Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 978354 mensajes en 45273 argumentos.

Tenemos 1524 miembros registrados

El último usuario registrado es Gustavo Trejo

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 56 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 52 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Antonio Urdiales, Iunae, javier eguílaz, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb Nov 02, 2019 9:25 pm

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Diciembre 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty

3 participantes

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Vie Mar 11, 2022 4:03 pm

Pues quizás esté en tu jardín, de hermosos versos.
Muy poquito a poco, pero sigo, amigo mío.
Gracias por estar ahí y besos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Vie Mar 11, 2022 4:05 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)



¿Qué antojo o qué avaricia no parara en esta novedad, y desengañara a su deseo de que no había otro nuevo mundo de flores que conquistase la ambición de sus ojos? Pero navegando contra favorables y olorosos vientos se pasa de los reinos de Tiro a las preciosas Indias, que en otro cuadro ofrece la tierra en sus doradas clavellinas, y cincelado en una columna de jaspe blanco este madrigal :

LAS CLAVELLINAS DE INDIAS

Breve tesoro, rica flor indiana,
y sol rizado en hojas,
oro florido que .tu patria niegas,
que a tu oriente despojas
y en extranjeros valles te avecinas,
y a ser desvelo llegas
de laureles y rústicas encinas.
Por ti en alado pino,
por selvas de coral pasó animoso
el avariento, el vano codicioso,
sin qué el fatal destino
que le asalte, presuma
en valles de cristal, montes de espuma.

El non. plus ultra se pudiera hallar en esta columna si con las voces de su olor no llamaran al olfato las demás flores, reconociendo más peregrinas experiencias, y descubriéndose a poca diligencia de los pies un cuadro de narcisos peligrando su hermosura en su exceso, y explicando alguna parte este madrigal :

EL NARCISO

Narciso bello, que en papel bruñido,
o en lienzo transparente,
del cristal detenido de una fuente
copias tu original, que te enamora,
sordo al peñasco, que con voz te llora,
y al monte, que con ecos te suspira ;
si el que no te merece te retira
(pues ninguna nació para igualarte,
y nadie espera tan hermosa suerte)
no lleguen por tu mérito a alcanzarte,
lleguen por tu piedad a merecerte.

En un lejos de otro país se mira a la celosa Clicie, que, con la atención con que sirve a su dorado amante, acre dita la fineza de su voluntad, mal pagada de los desdenes de su ingrato. sol: Ocupa una pirámide de jaspe, poca tierra, y uno de sus cuatro frentes estos versos:

LA FLOR DEL SOL

Celosa Clicie, bella enamorada,
águila de las flores,
que atenta le examinas rayo a rayo
al sol los más despiertos resplandores,
de tu durable amor continuo ensayo
(no a los desdenes de su luz rendida
tu vista ciará ni tu amante vida).
Sol el valle te aclama,
que se convierte amor en lo que ama ;
ya que tu castidad, Clicie, perdiste,
no se niegue el buen gusto que tuviste,
pues por blasón de tu mayor firmeza
sólo al sol se le rinde tu belleza.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Vie Mar 11, 2022 4:07 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA


(cont.)


Contento se halla el imposible por verse acreditado de verdadero algunas veces con la belleza de este jardín, tan ignorado de todos hasta ahora, no sé si culpe por grande a su mayoría o por cobardes a las palabras que no saben hablar en su hermosura tan adornada de flores, tan compuesta de variedad de árboles que arbitrando nuevos lazos ejercitan peregrinas invenciones, ya en mesas donde convidan a los ojos diversidad de aves, extrañeza de peces y nunca vistos animales, ya en otros cuadros formando vistosos camarines, no tiene bujería Flora que allí no se goce, ya en otra parte haciendo trémulos pabellones las yedras, sirven de dosel a la alteza de majestuosas fuentes, segundos originales que dibujan la arquitectura de un bien formado palacio adonde doce puertas coronadas de galerías y balcones, y vestidos de la librea de un jazmín (cielo de esmeralda con estrellas de nieve), dan lugar a que se entre a hacer gloria dos espaciosas salas desempeños del mayor poder de sus riquezas y averiguación de la naturaleza en la variedad de sus colgaduras, sillas, escritorios, bufetes de ricas y extranjeras maderas, interpolándose con vistosa composición en torno por las salas y dando lugar a doce espejos de cristal muy fino que de la medida de las puertas las corresponden en la pared de enfrente, sumando en lo brillante de las lunas la grandeza del Jardín y contándole a los ojos claramente la menudencia de sus yerbas y florecillas y porfiando con el mismo natural su imitación . Pone segundo friso a las colgaduras la valentía del pincel con ingeniosas fábulas, y ocupando un testero la desgracia de Icaro experimenta ~su desobediencia en su incendio, y derribándose por Ios aires se sepulta en el mar, y puesto al pie del cuadro un escudo, imitado de plata, publica con letras de oro su atrevimiento en estos versos:

EL ÍCARO

Por mares de esplendor navegas luces
con blandos remos, Icaro atrevido,
a perderte en el sol vas, mariposa ;
mas una ola furiosa
te despeña, encendido,
penacho, destrozado par las nubes,
porque al dorado océano te subes ;
y en veloz precipicio vuelves luego,
Y con alas de fuego
pretendes en el húmedo elemento
los vientos de cristal volar sediento ;
pero dan las espumas
blando sepulcro a tus flamantes plumas.

A seguida, por la mano derecha, otro cuadro con Adonis en los brazos de Venus, muerto por el celoso jabalí, pero tan viva su imitación en el pincel que puede acobardar al arte en su segunda copia, y recopilada la fábula en estos versos, en otro escudo penden escritos:

VENUS Y ADONIS HERIDOS

Lustroso honor de Chipre,
Aurora, que a una flor tu llanto quiere
amanecer segunda vez la vida,
de un jabalí robada, que la hiere,
y tú se la suspiras en la boca
cerrándole la llaga con la toca,
porque no se le ausente con la herida
en vano prevenida
contra el rigor celoso de la fiera
el alma le conmutas con tu aliento,
si en filigranas borda la ribera
desvanecida con humor sangriento
y manchó de coral todas las flores
rotulando en las hojas sus amores ;
de donde en flor la copia, el prado umbroso
pira de Adonis, monumento hojoso.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Vie Mar 11, 2022 4:10 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA


(cont.)


Sucédele a este cuadro otro que con un mar nevado de espuma y un cielo que lloviendo sangre le infunden vida al mayor milagro de hermosura, a Venus hermosa, habiendo el arte andado tanto en su figura que parece que, transformándose en carne, se va creciendo ella misma, dejándose leer en otro escudo estos versos:

NACIMIENTO DE VENUS

De la nieve de espuma, '
de la vida que el cielo inspiró en grana,
sobre el regazo de cristal hermosa,
contra el común nacer, Venus, naciste.
Del nacer el estila preferiste
porque no se presuma
que tiene de vulgar alguna cosa
la que cuesta un milagro su hermosura,
la que debe a los cielos su ventura;
la belleza, a quien debe
afeites de coral, rosa de nieve.

Ocupa el cuarto lienzo de la sala otro cuadro, pintadä en él la Aurora en una ninfa, que cubierta el rostro con un volante de resplandor, viene volando por la cumbre de un monte y, sacando de un abantal muchas flores, va rociando con ellas los prados, y, siguiéndola detrás el sol en su coche, viste con sus reflejos las más gigantescos peñascos ; y pintando segunda vez el amanecer estos versos en escudo, corresponden con el vistoso adorno de las salas :

LA AURORA

Al comenzar el día,
pronóstico del sol, naces, Aurora,
de su venida bella embajadora,
que a decirla te envía,
y en montes la pregonas con reflejos,
remendando a pedazos los más lejos ;
procurando que el prado
prevenga al colorín, pensil alado,
chirimía de pluma de la selva,
las bugetas de olores
que duermen yerbas y recuerdan flores ;
al músico arroyuelo sonoroso,
de puro hacer gargantas espumoso,
que cantando y volando se dilata,
músico de cristal, ave de plata
y, al punto, el sol renuncia el horizonte
porque se iguale el llano con el monte,
y extiende, .por teñir la negra sombra,
alcatifas de luz, bordada alfombra.

En estas salas, pues, estrado de las musas y Consejo Real de Apolo, buscaba la discreta compañía de Anfriso el descanso a la fatiga con que le atormentaban memorias y le enfermaban desdichas, ordinaria pensión de los discretos, y humanidad en lo divino del ingenio de Anfriso. En disponer, gastaron la primera tarde, lo que convenía a la ostentación con qué se habían de celebrar tan festejadas Academias, repartiendo Anfriso los asuntos que habían de escribir, diferentes a cada uno, porque la variedad hiciese más divertidas las horas, y la competencia no malquistase las voluntades desazonando el juicio (poco atento siempre en semejantes pleitos) su amigable junta. La hizo de todos la noche en una espléndida mesa, donde en ingeniosos platos, con diversidad de músicas, entretenidos .donaires, donosos chistes, no dejaban quejoso ningún sentido; y retirándose a diferentes alcobas, cada uno obedeciendo en su gusto el de Anfriso, ensayaban en la soledad las galas que en público habían de acreditar de buen talle a sus ingenios . Por gozar de ellos madrugó aquella mañana el sol, y el jardín (que por el respeto dedos forasteros hizo mayor gasto de matizadas libreas) les enviaba la bienvenida con los retóricos ruiseñores (los galanes más bien habladas de la selva), pero Anfriso y los deudos amigos; no menos agradecidos a tan cortés recado, bajaron a visitarle, ocupando la mañana en, admirar tan lucido aparato de flores, y despidiendo, porque les daba priesa, la comida, no con menos diversión que la cena pasada: Después de haber comido y gastado un largo espacio en reiterar con la lengua las alabanzas de lo que habían examinado sus ojos en el jardín, con la compañía de seis instrumentos, dando principio . don Antonio, Silvio, Lauro, don Pedro, don Álvaro y don Luis a este romance, le tuvo su primera Academia:

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Vie Mar 11, 2022 4:12 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA


(cont.)


ROMANCE

Ay, cómo corre en el prado
un arroyo fugitivo ;
dando traspiés en las flores
cada flor es un peligro.
De claveles y azucenas
mil fragantes obeliscos
quieren detenerle el paso,
arrogantes y atrevidos.
Vengando el cristal su agravio,
más veloz cursa el camino ;
porque le quieren espejo
les estorba el ser narcisos.
' Fili, en su margen de flores,
que es entre el vulgo florido
ya roja pompa de mayo,
ya del abril blanco lirio,
melancólica se queja
de las ausencias de Silvio,
tiranía voluntaria '
de su bien libre albedrío.
Porque engañe sus tristezas
se muestra alegre y festivo,
y entre triscas de cristal
la tira chinas de vidrio.
Corre, admirado y alegre;
porque en su hermosura ha visto
todo el sol en poco cielo,
todo el cielo en dos zafiros,
a dar noticia en el valle
que la hermosa Fili ha sido
queja de la primavera
en lo galán y florido.-

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Lun Mar 14, 2022 3:54 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)


Apenas acabaron de cantar cuando dijo Jacinto, sacando unos papeles :
-Estas cédulas me dieron al entrar. Dicen de esta manera:

1 .

Por estas cédulas pregunta un curioso a los señores potras que le digan con verdad lo que hace la Aurora cuando nace, porque unos dicen que llora y otros que ríe.

2 .

Un poeta y médico, tabardillo universal de los hombres, gran doCtor de las gentes, matador de a dos con recetas y versos, ofrece por esta cédula curar del juicio a cualquier poeta por que le dejen entrar en esta ingeniosa Academia. Débesele conceder por que veamos alguna cura de sus manos.

3.

Esta cédula dice que ha llegado a este lugar un maestro graduado en Torre de Babilonia . Enseña todas las lenguas, y principalmente la culta, por moderado precio, y a los poetas de balde. Posa en casa de un amigo.

4.

Por esta cédula se manda a los señores poetas que todos aprendan casos de conciencia para saber lo que han de hacer cuando los amantes pidieren billetico abrasante para conquistar las damas.

5.

Esta cédula dice que han llegado a este lugar dos poetas religiosos que van convirtiendo a nuestra lengua Católica poetas herejes y cultos. Vuesas ms. les ayuden con su limosna, y cumplirán con lo que mandan los cuadros de las ánimas del purgatorio : Sácame de aquí, que mañana será por tí.

6.

Cierto poeta que se ha convertido a su Dios, y dejado la mala secta culta en que vivía, pide por esta cédula que rueguen a Dios por él porque le conserve en su claridad, y a Vs. ms: no les deje caer en la tentación. Esta cédula dice que ha venido del Parnaso un pesquisidor contra los poetas del sol a dejar a buenas noches las coplas, que después que usan tanto el sol son las más coplas solecismos.

8.

Por esta cédula se manda a los señores poetas que ninguno se atreva a traer sarna, salpullido ni sabañones, porque es gente que come y son ayuda de hambre como de costa que le basta .a cada uno la suya. Puso silencio a la risa que les dio el donaire de las cédulas Anfriso, que leyendo un papel dijo así:

SONETO

Tan hecho tengo el gusto a lo que siento,
que, como el alma merecer desea,
a la pena, que en mí más furia emplea,
la agradece la furia el sufrimiento.
Cuando la fuerza de un mortal tormento
por vencer mi constancia más pelea,
lo templa otro mayor que me recrea
si con nuevo dolor, con nuevo aliento.
Todos tienen rigor, pero son tales
que a aquél mitiga el que se sigue luego
tan fuerte y eficaz como importuno,
mas aunque son sin número mis males,
suspendiéndose el uno al otro, llego
a no sentir en mí tormento alguno.

(CONT.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Lun Mar 14, 2022 3:55 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)


-Cobarde--dijo Lauro-me dejan vuestros versos, Anfriso, y feriara la merced de ser el segundo por el deslucimiento que me ocasiona la delgadeza de su concepto. Buen testigo es de vuestra pena y bien se averigua en él vuestro mal, pero ¿quién sabrá más de vos que vos mismo? Yo me pudiera quejar porque regulasteis con mi cortedad la extrañeza del asunto que me disteis ayer . para este romance, que trata de una dama desdeñosa que desde una ventana escupía a un galán suyo ; desgracia terrible, que no puede una dama escupir con seguridad en su casa, y que si escupe quiera un señor amante que lo pague un desdichado poeta, que aún no le debe cortesía: Yo cumplo con la de obedeceros, y sienta lo asqueroso del asunto no verse bien compuesta por mí, que no he sabido asearlo más.

ROMANCE

En la ventana de un cielo,
gloria de un -ingrato amor,
Amarilis, sol de nieve,
una tarde amaneció.
Por el rubí de una boca,
de un cielo hermoso arrebol,
por un rasgo de clavel,
breve herida de otra flor,
sobre un amante de fuego
copos de nieve llovió ;
que es posible en su beldad
que pueda nevar un sol.
Eran centellas de nieve,
injurias de su rigor,
las que fueron en su boca
perlas que el alba rió:
A tan nevado desdén
el desprecio agradeció ;
que aún una crueldad alivia
excesos de su dolor.
En su constancia la nieve
ya sus efectos trocó
que se abrasa en lo menudo,
y se enciende en su candor.
Como se niega a deseos,
que es alma todo su amor,
crecen el velo, que lleva
todo el fuego al corazón.
Pastores, que en las riberas
de Sigura, cisnes sois,
¿quién vio que la nieve abrase?
¿quién vio que el fuego nevó?

(CONT.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Lun Mar 14, 2022 3:58 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)



-Pues os maravilláis que os pidan versos al escupir -dijo don Pedro-, no debéis de saber que a mí me los han pedido al catarro de una dama. -Para en invierno, es lindo asunto-dijo don Luis pretender para nariz con tanta moquita. -Mejor es-replicó don Antonio-venderse un músico para disculpa de su mala voz. -No ha menester-respondió Jacinto- ; cierto amigo músico Kirieleisón con catarro, y jilguero con tos, que anda por ahí infamando los catarros, dándoles culpa de lo que él canta mal y siendo los pasos que él da con su garganta postas para la otra vida para quien llega a oírlo, y gargarismos de hiel y vinagre. Si se usaran ahora plañideras para los entierros, como en otros tiempos, lo pudieran llevar a que cantase en viudo con tonos de a porta inferí, pues es Orfeo o Vozfeo del infierno, capón de la capilla de la legua de los infiernos. -Ahora creo-dijo Silvio-aquella amenaza que dice «lo mataré con una voz ; porque si es como ésta matará a un hombre ruin, que es la gente que más vive . -Más ha muerto él con su voz-volvió a decir Jacinto-que un médico novicio y un garrotillo profeso, con más flemas en la garganta que unas terciaras, deshonrando cuantos poetas llegad a su boca en romances, clamoreándoles las coplas con más toseduras que amante que hace señas, y más gargajeadas que estudiante nuevo en universidad . -Yo, señores-dijo don Pedro-, aunque tiene tan mala voz mi ingenio, habré dé cantar, que soy mandado, y cumplo con mi obediencia en estas redondillas; duelas de presto, porque me están aguardando los versos de Silvio:

Por Dios, Fili, que me río
cuando a vuestro resfriado
hacer versos me kan mandado,
tratándome así de frío.

Mas no serán novedades ;
porque si es mi vena fría
¿ quién como la musa mía
dirá de vuestras frialdades?

Bien es que en achaques deis
que son falta de calor,
supuesto que el del amor
dicen que no conocéis.

Este mal nunca es incierto
al que mucho al sol está,
y en vos, que sois sol, será
de estar en vos misma, es cierto.

¿Cómo la frialdad se atreve
a tal blancura, tan fiera?
pues será la vez primera
que sintió frío la nieve.

De vuestra fama preciada
habréis dicho tal desgarro,
causando en vos el catarro
porque seáis más sonada.

De vuestras dulces razones
dulce lamedor tomad,
y con él también curad
mis heladas pretensiones.

Para el que mejor se hace
presté Venus sus cabellos,
sea de los vuestros bellos
el que más me satisface.

Y si con esto el mar medra
recibe, Fili, también
de vos un dulce desdén
que será la azúcar piedra.


(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 76071
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Mar 14, 2022 10:04 pm

Tan hecho tengo el gusto a lo que siento,
que, como el alma merecer desea,
a la pena, que en mí más furia emplea,
la agradece la furia el sufrimiento.
Cuando la fuerza de un mortal tormento
por vencer mi constancia más pelea,
lo templa otro mayor que me recrea
si con nuevo dolor, con nuevo aliento.
Todos tienen rigor, pero son tales
que a aquél mitiga el que se sigue luego
tan fuerte y eficaz como importuno,
mas aunque son sin número mis males,
suspendiéndose el uno al otro, llego
a no sentir en mí tormento alguno.


Profundo soneto el de mi paisano. Gracias, Lluvia.

Besos-


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Mar Mar 15, 2022 4:01 pm

Pues claro, es tu paisano, no se espera otra cosa.
Gracias y sigo entonces.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Mar Mar 15, 2022 4:04 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)



-No sé con qué experiencia-le dijo Silvia a don Pedro-aseguráis vuestra conciencia en tan conocida lisonja, pues nunca mis versos se levantaron tanto con la estimación de todos que le estorben el aplauso a vuestras redondillas y la claridad a vuestro ingenio : no pongáis en conocido riesgo vuestro buen parecer, que os desmiente esta décima que me ha tocado escribir a un palillo que dio una dama a un galán. Dice así:

Dudosa está mi ventura,
Calandra, con tal favor,
premia lo juzga mi amor,
y castigo mi locura
pero mi fe me asegura
que libre caminaré
ciego del sol que miré,
que en tal peregrinación
sirve el palo de bordón
para que guíe a mi fe.

Mucho alabaron la décima, a quienes dijo don Juan -Señores, no os gaste la cortesía lo que por si sabe hablar y abonar a su dueño : escuchadme a mí, que diré de presto (porque no haga la consideración más temerario atrevimiento) este romance que trata de las graciosas partes de la hermosa Amarilis ; aunque con mucha malicia discurre quien quiso que yo las escribiera ; pero agradézcoles la buena opinión en que ponen mi gusto. El romance dice así:

El ya no más de belleza,
el más allá de portento,
que dejó de más lindura
vagamundos los deseos ;
quien fue de naturaleza
el más cuidadoso extrema,
de su restado poder
bellísimo atrevimiento ;
la hermosa Amarilis, digo,
para decirlo de presto,
la que enmendó lo acertado
y marginó lo perfecto,
tan primera en lo advertido
y tan sola en lo discreto
que, anticipándola a sí,
Fénix la adora el ingenio.
Más atinado lo hermoso,
más acabado lo bello,
ningunos ojos lo ven,
ningunos ojos lo vieron,
A disparates del sol
y de la aurora embelecos,
con más perfección su cara,
da luciente menosprecio.
Con primores de deidad
hermoso agravio es de Venus,
idolatría del gusto,
veneración del deseo.
El buen aire de hasta ahora
noticia fue de su exceso,
alas aprende en su brío
que no sabe su despejo.
En extrañeza tan linda
sin escrúpulos contemplo
con la beldad lo entendido,
y lo airoso sin lo feo .
Si de carecer beldades
se conversare en el pueblo,
lindo texto es Amarilis,
ella da encarecimientos ;
donde hallan por lo fino,
por lo grave y el aseo,
novedades lo bizarro,
admiraciones lo nuevo.
En su viva acción están
tan bien hallados los versos,
que logra el más desairado
espíritu y ardimiento.
Si humana divinidades,
si depone lo severo,
en dulces donosas chistes,
es alma de lo burlesco.
Cuando el clavel de su boca
(del sol de su cara abierto)
alentado en consonancias
se pierde al aire en conceptos,
entre raptos de armonía,
olvidado en embelesos,
mudo en suspensión pregunta
adónde está el pensamiento.
Siempre en lo bailada tienen,
con brioso movimiento,
gravedad el desenfado,
mesura lo desenvuelto.
Mas quererlo decir todo
ocioso cuidado intento,
que no conocen las voces
tan soberano concepto.
Y rendida la alabanza,
por fraguas, pide a lo bello,
que se venzan de imposibles
victorias de dos luceros.
Pastores, dente prodigio
y dente milagro muero,
mirad si tengo buen gusto,
los que me tenéis por necio.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Mar Mar 15, 2022 4:07 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)


-Cuando no os indiciaran otras ocasiones-dijo Anfriso-por lo bien sentido de este romance, os condenara yo por amante de beldad tan peregrina, aunque quite el apoyo de tan acertados versos a vuestra poesía, que tanto se transforma en la imitación. Vos no solamente os habéis dejado sin más que decir, pero a ion demás habéis puesto silencio. -Paréceme---dijo don Luis--que adivináis que son malos mis versos. Y pues conocéis que no son buenos, ahorro de preámbulo, y digo:

SILVA

Apenas en mi amor lograba dichas,
y tu dulce favor merecí apenas,
cuando ingrata condenas
a un celoso penar mi amor hidalgo.
No en mí, que poco valgo,
que venturas, presumí favores
verdades de un amor creí pagadas,
pero, ya marchitadas,
serán de un firme amor el desengaño
y, ultraje de una fe, será escarmiento
vivir en el tormento
_ de mal visto un amor, mal escuchado.
Fuerza es, desdichado,
más caricias fingir, fingir amores,
ensayando en el bien el mayor daño.
Rigor es tan extraño
que lo duda, sufriendo la experiencia.
Piedades mi paciencia
recuerde a tus crueldades,
que san en las beldades
delitos y no bienes ;
enseñe tu hermosura a tus desdenes.
Yo me acuerdo, mi bien, cuando dijiste
“primero no sabrán matar mis ojos,
ni serán sus' despojos
los más libres cuidados,
que veas olvidados
mi amor y mi querer ; pero mentiste,
¡ ay, desdichado y triste !
que porque pene más sin tenia gloria
durará la memoria
del tiempo que decías,
« ¡ay, vivo empeño de las ansias mías!
Vivía yo de tu hermosura muerta,
que tuve por acierto
con un dulce morir el acabarme
mas tú quieres matarme,
rabiando de cuidados y desvelos,
añadiendo a este mal el de los celos.
Mil veces repetía tu cuidado
mi semblante y agrado.
Comparabas mis ojos y mi boca :
¡Ay esperanza loca!
Alegre te mostrabas
y fingías halagos y ternezas ;
publicabas finezas
y mi muerte trazabas.
Por qué excuse el cansarte con quererte,
con dejar de mirar me dieras muerte,
sin que abrasen al pecho Mongibelos
añadiendo a este mal, el de los celos.
Cesen, Lísida ingrata
(olvido de cristal, crueldad de plata),
tus desdenes y enojos ;
muera yo solamente de tus ojos ;
no rabie y desespere en desconsuelos
añadiendo a este mal, el de los celos.
Te desempeñé mi amor agradecido
palabras a que vives obligada,
mi fe estará pagada,
y en mí, por desvalida,
quedará tu favor el más lúcido.
No viva sin consuelos
añadiendo a este mal, el de los celos.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Miér Mar 16, 2022 4:02 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)


--Castigaremos, don Luis-dijeron todos-, vuestra hipócrita confianza con no alabar vuestros versos, pues ellos pudieron, par buenos, desengañar vuestro miedo para que no hicierais confesión tan desesperada, que no hallo razón que culpe el conocer un hombre sus aciertas {corno no sea con vanidad de haber acertado) que el conocimiento de la verdad no ha de ser culpa, que no ha de perder por propio lo que fuera bueno ; y no ha de ser uno tan contra sí que se levante testimonios . Demás que ofende su cándido proceder un hombre que sin lisura no dice lo que siente, pues al claro juicio no le engañó su pasión, ni puede con su entereza el amor de hijo propio. Yo sé decir de mí que juzga mis cosas tan sin parte que nunca favorecí mis descuidos, ni dejaré de conocer cuando acierte ; porque si es el amor de hijo el que embaraza la deliberación de lo bueno y de lo malo, no será vanidad que conozca por bueno a éste si reprendí por malo a estotro, siendo también hijo mío ; qué siempre se han de juzgar las cosas y no el dueño, y con eso ni la pasión propia torcerá la justicia ni la mata intención deslucirá las obras ajenas, ni el odio vengará su aborrecimiento vituperándolas con su enojo.

-¿Quién tendrá tanta libertad en el juicio-replicó Lauro-que no se absuelva muchas culpas? Que nadie sabe decirse verdades a sí mismo. La primera cosa es que no se puede fiar a su dueño. -Menos se puede fiar a los extraños-dijo don Alvaro-si hay a quien le desmiente su boca a su corazón sintiendo bien y hablando mal, más amigo de su envidia que de su verdad, pudriéndose de que no respeten todos su ingenio, tan descontento con las obras de los otros como premiados de las suyas.

-El otro día-dijo don Juan-encontré uno de esos trastos viejos de la casa de Apolo, y gastando dos horas en melindrear disculpas, quiso que no me pareciera mal un soneto que él dijo había hecho mientras se ataba la valona, y sé yo que lo había trabajado treinta noches, siendo sus catorce versos índice de otros tantos sonetos ajenos.

--Desa suerte-respondió Silvio-no se podrá quejar el tal poeta de vos, pues sólo murmurasteis de quien eran los versos, haciéndoos odioso en un soneto con catorce poetas ; soneto de las mil avemarías. -Es ese como cuenta-dijo Jacinto-, y gran jugador sois, pues birláis a catorce de un sonetazo como de un bolazo. ¿Quién creerá, don Pedro, aunque lo diga yo, un poeta cristiana que con poco temor de Dios y de su opinión, que poniéndole dos versas más vendió por octava suya los tercetos de un soneto ajeno, y añadiéndoles otros, desnaturalizando dos redondillas, las transformó en décima?

--Baste ya de sátira, aunque sea verdad-dijo don Antonio-, que le trampáis a esta fiesta este romance, que dice así:

Porque estrené el prado flores
le quiso Menga .pisar,
no Menga, la que dio celos
al muy cosquilloso Bras,
sino la que en nuestra aldea
es, con airosa beldad,
ocasión para el discreto,
para el gusto calidad.
Duplicada su belleza
es prodigio celestial,
que se advierte su hermosura
dé lo breve de su edad.
El menos contentadizo
en el valle no hallará
más garabato en los ojos,
más traición en el mirar.
¡ Qué compuesta viene Menga!
¡qué bien prendida que va?
parece que en unos versos
la ha pintada algún zagal.
Con traje de amanecer
su sol recató un cendal,
y engañadas comenzaron
las flores a despertar.
En bujerías de vidrio
al tocado aliños da,
y cuantos dijes, curiosa,
compuso la ociosidad.
En su aliñado cabello
repetidos soles hay,
porque en cada rizo suyo
rubricado un sol está.
Marañado el azabache
laberinto es el collar,
y el ébano en filigranas
celosías de cristal.
Fabricaban su valona,
prolija curiosidad,
con los enredos de Flandes
los soplillos de Cambray.
Con ambición el diamante
quiso en sus manos cambiar,
porque hace su hermosura
más brioso su caudal.
Lo lindísimo del talle
no lo puedo yo explicar,
que es su ajustada cintura
melindrosa brevedad .
Por maestra del abril
dicen que se quedará,
que en liciones de su pie
tiene mucho que estudiar.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Miér Mar 16, 2022 4:05 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA

(cont.)


-No se niegue-le dijo Jacinto a don Antonio-que es galán vuestro ingenio, que lo jarifo y lo crespo de este romance os abonara, cuando no os hubieran fiado en otras ocasiones muchas alabanzas. Yo las dijera todas si no fuera por mortificar vuestra modestia, que nunca desconozco la verdad en otro y no le engañó a mi amigo mi lisonja en sus errores ni a mi enemigo le faltó mi aprobación en sus aciertos ; que no se había de rozar la nobleza de mi buen natural en la villanía de algunos que, sea su rabiosa malicia o poco cristiana condición, no hay verdad que no la tachen, ni verdad que no la envidien, sin que les temple la venganza que se puede tomar en contarles sus defectos y sin que los .detenga el perdonárselos. ¡ Válgaos Dios por hombres que no hayan descaecido vuestra soberbia tantas desgracias con que la fortuna, o cruel o prevenida, contra vuestro natural soberbio os manchó.

La razón de esto es-dijo Anfriso-el ignorarse los hombres, siendo el no conocerse la causa de cuantos errores padece el mundo. Porque la ignorancia de si es hija de -la vanidad y presunción; de éstas nace el desprecio de los inferiores, y aun de los iguales, y la competencia con los mayores. Al desprecio de aquéllos sucede el odio, luego el deseo de vengar su desprecio y muchas veces la ejecución ; y a eso, mil desdichas . De la competencia con éstos se siguen los gastos que exceden su caudal e imitan las justas ostentaciones de los nobles; de los gastos viene el acabarse las haciendas y luego otros males que con éstos se van adeudando.

-Menos-replicó Jacinto--reprendiera yo a un hombre que, fiado en lo que saben borrar los días largos o en que pocos tomaron de memoria sus tachas (seis las dudan, cuatro no las creen y los demás las ignoran), blasone de principal . ¡ Pero que sea la desvergüenza tamaña que en desdichas, que actualmente les están molestando, se olviden tanto de si, que murmure, no a los que padecen el mismo mal, que aun eso era menor daño, pero a los que se libraron de golpes de fortuna! No quiero yo que no aspire un hombre a mejorar su suerte, que eso es vileza de ánimo no procurarlo ; pero no ha de hacer merito la injuria y el desprecio de los otros, ni acto positivo su atrevimiento y poca vergüenza. Apruébelos su cortesía, informe en su derecho la candidez de su ánimo, la lisura del trato, la seguridad de sus palabras, las buenas ausencias con sus amigos y el no mostrase falso con todos . . ¡ Oh, señor ! -me dirá alguno-, que en conociéndole a un hombre un defecto lo desprecian todos y quieren tratarlo con tan a superioridad que no es posible sufrirlo.» Yo les confieso que hay algunos que se enfurecen tanto con verse favorecidos de la Naturaleza (como si se mereciera por el acto de nacer) que lo atropellan todo, y no vale con ellos el ingenio ni es de provecho la virtud, porque no cayó en sangre tan purificada como pudiera ; mas en tan conocido daña, buen remedio que suelde tan quebradas condiciones, éste proceda sin la soberbia y con la humildad de hombre que tiene defectos, y aquél trátelo como a hombre que nació sin ellos, que con esto se concertarán las voluntades y vivirá con quietud el mundo. Que no me han de sufrir a mi ser soberbio naciendo humilde ni le han de sufrir al otro sus desprecios porque nació limpio.

-No os he visto en mi vida--dijo Silvio-=-enojado con más razón, no por cierto ; y no me desagrada el pedazo de la moralidad. Pero, por mi vida, que lo dejéis para un púlpito, que parece hipocresía en tan mozos años como los vuestros. Querer enmendar el mundo es imposible y sólo sirve de que os aborrezcan todos y desacomodaros de opinión, y es mejor que nos refiráis vuestros versos, que, si mal no me acuerdo, son a una dama que siempre se viste de verde ; porque de la experiencia del garbo con que escribís os preferimos el aplauso. –
¡Quién supiera tan poco-le respondió Jacinto---que os creyera! Pero, pues me está bien, paso por la lisonja y digo así:

A LA DAMA VERDE

Doña hortaliza con alma,
doña Andante Torongil,
cuyo gusto por extraño
a todos da que reír.
Tú, que vestida de verlo
desde el moño al escarpín,
en eterna primavera
determinas de vivir ;
Santa Hermandad de las calles,
que verdizas tan sutil,
que miras por verde antojo
porque sea todo así.
Tú, que porque el natural
ojos te dio de zafir,
preguntaste
a un tintorero
si se podían teñir,
escucha dos pesadumbres
que te vuelvan de carmín,
y entre lo rojo y lo verde
templarás tu frenesí.
Atiende, porque mi musa,
no ya a moco de candil,
sino a moco verde, quiere
escogerte apodos mil.
La mujer más verdadera
eres, que en mi vida vi,
con estrella de alcacel
te debieron de parir.
Y este parecer aprueban,
pues, pasando junto a ti,
ensartando mis suspiros,
te dio un bocado un rocín.
Después que reverdeciste
ya te llaman por ahí,
como a Santiago el Verde,
Filida la verde, a ti:
Muy bien pueden pretender
tu cara de serafín,
donde hay esperanza franca
para cualquiera Amadís.
Pera ¿quién te comerá,
aun con tanto perejil,
si da la verde dentera
al gusto más baladí?
No morirás malograda,
pues en esta vida, en fin,
te has dado más lindos verdes
que el potro de Belianís.
Verde estás de pensamientos,
si son como tu vestir,
quiera Dios que de la saya
no pasen al faldellín.
Por lo que viste y hablas
juzgo que te puedes ir
a ser verdolaga en prado,
y verderol a un jardín.
Qué buena, Fílida, eres
para pintada en país,
con más yerbas y verduras
que una olla de Madrid,
El otro día reñiste,
y por afrenta en la lid
te trató de verdulera -
un mozuelo picaril.
Plaza en tiempo de Cuaresma
te llamó cierto pasquín,
y un ingenio de buen aire,
lo verde que dio el abril,
Mas aunque mueras de vieja
nadie te podrá decir
ni llamar mujer madera,
pues tan verde has de morir.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Jue Mar 17, 2022 4:15 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN

ACADEMIA PRIMERA


(cont.)


-Leed otra vez el romance-dijo Anfriso-y os alabará la primera, que sólo él puede ser su alabanza.
-Si es por lograr el concetillo-respondió Jacinto--, ya lo entiendo, y alabo lo picante ; pero os suplica que no me alabéis, que lo sentirán algunos que no contentándose con los aplausos que damas a sus merecimientos, salen a capearme las alabanzas y a empatarme las voluntades de los que me honran . Bien sabéis que no será venganza, pues se la excusa mi reportado y apacible natural-
-Bien opinado lo tenéis-dijo don Luis y admiran vuestra ingenio, aunque lo contradigan vuestras años, si bien no es desigual empresa en ellos _cuatro coplas ; y cuando fueran mayores estudios, no se reservó la soberanía del ingenio a lo caduco de unas canas, ni la edad es sabiduría cuando se funda su saber en sola la experiencia, pues la varia condición de los hombres inventa casos que no ha experimentado la edad, y entonces los define el ingenio y no los muchos años, que no han pasado por tan nuevos sucesos. Y ya, como la naturaleza va cercenando tanto la vida, saben los hombres de menos tiempo, parque les quede tiempo en que sepan, y así vemos que tanta muchacho dice cien vivezas que no se pueden medir con sus días, harto desiguales de aquellos siglos en que tenía un chicote treinta o cuarenta años y no osaba decir a su señor padre : «cáseme vuestra merced» . Ya madruga el ingenio a los años poniendo el fin tan al principio de la vida que nada hay que andar hasta la muerte, pues hacemos, milagros del que llega a ochenta años. Y siendo esto así, no hay quien se enseñe a morir, y vivimos todos como si hubiéramos de vivir pudiendo aprender en los que mueren ; pues es esta materia en que no podemos ser nosotros nuestro escarmiento si lo errásemos . -Infelicidad será grande-dijeron todos, y, levantándose, porque les llamaba la alegría del jardín, se dividieron por sus calles, hasta que los volvió à juntar en la mesa la noche, con que dieron fin a tan divertido día.



_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Jue Mar 17, 2022 4:17 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA


ALIENTOS de resplandor respiraba el día, empañando con sus luces la hermosa vidriera de una nube que, oponiéndose a sus rayos, los arrojaba distintos por encontrados horizontes. Despertó, digo, el día segunda vez a los cortesanos jardineros, y a Jacinto el cuidado dé prevenirle a la Academia fiestas que desobligasen la palabra que empeñó en su festejo, y que no desfavoreciesen su buen gusto tan sazonado, ya con el donaire en lo apacible, y ya con la sentencia en lo severo. Y mientras los demás, con entretenidas danzas y juegos, olvidaban las fiestas (porque no esquivasen lo prolijo de una esperanza lo bien corregidas que saldrían de tan buen ingenio), Jacinto se ocupaba en adiestrar a los pajes que los servían para que representasen un torneo burlesco con los trajes de más risa que pudo prevenir. Y, apenas a las cuatro de la tarde, los juntó en un grandioso cenador la inquietud dulce de sonorosos clarines, cuando la concertada compañía de cuatro coros de músicos cantaron este romance:


ROMANCE

Es lazada de cristal
en el pecho de una peña,
con armonía suave,
una fuente lisonjera,
Del sol primer besamanos,
bien llegada primavera,
tan amigas, que la risa
ella y el alba se prestan.
Gracéjame de cristal,
pues sin murmurar risueña
burlándose con las flores
dice donaires de perlas ;
cuyas aguas fabricaron
en poca florida tierra
a Flora, casa de campo,
cigarrales de Amaltea.
Escamada de las ondas
velozmente se pasea
por galerías de flores
por balaustres de yerba.
Ocasionadas del aire
unas con otras pelean
las flores, por contemplar .
en su espejo su belleza.
De lo continuo del prado
cansadas buscan la aldea,
donde es zagal el narciso
y serrana la azucena.
Retiradas con la noche
se visten, por diferencia,
verde galán el clavel,
y sayuelo la mosqueta.
Mas al recibir del sol
la visita, alegres traerán
el embozo, y de sus hojas
las lechuguillas despliegan.
Con tal gala y tal aseo
en un monte ¡ quién creyera
tan de palacio el jardín,
tan de la corte la selva !


(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Vie Mar 18, 2022 4:08 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA


(cont.)


La dulzura de la música los divirtió hasta que llega ron por una de las calles del jardín de los gigantes, almas en pena de dos vestidos, más justos que el zapato de un lindo o que mangas al uso, examinándose de conciencia en ellos, con unos cuerpos Longinos amoldados en lo de alguacil galán o de juez sobornado . Unos cuerpos a la brida muy estirados que, puestas las cabezas en lo alto, parecían premio en palo ensebado o la lanza de David cuando entró triunfando con el gigante. Llevaban en la una mano, por mazas, melecinas (pistoletes de los docta res con que a traición disparan a las gentes) y en la otra las riendas de un rocín (cecina a cuatro pies). Iba caballero en él un ermitaño, con calzas atacadas y más trastos viejos encima que tiene un baratillo, sartenes, manos de mortero, alcuzas y cucharas, que parecía un jeroglífico o el pescado misterioso que trajeron de Babilonia, Apeóse y dio a los jueces esta letra :

Yo soy, esto es infalible,
la resolución terrible,
el patricída bastardo,
el legítimo gallardo
y el ermitaño invencible.

Con donosa gallardía hizo Los ademanes convenientes y, tomando su lugar, esperó en él a que llegase el primer aventurero, que, caballero sobre una tumba, sin verse quién la movía, se fue acercando. Llevaba escrita en la banderilla de una lanza estas Letras : El Caballero de Réquiem, y en una tarjeta pintada una muerte con cabellos rubios, y a sus pies esta letra ;

Con mi rubicunda muerte
pienso vencer al más fuerte.

En apeándose se fue para el mantenedor, y, midiendo los asadores que traían por espadas, comenzaron después la pelea con sus temblores de lanza ; y muy arrojadores de pies, muy estirados de piernas y muy severos de talle, se dieron los tres golpes, venciendo el caballero eremita. Descansó mientras llegaba un hombre vestido de sastre, cada pedazo de su vestido de diferentes retazos, llevando delante más pendones que una procesión general y en una tarjeta pintado un reloj con esta letra:

Retrato de este en los puntos
y en mentir, a veces, soy,
mas siempre quito y no doy.

No perdió acción tan caballerosa por verse manejar de un sastre, antes con el despejo que pudiera su aguja, esgrimiendo la lanza con más valor que acometieron sus antepasados a comer del huevo, quebró sus tres lanzas, y vitoreado desastrosa compañía se arrimó con los demás aventureros por dar lugar a que llegase infinita gente, que, tañendo y repicando morteros y almireces (atambores de la olla, música de mediodía y manicordio de boticarios), acompañaban a un aventurero muy presumido de pasos y talle, con ser cojo y gibado, que iba amenazando a todos de reverencia y en acción de ir buscando alfileres. Llevaba el vestido guarnecido de majaderillos de hacer randas y con la desigualdad de sus pasos daba mil majaderillos. Moviendo una sonora majadería, traía por título y nombre : El parentesco universal, y en una rodela fijados estos versos :

Yo visto de lo que visto
por que, en viéndome, se vean
los que mirarse desean.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Vie Mar 18, 2022 4:09 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA


(cont.)


Cesó, en llegando, el repicado estruendoso, y cumpliendo con las obligaciones de buen torneante, dio sus tres golpes sin ser vencido (que nunca vence un majadero), y arrimándose a sus compañeros esperó a que llegase un alboroto y ruido tan grande que puso a todos en confusión, pues sólo se oían voces que decían : «Cierren las troneras, tapen los taladros, pliéguense los fuelles, júntense los cascos, pare el Noto, amaine el Cierzo, deténgase el Austro, no corra el Céfiro» . En mayor cuidado los pusieron a todos tan desiguales cosas, y juzgando que hablaban con ello .las voces (que en oyendo aire a todo poeta le tiembla la barba), aquél se cubría, cuál se tapaba las sienes, esotros ponían las manos en la boca por no respirar viento temiendo algún diluvio de aires ; pero aseguró su miedo un chirrión que llegó al palenque, que tirado de cuatro poetas en vez de cuatro vientos y entramado el chirrión de calabazas que parecían cementerio de poetas, se abrió en cuatro cascos una que en medio de todas persidia, descubriendo al dios Eolo que presentaba la figura del dios Apolo con estas letras escritas en la £rente : Níhil vacuu in natura, y en una tarjeta estos versos :

En el viento y en los cascos
que siempre los dos tenemos,
esta y yo reos parecemos.

Tanto gusto les hizo este disparate como confusión les causó un estruendo, y apeándose el dios Eolo con muy buen aire haciendo las ceremonias de torneador, dio lugar a otro aventurero que venía corriendo la posta caballero en una dueña contrahecha de cartón, con un pícaro por alma que la movía (para que se vea cuán real alma tienen las dueñas) muy enmantada con su manto que servía de gualdrapa, muy tocada con sus tocas que servían de tocador, pareciendo capón con mortaja, duende corpóreo, pues quien dijo dueñas quiso decir duendas, sino que se corrompió el vocablo, responsorio de henar de los estrados, non requiescant in pace de los señores, pues nunca hay paz donde hay dueñas, anarcote perpetuo v golosina eterna, espantajo de los pajes, trasgo de los canceles, golondrinas dé palacio que . todo lo parlan, apañuscadoras de voluntades, diablos capones con monjil y tocas que se disfrazan para condenar las almas y llevarlas al infierno, donde las dan tormento de toca por las muchas que ellas tienen. En esta, pues, pía por lo remendado y por lo blanda para un ruego, caminaba el aventurero ; llevaba por azote una bolsa y por rodaja de las espuelas doblones, y escrita esta letra en un escudo:

Con tal vara y tal espuela,
con tal amar y tal haca,
a mi gusto, aunque es tan flaca;
yo camino y ella vuela.

Entendieron todos el misterio de la copla, que una dueña suele ser muy buena intercesión, y el aventurero, apeándose, fue a ejecutar lo que los demás habían hecho, y en acabando hicieron todos la solfa, cada una con diferentes contenencias y meneos del cuerpo; tan donosos y tan de figurería, que entretuvieron con sus invenciones y admiraron con sus visajes, hasta que puso paz en tan gustosa guerra la gloria de cuatro coros de músicos que, ayudados de dulces instrumentos, dejándose los unos en los otros las voces, se descansaba en los acentos, y copiándose los pasos se porfiaba en unos mismos números y cláusulas altercando en una dicción, y a este coro le hurtaba de la boca el otro el final ; y a esotro sin dejársele acabar le proseguía ; concurriendo luego todos en una misma razón le daban fin, haciendo entre tan concertadas diferencias muy admirable este romance:

ROMANCE

Oh, qué hermosos se compiten,
Bebas, tus ojos bellos,
valentones a lo airado,
matadores a lo tierno !
Hermosa queja del sol
con sus rayos y, aunque negros,
le cuestan más de una envidia
y le han dado muchos celos.
Su belleza, su donaire,
su lindura y sus extremos,
si por mirarlos me matan,
yo, por mirarlos, me muero.
¡ Oh, qué bien, qué bien están
entre tanta nieve puestos,
porque paguen homicidas
los que abrasaron traviesos !
Dormidillos con cuidado
mañosísimo embeleco)
porque se atrevan los callas,
y hablan cuando se atrevieron.
Que soy idólatra, dice
de su deidad, todo el pueblo,
un águila de esos soles,
un éxtasis de ese cielo ;
que vivimos de una vida,
que los dos somos ejemplo
de saber amar, y en fin
yo tu amante y tú mi dueño.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Sáb Mar 19, 2022 6:51 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA


(cont.)



Enternecieron a Anfriso estas dos últimas coplas, que aún menos dichas envidiaron los rigores y desdenes que padecía, y pulsando en los ojos su dolor se puso en ellos las manos para desacreditar y desmentir algunas lágrimas que trasladó a ellos el corazón, y por más divertirlas, leyó estos versos :

MADRIQAL

Presidías Narciso en tu horizonte
¡ oh hermoso, oh galán monte ! ,
florecías al viento,
y en el cuarto elemento
pomo de olores en su fuego fuiste.
Ya tu pompa perdiste,
cadáveres las rosas,
de la tercera luz huellas hermosas,
en sus entrañas sepultó la nieve ,
¡ oh, vil lisonja aleve !
Volvió otra vez la Aurora
~ el sol, vida de Flora,
despeñó con sus rayos tus dolores,
resucitó tus flores,
y el rigor desatado
en líquidos cristales bañó el prado,
y sólo, Fili, ya monte de acero,
eterna vive en su rigor primero.

Tristes y alegres dejó a todos, a un mismo tiempo, Anfriso con sus versos ; lo primero, por el dolor que mostraba en ellos, y, lo segundo, por Io bien que supo decirlos.
-Pero, con todo-dijo Lauro-, no me desmaya lo muy bueno de estos versos, que par lo menos no le puede faltar a este romance mío la alabanza de que es muy dulce, púes es su asunto a unos chapines de alcorza que dio una dama a un galán suyo. Dice así ;


ROMANCE

Aquel riesgo de las vidas,
aquella nueva traición,
aquel peligro de todos
y aquel animado arpón
aquella por quien presumo
de discreto desde hoy,
que venerar lo entendido
es parte de discreción,
la divina Clori, digo,
por quien muerto en vida estoy,
que morir de tan buen gusto
es lisonja del dolor,
unos hermosos chapines
hechos de alcorza me dio,
mas no los ha menester
porque es gigante mi amor.
Pero aunque se puso en ellos
la voluntad, no creció ;
si vi su beldad primero
6 qué pude reservar yo?
De tantas finezas mías
'su belleza es la ocasión,
que no debe a los chapines
lo que a sus ojos debió.
Con una luz de pus rayos
los chapines argentó,
¡qué celosa está la luna !
¡ cómo los envidia el sol
Mucho los estima el alma
que al formarse les prestó
su blanca mano lo blanco,
lo dulce su condición.
De cuyos rayos, o dedos,
el mismo Febo aprendió
luces con que viva el día;
y la azucena candor.
A todos pienso decir
a voces tanto favor,
¿pero quién ha de creer
que yo tan dichoso soy?

--Tanto pudierais, Lauro--dijo don Pedro-, confiar por lo agudo como por lo dulce, pues uno y otra tiene vuestro romance. Pero, por vuestra vida, que nos confeséis cuántos bocados disteis con la imaginación en los chapines por satisfacer la golosina en que os puso el asunto.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Sáb Mar 19, 2022 6:54 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA


(cont.)


Os aseguro--respondió Lauro-que si _no me acallara para los deseos y no me despicara en unas pastillas de boca que hallé en las faltriqueras, no sé si tuvierais ahora romance ; tanto me divertía la golosina. -Por si os veis en tan apretado lance otra vez -volvió don Pedro a replicar-, partiré con vos unas pastillas que tengo, que quiero cohecharos para que os parezcan bien estas décimas que me han tocado escribir esta noche, Dicen así:

DÉCIMAS

Si aumenta celos mi amor,
que me des celos intento,
que crecerá mi tormento
si me niegas el dolor.
A los celos, en rigor,
los rigores agradezco,
pues que por ellos merezco
querer a quien quiero más,
y así, Filis, cuerda estás
en darme lo que apetezco.
Será mi amor inmortal,
pues ser Dios prueba en efecto
del común estrago, excepto
de los celos, que es mortal.
Contento espero mi mal,
pues con los celos estrena,
nuevo lazo lo encadena
con que me prenden tus ojos,
y si la crecen enojos
parabién doy a mi pena.


-Pues dijisteis-respondió Lauro-que me comprabais la alabanza, ya es vuestra ; pero mirad -cuán mal parece a todos la alabanza propia, y así sufrid el dolor de no veros alabar, que yo dejaré de paganos (aunque peligre de tramposo) porque no incurráis en el delito de desvanecido. Riéronse todos de la sofistería del trato y díjole Silvio a Lauro --Como don Pedro traspase la deuda en mí, yo os descargaré de la conciencia y aseguraré el crédito, que necesito de la alabanza que es os compró para este romance, cuyo asunto es a una dama hermosa y música. Dice así:

Para queja de las flores,
para envidia, de las aves,
puso el amor en Leonida
florida edad, voz suave ;
nueva guerra de las vidas
en lo airoso da su talle,
y en lo dulce de su voz
tiernas lisonjas al aire.
Clavel matizado en nieve
en su boca, cuyo esmalte
a la sarta de sus perlas
pone extremo de corales ;
dulce aplauso de los ojos,
del oído hermosa cárcel,
imperio del albedrío
y ley de las voluntades.
Los que miran su beldad,
los que miran su donaire,
si no mueren de sus ojos
dulcemente a su voz yacen:
Recátense Ios deseos,
todo atrevimiento pare,
que es hechizo su armonía ;
toda libertad se guarde.


Yo sé-dijo don Luis-de alguna dama, menos dichosa que Leonida, el sentimiento que le dará vuestro romance ; pero con otros desdenes le habéis enseñado a sufrir éste, pudiendo, aunque fuese con artificio, agradecer sus finezas . --En mi vida replicó Silvio---pude obligar a mi semblante a fingidas acciones, ni ha sabido esculpirle el corazón alguna cosa que tengo por imposible, a lo menos por muy penoso, el recatar del semblante un dolor y una pena. Esa dama que decís puede pagarse sus- finezas de mi desengaño, pues más me pudiera notar de falso que me puede culpar de desagradecido. --Más merced-dijo don Antonio-os hace esa dama de la que vos os queréis merecer, pues para amaros os bastaran vuestros méritos y para perseverar en quereros es menester imaginaros agradecido. Mirad vos cuánto más noble es el agradecido que el hermoso, que ésta es parte del cuerpo y aquélla del alma; y así, más sirve quien bien espera que quien mucho ama, pues de la hermosura se contentaron los ojos que llegan a gozar la imagen y en la esperanza obra la fe, aun contra la clara experiencia de vuestra ingratitud, esperando ganen con vos recompensa y agradecimiento sus finezas, sus afectos y las demás acciones que hace un amante para obligar. -Yo os aseguro-respondió Silvio-que por lo que yo sufro en los desdenes de Leonida me he compadecido de las que pasará esa dama ; mas puedo tan poco con mi voluntad que no he podido recabar con ella ni el mirarla, y juzgad vos ahora si la desayuda mi deseo. Ello es cuidado de las estrellas y desdicha mía, pues en una parte sufro desprecio y en otra no sé estimar voluntades, ni sé agradecer obligado, ni puedo obligar con finezas. .----Eso es confesarnos hombres-dijo Anfriso-y conocer cuán poco enteras son las cosas en el mundo, que lo que más le proporciona con nuestro gusto paga mucha pensión de humano, pues ¿cuándo se vio algún contento? Que conforme a razón matemática no lo puede estar nuestro corazón perfectamente, aunque obedezca su mandamiento esta suntuosa máquina del Orbe, porque la figura del Mundo es esférica y la del corazón triangular, y así no pueden concertarse las dos.
Pruebase bien si pintamos un corazón y ponemos en el centro de la punta de un compás dando un círculo que toque a los tres ángulos del corazón : vienen a quedar tres vacíos por no avenirse las dos figuras. Esta es la causa porque el grande Alejandro, después de haberse señoreado del Mundo y tenido cortés universales en Babilonia, se entristeció, y preguntándole su privado la razón de su tristeza, respondió que, de saber que había sólo un mundo que venciese ; y así, por estas razones, no hay hombre que se satisfaga con las mayores hermosuras, con las más crecidas riquezas y el estado más dichoso, porque éstas, como partes de aquél, siguen el todo, siendo así imposible que en esta vida mortal se halle cumplimiento a nuestro mal contento y satisfecho deseo hasta que en la eterna, gozando a Dios, halle medida lo ambicioso de nuestro corazón ; porque aunque la divina esencia se significa con la figura esférica, por no tener principio ni fin, esta unidad es en cuanto la esencia y substancia, porque en cuanto a las personas son tres, y con esta Trinidad viene a llevarse la figura del corazón, que es triangular y correspondiente.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Sáb Mar 19, 2022 6:56 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA


(cont.)

Rióse Jacinto y dijo :
Buena ha estado la cristiandad, a fe de honrado ; pláceme la divinidad del concepto ; pero, señores, aquí de Dios, ¿no es cosa fuerte que en ofreciéndosele a un hombre el concepto le ha de entrar aunque sea por la casa de un ojo ajeno, y 'que haya de hacer miércoles de ceniza la mañana de San Juan con todas sus fiestas y regocijos?
-Si sabéis-dijo don Luis-lo que atormenta un concepto si se calla, no reprehendáis a Anfriso haber dicho el suyo, pues yo he sufrido el que me dilate leer los míos en este romance a una dama que, con agua de la boca, se lavaba las manos. Dice así:

ROMANCE

Despreciando está, una aurora
por boca de rosicler,
perlas que d8sata en hilos
y risa en sus labios fue.
Nevado cristal rocía
por el brinco de un clavel,
que, por besana las manos
se precipita cortés.
Fuente de cristal la sirven,
que aguamanil vino a ser,
y bañando su alabastro
le pone esmalte a su tez.
Diamantes en nieve engasta
haciendo un rubí cincel,
o las quiso, por divinas,
viril de vidrio poner.
Cristales rompen cristal,
y es glorioso triunfo en él,
cuando lo vencen sus manos,
bajar rendido a sus pies.
Con lisonja tan helada,
por convertirse en vergel,
se helaron, jazmín, las manos,
y son flor de nieve en él.
En tales hermosas flores
bien puede el alba aprender.
a reír, en azucenas,
en mosquete a florecer.
Guaco pareció de entrambos
y codicioso interés,
alias, bañarse en cristal,
y él, sobre flores correr.

Agradeció don Luis la aprobación que todos dieron a su romance, y dijo don Juan:
--Bien sabe quien me repartió el asunto que yo he escrito que no tengo más cuidado que el que Anfriso padece con su melancolía, y así ha querido que en esta décima, en su nombre, diga la poca esperanza con que vive, aunque es corto espacio una décima para escribir tantos males como padece. Pero como las noches son tan inquietas con los calores, no nos quieren fatigar con más dilatado asunto. Escucha, Anfriso, por si ha sabido mi imaginación considerar vuestro sentimiento :

DÉCIMA

No se concede a la flor
la tortolilla amorosa ;
triste se niega a la rosa
porque ha perdido su amor.
Pero temple su dolor ;
si una vez tuvo alegría
consuélese en la fe mía
su pasada posesión,
pues vive sin galardón,
ni aun a esperanzas lo fía.

-Es como de vuestro ingenio-respondió Anfriso--, y quiero feriárosla a esta sortija de diez diamantes, para encomendarla a mi memoria, que yo sé de mis desdichas que darán ocasión a que la repita siempre.
-Bésoos las manos-dijo don Juan--por la merced y premio que dais a mis versos ; que pudiera decir yo ahora lo que le dijo un discreto a una monja que por una le trina que le compuso para una fiesta de la Trinidad le envió una fuente de dulces, tres piezas de cada género de dulces, y él respondió : «A mi señora doña Juana beso las manos, y que mi desgracia no está sino en que como la fiesta fue a la Trinidad no fuese a las once mil vírgenes.»
-Yo quisiera ser tan poderoso-replicó Anfriso-que pudiera daros lo que merecéis y satisfacer los favores con que me honráis sintiendo tan por vuestra cuenta mis males. Pero si lo libro todo en mi voluntad no os quedo a deber nada, aunque me hace lástima pagarlo todo por no dejar de estar agradeciendo siempre ; mas vuestra liberalidad consolará este sentimiento dándome ocasiones que le agradezca, y yo, fino servidor vuestro, galanteando las ocasiones de que me mandéis, procuraré no ser disculpa de los ingratos, ejemplo, sí, a los que más agradecen.
---Vuestra largueza-replicó don Pedro--empobrecerá el mayor agradecimiento ; pero esto mejor lo dirá don Antonio, que en un madrigal que se la pidió lo ha pintada.
-Si no fuere mejor--respondió don Antonio-será encarecimiento no haber dicho su grandeza, que si se quita su exceso, su alabanza no corrió por mi cuenta el dejarla de decir. Desespera el más alentado espíritu esta pretensión y se cansa en su lance el más advertido discurrir el más trabajoso pensar, y pues se resiste lo imposible del asunto, en él se apadrinan los errores de no encarecerlo, pues lo muy grande consigo tras lo imposible, y éste ruega por las culpas que tiene lo desaliñado y desbaratado de mis versos ; y si la brevedad es disculpa, el breve instante en que los hice los podrá abonar con todos, porque si nada escribo con acierto disculpa será la brevedad; pues se libraron estos versos de necedad pensada:

MADRIGAL

¡Oh, joven generoso! ,
católico Mecenas
de quien la fama, llenas
tablas ocupa, mármoles anima.
Al más distante clima
el renombre glorioso
de Alejandro, le pierdan tus hazañas,
y en regiones extrañas
de liberal, estatuas te levanten ;
dulce elogio te canten
las más sutiles plumas,
tierras nade su voz y huelle espumas ;
que eres tan liberal que ya a ser vienes
de todos dueño, y todos de tus bienes.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Lun Mar 21, 2022 4:13 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA

(cont.)



La facilidad del concepto y la lisura agradó a todos, y comenzando don Alvaro este romance no dejó proseguir con más alabanzas. Decía así:

ROMANCE

Pues me mataron mis ojos
vengareme dellos yo ;
no logrará su deseo
el pestañear menor. .
Si traviesos me buscaron
tan dulce hermosa ocasión -
no me pierdan en más daño
si hay aumento en su rigor. .
Un solo mirar de ojos
toda el alma aventuró ;
no les daré más licencia ;
mudos morirán de amor.
Olvídense de ser ojos,
que no es cobarde la acción,
pues dudan los más preciados
mirar desdeñoso un sol.
De mí solo han de acabarse,
no quiero que su dolor
de otra queja se disculpe
ni alivie ajena ocasión.
Pues se portaron tan mal
paguen su desatención,
que la beldad no es disculpa
aun al mérito mayor.
Si fue pagarse en las glorias
(bisoña imaginación)
de sólo intentar la grande
confiadas glorias son ;
que el buen gusto de querer
el intentar deslució,
porque estuvo de esperanza
lo que tuvo de atención.
Yo venceré sus porfías,
que no soy tan necio yo, "
y si el albedrío es libre
no lo seréis, ojos, vos.

-En verdad, en verdad, que lo habéis dicho muy bien-dijo Jacinto-, pero amante tan a ciegas yo no le vi jamás y porque no hace oraciones amante tan ciego ; y no querer enamorar a lo fraile novicio, muy . recogido de vista y muy arreglado de ojos, que parece muchacho que le están riñendo . ¡ Válgame Dios, y lo que exagera un amante, como si se pudieran mandar los ojos tan fácil! ¡ Si habrá alguno que haya practicado eso, que hasta ahora tengo por especulativo y fantasía, del encarecer !
-No os detengáis en eso-replicó don Antonio-, sino referid los versos que os han tocado escribir hoy, que por ser en alabanza del licenciado Pues sea los esperamos graciosos. Era este licenciado el sacristán de la villa, hombre dotado en la sabiduría de villancicos, persona que arrendaba las Navidades y fiestas del Corpus para el abasto de letrillas ; villanciquero general de estos reinos por la majestad de Apolo. En fin, esta enfermedad de sus cascos le forzaba a que muchas veces visitara a estos académicos ilustres, entreteniéndolos con sus simplicidades. Desvanecido con las alabanzas (que por oírle más disparates le daban, viendo lograda la lujuria de los poetas en que les escuchen sus versos), no dejaba santo que no atormentase con sus coplas . Escuchen vuesas mercedes-decía-estos villancicos que sin desayunarme me compuesto para la misa del Gallo y para el Sábado Santo con su Gloria in excelsis Déo por estribillo.» Y afirmándose en las puntas de los pies, muy maravilloso de cejas, levantando el brazo con la acción de parar el caballo, leía tres mil disparates, haciendo otros tantas gestos con una cara de un nudo y de higa hecha por una mano muy flaca, muy trastornado de rostro, que parece que se habían equivocado las facciones .
La quijada servía por la nariz, por la boca la oreja, con más pliegues que tocas de viudas de estos tiempos o que una maldición ; dos bigotes por cejas, cuatro piernas de araña por bigotes, una frisadura de bayeta por barba, dos ojos ermitaños de dos cueñas, o tuétano de dos cañutos en que están metidos ; dos juanetes, verrugas de hueco, que, colaterales y diáconos de la nariz, parecen tres narices ; en fin, tan desbaratado de cara que sin duda se está por hacer aún, solamente depositadas en el pellejo todas las baratijas de que se fabrica un rostro, con algunos huesos de más porque no falte munición . Sus sotanas se hicieron para en. día de lodos, muy indignas de besar la tierra y muy cambiantes de colores, como cuadro extranjero, que a una luz son colorados, a otra azules, a otra negros ; su andar de «pisaré ya el polvito me nudo» brincándose de pasos y pisando de repizco como que amaga los pasos ; su hablar como el de que habla bostezando o come alguna cosa muy caliente. Llamábanle por mal nombre el licenciado Pues sea desde un día que por ausencia de su señor el cura, volviéndose al pueblo a echar las fiestas, dijo : «El jueves que viene es fiesta, pero no de guardar.» «Sí es de guardar», le replicó el monacillo muy aprisa, a quien él le volvió a responder con tono de Dominas vobiscum : “Pues sea”, bautizándole desde entonces con este nombre. Otros muchos chistes y cuentecillos le sucedían cada día a su simplicidad ; , y en uno que estaba ayudando a decir misa (en otro altar que estaba cerca también la decía otro sacerdote) y levantándose el ayudante para alguna diligencia rogóle que respondiese mientras él volvía. Acertaron, pues, los dos sacerdotes a decir juntos Per omnia saecula saeculorum; pero nuestro licenciado, por cumplir con los dos, les respondió : Amenes. En el púlpito muchas veces (que su simplicidad también la gobernaba este capricho) dijo graciosos desatinos, y un Viernes Santo, predicando la Soledad, comenzó la salutación de esta suerte : «Suelen los oradores cristianos, para decir algo en provecho de las almas, pedirle a la Virgen que les dé una gracia. Hoy, señores, no está la Virgen para gracias ; digamos un padrenuestro.» Y luego de este disparate añadía otros, que aunque donosos y no descompuestos, indignos dé que la ignorancia los refiera ; pues es acción esta que debemos respetar con tanta veneración, ejercitada de tantos varones como el mundo admira, y que la hacen admirable. -No olvidéis entre todos-dijo don Luis-al Padre Juan Antonio Ursón, de la Compañía de Jesús, que bien puede hacer número con tantos que hacen gloriosa y admirable a nuestra España. Y aunque le detengan a Jacinto el decir sus versos, me habéis de oír unos que en diferentes ocasiones le hice, tan hijos de mi afición como de sus merecimientos.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Lun Mar 21, 2022 4:15 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA

(cont.)



DÉCIMA

Tanto vuestro ingenio alcanza,
docto Ursón, que por trofeo,
satisfaciendo el deseo,
termináis toda esperanza.
Aclame vuestra alabanza
el más alto Querubín,
pues sois el límite y fin
de la humana presunción,
en el nombre un nuevo Ursón,
y en las ciencias Valentín.


MADRIGAL.

Baste tanto saber, Ursón divino,
tanto entender exceso es de eminencia,
pasar de hombre es ya, negarse humano,
pues por primero solo y peregrino
a deidad nos engaña tu elocuencia,
o quieres te veneren soberano.
Desmaya tu pesar, detén la. mana
a tan hondo advertir, si ya no quieres
ver idólatra el mundo en tu respeto.
En la voz de un afecto,
admirada una acción, diga, elocuente,
cuán docto, aunque prudente,
vencedor de ti mismo te conquistas ;
valiente contra ti sabes ganarte
y victoria alcanzar de tus victorias ;
y añadiéndote glorias a más glorias,
venciéndote imposible, te ganaste,
y hoy te vences a ti, si ayer triunfaste.


OTRO

En un día que predicó un sermón de Judít

Retórica el matiz, pincel tu aliento,
tu ingenio Apeles, ya con tal destreza
de Manasés . la viuda has retratado,
divino Ursón, que juzga el pensamiento
que en prudencia, valor, gracia y belleza
al vivo original vence el traslado.
Devoto, si admirado
del retrato segundo,
al vivo tu retrato adora el mundo ;
que como tu energía
segunda vez lo cría
con perfección que tanto la enriquece,
la gran Judit parece
más hermosa y valiente que en Betulia,
y si hermosa pretende .
vencer al que le ofende,
con tu retrato excuse su persona,
pues tan valiente ha sido
que si su imagen viera
(vencido en su primor) no se creyera.
Tan valiente es tu mano
¡oh pincel de tu ingenio soberano!


OTRO

Divino Ursón, retórico eminente,
acredite milagro lo dudoso
que por ser tanto tu saber te miente,
y vive, por humano, escrupuloso,
que en tu ingenio florido
amaneció lo docto en lo entendido,
y en ti estudió la ciencia perfecciones.
Reportadas orando tus acciones
son segunda elocuencia de tu ingenio,
de nuestra admiración primer espanto.
No se guardó el deseo para tanto,
que no tuvo esperanza tanto ingenio.


(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Mar Mar 22, 2022 4:15 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA

(cont.)



--Muy encarecidos están esos versos-dijo don Pedro-; pero a los que conocemos al Padre Ursón, aun no nos parece que llegan a ser alabanza.
-Muy barato-dijo Anfriso-se halla un ingenio para una y para dos cosas, ¡pero que sea este ingenio tan dichoso que corregidas las goce todas ! . . . Dicha es que no se ha experimentado dos veces, mereciendo este milagro de- la naturaleza la primera.
No os canséis-dijo don Juan-, sino fiadle a él sus alabanzas, y dejad que Jacinto diga sus versos ; que pues el señor licenciado ha venido, oirá sus alabanzas. -Vuesas mercedes-respondió el licenciado, que lIegaba entonces-me honran, aunque bien me las merezco todas.
-Pues oiga--dijo Jacinto--, que dicen así:

SILVA

Rimbombe en trueno; relampague en luces
tu nombre y fama en glodios istriados ;
y en los más remontados,
del Meotis acuario a la Palura,
archiconflonío en la región más pura
a tu ingenio servicien Hecátombes,
y canten estambombes
bajos Catulo sarcófago falsetes
y calce Polipodio tafletes ;
rinda su estimación a tu persona,
pues tu talla la abona,
la baila Caligurna,
y venga taciturna, .
que envidia tu saber, la Tarasaña
protocolo galán blandir la caña ;
sacrípantes aromas te coturnen
y nácares, al sol tintos, te eburnen,
llantos del alba en verdes episodios,
y' no ponga remedios ;
rindan su valentía
a tu hinchada energía
diatribas de plata en las Patuecas;
pues ya su nombre truecas,
no escatimando Cilibón canoro,
metas de plata en retintines de oro.

Aunque aventuraron el que se conociera la socarrovería de los versos, no pudieron disimular todos la risa de ver juntos tan desiguales disparates y la figuraría de Jacinto en haberlos juntado. Pero el licenciado, que se pagaba de vocablos de ruido, dijo con grande admiración, dándose una palmada en la frente :
-Válgame Dios, y lo que hay que saber en el mundo; cuanto más van, saben los hombres más. Si yo hubiera hecho una cosa de tan gran estudio como ésa, no me trocara por el rey y diera por haberla hecho cuantos villancicos he compuesto en esta vida y los que pienso componer en la otra.
-¿Pues aun allá piensa vuesa merced componer?--dijo don Alvaro-. ¿No sabe que allá no van los poetas?

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Mar Mar 22, 2022 4:18 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA

(cont.)



-Esos son-volvió a responder-los poetas humanos, que los divinos tenemos por intercesores la letanía, las pascuas, los días de las fiestas de Corpus, misacantanos y profesiones de monjas ; allá pienso ir a ser chanzonetero del otro mundo. Pero dígame vuesa merced dónde halló vocablos tan cultos ; sin duda que debe tener alguna musa familiar o algún demonio crítico se le reviste en ese cuerpo, porque palabras tan tremebundas y cultas no se pueden hallar sino por arte del diablo. Si no, pondérenme la palabrilla archiconflonfo . ¿Qué quiere decir archiconflonfo?
-Archiconflonfo, señor licenciado, mi señor-le dijo Jacinto-, es en las Indias lo mismo que archipámpano en Sevilla ; y decirle a vuesa merced eI Meotis acuario a la Palura, archiconflonfo en la región más pura, es lo mismo que decirle que sea señor de todo el mundo. Estoy contento con eso; pero lo de calce Polipodio tafiletes, deseo saber.
Polipodio fue un gran bailarín a la jineta, que en un caballo hacía diabluras y cosas que hay que ver y que mirar, y así decirle que calce tafiletes es mandarle que baile y dance por alegrar y divertir ese ingeniazo que vuesa merced tiene.
-Cierto-respondió el licenciado--que es diablo vuesa merced. Válgate, válgate lo que sabe. ¿Por qué no se va a la Corte a que lo estimen o envía un retrato para que lo conozcan? Que, pardiez, que yo pienso imprimir y poner mi retrato aunque no tengo amigos que me lo rueguen, excusita ordinaria de los prólogos (que yo no he menester más amigo que mi presunción), y eternizarme con escribir todas mis obras ; que sólo por ponerme a tú por tú con un lector, y que lo lean a un hombre de molde, puede imprimir disparates, cuanto más que si yo acabo una obrita que tengo comenzada, han de ver Vs. ms. maravillas, y si no oigan este principio, que les dará mucho gusto:

Glorioso San Sebastián,
santo bienaventurado
que fuiste asestado
sin prenderos la hermandad ;
sois abogado de aquel,
y de aguaste,
y de la peste,
pero no del neguijón ;
clarín que toca al albor
no suena mejor.

-Si V. m. prosigue-dijo Jacinto-ha de ser cosa de espanto.
-No me ha de quedar-respondió el licenciado--santa ni santo en el cielo a guíen no le haga una jacarandina. a- lo divino, con que pienso dejarme atrás a Cairasco con toda la millarada de sus octavas, que escribo yo más en una hora que el Tostado en toda su vida. Por mí no se halla el papel, y yo con mis escritos y los cirujanos con las hilachas hemos encarecido los andrajos. No hay pícaro a quien no acote para papel y embargue para Génova.
--Hombre-dijo Silvia-que hace tantas cosas, ¿cómo no se ha muerto? V. m., pues tanto vive, no debe vivir de vida, sino de suegra, que es saecula saeculoyum de las vidas.
-¿Por qué-preguntó don Antonio-se ha de vincular en un necio la vida y ha de ser mayorazgo de un discreto lo corto de un morirse? Pues, si de parecer de algunos filósofos, la vida del hombre consiste en el saber, de donde dijo un discreto que sólo lo que se acierta y se sabe se vive.
-Porque es razón-respondió Jacinto-que muera un discreto que ha de vivir pobre.
-¿Pues por qué ha de ser pobre un ingenio?-volvió a preguntar don Antonio.
--Para que tengan todo caudal -le respondió Jacinto.
-¿Pues qué caudal-le replicó-es el ingenio, y más en estos tiempos en quien tan baja está esta moneda? ¿Y para qué quiere un hombre el ingenio (esto hablando a lo humano) si con él conoce las obligaciones de honrado, y con su pobreza no puede cumplir ninguna de hombre de bien? Y para qué quiere un necio las riquezas, si no sabe que tiene obligaciones y no las despende o por caridad o por agradecimiento con el necesitado? Pues si los efectos han de parecerse a su causa, muy necios serán los de un necio. O aprenda la necedad discreción, o tenga la discreción riquezas, o sepan los ricos, para que favorezcan los ingenios pobres, que los discretos saben dar, o no tenga ingenia un pobre, pues no le vale nada el tenerlo, que viene a ser pesadumbre el mérito mayor que alcanza el mundo y que más debe premiarse, y ya llega a ser desdicha el tenerlo. si no, mirad el sutil ingenio de Anfriso, y escuchad cómo se queja de desdichado en este romance, que por su llaneza de estilo y su claridad le mandé a la memoria, que nunca fue muy retórico el dolor. Dice así:

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Miér Mar 23, 2022 4:19 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA SEGUNDA

(cont.)




ROMANCE

Loas que por ocultas causas
de influencias enemigas,
con nombre de desdichados
la desventura os bautiza,
prestadme atención, en tanto
que lloro y canto desdichas,
porque consoléis las vuestras
con sólo escuchar las mías.
Para fabricarme el cielo,
todas sus estrellas fijas,
conjuradas en mi daño,
hicieron airadas ligas.
Fundaron sobre mis daños,
propiedad de males rica,
un vínculo de desgracias,
mayorazgo de sus iras.
Desde entonces pago al tiempo
pensión de melancolías,
porque tengo al censo de ellas
hipotecada la vida.
No bien del mal de una pena
alienta el alma, y respira,
cuando le tienen mis hados
otra mayor prevenida.
Ha llegado a tal extremo
que tiene de mis fatigas
lástima el menos dichoso,
y yo de su suerte envidia.
Más me atormentan las penas
si me acometen sencillas,
y cuando vienen dobladas
pido al sufrimiento albricias.
El sueño, en vez de descanso,
fingidas glorias me pinta,
porque mayores tormentos
cuando despierte me aflijan .
La ilustre sangre heredada
fogosa . me martiriza, "
que en corazón desdichado
es ponzoña sangre limpia.
Si el ánimo me levanta
alientos qué al cielo aspiran,
golpe de fortuna adversa
los despeña y los derriba.
¿ Qué importan cuidados nobles,
que el alma alimenta y cría,
si a pensamientos honrados
siempre es madrastra la dicha?
De un breve gusto que muere
mil disgustos resucitan ;
cuanto temo, son verdades ;
cuando espero, son mentiras.
No tienen cura mis males,
pues la amistad más amiga
si procura mi remedio
mi perdición solicita .
Al fin soy tan desdichado
que mis desdichas me obligan
a que la vida sustente
con lo que más la aniquila.

-El romance es como de su dueño-dijo Lauro- ; pero no es crueldad la que el mundo sustenta en sus leyes, pues sufre que un ignorante llegue por sus riquezas a supeditar al entendimiento y el desatento juicio con que se gobierna ; con que viene a ser tan grande esta infelicidad que deja de ser ingenio el ingenio, pues no obra como tal ; que si al discreto lo hiciera con libertad su riqueza, y no pendiera de la merced del ignorante que puede, no le guardara respeto a la mentira, y vivieran bien aconsejados los hombres, que por haberlos menester el pobre ingenioso, los adula y no los desengaña.
-Si bastase esa ceremonia-dijo don Luís-para contentar el poder, no fuera poca suerte ; pero los. ignorantes huyen a los discretos o no los conocen ; los huyen porque nadie quiere verse al lado de quien sepa menos, o no los conoce porque como de los ignorantes presume más el que ignora más, canoniza por necedad a la discreción y culpa en los otros sus defectos ; porque no viene con lo que él presume de sí, trocando las condiciones. -Vs. ms., señores míos-dijo Jacinto-, lo han filosofado de lo bien que yo he visto, y pues la materia de ignorantes es tan odiosa, por haber tantos que se ofenden, dejémosla, y acabemos la tarde en el jardín, última lisonja de este célebre día.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 76071
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér Mar 23, 2022 7:46 pm

Es lazada de cristal
en el pecho de una peña,
con armonía suave,
una fuente lisonjera,
Del sol primer besamanos,
bien llegada primavera,
tan amigas, que la risa
ella y el alba se prestan.
Gracéjame de cristal,
pues sin murmurar risueña
burlándose con las flores
dice donaires de perlas ;
cuyas aguas fabricaron
en poca florida tierra
a Flora, casa de campo,
cigarrales de Amaltea.
Escamada de las ondas
velozmente se pasea
por galerías de flores
por balaustres de yerba.
Ocasionadas del aire
unas con otras pelean
las flores, por contemplar .
en su espejo su belleza.
De lo continuo del prado
cansadas buscan la aldea,
donde es zagal el narciso
y serrana la azucena.
Retiradas con la noche
se visten, por diferencia,
verde galán el clavel,
y sayuelo la mosqueta.
Mas al recibir del sol
la visita, alegres traerán
el embozo, y de sus hojas
las lechuguillas despliegan.
Con tal gala y tal aseo
en un monte ¡ quién creyera
tan de palacio el jardín,
tan de la corte la selva !


Lo cierto es que poder leer un romance así, en este momento - con la que está cayendo-, relaja un montón el alma...


...sin que por ello olvidemos donde estamos.


Gracias, Lluvia.


Besos.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Jue Mar 24, 2022 4:24 pm

Y así es, es necesario, amigo mío, aunque la cabeza esté donde esté.
Gracias, por acompañarme y besos.


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Jue Mar 24, 2022 4:27 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA TERCERA


AirES tiene de civil, voluntad que no se agrada del mérito. Peligros tiene de necia la que no le estima. En mal nombre pone a su alma quien se resiste a una perfección (que vencerse de lo hermoso acredita de buen gusto al gusto) ; en sus obras hace gallarda ostentación el alma, y de sus efectos consta su discreción. Y así, Filis, en mucho riesgo pone la suya (y más cuando tanto lo causa su belleza) en no amar a Anfriso, en cuyas perfecciones todos hallaron estrellas que inclinasen sus voluntades (que no solicita más una estrella que un merecimiento), siendo de Anfríso amantes, no sólo los que en el jardín le acompañaban, sino todo el demás concurso que en la ciudad por otros ciudadanos detenidos no le asistían (pero sin olvidar sus penas), y aliñándole para divertirlas unas fiestas de toros y cañas, que para su celebración (por ser la cercanía tanta) convidaron a Anfriso Y sus discretos amigos, trasladándoles a la ciudad por gozar los agasajos que damas y galanes les mostraban haciendo rica ostentación de su poder en sus galas, y de su voluntad en tan grandiosas fiestas . Todas dieron fin con la noche, y restituyéndose luego estos naturales forasteros a su florido albergue les dio su agradecimiento por ferias a tantos favores el que otro día los oyesen una comedia que ellos mismos representaban .
Menos ocasión habían menester todos para gozar de la compañía de Anfriso, y así en coches ellos, y el sol, llegaron juntos a Espinardo la siguiente mañana. El agrado, el cariño y el festejo con que los recibieran no es creíble, obligándolos corteses con palabras y satisfaciéndolas poderosos con obras, tan puntualmente servidos de todos, que no bastó la mucha gente a deslucir la grandeza con que los aposentaron y la opulencia con que les sirvieron las viandas, dándoles aquella mañana un espléndido almuerzo, y por postres Jacinto este romance que a la gala con que habían jugado las cañas (por testigo de su agradecimiento) hizo. Dice así:


ROMANCE

A breve espacio reduzgo
lo grandioso de las fiestas,
desairadas de mí pluma,
malogradas en mi lengua.
Hermosa quiso la plaza
dar al abril competencias,
y a la vanidad del mayo
florida y honrosa afrenta.
Para mayor lucimiento,
haciendo la plaza esfera,
mil soles dieron en rayos
esplendor que alumbra y ciega.
Acumulando las damas
luz a luz, y estrella a estrella,
de los soles que ya vienen
sus auroras las primeras.
Y; amaneciendo en balcones,
galas por nubes ostentan,
y por púrpura en su oriente
lo carmesí de las telas.
Con soles se abrasa el día,
con luces arde la tierra,
y en pluvia de resplandores
toda la plaza se anega.
Después ya que el animal
que Cintio en abril calienta
siendo triunfo de una mano
midió cadáver la arena,
en flores la juventud
viva y movible floresta,
animando bizarrías
a jugar las cañas llegan.
De la puerta de la plaza
a correr todos comienzan,
que de su arco parece
que son disparadas flechas.
En un bayo, cabos negros,
que en una andaluza yegua
engendró el viento, y al padre
con veloz planta atropella,
entró don Jorge Bernal,
en cuyo garbo celebran
de buen aire lo brioso,
airoso la gentileza.
No vio la cándida aurora,
cuando en jazmines despierta,
más floridos pocos años
ni tantas flores más bellas.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49260
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Lluvia Abril Jue Mar 24, 2022 4:30 pm

SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA

OBRAS COMPLETAS


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIAS DEL JARDIN


ACADEMIA TERCERA


(cont.)


Como la abortada llama
que de la noche revienta,
rasga a su lado los vientos
don Francisco de Contreras.
Tanto al rayo el vuelo usurpa
que a su veloz ligereza
la presta vista aún no pudo
darle alcance en la carrera.
Sucedióle don Francisco
Valcárcel; a quien veneran
por su Narciso las flores,
y por su Adonis las selvas.
Qué a lo bizarro en su talle
viven las galas compuestas,
qué cortés el desenfado,
qué despejada modestia;
qué humano está lo divino
y, en respetuosa llaneza,
templando apacible y grave
les pone su ingenio treguas;
segundo robo, hurto hermoso
de aquel ave lisonjera
porque de Júpiter sirva
más bello Barzón la mesa.
Blasón de la ilustre casa
de Berástegui, encomienda
don Francisco al viento un ruelo
que bizarro el aire argenta.
Para ser cuidado vino
de alguna atención secreta,
tan galán como sus años,
que son todos primaveras.
Alentado el movimiento
lo brioso lisonjea,
todo es alma en las acciones
y todo el cuerpo belleza.
Despiden exhalaciones
sus lanzas, que ardientes truenan,
y animadas del salitre
abren por el aire sendas.
Con los rasgos de sus luces
borrar soberbias intentan
del papel del firmamento
las resplandecientes letras.
Vistieron llama violada,
y en sus campos bello nieva
copos de plata el oriente,
y lazos de nieve siembra.
A don Pedro de Tizón
una admiración suspensa
alabe lo que a los ojos
fue duda, siendo certeza.
Don Bernardo Pedriñán
entró con él, cuyas fuerzas
son emulación del mundo,
terror del quinta planeta.
En un brioso caballo
(que al ser caballo desdeña,
y de águila preciado
al viento hieren sus huellas)
entró midiendo la plaza
don Juan Avilés Ortega,
a quien humilde y rendido '
Amor le ofrece su venda.
Imitó sus perfecciones,
llevó su mano derecha,
galán don Antonio Prieto,
digno de inmortal diadema ;
nuevo Orfeo de Sigura,
en cuyas verdes riberas
bellas las ninfas le escuchan
dulces y amorosas quejas.
Tan veloces loa dos corren
que parece que los lleva
de Atalanta la codicia,
de Hipomenes la terneza.
Todo fue plata su traje,
que para salir no dejan
de tan dulces laberintos
roja a la vista una seña.
Gastó toda la alabanza
(bien merecida fineza)
el aseo y bizarría
de don Pedro Balibiera.
Airosamente discurre
en un noble valenzuela
don Ginés de Rocamora,
de amor roca en la firmeza.
A don Gregorio Gastón
alábelo su elocuencia,
que mi pluma, de cobarde,
sus partes calla y respeta.
Miedo al entrar en la plaza
dio don Diego Balibiera,
porque en su mano, aun la caña,
rejón los toros la tiemblan.
Vistieron nácar y plata
bellos, que el abril conserva,
entreverados claveles
con quien la aurora se afeita.
Guiando el segundo puesto
don Francisco Tomás entra,
que se perdió, por ser tanta,,
su gala al encarecerla.
Fueron partir y llegar
tan uno, que su presteza
no dio lugar al intento
para que lo previniera.
Corto en don Melchor de Rada
el hipérbole se queda,
y sin peligro de injusto
a la adulación se niega.
Vino don Gregorio Ortiz,
lustroso honor de Valencia,
dando crédito a imposibles,
y asunto a heroicos poemas.
Ocupó don Salvador
Carrillo (gloria suprema)
un alazán que a los vientos
a saber correr enseña.
No corre Febo más libre
acabando su tarea
por calzada de topacios
y de zafir taracea.
Tanta plata en lo dorado
publican, que a sus libreas
franco prestó el Potosí
todo el caudal de sus venas.
Si en don Antonio Tomás
algunas gracias que encierran,
del cuidado de decirlas
su fama me desempeña.
Don Jerónimo, su hermano,
con él corriendo, espolea
mi pluma a alabar sus partes,
mas ya lo están así mesmas.
Fino, galán, atinado,
docto, corrió en la jineta ,
don Gregorio Saorín
con don Alonso de Almela.
El viento que vencen, rompen
y, corrido, atrás se queda,
que aun al viento no permiten
correr con ellos parejas.
Lo verde y plata en su traje
pacifican controversias,
y sin vencer, competirlos,
encarecen diferencias.
A don Diego de Gaitero,
que de un morcillo sujeta
con sabida cetrería
lo que le inquieta la espuela,
siguió don Tomás Gaitero,
dando en perfecciones bellas
a la hermosura inquietudes
y al amor nuevas empresas.
Qué atento que está el descuido
en su talle, porque sea
cortés una, vez la culpa,
y la presunción discreta.
En lo advertido y galante
en tan avisada idea
tiene una, envidia el ingenio
y una perfección que aprenda.
Fugitivas garzas corren
y, triscando en sus cabezas
cosquillosos martinetes,
la vaga región penetran.
Siguióles don Juan Marín,
y de la persona aprueban
lo festivo su valor,
los aplausos su prudencia.
Con tanta velocidad
el aire rompe, que apenas
la menuda arena logra
del caballo una experiençia.
Fue don Francisco Milán
el último, que no esperan
mayor novedad las galas
ni imitación su grandeza.
Color noguerada visten
que con la plata campea,
porque en su disfraz el gusto
ingenioso resplandezca.
El mayo ya cortesano
no quiso vivir la aldea,
y con toda su familia
en la plaza se aposenta.
En circular caracol
imitan, en dos culebras,
con los signos duplicados
celeste elíptica nueva.
Comienzan la escaramuza
vistosa, si no sangrienta,
de cuya espantosa imagen
temblara Palas Minerva.

Y como suele en el prado
el céfiro, cuando alienta
compitiendo flor a flor
inquietar su paz serena,
así batalla de florea
con dulce rigor semejan,
y triunfando de sí mismos
vencen burlando las veras.

(cont.)


_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contenido patrocinado


SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA) - Página 2 Empty Re: SALVADOR JACINTO POLO DE MEDINA (1603-1676) (MURCIA)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2022 11:57 am