Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 843438 mensajes en 41153 argumentos.

Tenemos 1399 miembros registrados

El último usuario registrado es Marimar Vela

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 57 usuarios en línea: 7 Registrados, 6 Ocultos y 44 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Justino Caballero, Chambonnet Gallardo, Maria Lua, Rafael Valdemar, Ramón Carballal, rubenjimenez, Xhops


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el 02.11.19 6:25

Mayo 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Mahmud Darwish  - Página 5 Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


Mahmud Darwish

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 13.05.20 13:11

Nosotros, los habitantes de las noches antiguas,
tenemos nuestras costumbres en el ascenso hacia la luna de la rima.
Creemos a nuestros sueños y mentimos a nuestros días.
No estaban todos nuestros días con nosotros
desde la llegada de los tártaros,
y ahora se disponen a partir
olvidando nuestros días detrás de ellos.
Dentro de poco nos posaremos sobre nuestra edad
en los campos y haremos nuestras banderas de
sábanas blancas. Si la bandera es necesaria,
que esté desnuda de símbolos que la arrugan,
y seamos apacibles para que nuestros sueños no vuelen
detrás de la caravana de los extranjeros.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 14.05.20 3:22

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 14.05.20 3:23

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 14.05.20 3:23

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 14.05.20 3:25

YO TENGO DETRÁS DEL CIELO UN CIELO
 
Yo tengo detrás del cielo un cielo para regresar, pero
continúo puliendo el metal de este lugar, y vivo
una hora que percibe lo invisible. Sé que el tiempo
no será dos veces mi aliado, y sé que saldré de
mi bandera cual pájaro que no se posa en ningún árbol del jardín.
Saldré de toda mi piel, y de mi lengua
descenderán algunas palabras sobre el amor por
la poesía de Lorca que habitará en mi alcoba
y verá lo que yo he visto de la luna beduina. Saldré del
almendro como algodón sobre la espuma del mar. El extranjero ha pasado
portando setecientos años de caballos. Ha pasado por aquí el extranjero
para que el extranjero pase por allí. Saldré dentro de poco
de los pliegues de mi tiempo como extranjero de Damasco y de Andalucía.
Esta tierra no es mi cielo pero esta tarde es mía,
las llaves me pertenecen, y los alminares y las lámparas, y yo
también me pertenezco. Soy el Adán de los dos paraísos, dos veces perdidos.
Cazadme despacio
y matadme deprisa
bajo mi olivar
con Lorca.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 15.05.20 4:03

Bilhete de identidade

Toma nota!
Sou árabe
O número do meu bilhete de identidade: cinquenta mil
Número de filhos: oito
E o nono… chegará depois do verão!
Será que ficas irritado?
Toma nota!
Sou árabe
Trabalho numa pedreira com os meus companheiros de fadiga
E tenho oito filhos
O seu pedaço de pão
As suas roupas, os seus cadernos
Arranco-os dos rochedos…
E não venho mendigar à tua porta
Nem me encolho no átrio do teu palácio.
Será que ficas irritado?
Toma nota!
Sou árabe
Sou o meu nome próprio – sem apelido
Infinitamente paciente num país onde todos
Vivem sobre as brasas da raiva.
As minhas raízes…
Foram lançadas antes do nascimento do tempo
Antes da efusão do que é duradouro
Antes do cipreste e da oliveira
Antes da eclosão da erva
O meu pai… é de uma família de lavradores
Nada tem a ver com as pessoas notáveis
O meu avô era camponês – um ser
Sem valor – nem ascendência.
A minha casa, uma cabana de guarda
Feita de troncos e ramos
Eis o que eu sou – Agrada-te?
Sou o meu nome próprio – sem apelido!
Toma nota!
Sou árabe
Os meus cabelos… da cor do carvão
Os meus olhos… da cor do café
Sinais particulares:
Na cabeça uma kufia com o cordão bem apertado
E a palma da minha mão é dura como uma pedra
… esfola quem a aperta
A minha morada:
Sou de uma aldeia isolada…
Onde as ruas já não têm nomes
E todos os homens… trabalham no campo e na pedreira.
Será que ficas irritado?
Toma nota!
Sou árabe
Tu saqueaste as vinhas dos meus pais
E a terra que eu cultivava
Eu e os meus filhos
Levaste-nos tudo excepto
Estas rochas
Para a sobrevivência dos meus netos
Mas o vosso governo vai também apoderar-se delas
… ao que dizem!
… Então
Toma nota!
Ao alto da primeira página
Eu não odeio os homens
E não ataco ninguém mas
Se tiver fome
Comerei a carne de quem violou os meus direitos
Cuidado! Cuidado
Com a minha fome e com a minha raiva!
(1964)

[Tradução de Júlio de Magalhães]


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 16.05.20 3:42



_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 17.05.20 4:03

COMO LA NUN EN LA AZORA DEL COMPASIVO[1]
 
En el olivar, al este de
las fuentes, mi abuelo se recogió en su sombra
abandonada. Ninguna hierba legendaria
creció en su sombra
ni la nube de lilas
se esparció por la escena.
 
La tierra es un traje tejido
con la aguja del zumaque en su sueño
roto... Mi abuelo se ha despertado
para arrancar las malas hierbas de su viña
enterrada bajo la calle negra.
 
Él me ha enseñado el Corán en el árbol de arrayán,
al este del pozo.
De Adán venimos y de Eva
en el Paraíso del olvido.
¡Abuelo! Yo soy el último de los vivos
en el desierto. Ascendamos.
En torno a su nombre, desnudo de guardianes,
el mar y el desierto no han conocido
a mi abuelo ni a sus hijos,
erguidos ahora alrededor de la nun
en la azora del Compasivo.
Dios, sé testigo!
 
Y él, nacido de sí mismo,
enterrado en sí mismo junto al fuego
que concede al Ave Fénix lo que necesita
de su secreto consumido
para iluminar el templo.
En el olivar, al este de las fuentes,
mi abuelo se recogió en su tumba
abandonada.
Ningún sol despuntó sobre ella,
ninguna sombra cayó.
Y mi abuelo permanece más alejado.
     [1]  Se refiere a la azora nº 55 del Corán, en la cual las aleyas están escritas en prosa rimada y terminan con la letra nun (equivalente al fonema n español). (N.T.).


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 18.05.20 12:18

El aroma del café después de ti ha perdido su mañana. Canta mi partida
del arrullo de las palomas sobre tus rodillas y del nido de mi alma
en las letras de tu sencillo nombre. Granada está destinada al canto. Canta.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 19.05.20 3:46

SONATA I
 
Si eres la última palabra que me ha dicho Dios,
seamos dos en uno y dichosos
ahora que los almendros se han iluminado sobre los pasos de los caminantes, aquí
en tus dos riberas, y revolotean sobre ti las perdices y las palomas.
 
Has apuñalado al cielo con el cuerno de la gacela y las palabras han fluido
como rocío en las venas de la naturaleza. ¿Cuál es el nombre del poema
ante la dualidad de la Creación y la Justicia, entre el cielo lejano
y el cedro de tu lecho, cuando la sangre anhela otra sangre y el mármol gime?
Un mito necesitará broncearse en torno a ti. Esta hilera son
las diosas de Egipto y Sumer que, bajo las palmeras, cambian su ropa
y los nombres de sus días, y concluyen el viaje hacia el fin de la rima.
 
Mi canto necesita respirar: la poesía no es poesía
ni la prosa es prosa. He soñado que eres la última palabra que me ha dicho
Dios cuando os he visto en sueños, y se hizo el Verbo.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 20.05.20 4:21

DIRECCIONES DEL ALMA FUERA DE ESTE LUGAR
 
Direcciones del alma fuera de este lugar. Me gusta viajar
a una aldea que no ha colgado en su ciprés
mi última tarde. Me gustan los árboles
sobre la azotea de una casa que nos ha visto atormentar a dos pájaros y nos ha visto cultivar los guijarros.
¿Por qué no pudimos cultivar nuestros días
para que crecieran despacio hacia las plantas? Me gusta la lluvia que cae
sobre las damas de las lejanas praderas. Un agua que ilumina y un olor compacto cual piedra.
¿Por qué no pudimos descuidar nuestras edades
y contemplar más el último cielo, antes de que se ocultara la luna?
Direcciones del alma fuera de este lugar. Me gusta partir
adonde me lleve el viento, pero no me gusta llegar.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 21.05.20 3:34

VUELAN LAS PALOMAS    
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
- Prepárame la tierra para descansar:
estoy fatigado de tanto amarte...
Tu mañana es fruta para las canciones
y esta tarde es de oro.
Nosotros somos el uno del otro cuando la sombra penetra a su sombra en el mármol
y yo me asemejo a mi ser cuando cuelgo mi alma
a un cuello que no abraza sino a las nubes.
Tú eres el éter que se desnuda ante mí cual lágrimas de uvas,
eres el comienzo de la familia de las olas cuando se agarran a la tierra,
cuando emigran.
Te amo. Eres el preludio y el epílogo de mi alma.
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
Mi amado y yo somos dos voces en los mismos labios,
yo pertenezco a mi amado y él a su estrella fugitiva.
Penetramos en el sueño pero él se rezaga para que no le veamos.
Cuando mi amado se duerme, yo velo para proteger su sueño de lo que pueda ver
y expulsar a las noches pasadas antes de nuestro encuentro.
Elijo nuestros días con mis manos
y elijo para mí la rosa de la mesa.
Duerme, amor mío,
para que las voces de los mares se eleven hasta mis rodillas.
Duerme, amor mío,
para que yo me pose en ti y salve tu sueño de una espina envidiosa.
Duerme, amor mío,
en paz y con las trenzas de mi poesía.
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
- He visto abril en el mar.
He dicho: has olvidado la vigilia de tus manos,
los cánticos en mis heridas.
¿Cuántas veces puedes nacer en mi sueño
y matarme para que grite: "te amo"
y tú descanses?
Te llamo antes de las palabras
y vuelo en tu cintura antes de llegar hasta ti.
¿Cuántas veces puedes posar las direcciones de mi alma
en los picos de estas palomas
y desaparecer, como el horizonte en las laderas,
para que yo sepa que eres Babel, Egipto y Siria?
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
¿Adónde me llevas, amor mío, lejos de mis padres,
de mis árboles, de mi pequeño lecho y de mi inquietud,
de mis espejos, de mi luna, de la alacena de mis días y de mis noches en vela,
de mi ropa y de mi pudor?
¿Adónde me llevas, amor mío, adónde?
En mi oído, abrasas los desiertos, me cargas con dos olas,
quiebras dos costados, me bebes, me enciendes y
me abandonas en el camino del viento hacia ti.
Piedad... piedad.
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
- Mi cintura se desangra porque te amo.
Huyo de dolor en las noches agrandadas por mi temor.
Ven a menudo y auséntate brevemente.
Ven brevemente y auséntate a menudo.
Ven sin parar, ah, de un paso inmóvil.
Te amo porque te deseo, porque te deseo.
Tomo un puñado de este rayo cercado por las abejas y la rosa fugaz.
Te amo, maldición de los sentimientos.
Tengo miedo de ti por mi corazón, miedo de que mi deseo se realice.
Te amo porque te deseo.
Te amo, cuerpo que crea los recuerdos y los mata antes de se completen.
Te amo porque te deseo.
Modelo mi alma a la imagen de dos pies, de dos paraísos,
me rasco las heridas con las extremidades de tu silencio... y la tempestad.
Muero para que las palabras se sienten en tus manos.
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
- El agua me hiere porque te amo,
los caminos del mar me hieren,
la mariposa
y la llamada a la oración en la luz de tus brazos me hieren,
amor mío. Te llamo en mi sueño, temiendo la atención de las palabras,
temiendo que descubran a la abeja llorando entre mis muslos.
La sombra de las lámparas me hiere porque te amo,
un pájaro en el cielo lejano y el perfume de violeta me hieren.
El comienzo del mar
y su fin me hieren.
Ojalá no te amara,
no amara,
para que se curase el mármol.
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
Te veo y me libro de la muerte. Tu cuerpo es un puerto
con diez azucenas blancas y diez dedos. El cielo va
hacia su azul extraviado
y yo retengo este brillo marmóreo, el perfume de la leche oculta
en dos melocotones sobre el mármol y adoro a quien otorga a la tierra y al mar un refugio
en la ribera de la sal y la miel primeras. Beberé el néctar de algarroba de tu noche
y me dormiré
sobre un trigo que rompe el campo, rompe hasta el grito que se oxida.
Te veo y me libro de la muerte. Tu cuerpo es un puerto.
¿Cómo me exilia la tierra en la tierra?
¿Cómo se duerme el sueño?
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
Tengo miedo, amor mío, del silencio de tus manos.
Frota mi sangre para que se duerma el caballo.
Amor mío, las mujeres de los pájaros vuelan hacia ti.
Tómame como aliento o esposa.
Amor mío, permaneceré aquí para que maduren en tus manos los pistachos de mis senos,
para que los guardias me arranquen de tus pasos.
Amor mío, te lloraré
porque eres el tejado de mi cielo
y mi cuerpo es tu tierra en la tierra
y tu morada.
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas.
 
En el puente, he visto la Andalucía del amor y del sexto sentido
sobre una rosa marchita.
Le ha devuelto su corazón
y ha dicho: el amor me exige que no ame.
Exige que le ame.
La luna se ha dormido
sobre un anillo que se rompe.
Las palomas han volado.
 
En el puente, he visto la Andalucía del amor y del sexto sentido
sobre una lágrima desesperada.
Le ha devuelto su corazón
y ha dicho: el amor me exige que no ame.
Exige que le ame.
La luna se ha dormido
sobre un anillo que se rompe,
las palomas han volado
y la noche negra se posa en el puente de los amantes.
 
Vuelan las palomas.
Se posan las palomas. 


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 22.05.20 7:08

HASTA MI FIN Y EL SUYO
 
- ¿Estás cansado de caminar,
hijo, estás cansado?
 
- Sí, padre.
Tu noche es larga en el camino
y el corazón se ha fundido
en el suelo de tu noche.
 
- Todavía eres ligero como un gato.
Sube a mis hombros.
Dentro de poco atravesaremos el último
bosque de terebintos y robles.
Éste es el norte de Galilea.
El Líbano está detrás de nosotros
y todo el cielo es nuestro,
desde Damasco a las bellas murallas
de San Juan de Acre.
 
- ¿Y después?
- Volveremos a nuestra casa.
 
- ¿Conoces el camino, hijo?
 
- Sí, padre:
Un pequeño camino al este del algarrobo
de la calle principal.
Al principio es estrecho por las chumberas,
luego se va ensanchando hasta el pozo
y se asoma al viñedo de Yamil,
el vendedor de tabaco y dulces.
Después se pierde en la era,
antes de enderezarse y sentarse en nuestra casa
con forma de papagayo.
 
- ¿Conoces la casa, hijo mío?
 
- La conozco como el camino:
un jazmín rodea una puerta de hierro,
pisadas de luz en la escalera de piedra,
un girasol que contempla lo que hay
detrás del lugar,
abejas domésticas que preparan
el desayuno del abuelo
sobre el plato de junco.
En el patio, un pozo, un sauce y
un caballo.
Y detrás el cercado, un mañana que
hojea nuestros papeles...
 
- ¿Estás cansado, padre?
Veo sudor en tus ojos.
 
- Estoy cansado, hijo mío. ¿Me llevarás tú?
 
- Como tú me has llevado, padre.
Llevaré esta nostalgia
a su comienzo y al mío,
y andaré este camino hasta
mi fin y el suyo


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 23.05.20 3:46

LA NIÑA / EL GRITO
En la playa hay una niña, la niña tiene familia
Y la familia una casa.
La casa tiene dos ventanas y una puerta...
En el mar, un acorazado se divierte cazando a los que caminan
Por la playa: cuatro, cinco, siete
Caen sobre la arena. La niña se salva por poco,
Gracias a una mano de niebla,
Una mano no divina que la ayuda. Grita: ¡Padre!
¡Padre! Levántate, regresemos: el mar no es como nosotros.
El padre, amortajado sobre su sombra, a merced de lo invisible,
No responde.
Sangre en las palmeras, sangre en las nubes.
La lleva en volandas la voz más alta y más lejana de
La playa. Grita en la noche desierta.
No hay eco en el eco.
Convierte el grito eterno en noticia
Rápida que deja de ser noticia cuando
Los aviones regresan para bombardear una casa
Con dos ventanas y una puerta.
Ramala, agosto del 2006.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 24.05.20 7:18

COMO LA NUN EN LA AZORA DEL COMPASIVO[1]
 
En el olivar, al este de
las fuentes, mi abuelo se recogió en su sombra
abandonada. Ninguna hierba legendaria
creció en su sombra
ni la nube de lilas
se esparció por la escena.
 
La tierra es un traje tejido
con la aguja del zumaque en su sueño
roto... Mi abuelo se ha despertado
para arrancar las malas hierbas de su viña
enterrada bajo la calle negra.
 
Él me ha enseñado el Corán en el árbol de arrayán,
al este del pozo.
De Adán venimos y de Eva
en el Paraíso del olvido.
¡Abuelo! Yo soy el último de los vivos
en el desierto. Ascendamos.
En torno a su nombre, desnudo de guardianes,
el mar y el desierto no han conocido
a mi abuelo ni a sus hijos,
erguidos ahora alrededor de la nun
en la azora del Compasivo.
Dios, sé testigo!
 
Y él, nacido de sí mismo,
enterrado en sí mismo junto al fuego
que concede al Ave Fénix lo que necesita
de su secreto consumido
para iluminar el templo.
En el olivar, al este de las fuentes,
mi abuelo se recogió en su tumba
abandonada.
Ningún sol despuntó sobre ella,
ninguna sombra cayó.
Y mi abuelo permanece más alejado.
     [1]  Se refiere a la azora nº 55 del Corán, en la cual las aleyas están escritas en prosa rimada y terminan con la letra nun (equivalente al fonema n español). (N.T.).


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 25.05.20 12:28


MAHMUD DARWISH

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] 

 





[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


María Luisa Prieto
DE UN CIELO A OTRO SEMEJANTE
PASAN LOS SOÑADORES
 
Dejamos nuestra infancia a la
mariposa cuando dejamos
un poco de aceite en los peldaños,
pero olvidamos saludar a nuestra hierbabuena,
olvidamos saludar furtivamente a nuestro mañana
tras nosotros.
La tinta del mediodía sería blanca si no estuviera
el libro de la mariposa en torno nuestro.
 
 
Mariposa, fiel a ti misma, sé como
quieras,
antes y después de mi nostalgia.
Deja que sea tu ala y que mi locura viva
conmigo cálida.
Mariposa, madre de ti misma, no me abandones
a la suerte que me destinan.
No me abandones.
 
De un cielo a otro semejante, pasan los soñadores,
séquito de la mariposa,
portando espejos de agua.
Nosotros podemos ser como anhelamos.
De un cielo
a otro semejante
pasan los soñadores.
 
La mariposa teje con la aguja de luz
los atavíos de su comedia.
La mariposa nace de sí misma
y danza en el fuego de su tragedia.
 
Mitad Fénix. Lo que le ha rozado nos roza.
Una semejanza agazapada entre luz y fuego,
entre dos caminos.
No. Nuestro amor no es descuido ni sabiduría.
Siempre así, así... así.
De un cielo
a otro semejante
pasan los soñadores.
 
La mariposa es agua que ansía volar.
Se escapa del sudor de las muchachas y crece
en la nube de los recuerdos.
La mariposa no declama el poema,
es tan ligera que rompe las palabras
como rompen los sueños los soñadores.
 
Que esté.
Que nuestro mañana esté con nosotros
y también nuestro pasado.
Que nuestro hoy esté presente en el banquete de
este día,
preparado para la fiesta de la mariposa.
Y los soñadores pasan sanos y salvos
de un cielo a otro semejante.
 
De un cielo a otro semejante, pasan los soñadores.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua el 28.05.20 3:42

EL INVIERNO DE RITA
 
Rita ordena la noche de nuestra habitación: queda
poco vino
y estas flores son más grandes que mi cama.
Abre la ventana para que se perfume la hermosa noche.
Posa, allí, una luna en la silla. Coloca,
encima, el lago en torno a mi pañuelo para que las palmeras se eleven
cada vez más.
¿Te has vestido de otra? ¿Te ha habitado otra mujer
para sollozar así, cada vez que tus ramas enlazan mi tronco?
Frótame los pies y frota mi sangre para que conozcamos lo que
las tempestades y los torrentes han dejado como legado
de ti y de mí...
 
Rita duerme en el jardín de su cuerpo.
Sobre sus uñas, las moras del bosque iluminan la sal en
mi cuerpo. Te quiero. Dos pájaros se han dormido bajo mi mano...
la ola del noble trigo se ha dormido sobre su pausada respiración,
una rosa roja se ha dormido en el vestíbulo,
la noche breve se ha dormido
y el mar se ha dormido frente a mi ventana, al ritmo de Rita,
asciende y desciende en los rayos de su pecho desnudo. Duerme
entre tú y yo, y no cubras la profunda penumbra del oro entre nosotros.
Duerme con una mano en torno al eco
y la otra esparciendo la soledad de los bosques, duerme
entre la camisa pistacho y la silla limón, duerme
cual caballo en las banderas de la noche de su boda...
 
El relincho cesa
y cesan las colmenas de abejas en nuestra sangre. ¿Estaba allí
Rita? ¿Estábamos juntos?
Rita partirá dentro de unas horas dejando su sombra
cual celda blanca. ¿Dónde nos encontraremos?
Pregunta a sus manos, y yo miro a la lejanía.
El mar está detrás de la puerta y el desierto está detrás del mar. Bésame en
los labios, dice. ¡Oh, Rita!, le respondo. ¿Partiré de nuevo,
teniendo uvas y un recuerdo, abandonado por las estaciones
entre el signo y la expresión, como una idea?
¿Qué dices?
Nada, Rita, imito al héroe de una canción
sobre la maldición del amor asediado por espejos...
¿De mí?
Y de dos sueños en una almohada que se cruzan y huyen. Uno
saca un cuchillo y el otro confía los mandamientos a la flauta.
No comprendo el significado, dice ella.
Ni yo, mi lenguaje está hecho de fragmentos
semejantes a la salida de una mujer del sentido, y los caballos se suicidan
al final del hipódromo.
 
Rita bebe el té matutino
y pela la primera manzana con sus diez lirios.
Me dice:
No leas ahora el periódico, los tambores son los tambores
y la guerra no es mi oficio. Yo soy yo. ¿Tú eres tú?
Yo soy
el que te ve cual gacela arrojándole sus perlas,
el que ve a su deseo corriendo tras de ti cual torrente,
el que nos ve perdidos en unicidad sobre la cama
y en divergencia, como el saludo de los desconocidos en el puerto. El exilio nos lleva
en su viento, cual hoja, y nos arroja en los hoteles de los extranjeros
como cartas leídas deprisa.
¿Me llevarás contigo?
Seré el anillo de tu corazón desnudo. ¿Me llevarás contigo?
Seré tu traje en países que te han procreado para derribarte,
seré un cofre de hierbabuena que portará tu muerte
y tú serás mío, vivo o muerto.
El guía se ha perdido, Rita,
y el amor, como la muerte, es una promesa sin devolución ni caducidad.
 
Rita me prepara el día
cual perdiz que se aduja en sus zapatos de tacón alto.
Buenos días, Rita,
y nubes azules para los jazmines de tus axilas.
Buenos días, Rita,
y frutas para la luz del alba. Rita, buenos días.
Rita, retórname a mi cuerpo para que las agujas
de los pinos reposen un momento en mi sangre abandonada. Siempre que
abrazo a la torre de marfil, huyen de mis manos dos palomas.
Ella dice: regresaré cuando los días y los sueños cambien, Rita. Es largo
este invierno y nosotros somos lo que somos. No tomes mis palabras para decir: yo soy
la que viéndote colgado en el recinto, te bajó y te vendó las heridas.
Con sus lágrimas te lavó, antes de esparcir sus azucenas sobre ti,
y pasaste entre las espadas de sus hermanos y la maldición de su madre. Yo soy ella.
¿Pero tú eres tú?
 
Rita se levanta
de mis rodillas, visita a sus adornos y se recoge el pelo con una mariposa
de plata. La cola de caballo acaricia las pecas esparcidas
como intensas gotas de luz sobre el mármol femenino. Rita cose
el botón de la camisa mostaza. ¿Eres mío?
Soy tuyo, si dejas la puerta abierta sobre mi pasado. Yo tengo
un pasado que veo ahora naciendo de tu ausencia,
del chirrido del tiempo en la cerradura de esta puerta. Tengo
un pasado que veo, posado como la mesa, junto a nosotros,
tengo la espuma del jabón,
la miel salada,
            el rocío
                        y el jenjibre.
Para ti, si quieres, los ciervos, las llanuras,
y las canciones, si quieres, para ti las canciones y las sorpresas.
Yo he nacido para amarte,
caballo que hace bailar a un bosque y en el coral surca tu ausencia.
He nacido dama para su caballero. Tómame para que te escancie
un vino definitivo, para curarme de ti en ti. Dame tu corazón:
he nacido para amarte.
He dejado a mi madre en los antiguos salmos maldiciendo al mundo y a tu pueblo
y he encontrado a los guardianes de la ciudad entregando tu amor al apetito del fuego.
He nacido para amarte.
 
Rita casca las nueces de mis días y los campos se ensanchan.
Esta tierra pequeña se reduce para mí a una habitación en una calle
en el piso bajo de un edificio en la montaña
que se asoma a la brisa del mar. Tengo una luna color vino, una piedra pulida,
una parte del espectáculo de las olas viajando por las nubes, una parte
del libro del Génesis, del libro de Job y de
la fiesta de la cosecha, una parte de lo que he poseído y del pan de mi madre.
Tengo una parte de la azucena de los valles en los versos de los enamorados antiguos.
Tengo mi parte de la sabiduría de los enamorados: la víctima ama el rostro de su asesino,
si cruzas el río, Rita.
¿Y dónde está el río? Dice ella.
En ti y en mí hay un único río, le respondo,
y de mí fluye sangre y memoria.
Los guardianes no me han dejado una puerta para entrar. Me apoyo en el horizonte
y miro hacia abajo,
hacia arriba     
alrededor
y no encuentro
horizonte para mirar. No encuentro en la claridad sino mi mirada
dirigiéndose hacia mí y le digo: regresa de nuevo a mí, y yo quizás vea
un horizonte que un mensajero restaura
 
con una carta de dos breves palabras: tú y yo,
una pequeña alegría en una cama estrecha, una alegría mínima.
Todavía no nos han matado, Rita, ¡qué pesado es este invierno, Rita,
y qué frío!
 
Rita canta sola
a las cartas de su lejano exilio nórdico: he dejado a mi madre sola
junto al lago, sola, llorando mi infancia lejana tras ella,
y todas las noches duerme sobre mi pequeña trenza.
Madre, he roto mi infancia y me he convertido en una mujer que cría a su pecho
en los labios del amado. Rita gira sobre Rita sola:
no hay tierra para dos cuerpos en un cuerpo y no hay exilio para el exilio
en estas habitaciones pequeñas. La salida es la entrada.
En vano cantamos entre dos precipicios. Partamos para que aparezca el camino.
No puedo, ni yo -dice ella sin decirlo,
y calma a los caballos en su sangre: ¿vendrá la golondrina
de una tierra lejana, oh extraño y amado, a tu jardín solitario?
Llévame a una tierra lejana.
Llévame a la tierra lejana, solloza Rita, ¡qué largo
es este invierno!
Y rompe la porcelana del día en la reja de la ventana,
posa su pequeño revólver en el borrador del poema,
arroja las medias en la silla y se rompe el zureo.
Ella parte, descalza, hacia lo desconocido y la hora de mi partida llega.


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 45988
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Maria Lua Ayer a las 3:24

SÓLO OTRO AÑO
 
Amigos,
me basta con que sobreviva alguno de vosotros para vivir un año,
sólo otro año
para amar a veinte mujeres
y treinta ciudades.
Un año es suficiente para dar a la idea un cuerpo de azucena,
para que una tierra desconocida albergue a una chica que me lleve al mar
y me entregue, de sus rodillas, la llave de todos los lugares.
Un año es suficiente para vivir toda mi vida
de un tirón,
en un solo beso
o en un disparo
que ponga fin a mis preguntas
y al enigma de los tiempos confusos.
 
Amigos, no muráis así.
Por favor, no muráis, esperadme otro
año,
sólo otro año.
Tal vez terminemos la charla y el viaje que
hemos iniciado
e intercambiemos ideas caminando por la calle,
sin horario ni banderas.
¿Hemos traicionado a alguien
para tener que llamar país a cada pájaro
y espuma a la tierra que está fuera de la herida,
para que temamos el susurro?
Quizá podamos proteger al lenguaje
de un sentido que no hemos deseado,
de un canto que no hemos entonado
a los sacerdotes...
Amigos, mártires erguidos
en mi lecho... y en la cintura de una chica de la que aún no he gozado
ni he elevado sobre sus piernas mi oración al dios del jazmín...
Dejadme solo un momento.
Tenemos derecho a tomar el café con azúcar, no con sangre,
a escuchar el sonido de nuestras manos llamando a las perdices que nos
lloran, no la caída de las fortalezas.
Tenemos derecho a censar nuestras venas que hierven
con el viento de los deseos crónicos,
a dar las gracias a la pelusa dormida
en el vientre lácteo
y a romper el ritmo de los cánticos piadosos...
 
Amigos, mártires,
mo muráis antes de pedir perdón a una rosa que no habéis visto,
a un país que no habéis visitado,
a un deseo que no habéis logrado,
a mujeres que no os han colgado en el cuello
el icono del mar
ni el tatuaje del alminar.
No muráis antes de que formulemos la pregunta que no harán los supervivientes:
por qué la tierra se parece a un membrillo,
por qué la mujer se parece a lo que no se asemeja la tierra,
a las privaciones de los enamorados... y a un río de claveles?
¿Por qué me reconocieron
abiertamente cuando morí...
y me negaron
cuando regresé vivo de mi periplo?
Dios mío, mi cadáver me ha guiado
y les ha hecho regresar a mí.
Cual chimenea, lo han alzado entre ellos.
 
Amigos, mártires,
pensad en mí un poco,
amadme un poco,
no muráis así, por favor, no muráis,
esperadme otro año,
un año,
sólo otro año.
No muráis ahora, no me dejéis,
amadme para que bebamos este cáliz,
para que descubramos que la ola blanca no es una mujer
ni una isla.
¿Qué haré tras vuestra ausencia?
¿Qué haré después del último entierro?
¿Cómo voy a amar la tierra que os arrebata de mi lado
y os oculta del mar?
¿Cómo voy a amar al mar que ahoga a los que rezan
y eleva el alminar?
¿A quién visitaré los sábados por la tarde?
¿Quién abrirá mi corazón a los gatos?
¿A quién dedicaré el panegírico de esta luna agria sobre el Mediterráneo?
¿A quién llevaré las pertenencias de las mujeres pasajeras y seductoras?
¿A quién dejaré este hastío cotidiano?
¿Qué significará mi vida
cuando no tenga más que mi sombra para apoyarse en la pared de mi sombra, tras vuestra ausencia?
¿Quién me conducirá a mi alma
y la convencerá de que se quede conmigo?
No muráis, no muráis así, por favor,
no me arranquéis de la manzana-mujer
para lanzarme al libro de las elegías
y a los ritos de las perseverantes lágrimas.
No poseo mi corazón para lanzarlo sobre vosotros cual saludo,
no poseo mi cuerpo para hacer un nuevo ataúd y un testamento,
no poseo mi voz para atravesar esta calle elevada sobre el fusil.
Tened piedad de mí, amigos,
tened piedad de las madres desconsoladas que buscan otras albórbolas
para celebrar el nacimiento de los espejos en los estallidos de las bombas.
Tened piedad de las paredes que desean la hierba,
de los escritores en las noticias necrológicas,
tened piedad de un pueblo al que hemos prometido el acceso de la rosa por la puerta de las cenizas amargas.
No desaparezcáis ahora, como el poeta en el sombrero del mago.
¿Quién recogerá las rosas de los mártires?
Esperad, amigos, tened piedad de nosotros.
Nuestras ocupaciones no nos permiten buscar tumbas y una elegía
distinta de la anterior.
¡Qué pequeñas son estas rosas!
¡Qué grande es esta sangre!
¡Qué bellos sois, amigos,
cuando violáis la tierra en el milagro del génesis
o descubrís la fuente entre las rocas de las montañas posibles!
 
Amigos,
me basta con que sobreviva alguno de vosotros para vivir un año,
otro año.
Un año es suficiente para que caminemos juntos,
para que nos colguemos el río en la espalda como los gitanos,
para que destruyamos juntos el último templo
y coloquemos una piedra bajo otra,
para que retornemos al alma de su exilio
cuando marchemos juntos,
cuando declaremos una pequeña huelga de adoración a las imágenes.
 
Si me abandonáis ahora, amigos,
si partís
para habitar en la nebulosa del cráneo,
no os llamaré, no os haré elegías
ni escribiré una palabra sobre vosotros.
 
Ahora no puedo hacer elegías a nadie,
ya sea país, cuerpo,
un cuerpo en un disparo
o un obrero en la fábrica de la muerte unificada.
A nadie,
a nadie...
Que este canto sea
el fin de las lágrimas derramadas sobre todos vosotros, amigos traidores,
y una elegía destinada a vosotros.
Por eso...
no muráis, amigos, no muráis ahora.
Ninguna rosa es más cara que la sangre en este desierto.
No tenéis tiempo.
No muráis así, por favor, no muráis,
esperad otro año,
un año.
Me basta con que sobreviva alguno de vosotros para vivir un año,
sólo otro año.
Un año es suficiente para que ame a veinte mujeres
y treinta ciudades.
Un año es suficiente para que acuda junto a mi madre desconsolada
y le grite: alúmbrame de nuevo
para que vea la rosa desde su comienzo
y ame el amor desde su comienzo
hasta los confines del canto.
Sólo otro año.
Un año es suficiente para vivir toda mi vida
de un tirón,
en un solo beso
o en un disparo que ponga fin a mis preguntas.
Sólo otro año,
otro año,
un año...


_________________



[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasión
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente... 


Maria Lua




[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Contenido patrocinado

Mahmud Darwish  - Página 5 Empty Re: Mahmud Darwish

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 31.05.20 9:48