Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1043444 mensajes en 47691 argumentos.

Tenemos 1574 miembros registrados

El último usuario registrado es Sabina Saulés

¿Quién está en línea?

En total hay 66 usuarios en línea: 2 Registrados, 1 Ocultos y 63 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Pedro Casas Serra, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 06:32 por Pascual Lopez Sanchez

» Metáfora. Poemas sobre cuadros.Francisco de Goya. Los fusilamientos del 3 de mayo (1814)
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 03:59 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 03:44 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: ERISICTON
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 03:36 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: FRONTIS
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 03:32 por Pedro Casas Serra

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. Edagar Degas. El peinado (c.1896)
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 03:29 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: UN NUEVO PIGMALIÓN
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 03:26 por Pedro Casas Serra

» POESÍA INUI (Esquimal) // OTROS PUEBLOAS NATIVOS
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 01:05 por Pascual Lopez Sanchez

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 00:39 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA SOCIAL XIX
Clara Janés (1940- EmptyHoy a las 00:19 por Pascual Lopez Sanchez

Mayo 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Clara Janés (1940- Empty

2 participantes

    Clara Janés (1940-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45074
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Clara Janés (1940- Empty Clara Janés (1940-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 15 Mar 2023, 04:57

    .


    Clara Janés (Barcelona, 6 de noviembre de 1940)1​ es una escritora española que cultiva diversos géneros literarios. Destaca como poeta y como traductora de diferentes idiomas centro-europeos y orientales. Premio Nacional de Traducción en 1997 por el conjunto de su obra,​ desde 2015 ocupa la silla «U» de la Real Academia Española.​ Es la décima mujer electa miembro de la RAE.​ Presentó su discurso de ingreso en junio de 2016, titulado "Una estrella de puntas infinitas. En torno a Salomón y el Cantar de los cantares."

    Biografía

    Clara Janés nació en Barcelona el 6 de noviembre de 1940. Hija del editor y poeta Josep Janés y de Ester Nadal, se crio en Pedralbes, a las afueras de Barcelona. Su afición por la poesía comenzó a temprana edad tras leer a Santa Teresa de Jesús. En 1957 comenzó su carrera de Filosofía y Letras en la Universidad de Barcelona. Allí fue alumna del profesor José Manuel Blecua, gracias a él conoció la obra de San Juan de la Cruz y Francisco de Quevedo, así como la de otros poetas de la lírica tradicional y popular.

    Tras la muerte de su padre en 1960 se trasladó a Pamplona y completó su licenciatura en la Universidad de Navarra. Amplió estudios en la Universidad de la Sorbona, donde obtuvo la maîtrise en Literatura Comparada.

    A la edad de 23 años consiguió que el escritor Gerardo Diego, el cual tenía amistad con su madre, leyera uno de sus poemas. El escritor hizo posible que publicara su primera obra Las estrellas vencidas en 1964. Ese mismo año decidió trasladarse a Madrid, ciudad que ya no abandonaría.

    Confesó que su mundo cambió al leer Noche con Hamlet, del autor checo Vladimír Holan, el cual relataba, según la escritora, «el mundo desgarrado que ella pretendía expresar». Janés logró un encuentro con él en Praga, decidió aprender checo y comenzó a traducirlo.

    Desde 1983 participó en encuentros literarios nacionales e internacionales. Su poesía ha sido traducida a veinte idiomas. Dirigió la colección Poesía del Oriente y del Mediterráneo, en la que ha publicado a poetas como Yunus Emre, Sohrab Sepehrí, Adonis, Halas, Vladimir Holan, Nezval, Orten, Jaroslav Seifert, Ilhan Berk, Rumi, Odiseas Elitis, António Ramos Rosa, Wang Wei, Nazim Hikmet, Nichita Stănescu, Du Fu, Johannes Bobrowski, Hafez de Shiraz, Mansur Halladch, Mahmud Darwish, Sujata Bhatt, Forugh Farrojzad, Ahmad Shamlú, Abbas Kiarostami, Al-Mutanabbi, Safo, Rilke...

    Desde el 7 de mayo de 2015 ocupa el asiento «U» de la Real Academia Española, plaza que había quedado vacante tras la muerte Eduardo García de Enterría el 16 de septiembre de 2013.

    La convocatoria de esta plaza se publicó en el Boletín Oficial del Estado del 23 de marzo de 2015. La candidatura de Clara Janés fue presentada por los académicos Luis María Anson, Margarita Salas y Soledad Puértolas. También era candidato el catedrático de filología inglesa Fernando Galván.

    Clara Janés es la décima mujer elegida miembro de la RAE. La primera fue Carmen Conde, quien ingresó en 1979. La siguieron Elena Quiroga, Ana María Matute, Carmen Iglesias Cano, Margarita Salas, Soledad Puértolas, Inés Fernández-Ordóñez, Carme Riera y Aurora Egido.

    Literatura

    Clara Janés cultiva la poesía, la novela, la biografía y el ensayo y se distingue como traductora, particularmente de la lengua checa y de la obra poética de Vladimír Holan y Jaroslav Seifert. Ha vertido también al español a Marguerite Duras, Nathalie Sarraute, Katherine Mansfield y William Golding y, en colaboración con conocedores de sus lenguas, a poetas turcos y persas, tanto modernos como místicos antiguos.

    La hispanista Biruté Ciplijauskaité describe a la autora como un ejemplo significativo de la evolución de la mujer en la literatura española.​

    El libro Kampa (1989) sitúa a Clara Janés entre las grandes poetisas en tratar el tema por antonomasia de la literatura, el amor (Rosa Chacel, 1989).

    Catalogar a la autora dentro de una corriente literaria concreta de finales del siglo XX resulta complicado. Diversos críticos afirman que parte de la obra de Janés se podría englobar en la tendencia literaria de los novísimos, aunque no la incluyen como tal en este grupo (Sharon Keefe Ugalde, 2012). La poetisa posee un lenguaje y un estilo propios.

    Se considera a la autora barcelonesa como una mediadora entre el mundo oriental y occidental (Debra Fazer-McMahon, 2010). “La intención de la poetisa en derribar barreras entre las culturas orientales y occidentales se refleja en el contexto histórico-la presencia en España del Islam-y en el presente-la llegada de inmigrantes musulmanes a España y otros países de la Unión Europea” (Sharon Keefe Ugalde, 2012).

    Parte de su obra, traducida a más de veinte idiomas, está contenida en los siguientes volúmenes: Las estrellas vencidas (1964), Límite humano (1974), En busca de Cordelia y Poemas rumanos (1975), Antología personal (1979), Libro de alienaciones (1980), Eros (1981), Kampa (1986), Fósiles (1987), Rosas de fuego y Diván del ópalo de fuego (1996), La indetenible quietud (1998), El libro de los pájaros (1999) y Paralajes (2002).

    Fases de su literatura

    Su primera etapa comienza con el libro Las estrellas vencidas. Lo siguen Límite humano (1974), En busca de Cordelia y poemas rumanos (1975), Antología personal 1959-1979 (1979) y Libro de alienaciones (1980), En este periodo, Janés se muestra como una femenina tradicional y realiza una búsqueda hacia el origen de lo femenino.​ Asimismo, incorpora elementos existenciales: la angustia, la insatisfacción, la depresión, la soledad, así como las relaciones y sus dificultades.

    En busca de respuestas a las preguntas que se hace sobre la vida, la poetisa conforma una transición entre la primera y su segunda etapa. con su poemario Vivir (1983). Los poemas recogidos en esta obra, la autora los dirige hacia el interior del ser humano, hacia la serenidad de espíritu.

    Con el libro Eros (1981) entra en su segunda etapa. Este periodo se caracteriza por el feminismo, sensualidad, erotismo y amor en sus poemas. Toda esta temática amorosa logra su culminación en uno de sus poemarios siguientes, Creciente fértil (1989).​

    Reconocimientos

    Relativos a la traducción:

       (1992) Premio de la Fundación Tutav, de Turquía, por su labor de difusión de la poesía turca en España
       (1997) Premio Nacional de Traducción por el conjunto de su obra
       (2000) Medalla del Mérito de Primera categoría de la República Checa por su labor como traductora y difusora de la literatura de dicho país
       (2007) X Premio Nacional de las Letras «Teresa de Ávila»

    Su obra poética también ha sido galardonada con importantes premios:

       (1983) Premio Ciudad de Barcelona por Vivir
       (1998) Premio Ciudad de Melilla por Arcángel de sombra
       (2002) Premio de Poesía Gil de Biedma por Los secretos del bosque
       (2018) IX Premio José Luis San Pedro de Getafe Negro.

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Clara_Jan%C3%A9s )


    *


    Algunos poemas de temática erótica y amorosa de Clara Janés:


    De Eros (1981):


    EROS

    A Rosa Chacel


    Un rostro deseado y deseante
    que la plata matiza,
    nubil virginidad de edad madura
    en el sabio sosiego cenital del instante,
    eros puro y oculto
    y más que espejo
    sima absorbente que genera
    dos visiones en una
    -de Fromm: amar al otro es previamente amarse-
    y así en él me corono
    de mirtos y violetas, crisantemos
    manzanas, rosas y terso laurel.



    LACIDILEMIUM

    3

    Ese tronco roído que es mi cuerpo
    de pronto luce el verde de una hiedra,
    el más pálido verde del liquen caricioso,
    el oro de los musgos,
    y en su corona el ruiseñor se posa.
    ¿Qué llama oculta tendrá aún la muerte
    que tan hermoso abrazo ha recibido?
    El ciervo agazapado me contempla.

    7

    Irrumpe el agua
    estallando las baldosas
    e inunda el pueblo con brutal corriente,
    ni el seno de los montes,
    roca viva,
    contener puede el abismal silencio
    cuando las dos miradas se entrecruzan
    y se funden
    en el único abrazo de los iris.
    Ardientes torrenteras interiores que se filtran
    entraña adentro
    en plenitud posible e imposible,
    con cautela velada.



    ESO DICEN LAS VOCES DE MIS VENAS

    Eso dicen las voces
    de mis venas, desatadas:
    de él se enamoran
    todas las muchachas
    cegadas por el fugaz desnudo de su ser esquivo.
    Forman en torno a él
    una extraña corona
    de ansiantes quejumbrosos pensamientos.

    Eso dicen las voces
    de mis venas, desatadas:
    huye del fugitivo,
    del que no toca tierra con sus plantas,
    y mírate en el rostro de las horas
    despiadada.



    NO SÉ

    Soy hermosa y mi piel es suave
    y el viento del mar me devuelve rocío
    de tiernas tersuras.
    Mi cabello perfumo y adorno de áurea madreselva
    y mi pecho es redondo y casi virginal.
    Tuve un amante que ensalzó mis caderas
    y mi forma de amar intensa y silenciosa.
    Podría ser aún como un río de luz en tus brazos.
    No sé qué te retiene, si furtivo, he visto
    un destello de ardor en tu gesto al pasar.



    CAN I GO FORWARD WHEN MY HEART IS HERE?

    No conozco la astucia,
    no soy como la hoja del chopo
    que en oruga se oculta y arracima
    antes de dar su tierno cuerpo al viento,
    soy clara y sin pudor,
    soy entera y tajante,
    y no sé seducir.



    ABEJA

    Abeja de tormento
    que clavas tu aguijón en lo más hondo,
    la palpitante y amorosa rosa sangra.
    Cruel abeja que zumbas y te evades
    y guardas egoísta tu dulzura
    regalando a los labios solamente
    con el llanto salobre,
    ¿por qué no te detienes,
    que ya muere el perfume
    de los exangües pétalos
    y el anegado cáliz
    rezuma su vacío?



    MATHESIS

    I

    Estuve con un joven
    y supe al fin lo que era
    el violento arrebato, la agilidad vibrátil,
    cavidades melosas en la carnosa pulpa
    suavemente entreabierta
    hasta el linde dehiscente,
    el perfecto engranaje,
    la densidad precisa de jugos derramados,
    la inclinación debida,
    la posición exacta
    y la sabiduría del mutismo,
    la belleza de un glande.

    6

    Sus yemas insaciables se centran en la vulva,
    inician nueva forma de oración,
    la columna destella espasmos acuciantes,
    mientras tensan, comprimen, ahondan ambas manos,
    el zumbido ensordece delirante el oído,
    por la garganta exhala la paloma del seno
    y cae su cabeza ensortijada,
    desbordada, rugiente,
    devorante, en mi pecho.

    7

    Y mis trenzas
    por su muro de niebla,
    halos blancos ocultantes del nombre
    conservando interior el secreto;
    fustigada garganta y
    sometida a látigo y jadeo
    sorbe licor de fuego,
    sumergida ya en él
    ágil de nervadura,
    ensoñadoramente.



    SIETE POEMAS DE EROS
    ENTRE EL SOL Y LA LUNA

    3

    Yo no sé si tu mano es pétalo de rosa,
    tu cabeza de espigas no penetra en mi seno.
    Exangües palidecen mis labios de deseo.
    Entre el rojo de cráter y la blanca mordaza,
    amada ausencia, muero,
    llena la mente toda
    de la memoria desconocida de tu cuerpo.

    5

    Descortezado cuerpo,
    talado de simiente,
    mortalmente amoroso
    mi ser herido
    vaga
    entre uno y otro astro,
    con las llagas ansiantes desbordadas,
    sin tu tacto mis pozos enloquecen
    y temblor y desgarro
    no contienen.




    De Kampa (1986):


    CUANDO TENÍA QUINCE AÑOS...

    Cuando tenía quince años
    entré en la selva de mi existencia
    y en busca del amor
    empecé a desbrozar la mala yerba.
    Veinte años han pasado desde entonces
    pero hace muchos que renuncié a seguir aquella senda.
    Y de pronto me llega tu palabra.
    E inesperada en mí, vive Julieta.



    (IT WAS THE NIGHTINGALE)

    SE HIZO DE NOCHE...

    Se hizo de noche
    y cuando me vi sola en medio de la calle
    tuve miedo de regresar a casa.

    Tuve miedo
    de abrir la puerta a tientas,
    de correr a sentarme a la mesa
    frente a un poema tuyo
    y sentirme culpable una vez más
    de tanto exclusivismo.

    Tuve miedo.
    Y sobre todo
    de aquel momento en que se cierra el libro
    y se apaga la luz;
    de sorprenderme amándote,
    buscando tu cabeza entre mis brazos
    en la oscuridad,
    y buscando tu voz en checo
    y sentirme morir...

    Tuve miedo
    de modo que me eché a caminar calle abajo
    por la orilla del vértigo,
    acosada por la conciencia de mi sinrazón
    que con calma insinuaba
    la voluntad de olvido.

    Pero yo sé
    que no existe el olvido,
    que se es o se deja de ser,
    que amar es vivir
    y vivir sin amar
    es posponer cada día el final
    bajo cualquier excusa.

    Y al doblar es esquina,
    a pesar del amor,
    tuve un miedo terrible
    de que llegara el alba con sus alas de alondra.
    Abandoné la marcha
    y partí hacia mi casa corriendo por la acera,
    llevándome las sombras.



    HAS PUESTO EN SUELOS LA MANO EN MI COSTADO...

    Has puesto en sueños la mano en mi costado
    y en mi pecho ha despuntado el día
    y se ha bañado de luz entre las sábanas.

    Las piernas temblorosas han cedido
    el camino a enredaderas tiernas
    que cubrían de tallos y de hojas
    ascendiendo hasta el cuello
    la extraña superficie.

    Por la raíz que el vientre penetraba
    destilando aún las sombras
    se ahogaban perfumes de semillas.

    Y de pronto todo el cuerpo
    era una inmensa rosa deshojada
    que se moría en el vacío
    con un cuchillo clavado en la garganta.



    LLEGARÁN LOS ALMENDROS EN FLOR A TU VENTANA...

    Llegarán los almendros en flor a tu ventana
    huidos de mi pensamiento,
    y el temblor del olivo
    que se estremece al paso de la noche.

    Pero yo, cada vez más perdida en tus palabras,
    no tendré fuerza para llegar hasta tu puerta,
    me quedaré vagando por las calles,
    desgranando temores por la tierra de Kampa,
    dialogando confusa con el aire,
    bailando cortésmente con el río la danza de la muerte,
    con delicados arabesques
    y oscuras reverencias.

    No intentaré siquiera hablarte con la lluvia,
    ni cabalgar el viento
    y escondida en sus crines
    devolverte el perfume de las rosas

    que tú de un solo gesto, de una vez para siempre,
    has desenterrado para mí
    con toda la encendida primavera.



    SURCA

    Desvelada por el eco resonante del pozo de la noche,
    en mi tierra fustigada por la lluvia,
    rompe nudos la memoria del rayo.

    Ahuyentados los mantos del olvido
    se oculta el alarido en las voces del búho
    y, pulso en llamas,
    los cuatro vientos surca en pos de tu ventana.

    Allí, desde lo verde,
    palma con palma, en cruz,
    su sangre te murmura
    y el vértigo trasiega del ansia que le abrasa.

    Anhelo delirante que rebasa los párpados cerrados
    por el sedoso pétalo ferviente
    del incendio del cuerpo enamorado.



    HYPNOS

    El no ahora ni aún,
    mas siendo y nunca estando,
    desde el oculto nudo de la fuente
    rebasa,
    y se desdobla el agua de los brazos.

    Así mi pobre amor,
    desde el abrazo que el mutismo tiende,
    irrumpe hoy,
    su ausencia de momento desbordado.
    Y de una forma
    siempre al acecho, sin reposo.,

    busca
    ser lecho
    para el herido río de tus ojos.



    NUNCA

    Y moriré ignorando tus caricias.

    Nunca será mi cuerpo entre tus brazos
    como la yerba tierna
    bajo el rostro cansado.
    Ni será como el agua
    que tan dulce apacigua del arroyo
    el cauce sediento.

    Ni como el vino ardiente
    que arrebata las venas.

    Y moriré ignorando tu caricia.



    IRREMEDIABLEMENTE

    Mueren las rosas
    a pesar de la lluvia.
    Mi corazón doliente
    poco alimento
    puede cederles ya.
    Dame la mano.
    Tu agonía
    en la mía
    logrará ser más fuerte
    que el agosto
    y teñir con su sangre
    ese desesperado
    último aliento,
    cerrar el grito
    que nos lanzan
    desde el color marchito
    que casi envuelto en oro
    amenaza irremediablemente sus corolas.



    SVÈTLO

    Sobre el Vltava
    los pájaros en fuga
    sembraban todo el cielo
    de armoniosos diseños,
    caminos de iniciados
    cuyo progreso quiebran
    continuos misteriosos retrocesos.
    Yo por el Karluv Most...
    Y el camino era recto
    hasta tu casa,
    mas también como ellos
    iniciaba la marcha
    retrocedía luego
    trazando así un más largo recorrido.
    Esperaba la hora,
    el momento preciso
    en que cierra la sombra sobre Praga,
    para ver desde lejos
    esa luz encendida
    que imperturbable vela cada noche
    detrás de tu ventana.



    CON LOS RAMOS DE MIRTOS

    No te escondas,
    de tu ser limitado no  te avergüences ya,
    mira cómo me muestro yo desnuda
    para apartar de ti por un instante
    la mano indetenible.

    Recogeré en mi espalda el azote de llagas
    y después,
    vistiendo ya la púrpura,
    daré ese paso hacia tu encuentro,
    con los ramos de mirtos en las manos
    y en los ojos las aguas
    de las más claras fuentes del sosiego.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45074
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Clara Janés (1940- Empty Re: Clara Janés (1940-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 15 Mar 2023, 08:42

    .


    De Creciente fértil (1989):


    LA CADENA DEL  TAURO...

    La cadena del Tauro
    por sus bosques nombrada
    no tuvo nunca un cedro
    de tan soberbio tronco
    al cual enmaromada la luna
    la marea elevara
    por cima de su copa
    como tu cuerpo que alta la levanta
    si hostiga el oleaje
    con las pálidas cintas
    de mis enredaderas.



    SOY LA CÚPULA AZUL DE LA MEZQUITA DE AHMET...

    Soy la cúpula azul de la mezquita de Ahmet,
    doscientas ventanas sostienen mi luz.
    Para que alcances a cubrirme
    haré arder tu cuerpo de cedro
    hasta que como incienso te esparzas
    y te eleves, y colmes mi desmayo.
    Ebrios del don sagrado,
    mis labios susurrarán antiguos versos:
    El vaho se apodera de la casa,
    el humo oculta las ventanas;

    y siguiendo el ritual dirán:
    lo que entra no vuelve a salir.
    y tu resina aromática y tu brasa
    se quedará en mí
    para perpetuo trance de mis muros.



    CON TÚNICA TALAR DE NIEBLA Y ORO...

    Con túnica talar de niebla y oro
    en tu altar sacrifico mis cosechas.
    repletos azafates dee ciruelos
    del carmesí más puro
    y vinos que embelesan.
    Asígname la hogaza de tu torso,
    concédeme la lluvia y el relámpago
    que la roca taladra
    y que revela el sílex.
    Y así arada mi tierra por tu gesto,
    a mi creciente fértil
    otorga tu abundancia,
    ¡oh dios de las tormentas!



    MIRA MI PIE QUE ONDEA ACERCÁNDOSE A TUS LABIOS...

    Mira mi pie que ondea acercándose a tus labios,
    es un fruto que entre velos te ofrece la danza,
    mientras todo mi cuerpo va dibujando dunas
    y oleajes, los brazos en forma de palmera
    se extienden, y el cabello simula la caricia
    del aire. Y sinuoso, como un sol, sigue el vientre,
    no cejando en su alarde de redondez mullida,
    pues su acoso insistente predispone el momento
    sagrado en que, alzada la piña, un dios hace fluir
    el polen fecundante, como indican las puertas      
    del palacio real de Korsabad.



    TÚ QUE CANTAS AL QUE AFILA CUCHILLOS...

    Tú que cantas al que afila cuchillos,
    puro alfanje de plata,
    flor de magnolio negro
    que se abre en mi carne
    desplegando la noche,
    hunde aún más el filo,
    apura ya la pulpa,
    desgarra dos corolas,
    penetra en mis suspiros,
    que absorban jadeantes tus centellas,
    acuchilla mi aliento,
    y acaba con mi boca.



    NARCISO Y AZUCENA ENTRE LOS LIENZOS...

    Narciso y azucena entre los lienzos
    y, aunque el negro domina,
    mi nombre repetido por tu boca
    es azul y se infiltra en mis oídos.
    Atento a ese conjuro,
    mi cuerpo doblegado
    se tensa ya en un arco rezumante.
    Y se completa el iris
    si tu flecha certera lo atraviesa
    desatando los líquidos corales.



    JUNTO A LOS CAPULLOS ÉL SE TIENDE...

    Junto a los capullos él se tiende,
    el pastor junto a los capullos se tiende.

    En cierne él mismo y laso,
    se tiende junto  los capullos.
    Es como un recental acechado por el águila.
    Se tiende junto a los capullos,
    para ocultar el que aflora en su llanura.
    Cuando se abran las rosas de cáliz incandescente,
    se fundirá su candor.
    Se tiende junto a los capullos,
    mas puede caerse el cáliz, y la sagrada parte...
    Si yo revelo el secreto,
    que tus perros me devoren,
    los perros negros, tus perros de pastor.


    Pastor te hubiera querido como aquél que duerme
    y no con orgullosa garfa de león.



    CUANDO LLEVADO POR MI MANO...

    Cuando llevado por mi mano
    suave entraste en mí,
    oh tú, que por altivo
    mereces ser llamado
    Señor de las montañas y los cielos,
    aún no sospechabas
    que se encuentra en mi cuerpo,
    entre praderas y matojos,
    la sagrada puerta de Iasily-Kaya.



    ABANDONA EL LETARGO, OH DIOS OSCURO...

    Abandona el letargo, oh dios oscuro,
    esparce tus aromas a través de los montes,
    labra mis campos, ara, conduce el agua
    y que la hierba crezca;
    mira cómo me mata la sequía
    a que tu ausencia me somete.
    Buscas quizás así grietas más hondas,
    conductos más sumisos a tu lluvia, y
    que un goce más extremo
    tu fértil brisa siembre.



    EMPIEZA SUAVEMENTE...

    Empieza suavemente
    y con tus manos funde dos aplomas;
    abarca luego el tronco,
    y en embestida breve
    clava los cinco dedos
    cegando al aire todas las ranuras.
    Entonces acomete aquel recinto
    que de higos cuajado,
    en el recodo oculto,
    a la embriaguez convida,
    que a tu enlabio sujeto su melar
    derrama ya el eraje
    para tu miembro oscuro.



    Y RIELA LA LUNA EN TU CABEZA...

    Y riela la luna en tu cabeza
    y por ello se confunden mis brazos
    con el lago de la noche...
    Mas procede del sol tu altivo cetro
    y con él me sometes.
    Bañada en rojo del ocaso,
    toda en incendio inverso,
    devorando tus llamas,
    me llevas a lo ignoto,
    y soy ya como un ascua en desvarío
    que ávida ansía
    tu manjar sagrado
    para seguir ardiendo
    cuajada en tu crepúsculo.



    A MIS MUSLOS OFRECE TU CABEZA...

    A mis muslos ofrece tu cabeza
    en tanto que a horcajadas la recibo
    y sobre ella me deshago
    y baño tu cabello
    y tus ojos de ágata
    de ungüentos amorosos.
    En extremo transida,
    como ladrón te robo
    lo que de aliento queda
    en tu boca arrasada.
    Y someto tu lengua
    que mis valvas en éxtasis estrechan
    cuando su húmeda punta
    alcanza el ojo de oro.



    YO CABALGO LA TORRE DE GÁLATA...

    Yo cabalgo la torre de Gálata
    más la torre en mi cuerpo
    se convierte en un sauce
    agitado por el viento
    e inicia un juego que me funde.
    Me transformo en rocío en sus hojas,
    apreso en mi transparencia
    los destellos de su noche...
    Todo es oscuridad,
    un fluir de oro entre las piernas
    y un cóncavo abandono a sus halagos,
    mientras aún erecta la torre en mí sumida
    vuelve a soltar
    su desbandada de cometas.

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40342
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Clara Janés (1940- Empty Re: Clara Janés (1940-

    Mensaje por cecilia gargantini Vie 17 Mar 2023, 14:39

    Me pareció muy interesante toda la biografía y destaco el manejo, con altura y belleza, de la sensualidad.
    Gracias Pedro!!!!!!! Besosssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45074
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Clara Janés (1940- Empty Re: Clara Janés (1940-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 17 Mar 2023, 15:19

    Gracias a ti por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45074
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Clara Janés (1940- Empty Re: Clara Janés (1940-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 20 Mar 2024, 10:16

    Dos poemas más de Clara Janes:


    De Libro de alienaciones:


    ÚTERO

    No quiero levantarme,
    Hacer frente al vértigo del día,
    Las horas y minutos
    Que llenan de vacío y absurdo
    Los costados
    Del entre vertical.
    Oculta entre las sábanas
    Tengo el mismo sosiego que en el vientre materno.

    Blanco útero
    Capaz aún de devolver olvido.



    MADRE

    Corta la madre el cordón umbilical
    mas no renuncia al vínculo.
    Te empuja a la otredad
    pero desesperadamente bebe en tu vida
    pues en ella
    terrible
    y mutilada
    su entraña
    aún palpita.
    ¡Qué deuda irreparable la del hijo!

    Y sin embargo, a veces, al pasar
    la página del libro de los días,
    se rasga, fiera, el vientre,
    y te envuelve una vez más en su carne
    para que no te pierdas,
    para que no te mueras
    solo,
    como un náufrago abandonado al pánico
    en el inmenso océano.


    CLARA JANÉS, En voz alta. Las poetas de las generaciones de los 50 y los 70, edición de Sharon Keefe Ugalde, Hiperión, 2007.


    Contenido patrocinado


    Clara Janés (1940- Empty Re: Clara Janés (1940-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie 24 Mayo 2024, 08:10