Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 977624 mensajes en 45255 argumentos.

Tenemos 1524 miembros registrados

El último usuario registrado es Gustavo Trejo

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 49 usuarios en línea: 8 Registrados, 0 Ocultos y 41 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Antonio Urdiales, clara_fuente, javier eguílaz, Lluvia Abril, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Diciembre 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Yusef Komunyakaa (1941-  Empty

Yusef Komunyakaa (1941-

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39013
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Yusef Komunyakaa (1941-  Empty Yusef Komunyakaa (1941-

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 19 Mayo 2022, 14:15

.


Yusef Komunyakaa
(nacido como James William Brown en Bogalusa, Louisiana, el 29 de abril de 1941) es un poeta estadounidense que enseña en la Universidad de Nueva York y es miembro de la Fellowship of Southern Writers. Komunyakaa recibió el Premio de Poesía Kingsley Tufts de 1994 , por Neon Vernacular y el Premio Pulitzer de Poesía de 1994. También recibió el Premio de Poesía Ruth Lilly. Komunyakaa recibió el Premio al Escritor de Luisiana 2007 por su perdurable contribución a la poesía. La tematica de su poesía abarca desde la experiencia negra hasta la vida rural sureña antes de la era de los Derechos Civiles y su experiencia como soldado durante la Guerra de Vietnam.

Su obra Copacetic fusiona ritmos de jazz y síncopa con coloquialismo moderno y la imaginería poética única y deslumbrante que desde entonces se ha convertido en su marca registrada. También esboza un deseo permanente en su trabajo de articular verdades culturales que permanecen no dichas en el discurso cotidiano, con la esperanza de que traigan una especie de redención: "¿Cómo puede curar el amor / la boca cerrada de esta manera... / Di algo que resucita/nosotros, detrás de las máscaras.”

Me disculpo por los ojos en mi cabeza de Komunyakaa , publicado en 1986, ganó el Premio de Poesía de San Francisco . Más atención vino con la publicación de Dien Cai Dau ( "mal de la cabeza" en vietnamita ), publicado en 1988, que se centró en sus experiencias en Vietnam y ganó el Premio de Poesía del Cuarto Oscuro . Se incluyó el poema "Facing It", en el que el orador de los poemas visita el Monumento a los Veteranos de Vietnam en Washington, DC:

   ha perdido el brazo derecho
   dentro de la piedra. en el espejo negro
   una mujer está tratando de borrar nombres
   No, ella está cepillando el cabello de un niño.

El trabajo de Komunyakaa ha influido en muchos poetas estadounidenses posteriores. Él ve su propio trabajo como una indirecta, una "insinuación": La poesía es una especie de insinuación destilada. Es una forma de ampliar y hablar en torno a una idea o una pregunta. A veces, se dice más a través de esta técnica que un ataque frontal completo.

(sacado de https://en-m-wikipedia-org.translate.goog/wiki/Yusef_Komunyakaa?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=sc )

*

Cinco poemas de su obra Dien Cai Dau, 1988, en traducción de Juan José Vélez Otero y Renato Rosaldo:


HANOI HANNAH*

¡Ray Charles! Su voz
nos llama desde la alta hierba,
y nosotros nos agachamos tras los sacos de arena.
"Hola, hermanos negros. Holaaa,
Georgia también está en mi mente"
Las bengalas florecen sobre los árboles.
"Ahí está Hannah de nuevo.
A ver si le podemos encender
la puta mecha
esta vez". Los proyectiles
dibujan un arco pálido
en el crepúsculo. Su voz sale
de un seto a mano izquierda."Es sábado por la noche en los Estados Unidos.
Imaginaos qué estarán haciendo vuestras mujeres.
Creo que voy a dejar que os lo cuente
Tina Turner, soldaditos nostálgicos".
Los obuses corcovean como una manada
de caballos detrás de la alambrada.
"Sabéis que sois hombres muertos.
¿verdad? Estáis muertos
igual que King hoy en Memphis.
Muchachos, estáis rodeados
por la división del General Tran Do".
Sus palabras hieren
como las balas de un francotirador.
"Hermanos negros ¿por quiénes estáis muriendo?"
Lanzamos una ráfaga
de balas trazadoras. Los Phantom jets
se despliegan en abanico sobre los árboles.
La artillería dispara al objetivo.
Su voz resucita
y la sentimos hablar
de nuevo, una flor sangrante
de la que nadie sabe su nombre verdadero.
"Sois una mierda de tiradores, GIs"
Se oyen sus carcajadas salir del suelo
como si los altavoces estuvieran
enterrados debajo de nuestros pies.

* Su verdadero nombre era Trinh Thi Ngo (nacida en 1931). Fue una locutora de radio conocida por su labor en la Guerra de Vietnam a favor del ejército norvietnamita contra las tropas americanas. Radiaba en inglés tres veces al día y entre los años sesenta y setenta se hizo famosa entre los soldados americanos por su propaganda desmoralizadora intentando convencer y persuadir a los soldados (US Gis) de que aquella no era su guerra, que estaban al servicio de un país y de unos intereses que no los representaban. En su estrategia emitía canciones antibelicistas e invitaba al sentimiento de la nostalgia con canciones de cantantes americanos de la época y con referencias al hogar y las mujeres.*


TÚ Y YO ESTAMOS DESAPARECIENDO

...........................................
Björn Hakansoon

El grito que traigo de las montañas
es el de una muchacha que todavía arde
dentro de mi cabeza. Al despuntar el día
........arde como un trozo de papel.
Arde como un fuego fatuo
en un valle estrecho.
Una falda de llamas
baila alrededor de ella
en el crepúsculo.
........Estamos de pie con las manos
caídas mientras
que ella se quema
........como un saco de hielo seco.
Arde como petróleo en agua.
Arde como una antorcha de anea
mojada en gasolina.
Brilla como la gruesa punta
del puro de un banquero,
........en silencio como el azogue.
Es un tigre bajo un arcoiris
........al anochecer.
Se quema como un chupito de vodka.
Arde como un campo de amapolas
al borde de una selva.
Se eleva como humo de dragón
........que se mete por la nariz.
Arde como un arbusto en llamas
alimentado por un viento espantoso.


RECREANDO LA ESCENA

Después de hacer un ruido atronador
la puerta metálica cruje
y se cierra como una tortuga prehistórica
que no deja pasar una hebra de luz.
La bandera de la Confederación
ondea en una antena de radio
y varias manos arrancan
las ropas de una mujer.
Sus bocas buscan su boca
en la inmensa oscuridad
de la gruta de acero
mientras ella implora a todos
sus antepasados protegiendo a un niño
entre sus brazos. Los tres hombres se montan
sobre su aliento, gruñen
imaginando las amantes que dejaron en Missisipi.
La arrastran, agitados,
como a una desgarrada flor acuática;
le parece que es de noche en el interior de la máquina
donde los hombres son como dioses.
La estación suda en silencio.
La paralizan
con sus miradas amenazantes,
turnándose, amontonando piedras
sobre la tumba de su padre.
El APC rueda por las curvas del terreno,
atraviesa surcos, sube y baja colinas,
aplasta árboles y hierbas,
zumba como una constelación
de langostas devorando entre el bambú,
creando la energía para sus cuerpos.
La mujer se levanta del suelo polvoriento
y se ajusta los jirones de ropa, contemplando
cómo el APC se va haciendo más pequeño en la lejanía
hasta encajar en sus manos como un tanque de juguete.
Empieza a dar vueltas
aplastando con sus pies el polvo de samario
en el mismo lugar donde quedaron
las rodadas de acero. El sol
es una pastilla efervescente en un vaso
de agua y por un momento
en el mundo solo existe el futuro.
Se acerca a la valla
de la Policía Militar: un capitán de la G-5
la recibe regalándole chocolatinas;
yo informo al Overseas Weekly;
los flashes de las cámaras iluminan su cara
en un lugar de medallas brillantes
y botas relucientes;
al segundo día del juicio
ella ha desaparecido,
unos dicen
que la han sobornado con dinero
y otro jura
que está enterrada en LZ Gator.
Pero lo cierto es que el bebé
levanta la mano y agarra el aire
como buscando un pecho.


GRACIAS

Gracias por el árbol
que se interpuso entre la bala del francotirador y yo.
No sé qué fue lo que hizo moverse
a la hierba momentos antes de que el Viet Cong
levantara su rifle silencioso.
Me acompañaba siempre una voz
que me indicaba qué pie
tenía que poner primero.
Gracias por desviar la bala rebotada
en el desorden de aquella tarde.
Imaginaba que estaba en San Francisco
embelesado con los profusos colores de una mujer,
haciendo que el canto de amor de un pájaro oscuro
se quebrase al clarear el día,
cuando mis manos cogieron
una rama y la apartaron
de mi cara. Gracias
a la florecilla blanca
que me mostró el destello del metal
avisando que podía estallar en pedazos,
como la niebla sobre la hierba,
cuando jugábamos a un juego
mortífero para dioses ciegos.
Aún no entiendo qué fue
lo que me hizo ver la mariposa
posada sobre aquel hilo sutil
amarrado al portillo de una finca
que hacía depender el día
de una cuerda de guitarra esperando que la tocaran. No
....era extraño
que las tristes colinas se doblaran un poco bajo el calor.
Gracias otra vez por la granada
defectuosa que lanzaron a mis pies
en las afueras de Chu Lai. Aún estoy
oyendo su silencio.
No sé por qué el sol
intrépido rozó la bayoneta,
pero sé que algo
había entre aquellos árboles
que se movía solamente cuando yo me movía.


AFRONTÁNDOLO

Mi cara negra se desvanece,
se oculta dentro del granito negro.
Dije que no ocurriría,
maldita sea. Ni una lágrima.
Soy piedra. Soy carne.
Mi reflejo turbio me mira
como un pájaro de presa, el contorno de la noche
cayendo sobre la mañana. Me doy la vuelta,
la piedra deja que me vaya.
Me vuelvo otra vez, y estoy de nuevo dentro
del Memorial a los Veteranos del Vietnam*,
la diferencia depende de la luz.
Repaso los 58.022 nombres
casi esperando encontrar el mío
con letras de humo.
Toco el nombre deAndrew Johnson;
veo el blanco resplandor de la bomba trampa.
Los nombres brillan en la blusa de una mujer,
pero cuando se marcha,
los nombres se quedan en el muro.
Las pinceladas resplandecen, las alas
de un pájaro rojo se interponen en mi mirada.
El cielo. Un avión en el cielo.
La imagen de un veterano blanco flota
a mi lado, luego, sus ojos pálidos
se cruzan con los míos. Soy una ventana.
Le falta el brazo derecho,
está dentro de la piedra. Una mujer trata de borrar
los nombres en el espejo negro.:
no, está cepillándole el pelo a un niño.

* Es un muro de granito negro con nombres grabados que se encuentra en Washington D.C., y que honra a los soldados norteamericanos que murieron en la Guerra del Vietnem.


    Fecha y hora actual: Sáb 03 Dic 2022, 09:16