Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 985820 mensajes en 45547 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 63 usuarios en línea: 10 Registrados, 1 Ocultos y 52 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Ponce Flores, cecilia gargantini, clara_fuente, Guadalupe Cisneros Villa, javier eguílaz, Josefina Simón, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Febrero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty

2 participantes

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    helena
    helena


    Cantidad de envíos : 6888
    Fecha de inscripción : 12/05/2009

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por helena Sáb 10 Abr 2010, 14:55

    Siguiendo con los epígonos del modernismo español, voy a dejar una selección de poemas de Francisco Villaespesa (1877 – 1936), periodista, dramaturgo, novelista y poeta. Ferviente admirador del nicaragüense Rubén Darío, fue su mejor discípulo y el más genuino continuador del estilo modernista iniciado por éste. Su popularidad fue inmensa y su fecundidad desbordada, algo que algunos críticos le reprochan porque su enorme facilidad para la versificación le llevó a publicar fogosamente algunos escritos sin el debido cuidado y selección. En su obra se conjugan de manera genial lo profano y lo divino, lo sensual, lo bello, lo melancólico y lo morboso, la gracia voluptuosa de los jardines árabes. Como todos los modernistas, cultivó especialmente la métrica del soneto clásico y el tema mitológico casi en abuso.  



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    De

    LOS JARDINES DE AFRODITA

    I

    El ritmo, el gran rebelde, me rinde vasallaje,
    y cuando quiero ríe, y cuando quiero vuela,
    y he domado a mi estilo como a un potro salvaje,
    a veces con el látigo y a veces con la espuela.

    Conozco los secretos del alma del paisaje,
    y sé lo que entristece, y sé lo que consuela,
    y el viento traicionero y el bárbaro oleaje
    conocen la invencible firmeza de mi vela.

    Amo los lirios místicos y las rosas carnales,
    la luz y las tinieblas, la pena y la alegría,
    los ayes de las víctimas y los himnos triunfales.

    Y es el eterno y único ensueño de mi estilo
    la encarnación del alma cristiana de María
    en el mármol pagano de la Venus de Milo.

    II

    Te vi muerta en la luna de un espejo encantado.
    Has sido en todos tiempos Elena y Margarita.
    En tu rostro florecen las rosas de Afrodita
    y en tu seno las blancas magnolias del pecado.

    Por ti mares de sangre los hombres han llorado.
    El fuego de tus ojos al sacrilegio incita,
    y la eterna sonrisa de tu boca maldita
    de pálidos suicidas el infierno ha poblado.

    ¡Oh, encanto irresistible de la eterna Lujuria!
    Tienes cuerpo de Ángel y corazón de Furia,
    y el áspid, en tus besos, su ponzoña destila...

    Yo evoco tus amores en medio de mi pena...
    ¡Sansón, agonizante, se acuerda de Dalila,
    y Cristo, en el Calvario, recuerda a Magdalena!

    III

    Hay rosas que se abren en selvas misteriosas
    y mustias languidecen, nostálgicas de amores,
    sin que haya quien aspire sus púdicos olores...
    ¡Hay almas que agonizan lo mismo que esas rosas!

    Las mariposas tienden sus alas temblorosas
    y en alegría loca de luces y colores,
    ebrias de amor expiran en tálamos de flores...
    ¡Hay vidas que se acaban como esas mariposas!

    "¡Oh, púdicas vestales! ¡Oh, locas meretrices!
    ¿Quiénes son más hermosas? ¿Quiénes son más felices?"
    los hombres preguntaron, en una edad lejana,

    a un Fauno que en las frondas oculto sonreía...
    Hace ya muchos siglos... Y en la conciencia humana
    el Fauno, a esa pregunta, sonríe todavía.

    ***

    De

    POR TIERRAS DE SOL Y SANGRE

    GRANADA

    Bajo el sopor canicular se enerva
    la calle tortuosa de misterio,
    donde, amarilla y fláccida, la yerba
    crece como en un viejo cementerio.

    El sol ciega... Las puertas entornadas
    esperan algo que vendrá seguro,
    ahogando en el silencio sus pisadas
    y arrastrando su sombra sobre el muro.

    La oscuridad de pobres interiores
    acuchillan de luz los resplandores
    de familiares cobres, y en el fondo

    la vaga y verde claridad del huerto...
    ¡Reina un silencio tan pesado y hondo
    como si todo se encontrase muerto!

    EL ALBAICÍN

    Con pereza oriental, en la colina dormita,
    ebrio de sol, el Albaicín.
    Torcida higuera su ramaje inclina
    entre rojos tapiales de un jardín.

    Una acritud de fruta ya madura
    y podrida trasciende del vergel,
    mientras el fuego de la calentura
    va esculpiendo las venas en la piel.

    El arco de una arábiga cisterna
    nos brinda el eco de su agua interna,
    que nunca doró el sol, y la frescura

    de su sombra antiquísima... ¡Y advierte
    la carne en su pesada calentura
    la fiebre de la vida y de la muerte!

    EL GENERALIFE

    En las aristas de las altas cumbres
    la última brasa de la tarde humea.
    Un silencio de paz duerme en la aldea,
    que eleva entre los huertos sus techumbres

    Y al corazón aquieta una saudade
    de beatitud, mientras Ia sombra oscura,
    con su mudo oleaje de pavura,
    la soledad de mi aposento invade.

    Entre un fresco perfume de jazmines
    -surtidor de cristal-se eleva una
    voz, que es como la voz de los jardines,

    donde la luna su fulgor destella...
    ¡Y el ruiseñor y el rayo de la luna
    me hicieron sollozar, pensando en Ella!

    CÓRDOBA

    En el sopor circular dormita
    el alma con sus épicas quimeras,
    bajo los arcos de la gran Mezquita
    como un viejo bosque de palmeras.

    De pronto, el fasto antiguo resucita
    con pompas de orientales primaveras.
    Resplandecen los muros y palpita
    el aire en un desfile de banderas.

    Fulge bajo las níveas vestiduras
    el oro de las finas armaduras...
    Abro los ojos, pálido, y contemplo

    la faz de un viejo Cristo ensangrentado,
    -símbolo de mi vida-abandonado
    en la medrosa oscuridad del templo.

    ***

    LA HERMANA

    En tierra lejana
    tengo yo una hermana.

    Siempre en primavera
    mi llegada espera
    tras de la ventana.

    Y a la golondrina
    que en sus rejas trina
    dice con dulzura:

    - ¡Por aquella espina
    que arrancaste a Cristo,
    dime si le has visto
    cruzar la llanura!

    ¡El ave su queja
    lanza temerosa,
    y en la tarde rosa,
    bajo el sol se aleja!

    Desde su ventana,
    mi pálida hermana
    pregunta al viajero
    que camina triste:

    - ¡Por tu amor primero,
    dime si le viste
    por ese sendero!

    ¡Pero el pasajero
    su calvario sube,
    y se aleja lento,
    dejando una nube
    de polvo en el viento!

    Desde su ventana
    a la luna grita
    mi pálida hermana:

    - ¡Por la faz bendita
    del Crucificado,
    dime en qué sendero
    tu rayo postrero
    su paso ha alumbrado!

    ¡La luna la vaga
    llanura ilumina,
    trémula declina,
    y en el mar se apaga!

    Acaso yo, errante,
    pasé vacilante
    baja tu ventana,
    y sin conocerme,
    mi pálida hermana,
    preguntes al verme
    venir tan lejano:

    -Dime, peregrino:
    ¿has visto a mi hermano
    por ese camino?


    SONETILLO

    Sus frases nunca me hirieron
    y siempre me consolaron...
    ¡Heridas que otras me abrieron,
    sus propias manos cerraron!

    Aun cuando penaba tanto,
    tan buena conmigo era,
    que hasta me ocultaba el llanto
    para que yo no sufriera.

    Con su infinita ternura,
    mi más intensa amargura
    supo siempre consolar...

    ¡Y qué buena no sería,
    que al morirse sonreía
    para no verme llorar!

    LA RUECA

    La Virgen cantaba,
    la dueña dormía...
    La rueca giraba
    loca de alegría.

    -¡Cordero divino,
    tus blancos vellones
    no igualan al lino
    de mis ilusiones!

    Gira, rueca mía;
    gira, gira al viento...
    ¡Amanece el día
    de mi casamiento!

    ¡Hila con cuidado
    mi velo de nieve,
    que vendrá el Amado
    que al altar me lleve!

    Se acerca... Le siento
    cruzar la llanura...
    Sueña la ternura
    de su voz el viento...

    ¡Gira, rueca loca;
    gira, gira, gira!
    ¡Su labio suspira
    por besar mi boca!

    ¡Gira, que mañana,
    cuando el alba cante
    la clara campana,
    llegará mi amante!

    ¡Cordero divino,
    tus blancos vellones
    no igualan al lino
    de mis ilusiones!

    La luz se apagaba;
    la dueña dormía;
    la Virgen hilaba,
    y sólo se oía

    la voz crepitante
    de la leña seca...,
    y el loco y constante
    girar de la rueca.

    ¿CONOCE ALGUIEN EL AMOR?

    ¿Conoce alguien el amor?
    ¡El amor es un sueño sin fin!
    Es como un lánguido sopor
    entre las flores de un jardín...
    ¿Conoce alguien el amor?

    Es un anhelo misterioso
    que al labio hace suspirar,
    torna al cobarde en valeroso
    y al más valiente hace temblar;

    es un perfume embriagador
    que deja pálida la faz;
    es la palmera de la paz
    en los desiertos del dolor...
    ¿Conoce alguien el amor?

    Es una senda florecida,
    es un licor que hace olvidar
    todas las glorias de la vida,
    menos la gloria del amar...

    Es paz en medio de la guerra.
    Fundirse en uno siendo dos...
    ¡La única dicha que en la tierra
    a los creyentes les da Dios!

    Quedarse inmóvil y cerrar
    los ojos para mejor ver;
    y bajo un beso adormecer...,
    y bajo un beso despertar...

    Es un fulgor que hace cegar.
    ¡Es como un huerto todo en flor
    que nos convida a reposar!
    ¿Conoce alguien el amor?
    ¡Todos conocen el amor!

    El amor es como un jardín
    envenenado de dolor...,
    donde el dolor no tiene fin.
    ¡Todos conocen el amor!

    Es como un áspid venenoso
    que siempre sabe emponzoñar
    al noble pecho generoso
    donde le quieran alentar.

    Al más leal traidor,
    es la ceguera del abismo
    y la ilusión del espejismo...
    en los desiertos del dolor.
    ¡Todos conocen el amor!

    ¡Es laberinto sin salida
    es una ola de pesar
    que nos arroja de la vida
    como los náufragos del mar!

    Provocación de toda guerra...,
    sufrir en uno las de dos...
    ¡La mayor pena que en la tierra
    a los creyentes les da Dios!

    Es un perpetuo agonizar,
    un alarido, un estertor,
    que hace al más santo blasfemar...
    ¡Todos conocen el amor!

    F.Villaespesa


    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57143
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Maria Lua Sáb 10 Abr 2010, 15:35

    Bello sonetos y poemas
    de FRANCISCO VILLAESPESA...
    No los conocía!
    Gracias, querida Helena
    por traerlos...
    Besos
    Maria Lua


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57143
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Maria Lua Lun 03 Mayo 2010, 19:48

    Celos

    Al saber la verdad de tu perjurio
    loco de celos, penetré en tu cuarto...
    Dormías inocente como un ángel,
    con los rubios cabellos destrenzados
    enlazadas las manos sobre el pecho
    y entreabiertos los labios...

    Me aproximé a tu lecho, y de repente
    oprimí tu garganta entre mis manos...
    Despertaste... Miráronme tus ojos...
    ¡Y quedé deslumbrado,
    igual que un ciego que de pronto viese
    brillar del sol los luminosos rayos!

    ¡Y en vez de estrangularte, con mis besos
    volví a cerrar el oro de tus párpados!


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57143
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Maria Lua Lun 03 Mayo 2010, 19:48

    A la fortuna

    Cuatro muros de cal, libros, y una
    ventana al campo, y en la lejanía
    las montañas o el mar, y la alegría
    del sol, y la tristeza de la luna:

    eso a mi eterna laxitud moruna,
    para vivir en paz le bastaría...
    ¡Bien poco es lo que pides, alma mía,
    pero menos te ha dado la Fortuna!

    Échate, alma, a recordar... ¡Infancia
    sin madre, adolescencia sin amores,
    juventud sin placer!... ¡Así has vivido!...

    ¡Y ahora, un caduco otoño sin fragancia,
    un pálido luar sin ruiseñores,
    y un amor imposible sin olvido!


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57143
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Maria Lua Lun 03 Mayo 2010, 19:48

    Balada

    Llamaron quedo, muy quedo,
    a las puertas de la casa.
    -¿Será algún sueño- le dije-
    que viene a alegrar tu alma?

    -¡Quizás! -contestó riendo...
    Su risa y su voz soñaban.
    Volvieron a llamar quedo
    a las puertas de la casa...

    -¿Será el amor?-grité, pálido,
    llenos los ojos de lágrimas...
    -Acaso- dijo mirándome...
    Su voz de pasión temblaba...

    Llamaron quedo, muy quedo,
    a las puertas de la casa.
    -¿Será la Muerte? -le dije...
    Ella no me dijo nada...

    Y se quedó inmóvil, rígida,
    sobre la blanca almohada,
    las manos como la cera
    y las mejillas muy pálidas.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57143
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Maria Lua Lun 03 Mayo 2010, 19:49

    Convalecencia

    ¡Qué suavidad, qué suavidad de raso,
    qué acariciar de plumas en el viento;
    en terciopelos se apagó mi paso
    y en remansos de seda el pensamientoI

    Todo impreciso es como en un cuento,
    se desborda en silencio como un vaso,
    y en esta tibia languidez de ocaso
    desfallecer hasta morir me siento.

    Como un panal disuélvome en dulzura,
    desfallezco de todo: de ternura,
    de claridad, del éxtasis de verte...

    Y todo tan lejano, tan lejano...
    En este atardecer tu frágil mano
    pudiera con un lirio darme muerte...


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57143
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Maria Lua Lun 03 Mayo 2010, 19:49

    El poema de la carne

    Cuando me dices: Soy tuya,
    tu voz es miel y es aroma,
    es igual que una paloma
    torcaz que a su macho arrulla.

    Sobre mi mano dormida
    de tu nuca siento el peso,
    mientras te sorbo en un beso
    todo el fuego de la vida.

    Cuando ciega y suspirante
    tu cuerpo recorre una
    convulsión agonizante,

    adquiere tu faz inerte
    bajo el blancor de la luna
    la palidez de la Muerte.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57143
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Maria Lua Lun 03 Mayo 2010, 19:49

    El reloj

    Tardes de Paz... Monotonía
    de lluvia en las vidrieras...
    Se extingue el humo gris del día...
    ¿En dónde están mis primaveras?

    La lluvia es una fantasía,
    de misteriosas encajeras...
    Tú, que tejiste mi alegría,
    ¿tras qué cristal mi vuelta esperas...?

    Lentas deslízanse en la alfombra
    las tocas negras de la sombra;
    viuda que no falta a la cita...

    Igual que un pecho adormecido
    el reloj tímido palpita...
    ¡Oh juventud! ¿Dónde te has ido...?


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    helena
    helena


    Cantidad de envíos : 6888
    Fecha de inscripción : 12/05/2009

    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por helena Jue 16 Sep 2010, 13:39

    Muchas gracias por tu comentario y por tu
    aportación, querida Lua. Perdona, no lo
    había visto hasta ahora. Los poemas que
    has añadido son preciosos.
    Un beso cariñoso
    Helena

    Contenido patrocinado


    FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936) Empty Re: FRANCISCO VILLAESPESA (1877-1936)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 07 Feb 2023, 15:13