Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1039461 mensajes en 47560 argumentos.

Tenemos 1567 miembros registrados

El último usuario registrado es ECCR

¿Quién está en línea?

En total hay 67 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 64 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Ponce Flores, Chambonnet Gallardo, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» NO A LA GUERRA 3
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyHoy a las 07:56 por Pascual Lopez Sanchez

» VALERY, PAUL (1871 - 1945)
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyHoy a las 04:19 por Pascual Lopez Sanchez

» 2013-04-21 ÁNGELES NEGROS
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyHoy a las 03:07 por Pedro Casas Serra

» VERLAINE, PAUL (1841 - 1896)
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyHoy a las 02:07 por Pascual Lopez Sanchez

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyAyer a las 23:38 por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XIX
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyAyer a las 23:36 por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyAyer a las 23:35 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyAyer a las 23:33 por Lluvia Abril

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyAyer a las 19:28 por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 EmptyAyer a las 19:24 por Maria Lua

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty

3 participantes

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 17 Mar 2024, 07:20

    .


    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70.

    De la antología En voz alta, las poetas de las generaciones de los 50 y los 70, edición de Sharon Keefe Ugalde, Hiperión 2007.


    AURORA DE ALBORNOZ (1926-1990) https://es.wikipedia.org/wiki/Aurora_de_Albornoz


    De Brazo de niebla:


    MI YO DIFERENTE

    Mi yo diferente.
    Mi punta igual y contraria.

    Lleva dentro
    un distinto yo posible
    tu figura recortada.

    Me presiento
    en tu excitación eléctrica;
    en tus mimos y tu orgullo;
    tu pereza
    de algodón y de neblina.

    Al sentirte por mis dedos,
    miles de agujas iguales
    quieren fundirse
    sin lograr tocarse.

    Mi mirada
    quiere entrarte por los ojos
    y se congela delante.

    Mi más yo,
    absurdamente lejano.



    ALLÁ

    Allí donde se acaban todas las avenidas,
    el infinito jardín verde,
    redoblando. Sin fondo. Con perfiles picudos
    cortándose en las nubes.
    Empieza como todos los jardines
    allá donde terminan los caminos...

    No quise las viviendas iguales
    donde me llevabas,
    allá donde terminan los caminos.
    Y huía de la cruz para buscar el ángel.

    El ángel medio risa y medio vuelo,
    que no estaba.

    Tú me llevabas a la cruz que no quería,
    sin risas y sin alas.

    La cruz sintetizando los amaneceres y crepúsculos.
    La cruz tragándose los árboles.

    Quise el vuelo y la risa del ángel que no era.
    Y busqué, sin hallarlo, por los verdes jardines,
    allí donde se acaban todas las avenidas.




    De Poemas para alcanzar un segundo
    :


    TODO LO COMPRENDÍA

    (Carmenchu, ¿recuerdas a la vieja aquella
    del cuadro de Maes? La habíamos visto
    muchas veces, calentándose cerca de la chi-
    menea, en la cocina destartalada de la caso-
    na del pueblecito de Navarra, o de Asturias.
    Aquel día, en Amsterdam, nos habló en un
    segundo irreversible.)

    Todo lo comprendía
    Sólo en sus flacas manos se marcaba la angustia
    Y en su frente tal vez

    Cara cerrada
    como los panes y el embudo
    y el mantel y el cuchillo
    y las llaves
    que cuelgan
    en la tela verdosa

    Naturaleza muerta
    Como todas las naturalezas muertas
    Ella muerta también
    entre las cosas

    Sólo en las manos
    Y en las arrugas de la frente
    En los dedos que aprietan
    las oraciones del crepúsculo

    En los dedos
    Llegó a vivir del todo con su soledad
    Con su absoluta soledad
    El gatito pequeño escribiendo en el aire
    Pero vivía
    con su absoluta soledad
    Con la total

    Las primeras soledades se le clavaron en la frente
    y en las manos
    En los dedos
    Aprendió a no gritarlas
    Y ya
    es una cosa más entre las cosas




    De Palabras desatadas:


    NOS SEÑALARON COSAS...

    Nos señalaron cosas.
    Nos dijeron.
    Creímos.
    Fijar número y llave.
    Marcar y recorrer con vallas a la vida.

    Allá son las cenizas de la muerte,
    porque la muerte apaga
    y el tiempo ya no apura.
    La rosa es bella pero no te mira,
    y el gato juega pero no es el niño
    y el niño quedará por los rincones
    y el viejo es un doblado hacia el ayer
    y pasó el que pasó
    porque hay número y llave que lo fija.
    Principio,
    estar,
    salida,
    nos dijeron.

    Nos enseñaron cosas.
    Nos señalaron límites.
    Pero la vida
    salta
    y

    no se deja

    vuelve y revuelve cajas
    y avienta las cenizas
    hasta romper los bloques
    desaraña la seda
    hasta llegar al niño
    y desata los números
    y derrota las llaves

    sólo al quebrar los límites se llena

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 18 Mar 2024, 05:29

    .


    MARÍA DE LOS REYES FUENTES
    (1927-2000) https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_de_los_Reyes_Fuentes


    De Jardín de las revelaciones:


    NO SON LA LIBERTAD...

    No son la libertad esas auroras
    en que el rocío queda
    haciéndole visiones al  prodigio.

    Si la tierra no es tuya,
    si el aire no posees,
    si compartes la flor
    y te roban los frutos
    siempre amanecerás en cautiverio.

    La libertad es otra
    verdad y va contigo.
    Ser libre es estar solo, o con alguien
    que, a lo más, nos refleje.




    De Meditaciones ante el Aljarafe:


    SURGEN PALABRAS, BROTAN DESDE LEJOS...

    Surgen palabras, brotan desde lejos
    palabras encendidas, luminosas
    palabras, como largos resplandores
    de tiempos o de espacios.

    ...............................................
    Son palabras
    en fuertes remolinos, su memoria
    volando en el presente.

    ..............................................
    Qué armonía
    las antiguas palabras renaciendo,
    honduras hacia flor, color, aroma.

    Qué bella, sorprendente, inolvidable
    siquiera una palabra, testimonio
    de un día que, aun lejano, centellea.

    Qué conmoción, qué amor, tras el prodigio
    de esa palabra, la sin par palabra
    derribando de pronto los confines
    del tiempo, de la ausencia, del olvido.

    Palabras, que atesoro. O la fiesta
    de salvación con solo una palabra.



    A VECES ME SEPARO DE MI TIEMPO...

    A veces me separo de mi tiempo,
    rompo su arquitectura, me retiro
    de sus escuetas bóvedas, me paro
    como si en zona frnca, ya sin límites
    para que el pensamiento extienda, eleve
    su telón de encendidas fantasías.

    A veces -otros mundos, vislumbrando-
    me salgo de este mundo, me confino
    en una magnitud ajena, extraña,
    donde alcanzo una fase diferente
    del lugar en que asoma mi apariencia.



    ¿DÓNDE ESTABA MI ESPACIO...

    ¿Dónde estaba mi espacio
    -dimensión y cabida
    de qué afán, qué agonía-?

    Anduve sobre bases
    impuestas, superpuestas
    -nunca elegidas, nunca
    como flor de esperanza-
    Y me alcé sobre arcos
    nacidos en mis sueños,
    volé sobre columpios
    apenas sosteniéndome.
    Largo peregrinaje
    por qué largos caminos,
    donde fui descubriendo
    mis duendes y fantasmas.

    Nunca estuve en mi espacio.
    Pero lo he presentido
    -q´cerca- en esos muros
    donde la verdad tiene
    su reino de imposibles.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 18 Mar 2024, 05:50

    .


    MARÍA ELVIRA LACACI
    (1916-1997) https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Elvira_Lacaci


    De Al este de la ciudad:


    LA PALABRA

    Yo te quiero sencilla. Acaso pobre.
    A veces,
    vas a brotarme de organdí vestida (sin querer
    me florece el lenguaje de otros seres).
    Con amor te desnudo.
    Quedas como mi carne.
    Como mi corazón y sus latidos.

    A menudo,
    igual que los pequeños
    ante una tienda de juguetería,
    pego la cara
    a las brillantes lunas
    donde se venden las palabras bellas.
    Las admiro.
    A otros les sientan bien. Si me las colocara…
    Las aparto al momento
    porque a mí no me sientan.

    Y de nuevo voy cogiendo brazados de palabras
    entre la hierba fresca
    y bajo el cielo.



    A LA POESÍA

    Me siento vagabunda de las Letras.
    Quiero comer mi pan con el mendigo.
    Beber vino de todos.
    Tomar el sol
    tendida
    sobre la hierba húmeda.
    Tener una guitarra
    con cuerdas de latidos, entregados.
    Tocarla por los pueblos.
    Que los hombres –de colores distintos–
    bailen al son de ella
    con sus modales
    toscos
    y su verdad sencilla
    a flor de labio.



    CON TACONES ALTOS

    Y yo llevaba un gorro
    muy moderno. Parecía
    una extraña cazuela.
    Unos tacones leves y muy altos.
    Un abrigo atrevido.
    Unos guantes y un bolso de color avellana.
    Los labios y los ojos pintarrajeados.
    No debía de ir mal.
    Las mujeres
    volvían la cabeza
    para mirar la hechura del abrigo.
    Los hombres...

    Pero yo,
    bajo la piel y aquella vestidura de comparsa,
    llevaba otro ropaje de un tejido muy denso. Era de angustia.

    Y añoré
    mi pelo suelto, mis zapatos bajos,
    mi abrigo deportivo,
    mi tez morena, solamente el agua.

    Tú me veías, Dios. Y cómo hablamos.
    Yo te decía
    que estaba muy ridícula con todo aquello.
    Tú dijiste que sí.
    Y compartiste
    el tan amargo leve movimiento
    de mis labios oblicuos.




    De Sonido de Dios:


    CANTA

    Y me pesó tu dedo
    lo mismo que un gran manto
    de hierro
    que pendiera
    de mis desnudos hombros.
    Y me pesó tu dedo
    cuando me señalaste el corazón -esta mañana-,
    mientras el aire,
    el aire enrarecido de mi alcoba,
    volteaba un sonido:

    ..................................Canta

    Y quise huir. Temí. Me encogí hasta el abismo
    de la angustia,
    porque pesaba mucho tu palabra:

    ..................................Canta

    Déjame como siempre
    volar por la palabra. Libre. Suelta.
    Que yo te cantaré como hasta ahora.
    Pero no vuelvas a decirme:

    ..................................Canta

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 18 Mar 2024, 06:08

    .


    PINO BETANCOR (1928-2003) https://es.wikipedia.org/wiki/Pino_Betancor_%C3%81lvarez


    De Las playas vacías:


    TERCIOPELO Y SEDA

    De terciopelo y seda era su cuerpo,
    pero no lo vio nadie.

    La enseñaron, ya desde muy pequeña,
    a trabajar muy duro y no quejarse.
    A levantarse al alba, blanca y fría,
    a ser ave sin vuelo, flor sin aire.

    Un día marcha a la ciudad inmensa.
    Allí conoce a un hombre, uno de tantos,
    pequeño y arrogante.
    Los hijos le vendrán sin desearlos,
    sin desear a nadie.

    Y seguirá cosiendo y cocinando.
    Es su deber. No lo discute nadie.
    La vida va pasando lentamente
    detrás de los cristales.

    La enseñaron a ser el pan que se cocina,
    la mesa que se pone, la ceniza que arde,
    y así vivió su triste y corta vida,
    ignorada e ignorante
    de todas las bellezas de la tierra.

    Nunca de la pasión de los sentidos
    le hablaron. De cómo un beso
    puede encender el aire.
    Y una sencilla, dulce melodía,
    hasta el cielo elevarte.

    Un día se durmió en la vieja mecedora.
    Para siempre. Sin haber florecido.
    Marchita ya la tez, marchita el alma.
    Como tantas mujeres innombrables.

    De terciopelo y seda fue su cuerpo
    y no lo supo nadie.



    MUJER EN LA PLAYA

    Suavemente la tarde se adormece en la playa.
    Una mujer se extiende como un alga sombría
    sobre la húmeda caricia de la arena.

    Senos desnudos, ojos aún más desnudos,desolados.
    Las manos apretando una caricia desaparecida.

    Cierra los ojos frente a un sol naranja
    del día que se acaba.
    Como acaba su vida,
    como acaban sus sueños.

    Siempre la misma historia.
    La historia repetida,
    la historia de una vida.
    De mil vidas perdidas,
    olvidadas, distantes.

    El agua en esa tarde tiene
    su más azul frescura,
    su espuma más brillante.

    Pero el día se acaba,
    pero su vida acaba
    y se acaban los sueños.

    Una pequeña ola, furtivamente viene
    a besar, compasiva, a la mujer
    sin nombre.



    BALADA A NORMA JEAN

    Rubia como la luz te descubrimos
    un día, Norma Jean, y eras la luz
    Cuerpo desnudo en la más pura desnudez.
    Los ojos azules, tan azules, de niña abandonada.

    Pobre, pequeña Norma, tan sencilla,
    como una rebanada de pan recién cocido,
    como un vaso de leche dulce y tibia,
    con tu risa de flor y limonada.

    Creciste pobre y bella, e ignorante.
    Para nuestro recreo y para tu desgracia.
    Te desnudaron aún más, hasta la última
    piel, sinceramente tuya, pura y cálida.

    Te pusieron un nombre nuevo, una nueva risa,
    diferente a la tuya, limpia y clara.
    En tus suaves labios, pintados de granate,
    la voz sonaba falsa.

    Te cubrieron de pieles, de ceñidos vestidos,
    Chanel nº 5, satén y muselinas.
    Visiones y ambiciones de pequeña estarlet.
    Pobre, pequeña , dulce Norma Jean,
    detrás de toda aquella mentira luminosa
    te estaban enterrando.

    Nosotros te mirábamos en la pantalla grande.
    Hermosa, tan hermosa, como una rosa extraña.
    Reías y cantabas y movías el cuerpo
    como te habían dicho que lo hicieras.

    Mas todo era un engaño.
    Tú eras más verdadera en tu belleza
    con tu rostro desnudo de maquillaje y sombras,
    con tu cuerpo de niña que creció demasiado.

    Te descubrimos tarde, ay, demasiado tarde.
    (Sólo el cabello rubio, bajo la tela blanca),
    y ese día, estremecidos y sin voz lloramos,
    oh dulce Norma Jean, y rogamos por ti.




    De Las dulces viejas cosas:


    LA FALDA

    Esa falda de tela desvaída,
    tantas veces lavada, usada, poseída,
    se ciñe a mi cintura
    tan impalpablemente,
    que casi ni la siento resbalar

    suavemente, rozando mis caderas.
    Y esa blusa gastada
    de la que tú te ríes
    cuando me la ves puesta,
    ofrece su caricia más íntima

    a mis senos, ahora no tan altivos,
    como ella, no tan nuevos.
    Ay, las cosas gastadas
    por el tiempo y la vida,
    se han hecho tan amigas

    de mi cuerpo,
    que cuando estoy cansada
    nada me reconforta
    como su suave tacto,
    tan cálido y sereno.

    El gran armario guarda
    las ropas más preciadas.
    Oscuros terciopelos,
    suaves sedas de Italia.
    Los hermosos vestidos

    conque te gusta verme.
    Pero ahora estamos solos
    en la dulce penumbra
    de la tarde que cae.
    Perdóname que elija

    entre el placer de verme
    hermosa ante tus ojos,
    esta humilde alegría
    de verme como soy.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 18 Mar 2024, 13:58

    .


    CRISTINA LACASA (1929-2011) https://es.wikipedia.org/wiki/Cristina_Lacasa


    De Los brazos en estela:


    LA CALLE

    La calle tentándome, prometiéndome novedades,
    alas a los pies, regocijo al corazón,
    con las voces de mis compañeras
    llamándome irresistibles desde el corro acompasado.
    Yo aprisionada en el alto balcón,
    creciendo en melancolía y en impaciencia
    para ser corro, voz entonando el romance,
    ojos vendados para el eterno juego,
    alboroto, salto a la comba, calle...

    El libro, ya aprendido, abandonado
    sobre la silla estática; la madre
    prohibiendo, firmes la voluntad y el rostro,
    el pretendido sueño de la calle.
    Temores y reparos en sus labios:
    "Las niñas deben ser obedientes, hija;
    la calle es un camión monstruoso, siempre en acecho
    sediento de tu florida sangre;
    es un lugar pérfido, donde las alas de la infancia,
    se manchan en el cieno de las palabras
    de labios inconscientes o crueles;
    donde las manos se acostumbran
    a los rasguños de las pendencias por lo tuyo o lo mío,
    al vacío pecaminoso de la pereza.
    Y yo te quiero abeja laboriosa,
    tan pura como el agua nacida de la nube."

    Pero yo no sabía de cosas tan extrañas
    y sólo de la calle alucinante,
    y lloraba silenciosamente contra los duros hierros
    de mi prisión, alzada entre fachada y aire,
    por mis juegos perdidos,
    por aquel paraíso de gritos infantiles,
    inalcanzable.




    De Mientras crecen las aguas:


    MI GUERRILLA Y MORIR

    He perdido de nuevo, lo confieso:
    Todas mis cartas en la vida puse
    con inocencia repetida
    y todas mis semillas en el viento
    ¿cayeron otra vez?

    Y mis ríos más hondos
    tributan a la lágrima y mis brazos
    se doblegan cargados de murallas.
    Y grito libertad ahogadamente
    entre mordazas acres.
    ¿Por qué entrever el sol, el alba, el sueño,
    detrás de estos barrotes obstinados?

    A campo abierto, a cielo ancho, a mar sin costas
    me lanzaría para huir e inútiles
    son mis esfuerzos, vana crispación
    la de mis manos. Sufro a mis verdugos,
    Juana en la hoguera pero no sumisa.
    ¡Oh, Che Guevara, si pudiera hacer
    mi guerrilla y morir!




    De Ópalos del instante:


    YA PERDÍ MEDIO SIGLO

    Ya perdí medio siglo entre semáforos
    que apenas nunca luz verde tuvieron.
    Mi infancia fue un peatón bombardeado;
    m adolescencia un sueño de imposibles
    pasos de cebra.
    Siempre pasaban retos,automóviles
    poderosos rugiendo.

    ¿Mi juventud? No quiero repetiros
    los amores frustrados, las renuncias,
    los engaños, los rotos horizontes,
    con vetos de radares
    y peajes sin límite obstruyéndome.

    El otro medio siglo que vendrá
    estará distribuido entre pendientes
    rápidas o esteparias hacia la antesala
    de la muerte o será muerte completa,
    y habré perdido el pulso para siempre
    sin conseguir un puente hacia algún sitio.




    De Ramas de la esperanza:


    ENCUENTRAN EL CAMINO DE MI VERSO

    Apacentando arenas muerde el viento
    el rostro a la distancia.
    Ayer condujo aromas, hoy es lengua de cáncer.
    Un S.O.S. hecho de rosas y acueductos
    en peligro sostiene su temblor,
    como estandarte en una lucha a muerte.
    Una ballena perseguida, un bosque en llamas,
    la secuencia de un ala y un disparo,
    el persistente embargo de las olas
    por buques que supuran negros códigos
    encuentran el camino de mi verso.

    Presto todos mis índices sonoros,
    mis documentaciones de desarme,
    mis materiales de dulzura y huesos.
    Recurro a mi minúscula parcela cultivable,
    a mis zumos de letras combinadas,
    ...................

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 19 Mar 2024, 08:30

    .


    DIONISIA GARCÍA
    (1929- https://es.wikipedia.org/wiki/Dionisia_Garc%C3%ADa


    De Antífonas:


    CUERPOS

    Surgen
    de la costumbre;
    liberados, respiran y se palpan,
    contingentes y físicos,
    bajo el cálido afán que los convoca.
    Han dejado la prisa,
    el engaño de siglos,
    para sentirse
    muda naturaleza.

    Cuerpos.
    Son sólo eso ahora,
    bajo el sol entre el agua.




    De Diario abierto:


    LYONS TEA

    Aquí conmigo, objeto.
    .................................Repaso los contornos:
    el rojizo color, el dorado herrumbroso.
    .................................Lyons tea
    sobre la tapa, decorado de damero y leones.
    .................................Qualité de luxe. Export by (1929)
    la vieja caja y su olvidado origen,
    .................................junto al papel, presencia.



    DE LA ENTREGA

    Alquilad esta casa
    ...............................y sus enseres
    Todo puede servir para otras vidas.
    Quizá la pasión nueva transforme lo cansado,
    y recoja la cuna de naranjo
    infantes de otra casta de mundo,
    de otra manera de sonreír al cielo.

    Alquilad esta casa que nos detiene y fija
    .................................paralizados en la huella de cada cosa,
    .................................al amparo de un solo manantial,
    .................................de una quimera.



    LA TAZA DE SILESIA

    En sus bordes los labios se detienen.
    Es hermosa la taza,
    .........................con cenefa de rosas
    .........................y dorado filo.
    Aromas de café, cantueso y menta, son más intensos,
    .........................porque la taza es honda.
    La miro rosa a rosa,
    .........................y me produce gozo
    .........................el color y la forma;
    .........................el saber que otros labios
    .........................han podido apreciar este refugio,
    .........................que otros ojos se han deleitado.
    Sobre la mesa no es un objeto más,
    .........................no es el adorno.
    Lleva tras sí miradas,
    .........................manos,
    .........................labios.
    .........................Quizá un último suspiro,
    .........................un último sorbo,
    .........................o el hastío de las tardes.




    De Las palabras lo saben:


    CUANDO FRECUENTAS...

    Cuando frecuentas
    los mismos lugares
    en los años,
    imposible no advertir
    esa pátina leve
    que el tiempo deposita;
    pero ante la mirada
    de otros ojos más nuevos,
    aquello que tú amas
    aparece gastado,
    lo mismo que tus manos y tu rostro.
    No por eso la vida es menos bella,
    y las costumbres tienen que ser otras.
    El problema es saber acomodarse,
    acudir a la cita como aquel primer día,
    y hasta que llegue el último.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 19 Mar 2024, 13:25

    .


    MARÍA TERESA CERVANTES (1931- https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Teresa_Cervantes


    De Lluvia reciente:


    AY, MADRE, NO SÉ NADAR...

    Ay, madre, no sé nadar;
    pero iré a pie por el mar.

    Tocaré las gaviotas
    y las nubes, en las olas,
    llenaré de mar mi boca,
    toda mi sangre de agua.

    Qué lejos, madre, la arena
    donde se hundían mis pies;
    qué lejos la carabela
    de papel
    y aquellos versos mojados
    que yo escribí con el dedo.

    Qué larga se hace la mar,
    qué larga...
    Ya van por el horizonte
    los pescadores del alba.

    Qué lejos el mar, la mar.
    Tú, madre, también, qué lejos...

    No sé nadar,
    ay,
    yo nunca supe nadar.



    ...Y YO ESTABA ALLÍ...

    ...Y yo estaba allí,
    volcánica, toda.

    Subiste mi cuesta,
    anhelante,
    rompiendo colinas intactas.

    Subiste a mis ojos,
    el mar asomaba por ellos
    su última ola.

    Mis dedos se hicieron diez ramas
    abiertas al viento.

    Te tuve en mis brazos:
    tal vez te quería;
    querer era fácil,
    legítimo,
    suave.

    La noche avanzaba su paso en la sombra.
    Sentí mi fatiga de hembra
    volcánica
    toda.



    CITA EN MARTE

    Como si alguien nos dijera:
    "Pasado mañana en Marte".
    Allí...
    donde no hay nadie.

    Allí, donde no existen
    milagros ni misterios;
    donde jamás concilios,
    mahomas
    ni luteros.

    Qué bien,
    nadie.

    Donde el día
    no está distribuido
    ni la noche hace daño.

    En Marte no hay espadas,
    ni hubo nunca espadas,
    ni tanques,
    ni cañones,
    ni yanquis,
    ni verdes ni amarillos.

    En Marte,
    donde todos han muerto
    o no han nacido.

    Donde nadie aún ha escrito
    la palabra "justicia",
    donde crecen las ramas y se tuercen,
    donde el viento respira cuando quiere.




    De El viento:


    LE DIJE ADIÓS A TODO

    Le dije adiós a todo:
    al tejado más alto de mi barrio,
    al cielo, a las palmeras,
    al autobús que me llevaba al centro
    y a aquellos que llamaba mis amigos.

    Me despedí del puerto y de sus faros,
    de aquel marino de los ojos negros
    que me enviaba pétalos de rosa.

    Me separé del sol en su poniente,
    de los bancales secos de Levante,
    de los cardos del borde del sendero
    y de todo el camino que recorrí hasta entonces.ç

    Humanamente me despedí de Dios,
    le dije: "No te puedo entender"
    y de algo más terrible como el hecho
    d despedirme a secas de mí misma.

    Me sentí adulta una noche
    en la boca de un metro de París.
    Tomé conocimiento de algo nuevo
    que nunca pude comparar con nada.



    QUÉ TRANQUILO ES PARÍS CONTIGO PHOEBE

    A Phoebe Roesberg

    Qué tranquilo es París contigo Phoebe.
    Cuando vienes, sentadas en mi cama,
    hablamos de Aragón, de Boris Vian,
    de "L'Espoir" de Malraux,
    -de notre prope espoir-
    de silencios, de estilos, de lirismos,
    de personajes tristes que dejaron sus voces
    con persistencia herida de sus noches en blanco.

    ¿Qué fiebre nos atrae?
    ¿Quién nos hace señales de quedarnos?

    Eres Phoebe la sombra que se oculta,
    que emerge del destino de sí misma.
    Navío de un océano de lluvias
    te avanzas hacia mí con paso firme.

    Hablemos de otra cosa mientras tanto:
    ......................................Tengo fiebre. Tú sabes,
    hoy me duele por brotes la existencia.

    Te suplico, se leve, deja tu mano en mí.
    Como hermana pequeña sígueme hasta que caiga.
    .........................................No sabemos mañana. Pero sí
    estoy segura Phoebe que el silencio
    no nos hará distantes en el tiempo.

    Mon amie à toujours
    . Hoy, luna clara,
    belleza en rosa firme de cabellera de oro.
    Llena de romamntisme ten elevas cuando hablas,
    te traduces a solas en piedra que se alza.
    Eres tu propia ruta, despejada, sin límite.

    A medianoche vas, y vienes, y te vas,
    de mi mansarda al Sena,
    y del Sena a mi puerta.

    Siempre atenta de ti, de mí, de todo cuanto amamos,
    contrastas en el cielo sombrío de Lutecia.
    ¿Estabas ya en mi senda perfilándote en sílabas?
    ¿Qué vida tu presencia me recuerda?

    Hoy vivo tu amistad con avaricia
    a la hora de siempre, cuando llegas,
    y partimos el pan, la sopa, el queso,
    el té caliente, las letras, la política,
    la ansiedad y... la lluvia que azota el tragaluz.
    Nos damos todo el día atravesando sueños.
    París se queda al fondo de sus tejados.

    París, 15 de enero de 1969.




    De Edificio póstumo:


    HAY ALGO EN EL ESPACIO QUE HUELE A TU TERNURA

    Infancia pálida. El tiempo
    que nos dimos. La terraza
    medida en cuatro espacios.
    ¡Cuánto humo de tren por la memoria!

    Mamá toca el piano,
    aún la oigo alejarse,
    obstinarse en las teclas del pasado,
    .................................................soltarse el pelo,
    .................................................mirarse tímida al espejo...

    ¿Acaso estás soñando todavía?
    Préstame tus esmaltes, Mamá,
    .................................................quiero
    .................................................sombrearte los párpados cansados,
    .................................................dar color a tus uñas,
    .................................................dibujarte en los sueños que se fueron.

    Cae la tarde con frío de otro cielo.
    Qué lejos ya de ti: Mamá a a a ...
    El teléfono suena averiado.
    ¿Me oye e e e esss?
    ¡Qué ruido tan extraño!
    Hoy me siento más sola que otros días.

    Hay algo en el espacio que huele a ternura.
    Las puertas de la casa están cerradas,
    tu mirada de ciega en la penumbra.
    Y tu amor me sigue a todos sitios.


    Última edición por Pedro Casas Serra el Mar 19 Mar 2024, 14:27, editado 2 veces

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3605
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Amalia Lateano Mar 19 Mar 2024, 14:09

    Maestro Pedro.
    Me acercas a Poetas desconocidos y de ellos aprendo.
    Un beso agradecido

    Amalia.
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 19 Mar 2024, 14:28

    Gracias a ti por tu interés, Amalia.

    Un abrazo.
    Pedro

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 05:33

    .


    CARMEN GONZÁLEZ MÁS
    (1931-


    De Súbita juventud:


    NO ME GUSTA ESTE MUNDO...

    No me gusta este mundo,
    matan a los poetas
    y a los niños.

    No me gusta este mundo,
    se acaban las sonrisas
    y hasta los tulipanes de ceniza se cubren.

    Hay bombas de sarcoma,
    pistolas de guindilla
    y balas de traición.

    No me gusta este mundo,
    me aburren las gentes vacías
    y los tocinos de cielo se suben a las nubes.

    No me gusta este mundo,
    hay guerras y guerrillas
    y mueren los poetas.



    SE PRETENDE QUE LA FLOR...

    Se pretende que la flor se agoste,
    que la luz del farol no acompañe al romance
    y el vuelo de las aves se restrinja.

    Se pretende amordazar a los jilgueros,
    que el perfume del nardo tenga virus
    y el chopo ya no crezca de cara junto al río.

    Se consiguió que el odio nos separe,
    que la insatisfacción nos prenda por la espalda
    y la juventud nos pese como un fraude.




    De Quehacer idílico:


    AQUÍ REINA LA ALEGRÍA...

    Aquí reina la alegría

    -¿Qué quieres merendar?
    -Me decías despacio.

    -Collares ensartados de espuma,
    un arte rupestre.
    Tengo predilección por lo maravilloso.

    Danzábamos alegres, optimistas.
    Tomábamos una taza de té,
    tú lo servías.
    Ponías azúcar.
    Me dabas una tostada untada en mermelada.
    El té, olvidado en la taza se enfriaba.



    Y TODO HA SEGUIDO SU CURSO...

    Y todo ha seguido su curso
    después de aquel encuentro:

    Las fábricas continuaron abriendo
    a toque de sirena.

    La trilla de los campos
    con la igualdad de siempre.

    Los tratados de guerra,
    la subida de precios.

    Todo ha seguido su rutina,
    un moler grano a grano.

    Nacieron más insectos,
    se fabricaron bombas.

    También se dispararon más cohetes
    y hubo un buen porcentaje de comuniones falsas.

    Todo sigue su curso
    después de aquel encuentro.




    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 06:00

    .


    PILAR PAZ PASAMAR (1932-2019) https://es.wikipedia.org/wiki/Pilar_Paz_Pasamar


    De Los buenos días:


    ALDONZA SE CASA

    A la memoria de M. de Unamuno
    homenaje a su Vida de don Quijote
    y Sancho.


    Por la mañana
    rubia como Castilla
    Aldonza se nos casa con el hombre.

    Huele el campo a romero
    mientras alegre se prepara
    y se almidona el corazón.

    En este día último se crece,
    se ilumina terriblemente grande,
    colorada entre ramos y membrillos.

    Ayer tarde confiesa. Hoy amanece
    con la clausura del rocío, absorta
    junto a la mula y el molino
    y el sol pacífico y la tierra.

    -Aldonza, ¿dónde vas?
    -Voy a casarme.
    -Dices bien. Haces bien. Tienes los brazos
    ni que pintados para el hijo,
    pero..., ¿no le conoces...?

    ¡Ayer a confesarte que no le conocías,
    inspiradora ausente de tan tremenda ruta,
    más allá de la vida.
    mucho más de las eras y los pastos!

    Tú no puedes saber como nosotros
    porque tienes el alma colorada,
    porque tienes los dientes demasiado risueños
    y la fe tan casera que da lástima olerla.

    -Haces bien. Cásate.
    Cien hijos que tendrás como cien soles,
    grandes y cejujuntos,
    y un amor en tu alcoba
    hecho con argamasa,
    labriego, sudoroso,
    como tu pecho que rescata al hombre
    del sueño o el hastío.

    -Aldonza, corre, que la hora se echa
    encima de tu vida. No oigas lo que te digo
    si te digo que eres una pobre criatura
    como hay muchas.
    Si te digo que ignoras -porque quieres-
    que hay una estrella dolorosa
    sobre los incurables,
    sobre todos los locos,
    que hay un mar.., que hay un mar...

    Tú no sabes qué es eso, pobre Aldonza,
    Anda a arreglarte (¡Cómo huele el campo,
    Aldonza, y cómo huele tu ignorancia,
    tu estúpida ternura satisfecha!
    ¡Cómo olerán tus hijos
    que cubrirás de caldos espesísimos!)

    Ay, Aldonza, no puedo,
    no puedo contemplarte
    sin echarme a llorar.

    Un momento tan sólo: quisiera preguntarte
    si no supiste nunca...,
    si no pensaste un día,
    si una noche quedaste muda frente a la tierra
    o espiaste arriba un rayo de locura,
    o te fuiste al río saltando y padeciendo
    a tirarte a la yerba. A sufrir sin motivo.
    A llorar porque sí.

    ¿Qué por qué te pregunto esto? Pues porque quiero.
    Porque quiero salvarte, Aldonza, porque quiero
    llorar por las que ignoran, por todas las robustas,
    por todas las Aldonzas, por las que nunca sueñan,
    ¡por ti, por ti, Aldonza Lorenzo, que hoy temprano
    te casas con el hombre bajo el sol de Castilla!




    De La torre de Babel y otros asuntos:


    EN DEFENSA PROPIA

    (A una amiga que me reprocha
    no dedicarme por entero a escribir
    versos
    )

    Tú creces, mientras yo me multiplico.
    Tú hacia arriba, señera, alta, importante,
    contemplativa, tan de mí distante
    que a pequeños quehaceres me dedico.

    Tú, de versos sublimes mil, y rico
    tu mundo, yo los hijos por delante.
    Tú luna en plenitud, y yo menguante
    ala inclinada sobre mucho pico.

    Ciprés engalanado y solitario,
    llama inflamada en el fervor diario...
    ¡Nadie estorbe tu lámpara encendida!

    Mientras, acompañada me disperso:
    el hijo, el hombre, el hombro, el ala, el verso...
    ¡Mas no cambio mi vida por tu vida!

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 06:27

    .


    ANA MARÍA FAGUNDO (1938-2010) https://es.wikipedia.org/wiki/Ana_Mar%C3%ADa_Fagundo_Guerra


    De Desde Chanatel, el canto:


    BUSCARTE POR LOS RECODOS DE LAS HORAS...

    Buscarte por los recodos de las horas
    y acariciarte, sabia emoción de los tactos,
    y sentir tu cuerpo huidizo, lejos, ausente,
    pero buscarte,
    .........................perseguir tu nombre,
    recorrer las sábanas de los espacios
    ...........................................................y tocarte
    tocarte suave, rudamente,
    palabra tras palabra, temperatura en alza
    con el tacto del bolígrafo sobre la piel
    ..................................................de la página en blanco
    y ya eres hombre
    y ya eres mujer
    y ya nos tenemos en abrazo,
    en escala triunfal.
    Ya nos amamos.
    Cada tacto un temblor,
    cada temblor un salto de cumbre
    y llegamos desnudos a la cima
    y ya es nuestra la voz
    y ya la tenemos en el sudor de las letras
    en el clamor de la palabra.




    De Como quien no dice voz alguna al viento:


    VISIÓN

    Había amanecido.
    Tu materia era ya ósea reliquia
    sobre la arena blanquísima.
    A tu lado, batiendo su inocencia
    como el mar,
    una niña medio mar, medio espuma,
    astral y terrena.

    Tu cuerpo, garabato nítido
    para toda aquella esbeltez de playa,
    no había llegado allí
    ni se había ido nunca.
    Tu materia, pura ya,
    blanquísimo diseño primigenio sobre la tierra,
    yacía tan perfecta, tan en sí
    (calavera, fémur, falange,
    columna, polvo),
    tan en sí yacía tu materia
    que era dios un viento inmenso
    crujiendo sobre el tiempo.




    De Retornos sobre la siempre ausencia:


    EL ROBO

    Quiero que vengas y quiero tenerte
    alumbrando las tinieblas de la casa.
    Que la cocina se pueble de olores:
    sopa de besos, azafrán de fuego,
    potajes de campo niño y verde.
    Tomates alegres como tu risa,
    tomillo, aceite, orégano...
    tu tacto de madre acariciando
    los gestos de mi voz y mis silencios.

    Quiero que vuelvas, quiero tenerte
    aurora en los rincones que ciegos
    buscan tu siempre presencia, tu antigua
    algazara de mujer sana y fuerte.
    Quiero que vengas, quiero enseñarte
    tu clavel y tus geranios, tu salvia,
    tus madreselvas, tus nardos, tus rosas.

    Quiero que vengas, quiero que veas,
    quiero que vayamos a un azul inmenso
    donde ni el agua ni el aire ni el sol
    ni la roca, ni el pozo, ni la noche,
    ............................ni dios
    .............puedan robarte de mi pena.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 08:36

    .


    BLANCA SARASUA
    (1939- https://es.wikipedia.org/wiki/Blanca_Sarasua


    De Cuando las horas son fuego:


    SOMBRA DEL PASADO

    Se despertó la sombra,
    callada
    en el fondo de mi espejo.
    Me agarró de la mano,
    me llevó donde viven las palabras,
    y hablamos
    como se hablan las barcas
    cuando se sienten vivas,
    movidas por el agua.
    Vino del otro lado del espejo,
    de allá donde no escuecen las astillas.




    De El cerco de los pájaros:


    HOY JUANA NO ESTÁ LOCA

    Tordesillas, cómplice impotente
    de haber hecho callar a tantas juuanas.
    Diez ojos tiene el puente
    eternamente abiertos,
    diez muletas de piedra
    para lidiar el Duero.
    También cómplice eterno,
    violoncelo con rango de ley,
    solista perenne en su concierto.
    Juana se está despertando
    no es la misma.
    A ver qué le dices, Duero.



    MIS AÑOS DE VOZ BAJA

    En el ámbito cerrado de la noche,
    me he sentado a caminar por mis recuerdos.
    He pasado por un parque con ptines,
    de trenzas y flequillos,
    y algún que otro bocadillo ya fósil
    en su reino de estraza.
    Fueron mis años de una sola línea,
    escuetos y tranquilos,
    una infancia de lazos y muñecas recortables,
    y miles de preguntas retrasadas,
    recortables también, nacidas a destiempo.
    Se lo callen o no, la mía
    fue una generación de cuerda y trompa,
    muy fácil de domar.
    Y siempre habló en voz baja
    por los largos corredores del silencio.



    A UNA MUÑECA ANTIGUA

    Sólo es una muñeca
    ahorcada en el péndulo del tiempo,
    deshabitada como una casa vieja,
    con su cutis de cera,
    ......amortajada de moaré y sombrero.
    Pero me estás observando
    con un temblor de hueco en su mirada.
    No es nadie,
    nunca vivió,
    nunca tuve ocasión de equivocarse.

    Por eso me da miedo.




    De Ático para dos:


    PASO DE CEBRA

    Si pudiese ser tormenta,
    y olvidara tantas buenas maneras
    de, "esto no se hace,
    lo prudente es aquello".

    Si pudiese desnudarme,
    como lo hacen los nervios
    de un relámpago en el lienzo del aire,
    y dejar que así estallen
    los músculos del trueno.

    Si pudiese ser tormenta
    sólo por un momento,
    volvería a ser paso de cebra,
    campa acotada,
    semáforo encubierto,
    sin chistar, pensando que está bien,
    que es así nuestro tiempo.

    Y con un haz de rayos
    atado a mi cintura,
    por si acaso
    dispuesto.




    De Ballesta contra el miedo:


    UNA BUENA PREGUNTA

    Contemplo mi huidiza juventud,
    atada por el miedo.

    JUSTO JORGE PADRÓN

    Después del cuello y hacia abajo, era la nada,
    y la voz imperceptible de la arteria.
    Y su collar suave y sus ramajes altos,
    con su cetro truncado o sangre mínima.

    Generación sin cuerpo
    de tristes guantes blancos.
    Diario escrito, comiéndose las uñas,
    sin un choque de estrellas en su álbum,
    sin conjugar sus verbos todavía.

    Después del cuello y hacia abajo,
    ¿a dónde se iba?

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 14:23

    .


    JUANA CASTRO (1945- https://ca.wikipedia.org/wiki/Juana_Castro_Mu%C3%B1oz


    De Paranoia en otoño:


    HAY QUIENES AMAN...

    Hay quienes aman
    serenamente, plácidos remansan
    su piedad como un lago,
    suavemente florecen cuando besan,
    emanan el amor como un fluido
    y es un bálsamo el gozo de la dicha.
    Tienen lentos los dedos,
    sosegados los poros y las aspas
    y el perfume les crece sin esfuerzo,
    con la blandura dulce del letargo.

    Mas nosotros amamos como un cráter,
    con la boca, la brasa y la barbarie,
    lávicamente fieros, con el brío
    lancinante y oscuro de la rabia.
    En ignición los ojos, los pulmones,
    amar es navegar sobre el suplicio,
    acariciar la fiebre y desbordarse
    con un delirio largo por los brazos.
    Buscarnos sanguinarios la sustancia
    de cada ser que somos o demonio,
    devorarnos la esencia y el aliento
    desesperadamente tiernos, tercos,
    amar es erupción, es alarido
    que nos crece los clavos y las venas,
    con el vino de frente y la montaña,
    como el ímpetu inútil de la roca de Sísifo.




    De Narcisia:


    INANNA

    Como la flor madura del magnolio
    era alta y feliz. En el principio
    sólo ella existía.
    Húmeda y dulce, blanca,
    se amaba en la sombría
    saliva de las algas,
    en los senos vallados de las trufas,
    en los pubis suaves de los mirlos.

    Dormía en las avenas
    sobre lechos de estambres
    y sus labios de abeja
    entreabrían las vulvas
    doradas de los lotos.

    Acariciaba toda
    la luz de las adelfas
    y en los saurios azules
    se bebía la savia
    gloriosa de la luna.

    Se abarcaba en los muslos
    fragantes de los cedros
    y pulsaba sus poros con el polen
    indemne de las larvas.

    ¡Gloria y loor a Ella,
    a su útero vivo de pistilos,
    a su orquídea feraz y a su cintura.
    Reverbere su gozo
    en uvas y en estrellas,
    en palomas y espigas,
    porque es hermosa y grande,
    oh la magnolia blanca. Sola!



    GINECEO

    Amó tanto su cuerpo, que el espejo del mundo
    le devolvió su imagen en miríadas.
    Como la hoja leve de la albízia,
    copiósamente alzábase su amor,
    inagotable orgasmo en marabú y en rosa.
    Lamida de leopardo, su dulce levadura
    atravesó los siglos y los trenes,
    humedeció las flautas y los salmos
    y en las alcobas blancas, los faroles
    de cera desleían los cíngulos.
    Erógenas pavesas acariciaron Lesbos
    y en un horno de estrellas se anegaban las malvas.
    Bajo palio, violetas las mejillas
    de Safo la sagrada, con aceite y alheña
    sobre sus dedos, unge
    las blusas derramadas de cerezas y nísperos.
    Livideces de corzas, amazonas en flor,
    como venas de ánades su gloria
    vertida en la Vía Láctea
    por frutales glicinas, por sedales y clítoris.




    De Fisterra:


    HABLABA AQUELLA NIÑA CON LOS ÁRBOLES...

    Hablaba aquella niña con los árboles.
    Camino del colegio, su secreto
    compartía con olmos y rosales.
    Era un hilo de luz. Una brizna
    venida de otros mundos, la memoria
    de una savia sagrada. La tierra, oscuramente,
    en su centro reunía la hermosura
    y el orden. Misterioso, un imán
    re`partía su vida entre los ojos. Estrellas
    que en la noche inundaban
    de presagios la boca, perfumando.
    Insondable la lluvia, con su beso,
    de dulzura vestía los caminos
    y las ta5rdes de fiebre. Golondrinas
    le acercaban geranios y bellotas.
    Nació muerta, y la leche con miel
    de los vellones le corrió al encuentro
    de la lengua. Y la llamaron Juana,
    "la colmada de gracia"
    (y también de locura), en el hebreo.
    Aprendió a cultivar la soledad
    en un sueño de piedras. Y supo,
    en lo más hondo,
    que era hija, hermana, y madre viva
    de la gloriosa tierra.




    De Del color de los ríos:


    PADRE

    Esta tarde en el campo piafaban las bestias.
    Y yo me quedé quieta, porque padre
    roncaba como cuando,
    zagal, dormíamos en la era.
    Me tiró sobre el pasto
    de un golpe, sin palabras. Y aunque hubiera podido
    a sus brazos mi fuerza,
    no quise retirarlo, porque padre
    era padre: él sabría qué hiciera.
    Tampoco duró mucho.

    Y piafaban las bestias.



    LAS LLARES

    No sabré cómo ha sido.
    Cuando entró por la puerta, cejijunto
    y tan serio, con los ojos clavados
    en las llares, el trueno y el relámpago
    fueron ambos a una: tenía sobre mí
    entera la tormenta.

    El hombre de la casa dijo sí
    y a poco me encontré de negro y velo
    sellando mi obediencia la sortija.

    Ahora tengo marido, y él sabe de mi herencia.
    Lo tengo sobre mí, su espuela viva
    clavándose en mis piernas.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 15:06

    .


    M. CINTA MONTAGUT (1946- https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Cinta_Montagut


    De Como un lento puñal:


    ME MORIRÉ EN TUS BRAZOS...

    Me moriré en tus brazos
    cuando la luna venga a beber en tus ojos
    cuando ya no haya música
    ni las palabras permanezcan
    ni el aire de tus manos, ni tu boca
    puedan salvarme ya del infinito.
    Me ocultaré en la sombra
    de tu sonrisa antigua aquella noche
    y dormiré en tu piel, canción de cuna,
    desnuda nieva cálida sin vértigo,
    para permanecer y ser sin tiempo,
    eternamente ya,
    la sombra de tus pasos en la arena,




    De Par:


    VIVIR

    Vivre est un visage qui manque
    HELENE DORION

    Vivir
    es comprender el cuerpo que habitamos,
    conocer el complejo de sus ríos internos,
    El fluir de sus aguas hacia el mar
    De otro cuerpo,
    ..........................de otras horas y días,
    de otro azar.
    Vivir
    es la aventura secreta de conocer el mundo
    que se esconde en las últimas células
    en el cuarto que te inventa de noche
    cuando atraviesas el muro que te impide
    ser otro cuerpo,
    ..........................otras horas y días,
    otro azar.
    Vivir
    es la palabra y su espejo.



    UNA SÁBANA DE HILO CUBRIRÁ TU DESNUDO...

    Una sábana de hilo cubrirá tu desnudo
    absoluto.
    Una blanca metáfora de la espuma del mar
    que me convoca antigua desde un fondo
    de pozos paralelos
    que hacia las nubes fluyen como fuentes,
    que se copian absortos en las nubes
    y el último
    azul de los destellos de la tarde,
    crepúsculo morado
    que en tus labios descubro o imagino.
    Beberé en ambos pozos
    para morir de sed.



    TODA MI VIDA CABE...

    Toda mi vida cabe
    ..............................en una de tus manos,
    mi sueño, mis olvidos y hasta mi sed
    sin límite de tiempo ni de ausencias
    ..............................en una de tus manos
    busca refugio y lentitud de estrella
    como en la cueva donde habitan ,los tigres
    se hace más denso el aire
    más violento el día
    así mi vida en una de tus manos.




    De El tránsito de día:


    MÁS ALLÁ DE LAS LEYES QUE PROHIBEN...

    Más allá de las leyes que prohiben
    que limitan la altura de los cuerpos,
    su dimensión, su peso, su medida
    de planeta, de pluma, de vigilia,
    su densidad de fuego o de cadera
    que se mueve en la sombra como el agua
    en el aire deshace sus espumas,
    viajaremos.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 15:28

    .


    CECILIA DOMÍNGUEZ LUIS (1948- https://es.wikipedia.org/wiki/Cecilia_Dom%C3%ADnguez_Luis


    De Un cierto sabor para los días venideros:


    EVA

    En su primera crisis de locura
    recorrió la alameda
    abrazando los árboles desnudos.
    Luego pintó sus labios
    con un carmín barato
    y sonrió a la luna
    en una noche eternamente suya.



    AT HOME

    Hoy
    que sólo siento un pedazo de vida colgando de mis dedos,
    demasiado aturdida para hablarte,
    te he dejado marchar
    y he vuelto a correr las cortinas
    bajo un sol que no sabe de estaciones.
    Ahora
    prepararé una sopa de tortuga
    y la derramaré sobre el parquet pulido.
    El chapoteo de mis pies
    y la ausencia de ojos asombrados
    me volverán, impune,
    a las horas desiertas y únicamente mías.
    Otros, por menos,
    han perdido su sombra del asfalto,
    pero yo me resisto:
    no dejaré la mínima huella
    y cuando vuelvas
    la cena y el parquet estarán a punto.
    Te diré cualquier cosa:
    que no ha ocurrido nada interesante,
    que me he aburrido un poco
    o que, al fin, he acabado la novela.
    Luego me iré a la cama, con el libro de siempre
    y una tisana fría.



    PROTESTA

    Verano. Mediodía.
    El vecino pide una toalla
    y canturrea feliz
    mientras yo seco mi embriaguez con un pañuelo
    y sonrío
    sobre todas las tristezas de este sábado
    como un niño enfermo
    junto a su juguete preferido.
    Ya no son libres la cicuta y el láudano;
    ahora sólo se venden en farmacias,
    por "prescripción facultativa"
    y con nombres absurdos pero higiénicos
    que engañarían hasta al mismo Sócrates.
    Y es un fastidio
    tener que suicidarse lentamente
    con whisky adulterado.



    INVENTARIO

    "caetera desideratum"

    Se tiene
    ...............la mañana
    para reconocernos sin sorpresas,
    la siesta los domingos
    en ciudades dormidas,
    la enfermedad de siempre, almacenada,
    por si no hay otra excusa,
    un amuleto chino
    regalo de un amigo para los días grises,
    una caja de trastos,
    alguna carta comprometedora,
    un cansancio, ya viejo,
    que nos visita al alba cada lunes,
    un traje de ocasión en naftalina,
    la ventana, la espera,
    un cepillo de dientes,
    un pañuelo olvidado por el ultimo amante,
    el insomnio del viernes,
    un reloj, una cita
    para cumplir mañana
    y algunas otras cosas sin mayor importancia.

    Lo demás se desea.




    De De pronto anochece:


    SOLILOQUIO

    Pienso en una jaula vacía
    y en la mujer asomada a la ventana:
    Unívocas las dos en esta tarde
    que oscurece la lluvia.
    ........Me detengo en la sombra
    con esa repentina sensación de vacío
    que a veces nos inunda,
    y es el tiempo que avanza sin nosotros.
    ........La mujer permanece
    y el minuto que pasa prepara su silencio.
    ........Pienso si seguirán así todas las tardes,
    si fueron las de ayer:
    los barrotes de hierro, la ventana entreabierta,
    los miles de reflejos
    en sus ojos oscuros.
    ........Pero acaso la jaula siempre estuvo vacía,
    como un regalo absurdo que nunca recordamos,
    y la mujer no espera, sólo mira, impasible,
    la lejanía gris de las ausencias.



    De En voz alta. Las poetas de las generaciones de los 50 y los 70, edición de Sharon Keefe Ugalde, Hiperión, 2007.


    *


    Otras poetas españolas de las generaciones de los 5o y los 70, que tienen un tema propio abierto en el foro Aires de Libertad:


    MARÍA BENEYTO (1925-2011) https://www.airesdelibertad.com/t42087-maria-beneyto-1925-2011

    JULIA UCEDA (1925- https://www.airesdelibertad.com/t47246-julia-uceda-1925#1013362

    ANGELINA GATELL (1926-2017) https://www.airesdelibertad.com/t46481-angelina-gatell-1926-2017

    FRANCISCA AGUIRRE (1930-2019) https://www.airesdelibertad.com/t35913-francisca-aguirre-1930-2019

    MARÍA VICTORIA ATENCIA (1931- https://www.airesdelibertad.com/t48501-maria-victoria-atencia-1931#1045536

    ANA MARÍA NAVALES (1939-2009) https://www.airesdelibertad.com/t47030-ana-maria-navales-1939-2009#1007972

    CLARA JANÉS 1940- https://www.airesdelibertad.com/t46891-clara-janes-1940

    ELSA LÓPEZ (1943- https://www.airesdelibertad.com/t46925-elsa-lopez-1943

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40158
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por cecilia gargantini Jue 21 Mar 2024, 14:32

    Gracias Pedro, por presentarme a poetas que no conocía y que me encantó leer.
    Besossssssss hasta tu bella Barcelona
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 21 Mar 2024, 14:49

    Muchas gracias por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro


    Contenido patrocinado


    Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70 Empty Re: Poetas españolas de las generaciones de los 50 y los 70

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 18 Abr 2024, 08:48