Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1050776 mensajes en 47934 argumentos.

Tenemos 1579 miembros registrados

El último usuario registrado es Roberto Canales Camacho

¿Quién está en línea?

En total hay 93 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 92 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Liliana Aiello


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» : POEMAS SIDERALES II: Sol, Luna, Estrellas, Tierra, Naturaleza, Galaxias...
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 19:14 por Maria Lua

» POETAS LATINOAMERICANOS
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 19:10 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (13/ 06/1888- 30/11/1935) )
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 18:58 por Maria Lua

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 18:48 por Maria Lua

» Rainer Maria Rilke (1895-1926)
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 18:45 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 18:42 por Maria Lua

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 18:40 por Maria Lua

» JULIO VERNE (1828-1905)
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 18:34 por Maria Lua

» NO A LA GUERRA 3
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 15:39 por Pascual Lopez Sanchez

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 EmptyHoy a las 15:02 por cecilia gargantini

Julio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty

+3
Evangelina Valdez
Maria Lua
Pedro Casas Serra
7 participantes

    ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 02 Jul 2024, 00:58

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    CASA CAUTIVA

    Ésta es la casa; es nuestra.
    Ésta es su música; las exigencias todas
    de la vida pasaron por sus habitaciones, por el ascua
    quemante de sus fronteras; la locura de quienes
    emprendieron una empresa más ancha que sus
    fuerzas,
    el sueño que los fue desgarrando,
    esa sal escogida que salpicó las llagas
    de su vasto martirio.


    Es nuestra. Aquí resuenan
    músicas melancólicas, instrumentos que exaltan
    querencias y alegrías. Le pertenecen la quietud
    antigua
    y los hechos sangrientos. Sus ríos, los espejos,
    recogieron despojos
    de injuria y desventura (por eso es esta música);
    obsedieron
    a sus hijos colores de aturdidos relámpagos, sus
    manos
    apresaron los frutos de una infausta cosecha.

    Su música es así. Descansa ahora
    en un boreal tembladeral de pájaros, de plumas
    amarillas, de crucifijos deslavados, rotos, Y es
    hora
    de preguntarse ¿qué trajimos
    para ungirla a un estado de habitación del hombre;
    se habrá sentido, como cal viva en los ojos, la
    tribulación
    de su destino? ¿Qué tembloroso cántaro
    amasamos, qué súplica o trastorno,
    qué empeño y asechanza para evitar la herida
    de su piel, esa absorta mirada de sus ojos terribles
    como una acusación? ¿Habremos, pues, cumplido
    con el deber que hiciese merecer habitarla?

    Es nuestra. Ésta es su música. ¿Qué rencores
    oscuros
    le habrán tejido esa circunferencia,
    el halo que empurpura sus techumbres? ¿La
    enemistad,
    como un osario vano entre sus hijos?
    ¿El desconsuelo
    de las cruces plantadas en su suelo y la obliga a
    prosternarse a solas junto a su sombra rota,
    a la intemperie, al umbral del orgullo que vela su
    infortunio?

    A saco habrán entrado
    en ella los Impuros, los cómplices
    del ritual del crimen; habrán entrado a saco
    con miserables máscaras que engendra la codicia;
    habrán marcado un día trágico por sus muros,
    trágico y de fatalidad, espurio
    como el inicuo cuervo sobre el árbol desierto
    en cuya raíz de hueso reposan los desnudos.

    Su música es así, una cifra
    de dulce acento humano, un anuncio
    previo de acusación anudado a la rueda del destino
    y al párpado de los muertos, melodía incesante en
    el desgaste
    del desierto cubil, sonido desgajado
    de un instrumento oscuro con imagen de reja y
    cautiverio.

    Todo saldrá de aquí, de su piedra
    y su polvo, de su migaja el pan, de su venero
    verde la cosecha, de las estancias tristes la
    temblorosa noche
    de la revelación y los rebeldes;
    de aquí la sangre, el fuego, de los cuencos vacíos
    la mirada
    final y salvadora, como un amor que brota
    de madrigueras hondas de escarnio y menosprecio.

    No habrá ya que olvidar decir su nombre
    de mùsica y quejumbre, ese nombre de selvas que
    prohijó nacimientos,
    muertes, inmolaciones, sed amarga sobre los labios,
    del hombre; nombrarla en todo trance,
    marcarla a hierro lento en nuestros huesos;
    a cada instante repetir su nombre (como triunfo o
    condena)
    mentar esas señales remontadas a tiempos de
    arcilla fatigada, de plumajes y tribus destruidas,
    nombrarla siempre,
    morder su nombre de sol inevitable
    (como virtud o pecado), llevar su nombre en la carne
    como esta lleva su corrupción; seguir nombrándola
    y revestirla toda con el rebozo intacto de esa
    música dulce, inmemorial, desamparada música de
    un anhelo insaciable.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 02 Jul 2024, 01:00

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    CEPI RAMÍREZ MIRA...
    — I —


    Ceñido el guardamonte Cepí Ramírez mira,
    mira Cepí Ramírez ceñido el guardamonte,
    mira la aguada seca,
    el campo,
    el campo muerto, mira
    el tajamar, la luna
    muerta en el tajamar
    y mira
    —color de barca seca— Cepí Ramírez mira.

    ¡Oh ver, no ver, ver
    sin que le duela ver
    —Cepí Ramírez—
    sin que pudiera herirle lo que mira,
    mirar sin que le hiera,
    ver la gente extranjera,
    ajena y extranjera a cuanto mira!

    Los ojos en la mano,
    con la ojera vacía,
    con la ojera sudando por la mano
    se ve a sí mismo lejos,
    desde lejos se mira,
    los ojos en la mano se ve Cepí Ramírez,
    los ojos en la mano Cepí Ramírez mira.

    ¡ Ver la gente extranjera,
    ajena y extranjera a cuanto mira!



    — II —

    ¡Ah qué amargo, qué amargo si a un venablo
    de fina luz, la patria encuentra un día
    vuelto rebenque roto en su retablo!

    Sustituyendo a su alba, a su alegría,
    la fusta y el incendio, el gesto beodo,
    la pólvora falaz, la artillería.

    Ah qué amargo, qué amargo ver que todo
    le sabe a negra sal, que hasta la risa
    le resbala sangrando por el codo.

    Y ver cercado todo por la prisa
    de látigos traidores; hasta el rudo
    madero en que sangró su cara lisa.

    Ver fusiles cercando el aire mudo,
    la cigarra que espera el aguacero
    y el aguacero que intentó y no pudo

    escapar de las armas que el armero,
    con disfraz solapado, al caserío
    bajó con un desplante pistolero.

    Pistolero mañoso frente al río,
    extranjero que ahora llega lleno
    de un gesto que enmaraña un desafío.

    La cartera cargada de veneno,
    las valijas de bala, el sobretodo
    de botín que arrancó al sudor ajeno.

    Cercado todo por fusiles, todo
    cercado de veneno y de extranjero
    coro lleno de crimen y de lodo.

    De fusil y veneno. El cerco fiero
    de la casa y el árbol; fiera mano
    militar con enguante cuartelero.

    Pistola militar que apunta el llano.
    Cerco del aire. Cepo y crispadura.
    Encarcelado el grito y el verano.

    Fiera mano extranjera. Fiera y dura
    mano de pulso helado y estampido,
    mano apretando una moneda oscura.
    Es eso. Es esa mano. Hasta el latido
    de la patria solloza en la amenaza,
    la boca triste, triste el pecho herido.

    La luna del verano con el seno
    atravesado por las bayonetas,
    prietas las tierras, las semillas prietas
    por el fusil, la muerte y el veneno!


    — III —


    A las cosas que mira
    —que debiera mirar Cepí Ramírez—,
    cosa amarga,
    mira la tira larga
    de ese cuero barcino que se estira
    como feudo en poder de militares.

    Y lo que tiene el cielo de guiño y brujería,
    y la tarde caliente que succiona el pantano,
    y ese cruzar desiertos con un sol por avío,
    y lo apretado y triste que tiene su alegría,
    y la barba que suelta su humareda en verano,
    y el clavel que sacude la boca en desafío,
    y el cuchillo que deja relucir su amuleto
    en la tinaja viva de su mirar inquieto.

    Ah las cosas que mira
    —que debiera mirar Cepí Ramírez—,
    cosa amarga,
    mira la tira larga
    de ese cuero barcino que se estira
    como feudo en poder de militares.
    Y el primitivo grito sobre el labio encendido,
    y el afán de andar libre como novillo fiero,
    y el sudor amasado que hay en la sembradura,
    y el oficio mañoso de nunca estar dormido,
    y el olor de sangría que hay en el matadero,
    y el maíz que desgrana con dolor su blancura,
    y el coraje que guarda su pulso y le desvela,
    y la estrella que jura ser fiel desde la espuela.

    Ah las cosas que mira
    —que debiera mirar Cepí Ramírez—
    mira su propia mano
    de ventarrón despierto,
    el campo, que no es suyo, siendo suyo,
    hierba olorosa el yuyo
    —¡oh ilusión de un crepúsculo montano!—
    su cara como un tajo sudoroso y abierto
    que se estira y se estira...

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 02 Jul 2024, 01:01

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    CEPI RAMÍREZ MIRA...
    (cont.)



    IV


    Si parece que están los extranjeros
    como sobre una carta barajada,
    con la marca traidora preparada,
    y fuéramos aquí los forasteros.

    Igual que un ojo artero
    —mala sal rastrojera—
    que un campo destruyera
    con aliento agorero,
    así parece el esplendor que raja
    la heredad confinada en el paisaje,
    como el brillo falaz de una navaja
    en una mano que escondió el coraje.

    Todo semilla seca,
    partida, en el plantío,
    cascara dura y hueca
    quebrándose sin brío,
    fuego seco en el aire campeano,
    tan seco que a las nubes arrodilla,
    mientras se siente al extender la mano
    desgranarse en pedazos de semilla.

    Si parece de pronto
    que todo fuera ajeno,
    desde el sol en tramonto
    hasta el maíz moreno,
    y tan pobre la vida, va tan pobre
    como una sombra a deshacerse luego,
    moneda vieja sin valor, de cobre,
    que nadie quiere en la mitad del juego.

    Si hasta la geografía
    caliente de amapolas
    cedió a una cacería
    de tiros de pistolas;
    si parece que compra hasta el paisaje
    el arribista que llegó primero,
    el extraño que pasa de viaje,
    el turista insolente y altanero.

    Si hasta parece que ya nadie pasa
    enfrente sino caras de extranjeros,
    si ya parece ajena nuestra casa,
    si parece que somos forasteros...


    — V —


    ¡Mucho más, mucho más! ¡Ver la llanura
    espoleando la cabalgadura
    como en una explosión de municiones,
    y hallar, Cepí Ramírez, las pasiones
    más potentes y bravas en la frente
    al encontrar la selva de repente!

    Que es como sacudir la hierba mala
    y tocar su raíz, cortada a bala.

    ¡Ah la selva, la selva! Allí avanza un murmullo
    de muertos que recoge su dentadura verde,
    masticando la tierra con el postrer arrullo.

    ¡Ah la selva, la selva! ¡Oh amanecer que pierde
    su color madruguero frente al color culpable
    de una pistola fiera, de una fiera que muerde!

    ¡Ah los hombres, los hombres! ¿Sólo espaldas
    arables
    son en la tarde quieta, desolada y salvaje,
    pescuezos sofocados en sogas miserables?

    Contingente sombrío poblando ios obrajes
    —mataderos inermes de venta y resolana—,
    cuyos hombros se agobian de un áspero bagaje,

    del trágico destino sujeto a una picana,
    del riacho enlodado de su inhóspita ojera,
    del vivere espantoso de su muerte cercana.

    Y acaso del ensueño de poblar su tapera
    —desuncidos del yugo— cuando vuelvan un día,
    como si de un infierno de resoles volvieran,

    olvidando que siempre su arar la lejanía
    llevará el tinte verde de la selva inclemente
    o del oro sangriento que en la selva expolia.

    ¡Ah los hombres, los hombres! Sudor rojo y
    caliente,
    calambre enfebrecido, desatada tormenta,
    pobreza enloquecida mojada en aguardiente.

    Selva y hombres sacuden sus venas a la lenta
    cocción del sudoroso temblor que los calcina,
    del hacha lacerante que brilla y los afrenta.

    Calor cruento, virgen. Winchester. Carabina.
    Gatillo pistolero. Látigo en las raíces.
    Plomo frío. Espolazos. Turbación asesina.

    Tropelías, Tabaco, Caras torvas. Países
    de piel caliente. Llanos de macilentos ojos.
    Escándalo de heridas. Mapa de cicatrices.

    Y allá en el fondo mismo, sobre el lecho de fuego
    del río en el crepúsculo, en la chata que baja
    a los puertos calientes, se ven los centelleos
    de lo fiero que llega: gringos y tiroteos,
    hombres de idioma extraño que traen la baraja
    marcada y alevosa del más tramposo juego...






    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 01:29

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    MORENA TORO

    Morena Toro,
    carne de pina encendida,
    piel de cobre y cera bruna,
    zarcillo de oro,
    jirón de luna dormida,
    jirón de luna.

    Mujer fuerte, profunda,
    grama verde en los surcos descampados,
    requerida al ardor de las guitarras
    de los viejos arrieros,
    flor florestal en la intemperie, lumbre
    provocante al requiebro del verano,
    fuego alazán en la arena.

    Morena Toro, tenías
    cuando te vi, mujer nueva, en el desvelo
    de una noche agredida por la luna,
    oro y coral en el aro,
    pcinetón de hueso negro,
    un sorbo de suspiro contenido en los labios,
    una nostalgia de hombres que no habían llegado.

    ¿Qué tenías? ¿Qué ciega
    y elemental potencia te encerraba
    en un mutismo amargo? ¿Qué urgencia de caminos
    parecían doblarte
    en esa antigua noche de cuchillos,
    cuando los carreteros desvelaban su frente
    tentando el aguerrido signo de su coraje?
    ¿Qué atávica nostalgia, irrefrenable,
    enmaridaba el monte con tus ojos?

    Pasado el tiempo ahora
    de aquella vez que te encontré en silencio,
    se codicia el vaivén de tu cintura,
    tus dos pechos de avena henchida y fuerte;
    has conocido todo cuanto es dable saberse
    en los parajes rudos: te recuerdan
    los senderos nocturnos,
    las horas del amor, los silenciosos
    hombres que te conocen.
    Aunque sigue el mutismo de tu frente,
    Morena Toro.

    Novia de los entreveros,
    fragancia y resedá, jazmín despierto:
    volvamos a aquel tiempo en que tenías
    carne de pifia encendida,
    piel de cobre y cera bruna,
    una urgencia de asedio de la vida en los ojos,
    una nostalgia de hombres que no habían llegado.

    Ardiente el corazón,
    Morena Toro.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 01:30

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    EL BAILE DE MORENA TORO

    ¡Un relámpago en la arena,
    ceibo carnoso y moreno!

    Zumbando el tábano negro
    de la noche enreda el rumbo,
    enreda los pies, el rumbo
    de los pies enreda al sísmico
    relumbre del baile.

    ¡Baila!
    ¡Bailó el níspero
    febril de sus pies que arriba
    al baile, lucero arriba,
    perdiz bailando en el cielo!

    ¡Galardón del mujerío,
    tacón salpicando el piso
    con hilo o pelos de trenzas
    —bochinches de chala negra—,
    de arrobamiento, clareo
    de son de música a rastras
    de dos lámparas que apresan
    el apretado jadeo!

    Ceibo carnoso y moreno

    ¡Creciente
    el tajamar del deseo
    —bochinche de chala negra—,
    Morena Toro al meneo
    provoca lumbres, provoca
    esa semilla procaz
    del júbilo en el acecho!

    Sudor fuerte en el meneo.

    Sudor de asedio en el quiebro
    de la cintura ceñida
    de cinta rosa al requiebro
    del manotón de un arriero. Cinta rosa,
    sudor fuerte,
    sudor de asediante fuego.

    ¡Un relámpago en la arena!
    Un ciego
    lucero ardiente en los ojos
    (procaz lucero en la lengua)

    Decrece el vaivén.
    Jadean
    los lamparones del techo

    ¡La diversión del instinto
    se encabritó al ritmo sísmico
    del baile, lucero arriba,
    perdiz bailando en el cielo!

    Un arpa, cuatro guitarras,
    ¡y un suelto incendio moreno!





    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 01:31

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    LA NOCHE CON MORENA TORO


    ¡Humo de quemas hubo aquella noche
    de galope de potros,
    de áspera desazón en nuestras manos,
    de burla descarada a las estrellas!

    Vacante de otros sueños,
    colándose en las nubes de calma algodonera,
    encerraban tus ojos
    todo cuanto el paraje no encerraba:
    el corredor del eco, del murmullo en tu pelo,
    del instinto nocturno que echabas en las hierbas.

    El alero azabache de lus cejas
    tembló en los guayaberas;
    me obligaba la sangre a aquel asalto
    que apenas rechazabas;
    sabías que llegaba con los labios quemados,
    que yo te presentía bajo el percal dormido,
    y ni el corral desierto ni el silencio pudieron
    contra la prepotencia del secreto
    que cuajaba en mi anhelo, que en tu sangre
    encendías
    y en un galope puro se emulaban la fiebre.

    ¡Humo de quemas hubo aquella noche
    de burla a las estrellas!

    ¿Qué quise? ¿Qué querías?
    Acaso en un instante calmar esa
    sed de cosas profundas que ya nos conocíamos,
    o acaso tal vez sólo dejar sobre la arena
    una pobre moneda que ni valor tenía.

    El alero azabache de tus cejas
    tembló en los guayaberas;
    todo carbón y fuego, tierra adentro,
    un resuello distante de animales nocturnos
    anunció la alborada
    —galope enloquecido de potros que volvían
    hacia el corral desierto—;
    te adivine de pronto embozada en otros sueños,
    me viste resarcido del exorcismo oscuro,
    aunque todo era fiebre todavía
    como humazón de hierba en nuestro pecho!

    Todo carbón y fuego,
    ¡todo búsqueda cruenta y descarrío
    la descarada noche de burla a las estrellas!


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 01:32

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)





    NOSOTROS, LOS INNOMBRABLES

    I

    Éramos ya los innombrables,
    los desechados de las glebas,
    los que apenas tenían nombre,
    los de vivir en pobres tierras,
    los de llevar señal amarga
    de castigo por las ojeras,
    los de plantar en suelo extraño,
    los de vestir ropas ajenas,
    los que estaban como de paso
    medio sangrando entre las piedras,
    los ignorados de la gente,
    los del desprecio y las afrentas,
    quienes soltaban por las noches
    los animales y las hogueras.

    Éramos ya los innombrables,
    los niños pobres y andrajosos
    a quienes se llamaba con un silbido,
    o con un gesto, o simplemente con la mitad del
    nombre;
    los que podían vivir bajo las lluvias y los vientos
    y las heladas, descalzos, y en las noches crueles de
    frío y desamparo,
    y tener fiebres palúdicas
    y envidiar a los bravos
    y apedrear los faroles que penden de los tugurios,
    o morir como mueren los ancianos
    de efímera ilusión, soplados desde abajo.

    Podíamos seguir las ferrovías
    como si fueran el sendero a la medida
    de nuestros anhelos
    —brillantes u oscurecidos según la distancia y el
    tiempo—,
    orinar en las alcantarillas en los crepúsculos
    ardorosos
    y tener gestos ásperos y altaneros.

    Soñábamos con lagos inmensos
    y con cabañas en medio de los montes profundos,
    soñábamos con los bandoleros que asediaban en
    las tranqueras
    y podían caer, cruzados de proyectiles, con
    regocijo
    sobre sus caballos jadeantes, raudos y
    enloquecidos!

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 23:33

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    NOSOTROS, LOS INNOMBRABLES
    (cont.)


    II


    Éramos ya los innombrables,
    los pobres hombres de la tierra,
    los de labios enrojecidos
    por pedradas o por violencias,
    los de rostro duro y reseco,
    los atrevidos en las pendencias,
    los que ostentaban sobre el pecho
    girasoles y resistencias,
    relampagueos en la frente,
    sublevaciones en la lengua,
    quienes soltaban por las noches
    los animales y las hogueras.

    Vida la nuestra, oscura,
    de conocer todas las hambres,
    y los senderos de las lluvias y los paisajes,
    de los ventarrones que doblan en las siestas
    ardientes
    el tallo fino de los mandi ocales;
    conocíamos el bochorno delirante del verano en
    los cocoteros,
    los animales que lamían el bastón de los ciegos y
    las serpientes y las flores silvestres.

    Conocíamos los caminos
    de los talleres y los campos,
    de las misteriosas plantas a la orilla de los
    pantanos,
    del sudor pegajoso de los trabajadores en el rumor
    del mediodía,
    del pañuelo bordado por la mano ahelante de las
    muchachas vírgenes;
    conocíamos las marcas forasteras de las barajas en
    los puertos,
    el extraño mutismo de los hombres seguros y
    violentos.

    Acaso descubríamos
    cuanto yacía en el sobresalto de nuestros sueños,
    el afán insumiso del acero escondido en la cintura
    de los valerosos que morían cantando,
    la música de los naranjales, el murmullo que suena
    lluvia adentro,
    la cicatriz de los peones que tenían historias
    indescifrables
    sobre la piel oscura a medianoche.

    Aprendíamos cantos
    de pendencia altanera;
    tocábamos las guitarras cuyo secreto profundo era
    secreto
    de los cautos y entristecidos,
    aprendíamos las palabras que amedrentaban con su
    audacia y su furia
    como la gloria de los himnos guerreros;
    llevábamos el pecho desnudo de amarillo leopardo
    por los fondos calientes
    de los bosques y los tembladerales.

    Conocíamos las plantaciones
    y los terrenos besados por las Siete Cabrillas,
    los que guardaban para nosotros las cosechas más
    bárbaras,
    los que dejaban sangre tibia en la esponja
    exprimida y oprimida
    de nuestra piel morena;
    conocíamos el brillo vengativo de los machetes
    que descansaban todavía,
    las rodillas que se partían de repente por los
    montes
    húmedos y coléricos, gigantescos y lúgubres,
    y la virilidad decorosa,
    y las comarcas lúbricas de torturado silencio y el
    cinturón de fuego grávido del verano.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 23:34

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    NOSOTROS, LOS INNOMBRABLES
    (cont.)



    IlI

    Fuimos hechos de tierra roja
    y de palabras callejeras,
    de amasijos elementales
    y de maderas primigenias,
    tempraneros encallecidos
    de quemarse en las polvaredas,
    de auparse en las intemperies,
    de madrugar en las capucras,
    nacidos ya, como quien dice,
    en tiempo de mala cosecha,
    sobre caminos quebrantados
    por desventuras y querellas,
    por gacho gesto ensombrecido,
    por un destino de violencias

    Y éramos ya los innombrables,
    los pobres hijos de la tierra.

    Vida la nuestra, oscura,
    de conocer todas las hambres,
    de haber escuchado el aliento expectante de los
    días interminables,
    el llanto de las lluvias tristes sobre los llanos,
    de haber probado el sorbo
    amargo de la desgracia.
    Y un día comprendimos
    la dirección del viento, de esa musculatura
    que se tuesta en la orilla brava de un sol naciente.
    Nosotros, los esclavos de siempre,
    los hombres de mirada perdida como la curva de
    los ríos bajantes,
    los de anchos pies descalzos como las hojas de los
    tabacales,
    acaparados por los golpes, adosados a los muros,
    chamuscados en la extensión espesa de los
    latifundios infernales,
    los que hacían los hijos como escupiendo el aire,
    los que llevaban sobre el pecho quemado
    los sembradíos y los tatuajes,
    comprendimos de pronto
    la voluntad sin tregua de nuestras gargantas,
    que no había milagro comparable al milagro de
    nuestras manos poderosas.

    Todo cobró un color de predominio,
    de pasión puesta en pie, de incógnita aclarada,
    de ríos madrugando en asunción de brillo
    saludable,
    de camino abreviando el apremio empeñado de los
    pasos del hombre;
    todo animado al soplo de una luz verdadera,
    de leño consumido que recobra el desvelo de su
    fuego,
    de una certeza muscular y brava.

    Un día comprendimos
    que la Revolución no es solamente una palabra
    de juvenil violencia, sino el agua fluente para la
    sed constante de los hombres
    que pudiera traer la dignidad, difícil y profunda,
    y el apego a la vida
    y el latido inocente del sagrado intercambio de la
    emoción entre los seres.

    Que es como la fidelidad de dos manos
    enamoradas bajo la luna.

    Que es como abrir una fuente en una tierra seca
    bajo la luna.

    Que es como la leche tibia de una madre hermosa
    bajo la luna.

    O el grito de una niña bajo la luna.

    Y supimos que hay noches
    que descansan la frente sobre el pecho del día,
    y hombres fuertes, como los nuestros, que
    sostienen las húmedas mañanas,
    y flores que desvarían
    en la mano rosada de las jóvenes candidas,
    y empuje adormilado de quebrar cocoteros en la
    dormida vara de la brisa,
    y hogueras que levantan su niebla azul en medio
    de las colinas,
    de las estrellas que guían las fugitivas olas de las
    playas.

    Que no habría senderos entrecruzados,
    ni señales desatendidas de los extraviados,
    ni desafíos oscuros;
    que cumpliría el verano su jornada,
    la semilla su parto de esplendor y de ahínco
    y el viejo rey del cielo su camino.

    Entonces comprendimos
    que la vida tendría una extraña belleza
    como un árbol preñado de pájaros y meses,
    que podíamos levantar las cabezas y mirar el ciclo
    sin temor y sin vergüenza,
    respirar a pulmón pleno las fortificantes frescuras
    de las raíces maravillosas.

    Que rebelándonos abriríamos
    las compuertas cerradas, el telón de los anocheceres
    hoscos y dolorosos,
    que podíamos realizar el amor,
    la pura valentía,
    el canto,
    la sonrisa,
    y la fecundación de las aguas!

    ¡Comprendimos nosotros! Nosotros,
    los innombrables.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 23:35

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)



    JORNADA EN LA SEMILLA


    Semilla adentro andamos,
    seguimos yendo semillar adentro;
    hacia salir del suelo
    y el gran desierto en sequedad, del trozo
    de sed y humillación, de la amenaza
    y la menguada sal del pan más pobre.

    (Ah, tierra adentro, ahitos
    de valor y quebranto,
    asiéndonos al viento,
    a su color de ojera,
    disparándole al llanto,
    a su arenal overo
    de llama tostadora.)

    Semilla adentro vamos
    —oído atento al sortilegio vivo—
    desbrozando una selva de lanífera savia,
    repeliendo asechanzas de ciegas sudestadas,
    desbravando los puros sementales,
    los alazanes bravos.

    (Asiéndonos al viento.
    Disparándole al llanto.)

    Hacia salir del hambre,
    del boquerón de su cantero oscuro,
    hacia el nivel severo, hacia el reverso
    del insulto ofensor, de un alba negra,
    de la abyección de un barro en desconsuelo.

    (Tierra adentro adelante,
    finn e el grito altanero,
    la alforja caminante
    y el brasero en la mano,
    en el pecho el lucero
    y en el hombro el verano.)

    Al ras de un puño abierto,
    de su amapola firme, de las riendas
    raudales de su arrojo; vamos dentro
    de su acción muscular, de la fiereza
    de roble y punición de su madero.

    (Dentro de un sol tajante,
    con su fuego en la frente;
    el labio enfurecido,
    calientes las heridas,
    con el cinto
    como aíligcntc tira
    de piel cosida a tiros.)

    Semilla adentro, hirsutos,
    por anchas calles de empedrado duro,
    por entre poderosos cocoteros, sobre un salto
    de redomón quemado en su resuello,
    por el rojo astili aje
    de cobre y pomarrosa del sendero,
    por valles de arenales revoltosos,
    por entre altivos brazos macheteros.

    Semilla adentro andamos,
    por entre altivos brazos macheteros!



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 23:36

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    TORTURA

    Esta es la noche. Es ésta
    la negra manta abierta en la penumbra,
    la sombra del que anillan en su estupor. La vasta
    noche afilada a filos de tortura.
    Noche ciega y cerrada.
    Nubarrón derramado sobre la celda muda.
    Noche cortada a trozos de risa ensangrentada.
    Pobre noche si hablamos de otras noches oscuras.

    Noche cerrada,
    congoja en pie,
    penumbra airada,
    mancha café.

    Este es el hosco, el hosco muro
    levantado a golpazos, fiero abrigo
    de exhalación amarga y aire mudo.
    El aire solo, singular testigo.

    Esponja del calor del viento impuro.
    Triste muro si hablamos de otros más tristes
    muros.

    Muro de afrenta,
    sal de impiedad.
    Pared sangrienta
    de la heredad.

    Esta es la herida abierta.
    Sangradura nocturna, desazón de la vida.
    Cortadura inferida sobre faz indefensa.
    Vómito de verdugos, señal de cobardía.
    Pergamino deshecho sobre una piel oscura.
    Poca herida si hablamos de otras hondas heridas.

    Flor colorada,
    herido ardor.
    Sangre cuajada.
    Clavel punzó.

    Y esta es la fe nocturna. La bandera
    que no habrá de caer. La ensangrentada
    razón de no ceder en la tortura.
    Es el golpe alevoso en sombra artera.
    El verdugo de sangre envenenada.
    Y la pasión resuelta y encendida
    y un corazón ardiente en la cintura
    de un hombre en su semilla florecida.

    Noche y herida.
    Pulso y valor.
    Clara la vida.
    Claro el honor.





    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 03 Jul 2024, 23:38

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)







    HOMBRE
    A Federico Talter,
    in memoriam.




    "No es éste de los que hablan", dije
    al mirarlo pasar
    (y eso no se dice de todos);
    bajo la luz del corredor esplendía
    su madurez altiva,
    textura de quebracho el torso pétreo,
    sudoroso y erguido,
    titán de eslas praderas calcinadas,
    musculoso y elástico,
    desgreñada la tersa cabellera,
    sonriente,
    poderoso y bravio en su respiración
    pausada,
    toro de campo abierto,
    verdadero varón de cepa pura
    (y eso no se dice de todos).
    No pudo hallarse el sitio de su cadáver nunca.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 04 Jul 2024, 23:29

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)



    CON ESE MISMO CORAZÓN QUE
    CANTABA
    En memoria de Wilfrido Alvarez,
    mártir paraguayo.



    Soñó con un país
    que fuera una corriente
    de ríos al andar;
    de jazmines la frente,
    de granos de maíz
    resonante ci cantar.

    Hoy recuerdo su rostro que tenía
    rasgo de arcilla y tierra del lugar,
    donde hallara el secreto de pulsar
    con el acero de su rebeldía
    la cívica guitarra populan

    Soñaba con un país
    hermoso, con la camisa bordada
    de color nuestro, de lluvias
    nuestras y vastas en las madrugadas;
    iguales surcos quería,
    que todo en el esfuerzo de los hombres cantara.

    Él decía: —De todos
    será el pan en la tierra
    cuando la tierra sea para todos,

    Y haya pan para todos.

    Decía: —En paz sobre la tierra
    descansara el hermano
    cuando se viva en paz sobre la tierra.

    Y haya paz para todos.

    Él decía: —¡Qué hermosa
    la patria libre! ¡Hagamos
    libre a la patria hermosa!


    Soñaba con un país
    claro, fértil, que no oprimiera y sangrara
    como un despojo deshecho, quena
    que en un país de labranzas
    cantasen la sangre, el valle, las cordilleras, los ríos;
    lo soñó así, sin que jamás retirara
    los pasos, la voz, los ojos
    de esa intensa lumbrarada.
    País de sol y azafranes y corazón de guitarras.

    Varón entero, tenía
    polvo de pueblo en la cara.

    Se alzó por los que yacían,
    vistió el sol cada mañana,
    noche a noche alumbró el día,
    día a día tocó el alba,
    sufrió prisión por ser libre,
    llevó luz de casa en casa,
    pidió por los que no piden,
    por otros hirió su entraña.

    Y si ha partido ahora, vuelve en esa marca
    de resolanas altas que golpea con furia y con
    constancia.
    el mediodía claro, vuelve a la clandestina tormenta
    de las horas
    en que su corazón, puro y vivo, cantaba;
    vuelve a mirar las cosas de los hombres iguales
    en orfandad tiránica, en luz torva y hambrienta,
    en humildad y orgullo;
    vuelve, vuelve a lo mismo, vuelve a arrojar al
    rostro del verdugo su cólera,
    su cólera más honda que el odio y la vergüenza
    del verdugo, más inmensa que el gesto del verdugo
    alevoso, vuelve, cabal y entero, como siempre
    volvía (sin que jamás partiera) de ese país que fuera
    la imagen de su vida.

    Vuelve así en esta tarde.

    Vuelve con la sonrisa
    de inocente camino con que incendiaba el día,
    con esa fortaleza de bosque de sus sueños,
    con esos camaradas que son sal de la tierra
    y vuelven, con el vuelven a la región y al tiempo
    de redimir la sangre del crimen y el ultraje.

    Vuelve así en esta tarde, regresa al mediodía,
    vuelve con ese mismo corazón que cantaba.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 04 Jul 2024, 23:30

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    UN RITO PARA EL HÉROE
    En memoria del “Che”


    Un rito americano
    librado a cielo abierto,
    con pájaros y danzas, colores y murmullos
    de sombra y naranjeros;
    es que hoy, como nunca, habrá de darse
    un rito de silencio,
    por el Guerrero alzado en mil combates,
    echando llamaradas para todos los tiempos.

    (Este dejó su sangre
    lavada en la llanura,
    quemó olorosas hierbas
    en colinas y lunas,
    peinó el sol en la frente
    de clara levadura,
    y esparció por las cumbres
    la lumbre de las lluvias.)

    Una hoguera callada
    de taciturno leño,
    una máscara intacta de color de intemperie
    en el instante oscuro de velar este cuerpo;
    flechas de cacerías,
    collares de reflejos,
    que enjuguen todo el llanto, la congoja, la herida,
    por el bravo abatido y yacente en nuestro suelo.

    El más antiguo rito
    que nombre su sendero,
    convocando los signos y el honor de la tierra
    desde un fondo secreto,
    un rito de alta arcilla temblorosa,
    rodeando su cuerpo,
    que nos indique al alba, fatigada de estrellas,
    su valerosa estrella subiendo entre luceros.

    (Éste izó a la invencible
    libertad en un puño;
    la dignidad sellaba
    su nombre por los muros,
    sembró por los caminos
    los sueños más profundos,
    y señaló a la aurora
    la hora de otros rumbos.)

    Un resplandor, por fin, que bañe el rostro
    de luna sonriendo,
    un manto de confín y cordillera,
    de altura y cabrilleos,
    un recóndito canto que nos recuerde el día
    de su batalla en medio de la noche y los vientos.

    Un rito americano,
    gajo de antiguo incendio,
    piraguas como labios cautelosos del agua
    y relámpagos verdes que llamen a Consejo,
    árboles tutelares
    y albores venideros,
    el arco, el arco iris donde estén fulgurando
    la Hoguera y el Guerrero que hayan de alzar al
    pueblo.

    Un rito americano
    librado a cielo abierto...

    1967



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 04 Jul 2024, 23:32

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    LOS INNOMBRABLES
    (1959 -1973)




    DONDE SE APRUEBA EL NIXONICIDIO
    Y SE AGRADECE A PABLO NERUDA
    SU LIBRO Y SU DEEENSA DE LA
    REVOLUCIÓN CHILENA


    He recibido la explosión radiante
    de tu acento encendido y soberano
    como el filoso brillo de un diamante.

    Cargada viene del fulgor serrano
    y heridor de la piedra justiciera
    que tu tierra natal lleva en la mano.

    Allí se juzga, siempre a tu manera,
    al Rufián Imperial; allí se enfrenta
    a los secuaces de esa oscura fiera.

    Y se induce también a hacer la cuenta
    de cuanto crimen siembra el Altanero
    a cada paso de su acción sangrienta.

    Es el deber del canto verdadero
    enjuiciar a ese Chacal sombrío
    que en Ley de Sangre convirtió el dinero.

    Te hablaré de lo nuestro y de lo mío,
    de lo que han hecho de la patria hermosa
    por la que sueño, lucho y desvarío.

    En medio de la luz pura y airosa,
    el fratricidio más desvergonzado
    trajo la misma bestia pantanosa.

    El Paraguay, que es como un sol manchado
    por la baba del mismo genocida
    y un general vendido y entregado;

    el Paraguay, una terrible herida
    de verano y amor, alza la frente
    ante esta incitación que le convida

    a no cejar en su batalla ardiente,
    a reprobar al mismo personaje,
    a aguerrirse en el temple de su gente.

    También allá ensució hasta su paisaje
    el de la Casa Blanca, y la pistolera
    del sirviente casero, en grave ultraje.

    Negro muro elevó su al tañen a
    para los héroes hoy encarcelados
    que no deponen su pasión bravía.

    Quince años sombríos reservados
    al escarnio, al silencio, a la tortura
    cubren sus años de halo marchitado.

    Aunque en mitad de la desolladura,
    de la más honda noche y la más fría,
    todo se inclina hacia una luz futura.

    Allí en tu patria, en cambio, una bandera
    de unidad popular y gallardía
    trajo la inevitable primavera.

    ¡Cómo ignorar lo que en tu araucanía
    el roto pueblo puede hacer ahora
    por sólo honor de su soberanía!

    ¡Y qué orgullo el de ser en esta hora
    puro chileno en cordillera y llano
    con ese libre fuego que atesora!

    Tal vez, en un momento no lejano,
    Chile y el Paraguay cambien la vista
    de nieve y sol, como de hermano a hermano.

    ¿Habrá ese día entonces quien resista
    a esa insurgencia americana y dura
    que nunca ya de su avanzar desista?

    No, no; las cosas cambian; la madura
    raíz florece sobre un campanario
    donde echan a volar campanas puras.

    Gracias por el acento lapidario
    de lumbre vengadora y madrugada
    que marca a fuego lento al adversario;
    por la ancha mano amiga en la jornada,
    por el tiro certero y necesario,
    por el invicto incendio, camarada.


    Mar/o de 1973.




    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 04 Jul 2024, 23:40

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)



    En los tiempos sombríos,
    ¿se cantará también?
    También se cantará
    sobre los tiempos sombríos.
    Bertold Brecht

    Desde el momento en que se fue
    estuvo regresando.
    Ciro Alegría




    DE UNO Y DE TODOS

    Pensé callar; me dije
    que callara, que acaso pareciera
    desalentado el labio que se echase
    —desollado— a exprimir su sombra acerba;
    me dije "no", por años, y cerrando los ojos
    —cerrándolos sangrando—
    reprimí su pungencia en largo encono.

    Callar, me dije. ¡Pero cuántos ríos,
    cuántas alas dobladas, cuántos árboles
    que apretaban el sueño en esos años
    de amarga sudación, cuántas cruces crueles
    en la heredad desierta, cuánta amarga
    firma de fe
    enfrentando cada afrenta...!

    De todos, sangre adentro
    —desterrados—, de cientos y de miles
    la imprecación, de innumerables bocas
    cuanto pensé callar,
    cuanto debiese
    callar, callar si ya no fuera
    de cientos y de miles la palabra
    lacerada y sangrienta.

    Quizá este grito entonces,
    de uno y de todos —y por todos— sea
    trasudación unánime, la herida
    que sabemos de sobra, la razón de esa hoguera
    quemándole los ojos a un hombre a la deriva
    con las manos raigadas fieramente en su tierra.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Jul 2024, 00:27

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)




    EN LA ORILLA OPUESTA


    Espero en la orilla opuesta
    del gran río de mi patria. Allá, otra vez, la callada
    noche del dolor, el largo río
    del dolor,
    las ásperas
    noches del río y la patria
    en larga y callada espera.

    Allá por la orilla opuesta.

    Miro la salpicadura
    de la muerte por los muros, el blanco muro teñido
    que otra vez se hirió de muerte
    y grito mártir, la sangre
    mártir salpicando el muro...

    Allá por la orilla opuesta.

    Y allí están, alevosos, los del crimen
    con la mano sangrienta. La negra bota
    alevosa; pistola ciega y oscura
    inaugurada en el crimen, la boca negra
    y sangrienta...

    Allá por la orilla opuesta.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Jul 2024, 00:27

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)



    CRUCE

    Un viento oscuro ha caído
    ayer
    —como un golpe aciago—,
    sobre la frontera aquella
    que cruzamos.

    Viento de premoniciones
    al costado,
    viento oscuro
    de ir turbando
    —lado a lado— ayer, mañana,
    las estrellas que pisamos.
    Sobre la frontera aquella
    que cruzábamos.



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Jul 2024, 00:28

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)




    SINO


    Nada es lo mismo ya, ni lo será mañana;
    apenas la constancia dará el signo que guíe
    el día por venir. Y el ahínco de la memoria fiel
    que reconstruya y clasifique lo que ya es
    quemadura
    y senda pedregosa desde ahora, desde el instante
    en que una lluvia oscura
    sopló con un sonido bárbaro en nuestra vida.

    Y lo sabemos todos.
    Nada será ya igual ni semejante al rostro del
    pasado;
    ni nuestro amor, vacío de sostén, ni la mano
    de los amigos. No habrá ese ruido
    de persianas que bajen impidiendo al verano
    su intromisión inevitable. Habrá cambiado
    el ritmo de la sangre; otras palabras
    pondrán sobre el oído su distinta eufonía.

    No, no; ya no será la misma
    la manera de andar, la introspección al modo
    de la quietud ceñida de las horas. Se notará por
    siempre
    en nuestros rostros un visaje
    y un aire retraído de máscara olvidada.
    Y al no tener el mismo amor, la misma mano de
    los amigos,
    el ser de aquí o de allá se borrará sin pausa
    en una helada comunión con raíces espurias.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Jul 2024, 00:29

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)




    IMÁGENES
    A S.H., gravador.

    Como de mi pueblo
    son estas cosas, mi amigo; como de aquellos
    parajes. Son, ciertamente, rostros de cerámica
    estos rostros, y este taller como una choza popular
    de mis bosques. Buena tierra esta tierra
    como de entre barrancos
    aupados por el sol, por la fruición del fuego.

    Extraña mano es esa
    que pudiera estrechar otra mano lejana
    de reducida piel, de idénticas nervaduras
    sobre secas raíces. ¿Retoñarían cómplices
    del mismo signo, al mismo
    irremediable augurio de polvo belicoso?

    Como de mi pueblo
    estas cosas, como de su hornada
    radiante, desaforada; cada bosquejo o vértigo,
    esguince o crispación o pertinaz empeño
    de domeñarla tierra; como de luna atónita esos ojos
    de maderas talladas como a ras de cuchillos.

    Como de mi pueblo, mi amigo.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 06 Jul 2024, 00:29

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)





    SEÑALES

    La primera, "Esperanza",
    señal desnuda, sola, piedra austera arrojada
    sobre un camino cruento de luciente verano,
    jirón del alba, intruso, en el crepúsculo,
    malestar o zumbido de campana
    en una tarde seca.

    Y luego esas señales
    de presencia obsesiva: 'Tierra natal", "Madera",
    "Destierro", "Amanecer", "Surco", "Guitarra",
    como hogueras o leñas de humo suelto,
    negro y desarraigado.

    Bien nos valiera ahora
    verles la trabazón, la médula
    entrañable, la falacia v el fraude
    de su inútil desgaste, de su desgaste impúdico
    yendo de boca en boca.

    Rotundas y tangibles cada nueva mañana.



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 01:06

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)





    CONTRASENTIDO


    Y qué contrasentido: yo
    (que debería estar en otros sitios) caminando
    por estos sitios, por estas calles que desconozco;
    que andaría por huertos
    familiares, desbrozando estos huertos retirados y
    extraños;
    precisamente yo que vagaría sin duda
    por entre naranjales y violines, ahora
    aprisionado por cerrazones y por noches lejanas
    como un error de mi camino,
    con un horror hacia mi propia
    palabra, hacia esa que ya ni entiende
    por qué el contrasentido, el revés de la trama, el
    desaliento
    de no explicar por qué es aquí y no allá donde se
    extiende
    la línea justa de mis pasos.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 01:07

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)




    ALLA


    Debe, allá, estar lloviendo;
    sin pausa estar lloviendo, lloviznando
    en los bosques,
    sobre las casas pobres, abotonándose
    la noche y mesándose la barba envejecida
    en los obrajes, allá lejos, lloviendo,
    lloviznando en la noche.

    Y habrá ya anochecido.
    Siempre se me ha hecho tarde entre los tilos
    serranos, a la hora de volver, anochecido,
    allá lejos, cuando aún no sabía
    que no fuera a volver, que se ha hecho tarde
    lloviendo, anocheciendo.

    En la noche, allá lejos, lloviznando.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 01:08

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)



    SIEMPRE QUE ME VISITAN


    Siempre que alguien me visita
    (viniendo de allá), miro sus huellas
    por si todavía chisporrotean, por si algún resto del
    verano
    atravesó las fronteras, o de verja deteriorada por la
    inmovilidad; miro sus ojos
    vidriados por la atmósfera seca, indago en ellos
    si hay miedo o solamente las frescuras del alba;
    cuando alguien me visita (de allá)
    trato de penetrar en cada gesto, abarco
    cada gesto, averiguo
    —mirando de soslayo— si todavía se estrecha
    fuertemente una mano, si todavía
    se canta una serenata pobrísima en mi pueblo,
    si el zanjón crece para el raudal
    o para los muertos, y de repente olvido
    que averiguan también si yo averiguo, si todavía
    me abrasa el sopor hondo
    de esa atmósfera seca, si estoy entre los vivos o los
    muertos.




    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 01:09

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)




    MANCHA


    Sueño entre cuatro muros. Mido el paso
    como en razón de azar. Vigila un huésped,
    oscuro talismán, sonriendo abajo
    como un testigo atroz: la sombra. Atroz
    testigo que, sonámbulo entre muros,
    invade el tiempo y lo divide en dos.

    Sueno entre cuatro muros. La gastada
    mancha del aire recogió una red
    de estupor y silencio. Este silencio
    que como un perro fiel dormita al pie
    de mí mismo. Aquí el silencio. Y hablo
    de cosas viejas que no puedo ver.

    Tiempo perdido entre papeles, letras
    que se vuelven de cara a la pared
    adosándose a un fondo de penumbras
    —¡triste patria de sombras!—, a un rincón
    donde voy escribiendo, donde escribo
    de asuntos que me siguen donde voy.

    Desgaste y mancha. Aquel tiempo caído
    irremediablemente, con la sed
    desesperada en los resecos labios
    y en la lengua. Y todo por un cantar
    deshecho en agua negra, revolviendo
    cosas, hechos sin posible revés.

    ¡Sin posible revés! Cantar ya roto,
    que bien hubiera sido otro cantar
    si no tuviese un par de grises lágrimas
    dividiéndolo en dos. Oh amargo par
    de lágrimas heladas, gotas agrias
    con un chasquido ahogado en su revés.

    Dos manos rotas. La impiedad del tiempo,
    en vano afán de hallar, recomponer,
    el canto que ha callado, el canto
    que jamás, ni ayer ni hoy, debió callar,
    reduciéndose a ser canto gastado,
    a ser mancha gastada en la pared.



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 01:09

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)




    HAY SOMBRAS QUE VAN CONMIGO


    Pasan, vienen conmigo gentes
    de lento andar, con seco aliento
    de tabaco y verano,
    de una zona de sangre, de ardimientos.

    Hay sombras que van conmigo.

    Son y no son, puesto que han sido
    de algo que fue; hoy son y viven hondos
    en mi pecho, en mi pecho, y siguen
    siendo lo que fueron y no son, misteriosos.

    Hay sombras que van conmigo.

    ¡Aquéllos! No están ya. Pero eran
    ramajes de ceibo señero
    en otros días, que como semillas
    subían por nosotros en silencio.

    Hay sombras que van conmigo.

    Vienen a mí con su cantar
    antiguo, antiguo y de trasfondo,
    arrodillados ante sí mismos
    y a punto de recoger su polvo.

    Hay sombras que van conmigo.

    ¡Sombras! Tal vez penumbras
    de horcones que se desmoronaron
    a lo largo, al paso de la vida
    con halo de humo alrededor, amargo.

    Hay sombras que van conmigo.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 23:46

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)




    DESVELO


    ¿Y si de golpe una notica oscura
    te doblara en la noche o consiguiera
    arrodillarte,
    si en el espejo se desdibujara
    el rostro demudado, si de repente todo
    tu pasado agolpara sus honduras
    y te encontraras solo, si la noche
    se te volviera infausta, si te hiriesen
    de frente el corazón, ¿qué rumbo
    tomarías,
    cómo de nuevo te levantarías,
    dime, dime desamparado,
    cómo saldrías de esa duda inmensa
    de que siguen los tuyos,
    de que el hachazo de la muerte
    no los haya tocado
    —sin que haya allí cercioración posible
    dime cómo podrías
    sofocar el sollozo, esa caliente
    anudación de fuego en tu garganta,
    ese ya no saber si merece la pena
    seguir mañana hasta una nueva noche?


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 23:47

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)





    EL RELOJ

    Lo imprevisto advendrá a las 12,
    en punto.

    Al señalarse
    la mensura del tiempo y se demarque, exactamente, la división de su latido.

    Nadie
    podrá saber con precisión qué gota suya
    fenece o continúa. (No importará a ninguno.)
    Habrá un instante
    muerto, disecado, como si el transcurrir
    se detuviera. Y estará comenzando
    otra mensura (en el reloj) del tiempo en nuestra
    carne
    en decisivo punto, en esas 12
    horas que se vayan cerrando, sin importar a nadie,
    exactamente ahora.
    ¿Hoy? ¿Mañana? ¿Cuándo
    será el nuevo comienzo? ¿Partiremos ahora
    o habremos ya partido? ¿Es la ciudad que espera la
    que sepa
    o ésta que abandonamos? ¿O el ojo de ese reloj
    que nos mensura, mide,
    y puede señalar cuándo es hoy o mañana en el
    redoble
    atroz del minutero? ¿Cuándo
    será el nuevo comienzo?

    Lo imprevisto advendrá a las 12,
    en punto.

    Todo habrá de encerrarse en esa oblea
    circular, comprimida; el día removido, blanco,
    pleno,
    la vaporosa umbría, la rotación
    del viento, cuanto aquí hemos vivido, ya compresos en esa oblea umbría, circular
    del reloj que nos mide, yendo todo a otro tiempo
    (¿Ayer, mañana?)
    como papel al cesto, al tiempo que advendrá
    a las 12 en punto, exactamente ahora.

    Y viniendo o partiendo, no seremos
    ya más lo que hemos sido en ese instante,
    ahora disecado, que a las 12 mensure el minutero.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 23:48

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)






    EL SUEÑO


    Sin vacilar, erguido, gris la barba
    y el cabello (el daño de la edad entre los párpados;
    una luz mortecina entre las manos), pasas
    una escalera vieja, una puerta sin goznes
    de un suburbio perdido, vas tocando
    una mesa, un rincón donde los cuatro hermanos
    merodeaban
    junto al umbral, junto al terror de la penumbra;
    cruzas un patio viejo y llegas al mortero
    donde el maíz se pisa, donde todas las lágrimas del
    maíz se reducen
    a un alimento puro, ligeramente miras el brocal de
    un aljibe,
    se deshace en tus manos la baraja del padre regresando,
    del sitio en que ejercía su prestigio de arriero
    trashumante,
    ves girar una rueca familiar, tejer telares,
    oyes la resonancia de vestidos rasgados
    en un baúl de cuero, un coro antiguo
    de palabras te asaltan, de voces que se cavan en tus
    hondos recuerdos,
    ves a la madre dulce vigilando con ojos de esmeralda tus gestos, tu caminar de ahora fatigado en la
    casa
    y un aire deshabitado te circunda; pobre
    mente has entrado a una habitación desierta,
    repasas los ladrillos, las paredes de adobe, las
    ventanas, el libro de las fábulas sobre la silla
    grande, y una sombra —¿una imagen?— te induce
    a atravesar los campos
    y sientes que no puedes y
    qué te importa entonces que tus pies no respondan,
    si sabes que tu vida se reduce a la imagen de esa
    sombra.




    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55568
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 07 Jul 2024, 23:49

    ELVIO ROMERO



    TOMO II



    DESTIERRO Y ATARDECER
    (1962 -1975)



    NOROESTE


    ¿Por qué habrá ese gusto de olvido en los días
    y esta angustia larga y estas duras manos
    y este andar mordiendo lo que va por dentro,
    graves y callados?

    ¿Por qué ha de ser,
    Solano?

    ¿Por qué este jadeo tras el mismo rumbo,
    por qué este galope tras el mismo llano,
    la espuela acuciante sobre los ijares
    casi desollados?

    ¿Por qué ha de ser,
    Solano?

    ¿Por qué esta fatiga que pesa en los hombros
    y el aire que bate, sin piedad, los labios,
    y esa rosa negra de muerte que sopla
    del revés del llanto?

    ¿Por qué ha de ser,
    Solano?

    Las horas, viejo amigo, sucesivos recuerdos
    desnudan mientras bajan ciegas por los barrancos,
    desciñendo la oculta desazón de un anhelo
    que interroga de tanto dislocarse aguardando.

    Te estoy viendo lejano, trémulo entre laureles,
    como una espesa imagen que el ayer ha imantado,
    y ante el paso del tiempo, borrando las distancias,
    desanudara un tiemblo de ecos acongojados.

    Quizá de otra manera no entienda esta nostalgia
    que por mi frente bajan la tarde y el verano.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    ELVIO ROMERO (1926-2004) - Página 30 Empty Re: ELVIO ROMERO (1926-2004)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 24 Jul 2024, 21:04