Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1040204 mensajes en 47582 argumentos.

Tenemos 1569 miembros registrados

El último usuario registrado es Mara

¿Quién está en línea?

En total hay 77 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 75 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

javier eguílaz, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 09:58 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 09:29 por Maria Lua

» VINICIUS DE MORAES
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 09:22 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 09:19 por Maria Lua

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 09:12 por Maria Lua

» HERMANN HESSE (1877-1962)
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 09:07 por Maria Lua

»  Canto De Andar (Luar Na Lubre - Camiños da fin da terra)
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 08:38 por Maria Lua

» DEFENSA DE LA ALEGRÍA ( MARIO BENEDETTI) SERRAT
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 08:33 por Maria Lua

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 08:23 por Pascual Lopez Sanchez

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) EmptyHoy a las 08:07 por Pascual Lopez Sanchez

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty

2 participantes

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:24

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    Wikipedia
    Leandro Eulogio Melitón Fernández de Moratín y Cabo (Madrid, 10 de marzo de 1760-París, 21 de junio de 1828) fue un dramaturgo y poeta español, el más relevante comediógrafo neoclásico del siglo XVIII español.


    Índice [ocultar]
    1 Biografía
    2 Obras 2.1 Obra dramática 2.1.1 Teoría de la comedia
    2.1.2 El viejo y la niña
    2.1.3 La comedia nueva
    2.1.4 El barón
    2.1.5 La mojigata
    2.1.6 El sí de las niñas

    2.2 La derrota de los pedantes
    2.3 Obra poética
    2.4 Libros de viajes 2.4.1 Apuntaciones sueltas de Inglaterra
    2.4.2 El Viaje a Italia


    3 Distinciones honoríficas
    4 Véase también
    5 Referencias 5.1 Notas
    5.2 Bibliografía

    6 Enlaces externos

    Biografía​[editar]

    Nació en Madrid el 10 de marzo de 1760, de noble familia asturiana por parte de padre,1​ el también poeta, dramaturgo y abogado Nicolás Fernández de Moratín. Su madre fue Isidora Cabo Conde, con raíces en Pastrana (Guadalajara). Se crio en un ambiente donde eran frecuentes las discusiones literarias, pues su padre Nicolás fue un hombre dedicado a las letras y fundador y asiduo tertuliano de la Fonda de San Sebastián. A los cuatro años, enfermó de viruela, lo que afectó su carácter, volviéndolo tímido; además se volvió un lector compulsivo de poesía clásica española, del Quijote, el Lazarillo y de obras históricas como la del padre Juan de Mariana y las Guerras de Granada de Diego Hurtado de Mendoza.2​ Siguió al principio la profesión de joyero del abuelo paterno.

    A los 19 años, en 1779, ya había conseguido un accésit de poesía del concurso público convocado por la Real Academia Española con el romance heroico La toma de la Granada por los Reyes Católicos y, enamorado desde niño de una apuesta vecina, Sabina Conti y Bernascone, cuando el poeta contaba veinte y ella apenas quince esta se casó sin embargo con su tío, que la doblaba en edad; el poeta quedó sumido desde entonces en la melancolía y abrigará una antipatía ante los matrimonios desiguales que expresará en su futura creación dramática. Para más desgracia, su padre fallece en 1780, le asaltan las estrecheces económicas y Moratín debe cuidar de su madre. En 1782 ganó esta vez el segundo premio de la Real Academia con su Lección poética. Sátira contra los vicios introducidos en la poesía española, una especie de manifiesto del neoclasicismo en poesía lírica. En 1787, y gracias a la amistad de Jovellanos, emprendió un viaje a París en calidad de secretario del conde de Cabarrús, entonces encargado de una misión diplomática que pretendía aconsejar a Luis XVI medidas antirrevolucionarias. La experiencia fue muy provechosa para el joven escritor; por ejemplo, conoció al dramaturgo neoclásico Carlo Goldoni. Vuelto a Madrid, funda una academia literaria burlesca, la de los "Acalófilos o amantes de lo feo", que se reunía en casa de su erudito amigo Juan Tineo Ramírez (1767-1829), jurista y sobrino de Jovellanos, y que incluía además al gran políglota y arabista José Antonio Conde, un amigo que en el futuro se casará con su prima Mariquita. Era este grupo fundamentalmente una tertulia de amigos que se consagraba a leer y criticar obras teatrales. La caída de Cabarrús no le afecta; incluso se sospecha que escribe en su defensa la Carta sobre el comercio de nabos de Fuencarral. Muy horaciano, obtiene su primer gran éxito con la publicación de la sátira La derrota de los pedantes y se enemista con el erudito Cristóbal Cladera, quien al parecer inspira el personaje de don Hermógenes de su pieza La comedia nueva o El café, en la que crítica el teatro popular y en especial a su dramaturgo más representativo, Luciano Francisco Comella, bajo otro nombre. Lee al conde de Floridablanca una imitación del violinista de la capilla real y tonadillero Marcolini, al que era muy aficionado, donde le insinúa que desea ser abate:
    Solo quiere ser abate. / ¡Qué pedir tan moderado / el suyo, si por ventura / el ser abate es ser algo!
    Le cae en gracia a Floridablanca y le concede entonces la merced de un beneficio de trescientos ducados sobre el arzobispado de Burgos; Moratín es ordenado de primera tonsura por el obispo de Tagaste, requisito indispensable para poder disfrutar del beneficio. A poco de llegar Godoy al poder logró la protección del favorito, que le ayudó a estrenar sus comedias y aumentó sus ingresos con otras sinecuras eclesiásticas: tres mil ducados en una feligresía en Montoro y seiscientos sobre la mitra de Oviedo.





    Portada de La derrota de los pedantes (1789). Madrid, en la Oficina de Benito Cano
    Con estas rentas logra un discreto pasar que le permite consagrarse solo a escribir teatro. Retirado en Pastrana, cuna de su madre, retocó La mojigata y El barón y escribió La comedia nueva o El café, una gran crítica de los géneros del teatro popular y sus autores. Una vez estrenada esta última, viajó con una beca o bolsa de viaje suministrada por Godoy durante cinco años por Europa: Francia de nuevo, Inglaterra, Bélgica, Alemania, Suiza e Italia, regresando a Madrid en 1797 para ocupar el cargo de secretario de interpretación de Lenguas, que había quedado vacante por el fallecimiento de uno de los hermanos Samaniego. Esto le permitió vivir sin apuros económicos, aunque él habría deseado, por el contrario, el puesto de director de los teatros que le hubiera permitido hacer una gran reforma de principios neoclásicos.





    El asalto de las Tullerías el 10 de agosto de 1792
    Desde Francia tuvo que ir a Inglaterra a causa de la Revolución Francesa: había quedado asustado por el asalto a las Tullerías del 10 de agosto de 1792 y la formación de la Comuna de París. De esa época son sus amenas Apuntaciones sueltas de Inglaterra (1792), diario de viaje lleno de interesantes notas costumbristas. Aprovecha para estudiar el teatro de Shakespeare, aunque como no domina bien el inglés se apoya en las refundiciones de Jean-François Ducis, y traduce Hamlet (impreso en 1798). Pasó luego a Bélgica y a Alemania, donde perdió sus escritos y temió ser robado y asesinado, a Suiza y a Italia, de la que dejó también un extenso diario (Viaje a Italia, 1793) y donde se encontró con tantos amigos y admiradores (muchos de ellos jesuitas expulsados de España en 1767) que le hicieron miembro de la Academia de la Arcadia de Roma, con el sobrenombre de Inarco Celenio. Se embarcó en Niza para volver a España, en el buque La venganza, pero las tormentas y los compañeros lo marearon tanto que el viaje fue un infierno. Aunque marchaban a Cartagena, tuvieron que desviarse a Algeciras. En Madrid, estrenando su nuevo cargo, amista con Francisco de Goya (Moratín había estudiado dibujo de joven), y con Francisca Muñoz, "Paquita". Son sus años más felices. Frecuenta la tertulia del crítico literario y helenista Pedro Estala (quien lo llama "el Molière de España" en 1794)3​ y consolida su amistad con el abate y humanista Juan Antonio Melón (1758-1843), poderoso censor de libros, quien habla de él en sus memorias, que llevan el título de Desordenadas y mal digeridas apuntaciones. Tiene ya escritas sus piezas El barón y La mojigata, que conseguirá estrenar, aunque no sin la oposición de quienes ven en él un afrancesado que se ha beneficiado grandemente del odiado válido Manuel de Godoy. Al fin, como desea, es nombrado miembro de la Junta de Dirección y Reforma de los Teatros (1799), pero sus disensiones con el director de este organismo le hacen abandonar el cargo desilusionado a los tres meses. En ese mismo año su amigo aragonés Francisco de Goya le pinta el primero de los dos retratos que le dedicó, a lo que el poeta correspondió con una agradecida silva; menos conocido es que por la misma época también le hizo otro buen retrato el pintor dandy Luis Paret y Alcázar como un apuesto petimetre pisaverde, que se conserva en el Museo de Navarra. En 1803 estrena El barón y en 1804 La mojigata, que tuvieron buena acogida. Pero fue el 24 de enero de 1806 cuando obtuvo el mayor éxito de su carrera, uno de los mayores del teatro de entonces, con el estreno, al que acudió Manuel Godoy, en el coliseo de la Cruz, de El sí de las niñas, que se repone durante veinte días hasta el cierre de los teatros por la cuaresma y de la que se hacen cuatro ediciones. Pero la situación política no es halagüeña: su protector Godoy pende de un hilo. Además, sus planes de casarse con Paquita se van al traste, probablemente a causa de la indecisión del poeta (quien, según las anotaciones de su Diario, era un asiduo del amor mercenario, como su padre), y esta se casa con otro.

    El motín de Aranjuez en 1808 produce la caída de Godoy; huyó a Vitoria y de allí volvió como afrancesado, por lo que se le confiscaron los bienes. Pero José Bonaparte se hace con el poder y llega a ser nombrado en 1811 bibliotecario mayor de la Real Biblioteca por el nuevo monarca, que reina con el nombre de José I. Su contribución fue hacer un nuevo catálogo de fichas sueltas. Además se le nombra caballero de la Orden Real de España, que él llamó "Orden del Pentágono", creada por el monarca, que era masón. En 1811 escribe un prólogo contra la recién derogada Inquisición para encabezar una fracasada edición del fray Gerundio de Campazas; reimprime además, bajo pseudónimo, el Auto de fe celebrado en la ciudad de Logroño en los días 7 y 8 de noviembre del año de 1610, siendo inquisidor general el cardenal arzobispo de Toledo Bernardo de Sandobal y Roxas. Segunda edición, ilustrada con notas por el bachiller Ginés de Posadilla, natural de Yébenes (1811):
    Una autoridad que, embruteciendo al pueblo y usurpando la jurisdicción episcopal, amenazaba al trono mismo, [...] detenía los progresos de la ilustración, propagaba errores absurdos, atropellaba la formalidad de las leyes, los derechos más sagrados de los hombres, castigaba delitos que es imposible cometer y oponía obstáculos invencibles a la gloria, al poder y estabilidad del grande imperio que gobernaban4​
    A partir de entonces fue tachado de «afrancesado». Por entonces inicia sus traducciones de Molière, que en realidad son adaptaciones, y La escuela de los maridos es estrenada en 1812 por su amigo el gran actor Isidoro Máiquez, afrancesado como él e igualmente retratado por Goya. Con los avatares de la Guerra de la Independencia española se produce un cambio político y ha de refugiarse progresivamente en Valencia (tras la batalla de Bailén) donde canta algunas de las reformas del mariscal francés Suchet y colabora en la gaceta afrancesada Diario de Valencia (1812) junto con su amigo Pedro Estala; pero la plaza no se sostiene y tiene que huir primero a Peñíscola, donde sufre un largo y feroz asedio, y luego a Barcelona, donde lo acoge favorablemente el barón de Eroles. Aunque le han levantado el embargo de sus bienes, con el pretexto de su afrancesamiento la Iglesia no le paga las rentas de Montoro, Burgos y Oviedo, padece hambre y experimenta una grave depresión. Sin embargo, se sobrepone; traduce Cándido o el optimismo de Voltaire y entrega al actor Felipe Blanco, primer gracioso del teatro de Barcelona, otra adaptación de Molière, El médico a palos, que se estrena allí el 5 de diciembre de 1814 con éxito; el autor dedicará además al retrato de este personaje un agradecido soneto; poco después logra por fin la restitución de sus bienes. Recibe su correspondencia a nombre de Melitón Fernández, Joseph Sol o Francisco Chiner. En sus cartas informa de cómo transcurren sus días:
    Yo sigo haciendo aquí la vida tont a, sin otra diversión que la de leer un rato por la mañana, pasear una hora por la tarde y clavarme a la luneta por la noche... Hablo en catalán con aullido perruno que no hay más que pedir.5​




    Portada de la edición príncipe de El sí de las niñas (Madrid, Imprenta de Villalpando, 1806)
    En 1816 su prima Mariquita se casa con su amigo, el erudito José Antonio Conde, y en 1817 los temores a la Inquisición lo llevaron de nuevo a Francia con el pretexto de tomar las aguas en Aix-en-Provence; luego marcha a Montpellier, París y a Bolonia (Italia); en 1817 había empezado a preparar una edición de las Obras póstumas de su padre muy corregida por él.

    El éxito del pronunciamiento del liberal Rafael del Riego en enero de 1820 vuelve a instaurar la Constitución de Cádiz y retorna esperanzado a Barcelona a fines de 1820, donde sus amistades le consiguen el puesto de juez de imprentas. Pero se declara la peste en la ciudad y Moratín huye a Bayona en 1821; ya no volverá jamás a España; en Barcelona se imprime, sin embargo, su edición de las Obras póstumas de su padre en ese mismo año, en que además la Real Academia Española lo nombra miembro de número. Se establece por fin en Burdeos con la familia de Manuel Silvela, su fiel amigo; allí se reencuentra con Goya, quien le pinta un segundo magnífico retrato. Sus cartas de esta época reflejan más amargura que nostalgia: es muy revelador un soneto que escribe con el título de La despedida:
    Dócil, veraz, de muchos ofendido, / de ninguno ofensor, las Musas bellas / mi pasión fueron, el honor mi guía. / Pero si así las leyes atropellas, / si para ti los méritos han sido / culpas, adiós, ingrata patria mía.
    Aunque en 1825 sufre una apoplejía, sigue de nuevo a la familia Silvela a París, donde fallece el 21 de junio de 1828. Deja como heredera a una nieta del propio Silvela. Fue enterrado en el cementerio de Père-Lachaise, pero sus restos fueron trasladados a Madrid el 5 de octubre de 1855 y ahora reposan en un mausoleo conjunto con Goya, Donoso Cortés y Meléndez Valdés, obra de Ricardo Bellver, en el Cementerio de San Isidro de Madrid. En 1825 se habían editado en París sus Obras dramáticas y líricas. Póstumo apareció su ensayo Orígenes del teatro español (1830-1831). Sus Diarios (1968) y su Epistolario (1973) tuvieron que esperar más tiempo, editados por el hispanista René Andioc.6​

    Moratín fue un hombre de teatro en el sentido amplio de la palabra. A su condición de autor teatral hay que añadirle otros aspectos menos conocidos, pero que fueron tan importantes para él como éste y le ocuparon a veces más tiempo, esfuerzo y dedicación que sus propias obras. Fue Moratín uno de los fundadores de la historiografía teatral española. Sus Orígenes del teatro español, obra que dejó inédita y que fue publicada en 1830-1831 por la Real Academia de la Historia, es uno de los primeros estudios serios y documentados del teatro español anterior a Lope de Vega. Es también de gran interés el «Prólogo» a la edición parisina de sus obras en 1825, en donde resume, desde una perspectiva clasicista la historia del teatro español del siglo XVIII. Moratín fue también un activo impulsor de la reforma teatral de su tiempo. Relacionado con los círculos del poder que estaban interesados en esta reforma y heredero de las ideas de su padre, no dejó de promover una renovación de toda la estructura teatral vigente en la España de su época. La comedia nueva es uno de los hitos de esta campaña de reforma emprendida por los intelectuales que se movían alrededor del gobierno desde mediados del siglo cuando proponían reformas Ignacio de Luzán, Agustín de Montiano y Luyando, Blas Nasarre y Luis José Velázquez.

    Obras​[editar]

    Obra dramática​[editar]

    Es el más importante autor comediógrafo de la escuela neoclásica española: toda la alta comedia burguesa posterior del siglo XIX (Francisco Martínez de la Rosa, Manuel Eduardo Gorostiza, Ventura de la Vega, Manuel Bretón de los Herreros, Eugenio de Tapia...), incluso en el siglo XX Jacinto Benavente, le deben algo. Sus máximas son: el teatro como deleite e instrucción moral (escuela de buenas costumbres) y una acción que imite de modo verosímil la realidad. De ahí nace el apego a las reglas dramáticas en todas sus facetas, especialmente la regla de las tres unidades: la de acción (contar una sola historia), de lugar (en una sola ubicación) y tiempo (en no más de 24 horas).

    La separación de géneros la realizó con tal precisión, que no llegó a escribir tragedias, pese a ser un género muy en boga en el neoclasicismo europeo. Su carácter le llevó a la comedia, género que define diciendo: «pinta a los hombres como son, imita las costumbres nacionales existentes, los vicios y errores comunes, los incidentes de la vida doméstica; y de estos acaecimientos, de esos privados intereses, forma una fábula verosímil, instructiva y agradable».

    Teoría de la comedia​[editar]

    La exposición más extensa y detallada de sus ideas sobre la comedia se encuentra en el «Prólogo» que compuso para acompañar la edición definitiva de sus obras publicada en París en 1825. Hablando de sí mismo en tercera persona, el dramaturgo proporciona, entre otras muchas doctrinas sobre el teatro, su definición del género cómico:
    «Imitación en diálogo (escrito en prosa o en verso) de un suceso ocurrido en un lugar y en pocas horas entre personas particulares, por medio del cual , y de la oportuna expresión de afectos y caracteres, resultan puestos en ridículo los vicios y errores comunes en la sociedad, recomendadas por consiguiente la verdad y la virtud».
    El viejo y la niña​[editar]

    La primera comedia escrita por Moratín fue estrenada el 22 de mayo de 1790, pero su génesis y redacción se remontan a varios años antes, quizás a 1783. El propósito del autor (condenar una unión que no debía haberse efectuado, no solo por la desigualdad en la edad de los cónyuges, sino sobre todo por el interés y el engaño con que fue concertada) queda bien manifiesto desde el primer.

    La comedia nueva​[editar]

    Artículo principal:  La comedia nueva





    Retrato de Leandro Fernández de Moratín (1824) por Francisco de Goya (Museo de Bellas Artes de Bilbao).
    La compañía de Eusebio Ribera estrenó el 7 de febrero de 1792 en el Teatro del Príncipe La comedia nueva, acompañada de un fin de fiesta de Ramón de la Cruz, El muñuelo. La comedia se mantuvo en cartel siete días con una entrada muy aceptable,7​ y se repuso a menudo durante los años siguientes. La comedia estaba terminada en diciembre de 1791.

    Se trata de una obra maestra de la sátira teatral. El asunto es el estreno de una «comedia nueva», El gran cerco de Viena, escrita por el ingenuo e inexperto en la escritura dramática don Eleuterio Crispín de Andorra. El apelativo de «comedia nueva» se daba, como es lógico, a una obra que se publicaba o representaba por primera vez, en oposición a las «antiguas», esto es, las del Siglo de Oro; y las de repertorio, estrenadas en fecha anterior. En el café donde se desarrolla la acción se produce una animada discusión entre partidarios y detractores de la comedia, que representa el tipo de teatro que triunfaba entonces en los escenarios madrileños. Así consigue Moratín, mediante un artificio metateatral, dar idea de los absurdos y despropósitos del teatro de su tiempo.

    Ya en sus comentarios a La comedia nueva se ocupó el mismo Moratín de documentar minuciosamente todas y cada una de las particularidades de la comedia heroica de don Eleuterio, desde el mismo título, remedo de tantas comedias que narraban cercos y tomas de ciudades, hasta las escenas de falsos diálogos en forma de soliloquios simultáneos, pasando por las descripciones de hambres pavorosas, de las que cita significativos ejemplos de La destrucción de Sagunto (1787), de Gaspar Zavala y Zamora, y El sitio de Calés (1790) de Luciano Francisco Comella.

    El primer elemento que llama la atención es que la obra está escrita en prosa. Era esta una forma de escribir teatro poco común en la década de 1790. Dramas como El delincuente honrado de Jovellanos son prácticamente los únicos en prosa escritos hasta entonces.

    Los cafés eran una de las novedades de la España del siglo XVIII, como lo habían sido en el resto de Europa. Esta moda encontró su reflejo en el teatro: Carlo Goldoni había escrito una comedia titulada La bottega del caffè, conocida sin duda por Moratín, pues en La comedia nueva se utiliza alguna situación de la obra goldoniana, como es el reloj parado del pedante.

    La comedia es de una factura técnica perfecta, un ejemplo de ajuste a las normas neoclásicas. Las unidades se siguen de forma rigurosa. La sala del café es el único espacio donde sucede toda la acción. La unidad de tiempo es tan perfecta que es una de las pocas obras en donde se cumple el ideal de que la representación dure exactamente lo mismo que la acción dramática.

    El barón​[editar]

    Artículo principal:  El barón

    En 1787 Moratín había recibido un encargo que no podía menos que cumplir. La condesa de Benavente, doña Faustina, le encargó escribir una zarzuela. Haciendo de tripas corazón, escribió El barón, zarzuela de ambiente manchego en dos actos que envió a la condesa. Con gran alegría de Moratín, no se llegó a representar nunca, pero corrió manuscrita y durante el viaje a Italia se hizo una adaptación sin permiso del autor que, con música de José Lidón, llegó a los escenarios. Moratín recuperó la obra y decidió convertirla en comedia. Así lo hizo. La obra se estrenó, allá por el año 1803 en el Teatro de la Cruz

    La mojigata​[editar]

    También de esta comedia empezaron a circular copias manuscritas a partir de 1791. Fue enmendada y ensayada por los actores de la compañía de Ribera, y finalmente representada en el Teatro de la Cruz el 19 de mayo de 1804. Con La mojigata Moratín seguía con su análisis personal del problema de la educación femenina en sus repercusiones sociales.

    El sí de las niñas​[editar]

    Artículo principal:  El sí de las niñas

    El sí de las niñas fue estrenada en el coliseo de la Cruz el 24 de enero de 1806. La comedia, en prosa, transcurre en una posada (unidad de lugar) de siete de la tarde a cinco de la mañana (unidad temporal, para ser verosímil) , y narra una sola historia: cómo Doña Francisca, una joven de 16 años obligada por su madre Doña Irene a casarse con Don Diego, un sensible y rico caballero de 59 años. Sin embargo, este ignora que Doña Francisca está enamorada de un joven militar, un tal «Don Félix», quien en realidad se llama Don Carlos, y es sobrino de Don Diego. Con este triángulo amoroso como argumento se desarrolla la obra, cuyo tema principal es la opresión de las muchachas forzadas a obedecer a su madre y entrar en un matrimonio desigual y en este caso con una gran diferencia de edad entre los contrayentes.

    La clave de la obra se encuentra en la contradicción que caracteriza a Don Diego en el tema de la educación de los jóvenes y la elección de estado: su práctica, su actuación, no concuerda con la teoría. Pide libertad para la elección de estado (una libertad negada entonces a los jóvenes), crítica la falsa concepción de la autoridad por parte de los padres: comprende que ese falso autoritarismo es la raíz de muchos males; quiere que Paquita elija con libertad.

    Pero en la práctica, don Diego, que es el protector de su sobrino Carlos, comete con él los mismos errores que crítica en teoría. Esta contradicción entre la teoría y la práctica es el hilo que conduce la trama teatral.

    La obra tuvo muchos problemas para poderse estrenar (varias delaciones a la Inquisición por inmoral; presiones de un ministro; varios exámenes, notas, advertencias y observaciones que corrieron manuscritas...), que fueron vencidas por la protección de Manuel Godoy y obtuvo un éxito formidable, de los mayores de su época: se repitió durante veintiséis días y tuvo que interrumpirse a causa de la llegada de la cuaresma. Se hicieron cuatro ediciones en ese mismo año, y se llevó a las provincias y a los teatros particulares poco después.

    La derrota de los pedantes​[editar]

    La obra en prosa más conocida de Moratín es La derrota de los pedantes, artificio alegórico, compuesto a la manera del Viaje del Parnaso cervantino, la República literaria de Saavedra Fajardo, o las Exequias de la lengua castellana de Forner: las Musas, ayudadas por los buenos poetas, arrojan del Parnaso a librazo limpio a los malos escritores. Muchas de sus burlas van contra los tópicos y variedades de los poetas de todo tiempo, pero otras muchas se dirigen contra autores concretos que se citan o que, por los datos aducidos, pueden reconocerse fácilmente. La cultura y el gusto artístico de Moratín hacen de la generalidad de sus juicios certeras definiciones, pero claro está que no puede faltar alguna estrecha interpretación propia del gusto de la época y de las ideas literarias del autor; así, por ejemplo, entre los libros que se disparan como «malos» se incluyen las comedias de Cervantes, el «Arte» de Gracián y no pocos poetas barrocos, como Jacinto Polo de Medina, Gabriel Bocángel, Villamediana y otros varios.

    Obra poética​[editar]





    Tumba de Moratín en el Cementerio de San Isidro de Madrid.
    El tomo III de las Obras dramáticas y líricas de 1825 está dedicado a la lírica. Su obra abarca casi cincuenta años de dedicación a la poesía, que dieron como fruto poco más de un centenar de poemas: ciento nueve poemas seguros más uno atribuido recoge Pérez Magallón en su edición de las Poesías completas (Barcelona: Sirmio, 1995) de Leandro. Moratín es autor de un centenar de composiciones poéticas: nueve epístolas, doce odas, veintidós sonetos, nueve romances, diecisiete epigramas, «composiciones diversas», consistentes en ocho poemas líricos que se apartan de las modalidades tradicionales, dos traducciones y una elegía, el «romance endecasílabo» o «canto épico» en cuartetos La toma de Granada, y nueve traducciones de Horacio. Miembro de la academia de la Arcadia de Roma con el nombre de Inarco Celenio, Moratín, en calidad de lírico, no puede ser considerado un poeta de originalidad y fantasía de primera fila. Sin embargo, no cabe duda de que merece que se le sitúe cerca de los dos auténticos poetas líricos del siglo XVIII español, Manuel José Quintana y Juan Meléndez Valdés, y no entre los demás poetas de su tiempo, fundamentalmente mediocres. Sus preocupaciones en cuanto a la forma son la corrección, la armonía y el equilibrio expresivos, en una atmósfera de idealismo neoclásico, como es lógico, pero veteado de una serie de matices de recogimiento y melancolía que se remontan a Horacio por una parte, y, por otra, a ciertos estados de ánimo del momento histórico y poético del autor. Leandro de Moratín no fue un retrasado poeta del XVIII español, ni un anticipo de vagas tonalidades románticas, sino un puro y fiel representante de ese auténtico resurgir del gusto clásico que coincide, en su plenitud, con los albores del romanticismo.
    La toma de Granada (1779) es un poemita muy breve, en cuartetos endecasílabos no rimados, y en el que se canta la toma de Granada por los Reyes Católicos.
    La Sátira contra los vicios. Donde Moratín se revela como de batallador es, frente a los poetas de su tiempo, en la Lección poética. Sátira contra los vicios introducidos en la poesía castellana (1782), composición en tercetos de endecasílabos rimados. La Sátira se recrea fingiendo que aconseja a los poetas para que se expresen en los modos que, por el contrario, Moratín desprecia y rechaza en cuanto típicos de la poesía «barroca». Y lo hace a medida que desarrolla y hace una reseña del tema de la lírica, de la épica y de la dramática. En cuanto a la lírica, se detiene en los vicios de estilo, en las metáforas fuera de lugar, en la mezcla de arcaísmos ridículos con afrancesamiento de léxico y sintaxis, en los abusos de latinismos como ha sucedido en Góngora, etc.; en cambio, aconseja que se mire a Horacio como modelo. La Sátira ofrece el interés de ser, más que un intento de poesía lírica, un programa poético o, mejor dicho, estético-crítico: una especie de poética, en el sentido de lucha contra todo exceso, tanto de «contenido» como de «forma».
    Las epístolas. Las nueve epístolas se inspiran en una amplia gama de temas y circunstancias. Tres de ellas están dirigidas al «Príncipe de la Paz»: la sinceridad del sentimiento de gratitud de Moratín hacia Godoy libera al poeta de toda sospecha de adulación. Otra, típicamente horaciana, va dirigida «a un ministro, sobre la utilidad de la historia». Otra epístola, a un amigo, le sirve de pretexto para reunir y burlarse de un centón de versos de poetas del grupo de Manuel José Quintana. Tiene una en homenaje «a la marquesa de Villafranca» por el nacimiento de su primogénito, el conde de Niebla, a cuya precoz muerte Moratín habría de dedicar más tarde una oda. Escribe una epístola a don Simón Rodrigo Laso, «redactor del colegio de San Clemente de Bolonia», que es típicamente horaciana por el tema relativo a la índole de los hombres, siempre descontentos con el propio destino. También es horaciana la que dirige a Jovellanos, desde Roma, ciudad que el poeta toma como símbolo de la caducidad de las cosas humanas. Indudablemente, la epístola más feliz de todas, la que dedica «A Claudio», lleva el significativo subtítulo de «El filosofastro». Está inspirada por el temperamento satírico de Moratín y somete a una divertida caricatura a un inoportuno, don Ermeguncio, a mitad de camino entre el famoso inoportuno horaciano de la oda III y el don Hermógenes que Moratín crearía en La comedia nueva o el café.
    Las odas. Uno de los resultados más felices de la imitación de Horacio en España lo constituye el conjunto de las doce odas de Moratín. Ya son interesantes de por sí a causa de la variedad de la versificación, que va desde los metros solemnes que hacen pensar en los clásicos hasta los modernos metros ligeros. Es muy amplia la gama de temas. Los hay muy cercanos al espíritu horaciano («A Nísida», «A los colegiales de San Clemente de Bolonia»). Otros temas son amorosos, o simplemente galantes (como «A Rosinda, histrionisa», y a la hermosa actriz María del Rosario Fernández, llamada «la Tirana»). Por último, también tiene odas inspiradas en otros sentimientos, como las que dedica a seres queridos desaparecidos, por ejemplo al padre, o ausentes, como a Jovellanos. Quizá pueda parecer más cerebral que espontánea la profesión de fe que le sirve de punto de partida a la oda más famosa, «A la Virgen… en Lendinara (estado veneciano», publicada precisamente en esta pequeña ciudad italiana en 1795, compuesta para doña Sabina Conti, la dama madrileña esposa del literato italiano Giovan Battista Conti.
    Traducciones de Horacio. En la traducción de nueve odas de Horacio, lo que más sorprende, aparte la evidente preocupación formal, que se manifiesta también en la selección de los metros, es la identidad entre el pensamiento del poeta latino y el de Moratín en la visión de las cosas humanas: concordancia cuya sugestión se acrecienta por la diferencia de expresión entre la solemne compostura horaciana y la ligereza dieciochesca de Moratín. Horacio se halla presente, pero se advierte que es un Horacio transferido a un ambiente castellano muy distinto, a efectos expresivos, al de sus más fieles intérpretes españoles del Siglo de Oro, desde fray Luis de León hasta Francisco de Medrano.
    Los sonetos. Desde el punto de vista formal, los sonetos corroboran la habilidad de Moratín en cuanto a facilidad y fluidez de versificación. Desde el punto de vista de los temas que trata, estos poemas abarcan una amplia gama, si bien una gran parte de ellos se inspiran en cosas o personas de teatro. Ora es la descripción de la belleza de una «histrionista», Clori. Ora el llanto por la muerte del aplaudido e «inimitable» actor Isidoro Máiquez. Otra el elogio de una bailarina del teatro de Burdeos o el de la «saltatrix» Eliodora, que mucho dinero cuesta a quien deba mantener a una «hermosa de mi vida» como aquella. O bien es la presentación del primer gracioso del teatro de Barcelona, Felipe Blanco.
    Los romances. En los nueve romances volvemos a encontrar una amplia gama de temas: políticos, de polémica literaria, de asuntos personales, y de circunstancias.
    Los epigramas. Muchos de los diecisiete epigramas son destellos de sátira, a veces feroz. Entre los personajes teatrales objeto de sus dardos, vuelve a aparecer Geroncio: es significativo el nombre de otros literatos de poca monta, como el que acabamos de nombrar. A su vez, también son significativos los títulos de otros epigramas, como, por ejemplo, los tres, delicadísimos y galantes, que dedica «a Lesbia, modista», o aquel otro «a una señorita francesa».
    Composiciones diversas. Algunas de ellas tocan temas históricos, como la que se inspira en «La sombra de Nelson». Hay también traducciones, entre ellas la de un «sonetto pastorale in dialogo» del dieciochesco italiano Paolo Rolli.
    La «Elegía a las musas», «la obra maestra de Moratín», además de ser más lograda desde el punto de vista poético, es indudablemente la más significativa de esas composiciones. Fernando Lázaro Carreter afirma que en este último poema Moratín toca la cumbre de la lírica española.

    Libros de viajes​[editar]

    Apuntaciones sueltas de Inglaterra​[editar]

    Las Apuntaciones sueltas de Inglaterra8​ se componen de cuatro cuadernos en que el autor expone su viaje a Londres y otras ciudades inglesas (Portsmouth, Southampton, Winchester, Windsor, Hampton Court, Greenwich, Richmond, Kew, Brentford) a fines del siglo XVIII. Es un gran observador, atento a las costumbres (el té de las cinco, los clubs, la libertad de religión y otras libertades, los museos, el olor del carbón piedra, los jardines, las gacetas, el comercio, los modos de ser etc. y, por supuesto, los teatros: el Covent Garden, el de la Ópera y el Haymarket y la literatura dramática inglesa, a la que dedica entero el cuarto cuaderno). Admira las novedades de la época (animales para él nuevos, como el canguro, que observó en el Strand, etc.), pero no deja de mostrar también cierto antisemitismo. Le sorprenden las fiestas y el ritmo acelerado y presuroso de los ingleses, y constata el calado de las ideas revolucionarias:
    Tomás Payne había compuesto, algunos meses antes, un libro intitulado Derechos del hombre, obra de la cual naturalmente se deducía (concediéndole los principios en que la fundó) la necesidad de alterar la Constitución inglesa, organizar de otra manera los Parlamentos, despojar al Rey de su autoridad, a los nobles de sus privilegios, y alterar del todo el gobierno de este país. Publicóse este libro, y se extendió con asombrosa rapidez por todas partes, en un tiempo en que la revolución francesa ocupaba los ánimos. Temió el Gobierno la impresión que podrían hacer en el público las máximas de Tomás Payne; prohibió su libro, y fulminó una causa contra el autor (que se hallaba en Francia), como perturbador del orden y tranquilidad pública. Fue su abogado Mr. Erskine, miembro de la Cámara de los Comunes y uno de los del partido de la oposición; habló con grande elocuencia a favor de su cliente; los que asistieron a oír su alegato le colmaron de elogios y vítores, quitaron los caballos de su coche, y la gente le llevó en él hasta su casa, con grande alborozo y alegría. A pesar de esto, la sentencia fue contraria a Tomás Payne, y se le impuso el castigo que debía sufrir, como libelista, tumultuario, si alguna vez se restituyese a Inglaterra
    El Viaje a Italia​[editar]

    El Viaje a Italia, realizado con su amigo "Narildo", sobrenombre de Antonio Robles Moñino, sobrino del conde de Floridablanca, a continuación del de Inglaterra y mucho más extenso (ocho cuadernos), recoge en realidad su itinerario desde Dover a Bélgica (Brujas, Gante, Bruselas, Lovaina, Maastrich) y luego por Alemania y Suiza (Colonia, Bonn, Fráncfort, Manheim, Offenburg, Kenzingen, Fribourg, Schaffhausen, Eglisau, en cuyo río se bañó, Zúrich, Lucerna, Altorf, Ayrolles, Bellinzona y Lugano) viendo museos, monumentos, arquitecturas, paisajes, gentes, productos, costumbres, comercio, agricultura, inscripciones, obras de arte hasta llegar a Italia.9​ En Italia visitó Como, Milán, Parma, Módena (a cuyo teatro acude y de cuyo duque chismorrea), Bolonia (donde le impresiona el cuadro de Judit y Holofernes de Caravaggio), Florencia, Siena, Roma y Nápoles, ciudad esta entonces de cuatrocientos mil habitantes donde se quedó más tiempo. Visita a Parini y a Bodoni y le sorprenden el Duomo, las obras de arte, las enormes bibliotecas (Ambrosiana, Laurenciana), los pequeños teatros, el número y calidad de artistas, academias y obras de arte y las excavaciones arqueológicas de Velleia. En Bolonia se encuentra a gran número de jesuitas españoles expulsos:
    Había en Bolonia seiscientos y tantos ex-jesuitas españoles; vi entre ellos a Lasala, aplicado, estudioso, de bello carácter, autor de varias tragedias frías, leí dos que acababa de publicar, Don Giovanni Blancas y Don Sancio García, y me parecieron entrambas de corto mérito. Colomés, autor de la Inés de Castro y otras obras estimables, está reducido a la mayor estrechez, teniendo que sufrir los caprichos de un «nobile bolognese», a quien sirve de secretario; es lástima que nuestro gobierno carezca de noticias acerca de los sujetos beneméritos de esta extinguida religión, y que no saque de ellos la utilidad que podría, mejorando al mismo tiempo su mala fortuna. Don Manuel de Aponte ha traducido la Iliada y la Odisea en verso con admirable fidelidad, ilustrando su obra con notas doctísimas; no se ha lo impreso, ni acaso se imprimirá. La cátedra de lengua griega, que regenta en la Universidad, no le da para echar aceite al candil, es hombre muy instruido, de exquisito gusto en la poesía, modesto, festivo, amable, y está atenido a la triste pensión que se les da a todos
    Le enamora la belleza y la inteligencia de la discípula de Aponte, la helenista y poetisa Clotilde Tambroni. En Florencia va a ver tres piezas de teatro de las cuales solo una no le enfada; no es la que más le disgusta el Federico II de Luciano Francisco Comella, traducida y representada en italiano; visita los monumentos y además los sepulcros de Galileo, Miguel Ángel y Maquiavelo. En Nápoles le sorprende la porquería, el ruido y un bullicio mayor que el de Londres y París; le impresiona la rampante mendicidad, la delincuencia, el vicio, la agobiante beatería y la pobreza de la clase ínfima. "Así como el pueblo romano necesitaba panem et circenses, se dice que el de Nápoles necesita farina, furca e festini".
    Fácil es de inferir que en una corte llena de vagabundos, los robos, las violencias y asesinatos serán frecuentes. Nápoles ha sido siempre famosa por las raterías y navajazos; y aunque últimamente la policía ha ejercido no poco rigor contra los malhechores de esta especie, y ha contenido en parte estos excesos, la causa existe todavía, y, por consiguiente, sus efectos, aunque no con tanta frecuencia. En una ciudad como Nápoles no hay alumbrado público, los faroles de algunos particulares, colocados sin orden y donde menos se necesitan, son insuficientes, y quedan calles y barrios enteros en la más horrible oscuridad. En el invierno, a las diez de la noche, acabados ya los espectáculos, reina en toda la ciudad un silencio profundo, todas las puertas están cerradas, no parece gente por la calle, y nadie puede salir sin llevar consigo un criado con una luz, y aun con todo eso va muy expuesto. El que se atreva a ir solo, rodeado de tinieblas a tales horas, por calles largas, estrechas, torcidas, solitarias, donde todo es peligro y horror, va muy expuesto a pagar con la vida su temeridad.
    Pero también ataca a la nobleza fatua y ociosa, a la que echa la culpa de todo:
    Las clases más ilustres y distinguidas no ofrecen menos motivo de disgusto al que de cerca las observe. La nobleza infatuada, como en todas partes, con sus escudos de armas y sus arrugados pergaminos, es tan soberbia, tan necia, tan mal educada, tan viciosa, que a los ojos de un filósofo, de un hombre de bien, es precisamente la porción más despreciable del Estado. El lujo ha llegado al exceso en ella; la ignorancia, la frivolidad, la insensatez parecen ser su especial patrimonio, el juego, la intemperancia, la disolución son vicios comunes, que ya no se admiran ni escandalizan; o por mejor decir, estos vicios parecen costumbres. Qué poco honor se ve en los nobles, con qué facilidad faltan a su palabra, con qué desvergüenza se prestan a las acciones más indecorosas, qué poco les importa atropellar el decoro y la justicia por el interés...
    Crítica además muy severamente la inoperancia del sistema judicial. Se acerca a los palacios de Caserta y Portici y contempla las obras de arte de Pompeya y Herculano, visitando también Pozzuoli y Bayas. Evoca y cita a Sannazaro, Virgilio y Marcial. Analiza el teatro operístico italiano y asiste a dos de esas piezas en Nápoles. Se queda con ganas de ver algo de Apostolo Zeno y del "inmortal Metastasio". Estudia todos los teatros de la ciudad y también el género del teatro bufo y la commedia dell'arte, de los que hace crítica sintética de gran número de piezas; de nuevo se muestra contrario al teatro popular, esta vez italiano (Francesco Cerlone). Alaba, por el contrario, las comedias de Carlo Goldoni.

    Vuelve de nuevo a Roma (donde se queda esta vez más tiempo), a Florencia y a Bolonia. Describe las maravillas arquitectónicas de la basílica de San Pedro y sus alrededores, las pinturas de Rafael y Miguel Ángel, etcétera. Visita las diecisiete salas del museo de ciencias naturales de Florencia y pasa cuatro meses en Bolonia. De allí parte a Ferrara (a cuyo poeta Ludovico Ariosto celebra y donde reencuentra a su amigo, el conde Juan Bautista Conti), y parte con él a Lendinara; luego sigue solo a Verona (cuyos palacios le parecen más pequeños pero más elegantes que los de Florencia); celebra su museo lapidario y acude a su teatro a ver una fea comedia; Vicenza (donde entre otras cosas, estudia el teatro olímpico de Andrea Palladio), Padua (donde visita el jardín botánico y el gabinete de máquinas de la universidad y conoce al físico Stefano Gallini y a los abates y humanistas Melchiorre Cesarotti y Alberto Fortis; por demás, se enamora de una tal Bocucci) y, por fin, entra dentro de una gran barcaza con otros sesenta viajeros en Venecia:
    Una ciudad situada en medio del mar, donde no se ve otra cosa que agua y edificios soberbios. Entré por el hermoso Canal de la Giudeca, y me hospedé donde pudieran hospedarse muy bien Enoc y Elías, si el diablo les tentara de venir a esta profana ciudad [...] En Venecia se levantan tarde, comen tarde, cenan tarde, y se acuestan tarde. Por las mañanas las señoras salen en su góndola con basquiña y cendal; las viejas se van a misa y a visitar monjas, y las mozas con sus maridos o sus amantes a dar un paseo por la Plaza de San Marcos, y a pasar un par de horas en los casinos en buena compañía y tomar café, siendo de advertir que en Venecia suelen tomar café siete u ocho o más veces al día, bien que el café es excelente y las tazas pequeñas. Después del teatro, se juntan, o en los casinos o en las casas particulares, y dura la conversación o el juego toda la noche, sale el sol y se van a la cama, todo esto debe entenderse de la gente culta y de buen tono, porque la canalla tiene otras horas y otros estilos.
    Venecia "no es ciertamente la mejor de las repúblicas posibles: poco más de doscientas familias, que compondrán apenas 1500 individuos, son las que tienen en su poder el gobierno político y civil de toda la nación". Asiste allí a unas cincuenta piezas teatrales en distintos teatros, entre ellas algunas de Carlo Goldoni y una de Beaumarchais; cada una de ellas es cuidadosamente comentada; el teatro mejor le parece el francés, y el italiano le sigue a su juicio; muy inferior le parece el español actual. Le impresiona mucho la tragedia neoclásica de Vittorio Alfieri; vuelve a Ferrara y a Bolonia (donde comenta unas treinta piezas teatrales); de allí marcha a Génova y a Niza, donde se embarca para Mahón y el siete de diciembre de 1797 vuelve a embarcarse para Cartagena, aunque una tormenta los desviará a Algeciras.10​

    Distinciones honoríficas​[editar]
    Ordre royal d'Espagne ribbon.svg Caballero de la Real Orden de España

    Véase también​[editar]
    Literatura española de la Ilustración
    Literatura de España

    Referencias​[editar]

    Notas​[editar]

    1.↑ En realidad, fue su bisabuelo, Domingo Fernández de Moratín, quien procedía de Asturias, de la localidad de Moratín, en el municipio de Salas, de donde se trasladó a vivir a Madrid en 1650. Así aparece reflejado en un manuscrito de la Biblioteca Nacional de España publicado parcialmente por primera vez en 1897 por Emilio Cotarelo y Mori en su obra Iriarte y su época, páginas 519-524.
    2.↑ Fradejas Lebrero, Antonio (1960). «Leandro Fernández de Moratín». Cátedra 1960-1961. Prontuario del profesor: 315-344.
    3.↑ Pedro Estala, prólogo a El Pluto, Madrid: Sancha, 1994, p. 43.
    4.↑ Auto de fe celebrado en la ciudad de Logroño... pp. 44-45.
    5.↑ Citado por María Teresa Barbadillo en su edición de El sí de las niñas (Fernández de Moratín, 1985, p. 24)
    6.↑ Ríos Carratalá, Juan Antonio (1993). «Leandro Fernández de Moratín». Diccionario de Literatura española e hispanoamericana. Madrid: Alianza.
    7.↑ Leandro Fernández de Moratín, ed. lit. de René Andioc y John Dowling [Estudio sobre La comedia nueva, págs. 33-59], La comedia nueva. El sí de las niñas., Madrid, Castalia, 1993, págs. 49-50. ISBN 978-84-7039-057-9.
    8.↑ Obras póstumas. Tomo I, Madrid, Rivadeneyra, 1867, pp. 161-269.
    9.↑ "Viage a Italia", en la ed. de Madrid, Manuel Rivadeneyra, 1867; hay edición crítica de Belén Tejerina (Madrid, Espasa-Calpe, 1991).
    10.↑ Fernández de Moratín, Leandro. «Viaje a Italia». Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Notas de reproducción original: Edición digital basada en la de Madrid, M. Rivadeneyra, 1867.

    Bibliografía​[editar]
    Alborg, Juan luis (1972). Historia de la literatura española. Vol. III. Madrid: Gredos.
    Andioc, René (1976). Teatro y sociedad en el Madrid del siglo XVIII. Madrid: Fundación Juan March-Castalia. ISBN 8470392468.
    Arce, Joaquín (1983). «La lírica de Moratín y el ideal neoclásico». En Francisco Rico, ed. Historia y crítica de la literatura española. Vol. IV. Barcelona: Crítica. pp. 546-554.
    Calderone, Antonietta; Doménech, Fernando (2003). «La comedia neoclásica. Moratín». En Javier Huerta Calvo, ed. Historia del teatro español. Vol. II. Madrid: Gredos. pp. 1603-1651.
    Deacon, Philip (2004). "Efectos de la crianza": La Mojigata de Leandro Fernández de Moratín. Dieciocho 27. pp. 87-100.
    Doménech, Fernando (2003). Leandro Fernández de Moratín. Madrid: Síntesis.
    Fernández de Moratín, Leandro (1985). Barbadillo, María Teresa, ed. El sí de las niñas. Biblioteca Didáctica Anaya. Volumen 8. Madrid: Anaya. ISBN 8420726346.
    Fernández de Moratín, Leandro (2001). René Andioc, ed. El sí de las niñas. La comedia nueva. Madrid: Espasa.
    Fernández de Moratín, Leandro (1995). Jesús Pérez Magallón, ed. Poesías completas (poesías sueltas y otros poemas). Barcelona: Sirmio.
    Rossi, Giuseppe Carlo (1974). Leandro Fernández de Moratín. Introducción a su vida y obra. Madrid: Cátedra.

    Enlaces externos​[editar]

    Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre Leandro Fernández de Moratín.

    Wikisource contiene obras originales de Leandro Fernández de Moratín.

    Wikiquote alberga frases célebres de o sobre Leandro Fernández de Moratín.

    Obras de Leandro Fernández de Moratín en Open Library
    Obras de Leandro Fernández de Moratín en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
    Obras digitalizadas de Leandro Fernández de Moratín en la Biblioteca Digital Hispánica de la Biblioteca Nacional de España


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:26

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    1. SONETO

    A D. Juan Bautista Conti


    Febo desde la tierna infancia mía1
    quiso que el plectro de marfil pulsara,
    y en las alturas de Helicón gozara
    sus verdes bosques y su fuente fría.

    Mas dudosa la mente desconfía, 5
    Conti, aspirar al premio que prepara
    a solo el que mostró, con unión rara,
    talento y arte en docta poesía.

    Pero si tú, mi amigo generoso,
    la cumbre me señalas eminente 10
    y el paso incierto dirigir no excusas,

    imitando tu verso numeroso,
    veré de lauros coronar mi frente
    suspenso al canto el coro de las musas.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:28

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    2. ODA

    Traducción de Horacio

    Deja tu Chipre amada2,
    Venus, reina de Pafos y de Gnido,
    que Glycera adornada
    estancia ha prevenido,
    y te invoca con humos que ha esparcido. 5

    Trae al muchacho ardiente
    y las gracias, la ropa desceñida,
    y a Mercurio elocuente,
    y de ninfas seguida
    la Juventud, sin ti no apetecida.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:29

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    3. ODA

    A LA MEMORIA DE DON NICOLÁS FERNÁNDE DE MORATÍN

    Flumisbo, el celebrado3
    cantor de Termodonte,
    por quien grato a las musas
    fue de Dorisa el nombre,

    ya las sombras habita 5
    de los elisios bosques.
    Llorad, Venus hermosa,
    llorad, dulces Amores.

    Suelta la crencha de oro
    que el viento descompone, 10
    la rica vestidura
    desceñida sin orden.

    Erato, que suave
    le colmó de favores,
    sobre la tumba fría 15
    hoy se reclina inmóvil.

    Del seno de su madre
    el niño de los dioses
    batió veloz las alas,
    fugitivo se esconde. 20

    Deshecho el arco inútil,
    la venda airado rompe:
    ardió la corva aljaba
    y duros pasadores.

    Es fama que en la selva, 25
    por donde lento corre
    el Arlas, coronado
    de olivo, yedra y flores,

    sonó lamento ronco
    de mal formadas voces, 30
    que en ecos repitieron
    las grutas en los montes.

    Ninfas, la queja es vana
    si dio la Parca el golpe,
    ni vuelve lo que usurpa 35
    el avaro Aqueronte.

    Alzad un monumento
    con mirtos de Dïone,
    ornado de laureles,
    guirnaldas y festones, 40

    entrelazando en ellos
    la trompa de Mavorte
    y la cítara dulce
    del teyo Anacreonte;

    las coronas de Clío, 45
    de Amor venda y arpones,
    y las aves de Venus
    el obelisco adornen.

    Que si al asunto digno
    mi verso corresponde, 50
    si da lugar el llanto
    a números acordes,

    de la región que tiene
    por su cenit al norte,
    a la que esterilizan 55
    rayos abrasadores,

    Flumisbo en la memoria
    durará de los hombres,
    sin que fugaz el tiempo
    su duración estorbe. 60


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:32

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    4.- SONETO

    A FLÉRIDA, POETISA.

    Basta, Cupido ya, que a la divina4
    ninfa del Turia reverente adoro;
    ni espero libertad, ni alivio imploro,
    y cedo alegre al astro que me inclina.

    ¿Qué nuevas armas tu rigor destina 5
    contra mi vida, si defensa ignoro?
    Sí, ya la admiro entre el castalio coro
    la cítara pulsar griega y latina.

    Ya, coronada del laurel febeo,
    en altos versos llenos de dulzura, 10
    oigo su voz, su número elegante.

    Para tanto poder débil trofeo
    adquieres tú, si sola su hermosura
    bastó a rendir mi corazón amante.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:33

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    5.- ODA

    TRADUCCIÓN DE GRECOURT

    El niño ceguezuelo
    adormeciose un día
    en el recinto oscuro
    de los bosques del Ida.

    Venus temor concibe 5
    al ver que no volvía
    de tan largo reposo,
    que al de la muerte imita.

    Y en lágrimas hermosas
    bañando las mejillas, 10
    al Padre omnipotente
    su dolor comunica.

    Jove, que tanta pena
    mitigar determina,
    a los Dioses consulta 15
    que en el Olimpo habitan.

    Y viendo que en opuestas
    opiniones vacilan,
    al medio menos tardo
    su decisión inclina. 20

    Manda que al bosque umbroso
    donde el Amor dormía
    vayan los celos tristes,
    y en torno de él asistan.

    Parten ellos veloces, 25
    y al rumor que traían
    de su letargo vuelve
    el niño de Ericina.

    ¡Mas ay!, que desde entonces
    perdió su paz tranquila, 30
    y nunca el dulce sueño
    sus párpados visita.



    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:35

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    6.- ODA

    TRADUCCIÓN DE HORACIO

    No pretendas saber (que es imposible)
    cuál fin el cielo a ti y a mí destina,
    Leucónoe, ni los números caldeos
    consultes, no; que en dulce paz, cualquiera
    suerte podrás sufrir. O ya el tonante 5
    muchos inviernos a tu vida otorgue,
    o ya postrero fuese el que hoy quebranta
    en los peñascos las tirrenas ondas,
    tú, si prudente fueres, no rehúyas
    los brindis y el placer. Reduce a breve 10
    término tu esperanza. La edad nuestra
    mientras hablamos envidiosa corre.
    ¡Ay! goza del presente, y nunca fíes,
    crédula, del futuro incierto día.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:36

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    7.- ODA

    A NÍSIDA

    ¿Ves cuán acelerados,
    Nísida, corren a su fin los días?
    ¿Y los tiempos pasados,
    cuando joven reías,
    ves que no vuelven, y en amar porfías? 5

    Huyó la delicada
    tez, y el color purísimo de rosa,
    la voz, y la preciada
    melena de oro undosa:
    todo la edad se lo llevó envidiosa. 10

    ¡Ay! Nísida ¿y procuras
    ver a tus pies un amador constante?
    ¿Y de otras hermosuras
    el divino semblante
    censuras o desprecias arrogante? 15

    En vano es el adorno
    artificioso, y la oriental riqueza
    que, repartida en torno
    corona tu cabeza,
    si falta juventud, gracia y belleza. 20

    Ni digas indignada
    que es indomable corazón el mío
    do amor no hizo morada,
    si a tus halagos frío,
    del ruego que me cansa me desvío. 25

    Que Cupidillo ciego,
    hijo de Venus, fiero me encadena.
    Isaura, con el fuego
    de su vista serena,
    todo me abrasa en agradable pena. 30

    Ni permite que cante
    los lauros que Gradivo en sangre baña,
    América triunfante
    con una y otra hazaña,
    y el muro de Magón abierto a España. 35

    Amor las cuerdas de oro
    me dio y el plectro, porque cante en ellas
    a la que firme adoro
    dulcísimas querellas,
    su espíritu gentil, sus formas bellas. 40

    ¡Qué amable, si el oído
    presta suspensa a mi pasión doliente!
    ¡O al beso apetecido
    evita brevemente
    el labio muy hermoso y elocuente! 45

    ¡Ay! Si benigna un día
    (tú lo puedes hacer, madre de amores)
    cede la ninfa mía
    los últimos favores,
    tus aras cubriré de mirto y flores. 50





    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 08:38

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    8.- SONETO

    A LA CAPILLA DEL PILAR DE ZARAGOZA

    Estos que levantó de mármol duro
    sacros altares la ciudad famosa,
    a quien del Ebro la corriente undosa
    baña los campos y el soberbio muro,

    serán asombro en el girar futuro 5
    de los siglos: basílica dichosa
    donde el Señor en majestad reposa,
    y el culto admite reverente y puro.

    Don que la fe dictó, y erige eterno
    religiosa nación a la divina 10
    Madre, que adora en simulacro santo.

    Por él, vencido el odio del Averno,
    gloria inmortal el cielo la destina,
    que tan alta piedad merece tanto.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:30

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    9.- IDILIO

    LA AUSENCIA

    Este es Guadiela, cuyas ondas puras
    van a crecer del Tajo la corriente;
    esta la selva deliciosa, donde
    gozan las Horas del ardor estivo
    las bellas hamadríades, formando 5
    ligeras danzas y festivos coros.
    Inarco, ¡ay, infeliz! ¿así la cumbre
    vuelves a ver de aquel nuboso monte?
    ¿Así a pisar esta ribera vuelves?

    Prófugo, triste, en mi destino incierto, 10
    dejé mi choza y mis alegres campos
    y los muros de Mantua generosa,
    y al bienhadado Coridon y Aminta,
    y al constante en amor Alfesibeo;
    todo lo abandoné. Por ignorada 15
    senda me aparto, con errante huella,
    y atrás volviendo alguna vez los ojos:
    Adiós mi patria, sollozando dije,
    Adiós praderas verdes, donde oculto
    entre juncos y débiles cañelgas, 20
    Manzanares humilde se adormece
    sobre las urnas de oro. Adiós, y acaso
    para nunca volver. A la espesura
    de incultos bosques y profundo valle
    la planta muevo apresuradamente, 25
    bien como el ciervo, al conocerse herido
    de enherbolado arpón, las cumbres altas
    sube, desciende de la sierra al llano
    y los anchos arroyos atraviesa,
    en vano, ¡ay, triste! en vano, que el agudo 30
    hierro, teñido en la caliente sangre,
    cerca del corazón lleva pendiente.

    Yo así en el pecho abrasadora llama
    siento: ni la distancia ni los días
    alivian mi dolor, que en la memoria 35
    mi bella ausente y sus hechizos duran.
    El donaire gentil, la risa, el canto,
    el pie que mueve en ágil danza, honesta,
    los dorados undívagos cabellos,
    el claro resplandor de entrambas luces 40
    y el alto pecho que süavemente
    se agita al suspirar. ¡Delicïoso,
    cándido seno donde Amor se anida!
    Disculpa de mi ciego desvarío.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:32

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    9.- IDILIO

    LA AUSENCIA. CONT.

    Si alguna vez a mi dolor se presta 45
    benigno el sueño con amigas alas,
    hijo de la callada, húmida noche,
    al fatigado espíritu aparece
    de mi partida el infeliz instante.
    Miro los ojos de esplendor divino, 50
    que en lágrimas se inundan amorosas,
    la trenza ondosa deslazada al viento,
    suelta la veste cándida, y escucho
    la conocida voz, las dulces quejas,
    que serenar el ímpetu espantoso 55
    pueden del mar en tempestad oscura.
    Tiemblo, y en vano la funesta imagen
    quiero de mí apartar. Ya me parece
    que con halagos, de pasión nacidos,
    la linda Isaura mi partida estorba; 60
    ya que indignada a su amador acusa
    de ingrato y desleal; ya, que rendida
    a su aflicción, la voz y el llanto cesan...
    Yo, ¡mísero!, ciñendo el cuello hermoso
    y a su labio tal vez uniendo el mío, 65
    juro a los cielos que primero falte
    mi aliento débil, que en ajenos brazos
    llegue a mirarla que la pierda y viva
    antes que olvide mi pasión primera.
    Mas ya se acerca el trance aborrecido: 70
    late oprimido el corazón... Entonces
    al violento pesar de mí se aparta
    leve la imagen de la muerte triste
    más que la muerte inexorable y dura.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:33

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    9.- IDILIO

    LA AUSENCIA. CONT.

    Venus, hija del mar, diosa de Gnido, 75
    y tú, ciego rapaz, que revolante
    sigues el carro de tu madre hermosa,
    la aljaba de marfil pendiente al lado:
    Si hay piedad en el cielo, si el humilde
    ruego de un infeliz no vos ofende, 80
    ¡oh!, basten ya las padecidas penas.
    Vuelva yo a ver aquel agrado honesto,
    aquel dulce reír, y la süave
    voz de sirena escuche, y sus favores
    gozando, tornen las alegres horas. 85
    Pero si acaso mi destino fuere
    tan enemigo a la ventura mía,
    que en larga ausencia padecer me manda:
    Alma Citeres, flechador Cupido,
    tal rigor estorbad. Falte a mis ojos 90
    la luz pura del sol en noche eterna,
    y del cuerpo mi espíritu desnudo,
    fugaz descienda, en vana sombra y fría,
    a la morada de Plutón terrible.

    Inarco así, de la que adora ausente, 95
    a las deidades del Olimpo sordas
    demandaba piedad. Damon en tanto,
    joven pastor, que al valle reducía
    pobre rebaño de manchadas cabras,
    al pie de un olmo halló sobre la hierba 100
    al amante zagal apenas vivo.
    Le alzó del suelo con amiga mano,
    razones, no escuchadas, repitiendo,
    por si con ellas aliviar lograse
    su grave afán, piadoso le conduce 105
    a su rústico albergue, y vagaroso
    el fiel Melampo a su señor seguía.



    FIN DEL POEMA IDILIO. LA AUSENCIA.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:38

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa )

    Cupido no permite5
    que mi canto celebre
    los héroes que la fama
    coronó de laureles.

    Él me inspira dulzuras 5
    y amores inocentes,
    olvidando de Marte
    los horrores crüeles.

    Tú, hermosa, si a mi verso
    agradecida vuelves 10
    esos ojos, incendio
    de los dioses celestes,

    premio darás que baste
    a que mi voz se aliente,
    y a que sólo en tu aplauso 15
    mi cítara se temple.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:40

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa ). CONT.

    No por tal hermosura,
    en armados bajeles
    llevó la Grecia a Troya
    desolación y muertes. 20

    ¿Que mucho que a tu vista
    rendido se confiese
    el corazón, que en vano
    su libertad defiende?

    Si cuando te presentas 25
    en años florecientes
    ante el callado vulgo,
    que de tu labio pende,

    con mágico embeleso
    el ánimo más fuerte 30
    o en tu placer se goza,
    o en tu dolor padece.


    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:41

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa ). CONT.

    Ya la vivaz Talía
    sus fábulas te preste,
    cuando el vicio censura 35
    con máscaras alegres.

    ¡Qué honesta, si declaras
    la pasión que te vence,
    o imaginados celos
    tu risa desvanece! 40

    ¡Qué airada, qué terrible,
    cuando en acentos breves
    al atrevido amante
    su desatino adviertes!

    La multitud escucha, 45
    y absorta duda y teme;
    que son, aunque fingidos,
    temidos tus desdenes.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:43

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa ). CONT.

    Mas en el drama triste
    que dictó Melpómene, 50
    todo es angustia y lloro,
    todo afanes crüeles.

    ¿Qué espíritu te agita?
    ¿Qué deidad te conmueve?
    ¿Quién con serenos ojos 55
    pudo escucharte y verte?

    Si alguno dudar quiso
    cuánta ilusión adquieren
    en el ancho teatro,
    ficciones aparentes, 60

    oiga tu voz y mire
    las lágrimas que viertes,
    y a tus pies humillado
    te dirá lo que pueden.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:44

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa ). CONT.

    Vosotros que, inspirados 65
    de las hermanas nueve,
    dais a la sien corona
    de yedras y laureles,

    si dirigís el paso
    a la cumbre eminente, 70
    por la difícil senda
    perdida tantas veces;

    si el numen vuestro, aplausos
    y eternidad pretende,
    los hechos admirables 75
    de la patria celebre.

    Trágico verso imite
    pasiones delincuentes,
    fortunas infelices
    de naciones y reyes.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:45

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa ). CONT.


    Que si la ninfa bella,
    por quien el hondo Betis,
    en Híspalis soberbio,
    baña su campo fértil,

    presta su voz y anima 85
    los mudos caracteres,
    y lo que el arte inspira
    en viva acción lo vuelve:

    veréis como por ella
    el orbe os engrandece, 90
    y la fama poetas
    os aclama celestes.

    Feliz la suerte mía,
    si merecer pudiese
    que en sus labios de rosa 95
    mis números resuenen.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:47

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa ). CONT.

    Yo viera mis fatigas
    premiadas dignamente,
    ¿ni galardón más alto
    quién pudo merecerle? 100

    Pero el vendado niño,
    que tirano me vence,
    me permite que solo
    la adore reverente.

    ¡Oh, Amor! Libra mi pecho 105
    del afán que padece;
    ni contra mí tus viras
    voladoras aprestes.

    Basta que en ella admire
    las dotes excelentes 110
    con que a la patria escena
    sublima y enriquece,

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:50

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    10.- ODA ( A Rosinda, histrionisa ). CONT.

    sin que la suma larga
    de sus triunfos aumente,
    sin que a sus ojos muera, 115
    sin que muriendo pene.

    Que si de sus hechizos
    libertarme pudieres,
    y el tiro que destinas
    al flechero le vuelves, 120

    por mí sus alabanzas
    serán cantadas siempre,
    en acentos süaves
    de cítara doliente.

    Y cisnes más sonoros 125
    ensalcen y celebren
    los héroes que la fama
    coronó de laureles.

    FIN DE ODA a ROSINDA, histrionisa.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 07:53

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    11.-  INSCRIPCIÓN

    (Para una estatua de la Farmacia)

    A la ciencia de Hipócrates unida,
    dilata los instantes de la vida.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 08:02

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- ODA ( Traducción de Horacio)

    ¿Que al fin, las riquezas
    de la Arabia envidias,
    Icio, y a los reyes,
    no vencidos antes,
    de Saba preparas 5
    guerra luctuosa,
    y al medo terrible
    pesadas cadenas?
    ¿Cuál servirte puede
    bárbara cautiva, 10
    que llore a tus manos
    su esposo difunto?
    ¿Cuál en regio alcázar
    llenará tus copas,
    ungido el cabello 15
    de aromas süaves,
    mancebo ministro;
    enseñado solo
    a tirar saetas
    séricas, doblando 20
    el arco paterno?
    ¿Quién ya dudaría
    poder los arroyos
    subir a las cumbres,
    y el rápido Tíber 25
    volver a su fuente;
    si tú de Panecio
    las preciadas obras
    y las que produjo
    socrática escuela 30
    (No a costa de leve
    afán adquiridas)
    dar quieres en cambio
    de arneses íberos?
    ¡Tú, que prometiste 35
    virtudes mayores!


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 08:06

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética)

    Apenas, Fabio, lo que dices creo6,
    y leyendo tu carta cada día
    más me confunde cuanto más la leo.

    ¿Piensas que esto que llaman poesía,
    cuyos primores se encarecen tanto, 5
    es cosa de juguete o fruslería?

    ¿O que puede adquirirse el numen santo
    del dios de Delo, a modo de escalada,
    o por combinación o por encanto?

    Si en las escuelas no aprendiste nada, 10
    si en poder de aquel dómine pedante
    tu banda siempre fue la desgraciada,

    ¿por qué seguir procuras adelante?
    Un arado, una azada, un escardillo,
    para quien eres tú, fuera bastante. 15

    De cólera te pones amarillo;
    las verdades te amargan, ya lo advierto:
    no quieres consultor franco y sencillo.

    Pues hablemos en paz, que es desacierto
    desengañar al que error desea, 20
    vaya por donde va, derecho o tuerto.

    Dígote, en fin, que es admirable idea
    en tu edad cana acariciar las musas
    y trepar a la fuente pegasea.

    Pues si el aceite y la labor no excusas, 25
    y prosigues intrépido y constante,
    en ti sus gracias lloverán infusas.

    Los conceptillos te andarán delante,
    versos arrojarás a borbotones,
    tendrás en el tintero el consonante.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 08:07

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética). CONT.

    ¡Qué romances harás y qué canciones!
    ¡Y qué asuntos tan lindos me prometo
    que para tus opúsculos dispones!

    ¡Qué gracioso ha de estar y qué discreto,
    un soneto al bostezo de Belisa, 35
    al resbalón de Inés otro soneto!

    Una dama tendrás, cosa es precisa;
    bellísima ha de ser, no tiene quite,
    y llamarásla Filis o Marfisa.

    Dila, que es nieve, cuando más te irrite; 40
    nieve que todo el corazón te abrasa,
    y el fuego de tu amor no la derrite.

    Y si tal vez en el afecto escasa,
    pronuncia con desdén sonoro hielo7;
    breve disgusto que incomoda y pasa, 45

    dirás, que el encendido Mongibelo
    de tu pecho, entre llamas y cenizas,
    corusca crepitante y llega al cielo.

    Si tu pasión amante solemnizas,
    no olvides redes, lazos y prisiones, 50
    en donde voluntario te esclavizas.

    Pues si el cabello a celebrar te pones,
    más que los rayos de titán hermoso,
    ¡qué mérito hallarás, qué perfecciones!

    Dila, que el alma, ajena de reposo, 55
    nada golfos de luz ardiente y pura,
    en crespa tempestad del oro ondoso.8

    Llama a su frente espléndida llanura,
    corvo luto sus cejas, o süaves
    arcos, que flecha te clavaron dura.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 08:09

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética). CONT.

    Cuando las luces del Olimpo alabes,
    apura, por tu vida, en el asunto
    las travesuras métricas que sabes.

    Di que su cielo, del cenit trasunto,
    dos soles ostentó, por darte enojos, 65
    que si se ponen quedarás difunto.

    Y al aumentar tu vida sus despojos,
    se lava el corazón, y el agua arroja
    por los tersos balcones de los ojos9.

    Y tu amor, que en el llanto se remoja, 70
    en él se anea, y sufre inusitados
    males muriendo, y líquida congoja.

    Di, que es pensil su bulto de mezclados
    clavel y azahar, y abeja revolante
    tú, que libas sus cálices pintados. 75

    La boca celestial, que enciende amante
    relámpagos de risa carmesíes10,
    alto asunto al poeta que la cante,

    hará a que en su alabanza desvaríes,
    llamándola de amor ponzoña breve, 80
    o madreperla hermosa de rubíes.

    Al pecho, inquieta desazón de nieve,
    blanco, porque Cupido el blanco puso
    en él, y en blanco te dejó el aleve.

    Y di que venga un literato al uso, 85
    con su Luzán y el viejo estagirita,
    llamándote ridículo y confuso.

    Que yo sabré con férula erudita
    hacerle que enmudezca arrepentido,
    por sectario de escuela tan maldita.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 08:12

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética). CONT.

    Así también hubiéramos vencido
    el venusto rigor de esa tirana,
    tigre de rosa y alhelí vestido.

    Mas quiero suponer que la inhumana
    rasgó tus ovillejos y canciones, 95
    y todas las tiró por la ventana.

    No importa, así va bien. Luego compones
    diez o doce lloronas elegías,
    llenándola de oprobios y baldones.

    No te puedo prestar ningunas mías; 100
    pero tres me dará cierto poeta,
    largas, eternas, y sin arte, y frías.

    Dirás que tanto la pasión te aprieta,
    que mueres infeliz y desdeñado.
    ¡Inexorable amor! ¡Fatal saeta! 105

    El cuerpo dejarás al verde prado,
    el alma al cielo de tu dama hermosa
    y serás en su olvido sepultado.

    Y en lugar de escribir: «Aquí reposa
    Fabio, que se murió de mal de amores; 110
    culpa de una muchacha melindrosa»,

    detendrás a las ninfas y pastores,
    para que una razón prolija lean
    de todas tus angustias y dolores.

    Bien que los sabios, si adquirir desean 115
    fama y nombre inmortal, no solamente
    en un sujeto su labor emplean.

    Olvida, amigo, esa pasión doliente;
    hartas quejas oyó, que murmuraba
    con lengua de cristal, pícara fuente. 120


    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 23:09

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética). CONT.

    No siempre el alma ha de gemir esclava;
    déjate ya de celos y rigores,
    y el grave empeño que elegiste acaba.

    Que ya te ofrecen mil aparadores,
    transformadas las salas en bodega, 125
    espíritus, aceites y licores.

    Suena algazara: cada cual despega
    un frasco y otro, la embriagada gente
    empieza a improvisar... ¿Y quién se niega?

    ¿Qué vale componer divinamente, 130
    con largo estudio, en retirada estancia,
    si delirar no sabes de repente?

    Cruzan las copas, y entre la abundancia
    de los brindis alegres de Lieo,
    se espera de tu musa la elegancia. 135

    Mira a Camilo, desgreñado y feo,
    ronca la voz, la ropa desceñida,
    lleno de vino y de furor pimpleo,

    cómo anima el festín, y la avenida
    de coplas suyas con estruendo suena, 140
    de todos los oyentes aplaudida.

    La quintilla acabó; los vasos llena
    fiel asistente de licor precioso;
    vuelve a beber y a desatar la vena.

    Bomba, bomba, repite el bullicioso 145
    concurso, y cuatro décimas vomita
    con pie forzado el bacanal furioso.

    ¿Y qué, tú callarás? ¿Nada te excita
    a mostrar de tu numen la aflüencia,
    cuando la turba improvisante grita?

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 23:11

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética). CONT.

    ¿Temes? Vano temor. La competencia
    no te desmaye, y las profundas tazas
    desocupa y escurre con frecuencia.

    Ya te miro suspenso, ya adelgazas
    el ingenio, y buscando consonante, 155
    en hallarle adecuado te embarazas.

    ¿A qué fin? Con medir en un instante,
    aunque no digan nada, cuatro versos
    mezclados entre sí, será bastante.

    ¿Juzgas acaso que saldrán diversos 160
    de los que dieron a Camilo fama,
    o más duros tal vez, o más perversos?

    No porque alguno Píndaro le llama,
    oyendo su incesante tarabilla,
    pienses que numen superior le inflama. 165

    Los muchachos le siguen en cuadrilla,
    pues su musa pedestre y juguetona
    es entretenimiento de la villa.

    Si arrebatarle quieres la corona
    y hacer que calle, escucha mis ideas 170
    y estimarás al doble tu persona.

    Chocarrero y bufón quiero que seas,
    cantor de cascabel y de botarga:
    verás qué aplauso en Avapiés granjeas.

    Con tal autoridad, luego descarga 175
    retruécanos, equívocos, bajezas,
    y en ellas mezclarás sátira amarga.

    Refranes usarás y sutilezas
    en tus versillos, bufonadas frías,
    y mil profanaciones y torpezas.

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 23:12

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética). CONT.

    Y esta compilación de boberías
    al público darás, de tomo en tomo,
    que ansioso comprará lo que le envías,

    porque el ingenio más agreste y romo
    con obras de esta especie se recrea, 185
    como tú con las gracias de Jeromo.

    Mas si tu orgullo obscurecer desea
    al lírico famoso venusino,
    con quien un preceptista me marea,

    aparta de sus huellas el camino, 190
    huye su estilo atado de pedante,
    que inimitable llaman y divino.

    Canta en idioma enfático-crispante
    de las deidades chismes celebrados,
    sin perdonar la barba del tonante. 195

    Pinta en Fenicia los alegres prados,
    la niña de Agenor y sus doncellas,
    los nítidos cabellos destrenzados,

    que, dando flores al abril sus huellas,
    la orilla, que de líquido circunda 200
    Argento Doris, van pisando bellas.

    Al motor de la máquina rotunda,
    que enamorado pace entre el armento
    la hierba, de que opaca selva abunda.

    La ninfa al verle, ajena de espavento, 205
    orna los cuernos y la espalda preme;
    sin recelar lascivo tradimento.

    Ya los recibe el mar; la virgen treme,
    y al juvenco los álgidos undosos
    piélagos, hace duro amor que reme

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 14 Sep 2020, 23:13

    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

    12.- SÁTIRA ( Lección Poética). CONT.

    Ella, los astros ambos lacrimosos,
    reciprocando aspectos cintilantes11,
    prorrumpe en ululatos dolorosos,

    curas quejas entorno redundantes,
    de flébiles ancilas repetidas12, 215
    los antros duplicaron circunstantes.

    Mas Creta ofrece playas extendidas,
    prónuba al dulce amplexo apetecido
    pudicias inermes ya vencidas.

    Huye gozoso Amor, y agradecido 220
    Jove, fecunda sobole promete
    que imperio ha de regir muy extendido.

    Apolo, antojadizo mozalbete,
    asunto digno de tu canto sea,
    cuando tras Dafne intrépido arremete. 225

    La locura también faetontea
    celebrarás, y el piélago combusto,
    que en flagrantes incendios centellea.

    Y muera de livor el Zoilo adusto,
    al notar de estas obras los primores, 230
    la dicción bella, el delicado gusto.

    Al ver llamar estrellas a las flores,
    líquido plectro a la risueña fuente,
    y a los jilgueros prados voladores.

    Vegetal esmeralda floreciente 235
    al fresco valle, y al undoso río
    sierpe sonora de cristal luciente.

    Pero si has de llamarte alumno mío,
    despreciando de Laso la cultura,
    con ceño magistral y agrio desvío

    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!

    Contenido patrocinado


    LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828) Empty Re: LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN (1760-1828)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 24 Abr 2024, 10:24