Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 963247 mensajes en 44812 argumentos.

Tenemos 1512 miembros registrados

El último usuario registrado es Ana

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 36 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 35 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Agosto 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty

+3
cecilia gargantini
Rafael Salcedo
Lluvia Abril
7 participantes

POESÍA SOCIAL XVI

Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 08 Dic 2021, 01:18

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


A8 TESTAMENTO DEL PEZ





Yo te amo, ciudad,
aunque sólo escucho de ti el lejano rumor,
aunque soy en tu olvido una isla invisible,
porque resuenas y tiemblas y me olvidas,
yo te amo, ciudad.


Yo te amo, ciudad,
cuando la lluvia nace súbita en tu cabeza
amenazando disolverte el rostro numeroso,
cuando hasta el silente cristal en que resido
las estrellas arrojan su esperanza,
cuando sé que padeces,
cuando tu risa espectral se deshace en mis oídos,
cuando mi piel te arde en la memoria,
cuando recuerdas, niegas, resucitas, pereces,
yo te amo, ciudad.


Yo te amo, ciudad,
cuando desciendes lívida y extática
en el sepulcro breve de la noche,
cuando alzas los párpados fugaces
ante el fervor castísimo,
cuando dejas que el sol se precipite
como un río de abejas silenciosas,
como un rostro inocente de manzana,
como un niño que dice acepto y pone su mejilla.


Yo te amo, ciudad,
porque te veo lejos de la muerte,
porque la muerte pasa y tú la miras
con tus ojos de pez, con tu radiante
rostro de un pez que se presiente libre;
porque la muerte llega y tú la sientes
cómo mueve sus manos invisibles,
cómo arrebata y pide, cómo muerde
y tú la miras, la oyes sin moverte, la desdeñas,
vistes la muerte de ropajes pétreos,
la vistes de ciudad, la desfiguras
dándole el rostro múltiple que tienes,
vistiéndola de iglesia, de plaza o cementerio,
haciéndola quedarse inmóvil bajo el río,
haciéndola sentirse un puente milenario,
volviéndola de piedra, volviéndola de noche
volviéndola ciudad enamorada, y la desdeñas,
la vences, la reclinas,
como si fuese un perro disecado,
o el bastón de un difunto,
o las palabras muertas de un difunto.


Yo te amo, ciudad
porque la muerte nunca te abandona,
porque te sigue el perro de la muerte
y te dejas lamer desde los pies al rostro,
porque la muerte es quien te hace el sueño,
te inventa lo nocturno en sus entrañas,
hace callar los ruidos fingiendo que dormitas,
y tú la ves crecer en tus entrañas,
pasearse en tus jardines con sus ojos color de amapola,
con su boca amorosa, su luz de estrella en los labios,
la escuchas cómo roe y cómo lame,
cómo de pronto te arrebata un hijo,
te arrebata una flor, te destruye un jardín,
y te golpea los ojos y la miras
sacando tu sonrisa indiferente,
dejándola que sueñe con su imperio,
soñándose tu nombre y tu destino.
Pero eres tú, ciudad, color del mundo,
tú eres quien haces que la muerte exista;
la muerte está en tus manos prisionera,
es tus casas de piedra, es tus calles, tu cielo.


Yo soy un pez, un eco de la muerte,
en mi cuerpo la muerte se aproxima
hacia los seres tiernos resonando,
y ahora la siento en mí incorporada,
ante tus ojos, ante tu olvido, ciudad, estoy muriendo,
me estoy volviendo un pez de forma indestructible,
me estoy quedando a solas con mi alma,
siento cómo la muerte me mira fijamente,
cómo ha iniciado un viaje extraño por mi alma,
cómo habita mi estancia más callada,
mientras descansas, ciudad, mientras olvidas.


Yo no quiero morir, ciudad, yo soy tu sombra,
yo soy quien vela el trazo de tu sueño,
quien conduce la luz hasta tus puertas,
quien vela tu dormir, quien te despierta;
yo soy un pez, he sido niño y nube,
por tus calles, ciudad, yo fui geranio,
bajo algún cielo fui la dulce lluvia,
luego la nieve pura, limpia lana, sonrisa de mujer,
sombrero, fruta, estrépito, silencio,
la aurora, lo nocturno, lo imposible,
el fruto que madura, el brillo de una espada,
yo soy un pez, ángel he sido,
cielo, paraíso, escala, estruendo,
el salterio, la flauta, la guitarra,
la carne, el esqueleto, la esperanza,
el tambor y la tumba.
Yo te amo, ciudad,
cuando persistes,
cuando la muerte tiene que sentarse
como un gigante ebrio a contemplarte,
porque alzas sin paz en cada instante
todo lo que destruye con sus ojos,
porque si un niño muere lo eternizas,
si un ruiseñor perece tú resuenas,
y siempre estás, ciudad, ensimismada,
creándote la eterna semejanza,
desdeñando la muerte,
cortándole el aliento con tu risa,
poniéndola de espalda contra un muro,
inventándote el mar, los cielos, los sonidos,
oponiendo a la muerte tu estructura
de impalpable tejido y de esperanza.


Quisiera ser mañana entre tus calles
una sombra cualquiera, un objeto, una estrella,
navegarte la dura superficie dejando el mar,
dejarlo con su espejo de formas moribundas,
donde nada recuerda tu existencia,
y perderme hacia ti, ciudad amada,
quedándome en tus manos recogido,
eterno pez, ojos eternos,
sintiéndote pasar por mi mirada
y perderme algún día dándome en nube y llanto,
contemplando, ciudad, desde tu cielo único y humilde
tu sombra gigantesca laborando,
en sueño y en vigilia,
en otoño, en invierno,
en medio de la verde primavera,
en la extensión radiante del verano,
en la patria sonora de los frutos,
en las luces del sol, en las sombras viajeras por los muros,
laborando febril contra la muerte,
venciéndola, ciudad, renaciendo, ciudad, en cada instante,
en tus peces de oro, tus hijos, tus estrellas.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 08 Dic 2021, 01:22

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


A9 OCTUBRE





Octubre está escalando sereno la ventana.
Fugándose a ese ardiente corazón del estío.
Desborda silencioso el fruto de su cuerpo.
Vuelve a golpear sin ruido los cristales oscuros
Donde ya nadie asoma su rostro ni su anhelo.
Golpea, trémulos dedos y pecho indiferente.
El inerte perfume que aún guardan las ventanas.
Sus blancas vestimentas desperézanse lentas
En torno a un pez de fuego que retorna al vacío.


Octubre asciende lento la pálida ventana.
Navecillas hialinas le transportan veloces
En los hombros del aire angustioso de Octubre.
En están los peregrinos sentados en la niebla
Con sus guantes dorados y barbas escarlatas.
Trinan en la arboleda los adioses solares
Confundiendo la forma en turbias floraciones.
Los árboles recogen sumisos el cabello
Y hasta la mar se tiende sobre el mar de la niebla.


Regresan los ausentes con su pálida música.
Población delicada de errantes girasoles
Acude dialogando sus oros con la niebla.
Todo el espacio inunda sus coros de pisadas
Breves como la tierna vibración del sonido.
Ellos vienen callados, envueltos por la bruma
De su extraña costumbre nacida sobre el cielo.
Son aquellos que han ido a reclinar sus frentes
En las altas columnas de un templo inextinguible.


Octubre está escalando sereno la ventana.
Se pierden en la sombra postreros ruiseñores
Que alzaron al verano sus puentes de armonía.
Hacia el sitio en que estuvo la extinta mariposa
Una tímida niña conduce sus deseos.
¿Quiénes son éstas sombras más altas que la sombra,
Impenetrables miradas que rodean serenas
El compás presuroso y el canto destruido?
Nada queda en la tierra a no ser la ventana.


Aquí están con el nombre angustioso de Octubre.
La memoria se acerca temblando a la ventana
Y espera a los ausentes que el silencio conduce.
Por todas partes llegan noticias de la muerte.
¿Sabes que ya no existe aquel que amó los días
Con una voz más tierna que el llanto de un anciano?
¿Que ya no existe nunca, que ya más nunca existe?
Soñando geometrías de angélicos recintos,
La memoria rehuye los ausentes de Octubre.
Pueblan los peregrinos los oscuros cristales.
Son ellos, los recuerdos nacidos en belleza de Octubre.
Ahora sólo aparecen envueltos en sus nieblas
Con sus puros contornos de seres que no existen.
Aquí están sonriendo ante el horror del aire.
Son ellos, los oídos eternos de la muerte,
Los que ascienden tranquilos la belleza de Octubre
Con vibrantes caricias e inmóviles recuerdos.


Que vuelvan a sus nieblas sin penetrar la sombra!
Un paisaje compuesto de pequeños rosales,
Una tenue sonrisa al paso de los días,
Una señal menuda sobre el pecho del astro,
Y un adiós a estas sombras eternamente idas.
Mas ellos, los ausentes, al borde de este nombre
Infinito y tranquilo que es el nombre de Octubre.
Son ellos los que habitan la pálida ventana:
Nada puede borrarnos su resonante ausencia.


Dialogan girasoles sus oros con la niebla.
Ya están en la memoria, fundidos al olvido
Que existe sin descanso laborando en la sangre.
Yo vuelvo a la ventana a esperar los ausentes.
Son ellos quienes dicen por mí lo que yo ignoro,
La recóndita mano que sostiene a mi vida
Encima de un abismo poblado de vacíos.
Voy a quedarme inmóvil escuchando sus voces
Aún cuando navegue los fuegos del deseo.


Cuán lejanos parecen al sentirlos naciendo
Sucesión de existencias liberadas de muerte.
Por el cielo de Octubre cruza un ave sagrada,
Una clara vigilia que destruye al espectro
De todo oculto llanto y ansiedad y agonía.
Ellos están dormidos en el recinto oscuro,
Son la lumbre escondida, la señal destinada
A inaugurar senderos eternos donde el alma
Construye eternamente su invisible morada.


Y aún después que transcurra toda la muerte mía,
La belleza de Octubre bañará las ventanas.
Ascensiones serenas hacia el pecho de un astro
Siguiendo peregrinos, produciendo esa música
Tan llena de silencios que este nombre convoca.
Como el brazo de un hombre que despide a su amada
Regresaré en el aire unido a los ausentes.
Vendremos con Octubre silencioso y solemne
A golpear las ventanas ardientes del verano.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 08 Dic 2021, 01:33

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


A10 SAÚL SOBRE SU ESPADA



¡Oh rey Saúl, vencido de Dios, lejano fundador de la sangre que niega, porque tu nombre es puesto contra el espejo sagrado, y como negador eres visto, tú el desvalido todavía, el dejado muerto con su nieve, y víctima fuiste de lo que murió en torno tuyo antes que tú, porque eres de los que al morir ya han muerto todo, evoca a la Pitia de Endor, tráenosla de nuevo!


I.S 31
1 Cr 10
               



Busca las cenizas de sus hijos
Nubes ya, áspero polvo, vencidos.
La arrogante cabeza de Jonathan llorada por David
Reluciente como una camelia fiera y dulce.
Y Melquisúa su más pequeña estrella
Temblando de amor bajo su paso hasta las bestias
Custodiado de ángeles durante veinte años
Melquisúa primerizo en batalla inerte ahora.
Y el más bello hijo de todos los padres Abinadab
Guerrero desde la cuna grave como un azahar
Abinadab amado de los árboles esposo silencioso
Que entraba en la batalla tenebrosamente sonriente
Y encantaba con su rostro el temblor y el gusto de la muerte.


Busca las cenizas de sus hijos
Detrás de todo cuerpo derribado.
Ya alcanza con la frente el duro cielo de las murallas
Golpéase las sienes con sus nubes
No guerrero ni rey más padre puro
Resonando en sus huesos un millar de llantos
Gimiendo por todos sus cabellos
E inclinándose paso a paso hacia el rastro de sus hijos
Vuelve sin cesar el torrente de sus brazos
Hacia la negra lluvia de cuerpos enemigos.
Sobre un paisaje resplandecido de muerte
Busca las cenizas de sus hijos.
Compulsando los desconocidos ojos
Las desconocidas figuras de los yacientes que no son más
Separando con todo su cuerpo la borboteante marea de cuerpos
Hasta comenzar a adivinarles en el punto más alto del combate
Donde la batalla canta infernalmente su libertad de sangre
Viéndoles arder desde lejos en hogueras de un fuego inextinguible adivinados como estatuas en la ternura del trigo
Los hijos enhiestos ayer torres de la más clara porcelana
Nubes ya, áspero polvo, vencidos,
Como vivas espadas o ríos inmortales como tres reyes
De un imperio comenzado en el mar empuñando la esfera
Reyes de toda tierra donde florezcan hombres de batalla
Como tres danzas o altares.


Como tres danzas o altares abatidamente arrasados por el polvo
Empapando la tierra con el manar de esa sangre que los alimentaba
Cenizas con sólo morírseles los arrogantes cuerpos
Para la seca tierra cenizas de metales más finos que el agua
Oyéndola alegrarse tierra de singular bautizo
Mirando que por todo el planeta va y viene un tenue polvo escarlata
Abrazándose al aire sembrándolo de estatuas bañándolo de música
Y después del aire a la quietud del mundo tres altares o danzas.
Tres danzas entre el perfumado flamear de las estrellas
Como tres danzas o altares abatidamente arrasados por el polvo.


Sobre el triduo de arcos de sus nombres
Busca las cenizas de sus hijos.
Tres frutos de granado henchidos de simiente
Cesándole la muerte la grana de su manto
Sonriendo la muerte como un guerrero eternamente fiel a su rey
Sintiéndola reírse en las bocas cortadas de sus hijos
Vuelto estéril de pronto por la sombra avanza
Destallando las carnes que engendrara
Ciego e igual ante los cuerpos idos pavor del cielo inerte
A despeñado mar o ciudad desnuda de paredes
Pidiendo ya en silencio los cuerpos de sus hijos
Padre hasta olvidar las nieblas del trono y de su pecho
Volviéndose hacia el aire más denso de la tierra
Busca las cenizas de sus hijos.


CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 08 Dic 2021, 01:36

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


A10 SAÚL SOBRE SU ESPADA


CONT.





Reposa Jonathan con la espada aún ardiendo entre las manos
Y es David quien aparece sostenido por su cuello
Y mirándole es el rostro de David el que se mira
Con toda la frente colmada por el llanto del ausente
David después de las montañas como una reposada melodía
Alejado en el reino donde las sombras andan
Y se escucha a David gemir junto al difunto
Amado añorado también por el metal
Rendido Jonathan por una amante espada
Rindiéndose hacia tierra bajo el amor de las espadas
Mientras la sangre llueve durante todo un día
Entregado a la tierra en el inmóvil lecho de los trigos
Y David asomado a la sombra de su cabello
Como el silencio oculto en el trepidar de la batalla
Asomado al balcón inerme de los ojos
Con el cortejo de liras y fúnebres salterios
David en torno de la boca derribada
Apoyándose vibrante sin levantar su voz sólo lamento
Y Saúl contemplándole
Navegando el color y el cuerpo de la tierra
Y el navío humillado de su propio corazón
Que lanza su amor por encima de las nubes
Y sólo entre el silencio navega su amor hacia las nubes
Como el humo blanquísimo de un cuerpo incinerado
Y sobre el hombro del cuerpo derribado aparece la sombra de una mano
Y levanta Saúl el cuerpo destruido
Hacia la furia tranquila de las llamas.
No guerrero ni rey mas padre puro
Volviéndose hacia el aire más denso de la tierra
Después del blanco humo
De la blanca escritura dada al cielo
Con un labrado puente de eternidades
Vuelve Saúl al campo de batalla
Buscando las cenizas de sus hijos.


Un címbalo asordado una centella
Anunciada en el cielo como un reino
Luces ocultas bajo el párpado espeso de la noche
Con tan sólo el clamor lejano del combate
Busca las cenizas de sus hijos.


En brazos de un guerrero
En los petrificados brazos de un guerrero
La más pequeña estrella se acomoda.
Hay un coro de lanzas enlazadas
Florecidas de súbito las lanzas
Como naranjos henchidos de floraciones
Y Saúl contemplándole sin latidos ni labios ni gritos ululantes
Cuando entre las ramas de ese árbol
Sin un cuerpo que lanzar hacia el combate
Cual nueva llama o instrumento de venganza
Entre las tristes ramas de ese árbol
Dormido ya de un sueño inextinguible
Y Saúl contemplándole
Arrancándole al pecho del guerrero su más eterno llanto
Poniéndole a la tierra un sabor de amistad destruida
Un rencor de partir hacia nunca
Rasgando con los labios el jardín de sus años
Mientras la sangre llueve durante todo un día
Con los ojos hundidos en la verde cabeza de su hijo
Evocando los peces y la gloriosa sonrisa
Las delicadas torres de sus hombros y el perfil de la danza
Saúl levanta lentamente el ofertorio de sus brazos
Y entrega el corazón callado de su estrella
A la furia tranquila de las llamas.


Comienza la batalla a disipar su cuerpo
Debajo de las frentes de sus hijos.
Un golpe de asombrada desventura o mar de héroes
Hacia otros mundos parte.
La ciudad es la llama del silencio
Golondrina a solas en la más remota luna
Deshecha suavemente de plumas y de duelo
Bajo el fluir del llanto
Busca las cenizas de sus hijos.


Debajo de la muerte henchida de amapolas
Debajo del sonido del llanto de la muerte
Debajo aún donde la tierra ignora a los guerreros
Donde nunca la estrella se detuvo
Un cuerpo un árbol una estación purísima del año se disuelve.
El más bello hijo de todos los padre Abinadab
Abinadab esposo silencioso grave como un azahar
Con el pecho postrado en lo sombrío
Golpeando con su sueño de muerte la desesperación de la muerte
Vencido al fin devuelto al reino perpetuo de la desesperación
Tiritando y cayendo bajo la playa ilimitada
Abinadab esposo silencioso de la muerte
Debajo de los cuerpos yacientes de la esfera
Debajo de las nieblas sollozantes
Debajo del metal cubierto de tinieblas
Solo solemne muerto
Y Saúl contemplándole
Arrancando a sus ojos la postrera desolación


CONT.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 08 Dic 2021, 01:38

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


A10 SAÚL SOBRE SU ESPADA


CONT.




Sonriendo de pronto libre a solas con su alma
Hundido en las cenizas de sus hijos
Retrocediendo no guerrero ni rey mas padre puro
Muriendo ante su risa los árboles los peces remotos
Los últimos relumbres de la hoguera
Muriendo todo lo tierno y todo lo amoroso ante su risa
Ante el duro disfraz de su llanto
Retrocediendo y mirando y sonriendo
Evocando la gloria tendida del combate
Hundido en las cenizas de sus hijos
Con el cuerpo de oro con la última forma viva de su carne
Abinadab celeste sideral mensajero de la muerte
Y Saúl contemplándole
Irremediablemente huérfano de hijos
Se inclina sonriendo hacia la muerte
Levanta sonriente el cuerpo final de su esperanza
Y lo entrega callado triunfante sonriendo
A la furia tranquila de las llamas.


Vuelve prendido de la muerte
Dialogando de pronto con la muerte
Soñando con su espada
 
Busca las cenizas de su cuerpo
Nube ya, áspero polvo, vencido.


Un centinela augusto velando a las estrellas
Con el silencio vivo que la muerte mantiene
Con el cuerpo cubierto de heridas luminosas
Firme y sereno muerto velando a las estrellas
Sobre la planicie sembrada de insepultos
Junto a la encarnada tienda del vencido
Con el cuerpo cubierto de heridas luminosas
Ante la noche muerta que finaliza el mundo
Con la espada en sus manos de muerto fidelísimo
Velando despertando en medio de su muerte
Para velar erguido debajo de la estrella
Volviendo de la muerte al escuchar los pasos de su rey
Debajo de la tierra encima de la muerte
Se ve envuelto por la nube gimiente
Por el pecho que pide el calor de la espada
Y el guerrero se vuelve de espaldas al monarca
Niega entregar la muerte niega su espada muerta
Parte silencioso bajo el cielo sombrío.


Busca las cenizas de su cuerpo
Sombra ya, muerto ya, vencido.
Perdido en la llanura oscura de la muerte
Solo solemne muerto
Padre más solitario que todos los muertos
Huérfano de simiente eternamente muerto
Avanza hacia su espada gigantesco y hermoso
Procurando un combate inclinando sus manos de gigante
Hacia la flor tiernísima del sueño.


Acompañado apenas de sí mismo avanza hacia su espada
Con las estrellas creándole faz de moribundo
Iluminando su vuelta hacia la muerte
Las estrellas ávidas de muerte
Levantadas del cielo vigilantes
Guiándole la sombra hasta la espada
Hasta el lecho delgado donde la muerte anchísima se asoma
Donde una estrella sola le espera y le conduce
Nube ya, áspero polvo, vencido,
Sombra ya, muerto ya, vencido,
Hacia el sitio en que nada se devuelve.


Jabes la que él salvara inaugura el incendio de sus cenizas
Jabes ciudad tejida por la espada y el fuego
Ciudad donde la muerte ordena sus legiones
Donde el dolor habita el sitio de las rosas
Donde Saúl un día nació para la lumbre
Golpeando con su pecho el rostro de la luna cuajado de saetas
Donde un humo tranquilo sonoro libertado
Sella la destrucción de cuerpos de reinos de ciudades
Con la furia tranquila de las llamas.


FIN DE A10: SAÚL SOBRE SU ESPADA.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 08 Dic 2021, 01:41

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


A11  ¿QUÉ PASA, QUÉ ESTÁ PASANDO...


a Fina García Marruz

Qué pasa, qué está pasando siempre debajo del jardín
que las rosas acuden sin descanso.
Qué está pasando siempre bajo ese oscuro espejo
donde nada se oculta ni disuelve.
Qué pasa, qué está pasando siempre debajo de la sombra
que las rosas perecen y renacen.
Que nunca se desmiente su figura,
que son eternas sombras, idénticos recuerdos
Qué está pasando siempre bajo la tierra oscura
donde la luz levanta rubias alas
y se despliega límpida y sonora.
Qué está pasando siempre bajo el cuerpo secreto de la rosa
que no puede negarse al cielo temporal de los jardines,
que no puede evitar el ser la rosa, precisa voluntad, sueño visible.
Qué pasa, qué está pasando siempre sobre mi corazón
que me siento doliéndole a la sombra,
estorbándole al aire su perfil y su espacio.
Y nunca accedo a destruir mi nombre,
y no aprendo a olvidarme, y a morir lentamente sin deseos,
como la rosa límpida y sonora que nace de lo oscuro.
Que se inclina hacia el seno impasible de la tierra
confiando en que la luz la está esperando, creándose la luz,
eternamente fija y libertada bajo el cuerpo secreto de la rosa.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:25

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


Sancho, basto por fuera, fino por dentro, cayó enamorado de Teresa 
cuando apenas contaba dieciocho años. Ella iba por los quince, 
era amiga de la infancia, vecina, compañerita en hurtar nidos y panales. 
Ahora, cuando esta fiebre, le iban y venían a Sancho por la cabeza unas 
locuras, unas alegrías y unas tristezas, que a él mismo lo dejaban alelado 
y como tonto sin cura. Era la enfermedad de Amor, pero él no lo sabía. 
Sobre el corazón de la rústica moza -rosa silvestre, manzana 
blanquirrosa- caía el silencio de su enamorado, que no acertaba a decir 
en palabras, en canciones, de sus ensueños y de sus fiebres.

¿Cómo fueron aquellas nonatas canciones de amor, aquellas mudas 
endechas que Sancho joven enviaba desde su silencio a Teresa? Bello 
sería que los poetas más próximos al sentir del fino Sancho interior 
hurgasen su propia imagen de aquel instante, de aquellos raptos puros, 
que vieron derramarse del pecho roto y encendido el canto sin 
palabras, la mudez clamorosa del amor. Aquí se escorzan, se 
abocetan, unas incitaciones, unos balbuceos de aquel cántico oloroso 
a pan y a romero, que debió salir del corazón riente y brincador de 
Sancho cuando fue herido, llenándose de gozo como un cervatillo, por 
las flechas de Amor.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:29

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


I


 
LA MARIPOSA


Teresa:
traía para ti,
entre las manos,
una mariposa.


Era roja, era azul,
era oriblanca,
era tan linda,
que al verla bajo el sol
esta mañana,
quise que la tuvieras
o al menos la miraras.


Traía para ti,
lleno de contentura
aquella mariposa
que aleteaba en mis manos
como un pajarito.
¡Quería verte la cara
cuando vieras saltar
sobre tu falda
aquella mariposa!


Pero ya junto a tu casa
vi otra mariposa
sola, amarilla, y verde,
parecía estar triste
como un hombre sin novia,
y pensé si sería
la novia de la mía:
y abriendo las mis manos
dejé que se escapara
la oriblanca, la azul,
la roja mariposa;
y las dos se volaron,
y juntas fueron a quererse
perdidas por el cielo.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:33

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


II



 
LA LUZ DEL DÍA


Anoche la luna
sobre tu casa
demoró tanto en irse
que yo entendía
estaba allí esperando
que tu salieras
a conversar conmigo
por ser de día.


Y como no saliste
ni de mí acordaste,
y quedé yo sufrido
y ella vio que lloraba,
trajo hacia sí unos nublos
renegridos y grandes;
y entonces nochecía,
y yo ya no sufría,
porque ahí recordaba
que tú sólo apareces
cuando hay luz del día.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:36

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


III


 
CANCIÓN
¡Toda mi miel
y toda mi delicia!
¡Toda mi infantil
malicia!
¡Toda alegría
y todo desazón!
¡Todo mi pequeño solar
junto al pino!
¡Todo lo que es noble
y todo lo que es fino,
con el alma toda
y todo el corazón!


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:38

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


IV



 
LA ROSA
Taiada está la rosa
con tu cintura:
yo no sé si es más linda
que tú la rosa.
Pero al mirarla creo
que todavía
es tu color más vivo
que el de su cara.
Y que la rosa piensa,
cuando te acercas,
que tú eres la rosa
y ella la rama.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:41

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


V



 
CELOS


No quiero que mires
al Illán de Vargas.
Si te da quesillos,
si la miel te lleva,
si los berros frescos
en tu casa deja,
no quiero que mires
al que va diciendo
que tú eres su novia
y yo su burlanza.


Si me das desdenes
por Illán de Vargas,
romperé a puñadas
la cerca de piedras,
y echaré a los aires
a esos pajaritos
que tanto tú quieres:
el sacre de nieve
y el neblí de llama.


No quiero que mires
al Illán de Vargas,
o tendré que irme
de nuevo a las cuevas
¡a purgar desdenes
con ciruelas pasas!


  


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:46

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


VI



 
LAS ESTRELLAS


¡Cuántas estrellas anoche!
¡Yo las veía tan claras y cercanas
como higos de cristal, como frutillas azules!
Me parecía, Teresa,
que todas las estrellas te miraban
con la misma alegría con que te miran
los ojos de mi alma.


Bocarriba en el campo,
solos la tierra y yo con las estrellas,
yo ponía mis ojos
en el pueblo de ojillos azulosos
que desde arriba podía contemplarte
con tantos ojos como estrellas tiene
el cielo blanco.


¿O serán las estrellas
las orejas del cielo,
por donde arriba oyen
tu cantar cuando hilas
o tu risa en el baile?


¿O serán las estrellas
como un sarpullido
que en la piel del cielo
provoca rasquiñas,
y comezón, y ansias,
y por eso titilan
y brincan las estrellas?


No: son ojos las estrellas,
son miradas, son fiestas.
Yo anoche bien veía
que estaban contentas y felices,
como quien puede mirar desde un collado
a una moza llamada Teresa
mientras va por la cabra
o recoge azucenas.


Y yo quería tener, yo deseaba
tantos ojos como tiene el cielo
para verte con ellos. Yo me sentía
el cuerpo hecho un acerico
de estrellas y de ojos.
Por la piel
me picaban y corrían
todas las estrellas.
¡Pudiera yo ser cielo
y eternamente verte
con los innumerables ojos
de mis estrellas!


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 00:53

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA


VII


 
AUSENTE CONMIGO


Me dejaste omisiado
bajo la parra;
fue a darme rabieta,
rabia que rabia,
pero sentí de pronto
una cigarra.
Y salta que te salta,
canta que canta,
me fuí a buscarla
entre las ramas,
para oír las voces
de tu garganta.


Rebullendo en los gajos
de aquella parra,
so las alas de oro
de la cigarra,
saltaba el canto,
salta que canta,
y yo riendo,
ríe que salta,
y yo saltando,
canta que salta,
busca que busca
a la cigarra,
te sentía conmigo
bajo la parra.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 01:00

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA (*)


VIII




 
EL BULULÚ


El domingo, Teresa,
rompen las fiestas.
Tamborines vienen
y flautas traen
los de la zampoña
y el farantán.
Al alba la campana
con despertarte,
dejará que el tomillo
entre a buscarte;
trompeticas de oro
harán ruido divino,
y los que citarizan
sones con armonía,
como tu primo Nembro,
como tu primo Elino,
golpearán tu ventana
cantando a porfía.


Con mi camisa limpia
iré a buscarte;
con mis botas de fiesta
iré a bailarte;
con los alamares
de mi chaleco
iré a escoltarte
por toda la pradera
junto a tu vera.


Y después de la misa
y tras el yantar,
cuando ya la tarde
diga a llegar,
bajaremos al pueblo
donde la fiesta
estará rompiendo
junto al corral.
Cogidos de la mano,
pegaditos yo y tú,
como el cuerpo y la sombra,
como el ala y el vuelo,
pasaremos la tarde
ante el bululú.
Tú llorarás de pena
cuando a la infanta
se la lleven los moros
para hechizarla;
y yo daré patadas
contra la tierra
por no poder seguir
al que la salva.
Sacarán los muñecos
de Trapisonda;
saldrán los gaiferos
y las lisandras,
mientras gritan mozos
y vihuelas suenan,
y afuera hay panderos
y corren las jacas,
pero en tanto, yo y tú,
seguiremos pasmados
ante el bululú.


¡Vengan maravillas,
y magos, y damas,
principesas, moras,
merlinas, egitanas!
¡Canten menestriles
y viva el laúd,
y viva el tambor,
y Lindabridis baile,
y dancemos yo y tú
cuando rompa su danza
el del bululú!


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 01:10

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


CANCIONES DE AMOR DE SANCHO A TERESA (*)


(*) 
Notas a estas cartas de Sancho
Canción.- Se trata, como el lector podrá advertir, de una traducción con muy 
ligeras variantes, del rondelet de Ronsard «toda mi miel y toda mi delicia», 
porque tiene sabor campesino. Este rondelet fue puesto en música por Roland 
Manuel.

La rosa.- Taiada: ajustada.

Celos.- En la canción de Lope titulada «Murmuraban al poeta la parte donde 
amaba, por los versos que hacía», aparecen estos versos: «Que Amor es un 
compuesto de accidentes. -A quien los celos dan chanzas corrientes. -Y 
Fénix de sus brasas, purga desdenes con ciruelas pasas». Ese sacre y ese 
neblí, con otras aves que aparecen en otras canciones de esta serie, están 
tomados de Góngora; lo mismo quesillos.

Las estrellas.- En la bella obra de Luis Vélez de Guevara, «La luna de la 
sierra», aparecen estos curiosos versos: «que orejas son las estrellas, por 
donde los cielos oyen».
La idea de que las estrellas son un sarpullido del cielo, no es de Sancho, es... 
de Hegel.
El final de este poema es una traducción -una retraducción- del epitafio de 
Platón a Aster. Se ha traducido del texto inglés compuesto por Shelley, y dice: 
«Tú, desde tu estrella -sabrás quién es mi estrella-. ¡Oh, pudiera yo ser cielo 
-y eternamente verte- con los innumerables ojos -de mis estrellas!».

Ausente conmigo.- Omisado: olvidado. Como taiada, aparece en poemas del 
siglo XV.

El Bululú.- Sancho era muy amigo de cómicos, Recitantes los llama, y 
píntaselos a Don Quijote como gentes de mucha influencia y boato en el 
vestir. Pocas «compañías» debió ver mientras joven, y posiblemente su 
deleite era el curioso bululú, actor único que hacía con su verbo y sus gestos 
cuanto podía por narrar toda una obra.
Farantan es una corrupción adrede que hago de farante, faraute.
«Trompeticas de oro», no hay que decirlo, es de la letrilla famosa de Góngora 
popularizada por Lope en «No son todos ruiseñores», y glosada por el propio 
Góngora.
«Los que citarizan» y lo que sigue, viene de una estrofa del extenso poema 
«Aquí comienzan los romances con glosas y sin ellas: y este primero es el    
Romance de Parnaso glosado por Juan González de Rodil», contenido en 
la Segunda Parte del Cancionero General, Zaragoza, 1552. (Edición Rodríguez-
Moñino). Dice así la estrofa textualmente:


Vi a Dardano troezino
otro segundo que orfeo
afabula y merculino
zeco: tamires elino
nenbro jubal timoteo
y otros que citarizavan
sones de mucha armonía
y en los ratos que paravan
las nueve musas cantavan
versos de gran poesía



Aquí probablemente hay un Favila, del mismo apellido que el Merculino. 
Todos tienen puesto primero el apellido y luego el nombre. El verbo citarizar 
lleva de la mano a decir cosas bastante horribles como éstas: «arpizando estaba 
la ninfa», «pianizaba la niña sobre la tarde», «él, violiniza, y ella, muere», etc.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Jue 09 Dic 2021, 01:18

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO (1964)


I




 


Cuando Juan Sebastián comenzó a escribir la Cantata del café,
yo estaba allí:
llevaba sobre sus hombros, con la punta de los dedos,
el compás de la zarabanda.


Un poco antes,
cuando el siñorino Rafael subió a pintar las cameratas vaticanas
alguien que era yo le alcanzaba un poquito de blanco sonoro bermejo,
y otras gotas de azul virginal, mezclando y atenuando,
hasta poner entre ambos en la pared el sol parido otra vez,
como el huevo de una gallina alimentada con azul de Metilene.


¿Y quién le sostenía el candelabro a Mozart,
cuando simboliteaba (con la lengua entre los dientecillos de ratón)
los misterios de la Flauta y el dale que dale al Pajarero y a la Papagina?
¿Quién, con la otra mano, le tendía un alón de pollo y un vasito de vino?
Pero si también yo estaba allí, en el Allí de un Espacio escribible con mayúsculas,
en el instante en que el Señor Consejero mojaba la pluma de ganso egandino,
y tras, tras, ponía en la hojita blanda (que yo iba secando con acedera meticulosamente)
Elegía de Marienbad, amén de sus lágrimas.


Y también allí, haciendo el palafrenero,
cuando hubo que tomar de las bridas al caballo del Corso
y echar a correr Waterloo abajo. Y allí de prisa, un tantito más lejos, yo estaba
junto a un hombre pomuloso y triste, feo más bien y no demasiado claro,
quien se levantó como un espantapájaros en medio de un cementerio, y se 
/ arrancó diciendo:
Four score and seven years ago.
Y era yo además quien, jadeante, venía (un tierno gamo de ébano corre por 
/ las orillas de Manajata)
de haber dejado en la puerta de un hombre castamente erótico como el agua,
llamado Walterio, Walterio Whitman, si no olvido,
una cesta de naranjas y unos repollos morados para su caldo,
envío secretísimo de una tía suya, cuyo rígido esposo no consentía tratos
con el poco decente gigantón oloroso a colonia.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 06:51

CUBA

GASTÓN BAQUERO

MEMORIAL DE UN TESTIGO II


Ya antes en todo tiempo yo había participado mucho. Estuve presente
(sirviendo copazas de licor, moviendo cortinajes, entregando almohadones,
/ cierto, pero estuve presente),
en la conversación primera de Cayo Julio con la Reina del Nilo:
una obra de arte, os lo digo, una deliciosa anticipación del psicoanálisis
/ y de la radioactividad.



La reina llevaba cubierta de velos rojos su túnica amarilla,
y el romano exhibía en cada uno de sus dedos un topacio descomunal,
/ homenaje frustrado
a los ojos de la Asombrosa Señora. ¿Quién, quién pudo engañarle
a él, tan sagaz, mintiéndole el color de aquellos ojos?




Nosotros en la intimidad la decíamos Ojito de Perdiz y Carita de Tucán,
pero en público la mencionábamos reverentemente como Hija del Sol y
/ Señora del Nilo,
y conocíamos el secreto de aquellos ojos, que se abrían grises con el
/ albor de la mañana,
y verdecían lentamente con el atardecer.




_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:00

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO (1964)


III





Luego bajé a saltos las escaleras del tiempo, o las subí, ¡quién sabe!
para ayudar un día a ponerse los rojos calzones al Rey Sol en persona,
(la música de Lalande nos permitía bailar mientras trabajábamos):
y fui yo quien en Yuste sirvió su primera sopita de ajos al Rey,
ya tenía la boca sumida, y le daba cierto trabajo masticar el pan,
y entré luego al cementerio para acompañar los restos de Monsieur Blas Pascal,
que se iba solo, efectivamente solo, pues nadie murió con él ni muere con nadie.
¡Ay las cosas que he visto sirviendo de distracción al hombre y engañándole
/ sobre su destino!
Un día, dejadme recordar, vi a Fra Angélico descubrir la luz de cien mil watios,
y escuché a Schubert en persona, canturreando en su cuarto la Bella Molinera.


No sé si antes o después o siempre o nunca, pero yo estaba allí, asomado a todo
y todo se me confunde en la memoria, todo ha sido lo mismo:
un muerto al final, un adiós, unas cenizas revoladas, ¡pero no un olvido!
porque hubo testigos, y habrá testigos, y si no es el hombre será el cielo quien
/ recuerde siempre
que ha pasado un rumoroso cortejo, lleno de vestimentas y sonatas, lleno de esperanzas
y rehuyendo el temor: siempre habrá un testigo que verá convertirse en columnilla
/ de humo
lo que fue una meditación o una sinfonía, y siempre renaciendo.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:06

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO (1964)


IV






Yo estuve allí,
alcanzándole su roja peluca a Antonio Vivaldi cuando se disponía a cantar el Dixit,
yo estuve allí, afilando los lápices de Mister Isaac Newton, el de los números como
/ patitas de mosca,
y unos días después fui el atribulado espectador de aquel médico candoroso
que intentaba levantar una muralla entre el ceñudo portaestandarte Cristóbal
/ Rilke
y la muerte que él, dignamente, se había celosamente preparado.


Sobre los hombros de Juan Sebastián,
con la punta de los dedos, yo llevaba el compás de la zarabanda. Y no olvido nada,
guardo memoria de cada uno de los trajes de fiesta del Duque de Gandía, pero de éstos,
de estos rojos tulipanes punteaditos de oro, de estos tulipanes que adornan mi ventana,
Ya no sé si me fueron regalados por Cristina de Suecia, o por Eleonora Duse.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:16

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


RAPSODIA PARA EL BAILE FLAMENCO



Dialogar con la muerte es la hermosa imprudencia
de quienes aprenden a cantar desde la cuna al borde del abismo.
El canto y la danza también pueden ser fervorosos rituales de la desesperanza,
escuelas de lo terrible pobladas de una infancia hipnotizadas por los ojos de la madre,
los ojos de una fascinada mujer que a su vez viene rodando por los siglos,
con su encantamiento amarrado a la cintura, y quiere arrojarlo de sí,
con palmas, con gemidos, con arranques de un fuego que prende
otro fuego más hondo, para evitar el imperio de la ceniza en el alma,
y levantar la sangre hasta los rostros de los santos de papel.
La danza puede ser el idioma perdido de unos dioses,
la señal arrojada a la noche desde un faro hundido en el infierno,
la invitación a rugir de protesta y de odio contra el acabamiento humano,
la llamada al disfrute de placeres absolutamente baldíos, pero gratos por ello,
la plegaría burlona ante ídolos que perdieron todo su poder,
y son ahora piedrecillas azotadas por la danza.
Ese canto que viene de más allá de las entrañas,
este canto aprendido junto al muro de los cementerios,
este canto guardado entre sus vísceras por los errantes hijos de David,
este disfraz del llanto de las sinagogas, que lleva siglos resonando,
este canto hecho de milenios de mendicidad, de pavor y de adulterios,
este lamento que es un río de belleza y de sangre vertida por el amor prohibido,
este canto que es un hombre en fuga, un criminal acorralado,
un violador de niñas a la sombra del nardo, alguien
a quien el destino persigue con sus perros más feroces,
este canto y esta danza, hermanos gemelos de la muerte,
hijos de la calavera, sonidos del bailete que el diablo ensaya todos los días
a las puertas del cielo,
esta danza y este canto, esta belleza golpeadora en el bajo vientre, estas
victorias, elevan al hombre hasta más allá del glorioso desdén por la muerte, lo

 / mantean.
como a un polichinela humanizado por el impuro amor a la hetairas,
y esparcen y derraman la blanca sangre de la fecundación,
y al final lo entregan rendido a la orgullosa posesión del vacío;
esta danza y este canto, estas alucinaciones, estos esqueletos de carnosas grupas,
por los siglos, estos misteriosos gatos egipcios que saltan entre los brazos en
/ arco y muerden la cintura
de los bailarines, estas agrias flechas de lascivia contra el San Sebastián
que las contempla, este aquelarre ardiendo entre los muslos, y a la postre,
después de los altos himnos paganos a la carne, después del rostro contraído por el
miedo a la muerte, después de la pasión crispada y anhelante, del llanto denunciado
en las tenebrosas guitarras, esta danza y este canto se pierden en el vientre
de la noche, vuelan hacia los recónditos cementerios, y agazapados quedan; este canto
y esta danza, hasta mañana, hasta mañana otra vez, hasta siempre y más siempre, hasta
/ mañana.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:21

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


CUANDO LOS NIÑOS HACEN UN MUÑECO DE NIEVE





Cuando los niños hacen un muñeco de nieve,  
Ellos no saben que juegan a Dios,  
Autorizados por Dios.  


Desde el seno de la cellisca sonríe el Señor,
Y aporta nuevos ramos de nieve, más blanca a cada instante,
Para hacer los brazos del ente, las orejas, la frente
De ese muñeco que acaba por erguirse en la vastedad de la nieve,
Igual que un hombre sale de las manos de Dios.


Cuando los niños hacen un muñeco de nieve,
Una vez satisfechos y plenos como el mismo
Padre de todas las criaturas,
Lo abandonan gentiles a su nuevo destino,
Y queda sorprendido de ser para siempre una sombra arrojada a la nieve,
Aquel a quien los niños dejan como un centinela perdido en el desierto.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:28

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


PALABRAS DE PAOLO AL HECHICERO



Ma se a conoscer la prima radice del nostro amor tu hai cotanto affetto...


DANTE, Inferno, C. V.
               



No hay para nosotros una marcha nupcial,
Ni muestran una alianza de oro nuestras manos.
Nosotros reunimos nuestras soledades desautorizadamente,
Pero sabemos que Dios tiene una respuesta para todo.


No podemos mirar en derredor para pedir clemencia,
Ni hemos de esperar nunca una señal de consuelo.
Con nuestras manos desnudas, manos sin alianzas,
Llamaremos directamente a la puerta de Dios,
Contemplando en la alta noche ese fulgor de las estrellas
Que no preguntan por el cuerpo de quien las mira,
Sino que vibran sólo al sentirse golpeadas por un alma,
Por un alma que pide socorro contra la hostilidad de los hombres.


No podemos mirar en torno: nadie ha de perdonarnos.
Ninguna mano humana acariciará nuestra extraña herida
(Esa herida que Dios mismo tiene que haber hecho).
Solo podemos tú y yo acompañarnos valerosamente,
Y ser yo el castillo donde refugies en la tierra tu soledad,
Y ser tú para mí el amparo que halla en medio del bosque
El ciervo sin cesar acosado por el furor de la jauría.


No hay un himno nupcial para nosotros: somos el espejo de la nada.
Pero yo escucho en torno nuestro toda la música del cielo,
Y cuando estamos tú y yo ofrecidos en nuestra miseria a Dios,
Cuando interrogamos con nuestro sufrimiento al creador de toda herida,
A la luz de todo misterio, a la clave de todo jeroglífico,
Nos bendice desde las últimas estrellas la música celeste,
Y comprendo que sólo Él puede perdonarnos, porque sólo Él nos ama
Y nos comprende, ya que nos ha creado como abismo y misterio, también para su
/ gloria.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:32

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


PARA BERENICE. CANCIONES APACIBLES





 
I
El amor y el tiempo



El tiempo junto a ti no tiene horas,
ni días, ni minutos;
es un tiempo que ilumina y llena la memoria,
y la ocupa entera,
como ocupa y llena la extensión de los cielos
el diminuto corazón de cada estrella.


El tiempo junto a ti no tiene horas,
me anticipa, ¡quién sabe!,
las playas que algún día conoceremos
con el radiante nombre de eternidad,
las playas donde el tiempo no ha perdido su luz,
donde no es hábito ni costumbre,
sino memoria pura.


A veces tu recuerdo me hace daño
como un alfiler clavado en la palma de la mano.
Pero me das el tiempo intemporal, lo eterno,
el olvido del mundo y de esas horas
que me van empujando lentamente al vacío;
el tiempo que me das tiene su nombre:
solemne puede ser llamado Eternidad,
humilde puede ser llamado Amor,
pero a solas yo gusto de invocarlo con tu dulce nombre,
y decirle simplemente, ven a mi corazón,
porque te quiero.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:34

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


PARA BERENICE. CANCIONES APACIBLES



 
II
La llave del corazón está en los ojos



La llave del corazón está en los ojos,
como la llave del árbol está en su raíz.
Aquellos largos ojos de Svengali,
que atravesaban muros y ciudades
en busca del corazón secreto de su Trilby,
son los ojos del siempre amor.
Pues la mirada
lleva en peso al cuerpo y lo transforma en alma,
y nada puede hacerla mentir; igual que el humo,
proviene de algún incendio de las entrañas,
y ha recorrido antes de aflorar sobre el rostro,
las selvas viscerales,
el rumor sombrío de las venas,
las inmensas aduanas de los huesos; y ha vencido
la noche interminable de la sangre: la mirada,
no puede mentir, trae a su espejo la cifra celestial
del demonio o del ángel, y los exactos retratos
del alma personal. Y en lo impalpable, en lo fugaz,
en el claro misterio revelado por el centellear de una mirada,
quedamos avisados de que la llave del corazón está en los ojos,
como está en la raíz la figuración del árbol.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:40

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


MAGNOLIAS PARA BETINA





El árbol de la magnolia parece un hombre mudo.
Está vuelto hacia sí, metido en su hondo adentro,
Y ni aún la luz más pura consigue que sonría.
La madera del barco de Caronte es negra y silenciosa
Madera de magnolio: solo al ser luna estremécese y vibra
El árbol para el cual no existen las estrellas.


Cuando una niña llamada Betina, niña sin brazos, tristísima Betina,
Eleva hacia el magnolio sus ojos pavoridos, sale de entre lo negro
Como una estrella espesa, como una mascarilla de alguna extinta rosa
La magnolia lunar; cae la magnolia
Sobre el rostro impasible de Betina, borra su llanto,
Y regresa hacia su soledad y su silencio el árbol del magnolio.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 07:44

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


EL VIENTODE TRIESTE DECÍA





El viento en Trieste decía tan extrañas canciones al amanecer, 
que a nada temíamos tanto como al anuncio de que el alba llegaba. 
Allí fuimos por una vez hijos felices de las tinieblas, 
allí aprendimos a amar como si fuera la más hermosa luz 
el rostro entero de la noche. 


El viento en Trieste decía tales sufrimientos y horrores en lo alto,
que aprendíamos a desconfiar de las candorosas nubes,
y tomábamos por verdaderos centinelas de oscuras ceremonias
la antes cristalina bandada de aves blancas.


El viento,
el viento en Trieste abatía premeditadamente cuanto fuera hermoso,
y metidos en el último rincón de nuestros refugios sentíamos que el viento,
el viento bramador, el de la enajenada y espectral sinfonía,
hería, y estrujaba, y arrastraba gozosamente entre la inmundicia,
las vestiduras blanquísimas de los ángeles, los velos de la futura desposada,
los últimos depósitos de la sangre conservada como reliquia en el secreto del sagrario.
El viento en Trieste decía la pena de las estrellas,
la guerra incesante que hay allá, en las regiones donde nosotros
queríamos ver astros límpidos, armonía pautada en persona por Santa Cecilia,
paz del cielo.


El viento,
el viento en Trieste nos hacía desear como refugio la vida de la tierra,
la propia vida que nos habíamos empeñado en repudiar. El viento en Trieste decía
cuántos infiernos moran allá entre las estrellas, y nos hacía buena la tierra,
y del pecho se escapaban bendiciones cuando el viento rugía contra el sueño,
y nos daba sin tregua y sin consuelo
la inesperada enemistad del alba.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 10 Dic 2021, 08:32

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


NOCTURNO LUMINOSO



Music I beard with you was more than music, and bread I broke with you was more than bread.


CONRAD AIKEN
               



Como un mapa pintado de violento amarillo sobre una pared gris,
como una mariposa aparecida de súbito en medio de los niños en el aula,
inesperadamente así, cuando es más noche la noche de los ciegos extraviados en el
 / laberinto,
puede aparecer de pronto una figura humana que sea como un cirio dulcemente
/ encendido,
como el sol personal, o como el recuerdo de que hay también estrellas y hermosura,
y algo bello cantando todavía entre las viejas venas de la tierra.
Como un mapa o como una mariposa que se queda adherida en un espejo,
la dulce piel invade e ilumina las praderas oscuras del corazón;
inesperadamente así, como la centella o el árbol florecido,
esa piel luminosa es de pronto el adorno más bello de una vida,
es la respuesta pedida largamente a la impenetrable noche:
una llama de oro, un resplandor que vence a todo abismo,
un misterioso acompañamiento que impide la tristeza.


Como un mapa o como una mariposa así de simple es amar.
¡Adiós a las sombras, a los días ahogados de hastío, al girovagar la Nada!
Amar es ver en otra persona el cirio encendido, el sol manuable y personal
que nos toma de la mano como a un ciego perdido entre lo oscuro,
y va iluminándonos por el largo y tormentoso túnel de los días,
cada vez más radiante,
hasta que no vemos nada de lo tenebroso antiguo,
y todo es una música asentada, y un deleite callado,
excepcionalmente feliz y doloroso a un tiempo,
tan niño enajenado que no se atreve a abrir los ojos, ni a pronunciar una palabra,
por miedo a que la luz desaparezca, y ruede a tierra el cirio,
y todo vuelva a ser noche en derredor
la noche interminable de los ciegos.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Dic 2021, 01:32

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


NEGROS Y GITANOS VUELAN POR EL CIELO DE SEVILLA




La carita falsamente trágica del bailarín de flamenco

nos recuerda que en ciertos meses el cielo muestra sus mejores estrellas
para enseñarnos que no hay que hacerse demasiadas ilusiones.



Después de todo, nosotros, los espectadores, no somos culpables: ¿o lo somos?
Alguien, en algún sitio, ha echado a andar toda la maquinaria del gran baile,

y luego ha pretendido que seamos nosotros los responsables traspuntes y guitarras;
pero ese, ese que ahí arriba zapatea, y da rítmicos golpecitos contra el piso,
tacatac, tactac, tacataca, tacatac, tactac, tacata, ¡tac tacataca!,
ese, ¿a quién llama desesperadamente?



Gitanos y negros tienen lenguaje en el tacón,
lenguaje de hablar con sus dioses secretos, con sus bisabuelos
transformados en piel de tambor o en media luna de castañuelas.
Pero nosotros, los espectadores, los que fuimos invitados a la fuerza a sentarnos
aquí, en este incómodo teatro tan redondo, para ver esta representadísima
/ representación
por la que tan caro se nos cobra la entrada a lo largo del tiempo, ¿qué culpa tenemos?



Es cierto que nos dan, de cuando en cuando, la espléndida vacuidad de la luna,
la vaca peregrinante por el cielo con sus ubres henchidas de una leche que ningún ángel / quiere saborear:
es cierto el regalejo de tantas estrellas, cercanas y a un tiempo extraviadoras;
sí, nos dan la miel, dedalitos de alegría, y esa cosa elocuente del sol,
pero luego, luego viene la noche, siempre viene la noche, sale implacable
por todos los poros de la tierra dando gritos la noche, desnuda y hambrienta
la noche se echa encima de todo lo existente y lo hace íncubo y súcubo,
¡eh, rayos y truenos!, rompen su piel los gitanos y los negros, peleando
contra la noche siendo ellos mismos parte de la noche siendo noche,
en sus trajes, en sus voces, en sus taconeos tenaces contra el silencio de la noche,
pero la noche nochea la sangre de negros y gitanos, y la feria, la esperanza, ¡la feria!,
se hunde en el gemido de la noche, apaga sus pequeños soles y sus lunas de papel
/ plateado,
como se apaga la cerilla hundida en el vaso de manzanilla,

la cerilla encendida en el altar por una prostituta,
y negros y gitanos lloran deshechos contra el sombrío imperio de la noche, taconeando,
taconeando tacatac inútil por hacer un alba donde hay un abismo, y ponen
negros y gitanos volando por el cielo de Sevilla un sol allí, de artificio,
donde solo hay en verdad la señal rencorosa de la noche devorante,
la victoriosa, coronada noche.




_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 73430
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 70
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 11 Dic 2021, 01:43

CUBA

GASTÓN BAQUERO (1916-97)


B. POEMAS POSTERIORES A 1959


POEMAS ESCRITOS EN ESPAÑA (1960)


MEMORIAL DE UN TESTIGO


SILENTE COMPAÑERO


(Pie para una foto de Rilke niño)



Parece que estoy solo,
diríase que soy una isla, un sordomudo, un estéril.
Parece que estoy solo, viudo de amor, errante,
pero llevo de la mano a un niño misterioso,
que a veces crece de repente, y es un soldado aherrojado,
o es un hombre mayor meditabundo, un huésped del reino de los lúcidos,
y se encoge luego, se recoge hasta devolverse a la niñez,
con sus ojos denominables arcano, con un látigo inútil, con su estupor,
y este niño retráctil me acompaña, y se llama Rainiero en ocasiones,
y en otras el Presente, y el Caballero Huérfano, y el Soldado sin
/ Dormir Posible,
y comulga con el comunicado mundo de ultratumba,
y conoce el lenguaje de los que abandonaron, condenados, el cuerpo,
y pelean a alma limpia por convencer a Dios de que se ha equivocado,


Parece que estoy solo en medio de esta fría trampa del universo,
donde el peso de las estrellas, el imponderable peso de Ariadna,
es tan indiferente como el peso de la sangre,
o como el ciego fluir de la médula entre los huesos;
parece que estoy solo, viendo cómo a Dios le da lo mismo
que la vida tome en préstamo la envoltura de un hombre o la concha de
/ un crustáceo,
viendo lleno de cólera que Pergolesi vive menos que la estólida tortuga,
y que este rayo de luz no quiere iluminar nada,
y el sol no sospecha siquiera que es nuestro segundo padre.


Parece que estoy solo, y este niño del látigo fláccido está junto a mí,
derramado como compañía su mirada sagaz, temerosa porque ha reconocido
el vacío futuro que le espera;
parece que estoy solo, y golpeándome el hombro está este niño,
este aislado de la multitud, lleno de piedad por ella,
que se inclina sobre el centro del misterio,
y golpea y maldice,
y hace estremecerse al barro y al arcángel,
porque es el Testimonio, el niño pródigo que trae la corona de espinas,
la verdad asfixiante del sordo y ciego cielo.


Cuando yo mismo sueño que estoy solo,
tiendo la mano para no ver el vacío,
y esta mano real, este concreto universo de la mano,
con destino en sí misma, inexorablemente creada para ser osamenta y
/ ser polvo,
me rompe la soledad, y se aferra a la mano del niño, y partimos
hacia el bosque donde el Unicornio canta,
donde la pobre doncella se peina infinitamente,
mientras espera, y espera, y espera, y espera,
acompañada por las rotas soledades de otros seres,
conscientes del misterio, decididos a insistir en sus preguntas,
reacios a morir sin haber encontrado la clave de esta trampa.


Parece que estoy solo,
pero llevo en derredor un mundo de fantasmas,
de realidades enigmáticas como el pan y la silla,
y ya no siento asombro de llamarme Roberto o Antonio o Segismundo,
o de ser quizá un árbol a cuyo pie descansa un peregrino
en cuya mente vive como metáfora de su realidad la persona que soy;
pues sé que estoy aquí, realmente aquí, destruible pero ya irrevocable,
y si soy sueño, soy un sueño que ya no puede ser borrado;
y una lejana voz confirma todas las anticipaciones,
y alguien dice -¡no sé, no quiero oírlo!-
que de esta trampa ni Dios mismo puede librarnos,
que Dios también está cogido en la trampa, y no puede dejar de ser Dios,
porque la Creación cayó de sus manos al vacío,
tan perfecta y completa que el Señor, satisfecho,
se dedicó a crear otras creaciones,
y va de jardín celeste en jardín celeste, dando cuerda al reloj, atizando
/ los fuegos,
y nadie sabe por dónde anda ahora Dios, a esta hora del día o de la noche,
ni en cuál estrella se encuentra renovando su curioso experimento,
ni por qué no deja que veamos la clave de esta trampa,
la salida de este espejo sin marco,
donde de tarde en tarde parece que va a reflejarse la imagen de Dios,
y cuando nos acercamos trémulos, reconocemos el nítido rostro de la Nada.


Con este niño del látigo en la mano voy hacia el amanecer o hacia el morir.
Comprendo que todo está ya escrito, y borrado, y vuelto a escribir,
porque la sucia piel del hombre es un palimpsesto donde emborrona y
7 falla sus poemas
el Demonio en persona;
comprendo que todo ya está escrito, y rechazo esa lluvia sin cielo que
/ es el llanto;
comprendo que nacieron ya las mariposas
que obligarán a palmotear de alegría a un niño que inexorablemente nacerá
/ esta noche,
y siento que todo está escrito desde hace milenios y para milenios,
y yo dentro de ello:
escrita la desesperación de los desesperados y la conformidad de los
/ conformes,
y echo a andar sin más, y me encojo de hombros, sin risa y sin llantos, sin lo inútil,
llevando de la mano a este niño, silente compañero,
o soñándole a Dios el sueño de llevar de la mano a un niño,
antes de que deje de ser ángel,
para que pueda con el arcano de sus ojos
iluminarnos el jardín de la muerte.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


¡NO A LA GUERRA!

Contenido patrocinado


POESÍA SOCIAL XVI - Página 32 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar 16 Ago 2022, 22:18