Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1042802 mensajes en 47669 argumentos.

Tenemos 1573 miembros registrados

El último usuario registrado es miriamdamaris21

¿Quién está en línea?

En total hay 55 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 53 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar Dic 05, 2023 8:39 pm

Últimos temas

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyHoy a las 6:51 am por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyHoy a las 5:46 am por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XIX
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyHoy a las 5:26 am por Lluvia Abril

» POESÍA INUI (Esquimal) // OTROS PUEBLOAS NATIVOS
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyHoy a las 4:56 am por Lluvia Abril

» DIARIO DE EL CHE.
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyHoy a las 3:27 am por Siby

» POETAS LATINOAMERICANOS
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyAyer a las 11:27 pm por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyAyer a las 11:14 pm por Maria Lua

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyAyer a las 11:13 pm por Maria Lua

» MARIO QUINTANA ( Brasil: 30/07/1906 -05/05/1994)
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyAyer a las 11:09 pm por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES
Agustín Delgado (1941-2012) EmptyAyer a las 11:06 pm por Maria Lua

Mayo 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Agustín Delgado (1941-2012) Empty

2 participantes

    Agustín Delgado (1941-2012)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45015
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Agustín Delgado (1941-2012) Empty Agustín Delgado (1941-2012)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar Feb 21, 2023 12:15 pm

    .


    Agustín Delgado (n. Rioseco de Tapia; provincia de León, 10 de agosto de 1941 - f. 11 de septiembre de 2012), fue un poeta español. “Entrañable lobo estepario”, como le llamara en un artículo José-Miguel Ullán, su trayectoria se ha caracterizado por la disidencia y la radicalidad, al margen de escuelas. Estudió en las universidades de Comillas, Barcelona y Complutense. Doctor en Filología Románica, residió en Toulouse, París y Bruselas.

    Trayectoria

    En su juventud fue miembro fundador y responsable de la revista Claraboya (León 1963-68), episodio fundamental en la renovación poética de los años sesenta. Escribió en Málaga sus primeros poemarios El Silencio, Nueve rayas de tiza, Cancionero civil, que fluyen desde un sentimiento nuevo de la realidad, y condensan un mundo poético inconfundible, de una espontánea narratividad, y de vertiente onírica.

    Espíritu áspero

    En la década de los años setenta residió en ciudades castellanas, como Valladolid y Burgos. Compuso allí Espíritu áspero, destacando la cantata de doce fragmentos con ese mismo nombre que constituye la primera parte del libro. Mirando con pupila expresionista de referentes artísticos centroeuropeos, quiso traducir al verso – en la fonética, la sintaxis y el significado- la aspereza y violencia física, la dureza de la atmósfera espiritual y el ámbito moral mesetarios, tal que metonimia de la España de ese tiempo de última posguerra, y aún más, como metáfora de aguda, insalvable, existencial desolación. Su continuación está en el poemario Discanto, en que el ejercicio de rigor y de indagación de la lengua poética se acentúan, sometiendo al texto a un mayor despojamiento.

    Los sansirolés

    Desde 1979 a 1991 vivió en Francia y Bélgica. El ciclo de los sansirolés, que arranca de esa época suya de existir foráneo, rompe a explorar, a partir de un grado cero de escritura, un territorio aparte de poetización, y de reflexión metapoética. Los sansirolés son ejercicios al límite, flechas disparándose permanentemente hacia un blanco invisible, o incluso disolviéndose en su vuelo. Escritura de conflagración, en anímica noche oscura, entre el yo poético y el fluir social. En la década de los noventa, viviendo ya en Madrid, este singular registro de los sansirolés se enriqueció con dos poemarios más: Mol y Zas. En ellos se yuxtaponen, en síntesis de sesgo cubista y arrastre de herencia surreal, excursos geográficos, estratos de biografía, cortes abruptos de tiempo y de la memoria, echando mano para ello de la misma creación verbal y radical experimentación lingüística. La intención que le guiaba era hacer estallar por dentro el discurso de la tribu, sea el consuetudinario o el moderno.

    Luis Mateo Díez ha escrito sobre esta trayectoria poética: “Me parece que con este Discanto se cumple con creces no ya el reto del itinerario personal sino la muestra de una coherencia que lo ilumina desde su rastro subterráneo, como si la dirección en que el poeta construye su obra, escribe los poemas, fluyese en el sustrato de su necesidad: la voz imprescindible, la palabra precisa, el rumor del tiempo, la claridad de la conciencia, la contradicción de los sentimientos.”

    Agustín Delgado fue durante varios años profesor de Literatura Española en los cursos de verano para extranjeros ”Merimée- De Sebastián” de la Universidad de Toulouse, con sede en Burgos. Fue fundador, con otros escritores, de la revista barcelonesa Camp de l´Arpa, y colaborador de la revista madrileña Trece de Nieve. Fue también comentarista de poesía de la revista Leer.

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poemas de Agustín Delgado:


    De El silencio (1965):


    I

    EL ALBA. SON LAS LUCES...

    A Luiso Torres

    El alba. Son las luces
    Del alba. Es la luz. Te abandonas
    Como si fuera tuyo este despertar.
    Te pierdes
    A la larga, por las sábanas,
    Por las caderas plegadas de hiedra
    Hasta que son las seis.

    Nunca has conocido
    Un solo fallo en este reloj. ¿Qué darías
    Tú por un fallo? Sería maravilloso.

    Pero está
    En el pecho, a fuego, hasta puedes
    Palpar las manecillas. Jamás
    El error. Jamás una rendija
    Para que el aire entre por la ventana.

    Te levantas, te quedas
    De pie, desnudo, como los hijos
    De la mar, extraviado, acariciando
    El anochecer del sábado. Qué corto
    De corazón te hicieron.

    Emprendes los enjuagues
    Del agua, de la boca,
    De la desolación
    De salir a la calle con los ojos abiertos.

    Y te peinas
    Con rapidez y placer, como el atleta
    Que está a punto de escuchar la salida.

    Pero tú
    No tienes salida.
    No hay nadie
    En el alba lluviosa de Frankfurt.
    Nadie se fijará
    En los rotos de tu chaqueta. Nadie
    Te dirá que llueve. Toda la calle
    Es un desierto de silencio.



    III

    ¿QUÉ ME DICES, AMOR?

    ¿Qué me dices, amor?
    ¿Qué cuentas, de qué historia me hablas? ¿No ves
    Que no tengo hambre,
    Que no tengo sueño,
    Que no tengo nada de nada?

    ¿No ves
    Que no soy de tu país,
    Amor?

    Tú que crees
    Que es todo igual,
    Tú que tienes hambre
    Y que nunca irremediablemente
    Pasarás frío.
    Y hablas y hablas
    Como si te jugaras
    En estola vida. Y te escucho
    Y te escucho
    Como a la lluvia cuando no soy feliz.

    Pero sigue,
    intenta a ver, juega
    Un poco con las manos, a ver
    Qué resulta, amor,
    A ver
    Dónde vamos los dos a parar.

    Porque me temo
    Que estés exponiendo
    Tanto como yo. Que quieres
    El placer, como yo,
    Pero de lado, arrastrándote
    Entre los escombros. Jugándote
    Lo que te regalaron las humaredas
    Y los obuses
    y el silencio.



    XI

    MÍRALOS COMO COMEN...

    Míralos cómo comen.
    Están hambrientos. Fíjate,
    No  dan tiempo a nadie.
    Pero ¿cómo es posible
    En el país de la abundancia?
    Fíjate,
    No se miran, no piensan.
    Sólo masticar.
    Así cinco, diez minutos.
    Y se acabó. ¿Qué pinto yo aquí?
    Fíjate,
    Te han dejado sin nada. ¿Qué quieren,
    Que coma como ellos?

    Mira qué barrigas
    Y qué carrillos
    Y qué felicidad
    Porque te han dejado sin comer.

    Yo que como
    Muy despacio, dando tiempo
    A la lengua y la sabiduría
    Me he quedado sin comer.
    Porque una comida
    Son veinte minutos
    O media hora en el sosiego
    De mi corazón.

    Y además
    Compran su cerveza
    Y se la beben
    Eructando, como glotones.
    ¿Dónde está
    La hospitalidad, el dominio
    De esta gente, que te enseñaron?

    Como manadas
    Que no hablan
    Pero que se ríen
    Rabiosos, imbéciles,
    Mientras tú, hoy, sin comer, contemplas
    El comedor lleno de cadáveres
    Y limpio, terrible,
    El silencio te da en el estómago.



    XII

    GRIEGOS, TURCOS, DE NÁPOLES...

    Griegos, turcos, de Nápoles,
    De la Andalucía baja, de Castilla
    La Nueva, vedlos
    Arreando de su corazón, ved que llegan
    Allá arriba, donde el sol es
    Mucho menos cierto y los días
    Más llenos de lluvia.
    Con el saco al hombro,
    Con la merienda del Sur y la lucidez
    De las noches meridionales.

    Llegan, notan los ojos
    Cada vez má duros, no se fían, condimentan ellos
    Su propia comida.
    Pero son metidos
    A presión en las máquinas.
    Traen mucho miedo
    Del Sur, van muy despacio, tiemblan
    Una vez y dos y no acaba
    De dárseles del todo, hasta que a la tercera
    Ya mejor aunque en nada
    Varía el acento de sus palabras.

    Porque estos griegos,
    Éstos que se agarran a lo que sale,
    Que tiran del pellejo, saben
    Que las palabras son su corazón. Y huelen
    Que en medio de aquel infierno de ruidos
    Anda el silencio. Por eso
    Charlan todo el día y se ríen y vuelven
    A coger el martillo.

    Y aquellos otros, los turcos
    Y los portugueses, los pobres, y nosotros
    Venidos de Castilla y del Sur
    Rompemos las mallas del silencio.

    Si no esta vida
    llegaría a desenganchar
    Todos los arreos. Nos hundiría.
    Por eso charlamos todo el día, nos metemos
    En los ríos frescos de la patria.




    De Nueve rayas de tiza (1966-1967):


    DIEZ DE AGOSTO

    Ahí queda
    Esta primera parte de tu vida.
    Bien poco ha sido.

    Podrías compararla
    A la noche solitaria,
    Al fuego inaguantable de agosto.

    La luz de la lámpara
    Te enrojece los ojos, el libro abierto
    Por la mitad, sin principio ni fin.

    Seguro
    Que es un libro sin héroes
    Ni felicidad lo que lees. Algo
    Lleno de aburrimiento.

    En el piso de al lado
    Hay música ye-yé y vienen gritos
    Que ya no soportas. Fíjate.

    Cuando niño
    También dabas gritos.
    Por eso hoy
    eres un desesperado.

    Pero para qué recordar
    Una aldea, unos amigos
    Y un país

    Que nada te ha dado ni te dará jamás.
    Estuviste después
    Largos años metido bajo tierra
    Porque te habían destinado
    A muy altos designios. Me refiero
    Al servicio de Dios.

    Y el miedo, y el hambre
    Y la soledad
    Te llevaron por todos los rincones
    Buscando a Dios.

    Allí, sin embargo, aprendiste
    A vivir con tu cuerpo,
    A arrastrar tu cuerpo,
    A acostumbrarte a tu cuerpo.

    Pero un día
    Saliste de debajo de la tierra
    Y volviste a la tierra.
    Dios debía andar lejos, como suele decirse.

    Como la luna roja sobre el mar
    Te abriste a las cosas
    Y como la luna roja húndese en el mar
    Te cerraste a las cosas.

    Todo lo diste por vivir.
    Todo lo perdiste. Hasta la tristeza.
    Para no morir.
    No sigas. Déjalo.

    Pero en tu cerebro,
    Cuando deja de recordar fechas
    Y doctrinas y tanta historia
    Sobrenada a veces cuando murió tu padre
    O cuando -qué alegría-
    Te regalaron un par de patines.

    (Porque lo del primer amor
    Es ya más complicado.)

    Pero son
    Como lagartos metidos en alcohol, como siglos
    De murallas rociadas de olvido.

    Más tarde, naturalmente,
    Hiciste versos.
    Aquéllos
    De un villancico triste que decía:
    "La brazada de paja,
    Ámala, por la paja."
    No te acuerdas de más.

    Por eso
    En esta noche, a diez de agosto,
    Por una vez
    Sin alcohol, por enésima vez
    Distraído de esta lectura inútil,
    Quisiera desearte
    Un futuro brillante, pero me temo
    Que todo será igual
    O peor.
    De todos modos
    Aquí muere
    La primera juventud de tu vida.



    LA CANTANTE VISTA CON OBJETIVIDAD

    En el centro del cuadrilátero. Un poco a la derecha
    Para la estética del equilibrio. El círculo de luz
    Se recibe de arriba
    Y se mueve hasta sus zapatos. Fondo vacío.

    Las manos de la cantante
    Están en actitud de oración. Espera a que el público
    La haya contemplado y se haga el silencio.
    De repente
    Las manos de la cantante se abren
    Y la luz va subiendo hasta iluminar blos labios.
    Da el primer alarido. Recordad
    La llamada del indio en la selva. Los ojos,
    Recordad los ojos de las diosas griegas.
    La luz se extiende y vuelve a descender.

    Después de perderse el alarido entre la multitud
    Todos los focos saltan sobre sus muslos
    Y sus muslos van moviéndose
    Calientes, ciegos, más. La pantera
    Camina de un modo parecido en la selva.

    Miran insistentemente sus ojos.
    Pronuncian la música. Recordad
    La mirada de las diosas griegas.

    Ahora
    Los labios de la cantante se contraen.
    Y debe ser terrible la canción.
    La cantante canta en lengua extranjera.

    Los focos recorren las paredes laterales
    Porque tienen miedo. Pero ella
    Tiende los brazos al público. Lo daría todo.

    La cantante lleva un jersey rojo. Unos pantalones
    De pantera. Recordad una pantera. Sonríe.
    Los brazos de la cantante
    Quedan a lo largo del cuerpo anonadados.

    Cuando cesa la música
    El público grita y ella lo besa mil veces.

    Pero cuando abre los ojos
    Ya no es lo mismo que las diosas.
    Sus dos ojos
    Se le han caído en las manos
    Y ella los estruje y los pisotea.
    En la cantante se ha hecho el vacío.



    ES PARA VOSOTROS

    Cuando vivías allí
    Maldecías a tu ciudad. Y ahora
    Que estás lejos
    No la maldices, la desprecias.

    Cuando eras niño
    Andabas perdido por aquellas calles
    Y ahora
    Que andas solo por el mundo
    Que feliz eres olvidándolo todo.

    Amasta demasiado
    Muros grises, hiciste
    Leyenda de unas piedras
    Que nunca han sido sino nido de víboras.

    Qué triste, qué terrible
    Es todo esto. A veces
    Tienes noticias de que silban
    O se lamen los pies. O que se enzarzan
    En peleas ridículas. Qué miserables
    te parecen ahora.

    Y hasta aquellos
    Que parecían hitos de dolor
    Y que después descubres
    Que no es sino venganza
    O envidia de meterse donde nadie les llama.
    En fin , sólo te queda
    La juventud. Dile
    A esa juventud
    Que se cargue a los dioses, a esos dioses enanos
    De tu ciudad.
    Y que se ría-
    Y dile
    Que aquí tiene un amigo
    Para deshacer
    Y una ametralladora más
    Para empezar.

    Entretanto
    Ríete, desprécialos.



    ERNESTO CHE GUEVARA HA MUERTO.
    NO PODÍA FALTAR EL HOMENAJE DE LOS POETAS.
    ERNESTO GUEVARA ES UN HÉROE.
    LOS POETAS, TRATÁNDOSE DE UN HÉROE,
    TIENEN SIEMPRE LA ÚLTIMA PALABRAS

    Queridos amigos:
    ................................Guevara ha muerto
    Y yo debería decir unas palabras en su memoria:

    DESFILÓ
    EN MEDIO DE LA NOCHE VEGETAL
    REPARTIÓSE SU SANGRE EN MILLONES
    DE PÁJAROS DEL TRÓPICO
    EN LA BOCA CALIENTE DEL JOVEN
    GUERRILLERO
    ETCÉTERA ETCÉTERA

    (El comienzo podría ser más o menos éste).

    Pero queridos amigos
    Nosotros no somos
    América, la nieve, la dulzura del indio,
    El corazón de hierro de Bahía y de Talca.
    Nosotros somos unos cobardes.

    O tus labios, salmista, tu voz
    Que ha merodeado tanta tumba de prócer
    Cuando debería ser ahora
    Tierra de fuego donde la serpiente
    Se calla por respeto a un cadáver amado.

    Queridos amigos perdonad.
    No tenemos derecho
    A vender en este occidente asqueroso y lamentable
    Posters del Che ni tampoco las niñas de París
    Categoría suficiente.

    Él venía de lejos
    Hablaba con la ametralladora en la mano
    Sus palabras caben en la funda de un paquete de cigarrillos.

    Y escucha poeta, o salmista, o lo que seas
    Su inspiración eran los árboles y los hombres
    No tuvo tiempo
    De escuchar música psicodélica.
    Se conocía todos los textos
    (Los necesarios)
    Y para comprender
    Una mirada le bastaba
    Así como para huir
    Tú necesitas levantar murallas de metáforas
    Todos los días.

    Queridos amigos, como veis
    Se trata de preguntar
    Qué hacemos emborronando cuartillas
    Qué podemos decir
    A Ernesto Guevara nosotros
    Los poetas
    Los que nos matamos por salir en los periódicos
    Los que estaos continuamente haciéndonos la putada
    Y nos vuelve locos una expresión feliz.

    Comprended
    Que así no se puede escribir un poema.



    OTRA VEZ MÁS

    Siempre quedan papeles llenos de metralla
    Encima de alguna mesa.
    Pero más triste es morirse de hambre
    Y sin chaqueta y lejos de la patria.

    Por eso hoy, Antonio Machado,
    Rasgo todos los versos,
    Todos los discursos de después de la comida
    Y me quedo en mi cuarto
    Mirando hacia afuera, mientras sigue la lluvia.

    Por eso y porque es febrero,
    Tantas veces cuajado de nieve
    Pero tan pocas de copos de libertad.

    Y porque el Volga
    Se deshiela a estas horas y en el Mediterráneo
    Llamean las aguas que te vieron morir.

    Y también
    Por los dos versos
    Que encontraron en tu bolsillo y que dicen:
    "Estos días azules
    Y este sol de la infancia"

    Por sobre todo, padre mío,
    Porque estoy desnudo como los hijos de la mar.



    NUEVE RAYAS DE TIZA V

    CUANDO EN EL SIGLO IX...

    Cuando en el siglo nueve
    Un poeta en Calcidia
    Escribió en las paredes de la cárcel
    La palabra libertad
    Recordé aquella mañana
    En que estábamos solos, mirándonos, y el viento
    Daba mucho más lejos

    Allá donde las olas
    En las suaves colinas de Síbaris.

    Juré
    Que ya nunca
    Cuando una mano de hombre
    Escribiera en las paredes la palabra libertad
    Me sentiría solo
    Y te miré a los ojos
    Como si todavía fuera adolescente
    Y juré
    Que nadie perturbaría mi calma
    A pesar de las olas
    Y de estos momentos en que quisiera
    Tenerte entre mis brazos por encima de todo.


    Última edición por Pedro Casas Serra el Miér Oct 18, 2023 4:53 pm, editado 1 vez


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45015
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Agustín Delgado (1941-2012) Empty Re: Agustín Delgado (1941-2012)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar Feb 21, 2023 7:05 pm

    .


    De Cancionero civil (1967-68):


    ME LARGARÉ A DAR VOCES A HYDE PARK

    Después de las últimas noticias
    Personajes de bakelita que deciden la tierra
    Tranquilamente a todo pasto
    Oh leche leche leche
    Cerebral ubre madre

    Se hará la última voluntad
    De Leik ¿os acordáis? Leik, la mala persona
    Que se resignó a tener el pubis pegado
    Catorce horas diarias al sillón de madera
    Pues creía que éramos
    Moneditas de plata relucientes y suaves
    Al tacto de las plantas de sus pies
    El Leik de las semillas
    Contadas pobrecillo
    Dos hijos tuvo
    Liquidáronle uno en la gran guerra.

    Con mucha pureza de intención se llevará a cabo
    La última voluntad del jefe de negociado Leik
    Donde consta lo inútiles que somos
    Cabritillos de tanto desfollar

    Los acontecimientos
    La marina mercante los bólidos
    Que publican las páginas de hueco
    A todo lujo de fotografías
    Me iría con ellos iría
    Hasta lo alto del Getsemaní dijo el poeta
    Llevaría conmigo
    El metal azulado y los zapatos verdes

    Se adocenan se tumban
    A dormir como si tal cosa a canturrear
    Como si tal cosa a desnudarse
    Como si no las viera papá, a convertir el cuerpo
    En una bombita aspirante impelente
    Cuando verdaderamente
    Quién podría adivinar
    Tanta baba babeando babeándoos
    Envenenando el agua fresca de los ríos
    Leche de abandono y de los dioses
    Esperma de la madrugada y suavidad del mar.

    Y se rió el teniente
    Porque su soldadito de plomo
    Tenía ganas de hacer pis
    Se rió mucho
    De aquella ocurrencia

    Divino John Admoris
    De la familia de los Admoris
    y no de los O'Connor para desgracia tuya
    Canta canta
    Las alegrías de los soldados en las tierras del arroz
    Que te saldrán lirios en la lengua
    De tan bien como estrellas
    Tu voz contra los tanques y contra los poderes amarillos

    No digas que no fuiste
    Libre de hacer lo que te dio la gana
    Admoris cariño
    No digas que no tuvo
    El mariscal predilecciones
    Para tu boca de suave terciopelo
    Para tus himnos
    De amor

    No digas que existe más piedad
    Que aquella mano que te bajaba por las curvosidades
    Tan llena de méritos
    Tan suave de acariciar mapas electrónicos
    Tuviste mucha suerte
    No digas vida asquerosa o cosas de ésas
    Tan feas John

    Tu acción
    Tiene ya un nombre en el Congreso
    Una cuartilla orlada de cintitas
    De oro
    Mira la firma
    Cómo queda ampliamente tirada
    Sobre tu barriguita blanca
    Es el magnífico Lyndon Jora
    Por los siglos de los siglos
    Serás vitoreado
    Por los cantantes de cualquier pocilga
    De Broadway

    Pero sigue tranquilo
    Oh sigue sigue sigue
    Que también Buddy Peck
    El enano que lleva calzoncillos de al revés
    Para no cometer pecado de orgullo
    Al mirarse las porquerías que le pegó al cuerpo
    La madre naturaleza
    Se hace el loco
    El enano
    Se hace el hijoputa
    Y se muerde los dedos
    Contra cualquier ferry-boat que encuentra por ahí.

    Que el enano
    No actúa en compañía de revistas
    Que el enano
    No sabe una palabra de gramática
    Y quiere leer las escrituras
    Imagínate
    De las estrellas.

    Me cansé de sonreír
    Y me metí en el agujero
    Y les di mucho que hacer
    A ellos a ellos
    A los hijos de pa pe pi po pu

    Cualquier día
    Cogeré la pistola
    Y me largaré a dar voces a Hyde Park.




    De Aurora boreal (1968-69):


    LOS HOMBRES SOMOS NIÑOS

    Muchas veces los hombres discuten
    sobre qué les gusta más si los gatos o los perros.
    Hay opiniones para todos los gustos.

    Muchas veces a mis amigos
    Les he oído decir
    Que prefieren un pastor alemán
    A un bello ejemplar de gato de Angora.
    Y se acaloran mucho
    Y llegan a enfadarse entre ellos
    Durante varios días.

    Debe ser interesante
    Tener desde niños pasiones como éstas.
    Y debe ser muy triste
    Ser como yo soy
    Que lo único que quiero es salir de casa una mañana
    Y volver muy tarde para que nadie me vea.



    DEBE SER QUE ESTÁS LOCO

    Al levantarme por las mañanas
    Sueño con praderas verdes
    Y huevos esparcidos de avestruz

    Y otros días
    Veo torres altísimas en sueños
    Y mujeres que arrojan a sus hijos
    Desde dos y tres mil metros de altura.

    Y hoy por ejemplo
    Quisiera tener ahora mismo
    Una pelota enormemente roja
    Para abrazarme a ella
    Y flotar
    Y flotar
    Y perderme en alta mar y hundirme para siempre
    Y que ella siguiera sobre las olas
    Redonda y libre sin rumbo ni destino.



    EN PRIVADO

    Hace ya tiempo
    Que no escribo poemas.

    Antes me gustaba
    Tener la cuartilla delante de los ojos
    Y mirar el atardecer.

    Ahora
    Se me llena por las noches la cabeza de ruido
    Un ruido raro
    Y veo palabras infinidad libélulas
    Desaparecen revoloteando hasta perderse

    Y me pierdo yo
    Y caigo sin respiración en el anfiteatro de la noche
    Y despierto
    Con los músculos agarrotados.

    Cuando voy a gritar
    Una mano blanquísima baja lentamente
    Y me tapa la boca.



    PALABRA PELIGROSA

    España país
    De la tarde espada
    De mediodía olas
    Que van y vienen.

    España patria
    De líquidos sonidos alas
    Furiosas mansedumbre
    De hijos que cayeron.

    Sal espolea
    Alza
    La voz espanta
    El peligro de muerte.

    España daga
    De doble filo carillón
    Trajines
    De póvora y gleba
    De alevín y rada
    Ola
    Del corazón

    Latidos
    Esplendorosas alas
    Hacia adelante

    A los confines
    Del día.



    RIMAS MEDIEVALES

    Era de la mañana la hora sacrosanta
    Cuando la humilde monja del monasterio canta.
    Era la virgen pura sonora y sin mancilla
    La que sobre la grada del altar se arrodilla.

    Era la gran campana del grave campanario
    La que tocaba a gloria llamando al vecindario.
    Eran los graves sones de las toses de lata
    Los que iban llegando a entonar la cantata.

    Eran las viejas calles callejas y portones
    Hormigueo de gripes, carraspeos de adobe.
    Eran los viejos cráneos, las viejas tristes greñas
    Las que el viento agitaba y marcaba las señas.

    Hora de la mañana de una fiesta en provincias
    Con curas dieciochescos y señoras y niñas.

    El obispo feudal, señorial, medieval,
    El anillo mostraba do la mano carnal.
    Y la obispa, señora de los grandes pasillos
    Ordenaba a doncellas que pusieran visillos.

    Y llegaba la misa con su gran esplendor
    El chantre y los sochantres exhalaban candor.
    Rojos carrillos turbios y ojos de abubilla
    Y manteos morados y zapatos de hebilla.

    A eso de las doce la bendición papal
    Y a eso de la una el órgano triunfal.
    Y más tarde entre humos de exquisitos manjares
    El obispo gozoso y muchos comensales.

    Raza vieja y podrida, miserables hermanos
    Que quitáis con los ojos lo que dais con las manos.
    A vuestra mesa agora se acerca humildemente
    El que amasteis otrora y os odia eternamente.
    Si por ventura un día a los cielos llegáis
    Quedaros en los cielos por siempre y no volváis.



    EL MAR

    Voy a contar a mi abuela
    Cómo es el mar.
    Mi abuela no quiere morirse
    La pobre sin llegar a verlo.

    Lo primero que la digo
    Es que el mar es grande.
    Pero no sé con qué
    Podría comparárselo ahora.

    ¿Tú te acuerdas
    Del hambre de después de la guerra?
    Pues así de grande
    Es el mar.

    También le digo
    Que el mar por las noches ruge.
    Ella me pide
    Que por Dios que no le haga
    Recordar los bombardeos.
    Aquel ruido la ponía loca.

    Le digo
    Que hay muchos barcos
    En el mar.

    Ella no me entiende
    Porque sólo vio barcos
    Pintados en los mapas de la escuela.

    Por fin le digo
    Que cambia mucho de color:
    Que unos días es verde
    Y otros claro como el agua.

    Y mi abuela la pobre
    Se queda pidiendo
    Para sus adentros:

    Eso, eso, Dios mío,
    Claro como el agua.




    De Brechtíra lira festiva (1963-69):


    DIME CÓMO TE LLAMAS

    Dime cómo te llamas
    Para escribirte.
    Me llamo cara alegre
    Corazón triste.

    Tristeza de los mares
    Mar de la vida
    Donde van los papeles
    De despedida.

    Dime, amor qué quieres
    Que yo le haga,
    Tuvimos mucha suerte
    Muy mala pata.

    No sé si es preferible
    Volver a vernos
    O si mejor reírse
    De tanto cuento.

    Tristeza de los días
    Y de las noches.
    Deja que el tiempo pase
    Y todo lo ahogue.

    Dime cómo te llamas
    Para escribirte.
    Me llamo cara alegre
    Corazón triste.



    CANTAR QUE DEL PUEBLO SALE

    Cantar que del pueblo sale
    Es pájaro que no muere
    Porque canta los sentires
    De este pueblo que se muere.

    Te dijeron que la vida
    Era un pájaro con alas
    Pero saliste a la calle
    Y ni pájaros ni nada.

    Vete y cuéntale a la gente
    Quién te ha visto y quién te ve.
    Que los pajaritos cantan
    Pero al revés.

    Cantar que del pueblo sale
    Es pájaro que no muere
    Porque repite sin fin
    Que se muere, que se muere.

    Que es lo que me pasa a mí.



    POR TODOS LOS CAMINOS

    Por todos los caminos,
    Por los caminos blancos,
    Claveles negros
    Volverán cantando.

    En los círculos rojos,
    En los círculos albos,
    Niños y niñas
    Lo dirán cantando.

    Y volverá ste viento
    Que iluminó el país,
    Y volverá este viento
    Y no querrán mirarlo.

    Por los ríos de cobre,
    Por los cielos de hielo,
    Por la muerte
    De todos los hermanos.
    Y bajará la leche
    Que amamantó el país,
    Y bajará la leche
    De nuevo a amamantarlo.

    Y el viento lo dirá
    Por los caminos.
    El viento claro.

    En los crespones rojos,
    En los mástiles blancos,
    Claveles negros
    Volverán cantando.



    DICEN QUE NO ME DICES

    Dicen que no me dices
    Lo que te pasa.
    No hace falta que digas
    Nada de nada.

    La puerta de mi casa
    Tiene una pena.
    Abrela despacito.
    Ven cuando quieras.

    Tengo allá dentro
    Muchos cacharros rotos
    Y un limonero.
    Y una jaula de oro
    Con un jilguero.

    Estoy siempre esperando
    Por si tú vienes
    Y me duermo soñando
    Cuando amanece.

    Viento del pueblo,
    No me rompas las ramas
    Del limonero
    Que tengo allí una jaula
    Con un jilguero
    Y una niña bonita
    Que quiere verlo.



    BALAS PARA DESHACER LA MÚSICA

    I

    Mi madre dice: no salgas los domingos
    En zapatillas.

    Mi novia dice: vienes n zapatillas
    Porque eres pobre.

    Mi padre no dice nada
    Porque no sale de casa los domingos.

    Se los pasa pensando
    En aquello de la guerra.

    II

    La cama está sucia.
    Las sábanas están rotas.
    Yo no tengo madre.
    Yo no tengo ventanas.

    Por eso canto
    Canciones de cuna.

    Para poder dormir.

    IV

    Cuando entonces callabas
    Es que todo era claro y sencillo.
    Cuando te reías
    Me quedaba mirándote
    Y no necesitábamos hablar.

    Ahora
    Tú me hablas mucho de amor
    Y yo leo muchos libros
    Que tratan de ser felices.

    Qué poco va quedando
    De lo tuyo y lo mío
    Con tantos libros
    Y con tantas palabras.



    EL NIÑO

    El niño
    Se pasa las horas
    Mirando.
    Una vez vio
    Detrás de la puerta
    Un estanque
    De cisnes nadando.
    Una vez
    Abrió la puerta
    Y entró.
    Pero un perro
    Le mordió
    y salió llorando.

    El niño
    De barrio
    Se pasa las horas
    Mirando
    Por un agujero
    El chalet
    De la calle Serrano.

    Están dentro
    El perro y el amo.



    PÁJAROS Y PARDALES

    Para un intelectual
    Los amigos
    Son una cosa muy importante.

    El que tiene un amigo
    Tiene un tesoro.

    Los amigos
    Nos resuelven asuntos de negocios,
    Que alienan,
    Nos invitan a su casa a pasar el week-end
    Y aunque no nos comprenden
    Nos aman.+

    El amor es ciego.

    Pero hay algo
    Que no hacen los amigos:
    Escribir grandiosas novelas
    Concebir vastos ensayos
    Pintar exquisitos cuadros
    Por nosotros.

    (Amapola
    Agria de espera y de boca
    Ay mi soledad
    )

    Por eso los amigos
    -Los amigos burgueses-
    No son una cosa tan importante;
    Los pobres
    Lo que son es tan tontos
    Como la madre que los parió.

    Para un intelectual
    Sólo la gloria
    Y las nudas palabras
    Constituyen hechos definitivos.



    SALAMANCA

    Y así fue como fuimos cruzando
    Cátedras de fray luis chistes de speaker
    Cincuenta chicos y yo su profesor
    En viaje de estudios naturalmente.
    Bajo la estatua de fray luis hicimos
    Una foto solemne y escuchamos
    Salinas cuando suena
    Versos de oro do las piedras viejas.
    Más adelante
    Una catedral dos catedrales tres catedrales
    En una catedral. Y obispos
    Muchísimos obispos enterrados.
    Explíqueles usted a los muchachos
    Speaker
    Explíqueles usted
    Lo que fueron aquellos tridentinos
    Siglos oscuros llenos de misterio
    Que no les quede duda
    De la grandeza de nuestra hermosas patria.

    Por todo el esqueleto
    De edificios umbríos, de quietísimas hiedras,
    Fuimos dando la ronda
    A la en el mundo sede
    De la "velha", doctísima Castilla.

    Y señala el speaker
    Que allí durmiera un día
    Felipe nuestro rey
    Cuando, dichosa edad,
    Don Felipe aún estaba entre nosotros.

    Pero ahora
    Speaker
    se acabó.

    Dejémonos de historias
    y bebamos.
    Y que el alumno predilecto lea
    A la luz de las putas de la pobre cantina
    Los versos de fray Luis. Muy despacio.
    Que ya se darán prisa los fusiles.

    Y así fue
    Como rememoramos la presencia
    José Miguel, París,
    Y sucedió de pronto
    Que una voz de cualquiera de nosotros
    Improvisó en la noche:

    "Diéronse priessa tanta, pues hociles,
    Venus ronroneaba."



    PROSAÍSMOS

    Para que mamá no llore
    Para que el niño apruebe sus asignaturas
    Papá
    Debería volver pronto a casa
    Y dejarse ya de cachondeo.

    Para que papá vuelva a casa
    Para que el niño no salga con súcubos
    Y estudie
    Mamá
    Debería ser un poco más joven,
    Más interesante,
    Un poco menos ñoña.

    Para que las cosas
    Volvieran a la normalidad
    Dice el niño
    Que papá y mamá
    Lo que tienen que hacer
    Es sorber cada uno por su lado
    Y soplar con la música a otra parte.

    En resumen:
    Que la lírica de hoy
    es un caso.



    VIVA EL REY

    Ay y qué bello estará
    Nuestro palacio de Oriente
    Con princesitas de nácar
    Y con peceras de peces.

    Cual en los tiempos antiguos
    De Alfonso nuestro señor
    Carrozas y balancines,
    Entorchados, rigodón.

    Ujier de botones de oro
    Para las puertas abrir
    Y las vajillas de plata
    Para el huesped recibir.

    Ay y qué bello estará
    El nieto de Don Alfonso
    Recibiendo credenciales
    De los países remotos.

    Vendrá el zar y la zarina
    Y el príncipe de Polonia,
    Simeón de Yugoslavia
    y de China la corona.

    Vendrán vestidos de oscuro
    También los americanos,
    Ingleses y germaneses
    Y hasta los reyes albanos.

    Todos traerán bienestar
    Y admirarán esta España
    Redimida de pobrezas,
    Cachonda, alegre y gitana.

    Ay y qué bello estará
    Juan Carlos nuestro señor
    Por los pasillos de Cortes
    Con su caudillo y mentor

    Y después inaugurando
    Kilómetros de autopistas,
    Consejos de sindicatos,
    Residencias de turistas.

    Que un día a la semana
    A palacio irá la prensa
    A ver la buenaventura
    Que allí en palacio le cuentan.

    Y con wisky y con caviar
    Las ruedas informativas
    Y con brindis y champagne
    Las fiestas de despedida.

    Ay y qué bella stará
    La suegra nuestra señora
    Tejemariposeando
    Entre visillos y orlas,

    La reina suegra que llaman
    Por su bravura el temido
    En todo mar conocido
    Del uno al otro confín.

    Se volverá a los pasados
    Tiempos de maricastaña
    Cuando en la calle Alcalá
    Los cortejos desfilaban.

    Y los pollos de melenas
    imitando a modernistas
    Por las luces de bohemia
    Escotillarán las bridas.

    Tiempo nuestro vuelto atrás
    Y con la cuerda adelante
    Que aúna la tradición
    A la moda más galante.

    Pues digamos viva el rey
    Que de la ley es amparo
    Y vayámonos a Europa
    Y dejemos de ser rabo.


    Y digamos: viva el rey,
    Y digamos: viva yo,
    Y si hubiere que elegir
    Elijamos lo mejor.

    Ya se termina la copla
    Y se deja a media miel.
    La otra media no la digo
    Por si las moscas. Amén.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45015
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Agustín Delgado (1941-2012) Empty Re: Agustín Delgado (1941-2012)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue Feb 23, 2023 6:47 pm

    .


    De Espíritu Áspero (1970-74):


    VA CRECIENDO ESTE LIBRO

    Va creciendo este libro.
    Y día llegará en que será alto
    Como adolescente que surge de larga enfermedad.
    Dejarán sus ojos caer
    Una mirada de honda turbación.

    Desgarbado, dócil
    Va creciendo este libro
    Que alguien, otro, escribe
    Despreocupadamente, con la ligereza
    De quien, lejos, no repara
    En ese perfume cruel, esa fiebre tibia
    Que cada página se lleva.



    SEMEJANTE A ATARDECER DE MAÍZ

    Semejante a atardecer de maíz bombea
    El canto y decrece hasta hacerse palabra.
    Polvo de polen se posa
    En la frase de cristal de la acequia.
    Cáscaras de mazorca
    Reemplazan a la dureza del pezón
    Y la sílaba mansa
    Nada se alza más allá del suelo.
    Con baba suaviza
    El caracol epíteto la mano
    Del bicorne gigante azul.

    Ella es recambio para esta hora
    De rapsodia.
    Troceada la palabra
    Lame y se resiste a que la noche baje.
    El cornezuelo de centeno
    Recibirá mudo así el primer rocío.



    PARA EL VIENTO

    Para el viento la espuma de los días
    Para ti el espectro de la noche

    Para el viento el incienso y la mirra
    Para ti el pesebre y las pajas

    Para ti los cantos rodados
    Para el viento las piedras preciosas

    Para el viento los collares del cisne
    Para ti la mirada del águila

    Para ti la guitarra rota
    Para el viento el violín de seda

    Para el viento las palabras blancas
    Para ti los silencios tajantes

    Para el viento el mausoleo de mármol
    Para ti las cenizas al mar.




    De Discanto (1975-80):


    ALTAZOR
    Estrena la llanura.
    Ojos frescos de sombra
    Larga lira del agua.

    SEPIA de atardecer
    La rúbrica del hidalgo melancólico.
    Casi sollozo invade
    Las estancias del caos.

    PELO de ceniza
    Tu ciudad raposa.
    Con la luz degollada
    Y metida en un saco.



    AIRE terco en el hierro
    Ventanal de presagio
    Plenilunia pupila.

    LAGO de bisturíes
    Riela.
    Ay de mi niño
    De pupilas grandes.

    LUNA quieta la noche de oro.
    Cisne altazor
    En el agua que es y no es.



    CIUDAD faisán,
    Seduciré tu pupila nueva.

    Oh oboe,
    Oh cadera rampante.

    Látigo,
    Látigo ileso,
    Látigo de sol.

    Ciudad faisán,
    Seduciré tu pupila nueva.

    (Oh río,
    Que eres alto, y eres dos,
    Y no eres.)



    LA PALABRAes un jarro de fresas,
    Muerdes y sale sangre.

    La palabra es una cucharada miel,
    Tiene los párpados en flor.

    La palabra es una pavesa de vaho
    Con su vestido de lunares.

    La palabra es de vino duro
    De piedra de sol.

    La palabra está en el cuarto
    Y se desnuda toda y me posee.

    Cae rendida
    Y ya no se puede pronunciar.




    De Ciclo de los sansirolés (1981-96):


    TRECE SEUDOSANSIROLÉS


    III

    Helor
    Horizonte asesinado
    Adalid tornasolado.

    Alor
    Virtud de forma
    Vicio de rosa.

    Loor
    Todo se fue fibulado
    Filo y fábula y dechado.


    IX

    Sendos, oh, senos,
    El poeta de zumo de naranja
    Desde el huevo diamante de su verbo delgado.
    Y aún le dura melifluo
    Donde el labio aliviado
    A su chorro degüello
    El placer ojeroso de mirarse plagiado
    De poetas menores, micántabros, miastures.

    Oh la belmaridada
    Que deshora malhada
    Si verso así transverso:
    Rasgue las vestiduras y, selenos,
    A dúo driblarán sendos, oh, senos.




    De Mol (1991-96):


    Bello es este día que a sí mismo se hace
    En efervescencia de nácar a la lluvia.
    Remóntanlo becales por donde la hondonada,
    Gaviota de quietud el cielo acantilado.

    Dos espejos se miran desde las dos fronteras:
    Hipótesis soberbia de resplendente playa.
    Dos lenguas entonando tal si canción unánime
    Que confunde los sueños, deshácelos en vilo.

    Es más que el manotazo amarillo en el lienzo
    Que le asesta Bacon, el hirsuto geómetra.
    Irlandés esturión, la piedad del espacio
    Fuera su otro secreto, la raja indescifrable.

    Bella es esta luz que a sí misma se nace
    Ahondándose en perla así Fuenterrabía.
    Sirimiri sutil enternece los cuellos
    Frío del grito: la reciente ráfaga.



    LA ESTRATEGIA DE LA CELEBRIDAD

    I

    INEXISTIMOS,
    Cual mitad de los dioses.

    Energúmena luz
    Se adueña de lo corto de febrero.

    Pon pata de conejo
    Colgante del rosario:
    Dios es amor.

    Pardales ovalados
    Repreésense a su quehacer eólico.

    II

    BASCULANTES GRAJOS
    En cable de rocío,
    Plomosa bóveda circunda la mañana.

    El pico perforado
    Inaudible mensaje tambalea,
    En una yema
    Su lomo fútil.

    Y la estela de tímidas lumas
    Se evapora y cierne



    EMOCIÓN, FAZ DE SOL
    Que da al jardín real:
    Frondas undosas.

    Se adivina el estanque
    Como la brisa juega
    Entre las puntas del faldellón del hado.

    Pregunta única
    A revés de estío:
    ¿Alertará el fulgor su fatuidad de fuego?



    DE FÁBULA

    Miramamol lilai,
    Década rosicler
    Pro singladura pro proemio:
    De mar a mar mis pechos
    Mordiéndose la cola.

    Y el califa menor
    Pues ahíto de élite
    Degollóse la  faz:
    Pasto e los marrajos.

    Conjurara a la luna
    La de Itálica diosa
    Hacia amanecer:
    ¡Sol yayay su fabro ítalo!

    Cóndor de sién retórica,
    Carcaj inveterado,
    Dó, di, tu conveniencia:

    Mudecer si crisálida
    O encimarte en el cenit
    De oropéndoa bóveda,

    Avolar de un vahído
    Clona ralea cursi
    Que allí remece, abajo,
    Fafila ribirrambla...



    IN MEMORIAM R.M.

    ¡De cuántos mapas,
    mudo,
    desaparecí!
    Hiperión
    De la siesta campeadora.

    Volazversolibrista
    Doy vuelta a la manzana
    Y bifurco
    Mi taza de candor
    A más de dos mil pies,
    Con una mano cogido de la nube.

    ¡Ay Dios mío la azafata china!

    El siglo de las Luces
    Está aterrizando
    En su regao de aguardiente.
    Ojo iguazú
    Se vacía de tiempo:
    Es de luna llena.

    Cirro célibe tú,
    Rosa de nadie.
    Exhalación del hades celosísimo
    Abalea el océano
    Acostando los patos.

    Silva de jara:
    Vaso de astros de la Sierra Pobre.
    Fémur dechado
    Brota del sol al medio
    Pico de la Miel.




    De Zas (1991-96):


    SANSIROLÉS EN RAMA


    DISUELVE EN AGUARRÁS TU IDENTIDAD,
    Infante sánscrito.

    Potentísima risa
    Que escachaba las águilas.

    Cabilas sin tiempo, mar de edén,
    Huracanes.

    Leyendas desvolaces de chanas:
    Orto llar.


    EL PRIMER HOMBRE
    Que comparó a una mujer
    Con una flor
    Era un genio.
    El segundo
    Era un novísimo.

    El tercer hombre
    Descifró la batalla:
    Los heridos se llamaban carabineros
    Pues eran pobres.
    Los hirientes se llamaban estudiantes
    Pues eran delfines.
    Reinaba, creo, Augusto.

    Él, para más inri
    No se escribía
    Sino Pier y Paolo.

    A saber
    De qué lo flecharon.



    CANTA, CACHOCASTRÓN, LA CÓLERA DEL HIMNO
    Que voceaban las peques en la escuela en Trobajo
    Aquel junio de azul en casa de la abuelita
    Cuatro veranos antes de travestirte en grajo.

    "Sin León no hubiera España, cazi ná,
    que antes que Castilla leyes, calabrón,
    concilios, fueros y leyes, rrá, rrá, rrá,
    dieron prestigio a León. Mandibulón.

    En la picurutina de las Hoces Cerveras
    Canta, cahoinmortal, la floresta leonesa,
    La diáspora innúmera de tantísimos anti.

    Y derrama champán para Metris y Santi
    En aquel tidio oasis de la su Cascajera
    En memoria, oh livor, ¡Oh mi vaca Compuesta!



    ENMUDECIERON MIRLOS.
    La boca tengo seca
    De dormir con despacio.

    Miedo:
    Menos di
    Tu victoria.



    PATRIA, NO SEAS EL HUEVO
    Gualda y rojo, chascado
    so la estepa de blanco satén
    del bimilenio alerta.

    No descosas tu océano
    Más nesga de saudade
    Que el vaho azul
    Del álgido eucalipto.

    Alacee la patria
    Viejo oro brutal
    Mofando amaneceres.



    EL TACONEO VIENE DESDE EL PASILLO AL BAÑO,
    Pero el éxtasis soy yo,durmiente no tan bello:
    Destete soy de amor.

    Trota, trota, orbis tertius,
    Camaleón lacado y espumante.

    Los comensales altos sopa sorben de culo
    En el espejo que los agudiza.



    SANSIROLÉS DE LOS MADRILES


    I

    Los vodkas pimplemí con el medo homicida
    Altruista entre bruma de lechal madrugada.
    Rasgó a su superior con catorce garzones
    Por emular el hito del viacrucis marrano.

    Quiere que resplandezca la cólera de Aquiles:
    Venal es el fulgor del dolabro patriótico.
    Un juez mediovalista tiénelo belforado
    En virtud de afición de perniles impares.

    ¿Terrorismo de Estado? La equis es el rey,
    morrea Maritornes en micrófono alámbrico.
    Preguntado le fuíle al renco su versión
    Y deslizó en mi copa balín de cardenillo.

    En la guerra del norte, saciedad de serpiente,
    La de ténebra hura, la de más mil cadáveres,
    Hay fantasmas de blanco, señores del hayedo,
    Que me ofrecen un fémur si no comento nada.

    III

    Placidio despertar, oh fervor de nirvana
    Semoviente si esponja, abolido de miedo.
    Prosando desamor soñóse su figura
    Protuberal ayer, cohonuda campana.

    No dimanen latidos en la cínica hora
    Que, viríca la cope verdín: smog mediático.
    Tijereta del puto masculle, chamagulle
    Si ay enamorado, si rubeolo banquero.

    Manecilla del nueve en tris estravagario
    Acorde las meninges del chef formateante
    Disparando su tinta contra la luz de tubo.
    Y ofreciéndole a Venus "os narcisos velidos".

    Poeta sin honor ni disciplina previa:
    Canturrea tu estado de opípara esperanza.
    Brinda al sol que no sale ese gesto supremo
    De ponerte de pie como buen darwiniano.

    VII

    Maloliente ciudad está Madrid,
    Pocha de machos cabe marujones.
    Rompeolas del Sol, puerta fetal
    Do hasta la Osa esnifa y saca ubre.

    Dos bicinazos dánse la Gran Vía
    Espantando marchitos en enaguas.
    Alguacinillo pone chirimbolo
    En el trasillo del Kilimanjaro.

    El mediodía va de rompe y rasga,
    Estribaciones del panel higiénico.
    Y no da abasto Isidro Maravillas:
    Todo maquero dios españolea.

    Malcrecida heredad, oh Magerit,
    De aquellos polvos torcas vastos lodos.
    En la espiral que sorbe tu declive
    Con viento fresco bulo a la bartola.



    SIETE MESINOS SANSIROLÉS

    L.A. de Villena

    Electrocelaya plano.


    Anguita

    Entre dos piedras feroces
    Und so water und so water und so water


    Pujol

    Pato sindical=pacto de esclavos


    La Pantoja

    Mademoiselle Isabel, rubia y francesa
    Con un mirlo debajo de la piel.


    El Gala

    Déjanos algo.


    Nonante Six

    Corrupsoe Sursumpsoe Edgarpoe


    Nonante Neuf

    ¿Destiñe Aznar?




    De ¿Y? (1997-07):


    AGUADA

    Oh perezosísimo:
    Tiznas de tornasol a posmeridie
    Grado cero de tu evicción de otoño

    Y dejas eva lágrima
    Ceder a hechizos de clepsidra cursi.

    A más cuando ya hidrópico
    Es el humor de tu cerebro canso.

    Agñarrate a la vil, pensil retórica
    Que tanto despreciaras, eras ha.

    Y tú, roda molar,
    Rosicleres
    Roas.

    Que ya no fluye
    Al plumín parida huna.

    ¡Bética labia!,
    ¡Deleitable pertrecho!


    AGUSTÍN DELGADO, Espíritu áspero. Poesía reunida (1965-2007), Trama, 2010


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3719
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Agustín Delgado (1941-2012) Empty Re: Agustín Delgado (1941-2012)

    Mensaje por Amalia Lateano Vie Jun 30, 2023 6:07 pm

    Altamente ilustrativo y de gran valor literario y humanístico!!

    Gracias por compartir!!
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45015
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Agustín Delgado (1941-2012) Empty Re: Agustín Delgado (1941-2012)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar Jul 04, 2023 7:10 am

    Muchas gracias por tu interés, Amalia.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Agustín Delgado (1941-2012) Empty Re: Agustín Delgado (1941-2012)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom Mayo 19, 2024 7:03 am