Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1047110 mensajes en 47816 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 76 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 74 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 05:48 por Pascual Lopez Sanchez

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 05:42 por Pascual Lopez Sanchez

» César Antonio Molina (1952-
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 04:06 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CERDO
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 03:18 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: MARIQUITA
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 03:14 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: PLÁTANO
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 03:12 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 02:36 por Pedro Casas Serra

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 02:24 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 02:20 por Lluvia Abril

» EL JARRÓN
POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 EmptyHoy a las 01:47 por ingrid zetterberg

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty

+3
cecilia gargantini
Lluvia Abril
Pascual Lopez Sanchez
7 participantes

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 06:20

    ANA ILCE GÓMEZ

    POEMAS

    25. MUJERES CON GUITARRA

    ay muchas mujeres lapidadas a lo largo
    de la historia.
    Su vida fue de jaurías y de toros rabiosos
    de sangre alzada
    de mordeduras largas.

    Mujeres que le devolvieron al mundo
    la embestida,
    que se inmolaron o tuvieron que matar
    para seguir viviendo,
    esas que en la hora más oscura
    roturaron el campo con sus uñas
    para que vos y yo pasemos.

    Hondas mujeres
    que quizás una lenta madrugada
    marcharon al fuego o a la horca
    por cosas tales como desordenar
    el orden público
    por inventar una nueva manera de descifrar
    la vida
    por tener voz
    o por infieles
    o ateas.

    Ellas ya no están. Sus cabezas reposan
    sobre un siglo o dos. Sus ojos
    ya no existen.

    Pero de ellas perdura una hebra sutil
    un hilo ciego que sin saberlo
    nos hace crecer y despertarnos en la noche
    con unas ganas inmensas de vivir
    de derribar todos los muros
    de desafiar todas las hogueras
    así como de amar y de pulsar
    todas
    toditas las guitarras de la tierra.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 06:25

    ANA ILCE GÓMEZ

    POEMAS

    25.- MUJERES CON GUITARRA

    ay muchas mujeres lapidadas a lo largo
    de la historia.
    Su vida fue de jaurías y de toros rabiosos
    de sangre alzada
    de mordeduras largas.

    Mujeres que le devolvieron al mundo
    la embestida,
    que se inmolaron o tuvieron que matar
    para seguir viviendo,
    esas que en la hora más oscura
    roturaron el campo con sus uñas
    para que vos y yo pasemos.

    Hondas mujeres
    que quizás una lenta madrugada
    marcharon al fuego o a la horca
    por cosas tales como desordenar
    el orden público
    por inventar una nueva manera de descifrar
    la vida
    por tener voz
    o por infieles
    o ateas.

    Ellas ya no están. Sus cabezas reposan
    sobre un siglo o dos. Sus ojos
    ya no existen.

    Pero de ellas perdura una hebra sutil
    un hilo ciego que sin saberlo
    nos hace crecer y despertarnos en la noche
    con unas ganas inmensas de vivir
    de derribar todos los muros
    de desafiar todas las hogueras
    así como de amar y de pulsar
    todas
    toditas las guitarras de la tierra.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 06:33

    ANA ILCE GÓMEZ

    POEMAS

    26. ROSTROS DEL ENIGMA

    El tiempo es ese pequeñísimo espacio
    entre vos y yo.
    Igual que una hoja de gillette
    que tiene dos caras
    y ese único borde
    donde comienza el universo.

    27.- MASCARA DEL INSOMNIO

    Todo lo que leí
    Todo lo que viví
    Todo lo que perdí y no pude recobrar
    Todo lo que soñé sobre mi almohada
    Todo lo que olvidé y recordé en un instante
    como atravesada por un milagro
    Todo lo que nombré o dije o callé
    Toda el agua que tuve mientras vos
    te morías de sed
    Y el sol que cubrió mis días
    Y la luna que cercó mis noches
    Todas las palabras y las líneas
    que me guardaron de la soledad
    Todo el frío
    Todos mis amigos. Los que me dan la mano
    y los que me saludan desde un perdido
    ventanal
    Toda mi vida anticipada
    Mis angustias sobre la rueda infinita
    de la existencia
    Mi amor y mi dolor
    Toda la brevedad convertida en eternidad
    a través de esta larga y recurrente noche
    de insomnio.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 06:37

    ANA ILCE GÓMEZ

    POEMAS

    28.- PRETENDIENDO DAR CONTINUIDAD AL OTRO POEMA DE LOS DONES DE j.l.b.

    Yo también quiero proclamar las gracias
    por los días que he vivido
    por los amigos que he tenido
    por las caídas que me enseñaron
    que es para otros la ascensión.
    Por el pan y por la tierra
    por las heridas que supieron saciarse
    por las sonrisas que me dieron y las que yo di.
    Por las manos levantadas en alto intentando
    decir algo
    por los zapatos que cubrieron mis pies
    y por mis pies que me llevaron y me trajeron
    incansables.
    Gracias por los árboles que significan
    el arraigo del hombre a su principio
    y por aquellos que desde mi niñez han persistido
    en deslumbrarme.
    Gracias por el círculo que se asemeja a Vos
    por las palabras que me ahogan y me llevan
    plácidamente a la superficie
    por todo lo que tuve y lo que me fue negado
    porque en ello estaban los signos y los símbolos
    de la iluminación –que apenas me rozó–
    pero que me enseñó que la oscuridad
    puede ser también un fulgor extraño.

    Gracias por los enigmas de la primavera
    por los pájaros migratorios que no pertenecen
    a ningún sitio y son de todos.
    Por el planeta tierra, umbroso y maravilloso a la vez
    y también por los hombres, gentiles o bárbaros
    que lo pueblan.
    Gracias por el futuro que está por llegar y nunca llega
    porque ya está a mi lado
    por el ayer, insidioso unas veces pero que ya está
    muerto.
    Gracias por el día de hoy y sobre todo
    por el inmenso presente en el que me declaro
    resucitada para siempre.
    Gracias también por esta canción de gratitud
    que otros comenzaron
    y que yo recito ahora
    como una oración que se repite una y otra vez
    en la garganta de todos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 07:21

    ANA ILCE GÓMEZ

    POEMAS

    29.- EL OTRO DÍA ESTÁ AQUÍ

    Nadie diría que hemos envejecido. Nadie sabe
    cuánto tiempo ha pasado.
    Él todavía tiene cabellos oscuros
    en las sienes, aquellos cabellos largos café negro
    que como cortinas le caían en la frente.
    Es joven. No parece un hombre de 50 años,
    ni yo una mujer de 45. Ayer
    por la calle alguien me preguntó
    por nuestros hijos. No los tenemos.
    Sólo tuvimos un precioso jardín con la estatua
    del Dalai-Lama en el centro
    y una fuente en la que él y yo nos
    asomábamos, con el agua clara formando pequeños
    remolinos que giraban
    hasta hacernos perder la cabeza. Por allí
    pasaba el verano y el invierno. El polvo que
    venía del norte diciendo cosas tristes
    y luego los charcos que se secaban, recordándome
    sus años y los míos.

    Hoy quizá un trofeo de caza vale más para él
    que un beso mío. Yo me he retirado de aquel
    dulce paisaje de la vida. He olvidado la
    suave cortina de sus cabellos cayéndole en la frente
    y por el antiguo jardín miro pasar las densas
    polvaredas –es el oro me digo–.
    Y luego los charcos que se secan –es la edad–.

    ¡Ah! pero yo fui una chica de 20 años que
    plácidamente soportaba el amor y el tiempo.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 07:24

    ANA ILCE GÓMEZ

    POEMAS

    30.- ESTELA DE LA SERPIENTE

    Una serpiente pasó frente a mis ojos
    Su larga madeja recordaba
    las hojas ondulantes y lustrosas
    de los largos trigales.
    Atenta me miró y yo a ella
    pero no debí parecerle un apreciable
                                                  bocado
    Y siguió su camino
    zigzagueante entre la hierba
    como una oscura flecha por el tiempo
    apremiada.

    La tarde se moría y la visión
    de la serpiente entre las crestas de hierba
    permanecía ahí
    como una estela que la apurada eternidad
    dejó olvidada
    en mi pedazo de tierra
    y sin mediar ninguna explicación.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 07:33

    ANA ILCE GÓMEZ


    POEMAS


    31.- ENSALMOS

    Veo la hoja de naranjo que incontenible crece
    ante mis ojos
    y advierto la gota de lluvia que se abate
    sobre el césped.
    Llego al camino abrumado de musgos
    que se abre en dos largos e infinitos brazos
    y no sé cuál tomar.
    Cierro los ojos y siento la densidad del sol
    cruzando la esfera de la tierra,
    escucho su suave murmullo
    dador de vida pero también agonizante.
    Todos son pequeños momentos magistrales
    de existencia
    fugaces momentos que representan una eternidad
    o un instante.
    Y todo es como si sucediera un milagro
    como si se nos diera un ensalmo
    que consuela y alumbra
    nuestra oscuridad esencial.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 07:40

    ANA ILCE GÓMEZ

    POEMAS

    32.- VIDRIO DALINIANO

    Me he asomado al espejo
    y al otro lado la dama en plenilunio
    esperando paciente el porvenir,
    los hachazos del tiempo cotidiano
    los espejuelos turbios
    las manos listas
    para atrapar el elixir o la vid.
    Lacerante mirada me he brindado a mí misma
    desde esa quietud inesperada
    desde esas aguas estancadas
    que me revelan los ayeres del hoy.
    Lienzo pongo que cubra la luna macerada
    del espejo. En su fondo
    dama sigue peinada, pecho altivo
    cabello satinado
    cubriéndose de polvos y de polen
    sobre los pulcros vidrios
    del horror.

    Hemos descubierto a una autora magistral. Nuestro conocimiento de la poesía de Nicaragua se reducía a RUBÉN DARÍO; GIOCONDA BELLI Y ERNESTOCARDENAL... Se han abierto unas puertas que no podemos cerrar. Lluvia en una labor. Yo, en otra. Pero no aislados: comunicándonos constantemente: buscando, seleccionando y difundiendo.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 09:15

    MICHELE NAJLIS (Wikipedia)


    Michelle Najlis (Granada, Nicaragua, 1 de noviembre de 1946) es una filologa, poeta, narradora y teóloga nicaragüense.
    Pertenece a la generación literaria de los años 60 cuando irrumpieron en la literatura nicaragüense un grupo de mujeres poetas, con Ana Ilce Gómez y Vidaluz Meneses entre otras.
    En su poesía se identifica con la lucha de liberación desde la época estudiantil, cuando descolló por su arrojo y talento en los fundacionales años sesentas.
    Ha publicado poesía, cuentos y aforismos.


    Es hija de padres franceses de origen judío, que llegaron a Nicaragua huyendo de la Segunda Guerra Mundial, además es descendiente de un héroe de la Primera Guerra Mundial, Henry Najlis, un ruso de origen judío.


    Realizó sus estudios de educación primaria y secundaria en el colegio de "La Asunción" de la ciudad de Managua. Ahí fue muy influenciada por una parte por sus profesores de Ciencias (Rafael Carrillo, César Flores, Aníbal Fonseca) y por otra por su profesora de Literatura (M. Amanda Escoto, religiosa de La Asunción).
    Obtuvo una Licenciatura en Ciencia de la Educación con especialidad en Filología por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua - UNAN.
    Además ha realizado estudios superiores de Teología en el Seminario Bautista, con el Dr. Jorge Pixley; lo mismo que cursos superiores de Biblia (CIB 98) con destacados biblistas de América Latina


    Ejerció el magisterio como Profesora de secundaria en diversos institutos de Managua entre 1962-1972, como Catedrática universitaria de Literatura y Directora de Talleres de Poesía en la UNAN desde 1972 hasta 1997.
    En la Universidad de Costa Rica - UCR dio clases de Español y Literatura, coordinó un Taller de poesía y coordinó la cátedra de Artes entre 1974 - 1979.
    A su regreso a Nicaragua, luego del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, tuvo a su cargo una columna cultural en El Nuevo Diario 1983-1986. Fue asesora en el Ministerio de Educación en materia de Español y Literatura (1986-1990) en donde elaboró libros de texto para sexto, séptimo y octavo grados.
    Fue Directora de Extensión Cultural en la Universidad Centroamericana - UCA de Managua en los años 1991-1997. A partir de esa fecha y hasta el presente trabaja en el Centro Ecuménico "Antonio Valdivieso", en donde fue coordinadora del área de Teología hasta el 2007. Actualmente tiene a su cargo el programa radial sabatino "Camino de Emaús" en donde aborda temas sociales con un enfoque bíblico y teológico.
    Desde 2007 mantiene una posición crítica sobre el actuar del gobierno de Daniel Ortega en Nicaragua.


    En 2005 su libro de poesía mística, "La Soledad Sonora", fue seleccionado para su publicación por la Convocatoria Editorial del Centro Nicaragüense de Escritores - CNE.
    Durante el período 2005-2007 fue Presidenta de la Asociación Nicaragüense de Escritoras - ANIDE.

    OBRASPUBLICADAS:




    • El Viento Armado -Poesía. Universidad de San Carlos, Guatemala, 1971.
    • Augurios -Poesía y Cuentos. Editorial Costa Rica. 1981.
    • Ars Combinatoria -Aforismos y cuentos. Editorial Nueva Nicaragua, 1988.
    • Caminos de la Estrella Polar -Prosas poéticas. Editorial Vanguardia, 1990.
    • Cantos de Ifigenia -Poesía y cuentos. Editorial Vanguardia, 1991.
    • La Soledad Sonora -Poesía mística. Publicado por CNE-ANE/NORAD, 2005.
    • Hija del Viento. Managua. Hispamer. 2015
    • El Viento que laSostiene. Managua. CNE. 2015




    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 09:28

    MICHELE NAJLIS

    POEMAS

    1) El ETERNO CANTO DE LAS SIRENAS

    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - (A Daisy, Ana Ilce, Vidaluz y Gioconda)

    ¿Qué decía, Ulises, el canto de las sirenas que tu pobre
    astucia
    no se atrevió a escuchar?
    ¿Qué fue de la armoniosa perfección
    que tus naves esquivaron?
    ¿De qué sirvieron tus viajes, para qué las arenas de Troya,
    la victoria a traición,
    la embriaguez de Polifemo?
    ¿Para qué la gloria de los siglos, insensato,
    si, hombre al fin, tuviste el milagro al alcance
    de tu mano
    —más importante que la gloria
    más efímero que la fama, y por eso
    sólo por eso, terno—
    y te negaste, cobarde, a descifrarlo?
    Pero las sirenas, Ulises, son eternas.
    Otros son los que escuchan ahora nuestros cantos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 09:35

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    2. TU ROSTRO BUSCARÉ, SEÑOR

    Oigo en mi corazón:
    “busca mi rostro”
    Tu rostro buscaré, Señor.
    En las altas estrellas,
    en el aire inasible
    en el agua que calma mi sed.
    En las olas del mar y en los hondos abismos,
    en las blancas esferas que giran,
    en los siete colores del alba,
    en las notas sagradas del prisma
    Tu rostro buscaré, Señor.
    En mis manos
    en mi vientre fecundo,
    en el fondo de esta víscera vacía
    llamada corazón
    Tu rostro buscaré, Señor.

    3) CUANDO TODO HIERE EN LO HONDO

    Cuando todo hiere en lo hondo
    y solo, frente a tu imagen,
    la encuentras deformada por espejos ignorados;
    cuando las cosas viven ante tu sombra,
    cuando tu palabra te parece ajena
    y el ritmo de tu sangre huye de tu cuerpo;
    cuando tus manos te son lejanas
    y no reconoces las huellas de tus pies;
    cuando casi olvidas el rostro que se acerca;
    cuando no percibes más que superficies muertas;
    entonces,
    como el salmón,
    remonta la corriente
    con toda la furia de tu ira.
    No desesperes
    el agua romperá las piedras.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 14:02

    MICHÈLE NAJLIS


    POEMAS

    4.- AHORA QUE ANDAS POR LOS CAMINOS DE LA PATRIA

    Ahora que andas por los caminos de la Patria
    con el corazón en todo el cuerpo.
    Ahora,
    con las piernas en el barro
    y el fusil —más tarde arado—
    junto a tu espalda fuerte.
    Ahora,
    tal vez de día
    tal vez de noche,
    piensa que el pueblo es tu victoria
    y lucha contigo.

    5) YA TÚ SABES QUE MURIÓ 

    Ya tú sabes que murió
    y sabes dónde está la tumba del hermano,
    aquel hermano que no tuvo sepultura.
    Tú lo sabes
    porque tu corazón es tierra que lo cubre
    y nuestros días flores nuevas para florecer su tumba.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 15:26

    MICHÈLE NAJLIS

    6.- NOS PERSIGUIERON EN LA NOCHE 



    Nos persiguieron en la noche
    nos acorralaron
    sin dejarnos más defensa que nuestras manos
    unidas a millones de manos unidas.
    Nos hicieron escupir sangre,
    nos azotaron;
    llenaron nuestros cuerpos con descargas eléctricas,
    y nuestras bocas las llenaron de cal,
    nos dejaron noches enteras junto a las fieras,
    nos arrojaron en sótanos sin tiempo,
    nos arrancaron las uñas;
    con nuestra sangre cubrieron hasta sus tejados,
    hasta sus propios rostros,
    pero nuestras manos
    siguen unidas a millones de manos unidas.(*)

    (*) Este excepcional poema es el más difundido y conocido de la excepcional autora.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 15:36

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    7.- CREDO

    Creo en el sol aún cuando no brilla
    y en la tierra aún si es estéril.
    En el trabajo aún si es esclavo
    y en las manos aunque no estén unidas.
    En el dolor aún cuando nos duela
    y en Chile aún cuando agoniza.
    En la palabra aún si está en silencio
    En la palabra aún si está en silencio
    Y en el amigo aún cuando ya no exista.
    Creo en el aire aún cuando me asfixio
    Y en el amor aún si no regresa.
    Solo mi cabeza --"cansada de palabras'
    No reposará ya más sobre su pecho.

    8.- QUIERO UN POEMA SENCILLO Y BUENO

    Quiero un poema sencillo y bueno
    como el pan,
    caliente y oloroso
    con ese olor de gente,
    de harina,
    de manos amasando
    y de un gran fuego rojo en el cielo del horno.

    Quiero decirte: Ven,
    mi pan es tuyo
    ¿no ves qué manos lo amasaron?
    ¿no ves que un mismo amor lo ha cocido
    y que mis manos y las tuyas
    estuvieron juntas en la panadería?
    ¿No ves que venimos amasando pan
    desde el primer grano que sembramos?

    Ven:
    compartamos el pan y la esperanza
    aunque el dolor sea largo
    y la angustia infinita.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 15:43

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    9.- YO, MUJER

    Yo, mujer,
    terca habitante del planeta
    veo llegar el día en que el otoño
    bese feliz la primavera.
    Espero la vendimia de mi sangre.
    Veo tomarse ocres las verdes hojas de mis manos.
    Siento crecer la vida que sembré con loco amor
    e insensatas alegrías,
    mientras fueron pasando, uno a uno,
    soles, constelaciones y planetas.

    Aprendí a pronunciar los nombres de mis hijos
    que me fueron revelados poco a poco
    cuando ellos eran apenas
    dulces astronautas de mi vientre.

    Conocí los secretos de la vida.
    Bebí con avidez rachas de viento,
    embriagué mi piel con la salobre espuma
    dorada por el sol.
    Conocí la tormenta en el océano
    la perfecta oposición de los astros sobre el mar,
    y sentí la pequeñez indómita de este cuerpo que ocupa
    apenas un fragmento del tiempo y del espacio.

    Yo, mujer,
    terca habitante del planeta
    he dejado mi huella amorosa en la nube
    que pasa ligera.

    Ahora espero,
    gratia plena,
    el día en que el otoño bese feliz la primavera
    para compartir
    gozosa
    este jugo fermentado que es ahora mi sangre.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 15:56

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    10.- (SERIE DE PEQUEÑOS POEMAS





     
    ALTA POESÍA PARA EL AMADO
    ALENCART
     
    El 11 de mayo de 2013 publiqué en ‘Por el último Adán’, un blog que por entonces mantenía, una entrada titulada “El santo Amor (Michèle Najlis)”. No conocía a la poeta nicaragüense (Granada, 1946), pero sus versos a lo Divino me habían conmovido profundamente.
     
    Tiempo más tarde, casi un año después, leí varios comentarios a mi propuesta del blog. Uno de ellos lo firmaba la propia poeta, que también me volvió a conmover: “¡Qué maravilloso comentario has hecho, Alfredo! ¡Además, totalmente inesperado! Lo que suele ocurrir con mi poesía es justo lo contrario: rechazada por su temática, incluso he sido sacada de antologías en las que inicialmente me habían incluido, porque el editor consideró –desde una posición de fanatismo anti-religioso–, porque su temática le resultó insoportable. ¡Tu comentario me ha llegado al alma! ¡Qué bárbaro! Un fuerte abrazo Michele. P.S. ¿Has leído poemas del mexicano Javier Sicilia? Es una maravilla. De seguro podés encontrar su poesía en algún rincón del cyber espacio. 09/09/2013 11:49 h.”.
     
    No suelo contestar de forma pública, ni siquiera los comentarios gratos. Y como no tenía su correo electrónico, mi respuesta quedó a la espera. Hace una semana, previo a una escapada literaria a la ciudad lusitana de Castelo Branco, contacté con ella a través del poeta costarricense Adriano de San Martín. Me llegó otra misiva suya, entrañable.
     
    Al ser privada, no la divulgo. Pero adjunto a la misma venía el último poemario publicado por esta magnífica poeta llamada Michèlle Najlis, titulado Hija del Viento (Hispamer, Managua, 2015). Es una auténtica delicia. Por ahora solo me limitaré a difundir 10 de las 72 perlas que contiene.
     
    Mi enhorabuena, desde la pétrea Salamanca.
     
     
    (Aquí les selecciono 20 perlas de Hija del Viento)
     

     
    HIJA DEL VIENTO
     
     
    4
    ¿Consolarás mi corazón
    herido de Tu herida,
    sin saberlo?
     
     
    7
     
    Perdida de mí
    me busco en Tu silencio.
     
     
    8
     
    Para poderte amar
    tuve que olvidarme de Tu Nombre.
    Para poder bracear en alta mar
    ya sin aliento
    ni horizonte.
     
     
    15
     
    Como Jacob, beso la tierra
    en donde estuvo el ángel.
    Pongo una estela
    para marcar el sitio.
    Y sigo caminando.
     
     

     
    17
     
    ¿Oyes cómo suena mi alma
    cuando duermo
    y me recuerdo
    amada en el Amado transformada?
     
     
    19
     
    El que pierde su vida la salvará…
    Mt. 10, 39
     
    Perder la vida
    y encontrarte
    ¿qué otra cosa anhela mi nostalgia?
     
     
     
    23
     
    Es duro alzar la vista
    y mirar la luna ausente
    cuando el dedo que la señala
    nos ha mostrado Su gloria.
     
     
    25
     
    Amo
    y tiemblo
    ante el abismo.
     
     
    26
     
    Herida de Tu Amor
    ¿a dónde iré mientras no muera?
     
     

     
     
    31
     
    ¿ La casa sosegada?
    ¿La soledad sonora?
    (San Juan de la Cruz)
     
    ¡Tan sólo fiebre y extravío!
     
     
    36
     
    Es temible la pasión
    como el abismo
    Cantares 8,6
     
    A la intemperie
    padeciendo esta pasión
    como el abismo
    espero Tu llegada.
     
     
    37
     
    El asombro
    escucha Tu silencio
    mira pasar Tu sombra
    y calla.
     
     

    Michèlle Najlis firmando un libro
     
    40
     
    No guarden silencio
    los que invocan a Yahvé,
    no le dejen descansar.
    Is. 62. 6b-7a
     
    ¡Inconstante!
    ¡No te daré tregua ni descanso
    si no cumples
    tu promesa de amor
    inacabada!
     
     
    42
     
    En mí y no estando.
    En mí y sin saberte.
    ¿Cuándo podrás al fin ¡oh Dios!
    mirarte con mis ojos?
     
     
    44
     
    Quedé sola
    con mi sola soledad a cuestas.
    Entonces
    sin saberlo
    sin que nadie lo dijera
    oí Tu Nombre
    en mi silencio.
     
     

    Michèle Najlis, Vidaluz Meneses y Ángela Saballos (2016)
    48
     
    Te busco
    en este insomnio de amor.
    ¡Ayúdame, Amado,
    a despertar!
     
     
    50
     
    Mis palabras son apenas
    un eco
    de Tu voz
    que habita en mí
    y embriaga mis sentidos.
     
     
    51
     
    Arder en Tu fuego de amor
    y darte mi corazón en llamas.
     
     
    57
     
    Saldré a buscar mi voz
    para decir Tu Nombre.
     
     
     
    68
     
    Cuando cese el viento
    del desierto
    y caiga
    desalada
    ¡Señor, date prisa en socorrerme!


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 16:01

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    11.- PRESENTACIÓN Y COMENTARIOS SOBRE EL LIBRO "HIJA DEL VIENTO"


     
    UN LIBRO SOBRE DIOS.
    INTERVENCIÓN DE SILVIO JOSÉ BÁEZ
     
    Es para mí un gran honor presentar esta noche ante ustedes el libro “Hija del Viento”, que contiene una deliciosa colección de breves poemas de gran profundidad espiritual de mi estimada amiga Michèle Najlis.
     
    Creo no equivocarme al decir que el argumento que subyace a todos estos fascinantes poemas es simplemente «el Misterio», «la Trascendencia», «Dios». Y hago esta afirmación, no a pesar, sino porque paradójicamente el nombre explícito de «Dios» sólo aparece dos veces en este libro.
     
    En el poema 42: «¿Cuándo podrás al fin, ¡oh Dios!, mirarte en mis ojos?», y en el poema 68: «Cuando cese el viento del desierto y caiga (…), ¡Señor¡, date prisa en socorrerme!», una invocación recurrente en muchos salmos (cf. Sal 22,19; 38,23; 40,14; etc), y con la que iniciamos día a día la liturgia de las horas en la Iglesia Católica. Un libro de poemas que habla de Dios sin mencionar su nombre. Igual que en la Biblia el Cantar de los Cantares, que narra poéticamente el misterio del amor humano, o el libro de Ester, en hebreo «la escondida», en donde se ve la acción de Dios a través de una mujer, pero sin hablar de él. Volviendo al libro de Michèle, ¿pero es que es necesario pronunciar el nombre de Dios en unas páginas que arden de amor, que están traspasadas de principio a fin por una misteriosa «Presencia», que siendo lo más íntimo de nosotros mismos, que nos precede y nos da vida, al mismo tiempo es más que nosotros y escapa continuamente a nuestra comprensión y a nuestra posesión? ¿Es necesario mencionar el nombre de Dios en unos poemas en donde todo habla de una relación de amor que se debate entre el gozo y el dolor, la cercanía y la ausencia, la certeza y la nostalgia? Con razón la autora de estos poemas, con finísima sensibilidad bíblica y espiritual, nos alerta desde el inicio del libro cuando lo dedica «a Él, cuyo nombre impronunciable quema».
     
     
    LA ABSOLUTA TRASCENDENCIA DIVINA
    COMO AFIRMACIÓN DE LO CREADO
     
    El Dios al que evocan con pasión y dolor estos poemas no es un Dios considerado en sí mismo como una realidad abstracta, lejana, indiferente y fuera de la historia y de nosotros mismos.
     
    Estos poemas aluden a Dios, pero a un Dios que no se deja encerrar en el terreno acotado por la religión y que es mayor que la conciencia y el lenguaje y los conceptos de los que le reconocemos con los medios precarios que nos ofrecen nuestras tradiciones religiosas. Un Dios que no se confunde con la idea que el hombre se hace de él por más sublime que sea.
     
    Nuestra autora evoca a un Dios que «está», independientemente de que lo «sepamos». Como dice el poema 42 del libro de Michèle: «En mí y no estando. En mí y sin saberte». Un Dios de quien dice Jacob en el libro del Génesis: «Está el Señor en este lugar y yo no lo sabía» (Gn 28,16). Precisamente aludiendo a este pasaje bíblico, que describe una certeza que nos precede y sobrepasa, que no podemos asir ni comprender totalmente, pero que deja un rastro de su huella, que crea en el abismo de la nada un «lugar» decisivo, pero un lugar que no detiene, ni encierra, sino que empuja, la autora de nuestro libro comenta: «Como Jacob, beso la tierra en donde estuvo el ángel. Pongo una estela para marcar el sitio. Y sigo caminando» (n. 15).
     

     
     
    En sus poemas Michèle evoca y canta a un Dios que es trascendencia absoluta, «muy otro» como diría San Agustín; más allá de todo y distinto a todo, por lo que precisamente no se opone a nada sino que es el todo. Como dice San Juan de la Cruz en su “Llama de amor viva”: «Sólo su Dios para el hombre es el todo» (Ll 1,32). De esta manera la suma trascendencia puede ser vivida como perfecta inmanencia en lo creado. La realidad de Dios, precisamente por ser respetada en su absoluta trascendencia, no puede ser pensada ni vivida como competidora del mundo y de lo humano, capaz de entrar en colisión con ello, o susceptible de eliminar su ser contingente que precisamente él hace ser. Que Dios es todo es una consecuencia de su absoluta trascendencia y de su infinitud. Por ser totalmente otro es no otro en relación con todo lo creado. Es decir, precisamente por ser todo es también su creación. Por eso un místico como San Juan de la Cruz, puede decir sin asomo alguno de panteísmo: «Dios y su obra es Dios» (Dichos de luz y amor, 112), «el centro del alma es Dios» (Llama 1,12), o incluso «el ser humano tiene lo que tiene el mismo Dios (…), es Dios por participación» (2 Subida 5,7).
     
    En esta misma perspectiva Michèle evoca a un Dios, cuyo amor se manifiesta sólo de forma humana, cuya música él mismo escucha, pero en nosotros mismos: Suenas, Amor, la dulce flauta para escucharte en mí» (n. 10); cuya mirada pasa por nuestros ojos: «¿Cuándo podrás al fin, oh Dios, mirarte con mis ojos?» (n. 42); cuyo vino, símbolo del amor divino que enaltece y humaniza, en nuestro interior embriaga a la misma divinidad cuya gloria es la vida plena del ser humano: «Tu vino en mis entrañas embriagándote» (n. 14); cuya voz se escucha en nuestras palabras: «Mis palabras son apenas un eco de Tu voz, que habita en mí y embriaga mis sentidos» (n. 50).
     
    La totalidad de Dios no es pues excluyente del ser de la creación, sino incluyente de su ser en esa totalidad en cuanto la está haciendo ser constantemente por participación. La afirmación de la trascendencia de Dios más que conducir a la negación de la inmanencia del mundo comporta su afirmación, ya que se afirma como su razón de ser. Si a esto se añade, como tantas veces Michèle Najlis lo describe en su libro de poemas, esta relación con Dios es una relación de amor, resulta imposible entender la totalidad de Dios como absorción de lo finito que negase su entidad. Michéle describe justamente este amor, al estilo del Cantar de los Cantares, como amor padecido, como pasión, desarraigada de todo, «a la intemperie», pero en actitud de acogida y de espera: «A la intemperie padeciendo esta pasión como el abismo, espero tu llegada» (n. 36). Es que el amor es el principio, fundamento y fin de la creación, y que el amor vive de la diferencia y busca la unión.
     

     
     
    ¿HABLAR DE DIOS HOY?
     
    No es usual en nuestra época encontrar un libro de poemas que nos queme las manos y nos haga –utilizando una expresión muy querida a la autora de libro y ya usada por el profeta Oseas: «hacer girar» o «dar vuelta» al corazón–. Somos herederos de la modernidad, que ha tenido como rasgo original un fuerte antropocentrismo. Ya se le considere como la época del descubrimiento de la dignidad humana y de los derechos fundamentales de la persona; o como el momento de la conquista de la autonomía de la razón; o como el tiempo de la aparición de la igualdad entre los seres humanos; o como la etapa del desarrollo del individualismo y de la búsqueda del bienestar para todos; o como la época de la liberación de la servidumbre de la naturaleza, la Modernidad no ha sido ciertamente una época histórica caracterizada por la afirmación de la experiencia de Dios.
     
    Es más, hablar de la Modernidad es hablar de secularización, fenómeno que significa sobre todo la toma de conciencia de la autonomía y del valor del mundo y de la vida en él, frente a la necesaria referencia y sometimiento a los agrados propios de las épocas sacralizadas. ¿No es atrevido publicar una serie de breves poemas, que traslucen una experiencia inefable y transformadora del Misterio?, ¿no es atrevido hablar de experiencia interior, de viento que empuja y quema, del vino divino que embriaga las entrañas, en una sociedad como la nuestra, que debe enfrentar tantos urgentes y graves retos frente a una descomposición política y social de proporciones gigantescas y un país en que una oligarquía se empeña en construir y describir exclusivamente centrado en la ilusión de un progreso económico que a la larga favorecerá solo a unos pocos?
     
    Pues bien, Michèle Najlis, se ha atrevido a compartirnos su más íntima experiencia y ha puesto en nuestras manos un libro de poemas que nos ponen delante de la «Presencia» por excelencia. Presencia que nos precede, presencia que nos da continuamente el existir y en la cual vivimos y hacia la cual –queramos o no, lo sepamos o no–, nos encaminamos. Estamos ante un fascinante librito que narra «poéticamente», –entre otras cosas, el género literario más adecuado para hacerlo– una historia de amor. Un libro que habla del amor, del amor descubierto, anhelado y sufrido, pero del amor que da sentido y plenitud a todo cuanto existe. Un libro de poemas sobre Dios. Del Dios que es amor. Amor recibido, amor sufrido, amor que es viento y fuego.
     
    EL MISTERIO Y EL MUNDO
     
    Leyendo, meditando e interiorizando las poesías de Michèle, debemos tener presente que por ser Dios quien es, en la relación con él el ser humano no puede comportarse como con el resto de las realidades del mundo, como sujeto que las convierte en objeto, las vive en función de sí mismo y las pone a su servicio. Sólo descentrado, desposeído de todo y de sí, el ser humano está en disposición de reconocer a Dios como Dios, sin rebajarlo a la condición de objeto al servicio del hombre. Sin embargo, la experiencia del Dios verdadero, que está más allá de todo sentimiento y conceptualización, de todo rito religioso o entramado dogmático, no hace al ser humano insensible al valor y belleza de la creación ni a los grandes retos del momento histórico que se vive; no lo hace sordo al grito de los pobres del mundo ni indiferente para comprometerse en la lucha por un mundo más justo. Todo lo contrario, cuando Dios es puesto en el centro, todo recupera su lugar y el ser humano su dignidad y libertad. El ser humano que ha quedado –usando expresiones poéticas de la autora del libro– «herido de Tu herida» (n. 4); humanizado por «Tu viento que en mis entrañas quema» (n. 6); «embriagado por Tu vino en mis entrañas», se torna capaz de intuir en su contacto con el mundo una dimensión de profundidad que se escapa al sentido atento sólo a lo sensible.
     

     
    INCONSTANTE
     
    Hay una sugestiva imagen en el libro con la que se evoca el misterio de Dios y que no quisiera pasar por alto sin aludir a ella. Dios es «el Inconstante». En el poema 40, que comenta un texto de Isaías (Is 62,6b-7a), encontramos esta bella oración, que se coloca en la mejor tradición bíblica: «¡Inconstante! ¡No te daré tregua ni descanso si no cumples tu promesa de amor inacabada!». Parece un absurdo y hasta una irreverencia llamar a Dios «inestable». Rabbí Onijá bar Sussai, maestro judío, decía que Dios «habla entre las dos vigas que sostienen el arca», es decir, «oscila sobre una cresta que tiene dos lados, y nos preguntamos: ¿de qué lado se estabilizará?». Estamos hablando de las imágenes de Dios, siempre inadecuadas, inestables y ambiguas.
     
    No es Dios, pues el inconstante, sino lo que entendemos, sentimos o expresamos de él. La inestabilidad de la imagen divina es muy amada por la tradición bíblica, en oposición a las religiones paganas en las que la divinidad poseía una imagen estable, por lo que era manipulable y predecible. El Dios de la Biblia es impredecible e inaferrable. Toda imagen suya no es él. Es «inconstante» dice nuestra poetisa. Quizás por eso en el tratado Berakhot 4a del Talmud se lee: lammed leshonka lomar aní yodea‘, es decir, «enseña a tu lengua a decir ‘no sé’».
     
    Cuando hablamos con demasiada seguridad de Dios, corremos el riesgo de mentir, porque no podemos ninguna palabra o definición dogmática pueden agotar su misterio. Es –como dice el poema 21– del libro de Michèle: el «Amado esquivo» que revela destellos de su gloria y luego «te ocultas de mis besos». Es el Dios de quien San Juan de la Cruz canta: «¿Adónde te escondiste Amado y me dejaste con gemido, como el ciervo huiste habiéndome herido, salí tras ti clamando y eras ido». De allí la pregunta de tantos místicos y de todo creyente y que Michèle recoge en forma de interrogación en el poema 34: «¿Dónde podré entonces saborear Tu ausencia?» y en el poema 24: «¿Quién habita mi casa vacía?».
     
    Dios presente como ausente. Presencia vivificante que se experimenta como vacío. Es la
    inconstancia de las imágenes, conceptos y percepciones del Misterio. De ahí que en el camino de la fe, desde su inicio hasta las cumbres de la mística, Dios se percibe como un Dios escondido, el Dios que se revela a través de la palabra que lo manifiesta y del silencio que lo oculta. Dios se revela necesariamente, ocultándose; se hace presente haciendo percibir su ausencia; se manifiesta como ausente, dando así espesor y profundidad a su presencia. La presencia de Dios puede ser percibida y acogida como ausencia.
     
    Experimentar a Dios como ausente es una forma de relacionarse con él. Sentirlo como «carencia», como «vacío» -palabras muy queridas por nuestra autora- es ya entrar en relación con él. No necesitamos una voz divina que nos ensordezca, sino afinar la sensibilidad espiritual para percibir a Dios donde parece no estar y escucharlo en el silencio: «Perdida de mí – escribe Michèle– me busco en Tu silencio» (n. 7). La teodicea con sus serenas certezas, con sus seguras e indiscutibles afirmaciones sobre la bondad y la providencia de Dios, se revela totalmente insatisfactoria frente a la ausencia y el silencio de Dios, frente al «Inconstante».
     
    En ese momento resulta inútil una buena formulación doctrinal y la sabiduría resignada del fatalista no basta para serenar el ánimo. Al silencio de Dios, corresponde entonces el silencio del hombre, que puede ser signo de desconcierto, pero que puede volverse camino, apertura a una revelación más perfecta.
     
    En el poema 37 de nuestro libro leemos esta bella oración dirigida al Dios, siempre bueno, pero cuyas imágenes son inconstantes, como una sombra: «El asombro escucha Tu silencio. Mira pasar tu sombra y calla». Como dice el teólogo Bruno Forte: «El silencio de Dios, no a pesar, sino precisamente por su complejidad y ambivalencia, es el espacio en que se juega la libertad y la dignidad del hombre frente al tiempo y frente al Eterno (…). Los tiempos de silencio de Dios son los tiempos de la libertad humana». En el poema 67 del libro se evoca el anhelo de quien creyendo, libremente va más allá de toda palabra y de todo silencio: «Más allá del laberinto silencioso de la nada, anhelo el no-camino donde ya no hay palabras ni silencios».
     

    Otra imagen de Michèlle Najlis
     
    HIJA DEL VIENTO
     
    Esta expresión ha dado el título al libro. Quisiera pensar que es una frase autodescriptiva de la autora del mismo: «Hija del viento» . El viento es símbolo de lo invisible, no se ve, además es inaferrable, no se puede agarrar. Es también símbolo también de fuerza que empuja y arrastra. Y también evoca la vida a través de la respiración, que hace posible la vida que de Dios recibimos: «Cada instante es eterno en el aire que respiras» (n. 18). Es una metáfora de Dios. En el lenguaje bíblico «viento» se dice «espíritu», en oposición no a la materia, sino a la esclavitud, a la rigidez, a la pasión desordenada, a la muerte. Desde la perspectiva bíblica somos «espíritu» encarnado, llamados a ser «espíritu» en plenitud. El viento-espíritu en la Biblia es principio de vida plena que empuja, muchas veces sin saber adónde nos lleva. En el primer poema del libro Michèle escribe: «Hija del viento». Y se pregunta: ¿A dónde me llevarán tus alas?». Es el camino de la fe, movido por el Espíritu.
     
    Un camino del que dice San Juan de la Cruz: «En este camino, entrar en camino es dejar el propio camino». Dejarse llevar. En el libro de poemas que presentamos el viento es también ardoroso. Quema. El espírituviento en la Biblia es también representado por el fuego, elemento cósmico que simboliza a Dios, pues todo lo que entra en contacto con él queda transformado: «Vacía de mí Tu viento en mis entrañas quema» (n. 6). Haciendo uso de un espléndido oxímoron, Michèle habla de un «Fuego de viento inasible insaciable» (n. 5). La experiencia auténtica del Dios vivo es transformante («Amada en el amado transformada»). Quema. Y al quemar purifica e ilumina. Como el fuego.
     
    El viento se hace presente en los poemas de Michèle Najlis como «aliento». A mí me evoca al Dios creador, descrito en la narración mitológica de Génesis 2 como aquel que comunicando su aliento comunica el misterio de la vida a la criatura humana (cf. Gn 2,7: «Entonces el Señor, Dios, modeló al ser humano con polvo del suelo y sopló en sus narices aliento de vida y el ser humano llegó a ser un ser viviente»). Me hace pensar también en Cristo Resucitado, que «sopla» sobre sus discípulos y les comunica la plenitud de la vida divina, el Espíritu como principio de una vida que no termina (cf. Jn 20,22). A la luz de rebelde del poema 12: «Odio las manos del aire que me arrebatan Tu aliento».
     
    CONCLUSIÓN
     
    Un bello libro de poesías. Encantador y sugestivo, que deja más preguntas que respuestas y que invita, como diría San Juan de la Cruz, «a entrar más adentro en la espesura». Con una extraordinaria sensibilidad de poetisa, Michèle Najlis, a través de imágenes, figuras y palabras, nos envuelve en el gusto por lo indecible y lo invisible, por lo más real que lo real, por Dios, y nos revela sus experiencias de vida, su mundo espiritual impregnado de fe y de amor. Leyendo su libro intuimos que solo Dios es Dios y que el reino de Dios es lo único necesario, que descubrirlo es descubrir el tesoro que permite renunciar a todo con alegría aunque a veces dolorosa. Pero sin olvidar que ese Dios nos ha encomendado el mundo para que en él realicemos su proyecto de vida; que se ha querido hacer presente en los rostros de los seres humanos, sobre todo de los pobres, y nos ha asegurado que su amor sólo es efectivo en nosotros cuando amamos a los que viven a nuestro alado y a los que se dirige su amor.
     
    Managua, 24 de febrero de 2015
     


     
    UN LIBRO SOBRE DIOS.
    INTERVENCIÓN DE SILVIO JOSÉ BÁEZ
     
    Es para mí un gran honor presentar esta noche ante ustedes el libro “Hija del Viento”, que contiene una deliciosa colección de breves poemas de gran profundidad espiritual de mi estimada amiga Michèle Najlis.
     
    Creo no equivocarme al decir que el argumento que subyace a todos estos fascinantes poemas es simplemente «el Misterio», «la Trascendencia», «Dios». Y hago esta afirmación, no a pesar, sino porque paradójicamente el nombre explícito de «Dios» sólo aparece dos veces en este libro.
     
    En el poema 42: «¿Cuándo podrás al fin, ¡oh Dios!, mirarte en mis ojos?», y en el poema 68: «Cuando cese el viento del desierto y caiga (…), ¡Señor¡, date prisa en socorrerme!», una invocación recurrente en muchos salmos (cf. Sal 22,19; 38,23; 40,14; etc), y con la que iniciamos día a día la liturgia de las horas en la Iglesia Católica. Un libro de poemas que habla de Dios sin mencionar su nombre. Igual que en la Biblia el Cantar de los Cantares, que narra poéticamente el misterio del amor humano, o el libro de Ester, en hebreo «la escondida», en donde se ve la acción de Dios a través de una mujer, pero sin hablar de él. Volviendo al libro de Michèle, ¿pero es que es necesario pronunciar el nombre de Dios en unas páginas que arden de amor, que están traspasadas de principio a fin por una misteriosa «Presencia», que siendo lo más íntimo de nosotros mismos, que nos precede y nos da vida, al mismo tiempo es más que nosotros y escapa continuamente a nuestra comprensión y a nuestra posesión? ¿Es necesario mencionar el nombre de Dios en unos poemas en donde todo habla de una relación de amor que se debate entre el gozo y el dolor, la cercanía y la ausencia, la certeza y la nostalgia? Con razón la autora de estos poemas, con finísima sensibilidad bíblica y espiritual, nos alerta desde el inicio del libro cuando lo dedica «a Él, cuyo nombre impronunciable quema».
     
     
    LA ABSOLUTA TRASCENDENCIA DIVINA
    COMO AFIRMACIÓN DE LO CREADO
     
    El Dios al que evocan con pasión y dolor estos poemas no es un Dios considerado en sí mismo como una realidad abstracta, lejana, indiferente y fuera de la historia y de nosotros mismos.
     
    Estos poemas aluden a Dios, pero a un Dios que no se deja encerrar en el terreno acotado por la religión y que es mayor que la conciencia y el lenguaje y los conceptos de los que le reconocemos con los medios precarios que nos ofrecen nuestras tradiciones religiosas. Un Dios que no se confunde con la idea que el hombre se hace de él por más sublime que sea.
     
    Nuestra autora evoca a un Dios que «está», independientemente de que lo «sepamos». Como dice el poema 42 del libro de Michèle: «En mí y no estando. En mí y sin saberte». Un Dios de quien dice Jacob en el libro del Génesis: «Está el Señor en este lugar y yo no lo sabía» (Gn 28,16). Precisamente aludiendo a este pasaje bíblico, que describe una certeza que nos precede y sobrepasa, que no podemos asir ni comprender totalmente, pero que deja un rastro de su huella, que crea en el abismo de la nada un «lugar» decisivo, pero un lugar que no detiene, ni encierra, sino que empuja, la autora de nuestro libro comenta: «Como Jacob, beso la tierra en donde estuvo el ángel. Pongo una estela para marcar el sitio. Y sigo caminando» (n. 15).
     

     
     
    En sus poemas Michèle evoca y canta a un Dios que es trascendencia absoluta, «muy otro» como diría San Agustín; más allá de todo y distinto a todo, por lo que precisamente no se opone a nada sino que es el todo. Como dice San Juan de la Cruz en su “Llama de amor viva”: «Sólo su Dios para el hombre es el todo» (Ll 1,32). De esta manera la suma trascendencia puede ser vivida como perfecta inmanencia en lo creado. La realidad de Dios, precisamente por ser respetada en su absoluta trascendencia, no puede ser pensada ni vivida como competidora del mundo y de lo humano, capaz de entrar en colisión con ello, o susceptible de eliminar su ser contingente que precisamente él hace ser. Que Dios es todo es una consecuencia de su absoluta trascendencia y de su infinitud. Por ser totalmente otro es no otro en relación con todo lo creado. Es decir, precisamente por ser todo es también su creación. Por eso un místico como San Juan de la Cruz, puede decir sin asomo alguno de panteísmo: «Dios y su obra es Dios» (Dichos de luz y amor, 112), «el centro del alma es Dios» (Llama 1,12), o incluso «el ser humano tiene lo que tiene el mismo Dios (…), es Dios por participación» (2 Subida 5,7).
     
    En esta misma perspectiva Michèle evoca a un Dios, cuyo amor se manifiesta sólo de forma humana, cuya música él mismo escucha, pero en nosotros mismos: Suenas, Amor, la dulce flauta para escucharte en mí» (n. 10); cuya mirada pasa por nuestros ojos: «¿Cuándo podrás al fin, oh Dios, mirarte con mis ojos?» (n. 42); cuyo vino, símbolo del amor divino que enaltece y humaniza, en nuestro interior embriaga a la misma divinidad cuya gloria es la vida plena del ser humano: «Tu vino en mis entrañas embriagándote» (n. 14); cuya voz se escucha en nuestras palabras: «Mis palabras son apenas un eco de Tu voz, que habita en mí y embriaga mis sentidos» (n. 50).
     
    La totalidad de Dios no es pues excluyente del ser de la creación, sino incluyente de su ser en esa totalidad en cuanto la está haciendo ser constantemente por participación. La afirmación de la trascendencia de Dios más que conducir a la negación de la inmanencia del mundo comporta su afirmación, ya que se afirma como su razón de ser. Si a esto se añade, como tantas veces Michèle Najlis lo describe en su libro de poemas, esta relación con Dios es una relación de amor, resulta imposible entender la totalidad de Dios como absorción de lo finito que negase su entidad. Michéle describe justamente este amor, al estilo del Cantar de los Cantares, como amor padecido, como pasión, desarraigada de todo, «a la intemperie», pero en actitud de acogida y de espera: «A la intemperie padeciendo esta pasión como el abismo, espero tu llegada» (n. 36). Es que el amor es el principio, fundamento y fin de la creación, y que el amor vive de la diferencia y busca la unión.
     

     
     
    ¿HABLAR DE DIOS HOY?
     
    No es usual en nuestra época encontrar un libro de poemas que nos queme las manos y nos haga –utilizando una expresión muy querida a la autora de libro y ya usada por el profeta Oseas: «hacer girar» o «dar vuelta» al corazón–. Somos herederos de la modernidad, que ha tenido como rasgo original un fuerte antropocentrismo. Ya se le considere como la época del descubrimiento de la dignidad humana y de los derechos fundamentales de la persona; o como el momento de la conquista de la autonomía de la razón; o como el tiempo de la aparición de la igualdad entre los seres humanos; o como la etapa del desarrollo del individualismo y de la búsqueda del bienestar para todos; o como la época de la liberación de la servidumbre de la naturaleza, la Modernidad no ha sido ciertamente una época histórica caracterizada por la afirmación de la experiencia de Dios.
     
    Es más, hablar de la Modernidad es hablar de secularización, fenómeno que significa sobre todo la toma de conciencia de la autonomía y del valor del mundo y de la vida en él, frente a la necesaria referencia y sometimiento a los agrados propios de las épocas sacralizadas. ¿No es atrevido publicar una serie de breves poemas, que traslucen una experiencia inefable y transformadora del Misterio?, ¿no es atrevido hablar de experiencia interior, de viento que empuja y quema, del vino divino que embriaga las entrañas, en una sociedad como la nuestra, que debe enfrentar tantos urgentes y graves retos frente a una descomposición política y social de proporciones gigantescas y un país en que una oligarquía se empeña en construir y describir exclusivamente centrado en la ilusión de un progreso económico que a la larga favorecerá solo a unos pocos?
     
    Pues bien, Michèle Najlis, se ha atrevido a compartirnos su más íntima experiencia y ha puesto en nuestras manos un libro de poemas que nos ponen delante de la «Presencia» por excelencia. Presencia que nos precede, presencia que nos da continuamente el existir y en la cual vivimos y hacia la cual –queramos o no, lo sepamos o no–, nos encaminamos. Estamos ante un fascinante librito que narra «poéticamente», –entre otras cosas, el género literario más adecuado para hacerlo– una historia de amor. Un libro que habla del amor, del amor descubierto, anhelado y sufrido, pero del amor que da sentido y plenitud a todo cuanto existe. Un libro de poemas sobre Dios. Del Dios que es amor. Amor recibido, amor sufrido, amor que es viento y fuego.
     
    EL MISTERIO Y EL MUNDO
     
    Leyendo, meditando e interiorizando las poesías de Michèle, debemos tener presente que por ser Dios quien es, en la relación con él el ser humano no puede comportarse como con el resto de las realidades del mundo, como sujeto que las convierte en objeto, las vive en función de sí mismo y las pone a su servicio. Sólo descentrado, desposeído de todo y de sí, el ser humano está en disposición de reconocer a Dios como Dios, sin rebajarlo a la condición de objeto al servicio del hombre. Sin embargo, la experiencia del Dios verdadero, que está más allá de todo sentimiento y conceptualización, de todo rito religioso o entramado dogmático, no hace al ser humano insensible al valor y belleza de la creación ni a los grandes retos del momento histórico que se vive; no lo hace sordo al grito de los pobres del mundo ni indiferente para comprometerse en la lucha por un mundo más justo. Todo lo contrario, cuando Dios es puesto en el centro, todo recupera su lugar y el ser humano su dignidad y libertad. El ser humano que ha quedado –usando expresiones poéticas de la autora del libro– «herido de Tu herida» (n. 4); humanizado por «Tu viento que en mis entrañas quema» (n. 6); «embriagado por Tu vino en mis entrañas», se torna capaz de intuir en su contacto con el mundo una dimensión de profundidad que se escapa al sentido atento sólo a lo sensible.
     

     
    INCONSTANTE
     
    Hay una sugestiva imagen en el libro con la que se evoca el misterio de Dios y que no quisiera pasar por alto sin aludir a ella. Dios es «el Inconstante». En el poema 40, que comenta un texto de Isaías (Is 62,6b-7a), encontramos esta bella oración, que se coloca en la mejor tradición bíblica: «¡Inconstante! ¡No te daré tregua ni descanso si no cumples tu promesa de amor inacabada!». Parece un absurdo y hasta una irreverencia llamar a Dios «inestable». Rabbí Onijá bar Sussai, maestro judío, decía que Dios «habla entre las dos vigas que sostienen el arca», es decir, «oscila sobre una cresta que tiene dos lados, y nos preguntamos: ¿de qué lado se estabilizará?». Estamos hablando de las imágenes de Dios, siempre inadecuadas, inestables y ambiguas.
     
    No es Dios, pues el inconstante, sino lo que entendemos, sentimos o expresamos de él. La inestabilidad de la imagen divina es muy amada por la tradición bíblica, en oposición a las religiones paganas en las que la divinidad poseía una imagen estable, por lo que era manipulable y predecible. El Dios de la Biblia es impredecible e inaferrable. Toda imagen suya no es él. Es «inconstante» dice nuestra poetisa. Quizás por eso en el tratado Berakhot 4a del Talmud se lee: lammed leshonka lomar aní yodea‘, es decir, «enseña a tu lengua a decir ‘no sé’».
     
    Cuando hablamos con demasiada seguridad de Dios, corremos el riesgo de mentir, porque no podemos ninguna palabra o definición dogmática pueden agotar su misterio. Es –como dice el poema 21– del libro de Michèle: el «Amado esquivo» que revela destellos de su gloria y luego «te ocultas de mis besos». Es el Dios de quien San Juan de la Cruz canta: «¿Adónde te escondiste Amado y me dejaste con gemido, como el ciervo huiste habiéndome herido, salí tras ti clamando y eras ido». De allí la pregunta de tantos místicos y de todo creyente y que Michèle recoge en forma de interrogación en el poema 34: «¿Dónde podré entonces saborear Tu ausencia?» y en el poema 24: «¿Quién habita mi casa vacía?».
     
    Dios presente como ausente. Presencia vivificante que se experimenta como vacío. Es la
    inconstancia de las imágenes, conceptos y percepciones del Misterio. De ahí que en el camino de la fe, desde su inicio hasta las cumbres de la mística, Dios se percibe como un Dios escondido, el Dios que se revela a través de la palabra que lo manifiesta y del silencio que lo oculta. Dios se revela necesariamente, ocultándose; se hace presente haciendo percibir su ausencia; se manifiesta como ausente, dando así espesor y profundidad a su presencia. La presencia de Dios puede ser percibida y acogida como ausencia.
     
    Experimentar a Dios como ausente es una forma de relacionarse con él. Sentirlo como «carencia», como «vacío» -palabras muy queridas por nuestra autora- es ya entrar en relación con él. No necesitamos una voz divina que nos ensordezca, sino afinar la sensibilidad espiritual para percibir a Dios donde parece no estar y escucharlo en el silencio: «Perdida de mí – escribe Michèle– me busco en Tu silencio» (n. 7). La teodicea con sus serenas certezas, con sus seguras e indiscutibles afirmaciones sobre la bondad y la providencia de Dios, se revela totalmente insatisfactoria frente a la ausencia y el silencio de Dios, frente al «Inconstante».
     
    En ese momento resulta inútil una buena formulación doctrinal y la sabiduría resignada del fatalista no basta para serenar el ánimo. Al silencio de Dios, corresponde entonces el silencio del hombre, que puede ser signo de desconcierto, pero que puede volverse camino, apertura a una revelación más perfecta.
     
    En el poema 37 de nuestro libro leemos esta bella oración dirigida al Dios, siempre bueno, pero cuyas imágenes son inconstantes, como una sombra: «El asombro escucha Tu silencio. Mira pasar tu sombra y calla». Como dice el teólogo Bruno Forte: «El silencio de Dios, no a pesar, sino precisamente por su complejidad y ambivalencia, es el espacio en que se juega la libertad y la dignidad del hombre frente al tiempo y frente al Eterno (…). Los tiempos de silencio de Dios son los tiempos de la libertad humana». En el poema 67 del libro se evoca el anhelo de quien creyendo, libremente va más allá de toda palabra y de todo silencio: «Más allá del laberinto silencioso de la nada, anhelo el no-camino donde ya no hay palabras ni silencios».
     

    Otra imagen de Michèlle Najlis
     
    HIJA DEL VIENTO
     
    Esta expresión ha dado el título al libro. Quisiera pensar que es una frase autodescriptiva de la autora del mismo: «Hija del viento» . El viento es símbolo de lo invisible, no se ve, además es inaferrable, no se puede agarrar. Es también símbolo también de fuerza que empuja y arrastra. Y también evoca la vida a través de la respiración, que hace posible la vida que de Dios recibimos: «Cada instante es eterno en el aire que respiras» (n. 18). Es una metáfora de Dios. En el lenguaje bíblico «viento» se dice «espíritu», en oposición no a la materia, sino a la esclavitud, a la rigidez, a la pasión desordenada, a la muerte. Desde la perspectiva bíblica somos «espíritu» encarnado, llamados a ser «espíritu» en plenitud. El viento-espíritu en la Biblia es principio de vida plena que empuja, muchas veces sin saber adónde nos lleva. En el primer poema del libro Michèle escribe: «Hija del viento». Y se pregunta: ¿A dónde me llevarán tus alas?». Es el camino de la fe, movido por el Espíritu.
     
    Un camino del que dice San Juan de la Cruz: «En este camino, entrar en camino es dejar el propio camino». Dejarse llevar. En el libro de poemas que presentamos el viento es también ardoroso. Quema. El espírituviento en la Biblia es también representado por el fuego, elemento cósmico que simboliza a Dios, pues todo lo que entra en contacto con él queda transformado: «Vacía de mí Tu viento en mis entrañas quema» (n. 6). Haciendo uso de un espléndido oxímoron, Michèle habla de un «Fuego de viento inasible insaciable» (n. 5). La experiencia auténtica del Dios vivo es transformante («Amada en el amado transformada»). Quema. Y al quemar purifica e ilumina. Como el fuego.
     
    El viento se hace presente en los poemas de Michèle Najlis como «aliento». A mí me evoca al Dios creador, descrito en la narración mitológica de Génesis 2 como aquel que comunicando su aliento comunica el misterio de la vida a la criatura humana (cf. Gn 2,7: «Entonces el Señor, Dios, modeló al ser humano con polvo del suelo y sopló en sus narices aliento de vida y el ser humano llegó a ser un ser viviente»). Me hace pensar también en Cristo Resucitado, que «sopla» sobre sus discípulos y les comunica la plenitud de la vida divina, el Espíritu como principio de una vida que no termina (cf. Jn 20,22). A la luz de rebelde del poema 12: «Odio las manos del aire que me arrebatan Tu aliento».
     
    CONCLUSIÓN
     
    Un bello libro de poesías. Encantador y sugestivo, que deja más preguntas que respuestas y que invita, como diría San Juan de la Cruz, «a entrar más adentro en la espesura». Con una extraordinaria sensibilidad de poetisa, Michèle Najlis, a través de imágenes, figuras y palabras, nos envuelve en el gusto por lo indecible y lo invisible, por lo más real que lo real, por Dios, y nos revela sus experiencias de vida, su mundo espiritual impregnado de fe y de amor. Leyendo su libro intuimos que solo Dios es Dios y que el reino de Dios es lo único necesario, que descubrirlo es descubrir el tesoro que permite renunciar a todo con alegría aunque a veces dolorosa. Pero sin olvidar que ese Dios nos ha encomendado el mundo para que en él realicemos su proyecto de vida; que se ha querido hacer presente en los rostros de los seres humanos, sobre todo de los pobres, y nos ha asegurado que su amor sólo es efectivo en nosotros cuando amamos a los que viven a nuestro alado y a los que se dirige su amor.
     
    Managua, 24 de febrero de 2015


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 16:05

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    12.- OTROS LABERINTOS



    Porque no quiero ser como la mujer de Lot
    inevitablemente atada a su pasado
    doblo amorosamente la soledad de mis rincones
    las páginas del libro que he amado en mis desvelos
    los recuerdos queridos que preservo, terca, del olvido.
    Anudo, sin que me tiemble el pulso, las correas
    de mi saco de viajera impenitente
    y emprendo el sendero de nuevos laberintos.
    Otros minotauros dibujan esta tarde
    El inquietante perfil del horizonte.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 16:08

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    13.- SOBREVIVO


    Sobrevivo a los estragos del amor
    a las glorias perdidas
    al duro desencanto del amor
    al despertar sin tu nombre en mis pupilas
    sin tu imagen en el canto de las aves
    sin tu voz en mis sueños
    sin tu risa jugando entre mis manos.


    Sobrevivo al desamor, a la nostalgia.
    Sobrevivo al olvido, a la tristeza disfrazada
    cada día. Sobrevivo al dolor
    a la sal en la herida cotidiana
    al cuchillo en la llaga
    a la dura clepsidra que atormenta mi sangre,
    que sin piedad me advierte
    que un día no lejano
    ocuparás apenas
    un rincón de mis recuerdos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 16:17

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    14.- TAL VEZ LA VIDA

    Tal vez la vida, a lo mejor.

    Puede que recobre la mirada,

    el suspiro, la palabra,

    el lento caminar entre la bruma.

    Tal vez recobre el alma con su clarín de auroras,

    tal vez el sol, con su rama dorada.

    Tal vez mis manos recobren la caricia.

    Tal vez la vida, a lo mejor, tal vez el mar...


    15.- DONDE NACEN LOS SUEÑOS

    En el silencio, la angustia, el gran vacío de la nada,

    se gesta la palabra para nombrar los sueńos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 16:26

    MICHÈLE NAJLIS


    POEMAS

    16.- A DIARIO OLVIDO LA MEMORIA

    A diario olvido la memoria,

    mas no el amor,

    ni la nostalgia.


    17.- YO VOLVERÉ AL AMOR

    Yo volveré al amor,

    a las lunas perdidas,

    a los ríos profundos,

    al vuelo amenazante del misterio.



    Yo volveré al amor.

    No será tu muerte quien me arrastre,

    y proclame su victoria.


    Yo volveré al amor,

    te lo prometo.

    Ya no podrás cortar

    el viaje

    de estas alas de luz

    que traje del infierno.




    Yo volveré al amor.

    Te lo prometo.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 27 Feb 2018, 16:49

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    18.- TU NOMBRE


     
    Tienes todos los nombres
    ¿cómo te habré de llamar?
    Gregorio Nacianceno.
     
    Tienes todos los nombres,
    ¿con qué nombre, Amor, he de nombrarte?
     
    ¿Cómo decir tu nombre
    si he quemado mis labios
    mi sexo, mi piel, mis ojos,
    la palma de mis manos,
    si he quemado mis naves
    para que la memoria olvide
    otro nombre que el Tuyo,
    oh Tú, cuyo nombre
    nadie puede nombrar?
     
    ¿Cómo decir Tu nombre
    si tejes el horizonte de sus letras
    como el mar teje el alba cada día,
    como el viento teje el aire que respiro?
    ¿A quién he de quejarme
    en esta soledad de amor herida?
    ¿Cómo decir mi queja dolorida
    si tu nombre se escapa —como el agua—
    entre mis manos
    si tu boca rehúye
    mi aliento enamorado?
     
    Tienes todos los nombres.
    ¿Con qué nombre, mi Amor, he de nombrarte?


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Miér 28 Feb 2018, 01:34, editado 2 veces


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 28 Feb 2018, 00:50

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    19.- SANCTUS
     
    Santo, santo, santo, es el Señor, Dios del universo.
    Llenos están, Amor, los cielos y la tierra de tu gloria.
    Llenos de Ti mis ojos cegados por tu luz.
    Llenos de Ti mis labios que repiten tu Nombre en cada nombre.
    Llenos de Ti mis manos que buscan el claro manantial de tu sonrisa.
    Llenos están mis pies de tu extravío.
    Lleno de tu amor, Amor, está mi vientre bañado por el agua de la /Vida.
    Llenos de gozo mis cabellos, mis hombros cubiertos por tu gracia,
    encendido de amor mi frágil corazón que a tientas ama.
    Llenos están, Amor, los cielos y la tierra de tu gloria.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 28 Feb 2018, 01:46

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    20.- TOMA MIS OJOS
     
    Toma mis ojos para que yo te vea
    mis labios para que yo te hable
    mi piel para que yo te toque.
     
    Dame tu oído
    para escuchar mi lamento de amor.
    Dame tu boca
    para decir tu nombre impronunciable.
     
    Dame tu aliento
    tu voz
    tu brisa vespertina.
     
    Dame tus manos
    tus pies
    tu arroyo en la montaña
    tu silencio de la luz amanecida.
     
    Dame tu amor, Amor,
    para tocar al fin tu esquivo corazón.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 28 Feb 2018, 01:58

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS


    21.- PARA ESTAR, MI AMOR, DESAPARECES
     
    Sellas mis labios con tu ausencia
    hieres mi corazón con tu silencio
    porque para estar, Amor, desapareces.
     
    Si en soledad de amor te busco a tientas
    si mis ojos ciegos y mi ciega razón
    y mi mano que tiembla en cada letra
    no alcanzan tu aliento que da vida,
    déjame oír tu presencia en tu silencio
    porque para estar, Amor, desapareces.
     
    Si no hay luces ni sombras
    ni claros desafíos,
    ni plácidos arroyos
    ni playas, ni campos florecidos
    ni lunas, ni tormentas,
    déjame entonces encontrarte en el vacío
    porque para estar, Amor, desapareces.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 28 Feb 2018, 02:15

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    22.- CANTOS DE IFIGENIA (fragmentos)
     
    ¿Por qué, pues has llegado
    aqueste corazón, no le sanaste?”
    (Juan de la Cruz )
     
    ¿Qué flores no te tomado de tus manos?
    ¿Qué fieras no he vencido por tu amor?
    ¿Qué oscuridad no he desafiado hasta el cansancio por tus ojos?

    ¿Qué centinelas no abatí para llegar al lecho en que reposas?

    ¿Qué auroras no he agotado tras tus pasos?
    ¿Qué bosques, qué peligros, no he cruzado valerosa?
    ¿Qué espinas no han herido mis manos y mis pies?
     
    ¿Qué lágrimas fatigan mis ojos doloridos?
    ¿Qué límites no he roto por tu cuerpo?
    ¡Cuántas veces abrí la puerta de mi alcoba
    buscando tus palabras, tus besos, tus caricias!
    ¡Cuántas veces oí tu voz que me llamaba
    y el aire de tu cuerpo danzando tras mi puerta!
     
    Mi alma se escapaba al escucharte,
    pues mi amor se alzaba hasta lo alto de los cielos
    y mi llanto fecundaba el agua de los mares.
     
    Pero esta llama que arde ¿habrá de consumirme?
    Este fuego que abrasa ¿habrá de calcinarme?
    Este fulgor ardiente ¿habrá de aniquilarme?
    ¿No me darás un día el vino de tus labios?
    ¿No curarás mi cuerpo lacerado?
    ¿No me llevarás a tu viña florecida?
    ¿No me conducirás al monte donde sopla la brisa?
    ¿No me harás beber el agua del arroyo?
    ¿No habrá luz para mis ojos ni música que alivie mis oídos?
     
    ¿No habrá para mí descanso entre tus brazos?
    ¿No reposará mi cabeza reclinada en tu pecho?
    ¿No pastarán mis palabras cansadas
    en el dulce remanso de tus besos?
     
    ¿Por qué, pues me has llagado
    no tomas esta vida que robaste?


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 28 Feb 2018, 03:12

    MICHÈLE NAJLIS

    POEMAS

    23.- COMO LA TORMENTA, AMOR, COMO LA TORMENTA


    Como la tormenta, amor, como la tormenta.
    Como el rayo, quemante, como el rayo.
    Como la lluvia, como los robles ante la lluvia.
    Como las flores, amor, como las flores.
    Como el madero que retoña en los cercos.
    Como quien despierta a medianoche gritando un nombre
    y oye que ese nombre le responde.
    Como quien toma unas manos tendidas desde siempre.


    Como un niño ciego
    que busca su juguete preferido.
    Como un cauce que se llena a la llegada del invierno.
    Como una mujer ama a su hombre
    así, amor, te he querido.


    Y ahora,
    ante mi dolor y tu cólera
    ante tu imagen y mi deseo,
    ante tu ausencia,
    como la tormenta, amor,
    así te quiero.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 28 Feb 2018, 04:00

    Con las disculpas correspondientes por esta ausencia temporal, sigo por este lado.
    Gracias


    _________________
    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 921109804308f20162a031aa5a339bc1
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 28 Feb 2018, 04:01

    FRANCISCO VALLE (1942)
    Reseña

    Nació en León, Nicaragua, en 1942. Poeta, traductor y articulista. Estudió Literatura en México, Bibliotecología, en Colombia y Documentalismo, en Argentina. Viajero empedernido, visito muchos países, incluyendo a República Dominicana, a la que dedico vários escritos. Surrealista neorromántico, cultiva con buen suceso el poema en prosa.

    En la década de los 80 fue director de la Biblioteca Nacional y agregado cultura en las representaciones de Nicaragua en varios países de América Latina. Ahora vive en Jinotepe, departamento de Carazo.

    Recibió el primer premio del concurso convocado por el Instituto de Cultura Hispánica de Madrid (1967) y el Premio Nacional Rubén Darío (1990).
    Libros de poesía: Cosí al amanecer (1964), Laberinto de espadas (1974), la puerta secreta (1979), Puna entre ramas (1980), Sonata para la soledad (1981), laberinto de espadas (edición ampliada, 1996) y Mariana sin paraíso (1996).


    _________________
    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 921109804308f20162a031aa5a339bc1
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 28 Feb 2018, 04:14

    FRANCISCO VALLE (1942)

    Designio

    El llanto sin retorno, designio de las furiosas inclinaciones.
    Lluvias sobre el páramo de la muerte. El verano que volvió
    ciego a Homero sueña en el territorio de mis venas. Busco
    asilo en la estatua herida, mientras la noche moja las raíces.


    _________________
    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 921109804308f20162a031aa5a339bc1

    Contenido patrocinado


    POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores) - Página 10 Empty Re: POESÍA SOCIAL IV (En la primera página de Poesía Social I hay un índice de autores)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom 23 Jun 2024, 07:40