Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1039456 mensajes en 47560 argumentos.

Tenemos 1567 miembros registrados

El último usuario registrado es ECCR

¿Quién está en línea?

En total hay 31 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 29 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

javier eguílaz, José María


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» VALERY, PAUL (1871 - 1945)
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyHoy a las 04:19 por Pascual Lopez Sanchez

» 2013-04-21 ÁNGELES NEGROS
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyHoy a las 03:07 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyHoy a las 02:30 por Pedro Casas Serra

» VERLAINE, PAUL (1841 - 1896)
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyHoy a las 02:07 por Pascual Lopez Sanchez

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyAyer a las 23:38 por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XIX
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyAyer a las 23:36 por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyAyer a las 23:35 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyAyer a las 23:33 por Lluvia Abril

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyAyer a las 19:28 por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 EmptyAyer a las 19:24 por Maria Lua

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty

4 participantes

    HERMANN HESSE (1877-1962)

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Sáb 20 Ene 2024, 16:36

    ***
    En algunos instantes aparecía revuelto de una manera
    enteramente extraña lo antiguo y lo nuevo, el dolor y el placer,
    el temor y la alegría. Tan pronto estaba yo en el cielo como en el
    infierno, la mayoría de las veces en los dos sitios a un tiempo. El
    viejo Harry y el nuevo vivían juntos ora en paz, ora en la lucha
    encarnizada. De cuando en cuando el viejo Harry parecía estar
    totalmente inerte, muerto y sepultado, y surgir luego de pronto
    dando órdenes tiránicas y sabiéndolo todo mejor, y el Harry
    nuevo, pequeño y joven, se avergonzaba, callaba y se dejaba
    apretar contra la pared. En otras horas cogía el nuevo Harry al
    viejo por el cuello y le apretaba valientemente, había grandes
    alaridos, una lucha a muerte, mucho pensar en la navaja de
    afeitar.
    Pero con frecuencia se agolpaban sobre mí en una misma
    oleada la dicha y el sufrimiento. Un momento así fue aquel en
    que, pocos días después de mi primer ensayo público de baile,
    al entrar una noche en mi alcoba, encontré, para mi inenarrable
    asombro y extrañeza, para mi temor y mi encanto, a la bella
    María acostada en mi cama.
    De todas las sorpresas a las que me había expuesto Armanda
    hasta entonces, fue ésta la más violenta. Porque no dudé ni un
    instante de que era “ella” la que me había enviado este ave del
    paraíso. Por excepción aquella tarde no había estado con
    Armanda, sino que había ido a la catedral a oír una buena
    audición de música religiosa; había sido una bella excursión
    melancólica a mi vida de otro tiempo, a los campos de mi
    juventud, a las comarcas del Harry ideal. En el alto espacio
    gótico de la iglesia, cuyas hermosas bóvedas de redes oscilaban
    de un lado para otro como espectros vivos en el juego de las
    contadas luces, había oído piezas de Buxtehude, de Pachebel,
    de Bach y de Haydn, había marchado otra vez por los viejos
    senderos amados, había vuelto a oír la magnífica voz de una
    cantante de obras de Bach, que había sido amiga mía en otro
    tiempo y me había hecho vivir muchas audiciones
    extraordinarias. Los ecos de la vieja música, su infinita
    grandeza y santidad me habían despertado todas las
    sublimidades, delicias y entusiasmos de la juventud; triste y
    abismado estuve sentado en el elevado coro de la iglesia,
    huésped durante una hora de este mundo noble y
    bienaventurado que fue un día mi elemento. En un dúo de
    Haydn se me habían saltado de pronto las lágrimas, no esperé
    el fin del concierto, renuncié a volver a ver a la cantante (¡oh,
    cuántas noches radiantes había pasado yo en otro tiempo con
    los artistas después de conciertos así!), me escurrí de la catedral
    y anduve corriendo hasta cansarme por las oscuras callejas, en
    donde aquí y allá, tras las ventanas de los restaurantes tocaban
    orquestas de jazz las melodías de mi existencia presente. ¡Oh, en
    qué siniestro torbellino se había convertido mi vida...!

    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    173


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Dom 21 Ene 2024, 11:18

    ***

    Mucho tiempo estuve reflexionando también durante aquel
    paseo nocturno acerca de mi extraña relación con la música, y
    reconocí una vez más que esta relación tan emotiva como fatal
    para con la música era el sino de toda la intelectualidad
    alemana. En el espíritu alemán domina el derecho materno, el
    sometimiento a la naturaleza en forma de una hegemonía de la
    música, como no lo ha conocido nunca ningún otro pueblo.
    Nosotros, las personas espirituales, en lugar de defendernos
    virilmente contra ellos y de prestar obediencia y procurar que
    se preste oídos al espíritu, al logos, al verbo, soñamos todos con
    un lenguaje sin palabras, que diga lo inexpresable, que refleje lo
    irrepresentable. En lugar de tocar su instrumento lo más fiel y
    honradamente posible, el alemán espiritual ha vituperado
    siempre a la palabra y a la razón y ha mariposeado con la
    música. Y en la música, en las maravillosas y benditas obras
    musicales, en los maravillosos y elevados sentimientos y
    estados de ánimo, que no fueron impelidos nunca a una
    realización, se ha consumido voluptuosamente el espíritu
    alemán, y ha descuidado la mayor parte de sus verdaderas
    obligaciones. Nosotros los hombres espirituales todos no nos
    hallábamos en nuestro elemento dentro de la realidad, le
    éramos extraños y hostiles; por eso también era tan deplorable
    el papel del espíritu en nuestra realidad alemana, en nuestra
    historia, en nuestra política, en nuestra opinión pública. Con
    frecuencia en otras ocasiones había yo meditado sobre estas
    ideas, no sin sentir a veces un violento deseo de producir
    realidad también en alguna ocasión, de actuar alguna vez
    seriamente y con responsabilidad, en lugar de dedicarme
    siempre sólo a la estética y a oficios artísticos espirituales. Pero
    siempre acababa en la resignación, en la sumisión a la fatalidad.
    Los señores generales y los grandes industriales tenían razón
    por completo: no servíamos para nada los “espirituales”,
    éramos una gente inútil, extraña a la realidad, sin
    responsabilidad alguna, de ingeniosos charlatanes. ¡Ah, diablo!
    ¡La navaja de afeitar!



    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    175


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 22 Ene 2024, 10:33

    ***

    Saturado así de pensamientos y del eco de la música, con el
    corazón agobiado por la tristeza y por el desesperado afán de
    vida, de realidad, de sentido y de las cosas irremisiblemente
    perdidas, había vuelto al fin a casa, había subido mis escaleras,
    había encendido la luz en mi gabinete e intentado en vano leer
    un poco, había pensado en la cita que me obligaba a ir al día
    siguiente por la noche al bar Cecil a tomar un whisky y a bailar,
    y había sentido rencor y amargura no sólo contra mí mismo,
    sino también contra Armanda. No hay duda de que su
    intención había sido buena y cordial, de que era una maravilla
    de criatura; pero hubiera sido preferible que aquel primer día
    me hubiese dejado sucumbir, en lugar de atraerme hacia el
    interior y hacia la profundidad de este mundo de la broma,
    confuso, raro y agitado, en el cual yo de todos modos habría de
    ser siempre un extraño y donde lo mejor de mi ser se
    derrumbaba y sufría horriblemente.
    Y en este estado de ánimo apagué, lleno de tristeza, la luz de mi
    gabinete; lleno de tristeza, busqué la alcoba, empecé a
    desnudarme lleno de tristeza; entonces me llamó la atención un
    aroma desusado, olía ligeramente a perfume, y al volverme, vi
    acostada dentro de mi cama a la hermosa María, sonriendo algo
    asustada con sus grandes ojos azules.
    —¡María! —dije.
    Y mi primer pensamiento fue que mi casera me despediría
    cuando se enterara de esto.
    —He venido —dijo ella en voz baja—. ¿Se ha enfadado usted
    conmigo?





    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 22 Ene 2024, 10:34

    ***

    —No, no. Ya sé que Armanda le ha dado a usted la llave. Bien
    esta.
    —Oh, usted se ha enfadado. Me voy otra vez...
    —No, hermosa María, quédese usted. Sólo que yo precisamente
    esta noche estoy muy triste, hoy no puedo estar alegre; acaso
    mañana pueda volver a estarlo.
    Me había inclinado un poco hacia ella, entonces cogió mi
    cabeza con sus dos manos grandes y firmes, la atrajo hacia sí y
    me dio un beso largo. Luego me senté en la cama a su lado, cogí
    su mano, le rogué que hablara bajo, pues no debían oírnos, y le
    miré a la cara hermosa y plena. ¡Qué extraña y maravillosa
    descansaba allí sobre mi almohada, como una flor grande!
    Lentamente llevó mi mano a su boca, la metió debajo de la
    sábana y la puso sobre su cálido pecho, que respiraba
    tranquilamente.
    —No es preciso que estés alegre —dijo—; ya me ha dicho
    Armanda que tienes penas. Ya puede una hacerse cargo. Oye,
    ¿te gusto todavía? La otra noche, al bailar, estabas muy
    entusiasmado.
    La besé en los ojos, en la boca, en el cuello y en los pechos.
    Precisamente hacía poco había estado pensando en Armanda
    con amargura y en son de queja. Y ahora tenía en mis manos su
    presente y estaba agradecido. Las caricias de María no hacían
    daño a la música maravillosa que había escuchado yo aquella
    tarde, eran dignas de ella y como su realización. Lentamente fui
    levantando la sábana de la bella mujer, hasta llegar a sus pies
    con mis besos. Cuando me acosté a su lado, me sonreía
    omnisciente y bondadosa su cara de flor.





    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    177


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Jue 25 Ene 2024, 10:10

    ***


    Aquella noche, junto a María, no dormí mucho tiempo, pero
    dormí profundamente y bien, como un niño. Y entre los ratos
    de sueño sorbí su hermosa y alegre juventud y aprendí en la
    conversación a media voz una multitud de cosas dignas de
    saberse acerca de su vida y de la de Armanda. Sabía muy poco
    de esta clase de criaturas y de vidas; sólo en el teatro había
    encontrado antes alguna vez existencias semejantes, hombres y
    mujeres, semiartistas, semimundanos. Ahora por vez primera
    miraba yo un poco en estas vidas extrañas, inocentes de una
    manera rara y de un modo raro pervertidas. Estas muchachas,
    pobres la mayor parte por su casa, demasiado inteligentes y
    demasiado bellas para estar toda su vida entregadas a cualquier
    ocupación mal pagada y sin alegría, vivían todas ellas unas
    veces de trabajos ocasionales, otras de sus gracias y de su
    amabilidad. En ocasiones se pasaban un par de meses tras una
    máquina de escribir, alguna temporada eran las entretenidas de
    hombres de mundo con dinero, recibían propinas y regalos, a
    veces vivían con abrigos de pieles en hoteles lujosos y con
    autos, en otras épocas en buhardillas, y para el matrimonio
    podía alguna vez ganárselas por medio de algún gran
    ofrecimiento, pero en general no llevaban esa idea. Algunas de
    ellas no ponían en el amor grandes afanes y sólo daban sus
    favores de mala gana y regateando el elevado precio. Otras, y a
    ellas pertenecía María, estaban extraordinariamente dotadas
    para lo erótico y necesitadas de cariño, la mayoría
    experimentadas también en el trato con los dos sexos; vivían
    exclusivamente para el amor, y al lado del amigo oficial, que
    pagaba, sostenían florecientes aun otras relaciones amorosas.
    Afanosas y ocupadas, llenas de preocupaciones y al mismo
    tiempo ligeras, inteligentes y a la vez inconscientes, vivían estas
    mariposas su vida tan pueril como refinada, con
    independencia, no en venta para cualquiera, esperando lo suyo
    de la suerte y del buen tiempo, enamoradas de la vida, y, sin
    embargo, mucho menos apegadas a ella que los burgueses,
    dispuestas siempre a seguir a su castillo a un príncipe de hadas
    y ciertas siempre de manera semiconsciente de un fin triste y
    difícil.







    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    178


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Vie 26 Ene 2024, 19:24

    ***

    María me enseñó —en aquella primera noche singular y en los
    días siguientes— muchas cosas, no sólo lindos jugueteos
    desconocidos para mí y arrobamientos de los sentidos, sino
    también nueva comprensión, nuevos horizontes, amor nuevo.
    El mundo de los locales de baile y de placer, de los cines, de los
    bares y de las rotondas de los hoteles, que para mí, solitario y
    estético, seguía teniendo siempre algo de inferior, prohibido y
    degradante, era para María, Armanda y sus compañeras,
    sencillamente el mundo, ni bueno ni malo, ni odiado ni
    apetecible; en este mundo florecía su vida breve y llena de
    deseos; en él estaban ellas en su elemento y tenían experiencia.
    Les gustaba un champaña o un plato especial en el grill-room,
    como a uno de nosotros puede gustarnos un compositor o un
    poeta, y en un nuevo baile de moda o en la canción sentimental
    y pegajosa de un cantante de jazz ponían y derrochaban ellas el
    mismo entusiasmo, la misma emoción y ternura que uno de
    nosotros en Nietzsche o en Hamsun. María me hablaba de
    aquel guapo tocador de saxofón, Pablo, y de su song americano,
    que él les había cantado alguna vez, y hablaba de esto con un
    arrobamiento, una admiración y un cariño, que me emocionaba
    y conmovía mucho más que los éxtasis de cualquier gran
    erudito sobre goces artísticos elegidos con exquisito gusto. Yo
    estaba dispuesto a entusiasmarme con ella, fuese como quisiera
    el song; las frases amorosas de María, su mirada
    voluptuosamente radiante abrían amplias brechas en mi
    estética. Ciertamente que había algo bello, poco y escogido, que
    me parecía por encima de toda duda y discusión, a la cabeza de
    todo Mozart, pero ¿dónde estaba el límite? ¿No habíamos
    ensalzado de jóvenes todos nosotros, los conocedores y críticos,
    a obras de arte y artistas, que nos resultaban hoy muy dudosas
    y absurdas? ¿No nos había ocurrido esto con Liszt, con Wagner,
    a muchos hasta con Beethoven? ¿No era la floreciente emoción
    infantil de María por el song de América una impresión artística
    tan pura, tan hermosa, tan fuera de toda duda como la emoción
    de cualquier profesor por el Tristán o el éxtasis de un director
    de orquesta ante la Novena Sinfonía? ¿Y no se acomodaba todo
    esto a los puntos de vista del señor Pablo y le daba la razón?



    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    179


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Dom 28 Ene 2024, 12:22

    ***

    A este Pablo, al hermoso Pablo, parecía también querer mucho
    María.
    —Es guapo —decía yo—; también a mí me gusta mucho. Pero
    dime, María, ¿cómo puedes al propio tiempo quererme a mí
    también, que soy un tipo viejo y aburrido, que no soy bello y
    tengo ya canas y no sé tocar el saxofón ni cantar canciones
    inglesas de amor?
    —No hables de esa manera tan fea —corregía ella—. Es
    completamente natural. También tú me gustas, también tienes
    tú algo bonito, amable y especial; no debes ser de otra manera
    más que como eres. No hace falta hablar de estas cosas ni pedir
    cuentas de todo esto. Mira, cuando me besas el cuello o las
    orejas, entonces me doy cuenta de que me quieres, de que te
    gusto; sabes besar de una manera..., un poco así como
    tímidamente, y esto me dice: te quiere, te está agradecido
    porque eres bonita. Esto me gusta mucho, muchísimo. Y otras
    veces, con otro hombre, me gusta precisamente lo contrario,
    que parece no importarle yo nada y me besa como si fuera una
    merced por su parte.
    Nos volvimos a dormir. Me desperté de nuevo, sin haber
    dejado de tener abrazada a mi hermosa, hermosísima flor.
    ¡Y qué extraño! Siempre la hermosa flor seguía siendo el regalo
    que me había hecho Armanda. Constantemente estaba ésta
    detrás, encerrada en ella como una máscara. Y de pronto, en un
    intermedio, pensé en Érica, mi lejana y malhumorada querida,
    mi pobre amiga. Apenas era menos bonita que María, aun
    cuando no tan floreciente y fresca y más pobre en pequeñas y
    geniales artes amatorias, y un rato tuve ante mí su imagen, clara
    y dolorosa, amada y entretejida tan hondamente con mi
    destino, y volvió a esfumarse en el sueño, en olvido, en lejanía
    medio deplorada.



    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    180


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Mar 30 Ene 2024, 07:27

    ***

    Y de este mismo modo surgieron ante mí en esta noche
    hermosa y delicada muchas imágenes de mi vida, llevada tanto
    tiempo de una manera pobre y vacua y sin recuerdos. Ahora,
    alumbrado mágicamente por Eros, se destacó profundo y rico el
    manantial de las antiguas imágenes, y en algunos momentos se
    me paraba el corazón de arrobamiento y de tristeza, al pensar
    qué abundante había sido la galería de mi vida, cuán llena de
    altos astros y de constelaciones había estado el alma del pobre
    lobo estepario. Mi niñez y mi madre me miraban tiernas y
    radiantes como desde una alta montaña lejana y confundida
    con el azul infinito; metálico y claro resonaba el coro de mis
    amistades, al frente el legendario Armando, el hermano
    espiritual de Armanda; vaporosos y supraterrenos, como
    húmedas flores marinas que sobresalían de la superficie de las
    aguas, venían flotando los retratos de muchas mujeres, que yo
    había amado, deseado y cantado, de las cuales sólo a pocas
    hube conseguido e intentado hacerlas mías. También apareció
    mi mujer, con la que había vivido varios años y la cual me
    enseñara camaradería, conflicto y resignación y hacia quien, a
    pesar de toda su incomprensión personal, había quedado viva
    en mí una profunda confianza hasta el día en que, enloquecida
    y enferma, me abandonó en repentina huida y fiera rebelión, y
    conocí cuánto tenía que haberla amado y cuán profundamente
    había tenido que confiar en ella, para que su abuso de confianza
    me hubiera podido alcanzar de un modo tan grave y para toda
    la vida.





    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Mar 30 Ene 2024, 07:28

    ***
    Estas imágenes —eran cientos, con y sin nombre— surgieron
    todas otra vez; subían jóvenes y nuevas del pozo de esta noche
    de amor, y volví a darme cuenta de lo que en mi miseria hacía
    tiempo había olvidado, que ellas constituían la propiedad y el
    valor de mi existencia, que seguían viviendo indestructibles,
    sucesos eternizados como estrellas que había olvidado y, sin
    embargo, no podía destruir, cuya serie era la leyenda de mi
    vida y cuyo brillo astral era el valor indestructible de mi ser. Mi
    vida había sido penosa, errabunda y desventurada; conducía a
    negación y a renunciamiento, había sido amarga por la sal del
    destino de todo lo humano, pero había sido rica, altiva y
    señorial, hasta en la miseria una vida regia. Y aunque el poquito
    de camino hasta el fin la desfigurase por entero de un modo tan
    lamentable, la levadura de esta vida era noble, tenía clase y
    dignidad, no era cuestión de ochavos, era cuestión de mundos
    siderales.
    Ya hace de esto nuevamente una temporada, muchas cosas han
    ocurrido desde entonces y se han modificado, sólo puedo
    recordar algunas concretas de aquella noche, palabras sueltas
    cambiadas entre los dos, momentos y detalles eróticos de
    profunda ternura, fugaces claridades de estrellas al despertar
    del pesado sueño de la extenuación amorosa. Pero aquella
    noche fue cuando de nuevo por vez primera desde la época de
    mi derrota me miraba mi propia vida con los ojos
    inexorablemente radiantes, y volví a reconocer a la casualidad
    como destino y a las ruinas de mi vida como fragmento
    celestial. Mi alma respiraba de nuevo, mis ojos veían otra vez, y
    durante algunos instantes volví a presentir ardientemente que
    no tenía más que juntar el mundo disperso de imágenes, elevar
    a imagen el complejo de mi personalísima vida de lobo
    estepario, para penetrar a mi vez en el mundo de las figuras y
    ser inmortal. ¿No era éste, acaso, el fin hacia el cual toda mi
    vida humana significaba un impulso y un ensayo?






    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    183


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Miér 31 Ene 2024, 19:33

    ***


    Por la mañana, después de compartir conmigo mi desayuno
    María, tuve que sacarla de contrabando de la casa, y lo logré.
    Aun en el mismo día alquilé para ella y para mí en sitio
    próximo de la ciudad un cuartito, destinado sólo para nuestras
    citas.
    Mi profesora de baile, Armanda, compareció fiel a su
    obligación, y hube de aprender el boston. Era severa e
    inexorable y no me perdonaba ni una lección, pues estaba
    convenido que yo había de ir con ella al próximo baile de
    máscaras. Me había pedido dinero para su disfraz, acerca del
    cual, sin embargo, me negaba toda noticia. Y aún seguía
    estándome prohibido visitarla o saber dónde vivía.
    Esta temporada hasta el baile de máscaras, unas tres semanas,
    fue extraordinariamente hermosa. María me parecía que era la
    primera querida verdadera que yo hubiera tenido en mi vida.
    Siempre había exigido de las mujeres, a las que amara,
    espiritualidad e ilustración, sin darme cuenta por completo
    nunca de que la mujer, hasta la más espiritual y la
    relativamente más ilustrada, no respondía jamás al logos dentro
    de mí, sino que en todo momento estaba en contradicción con
    él; yo les llevaba a las mujeres mis problemas y mis ideas, y me
    hubiese parecido de todo punto imposible amar más de una
    hora a una muchacha que no había leído un libro, que apenas
    sabía lo que era leer y no hubiese podido distinguir a un
    Tchaikovski de un Beethoven; María no tenía ninguna
    ilustración, no necesitaba estos rodeos y estos mundos de
    compensación; sus problemas surgían todos de un modo
    inmediato de los sentidos. Conseguir tanta ventura sensual y
    amorosa como fuera humanamente posible con las dotes que le
    habían sido dadas, con su figura singular, sus colores, su
    cabello, su voz, su piel y su temperamento, hallar y producir en
    el amante respuesta, comprensión y contrajuego animado y
    embriagador a todas sus facultades, a la flexibilidad de sus
    líneas, al delicadísimo modelado de su cuerpo, era lo que
    constituía su arte y su cometido. Ya en aquel primer tímido
    baile con ella había yo sentido esto, había aspirado este perfume
    de una sensualidad genial y encantadoramente refinada y había
    sido fascinado por ella. Ciertamente, que tampoco había sido
    por casualidad por lo que Armanda, la omnisciente, me había
    escogido a esta María. Su aroma y todo su sello era estival, era
    rosado.









    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    184


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Vie 02 Feb 2024, 11:01

    ***

    No tuve la fortuna de ser el amante único o preferido de María,
    yo era uno de varios. A veces no tenía tiempo para mí; algunos
    días, una hora por la tarde; pocas veces, una noche entera. No
    quería tomar dinero de mí; detrás de esto se conocía a
    Armanda. Pero regalos, aceptaba con gusto. Y si le regalaba un
    nuevo portamonedas pequeño de piel roja acharolada, podía
    poner dentro también dos o tres monedas de oro. Por lo demás,
    a causa del bolsillito encarnado, se burló bien de mí. Era muy
    bonito, pero era una antigualla, pasado de moda. En estas
    cosas, de las cuales yo entendía y sabía hasta entonces menos
    que de cualquier lengua esquimal, aprendí mucho de María.
    Aprendí ante todo que estos pequeños juguetes, objetos de
    moda y de lujo, no sólo son bagatelas y una invención de
    ambiciosos fabricantes y comerciantes, sino justificados, bellos,
    variados, un pequeño, o mejor dicho, un gran mundo de cosas,
    que todas tienen la única finalidad de servir al amor, refinar los
    sentidos, animar el mundo muerto que nos rodea, y dotarlo de
    un modo mágico de nuevos órganos amatorios, desde los
    polvos y el perfume hasta el zapato de baile, desde la sortija a la
    pitillera; desde la hebilla del cinturón hasta el bolso de mano.
    Este bolso no era bolso, el portamonedas no era portamonedas,
    las flores no eran flores, el abanico no era abanico; todo era
    materia plástica del amor, de la magia, de la seducción; era
    mensajero, intermediario, arma y grito de combate.




    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    185


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Sáb 03 Feb 2024, 21:25

    ***

    Muchas veces pensé a quién querría María realmente. Más que
    a ninguno creo que quería al joven Pablo del saxofón, con sus
    negros ojos perdidos y las manos alargadas, pálidas, nobles y
    melancólicas. Yo hubiera tenido a este Pablo por un poco
    soporífero, caprichoso y pasivo en el amor, pero María me
    aseguró que, en efecto, sólo muy lentamente se conseguía
    ponerlo al rojo, pero que entonces era más pujante, más fuerte y
    varonil y más retador que cualquier as de boxeo o maestro de
    equitación. Y de esta manera aprendí y supe secretos de
    muchos individuos, del músico del jazz, del actor, de más de
    cuatro mujeres, de muchachas y de hombres de nuestro medio
    ambiente; supe toda suerte de secretos, vi bajo la superficie
    relaciones y enemistades, fui haciéndome poco a poco
    confidente e iniciado (yo, que en esta clase de mundo había sido
    un cuerpo extraño completamente sin conexión). También
    aprendí muchas cosas referentes a Armanda. Pero ahora me
    reunía con frecuencia preferentemente con el señor Pablo, a
    quien María quería mucho. A menudo empleaba ella también
    sus remedios clandestinos, y a mí mismo me proporcionaba
    alguna vez estos goces, y siempre se mostraba Pablo
    especialmente servicial. Una vez me lo dijo sin circunloquios.
    —Usted es tan desgraciado... Eso no está bien. No hay que ser
    así. Me da mucha pena.
    Fúmese usted una pequeña pipa de opio...




    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    186


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 05 Feb 2024, 09:21

    ***

    Mi juicio sobre este hombre alegre, inteligente, aniñado y a la
    vez insondable, cambiaba continuamente; nos hicimos amigos.
    Con alguna frecuencia aceptaba yo alguno de sus remedios. Un
    tanto divertido, asistía él a mi enamoramiento de María. Una
    vez organizó una “fiesta” en su cuarto, la buhardilla de un hotel
    de las afueras. No había allí más que una silla; María y yo
    tuvimos que sentarnos en la cama. Nos dio a beber un licor
    misterioso, maravilloso, mezclado de tres botellitas. Y luego,
    cuando me hube puesto de muy buen humor, nos propuso con
    las pupilas brillantes celebrar una orgía erótica los tres juntos.
    Yo rehusé con brusquedad; a mí no me era posible una cosa así;
    mas a pesar de todo miré un momento a María, para ver qué
    actitud adoptaba, y aunque inmediatamente asintió a mi
    negativa, vi, sin embargo, el fulgor de sus ojos y me di cuenta
    de su pena por mi renuncia. Pablo sufrió una decepción con mi
    negativa, pero no se molestó.
    —Es lástima —dijo—; Harry tiene muchos escrúpulos morales.
    No se puede con él. ¡Hubiera sido, sin embargo, tan hermoso,
    tan hermosísimo! Pero tengo un sustitutivo.
    Tomamos cada uno una chupada de opio, y sentados
    inmóviles, con los ojos abiertos, vivimos los tres la escena por él
    sugerida; María, en ese tiempo, temblando de delicia. Cuando
    al cabo de un rato me sentí un poco mareado, me colocó Pablo
    en la cama, me dio unas gotas de una medicina, y al cerrar yo
    por algunos minutos los ojos, sentí sobre cada uno de los
    párpados como el aliento de un beso fugitivo. Lo admití como
    si creyera que me lo había dado María. Pero sabía
    perfectamente que era de él.





    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]





    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 05 Feb 2024, 09:22

    ***
    Y una tarde me sorprendió aún más. Apareció en mi casa, me
    contó que necesitaba veinte francos y me rogaba que le diera
    este dinero. Me ofrecía, en cambio, que aquella noche
    dispusiera de María en su lugar.
    —Pablo —dije asustado—, usted no sabe lo que está diciendo.
    Ceder su querida a otro por dinero, eso es entre nosotros lo más
    indigno que cabe. No he oído su proposición, Pablo.
    Me miró compasivo.
    —¿No quiere usted, señor Harry? Bien. Usted no hace más que
    proporcionarse dificultades a sí mismo. Entonces no duerma
    usted esta noche con María, si así lo prefiere, y deme usted el
    dinero; ya se lo devolveré sin falta. Me es absolutamente
    preciso.
    —¿Para qué lo quiere?
    —Para Agostino, ¿sabe usted? Es el pequeño del segundo
    violín. Lleva ocho días enfermo, y nadie se ocupa de él, no tiene
    un céntimo, y mi dinero se ha acabado también ya.
    Por curiosidad y un poco también por autocastigo, fui con él a
    casa de Agostino. Le llevó a la buhardilla leche y unas
    medicinas, una bien miserable buhardilla; le arregló la cama, le
    aireó la habitación y le puso en la cabeza calenturienta una
    artística compresa, todo rápida y delicadamente y bien hecho,
    como una buena hermana de la Caridad. Aquella misma noche
    lo vi tocar la música en el City-Bar hasta la madrugada.




    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 05 Feb 2024, 09:23

    ***
    Con Armanda hablaba yo a menudo larga y objetivamente
    acerca de María, de sus manos, de sus hombros, de sus caderas,
    de su manera de reír, de besar, de bailar.
    —¿Te ha enseñado ya esto? —me preguntó Armanda una vez,
    y me describió un juego especial de la lengua al dar un beso. Yo
    le pedí que me lo enseñara ella misma, pero ella rehusó con
    seriedad—. Eso viene después —dijo—; aún no soy tu querida.
    Le pregunté de qué conocía las artes del beso en María y
    algunas otras secretas particularidades de su cuerpo, sólo
    conocidas del hombre amante.
    —¡Oh! —exclamó—. Somos amigas. ¿Crees acaso que nosotras
    tenemos secretos entre las dos? He dormido y he jugado
    bastantes veces con ella. Tienes suerte, has atrapado una
    hermosa muchacha, que sabe más que otras.
    —Creo, sin embargo, Armanda, que aún tendréis algunos
    secretos entre vosotras. ¿O le has dicho también acerca de mi lo
    que sabes?
    —No; esas son otras cosas que no entendería ella. María es
    maravillosa, puedes estar satisfecho; pero entre tú y yo hay
    cosas de las cuales ella no tiene ni noción. Le he dicho muchas
    cosas acerca de ti, naturalmente mucho más de lo que a ti te
    hubiera gustado entonces; me importaba seducirla para ti. Pero
    comprenderte, amigo, como yo te comprendo, no te
    comprenderá María nunca, ni ninguna otra. Por ella he
    adquirido también algunos conocimientos; estoy al corriente
    acerca de ti, en lo que María sabe. Ya te conozco casi tan
    perfectamente como si hubiéramos dormido juntos con
    frecuencia.
    Cuando volví a reunirme con María, me resultaba extraño y
    misterioso saber que ella había tenido a Armanda junto a su
    corazón lo mismo que a mí, que había palpado, besado,
    gustado y probado sus miembros, sus cabellos, su piel
    exactamente igual que los míos. Ante mi surgían relaciones y
    nexos nuevos, indirectos, complicados, nuevas modalidades de
    amor y de vida, y pensé en las mil almas del tratado del lobo
    estepario.







    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    189


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Vie 09 Feb 2024, 16:59

    ***

    * * *
    En aquella corta temporada entre mi conocimiento con María y
    el gran baile de máscaras, era yo francamente feliz, pero no
    tenía por ello el presentimiento de que aquello fuera una
    redención, una lograda bienaventuranza, sino que me daba
    cuenta claramente de que todo era preludio y preparación, de
    que todo se afanaba con violencia hacia adelante y que lo
    verdadero venía ahora.
    Del baile había aprendido ya tanto que me parecía posible
    concurrir a la fiesta, de la cual se hablaba más cada día.
    Armanda tenía un secreto, se empeñó en no revelarme con qué
    disfraz iba a presentarse. Pensaba que yo ya la reconocería, y si
    me equivocaba, entonces me ayudaría ella; pero que con
    anticipación, yo no debía saberlo. Así tampoco tenía ella
    curiosidad por mis planes de disfraz, y yo resolví no
    disfrazarme. María, cuando quise invitarla al baile, me declaró
    que para esta fiesta tenía ya un caballero, poseía ya en efecto
    una entrada, y yo me di cuenta un poco descorazonado de que
    iba a tener que ir solo a la fiesta. Era el baile de trajes más
    distinguido de la ciudad, que se organizaba todos los años por
    elementos artísticos en los salones del Globo.
    En aquellos días veía poco a Armanda, pero la víspera del baile
    estuvo un rato en mi casa; vino para recoger su entrada, de la
    que yo me había encargado, y estuvo sentada conmigo
    pacíficamente en mi cuarto, y allí se llegó a un diálogo que me
    fue muy singular y me produjo una impresión profunda.
    —Ahora estás realmente muy bien — dijo ella—; te prueba el
    baile. Quien no te haya visto desde hace un mes, apenas te
    reconocería.
    — Sí — asentí—; desde hace años no me he encontrado tan
    perfectamente. Esto proviene todo de ti, Armanda.
    —Oh, ¿no de tu hermosa María?
    —No. Esa también es un regalo tuyo. Es maravilloso.
    —Es la amiga que necesitabas, lobo estepario. Bonita, joven,
    alegre, muy inteligente en amor, y sin que puedas disponer de
    ella todos los días. Si no tuvieras que compartirla con otros, si
    no fuese para ti siempre un huésped fugitivo, no irían las cosas
    tan bien.



    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Vie 09 Feb 2024, 17:00

    ***

    Sí; también esto tenía que concedérselo.
    —Entonces, ¿tienes ahora, realmente, todo lo que necesitas?
    —No, Armanda, no es así. Tengo algo muy bello y delicioso,
    una gran alegría, un amable consuelo. Soy verdaderamente
    feliz...
    —Bien, entonces, ¿qué más quieres?
    —Quiero más. No estoy contento con ser feliz, no he sido
    creado para ello, no es mi sino. Mi determinación es lo
    contrario.
    —Entonces, ¿es ser desdichado? ¡Ah! Esto ya lo has sido con
    exceso antes, cuando a causa de la navaja de afeitar no podías ir
    a tu casa.
    —No, Armanda; se trata de otra cosa. Entonces era yo muy
    desdichado, concedido. Pero era una desventura estúpida,
    estéril.
    —¿Por qué?
    —Porque de otro modo, no hubiese debido tener aquel miedo a
    la muerte, que, sin embargo, me estaba deseando. La
    desventura que necesito y anhelo, es otra; es de tal clase que me
    hiciera sufrir con afán y morir con voluptuosidad. Esa es la
    desventura o la felicidad que espero.
    —Te comprendo. En esto somos hermanos. Pero ¿qué tienes
    contra la dicha que has encontrado ahora con María? ¿Por qué
    no estás contento?


    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Vie 09 Feb 2024, 17:01

    ***

    —No tengo nada contra esta dicha, ¡oh, no!; la quiero, le estoy
    agradecido. Es hermosa como un día de sol en medio de una
    primavera lluviosa. Pero me doy cuenta de que no puede durar.
    También esta dicha es estéril. Satisface, pero la satisfacción no
    es alimento para mí. Adormece al lobo estepario, lo sacia. Pero
    no es felicidad para morir por ella.
    —Entonces, ¿hay que morir, lobo estepario?
    —¡Creo que sí! Yo estoy muy satisfecho de mi ventura, aún
    puedo soportarla durante una temporada. Pero cuando la dicha
    me deja alguna vez una hora de tiempo para estar despierto,
    para sentir anhelos íntimos, entonces todo mi anhelo no se cifra
    en conservar por siempre esta ventura, sino en volver a sufrir,
    aunque más bella y menos miserablemente que antes.
    Armanda me miró con ternura a los ojos, con la sombría mirada
    que tan repentinamente podía aparecer en ella. ¡Ojos
    magníficos, terribles! Lentamente, eligiendo una a una las
    palabras y colocándolas con cuidado, dijo... en voz tan baja, que
    tuve que esforzarme para oírlo:
    —Voy a decirte hoy una cosa, algo que sé hace ya tiempo, y tú
    también lo sabes ya, pero quizá no te lo has dicho a ti mismo
    todavía. Ahora te digo lo que sé acerca de ti y de mí y de
    nuestra suerte. Tú, Harry, has sido un artista y un pensador, un
    hombre lleno de alegría y de fe, siempre tras la huella de lo
    grande y de lo eterno, nunca satisfecho con lo bonito y lo
    minúsculo. Pero cuanto más te ha despertado la vida y te ha
    conducido hacia ti mismo, más ha ido aumentando tu miseria y
    tanto más hondamente te has sumido hasta el cuello en pesares,
    temor y desesperanza, y todo lo que tú en otro tiempo has
    conocido, amado y venerado como hermoso y santo, toda tu
    antigua fe en los hombres y en nuestro alto destino, no ha
    podido ayudarte, ha perdido su valor y se ha hecho añicos. Tu
    fe ya no tenía aire para respirar. Y la asfixia es una muerte muy
    dura. ¿Es exacto Harry? ¿Es ésta tu suerte?

    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    193


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Dom 11 Feb 2024, 18:09

    ***
    Yo asentía y asentía.
    —Tú llevabas dentro de ti una imagen de la vida, estabas
    dispuesto a hechos, a sufrimientos y sacrificios, y entonces
    fuiste notando poco a poco que el mundo no exigía de ti hechos
    ningunos, ni sacrificios, ni nada de eso, que la vida no es una
    epopeya con figuras de héroes y cosas por el estilo, sino una
    buena habitación burguesa, en donde uno está perfectamente
    satisfecho con la comida y la bebida, con el café y la calceta, con
    el juego de tarot y la música de la radio. Y el que ama y lleva
    dentro de sí lo otro, lo heroico y bello, la veneración de los
    grandes poetas o la veneración de los santos, ése es un necio y
    un quijote. Bueno. ¡Y a mí me ha ocurrido exactamente lo
    mismo, amigo mío! Yo era una muchacha de buenas
    disposiciones y destinada a vivir con arreglo a un elevado
    modelo, a tener para conmigo grandes exigencias, a cumplir
    dignos cometidos. Podía tomar sobre mí un gran papel, ser la
    mujer de un rey, la querida de un revolucionario, la hermana
    de un genio, la madre de un mártir. Y la vida no me ha
    permitido más que llegar a ser una cortesana de mediano buen
    gusto; ¡ya esto solo se ha hecho bastante difícil! Así me ha
    sucedido. Estuve una temporada inconsolable, y durante
    mucho tiempo busqué en mí la culpa. La vida, pensé, ha de
    tener al fin razón siempre; y si la vida se burlaba de mis
    hermosos sueños, habrán sido necios mis sueños, decía yo, y no
    habrán tenido razón. Pero esta consideración no servía de nada
    absolutamente. Y como yo tenía buenos ojos, y buenos oídos y
    era además un tanto curiosa, me fijé con todo interés en la
    llamada vida, en mis vecinos y en mis amistades, medio
    centenar largo de personas y de destinos, y entonces vi, Harry,
    que mis sueños habían tenido razón, mil veces razón, lo mismo
    que los tuyos. Pero la vida, la realidad, no la tenía. Que una
    mujer de mi especie no tuviera otra opción que envejecer pobre
    y absurdamente junto a una máquina de escribir al servicio de
    un ganadineros, o casarse con uno de estos ganadineros por su
    posición, o si no, convertirse en una especie de meretriz, eso era
    tan poco justo como que un hombre como tú tenga, solitario,
    receloso y desesperado, que echar mano de la navaja de afeitar.
    En mí era la miseria quizá más material y moral; en ti, más
    espiritual; la senda era la misma


    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    194


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Miér 14 Feb 2024, 09:28

    ***
    ¿Crees que no soy capaz de
    comprender tu terror ante el fox-trot, tu repugnancia hacia los
    bares y los locales de baile, tu resistencia contra la música de
    jazz y todas estas cosas? Demasiado bien lo comprendo, y lo
    mismo tu aversión a la política, tu tristeza por la palabrería y el
    irresponsable hacer que hacemos de los partidos y de la Prensa,
    tu desesperación por la guerra, por la pasada y por la venidera,
    por la manera cómo hoy se piensa, se lee, se construye, se hace
    música, se celebran fiestas, se promueve la cultura. Tienes
    razón, lobo estepario, mil veces razón, y, sin embargo, has de
    sucumbir. Para este mundo sencillo de hoy, cómodo y
    satisfecho con tan poco, eres tú demasiado exigente y
    hambriento; el mundo te rechaza, tienes para él una dimensión
    de más. El que hoy quiera vivir y alegrarse de su vida, no ha de
    ser un hombre como tú ni como yo. El que en lugar de chinchín
    exija música, en lugar de placer alegría, en lugar de dinero
    alma, en vez de loca actividad verdadero trabajo, en vez de
    jugueteo pura pasión, para ése no es hogar este bonito mundo
    que padecemos...
    Ella miraba al suelo meditando.
    —¡Armanda —exclamé conmovido—, hermana! ¡Qué ojos tan
    buenos tienes! Y, sin embargo, tú me enseñaste el fox-trot.
    ¿Cómo te explicas esto, que hombres como nosotros, hombres
    con una dimensión de más, no podamos vivir aquí? ¿En qué
    consiste? ¿No pasa esto más que en nuestra época actual? ¿O
    fue siempre lo mismo?
    —No sé. Quiero admitir en honor del mundo, que sólo sea
    nuestra época, que sólo sea una enfermedad, una desdicha
    momentánea. Los jefes trabajan con ahínco y con resultado
    preparando la próxima guerra, los demás bailamos fox-trots
    entretanto, ganamos dinero y comemos pralinés; en una época
    así ha de presentar el mundo un aspecto bien modesto.
    Esperamos que otros tiempos hayan sido y vuelvan a ser
    mejores, más ricos, más amplios, más profundos. Pero con eso
    no vamos ganando nada nosotros. Y acaso haya sido siempre
    igual...
    —¿Siempre así como hoy? ¿Siempre sólo un mundo para
    políticos, arribistas, camareros y vividores, y sin aire para las
    personas?



    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    196


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Sáb 17 Feb 2024, 17:27

    ***

    —No lo sé, nadie lo sabe. Además, da lo mismo. Pero yo pienso
    ahora en tu favorito, amigo mío, del cual me has referido a
    veces muchas cosas y hasta que has leído sus cartas: de Mozart.
    ¿Qué ocurriría con él? ¿Quién gobernó el mundo en su época,
    quién se llevó la espuma, quién daba el tono y representaba
    algo: Mozart o los negociantes, Mozart o los hombres
    adocenados y superficiales? ¿Y cómo murió y fue enterrado? Y
    así, pienso yo que ha sido acaso siempre y que siempre será lo
    mismo, y lo que en los colegios se llama “Historia Universal” y
    allí hay que aprendérselo de memoria para la cultura, con todos
    los héroes, genios, grandes acciones y sentimientos, eso es
    sencillamente una superchería, inventada por los maestros de
    escuela, para fines de ilustración y para que los niños durante
    los años prescritos tengan algo en qué ocuparse. Siempre ha
    sido así y siempre será igual, que el tiempo y el mundo, el
    dinero y el poder, pertenecen a los mediocres y superficiales, y
    a los otros, a los verdaderos hombres, no les pertenece nada.
    Nada más que la muerte.
    —¿Fuera de eso, nada en absoluto?
    —Si, la eternidad.
    —¿Quieres decir el nombre, la fama para edades futuras?
    —No, lobito; la fama, no. ¿Tiene ésta, acaso, algún valor? ¿Y
    crees tú por ventura que todos los hombres realmente
    verdaderos y completos han alcanzado la celebridad y son
    conocidos de las generaciones posteriores?
    —No; naturalmente que no.







    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    197


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 19 Feb 2024, 08:08

    ***

    —Por consiguiente, la fama no es. La fama sólo existe también
    para la ilustración, es un asunto de los maestros de escuela. La
    fama no lo es, ¡ oh, no! Lo es lo que yo llamo la eternidad. Los
    místicos lo llaman el reino de Dios. Yo me imagino que
    nosotros los hombres todos, los de mayores exigencias,
    nosotros los de los anhelos, los de la dimensión de más, no
    podríamos vivir en absoluto si para respirar, además del aire de
    este mundo, no hubiese también otro aire, si además del tiempo
    no existiese también la eternidad, y ésta es el reino de lo puro.
    A él pertenecen la música de Mozart y las poesías de los
    grandes poetas; a él pertenecen también los santos, que hicieron
    milagros y sufrieron el martirio y dieron un gran ejemplo a los
    hombres. Pero también pertenece del mismo modo a la
    eternidad la imagen de cualquier acción noble, la fuerza de
    todo sentimiento puro, aun cuando nadie sepa nada de ello, ni
    lo vea, ni lo escriba, ni lo conserve para la posteridad. En lo
    eterno no hay futuro, no hay más que presente.
    —Tienes razón —dije.
    —Los místicos —continuó ella con aire pensativo— son los que
    han sabido más de estas cosas. Por eso han establecido los
    santos y lo que ellos llaman la “comunión de los santos”. Los
    santos son los hombres verdaderos, los hermanos menores del
    Salvador. Hacia ellos vamos de camino nosotros durante toda
    nuestra vida, con toda buena acción, con todo pensamiento
    audaz, con todo amor. La comunión de los santos, que en otro
    tiempo era representada por los pintores dentro de un cielo de
    oro, radiante, hermosa y apacible, no es otra cosa que lo que yo
    antes he llamado la “eternidad”. Es el reino más allá del tiempo
    y de la apariencia. Allá pertenecemos nosotros, allí está nuestra
    patria, hacia ella tiende nuestro corazón, lobo estepario, y por
    eso anhelamos la muerte. Allí volverás a encontrar a tu Goethe
    y a tu Novalis y a Mozart, y yo a mis santos, a San Cristóbal, a
    Felipe Neri y a todos. Hay muchos santos que en un principio
    fueron graves pecadores; también el pecado puede ser un
    camino para la santidad, el pecado y el vicio, Te vas a reír, pero
    yo me imagino con frecuencia que acaso también mi amigo
    Pablo pudiera ser un santo. ¡Ah, Harry, nos vemos precisados a
    taconear por tanta basura y por tanta idiotez para poder llegar a
    nuestra casa! Y no tenemos a nadie que nos lleve; nuestro único
    guía es nuestro anhelo nostálgico





    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 19 Feb 2024, 08:09

    ***

    Sus últimas palabras las pronunció otra vez en voz muy queda,
    y luego hubo un silencio apacible en la estancia; el sol estaba en
    el ocaso y hacía brillar las letras doradas en el lomo de los
    muchos libros de mi biblioteca. Cogí en mis manos la cabeza de
    Armanda, la besé en la frente y puse fraternal su mejilla junto a
    la mía; así nos quedamos un momento. Así hubiera deseado
    quedarme y no salir aquel día a la calle.
    Pero para esta noche, la última antes del gran baile, se me había
    prometido María.
    Pero en el camino no iba pensando en María, sino en lo que
    Armanda había dicho. Me pareció que todos estos no eran tal
    vez sus propios pensamientos, sino los míos, que la clarividente
    había leído y aspirado y me devolvía, haciendo que ahora se
    concretaran y surgieran nuevos ante mí. Por haber expresado la
    idea de la eternidad le estaba especial y profundamente
    agradecido. La necesitaba; sin esa idea no podía vivir, ni morir
    tampoco. El sagrado más allá, lo que está fuera del tiempo, el
    mundo del valor imperecedero, de la sustancia divina me había
    sido regalado hoy por mi amiga y profesora de baile. Hube de
    pensar en mi sueño de Goethe, en la imagen del viejo sabio, que
    se había reído de un modo tan sobrehumano y me había hecho
    objeto de su broma inmortal. Ahora es cuando comprendí la
    risa de Goethe, la risa de los inmortales. No tenía objetivo esta
    risa, no era más que luz y claridad; era lo que queda cuando un
    hombre verdadero ha atravesado 105 sufrimientos, los vicios,
    los errores, las pasiones y las equivocaciones del género
    humano y penetra en lo eterno, en el espacio universal. Y la
    “eternidad” no era otra cosa que la liberación del tiempo, era en
    cierto modo su vuelta a la inocencia, su retransformación en
    espacio.






    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 19 Feb 2024, 08:10

    ***

    Busqué a María en el sitio en donde solíamos comer en nuestras
    noches, pero aún no había llegado. En el callado cafetín del
    suburbio estuve sentado esperando ante la mesa preparada, con
    mis ideas todavía en nuestro diálogo. Todas estas ideas que
    habían surgido allí entre Armanda y yo, me parecieron tan
    profundamente familiares, tan conocidas de siempre, tan
    sacadas de mi más íntima mitología y mundo de imágenes. Los
    inmortales, en la forma en que viven en el espacio sin tiempo,
    desplazados, hechos imágenes, y la eternidad cristalina como el
    éter en torno de ellos, y la alegría serena, radiante y sidérea de
    este mundo extraterreno, ¿de dónde me era todo esto tan
    familiar? Medité y se me ocurrieron trozos de las Casaciones, de
    Mozart; del Piano bien afinado, de Bach, y por doquiera en esta
    música me parecía brillar esta serena claridad de estrellas, flotar
    este etéreo resplandor. Sí; eso era; esta música era algo así como
    tiempo congelado y convertido en espacio, y por encima,
    flotando, infinita, una alegría sobrehumana, una eterna risa
    divina. ¡Oh, y a esto se acomodaba tan perfectamente el viejo
    Goethe de mi sueño! Y de pronto oí en torno mío esta
    insondable risa, oí reír a los inmortales. Encantado, estuve
    sentado allí; encantado, saqué mi lápiz del bolsillo del chaleco,
    busqué papel, hallé la carta de los vinos ante mí, le di media
    vuelta y escribí al dorso, escribí versos, que al día siguiente me
    los encontré en el bolsillo. Decían:


    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 19 Feb 2024, 08:11

    ***

    LOS INMORTALES


    Hasta nosotros sube de los confines
    del mundo el anhelo febril de la vida:
    con el lujo la miseria confundida,
    vaho sangriento de mil fúnebres festines,
    espasmos de deleite, afanes, espantos,
    manos de criminales, de usureros, de santos;
    la humanidad con sus ansias y temores,
    a la vez que sus cálidos y pútridos olores,
    transpira santidades y pasiones groseras,
    se devora ella misma y devuelve después lo tragado,
    incuba nobles artes y bélicas quimeras,
    y adorna de ilusión la casa en llamas del pecado;
    se retuerce y consume y degrada
    en los goces de feria de su mundo infantil,
    a todos les resurge radiante y renovada,
    y al final se les trueca en polvo vil.
    Nosotros, en cambio, vivimos las frías
    mansiones del éter cuajado de mil claridades,
    sin horas ni días,
    sin sexos ni edades.
    Y vuestros pecados y vuestras pasiones
    y hasta vuestros crímenes nos son distracciones,
    igual y único es para nosotros el menor momento.
    Viendo silenciosos vuestras pobres vidas inquietas,
    mirando en silencio girar los planetas,
    gozamos del gélido invierno espacial.
    Al dragón celeste nos une amistad perdurable;
    es nuestra existencia serena, inmutable,
    nuestra eterna risa, serena y astral.




    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 19 Feb 2024, 08:12

    ***

    Luego llegó María, y después de una comida alegre me fui con
    ella a nuestro cuartito. Estuvo en esa noche más hermosa, más
    ardiente y más íntima que nunca, y me dio a gustar delicadezas
    y juegos que consideré como el límite del placer humano.
    —María —dije—, eres pródiga hoy como una diosa. No nos
    mates por completo a los dos, que mañana es el baile de
    máscaras. ¿Qué clase de pareja va a ser la tuya en la fiesta?
    Temo, mi querida florcilla, que sea un príncipe de hadas y te
    rapte y no vuelvas ya nunca a mi lado. Hoy me quieres casi
    como se quieren los buenos amantes en el momento de la
    despedida, en la vez postrera. Ella oprimió los labios
    fuertemente a mi oído y susurró:
    —¡Calla, Harry! Cada vez puede ser la última. Cuando
    Armanda te haga suyo, no volverás más a mi lado. Quizá sea
    mañana ya.
    Nunca percibí el sentimiento característico de aquellos días,
    aquel doble estado de ánimo deliciosamente agridulce, de un
    modo más violento que en aquella noche víspera del baile. Lo
    que sentía era felicidad: la belleza y el abandono de María, el
    gozar, el palpar, el respirar cien delicadas y amables
    sensualidades, que yo había conocido tan tarde, como hombre
    ya de cierta edad, el chapoteo en una suave y ondulante ola de
    placer. Y, sin embargo, esto no era más que la cáscara; por
    dentro estaba todo lleno de significación, de tensión y de
    fatalidad, y en tanto yo estaba ocupado amable y
    delicadamente con las dulces y emotivas pequeñeces del amor,
    nadando al parecer en tibia ventura, me daba cuenta dentro del
    corazón de cómo mi destino se afanaba atropelladamente hacia
    adelante, corriendo impetuoso como un corcel bravío, cara al
    abismo, cara al precipicio, lleno de angustia, lleno de anhelos,
    entregado con complacencia a la muerte. Así como todavía hace
    poco me defendía con temor y espanto de la alegre frivolidad
    del amor exclusivamente sensual, y lo mismo que había sentido
    pánico ante la belleza riente y dispuesta a entregarse de María,
    así sentía yo ahora también miedo a la muerte, pero un miedo
    consciente de que ya pronto habría de convertirse en total
    entrega y redención.



    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Lun 19 Feb 2024, 08:13

    ***


    Mientras nosotros estábamos abismados calladamente en los
    juegos afanosos de nuestro amor, perteneciendo el uno al otro
    más íntimamente que nunca, se despedía mi alma de María y
    de todo lo que ella me había significado. Por ella aprendí a
    entregarme infantilmente una vez más en el último instante al
    jugueteo de la superficie, a buscar las alegrías más fugaces, a ser
    niño y bestia en la inocencia del sexo, un estado que en mi vida
    anterior sólo había conocido como excepción rara, pues la vida
    sensual y el sexo habían tenido para mí casi siempre el amargo
    sabor de culpa, el gusto dulce, pero timorato, de la fruta
    prohibida, ante la cual debe ponerse en guardia un hombre
    espiritual. Ahora, Armanda y María me habían enseñado este
    jardín en toda su inocencia; agradecido, había sido yo su
    huésped; pero pronto se hacía tiempo ya para mí de seguir
    andando, resultaba demasiado bonito y demasiado confortante
    este jardín. Seguir aspirando a la corona de la vida, seguir
    purgando la culpa infinita de la vida, era lo que me estaba
    reservado. Una vida fácil, un fácil amor, una muerte fácil, no
    eran cosas para mí.
    Por alusiones de la muchacha deduje que para el baile del día
    siguiente, o a continuación de él, estaban planeados
    voluptuosidades y goces especialísimos. Quizás esto fuera el
    fin, quizá tuviese razón María con su presentimiento, y
    nosotros estábamos acostados aquella noche juntos por última
    vez. ¿Acaso empezaba mañana la nueva senda del destino? Yo
    estaba lleno de anhelos ardientes, lleno de angustia sofocante, y
    me agarré fuertemente y con fiereza a María, recorrí una vez
    más, ávido y ebrio, todos los senderos y malezas de su jardín,
    me cebé una vez más en la dulce fruta del árbol del paraíso.


    * * *




    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    204


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Miér 21 Feb 2024, 09:59

    ***

    Recuperé al día siguiente el sueño perdido aquella noche. Por la
    mañana tomé un coche y fui a darme un baño; luego a casa,
    muerto de cansancio; puse a oscuras mi alcoba; al desnudarme
    encontré en el bolsillo mi poesía, la olvidé otra vez, me acosté
    inmediatamente, olvidé a María, a Armanda y al baile de
    máscaras, y dormí durante todo el día. Cuando a la tarde me
    levanté, hasta que no estaba afeitándome no me volví a acordar
    de que una hora después empezaba ya la fiesta y yo tenía que
    sacar una camisa para el frac. De buen humor acabé de
    arreglarme y salí, para ir primeramente a comer en cualquier
    lado.
    Era el primer baile de máscaras al que yo concurría. Es verdad
    que en otros tiempos había visitado acá y allá estas fiestas, a
    veces hasta encontrándolas bonitas, pero no había bailado
    nunca y había sido tan sólo espectador, y siempre me había
    resultado cómico el entusiasmo con que oía hablar a otros de
    estas fiestas y hallar en ellas una diversión. Pero en el día de
    hoy era el baile también para mí un acontecimiento, del que me
    alegraba con impaciencia y no sin miedo. Como no tenía que
    llevar a ninguna señora, decidí no ir hasta tarde; esto me lo
    había recomendado también Armanda.
    Al Casco de Acero, mi refugio de otros tiempos, donde los
    hombres desengañados perdían sentados las noches, libaban su
    vino y jugaban a los solteros, iba yo ya rara vez en la última
    época; ya no se adecuaba al estilo de mi vida presente. Pero esta
    noche me sentí de nuevo atraído hacia allí como cosa
    enteramente natural. En el estado de ánimo, a un tiempo alegre
    y temeroso, de fatalidad y despedida, que me dominaba en
    aquella época, adquirían todos los pasos y lugares de mis
    recuerdos una vez más el brillo dolorosamente hermoso del
    pasado, y así también el pequeño cafetín lleno de humo, donde
    no ha mucho aún contaba yo entre los parroquianos y donde
    todavía hace poco bastaba el narcótico primitivo de una botella
    de vino de la tierra para poder irme por una noche más a mi
    cama solitaria y para poder aguantar la vida por otro día más.



    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Miér 21 Feb 2024, 10:00

    ***

    Desde entonces había gustado otros remedios, excitantes más
    fuertes, había injerido venenos más dulces. Sonriente, pisé el
    viejo local y fui recibido por el saludo de la hostelera y una
    inclinación de cabeza de los silenciosos parroquianos. Me
    recomendaron y me sirvieron un pequeño pollo asado, el vino
    nuevo de la Alsacia corrió claro en el vaso rústico y de un dedo
    de grueso; amablemente me miraban las limpias y blancas
    mesas de madera, la vieja vajilla gualda. Y en tanto yo comía y
    bebía, iba aumentando dentro de mí este sentimiento de
    marchitez y de fiesta de despedida, este sentimiento dulce e
    íntimamente doloroso de mezcla con todos los escenarios y
    cosas de mi vida anterior, que no había sido resuelta nunca por
    completo, pero cuya solución estaba ahora a punto de madurar.
    El hombre “moderno” llama a esto sentimentalismo; no ama ya
    las cosas, ni siquiera lo que le es más sagrado, el automóvil, que
    espera poder cambiar lo antes posible por otra marca mejor.
    Este hombre moderno es decidido, sano, activo, sereno y
    austero, un tipo admirable; se portará a las mil maravillas en la
    próxima guerra. No me importaba nada; yo no era un hombre
    moderno ni tampoco enteramente pasado de moda; me había
    salido de la época y seguía adelante acercándome a la muerte,
    dispuesto a morir. No tenía aversión a sentimentalismos, estaba
    contento y agradecido de notar en mi abrasado corazón todavía
    algo así como sentimientos. De esta manera me entregué a los
    recuerdos del viejo cafetín, a mi apego a las viejas y toscas sillas;
    me entregué al vaho de humo y de vino, al sentido esfumado
    del hábito, de calor y de semejanza de hogar que tenía para mí
    todo aquello. El despedirse es hermoso, entona dulcemente. Me
    gustaba el asiento duro y mi vaso rústico, me gustaba el sabor
    fresco y las frutas del alsaciano, me gustaba la familiaridad con
    todo y con todos en este lugar; las caras de los bebedores
    acurrucados y soñadores, de los desengañados, cuyo hermano
    había sido yo mucho tiempo. Eran sentimentalidades burguesas
    las que yo sentía aquí, ligeramente salpicadas con un perfume
    de romanticismo pasado de moda, procedente de la época de
    muchacho, cuando el café, el vino y el cigarro eran aún cosas
    prohibidas, extrañas y magníficas. Pero no se alzó ningún lobo
    estepario para rechinar los dientes y hacer jirones mis
    sentimentalismos. Apaciblemente estuve sentado, inflamado
    por el pretérito, por la débil radiación de un astro que acababa
    de ponerse.





    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Maria Lua Miér 21 Feb 2024, 10:01

    ***


    Llegó un vendedor ambulante con castañas asadas y le compré
    un puñado. Llegó una vieja con flores, le compré un par de
    claveles y se los regalé a la hostelera. Sólo cuando fui a pagar y
    busqué en vano el bolsillo acostumbrado, me di cuenta
    nuevamente de que iba de frac. ¡Baile de máscaras! ¡Armanda!
    Pero aún era excesivamente temprano, no podía decidirme a ir
    a los salones del Globo. También me daba cuenta, como me
    había ocurrido en los últimos tiempos con todas estas
    diversiones, de algunos obstáculos y resistencias, una aversión
    a entrar en locales grandes, repletos de gente y bulliciosos, una
    timidez escolar ante la atmósfera extraña, ante el mundo de los
    elegantes, ante el baile.
    Correteando, vine a pasar por un cine, vi brillar haces de rayos
    y gigantescos anuncios de colores; pasé de largo unos metros,
    volví otra vez y entré. Allí podía yo estar sentado bonitamente
    en la oscuridad hasta eso de las once. Conducido por el botones
    con la linterna, tropecé con las cortinas y di en el salón en
    tinieblas, encontré un sitio y de pronto estuve en medio del
    Antiguo Testamento. El film era uno de esos que se dicen
    producidos con gran lujo y refinamiento no para ganar dinero,
    sino con fines nobles y santos, y al cual, por las tardes, hasta
    escolares eran llevados por sus profesores de religión. Allí se
    representaba la historia de Moisés y de los israelitas en Egipto
    con un enorme aparato de hombres, caballos, camellos,
    palacios, pompa faraónica y fatigas de los judíos en la arena
    abrasadora del desierto. Vi a Moisés, peinado un poco según el
    modelo de Walt Whitman, un magnífico Moisés de
    guardarropía, caminando por el desierto, delante de los judíos,
    fogoso y sombrío, con su largo báculo y con pasos como Wotan.
    Lo vi junto al mar Rojo implorando a Dios y vi separarse al mar
    Rojo dejando libre una calle, un desfiladero entre altas
    montañas de agua (los catecúmenos llevados por el párroco a
    este film religioso podían discutir largamente sobre la manera
    cómo los directores de la película habían operado esta escena);
    vi atravesar por el desfiladero al profeta y al pueblo temeroso;
    aparecer detrás de ellos a los carros del Faraón; vi vacilar y con
    miedo a los egipcios a la orilla del mar y luego aventurarse
    dentro valerosamente, y vi cerrarse los montes de agua sobre el
    magnífico Faraón con su armadura de oro y sobre todos sus
    carros y guerreros, no sin acordarme de un dúo para dos bajos
    de Händel, en donde se canta magistralmente este
    acontecimiento.

    cont.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    208




    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    HERMANN HESSE (1877-1962) - Página 10 Empty Re: HERMANN HESSE (1877-1962)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 18 Abr 2024, 07:08