiertas en el flanco de la noche
    entre la fascinación de las palabras
    lo inacabado nos persigue

    como si fuera a abandonar nuestro cuerpo
    o a reunírsele
    nuestra sombra florece como un pájaro



    ***************


    Hay dos riberas


    en nuestras palabras
    en nuestros silencios
    siempre un deseo
    para despertar el deseo

    desde siempre mi sueño
    poseyó este rostro

    herida de ausencia
    como un blanco de súbito
    entre el discurso
    nutrido de incendios




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/Antologia/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Sáb 05 Ago 2023, 13:41

    Tahar Bekri


    Tahar Bekri nació en Gabès, Túnez, el 7 de julio de 1951. Vive en París desde 1976. Escribe en francés y árabe. Ha publicado una veintena de obras (poesía, ensayo, libros de arte). Su poesía, aclamada por la crítica, está traducida al ruso, inglés, italiano, español, entre otras lenguas. Su obra, marcada por el exilio y la errancia, evoca las travesías del tiempo y del espacio continuamente reinventados. Palabra interior, ella está arraigada en la memoria, en la búsqueda de horizontes nuevos, en el cruce de la tradición y de la modernidad. Ella quiere antes que todo ser canto fraternal, tierra sin fronteras. Él es hoy considerado una de las voces importantes del Maghreb. Libros de poesía: Le Laboureur du soleil (El labrador del sol), 1983; Le Chant du roi errant (El canto del rey errante), 1985; Le Cœur rompu aux océans (El corazón roto en los océanos), 1988; Poèmes à Selma (Poemas a Selma), 1989; Les Chapelets d'attache (Los rosarios de atadura), 1993; Les Songes impatients (Los sueños impacientes), 1997; Journal de neige et de feu (Diario de nieve y de fuego) , 1997; Marcher sur l'oubli (Marchar sobre el olvido), 2000; L'Horizon incendié (El horizonte incendiado), 2002; La Sève des jours (La savia de los días), CD, 2003; La brûlante rumeur de la mer (El ardiente rumor del mar), 2004; Si la musique doit mourir (Si la música debe morir), 2006; y Le Livre du souvenir (El libro del recuerdo), 2007.





    *****************


    Afghanistan



    Si la música debe morir
    Si el amor es obra de Satán
    Si tu cuerpo es tu prisión
    Si el látigo es lo que sabes dar
    Si tu corazón es tu barba
    Si tu verdad es un velo
    Si tu refrán es una bala
    Si tu canto es oración fúnebre
    Si tu gavilán es un cuervo
    Si tu mirada es hermano del polvo


    ¿Cómo puedes amar al sol en tu guarida?

    Si a tu cielo no le gusta los cometas
    Si tu tierra es un campo minado
    Si tu viento está cargado de pólvora
    Y no por el polem fecundo
    Si tu moral es una potencia
    Si tu puerta es un dique
    Si tu cama es una trinchera
    Si tu casa es un ataúd
    Si de tu río fluye sangre
    Si tu nieve es un cementerio


    ¿Cómo piensas amar al agua en la ribera?

    Si tus montañas no son que espinazos de valles
    Humillados sin altura
    Sus lomos para injustas ciudadelas
    Sus entrañas abiertas para endurecer la piedra
    Si tu valle no es para alimentar tu sueño
    Como una rosa en el zafiro
    Si tu arcilla está colmado de duelo
    Tampoco para erigir una escuela
    Como un arbaricoque en flor
    Si tu cálamo no es un lapicero


    ¿Cómo puedes habitar la luz?

    Si tu labor es sembrar espantapájaros
    Un escondite cobarde para la dormidera
    Si tu caballo es esclavo de tus anteojeras
    Desprecia el despliegue de buques en los aires
    Si tu valle vomita sus zafiro
    Así señor de la guerra
    Si las trenzas de mujeres son cuerdas
    Si tu estadio es un matadero
    Si tu camino es invisible
    Si tu noche es una tumba para las estrellas


    ¿Cómo piensas prometer la luna?

    Si Gengis Khan es tu maestro
    Si tu hijo es grano de Tamerlan
    Si tu rostro es sin rostro
    Si tu sable es tu verdugo
    Si tu epopeya es ruinas y alabanzas
    Si todo el llano no puede lavar tu índice
    Si tu deseo es un árbol muerto
    Si tu fuego es ceniza
    Si tu llama es humo
    Si tu pasión son las granadas y cañónes


    ¿Cómo puedes seducir la paloma a tu ventana?

    Si tu pueblo es un campamento
    No un nido de golondrinas
    Si tu casa es una caverna
    Si tu origen es un espejismo
    Si tu vestido es tu mortaja
    Si la muerte es tu mausoleo
    Si tu Corán es un turbante
    Si tu rezo es una guerra
    Si tu paraíso es infierno
    Si tu alma es tu sombra carcelaria


    ¿Cómo puedes amar la primavera?



    Traduction espaognole de Carlos Rodriguez-Najar



    * * *



    Amaba las golondrinas por encima del mar
    y no sabía por qué,
    lluvia y viento izaban sus velas, de guerra
    en guerra, contaba a las rosas salvajes sus
    iras, los horizontes llevaban sus pasos hacia
    el olvido, las arenas heridas destruían sus pasos
    perdidos.



    De: Los sueños impacientes
    Traducción de Leonor Merino

    * * *

    Viejo océano, decías, Lautréamont,
    por qué no te habré escuchado, gritaba al sol
    perdido, el corazón como chamicera, desierto que
                                                                       avanza,
    levantaba diques contra lo efímero, las algas
    robaban sus sueños, allí en el muelle
    de su dolor.

    De: Los sueños impacientes
    Traducción de Leonor Merino

    * * *

    Los días transportaban sus silencios
    en los bosques sonoros, palabras arrancadas
    a las tempestades, este país es mío, decía
    a las mañanas de bruma, sí, Yalal Al-Din Rumí,
    ¡el mundo cual copo de espuma!



    De: Los sueños impacientes
    Traducción de Leonor Merino

    * * *

    Como vuelos de pájaros indiferentes, las voces
    volvían sin cesar, el eco en los mástiles
    serraba su fervor, los remos lanzados contra
                                                       las paredes,
    errar,
    recordaba es una hiedra subiendo hasta las
    ventanas, poco a poco, las puertas se volvían a
    cerrar
    sobre sí mismas…



    De: Los sueños impacientes
    Traducción de Leonor Merino

    * * *

    A muestras voces sus veranos
    A nuestros inviernos sus primaveras
    Ese embellecimiento tan súbito

    Bajo la luz suave y como aturdida



    De: Líneas de fuga

    * * *

                                 XI

    De río
    En río
    Le robaba a la noche sus luces
    Reflejos amenazantes
    Piraguas río abajo
    Orillas jamás tocadas
    Sus gritos se perdían a lo lejos

    Ahogados como sollozos



    De: Líneas de fuga


                                 XIII

    Aunque la sabana
    Devore definitivamente a sus hienas
    Sus huellas volátiles
    Surgirán sin cesar
    Bajo las suelas culpables
    Las acacias milagrosas
    Refugio de la noche frondosa

    No podrán ocultar la hiel de la sangre



    De: Líneas de fuga

                                I
            Emprenden el vuelo
            las palomas
                             a la sombra de los caminos de luz
                             la piedra
                             con el peso de los pasos
                             será columna de oro o polvo

                             Por los reinos de fuego.  la ceniza





    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Francisco Torres Monreal

    * * *

                                II
           Aterrada
                    tierra
                           debilitada por la duda y el olvido
                           como canción amarga
                           calcinada
                           será tu rebelión o en flor olivo

                           Nacida del dolor de la yema, el rocío







    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Francisco Torres Monreal

    * * *

                                III
            En los labios
                     del sol
                             ebrio de veranos puros yo me llevo
                             tu voz en la mañana de los presagios
                             al atardecer como una rosa en trance
                             camino aguas arriba el río seco

                             En el ruedo del recuerdo, el incendio



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Francisco Torres Monreal

    * * *

                                IV
              Incendiario
                       del vacío
                               tras las horas escasas
                               y el cruce del silencio
                               como una herida en la tormenta
                               el campo quemado aviva mis plegarias

                               En el secreto de las nubes, la fuente



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Francisco Torres Monreal

    * * *

                                V
            Ligada
                  al brillo
                     de los cielos avaros palabra de ultramemoria
                     petrificada esta lluvia en el hueco de mi voz
                     precisaré todas las golondrinas
                     y las crines del ensueño para alumbrarla

                     En los brazos del labrador, los pájaros



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Francisco Torres Monreal

    * * *

                                VI

    Condenado
    a la hoguera
                        en zarzales lejanos
                        rezo suras coléricas
                        peregrino de lluvias fecundas
                        inundado mi corazón como un arrozal

                        Entre las sordas estelas, el laurel



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Juan José Perales

    * * *

                                VII

    Por caminos
                         secretos los halcones enajenan
                         mis ojos privados de ruiseñores
                         descalzados los estribos
                         mis pies tiemblan y caigo

                         En la piedra herida, el fulgor



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Juan José Perales

                                XV

    Desgrano los días
                               en los rosarios que me atan
                               pájaro preso
                               las alas me abandonan
                               a los collares deshechos de sus horas

                               Presente en el pebetero, el incienso



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Juan José Perales



                                XIX

    En Xàtiva
    los plátanos
                      bajo el cielo como lana rosa
                      ocultan mis penas derramadas
                      las pausas entre los azulejos
                      hurtadas a las trampas de la lluvia súbita

                      Guardiana del alegre valle, la ciudadela



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Juan José Perales



                                XXXVIII

    Golpeaban ellas
    sus cuerpos
                            con las manos cautivas
                            hasta implorar que la sangre dejara de fluir
                            tambores de infierno
                            en los llantos de sacrificio del búho

                            Ladrón de soles errantes, el eclipse



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Juan José Perales



                                XXXIX

    Las sonoras
             pulseras
                          cinceladas en alientos deslumbrados
                          acompañan con su ritmo mi tumulto
                          en los juramentos proscritos
                          lejos de ti celosa luna mía mi Andalucía
                          Amar es un dolor con nombre, tiranía



    De: Les chapelets  d’attache / L’exil d’Ibn Hazm,
    Traducción de Juan José Perales



                                IV

    Cuántos flamboyanes
    Le hacen falta al petirrojo
    Para seducir
    A las piraguas y poner fin a la imperiosa
    Danza de los buitres
    Por allá van las caravanas dando tumbos
    Entre autopistas

    Sus sales son sus ofrendas para no volver



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                X

    Cuántos gritos
    Mar
    Te hacen falta
    Para perdonar



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                XIV

    Todas esas mujeres desaprensivas
    Bajo la luz andante
    Nos devuelven un arco iris
    Mecido por nuestras oraciones
    En las secas
    Reverdecen los pasos
    Sin saber cómo

    Nos descaderamos arrastrados por los aires



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.
    Versión de Conrado Tostado



                                XVI

    Extraviadas
    Las caravanas
    Se enfrentaban con nuestros peligros
    Abrevaderos
    Desolados por tantas vicisitudes
    A lo lejos
    Tu sombra parecía

    Una sorda melancolía



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                XIX

    Siempre volvía
    El llamado del mar
    Olas rebeldes
    Espumas brumosas
    ¿Qué es un país?



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                XXXVIII

    Mangos minaretes gritones
    Ay de ti río
    Tan ancho
    Perdido en la bruma
    Dime quién trastocó
    El oro de tus reinos
    Tus alfabetos ilustres

    Los pergaminos sordos de tus orillas



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                XL

    Con el deslumbramiento
    Atado en las heridas
    Cruzaba la tierra ocre
    Prisionero de plantas premonitorias
    Cráneos de simios y ridículas plumas
    Extrañas cortezas y raíces podridas
    Abrevaba sabias palabras

    Atormentado por los vendedores de sueño



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                XLII

    Aquí están los puestos
    De mil colores
    Cosas barnizadas
    Luz cegadora
    Calles turbulentas
    Sometidas a rudas pruebas
    La arena cubre tu boca

    La acera como botín de guerra



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                XLIII

    Aquí están las mesas milagrosas
    Las secas frituras
    De mejores banquetes
    Improvisadas
    Calabazas vacías de sus tesoros
    Bajo el baobab
    El refractario sueño se rebelaba

    Vida somnolienta y sombra solemne



    De: L’Horizon incendié. Poésie du Maghreb.,
    Versión de Conrado Tostado



                                L

    El azufre cubría a la ciudad
    Olorosa a aceite de oliva
    Jazmines atizados fuego hierro y desperdicios
    Incesantes ruedas abejas activas
    Altavoces sillas en la calle radios gangosos
    Automóviles destripados a lo largo de las vías
    férreas
    Utopías altas como fortalezas

    La cuenta regresiva tan despojada y tan sin prisa.




    ********************


    El hombre negro y blanco


    Homenaje a Nelson Mandela

    Habita
    Una piel cuyo límite es la noche
    El arco iris es su viejo amigo
    El oro, dice,
    Es para seducir al sol
    No para avasallar a los pueblos desnudos

    Hermano de los cautivos
    Libera los fuegos artificiales de sus penas
    Estación tras estación, la estrella amante
    Alimenta la vela del sueño de los mil colores
    La tierra rebelde sobre la lengua del volcán

    A veces los buitres
    Desencadenan sus hierros
    Cazador de las cuerdas de viento
    Amante del mar con la prueba divide
    Los ríos dedicados al horizonte








    ***********************


    Regreso a Túnez



    De nuevo ante mis ojos
    Mimosas[1] en flor

    Y no sé si el mar se apacigua
    En el azul de retornos que no acaban
    La nariz contra el vidrio
    El aire libre y retenido
    Tantos caminos vinculados a mis recuerdos
    Verdes y amarillos
    En las colinas
    Donde las columnas levantan la cabeza
    Entre las ruinas
    Marismas lagos coníferas y pinos  alrededor
    De Cartago
    La brasa renaciendo en las cenizas
    Los secuaces como los corsarios a toda velocidad
    Sanguijuelas en el cuerpo de la utopía

    Mimosas
    Digan
    Al mar que regresa
    El rumor ligero y denso
    De los eucaliptos con la corteza renovada
    Como canto arrebatado a vuestros gritos

    Y camino bajo la lluvia de abril
    Las mimosas en flor mecen mis pasos en tus calles
    Callecitas callejones cargadores taxis en espera y frutas
    Lento y apurado yo perseguía la esperanza

    En la resaca de los altivos
    Esta vieja ola por amiga
    Cuántas gaviotas son necesarias sorprender
    Para liberar
    Los tanques de alambres de púa
    Y devolver los pájaros migrantes a sus nidos

    Alas
    Las vuelvo a ver
    Dibujando el vuelo de la estrella
    Irrigando la sangre de la luna creciente
    ¿Eran necesarias todas aquellas barbas amenazadoras
    Esas mujeres vestidas de oprobio
    En la marcha de pancartas pintadas
    Para encadenar tu amor?
    País que me alimenta en breves estadías
    Tantos arrebatos
    En el camino del errante
    ¿Bastarán para perdonar
    los escombros del olvido?

    ¿Podrás volver a ver los carros
    Sin pensar en Bouazizi[2]
    En el fuego que transporta
    Sueño y rebelión resueltos?

    Vivir no puede ser ser arrastrado por el barro

    Y tu lees en árabe
    No muy lejos de la Avenida de París
    Calle Seif Dawla
    No lejos de la Calle Ali Bach Hamba
    Donde fuiste arrestado

    En los muros prolijos:
    Dos cosas merecen la lucha en esta vida
    Una patria llena de ternura
    Y una mujer magnífica

    Oh bosque de mimosas rejuvenecidas
    En los fulgores de la Noche
    Yo camino hacia ti
    Con el corazón cultivado con mil  brotes

    Llueve en Túnez
    Abril se subleva en remolinos de nubes

    Gotas en mi rostro
    No sé
    Si lavan el pañuelo que se extiende
    A la sombra de las penumbras
    El sol
    Amenazado de eclipses oscuros e inesperados

    Lluvia de abril

    Tengo para ti semillas fértiles
    Prendadas del noveno día
    Ninguna lluvia zaherida
    Sino los surcos sin más vueltas
    Allí siembro mi canto
    Lejos de tus espantapájaros
    Lejos de tus cuervos
    Lluvia de abril

    Conozco tus lágrimas
    Empapadas en la cal viva de los árboles
    Repletas de pájaros
    En tu cielo compasivo

    Yo te aporto
    Mis compañeros ausentes
    Mis pasos al compás de los años
    Orillas de ríos
    Puertos de exilio
    Adoquines de la espera
    Sala de pasos perdidos









    [1]Especie arbustiva, también llamado “Aromo francés” que se encuentra en la región tunecina.

    [2] Mohamed Bouazizi, joven tunecino que se inmoló el día 17 de diciembre de 2010 en Túnez.  Vendedor ambulante. A partir de su protesta y fallecimiento y junto con otros acontecimientos, aconteció lo que dio en llamarse la “primavera árabe”.





    https://circulodepoesia.com/2021/01/poesia-africana-tahar-bekri/

    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/84_85/bekri.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 09 Ago 2023, 13:52


    Möez Majed


    Möez Majed nació en Túnez el 16 de junio de 1973. Poeta de expresión francesa, editor, biólogo y empresario. En sus primeros poemas se percibe un aliento místico, proveniente de la tierra de Kairouan, en su invocación y misticismo. Fue laureado con el Premio Paul Verlaine en 2011.

    Ha publicado los libros de poemas: La Sombra... La luz, 1997; Ensueños de un cerezo en flor, 2008; La ambición de un huerto, 2010;  Reclinado, 2012; Canciones de la otra orilla, 2014. Este último libro es una suerte de historia de Túnez. Las palabras del poeta evocan el tiempo de sufrimiento, y la sed de libertad en espera de la resurrección.

    En sus palabras “Poesía y biología son la vida misma y constituyen un cuestionamiento fundamental. Ciencia y poesía dan dos respuestas diferentes a una pregunta común: la búsqueda de la verdad de la vida. La primera se provee de metodologías claras y bien definidas para el logro de la verdad científica. La segunda se provee de instinto para llegar a la verdad…En su discurso, el Premio Nobel d e Literatura en 1960, Saint-John Perse, declaró que "el científico y el poeta ambos nacen ciegos, en busca de la verdad. Por tanto, ser biólogo y poeta son dos caras de la misma moneda…”





    *********************


    Caminos


    Al atardecer, arrodillarse y guardar silencio.
    Perseguir, una por una, las luciérnagas en las fronteras del tiempo de los primeros cantos del Mundo.
    Cerrar en un sueño tantas angustias abiertas, expirar largamente como se vacía un árbol de su sustancia silenciosa.
    ¡Qué difícil encontrarse al alcance de una sentencia tan humilde! Que cada cosa recobre su sitio, que la luz abrace sin pena la curvatura del tiempo, que la materia fluya, ligera, como un arroyo al destino tan apacible.
    ¡Cómo es de dulce ver lo que no puede ser visto!




    ********************

    Trayectoria



    Tú, cuyo soplo se extravía
    En estas palabras imposibles,
    Palabras indecibles…,
    Un suspiro abisal tienes por lenguaje.
    ¿Qué decir?
    ¿Qué callar?
    ¿Dónde poner al abrigo de la realidad,
    El más precioso de tus sueños?
    Vine a las puertas de tu reino
    Para escuchar el timbre de tu corazón palpitante
    Detrás de tus labios cerrados.
    Mendigar el aliento claro
    Del soplo del exilio,
    Violento y mortal,
    Pero de apariencia tranquila.
    La luna adivina apenas
    La impaciencia de las piedras
    Que las mueve bajo la higuera incrédula
    Como deseos insólitos y sospechosos.
    ¡Sacudidas breves humilladas en el dolor!
    Nadie más que yo conoce tu violencia,
    Ni la gran paciencia
    De ser la quemadura anónima
    De cada mañana espoliada,
    Derramada en el escurrimiento indecente
    De una memoria olvidada.
    A las puertas del reino,
    Las caravanas pasan
    Cargadas de la flor de sal.
    Y se vuelcan las sombras delirantes
    Como una agudeza
    Aliviando al sabio del peso de su infamia.
    Un bello viejo vino esta mañana
    A instalar su puesto a la entrada del mercado.
    Vendía allí, en el joyero de su mirada plácida,
    El silencio de su matorral
    Y el perfume noble de su soledad.
    ¡Oh tú, cuyo camino es sembrado de gérmenes de tu locura!
    Tomé los caminos escarpados que llevan a tu guarida,
    Me aventuré hasta la edad avanzada de la noche
    Y bebí la esencia exquisita de tu ausencia amarga.




    ****************

    Soplo



    Por los momentos de quietud
    Que mecen la embriaguez de los cuerpos
    Y las cúpulas y los cirios y el incienso
    Que paralizan las almas y el tiempo;

    Oh mi memoria… Oh mi tierra,
    Tanta arcilla,
    tantas cenizas y piedras.
    tantos soplos agrios y rotos
    ¡tantas sales y tibias luces!

    Puertas guardan, límpidas,
    La dulzura humilde de los versículos y de las arrugas.

    Hay silencios,
    Pasos y cantos
    Que aspiran las edades,
    Las grietas del tiempo.

    Hay mujeres
    Que obsesionan nuestros sueños.
    Y noches de verano y sueños extraños.

    Hay agua que fluye
    Y muecines.

    Mañanas de oración
    A las primeras luces…

    Oh mi memoria… Oh mi tierra,
    ¿Dónde podría dejar
    Mi torpor y mi corazón?

    ¿Dónde podría abandonar
    Todos mis trofeos de guerra?




    ********************


    Raoued



    En Raoued, en octubre,
    cuando se levanta el viento,
    viene la melancolía.

    ¿Cuántas veces todavía
    nadaré
    en Raoued?

    ¿Cuántas veces todavía
    el primer aguacero de otoño?




    *****************



    Café de la tarde


    Aquí, al pie del ficus poderoso,
    Respira una sombra eterna
    Y el viento…
    El más salvaje de sus amantes.

    Y diez mil gorriones
    Levantan sobre la avenida
    Las telas de la tarde.




    ****************


    Confusión



    Ella pasa altiva
    A través del deseo…
    Y la envidia.

    ¿Es la vanidad
    Que la vuelve tan bella?

    Anónimo,
    Desapareces en los nudos oscuros
    de callejones antiguos.

    Soltaré sobre tu huella
    La jauría cazadora de mi deseo inmóvil.




    ***************



    En la Medina



    Los higos chumbos
    Se venden por cuartetos
    Pero se comen por ganas.

    Y, más lejos,

    Cinco mil hombres
    Alineados en el patio.
    Sin embargo, ni un ruido.
    ¡Dios!

    ¿Alguien vio alguna vez una tormenta
    Pasar por encima de nuestros corazones?





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/25/News/Majed.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 09 Ago 2023, 13:59

    Khédija Gadhoum



    Khédija Gadhoum Nació en Túnez en 1959, es poeta, traductora y docente de literatura y cultura latinoamericanas en el Department of Romance Languages de la University of Georgia, en Athens, Georgia, US. Su escritura creativa incluye los poemarios Celosías en celo (Torremozas, Spain, 2013) y Más allá del mar. bibenes (Cuadernos del Laberinto, Spain, 2016). Es traductora, del inglés al español, de Voces desde Taiwan: Antología de poesía taiwanesa contemporánea– Voices from Taiwan: Anthology of Contemporary Taiwanese Poetry -Mandarin, Inglés y Español- (Cuadernos del Laberinto, Spain, 2017). Está en curso de traducción el proyecto de antología de poesía tunecina contemporánea en varias lenguas (árabe, francés, español, inglés y mandarín-taiwanés, para su publicación en Taiwán en 2019. Su libro Más allá del mar. bibenes, está por publicarse en italiano, francés, inglés y búlgaro, en 2019. Su poesía ha sido traducida al inglés, mandarin-taiwanés, portugués, turco y pronto al italiano, francés y búlgaro.




    ****************



    La rosa del desierto


    The border is the blood clot in the river’s vein.
    The border says ‘stop’ to the wind, but the wind speaks another
    language, and keeps going.
    Alberto Ríos


    cuando emigrante dejas de ser
    quien eres tan perfecta en el imperfecto
    muro de nombres otros,

    cuando rosa te llamo y me recibes con brazos
    de rosas y fragancias de humanas caras
    tus caras de lluvia y primaveras,

    cuando las rocas amordazan con sus púas y tú
    inocente entre grietas de sangre sigues
    adornando tu fe con la sabiduría de mañana,

    cuando una y otra vez las mismas cicatrices
    conjuran el digno vivir por un lado
    y por otro lado indignamente lo celebran,

    ¡rosa del desierto, agua de verdes tiempos!
    por muy alto que intenten levantar aquel muro
    por muy sorda que se atreva a ensordecer la orquesta
    no tendrá cabida en tu libre matriz de versos
    la vedada barbarie de las desiertas palabras.




    Espacio Poético-Luz Cultural. España, 2017




    **********************


    Habiba
    a mi mamá

    juiciosa hábil y elegante
    la ama de casa guardaba el orden
    entre techos y paredes y secretos

    inventaba cuentos y quehaceres y cuentos
    para desafiar las horas del día
    día a día

    se inventaba
    …se deleitaba

    vital consistente e invencible
    (pero sin dejar de ser mujer)
    entre ollas trapos y escobas y seres
    ella amanecía feliz en cada despertar

    desenvuelta en su acotado patriarcado
    ella lograba volar y obrar y cantar
    médula de perfecta armonía

    desde el alba del tiempo
    sus prendas blancas flotaban
    radiantes al aire libre y ligeras
    seducían a cada rayo de sol

    luego los suculentos platos y postres
    con oliva comino cilantro y vainilla
    despertando cualquier deseo y
    prometiendo todos los celos

    por último llega la vida
    una tibia cascada serena a sus pies
    remojando su menguada memoria
    y el resistente dolor de sobrevivirla

    ella
    salió a buscar pan al mediodía
    y a deshora se encontró
    con el olvido

    remotas memorias de juventud
    ¡cuánto sacrificio! ¡cuánta vida!

    Habiba quería ser otra
    ella quería ser “habiba”
    sencillamente quiere ser

    ahora ¿quién es?



    Toujours le pardon, toujours le sacrifice.
    Paul Verlaine



    Celosías en celo. Ediciones Torremozas: España, 2013.


    ********************


    Lección de gramática



    Huir es un verbo sin equipaje.
    Eyra Harbar


    contar
    (también los nombres deshabitados)
    habitar
    (memorias cotidianas aunque nuestras)
    soñar
    (en lenguas extranjeras para descender)
    volver a soñar
    (en el Sur con mapas fantasmas)
    migrar
    (hacia la poética-frontera)
    domesticar
    (la amnesia como si fuera lluvia)
    irse
    (y hallarse en patrias peregrinas)
    y las aguas internacionales sacuden
    el tráfico
    sin rostro
    y con gracia
    vuelve cada rastro a su destino.
    (entre sueños deportados).





    Más allá del mar. bibènes. Cuadernos del Laberinto: España, 2016.


    ***********************


    Celosías en celo


    Azur

    hoy las íntimas memorias se derraman en su despintado ayer
    celosía azul aromas ancestrales y retornos y ecos en sombra
    en secreto y a tibios pasos los inocentes silencios me habitan en índigo.



    Plata

    la blanca celosía se pintaba de jazmín y se echaba a soñar
    encima de su labrada silueta de aromas y con sumo afán
    la frágil primavera esparcía serenos amaneceres de luz y canto.



    Hollín

    día a día la Medina de tizón y leña brotaba de sus rejas ardientes
    y abandonada al cálido sabor veraniego y su poblado sosiego
    bocanadas de hierro y sudor salían a serpentear las exiguas callejuelas
    al son de unos tacones recién lustrados.



    Carmesí

    bermejos eran tus labios al anochecer y de rubíes se vestían nuestros cuerpos
    te buscaba entre laderas y costas para encontrarte a mi costado amor
    palabra por palabra deletreo tu nombre en el mío y en escarlata te dedico
    innombrables versos.



    Verdemar

    celosía para dioses y devotas materias humanas en busca de una misericordia
    más allá y en ajenos idiomas las almas danzan ligeras sobre acerados alfileres
    y el cielo contesta en verde sagrado abriendo su Oriente de salvación.



    celosías

    a coro cromado los nobles mosaicos del ayer
    le cantan al tiempo su hoy.





    Celosías en celo. Ediciones Torremozas: España, 2013.



    ************************



    Una orilla para soñar


    A stranger on the riverbank,
    like the river…water
    binds me to your name.
    Mahmoud Darwish

    bajo el árido sol del este
    bostezaba la ilusión en cada párpado
    dejando lejanas huellas del secreto café.

    de musgo y niebla hoy la humana ribera
    vuelve a celebrar el sueño viajero
    que no ha conseguido todavía.
    el sueño de llegar.

    llegar a ser la luna
    imborrable entre fronteras de arena
    cruzadas por barcas y niños de sal
    sin suelas. sin rostros.

    entre una ola y otra las caligrafías
    mudas languidecen en la azul muerte
    cuando más cerca entona la anhelada sinfonía.

    Lesbos gime la misma tragedia de ayer.
    hacinada en la imposible crónica grita,
    el más allá grita sus infinitos ataúdes:

    “¡aquí están los huesos con vista al mar!”

    todas víctimas de ortografías otras
    héroes todos a bordo para soñar.
    el sueño de partir.

    aquí también amanece
    tu inédita historia…

    Furman 217. No. 2 Spring. USA, 2017.



    ***********************



    Crucifixión




    (a modo de volver sobre los pasos de Federico García Lorca)

    en el umbral del cielo
    mudos anhelaban los sacrificios humanos.

    sin orden y sin
    fecha en fila las ancestrales metáforas
    esperaban el torpe himno de la piedra
    la sagrada muerte y sus desterradas rimas
    donde naciera el fatigado polvo mundano y
    en espejitos se convirtiera el paraíso de los nómades
    lloraba la luna
    lloran sus hijas y nadie las oye
    ¿no será la hora?
    la hora blanca de aquel edén mutilado.

    el oscurantismo habitaba el Sur
    obsoleto y desnudo ardía su génesis
    al unísono se mareaban
    los espíritus de oriente
    desorientados danzaban los manuscritos
    sin letras para arrojar
    en medio de esa sangre espuma.

    era Sur
    ocre tierra de cardos y aires de taifas
    aún incapaz de tolerar el derecho a vivir
    era Sur en vigilia y su cabeza
    totalmente desfigurada bajo el negro velo
    sus ojos eran los únicos testigos del reino
    vivo atravesaba el dolor en aquel Sur de todos
    menos ella más diminuta con su cuerpo ya enterrado
    y el último aliento de la última piedra que gritaba
    a su dios por haber pecado por haber amado el pecado
    después la cólera del juicio de los hombres
    después las palabras confiadas al desierto
    a las grietas más profundas del inmortal reloj.

    voraces y en trance los apócrifos alaridos
    adjetivaban a hombres sin perdón y sin desenlace
    sólo su hambre de carne ajena
    versando huestes de látigos y silencios
    de sangre y espanto hasta colmar
    el último siglo ¿era Sur?

    la ilusión era infinita
    mas llegó el otoño y era su destino
    silenciar la voz y acechar el sexo
    en los confines de impíos calendarios.

    entonces era Sur
    ¿cuánta farsa de la sórdida ignorancia
    yacía en aquel infame otoño?
    todos seguimos de pie sin poder entender
    los malditos sueños más inmortales
    de ella-de él-de aquel amor desahuciado
    -en el tórrido jardín-
    Eva “flor del destierro”
    se cayó
    libre como un relámpago de minutos
    se calló como el edulcorante carpe diem.




    Antología Poeta en Nueva York: Poetas de Tierra y Luna. Karima Editora: España, 2018.

    *




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/29/KhedijaGadoum/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 09 Ago 2023, 14:04

    Sabri Rahmouni,


    Sabri Rahmouni, poeta tunecino, nació en 1981. Graduado en economía internacional. Profesor de animación cultural en el Ministerio de Asuntos Culturales. Fue programador en la Casa de Poesía de Túnez. Fundador del Festival de Poesía Árabe en Túnez. Presidente de la Liga de Jóvenes Escritores Tunecinos. Participó en muchos festivales de poesía en Arabia Saudita y Marruecos. Tiene dos libros publicados. Publicó en muchas revistas árabes, entre ellas AL ARABIA, EL QUODS EL ARABIE y ASSAFIR. Sus poemas han sido traducidos al francés, inglés y amazigh.



    *******************


    El poema diáfano


    Conservo este diáfano poema
    para el más oscuro de los días
    para cuando me lleven en hombros
    no como si se tratara de un deportista olímpico
    o como si fuera yo un revolucionario comunista
    sino como lo que queda de este asno gris
    que para entonces ya habrá sido devorado por las hienas entre
    los agrestes arbustos.
    Para ser llevado en hombros hasta mi último agujero
    dejando atrás
    el eco de este himno resentido que resuena:
    Oh, luna mía que te hundes,
    tu lugar se encuentra más allá del tejado,
    no aquí bajo la tierra.


    ********************


    El olvido



    Buenas noches, Señor Federico Nietzsche.
    Le cuento que hallé otra manera de sanar con las palabras.
    Paso la noche con la palabra "olvido",
    la anoto sobre la página en blanco
    y la sujeto con firmeza
    como si estuviera instalando un cable positivo
    a otro negativo con un generador de 3000 voltios.
    Entonces, ardo en frío
    mientras pasan ante mí las tristezas, alegrías y
    los cantos,
    las risas y las puñaladas,
    el amor deshonesto,
    un hombre aturdido con mi traje puesto,
    hasta unirme lentamente a ellos
    y desaparecer.

    En la mañana,
    el primer soplo del alba
    traspasa mi ventana,
    y se extiende procurando retirar la capa de ceniza.
    Así que me repongo y enderezo mi cuerpo
    como lo hacen los mejores
    arqueólogos
    cuando retiran el polvo
    de una estatua perdida hacía mucho tiempo
    en Hammurabi.



    *******************


    Un conejo sobre la mesa



    Procura no ir con "nadie"
    hacia "ningún lugar"
    y con discreción no digas "nada".

    Experimenta el placer de estar
    oculto en la madriguera.

    No fraternices con los escritores,
    pero nunca los abandones,
    sólo acércate a ellos
    como a la luz lejana en el desierto,
    y sé prudente:
    No les cuentes si algún templo lejano
    está albergando refugiados,
    o si los bandidos armados de cuchillos
    se acercan o se alejan.
    Y no olvides jamás que
    tú eres un conejo salvaje en su madriguera
    mientras tus más cercanos creen que estás
    sobre la mesa.


    *****************


    El nuevo mundo


    Deambulo por ahí con un cuchillo entre mi abrigo,
    porque este mundo se ha vuelto terrible
    y en la televisión nos enfrentan a los unos con los otros.
    Nadie está a salvo ahora.
    Yo recorro la calle, y giro hacia la derecha y a la izquierda
    como un ciervo desconcertado en el valle de las hienas,
    porque alguien misterioso me sigue a todas partes
    con ese gesto sospechoso que me cerca
    como cercan las negras nubes a esta pequeña cabra perdida en la naturaleza.
    Ayer me brindó un trago y jadeó y extendió su mano el hombre para estrechar la mía.
    Y yo lo empujé con fuerza para salir corriendo.
    En la esquina vi personas que también acezaban,
    y sus cuchillos mangos se asomaban por los bolsillos.
    Y así como hacen las serpientes al asomar sus cabezas en las madrigueras,
    durante dos segundos acezamos juntos.

    Entonces, los saludé
    pero huyeron en desbandada, armando un caos
    como zorros en gallinero.



    ***************


    La historia de la poesía



    No descubrí la poesía:
    los poemas me descubrieron a mí
    siendo aún aquel niño
    sentado tras el muro del barrio antiguo
    mientras miraba a hurtadillas a aquel perro callejero
    indispuesto por un cachorro.
    Desde ese día en sueños
    lo persigo
    siguiendo sus pasos
    de un lugar a otro
    con el solo propósito
    de poder consolarlo.



    **************


    El poeta


    Por el momento,
    ni un solo centavo.
    Desarraigado
    de la tierra.
    No me puse un anillo,
    no ocupé un lugar en los estrados
    ni he vuelto a llorar hasta altas horas de la noche.
    Y aunque derramé lagrimas sobre una fotografía
    las brasas de la nostalgia no quemaron mi piel.
    No clamé por la tierra
    ni por el pueblo.
    Hasta el momento,
    galopo como una gacela asustada de un destino a otro.
    Detrás de mí:
    Debido a la rapidez del objetivo,
    nos será difícil atacarlo.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/29/SabriRahmouni/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 09 Ago 2023, 14:15


    Ridha Mami


    Ridha Mami nació en Sousse-Túnez, en 1964, es Doctor por la Universidad Complutense de Madrid, Catedrático de lengua y literatura españolas en la Universidad de la Manouba de Túnez, y especialista en literatura aljamiado-morisca. Es autor de una larga serie de artículos e investigaciones, entre otros, sus libros El manuscrito morisco 9653 de la Biblioteca Nacional de Madrid: Edición, estudio lingüístico y glosario (Editorial Ramón Menéndez Pidal 2002), El poeta morisco: De Rojas Zorrilla al autor secreto de una comedia sobre Mahoma (Editorial Pigmalión Madrid 2010), Lunas de primavera (poemario en español y traducido al árabe, Editorial Pigmalión Madrid 2011), Lunas de otoño (poemario en español y traducido al árabe, Editorial Pigmalión Madrid 2013), Mis lunas (poemario en español y traducido al árabe, Ed. Pigmalión, Madrid 2015), es traductor al árabe (en colaboración ) del poemario Manual para enamorar princesas de José María Paz Gago, y es traductor al castellano de Poesía esencial de Abul Qasim Chebbi (Ed. Sial, Madrid 2016), y Antología de poesía tunecina contemporánea (Sial Contrapunto, Madrid, 2019). Entre sus líneas de investigación y enseñanza se incluyen la literatura española, la literatura comparada y la historia de la lengua española. Es miembro de la AIH (Asociación Internacional de Hispanistas) y de la AIS (Asociación Internacional de Semiótica) y su corresponsal en Túnez, es presidente de la ATH (Asociación Tunecina de Hispanistas), es presidente de la AHA (Asociación de Hispanistas Árabes), es Vice Presidente de la ATES (Asociación Tunecina de Estudios Semióticos), es director adjunto de la revista literaria Fragmenta. Está incluido en la Biblioteca Cervantes Virtual. Es galardonado con el Premio Internacional de Poesía Gustavo Adolfo Bécquer (2013), el Premio Escriduende de la Feria Internacional del Libro de Madrid (2015) y el Premio Internacional de Literatura Ibnu Arabí (Madrid, 2018).



    *******************


    Profecía


    Yo nunca había creído
    en los milagros,
    pero cuando te vi
    me di cuenta
    de que mis ojos
    eran de profeta.


    Atronador silencio
    Saltaré las murallas
    de tu alto e inexpugnable palacio,
    asaltaré sus elevadas torres,
    y pondré nuevas aldabas
    a la puerta de tu corazón,
    para que puedas escuchar
    el estruendo de mi silencio.




    ****************

    Final del viaje



    La noche está helada,
    las lunas son anémicas
    y el camino es largo.
    Capitán, dime,
    ¿en qué puerto me tocará bajar?
    Dímelo,
    y así me preparo a tiempo
    para ordenar mis recuerdos,
    domar mis dolores
    y acomodarme a mis tristezas.


    ********************


    Encerrada en mis pupilas



    Ayer te sorprendí bañándote
    en mis negras pupilas.
    Y hasta ahora sigo
    sin abrir los ojos
    para no perderte.


    *************************


    Cuaderno de poemas tristes



    Te robé tu cuaderno
    de tristezas y poemas.
    Me perdí entre los versos
    y tus sombras primeras.
    Hasta ahora no sé
    a qué vocablo aferrarme.
    Sin poderlo evitar,
    la voz se nos quiebra a veces.


    ***************


    Un pescador


    Eran las siete de la tarde.
    En una playa solitaria,
    hechizado por la luna en ciernes
    y el arrebol que doraba
    la ciudad ya adormecida,
    tras surcar la tumba
    de la luz mortecina,
    vi a un pescador que arrastraba
    sus redes rotas y vacías
    sobre la fina arena
    con el corazón repleto de dolor.
    Parecía atrapado por la larga
    amargura inabarcable del tiempo,
    perseguido por las olas amenazadoras,
    dolorido por la intensidad de los golpes
    recibidos de las duras rocas.
    Vibraba en él el eco
    del murmullo que dejaban
    las aguas frías al retirarse.
    El vacío invadió su pecho
    y le mostró el camino
    para perderse libremente
    en el lejano infinito.
    En la nada se posó su mirada
    nebulosa e inquieta,
    mientras que el silencio
    extendía sus alas grises
    para envolver todo el universo.




    *******************


    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/32/RidhaMami/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 09 Ago 2023, 14:18


    Huda Aldaghfag


    Huda Aldaghfag nació en Magmaa, Arabia Saudita el 4 de octubre de 1967. Poeta, narradora, periodista y profesora. Licenciada en Lengua y literatura árabe en la Universidad de Riyadh en 1990. Es miembro de la asociación internacional de prensa, ha laborado en la prensa saudita y ha sido una activista en pro de los derechos de las mujeres. Ha participado en diversos congresos sobre el tema de la mujer, las libertades y el periodismo, dentro de su país y en el exterior. Durante 5 años consecutivos participó en el prestigioso festival AlGanadriyah de Arabia. También ha representado a su país en festivales poéticos en Bahrein, Omán, Emiratos árabes, Túnez, Egipto, Jordania y Suiza. En 2004, Obtuvo el premio a la mejor actividad poética en Arabia. Ha publicado los poemarios: La sombra hacia arriba, 1993; Nueva pasión, 2002; y El bosque de las mariposas, 2005. En una reciente obra narrativa suya, Lahfah jadihah (Nueva alegría), Beirut, 2002, Huda prueba que el talento poético trasciende los géneros. Ella sobresale en la prosa poética, una forma no siempre celebrada en un medio cultural tan conservador como el que predomina en su país natal, pero que de todas formas es practicado ampliamente. En una de sus últimas colecciones poéticas, la poeta triunfa en ir más allá de la preocupación típica al ofrecer al lector preciosos flashes que iluminan de sentido áreas oscurecidas por el hábito y la rutina. Uno de tales poemas se refiere a la muy conocida frase de la cultura árabe que reza: «el sentido se halla en el ombligo del poeta» -sólo el poeta conoce el verdadero sentido de su poema-. Titulado «Sentido», en este poema juega con la similitud existente entre las palabras árabes shair (poeta) y «shari» (calle).



    ****************


    (2)
    Distended vuestras sombras apresadas
    Y fluid, tiernos árboles,
    Anegad el pavimento,
    Vuestra emanación olerá el calor del sol.
    Pero mis ojos brillarán como lámparas,
    Su alegría reside en vuestros suaves murmullos que
    danzan en la calma noche.

    (3)
    El árbol... Sólo una rama
    Llora, llora, llora,
    Sus lágrimas se vuelven bosque.

    (4)
    La hoja, verde, me llama.
    La hoja, si la llamo, es amarilla.

    (5)
    La rama verde
    Se acerca, se acerca el negro rostro
    de la tierra,
    se acerca. ¿Por qué?




    Último viaje
    Así que el reloj de esta casa
    es sordo.
    Sus manecillas son labios mudos,
    no le cuentan nada a su silencio.
    El polvo desflora sus alas.

    El reloj de esta casa
    es una mariposa disecada.
    Ella ha colgado en la ciega pared
    su soledad.




    Arbolito
    Aquellas rocas se abrazan,
    calman mis lágrimas cuando las oigo.
    Contienen su volcán a través de las eras.
    Su silencio es un deseo.
    Aquellas rocas se abrazan,
    tienen un arbolito en sus entrañas
    que aún no aflora.



    El significado
    1

    Ahora,
    está en las entrañas de la calle.

    En todas partes
    Degollado
    De significar.

    Vivo está
    En el corazón del poeta.

    2

    Una bola de fuego
    su leña eres tú

    Tu poema
    ¡Oh poeta!
    No quema a nadie más que tú.



    Semillas

    Se agrieta esta madre
    Y el campesino no florece.

    La pequeña crece;
    en su extrema imaginación
    brotan los poemas de cada día.

    Brotan
    Mientras ella crece
    Crece
    Crece

    ... y se la comerá la manta.



    Ola
    Paloma sola
    aúlla
    Hasta
    La última gota
    De su lengua.

    Su nido es el mar
    Ensalzando sus alas.



    Partida

    Así que el reloj de esta casa
    es sordo.
    Sus manecillas son labios mudos,
    no le cuentan nada a su silencio.
    El polvo desflora sus alas.

    El reloj de esta casa
    es una mariposa disecada.
    Ella ha colgado en la ciega pared
    su soledad.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/74_75/aldaghfag.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Miér 09 Ago 2023, 14:22


    Abdullah Bashrahil


    Abdullah Bashrahil nació en Arabia Saudita, el 7 de abril de 1951. Ha publicado los libros de poesía: Mi torturadora, 1978; El amor mi destino, 1980; Fuente sedienta, 1986; El miedo, 1988; Poemas de los acontecimientos del Golfo, 1990; Lámparas del viento, 2002; Espadas del desierto, 2002; Declaración de las brisas, 2002; Lunas de Meca, 2002; Sótanos de las ilusiones, 2003; La soledad del alma, 2003; Rúbrica, 2005 Es Presidente del consejo administrativo del grupo Basharahil para el desarrollo, fundado por su padre, filántropo reconocido en la Meca. Miembro de la Asociación de la Literatura Moderna en El Cairo. Miembro fundador del Consejo General para la Enseñanza Musulmana en la liga del mundo árabe.



    ******************



    LUZ, ARCILLA Y ALGODÓN



    Al fondo del instante medito sobre cómo pasa
    sin consentimiento.
    Lapso de tiempo, aguja hilada que penetra lo
    profundo.
    Confeccionando mantillas y sudarios
    Todo es blancura algodón y hueso, y la piel es su
    ornamento.
    Abigarrada
    Del blanco proviene la arcilla
    De allí la bestia, de allí el hombre
    Medito sobre el néctar rojo
    Cayendo en la misma vena
    Y las parcelas de luz levantándose
    Rayo de un pequeño sol yaciente en las profundidades
    Encendiendo el agua de olivo
    Alumbrando el universo
    Ahora vida tiempo y espacio
    Pueda el calor del sol apagarse
    Para amordazar los tiempos.



    ******************


    EL MONSTRUO



    ¡Oye! No digas
    Que un ogro habita los matorrales
    Devorando el ganado
    Deleitándose con la sangre de generaciones
    Violando las estaciones
    Con cientos, o más bien, miles de brazos
    Y una apariencia de garras
    Como filos cortantes
    Avanzando en el borde del viento
    Cabalgando el embrutecimiento
    Antes se le comparaba con un pavo real
    Pero una vez que le salieron los colmillos, mostró ser
    Un perro salvaje
    Y como tal escarba siempre en los vestigios
    Como si fuera un sepulturero.
    Liberando a los muertos, soltando a los condenados
    Sediento, irrigando el desierto nocturno de las lágrimas
    del abandono
    Retrocediendo el tiempo
    Resucitando los espectros Mongoles
    Como el silencio luego el silencio
    Consideran-que el silencio es el testimonio de la lucidez
    El que consoló la ignominia
    Y las sonrisas
    Durante la infancia o la juventud o la madurez
    Para la humillación existe una escuela y una función
    Que comienza con el miedo las quimeras y los
    dolores
    Provenientes de las arrugas de las tinieblas
    Y de los ecos de las pesadillas
    Viviendo en la candidez de los recién nacidos
    Figura del miedo
    Quien se marchita en las flores de los campos
    Tal fue el eco un sonido estruendoso en el aire de los
    ancestros apareciendo en las noches sombrías
    Y las nubes dejando aparecer el sol
    Desde que son la coartada para asesinar la vida
    En los corazones de los caballeros y de los valientes
    Pero cuando se volvió a levantar la conciencia
    La debilidad reconoció
    Que las quimeras le extraviaron
    Y que las quimeras son un monstruo
    La voz, la diversión y el tamborilero La rama danzando
    Con los cantos de los pájaros interrogándose
    ¿Podrán los espíritus liberarse?


    *************************



    PARA ELLOS LA CARNE DESHUESADA




    El pueblo árabe apoya a su asesino
    Hace un siglo que sufre su andanza y
    está quedando sin aliento
    por sembrar de espigas la tierra
    Para que esté conforme la injusticia nuestro líder
    esta patria duerme en sueños tibios
    Se divierte mientras agoniza Contemplando el
    Presente y el futuro
    De la mirada y el silencio
    Acechando la cita sangrante
    De la tempestad y el rugido del voraz león
    Y el eco de los momentos, tendiendo sus deseos
    Como si el mundo estuviera hecho de insectos
    Así lo dice el portavoz de la casa negra
    Y entonces si menos de un millón de muertos
    O más de un millón
    Por lo tanto más de un millón
    Por lo tanto la excusa es de los cadáveres de los errores
    Ya que la guerra tiene por víctima a los muertos
    Pero nosotros vamos a liberarlos, curarlos y
    enseñarles
    Cómo expoliar los alimentos
    Y nosotros cambiaremos toda vuestra cultura y vuestra
    religión
    Y volveremos para mataros
    Para comeros
    Desde vuestros comienzos hasta vuestro final
    Los jefes de las naciones se niegan, refutan luego
    Se ponen de acuerdo, tienen diferentes opiniones
    Se oponen, luego se excusan
    Y nosotros vemos las generosas imágenes en la
    televisión
    Miramos al árabe Antara fumando el cigarro
    Y palpando la ignorancia revistiendo la ignominia
    Providencias promovidas por los buenos que se han reunido
    Y finalmente las tinieblas desposan la luz
    Mientras ocurre el eclipse del sol y la retirada de la luna
    Y el astro lapidado
    La tierra se convierte en desastre
    Nosotros no vemos más que tinieblas
    Y considerables gritos pidiendo ayuda pero el sabor
    se les fue
    Y el resplandor de una declaración de mediadores
    Confirmando la bajeza y recomendando el
    síncope
    Dos condiciones, dicen
    Una:
    Que nuestro verdugo devore la carne de nuestra nación
    Y la otra:
    Que los mendigos guarden los huesos.


    *******************



    El ogro



    La injusticia oprime la ciudad de paz
    Bajo el abrazo del ogro omnipotente
    Así emerge el escalofrío de los pecados
    Y allí yace el epicúreo en su nave
    vieja, sigilosa y sin vergeles
    Adiós alegría, juventud y voluptuosidad
    Así se abate en retirada la brisa,
    Terror, oprobio, deshonra
    ahora destino opaco
    Discurso mudo, Esperanza debilitada
    Pan del elogio falaz
    El ogro sacralizado bendice lo inicuo
    Paz, magnanimidad, y tolerancia…
    Buenos días almas sin defensa
    Sedientas de sangre, incendiadas Hambrientas
    Pero nadie tiene culpa
    Sólo de orgullo, sólo de preeminencia,
    sólo de bajeza sólo de odio
    Toda-potencia abatida
    Sólo la tristeza amenaza destronar
    Ignora la justicia y engendra la muerte
    Toda-potencia ahora sometida espera ser
    sepultada
    Ni el ogro, ni el genio, ni el diablo
    Nunca aliado de las almas nobles
    Satanás, las prostitutas y los demonios entristecidos
    Alma sin corazón, sin preocupación
    Otra que no sea la carne y la fortuna
    Así fue dada la sentencia para socavar ese reino.



    ***

    Traducciones de Francesca Randazzo



    *********************


    Lágrima de un corazón



    Bosquejo un pájaro, una luz y las ramas
    Escucho cantar al pájaro sobre las ramas del
    silencio
    Así las lágrimas
    No cesan de brotar de mis ojos
    Pudieras tú mandar a los analfabetos
    un libro y un mensajero
    Pudieras tú guardar este secreto intacto
    Que no conoces tú ni luz ni tinieblas.
    Así miras tú el mundo tan cerca
    Tristeza nocturna y algún reflejo aparece y
    desaparece.
    No te enseñé yo acaso que la veracidad es un faro
    Yo, que te quería conquista y sin embargo,
    Tú no fuiste más que pusilánime.




    *****************


    Fragancia de lavanda



    Cómo, ¡oh! fragancia de lavanda
    Cada vez que mi corazón le llama
    Cada vez que me hace falta

    Descuida
    Denigro la bajeza del amor
    Decepcionado por el ser amado
    De vuelta de la miseria
    Desgraciado y triste
    Aparece y desaparece
    Mis suspiros son llagas
    Mis días sacrificados son ahora tinieblas
    Promesas incumplidas
    Así era el jardín de fragancia
    así eran las lágrimas distraídas, rosadas
    Y la brillantez de la brisa animada
    Sonrisa complacida
    Traición destructora
    Podrías apagar la llama que tú atizaste
    Por tu amor difunto
    Podrías guardar la brasa
    Alma gemela, jamás
    Tú no eres más que bajeza
    Que niega la bella vida.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/77_78/bashrahil.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Jue 17 Ago 2023, 16:08


    Ali Al Hazmi

    Ali Al Hazmi nació en Damd, sur de Arabia Saudita, en 1970. Obtuvo licenciatura en lengua y literatura árabe de la facultad de lengua árabe de la universidad de Om Alkora, 1992. Ha publicado los libros de poesía: Portal del cuerpo, 1993; La pérdida, 2000; La gacela bebe su imagen, 2004; Seguro al borde, 2009; Antología poética (CD), 2010; y Árbol de la ausencia, 2016. Sus poemas han sido traducidos al inglés, francés y español. Empezó a publicar sus primeros poemas en revistas y periódicos locales e internacionales como El día séptimo (París), Creación (El Cairo), Nazoa (Amman) y El Nuevo texto. Ha participado en numerosos recitales de poesía dentro y fuera de Arabia Saudita y en numerosos encuentros y festivales de poesía árabe.



    ****************


    ¡Solamente tú!


    En el sueño, nadie te ve
    aunque grites en voz alta en las selvas del soñar.
    No hay huella de tu paso
    aunque andes sobre la seda del primer deseo del beso más lejano.
    ¡La tierra no puede alcanzar tu esplendor
    en las alabanzas de la ausencia!

    *

    En el sueño, cierras tus ojos
    frente a los rostros que ya no creen
    el sentido del amor en sus pupilas.
    Con tus manos abres un agujero para el ayer,
    por donde te infiltras a la primavera
    de quienes inundaron tu corazón con el vivir ,
    el canto y el deseo de dormir.
    Es suficiente que avises a tus seres queridos desde tu lecho
    para que desciendan de las nubes del pasado y de su olvido.
    Con el alma libre, te vas al escuadrón de tus primeros años,
    ya que ninguna niebla te molesta
    en tu camino hacia tus extremos lejanos.

    *

    En el sueño, la imaginación vence sus derrotas
    y el deseo se venga de sus dolores y de su carcelero.
    En el sueño, no hay ni mañana ni noche,
    se parecen los tiempos en su sentido
    y en la pasión de contemplar en la ausencia.
    En el sueño, estás allí, más lejos del eco de tu memoria,
    más cerca de una flor nacida en su campo,
    tú eres el último, el primero, el segundo.
    Estando el tercero de dos,
    tu sombra en el camino a la verdad
    recuperando un destino olvidado para preguntarse.

    *

    En el sueño, no necesitas una brújula
    para saber que estás siendo visto de cerca
    cada vez que se dé la vuelta desde el pasado.
    Solamente tú que debes vigilar
    las almas ligeras y tocar las plumas de su pájaro alegre.
    Solamente tú que debes liberar la última cierva triste
    de las trampas y grilletes de su duelo.

    *

    En el sueño, es fácil buscar un lugar tranquilo
    para mojar la rosa de tu alma con las nubes de emoción
    En el sueño, no necesitas desde hoy otra llave
    para infiltrarte en la casa de tu querida por la noche.
    Ya viene la mujer que se separó de ti durante los años de su sufrimiento,
    ya viene la mujer que ocultó tu amor
    en sus mejillas floridas de vergüenza y en sus cilios.

    *

    En el sueño, se hacinan los amigos alrededor de tu tierno corazón,
    te visita quién te estima durante un tiempo
    y viene el que estuviste esperando su paso.
    Pero hay entre ellos un extraño niño que no lo recuerdas
    mirando con atención en tus ojos cada vez que lo dejas,
    un extraño niño que cada vez que te acercas a sus rasgos te alienas,
    un extraño niño que seguirá llevando entre sus manos
    una ciega candela de la que no sabes su secreto,
    y cada vez que intentas sacar provecho la mecha te extingue.
    ¡Te hizo sentir cansado la comprensión del vagar
    cuyos ojos son espinas del pasado
    que soplan en tus párpados
    como flechas horadantes cuando te das la vuelta!
    ¡El niño está en silencio
    y las preguntas nubladas reposan
    sobre tus labios como un espejismo,
    así que ni supiste el camino de tu imposible lejano
    ni saciaste tu sed!
    Te cansaste soñando en llegar al silencio mezclado
    con el viejo dolor y todavía no llegaste.
    Porque no crees cuando estás dormido
    que eres el olvidado en los párpados de los amigos
    y lo que llamaste el extraño niño eras tú.




    Traducción de Mohamed Ahmed Bennis






    ********************




    Llévame a mi cuerpo



    Una mujer dijo al viajero:
    llévame al mar,
    allí nací sobre la pasión de las olas,
    el viento me llevaba en un viaje
    de cuyo recuerdo no queda más que la nostalgia
    que prolifera en el desierto de mi alma,
    mi necesidad de una mínima suerte,
    ya no me salva con más paciencia
    para revolver las brasas de mi larga espera.

    Dice el joven a la amante que esconde sus dedos
    debajo de los botones de su chaqueta:
    deja mi deseo en tu mar,
    flota ligeramente sobre la hoja del agua,
    el mar no desaprovecha la oportunidad
    de huir con un arco de ternura
    que habíamos tejido juntos en noches alegres.

    Abrázame largamente
    para mecer nuestro ardor en la espera de la esperanza,
    deja apagada mi vela en mi ausencia
    ilumina la oscuridad de esta noche
    con el anhelo de los amantes,
    él sabía que llovería de nuevo
    en sus manos... y no había esperado.

    Tengo miedo del mar...
    Como yo, ¿tienes miedo del mar?
    Y el mar es la flauta de la naturaleza,
    el llano de la existencia.

    Le temo al mar, de una orilla
    que se desgasta debajo de sus pies
    en todas las estaciones.
    Nos cansaremos, te lo dije ayer:
    Llévame a mi cuerpo... para descansar.
    Nos cansaremos, si llueve en las costas
    su sed anhelante y silenciosa,
    nos cansaremos si la distancia nos atrapa
    con sus vallas metálicas de aburrimiento,
    cuando el sueño estaría más lejos
    de un racimo de uvas en la mano.

    Marineros preguntan por el mar.
    Cómo pueden regresar a su sal,
    tantos años,
    ¿les queda en sus aguas
    más que el brillo de las algas y la amargura del cansancio?

    Tierras lejanas que resquebrajan sus búsquedas
    con las paletas rotas de sus deseos
    ya no miran los incendios en las pupilas
    cada vez que les preguntan sobre el viento:
    ¿Por qué razón dirigían sus timones hacia la angustia?

    Pierden los que se dirigen hacia el mar
    todas las perlas enteras de sus almas,
    al abandonar los soles de sus regocijos
    en los párpados de sus queridos...
    El dominio de la sal se hace cruel
    al pájaro frívolo del alma
    cuando supera la costa
    respondiendo a la bandada de seguridad
    que asoma ligeramente sobre el cuerpo del agua.





    De Seguro al borde,
    Traducción de Abeer Abd El Hafez



    ********************



    La seda se casa consigo misma



    En la noche de un otoño,
    ungidos con jazmines, higos y canciones,
    borran los recuerdos
    las flores secas de las palabras
    en el patio de la casa...
    meciendo las sutiles plumas de la pasión.

    Los años saturados de muchas mujeres,
    que prendían fuegos en tu noche serena,
    ya te abandonaron.
    No miraron atrás para saludar de nuevo
    al eco en tu lejanía.
    Aquí estás solo sin alternativas,
    huyes donde el sueño
    con párpados hinchados del vacío.
    No más dedos blancos
    que acarician tu cabello cálido
    por el desborde de su deseo de mármol,
    nada de racimos de un labio 
    cuyo jugo es la pasión,
    cuyas viñas en los vasos,
    nada de doncellas
    cuyos cuerpos se arrogan
    de suma pasión en tu lecho.
    Volverás a tu angustia como los vencidos
    que perdieron la edad, el amor, y los amigos.

    La muchacha con que te encontraste
    en la primavera de tu pasión,
    del esplendor de cuyas corolas
    brotó una flor en tus manos,
    te quería más que su alma,
    te quería sin pensar en la negritud de tu piel,
    en el desengaño de tus ojos
    cuando contempla el silencio desde muy lejos,
    te eligió de numerosos muchachos
    que la cortejaron en muchas noches... y no lo advertiste.

    Acaso el afecto no había tenido
    un rito singular en aquellos tiempos.
    El encuentro de los dos amantes
    fue como el viento perfumado
    por un deseo que abraza el eco.
    Quienes te querían en estos tiempos
    bastaban para ahogar tus ojos
    en una neblina de pura pasión
    tú... no te lo advertiste.

    No eras fascinante
    para atraparla de una sola mirada
    no eras ingenioso en improvisar
    un diálogo de amor frívolo
    para cautivar a su oveja extraviada.
    No tenías una gran imaginación
    para enriquecer las manos del área
    con su compañía,
    sin embargo, ella siempre te quería
    sin clara raíz de preguntas de cercanos,
    de su mismo secreto se cayó adrede
    en tus redes, sin advertirse.

    La muchacha con adornos exagerados
    te encontró a la orilla del río,
    adornó su cuerpo con cadenas de plata,
    para abrazarte,
    embelleció sus trenzas con cintas rojas
    que sirven al amor más que nada.
    No podía revelar con rapidez,
    algunas chifladas ilusiones,
    cuando grabó letras de tu nombre
    al lado de su ombligo
    en una belleza abundante.

    La muchacha que no comparte el sueño con sus hermanos
    pasa la noche pensando en ti,
    y en un caballo blanco
    que se acercará de ramo de su balconcillo,
    en una tarde cercana,
    ni tú has venido,
    ni ha asomado una sombra ciega de este caballo.

    La muchacha que bailaba,
    con una madera inclinada
    en tu ausencia,
    permanecía cantando tu noche.
    Un paño alegre de melodías,
    no se percató de vasos de vino
    contemplando un labio
    en cuyo seno proliferan fases de sed.

    La muchacha que fracasa la noche
    en entender su deseo,
    en abrazar la seda de su almohada,
    se derramaron las fuentes de su angustia,
    en corales que asoman donde estás,
    y no te diste cuenta

    Cada vez que lanza la flecha de su afán
    hacia la neblina de un sueño anhelado,
    no afligió más que el extraño de las pupilas,
    en la fractura de los espejos.

    Tú percibías que el tiempo pasaba,
    y ya no eres lo que fuiste
    en la primavera de la edad.
    En su presencia hoy,
    no podrás subir a la cima,
    para alcanzar la muwashaha* de su pasión en la tarde,
    ya no puedes combatir el caballo de su feminidad,
    lo perderás, sin duda alguna, al umbral de la noche,
    cuando se desborda el horizonte de los ojos,
    contemplas el flujo de su calor y sigues con sed.

    Sabías lo que hacía la edad
    en un cuerpo agotado de seducciones
    y el aburrimiento imposible.

    La muchacha a la que ya no
    debes un nuevo perdón…
    Te quería más que su alma,
    te quería a ti,
    y tú, eres quien no se recuerda
    del fuego de su biografía
    más que esta ligera ceniza



    * Poema andalusí.

    De Seguro al borde,
    Traducción de Abeer Abd El Hafez


    *******************



    Mi voz me guiaba para alcanzarte



    El viaje de las palomas a tu ausencia,
    no bastaba para restaurar el espacio entre nosotros,
    es suficiente para tocar mi cuadro en tu lejanía,
    un ocaso alegre para contemplar,
    en el espacio del universo en tus ojos.
    ¿Cuál es el sentido de tu vida en la nada?
    que heredaba del rocío árboles,
    árboles que arrastran las venas de tu sueño
    en las manos de la arena?
    ¿Cuál es el sentido de recorrer la tierra
    sin establecer las fronteras del alma,
    nutriéndose de las neblinas del alba sonámbula
    sobre hojas de palmeras que cantan?

    Estoy caminando hacia tu ausencia,
    el recuerdo florece en los umbrales,
    me seduce grabando mi nombre y tu nombre,
    en el ala del viento,
    en el labio del espejismo,
    para recuperar preguntas del espacio,
    que asoman en el encanto del horizonte.

    Estoy caminando hacia tu ausencia,
    tu voz me guiaba para alcanzarte,
    huellas de la muwashaha de la angustia,
    que le cansaron.
    No me esperaba fuera de las palabras,
    para protegerme de mi pasión
    en corales que asoman donde estás,
    y no te diste cuenta
    de una cúpula anhelante,
    que abusa de abrazar a la ausencia.

    Tú y yo, una semejanza en un sentido
    y su antónimo lejano,
    apenas nos reúne una confusión,
    de renunciar al anhelo del eco.
    Intentaba escuchar tu voz,
    cuando salía de la capa de su orgullo,
    cuando se extendía de un ramo
    preguntando sobre la pradera
    de nuestro fin en la vía del cielo.
    ¿Eres tú quien se cayó por inadvertencia en mi órbita?
    Sin que yo cuidara el cambio del horario,
    entre el nacimiento de la súplica
    y la muerte de mis delicias.

    ¿Viviría yo contigo de nuevo mientras estés en el pasado?
    Narrando a la gacela algunos alegres recuerdos,
    sin huellas de tu presencia en mi sangre.

    ¿Qué es lo que queda de la plata del pasado lejano?
    Si prestamos sus pulsos,
    para pasear en el resto del cuento,
    sin pensar en la salvación del alma de su vanidad.

    ¿Qué quedaría de ti y de mí?
    De los tesoros de la primera pasión,
    si no encontramos y hallamos más que el espacio.




    De Seguro al borde,
    Traducción de Abeer Abd El Hafez




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/26/News/AlHazmi.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Jue 17 Ago 2023, 16:15


    Ahmed Al Mulla

    Ahmed Al Mulla nació en Arabia Saudita el 19 de diciembre de 1960. Es consejero de la Sociedad Saudita de Cultura y Arte; director del Festival de Cine Saudita (2008, 2015, 2016, 2017, 2019); director del Festival de Poesía en su país (2015, 2016, 2017); gerente ejecutivo y miembro de la junta directiva del Club Literario, en la provincia oriental de Dammam.

    Ha publicado diez libros de poesía, entre ellos: Una sombra devastadora, 1995; Luz y sesgada como olvido, 1997; Una flecha susurra mi nombre, 2005; Las chicas nos han escrito, 2013; Los ejercicios de la bestia, 2010; El aire es alto... bajo es el suelo, 2014; Marcas distintivas, 2015; Mis hermosos errores, 2016; Eyak An Yamuta Qablak, 2018.

    Obtuvo el Premio Gran Premio Poeta Mohammed Althbyti del Club Literario Taif, en 2015.




    ***************


    Una estatua enterrada



    Si hubiera sabido antes
    lo que cargaba
    me habría desembarazado de algunas de mis ilusiones
    y el camino habría sido menos fatigoso,
    Pero no lo sabía
    y día tras día empecé a darme cuenta de su peso,
    pensé que era mi nombre, del cual estaba al tanto hacía tiempo
    y cuyas variadas repeticiones me agobiaban
    debilitando mi brazo.

    Pero entonces advertí que era el Tiempo
    acompañándome como una piedra rodando desde
    la cima de mi vida
    Luego noté que era el Lugar
    y una metáfora llamada El Sepulcro
    y he aquí que estaba atada a mi pierna, mis gritos
    me halaban hacia el vacío.

    Entre la hierba ondulante
    manchada de conchas y corales
    y refugio de cangrejos asustados,
    los buzos hallarán mi estatua hundida
    alzando el asombro de sus ojos
    con un dedo
    apuntando hacia la confusión.



    ******************


    Sin brazos



    Al suave sonido de una sirena de ambulancia
    atravesaste mi vida
    cortándola en dos
    mitades desiguales,
    en la palma de mi mano derecha está tu aroma
    y mi izquierda la piedra de tu ausencia,
    cuando la puerta se cierra lentamente
    soy incapaz de detenerla
    sin mis brazos.

    Atravieso tu vida,
    un tren huracanado
    cortando el camino
    en dos,
    la curva hacia la que giramos juntos
    y el camino que no tomaste,
    y lamentaste.
    Nos encontramos en el espacio engarrotado
    entre dos estaciones de radio,
    desconocidas sino para el chofer desenfrenado,
    esa olvidada distancia en los espejos laterales
    donde se ocultan los autos sombríos
    para de pronto aparecer,
    determinados a superar la caótica vida del conductor
    esa pieza extraviada al tiempo,
    oculta,
    apremiada,
    pero con un exceso de cálculo.



    *******************



    Intento



    Desperté con una mano adormecida
    cegada por la familiaridad con el dolor,
    me interpuse en su camino
    dudoso:
    Hoy seré escultor,
    este contempla la piedra de la vida,
    pone la mejilla contra su mejilla fría
    tratando de escuchar
    un ahogado resonar de muerte.

    El martillo golpea
    como el grito de un salvador
    llama al rescate,
    destroza
    parte
    y excava
    hasta caer sobre su rostro,
    donde no hay más que polvo.
    Un escultor
    en una vida de tristeza dura como roca,
    ara la piedra
    en un intento
    de rescatar
    la risa de la estatua.





    *****************


    Tómate tu tiempo



    Tómate algo de tiempo
    y no te detengas,
    deja que tu sombra se te adelante en tiempos pavorosos
    y síguete a ti mismo camino a la nostalgia.

    Tómate tu tiempo...no te derrumbes
    tómate tu tiempo...desata la crin de tu caballo
    tómate tu tiempo...deja que el barco te lleve ebriamente
    y no saltes a ninguna costa de sobriedad.

    Esconde las palabras apretujadas
    haz chirriar los dientes al componerlas,
    Tómate algo de tiempo
    tu rabia es un tesoro así que no la gastes en lo indigno.
    Si no fuera por la rabia no habrías andado descalzo
    no habrías llegado hasta aquí,
    la rabia te hizo maduro
    y te moldeó
    así que tómate tu tiempo.




    **************


    Día de resaca



    Otro error del universo
    que pase un año y el próximo lo siga
    de inmediato,
    debería haber una pequeña pausa entre ellos
    un trozo oscuro de total neutralidad
    como el punto al final de una oración,
    una sala de espera,
    o unas vacaciones obligatorias
    para la resaca.




    ******************


    Señor de los depredadores



    Ese aguijón de miradas
    se hincha en mi cuello
    y ya no me doy vuelta
    para buscarlo.

    Con su pelaje gris
    su aroma penetrante
    su saliva rabiosa
    se sienta con las patas en alto
    y su lengua colgando en mis sueños,

    Se frota su cuerpo con mis días
    persiguiéndome por doquiera que voy
    su gruñido y sus comillas aprovechan cualquier lapso
    para morder mi puerta.

    Hizo entrar a sus jóvenes sin yo darme cuenta
    y los crió bajo mi ventana
    por las noches trotan detrás de mi
    y se pierden de vista entre columnas
    y sobre las colinas.

    Mi remordimiento, señor mío de los depredadores
    no sabía que ese pequeño pecado
    abandonado tras de mí
    alimentaría a todos estos lobos.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/29/AhmedAlMulla/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 28 Ago 2023, 14:24


    Raed Al-Jishi



    Raed Al-Jishi nació en Qateef, Arabia Saudita el 7 de octubre de 1976. Es poeta, novelista, traductor, editor, y activista por los derechos humanos y en la defensa de las mujeres. También ha sido profesor de Química. obtuvo una beca honoraria en escritura de la universidad de Iowa-Estados Unidos. Ha ganado varios premios internacionales.

    Autor de más de 20 libros publicados, entre ellos Génesis de la memoria apasionada-El impacto de la Primavera Árabe, 2013, en el que pretende dar una nueva definición de la patria, librarla de la dominación patriarcal, invita a glorificar la memoria de los mártires pacifistas, e insiste en el amor a la patria y su salvaguarda, impugnando su defensa mediante el enfrentamiento y la violencia. También habla contra las tendencias sectarias y el racismo, prevalecientes en la sociedad bajo el disfraz de creencias fanáticas.




    **************

    Idolatrar


    Pienso
    en mi dolor,
    nadie lo comparte conmigo.

    Y en mi alegría,
    no la participo con los transeúntes,
    y huye a cada instante de mis dedos.

    Idolatro mi dolor
    sin razón alguna, sólo porque
    me pertenece.

    No puedo sonreír bien
    y el viento me anima a saltar
    adonde no puedo ver.

    El mosquito
    sabe cómo saltar,
    cómo burlarse del viento
    cuando brinca hacia atrás en el aire
    y esconde luego una sonrisa bajo sus alas.
    Y como tú, prefiero la refracción
    a ser como un mosquito
    o algo sobre su dorso.


    ******************


    Lujuria


    Guardo lujuria en las llamas de mi corazón,
    pero su fragancia desprende los secretos
    del pulso de la nebulosa.

    La fragancia es el lenguaje
    de los sentidos robados en la cueva.
    Ella no muestra su autofestejo
    ni siquiera a su dueño – el anfitrión.
    Ella le dice que se anime
    o que sea más humilde o rabioso.
    Y la rabia
    lo engaña con su propio heroísmo
    y superioridad cuando él la siente.

    La humedad perfecta de la nariz de un gato
    no es apropiada para la repetición
    de tus mejillas secas.

    El olor es su lenguaje silencioso
    y nuestra lujuria luminosa,
    y somos dependientes,
    nada más que dependientes,
    del éter.



    *****************



    Sed


    Tengo una sed permanente
    y la añoranza de un río
    que conoce muy bien las trenzas
    de su delta.
    No tiene conocimiento de Adán
    y nada entiende
    de la Biblia de la humedad
    excepto el verso del séptimo cisne.

    Encontró a su señor en esto
    y advirtió que ella en sí era el elemento deseado por el señor.

    El verso es una virtud acuosa.
    Su dulzura significa que
    una elegante criatura de sal
    baila devotamente entre las olas.

    El Señor no me dijo
    que rodeara con mi mano la cintura de ella,
    pero él espiaba por
    los agujeros de la luna.
    Creo que a él también le encantó
    porque estaba obsesionado por
    la meningitis de los besos.

    El beso es un surco en los labios,
    el aliento primaveral de ella,
    su casual existencia árabe.

    y sangrando está una señorita
    que habla francés fluidamente,
    mejor que cualquier auténtico francófono
    o cualquier europeo, estrangulado
    con las entrañas de un sacerdote
    sobre un collar puro,
    su arabismo aún sin secar.


    **************


    La cumbre


    ¿Por qué piensas en otra cumbre
    cuando alcanzas la cima de tu propia montaña,
    y por qué te infectas de vanidad
    y ensayas reir
    mientras nadie escucha
    el vuelo del Éxtasis?

    Idolatrar es una criatura social ingenua;
    en la soledad, reir se vuelve nada, sólo un zumbido.

    Tu pie aún roza la tierra

    y la cumbre no es un final ideal
    para una variedad superior.

    La cumbre es el punto de partida en la carrera.

    Sólo necesitas sonreír y sentir
    la vitalidad.

    Saltarás y apostarás a volar
    con todo el peso de tus letras.

    ¿Y si caes? Tu alma
    no tocará el desierto.

    Y tu cuerpo alcanzará su máxima condición mientras cae,
    aplastado por la humildad de tus huesos contra la naturaleza.

    El aire te siente;
    la llovizna desea escribir la Ilíada de tu sangre

    y se siente orgullosa cuando la lee
    y se pregunta: ¿soy yo realmente
    quien escribió la elegía de sangrar?

    Leer es reescribir tras la liberación
    de la obsesión de las membranas,

    un encuadre puro para el último salto.
    un marco, sólo un fragmento de la intimidad de la creación.




    *******************


    Feminización


    No necesito el pronombre femenino
    para redefinir la virilidad.

    El sol es inmanente y sólido, lo suficiente
    para evadir la tentación de la sombra.

    Necesitar ser definido,
    es como el acto de burlarse de otros.
    Es la igualdad real.

    La igualdad es un comportamiento, no una descripción:
    un comportamiento que no es apropiado
    al conocimiento, ni a la vanidad
    que luce certeza,
    que está por encima de todo
    porque no podemos definirla
    como a una colega de la estupidez.



    **********************



    Noticias


    Te traigo buenas noticias
    de la dulzura de la muerte,
    y entierro mi risa como un cuervo de alma profunda.

    La muerte absorbe
    la carga activada
    que obstruye un deseo.

    Las implicaciones del sueño
    no son efectivas sin
    fertilidad.

    La muerte es una fertilidad activa,
    es la motivación temporal,
    una oportunidad irrepetible.
    Sólo la muerte
    no acaba con la muerte
    y empieza con la vida.

    Te traigo noticias de una muerte loable,
    y de una loable ambición,

    y una resignación que mata
    la ambición limitada
    por la abiosis de la obsesión de perseguir
    una resignación que hace su gloria
    lentamente como un escultor
    sobre las escrituras líquidas de la eternidad.
    ...



    *************************



    Demasiado joven para estar borracho


    Dibujo una "X" sobre mi mano
    para decir: no beberé
    del licor del sueño;
    no participaré en la distracción de las drogas;
    ni sorbo té frío con limón.
    Como un civil

    Disfruto música de graznidos
    condensada en chasquidos de vidrio.
    Solía llamarlos las alas del diablo.

    No confío en una balanza recortada
    restringiendo como una tumba
    escondida por un cuervo cinematográfico,
    su pico de vidrio,
    su lengua, un cadáver frío.
    Quizá si tomo prestada más oscuridad;
    quizá si rompo la fuente de luz en los espejos de la Tierra,

    quizá si azoto su espalda con el sol
    tan duro como una estrella, eso podría poner en práctica
    su libertad de prensa,
    puedo verlo a él en un rostro
    que no engañará mi sed.

    ¿Cuántos perros aullantes deben morir?
    ¿Y a cuántos payasos debo prestar atención
    cuando cruzo el pastizal sin sentido?

    Los payasos son los más sabios y crueles,
    se ríen de los reflejos de nuestros rostros
    y de nuestros tímidos gritos de alegría infantil.
    Se dicen a sí mismos:
    ¡Qué mezquino eres!
    Mezquinos y dóciles como perros de circo...





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/31/RaedAl-Jishi/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 28 Ago 2023, 14:30


    Qassim Haddad

    Qassim Haddad nació en 1948 en Bahrain. Libros publicados: Good Omen (Beirut , 1970); Exodus of Hussain's Head from the Traitorous Cities (Beirut , 1972); The Second Blood (Beirut, 1975); The Heart of Love (Bahrain, 1980); Resurrection (Beirut, 1982); Relating (Beirut, 1982); Splinters (Beirut, 1983); Walking Guarded with Ibexes (Bahrain, 1986); ALNNAHRAWAN; Solitude of the Queens; and Qassim's Grave (Bahrain, 1997). También escribió algunos libros de prosa, tales como: The Breasts (with Amin Salih); Critique of hope (Beirut); The Story of Majnoon Layla; Not by this Way nor by the other (Kuwait, 1997); Theatre in Bahrain, Experience and Horizon (Bahrain, 1980). Es miembro fundador de Bahrain Writers Asociation, establecido en 1969 y de Awal Theatre en Bahrain. Pertenece al Comité Editorial del periódico literario Kalemat, editado por la Asociación de Escritores de Bahrain y es miembro honorario de la Asociación de Escritores Jordanos. Escribe ensayos y estudios críticos en periódicos y otras publicaciones árabes. Muchos de sus poemas han sido traducidos al inglés, francés y alemán. Ha participado en diversos simposios tanto árabes e internacionales, conferencias y foros acerca de la escritura y de la poesía.




    ***********************


    Como el blanco


    Del azul salen innumerables gorriones
    transportando en sus picos pañuelos hilarantes
    Del lila brotan lunas
    que bostezan de insomnio
    lavando sus mejillas con agua del despertar
    y se entregan al trabajo
    Desde el lapislázuli se precipitan los sueños
    de pueblos activos
    que ensillan los caballos del sobresalto
    e inician el cumplimiento de la obra
    Desde el rosa se pavonea el deseo
    doblando las banderas de la vergüenza
    Extendiendo las oriflamas del rojo
    Imponiendo la regla
    Y yo
    de la alegría de tus ojos
    nazco
    como la leyenda

    Doy vuelta
    y no hallo más que arenas palpitantes
    como un bosque de ramas entre la tempestad
    Y cuando me asaltan tus llantos
    me arrastra la creciente
    ni los bajeles ni las costas
    me contienen
    me desvanezco por ti
    como el blanco desvanece por los colores






    *****************

    Lo más alto


    En el lecho más alto que las nubes
    no sentíamos sueño
    El sueño es de baja estatura
    y nosotros en lo más alto de las alturas
    en el lecho más alto
    semillero de la lluvia
    donde no hay sueño
    Hacíamos niños a nuestro antojo
    Los dibujábamos, peinábamos,
    vestíamos, desvestíamos
    encima de este lecho más alto que todo
    Nosotros les enseñábamos a caminar
    y ellos se tambaleaban como borrachos
    de un vino más suave que la lluvia
    En el lecho más alto
    donde el sueño de baja estatura
    no nos alcanzaba
    éramos creados y creábamos
    y contemplábamos la lluvia
    desde allí.





    ***************

    Lamento del caramillo


    Él introdujo su extremidad en el lago
    como quien remoja una pluma en un pozo de palabras...
    No era Él del caramillo,
    ni tiene el amor qué otorgar cosa:
    Entre las bestias el lobo no tiene una valoración acerca de la soledad
    de la nieve.
    Él va hacia el pasado...
    preso de una queja apagada-
    entre él y el hogar están la Noche y su Forma,
    el Ensueño y su más reciente sueño.
    Él clama por atacar el mapa del Hombre, anunciando su viaje, haciendo pactos con el lugar;
    Espíritu encadenado...
    por su tardanza, su cuerpo mengua,
    miembro a miembro.
    Él cuenta vehículos nocturnos,
    abre la amistad del Sueño con la Piedra: Nieve más densa que la largueza de natura,
    mensajes de la montaña en el muelle de la Noche,
    piedra liviana,
    inclinándose como libros sobre un estante.
    ¿Por qué pospones tu partida, si
    ya no te encuentras aquí?
    Nadie recorre tu extensión sino el Ausente, el
    Consorte de las Caravanas.
    ¿Por qué construyes ciudadelas, y las habitas, por temor a los forasteros, y que te
    suceda lo que a tu enemigo?
    ¿Por qué el tiempo no es suficiente para ti,
    por qué no existe espacio suficiente?
    ¿Dónde te invadió toda esa desolación,
    si eres un edén de hojas?
    Deja tu extremidad entre el lago,
    extiende una pluma de vuelo que lejos te lleve:
    Abiertos horizontes para ti;
    las citas prometidas se posponen
    deja al discurso con sus propios ardides - Escribe
    natura lee tu nieve solamente.
    Él vino anegado en llanto,
    ni hombro ni caudal para él,
    contando sus camisas exhaustas por excesos del camino,
    tendiéndole trampas al sueño en la noche no sea que la mano de la distancia se
    extienda hasta él. Cuándo podrá dormir a pierna suelta
    con las emociones heridas ya en sosiego, corriendo como un huérfano, olvidado por
    las madres despojadas, descuidado por las nodrizas?
    Él viene como quien no irá,
    arreglando las piedras del cuarto, preparándose como un escuadrón
    para el ataque
    El deletrea «pasaje» como en el abatimiento del exilio,
    un lobo cuyo nombre no tiene letras,
    cuyo cubil está en la zona interior de su escritura,
    extraviado de la manada;
    uno profundamente alienado,
    anunciando audaz su valentía.
    Él irá porque vino de ninguna parte,
    él irá a fin de confirmar que, «mapa»
    tiene un nombre distinto a casa
    y al lamento del caramillo-
    Amor, quítale el cuerpo, déjale el alma,
    no hagas de su viaje una emigración,
    pule el vidrio de su lámpara con tu compasión
    para el que sueño le sobrevenga,
    y duerma por una noche antes de la muerte
    y después.
    Amor, éste es tu consorte;
    tómalo:
    perezoso mensajero entre el lago y el mar.






    *******************



    El mar tiene sus transformaciones... abrid camino


    Quien ha visto un mar angosto como este
    angosto angosto
    como pupila de ojo
    Quiero decir quién ve
    y ha visto
    se estremece el más menudo mar
    que he visto
    apenas puede contener
    la tos de una gaviota extraña
    y los peces pequeños
    no encuentran espacio para darse la vuelta
    Dadle la vuelta a las palabras
    pues sólo la lengua
    arranca las imágenes y las reparte
    No soy yo, sólo la lengua
    Penetra el mar en los vestíbulos
    más pequeño que el gorgoteo de caracoles
    estrangulados
    tanto que no da para una gorra
    para la isla solitaria en el frío
    y permanece la solitaria isla
    con la cabeza descubierta y permanece solitaria
    mientras el viento le envía noticias
    y la tempestad desprovista de abrigos no llega
    Angosto
    No tenemos lo suficiente para fabricar con él
    una camisa para niño
    más pequeña que el pañuelo de la despedida
    Un mar pequeño y angosto como éste
    ¿qué hacer con él?
    Un mar con uñas y más feroz que aves traicionadas
    Quien conoce el mar pequeño y angosto
    tiene el derecho de extender las velas del llanto
    pues la isla es mayor que la mar
    que el mar
    mucho mayor
    con más extensión y nobleza
    abierta al cielo y a la fama
    y a secretos ajenos al pregón
    El mar es más angosto que los libros y las celdas
    y que los encuentros del preso con su esposa
    ¿acaso es el mar una rada?
    ¿es una estaca para la jaima de la tribu?
    ¿es la lágrima de la tierra por el desierto cercada?
    Adónde van las naves
    cómo zarpar
    y los viajeros y las cartas
    las velas y los antiguos peces
    ¿un mar?
    Si ni siquiera da para lavar
    la primera letra de la palabra
    ni logra despertar la montaña
    ni en él gozan los funerales
    de una situación privilegiada
    Sus noticias son suyas
    sus noticias son suyas y sólo suyas
    qué tacaño mar es éste
    que no socorre al ahogado
    que no oye ni ve la lengua
    ni entiende las lenguas
    Dadle la vuelta a las palabras
    haced que el mar rechace
    haced que se levante
    otorgadle espacio y muchísimas costas




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/59_60/haddad.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 29 Ago 2023, 21:14

    Layla Al-Sayed

    Layla Al-Sayed (Bahrein, 1967). Poeta, filóloga, y crítica. Miembro de la asociación de los escritores de Bahrein y el Círculo Nacional de Cine. Su obra se ha publicado en varias antologías dentro y fuera del país. Su poesía traducida al alemán, ingles y castellano. Es una conocida estudiosa de la poesía y tradiciones populares en la zona. Publicó su primer poemario bajo el titulo: Pasamos por allí, 2002. Tiene dos poemarios inéditos y un ensayo sobre la novela árabe femenina en el exilio.




    **********************


    El sueño



    Ayer,
    Dividí mi sueño
    -Mientras andaba su camino- cortaba lo que no debería quedarse de él.
    Mientras andaba,
    Dejé mis fuertes carcajadas detrás de mí
    Y crucé hasta la otra orilla
    Después de quitarme la sonrisa,
    Ya andaba sin el poema
    Sin el amor,
    Entonces vi mi cuerpo aún lleno de deseo,
    No dudé en tirarlo en el umbral
    Y entrar sin él.
    Y soñé:
    Que las víctimas vendrían por la tarde
    Y contarían los pecados en mi contra.




    *******************

    Violetas menospreciadas



    Del esqueleto de un pájaro
    Emergen violetas,
    Entonadas por sus propios rayos,
    Serenamente bosquejan
    El color de su tristeza,
    Bajeles por partir
    Pintan las violetas del sol,
    Ellas la envuelven en una vela
    Para las mariposas violetas.
    ¿Acaso no hubo un éxtasis por las violetas
    En mi propio génesis?
    Ellas me hacen rondas,
    Y tiran las trenzas de mi cabello
    Un pañuelo para la sien
    Ciñendo la fantasía de un poeta
    Y una diosa.
    He extrañado el pájaro de las violetas,
    Como si aspirara su esencia en cada valle,
    Por ello puedo verme a mí misma confundida,
    Perseguida por la seducción
    Y violetas encendidas
    Desde la melodiosa luna mía,
    Estaré en adelante viviendo afuera,
    Para que las violetas,
    Resuenen en la plegaria por mi cadáver.




    ***********************


    Esquinas de una peregrinación

    (1)
    Dame el espacio    
    Donde seguir viviendo
    El placer de la infancia    
    Y el abrazo de la peregrinación    

    (2)
    Esparce la palma del tiempo  
    Y espérame  

    (3)
    Libérame    
    Al viento    
    Requiero las mañanas      
    Del lenguaje
    Y los rumores de la cafetería            

    (4)
    Yendo al extremo
    En tiempo
    Y amor  

    (5)
    Mis barcos se agitan          
    Mi sol se derrite  
    Entre un escupitajo de miel

    (6)
    El beso del tiempo
    Me deja estupefacta
    La luna está atrás de mí
    Su respirar
    Aquieta el recuerdo de mí
    ¿Cómo he venido?
    ¿Para qué  he venido?

    (7)
    Para ti diseño yo      
    Media nube      
    Y media gaviota  
    Bucea entre una gota de lluvia  
    Dibuja un ala            
    Afuera de mis costillas
    Me vuelvo una nube
    Me convierto en una gota de lluvia
    Las esquinas de una peregrinación  

    ( 8 )
    Mis atuendos están en llamas
    En Amman

    (9)
    Vengo
    Entre la intimidad de Amman
    Ella me distancia de la fragancia del mar
    Y el balanceo de la piedra  

    (10)

    El Monte de Louibda
    Me construye    
    Entre el discurso de paseantes  
    Y pilares
    El cuerpo de la sonrisa mía        
    Contra los muros de la suya
    Él la cincela entre
    Domicilios
    Árboles
    Una mujer
    Grabando
    El pulso de su ira        
    Y el néctar de sus días.

    **********************



    Un saber después del sabor a chocolate


    Cuando tú no me percibes,      
    Me encamino con recogimiento hacia tu templo    
    Tu propio afecto me ruboriza      
    Y también siento una ligera ebriedad con tu brillo personal

    Cuando tú no me percibes,        
    Observo algunos suaves y tiernos labios que
    Han comprado cerezas  
    Y hacen presentes a ambos extremos          
    Comienzo y fin      
    De mis propios labios

    Cuando tú no me percibes,        
    Especulo sobre los árboles del silencio mío              
    En el jardín  
    Y las flores de los goces  

    Cuando tú no me percibes,      
    Veo espacio para ser estatuas por el sueño de      
    Un corazón diminuto

    Cuando tú no me percibes,
    Abro las jaulas del yo mío                    
    Por todas las multitudes famélicas  
    Por tomar partida
    Por eso siento el estremecimiento de la renuncia

    Cuando  tú no me percibes,            
    Los pies de aquellos que han cruzado están todavía
    Extraviados en la arena

    Cuando tú no me percibes,      
    Me aferro a la cuerda de      
    La maternidad mía        
    Por tanto veo el mundo  
    Que se desintegra en el pasillo de ella

    Cuando tú no me percibes,        
    Lo gastado – bosques afuera salen a flote
    Y columbro en el horizonte      
    El Arca de Noé llegando    

    Cuando tú no me percibes,        
    Me lanzo yo misma entre mis diminutas cosas
    Bajo la llovizna de besos      
    Abrazando el sol de los recuerdos míos            

    Cuando tú no me percibes,        
    Voy estática sobre la acritud de las lágrimas    
    Sobre el éxtasis de un pájaro
    Saboreado después del chocolate
    Atemorizado por convicción

    Cuando tú no me percibes,              
    He de esperar por ti delante de  
    Mi espejo, preparándome

    Yo misma para tu brillo.




                Traducción de Rafael Patiño



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/71_72/al_sayed.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 29 Ago 2023, 21:21


    Ali Al Jallawi

    Ali Al Jallawi nació en Manama, Bahrein, en 1975. Es poeta, ensayista y periodista. A los 14 años empezó a escribir poesía, motivado por un pensamiento crítico hacia las condiciones de vida en su país, lo que lo condujo a la prisión en un par de ocasiones, a los 17 y a los 20 años. También fue torturado. Actualmente vive en el destierro en Alemania.

    Obra poética: La Sabiduría de Allah; Cada Vez que el Corazón Lucha; Él Comete errores; Nosotros Sabemos; Aquello que no se dice en el poema; Los Profetas Comprenden.

    Dirige un centro de investigación dedicado a escribir sobre las minorías de Bahrein y las comunidades marginales de su país. Ha participado en festivales poéticos en Gran Bretaña, Siria, Kuwait, Jordania, Yemen, Sudán, Bahrein y Nicaragua.

    Afirma Alli Al Jalawi: “No es que necesariamente quiera escribir sobre los temas que son tabú en mi país, como religión, sexo y política, pero hay una necesidad de hacerlo. En los países donde el régimen oprime al pueblo y la sociedad y la religión oprimen a los individuos, hay círculos de opresión. Soy un reflejo de mi realidad y mi medio ambiente. Por tanto encuentras en mis textos una rebelión contra el poder del tabú en la sexualidad y el poder del mito en la religión, y el poder de lo prohibido en la política".




    ***************



    Como el café de tu madre Nardjes


    Crecí rápido como una canción que no fue cantada.
    Como una flauta vieja que pone sus dedos sobre los huecos de la palabra;
    arrastra hacia su pecho el viento,
    abre hoyuelos,
    y los anuda con un hilo sensitivo.
    Como una flauta vieja que
    añade música a la copa de vino
    y reúne a sus nietos a su alrededor…
    Tal una flauta
    acantilará la nieve del sosiego de su puerta
    y luego olvida:
    se calentará tu cabeza dondequiera que dirijas tu corazón.
    Crecí rápido,
    le digo a mi madre y sonríe:
    “hijo, eso es la blancura de los candiles en el corazón
    como tu abuelo (Jaafar),
    y esas lágrimas rápidas como la despedida
    son de tu madre (Nardjes),

    pero tu tristeza se concentró como su café
    ya que para mí eres como su café, concentrado pero con azúcar”.
    Le contesto:
    “ya me lo bebo sin azúcar”.
    Y me dice: “resígnate con el que tienes”.
    ¡Oh crecí!
    Ahora visito al médico,
    ordeno mi biblioteca y los horarios de mi corazón por la mañana.
    Aprendí algo de baile
    pero sin querer.
    Rompí todos los dedos de mi corazón
    y me sanó con timidez el silencio.
    Crecí en todas las paradas
    como un viejo tren
    que regresará a casa cuando muera.
    Crecí
    como una canción que no fue cantada.
    Como una flauta vieja que pone sus dedos sobre los huecos de la palabra,
    intenta
    cazar dos memorias de un tiro.


    Traducción de Mohamed Benyounes




    ****************


    Génesis


    Cada vez que aniquilan un poeta
    Dios crea una luz.
    Cada una según su propia creencia
    Se sumerge en el canto
    Y abandona su cadáver
    Como fermento del poema
    O cosecha de estilo.



    Traducción: Erika Cazorla Ortega y Luis Luna


    ***************


    El niño de Bahrein


    Mi corazón...
    Como una paloma
    Habita en tus palmas
    Bebe de la vasija de tu pecho y los labios.
    Abraza tus senos en sus dedos
    Cual rosa cálida
    Vuelve como niño
    Y dice a su juguete: Te castigará Dios
    Vuelve loco

    Y sigue en pie.
    Como dos pájaros
    Se pelean por un grano de trigo
    Caído de sus manos.
    Como dos granadas
    Nazcan de su ropa
    Teme el escándalo de su luz
    Dijo:
    No tengo aquí – señalando a su bolsillo – más que mi lengua.
    Corre y se huye la senda de sus pies
    El mar desmorona en sus manos
    Sus piernas se enclavan en una estrella
    El clavel llora su fracaso.
    Se levanta y contempla
    Se rompen las carcajadas
    Y atreve a probar el azúcar de Dios.
    El niño aquel
    Roba las semillas de su cabello
    Y lo esconde en sus letras.
    El otero abandona el bosque
    Sin que cierra el grifo del río en la pared
    Y se ahoga en el desesperado color.
    A nadie dijo:
    Las rosas mueren de sed
    Y los caminos llevan sus pasos hacia el infinito.
    O como..
    Cuando el sueño se inclina ante el adarve
    Juega contando sin parar
    Los pasos, los caminos y los árboles de su vecina.
    Como dos higueras
    .. Y como las palomas
    Donde anidan sobre la cuerda de sus pensamientos
    Huye Dios de su pecho
    Sus piernas duermen en el lecho de su astro
    Y despierta la ciudad.


    Traducción: Andulhadi Sadoun


    *******************


    UNA DUDA HECHA UN MAR



    Abre la ventana del café
    y llega el ponto; pone su mano sobre el hombro del enrejado,
    fuma las colillas que apagan los viandantes
    y se sienta sonriente.
    Y yo…
    Abro una ventana en mi tristeza y camino.
    De noche, el portero cierra los ojos de las puertas
    y devuelve el hijo del mar a sus hermanos;
    arrastró una nube pasajera y los arrebujó.
    El mar más chico agarró el vestido de su hermano;
    el vigilante dio la vuelta,
    el más chico dice: “la luz está por allí”.
    Señaló una luna en el agua -ojo de Dios-,
    el vigilante terminó indeciso su turno
    y podó su estupor.
    Durmió el mar y sus hermanos
    y en el vigilante se despertaron los instintos de la duda.

    Traducción de Mohamed Benyounes


    ******************

    CONSTRUCCIÓN TARDÍA



    El molde está ya roto.
    Reposas sobre un delantal sucio
    Con las manos cubiertas de barro.
    Das la vuelta a las vasijas de tu creación.
    Pero ¿quién ha de limpiar el sudor sagrado
    Del rostro de Dios?
    Gotea y ablanda la arcilla

    Gotea y la ablanda
    Moldea y le da forma:
    Deviene la mujer.
    Y dijo Dios:
    “Dadme todas las alabanzas”


    Traducción: Erika Cazorla Ortega y Luis Luna





    *****************


    YO…



    Dijeron:
    Hemos oído a un joven de Dilmun
    Que regala sus sueños.
    Cuando surge del breve límite
    De la poesía
    Se sumerge en el reino de la contradicción.
    Es joven.
    Cada vez que siente la necesidad de dar a luz
    Se desliza bajo el manto de Dios
    Ardiente de oraciones.


    Traducción: Erika Cazorla Ortega y Luis Luna




    *****************

    TÚ…



    Entra
    en el secreto camino del poema
    o en su paz.
    Todo lo que no es dicho
    Es poesía.



    Traducción: Erika Cazorla Ortega y Luis Luna




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/30/AliAlJallawi/


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 05 Sep 2023, 08:58

    Meisún Saker Al-Kasimi


    Meisún Saker Al-Kasimi Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, 1958. Estudió Ciencias Políticas y Economía en la Universidad de El Cairo, Egipto. De 1989 hasta 1995 fue directora del Departamento de Cultura del Ministerio de Información y Cultura de su país. También se desempeña como pintora e hizo exposiciones personales en Túnez, Bahrein, Egipto, Francia y en los Emiratos Árabes Unidos, además participó de exposiciones colectivas en EE.UU., Siria, Jordania y su país. Reside en El Cairo, Egipto, y su ciudad natal Abu Dhabi. Publicó diez poemarios, entre ellos, La casa, 1988; Un cuento como, 1990; Otro lugar, 1992; El arte del dolor, 1994; Antología personal, 2001. Sus poemas fueron traducidos a varios idiomas.




    *********************


    Mi amado no está conmigo



    No tengo límites
    Y esta pierna que se dirige hacia el cáncer
    Y este pecho que ruge en la noche
    Buscando un botín que insomne me deja
    Esta mano que mientras la afilo me sorprende
    Y mi amado no está conmigo para darme sosiego
    Conmigo no están esos cadáveres que en mí duermen.







    La tremenda ausencia



    La manzana del pecho sobre la palma
    Los pedazos de la soledad dispersos sobre las colmillas del lecho
    Así se despierta la sed
    Bajo la mirada de la voluptuosidad
    Así se ciega una fosa
    Cayendo en el agotamiento
    Y los clavos como las flautas
    Alivian la tremenda ausencia
    Y el cuerpo es relámpago de su soledad.



    La voz y los besos


    Los teléfonos públicos,
    Tu mano que cierra la puerta,
    El parecido entre la voz y los besos,
    El primer momento de nuestro encuentro
    Y todas estas ramas de un árbol único
    Que en el bosque se multiplica.





    Cada vez


    Eres él que me rechaza,
    Que rechaza una simpatía que busca a un hombre
    Y para las piernas que en el viento tanto corrieron
    Y se derrotaron.
    Tú eres la única llama debajo de mi árbol
    Y sobre el lomo del caballo del tiempo huyes,
    Entonces ni el tren tarda
    Ni los ángeles aparecen.





    Elegante vestido de la mentira




    Cada vez que te pones este vestido
    Te lo quito,
    Porque quiero descubrir el desierto desnudo.





    Triángulo sin ángulo


    Cada vez que mi cuerpo pasa delante esta cortina
    Vuela,
    Cada vez que la recoge en un sitio
    Y cada vez que sus miembros se descuelgan de la ventana
    Su hilo toca a un miembro
    Alegrándose de él,
    Y cuando se alegra
    Lo desea y se suicida
    Por esta misma ventana.





    Desde el encuentro


    La seda de sus palabras,
    El imprudente caballo
    Haciéndome cabalgar
    Y mi voz enriqueciendo el agotamiento
    Se extiende hacia las cavernas
    Y se quiebra,
    Su imagen es la configuración del perjuicio.

    El arte del dolor Prometeo # 79




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/71_72/al_kasimi.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 05 Sep 2023, 09:02


    Adel Khozam



    Adel Khozam nació en 1963. Es un poeta, compositor y periodista muy respetado y admirado de Dubái, Emiratos Árabes Unidos. Está muy involucrado en la escena de la poesía árabe e internacional, ya que sus poemas fueron traducidos a varios idiomas. Ha publicado 15 libros compuestos por colecciones de poesía, novela, filosofía y espiritualidad. Su novela titulada La vida a través del tercer ojo, ganó el Sello de Oro para Libros Destacados en Literatura y también fue nominada al Premio Eric Hoffer para publicaciones independientes en E.U. en 2015. Su libro de poesía Primavera desnuda ganó el Premio Internacional de Poesía Tulliola en Italia, 2020. En 2021 fue galardonado con el Escudo de Plata por la Unión Hispana Mundial de Escritores por su destacada labor a favor de la educación, la cultura, el arte, la poesía, la literatura y la paz con justicia social en los cinco continentes.




    ******************


    Vibración



    El jardín es un lugar para la meditación
    Pero eso no es cierto
    Conozco a un poeta que medita profundamente entre las ruinas
    Allí, interpreta la idea de la devastación y la travesía de la esperanza
    Conozco a una enfermera adicta a acuclillarse
    De noche, en la sala de operaciones, para invocar a los muertos y pedirles perdón.
    Un médico que encuentra tranquilidad en un psiquiátrico,
    Una esposa cuya alegría no es completa hasta que la ropa esté lavada,
    Y ministros que celebran sus sesiones en un estanque de cocodrilos.
    Y todo eso tampoco es cierto
    Porque los humanos somos sólo vibraciones, sólo números.







    Recuerdo



    Y cierto día
    Astrólogos quemaron sus conjuros y lucieron trajes de negocios
    Una mujer le cortó la oreja a su bebé y se la pegó a la radio
    Luego pasó una nube gris, y los temerosos creyeron que era el aliento del diablo
    Y los caballos de la policía nocturna relincharon, y quizá rebuznaron
    Pero al salir de mi casa por la mañana
    Los árboles me saludaron, agitando sus delgadas ramitas
    Ancianas desde balcones me cubrieron con flores plásticas
    Y los niños corrieron a pisar mi larga sombra
    Y cierto día
    Cuando me eligieron como símbolo de quien entra solitario al amor
    Y de quien se para sobre la colina y se vuelve estatua y testigo del tiempo,
    Del desvanecimiento de su forma,
    Sólo él resiste su desaparición de la memoria humana.






    Hormigas



    Desde mi oficina en el piso 50
    No veo a la gente como gente, sino como muchas hormigas
    Y a los automóviles como confites amarillos y rojos
    Y los aviones son águilas en una canción feliz
    Es como si estuviera a la misma altura de un ángel
    Veo barrios lujosos como tableros de ajedrez
    Y veo montañas de basura y humo, y creo que son los barrios de los pobres
    Pero en la tarde, cuando desciendo a la Tierra
    Emerjo de mi traje angelical
    Y vuelvo a ser
    Un miembro humano del ejército de hormigas de la ciudad.






    Lámina



    Dice el pintor,
    “La primera pincelada sobre el lienzo es la herida;
    Las siguientes, tratan de sanarla”.
    Y yo… traté de imitarlo una vez, y funcionó.
    Corté el cielo de un plumazo
    Entonces los colores de estrellas distantes cayeron sobre mi cabeza
    Y la noche ya no es amarga como el café de su adicto
    Y el día ya no es misterioso sobre los rostros de la gente,
    Me volví el lienzo de la creación.
    Mis brazos son el este y el oeste, y mis piernas son sus puentes
    Pero el pintor enrojeció mi frente
    Como diciéndome: “Serás un esclavo de la libertad
    Aunque te diéramos el siempre como hogar
    Y te eleváramos hasta el séptimo cielo”.







    Mujer





    Una de las maravillas del tiempo
    Es que una mujer es, durante el día, un perfume y un aroma en los trenes
    Y por la noche, un rayo que brilla en un cielo dormido.
    Y como forma, es una llave de oro en la mano de Dios
    Y como significado, la celebración de los ángeles del nacimiento del mundo.
    También es una maravilla del tiempo
    Que la guerra se desencadene por una mujer, y nazca la muerte
    Y que un niño salga de su vientre con fuego en la mano
    Entonces muchos niños lo siguen hasta el río
    Y allí
    Uno de ellos descubre el reloj y dice: “Esta es nuestra madre”.
    Entonces el río comienza a correr rojo, luego negro, luego azul
    Y con él, se colorean las páginas del tiempo
    Escritas por mil manos
    Como si contaran la biografía de la mujer
    Y el secreto de la admiración del tiempo por ella.








    Luz



    (1)
    La Luz brilla en el frasco del azúcar
    Y su voz se alza crepitante en el entrechocarse de los cubitos de hielo
    Aquí
    En el bar llamado Vida
    Obreros beben el sudor de sus días arduos
    La mujer bebe de la esponja de la paciencia
    La chupa y la muerde con arrepentimiento
    Y el mesero se cree el cobrador de boletos en un tren bala
    Mientras allí, en el rincón oscuro
    Se sienta un hombre a quien nadie ve
    Disgustado
    Porque el sol está por salir en un instante
    A limpiar con su rayo
    Toda esta escena sombría.

    (2)
    ¿Quién dijo que los muertos parten hacia el mundo de la luz?
    No...
    Ellos se cuelan en mi corazón tras ser enterrados
    Se apiñan en sus habitaciones luminosas de amor
    Y cada noche
    Cuando oro por ellos
    Y cuando lloro, y cuando escribo
    Se levantan
    Como palabras blancas
    Y cada uno vive en una estrella o en un planeta
    Por ello
    Veo la muerte como una canción silenciosa
    Y veo la vida como
    su boca.

    (3)
    Tú adoras la luz, ellos adoran las sillas
    Y tú ves el rojo, el beso de unos labios, y la palabra que sangra
    Y cuando desabotonas tu camisa al sol,
    Tu pecho se convierte en el libro de la libertad.
    Te escuchamos decir: “Amo la vida”.
    Y vimos que todos los ángeles
    Impulsaron tu tren detenido, y te sacaron de la oscuridad
    Y que antes que nadie llegaste a la iluminación perdida
    Y volviste a encender su vela.

    (4)
    Esperan la luz del amanecer
    y yo voy hacia ella
    Cavan la tierra buscando un tesoro
    Y yo cavo en el cielo, y lo encuentro
    Caen en el silencio
    Y yo siembro la palabra del amor en sus bocas
    Y de calle en calle
    Y de libro en libro
    Llevo la rosa, la pluma y la linterna
    Usándolas para abrir
    Una grieta en la pared
    Y una voz en el silencio de los días que pasan.

    (5)
    Éramos tres granjeros
    El primero de nosotros cavó y enterró la palabra
    El segundo cavó y enterró una brasa apagada
    Y yo enterré una vela

    Después de la estación lluviosa, llegó la primavera de la tierra
    Al primero le creció una rama de papeles blancos, y se convirtió en poeta.
    Al segundo le creció un grito de fuego
    Y su voz se hizo revolucionaria en la radio de la esperanza.
    En cuanto a mi vela
    Creció hasta el tamaño de un árbol cubriendo el cielo
    Y de sus ramas penden
    Miles de estrellas brillantes.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/32/AdelKhozam/



    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Sáb 09 Sep 2023, 17:00


    Saadi Yousif



    Saadi Yousif nació en Abu Al-Khaseeb, Irak, en 1934, murió en Londres, el 13 de junio de 2021. Fue poeta, ensayista, traductor, editor,  periodista y activista político. Es considerado uno de los más influyentes poetas árabes de la actualidad. Publicó mas de 27 libros de poemas desde 1952, entre ellos: The pirate (1952); Stars and ashes (1959); Away from the first sky (1970); Poems of lesser silence (1979); Collected Works (1980); Who knows the rose (1981); Paradise of the forgotten things (1993); All the wine skops of the world (1995) and The tavern of the Thinking Moments (1997).

    Tradujo al árebe a Walt Whitman, Constantino Kavafis, Federico García Lorca, Giussepe Ungaretti, Wole Soyinka, entre otros poetas. Se licenció en Literatura de la Universidad de Bagdad en 1954. Trabajó y viajó ampliamente por el Medio Oriente y Europa. Fue editor en jefe de AL-MADA, Cultural Quarterly (establecido en 1993). Otras de sus obras son: Diary of the last exile (1984), Thoughts in low voice (selección de ensayos,1987), When in the heights (drama, 1989) y Triangle of the circle (novela, 1994). En 2004, Youssef recibió el premio Al Owais de poesía.



    **************



    América, América  




    ¡God save America
    My home sweet home!

    El General francés que levantó su tricolor
    Sobre Nugrat al-Salman en donde estuve prisionero
    Hace treinta años...
    En medio de aquel giro en U
    Que partió el flanco del ejército iraquí.
    El general que amaba los vinos de St. Emilion
    Llamó a Nugrat al-Salman, un fuerte...
    En la superficie de la tierra, los generales reconocen
    Tan sólo dos dimensiones:
    Lo que sea que se levante a la vista es un fuerte
    Lo que se extienda es un campo de batalla.
    ¡Qué ignorante fue el General!
    Pero Liberation era más versado en topografía:
    El chico iraquí que conquistó su primera plana
    Yacía sentado y carbonizado tras la rueda del timón
    En la autopista Kuwait-Safwan
    Mientras las cámaras de televisión
    (el botín de los perdedores y sus identidades)
    estaban insertas en el camión como una vidriera de almacén
    en la Calle Rivoli.
    La bomba de neutrones es altamente inteligente,
    Ella distingue entre un "Yo" y una "Identidad"

    ¡God save America
    My home sweet home!

    Blues

    Cuánto he de caminar hasta Sacramento
    Cuánto he de caminar para llegar a mi hogar
    Cuánto he de caminar para alcanzar a mi muchacha
    Cuánto he de caminar hasta Sacramento
    En dos días ningún bote ha navegado este riachuelo
    Dos días, dos días, dos días
    Amor, ¿cómo puedo navegar?
    Conozco este riachuelo
    Pero, Oh! pero, Oh! pero, Oh! en dos días
    Ningún bote ha navegado este riachuelo

    La L La La L La
    La L La La L La
    Un extraño se atemoriza
    No temas querido caballo
    No temas a los lobos de la selva
    No temas pues la tierra es mi tierra
    La L La La L La
    La L La La L La
    Un extraño se atemoriza

    ¡God Save America
    My Home sweet home!

    Yo también amo los jeans y el jazz y la Isla del Tesoro
    Y el loro de John Silver y las terrazas de Nueva Orleans
    Amo a Mark Twain y los barcos de vapor del Mississippi
    Y a los perros de Abraham Lincoln
    Amo los campos de trigo y de maíz y el aroma del tabaco de Virginia
    Pero no soy Americano. ¿Acaso es esto suficiente para que el piloto fantasma me devuelva
    a la edad de piedra?
    No necesito petróleo, ni a la misma América, ni al elefante ni al burro*
    Déjame piloto, deja mi casa entechada con frondas de palma y este puente de piedra
    No necesito tu Golden Gate ni tus rascacielos
    Necesito a la aldea no a Nueva York
    ¿Por qué viniste a mí desde el desierto de Nevada, soldado armado hasta los dientes?
    ¿Por qué hiciste el camino hasta la distante Basora
    Donde los peces solían nadar bajo los escalones de nuestras puertas?
    Por favor no saquees aquí. Sólo tengo estos bueyes, que, perezosos
    Mastican lirios de agua.
    Déjame en paz soldado
    Déjame mi cabaña flotante de caña y mi arpón de pescar
    Déjame mis aves migratorias con sus verdes plumas
    Llévate tus rugientes pájaros de acero y tus misiles Tomahawk.
    No soy tu enemigo.
    Soy aquel que vadea hasta las rodillas en campos de arroz
    Deja que siga mi curso
    No necesito de tu día del juicio.

    ¡God save America
    My home sweet home!

    América
    Intercambiemos tus regalos.
    Toma tus cigarrillos de contrabando
    Y danos patatas.
    Toma la pistola de oro de James Bond
    Y dame la risa tonta de Marylin Monroe
    Toma la jeringa de heroína bajo el árbol
    Y danos vacunas
    Toma tus copias heliográficas para cárceles modelo
    Y danos casas en las aldeas
    Toma los libros de tus misioneros
    Y danos papel para escribir poemas que te difamen
    Toma lo que tú no tienes
    Y danos lo que nosotros tenemos
    Toma las rayas de tu bandera
    Y danos las estrellas.
    Toma la barba de Afgani Mujahideen
    Y danos la barba de Whitman repleta de mariposas
    Toma a Saddam Hussein
    Y danos a Abraham Lincoln
    O no nos des a nadie

    Ahora mientras mi mirada cruza el balcón
    A través del cielo de verano, el veraneante verano,
    Damasco da vueltas, aturdida entre series televisivas
    Luego se sumerge, profundamente, en historias de fuertes
    Y torres
    Y arabescos de marfil
    Y se hunde, profundamente, desde piedras angulares de fe
    Y luego desaparece del balcón

    Y ahora
    Recuerdo los árboles
    La palma de dátiles de nuestra mezquita en Basora, al final de Basora
    El pico del pájaro
    Y el secreto de un niño
    Una fiesta de verano.
    Recuerdo la palma de dátiles
    La toqué. Me convertí en ella, cuando cae negra, ya sin frondas
    Cuando el dique es destruido por el rayo

    Y recuerdo a la vigorosa morera
    Retumbando ante el hacha asesina...
    Para llenar el arroyo de hojas
    Y pájaros
    Y Ángeles
    Y sangre verde
    Recuerdo cuando las granadas florecidas cubrían
    Las aceras, los estudiantes lideraban el desfile de los trabajadores...

    Los árboles mueren
    Bombardeados
    Aturdidos
    Sin erguirse
    Los árboles mueren

    ¡God Save America
    My Home Sweet Home!

    No somos rehenes, América
    Y tus soldados no son los de Dios
    Somos los pobres, nuestra tierra
    Es la de los dioses ahogados
    Los dioses de los toros
    Los dioses del fuego
    Los dioses del duelo que entremezclan arcilla y sangre
    En una canción...
    Somos los pobres, nuestro es el dios de los pobres
    Quien emerge de las costillas del granjero
    Hambriento
    Y radiante
    Y levanta su cabeza en alto
    América estamos muertos
    Dejad que vengan tus soldados
    Quienquiera que mate a un hombre, dejad que resucite
    Somos los ahogados, querida dama

    Somos los ahogados
    Dejad que el agua venga

    * Elefante y burro, son, respectivamente, los símbolos del Partido Republicano y Demócrata de los Estados Unidos de América.


    ************************


    EL LENGUAJE DEL AVE TOTANO
                       
               Cuando dijimos: Nos hemos alejado de las palmeras, los mares aplaudieron con pájaros y olas. Había un cielo celeste bajo nuestras pestañas. Lo imposible no ha de ser el camino a la taberna de la orilla. La camisa que palpitaba al viento era nuestra enseña de estrellas. Nos aproximamos a la fantasía hasta rozar el pórtico y su copa, y tendimos el tapiz de las acequias para congratularnos con la noria.
               No es justa la tierra, trasnochemos con las preguntas del mar en la noche y al alba anclemos los puertos. Todavía hay escarcha en los atracaderos y los cafés se adornan orgullosos con ropajes de peces saltarines y de redes. El musgo todavía reverdece sobre la roca y la copa tiene café con alcohol. En la lejanía, en una oscura llovizna, aparecen las barcas de pesca y en las cercanías, un gorro que flota.
               No nos acostumbramos al mar. Aquellos desiertos nos hacen señales en la sangre como pañuelos. En el sosiego del sueño despiertan para poblar nuestros sueños y dicen: ¿Hacia dónde es esa huida? Por sorpresa vislumbramos una caravana de camellos que caminan sobre el agua, oímos los cascabeles, pero nos refugiamos en la quietud de la fantasía y después nos enrollamos el manto como un turbante. Somos marineros con turbantes. Camelleros en los mares. Un duro retiro.
               ¡Dios de los arrabales! Nos has conservado el lenguaje del ave totano, y el grito del pájaro: ¡Shilú! ¿Por qué en un instante se transforman las ciudades en una nube?
               ¡Dios de los arrabales! ¿Es mucho pedir tener una casa? A los animales salvajes les has otorgado el derecho al sueño cuando cae la noche, a las plantas les has concedido la languidez, y a los pájaros, la calma del bosque en la bendición de la tarde. Padre mío, Dios de los arrabales, tenlo presente, no te has equivocado.
               Hemos envejecido, y nuestros nietos se deslizan unas veces sobre la nieve y otras sobre la arena. Y nuestros hijos son asesinados. Las batallas están perdidas, Dios mío. ¿No podrías impedirlas? Tú eres el Todopoderoso, ¿nos hallamos, pues, fuera de tu poder? Hoy, una cosa, mañana, otra, y pasado mañana... ¿Comienza la oración? Estoy en casa ahora, en un pueblo inglés. Cae la nieve, el gato maúlla y mi vino está en la tinaja.
               La tierra es nuestra morada, de nosotros, sus hijos. Se decía: Quien cultive la tierra sacará provecho. ¡Cuánto trabajamos hasta ulcerársenos la piel! ¡Cuánto se cansó la tierra! Quizá huyó aquel ángel, quizá convenció a las criaturas de que rezaran. Nuestro pueblo estaba sobre el agua. Nuestras chozas eran de caña y de barro; nuestras ropas, burdos tejidos. Es la tierra. Pero nuestros gritos estaban en los límites del canto, y nuestras estaturas eran elevadas.
               
    ¿Volverá a nosotros la tierra? Di: Volveremos nosotros a la tierra. Las palmeras del firmamento tienen la copa morena, morena, morena. Estrella de las alturas: Te quiero, morena. Me hallo aquí, en extraños arrabales. Mi casa no es mi casa. Mi gente no es la gente. ¡Desciende, tarde! ¡Hunde tus copos de nieve, frío, bajo los huesos! La ciudad lanza sus luces desde lejos. Paz a nuestro candil en la oscuridad. Paz a quien responda al saludo.







            حينَ قلْنا:"بَعُدْنا عن النخل…"، كانت بحارٌ تصفِّقُ بالطيرِ والموجِ؛ كانت سماءٌ سماويةٌ تحتَ أهدابِنا. لن يكونَ السبيلُ إلى حانة الشاطئِ، المستحيلَ. القميصُ الذي كان يخفِقُ في الريحِ بَيْرَقنا  ذو النجومِ. اقتربنا من الوهم حتى لمسْنا الرواقَ   وراووقَهُ،  بل فرشْنا بساطَ السواقي لنهنأ بالساقية.
            ليست الأرض عادلةً، فلنكُنْ مع أسئلة البحر في الليل نسري، وفي الفجر نلقي المراسي. المرافئ ما زالَ فيها الندى، والمقاهي تبرّجُ مزهوة بثيابٍ من السمك المتواثب والشبك. الطحلبُ الحي ما زال حياً على الصخرِ، والكأسُ قهوتها بالكحولِ. وفي البعدِ، في غَبَشٍ من رذاذ تلوحُ زوارقُ صيدٍ، وفي القرب قبّعة طافية.
            نحن لم نألف البحرَ. تلك البراري تلَوِّحُ في دمِنا كالمناديل. في هدأة النوم تصحو لتسكنَ أحلامَنا، كي تقول: إلى أين هذا الفَرار؟ ومثل الفجاءة نلمحُ قافلةً من جمال تسير على الماء، نسمع جرسَ الجلاجلِ لكننا سنأوي إلى هدأة الوهم، ثم نلُوْثُ المُلاءةَ مثل العمامة. بحّارة بعمائم نحنُ. حداة على البحر. زاوية قاسية.
            يا إلَه الضواحي، ادّخرت لنا منطق الطيطوى، صيحةَ الطير: شيلوا! لماذا تصير المدائنُ في لحظة غيمةً؟
    يا إلَه الضواحي، أ مستكثَرٌ أن يكون لنا منزلٌ؟ أنت تمنحُ حتى الأوابدَ حقَّ النعاس إذا أطبق الليل، تمنحُ حتى النباتَ السجو، العصافيرَ هدأةَ غَيْضَتِها في الأصيل المبارك. يا والدي، يا إلَهَ الضواحي، التفتْ؛ أنت لم تخطئ الناحية.
            نحن صرنا شيوخاَ، وأحفادنا يدرجون، على الثلج حيناً، على الرمل حيناً؛ وأبناؤنا يُقتَلون. المعاركُ خاسرةٌ يا إلهي… ألم تستطع منعَها؟ أنت أنت القدير على كل شيء، فهل نحن خارج قدرتكَ؟ اليوم أمرٌ، وفي الغد أمرٌ، وبعد غدٍ… هل تقومُ الصلاةُ إذا؟ أنا في المنزل الآن، في القرية الإنكليزية. الثلجُ يسقطُ، والقطُّ يأوي، وخمريَ في الخابية.
            كانت الأرضُ بيتاً لنا (نحن أبنائها). قيلَ: من يحرث الأرضَ ينعمْ بها. كم حرثنا إلى أن تقرّح منا الأديمُ، وكم ضاقت الأرضُ! رُبّتما فرّ ذلك الملاك، ورُبّتما قنعتْ بالصلاة الخلائقُ. كانت قرانا على الماء. أكواخنا من جريد وطين. وأثوابنا من غليظ النسيج. هي الأرض. لكنّ أصواتنا في أقاصي الغناء، وقاماتنا عالية.
            هل تعودُ لنا الأرضُ؟ قلْ: إننا العائدون إلى الأرض. نخلُ السماوة طرّتهُ سمراءُ. سمراءُ! . سمراءُ! يا نجمة في الأعالي: أحبّك سمراءَ. إنني هنا، في الضواحي الغريبات. لا منزلي منزلي. ليس أهلي همو الأهل. أطبق إذاً يا مساءُ ، ويا بردُ غلغلْ حُبيبات ثلجك تحت العظام. المدينةُ ترسلُ أضواءَها من بعيد. سلامٌ لقنديلنا في الظلام. السلام على مَن يردُّ السلام…
    ________________________
    1 طائر الطيطوى (الطَطْوة بالدارجة العراقية) يطلق صيحته منذراً بالرحيل: شيلوا… شيلوا!



    ******************




    A unos visitantes occidentales




    Nos preguntamos, por Dios, por qué habéis

                                       [venido hasta nosotros;

    somos pobres

    y bandoleros

    y pescadores de un pescado que no satisface

                                       [nuestras necesidades diarias

    y polinizadores de palmeras, a veces.



    Nuestras casas son

    lana,

    o caña,

    o barro con techos de hoja de palmera, a veces.



    Nuestra ropa

    es una,

    sin colores,

    ni cortes ni formas,

    sin cinto...

    Incluso estamos desnudos, a veces.



    Entonces,

    por Dios, ¿por qué habéis venido hasta nosotros?

    ¿Os gustan, de verdad, las palmeras y el desierto?

    ¿Os gustan las casas de lana,

    y nuestra ropa,

    y el barro techado?



    No nos queda,

    a nosotros, los desollados, más que mostrar

                                       [la blancura de los huesos.



    No os damos,

    os rogamos...




    *********************



    Mi madre me dijo un día




    Mi madre

    me dijo un día:

    “hijo mío,

    cuando viniste a este mundo

    sentí un relampagueo en los ojos”,

    y mi madre sabía que la conocía.

    No la miré a los ojos, desconocía su color,

    debían ser negros.

    Aún siento cada tarde la bendición

    de sus lágrimas derramadas por mí.

    Yo, el hijo perdido, el pobre,

    el extraviado entre los cielos de los continentes

    como estrella errante.



    Madre,

    cúbreme con la seda de tu polvo,

    con la luz que surge de la oscuridad de tu tumba.

    Cúbreme con el aroma

    y el color de tu leche.

    ¿Qué pueblo es éste, madre mía?

    ¡Cuántos caminos hemos recorrido!

    ¡A cuántos balcones nos hemos asomado para preguntar un significado!



    Pero no he sabido, madre,

    hasta hace tres años, que el mundo es una cárcel

    habitada por muertos.

    No he sabido, hasta hace tres años,

    que solo tú eres mi amiga

    y el jardín de mis sueños



    Estábamos en una cabaña de hojas de palma y ramas,

    una choza en el huerto de Naydi,

    que había construido mi padre con las manos desnudas.

    Un arroyo rozaba la puerta

    y nos lamía las puntas de los pies con peces de plata.

    No era nuestra choza un refugio de verano,

    era nuestra morada.

    Recuerdo que descendíamos al agua,

    chapoteábamos,

    y rozábamos la superficie como anguilas.

    Éramos pobres,

    y lo desconocíamos.



    Pero el verano pasará,

    y los peces y las anguilas se sumergirán en el fondo.

    Vendrán las lluvias,

    llegará el frío

    y también el hambre del estornino.

    Nos mojaremos, al dormir, con el agua que cae del techado

    y reiremos,

    reiremos

    temblando, mientras los dientes castañetean de frío

    y las extremidades se agotan de hambre.

    Le pediré refugio a mi madre.



    Ahora

    casi veo el rostro borroso de mi padre.

    ¡Qué alejado está este rincón del litoral con sus campanarios

    de nuestro pueblo, donde flotan las palmeras!

    Cierro los ojos para ver el rostro de mi padre.

    Era hermoso.

    Mi abuelo le dijo al nacer:

    “yo te doy el nombre de Yusuf”.

    No recuerdo haber hablado a mi padre

    ni que él me hablara.

    Pero su rostro se repite ante mí ahora:

    la kufiya blanca,

    la nariz afilada,

    los ojos grandes.

    ¿Debo preguntarme si mi padre me llevó,

    como un pájaro,

    sobre sus hombros?

    ¿Por qué no se lo pregunté a mi madre?

    ¿Acaso atesoro su blanca imagen en la memoria?

    ¿O bien la creé?

    ¿La perfilé a mi gusto

    hasta darle forma?



    Y ahora,

    en este rincón del litoral,

    mientras la lluvia cae desde el alba sin interrupción,

    percibo el olor de su túnica.





    ****************

    Gorriones



    Esta mañana vi a un gorrión

    en el tallo delgado

    de una planta de maíz amarillo,

    la única planta que adornaba

    un hotel junto al mar.

    El gorrión se sacudió;

    el tallo tembló.

    Vino otro gorrión

    y el tallo se ladeó.

    Un tercer gorrión;

    el tallo se arqueó con rapidez.

    Luego, de repente,

    y al unísono

    los tres gorriones partieron,

    dejando el hotel.

    Y bajo mi camisa

    mil gorriones temblaron.





    *************


    Un temblor



    Abrázame, consuélame.

    Esta noche

    las piedras no son sino pena.

    Abrázame en tu pecho

    para que divague:

    las estrellas son grises como ceniza

    y el camino hacia ellas está incendiado de luz.



    **************

    https://buzos.com.mx/index.php/nota/index/15775


    http://www.poesiaarabe.com/sadi_en_%C3%A1rabe.htm


    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/59_60/yousif.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Sáb 09 Sep 2023, 17:10


    Abdulhadi Sadoun



    Abdulhadi Sadoun nació en Bagdad, Irak, en 1968. Poeta, narrador, traductor hispanista y guionista de cine. Desde 1997 codirige la revista y publicaciones de ALWAH, la única revista cultural en lengua árabe en el territorio español dedicada a las letras árabes, especialmente, la literatura del exilio. Es redactor cultural de la revista mensual Amanecer, en lengua española. Es autor de los siguientes libros (En lengua árabe): El día lleva traje manchado de rojo Damasco, 1996; Encuadrar la risa, Madrid, Alwah, 1998; No es más que viento, Madrid: Alwah, 2000 y Plagios familiares, Jordania, 2002. Algunos de textos han sido traducidos al alemán, francés, inglés, italiano, persa, kurdo y euskera. Sus textos aparecieron en dos antologías selectas de poetas extranjeros en España y Gran Bretaña. En castellano publicó una selección de sus poemas bajo el titulo: Peces muertos, Ed. Fumarola, Madrid, 2002. Coautor de dos libros en castellano: La vuelta del viejo a su juventud, cuentos eróticos árabes (Hiperión, 2003) e Irak: Un mar de mentiras (Olivum, 2003). Traductor del castellano al árabe de los siguientes libros: Antología de cuentos hispanoamericanos, 1998; Antología de poesía española moderna, 2000; El Lazarillo de Tormes, 2001; Canciones para Altair Rafael Alberti/, 2002; Corazón tan blanco, Javier Marías, 2002; Antología Poética, Vicente Aleixandre, 2003; virtudes del pájaro solitario, Juan Goytisolo, 2003. Reside en Madrid desde 1993.

    Su trabajo poético ha sido reconocido de diversas maneras: II Beca Antonio Machado (Fundación Antonio Machado, Soria, España, 2009), Huésped distinguido de ciudad de salamanca (2016), y IX Distinción Poetas de otros mundos (Fondo Poético Internacional, 2016).


    **************


    Hay un tiempo, ceniza y fuego



    Hay un tiempo dotado de solera, que me concede la capacidad de pensar en tu partida de una forma sorprendente. Pienso en al-Buraq, obligatoriamente, en el instante del parto insólito entre la lentitud del pie sobre la tierra o el vuelo con sus alas desubicadas.

    Hay un tiempo para pensar en un vacío que ralentiza el camino, para que dote a las palabras de sentido y a las voces de un murmullo que lo aguarda. Damos a los hechos nuestro interés y nuestras riñas, mientras se superan con la agilidad de un pájaro.

    Hay un tiempo para el propio tiempo, ese que está a tu lado, en tu única trinchera, fortificada por tus compañeros, quienes extienden el aceite en tu candil, solo para que tus ojos se iluminen por ellos. Entre tanto superan centenares de millas, alargadas, redondas, veladas y la alejas sin aflicción, ni rotación ni espera. La aflicción nos llena sin que nos fortalezcamos con tu aceite.

    Hay una ceniza que la esparces con tus vueltas. Hay un patrimonio común que portamos desde ti y transporta nuestros ojos en las frentes de los rostros, buscando un par de ríos y la negrura del sur hacia su norte para que echemos en ella tus láminas y olamos con ella tu misericordia.

    Hay un fuego que se prende en los lados, que ahora y en cada “hay un comienzo” me pregunta por ti. Lo recuerdo en los cuadros, en las arcillas y en la memoria. Él admira y examina. Le digo que los principios han eternizado un fuego y han soplado por sí misma al fuego. En el fuego hay memoria, se ve la verdad sin obstáculo y no cabe detrás del después, un después.


    *******************


    Sonrisa ligera


    Te digo
    que los caminos no son mi profesión
    ya que soy por excelencia
    un hombre de casa
    no me gusta plagiarme
    mis pies no aguantan el viaje
    se tropiezan desde la eternidad
    pero cada vez
    me marcho más lejos
    no me seduce el deseo de desaparecer
    tampoco el gusto de vigilar los paisajes que pasan
    gasto mi tiempo como un viajero en su habitación
    contemplando la guía turística
    y sonriendo sin apenas despeinarme.

    Te digo
    que no soy Virgilio
    no soy el dueño del ligero equipaje
    soy una vista cansada
    y la sonrisa ligera
    de una imagen en color sepia.


    *******************


    Te acostumbras a la muerte


    Te acostumbras a la metafísica
    a la malísima costumbre de morirse.

    Sin más
    cosa que te hace observar
    la ligereza, y fugaz
    naturaleza de las cosas.

    La silenciosa calma
    del ser errante
    y nos empeñamos en olvidar
    el azote creciente.

    Romántica rinconera
    es el único movimiento ermitaño.

    En algún lugar
    y te sientes el latido
    del causador tiempo.

    Nos disculpamos
    no vaya a ser repetible.

    Cada día
    me acostumbro más a la muerte
    ese paseante cojo y perfecto
    que camina tranquilamente
    sus pasos ligeros
    en una plaza tan cercana
    que no te da tiempo
    a contemplar la escena
    ni darte tregua
    a presenciar la lucidez.



    **************


    Peces muertos


    Los peces muertos de la fuente,
    ¿acaso sienten su frío caído de lo alto?
    ¿acaso miran con asombro mi nuevo traje
    ceñido como un cinturón
    de tela revuelta por las aves del viento?

    Cada día, en el autobús,
    cruzo cerca de ellos.
    El hombre de siempre,
    inclinado sobre la fuente
    pule sus escamas de piedra.
    Los peces muertos,
    ¿en qué piensan
    si no pueden nadar?




    **************

    Nuestros caballos


    Nuestros caballos
    de cola
    y madera
    y clavos
    eran conducidos.
    Pero ahora nos patean.
    ¡Ay de este sopor!

    Nuestros caballos
    de cola
    y madera
    y clavos,
    nos deshacen
    costilla tras costilla.




    ****************

    El hotel Borges



    En sus esquinas hay cuerpos de toros,
    algunos con cabezas humanas.
    Y en sus dormitorios
    todavía criados medievales.

    Es el hotel que tiene su nombre.

    Viajero, llego a la esquina de los toros
    y sin aliviar mi fatiga,
    sin esperar otro naufragio,
    descubro que lo llaman Borges,
    ofrece el nombre.

    Es su hotel, Borges,
    se esquina en la antigua Lisboa,
    está allí
    aunque nada saben
    de su nombre.
    Cuidan la estatua de Ricardo Reis
    o su sombrero
    mientras hablan;

    quizás imaginen
    que mis gafas
    son como las de Ricardo Reis.

    El peligro, dicen, cuando avanza
    no distingue.
    Ellos no ven la arteria de sus manos
    luchar contra el relámpago
    en las habitaciones del relámpago,
    donde las señoritas dicen "señor"
    y los ascensores aguardan nuestros pasos,
    quietos como unicornios domesticados.

    Puede que todo se le parezca
    menos este hotel
    que nombran Borges.

    A cada momento
    me ilusiona que pueda entrar
    o salir,
    pero se trata solo de unas habitaciones misteriosas,
    de un edificio que se acoda en el viento,

    Borges con una máscara diferente.
    Una placa de cobre a la entrada,
    encima del edificio,
    es quien señala su nombre.

    No he vivido en este hotel,
    cruzo con pasos tranquilos
    pensando en los sueños de la próxima noche
    o la siguiente.

    Al fin del viaje,
    esquivando a los porteros,
    su largo camino,
    veo a María Kodama, el pelo de plata,
    atraviesa el umbral.
    La llamo arqueando los dedos.

    -Acércate, también, dice,
    quizás viene enseguida,
    quizás te vea.

    Pero él no entiende
    de los edificios
    ni de las esquinas,
    aunque una placa de cobre
    aquí arriba
    señale su nombre.




    Traducciones del autor.



    La maldición de Gilgamesh (Aproximación a la reciente poesía iraquí)





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/68_69/sadoun.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Sáb 16 Sep 2023, 19:48


    Adnan Al -Sayegh Al-Kufa


    Adnan Al -Sayegh Al-Kufa, Irak, 1955. Poeta, narrador y periodista. Pertenece al llamado Movimiento de los 80. Miembro de la Asociación de Escritores Árabes y de la Asociación de Escritores Suecos. Libros de poemas: Ella me espera bajo la estatua de la libertad, 1984; Canciones sobre el puente de Kufa, 1986; Los pájaros no aman las balas, 1986; Cielo en un casco, 1988; Espejos para su largo cabello, 1992; Bajo un cielo extraño, 1994; Formaciones, 1996; El himno de Uruk, 1996; Un grito tan grande como un país natal, 1998; y Abrazar mi exilio, 2001.

    En 1993, sus críticas al gobierno lo llevaron al exilio en Jordania y Líbano. Fue condenado a muerte en Irak en 1996, por la publicación del Himno de Uruk, entonces se refugió en Suecia. Desde 2004 reside en Londres. Su poesía ha sido traducida al inglés, holandés, persa, kurdo, español, alemán, francés, entre otras. Ha residido también en Jordania, Yemen, Sudán, Siria y Londres. En 1997 recibió el International Poetry Award en Rotterdam.




    **********************


    Camino al exilio



    El lamento del tren enciende el dolor de los túneles
    Rugiendo a lo largo de los rieles de recuerdos eternos
    Mientras yo me pego a la ventana
    Con la mitad de mi corazón
    Y la otra mitad en la mesa
    Jugando al poker con una muchacha de muslos desnudos
    Con dolor y estupor, ella pregunta
    Por qué mis dedos se caen a pedazos,
    Como la madera de viejos ataúdes,
    Y por qué son ansiosos, temerosos de no poder asir nada
    Yo le hablo sobre mi patria
    Y sobre las banderas
    Y sobre la colonización
    Y sobre la gloria de la Nación
    Y sobre el sexo en los baños públicos
    Entonces ella se recuesta, con su cabello mojado, sobre mis lágrimas,
    Y no entiende
    Mientras, en la otra esquina
    Mozart esparce sus tonadas por encima de los valles cubiertos de nieve
    Mi patria está triste más allá de la necesidad
    Y mis canciones son agresivas, tercas, y tímidas
    Yo me estiraré en la primera acera que toque en Europa
    Y sostendré en alto mis piernas a los peatones
    Para mostrarles las marcas de las golpizas escolares, y las de las cárceles
    Aquellas que me trajeron hasta aquí
    Lo que yo cargo en mi bolsillo no es un pasaporte
    Sino una historia de opresión
    En donde, por espacio de cincuenta años, hemos estado masticando una dieta animal
    Y discursos
    Y cigarrillos hechos a mano
    Mientras nos erguimos ante el patíbulo
    Observando nuestros propios cadáveres colgantes
    Y aplaudiendo a los gobernantes
    Por el miedo por nuestras familias
    Cuyos archivos llenan los sótanos de edificios del servicio secreto
    Donde la patria
    Comienza con el discurso del presidente
    Y termina con el discurso del presidente
    Y en medio de esto, están las calles del presidente, las canciones del presidente, los museos del presidente, los regalos del presidente, los árboles del presidente, las fábricas del presidente, los periódicos del presidente, el establo del presidente, las nubes del presidente, las botas de campo del presidente, las estatuas del presidente, las panaderías del presidente, las medallas del presidente, las amantes del presidente, las escuelas del presidente, las granjas del presidente, el agua del presidente, las órdenes del presidente
    Ella mirará fijamente durante mucho tiempo
    A mis lluviosos ojos humedecidos de saliva
    Entonces ella preguntará: «¿De qué país eres tú?»






    Alfileres


    Las estrellas
    que imagina el impresor
    son letras desperdigadas sobre la piel de la noche.
    Las estrellas
    que contempla el soldado
    son las lágrimas de las viudas
    que derraman en cada cañonazo.
    Las estrellas
    que bebe el borracho
    son gotas tibias de los recuerdos amargos.
    Las estrellas
    que toca el prisionero
    son cigarrillos apagados en su piel.
    Las estrellas
    que limpia la ramera
    son restos de las hombrías apagadas
    entre sus piernas.
    Las estrellas
    que contempla el creyente
    llovizna de la ablución sobre la alfombra del cielo.

    Las estrellas
    Nuestras lágrimas colgadas
    - con alfileres -
    en el cuello del cielo,
    ¿dónde se esconden
    cuando abres tu ventana
    por las mañanas?





    Bajo un extraño cielo

    Una ecuación difícil
    Para dividirte entre dos chicas
    Entre dos países
    De policías y piñas.
    Entre los dos, te cuelgas de una botella
    En un bar, con cucarachas saltando.
    Una vez tuviste las palabras, tu camino hacia los árboles de palma
    ¿De dónde crees que vinieron ellos con sus muros?
    Tú te apartaste para observar
    La luz de los distantes mástiles
    Ascendiendo y cayendo
    Entre los suspiros y los lamentos.
    …………
    ………………

    Una ecuación amarga


    Para permanecer como eras,
    Arrojado en la arena
    Bosquejando el horizonte, luego borrándolo
    Un destello de luz es más deseable
    El cielo distante... más bello
    Pero las botas del guarda
    Te alejarán del reino de la nostalgia que se retuerce
    Entre los capullos de tu corazón y la ventana.
    …………
    ……………
    Una difícil ecuación
    Para intercambiar el sueño por una ilusión.
    Una mujer por otra
    Un exilio por otro exilio.
    Y yo me pregunto
    ¿Dónde está el camino?



    Amman, Enero 11, 1994







    Una nube de pegamento



    Yo proclamo: mañana
    Estiraré el espacioso día,
    Sombreado por nubes en vez de aviones,
    Buscaré en medio de las bombas y el lodo
    Aquello que queda de mi vida y de mis amigos.
    Llenaré mis pulmones con callejas y jazmines
    Y retornaré a casa sin manifiestos.
    Tallando mis sueños en forma de cadáveres y ultrajes.

    Oh tú, primera ansiedad
    Oh tú, patria última
    Todo lo que tenemos
    Es un país como nuestros sueños
    Y un deseo aniquilante.

    Y yo, en medio de la desnudez de las bombas, ¿a quién habré de tornar?
    Alzando mi vasija hacia el cielo,
    Yo divido- entre los agujeros de los lugares-mi rostro
    Y este espacio asesinado.
    Arrinconado, como un ave mojada,

    Las últimas balas cruzan sobre mi cuerpo,
    Y bordan sus días como brotes de destrucción
    Con la aguja de la esperanza, remendaré
    La camisa de mi juventud, rasgada en el corazón
    Sólo para ser desgarrada de nuevo por disparos

    Mañana-cuando la guerra cese a la fuerza-
    ¿Quién recogerá los fragmentos?
    ¿Quién resarcirá a la viuda de la guerra su floreciente lozanía?
    Cautelosamente, yo me evado, tras la oscura cubierta de la nostalgia
    Hacia las ramas del país, desgarradas en un momento
    O disecadas en un instante.
    Y comparo las ramas de la primavera
    A las ramas de la bomba.
    Y digo, buenos días, mi país
    Que nos enseñaste a dispersarnos
    Por entre las sillas de antiguas cafeterías y confesiones
    Electrificadas,
    En medio de casas bajas
    Y mujeres sin fe.
    La nación nos empaquetará en espacios
    Sujetos con el pegamento del miedo...
    Escudriñaremos el horizonte:
    Negro...
    Verdeando con esperanza de hierba,
    Cosechado de aviones.
    O azul
    Que se enrojecerá con nuestra sangre
    Sólo para ser confiscado por vallas
    O una lenta ceniza,
    Que, como nuestras memorias,
    Se establecerá poco a poco en nuestra alma



    Najaf, 4 / 21 / 1987






    El canto de Uruk


    No somos más que las piedras de los molinos
    Dad la vuelta a nuestra tierra, piedra por piedra,
    Encontraréis nuestra sangre llenándola.
    ¡Ay! De una nación que no vive sin guerra.
    Colgué el abrigo de mi vida
    Y fui a la guerra encogido como un huérfano sobre una camella,
    ¡Ah! ¡Qué será de una patria carcomida su espalda por las termitas!
    Una patria hecha de pieles desgarradas y pegadas una encima de otra
    Para resonar los tambores en la plaza de la guerra.

    Y a Dios escribo diez cartas de papel de lágrimas
    Las envío por correo certificado,
    Pero él no contesta a su siervo.
    ¡Oh, Dios! Pues, ¿a quién enviamos los dolores que sufrimos?
    Y te fuiste solo a tu exilio
    Cantando, frustrado al viento como una extraña flauta,
    Adiós patria mía a la que no veré.






    Agamennon


    Del polvo de la batalla,
    vuelve
    con el corazón herido
    y dos brazos de tambores y oro.
    Soñando con los dulces labios de Clytemnestra
    que entonces, se derretían
    noche tras otra,
    en los labios de su amante Aiguitus.

    Cuando abrió la puerta
    vio en sus viscosos labios
    miles de cadáveres que abandonó atrás
    en el campo de la batalla,
    y se acordó que había olvidado
    dejar su cadáver allí.






    Fin


    Abro la nevera de mi tristeza
    saco una botella de vino
    y la bebo toda,
    brindo por mis amigos
    exiliados, a través de túneles,
    sin patria,
    tabaco,
    ni pasaportes.

    Brindo por ellos
    copa tras copa
    o cadáver tras otro
    y cuando me caigo de la embriaguez
    en la acera,
    me llevarán – en sus tumbas –
    hasta la casa.


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Dom 17 Sep 2023, 13:48


    Anwar Al-Ghassani


    Anwar Al-Ghassani nació en Qal’at Saleh, Irak, 1937, murió en 2009, fue un poeta, escritor, periodista, pintor, diseñador gráfico, traductor y catedrático universitario. Creció en la provincia de Kirkuk, el primer y más viejo centro petrolero de Irak. Trabajó en la exploración de petróleo y como maestro de educación artística, para pasar a desempeñarse en Bagdad como traductor y periodista. En 1968 salió del país para estudiar en Alemania, donde obtuvo un doctorado en periodismo de la Universidad de Leipzig. Llegó a Costa Rica en 1979 y regresó a Alemania, posteriormente trabajó también en Argelia para luego, en 1984, radicarse definitivamente en Costa Rica. Cofundador de uno de los grupos literarios más influyentes en la poesía Iraquí y árabe actual, el Kirkuk Group, surgido en los años 50 en la ciudad multiétnica de Kirkuk.



    ******************


    Embellecimiento después de mi nacimiento en Ur*



    Como llama blanca ondeaba la noticia de mi nacimiento.
    Mi mano amputada erraba en las cañas,
    y las cañas respiraban por sus concavidades.
    Oía el lamento de los caramillos en un canal.
    y oía en otro el mugido de los búfalos.

    Después, atravesé el tejido del cielo,
    y vine a ti prensando tus labios con los míos;
    y cuando tu lengua azucarada se alejó de mí,
    volví al reino de Enlil** y empecé a tocar la flauta

    para las lombrices del barro,
    para mis alegres deidades que rezaban:
    ¡La lengua! ¡La lengua!

    * Ur: capital del reino de los Sumerios en el sur de Iraq; lugar de nacimiento de Abraham.
    ** Enlil: "Señor Viento", dios principal del Panteón de las deidades de Sumerias.

    *
    Recursos frugales generan tu voz,
    recipiente de tu tiempo de pesar y placer.
    Tu voz hace fluir los sabores, fragancias,
    cuerpos oscuros y calientes
    delgados con su cabello negro mate.

    Tu voz se mueve serenamente por las alturas,
    Le hace señas a los viajeros
    en los huertos de dátiles,
    arriban a ciudades de ladrillos anaranjados,
    exhibidas en tiendas saturadas
    con olor a encurtidos y carne asada.

    En la orilla opuesta del río
    se vislumbran jinetes negros, errantes, alborotados
    con ropa decorada de arquitectura suave.
    Ellos son los deshechos de la memoria.
    Quedan fuera de tu voz precisa como sobras.
    Mientras, las palmas de dátiles
    no se cansan de estar paradas en las huertas,
    elevadas, monumentos económicos
    de agua disfrazada, de materia gratis y viva.

    Cuando cae la noche,
    se dispara la última bala
    para asustar a los fantasmas que se acercan,
    el Tigris y el Eufrates fluyen,
    apacibles, lentos, balanceando de un lado a otro
    su carga de criaturas acuáticas.

    Es entonces cuando por medio del agua
    y la invisible experiencia,
    obtenida de caras y movimientos,
    posturas y cuentos sobre el enigma del destino,
    emerge y se incrementa la sensibilidad
    en los cuerpos de los niños dormidos.

    Es entonces el momento para trazar tu voz
    extendida a lo largo del paisaje,
    cuando está regresando a su fuente.

    * Siddiqa Al-Mullaya, una de las grandes cantantes populares
    iraquíes de la primera mitad del siglo veinte.




    *****************


    Manos que moldean



    Tus manos de dedos flacos
    luz tenue, adelgazar continuo.
    Al no desear ser vistas,
    poco sitio ocupan.

    Son transparentes
    y moldean tu cuerpo
    -el aire es el color -
    dejan aquí y allá
    curvas, rincones
    y contornos donde habitas.

    Tus manos asertivas,
    mi cuerpo, desde lejos,
    lo moldean,
    exportan tu deseo de estar
    en el vecindario pálido
    de mis huertos,
    deseo urgido que atraviesa
    el paisaje urbano
    en vehículo de fuego
    de temporada baja,
    hasta caerse en mis manos.

    Tus manos autosuficientes olvidaron
    su metamorfosis de ayer,
    me bajan relámpagos
    y canastas doradas.

    Manos con su propio dramatismo
    que le dan vida
    a la materia muerta.

    Tus manos las apropio
    como aliadas de mis labios;
    no renuncio a mi soledad,
    la veo rosa seca
    en tus dedos ya invisibles.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/71_72/al_ghassani.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Sep 2023, 14:09


    Ali Al-Shalah

    Ali Al-Shalah Babilonia, Irak, 1965. Estudió Literatura en Bagdad, Amman y Berna. En 1997, luego de la censura de uno de sus libros, se exilió en Suiza, donde fundó en 1997 el “Centro Cultural Árabe-Suizo/Galería de la Tierra”, y en el 2000 el Festival Internacional de Poesía “Al-Mutanabbi”, actualmente el único festival internacional de poesía árabe en Europa, ambos en Zurich, y en 2003 el “Centro Cultural Árabe-Suizo/Galería de Bagdad” en la capital iraquí, actualmente el único centro cultural que funciona regularmente en Bagdad y Babilonia. Colabora en diversos diarios y revistas árabes, entre otros: “Asfare” y “Al-Finique”. En 2003 recibió el “Premio de Poesía Árabe del Festival As-Sila” en Marruecos. Publicó varios libros de poesía y de crítica sobre la literatura moderna árabe. Algunos de sus libros de poesía son: Gurub Babili–Babylonische Dämmerung, bilingüe: árabe-alemán, en co-traducción alemana del autor iraquí; Ojalá Al-Ma’ari fuera ciego (Dar Al-Amad: Bagdad, 1992), Cánones colgantes: Firmas (Dar Al-Karmal: Omán, 1994), El libro de la letra u“sh” (Dar Al-Karmal: Omán, 1994), Mantos y mártires (La Fundación Árabe de Estudios y Publicaciones: Beirut, 1995), Alí babilonio (La Oficina de Publicaciones de Egipto: El Cairo, 1998), Atardecer en Babilonia: Selecciones (Publicaciones Babilonia: Zúrich-Bagdad, 2001) y recientemente La casa sin puerta (La Casa Betana: El Cairo, 2020.




    ****************


    Amuleto



    Hace dos años,
    cuando opté por el oficio de emigrante,
    dejé en una libreta verde mi retrato.
    Así no perdí la cara.
    Fui el único que deseaba
    ser repulsado en la frontera.
    Mi personalidad es como fue
    y la extranjería no cambió mis predilecciones.
    Fui adicto a la hora de Bagdad.
    Me la llevé en mi reloj y en mis datos.
    Surtí todas las horas
    según el horario de Bagdad.

    Un suelo natal
    donde las datileras nunca duermen,
    los ojos se caen de cansancio.

    Un suelo natal
    cuya pasión sólo nosotros conocemos,
    cuando el amor envuelve la voz de la locura.

    Un suelo natal
    cuyos tormentos no revelamos jamás,
    sin embargo, los deseamos.

    Acudimos,
    tan pronto llama su voz
    pues no cuestionamos al oído por quién clama.

    Un suelo natal somos todos juntos,
    también los jardines son sitios del destierro.
    Sentimos tanta nostalgia,
    que hasta amamos sus ladrones,
    los borrachos y el calor del verano en las celdas,
    las putas, los conformistas y refutadores,
    a los espías y las cárceles.

    Un suelo natal
    no parcelable
    como un mapa.
    Es nosotros,
    cada iraquí es Irak.
    ¿En cuántos trozos más pretenden partirlo?
    Un suelo natal
    cuyo emblema somos nosotros.

    Abarca en su ser
    el amor de los kurdos,
    la erudición de los sunitas
    y el desconsuelo de los chiítas.
    Un suelo natal somos nosotros.
    Yo soy un suelo natal.



    Amman, 1992







    Confirmación




    Necesitamos mil profetas
    Para probar que en la tierra
    Hay algo de bondad
    Pero necesitamos un solo dictador
    Que pruebe que la tierra
    Toda la tierra es un infierno.
    El umbral de casa lloró
    Cuando me vio
    Y gritó: ¿por qué has venido?
    He perdido mi cara
    Y lo que conocía me hizo perder
    ¡Renegó de mí... a quién vi!
    Y cuando me desperté en la patria
    Para aliviar mi temor
    Imaginé tu puerta..
    Como una casa.

    Me convertí en adicto a la hora de Bagdad,
    En mi reloj
    Luego la até a mi lazo
    Y empecé a conjugar todos los tiempos
    En la hora iraquí.






    El fin de las razones



    No tenía mujer
    y dormía con la voz de la vida
    en un lecho de nubes.
    Todos estos campos sin mi padre,
    mi madre,
    y mis hijos,
    a quienes se les aproxima el final.






    El fin de las razones (A-B)
    (A)



    El padre murió.
    El hijo murió.
    La casa murió.

    (B)

    El agua murió.
    La hierba murió.
    El sonido murió.
    ¿Cuándo muerte la muerte?





    Verdad



    ¿Has visto las víctimas
    como cubrían el color hasta el cielo?
    ¿Has oido el comunicado?
    Dos mártires
    que rponto haremos resucitar.





    Me intento



    Voy solo hacia mi alma
    y golpeo mi puerta:
    me espero.
    Si el muro de mi cuerpo es bajo,
    ¿seré entonces mi vecino?
    Si mi madre se casa con mi tío,
    ¿seré entonces mi primo
    y me quedaré?
    ¿Necesito una visa de Tony Blair,
    si quiero leer a Shakespeare?
    Si no encuentro la puerta afuera,
    la busco en mí.
    Si no puedo ser como quiero ser,
    entonces me intento.






    Lloran



    Lloran,
    y el vestido que brota de su tristeza
    gruta:
    no cante,
    lloran,
    y las lágrimas que los inundaron
    los habían engeñado,
    se pusieron la sonrisa en su tragedia,
    lloran,
    y el espejo dice confundido:
    no canten,
    lloran,
    y la casa,
    que en ellos dormitaba,
    se quejó ordenando:
    no canten,
    lloran,
    y la calle se queja:
    no canten,
    lloran,
    y los hermanos fuera de la muralla cantan:
    no canten,
    lloran,
    lloran.




    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/71_72/al_shalah.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Sep 2023, 20:14


    Muhsin Al-Ramli


    Muhsin Al-Ramli nació en Irak el 7 de marzo de 1967. Poeta, novelista, dramaturgo, narrador, periodista y traductor. Licenciado en Filología Española por la Universidad de Bagdad, 1989. Doctorado en Filosofía y Letras y Filología Española, por la Universidad Autónoma de Madrid en 2003. Tesis: Las huellas de la cultura islámica en el Quijote. Libros publicados: Regalo del siglo que viene, Amman, 1995; En busca de un corazón vivo, Madrid, 1997; Hojas lejanas del Tigris, Amman, 1998; Migajas esparcidas, El Cairo, 1999; Las felices noches del bombardeo, El Cairo 2003; y Todos somos viudos de las respuestas, Madrid 2003. Ha traducido al árabe algunas obras de Miguel de Cervantes, Lope de Vega y José de Espronceda, entre otros. Recibió el Premio de los Escritores Jóvenes, Bagdad, 1988, por su relato El último encuentro con un amigo y el mismo premio en 1989, por su relato Un accidente de copia. Ha trabajado como periodista en Irak, Jordania y España. Desde 1992 es miembro de la Asociación de traductores iraquíes. Ha realizado conferencias sobre la literatura iraquí, la literatura árabe, la traducción y El Quijote. Fundador, editor y codirector de la revista cultural ALWAH desde 1997 (la única revista cultural árabe en España). Algunos de sus textos suyos han sido traducidos al inglés, español, alemán, catalán y kurdo. Sus palabras: «En mi país, la poesía no se considera un complemento o un lujo sino una necesidad. No es sólo un medio de expresión sino que se convierte en una experiencia viva y, aún más, en una extensión de la propia vida. Gracias a la poesía, la persona vive lo que no le ha sido permitido vivir. La poesía enriqueció a Irak más que el petróleo, que más bien le ha traído catástrofes. La península de Arabia e Irak son los únicos lugares del mundo en el que se festejaba el nacimiento de un poeta porque se convertiría en portavoz de la tribu. Las leyes, la enseñanza, la historia se escribían en verso. Todavía hoy en mi pueblo las cartas se escriben en verso. Es el único país del mundo en que existió un mercado de poesía, el de Mirbad, en Basora, al que acudía la gente de lugares muy lejanos a comprar, (especialmente los enamorados), vender, aprender o criticar.»



    *******************

    No a liberar Irak de mí



    Esta tinta derramada en vuestra prensa
    es la sangre de mi país.
    Esta luz diluviada de vuestras pantallas
    es el brillo de los ojos en los niños de Basora.
    Éste que está sollozando en la oscuridad de su exilio
    soy yo;
    Huérfano después de que hayáis matado a mis padres: Tigris y Eufrates;
    Viudo después de que hubierais crucificado la pareja de mi alma: Irak
    Oh... por ti, tierra mía: crucificada de entre las regiones.

    Ay... de vosotros, señores de la guerra
    Escuchadme:
    No a la fiesta de los ejércitos en el tejado de mi casa.
    No al verdugo que habéis plantado o al que vais a plantear.
    No a vuestra libertad caída sobre las cabezas de mi gente en bombas
    No a liberar Irak de mí o a mí de él.
      Yo soy Irak.

    Mis hierbas son las letras y sé lo que quiero.
    Dejadme a mí mismo, a mi rabel y a vuestra ausencia.
    Volved a vuestras películas detrás del océano.
    Dejad para mí lo que queda
    de los minaretes, de los mausoleos de mis ancestros,
    de las tumbas de mi familia ...
    Y bebed de las copas del petróleo hasta que os saciéis.

    Robad la miel del azufre y la arena del desierto.
    Llevad con vosotros vuestros clientes.
    Llevaos al dictador con cada parte de vosotros que ha comprado con mi sangre.
    Llevad lo que queráis y marchad,
    dejadme sólo
    con lo derribado de los sueños de mi hermana,
    con el incendio de las palmeras en las orillas de Mesopotamia,
    con los huesos de mi padre
      y el té de la merienda.

    Dejadme sólo
    con las canciones tristes del sur,
    con la danza degollada del norte
      y con el pavo real de los Yasidíes.
    Dejadme sólo
    curando las heridas de mi tierra Irak
    Sólo...
               igual que María...
                                 sólo con mi solitario...
    Mi país: el crucificado de entre las regiones.
    Sabré cómo animar su resurrección.

    Sabrá cómo renacer de su ceniza.
    ¿Acaso habéis olvidado que él es el creador del Fénix?

    Ay, un infierno, para vosotros señores de la guerra
    Escuchadme:
    No asustéis a las nubes de Bagdad con vuestros aviones.
    No sembréis soldados en nuestro jardín.
    No quitéis la chilaba a mi madre.
    No. Grito no a liberar Irak de mí o a mí de él.
      Yo soy Irak.
    Las aldeas han florecido de mi abrigo, y sé lo que quiero.
    Dejadme a mí mismo, a mi familia y a vuestro olvido.


    De un Lorca a otro



    Lo que estaba se ha llevado lo que queda...
    y me despedí de Irak

    Abandoné las comisarías, los cementerios.
    Crucé las murallas de fusiles
    y las farmacias vacías.
    He sido duro con el jardín de las manos en despedida
    y con las lágrimas de las chicas que se quedaban atrás
    porque mi llanto, delante de mí, es largo
    y mi mapa es un bastón de ciego.
    Mi corazón es un cementerio lleno de seres queridos
    y mi medicina está allí... allí,
    con los gitanos de Andalucía.
    Crucé países, muchas ciudades
    y conviví con pueblos deprisa
    porque Granada estaba esperándome,
    Y yo a ella;
    Porque Lorca posa su mirada
    sobre las agujas del reloj y los olivares.
    Mi amigo, mi hermano, está esperándome
    desde nuestros primeros cuadernos.
    Sollozaré entre sus brazos.
    Mojaré su camisa bordada de canciones.
    Le contaré todo lo que ha hecho el verdugo
    en los dos ríos, en las palmeras
    y en los amigos.
    Le describiré la cuerda con la que ahorcaron a Hassan Mutlak,
    y la máquina de picar almas y carne iraquíes.
    Pero he encontrado su casa vacía
    a excepción de su sillón, vibrando,
    entre la ventana y el poema.
    Llamé: Lorca. Lorca.
    Oh, secreto de la insistencia de mi madre en fumar, a pesar del asma.
    ¿Dónde estás?
    Amigo mío y socio mío en la inocencia.
    ¿Dónde estás?
    Nada, excepto su sillón, vibrando,
    entre la ventana
    y el piano.
    Seguí llamando
    hasta que apareció su vecina, una gitana,
    y dijo:
    Tu amigo nos dejó lo que queda.
    Se ha despedido de su sillón... ahora
    te describiré el pañuelo con el que le taparon los ojos
    después de su última mirada al reloj, esperándote.
    Te cantaré su último poema;
    su último respiro.
    Los disparos se agitaron y
    nos retorcimos en
    la torcedura...
    El llanto en todas las partes...
    Todas las partes son llanto.
    Nuestras manos han señalado
    a las nubes
    y a la alta perplejidad.

    «He venido a Granada
    buscando a Lorca.
    Tal vez...
    para que escribiera sobre los asesinados de mi familia.
    Pero... le encontré asesinado».



    Filosofar



    La ventana del poema está en el auge de su seducción
    por eso os aconsejo filosofar
    para que conozcáis el amor hasta el ocaso;
    para que seáis testigos del parto de los labios.
    La belleza de la filosofía
    la filosofía de la belleza,
    los rocíos de la pedantería
    y el incitar de la invención.
    Para que bailéis con pasión de pastores
    y finjáis que habéis vivido.



    Nostalgia


    El del alma rota llamó: Oh patria,
    mi familia, mis libros...
    ¿Quién me protege de una tristeza
    que se reproduce en el alejamiento?
    ¿Quién va a dar cariño al exiliado
    en las noches frías?
    ¿Quién finge aquel sonido de flauta?
    El aceite de la menta
    no es más que una imaginación.
    Mis nostalgias son...
    una menstruación continua.
    Mi vida esta cerrada con clavos,
    ... clavos,
    Oh...
    ay...
    Llévame ave Roc a Bagdad.


    Vacío


    Esta casa esta vacía,
    excepto de mí.
    Es una casa
    totalmente vacía.


    La patria


    Has nacido en la tierra
    y ella ha nacido en ti.
    Has crecido en ella
    y ella ha crecido en ti.
    La proteges
    y te protege.
    Pero, en el exilio,
    será tu epidemia.


    La tristeza


    Es un árbol espinoso
    que crece en el corazón.
    Crece,
    ...Crece
    y crece,
    hasta que cae
    su único fruto;
    un cadáver podrido
    ... que eres tú.




    El nacimiento


    Tu madre es una camisa,
    y te la has quitado,
    la has tirado rota,
    exhalando tu olor.
    Y no vuelves a ella
    hasta que el frío de las decepciones
    tuerce tus huesos.


    La adolescencia


    Es la persecución de los nombres
    en las figuras de las nubes,
    en las ondulaciones del tiempo.




    El toro de la noria



    Yo soy el hombre
    Me até con los papeles
    Me sitié con las fronteras
    No tengo esperanza de cambio
    De lo que hacen mis manos
    Llamo revolución a mi atadura
    Llamo revolución a su rotura
    ¿Será mi muerte la salvación?


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Vie 29 Sep 2023, 09:18


    Salah Hassan


    Salah Hassan nació en Babilonia, Irak, en 1960. Poeta, dramaturgo, periodista y crítico de la generación de los ochenta. Licenciado en Bellas Artes, abandonó su país por razones políticas en 1992. En la actualidad, reside en Holanda. Es autor de varias obras de teatro y de poesía, entre ellas: Saliendo con averiada brújula e Inquietud babilónica. Sus críticas y artículos periodísticos han aparecido en periódicos y revistas en Irak, Siria y Jordania. Algunas de sus obras: A Rebel with a Broken Compass, 1997; Illusions, 1999; Love in Uruk, 2000; The Blow, 2001; Slapen in een vreemde taal, (Sleeping in a Foreign Language), 2002; Een oud liedje over de weiden (An Old Song about the Meadows), 2005; también publicó, para niños, tres libros de poesía y una obra dramatúrgica.

    Recibió el premio de poesía iraquí en 1992 y el premio Dunya de poesía holandesa en 1996. Participó en Poetry International Festival Rotterdam en 1997 y 1999. Sus poemas han sido traducidos al inglés, francés, alemán, español y farsi. De su obra se ha dicho, “es extremadamente innovadora y única dentro de la poesía árabe (Adonis); “su poesía es como entrar a un museo” (Abdil Ilah Al Saegh); y según Fadil Tamer, “para la generación de los 80’s (que abandonó la forma tradicional y usó la forma para transmitir el contenido, haciendo libre uso de las mayúsculas y minúsculas, ritmo y sonoridad), Salah Hassan fue una fuente de inspiración”. Y según H.J. de Roy van Zuydewijn, traductor al holandés de los sonetos de Shakespeare, La Odisea y la Iliada, “traducir cierta poesía de Salah Hassan es particularmente difícil debido a la misteriosa imaginería, la cual no es siempre reconocible, incluso para un iraquí. Esto es particularmente debido al hecho de que es imposible decir las cosas de una manera abierta bajo la dictadura…”.




    **********************



    VIDA BOMBA
    a los mártires de Babilonia e Irak

    Con la sangre empiezo
    Y con ella finalizo cada día.
    Cada mañana bajo
    al almacén de las chatarras,
    Quito mi cabeza y la vacío de las astillas
    de las bombas de ayer.
    Luego, lavo la sangre seca
    de mi imaginación.
    Tengo la sensación de que todo está minado.
    Pulso el teclado del ordenador
    y me escondo rápidamente tras la pared
    antes de que explote.
    No puedo encender un cigarrillo
    Sin pensar en las explosiones.
    Para mí, todo puede explotar.
    El teléfono, la cafetera, el timbre de la puerta, las cartas.
    Siento que mi cuerpo también es una bomba
    y puede explotar. Con la sangre empiezo
    y con la sangre finalizo cada día.
    Cada noche me voy a mi cama arrastrándome.
    Deseando no despertar. No quiero seguir viviendo
    En esta vida bomba.





    FIESTA DE RECEPCIÓN
    Perpleja, maquillada a la antigua
    como un personaje de Shakespeare
    mi muerte me persigue.
    A pesar de su dura apariencia
    y su preocupación por los detalles
    sus pasos, por alguna misteriosa razón,
    parecen inciertos
    -quizá sean los zapatos nuevos.
    Es doloroso verla confundida
    de esta manera.
    Para que se relaje
    voy a invitarla esta noche
    a tomar un trago conmigo...
    Cerraré los ojos
    para que ella pueda poner el veneno
    en mi copa...
    Fingiré ir al baño
    -no quiero ver
    como tiembla su mano-
    para que pueda terminar su labor...
    Mi vida ha fracasado
    no quiero que mi muerte
    fracase también.



    UN JARDÍN EN EL INFIERNO
    Todo está negro en el jardín.
    Las flores son de piedra,
    Beben alquitrán y respiran ceniza.
    Tienen el olor del fuego.
    ¿De qué infierno habla Rimbaud?
    Los árboles aquí tienen aspecto de incendio
    Y las frutas negras de dolor,
    Inclinadas hacia el abismo.
    Cada rosa es un incendio que anuncia la resurrección
    En el jardín del diablo.
    Los pasillos son estrechos
    como una parcela entre dos nulidades,
    Y cada paso es una equivocación
    que lleva a un infierno como el infierno.
    La flor del paraíso, tal y como quería el diablo en su jardín...
    Una piedra fundida
    Tiene la forma de una pesadilla negra
    Del tamaño de un desastre,
    Y tiene el sabor del asfalto.
    ¿De qué infierno habla Rimbaud?
    En las Islas Canarias
    La gente vive en sus estatuas oscuras,
    Y cuando se mueven
    El mar da marcha atrás
    Y se esconde detrás de su idea
    En el jardín del diablo
    (¿Sería en las Islas Canarias?)
    La flor del carbono está en pie con sólo una pierna
    y fumando la historia
    Todo está negro en el jardín del diablo
    y el humo es el idioma habitual
    Las expresiones hierven
    y las palabras se evaporarían cuando el aire las pronunciara
    Cada paso es una equivocación
    que lleva a un infierno como el infierno
    No es fácil que alguien
    pueda salir del jardín del diablo
    sin que se ennegrezca
    y me estaba preguntando
    ¡si estaba negro
    antes de mi entrada al jardín!



    ERRAR
    Vestidos de harapos
    Llegamos tarde a las limpias ciudades.
    ¿Ha salido el sol
    cuando estábamos en el bosque?
    Y estas manos blancas
    Que nos llevan de la muñeca
    ¿Habrán pensado en la oscuridad?
    ¡Oh, Dios mío, qué tarde hemos llegado!
    ¿Estábamos desconcertados frente a la nieve,
    con nuestras extrañas voces
    y nuestros desérticos recuerdos?
    ¡Oh, Dios mío, ya hemos llegado
    mas aún estamos errados!



    HUIR DE LA FAMILIA

    No era mala idea.
    Soñé con una casa y la habité.
    No era mala idea.
    Soñé con una mujer y me casé con ella.
    No era mala idea.
    Dibujé cuatro niños y los tuve.
    Tampoco era mala idea
    cuando dibujé una puerta trasera de la casa
    y por ella me escapé.



    BAGDAD


    Bagdad
    ¿Eres una patria o un campo de tiro?
    ¿Eres un paisaje que hay de destruir
    o una escalera de víctimas
    que no se sacia de su muerte?
    Bagdad
    ¿Eres una cesta que se hunde
    y no se llena sino de vida?
    ¿Acaso es ésta tu fiesta
    o tu muerte?
    ¿Estos caramelos de fuego
    son para tus niños muertos
    o para la última fiesta de tu degollación?
    Entonces, muérete.
    Volvámonos adonde hemos venido,
    a los desiertos y al infinito
    esperando un nuevo profeta.



    VELAS


    Aléjate de mí, mujer.
    No soy un enamorado
    ni soy un poeta, ni un caballero.
    No soy más que un grito...
    No soy más que una vela.
    Sigue durmiendo, mujer.
    No soy tu amante,
    soy su vela.

    Oh, vela, quiero besarte
    pero,
    ¿dónde está tu boca?

    Oh, enamorado,
    ¿dónde está tu vela?
    Mujer,
    la maternidad es una vela,
    no un saco de leche.

    No me importa el número de hermanos,
    lo importante es:
    ¿cuántas velas hay en ellos?

    De verdad, eres bella e impresionante,
    te mereces todo elogio
    pero, ¿dónde está tu vela?

    ¿Ves aquel hombre anciano?
    Lleva cincuenta años siendo una vela.
    Él es el maestro del alfabeto.



    ERRAR



    Vestidos de harapos
    llegamos tarde a las limpias ciudades.
    ¿Ha salido el sol
    cuando estábamos en el bosque?
    Y estas manos blancas
    que nos llevan de la muñeca
    ¿habrán pensado en la oscuridad?
    ¡Oh, Dios mío, qué tarde hemos llegado!
    ¿Estábamos desconcertados frente a la nieve,
    con nuestras extrañas voces
    y nuestros desérticos recuerdos?
    ¡Oh, Dios mío, ya hemos llegado
    pero aún estamos errados!





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/77_78/hassan.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 09 Oct 2023, 16:11

    Fadhil Al-Azzawi



    Fadhil Al-Azzawi  nació en Kirkuk, norte de Irak, en 1940. Es uno de los más destacados poetas y escritores del mundo árabe. Ha publicado trece libros de poesía, siete novelas, un libro de relatos breves, dos libros de crítica y memorias y varias traducciones de obras literarias del alemán y del inglés, al árabe. Ha editado diversos periódicos y revistas y fundó la revista de poesía Shi’r 69. Participó en la generación vanguardista irakí de los 60’s. Su obra temprana fue criticada y laureada con gran entusiasmo. Ampliamente leída en inglés, su escritura mezcla la tradición literaria árabe con el modernismo y postmodernismo occidental. Estudió Literatura Inglesa en la Universidad de Bagdad. En 1977 dejó Irak para obtener un PhD en periodismo cultural de la Universidad de Leipzig en Alemania. En 1980 fundó en Beirut, con otros escritores iraquíes, “La Unión de Escritores Iraquíes Democráticos en el Exilio” y tomó parte en la edición de la revista Al-Badeel. Algunos de sus libros, traducidos al inglés: In Every Well a Joseph is Weeping (En cada pozo un José está llorando), poesía, 1996; Miracle Maker: Collected Poems (Fabricante del milagro, poemas completos), 2003; The Last of the Angels (El último de los ángeles), novela, 2008; Cell Block Five (Cinco bloques de celdas), novela, 2008. Al decir de Jaacó Schoonhove, refiriéndose a la obra de Fhadil Al-Azzawi, “El papel de la poesía es confrontar las mentiras y el fraude. Quita las máscaras de los rostros de aquellos que venden falsas ilusiones, revelando la verdad oculta bajo un montón de slogans comerciales repetidos. Desde el fondo del profundo océano, la poesía rescata los tesoros de la palabra hablada. Pone conocimiento sobre la ignorancia, decencia sobre la barbaridad, distinción sobre la generalización, memoria sobre la amnesia, y sobre todo, creatividad sobre el monótono trajín diario… Un poeta siembra duda y confusión, derriba los valores establecidos, no para demostrar su punto de vista sino para acceder a la verdad de la vida. Es la imaginación del poeta la que habla a nuestra alma, a nuestro ser esencial, para devolverle la variedad de colores y formas que solo la poesía puede evocar…”




    *********************



    Fraternidad


    En una torre
    que trepa el cielo
    dentro de una cerrada habitación
                                         de cristal
    un esqueleto se sentó muy cerca mío
    y colocó su mano sobre mi hombro,
                            murmurando:
    “Tú eres mi hermano,”
    luego me entregó una mariposa
    que volaba hacia la llama.

    Descendiendo en la oscuridad
    trastabillando en los escalones
    el mundo vino a mí y colocó su corazón
                             en la palma de mi mano.
    Me quemó los dedos
    como una brasa
    envuelta en cenizas
    y salpicada con sangre humana.

    Una tregua permanente
    entre el hombre y todo lo anterior a él.
    Una tregua permanente
    entre el viento y el árbol.

    Apaga el fuego,
    deja que la mariposa regrese a su flor.





    En cautiverio


    Desde una vieja canción folklórica
    dos esclavos cayeron sobre el tejado
    de nuestra casa en Bagdad.
    Ellos estaban atados espalda a espalda
                                          con una soga,
    vestían desgarradas ropas blancas,
                                               y lloraban.

    Creo que estaban aguardando un barco tripulado por piratas.
    Creo que estaban observando un horizonte de árboles.
    Creo que estaban imaginando una isla distante.

    Cuando subí al techo y los liberé de sus ataduras
    estallaron en llamas en mis manos
                                       transformándose en cenizas.



    En la corte de honor


    En uno de mis poemas incompletos
    un verso desafió a otro
    arrojándole un guante al rostro-
    invitándolo a un duelo
    en la Corte del Honor.

    Al final de la pelea,
    como muchas veces sucede,
    uno de mis versos estaba muerto
    el otro sangraba sobre la página.
    Como yo no deseaba
    verme involucrado en un laberinto de investigaciones criminales
    entre preguntas y respuestas,
    preferí entonces lavar su sangre de mis manos
    y me deshice de todo el poema.



    La fiesta


    No faltaba nadie
    Caín estaba en la cocina afilando su cuchillo
    y Noé sentado en la sala de estar
    miraba por televisión el informe meteorológico.

    Todos llegaron en sus automóviles
    y desaparecieron en el largo pasillo
    que guiaba hacia el rumor de la fiesta.

    Nuestra inmaculada dama bailaba
                                    en el círculo central
    exponiendo sus tesoros
    a través de las transparencias de su vestido.
    Nos sentamos junto a los otros invitados
    y apuramos las copas hasta las heces.

    Al final de la velada
    en el regreso a nuestros hogares,
    le entregamos al ciego su perdido bastón
    y al asesino su hacha sangrienta.

    Fue una fiesta,
    como cualquier otra fiesta.

     

    Visión sobre un ómnibus


    Mientras viajaba en ómnibus
    entre esta vida y el más allá
    de un brinco subió el ángel Gabriel-
    Tenía un sombrero sobre la cabeza,
    ladeado sobre la frente-
    Vestía un saco ancho,
    se parecía  a uno de aquellos fugitivos
    en las veredas del zoológico de Bahnhof.*
    Subió sin pagar su boleto,
    y se sentó en el asiento contiguo al mío.
    Al igual que un turista norteamericano
    simuló que miraba a través de la ventanilla.
    Durante el trayecto me dio un codazo en la cintura
    y comenzó a recitar sus nuevos versos santos
    a un grabador que sostenía en la mano.
    Su voz monótona me provocó nauseas  
    y me incorporé tratando de huir,
    pero me atrapó y me lanzó hacia mi asiento,
    luego presionó el cañón de su arma en mi pecho
    y me dijo amenazante:
    “La próxima vez, Oh profeta, apretaré el gatillo.
    Ahora recita. Recita en el nombre de tu Dios que te creó.”

    * Estación de ferrocarril en Berlín



    Desfile silencioso


    Coloco mis manos en mis bolsillos raídos,
    y camino por la calle,
    y allí  los veo,  ojos detrás de las vidrieras
                             de los comercios y cafés,
    que me miran sospechosamente,
    luego salen velozmente a la calle y me siguen.


    Deliberadamente me detuve a encender un cigarrillo
    y me di vuelta, como alguien que le da la espalda al viento,
    para poder capturar una imagen de ese desfile silencioso:
    ladrones, reyes, asesinos, profetas, poetas
    aparecían desde todos los rumbos
    para caminar a mis espaldas
    aguardando que les hiciera una señal.

    Sacudí mi cabeza asombrado
    y continué caminando mientras silbaba
    la tonada de una canción popular,
    pretendiendo que era un actor en una película
    y que lo único que tenía que hacer era caminar para siempre
                                          hasta el amargo final.



    Como escribir un poema mágico


    Si tienes, al menos,  nervios de acero
    y buenas intenciones
    no hay nada más fácil que escribir un poema mágico.
    No es demasiado difícil, te lo aseguro.
    Toma una soga y átala a una nube
    y deja que uno de sus extremos se balancee,
    luego como hacen los niños escálala hasta el final,
    una vez arriba, nos la arrojas nuevamente
    y permitirás que intentemos hallarte –en vano-
    en cada poema.



    Despedida


    En soledad camina hacia el cadalso.
    Las manos a la espalda, esposadas, siete fusiles apuntándole.
    Él pensó en quienes podrían llorar silenciosamente sobre su cadáver.
    Él soñó acerca del sol luego de su partida, y en los pájaros y en los ríos
    y en...           y en...
    Y observó la palmera datilera penetrada y sacudida por el viento.
    Vio una nube: “Quizás llueva después de mi muerte.”
    Descubrió un narciso oculto en los pastos detrás de la cerca:
    “Un hombre lo recogerá y se lo dará a una muchacha feliz
    que al abandonar el parque  lo dejará olvidado sobre un banco.”
    Él estiró su mirada hacia el rompiente amanecer. Estaba solo.
    Cuando ascendió los peldaños de madera
    una paloma que dormía sobre el cadalso
    se sobresaltó y desapareció batiendo sus alas.





    La vida con las ratas


    Acurrucados en la oscuridad,
    comimos de una olla apoyada sobre periódicos desparramados sobre el piso.
    Las ratas saltaron para quitarnos la comida de nuestros dedos
    luego se colocaron frente a sus madrigueras
    preparándose para un nuevo ataque.
    En las noches frías
    se ocultaban entre nuestros muslos y piernas
    hasta aquel día en que vimos a una rata gigante en un bosque
    arrastrando a una muchacha sollozante de una soga que le envolvía el cuello.
                                   
    En la mañana, mientras escuchábamos el gorjeo del ruiseñor en el árbol,
    cargamos nuestro orín en barriles
    y lo volcamos en la zanja frente a la estación de policía.
    regresamos con el desayuno que había preparado la esposa de un policía
    a la que en nuestros sueños habíamos amado una y mil veces.

    Al caer la tarde
    nos llamaron de uno en uno por nuestros nombres
    y nos colgaron por los hombros de los ventiladores de techo
    hasta que las ratas comenzaron a caer
    de los pliegues de nuestras ropas
    aullando debido a los latigazos.

    Luego de algunos años o quizás siglos
    vi a aquel a quien dejé abandonado en las oscuridad del foso:
    era nuevamente un niño, como siempre vestía pijamas.
    Él elevó su cabeza y me observó un rato largo
    luego rápidamente siguió su camino.
    Creo que me ha olvidado en el innumerable acontecer de la vida.



    Atravesando el valle desolado


    Este valle desolado esta poblado de ladrones
    sin embargo lo atravieso solo.
    No  le temo a nadie
    pues no llevo ni oro ni plata en mi montura.

    Este valle desolado se extiende frente a mis ojos
    moteado con piedras que bajo el sol brillan como espejos.
    Arrastro detrás mío a mis mulas
    y en soledad canto alegremente.

    En este valle la lluvia cae a cántaros.
    No existen cuevas para darme abrigo
    y no poseo una carpa.
    Si se produce una inundación y la represa estalla
    ¿ Quién será el que me rescate en su bote bamboleante ?
    No obstante, continúo mi camino sosteniendo en mi puño
                                             la brasa ardiente de mi corazón.
    Ofrezco las llamas de mi fuego a la madera del mundo.
    Me siento a la mesa con fantasmas quienes cenan conmigo.

    Atravieso este valle en soledad
    y dejo que  el viento sople a mis espaldas.



     

    Escúchame Noé


    ¡Escúchame Noé!
    Con mis frágiles brazos
    hemos construido
    nuevas y más altas represas
    para contener futuras inundaciones.

    Cada vez que se hundía una nave
    los carpinteros construían una nueva.
    Sólo las memorias del futuro
    habrán de mantener con vida la esperanza.

    A través de los siglos
    hemos escuchado en todos lados
    los lamentos de los ahogados.

    Nuestro propio milagro:
    siempre hemos logrado sobrevivir.





    Una estatua en la plaza


    Sueño que soy una estatua
    en una plaza que lleva mi nombre,
    por lo tanto trato de parecerme
                         /a un  general en combate
    acopiando el dolor de sus víctimas
    y las flores para sus funerales,
    y en las noches hablo del olvido y el perdón
    justificando la confianza que en mí
           depositó la humanidad.

    Opino que sería mejor elevar mi sombrero
    alabar al sol que ilumina la tierra
    y permitirle a mi estatua descender de su basamento
    para incorporarse a un batallón de ángeles
    que regresan del exilio
    con una jaula llena de ruiseñores
    que una vez atraparon en una isla desierta.

    “ Libera las aves,” dice mi vida.
    “Déjalos volar sobre las cabezas de los caminantes,
    otorgándote las memorias de toda la eternidad.”





    La chimenea


    Una chimenea sopla humo al viento,
    en ocasiones sopla sueños,
    en ocasiones tristeza,
    también sopla los restos de unos hombres en una habitación
    que narran historias del pasado.

    La chimenea sopla el silencio de una mujer
    mientras ella descansa en los brazos de un hombre
                            /que recuerda una ciudad aterrorizada
    doblegada en el desierto
    la que sopla sus propios recuerdos hacia la distancia.

    Una chimenea nos sopla día a día
    en la noche de otro cielo
    hacia la lejanía, hacia el viento.





    Malentendido


    El poeta se paró en el podio
    y se presentó:
    “¡Mis poemas son aves!”
    Las aves flotaron sobre nuestras cabezas
    y cantaron: “¡Somos poemas!”

    Por lo tanto podría decir
    que ayer, en un café, escribí un ave
    y que antes de ese acto, en una taberna lírica,
                                   me comí un poema.
                                 



    En un  planeta que muere


    El aire en la habitación está viciado,
    pero nadie abre las ventanas.
    Llevamos nuestros libros en la mano izquierda,
    pero nadie requiere nuestro perdón.
    El cadáver está tendido en el sótano
    y sin embargo nadie llora muerte.

    Tuvimos que descubrir nuevamente el fuego
    antes de cruzar  nuestro valle en la noche.
    Tuvimos que pagar facturas impresionantes
    antes de dar a luz a bebés felices
    en tubos de laboratorio.
    Deberíamos de haber consolado a nuestros ancestros Neandertal
    antes de haberlos confinado
    en las montañas.

    No existe ninguna esperanza
    de que algún día podamos regresar
    a los bosques.

    Alienígenas en un OVNI
    me saludan desde la ventanilla.
    Innumerables planetas y galaxias
    desde siempre han aguardado
    impacientemente
    mi arribo.


    ¿Qué es lo que estoy haciendo aquí?



    Confieso que he vivido mi vida


    Confieso que he vivido mi vida:
    he saboreado tantas cosas
    y he olvidado tantas miles más.
    He amado mujeres, no recuerdo el número
    de cuántas de ellas lloraron sobre mi pecho.
    Hallé amigos para los buenos tiempos
    y también para los malos.
    He vivido entre víctimas olvidadas
    y en las celdas de las prisiones mi piel conoció
                                              el látigo de los verdugos.
    Me mantuve de pie frente a jueces injustos
    que me acusaron de estar enceguecido por el amor.
    Deambulé de desierto en desierto
    y armé mi carpa en el mundo de la fantasía.
    Dejé que mi caballo bebiera las aguas del al-Kawthar.
    Dormí entre ladrones en las riberas del Tigris
    y alguna vez viví en los palacios de reyes.
    Viaje a diversas ciudades, nadando en la oscuridad.
    Me senté al sol y caminé en la nieve,
    mudándome de una tierra a la otra,
    cambiando un par de zapatos por otro.
    A mi paso he quemado muchos puentes
    y navegado mares que nunca podían ser atravesados.
    En el tiempo de la sequía sembré semillas
    en el valle de las lluvias.
    En la oscuridad encendí miles de velas,
    bajo la luna naciente
    suspiré como un viejo enamorado.
    Vagué entre continentes.
    ¿ Cuántas veces en mis sueños construí palacios de papel ?
    ¿ Cuántas veces he intercambiado realidades por ilusiones ?
    He dicho la verdad y también he mentido.
    He dudado un poco y creído otro poco.
    He fumado cigarrillos de todas las marcas,
    en los bares bebí el vino  de las mejores cosechas
    y escribí los poemas de mi vida.
    Me he reído mucho en este mundo.
    He llorado mucho en este mundo.
    He pasado como una luz en la noche.
    He estado aquí y he visto,
    me he quedado  y he partido.
    Confieso que he vivido mi vida.
     


    Una noche con el vampiro


    En una taberna en Transilvania
    -al atardecer-
    conocí a un hombre delgado
    que llevaba sombrero de copa
    y vestía una capa de seda negra.
    Se presentó como el conde Drácula y me dijo
    que recién había abandonado su féretro acolchado
    para cazar bellas y jóvenes muchachas
    que regresaban de las discos a sus hogares.

    Por supuesto, no le creí palabra.

    Él me invitó a su sótano
    para beber una copa de vino tinto
    en honor de su creador
    el irlandés Bram Stocker.

    Cuando se sacó el sombrero
    y me sonrió forzadamente
    vi las arañas moviéndose en su cabellera
    y la sangre que goteaba de sus colmillos.

    Aún no entiendo como logré huir de él,
    ni recuerdo con que palo espanté a sus lobos,
    que me persiguieron por las calles.

    Me pregunto ¿ Fue el profesor Van Helsing
    quien me impulsó a huir del conde ?
    ¿ Hubo alguien que me colocó al cuello una ristra de ajos?
    ¿O fue la bella Lucy, transformada en  un murciélago negro
    la que guió el regreso del conde, cubierto por un manto de niebla,
                                                              a las ruinas del castillo?

    Todo lo que puedo recordar ahora
    es que cuando desperté
    descubrí que había pasado esa noche horrible
    tendido en posición fetal en el sofá del living
    y Drácula todavía aullaba desde la pantalla del televisor
    mientras ardía bajo el rayo de sol que se filtraba por la ventana.




    Ceniza


    Ojos parpadeantes
    en algún sitio
    aquí y allá, entre los árboles,
    observandonos con curiosidad
    mientras vamos y venimos
    en ese lugar
    donde algo
    a nuestro alrededor se quema.

    Es la ceniza
    que denominamos
    Vida
    en ocasiones
    Muerte.



    Beduinos


    Tres beduinos en un desierto
    cargan bolsas atadas a sus hombros,
    caminan uno detrás del otro
    encorvados hacia la eternidad
    como soldados derrotados.

    Tres beduinos en el desierto
    caminan en silencio,
    el viento que sopla de tanto en tanto
    borra sus huellas.



    Demasiada agua corría en los ríos


    Observando las olas
    me senté en la ribera
    mientras en la jungla estallaban
    los incendios que me dejaron sus cenizas.

    Ustedes sabrán que todos los botes que abordamos
    fueron hundidos por la tormenta
    y las olas nos arrastraron
    hacia los confines de la tierra.

    ¿ Qué importancia tiene si
    construimos nuestras nuevas casas
    bajo las aguas?

    Créanme, no me entristeceré ni me lamentaré
    si el cabello se me cae,
    tampoco si percibo que el tiempo
    cargando su horrible guadaña,
    llega como un médico astuto
    que ha venido a arrancar el último de mis molares,
    nada de ello me importunará
    si mis amigos me quieren por lo que soy
    y yo todavía  puedo amar con todo mi corazón.

    Sé que seguiré siendo por siempre joven.
    Sólo el exilio envejece.

    "He vivido una fiesta mágica"





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/84_85/azzawi.html


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Jue 12 Oct 2023, 18:39

    Dunya Mikhail



    Dunya Mikhail nació en Bagdad en 1965. Poeta y traductora. Ha publicado cinco libros de poesía en árabe y dos en inglés. Los títulos en árabe incluyen The Psalms of Absence y Almost Music. Su primer libro en inglés, The War Works Hard ganó el Premio de Traducción del PEN (En traducción de Elizabeth Winslow). Uno de sus libros, Diary of A Wave Outside the Sea, ganó el Premio al Libro Árabe Americano. En 2001, recibió el Premio de los Derechos Humanos de la ONU a la Libertad de Escritura.

    “Su poesía, tan pura y bella, es la mejor de su generación” comenta el poeta Iraquí Fadhil Al-Azzawi. Y para Saadi Simawe, “Ella ha renovado de forma impresionante el género del poema de guerra en la poesía árabe moderna, por introducir audazmente nuevas técnicas con una nueva visión”.
    “El gesto que hace la poesía en el mundo es similar a la huella de la mariposa, delicado pero poderoso. ¿Este gesto podrá erguirse frente a las catástrofes? No estoy segura, pero el movimiento de una ola puede causar un impacto en la próxima ola dando a todo el mar aquella nueva experiencia pura bajo el sol. El espíritu humano está alienado por la violencia continua en el mundo. Nos sentimos solos, pero también juntos en nuestra alienación, y la inmensa luz que irradia la poesía es una señal hacia una comunicación no reivindicada. En el plano personal, la poesía me salvó la vida, no en el sentido metafórico, realmente lo hizo. Está escrito en el pasaporte iraquí que mi profesión es “poeta”. Eso me ayudó a salir de mi país cuando el tiempo era crítico y el papeleo era difícil. Por la poesía, nunca me sentí exilada. La poesía ha sido siempre mi país, y cuando leo a otros poetas siento que los conozco como si fueran mis vecinos...”




    *******************

    Poeta y traductora iraquí, nació en Bagdad en 1965. Es
    Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de dicha ciudad y Maestra en Estudios del Cercano Oriente.
    Trabajó como periodista en la prensa de Bagdad, hasta
    que tuvo que abandonar su tierra poco después de la
    primera Guerra del Golfo, al hallarse amenazada por el
    gobierno de Saddam Hussein y ser denunciada su actividad literaria como subversiva. Huyó primeramente a Jordania y finalmente llegó a los Estados Unidos, obteniendo la ciudadanía en dicho país. Allí se casó y fundó un
    hogar.
    En 2001 recibió el Premio de las Naciones Unidas para la
    Libertad de Escribir. Su libro The War Works Hard (2005)
    fue citado como una de las 25 obras para recordar, por el
    público de la Biblioteca de Nueva York en 2005. Su
    poemario “Diary of a Wave Outside the Sea (2009) obtuvo el Premio del Libro Árabe Americano (2010).
    Dunya Mikhail reside actualmente en Michigan, donde
    trabaja como instructora árabe en su Universidad Estatal.

    Además de traductora, es autora hasta la fecha de 5
    poemarios en árabe y dos en inglés. Los títulos en árabe
    incluyen: The Psalms of Absence y Almost Music.
    Su primer libro en inglés, The War Works Hard ganó el
    Premio de Traducción del PEN (En traducción de Elizabeth Winslow).
    Mikhail nunca ha regresado físicamente a Irak, pero
    vuelve a su tierra natal una y otra vez a través de su poesía; una poesía de urgencia, sin tiempo para las florituras
    tradicionales árabes; escueta, irónica, donde la dureza de
    la vida pública se entrelaza con la ternura del ámbito privado en una dialéctica apasionada que convierte su voz
    en una de las más cualificadas de la poesía árabe actual.



    ******************



    América



    Por favor, no me preguntes, América.
    No me acuerdo
    en qué calle,
    con quién,
    o bajo qué estrella.
    No me preguntes…
    No me acuerdo de
    los colores de la gente
    o sus firmas.
    No recuerdo si tenían
    nuestras caras
    y nuestros sueños,
    si estaban cantando
    o no,
    si escribían desde la izquierda
    o desde la derecha
    o sin escribir del todo,
    durmiendo en casas
    en aceras
    o en aeropuertos,
    haciendo el amor o no.
    Por favor, no me preguntes, América.
    No recuerdo sus nombres
    o sus lugares de nacimiento.
    Las personas son hierba
    nacen en todas partes, América.
    No me preguntes…
    No recuerdo
    qué hora era
    o qué tipo de clima,
    idioma,
    o bandera.
    No me preguntes…
    no me acuerdol
    cuánto tiempo caminaron bajo el sol
    o cuántos murieron.
    No me acuerdo de
    las formas de los barcos
    o el número de puertos…
    Cuantas maletas llevaban
    o no llevaban,
    si venían quejándose
    o sin quejarse.
    Detén tu interrogatorio, América
    y ofrece tu mano
    a los que están agotados
    en la otra orilla.
    Ofrécesela sin preguntas
    ni listas de espera.
    ¿De qué sirve ganar el mundo entero
    si pierdes el alma, América?
    ¿Quién dijo que el cielo
    perdería todas sus estrellas
    si la noche pasa sin respuestas?
    América, deja tus cuestionarios para el río
    y déjame a mí para mí amor.
    Ha sido un largo tiempo,
    somos dos orillas lejanas, ondulantes
    y el río serpentea entre nosotros
    como un pescado bien cocido.
    Ha sido un largo tiempo, América,
    (Más largo que las historias de mi abuela
    por la noche)
    y estamos a la espera de la señal
    para lanzar nuestra concha en el río.
    Sabemos que el río está lleno
    de conchas; esta última
    no es importante,
    sin embargo, para la concha sí que importa.
    ¿Por qué haces todas estas preguntas?
    Quieres nuestras huellas digitales
    en todos los idiomas
    y yo me encuentro ya en la vejez,
    más que mi padre.
    Él solía decirme por las tardes
    cuando no pasaban trenes:
    Un día iremos a América.
    Un día, iremos
    y cantaremos una canción
    traducida o no traducida
    en la Estatua de la Libertad.
    Y ahora, América, ahora
    he venido a ti, sin mi padre.
    La muerte madura más rápida
    que los higos indios.
    pero aquellos nunca se hacen mayores, América.
    Vienen en tandas de luz y sombra
    en nuestros sueños
    y como estrellas fugaces
    o curva en los arco-iris
    sobre las casas,
    los dejamos
    atrás.
    A veces se enojan
    si los dejamos esperando un poco…
    ¿Qué hora es ahora?
    Me temo que voy a recibir
    tu carta certificada, América,
    en esta hora
    que no tiene utilidad…
    Así que me gustaría jugar con la libertad
    como un gato domesticado.
    No sé qué más
    puedo hacer con ella
    en esta hora
    que no tiene utilidad...
    y mi amor
    allí, en la orilla opuesta
    del río
    lleva una flor para mí.
    Y a mí -como tú sabesno me gustan las flores marchitas.
    Me gusta la letra de mi amor
    brillando cada día en el correo.
    La rescato entre folletos publicitarios
    y ofertas especiales:
    “Compre uno y llévese otro gratis”
    y un anuncio promocional urgente:
    “¡Usted ganará un millón de dólares
    si se suscribe a esta revista!”
    y facturas por pagar
    en cuotas mensuales.
    Me gusta la letra de mi amor
    aunque cada día es más temblorosa.
    Tenemos una sola foto
    sólo una foto, América.
    La quiero.
    Quiero ese momento
    (para siempre inalcanzable)
    en la imagen que conozco
    desde todos sus ángulos:
    el momento circular del cielo.
    Imagínate, América:
    si uno de nosotros se cae fuera de la foto
    y deja el álbum lleno
    de soledad,
    o si la vida se vuelve
    una cámara
    sin película.
    ¡Imagínate, América!
    Sin un marco,
    la noche nos llevará
    mañana,
    cariño,
    mañana
    la noche
    nos llevará
    sin un marco.
    Sacudiremos los museos
    para siempre de su sueño,
    arreglando nuestros relojes rotos
    así podremos marcar la hora en las plazas públicas
    cada vez que el tren
    nos pase de largo.
    Mañana,
    cariño,
    mañana
    vamos a florecer:
    dos hojas de un árbol
    vamos a intentar no ser
    elegantes en el verdor
    y en el tiempo
    nos voltearemos como bailarines
    llevados por el viento
    a los lugares cuyos nombres
    habremos olvidado
    y nos alegraremos por las tortugas
    que persisten a lo largo de su camino.
    Mañana,
    cariño,
    mañana.
    Miraré a tus ojos
    para ver en tus nuevas arrugas
    las líneas de nuestros futuros sueños.
    Y tú trenzarás mi pelo gris
    bajo la lluvia,
    o el sol,
    o la luna.
    Cada cabello sabrá
    que nada ocurre
    dos veces,
    cada beso un país,
    con una historia,
    una geografía
    y un lenguaje,
    con alegría y tristeza,
    con guerra
    y ruinas,
    y vacaciones
    y relojes marcando…
    Y cuando retorne tu dolor de cuello, cariño,
    no tendrás tiempo para quejarte,
    y no te preocupes
    si permanece dentro de nosotros
    tímido como la nieve
    que no se derrite.
    Mañana, cariño,
    mañana,
    de la caja de madera llegará
    el tintineo de
    dos anillos:
    Han estado brillando por mucho tiempo
    en dos manos temblorosas,
    enredados
    por la ausencia.
    Mañana
    la blancura expondrá
    todos sus colores
    y daremos la bienvenida de nuevo
    a lo que estaba perdido
    o reservado
    en la blancura.
    ¿Cómo quieres que sepa, América,
    qué color
    era el más alegre,
    tumultuoso,
    alienado,
    o asimilado
    de todos ellos?
    ¿Cómo lo podría saber, América?



    Fuente: The war works hard
    Versión al castellano: Marcos


    ***********************

    El aeroplano (The airplane)



    El aeroplano procedente de Bagdad
    transporta soldados estadounidenses
    y se eleva arriba
    y arriba
    sobre la luna
    reflejado en el río Tigris
    sobre las nubes acumuladas
    como cadáveres
    sobre una antigua arpa
    sobre la piel que acarician unas manos
    sobre personas secuestradas
    sobre ruinas que crecen con los niños
    sobre largas colas en la oficina de pasaportes
    sobre la tapa abierta de la caja de Pandora.
    El aeroplano
    con sus pasajeros exhaustos
    aterrizará a seis mil millas de distancia
    de ese dedo
    amputado en la arena.




    Fuente: Poetry International
    Versión al castellano: Demófilo


    **********************



    El ajedrez (The game)



    Hay un pobre peón
    que siempre salta a la siguiente casilla
    sin poder girar a izquierda o derecha
    ni volver atrás.
    Es movido por una reina tonta
    que atraviesa el tablero
    longitudinal y diagonalmente,
    que no se cansa de llevar medallas
    maldiciendo a los obispos.
    Es una pobre reina
    movida por un rey imprudente
    que cuenta las casillas diariamente
    y afirma que están disminuyendo.
    Él dispone los alfiles y las torres
    y los sueños de un terco oponente.
    Es un pobre rey
    movido por un jugador experimentado
    que se frota la cabeza
    y pierde el tiempo en un juego interminable.
    Es un mal jugador
    movido por una vida vacía
    sin blanco ni negro
    Es una pobre vida
    movida por un Dios desconcertado
    que una vez intentó jugar con arcilla.
    Es un pobre Dios.
    No sabe qué hacer
    - 15 -
    Cuaderno 45 - Entre los poetas míos… - Dunya Mikhail
    para escapar
    de su dilema.


    Fuente: Audiopoetry
    Versión: Demófilo


    *********************

    El mártir no podía creer lo que veía
    (The martyr couldn't believe his eyes]



    El mártir no podía creer lo que veía
    cuando fue bombardeada su tumba
    mientras trenzaba una guirnalda para su amada
    -una guirnalda roja-,
    sin embargo ... en el camino al cielo ...
    se tornó blanca.
    Se inclinó hacia el agua con un pequeño arco iris
    agarrado en la mano.
    De este modo produce música.
    Levanta las manos a las nubes y trenza sus lágrimas en una flor.
    De este modo, canta.
    Una ola rompiendo fuera del mar.
    De este modo continúa.



    Fuente: Diary of a Wave Outside the Sea (En POETS.org)
    Versión: Demófilo

    *******************



    El prisionero (The Prisoner)



    Ella no entiende
    lo que significa ser “culpable”
    Permanece en la puerta de la prisión
    hasta que lo ve
    y puede decirle: “Cuídate”
    como solía recordarle
    cuando iba a la escuela,
    cuando marchaba al trabajo,
    cuando venía en las vacaciones.
    Ella no comprende
    lo que ahora están expresando
    quienes se encuentran tras los barrotes
    con su uniforme,
    ni por qué han decidido
    que él tiene que estar ahí
    con desconocidos de días sombríos
    Nunca llegó a pensar
    cuando entonaba canciones de cuna
    en su cama
    durante las ya lejanas noches
    que él sería encerrado
    en ese frío lugar
    sin lunas ni ventanas
    Ella no comprende.
    La madre del prisionero no entiende
    por qué debe abandonarlo y retirarse
    debido a que “la visita ha terminado”.



    Versión: Demófilo
    Fuente: The war works hard En: The Guardian



    *****************



    Iraquíes y otros monstruos



    Son seres espantosos
    tienen cabezas oscuras, colgantes.
    vagan por el desierto
    vestidos con pieles de toros y de leones
    sus enormes ojos brillan con estoques
    se frotan sus mostachos cuando prometen,
    amenazan,
    o cortejan.
    De sus narices gigantes
    brota gran cantidad de humo
    y se eleva hacia el cielo.
    Hacen temblar la tierra con tal fuerza
    que despiertan a los muertos.
    Viven en la oscuridad
    sin agua ni electricidad.
    El polvo es su comida y la arcilla es su pan.
    Nunca duermen ni descansan.
    Tienen extraños hábitos:
    los sunitas dicen que todos los chiítas tienen rabo;
    los chiítas llevan llaves para el cielo en sus bolsillos
    por si acaso debieran morir inesperadamente;
    los kurdos gustan de las montañas cuando luchan y
    cuando bailan el dabka;
    los caldeos consultan las estrellas para tomar decisiones;
    los asirios colocan plumas en su cabeza
    para demostrar que han vencido al águila;
    los armenios se arrojan a sí mismos al río
    cada vez que se enojan;
    los turcos mantienen la esperanza
    de que el sultán regresará;
    los mandais celebran sus fiestas
    permaneciendo tres días en su casa;
    los yezidis honran al Diablo
    y veneran a la lechuga.
    Los iraquíes y otros monstruos
    (al atardecer,
    cuando las armas están en silencio)
    sacan sus arpas de las cajas
    y todos ellos tocan
    por los desaparecidos
    hasta el amanecer.



    Versión: Marcos
    Fuente: Poetry International Rotterdam


    ***************

    La diosa y las cosas



    Ahora que te dispones a morir
    permite que me presente.
    Soy la diosa de las cosas,
    soy el dinero que tanto buscaste,
    los títulos, la gloria, las lentillas,
    los libros, las lozas de tu casa,
    los documentos de identidad,
    la brújula, la maleta de cuero,
    los muebles de caoba, el ordenador,
    el cuaderno del diario, la vela apagada,
    los paraguas, los alfileres, las vajillas,
    las joyas, los calcetines, todo.
    Soy la diosa de las cosas materiales,
    que te acompaña, ahora,
    en la hora de tu muerte.



    Fuente: Arquitrave
    (nº 36, abril de 2008, Bogotá).



    *******************


    La guerra trabaja duro



    ¡Qué grave es la guerra!
    ¡Qué activa
    y eficiente!,
    Desde por la mañana temprano
    despierta con las sirenas
    y envía ambulancias
    a todas partes,
    transporta cadáveres por el aire,
    proporciona camillas a los heridos,
    provoca lluvias de lágrimas
    en los ojos de las madres,
    y desentierra muchas cosas
    de debajo de las ruinas…
    algunas son inertes y brillantes
    otras pálidas y aún palpitantes…
    Ella suscita muchas preguntas
    en las mentes de los niños,
    y sirve de diversión a los dioses
    con misiles y bolas de fuego
    surcando el cielo.
    Siembra minas en los campos
    y cosecha perforaciones y pústulas,
    insta a las familias a emigrar,
    se coloca del lado de los sacerdotes
    ya que maldicen al diablo
    (El desdichado, todavía tiene
    la mano en el fuego. Duele)…
    La guerra es constante día y noche.
    Inspira en los tiranos largos discursos,
    premia con medallas a los generales
    - 22 -
    Cuaderno 45 - Entre los poetas míos… - Dunya Mikhail
    y proporciona temas a los poetas.
    Desarrolla la industria
    de miembros artificiales
    proporciona comida a las moscas,
    agrega páginas a los libros de historia,
    consigue la igualdad
    entre los asesinos
    y sus víctimas.
    Enseña a los enamorados a escribir misivas,
    acostumbra a las jóvenes a esperar,
    llena los periódicos
    con artículos y fotografías,
    construye nuevas casas
    para los huérfanos,
    mantiene muy ocupada
    las fábricas de ataúdes,
    da a los sepultureros
    una palmada en la espalda
    y dibuja una sonrisa en el rostro del líder.
    La guerra trabaja muy duro
    No tiene igual.
    Sin embargo, nadie la elogia



    Fuente: JEAT,COM
    Versión: Demófilo



    ***************

    La guerra tras los cristales (La guerra dietro ai vetri)



    Hoy todo pende de un trozo de viga
    en la escena reina la desolación
    la guerra ha dispersado a la gente
    sólo reunida por la ausencia.
    El telón está cayendo
    sobre el último temblor del día
    la luna es una pastilla de aspirina
    y las aldeas están agujereadas como la memoria
    el cielo es un sombrero para las aeronaves
    los pájaros ya no encuentran un lugar
    donde recoger las alas tras los cristales
    y como ellos yo me quiebro



    Versión: Demófilo.
    Fuente: Antologia di poetesse arabe contemporanee" da Pensieri Parole



    **********************

    La joya (The Jewel)



    Ya no se ve atravesado en el río.
    Ya no está en la ciudad,
    ni en el mapa.
    Aquel puente que había...
    El puente que fuimos...
    El puente que se utilizaba
    para cruzar todos los días...
    la guerra lo arrojó al río
    igual que el diamante azul
    que aquella señora dejó caer
    por el costado del Titánic.



    Versión: Demófilo
    (En The Guardian)


    ********************

    La mecedora (The rocking chair)



    Cuando llegaron,
    la tía seguía allí
    en la mecedora.
    Durante treinta años
    se estuvo balanceando en ella…
    Ahora
    que la muerte ha pedido su mano,
    ella se ha ido
    sin decir una palabra,
    dejando en la silla
    solamente
    el balanceo.



    Versión: Demófilo.
    En: The War Works Hard, 2005





    *****************



    El vaso (The cup)


    La mujer colocó el vaso al revés
    en medio de las figuras y letras.
    Apagó la luz dejando
    sólo una vela encendida.
    Puso su dedo sobre él
    y repitió algunas palabras:
    -Espíritu, si estás ahí, responde sí.
    El vaso se movió hacia la derecha. SÍ
    -¿Eres el espíritu
    de mi marido, asesinado?
    El vaso se deslizó a la derecha: SÍ
    -¿Por qué me has dejado tan pronto?
    El vaso se movió entre las letras:
    NOPUDEEVITARLO
    -¿Por qué no te escapaste?
    El vaso se movió: MEESCAPÉ.
    -Entonces, ¿cómo es que te asesinaron?
    El vaso se movió: PORLAESPALDA.
    -¿Qué voy a hacer ahora con tanta soledad?
    El vaso permaneció quieto.
    -¿Me amas?
    -El vaso se movió a la derecha: SÍ
    -¿Puedo hacer algo para retenerte aquí?
    El vaso se deslizó a la izquierda para decir: NO
    -Puedo irme contigo?
    El vaso se mueve: NO
    -¿Habrá cambios en nuestra vida?
    El vaso se dirige hacia la derecha.
    -¿Cuándo?
    El vaso señala: 1996
    -¿Te encuentras bien?
    El vaso se movió lentamente hacia la derecha.
    -¿Qué me aconsejas?
    El vaso se movió: ESCAPA.
    - 28 -
    Cuaderno 45 - Entre los poetas míos… - Dunya Mikhail
    -¿A dónde puedo ir?
    El vaso permaneció quieto.
    -¿Vendrán nuevas catástrofes?
    El vaso no se movió.
    -¿Cuál es tu voluntad?
    El vaso va indicando una frase sin sentido.
    -¿Estás cansado de mis preguntas?
    El vaso se dirige hacia la izquierda.
    ¿Puedo todavía hacerte un ruego?
    Tras un tiempo de silencio la mujer finalizó:
    -Espíritu, vete en paz.
    Volvió el vaso a su posición normal
    y apagó la vela.
    Seguidamente llamó a su hijo
    que estaba atrapando insectos en el jardín
    con un casco agujereado.
    Fuente: Masthead The war works hard



    Título original: Al-Finjân
    Versión: Marcos




    ******************

    Nunca olerá de nuevo


    Mazín⃰
    inclina su cabeza hacia la mesa y grita.
    Su sobrina ha sido secuestrada en Bagdad.
    Tiene veinte años.
    Unos hombres enmascarados la rodearon y apartaron
    de las manos extendidas de su madre
    en un coche. Eran como un tsunami.
    Irak es un tsunami a cámara lenta.
    Me despierto por la noche y me pregunto si estará viva
    y como podrá ser su vida.
    si se encuentra en una jaula bajo manos extrañas.
    Sólo puede ser una pesadilla.
    Es un gran alivio tener a mi hija
    lejos del peligro
    de nubes como cadáveres
    de secuestradores enmascarados
    de largas colas en las oficinas de pasaportes
    de los dedos amputados en la arena.
    Larsa* esparce las fotos antiguas
    y las mezcla con las nuevas.
    Mezcla imágenes de bolas de nieve en Michigan
    con imágenes de una ciudad redonda con dos ríos,
    palmeras
    poesía
    guerras
    las mil y una noches.
    Dentro de esa ciudad estaba nuestro hogar,
    dentro de la casa se hallaba nuestro jardín,
    ni siquiera un muro lo separaba de los vecinos
    y dentro de ese jardín había una flor razqi.
    Nunca olerá de nuevo.



    ***Mazin es esposo de Dunya Mikhail. Larsa es su hija.

    Versión: Demófilo.
    Extraido de: “Diary Of A Wave Outside The Sea”.





    ***************

    Santa Claus



    Con su barba larga como la guerra
    y su traje rojo como la historia
    Santa Claus vino sonriendo.
    Me invitó a coger alguna cosa.
    Eres una buena chica, dijo,
    así que te mereces un juguete.
    Me dio algo semejante a la poesía
    y como vio que yo estaba dudando,
    me animó:
    –No tengas miedo, cariño,
    yo soy Santa Claus
    que voy regalando cosas bellas a los niños.
    ¿No me has visto antes?
    –El Santa Claus que yo conozco
    viene en uniforme militar
    y cada año distribuye entre nosotros
    algunas espadas rojas,
    juguetes para huérfanos,
    piernas artificiales
    y fotografías de los ausentes
    para colgar en las paredes.



    Fuente: The war works hard
    Versión: Demófilo



    *********************


    Yo tenía prisa



    Ayer perdí un país.
    Yo estaba de prisa,
    y no advertí cuando se me cayó
    como la rama rota de un árbol olvidadizo.
    Por favor, si alguien pasa
    y tropieza con él,
    tal vez en una maleta
    abierta al cielo,
    o grabado en una roca
    como una herida abierta,
    o envuelto
    en las mantas de los emigrantes,
    o cancelado
    como un perdido tiquete de lotería,
    u olvidado en vano
    en el Purgatorio,
    o avanzando a prisa sin objetivo
    como las preguntas de los niños,
    o elevándose con el humo de la guerra,
    o rodando en un casco sobre la arena,
    o robado en la tinaja de Ali Babá,
    o disfrazado con uniforme de policía
    que agitó a los prisioneros
    y huyó,
    o en cuclillas en la mente de una mujer
    que trata de sonreír,
    o esparcido
    como los sueños
    de nuevos inmigrantes en América.
    Si alguien se lo encuentra
    Devuélvamelo, por favor.
    Es mi país...
    Yo estaba de prisa
    Cuando lo perdí ayer.


    *********************

    Agencia de viajes


    Una pila de viajeros está sobre la mesa.
    Mañana sus aviones despegarán
    y salpicarán el cielo de plata
    y descenderán como el anochecer sobre las ciudades.
    El señor George dice que su amada
    ya no le sonríe.
    Él quiere viajar directamente a Roma
    Para cavar allí una tumba como su sonrisa.
    “Pero no todos los caminos conducen a Roma”, le recuerdo,
    y le entrego un solo tiquete.
    Él quiere un puesto con ventana
    para asegurarse que el cielo
    es el mismo
    en todas partes.




    ***************


    La joya



    Ya no se extiende a través del río.
    No está en la ciudad,
    ni en el mapa.
    El puente que fue...
    El puente que fuimos...
    El puente Pontoon
    que cruzábamos cada día...
    Desplomado por la guerra, en el río
    Igual que la joya azul
    que aquella señora dejó caer
    por el costado del Titanic.



    *******************

    Pronombres



    Él juega a ser un tren.
    Ella juega a ser un silbato.
    Ellos se alejan.

    Él juega a ser una cuerda.
    Ella juega a ser un árbol.
    Ellos se columpian.

    Él juega a ser un sueño.
    Ella juega a ser una pluma.
    Ellos vuelan.

    Él juega a ser un general.
    Ella juega a ser un ejército.
    Ellos declaran la guerra.




    ****************

    Saco de huesos



    ¡Qué buena suerte!
    Ella ha encontrado los huesos de él.
    La calavera está también en el saco
    El saco en su mano
    como todos los otros sacos
    en todas las otras manos temblorosas.
    Los huesos de él, como miles de huesos,
    en la fosa común,
    Su calavera, no como cualquier otra.
    Dos ojos o agujeros
    con los cuales él vio mucho,
    dos oídos
    con los cuales él escuchó la música
    que contó su propia historia,
    una nariz
    que nunca conoció el aire puro,
    una boca, abierta como un abismo,
    no era como cuando él la besó
    allí, silenciosamente,
    no en este lugar
    ruidoso con calaveras y huesos y polvo
    exhumados con preguntas:
    ¿Qué significa morir toda esta muerte
    en un lugar donde la oscuridad ejecuta todo este silencio?
    ¿Qué significa encontrar a tu amado ahora
    Con todos estos lugares huecos?
    ¿Devolver a tu madre
    con motivo de la muerte
    un puñado de huesos
    que ella te había dado
    con motivo del nacimiento?
    Partir sin muerte o certificado de nacimiento
    porque el dictador no da recibos
    cuando se lleva tu vida.
    El dictador tiene una calavera también,
    una enorme.
    Que resolvió por sí misma un problema matemático
    que multiplicó una muerte por millones
    y el resultado fue la nación.
    El dictador es el director de una gran tragedia.
    él tiene una audiencia, también,
    una audiencia que aplaude
    —hasta que los huesos empiezan a sonar—
    los huesos en los sacos,
    el saco lleno finalmente en la mano de ella,
    a diferencia de su vecina decepcionada
    que no ha encontrado aún lo suyo.

    *****************



    La sombra de una lágrima


    En el tiempo de veloces saludos
    y luces artificiales,
    la sombra de una lágrima
    cae sobre el cielo.
    Ni las precipitadas ruedas
    ni el camino
    ni el borrador
    pueden detenerla.

    Sobre las granjas
    Vuelan sin cuidado los pájaros.
    Uno se rezaga,
    Pero no te preocupes.
    Alcanzará la bandada en poco tiempo;
    sólo está distraído
    por la sombra de una lágrima
    quebrada sobre las ramas.


    *******************


    Agradecimiento


    Doy las gracias
    a todos los que no amo
    porque no me producen
    dolor de cabeza
    no me obligan
    a escribir largas misivas
    no agitan
    mis sueños
    no los espero
    con ansiedad
    no leo
    sus horóscopos
    en el periódico
    no marco
    su número
    de teléfono
    … no pienso en ellos…
    y les estoy sumamente agradecida
    porque no me complican
    la vida



    Fuente: Antologia di poetesse
    arabe contemporanee" da PensieriParole
    Versión: Demófilo.


    **************




    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3590
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Amalia Lateano Jue 12 Oct 2023, 19:26

    Hay palabras livianas, dúctiles y flexibles que nacen de la comprensión,
    de la empatía, y gustan de crecer en el agua de las bellas emociones!
    Preciosos poemas, María Lua

    Gracias
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68498
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Maria Lua Lun 16 Oct 2023, 20:26

    Gracias a ti, Amalia, por tan hermoso
    comentario!
    La poesia árabe é bellísima!
    Besos


    _________________



    POESÍA ÁRABE - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POESÍA ÁRABE - Página 4 Luna7

    Contenido patrocinado


    POESÍA ÁRABE - Página 4 Empty Re: POESÍA ÁRABE

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom 14 Abr 2024, 02:21