Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1039456 mensajes en 47560 argumentos.

Tenemos 1567 miembros registrados

El último usuario registrado es ECCR

¿Quién está en línea?

En total hay 33 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 30 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

javier eguílaz, José María, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» VALERY, PAUL (1871 - 1945)
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyHoy a las 04:19 por Pascual Lopez Sanchez

» 2013-04-21 ÁNGELES NEGROS
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyHoy a las 03:07 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyHoy a las 02:30 por Pedro Casas Serra

» VERLAINE, PAUL (1841 - 1896)
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyHoy a las 02:07 por Pascual Lopez Sanchez

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyAyer a las 23:38 por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XIX
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyAyer a las 23:36 por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyAyer a las 23:35 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyAyer a las 23:33 por Lluvia Abril

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyAyer a las 19:28 por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 EmptyAyer a las 19:24 por Maria Lua

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty

4 participantes

    Khalil Gibran (1883-1931)

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Miér 13 Mar 2024, 16:10

    L O S
    D O S
    E R U D I T O S


    Vivían en la antigua ciudad de Aflcar dos eruditos que odiaban y despreciaban cada uno
    el saber del otro: Porque uno de ellos negaba que los dioses existieran, y el otro era
    creyente.
    Un día ambos se encontraron en el mercado, y en medio de sus partidarios empezaron
    a discutir acerca de la existencia o de la no existencia de los dioses. Y separáronse tras
    horas de acalorada disputa.
    Aquella noche, el incrédulo fue al templo y se postró ante el altar, y pidió a los dioses
    que le perdonaran su antigua impiedad.
    Y a la misma hora, el otro erudito, el que había defendido la existencia de los dioses,
    126 De 525 - 22 de febrero de 2006 - Obras de GIBRÁN KHALIL GIBRÁN - Recopilación
    quemó todos sus libros sagrados, pues se había convertido en incrédulo.















    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Miér 13 Mar 2024, 16:11

    C U A N D O
    N A C I Ó
    M I
    T R I S T E Z A


    Cuando nació mi Tristeza, le prodigué mil cuidados, y la vigilé con amorosa ternura.
    Y mi Tristeza creció como todos los seres vivientes, fuerte y hermosa y llena de
    maravillosas gracias.
    Y mi tristeza y yo nos amábamos, y amábamos al mundo que nos rodeaba. Pues mi
    Tristeza era de corazón bondadoso, y el mío también era amable cuando estaba lleno
    de Tristeza.
    Y cuando hablábamos, mi Tristeza y yo, nuestros días eran alados y nuestras noches
    estaban engalanadas de sueños; porque mi Tristeza era elocuente, y mi lengua también
    era elocuente con la Tristeza.
    Y cuando mi Tristeza y yo cantábamos juntos, nuestros vecinos sentábanse a la ventana
    a escucharnos; pues nuestros cantos eran profundos como el mar, y nuestras melodías
    estaban impregnadas de extraños recuerdos.
    Y cuando caminábamos juntos, mi tristeza y yo, la gente nos miraba con amables ojos,
    y cuchicheaba con extremada dulzura. Y también había quien nos envidiara, pues mi
    Tristeza era un ser noble, y yo me sentía orgulloso de mi Tristeza. Pero murió mi
    Tristeza, como todo ser viviente, y me quedé solo, con mis reflexiones.
    Y ahora, cuando hablo, mis palabras suenan pesadas en mis oídos.
    Y cuando canto, mis vecinos ya no escuchan mis canciones.
    Y cuando camino solo por la calle, ya nadie me mira. Sólo en sueños oigo voces que
    dicen compadecidas: "Mirad: allí yace el hombre al que se le murió su Tristeza".










    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Miér 13 Mar 2024, 16:12


    Y
    C U A N D O
    N A C I Ó
    M I
    A L E G R Í A . . .



    Y cuando nació mi Alegría, la alcé en brazos y subí con ella a la azotea de mi casa, a
    gritar:
    - ¡Venid, vecinos! ¡Venid a ver! Porque hoy ha nacido mi Alegría: venid a contemplar
    este ser placentero que ríe bajo el sol.
    Pero qué grande mi sorpresa porque ningún vecino mío acudió a contemplar mi
    Alegría.
    Y todos los días, durante siete lunas, proclamé el advenimiento de mi Alegría desde la
    azotea de mi casa, pero nadie quiso escucharme. Y mi Alegría y yo estábamos solos,
    sin nadie que fuera a visitarnos.
    Luego, mi Alegría palideció y enfermó de hastío, pues sólo yo gozaba de su
    hermosura, y sólo mis labios besaban sus labios.
    Luego, mi Alegría murió, de soledad y aislamiento.
    Y ahora sólo recuerdo a mi muerta Alegría al recordar a mi muerta Tristeza. Pero el
    recuerdo es una hoja de otoño que susurra un instante en el viento, y luego no vuelve
    a oírse más.











    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    126


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Sáb 16 Mar 2024, 17:51


    " E L
    M U N D O
    P E R F E C T O "


    Dios de las almas perdidas, tú que estás perdido entre los dioses, escúchame:
    Vivo entre una raza de hombres perfecta, yo, el más imperfecto de los hombres.
    Yo, un caos humano, nebulosa de confusos elementos, deambulo entre mundos
    127 De 525 - 22 de febrero de 2006 - Obras de GIBRÁN KHALIL GIBRÁN - Recopilación
    perfectamente acabados; entre pueblos que se rigen por leyes bien elaboradas y que
    obedecen un orden puro, cuyos pensamientos están catalogados, cuyos sueños son
    ordenados, y cuyas visiones están inscritas y registradas.
    Sus virtudes, ¡oh Dios!, están medidas, sus pecados están bien calculados por su peso,
    y aun los innumerables actos que suceden en el nebuloso crepúsculo de lo que no es
    pecado ni virtud están registrados y catalogados.
    En este mundo, las noches y los días están convenientemente divididos en estaciones
    de conducta y están gobernados por normas de impecable exactitud.
    Comer, beber, dormir, cubrir la propia desnudez, y luego cansarse, todo a su debido
    tiempo.
    Trabajar, jugar, cantar, bailar, y luego yacer tranquilo, cuando el reloj da la hora para
    ello.
    Pensar esto, sentir aquello, y luego dejar de pensar y de sentir cuando cierta estrella se
    alza en el horizonte.
    Robar al vecino con una sonrisa, dar regalos con un gracioso ademán, elogiar
    prudentemente, acusar con cautela, destruir un alma con una palabra, quemar un cuerpo
    con el aliento, y luego lavarse las manos, cuando se ha terminado el trabajo del día.
    Amar según el orden establecido, entretenerse en lo mejor de uno mismo según cierta
    manera prefabricada, rendir culto a los dioses con el debido decoro, intrigar y engañar
    a los demonios diestramente, y luego olvidarlo todo, como si la memoria hubiese
    muerto.
    Imaginar con un motivo determinado; proyectar con consideración; ser feliz dulcemente;
    sufrir con nobleza; y luego, vaciar la copa, de manera que mañana podamos llenarla
    otra vez.
    Todas estas cosas, ¡oh Dios!¡, están concebidas con preclara visión, han nacido con un
    propósito firme, se mantienen con esmero y exactitud, se gobiernan según las normas y
    la razón, y luego se asesinan y se entierran según el método prescrito. Y aun sus
    silenciosas tumbas que yacen dentro del alma humana, cada una tiene su marca y su
    número.
    Es un mundo perfecto; de maravillas; el más maduro fruto del jardín de Dios; el
    pensamiento rector del universo.
    Pero dime, ¡oh Dios!, ¿por qué tengo que estar allí, yo, semilla de pasión insatisfecha,
    loca tempestad que no va en pos del oriente ni del occidente, aturdido fragmento de
    un planeta que pereció en las llamas?
    ¿Por qué estoy aquí, ¡oh Dios! de las almas perdidas? Dímelo tú, oh Dios, que te
    encuentras perdido entre los demás dioses...








    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    129





    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:32

    E L
    P R E C U R S O R


    ( 1 9 2 0 )

    Tú eres el precursor de ti mismo, amigo mío, y las torres y ciudadelas erigidas en tu
    vida no son más que cimiento para la esencia soberbia que a su vez será cimiento para
    la otra.
    Yo soy como tú, precursor de mí mismo, porque la sombra desplegada ante mí, a la
    salida del sol, eclipsará bajo mis pies al mediodía. Amanecerá nuevamente y otra
    sombra se bosquejará; también ésta se esfumará, otra vez, bajo mis pies, al otro día.
    Somos desde el principio precursores de nosotros mismos, y así seremos hasta la
    eternidad. Todo lo que acumulamos en nuestra vida no es más que una semilla que
    preparamos para un erial. Somos el erial y los sembradores; somos la fruta y los
    cosechadores.
    Cuando eras, amigo mío, un pensamiento perdido en la tiniebla, yo era, como tú, otro
    pensamiento extraviado. Te llamé y acudiste a mi llamado. De nuestros afanes nacieron
    los sueños. Los sueños eran tiempo sin cadena, y los tiempos fueron espacio sin fin.
    Eras una palabra muda entre los temblorosos labios de la vida; también era yo, como
    tú, otra palabra muda, y no bien nos pronunció la vida cuando asomamos al mundo con
    corazones vibrantes por el recuerdo del pasado y con el afán para el mañana. Y el
    pasado no es más que la muerte expulsada; y el mañana es el nacimiento buscado.
    Ahora estamos en manos de Dios. Tú eres un sol radiante en su derecha y yo una tierra
    iluminada en su izquierda. Tu poder en la iluminación no es superior al mío en reflejar
    tu luz. Y nosotros no somos el sol ni la tierra sino el comienzo de un sol más grande y
    de una tierra más gigantesca. Así seremos hasta el fin de los siglos. Tú eres el
    predecesor de ti mismo, ¡oh, extraño!, tú, que franqueas el umbral de mi jardín; yo
    soy, como tú, precursor de mí mismo, no obstante vivir bajo la sombra de mis árboles,
    reposado y tranquilo.





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:33

    EL

    AMOR


    Se cuenta que el zorro bebe junto al león de una misma fuente. Y se dice que el águila
    y el milano devoran juntos la carroña sin disputas y en total armonía.
    ¡Oh, justo amor! Tú que has refrenado el capricho de mis pasiones con poderosa mano,
    y has convertido mi hambre y mi sed en altivez y magnanimidad, no permitas al fuerte
    soberbio que habita en mí comer el pan ni beber el vino que cautivan mi débil ser.
    Hazme recordar mejor y habré muerto de hambre. Deja mi corazón inflamarse de sed.
    Será mejor morir y extinguirse que tomar en la mano una copa que tú no has llenado,
    ni un vaso de licor que tú no has bendecido.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:34

    LAS
    CUATRO
    RANAS



    El saber y el medio saber



    Estaban cuatro ranas sentadas sobre un grueso tronco de leña que flotaba a la orilla de
    un anchuroso río. Una ola furiosa arrastró al tronco hasta la mitad del río, donde la
    corriente lo condujo con el curso del agua.
    Alborozáronse las ranas por el encanto de su expedición y comenzaron a saltar sobre el
    tronco porque jamás se vieron navegar mar adentro. Pasado un momento de silencio la
    primera rana gritó:
    - ¡Qué tronco más curioso y extraño! Mirad, compañeras, cómo viaja igual que los seres
    vivientes. Jamás he visto ni oído hablar de cosa tan parecida.
    La segunda rana: -Este tronco no camina, se mueve, amiga mía; y tampoco es extraño
    y curioso como te lo has imaginado. Las aguas del río que corren de por sí hacia el
    mar conducen con ellas a este tronco que a su vez nos conduce con él.
    La tercera rana: -No, por mi vida, compañeras, os equivocáis. Es una divagación la
    vuestra. Ni el río se mueve, ni el tronco. Es nuestro pensamiento el que se mueve
    dentro de nosotros y él es quien nos conduce a creer en el movimiento de los cuerpos
    inmóviles.
    Discutieron largamente las tres ranas sobre qué era lo que se movía en realidad,
    llenando la quietud del río con sus gritos y su perturbador croar.
    Como no llegaron a ningún acuerdo, pidieron la opinión de la cuarta rana. Esta, que
    hasta entonces no había dicho esta boca es mía, sino que las escuchaba con atención,
    habló de la siguiente manera:
    -Todas vosotras habéis tenido razón, compañeras, y ninguna se ha equivocado en sus
    razones. El movimiento está en el río tanto como en el tronco, como en nuestro
    pensamiento al mismo tiempo.
    Este fallo conformó a las tres ranas en disputa, porque cada una quería tener la razón.
    Cuéntase que lo que sucedió después del fallo de la cuarta rana fue cosa curiosa en el
    reino. Las tres ranas hicieron la paz entre ellas y en un conciliábulo ejecutivo resolvieron
    echar a la cuarta rana al río.
    Y la arrojaron al agua.



    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:35

    LOS
    OTROS
    MARES


    Cierto día dijo un pez a otro:
    -Por encima de nuestro mar existe otro. En ese mar hay diversos seres vivientes que
    viven como nadamos y vivimos nosotros aquí.
    -Son fantasías tuyas -le contestó el otro pez-. ¿No sabes, hermano mío, que cada ser
    viviente que deja nuestro mar un momento moriría? ¿Cuál es entonces la prueba de la
    existencia de otros seres vivientes en otros mares?




    EL
    ARREPENTIMIENTO


    En una noche oscura entró un hombre a la quinta de un vecino, robó el melón más
    grande que encontró a manó y se lo llevó a su casa. Después de partirlo, lo halló
    verde. Entonces la conciencia le aguijoneó y llenó de reproches.
    Y el ladrón se arrepintió de haber robado el melón a su vecino.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:35

    LA
    ESENCIA
    SUPREMA



    Y sucedió que después de la ceremonia de la coronación de Nufsibaal, el rey de Yubail,
    éste se dirigió a su gabinete. Era una alcoba privada que los adivinos del Líbano
    construyeron para él. Hallándose solo, se detuvo en medio de su gabinete pensando en
    el poder ilimitado que poseía como rey de una comarca que otrora era un vasto
    imperio.
    Había allí un espejo que ostentaba un artístico marco de plata, regalo de su madre. Y
    mientras se quitaba la corona y la púrpura vio con gran, asombro que del espejo salía
    un hombre desnudo y se adelantaba hacia él. Aterrorizado, el rey gritó:
    -Hombre, ¿qué quieres de mí?
    -Una sola cosa quiero de tí. Dime, ¿Por qué te han coronado rey de Yubail?
    -Me coronaron porque soy el hombre más noble de entre ellos.
    - ¡Por Dios! Si fueras más noble de lo que eres, no hubieras aceptado el
    reino.
    -Me coronaron porque soy el más caballero y más fuerte de entre ellos.
    -Si es cierto que eres el más caballero y más fuerte de todos ellos no
    deberías haber aceptado el ser su rey.
    -Mi pueblo me coronó porque soy el más sabio que hay entre él.
    -No, por Dios; si hubieras sido más sabio de lo que eres ahora, no habrías
    admitido que te eligieran rey de Yubail.
    Cuenta la leyenda que ante las palabras del hombre desnudo que salió del espejo, cayó
    el rey de bruces y luego prorrumpió en llanto.
    El hombre desnudo lo miraba con compasión y ternura; se sentía triste ante la estupidez
    e idiotez del rey.
    Tomó luego la corona que había rodado por el suelo y la colocó nuevamente sobre la
    humillada cabeza del Rey y volvió a entrar en el espejo, tal como había salido, mirando
    a Nufsibaal dulce y cariñosamente.
    Al despertarse, el rey miró al espejo y no vio allí más que a su propia persona con la
    corona puesta en la cabeza.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:36

    LOS
    CRITICOS



    Viajaba, cierta noche, un caballero montañés hacia la costa del mar. Llegaba a un lugar
    cercano de la costa, donde se levantaba una posada. Se apeó y ató el caballo a un
    árbol, frente a la puerta, porque tal como todos los montañeses, tenía confianza en la
    noche y en los hombres, y luego entró con los demás.
    Cuándo se hubieron dormido todos los habitantes de la venta, y mientras se hallaban
    entregados al sueño, llegó un ladrón y robó el caballo de nuestro viajero. Al día
    siguiente al despertar, el caballero montañés se dirigió al lugar donde había dejado el
    caballo. El animal no estaba y en vano lo buscó en todos aquellos lugares. Se afligió el
    viajero tanto por la pérdida, como por la amarga realidad de haber entre los hombres
    alguno que le probara a su conciencia robando. Cuando los demás compañeros del
    viajero supieron la nueva, le rodearon y comenzaron a cubrirlo de reproches:
    • - ¡Qué necio eres! ¿Por qué has atado tu caballo fuera del establo?
    • -Mucho me extraña que no haya puesto las argollas de hierro en las patas de tu
    bruto. ¡Qué ignorante eres!
    • -Viajar a caballo hacia las costas es una estupidez, amigo mío.
    • -Yo creo que nadie viaja en nuestra época a caballo, más que los lerdos y los
    pesados.
    Esas razones elocuentes y la prédica de los viajeros asombraron al montañés, que
    encolerizado, les replicó:
    • -Amigos míos: os surgió la elocuencia espontáneamente al enteraros del robo de mi
    caballo. Según vosotros, soy un necio porque confié en los hombres y en la noche.
    Me habéis enumerado mis errores, pero lo que más me asombra de tanta elocuencia
    vuestra es que ninguno de vosotros dijo una sola palabra del ladrón que robó mi
    caballo.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:37

    EL
    MORIBUNDO
    Y
    EL
    MILANO



    ¡Detente, príncipe del aire!, detente un momento más y habré dejado todo este resto
    consumido. ¡Ah, cómo te impacienta mi agonía! Yo no quisiera hacerte sufrir de hambre
    al hacerte esperar unos minutos más; pero esas cadenas, aunque fueron de hálitos
    débiles, son difíciles de romper. Mi amor a la muerte, el más lejano de mis deseos,
    está atado con las cadenas de mis deseos por la vida, que es lo que más amo. Perdón,
    hijo del firmamento, me voy de este mundo, pero lentamente. Es el recuerdo que se
    apodera de mi alma para devolverle las reminiscencias pasadas y colocar frente a ella la
    comitiva de los días consumados de mi vida en la agonía, y dejarla contemplar la
    juventud que pasó en un sueño; el recuerdo que presenta ante mí un rostro que suplica
    no cerrar los párpados y devolver a mis oídos una voz amada cuyo eco aún suena en
    mi alma; es el recuerdo que deja tocar mi frente una mano de rosas y que yo no veo.
    Perdón, compañero. Mucho has esperado; ya se acercó la hora tocando a su fin. Todo
    es vano en esta vida, todo es pasajero: el rostro, los ojos, la mano y la neblina que los
    envolvía. Ya se ha desatado el nudo; ya se ha roto la soga y aquello que no 'es para
    comerse ni beberse ya me abandona y se va. Adelante compañero; acércate, ave
    hambrienta. Ya se ha alistado el banquete; pero el manjar es frugal, es humilde. Te lo
    presento voluntariamente. Ven y hunde tu pico en mi costado izquierdo. Desgárralo y
    arranca de los barrotes de su jaula este pequeño pájaro que dejó de aletear. Tómalo y
    llévalo al infinito. Es el mejor tesoro que tuve sobre la tierra. Ven, Príncipe del A


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:37

    LA
    LEONA



    Dormía sobre su trono la reina de la selva, y en su regazo acurrucábase una gata que
    maullaba en tanto que miraba con asco y desprecio a cuatro esclavos que abanicaban a
    la reina. Y en el silencio de aquel recinto se oyó este diálogo:
    Esclavo primero (A sus compañeros):
    - ¡Qué horrible está la hija del león en su sueño! Mirad como se han aflojado sus
    labios; oíd sus ronquidos, como si el diablo le apretara la garganta.
    La gata: -Su horrible aspecto en sueños no se compara ni con una parte de la
    brutalidad de vuestra esclavitud.
    Esclavo segundo: -Lo más raro es que el sueño no ha dulcificado los rasgos de su
    rostro. Al contrario, lo ha surcado de arrugas. Sin duda alguna está soñando algo
    terrible y satánico.
    La gata: - ¡Ojalá durmierais vosotros para soñar en vuestra libertad!
    Esclavo tercero: -Me parece ver que desfila en su sueño la comitiva de sus víctimas
    que tan despóticamente sacrificó.
    La gata: -Sí, señores, ella ve, ve en su sueño, la comitiva de vuestros abuelos y de
    vuestros nietos.
    Esclavo cuarto: - ¡Imbéciles! Habláis de la reina mientras ella duerme. Decidme: ¿qué
    ganáis con este diálogo? ¿Atenuaría, acaso, la tribulación de mi consigna o la fatiga que
    me produce abanicar?
    La gata: -No, por cierto. Seguid abanicando hasta la eternidad, porque está escrito:
    "Tanto como en el cielo, así es en la tierra."
    En aquel instante sé movió la reina en su sueño y cayó la corona de su cabeza, yendo
    a rodar por el suelo.
    -Un mal augurio -dijo uño de los esclavos.
    Entonces la gata contestó maullando: -Las desgracias de unos benefician a otros.
    Esclavo segundo: -¿Qué sería de nosotros si se despertara de su sueño y hallara la
    corona tirada en el suelo? ¡Por Dios!, nos degollaría a todos.
    La gata (maullando):-Os degollaba, necios, desde vuestro nacimiento, y vosotros
    ignorabais esto ... ...
    Esclavo tercero:-Sin duda nos degollaría a todos, segura de que con sus actos adoraba a
    sus dioses.
    En aquel momento el cuarto esclavo hizo callar a sus compañeros y, recogiendo
    sigilosamente la corona de la reina, la colocó nuevamente sobre su cabeza, sin
    despertarla. Ante la actitud del cuarto esclavo la gata maulló fuertemente:
    -En verdad os digo que no recogen las coronas rodadas por el suelo más que los
    mismos esclavos.
    A los pocos minutos de acabar el diálogo se despertó la reina y, mirando en derredor
    de sí, dijo, bostezando, a los esclavos:
    -Creo haber visto en mis sueños cuatro reptiles perseguidos por un escorpión, alrededor
    del tronco de una gigantesca encina. ¡Qué sueno más horrible! ¡Maldito sea!
    Y cerrando sus ojos volvió a dormir por segunda vez, después de haber llenado la
    alcoba con sus ronquidos. Prosiguieron los esclavos con los abanicos y la gata epilogó
    aquel acto con el siguiente maullido:
    -Seguid, seguid, ciegos esclavos; seguid abanicando a vuestra ama. Vosotros no
    abanicáis más que un fuego voraz que devorará vuestra vida.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:39

    EL
    SANTO



    En la mocedad visité un santo anacoreta en su retiro de penitencia. Habitaba una celda
    levantada sobre una cumbre envuelta en silencio y bruma. En tanto que conversaba con
    él sobre temas de moral y virtud, apareció un ladrón que caminaba fatigosamente sobre
    las colinas cercanas. Venía dominado por la fatiga.
    Cuando llegó a la celda, entró y se arrojó a los pies del santo y dijo:
    -Santo Varón, he venido a pedirte un consuelo, -pues mis pecados se han elevado
    sobre mi cabeza.
    -.Hijo mío -replicó el santo-, mis pecados también se alzan sobre mi cabeza.
    -.Soy ladrón y salteador. Es imposible que tú seas como yo.
    -.Te equivocas, hijo mío; la verdad te digo que soy, como tú, ladrón y salteador.
    -.¡Por Dios, señor mío!, que no comprendo lo que me dices. ¡Soy un asesino, un
    criminal, y el grito de mis víctimas resuena en mis oídos!
    -.Soy también asesino y criminal, hijo mío, y en mis oídos aún suenan los gritos de
    muchas de mis víctimas.
    -.Señor, he cometido muchos crímenes e innumerables delitos. ¿Cómo te igualas a mí,
    tú que eres un Santo Varón de Dios?
    -.¡Si supieras de mis maldades y de mis pecados! Sí, hijo mío, si supieras, no me
    habrías mencionado los tuyos. Entonces se puso el ladrón de pie y mirando al Santo,
    larga y extrañadamente, se retiró de la celda sin proferir palabra.
    Yo guardé silenció hasta tanto se retiró aquel personaje extraño, y en aquella
    circunstancia hablé así al Santo, preguntándole:
    -¿Qué motivos te movieron, señor mío, para atribuirte maldades y pecados que no has
    cometido nunca?
    ¿No ves, Santo Varón, que ese hombre ha dejado de creer en tu santa misión y en tus
    prédicas?
    -Sí, hijo mío -me contestó el Santo-; es verdad lo que dices. Este hombre dejó de
    creer en mi santa misión; pero la verdad te digo que se retiró con el corazón lleno de
    consuelo. En aquel momento oímos al ladrón cantar, desde lejos, mientras resonaba en
    las montañas su voz alegre y sonora.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Lun 18 Mar 2024, 10:40

    LA
    GUERRA
    Y
    LAS
    NACIONES
    PEQUEÑAS




    Una oveja con su corderito pacía en un prado. Por encima de ellos se cernía un águila.
    La rapaz seguía al corderito con ojos encendidos de hambre y voracidad, Mientras
    giraba en torno del humilde corderillo aprestándose a hundir sus garras en su tierna
    carne, se presentó otra águila aguijoneada por igual hambre y ferocidad. Al hallarse
    ambos colegas frente a frente, riñeron hasta llenar el vacío con sus gritos y graznidos.
    En aquella circunstancia la oveja estupefacta miró a las dos águilas y dijo a su hijo:
    -Mira, hijo mío, ¡qué extraña es la riña de esas nobles aves! ¿No es vergonzoso para
    los reyes del espacio disputar y reñir, teniendo todo el anchuroso cielo para buscar
    manutención? Pero, ora, hijo mío, ora, mi niño en tu corazón a Dios implorando la paz
    para tus hermanos alados.
    Y el corderito oró fervorosamente y de todo corazón.



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    135


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 19 Mar 2024, 08:53


    EL
    AVE
    DE
    MI
    FE
    ·
    De las profundidades de mi corazón voló un ave y se remontó en el espacio, y cada
    vez que más subía, su tamaño se aumentaba más y más. Comenzó con la forma de la
    mariposa, luego tomó la de una paloma; más adelante el tamaño de un águila, hasta
    que semejó una nube de primavera, llenando así el cielo tachonado de estrellas.
    De las profundidades de mi corazón voló un ave y se remontó en el cielo, aumentando
    su tamaño a medida que subía, y siempre quedaba habitando la profundidad de mi
    corazón.
    ¡Oh, mi Fe, mi Sabiduría obstinada y fuerte! ¿Cómo llegar a alcanzar tu altura para ver,
    juntamente contigo, la esencia sublime del hombre grabada sobre la faz del cielo?
    ¿Cómo convertir este mar que está en lo más hondo de mi alma, en una densa neblina
    y vagar, junto a ti, en el espacio infinito? ¿Podrá ver el prisionero, en la penumbra del
    templo, sus cúpulas doradas? ¿Tendrá la semilla la fuerza para esparcirse y envolver la
    fruta que antes la envolvía recíprocamente? Sí, ¡oh, mi Fe clemente! Sí; yo vivo
    encadenado con cadenas de hierro en los antros oscuros de esta prisión sin fin. Me
    separan de ti estas barricadas hechas de carne y huesos, para no poder volar contigo
    en el mundo infinito. Empero, tú vuelas de mi corazón para cernirte en el anchuroso
    espacio, tanto, que siempre te encuentro habitando la profundidad de mi corazón
    dolorido. Y con todo esto estoy resignado, conforme y confiado.




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 19 Mar 2024, 08:53


    LA
    HOJA
    BLANCA
    ·
    Dijo así, un día, una hoja blanca de papel:
    -Me he formado blanca, nítida, inmaculada y pura, y así seré hasta la eternidad. Prefiero
    quemarme y volverme ceniza blanca antes de permitir que me mancille la negrura y
    me macule la suciedad.
    Oyó un tintero aquellas razones y se rió en su negro corazón, pero no se atrevió a
    tocar a aquella hoja blanca de papel. Oyéronla también las plumas y tampoco la
    tocaron. Y así permaneció la hoja de papel blanca, nítida, cual la nieve, ... ... pero
    vacía.









    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 19 Mar 2024, 08:57

    G I B R Á N K H A L I L G I B R Á N
    J E S Ú S , E L H I J O D E L H O M B R E ( 1 9 2 8 )



    S A N T I A G O ,
    H I J O
    D E
    Z E B E D E O


    E l
    r e i n a d o
    d e
    l a
    T i e r r a



    Era un día primaveral el día en que Jesús llegó a un parque de Jerusalén, y comenzó a
    dialogar con la multitud sobre el Reinado del Cielo.
    Graves acusaciones en contra de fariseos y escribas que colocaban trampas y cavaban
    pozos en el sendero de quienes buscaban el Reino Celestial, apostrofándolos y
    recriminándolos con acritud. Entre la multitud se hallaban personas que defendían a los
    escribas y fariseos, y planearon. arrestar a Jesús, y a nosotros con él. Pero Jesús logró
    burlar sus ardides y escapar por el portal de la ciudad que mira hacia el Norte. Allí nos
    contempló y dijo:
    .-Todavía no ha llegado la hora en que me prendan. Aún tengo mucho de que
    hablaros, y mucho es también lo que tengo que hacer entre vosotros antes de pensar
    en entregarme-. -Y después añadió, su voz teñida de felicidad:-Vayamos hacia el Norte,
    hacia la primavera. Subid conmigo a los montes, pues el invierno ha terminado y la
    nieve del Líbano está cayendo hacia los valles, agregando su preludio a las sinfonías de
    los arroyos. Las llanuras y las viñas han alejado todo sueño, y han despertado para
    recibir al Sol con lujuriosos higos y frescas uvas.
    Estaba siempre a la. cabeza de la columna que conformaban los suyos, todo ese día y
    también el siguiente. En el atardecer del tercero habíamos escalado la cima del monte
    Hermón. En lo alto de una meseta se detuvo a observar las aldeas esparcidas por el
    llano. Se le iluminó la cara, que en ese instante parecía oro bruñido. Nos tendió las
    manos.
    .-Ved cómo el suelo se ha vestido con sus verdes vestiduras -dijo- y de qué manera
    los arroyos han bordado sus faldas con brillante hilo de plata. La Tierra es hermosa,
    verdad, y todo lo que es y existe encima de ella es encantador; pero, atrás de todo lo
    que veis se encuentra un Reino del cual yo seré monarca y gobernante. Si podéis amar
    y encariñaros con el corazón iréis conmigo a ese Reino, a gobernar a mi lado. En ese
    lugar vuestro rostro y el mío no estarán velados; no llevarán vuestras diestras puñales ni
    cetros. Nuestros gobernados vivirán en la tranquilidad sin sentir hacia nosotros miedo u
    horror.
    De esa forma habló Jesús, pero yo estaba ciego y no podía ver el Reino de esta Tierra,
    ni las grandiosas ciudades fortificadas y amuralladas. No moraba en mi espíritu más que
    una sola ansia: ir junto al Maestro hasta aquel otro Reino. En ese instante había llegado
    Judas Iscariote, que se puso junto a Jesús y le dijo:
    .-Los reinados de los seres humanos son muchos y extensos; las huestes de Salomón y
    de David vencerán al fin a los romanos. Si es tu deseo llegar a ser rey de los judíos,
    nuestras lanzas y puñales estarán a tu servicio para expulsar a los extranjeros y triunfar
    sobre ellos.
    220 De 525 - 22 de febrero de 2006 - Obras de GIBRÁN KHALIL GIBRÁN - Recopilación
    Al escuchar esto Jesús, su faz se indignó, y le respondió con voz estentórea y
    resonante:
    .-¡Fuera de aquí, demonio! ¡Podrás creer, por azar, que mi llegada entre las legiones de
    los milenios es para gobernar, un solo día, sobre un hormiguero de personas. Mi trono
    no llegará a tu poca inteligencia, pues quien trata de abarcar la Tierra con sus alas, no
    tratará de buscar un lugar de refugio en un nido abandonado y destruido! ¿Se siente
    honrada o enaltecida, quizás, una aldea porque sus moradores visten mortajas? Mi Reino
    no es de este mundo y mi trono no se erguirá sobre las calaveras de vuestros
    ancestros. Si anheláis un reino que no sea el Reino del Alma, más os valiera
    abandonarme aquí y emprender el descenso a las cuevas de vuestros muertos, donde,
    desde tiempos remotos, los seres de testa coronada llaman a conciliábulo en sus
    sepulcros, para glorificar la osamenta de vuestros antepasados. ¡Cómo te atreves a
    tentarme con un trono de infecta materia, cuando mi frente ansía la corona de los
    astros o vuestras espinas! Pero, de no ser por un sueño de un pueblo casi olvidado, no
    hubiera permitido que vuestro sol tuviera su aurora en mi paciencia, ni que vuestra luna
    refleje y alargue mi sombra en vuestro camino. De no haber sido yo un ansia pura, por
    la que tiritó y se emocionó el alma de una madre alba e inmaculada, me habría
    desembarazado de mis pañales y hubiera vuelto a lo infinito. Y de no ser por el
    profundo dolor que impera en las entrañas de todos vosotros, no me hubiera quedado
    en este lugar para sollozar y gemir. ¿Quién eres y qué es lo que deseas de mí, oh
    Judas Iscariote? Habrás calculado mi peso en alguna balanza para encontrarme digno de
    dirigir un ejército de enanos y de conducir una deforme escuadra en contra de un
    enemigo que no se acuartela más que en vuestras inquinas, temores. y fantasmas.
    Varios son los insectos que hormiguean a mis pies, pero yo los venceré. Estoy harto de
    sus burlas y sus chanzas, y cansado está mi espíritu de toda compasión con los
    animales o insectos que me consideran cobarde, porque mi camino no se encuentra
    entre sus murallas y fortalezas. Uno de los fines de la piedad es mi necesidad de
    misericordia hasta el final. ¡Oh!, cómo quisiera, si pudiera lograrlo, encaminar mis pasos
    en dirección a un mundo más grande, en el que moran seres muy superiores a los de
    este mundo; pero... ¿De qué manera podrá conseguirlo? Vuestro rey y vuestro
    sacerdote piden mi vida. Ya lograrán su propósito antes de encaminarme hacia ese otro
    mundo. No quebrantaré el curso de las Leyes ni esclavizaré a la ignorancia. Permitid
    que la ignorancia se cultive a sí misma hasta hartar a sus descendientes. Permitid que
    los ciegos lleven a los enceguecidos a la fosa. Permitid que los muertos sepulten a los
    cadáveres hasta que se ahogue la tierra bajo el perfume de esos amargos capullos. Mi
    reino no es de este mundo, no. Es y será en el lugar en el que tres de vosotros se
    reúnan con amor, con veneración, idolatrando a la hermosura de la vida, con felicidad y
    con placer ante mi recuerdo.
    En el momento de terminar su discurso dirigió bruscamente su vista a donde se
    encontraba Judas Iscariote y lo exhortó diciéndole:
    .-¡Fuera de mi vista, hombre! los reinos de vosotros nunca estarán dentro del mío.
    Ya era tarde. Se dirigió a nosotros y dijo:
    .-Vayámonos de este lugar, pues la noche ya se avecina y está casi encima de nosotros.
    Caminemos mientras haya luz. Descendió del monte seguido por nosotros. Bastante
    atrás, lejos y a la zaga, Judas nos seguía despacio. Al arribar al llano ya había
    anochecido. En ese instante Tomás, el hijo de Theófanos, se dirigió a Jesús diciéndole:
    .-Maestro, la noche está muy oscura y ninguno de nosotros llega ya a distinguir el
    verdadero sendero. Si lo deseas podemos ir en dirección a las luces de aquella aldea,
    221 De 525 - 22 de febrero de 2006 - Obras de GIBRÁN KHALIL GIBRÁN - Recopilación
    en donde quizá podamos hallar algo de comer y un lecho.
    Jesús entonces le respondió:
    .-Os he dirigido hacia lo alto cuando teníais apetito, pero ahora que os he llevado a la
    llanura vuestra necesidad se ha multiplicado. ¡Es triste que no pueda estar entre
    vosotros esta noche, pero es que quiero estar a solas!
    Entonces se adelantó Simón Pedro y le habló:
    .-No nos abandones en la tiniebla de la noche; déjanos pasar esta noche a tu lado en
    este estrecho sendero; pues tanto la noche como sus fantasmas no harán demasiado
    extensa su visita si con nosotros estás; mejor aún, estaremos cómo iluminados por un
    Alba si con nosotros te quedas. Jesús le respondió:
    .-En esta noche los chacales estarán en sus cuevas y madrigueras, en sus nidos los
    pájaros del cielo, pero el Hijo del Hombre no hallará dónde reposar su cabeza. En
    verdad es mi deseo estar a solas esta noche. Pero si ese es vuestro deseo podréis, por
    segunda vez, encontrarme en la orilla donde os he hallado.
    Lo abandonamos con el alma dolorida, pues no deseábamos irnos y dejarlo solo. A
    cada momento volvíamos nuestra mirada hacia el lugar donde Jesús se encontraba en la
    gloria de su soledad, camino al oeste. El único que quiso echar hacia atrás la cabeza,
    para ver al Maestro en su perfecta soledad, fue Judas Iscariote. Desde ese momento
    Judas se convirtió en otro, se tornó malhumorado e hipócrita. Su mirada se vio
    oscurecida por una densa niebla de odio, maldad y felonía








    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 19 Mar 2024, 08:58

    ANA,
    MADRE
    DE
    MARÍA


    El nacimiento de Jesús


    Mi nieto nació aquí, en Nazareth, en el mes de enero. La noche del nacimiento de
    Jesús unos hombres que venían de Levante nos visitaron. Se trataba de unos extranjeros
    que habían llegado de Asdrolón con las caravanas que mercan con Egipto. Nos
    solicitaron hospitalidad en nuestro hogar, pues en el albergue no encontraban lugar para
    pasar la noche. Les di la bienvenida y les informé:
    .-Mi hija acaba de dar a luz un varón; vosotros, sin lugar a dudas, me disculparéis si no
    os hago las cumplimentaciones que merece vuestra permanencia aquí.
    Me agradecieron el haberles dado hospedaje, y, luego de cenar me dijeron:
    .-Es nuestro deseo conocer al recién nacido.
    El hijo de María era un bebé muy hermoso; ella misma era muy bella y atrayente. Ni
    bien los extranjeros vieron a María y a mi nieto, extrajeron de sus bolsas oro y plata y
    lo dejaron a los pies del niño. Luego le ofrendaron incienso y mirra y prosternándose,
    más tarde oraron en un idioma que no comprendimos.
    En el momento de conducirlos al aposento que había preparado para que reposaran,
    penetraron en el mismo con un aire de recogimiento, como maravillados por lo que
    acababan de ver. Cuando salió el sol se marcharon para continuar su camino hacia
    Egipto; mas antes de partir me dijeron:
    .-A pesar de tener su nieto un día de edad hemos podido ver en su mirada la luz del
    Dios que adoramos, y hemos visto también Su sonrisa a flor de labios. Por eso, le
    rogamos que cuide de Él como para que Él la cuide después.
    Y luego de decir esto, montaron en sus dromedarios y nunca más los hemos vuelto a
    ver.
    En lo que respecta a María su felicidad no era, con todo, tan grande como su asombro
    y admiración ante su vástago. Detenía la mirada largamente sobre su rostro, y después
    la perdía en el horizonte, a través de la ventana, absorta como si estuviera
    contemplando una revelación del cielo.
    El niño fue creciendo en edad y en espíritu, y se mostraba absolutamente distinto de
    sus compañeros de juegos, pues buscaba la soledad y no permitía que se le mandara, y
    nunca pude poner mis manos sobre él.
    Y era muy amado por todos los habitantes de Nazareth. Luego de unos años supe el
    porqué y el motivo de ese cariño y apoyo. Varias veces se llevaba la comida y la
    regalaba a los extranjeros que pasaban, y si yo alguna vez le daba un trozo de
    golosina, lo ofrecía a sus compañeros sin comer de él ni siquiera un trozo.
    Trepaba a los árboles frutales de nuestra huerta y le llevaba los frutos a los que no
    tenían en la suya. Y varias veces le he visto jugar carreras con los chicos de la aldea;
    cuando se daba cuenta que alguno se le había adelantado, disminuía, a propósito, la
    velocidad de su marcha para que pudieran ganar sus contendientes. Y cuando lo
    conducía por la noche a su cama para que descansara acostumbraba decir:
    .-Dile a mi madre y a las otras que únicamente mi cuerpo descansa, pero mi espíritu
    las acompaña hasta que el de ellas se asome a mi Alba.
    Y muchas otras cosas más, como por ejemplo esa hermosa parábola que me contaba
    cuando aún era un pequeño, pero que ahora, en mi vejez, la memoria me impide
    acordarme con fidelidad de ella.
    Hoy me han dicho que no volveré a verlo nunca, mas... ¿cómo podré creerles? Si ahora
    mismo sigo oyendo su risa y el eco de sus pisadas todavía resuena en el patio de
    nuestra casa, y si beso el rostro de mi hija percibo aún el aroma de sus besos
    derretirse sobre mi alma; como también siento su hermoso cuerpo flotar estrechado
    contra mi pecho. Mas, ¿no es cierto que es extraño que María no haya hablado nunca
    más de su hijo cuando yo estaba presente? Varias veces creí sentir que ella misma tenía
    necesidad de verlo, pero como una estatua de metal, de esa manera se inmovilizaba
    ella meditando ante la luz diurna, de tal forma que mi alma se derretía y corría por mi
    pecho como si fuera un río.
    Pero, quién sabe; quizás ella sepa más que yo; y ruego al cielo que me cuente todo lo
    que sabe del misterio que no alcanzo a descubrir






    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    222


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Vie 22 Mar 2024, 07:09


    ASSAF,
    ORADOR
    DE
    TIRO


    El Verbo de Jesús


    ¿Qué es lo que puedo hablar de su Verbo? Sin lugar a dudas, una enorme fuerza oculta
    dentro de él mismo llenaba sus parábolas de un encanto particular que seducía a sus
    oyentes. Quizá también fuera porque era bello e irradiaba simpatía. Tal vez el gentío
    prestaba más atención a su rostro perfecto que a sus charlas y discursos. Pero él
    muchas veces hablaba con la irresistible potencia de un espíritu elevado, y ese Espíritu
    poseía un dominio absoluto sobre todo aquel que lo estuviera escuchando.
    Cuando yo era un muchacho tuve ocasión de escuchar a oradores de Roma, Atenas y
    Alejandría, mas el Nazareno era totalmente distinto a cualquiera de ellos. La
    preocupación mayor de aquéllos era ordenar las palabras en forma espectacular, mas en
    cuanto oyes hablar al Profeta de Nazareth, sientes que el alma se escapa de ti y sale a
    recorrer regiones distantes y extrañas. Él relata una historia o inculca enseñanzas con
    parábolas o anécdotas. En toda la historia de Siria nadie había escuchado parábolas
    como las de Jesús, parecía que las tejía con hilos de estaciones, igual como el tiempo
    trama sus tejidos con los hilos de las eras y de los milenios. Ved aquí algunos ejemplos
    de cómo él comenzaba generalmente sus sermones:
    "Un día un labrador salió a sembrar", o "Un hombre pudiente poseía muchos viñedos", o
    "Al caer la tarde, un pastor contando sus ovejas cayó en cuenta que le faltaba una.".
    Esta manera de hablar hace trasladar a sus oyentes hasta sus egos simplificados y a sus
    ayeres apacibles y tranquilos. En verdad cada uno de nosotros es como un agricultor,
    todos amamos los viñedos, y en las llanuras de nuestra memoria existe un Pastor, un
    rebaño y una oveja perdida.
    En ese lugar también hay un Arado, una Artesa y una Era. En efecto, el Nazareno ha
    comprendido las fuentes de nuestro Yo más antiguo, e inspeccionado los hilos con que
    Dios fabricó la tela de la cual estamos hechos. Los oradores de Grecia y de Roma se
    han dirigido a la muchedumbre, hablándoles sobre la vida de la misma forma como la
    concibe el pensamiento; pero el Nazareno les habló sobre un anhelo que nace en lo
    profundo del espíritu. Los primeros han visto y contemplado la vida con mirada quizá
    más turbia que la tuya o la mía; pero el Nazareno ha visto la vida a la luz de Dios. Y
    varias son las ocasiones en que he pensado que hablaba a sus oyentes como si el
    peñasco hablara a la infinita llanura. Y en su verbo existía un empuje al que nunca
    hubieran llegado los discursos de los oradores atenienses y romanos.












    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Vie 22 Mar 2024, 07:11

    MARÍA
    MAGDALENA


    Sus encuentros con Jesús


    Era el mes de junio cuando lo vi por vez primera. Paseaba en medio de la sementera
    con mis esclavas y doncellas. Jesús estaba solo. El ritmo de sus pasos resonando en el
    camino era distinto al de los hombres comunes; pero, movimiento igual que el de su
    cuerpo nunca pude ver otro parecido. Los demás hombres no poseían su forma de
    caminar, y aún ahora no sé si lo hacía lentamente o con rapidez. Mis esclavas y
    doncellas lo señalaban con el índice susurraban entre sí excitadas. Me detuve un
    momento y levanté mi mano en ademán de saludo, que él no contestó ni siquiera
    mirándome. En ese momento lo detesté y pude sentir cómo mi sangre se agostaba en
    mis venas por el odio que hizo presa de mí en ese instante. Me quedé fría. Temblaba,
    helada, igual como si me encontrara en medio de una horrible nevada. Esa noche soñé
    con él, y a la mañana siguiente mi camarera me contó que grité terriblemente en
    sueños, y no pude descansar en toda la noche.
    La segunda vez que pude verlo fue en agosto. Se encontraba descansando a la sombra
    del ciprés que está frente al jardín de mi casa. Lo observaba a través de la ventana. Su
    figura irradiaba paz y majestad; parecida a esas estatuas de piedra que se ven en
    Antioquía y otras ciudades norteñas. En ese instante llegó una de mis doncellas, la
    egipcia, y me dijo:
    .-Ahí está otra vez ese hombre, sentado frente al jardín. Lo observé con detenimiento y
    se emocionó mi espíritu hasta lo más profundo de mí misma, porque era realmente
    hermoso. Su cuerpo era incomparable.
    Todas sus líneas se habían uniformado armoniosamente, tanto que me parecieron estar
    enamoradas unas de otras. En ese momento me atavié con mi mejor traje damasquino
    para ir a hablarle. ¿Era mi soledad la que me llevó hasta él o fue el perfume de su
    cuerpo? ¿Acaso era la codicia de mis ojos que anhelaban la belleza, o era su belleza lo
    224 De 525 - 22 de febrero de 2006 - Obras de GIBRÁN KHALIL GIBRÁN - Recopilación
    que buscaban mis ojos? Hasta hoy no lo he podido saber. Del vestido perfumado que
    yo llevaba, surgían mis pies calzados con las sandalias doradas que el general romano
    me había obsequiado, sí, eran las mismas sandalias. Y cuando hube llegado hasta él, lo
    saludé diciéndole:
    .-Buenos días.
    .-Buenos días, María -me respondió.
    Luego me miró. Sus ojos negros vieron en mí lo que no vio hombre alguno antes que
    él. Ante sus miradas me sentí como desnuda y sentí vergüenza de mí misma. No
    habiéndome dicho, entretanto, más que ese "buenos días, María", le dije
    .-¿Quieres venir a mi casa?
    .-¿No estoy ahora acaso en tu casa? -replicó.
    No comprendí sus palabras en aquél momento, pero ahora sí que las entiendo.
    .-¿Quieres compartir conmigo mi vino y mi pan? -insistí.
    .-Sí, María, pero no ahora.
    "Pero no ahora, no ahora", así me dijo. En estas palabras había la voz del océano, del
    huracán y del bosque. Y cuando me las dijo, hablaron simultáneamente la Vida con la
    Muerte.
    Acuérdate, amigo mío, y no te olvides, que yo. estaba muerta; que era una mujer que
    se había divorciado de sí misma y vivía lejos de este Yo que hoy ves en mí. Había
    sido poseída por todos los hombres sin ser de ninguno. Me llamaban mujer libertina y
    decían que tenía siete demonios. Todos me maldecían y todos me envidiaban; pero
    cuando el atardecer de sus ojos alboreó en los míos, desaparecieron y se apagaron
    todos los astros de mis noches y me volví María, únicamente María: una mujer que se
    había extraviado sobre la tierra que conocía, para luego encontrarse a sí misma en
    nuevos mundos. Y volví a insistir:
    .-Ven a mi casa y comparte mi pan y mi vino.
    .-¿Por qué insistes que yo sea tu huésped? -respondió.
    Y le contesté:
    .-Te ruego que entres en mi casa.
    Mientras yo le hablaba, sentía que todo lo que tenía de la tierra y del cielo se reunía
    en mis palabras y en mis súplicas. Entonces me observó fijamente, y sobre mi espíritu
    alumbró la luz de sus ojos. Y me dijo:
    .-Tú tienes muchos amantes, en cambio soy yo el único que te ama. Los demás
    hombres se aman a sí mismos a tu lado, pero yo quiero y amo tu alma. Los demás
    hombres ven en ti una belleza que se marchita antes de la terminación de sus años,
    pero la hermosura que yo veo en ti no se marchitará jamás. En el otoño de tus días no
    temerá aquella Belleza mirarse a sí misma en un espejo, y nadie podrá acusarla ni
    denigrarla. Sólo yo amo lo que es invisible en ti.
    Y luego me dijo en voz baja:
    .-Sigue ahora tu camino, y si no quieres que yo me siente a la sombra de este ciprés
    tuyo, seguiré yo también el mío.
    Y le supliqué llorando:
    .-Maestro, ven y entra en mi casa. Allí tengo incienso que quemaré ante ti, y una
    jofaina de plata para lavar tus pies. Eres un extranjero, pero no lo eres aquí. Por eso te
    suplico que entres en mi casa. No bien hube terminado, se levantó y me miró como
    cuando miran las Estaciones al campo; sonrió y me dijo nuevamente
    .-Todos los hombres se aman a sí mismos a tu lado, mas yo sólo te amo para tu
    salvación.
    Dijo esto y siguió su camino; pero nadie hubiera podido caminar como él. ¿Habrá
    nacido en mi jardín algún soplo divino y luego se fue hacia el Levante? ¿Fue una
    tempestad que vino a sacudir todas las cosas para volverlas a sus verdaderos
    cimientos? No lo supe en ese entonces, -pero en aquel día el atardecer de sus ojos
    mató la bestia que vivía en mí. Y por eso me volví una mujer, María, María Magdalena.











    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    225


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Dom 24 Mar 2024, 19:51

    ***

    FILEMÓN,
    BOTICARIO
    GRIEGO


    Jesús, el príncipe de los médicos


    El Nazareno era el príncipe de los médicos, tanto en su pueblo como en los pueblos
    aledaños. Ningún otro hombre ha conocido como él nuestros cuerpos, sus elementos y
    sus propiedades. Ha curado a mucha gente de muchas y extrañas enfermedades que ni
    los griegos ni los egipcios conocían. Dicen que ha resucitado a los muertos. No importa
    que esto sea o no verdad; el hecho es que él manifiesta su fuerza, porque todas las
    cosas y acontecimientos importantes no pueden ser atribuidos sino a aquel que toma a
    su cargo cosas de tanta magnitud e importancia.
    Dicen también que Jesús ha visitado la India, Asiria y Babilonia, y que los sacerdotes de
    aquellas regiones le habían enseñado sus ciencias ocultas y la sabiduría que está
    escondida en las profundidades nuestras. Pero... ¡quién sabe! Tal vez los dioses se lo
    hayan revelado directamente, sin intermedio de los sacerdotes, pues lo que los dioses
    ocultan a todos los hombres, durante muchos siglos, a menudo lo revelan en un solo
    instante a un solo hombre, tanto que si Apolo pasara su mano sobre el corazón de un
    humilde desconocido, lo volvería hecho un sabio y un gran señor.
    Muchas puertas se han abierto ante los hijos de Tiro y del Tibet. Allí había muchas
    puertas que estaban cerradas y selladas, y, sin embargo, se abrieron al paso de este
    hombre que consiguió penetrar en el Templo del Alma, que es el cuerpo, y descubrir
    los espíritus malignos que conspiran contra nuestras fuerzas y nuestro valor,
    separándolos de los espíritus bondadosos que tejen sus hilos en la quietud y calma de
    sus horas.
    A mi forma de ver, Jesús curaba los enfermos por medio de la oposición y la
    resistencia, porque ese sistema empleado por él no era conocido entre nuestros
    filósofos. Sorprendía a la fiebre con su tacto glacial y la ahuyentaba; y los órganos
    inutilizados se volvían sanos ante la fuerza de su serenidad maravillosa.
    Sí; el Nazareno ha descubierto la savia pasajera en la corteza de nuestro árbol
    carcomido y marchito, pero ¿cómo llegó a tocar aquella savia con sus dedos? No lo sé.
    También alcanzó a descubrir el acero puro cubierto por la oxidación; pero ningún ser
    humano nos puede explicar cómo libró a la espada de su óxido y le devolvió el brillo.
    Muchas veces se me ocurrió creer que él llegaba hasta los males más hondos que
    padecen todos los seres que viven bajo del sol, mitigando esos dolores, fortificando y
    ayudando a aquellos seres, no sólo con su sabiduría, sino señalando el camino de su
    propia fuerza para levantarse y despojarse de sus dolores sanos y curados.
    Y no obstante eso, jamás se ocupó de su propio poder como médico. Toda su atención
    estaba concentrada en las cuestiones religiosas y políticas de este país. Y esto me hace
    sufrir porque, antes que nada, debemos ser sanos de cuerpo. Pero estos sirios, cuando
    son atacados por algún mal, no buscan su panacea, sino más bien se entregan a las
    discusiones y a las polémicas especulativas y teológicas. Y su mayor desgracia es que
    su más grande médico renunció a su útil profesión y prefirió ser orador en la plaza
    pública.


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    226


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:43

    ***


    CAIFÁS, SUMO SACERDOTE



    Lo hemos matado con la conciencia serena y pura
    Es indispensable, al hablar de este hombre Jesús, de su vida y de su muerte, recordar
    dos realidades irrefutables: la conservación del Torá en nuestras manos y la salvación del
    Estado, para que permanezca en las fuertes manos de los romanos. Ese hombre
    constituía un peligro para nosotros y para Roma. Ha envenenado al pueblo ingenuo y
    cándido, y lo ha conducido, mediante un sortilegio admirable, a rebelarse contra el
    César y contra nosotras.
    Hasta mis esclavos, hombres y mujeres, al oírlo hablar en la plaza pública, se llenaron
    de ideas subversivas y se tornaron muy díscolos y disconformes. Muchos de ellos
    abandonaron mi casa y regresaron al desierto de donde vinieron.
    El Torá es la base de nuestra fuerza y la cúspide de nuestro triunfo. Ningún hombre
    puede destruirnos mientras en nuestras manos tengamos esta fuerza invicta, como
    ninguno puede reducir a escombros a Jerusalén, cuyas murallas y paredes están
    levantadas sobre las viejas rocas que con sus propias manos colocó David.
    Si es necesario que la sementera de Ibrahim crezca y fructifique, nada más justo que
    esta tierra permanezca pura; y ese hombre Jesús trataba de mancillarla incitando a la
    rebelión. Es por eso que lo hemos muerto, cargando, a conciencia, con toda la
    responsabilidad. Y así mataremos a todo aquel que ose violar la ley de Moisés o
    profanar nuestro sagrado patrimonio.
    Nosotros, juntamente con Pilatos, hemos advertido al pueblo el peligro que había en
    ese hombre, y vimos que era prudente poner fin a su vida. Mas ahora estoy poniendo
    todo el poder que está a mi alcance para castigar a sus discípulos, de igual manera
    como lo hice con él, para así destruir sus enseñanzas y su doctrina.
    Si el judaísmo quiere sobrevivir, es necesario entonces reducir a polvo a quien lo
    persiga, y antes de que muera el judaísmo cubriría mi blanca cabeza con cenizas, igual
    que el profeta Samuel; rompería este manto y esta dalmática santa que he heredado de
    Harón; y me pondría el cilicio hasta el fin de mi vida.






    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:44

    ***


    JONÁS, MUJER DEL GUARDIA DE HERODES
    Los hijos
    Jesús no era casado y no se casó jamás; pero era amigo y defensor de las mujeres. Las
    comprendió tal como debieron comprenderlas todos los hombres en el Amor puro.
    Amaba a los niños tal como debieron los hombres haberlos amado, con la fe y la
    comprensión. En sus ojos había la ternura del padre, el cariño del hermano y la
    abnegación del hijo. Tomaba a un niñito y, al colocarlo sobre sus rodillas, decía:
    -En este niño se encuentra vuestra fuerza y vuestra libertad; con él formaréis el reino
    del Espíritu.
    Dicen que Jesús desdeñaba la ley de Moisés y perdonaba a las pecadoras de Jerusalén
    y de los países adyacentes. En aquel tiempo yo misma era pecadora a los ojos de la
    gente porque amé a un hombre que no era mi esposo. Era un saduceo. Un día llegaron
    los saduceos hasta mi hogar, hallándose mi amante conmigo; me prendieron y me
    encarcelaron. Cuando fueron en busca de mi amante éste había desaparecido dejándome
    sola. Después de un tiempo me condujeron a la plaza pública, en donde Jesús enseñaba
    a la multitud. Me llevaron a su presencia, con el propósito deliberado de tentarlo y
    prepararle una artimaña, mas Jesús no me juzgó; por el contrario, avergonzó a mis
    acusadores y los llenó de reproches. Después me ordenó que me fuera en paz.
    Después de aquella escena, todos los frutos insulsos de la vida cobraron sabor en mi
    boca. Y las rosas que nunca tuvieron aroma perfumaron mi corazón.
    Y fui una mujer a quien nunca volvieron a acosar los malos pensamientos. Y me sentí
    libre, y jamás volví a bajar ante nadie mi frente








    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:45

    ***

    REBECA
    Novia de Caná
    Sucedió esto antes que lo hubiera conocido el pueblo. Estaba en el jardín de mi madre,
    cuidando las flores, cuando Jesús se detuvo frente a nuestro portal y dijo:
    -Tengo sed. ¿Quieres, muchacha, darme de beber de tu pozo?
    Corrí adentro y luego de haber llenado de agua una copa de plata, vertí en ella unas
    gotas del ánfora de esencia de jazmín. Aplacó su sed y vi que estaba satisfecho. Luego
    me miró a los ojos y dijo:
    -Vengan a ti mis bendiciones.
    Cuando dijo eso sentí la sensación de un viento llegar de las alturas y vibrar todo mi
    cuerpo. -Perdí mi timidez, cobré ánimo y le dije:
    -Soy ¡oh, mi Señor!, la prometida de un joven de Caná, de Galilea. En el cuarto día de
    la semana entrante me desposaré con él. ¿Quieres asistir a mi boda y de esa manera
    bendecir con tu presencia mi matrimonio?
    A lo que me contestó:
    -Sí, hija mía, asistiré.
    No olvidaré nunca esas palabras: "¡hija mía!" Era él joven y yo frisaba los veinte años.
    Luego siguió su camino; en tanto yo permanecía en el portón del jardín, hasta que
    escuché la voz de mi madre que me llamaba.
    En el día cuarto de la semana siguiente fui conducida por mi familia a la casa de mi
    novio, y allí me entregaron a él.
    Y vino Jesús junto a su madre y su hermano Santiago. Se ubicaron alrededor de la
    mesa con los demás invitados, en el momento que las mozas de Galilea, las
    compañeras de mi mocedad, entonaban las canciones que para la boda de las vírgenes
    compuso el rey Salomón.
    Jesús comía de nuestros platos, bebía nuestro vino y sonreía a todos los presentes, oía
    las canciones que el amante dedicaba a su amada a la hora que la acompañaba a su
    cabaña; los cánticos y coplas alegres del joven viñatero que amó a la hija del dueño de
    las viñas y la llevó a la casa de su madre; los poemas del príncipe que, locamente
    enamorado de la pobre campesina, la coronaba con la diadema y el cetro de sus
    padres. Creo también que escuchaba otras canciones; pero desde mi sitio de novia no
    podía oír ni precisar bien.
    Al declinar la tarde vino el padre de mi novio y susurró al oído de la madre de Jesús
    las siguientes palabras:
    -Ya no nos queda vino para nuestros huéspedes, y el día de la boda aún no ha
    concluido.
    Oyó Jesús lo que a su madre fue dicho en secreto y respondió:
    -El copero sabe que todavía hay en los jarrones bastante vino para beber.
    Y así fue en verdad, pues hubo vino en abundancia durante toda la noche. Entonces
    comenzó Jesús a hablar. Nos habló de los milagros de la Tierra y del Cielo. Nos explicó
    el misterio de las flores del Cielo que abren sus pétalos cuando la noche se cierra sobre
    la Tierra; y de las rosas que florecen cuando los luceros se ocultan en la luz del día.
    Nos enseñó con parábolas y ejemplos y nos relató cuentos. Su dulce voz conmovía los
    corazones de todos los oyentes, y cuando lo mirábamos profundamente en los ojos, nos
    parecía que veíamos visiones del Cielo, y nos olvidábamos de los manjares y de las
    canciones. Y mientras yo lo escuchaba me sentía en una tierra extraña y distante.
    Pasado un momento, dijo un comensal al padre de mi novio:
    -Has dejado el mejor vino para el final del banquete de boda, y no todos lo hacen así.
    Todos los presentes en la casa se convencieron y creyeron en un milagro, y bebieron al
    finalizar el festín mejor vino que al comienzo.
    Yo también creí en la maravilla del vino que Jesús hizo, mas no me asombré, porque
    en su voz escuchaba muchos milagros y muchas maravillas. Y así me acompañó su voz,
    desde aquella vez hasta el nacimiento de mi primogénito.
    Y todavía la gente de nuestra aldea y pueblos cercanos recuerda las palabras de aquel
    querido huésped, diciendo constantemente
    -El Espíritu de Jesús el Nazareno es mejor y más añejo que cualquier vino.




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:46

    ***

    UN FILÓSOFO PERSA EN DAMASCO


    Las deidades de antes y de ahora

    Yo no puedo predecir lo que mañana será de ese hombre. Tampoco podré pronosticar
    lo que sucederá a sus discípulos, porque la semilla oculta en el corazón de la manzana
    es un árbol invisible, pero si esa semilla cae sobre una roca, no podrá germinar.
    Por eso digo que el antiguo Israel es cruel y desconoce la piedad; por ello debe
    buscarse para Israel una nueva divinidad; un dios dulce y clemente que lo trate con
    piedad y ternura; un dios que descienda con los rayos del sol y camine por sus
    estrechos senderos, en reemplazo de esa deidad suya, ya envejecida, sentada
    eternamente sobre el trono de su tribunal, pesando errores y midiendo culpas.
    Israel necesita un dios de quien la envidia no haya conocido ningún camino a su
    corazón, y en cuyo recuerdo no se hayan registrado las faltas y las culpas de su pueblo.
    Un dios que no se vengue de su pueblo castigando a los hijos por culpas de los
    padres hasta la tercera y cuarta generación.
    El hombre de Siria es igual que su hermano de cualquier lugar. Se mira en el espejo
    de sus conocimientos y allí encuentra a su dios. Crea los dioses a su imagen y
    semejanza, y adora lo que sobre su faz refleja la imagen. Pero el ser humano, en
    verdad, ora a sus ansias lejanas para que se despierten y se cumplan todos sus deseos.
    En el cosmos no hay cosa más profunda que el alma del hombre. El alma es la hondura
    que se busca a sí misma, porque en ella no hay otra voz que hable ni otros oídos que
    oigan.
    Nosotros mismos, en Persia observamos nuestras caras en el disco del sol y vemos
    231 De 525 - 22 de febrero de 2006 - Obras de GIBRÁN KHALIL GIBRÁN - Recopilación
    nuestros cuerpos danzando en el fuego que encendemos en nuestros altares. Es por esa
    razón que el Dios de Jesús, que él llamó Padre, no será extraño en medio del pueblo
    de este Maestro. Por ello creo que satisfará sus anhelos.
    Las divinidades de Egipto han arrojado las piedras que llevaban a cuestas y huyeron al
    desierto de Nubia, para vivir libres entre los que aún viven libres de conocimientos.
    El Sol de los Dioses de Grecia y Roma marcha hacia su crepúsculo. Ellos eran muy
    parecidos a los hombres en cuyos pensamientos y meditaciones no pudieron vivir. Y el
    bosque a cuya sombra ha nacido su magia, lo talaron las hachas de los atenienses y
    alejandrinos. También en esta tierra vemos que los de altos sitiales bajan de sus
    elevados rangos para confundirse con la humildad y la modestia de los legisladores de
    Beirut y los ermitaños de Antioquía. Tú no ves más que los ancianos y mujeres
    decrépitas ir caminando a los templos de sus padres y abuelos; sólo buscan el
    comienzo del sendero aquellos que se extraviaron en su final.
    Pero este hombre Jesús, este prodigioso nazareno, ha hablado de un dios que cabe en
    todas las almas y cuya sabiduría se elevó hasta escapar a todo castigo, y cuyo amor se
    sublimó tanto que rehuye nombrar los pecados de sus criaturas.
    Y el dios de ese nazareno pasará por el umbral de todos los hijos de la tierra y se
    sentará a su lado, cerca del hogar, y será una bendición dentro de sus casas y luz en
    sus caminos.
    Mas yo tengo un dios que es el dios de Zoroastro. Un dios que es sol en el cielo,
    fuego sobre la tierra y luz en el regazo del hombre. Me conformo con él, y fuera de él
    no necesito otra deidad.







    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:47

    ***

    DAVID, CORRELIGIONARIO DE JESÚS


    Jesús práctico


    No llegué a comprender el sentido de sus sermones hasta después de habernos dejado.
    No entendí nada de sus parábolas hasta que ellas cobraron forma ante mis ojos,
    naciendo, por reacción propia, en cuerpos que ahora escoltan las legiones de mis días.
    He aquí lo que me ha sucedido: una noche estaba sentado en mi casa, pensando y
    recordando en éxtasis sus palabras y actos para registrarlos en el Libro de mi vida,
    cuando en ese instante entraron tres ladrones. No obstante percibir su presencia no
    pude levantarme e ir a su encuentro esgrimiendo la espada, ni preguntarles: "¿qué
    hacéis aquí?", porque estaba invadido por la Fe y por el Espíritu, que se mantenían
    hondamente en mi meditación.
    Continué escribiendo mis memorias sobre el Maestro, y cuando los ladrones se hubieron
    retirado, recordé sus palabras: "A quien te pidiere tu capa, dale tu vestidura también". Y
    las entendí ...
    Cuando estaba registrando sus ejemplos y sus parábolas, no había en la tierra una
    persona capaz de interrumpir mi labor, aún a costa de perder todos mis bienes, porque
    no obstante el interés natural que tengo en protegerlos y defenderme, sabía en qué
    lugar se hallaba aquel otro Gran Tesoro.



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:48

    ***

    LUCAS


    Los hipócritas

    Despreció Jesús a todos los hipócritas y los recriminó duramente. Su ira contra ellos caía
    cual rayo fulminante. En sus oídos, la voz de Él era como un trueno cuyo estampido
    hacía temblar los corazones. Pidieron su muerte por el miedo espantoso que le tenían.
    Eran como topos; trabajaban en sus oscuras cuevas conspirando contra su vida, pero Él
    jamás se dejó caer en sus trampas y ardides; se compadecía de su ignorancia, por
    cuanto sabía que no podían burlarse del Espíritu ni encaminarse al abismo.
    Tomaba en sus manos un espejo y desde su fondo veía a los perezosos, los cojos, los
    desafortunados y los caídos a la orilla del camino rumbo a su tumba. Y tuvo compasión
    de todos, y su anhelo era elevarlos hasta su cabeza y cargarse con sus fardos. Sí; varias
    veces ha querido que sus debilidades y flaquezas se apoyaran sobre su brazo fuerte y
    firme.
    En sus fallos no era tan severo contra el impostor, el ladrón y el homicida, tanto como
    en sus juicios contra los hipócritas, que enmascaraban sus rostros y ocultaban sus manos;
    con éstos era implacable, muy severo y terminante. En tantas ocasiones me puse a
    pensar en aquel corazón que recibía con toda bondad a todos aquellos que procedían
    del desierto árido de la vida, dándoles refugio y reposo, consuelo y calma dentro de su
    santo Templo. Jamás cerró sus puertas, salvo a los hipócritas.
    Sucedió una vez, que mientras nos encontrábamos con Él en el huerto de los granados,
    le dije:
    -Maestro, tú perdonas a los pecadores, consuelas a los débiles y a los enfermos y no
    rechazas más que a los hipócritas.
    Y me respondió:
    -Has puesto tus palabras en su justo lugar al llamar débiles y enfermos a los pecadores.
    Sí, perdono la debilidad de sus cuerpos y sus espíritus enfermos, pues la incapacidad
    para cumplir su deber ha puesto un pesado fardo sobre sus espaldas, peso impuesto
    por sus padres o sus vecinos; mas no soporto a los hipócritas, porque cargan el pesado
    yugo sobre la cerviz de los humildes y buenos servidores. Empero los débiles, que tú
    llamas pecadores, son como polluelos sin plumas, caídos del nido, mientras el hipócrita
    es un milano apostado sobre una roca, acechando a la víctima inocente para precipitarse
    sobre ella. Los débiles son hombres y mujeres perdidos en un desierto; no así el
    hipócrita, porque conoce el sendero y ríe en medio de las arenas y los vientos. Es por
    eso que no admito a los hipócritas en mi compañía.
    Así habló nuestro Maestro, cuyas palabras no alcancé a entender en ese entonces, pero
    hoy las entiendo. Por eso se juntaron los hipócritas de todo el país de Judea, y lo
    arrastraron y condenaron a muerte, creyendo que así se ajustaban a la ley y justificaban
    su crimen. El arma con que se defendían contra Él ante los conciliábulos, era la ley de
    Moisés.
    Así que los que transgredían la le de la aparición de cada aurora, para luego volver a
    violara por segunda vez al declinar la tarde, fueron los mismos que conspiraron contra
    su vida.










    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:49

    ***


    MATEO


    El Sermón de la Montaña


    En un día de siega nos llamó Jesús, con otro núcleo más de amigos suyos, a subir a las
    colinas.
    La Tierra exhalaba sus aromas y estaba ataviada con su mejor manto, cual hija de un
    omnipotente rey en el día de su boda. El Cielo era el novio de la Tierra.
    Y cuando hubo llegado al lugar más elevado se detuvo en medio de un bosque de
    laureles. En su hermoso rostro había serenidad y paz. Y dijo:
    -Descansad aquí y abrid las ventanas de vuestra mente; templad las cuerdas de
    vuestros corazones, porque tengo mucho que deciros.
    Nos recostamos sobre la grama, rodeados por las rocas del estío. En medio de nosotros
    se sentó Jesús; abrió su boca y derramó su voz por aquellas sierras, y Habló así:
    -Bienaventurados los buenos de Espíritu. "Bienaventurados los que no encadenan sus
    tesoros, porque ellos serán los verdaderamente libres. "Bienaventurados los que no
    recuerdan sus dolores, porque en sus dolores guardan su felicidad. "Bienaventurados los
    que tienen hambre de Verdad y de Belleza, porque su hambre los llevará hacia el pan
    y su sed hacia el manantial.
    "Bienaventurados los clementes y los piadosos, porque encontrarán consuelo en su
    clemencia, en su dulzura y piedad.
    "Bienaventurados los puros de corazón, porque ellos serán uno solo con Dios.
    "Bienaventurados los pacificadores, porque sus espíritus habitarán flotando sobre los
    campos de batalla, y transformarán el campo del alfarero en un jardín encantador.
    "Bienaventurados los perseguidos, porque sus pies serán alados y veloces.
    "Alegraos y regocijaos, porque habéis encontrado el Reino de los Cielos en las
    profundidades de vuestros espíritus. Los antiguos cantores fueron perseguidos cuando
    modularon las canciones de aquel Reino; así seréis perseguidos vosotros, y en ello está
    vuestro honor y galardón. "Vosotros sois la sal de la Tierra, mas si la sal se viciara ¿con
    qué será salado el alimento del corazón del hombre? "Vosotros sois la luz del mundo,
    mas -no coloquéis esta luminosidad debajo de un celemín, sino que ella alumbre desde
    la altura delante de todos los que buscan la ciudad de Dios.
    "No penséis que he venido a destruir la ley de los escribas y los fariseos, pues mis días
    entre vosotros están contados, y mis palabras serán breves, y no tengo más que
    algunas horas, en cuyo espacio terminaré de daros una segunda ley y un Nuevo
    Testamento.
    "Habéis oído que os fue dicho: 'no matarás', pero yo os. digo: no os enfadéis sin razón.
    Los antiguos os han prescrito conducir al templo vuestros becerros, vuestros corderos y
    palomas, y que los sacrifiquéis en el altar, para que Jehová aspire el aroma de vuestros
    presentes, y así perdonaros vuestros pecados y faltas.







    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:51

    ***

    "Mas yo os digo: ¿podréis dar a Jehová lo que desde el principio era su patrimonio?;
    ¿podréis calmar su cólera si su trono se eleva por encima de las silenciosas y pacíficas
    profundidades, y cuyos brazos abarcan y envuelven el espacio? Buscad más bien a
    vuestro hermano y haced la paz con él antes de venir al Templo, y dad con amor a
    vuestro vecino de todo cuanto tengáis, porque en el corazón de éstos Dios ha
    construido un Templo que jamás se destruirá, y en cuya alma ha erigido un altar
    eterno.
    "Oísteis que os fue dicho: 'ojo por ojo y diente por diente', empero yo os digo: no os
    resistáis al mal, porque la oposición lo alimenta y lo fortifica, y sólo el débil se venga.
    Los fuertes en el Espíritu perdonan, y el damnificado se siente honrado y glorificado al
    perdonar las ofensas de los demás. Tan solo el árbol cargado de frutos es sacudido por
    la multitud y apedreado por los transeúntes.
    "No os preocupéis por el mañana, más bien pensad y meditad sobre vuestro hoy,
    porque al día de hoy le basta su milagro.
    "No os vanagloriéis cuando dais de lo que es vuestro, más bien mirad la necesidad de
    aquel a quien dais, pues todo aquel que diere a un necesitado, el Padre mismo le dará
    con mayor abundancia. Dad a cada uno según su necesidad, porque el Padre no da sal
    a los sedientos, ni vacas al hambriento, ni leche al niño destetado. No deis lo santo a
    los perros, ni echéis perlas a los cerdos, porque con tales presentes os burláis de ellos,
    tanto como los perros y los puercos se burlarán de vosotros, y tal vez su odio hacia
    vosotros los induzca a poner en peligro vuestra vida.
    "No guardéis tesoros que se pudran o que los ladrones puedan apoderarse. Haceos
    tesoros que no se corrompan ni sean robados, sino más bien que aumenten en
    esplendor y hermosura a medida que los ojos los contemplen, porque allí donde
    estuviere tu tesoro allí estará tu corazón.
    "Os dijeron que el homicida debe pasarse por el filo de la espada, y que al ladrón se
    le debe crucificar, y lapidar a la mujer adúltera; pero yo os digo que no sois inocentes
    del crimen del asesino, ni de la culpa del ladrón, ni del adulterio de la pecadora; y
    cuando sus cuerpos son castigados, vuestros espíritus se oscurecen en lo más profundo
    de vosotros. La verdad es que ningún hombre ni mujer alguna cometerían un crimen
    solos. Todos los delitos y los crímenes son cometidos por todos los hombres juntos;
    mas aquel que paga la pena sólo quiebra un eslabón de la cadena que sujeta vuestros
    pies; tal vez paga con su aflicción el precio de vuestra alegría pasajera y efímera.
    De esa manera habló Jesús.
    Dominado por el respeto y la veneración quise arrodillarme ante Él, pero mi vergüenza
    de ser pequeño y miserable me paralizaba, me impedía moverme de mi lugar y
    proferir una palabra; pero cobré ánimo y le dije:
    -Señor, quiero rezar en este momento, pero mi lengua está pesada. Enséñame cómo
    debo orar.
    Y me contestó:
    -Cuando reces, que tus ansias sean las que canten las palabras de la oración. En lo más
    profundo de mí mismo hay un ansia escondida que, en este mismo instante, quiere orar
    así:
    Padre nuestro que estás en la Tierra y en los Cielos:
    santificado sea tu nombre;
    acompáñanos con tu voluntad, tal como está en el Cosmos.
    Danos de tu pan lo suficiente como para nuestros días.
    Perdónanos con tu bondad y clemencia y aumenta nuestra comprensión para
    perdonarnos unos a otros.
    Condúcenos hacia Ti y extiéndenos tu mano en nuestra oscuridad;
    porque tuyo es el Reino y por Ti es nuestra fuerza y nuestra perfección.
    Y era- el atardecer. Jesús descendió de las colinas seguido de todos nosotros; en tanto
    yo repetía detrás de Él su oración, recordando todas sus palabras, porque comprendí
    que las palabras que surgieron aquel día de sus labios debieran subsistir y eternizarse; y
    las alas que se cernían sobre nuestras cabezas en ese momento, debieron golpear la
    tierra como cascos de acero.



    FIN


    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 68690
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Maria Lua Mar 26 Mar 2024, 13:52

    ***


    JUAN, HIJO DE ZEBEDEO


    Los diferentes nombres de Jesús



    Habéis visto que un núcleo de nosotros llamaba a Jesús "El Mesías", y otros "El Verbo",
    mientras algunos de nosotros lo llamaban "El Nazareno" y otros "El Hijo del Hombre".
    Ahora vengo a explicaron el significado de estos nombres tal como me ha sido dado
    entenderlos. El Mesías, que existía desde antiguos tiempos, es la chispa de la Divinidad
    que mora en el espíritu del hombre. Es la brisa o el soplo de la Vida que nos visita y
    encarna tomando un cuerpo como el nuestro. Es la voluntad de Dios. Es el primer
    Verbo que habla en nuestras voces y habita nuestros oídos, para que entendamos y nos
    instruyamos. Y el Verbo de nuestro Dios ha construido una casa de carne y hueso y se
    hizo un hombre como tú y yo, porque nunca pudimos oír las canciones del viento, que
    no tiene forma corpórea, como asimismo nunca vimos nuestro Yo caminar en la niebla.
    El Mesías vino muchas veces al mundo y recorrió muchos países, pero siempre fue
    extraño entre los hombres, que lo tomaron por loco; en cambio el eco de su voz no se
    ha apagado, por cuanto la mente del hombre retiene lo que muchas veces la memoria
    no ha podido retener y conservar. El Mesías es esto: Nuestra hondura más insondable y
    nuestra elevación más infinita. Él es quien acompaña al hombre hacia lo eterno. ¿No
    habéis oído hablar de Él en los caminos de la india, en la tierra de los Magos y en el
    desierto de Egipto?
    Aquí, en el Norte de nuestra tierra vuestros poetas han cantado panegíricos a
    Prometeo, que robó a Júpiter el fuego del cielo, porque había realizado las aspiraciones
    del hombre y roto los barrotes férreos de la jaula que aprisionaba las esperanzas
    humanas, libertándose; y a Orfeo, que se ha transformado en una voz y una cítara, para
    revivir el alma en el hombre y encantarla con sus melodías.
    No habréis escuchado hablar del divino rey Mithra y a Zoroastro el profeta de Persia,
    que despertaron de los sueños del hombre antiguo, para detenerse sobre el lecho de
    los nuestros; pero nosotros nos ungimos de Mesías en el momento de reunirnos en el
    templo invisible cada mil años. Es entonces cuando sale uno de nosotros encarnado, y a
    su advenimiento se convierte nuestro silencio encantos, y no obstante eso, nuestros
    oídos no se tornan muchas veces auditivos, ni videntes nuestros ojos.
    Nació Jesús el Nazareno y creció como nosotros. Sus padres eran como los nuestros y
    él era como uno de nosotros; pero el Mesías, el Verbo, que desde el comienzo era el
    Espíritu que quería para nosotros una vida perfecta, se ha fundido con todas esas
    esencias en la persona de Jesús, y se unió con él y se hicieron una sola. El Espíritu era
    la mano lírica de Dios y Jesús era su cítara. El Espíritu era un salmo y su canción era
    Jesús; y Jesús, el Hombre de Nazareth, era el huésped y el Tabernáculo del Mesías, que
    con nosotros ha caminado bajo el sol y nos llamó sus amigos. Las montañas y los
    collados de Galilea, sus quebradas y valles, no han oído en aquél tiempo más que su
    voz. Y a pesar de mi corta edad, en aquel tiempo yo seguía los pasos de su senda.
    Sí, he seguido su sendero y sus pasos para oír las palabras del Mesías en labios del
    Jesús de Galilea.
    Ahora sin duda queréis enteraros por qué un núcleo de nosotros lo llamó el Hijo del
    Hombre. Él mismo quiso que así lo llamáramos, porque Él mismo conoció el hambre y
    la sed del hombre a quien veía buscar su Yo superior. El Hijo del Hombre es el Mesías
    tierno y bondadoso que quiere estar con todos. Es Jesús el Nazareno que viene a guiar
    a todos sus hermanos hacia el Elegido que Dios ha ungido con el sacro óleo de su
    santidad, y hacia el Verbo que en principio estaba con Dios.
    Jesús de Galilea vive en mi alma. Es el Hombre que se elevó sobre todos los hombres.
    Es el poeta que con todos nosotros forma los poetas. Es, más bien, el Espíritu que
    llama a las puertas de. nuestros espíritus, para que despierten y se eleven a dar la
    bienvenida a la Verdad desnuda y confiada.










    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    Khalil Gibran (1883-1931) - Página 22 Empty Re: Khalil Gibran (1883-1931)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 18 Abr 2024, 07:14