Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 744925 mensajes en 37957 argumentos.

Tenemos 1321 miembros registrados.

El último usuario registrado es Engel

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 33 usuarios en línea: 5 Registrados, 0 Ocultos y 28 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Carlos Ponce Flores, Engel, Maria Lua, Ramón Carballal, Simon Abadia


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Agosto 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Comparte
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 26 Mayo 2018, 05:49

SONETOS
siglo XVIII




Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848
Escritor, orador y poeta. Profesor de Matemáticas. Fundador de la Academia de las Buenas Letras. Al acabar la guerra de Independencia se le destierra por afrancesado. Vive en Francia (Bayona) y en 1817 regresa a España. En su ciudad natal desempeñó diversos cargos de importancia. Canónigo de la Catedral de Sevilla. Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Como poeta fue uno de los más importantes de la escuela sevillana de finales del XVIII.




El sol y la vida

¡Oh noche!, cuando a Adán fue revelado
quién eras, y aun no vista, oyó nombrarte,
¿temió que enlutase tu estandarte,
el bello alcázar de zafir dorado?

Mas ya el celaje etéreo, blanqueado
del rayo occidental, Héspero parte;
su hueste por los cielos se reparte,
y el hombre nuevos mundos ve admirado.

¡Cuánta sombra en tus llamas ocultabas,
oh sol! ¿Quién acertará, cuando ostenta
la brizna más sutil tu luz mentida,

esos orbes sin fin que nos velabas?...
¡Oh mortal!, ¿y el sepulcro te amedrenta?
Si engañó el sol, ¿no engañará la vida?





A Filis


En vano, Filis bella, afectas ira,
que es dulce siendo tuya, y más en vano
nos insulta ese labio soberano
do entre claveles la verdad respira.

Un tierno pecho que por ti suspira
esa linda esquivez adora en vano,
y por ser tuyo se contenta insano
si, no pudiendo amor, desdén te inspira.

No esperes que ofendidos tus amores
huyan de tu halagüeño menosprecio
ni de sufrir se cansen tus rigores;

aun más esclavos los tendrás que amores,
pues vale más, oh Filis, tu desprecio
que de mil hermosuras mil favores.


_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 26 Mayo 2018, 05:56

SONETOS
siglo XVIII




Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848
Escritor, orador y poeta. Profesor de Matemáticas. Fundador de la Academia de las Buenas Letras. Al acabar la guerra de Independencia se le destierra por afrancesado. Vive en Francia (Bayona) y en 1817 regresa a España. En su ciudad natal desempeñó diversos cargos de importancia. Canónigo de la Catedral de Sevilla. Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Como poeta fue uno de los más importantes de la escuela sevillana de finales del XVIII.



A Delia


Si vi tus ojos, Delia, y no abrasaron
mi corazón en amorosa llama;
si en tus labios, que el abril inflama
de ardiente rosa, y no me enajenaron;

si vi el seno gentil, do se anidaron
las gracias; do el carmín, que Venus ama,
sobre luciente nieve se derrama,
e inocentes mis ojos lo miraron;

no es culpa, no, de tu beldad divina,
culpa es del infortunio que ha robado
la ilusión deliciosa al pecho mío.

Mas si en el tuyo la bondad domina,
más querrás la amistad que un desgraciado
que de un dichoso el tierno desvarío.



A Elisa



En vano, Elisa, describir intento
el dulce afecto que tu nombre inspira;
y aunque Apolo me dé su acorde lira,
lo que pienso diré, no lo que siento.

Puede pintarse el invisible viento,
la veloz llama que ante el trueno gira,
del cielo el esplendor, del mar la ira;
mas no alcanza al amor pincel ni acento.

De la amistad la plácida sonrisa,
y el puro fuego, que en las almas prende,
ni al labio, ni a la cítara confío.

Mas podrás conocerlo, bella Elisa,
si ese tu hermoso corazón entiende
la muda voz que le dirige el mío.







_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 26 Mayo 2018, 05:57

SONETOS
siglo XVIII




Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848
Escritor, orador y poeta. Profesor de Matemáticas. Fundador de la Academia de las Buenas Letras. Al acabar la guerra de Independencia se le destierra por afrancesado. Vive en Francia (Bayona) y en 1817 regresa a España. En su ciudad natal desempeñó diversos cargos de importancia. Canónigo de la Catedral de Sevilla. Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Como poeta fue uno de los más importantes de la escuela sevillana de finales del XVIII.



La razón inútil



Es tarde ya para que amor me prenda
en su lazo halagüeño y fementido;
que aunque tal vez de la razón me olvido,
el hielo de la edad ¿quién hay que encienda?

Es tiempo ¡ay! triste que a su voz atienda
mi juvenil esfuerzo ya perdido,
después de haberla insano desoído,
cuando ser pudo de mi esfuerzo rienda.

Así va; los humanos corazones
sufren en la verdad y en el engaño;
y sin gozar de sí ni un solo día,

venden la juventud a las pasiones,
la edad madura al triste desengaño,
y la vejez a la razón tardía.



La esperanza



Dulce esperanza, del prestigio amado
pródiga siempre, que el mortal adora,
ven, disipa piadosa y bienhechora
las penas de mi pecho acongojado.

Vuelve a mi mano el plectro ya olvidado,
y al seno la amistad consoladora;
y tu voz, oh divina encantadora,
mitigue o venza la crueldad del hado.

Mas ¡ay! no me presentes lisonjera
aquellas flores que cogiste en Gnido,
cuyo jugo es mortal, aunque es sabroso.

Pasó el delirio de la edad primera,
y ya temo el placer, y cauto pido,
no la felicidad, sino el reposo.







_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 26 Mayo 2018, 05:59

SONETOS
siglo XVIII




Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848
Escritor, orador y poeta. Profesor de Matemáticas. Fundador de la Academia de las Buenas Letras. Al acabar la guerra de Independencia se le destierra por afrancesado. Vive en Francia (Bayona) y en 1817 regresa a España. En su ciudad natal desempeñó diversos cargos de importancia. Canónigo de la Catedral de Sevilla. Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Como poeta fue uno de los más importantes de la escuela sevillana de finales del XVIII.



La duda



¿Si será de amistad, Filis hermosa,
la grata llama que en el pecho siento;
que como propio tu dolor lamento,
y soy feliz, cuando eres venturosa?

¿O será amor? Tu imagen deliciosa
grabada está en el alma, y el momento,
que obligado la deja el pensamiento,
me es ingrato el pensar, la vida odiosa.

Amor es. Este ardor de verte, este
inefable placer cuando te veo,
¿quién sino el dulce amor puede inspirarlo?

Mas ¡ay! es como tú puro y celeste;
e ignorando los fuegos del deseo,
halaga el corazón sin abrasarlo.



Del amor



Alcino, quien los ásperos rigores
de una ingrata beldad vencer procura,
ni encantos a la tésela espesura,
ni a la remota Colcos pida flores.

Amar es el hechizo, que en amores
la victoria y las dichas asegura,
y somete el pudor y la hermosura,
y corona al amante de favores.

Mas si el vil seductor quiere que sea
una impura pasión amor hermoso,
no se admire de verla desdeñada.

Que no es amante el que gozar desea,
sino el que sacrifica generoso
su bien y su placer al de su amada.




_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 26 Mayo 2018, 06:02

SONETOS
siglo XVIII




Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848
Escritor, orador y poeta. Profesor de Matemáticas. Fundador de la Academia de las Buenas Letras. Al acabar la guerra de Independencia se le destierra por afrancesado. Vive en Francia (Bayona) y en 1817 regresa a España. En su ciudad natal desempeñó diversos cargos de importancia. Canónigo de la Catedral de Sevilla. Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Como poeta fue uno de los más importantes de la escuela sevillana de finales del XVIII.



La ausencia


Nace la aurora y el hermoso día
brilla de rojas nubes coronado;
en mi pecho, de penas abrumado,
la sonrosada luz es noche umbría.

De las aves la plácida armonía
es para mí graznido malhadado,
y estruendo ronco y son desconcertado
el blando ruido de la fuente fría.

Brotan rosas el soto y la ribera;
para mí solo, triste y dolorido,
espinas guarda el mayo floreciente.

Que esta es, oh niño dios, tu ley primera;
no hay mal para el amor correspondido,
no hay bien que no sea mal para el ausente.



Corona nupcial


Esta que aun lleva la encarnada espina,
gloria de su vergel, purpúrea rosa,
y esta blanca azucena y olorosa
bañada de la lluvia matutina.

Un pastorcillo a tu beldad divina
ofrece, pobre don a nueva esposa;
y no mal te dispone, Lesbia hermosa,
cuando a adornar tu seno las destina.

Del virgíneo carmín la rosa llena
retrata tu candor, y en sus albores
tu casta fe la cándida azucena;

y ese mirto que enlaza las dos flores
en felices esposos la cadena
con que os ensalza el Dios de los amores.





_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 26 Mayo 2018, 06:04

SONETOS
siglo XVIII




Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848
Escritor, orador y poeta. Profesor de Matemáticas. Fundador de la Academia de las Buenas Letras. Al acabar la guerra de Independencia se le destierra por afrancesado. Vive en Francia (Bayona) y en 1817 regresa a España. En su ciudad natal desempeñó diversos cargos de importancia. Canónigo de la Catedral de Sevilla. Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Como poeta fue uno de los más importantes de la escuela sevillana de finales del XVIII.



A la amistad



La ilusión dulce de mi edad primera,
del crudo desengaño la amargura,
la sagrada amistad, la virtud pura
canté con voz ya blanda, ya severa.

No de Helicón la rama lisonjera
mi humilde genio conquistar procura;
memorias de mi mal y mi ventura,
robar al triste olvido sólo espera.

A nadie, sino a ti, querido Albino,
debe mi tierno pecho y amoroso
de sus afectos consagrar la historia.

Tú a sentir me enseñaste, tú el divino
canto y el pensamiento generoso:
Tuyos mis versos son y esa es mi gloria.





La envidia


Dulce es a la codicia cuanto alcanza
doblar el oro inútil, que ha escondido;
sin tener otro afán, ni por sentido,1
meditar ya el placer, ya la esperanza.

Dulce es también a la feroz venganza,
que no obedece al tiempo ni al olvido,
los sedientos rencores que ha sufrido
apagar entre el fuego y la matanza.

A un bien aspira todo vicio humano;
teñida en sangre, la ambición impía
sueña en el mando y el laurel glorioso.

Sola tú, envidia horrenda, monstruo insano,
ni conoces ni esperas la alegría;
que ¿dónde irás que no haya un venturoso?



_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 27 Mayo 2018, 00:46

SONETOS
siglo XVIII


Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848



Alberto Rodríguez de Lista y Aragón nació el día 15 de octubre de 1775 en el sevillano barrio de Triana, y fue bautizado en la parroquia de Santa Ana. Fue matemático, poeta, profesor, periodista, clérigo y crítico literario.

Su carrera docente e intelectual fue impresionante: a los trece años ocupó la Cátedra de Matemáticas en la Sociedad de Amigos del País; desde 1796 enseñó esta materia en el Real Colegio de San Telmo de la capital hispalense. Fue ordenado sacerdote en 1803; colaboró como poeta en El Correo Literario y Económico de Sevilla (1803-1808).

El carácter humanista de su formación desde los primeros años de su juventud llevó a Alberto Lista a ser miembro de varias de las numerosas academias que existieron en la Sevilla de su tiempo, donde se prestaba especial atención a los estudios de las Humanidades (Lengua y Literatura, Geografía e Historia, Lengua Extranjera, etc.).

Tuvo que exiliarse por “afrancesado” al acabar la Guerra de la Independencia, regresando a España en 1817. Pasó por Pamplona, Bilbao y al fin Madrid, donde colaboró en el Periódico del Ministerio de Gobernación de la Península (1823) y fundó dos revistas (El Censor y El Imparcial).

En 1820 fundó el Colegio Libre de San Mateo, en el que impartió clases en tres asignaturas. Pero el Gobierno, pretextando que allí se enseñaban doctrinas contrarias al orden y a la religión, ordenó cerrar el centro y obligó al doctor literato a abandonar nuevamente el país.

Regresó a España en 1827 y en 1833 aceptó el cargo de director de la Gaceta de Madrid. En 1836 ocupó una cátedra en el Ateneo de Madrid y enseñó matemáticas en la Universidad Central.

Los últimos diez años de su vida los pasó en Andalucía, primero como profesor en el colegio de San Felipe Neri de Cádiz y después en Sevilla como profesor de su Universidad y director de la Real Academia de Buenas Letras. Fue nombrado canónigo de la catedral hispalense. Ingresó en 1847 en la Real Academia de la Historia. Murió el 5 de octubre de 1848.

La obra de Alberto Lista es muy amplia y variada: poesía, ensayos, artículos críticos y literarios, tratados de matemáticas y lecciones de literatura española.



A Elisa

En vano, Elisa, describir intento

el dulce afecto que tu nombre inspira;

y aunque Apolo me dé su acorde lira,

lo que pienso diré, no lo que siento.

Puede pintarse el invisible viento,

la veloz llama que ante el trueno gira,

del cielo el esplendor, del mar la ira;

mas no alcanza al amor pincel ni acento.

De la amistad la plácida sonrisa,

y el puro fuego, que en las almas prende,

ni al labio, ni a la cítara confío.

Mas podrás conocerlo, bella Elisa,

si ese tu hermoso corazón entiende

la muda voz que le dirige el mío



Alberto Lista fue algo más que un escritor notable y un pedagogo de positiva influencia (alumnos suyos fueron José de Espronceda, Mariano José de Larra y Gustavo Adolfo Bécquer). Fue también un hombre de acción que desarrolló hasta poco antes de su muerte una actividad incesante, y, sin duda, dejó una profunda huella en las generaciones posteriores.



_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 27 Mayo 2018, 00:52

SONETOS
siglo XVIII


Lista, Alberto
Sevilla. 1775 - Sevilla. 1848
Escritor, orador y poeta. Profesor de Matemáticas. Fundador de la Academia de las Buenas Letras. Al acabar la guerra de Independencia se le destierra por afrancesado. Vive en Francia (Bayona) y en 1817 regresa a España. En su ciudad natal desempeñó diversos cargos de importancia. Canónigo de la Catedral de Sevilla. Decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad Hispalense. Como poeta fue uno de los más importantes de la escuela sevillana de finales del XVIII.



Soneto


¿Dónde cogió el Amor, o de qué vena,
el oro fino de su trenza hermosa?
¿En qué espinas halló la tierna rosa
del rostro, o en qué prados la azucena?

¿Dónde las blancas perlas con que enfrena
la voz suave, honesta y amorosa?
¿Dónde la frente bella y espaciosa
más que l primer albor pura y serena?

¿De cuál esfera en la celeste cumbre
eligió el dulce canto, que destila
al pecho ansioso regalada calma?

Y ¿de qué sol tomó la dulce lumbre
de aquellos ojos que la paz tranquila
para siempre arrojaron de mi alma?




Ercole Bentivoglio
(1506 - 1572)



Yo vi, ¡triste memoria de mi pena!,
yo vi en amor en hábito mentido
por el prado vagar, pastor fingido,
al dulce son de la templada avena;

yo lo reconocí por la cadena
mal oculta en el manto desceñido;
vi el arco que los dioses han temido,
y de dorado arpón la aljaba llena.

Y exclamé: -«Huid el lobo, que engaños
hoy se finge pastor, tristes ganados;
huid, pastores, el cantar doloso.»

Airado Amor entonces: -«Pues aspiras
a verlos de mi engaño libertados,
tú sólo, dice, probarás mi iras.»






_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 27 Mayo 2018, 00:54

SONETOS
siglo XVIII



Torcuato Tasso
(1544 - 1595)





Amor alma es del mundo; amor es mente
que al sol dirige en su abrasado vuelo,
y al astro errante que circunda el cielo
hace que enfrene el curso o lo acreciente.

La tierra, el aire, el agua, el fuego ardiente
en viva llama o condensado hielo
alimenta; por el dulce consuelo
logra el hombre; por él la pena siente.

Mas, aunque augusto rige a su mandato
cuanto extendido abraza el hemisferio,
mostró en los dos su fuerza más triunfante,

y desdeñando el círculo estrellado,
en vuestros dulces ojos su alto imperio
fijo, y sus aras en mi pecho amante.




Luzán Pérez, Ignacio
Zaragoza. 1702 - Madrid. 1754
Su padre era el Gobernador de Aragón. Estudió Derecho. Secretario de Embajada. Superintendente de la Real Casa de Madrid.



Soneto


Cuando pienso, Señor, la repetida
ofensa a tu deidad por mi pecado,
te juzgo contra mi tan irritado,
que me borres del libro de la vida.

La oveja me consuela que perdida
volvió sobre tus hombros al ganado;
misteriosa figura del cuidado
que te cuesta la sangre redimida.

Esta oveja infeliz, hoy separada
de su sacro redil, suspira ansiosa
el dulce pasto de tu fiel manada.

No permita, Señor, tu poderosa
ardiente caridad, que prenda amada
sea del lobo presa vergonzosa.






_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 27 Mayo 2018, 00:57

SONETOS
siglo XVIII



Marchena y Ruiz de Cueto, José
Utrera (Sevilla). 1768 - Madrid. 1821
Se le conocía como El Abate Marchena. Escritor, dramaturgo y poeta. Traductor del teatro francés. Inicia sus estudios en los Reales Estudios de San Isidro de Sevilla, licenciándose en Leyes en la Universidad de Salamanca en 1778. A pesar de recibir órdenes menores, renunció a ellas. Emigró a Francia, interviniendo en el país francés en numerosos actos políticos. Amigo y protegido de Marat, tomó parte por los girondinos, siendo encarcelado por los jacobinos. En 1808 regresa a España con el cargo de secretario del general Murat. José Bonaparte le nombró archivero del Ministerio del Interior y director de La Gaceta de Madrid. Al vencerse a los franceses, sale de España en 1813. En 1820 regresa a España para morir en la pobreza más absoluta.




A una dama que cenó con el autor



Dase Dios por manjar a su escogido
pueblo en la pascua cena misteriosa;
Cristo es comida y mesa deliciosa
del hombre de amor tanto confundido.

Jesús asiste en gloria y prez ceñido
eternamente con su amada Esposa;
¡de amor omnipotente portentosa
hazaña! En tierra mora, al Cielo es ido.

Tú que por diosa adora el alma mía,
bellísima Amarilis, a ti es dado
hacer tan gran milagro nuevamente.

Cristo se ha dado a sí en la Eucaristía:
¡ay! tú date a mi pecho enamorado,
y vivirás en él eternamente.



El sueño engañoso


Al tiempo que los hombres y animales
en hondo sueño yacen sepultados,
soñé ante mí los pueblos ver postrados
alzarme rey de todos los mortales.

Rendí el cetro a las plantas celestiales
de Alcinda, y mis suspiros inflamados
benignamente fueron escuchados;
me envidiaron los dioses inmortales.

Huyó lejos el sueño, mas no huyeron
las memorias con él de mi ventura,
la triste imagen de mi bien fingido.

El mando y el poder desparecieron.
¡Oh de un desventurado suerte dura!
Amor quedó, mas lo demás es ido.






_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 27 Mayo 2018, 02:28

SONETOS
siglo XVIII




Marroquín, Andrés María
Bogotá (Colombia). 1796 - 1833
Regidor, consejero, político. Poeta hallado en Internet
.



A la muerte de la señora Teresa Villa



De esmeraldas que crió la primavera,
y de las perlas que lloró la aurora,
esmaltada la flor encantadora
envidia y gloria de los campos era;

mas apenas gozó la luz primera
del astro que a su vista se enamora,
su botón bello, mano segadora
cortó implacable con guadaña fiera.

Así los dones que natura avara
de prodigios, de encanto, de hermosura,
sólo en Teresa pródigo juntara...

Menos los que adornaban su alma pura,
a un dardo que la muerte le dispara,
todos yacen en esta sepultura.



En la tumba de Lorenzo de Villagarcía, capuchino


No fue esta pobre tumba destinada
a humillar la altivez y orgullo vano,
ni la ola erguida del poder humano
contra este polvo se abatió estrellada.

Entre su seno está depositada
la semilla de aquel precioso grano,
que en él muriendo nacerá lozano
a producir cosecha cien doblada.

De Lorenzo esta tierra no es temida:
humilde, pobre, de virtud modelo,
no huye en la muerte o que amó en la vida.

Su alma peregrinando en este suelo
con Cristo estuvo muerta y escondida,
y ahora con Cristo vivirá en el cielo.






_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 27 Mayo 2018, 02:30

SONETOS
siglo XVIII


Marroquín, Andrés María
Bogotá (Colombia). 1796 - 1833
Regidor, consejero, político. Poeta hallado en Internet.



A los héroes muertos en la batalla del Santuario de Bogotá


Salida del Averno pestilente
la Discordia feroz vuela irritada,
y blandiendo su antorcha ensangrentada
levanta ufana su atrevida frente.

Arde su impuro fuego, y de repente
truena el cañón y brilla la ancha espada,
y el padre Bogotá mira mezclada
con la sangre su diáfana corriente.

¡Oh Santuario infeliz! Cuántos soldados
al modo que en Esparta los guerreros,
claman en tu llanura sepultados:

«Decid a nuestra Patria, pasajeros,
que aquí dimos la vida denodados
por defender sus leyes y sus fueros».



Al señor Fernando Vergara, en su retiro a la Trapa



¿Qué tesoros, Fernando, te ha mostrado
más allá del Océano desmedido
esa divina voz que has percibido
del santuario al reposo retirado?

¿A dónde vas, dejando apresurado
el suelo patrio, y el hogar querido,
la honrosa toga, el puesto distinguido,
y el fraternal amor desconsolado?

¡Oh sabio negociante»! De este modo
adquiriste la joya más cumplida
cuyo valor excede al mundo todo.

Diste penas por gozo sin medida,
diste por todo el cielo inmundo lodo,
y breve tiempo por la eterna vida.




_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 27 Mayo 2018, 02:32

SONETOS
siglo XVIII


Marroquín, Andrés María
Bogotá (Colombia). 1796 - 1833
Regidor, consejero, político. Poeta hallado en Internet.



A mi amada



Templan los vates para ti su lira;
las hermosas envidian tu hermosura,
y escoge por modelo la Pintura
tu ostro encantador que al genio inspira.

Bella te nombra quien por ti suspira,
y admirara tu angélica figura
quien no te amara a ti, si por ventura
pudiera no adorarte quien te mira.

Yo reconozco tu belleza rara;
pero también confesaré, señora,
que aunque no fueras bella, te adorara;

que lo que a mí me rinde y me enamora,
lo que hallo más perfecto que tu cara
es tu nombre, dulcísima Melchora.




Martínez de la Rosa, Francisco
Granada. 1787 - Madrid. 1862
Después de cursar estudios en la Universidad de Granada, fue Catedrático de Filosofía Moral de este centro. Se dedicó a la Política. Figuró en las Cortes de Cádiz. Exilado varias veces por motivos políticos. Ministro de Fernando VII. Presidió las Cortes y el Consejo de Ministros en época de Isabel II.



Mis penas



Pasa fugaz la alegre primavera,
rosas sembrando y coronando amores,
y el seco estío, deshojando flores,
haces apiña en la tostada era.

Mas la estación a Baco lisonjera
torna a dar vida a campos y pastores;
y ya el invierno anuncia sus rigores,
al tibio sol menguado la carrera.

Yo una vez y otra vez vi en mayo rosas,
y las mies ondear en el estío;
vi de otoño las frutas abundosas;

y el cielo estéril del invierno impío:
vuelan las estaciones presurosas...
¡Y sólo dura eterno el dolor mío!







_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 28 Mayo 2018, 00:23

SONETOS
siglo XVIII


Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817
Estudia en Salamanca desempeñando después la Cátedra de Gramática en este centro. Más tarde pasa por Valladolid y Zaragoza acabando en Madrid, siempre ejerciendo su Cátedra de Gramática. En 1780 obtiene el premio de la Academia Española por la égloga Batilo, elogio de la vida campestre. En 1785 publica su primer volumen de Poesías. Abandona su cátedra y se hace magistrado. Tras su paso, como juez, por Zaragoza y Valladolid es trasladado a Madrid, donde publica la segunda edición de Poesías. Cae en desgracia y es desterrado a Medina del Campo, destituido de sus cargos y más tarde confinado en Zamora. Acepta cargos de los invasores por los que al terminar la guerra de la Independencia se ve obligado a exilarse: Nimes, Tolosa y Montpellier, donde muere de parálisis, pobre y abandonado. En 1866 fueron sus restos restituidos a Madrid, junto a los de su amigo Goya, quien había pintado su retrato en 1797. Azorín le consideró, dentro de los prerrománticos, el poeta más importante.




La esquivez vencida


No temas, simplecilla, del dichoso
galán pastor no tardes la ventura;
apenado a ti corre; su ternura
premio al fin halle y su anhelar, reposo.

De rosa en la coyunda el cuello hermoso
pon al yugo feliz; la copa apura
que amor te brinda, y de triunfar segura
entra en lides suaves con tu esposo.

¡La vista tornas! ¡Del nupcial abrazo
huyes tímida y culpas sus ardores
el rubor virginal la faz teñida!

Mas Venus... Venus... su genial regazo
sobre el lecho feliz llueve mil flores
que Filis coge, y la esquivez olvida.



Soneto renunciando a la poesía después de la muerte de Filis


Quédate, adiós, pendiente de este pino
sin defensa del tiempo a los rigores,
cítara en que canté de mis amores
las gracias y el ingenio peregrino.

Guárdala, oh tronco, que honras el camino
por muestra de la fe de dos pastores,
do puedan cortesanos amadores
tomar lecciones de un amor divino.

Mientras la oyó viviendo mi señora,
con cuerdas de oro resonar solía,
y fieras crudas amansó su canto;

ya que el alma feliz los cielos mora,
y en esta tumba su ceniza fría,
cesen los versos, y principie el llanto.




_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 28 Mayo 2018, 00:25

SONETOS
siglo XVIII

Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



A don Gaspar de Jovellanos



Las blandas quejas de mi dulce lira,
mil lágrimas suspiros y dolores
me agrada renovar, pues sus rigores
piadoso el cielo por mi bien retira.

El dichoso zagal que tierno admira
su linda zagaleja entre las flores,
y de su llama goza y sus favores,
alegre cante lo que amor le inspira.

Yo lloré solo de mi Fili airada
el altivo desdén con triste canto,
que el eco lleve al mayoral Jovino;

alternando con cítara dorada,
ya en blando verso o dolorido llanto,
las dulces ansias de un amor divino.



El despecho



Los ojos tristes de llorar cansados,
alzando el cielo, su clemencia imploro;
mas vuelven luego al encendido lloro,
que el grave peso no los sufre alzados;

mil dolorosos ayes desdeñados
son, ¡ay!, trasunto de la luz que adoro;
y ni me alivia el día, ni mejoro
con la callada noche mis cuidados.

Huyo a la soledad y va conmigo
oculto el mal, y nada me recrea;
en la ciudad en lágrimas me anego;

aborrezco mi ser, y aunque maldigo
la vida, temo que la muerte aún sea
remedio débil para tanto fuego.





_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 31665
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 28 Mayo 2018, 05:03

PIERRE DE RONSARD

SONETOS DEL LIBRO I DEL AMOR

XIV (Sólo en español)

Cuando te vi los ojos, reinaba tal planeta
que no hay placer que tenga, para agradarme, arte
a no ser el de, a solas, suspirar y cantarte:
morenilla preciosa, da a mis penas receta.

Cuánto, ay, libertad, tu pérdida me aprieta,
y cuánto el día aquel en que te vi ausentarte
para dejar que sólo en sufrir tengaparte,
pero no en la esperanza, donde todo me veta.

Cumplióse un año el día vigésimo primero
del mes de abril, aquel en que llegué al estero
de la celda en que lloran los Amores mi suerte.

Y no consigo ver ( tan fuerte son los lazos)
ni una sola manera de huir de sus ribazos,
a menos que mis muertes las remate la muerte.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 31665
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 28 Mayo 2018, 05:25

PIERRE DE RONSARD

SONETOS DEL LIBRO I DEL AMOR

XV ( Sólo en español)

Ah, con cuánta justeza las Cárites de Homero
comparan un suceso súbito al pensamiento,
que puede adelantar, cabalgando en el viento,
a quien mató a Quimera en Pegaso viajero.

Tan raudo como él un barco un barco pasajero
de mar a mar no puede lanzarse en un momento;
y no lo rendiría el presunto acento
de la ágil mensajera de falso y verdadero.

Concibió el mío Bóreas, le dio índole opuesta
a la quietud y a todo reposo mal dispuesta.
Por el cielo y la mar, despierto a toda hora,

y también por los campos, el vigor derrochando,
va tras mi corazón, como un Zetes volando,
que una Harpía por burla y juego me devora.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 31665
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 28 Mayo 2018, 06:00

PIERRE DE RONSARD

SONETOS DEL LIBRO I DEL AMOR

XVI (Sólo en español)

Por Francia entera quiero que corran mis enojos
como flecha que el arco dispara con presteza.
Quiero hacerme con miel en los oídos corteza
para de mi sirena dar a la voz cerrojos.

Quiero que en manantial se me muden los ojos,
el corazón en fuego, en roca la cabeza
y en un tronco los pies, para que a su belleza
tan fieramente humana no vayan mis antojos.

Quiero los pensamientos convertidos en aves
y en juveniles Zéfiros mis suspiros más suaves
que vayan aventando por el orbe mi queja.

Y alumbrar una florque mi palidez tenga
a la orilla del Loir y en que pintado venga
mi nombre y además el daño que me aqueja.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 29 Mayo 2018, 00:25


SONETOS
siglo XVIII



Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817
Estudia en Salamanca desempeñando después la Cátedra de Gramática en este centro. Más tarde pasa por Valladolid y Zaragoza acabando en Madrid, siempre ejerciendo su Cátedra de Gramática. En 1780 obtiene el premio de la Academia Española por la égloga Batilo, elogio de la vida campestre. En 1785 publica su primer volumen de Poesías. Abandona su cátedra y se hace magistrado. Tras su paso, como juez, por Zaragoza y Valladolid es trasladado a Madrid, donde publica la segunda edición de Poesías. Cae en desgracia y es desterrado a Medina del Campo, destituido de sus cargos y más tarde confinado en Zamora. Acepta cargos de los invasores por los que al terminar la guerra de la Independencia se ve obligado a exilarse: Nimes, Tolosa y Montpellier, donde muere de parálisis, pobre y abandonado. En 1866 fueron sus restos restituidos a Madrid, junto a los de su amigo Goya, quien había pintado su retrato en 1797. Azorín le consideró, dentro de los prerrománticos, el poeta más importante.






El pronóstico


No en vano, desdeñosa, su luz pura
ha el cielo a tus ojuelos trasladado,
y ornó de oro el cabello ensortijado,
y dio a tu frente gracia y hermosura.

Esa rosada boca con ternura
suspirará; tu seno regalado
del blando fuego bullirá agitado,
y el rostro volverás con más dulzura.

Tirsi, el felice Tirse, tus favores
cogerá, altiva Clori, su deseo
coronando en el tálamo dichoso.

Los cupidillos verterán mil flores,
llamando en suaves himnos a Himeneo,
y Amor su beso le dará gozoso.



El pensamiento


Cual suele abeja inquieta, revolando
por florido pensil entre mil rosas,
hasta venir a hallar las más hermosas,
andar con dulce trompa susurrando;

mas luego que las ve, con vuelo blando
baja, y bate las alas vagorosas,
y en medio de sus hojas olorosas
el delicado aroma está gozando;

así, mi bien, el pensamiento mío
con dichosa zozobra, por hallarte,
vagaba, de amor libre, por el suelo;

pero te vi, rendime, y mi albedrío,
abrasado en tu luz, goza, al mirarte,
gracias que envidia de tu rostro el cielo.



_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 29 Mayo 2018, 00:27

SONETOS
siglo XVIII



Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



La paloma



Suelta mi palomita pequeñuela
y déjamela libre, ladrón fiero;
suéltamela, pues ves cuanto la quiero,
y mi dolor con ella se consuela.

Tú allá me la entretienes con cautela;
dos noches no ha venido, aunque la espero.
¡Ay!, si ésta se detiene, cierto muero;
suéltala, ¡oh crudo!, y tú verás cuál vuela.

Si señas quieres, el color de nieve,
manchadas las alitas, amorosa
la vista, y el arrullo soberano,

lumbroso el cuello, y el piquito breve...
mas suéltala y verásla bulliciosa
cuál viene y pica de mi mano el grano.



El deseo y la desconfianza



¡Oh, si el dolor que siento se acabara,
y el bien que tanto anhelo se cumpliese!
¡Cómo, por desdichado que ahora fuese
la más alta ventura no envidiara!

Con la esperanza sola me aliviara;
y por mucho que en tanto padeciese,
el gozo de que el mal su fin tuviese,
lo amargo de la pena al fin templara.

Por un instante de placer que hubiera,
con júbilo mis ansias sufriría,
ni en su eterno durar desfalleciera.

Pero si es tal la desventura mía,
que huyendo el bien, el daño persevera,
¡qué aguardo puedo en mi letal porfía!



_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 29 Mayo 2018, 09:19

SONETOS
siglo XVIII



Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



El propósito inútil



Tiempo, adorada, fue cuando abrasado
al fuego de tus lumbres celestiales,
osé mi honesta fe, mis dulces males
cantar sin miedo en verso regalado...

¡Qué de veces en lágrimas bañado
me halló el alba besando tus umbrales,
o la lóbrega noche, siempre iguales
mi ciego anhelo y tu desdén helado!

Pasó aquel tiempo, mas la viva llama
de mi fiel pecho inextinguible dura,
y hablar no puedo aunque morir me veo.

Huyo, y muy más mi corazón se inflama;
juro olvidarte y crece mi ternura,
y siempre a la razón vence el deseo.



Las armas del amor



De tus doradas hebras, mi señora,
Amor formó los lazos para asirme;
de tus lindos ojuelos, para herirme,
las flechas y la llama abrasadora.

Tu dulce boca, que el carmín colora,
su púrpura le dio para rendirme;
tus manos, si al encanto quise huirme,
nieve que en fuego se me vuelve ahora.

Tu voz suave, tu desdén fingido
y el albo seno, do el placer se anida,
pábulo añaden al ardor primero.

Amor con tales armas me ha rendido;
¡ay armas celestiales!, ¡ay mi vida!,
yo soy, yo quiero ser tu prisionero.





_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 29 Mayo 2018, 09:20

SONETOS
siglo XVIII



Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



La humilde reconvención




Dame, traidor Aminta, y jamás sea
tu cándida Amarili desdeñosa,
la guirnalda de flores olorosa
que a mis sienes ciñó la tierra Alcea.

¡Ay!, dámela, cruel; y si aún desea
tomar venganza tu pasión celosa,
he aquí de mi manada una amorosa
cordera; en torno fenecer la vea.

¡Ay!, dámela, no tardes, que el precioso
cabello ornó de la pastora mía,
muy más que el oro del Ofir luciente,



cuando cantando en ademán gracioso
y halagüeño mirar, merecí un día
ceñir con ella su serena frente.





La resignación amorosa



¿Qué quieres, crudo Amor? Deja al cansado
ánimo respirar solo un momento;
baste el veneno en que abrasarme siento,
y el dardo agudo al corazón clavado.

Ni duermo, ni reposo; y de mi lado
cual sombra huye el placer; ¡ah!, ¡qué lamento
suena en mi triste oído! De tormento
basta, Amor, basta, pues de mí has triunfado.

Le ruego así; y a mi dolor movido,
él me muestra la lumbre por que muero,
puro rayo de angélica hermosura;

yo me postro a adorarla, y encendido
en fuego celestial, penar más quiero,
y morir pido como gran ventura.





_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 29 Mayo 2018, 09:22

SONETOS
siglo XVIII



Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



El ruego encarecido



Deja ya la cabaña, mi pastora;
déjala, mi regalo y gloria mía;
ven, que ya en el oriente raya el día,
y el sol las cumbres de los montes dora.

 Ven, y al humilde pecho que te adora,
torna con tu presencia la alegría.
¡Ay!, que tardas, y el alma desconfía;
¡ay!, ven, y alivia mi pesar, señora.

Tejida una guirnalda de mil flores
y una fragante delicada rosa
te tengo, Filis, ya para en llegando.

Darételas cantando mil amores,
darételas, mi bien; y tú amorosa
un beso me darás sabroso y blando.



los tristes recuerdos


En este valle, do sin seso ahora
en muda soledad tu malhadado
nombre, ¡ay Fili!, repito, afortunado
decirte osé: «Mi corazón te adora».

Junto a este arroyo, que tu muerte llora,
te hallé cogiendo flores; y turbado
la guirnalda nupcial en tu dorado
cabello puse, y te juré señora.

Allí nos reveló sus deliciosos
misterios la alma Venus, la sagrada
tea encendiendo plácido Himeneo.

¡Ay, dejadme recuerdos dolorosos!
Mi Fili al claro Olimpo fue robada,
y yo en mil ansias fenecer me veo.


_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Mar 29 Mayo 2018, 09:24

SONETOS
siglo XVIII



Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



La fuga inútil



Tímido corzo, de cruel acero
el regalado pecho traspasado,
ya el seno de la yerba emponzoñado,
por demás huye del veloz montero;

en vano busca el agua y el ligero
cuerpo revuelve hacia el doliente lado;
cayó y se agita, y lanza congojado
la vida en un bramido lastimero.

Así la flecha al corazón clavada,
huyó en vano la muerte, revolviendo
el ánima a mil partes dolorida;

crece el veneno, y de la sangre helada
se va el herido corazón cubriendo,
y el fin se llega de mi triste vida.





El remordimiento



Perdona, bella Cintia, al pecho mío,
si evita cauto tu adorable llama;
que Fili solo su fineza inflama,
y él la idolatra aun en el mármol frío.

Si amarte intento, del silencio umbrío
su voz infausta por venganza clama:
«¿Así, me dice, ¡oh pérfido!, se ama?
¡Ay!, ¡tiembla mi furor, impío!

Vuélveme a mi inocencia y a mi pura
candidez virginal; tú de mi pecho,
¡aleve, aleve!, has la virtud lanzado.

Vuélveme a mi virtud...» Su sombra oscura
me sigue así; y en lágrimas deshecho,
me hallo en el duro suelo desmayado.




_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 31665
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 29 Mayo 2018, 23:52

PIERRE DE RONSARD

SONETOS DEL LIBRO I DEL AMOR


XVII ( Sólo en español)

Voluntad es el Destino si en el alma retengo
esos ojos y manos y pelo destrenzado:
tanto me han abrasado, oprimido y atado
que calcinado, preso, trabado morir tengo.

Del fuego y de la garra y la red no me abstengo;
queman, apresan y atan mi amoroso cuidado;
pue me veo a los pies de mi mitad inmolado,
para vivir mejor a la muerte me vengo.

Ojos, manos y pelo, quemado y retenido
y enredado tenéis mi corazón perdido
en crespo laberinto de desbocado vuelo.

¡Ay, quién pudiera ser Ovidio, el bien dicente!
Ojo no, sino hermoso astroresplandeciente;
hermoso lirio y red sedeña, mano y pelo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 31665
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Mayo 2018, 00:12

PIERRE DE RONSARD

SONETOS DEL LIBRO I DEL AMOR

XVIII ( Bilingüe)

Une beauté de quinze ans enfantine
Un or frisé de meint crespe anelet,
Un front de rose, un teint damoiselet,
Un ris qui l´ame aux Astres achemine:

Une vertu de telle beuté digne ,
Un col de neige, une gorge de lait,
Un coeur ja meur en un sein verdelet,
En Dame humaine une beauté divine:

Un oeil puissant de faire jours les nuis,
Une main douce à forcer les ennuis,
Qui tient ma vie en ses dois enfermée:

Avec un chant decoupé doucement,
Or´d´un souris, os´d´un germissement:
De tels sorciers ma raison fut charmée.

oooOooo

Una infantil belleza que quince años culmina,
un oro en rizos crespos mil veces enredado,
frente de rosa, cutis virginal, delicado,
y risa que a los astros cualquier alma encamina.

Una virtud que es de tal belleza digna:
es el seno de leche y es el cuello nevado;
unos pechos mozuelos y un corazón granado;
en una dama humana, hermosura divina.

Unos ojos que pueden tornar la noche en día,
una mano que, suave, las penas extravía
y entre los dedos tiene mi vida aprisionada;

Cuando canta, entrecorta con suavidad el canto
porque ora sonríe y ora asoma el llanto:
está de esos hechizos mi razón embrujada.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 30 Mayo 2018, 00:13

SONETOS
siglo XVIII




Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817
Estudia en Salamanca desempeñando después la Cátedra de Gramática en este centro. Más tarde pasa por Valladolid y Zaragoza acabando en Madrid, siempre ejerciendo su Cátedra de Gramática. En 1780 obtiene el premio de la Academia Española por la égloga Batilo, elogio de la vida campestre. En 1785 publica su primer volumen de Poesías. Abandona su cátedra y se hace magistrado. Tras su paso, como juez, por Zaragoza y Valladolid es trasladado a Madrid, donde publica la segunda edición de Poesías. Cae en desgracia y es desterrado a Medina del Campo, destituido de sus cargos y más tarde confinado en Zamora. Acepta cargos de los invasores por los que al terminar la guerra de la Independencia se ve obligado a exilarse: Nimes, Tolosa y Montpellier, donde muere de parálisis, pobre y abandonado. En 1866 fueron sus restos restituidos a Madrid, junto a los de su amigo Goya, quien había pintado su retrato en 1797. Azorín le consideró, dentro de los prerrománticos, el poeta más importante.





Soneto


  Cuando de mi camino atrás volviendo
miro, señora, en mi preciso daño,
tal es mi pena y mi dolor tamaño
que me siento en angustias feneciendo.

  Mas cuando vuelvo a vos, alegre viendo
la dulce causa de mi dulce engaño,
luego en mi pecho siento un bien extraño
y con gusto mis males voy sufriendo.

 Con vos se alivia mi dolor crecido
y en vos todo mi bien miro cifrado,
cuanto puedo esperar y cuanto espero;

y aunque ni el mal acaba ni el gemido,
me miro en la aflicción tan consolado
que no siento morir si por vos muero.





Soneto



Sin reparar adónde me llevaba
ni do parar pudiera, a Amor seguía
que por una anchura y fresca vía
a un muy ameno valle me guiaba.

Un palacio de lejos se mostraba,
al cual por acercarme me afligía,
cuando sintió improviso el alma mía
un lazo que seguir me embarazaba.

Acudí a desprenderme y, como el ave
que por huir la liga más se enreda,
en trampa me miré tan dura y fuerte

que por librarme de su cárcel grave
la muerte sola que probar me queda,
y aun pienso que no baste ni aun la muerte.


_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 30 Mayo 2018, 00:15

SONETOS
siglo XVIII




Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



Soneto



Señora mía, si porque yo os quiero
con una fe tan verdadera y pura
cada vez en mi daño más segura
vos gustáis de acabarme y yo ya muero,

¿qué os queda más que hacer con aquel fiero
que intente desdeñar vuestra hermosura
y el duro pecho, más que piedra dura,
negar os quiera ya por prisionero?

Si el amor me pagáis con mil rigores
y mi honesta afición es desdeñada,
¿con qué castigaréis a quien no os quiera?

Volved, que amor solo merece amores
y una tal voluntad ser bien pagada
y quien fiero no os ame solo muera.



Soneto



De Cíparis dejado el afligido
Batilo yace en la desierta arena,
al cielo acusa y al amor condena
de sí olvidado y del dolor vencido.

Del triste caso a compasión movido
el viejo Tormes la corriente enfrena,
pero la esquiva ninfa aun huye ajena
a la piedad el pecho empedernido.

De helado mármol y templado acero
al encendido dardo un cerco priva
que abra al amor, por la piedad, entrada.

¡Ay mísero zagal!, rigor tan fiero
te va acabando y tu beldad esquiva,
viendo su fin, aún se complace airada.






_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 30 Mayo 2018, 00:17

SONETOS
siglo XVIII




Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817



Soneto

¡Cuál me lleva el Amor, cuál entre abrojos
me arrastra y me revuelve, y la memoria
deja en las breñas de mi triste historia
y el corazón entre ellas por despojos!

¡Cuál me hiere implacable y de los rojos
arroyos de mi sangre la victoria
celebra de su nombre? ¿Tanta gloria
dará mi humilde fin a sus enojos?

Muévate a compasión el dolorido
cuerpo, tirano Amor, muévate el ruego
de un infeliz y alíviame el tormento,

o de mis ayes, mísero, movido,
a Fili abrasa en tu divino fuego
y en mil dolores moriré contento.



Soneto



Quédese de tu templo ya colgados
vistiendo sus paredes mis despojos
ya basta Amor de engaños y de enojos
no quiero más tu guerra y tus cuidados.

Dos años te he seguido mal gastados
que inútilmente lloran hoy mis ojos;
flores pensé coger y halleme abrojos
vuelvo atrás de mis pasos mal andados.

Tuya es, oh Amor, la culpa (y yo la pena
llevo de te servir arrepentido)
que halagas blando y te descubres fiero.

Mas, ay, romper no puedo la cadena;
¡Oh tirano cruel que al que has rendido
guardas toda la vida prisionero!




_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27379
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 30 Mayo 2018, 00:19

SONETOS
siglo XVIII




Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817




A don Eugenio de Llaguno



Alivia el peso, soberana Astrea;
déjame una hora de feliz reposo;
el crudo afán de tu servicio honroso
ceda una vez a más feliz tarea.

Santa amistad en celebrar se emplea
del claro Elpino galardón glorioso,
merced justa de un rey que poderoso
su mérito y saber honrar desea.

Vosotras, Musas, si a mi ruego un día
cedisteis gratas, y mi tierno acento
oyó afable por vos mi dulce Elpino,

prestas volad, decidle mi alegría,
del pueblo hispano el general contento,
de la virtud el júbilo divino.



Al señor don Mariano Luis de Urquijo



La lira de marfil que tierno un día
pulsar, Musas, osé con diestra mano
cuando de Otea en el florido llano
joven Lusindo suspirar me oía,

atempladme, volved; la amistad mía
hoy el timbre celebra soberano
con que su cuello resplandece ufano,
merced a un rey de buenos alegría.

Rayos de luz el vellocino de oro
despide, ornando el generoso pecho
de alta prudencia y pundonor morada.

Veló la envidia con amargo lloro,
pero el nombre feliz a su despecho
crece y sube a la bóveda estrellada.




_________________


Ama sin medida, sin límite,
sin complejo, sin permiso,
sin coraje, sin consejo, sin duda,
sin precio, sin cura, sin nada.
No tengas miedo de amar,
verterás lágrimas con amor o sin él.

Chavela Vargas

Contenido patrocinado

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 20 Ago 2018, 16:00