Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:
https://www.airesdelibertad.com/profile.forum?mode=viewprofile&u=1458Efrain Yunga

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 749825 mensajes en 38137 argumentos.

Tenemos 1324 miembros registrados.

El último usuario registrado es Efrain Yunga

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 45 usuarios en línea: 8 Registrados, 3 Ocultos y 34 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Catalina de Alvarado, Chambonnet Gallardo, Engel, F. Enrique, Javier Bustamante, javier eguílaz, José Antonio Carmona, Maria Lua


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Octubre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Ayuda para sostener el Foro


El Mantenimiento, la url del Foro, la seguridad y el espacio de almacenamiento tienen un costo anual que hasta hoy fue absorbido por la administración, ronda los E 50 euros anuales, se ha complicado hacerlo solo por esa razón se solicita ayuda, la minima indispensable de quien pueda, gracias.

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32752
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Mayo 2018, 00:20

PIERRE DE RONSARD

SONETOS DEL LIBRO I DEL AMOR

XIX ( Sólo en español)

Florecerán tus sienes antes de lo esperado,
las lindes de tus días son ya cercanas metas,
concluyes tu jornada y el día no completas,
y muere el pensamiento, de esperanza burlado.

Se mustiarán tus versos sin haberme inmutado,
y será mi destino a tu ruina abrir grietas,
nací para desmedro y burla de poetas,
el mañana hará mofa de cuanto hayas amado.

En los labios del vulgo andará tu condena,
harás tus edificios en movedizas arena,
vanamente en el cielo pintarás tu sufragio.

Así hablaba la ninfa que mi razón trastoca
cuando el cielo testigo del decir de su boca
un relámpago a diestra me envió de presagio.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32752
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 30 Mayo 2018, 00:28

PIERRE DE RONSARD

SONETOS DEL LIBRO I DEL AMOR ( Sólo en español)

XX

Bien querría, luciendo fastuosa amarillura,
gota a gota ir bajando, lluvia de oro morosa,
a caer en el regazo de mi Cassandre hermosa
cuando el sueño en sus ojos se adentra sin premura..

Cambiado luego en toro teñido de blancura,
iría mientras ella en mi lomo reposa
cuando en abril, cruzando la hierba más jugosa,
flor, a otras flores mil deslumbra con holgura.

Bien querría, y que eso me aliviara la pena,
ser un Narciso yo y ella una duente amena.
Dentro de ella una noche el reposo hallaría.

Y no menos querría que esa noche fuera
eterna y nunca más la Aurora amaneciera
y me apagara el sueño al encender el día.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Lun 04 Jun 2018, 06:18, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 30 Mayo 2018, 09:17

SONETOS
siglo XVIII




Meléndez Valdés, Juan
Ribera del Fresno (Badajoz). 1754 - Montpellier (Francia). 1817
Estudia en Salamanca desempeñando después la Cátedra de Gramática en este centro. Más tarde pasa por Valladolid y Zaragoza acabando en Madrid, siempre ejerciendo su Cátedra de Gramática. En 1780 obtiene el premio de la Academia Española por la égloga Batilo, elogio de la vida campestre. En 1785 publica su primer volumen de Poesías. Abandona su cátedra y se hace magistrado. Tras su paso, como juez, por Zaragoza y Valladolid es trasladado a Madrid, donde publica la segunda edición de Poesías. Cae en desgracia y es desterrado a Medina del Campo, destituido de sus cargos y más tarde confinado en Zamora. Acepta cargos de los invasores por los que al terminar la guerra de la Independencia se ve obligado a exilarse: Nimes, Tolosa y Montpellier, donde muere de parálisis, pobre y abandonado. En 1866 fueron sus restos restituidos a Madrid, junto a los de su amigo Goya, quien había pintado su retrato en 1797. Azorín le consideró, dentro de los prerrománticos, el poeta más importante.







Soneto


Ora pienso yo ver a mi señora
de donosa aldeana, y que el cabello
libre le vaga por el alto cuello,
cantando alegre al despertar la Aurora:

Ya en pellico y callado de pastora
los corderillos guía, y suelta al vellos
por el prado brincar corre en pos de ellos;
ya en ocio blando en la cabaña mora.

Tierna ora ríe, y va cogiendo flores:
a caza ora tras ella el monte sigo;
y bailar en la fiesta ora la veo.

Así ausente me alivio en mis dolores;
y aunque sueño de amor es cuanto digo,
el alma siente un celestial recreo.




_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 30 Mayo 2018, 09:22


SONETOS
siglo XVIII





Melgar, Mariano
Aretipa (Perú). 1790 - 1815
Hijo de español e india, hace sus primeros estudios en el Colegio Seminario de Aretipa. Deja los estudios religiosos y pasa a Lima para estudiar Leyes. Una vez terminada la carrera vuelve a su ciudad natal instalándose como abogado. Allí recibe el golpe que transformará su vida: su amada Silvia opta por la decisión de sus padres, no accediendo al matrimonio con el poeta. Esto le lleva a una depresión que le acompañará hasta su muerte. Cuando estalla la rebelión por la Independencia en Cusco en 1814 se alista voluntario. Hecho prisionero, en la batalla del río Umachiri, es sometido a consejo de guerra y condenado a muerte al día siguiente de la sentencia. A pesar de su breve carrera lírica es considerado como un buen poeta lírico en la literatura peruana.




Soneto


No nació la mujer para querida,
por esquiva, por falsa y por mudable;
y porque es bella, débil, miserable,
no nació para ser aborrecida.

No nació para verse sometida
porque tiene carácter indomable;
y pues prudencia en ella nunca es dable
no nació para ser obedecida.

Porque es flaca no puede ser soltera,
porque es infiel no puede ser casada,
por mudable no es fácil que bien quiera.

Si no es, pues, para amar o ser amada,
sola o casada, súbdita o primera,
la mujer no ha nacido para nada.



Soneto a Silvia


Bien puede el mundo entero conjurarse
contra mi dulce amor y mi ternura,
y el odio infame y tiranía dura
de todo su rigor contra mí armarse.

Bien puede el tiempo rápido cebarse
en la gracia y primor de su hermosura,
para que cual si fuese llama impura
pueda el fuego de amor en mí acabarse.

Bien puede en fin la suerte vacilante,
que eleva, abate, ensalza y atropella,
alzarme o abatirme en un instante;

Que el mundo, al tiempo y a mi varia estrella,
más fino cada vez y más constante,
les diré: «Silvia es mía y yo soy de ella».




_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Miér 30 Mayo 2018, 09:24

SONETOS
siglo XVIII


Melgar, Mariano
Aretipa (Perú). 1790 - 1815
Hijo de español e india, hace sus primeros estudios en el Colegio Seminario de Aretipa. Deja los estudios religiosos y pasa a Lima para estudiar Leyes. Una vez terminada la carrera vuelve a su ciudad natal instalándose como abogado. Allí recibe el golpe que transformará su vida: su amada Silvia opta por la decisión de sus padres, no accediendo al matrimonio con el poeta. Esto le lleva a una depresión que le acompañará hasta su muerte. Cuando estalla la rebelión por la Independencia en Cusco en 1814 se alista voluntario. Hecho prisionero, en la batalla del río Umachiri, es sometido a consejo de guerra y condenado a muerte al día siguiente de la sentencia. A pesar de su breve carrera lírica es considerado como un buen poeta lírico en la literatura peruana.




Soneto



Figurarme solía un magistrado
que hoy sostuviese a la nación entera:
¡qué luces, qué virtudes no exigiera
un empeño tan grande y elevado!

Sólo el poder de un Dios a tanto grado
las prendas de un mortal llevar pudiera;
mas ya en nuestras desdichas ¿quién espera
un prodigio tan raro y acabado?

Dije: y «miradlo aquí», contesta ufano,
señalándome el gran Vista - Florida,
el genio tutelar del pueblo indiano;

la América no más será oprimida
con este Consejero, y el hispano
a este patricio deberá la vida.




Mora, José Joaquín de
Cádiz. 1783 - Madrid. 1864
Lucha en la guerra de la Independencia contra los franceses, donde es hecho prisionero y llevado a Francia. Vuelve a España, pero debido a sus ideas liberales se exilia a Londres en 1823. En 1826 sale de Londres rumbo a Buenos Aires. Pasa más tarde a Chile donde redacta el acta de su Constitución en 1828. Más tarde se afinca en Perú y Bolivia. En 1840 regresa a España y en 1848 ingresa en la Real Academia Española.



El estío



Hermosa fuente que al vecino río
sonora envías tu cristal undoso,
y tu blanda, cual sueño venturoso,
yerba empapada en matinal rocío.

Augusta soledad del bosque umbrío
que da y protege el álamo frondoso,
amparad de verano riguroso
al inocente y fiel rebaño mío.

Que ya el suelo feraz de la campiña
selló julio con planta abrasadora
y su verdura a marchitar empieza;

y alegre ve la pámpanos aviña
en sus venas la savia bienhechora,
nuncio feliz de la otoñal riqueza.




_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 31 Mayo 2018, 09:24

SONETOS
siglo XVIII





Mora, José Joaquín de
Cádiz. 1783 - Madrid. 1864
Lucha en la guerra de la Independencia contra los franceses, donde es hecho prisionero y llevado a Francia. Vuelve a España, pero debido a sus ideas liberales se exilia a Londres en 1823. En 1826 sale de Londres rumbo a Buenos Aires. Pasa más tarde a Chile donde redacta el acta de su Constitución en 1828. Más tarde se afinca en Perú y Bolivia. En 1840 regresa a España y en 1848 ingresa en la Real Academia Española.


Acta de una sesión




Cotorreando en mórbidos sillones,
diez leguleyos de cerebro vano,
acerca de si Ticio es ciudadano,
ensartaron horrendas sinrazones.

Seco el jugo vital de los pulmones,
y agotado el idioma chabacano,
estas palabras dirigió un hermano,
a todos los demás santos varones:

Padres conscriptos, que el profano sea
civil o ciudadano, es una idea
que acaso pueda interesar a otros.

Yo en tan grave cuestión ni entro ni salgo
lo que importa saber es, si ese hidalgo
es tan grave animal como nosotros.



Soneto



Díjome Fabio que en el monte Hibleo
nacen como carneros las perdices,
y que Dido llevaba en las narices,
como gafas, montado un rey pigmeo.

Que casada Cenobia con Orfeo,
después de muchos cuentos y deslices,
estudiaron en Londres de aprendices,
y a todo respondí: Fabio, lo creo.

Que hay un mono en Berlín que con el rabo
sabe escribir en la pared su nombre,
y con grande primor saca una muela.

Dije, Fabio, lo creo: Mas al cabo
me contó que Damón era un gran hombre,
y entonces dijo: Fabio eso no cuela.



_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 31 Mayo 2018, 09:26

SONETOS
siglo XVIII



Mora, José Joaquín de
Cádiz. 1783 - Madrid. 1864
Lucha en la guerra de la Independencia contra los franceses, donde es hecho prisionero y llevado a Francia. Vuelve a España, pero debido a sus ideas liberales se exilia a Londres en 1823. En 1826 sale de Londres rumbo a Buenos Aires. Pasa más tarde a Chile donde redacta el acta de su Constitución en 1828. Más tarde se afinca en Perú y Bolivia. En 1840 regresa a España y en 1848 ingresa en la Real Academia Española.



Soneto



El tachonado y puro firmamento
con todas sus lumbreras inmortales,
esa luz que nos vierte sus raudales,
más sutil, más veloz que el pensamiento.

El misterioso y grave movimiento
de sus revoluciones desiguales,
¡qué de goces intensos, celestiales,
no dan al atrevido entendimiento!

¡Y está serena el alma, y no palpita
rápido el corazón! ¡Ni estalla el labio,
cediendo al entusiasmo que lo agita!

Hombre, suelta el compás y el astrolabio;
mentido es tu saber, siente y medita:
quien más medita y siente es el más sabio.



Soneto



Álzase Marco Tulio de su asiento
con grave pompa y majestad divina;
tiembla de espanto y rabia Catalina,
inmóvil el Senado escucha atento.

Brota el raudal sonoro y al momento
sálvase Roma de fatal ruina,
el pueblo al Cónsul la cerviz inclina,
y padre clama en jubiloso acento.

Ahora si me preguntas en qué autores
adquirió Cicerón el privilegio
de arrancar tan magníficos honores,

yo ye responderé, que ese hombre egregio,
modelo de abogados y oradores,
ni estudió a Vinio, ni pisó el colegio.





_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 31 Mayo 2018, 09:28

SONETOS
siglo XVIII



Mora, José Joaquín de
Cádiz. 1783 - Madrid. 1864
Lucha en la guerra de la Independencia contra los franceses, donde es hecho prisionero y llevado a Francia. Vuelve a España, pero debido a sus ideas liberales se exilia a Londres en 1823. En 1826 sale de Londres rumbo a Buenos Aires. Pasa más tarde a Chile donde redacta el acta de su Constitución en 1828. Más tarde se afinca en Perú y Bolivia. En 1840 regresa a España y en 1848 ingresa en la Real Academia Española.




Imitación de Lord Byron

Luzbel creyó que el orbe de la tierra
su personal esmero requería;
sube y observa la demencia impía
que arma a los hombres en nefanda guerra.

Sangre a ríos inunda valle y sierra;
roba el cañón la claridad del día;
muere en los brazos de la madre pía
la prenda cara que su dicha encierra.

Y en tan atroz desorden y locura,
al homicida, al robador exalta
gloria falaz, con alabanza impura.

Luzbel de un brinco al horno averno salta;
«nuestra victoria (dice) está segura;
arriba, por ahora, no hago falta».




Olmedo, José Joaquín
Guayaquil (Ecuador). 1780 - 1847
Doctorado en Derecho, fue profesor en las Universidades de San Marcos de Lima y Santo Tomás de Aquino. Diputado por las Cortes españolas de Cádiz, vota en 1814 por el desconocimiento de Fernando VII, mientras este no jurase la Constitución. En 1816 huye de España y regresa a Guayaquil. Por motivos políticos tiene que exilarse a Perú, regresando en 1828 a Ecuador. Diplomático en Londres y París. Sus Poesías completas fueron reunidas y editadas en 1947.




En la muerte de mi hermana



¿Y eres tú Dios? ¿A quién podré quejarme?
inebriado en tu gloria y poderío.
¡ver el dolor que me devora impío
y la mirada de piedad negarme!

Manda alzar otra vez por consolarme
la grave losa del sepulcro frío,
y restituye, oh Dios, al seno mío
la hermana que has querido arrebatarme.

Yo no te la pedí. ¡Qué! ¿es por ventura
crear para destruir, placer divino,
o es de tanta virtud indigno el suelo?

¿o ya del todo absorto en tu luz pura
te es menos grato el incesante trino?
Dime, ¿faltaba este ángel a tu cielo?




_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Jue 31 Mayo 2018, 09:30

Olmedo, José Joaquín
Guayaquil (Ecuador). 1780 - 1847
Doctorado en Derecho, fue profesor en las Universidades de San Marcos de Lima y Santo Tomás de Aquino. Diputado por las Cortes españolas de Cádiz, vota en 1814 por el desconocimiento de Fernando VII, mientras este no jurase la Constitución. En 1816 huye de España y regresa a Guayaquil. Por motivos políticos tiene que exilarse a Perú, regresando en 1828 a Ecuador. Diplomático en Londres y París. Sus Poesías completas fueron reunidas y editadas en 1947.






Al general Lamar


No fue tu gloria el combatir valiente,
ni el derrotar las huestes castellanas;
otros también con lanzas inhumanas
anegaron en sangre el continente.

Gloria fue tuya el levantar la frente
en el solio sin crimen, las peruanas
layes santificar, y en las lejanas
playas morir proscrito o inocente.

Surjan del sucio polvo héroes de un día,
y tiemble el mundo a sus feroces hechos:
pasará al fin su horrenda nombradía.

A la tuya los siglos son estrechos,
Lamar, porque el poder que te dio el cielo
sólo sirvió a la tierra de consuelo.





_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27794
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 70
Localización : Barcelona

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Pedro Casas Serra el Jue 31 Mayo 2018, 09:56

En la muerte de mi hermana


¿Y eres tú Dios? ¿A quién podré quejarme?
inebriado en tu gloria y poderío.
¡ver el dolor que me devora impío
y la mirada de piedad negarme!

Manda alzar otra vez por consolarme
la grave losa del sepulcro frío,
y restituye, oh Dios, al seno mío
la hermana que has querido arrebatarme.

Yo no te la pedí. ¡Qué! ¿es por ventura
crear para destruir, placer divino,
o es de tanta virtud indigno el suelo?

¿o ya del todo absorto en tu luz pura
te es menos grato el incesante trino?
Dime, ¿faltaba este ángel a tu cielo?


Enorme intensidad y fuerza tiene este soneto del ecuatoriano José Joaquín Olmedo, poeta que no conocía y que ma ha gustado conocer. Gracias, Lluvia.

Un abrazo.
Pedro

avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:29

Gracias te damos a ti, querido Pedro, nos gusta que estés cerca y valoramos tu compañía.
Besos.


_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:31


SONETOS
siglo XVIII




Paz y Salgado, Antonio de
Real de Minas de Tegucigalpa (Honduras). 1748
De la Real Audiencia. Hallado en Internet.




A don Manuel Cayetano Falla



De la divina Astrea al bibio estrecho
túmulo de Mercurio aquí se erige
suspende caminante, y del colixe
la medio efigie, de quien se ve el pecho.

La realidad la imagen ha contrahecho,
porque de este doctor memorias fixe,
que supo en vida, y muerte ser quien rixe
por la senda segura del derecho.

Mauseolo a sus cenizas en la bella
mansión etérea tiene, y luminoso
equivoca lo muerto con lo ausente.

Porque enseñando a tantos industriosos
la justicia; tomó claro Oriente,
y eternizó su vida como Estrella.



Soneto



Cristo piadoso, que en la cruz clavado,
el pecho muestras por mí herido,
lava en tu sangre con eterno olvido
la mancha torpe de mi vil pecado.

Por ser fuente de bienes me has amado,
y con muerte afrentosa redimido;
por ser fuente de males te he ofendido,
y tus justos preceptos quebrantado.

Tu real palabra has obligado a darme
tus bienes cuando yo te los pidiera
con tan gran claridad llegaste a amarme.

Esta es Señor la petición postrera,
pues moriste por sólo perdonarme
perdóname Señor antes que muera.



_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:34

SONETOS
siglo XVIII


Pérez y Ramírez, Manuel María
Santiago de Cuba. 1781 - 1853
Escritor, periodista y poeta.




El amigo reconciliado



Por algún accidente no pensado
suele quebrarse un vaso cristalino;
trátase de soldar con barniz fino,
y lógrase por fin verlo pegado.

Pero por más que apure su cuidado
el ingenio más raro y peregrino,
dejarlo sin señal es desatino:
siempre quedan señales de quebrado.

Así es una amistad de mucha dura:
quiébrase la amistad que hermosa fuera;
suéldala el tiempo con su gran cordura.

Cierto que la amistad se mira entera;
pero con la señal de quebradura
nunca puede quedar como antes era.


Porcel Salablanca, José Antonio
Granada. 1715 - 1794
Colegial del Sacro Monte. Se ordenó sacerdote. Vive en Madrid al servicio del Conde de Torrepalma. Pertenecía a las academias del Trípode, con el nombre de «Caballero de los Jabalíes» y a la academia del «Buen Gusto» con el nombre de «El Aventurero». En 1752 fue nombrado Académico de la Española. Sus sonetos son más propios del barroquismo del siglo anterior que de su época del prerromántico.



A una dama, admiradora de Garcilaso, enviándole dulces


«Cerca del Darro, en soledad amena»,
con tu memoria ¡oh, Julia! divertía
los males de mi triste fantasía,
de cuyo bien la ausencia me enajena.

Cuando por nuevo susto, nueva pena...
ya no quiero más culto, Julia mía,
digo en plena corriente, que ayer día
me dijeron que no quedabas buena.

Que era el mal, resfriado y en tal caso
almendras, te receto, confitadas;
prendas son de mi afecto nada escaso,

y con motivo de tu mal buscadas,
cómetelas y di con Garcilaso:
«¡Oh, dulces prendas, por mi mal, halladas!»


_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:37

SONETOS
siglo XVIII


Porcel Salablanca, José Antonio
Granada. 1715 - 1794
Colegial del Sacro Monte. Se ordenó sacerdote. Vive en Madrid al servicio del Conde de Torrepalma. Pertenecía a las academias del Trípode, con el nombre de «Caballero de los Jabalíes» y a la academia del «Buen Gusto» con el nombre de «El Aventurero». En 1752 fue nombrado Académico de la Española. Sus sonetos son más propios del barroquismo del siglo anterior que de su época del prerromántico.






Soneto



Hombres bobos, que al ver una hermosura
le entregáis las potencias y sentidos,
y aun poseéis las dichas, entendidos
estad en que la dicha no es segura.

Acteón escarmientos os procura;
que a una casta deidad (si ennoblecidos
deben los riesgos ser apetecidos)
dio un sentido, y ya llora su locura.

Sólo en la vista tuvo su delicia,
y se vio, cual lo veis, muerto, deshecho,
bruto y con astas; pero no lo dudo,

pues cualquiera mujer que se codicia
(sea la mejor), lo deja a un hombre hecho
un pobre, un bruto, y lo peor, cornudo.




Quintana, Manuel José
Madrid. 1772 - 1857
Poeta, escritor y dramaturgo. Censor de los Teatros Madrileños. Su familia procedía de Extremadura. Estudia Derecho en Salamanca, siendo discípulo de Meléndez Valdés, que por aquel entonces era el poeta más representativo de la escuela salmantina. En las Poesías de Quintana publicadas en 1878 se nota la influencia de su maestro. Acabados sus estudios, regresa a Madrid en 1795 ejerciendo como abogado. Durante la Guerra de la Independencia se enfrenta a los franceses, con el cargo de primer oficial en la Junta Suprema Gobernativa del Reino. Por sus ideas es desterrado a la ciudad de Pamplona (1814-1820). En el año 1823 fue nombrado director de Instrucción Pública y con la muerte de Fernando VII, nombrado preceptor de la reina Isabel II. Esta reina le coronó el año 1855, durante una sesión del Senado, como homenaje de la opinión pública al poeta más representativo de una época.




Soneto


No con vana lisonja y blando acento
me quieras engañar, huésped del prado;
yo no soy lo que fui: rigor del hado
me condena por siempre el escarmiento.

Nunca lozana a su primer contento
la planta vuelve que truncó el arado,
por más que al cielo le merezca agrado
y que amoroso la acaricie el viento.

Anda, pasa adelante; en otras flores
más ricas de fragancia y más felices
pon tu dulce cuidado y tus amores:

Que es ya en mí por demás cuanto predices,
pues el aire del sol con sus ardores
quemó hasta la esperanza en sus raíces.






_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:39

SONETOS
siglo XVIII


Salas, Francisco Gregorio de
España. 1755 - 1822
Poeta hallado en Internet.




Del pastor



Suele el pastor que duerme prevenido
despertar al ladrido de algún perro,
que sigue el fiero lobo por un cerro,
animoso, tenaz y embravecido.

Reconoce el ganado en el sonido
del destemplado y rústico cencerro,
y en la limpia satén de tosco hierro
prepara el desayuno apetecido.

Ordeña en tarros la abundante leche
forma después el queso delicioso,
abre la red y suelta su ganado;

y como allí no hay nadie que le aceche,
templa el tosco rabel, y con reposo
canta su amor alegre y sosegado.



El labrador



Al matutino canto valeroso
del arrogante gallo, se levanta
el fuerte labrador, a quien no espanta
el trabajo más rígido y penoso.

Al animal domado y perezoso
el yugo pone y la cerviz quebranta,
sale, y en su labor alegre canta,
divertido, pacífico y gozoso.

Rompe la sazonada y blanda tierra,
aplica el aguijón al buey pesado,
toma algún corto y fácil alimento,

y apenas por la cima de una sierra
declina el sol, se vuelve, aunque cansado,
a cenar con sus hijos muy contento.


_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:41

SONETOS
siglo XVIII


Samaniego, Félix María de
La Guardia (Álava). 1745 - 1801
Pertenecía a una familia rica y noble. Tras los primeros estudios en la casa paterna es enviado a la Universidad de Valladolid donde permaneció dos años. En uno de sus viajes a Francia se entusiasma con los enciclopedistas y se queda a vivir en tierras francesas. Estudió en Bayona (Francia). Fundador junto a su tío Javier María de Munive, conde de Peñaflorida, de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País. Casado con Manuela Salcedo, no tuvo hijos. Fue alcalde de Tolosa. Junto a Tomás de Iriarte está considerado como el mejor de los fabulistas españoles.



La fregona


Estaba una fregona por enero
metida hasta los muslos en el río,
lavando paños con donaire y brío
y mil necios trayendo al retortero.

Un cierto conde alegre y placentero
la pregunta por gracia: -¿Tienes frío?
Respondió la fregona: -Señor mío,
siempre llevo conmigo yo un brasero.

El conde, que era astuto y supo dónde,
la dijo, haciendo rueda como un pavo,
que le encendiera un cirio que traía.

Y dijo entonces la fregona al conde,
alzándose las faldas hasta el cabo:
-Pues sople ese tizón Vueseñoría.



La gallega



Casó Maruxa, gruesa gallegota
de luenga agigantada catadura,
con Domingo Chaveila, tal ventura
se celebró con zambra y con chacota.

Hubo gaita, garrote, danza y bota
que festejó la posesión futura
y ella, caliente, finge una apretura
para irse a la cama sin dar nota.

Despídese la turba lastimada,
y ella, sus atavíos deponiendo,
toda la cama ocupa esparrancada.

El la dice: -Muller, eu non intiendo
donde acostarme. ¿Non?, dice agitada,
pues ella propio sellu está diciendo.





_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:44

Ampliamos un poco la biografía de Samaniego

BIOGRAFÍA


Félix María Serafín Sánchez de Samaniego nació en Laguardia, Álava, el 12 de octubre de 1745. Era hijo de Félix Ignacio Sánchez de Samaniego y Munibe y de Juana María Teresa Zabala y Arteaga. El profesor Manuel Hurtado de Mendoza lo instruyó en distintas materias: latín, gramática española, ortografía y prosodia. Este aprendizaje humanístico resultó fundamental para el autor. Ante la desconfianza que tenía su padre por la enseñanza universitaria, fue enviado a completar sus estudios a Francia, siguiendo las costumbres de la nobleza vasca. Concluidos los estudios, viajó un tiempo por Burdeos y Toulouse. En agosto de 1763 volvió definitivamente a su tierra. Fue miembro fundador de Real Sociedad Bascongada.

Cuando murió su tío Bernardo de Zabala y Arteaga, Samaniego heredó señoríos de Yurreamendi, Idiáquez e Irala. Se casó con Manuela de Salcedo, hija de una renombrada familia bilbaína.

En 1777 había acabado ya su colección de fábulas que envió a Madrid a Tomás de Iriarte, el cual dio un informe favorable de las mismas y le remitió más tarde el poema de La Música para sellar su amistad. En agradecimiento, el fabulista riojano incluyó unos versos laudatorios al poeta canario cuando publicó en la imprenta de Benito Monfort de Valencia sus Fábulas en verso castellano para el uso del Real Seminario Bascongado, en 1781. Su relación con Tomás de Iriarte enseguida se rompió. En 1782 había publicado Iriarte sus Fábulas literarias en la Imprenta Real y puso en la "Advertencia del editor" que "ésta es la primera colección de fábulas enteramente originales que se ha publicado en castellano", a pesar de que su autor conocía las de Samaniego manuscritas desde 1777 e impresas en la edición de 1781 que le remitió. Esto labró una enemistad llena de polémicas públicas que duró décadas.
En 1783 fue nombrado comisario en corte. En 1790 el autor, que no había conseguido descendencia de su mujer legítima, tuvo un hijo natural que fue bautizado en el pueblo guipuzcoano de Lizarza con el nombre de Félix María de Paula.
En 1792 decidió dejar la capital vizcaína para retornar a Laguardia. Pero el 7 de marzo de 1793 Francia declaró la guerra a España. Los franceses invadieron Cataluña y el País Vasco, y no se retiraron hasta agosto de 1795. A Samaniego le afectó en sus posesiones guipuzcoanas, en especial en Tolosa, cuyo palacio de Yurreamendi quedó desmantelado.

Murió en Laguardia el 11 de agosto de 1801.



_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:46

SONETOS
siglo XVIII

Samaniego, Félix María de
La Guardia (Álava). 1745 - 1801



Soneto de Manuel



Ardiente una muchacha el otro día,
en tanto que su madre en misa estaba,
llena de miedo y turbación dudaba
si a su amante Manuel se lo daría.

Temiendo si preñada quedaría,
entre darlo y no darlo vacilaba,
y el valiente mozuelo la animaba
diciendo que al venir lo sacaría.

Fueron tan poderosos los ataques,
que consiguió, por fin, verla en el suelo,
y dijo al derramar de los zulaques:

-Qué suave es la sustancia del ciruelo:
por tu vida, Manuel, no me la saques,
y más que llegue la barriga al cielo.



Soneto a Nice



No te quejes, oh Nice, de tu estado
porque te llamen puta a boca llena,
pues puta ha sido mucha gente buena
y millones de putas han reinado.

Dido fue puta de un audaz soldado,
a ser puta Cleopatra se condena,
y el nombre lucrecial, que tanto suena,
no es tan honesto como se ha pensado.

Esa de Rusia emperatriz famosa
que fue de los carajos centinela,
entre más de dos mil murió orgullosa;

y pues ya lo dan todas sin cautela,
haz tú lo mismo, Nice vergonzosa,
que esto de honra y virgo es bagatela.




_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Vie 01 Jun 2018, 01:49

SONETOS
siglo XVIII

Samaniego, Félix María de
La Guardia (Álava). 1745 - 1801




La melindrosa


Señor don Juan, quedito, que me enfado.
¿Besar la cara? Es mucho atrevimiento.
¿Abrazos? ¡Ay Jesús!, no lo consiento.
¿Cosquillas? No las hay por ese lado.

¿Remangarme? ¡Ay, Juanito!, ¿y el pecado?
¡Qué malos sois los hombres!... Pasos siento.
¿No es nadie? Pues, bien, vaya en un momento;
mas ¡cuidado!, no venga algún criado.

¡Jesús!, que loca soy! ¡Quién lo diría
que con un hombre yo!... ¿Cómo cristiana?,
que ya de puro gusto... ¡Ay, alma mía!

¡Traidor, déjame, vete...!, ¿aún tienes gana?
Pues cuando tú lo logres otro día...
Pero, Juanito, ¿volverás mañana?




Solís, Dionisio de
Córdoba. 1774 - Madrid. 1834
Seudónimo de Dionisio Villanueva y Ochoa. Trabajó en el teatro de apuntador. Tradujo y fue autor de comedias.




A un cortesano



Dicen que eres mudable, don Pepito,
que fuiste de Manolo cortesano,
soneteruelo del francés tirano
y de sus odres perennal mosquito;

que mudando de altar, de culto y rito
fuiste, tras esto, muratista insano
y, para postres, del Nerón hispano
semanalmente adorador contrito.

Pero no dicen bien; el pueblo miente,
ni menos hay razón por que afrentando
te esté, y traidor y apóstata te llame.

Antes en eso mismo que insolente
te echa Madrid en cara, estás mostrando
cuán firme has sido siempre en ser infame.






_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 01:50


SONETOS
siglo XVIII




Dionisio Villanueva y Ochoa (Córdoba, 1774 — Madrid, 1834), más conocido por su pseudónimo de "Dionisio Solís", fue un dramaturgo, actor y músico español del último cuarto del siglo XVIII y primer cuarto del XIX.

Biografía

Era de humildes orígenes, hijo de Juan de Villanueva y de Antonia de Rueda; estudió en Sevilla latinidad, retórica y poética bajo la dirección de Faustino Matute Gaviria, un hombre de letras amigo de Juan Pablo Forner; estos fueron los únicos estudios que pudieron costearle sus padres, pero salió tan aventajado que ya a los quince años había traducido varias Odas de Horacio y compuesto poemas originales que admiraron a Forner. También aprendió un año de música con el maestro de capilla de la catedral Antonio Ripa. Y, para no ser gravoso a sus padres, se acomodó con una compañía dramática de cómicos, para los que compuso tonadillas. De natural despejado, aprendió por sí mismo lenguas (francés, inglés, italiano y griego antiguo) e historia nacional, además de otras materias que llegó a dominar como el que más. Se inició como primer apuntador en el Teatro de la Cruz de Madrid desde la edad de 19 años, desarrollando luego sus facetas de autor, actor y violinista. Su amistad con el actor Isidoro Máiquez aseguró la puesta en escena de sus obras. Su adaptación del drama Misantropía y arrepentimiento de August von Kotzebue el 30 de enero de 1800 en el Coliseo de la Cruz fue un éxito tan formidable (18 representaciones) que lo puso en el mapa teatral de entonces. También adaptó autores clásicos como Tirso y tradujo piezas de dramaturgos tan dispares como Vittorio Alfieri, Voltaire o Shakespeare. De su dramaturgia pueden mencionarse las obras La literata, La comparsa de repente (1828), La pupila (1830), Camila, y las tragedias Tello de Neira y Blanca de Borbón. Como poeta cultivó el soneto y escribió con cierta soltura cantilenas y romances moriscos y pastoriles al estilo de Lope de Vega y Luis de Góngora("Escuchadme, castellanos...", "La tierna pastora mía...").

Escribió odas de tema amoroso o relativas a la Guerra de la Independencia (La invasión francesa, A lord Wellington) Destacan también sus fábulas morales al estilo de Samaniego.
Contrajo matrimonio con María Ribera, primera actriz en el estreno de El sí de las niñas, de Leandro Fernández de Moratín.

Pobre importuno



¿Por qué aspira sin fruto, Arnardi bella,
a lo que darme tu piedad resiste?
¿por qué mi amor en alcanzar insiste
lo que me impide merecer mi estrella?

¿No fuera bien buscar a mi querella,
en el asilo de mi tumba triste,
el anhelado fin, pues que consiste
mi única dicha y mi consuelo en ella?

¡Necio, que pronto de esperar cansado,
se abate tu pasión, antes osada,
y con el miedo la fortuna mide!

¿Qué amador fue constante y no fue amado?
¿O qué mujer, del hombre importunada,
no la concede al fin lo que le pide?



Soneto


¡En media hora un soneto! ¿A qué cristiano
a tan bárbaro afán se le condena?
¿Y es Filis quien lo quiere? ¿A qué otra pena
me sentenciara un Fálaris tirano?

Pues qué, ¿no hay más? O ¿están tan a la mano
los consonantes como en esta amena
margen del Turia la menuda arena
en que tu blanco pie se imprime ufano?

No, cara Filis; mándame otra cosa,
ora de riesgo sea, ora de afrenta;
que a cuanto de mis órdenes concedo.

Pero ¿un soneto, y qué, por ser tú hermosa,
en ello, al fin, mi necedad consienta?
No, Filis, no; perdóname: ¡no puedo!






_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 01:52

SONETOS
siglo XVIII

Dionisio Villanueva y Ochoa (Córdoba, 1774 — Madrid, 1834), más conocido por su pseudónimo de "Dionisio Solís", fue un dramaturgo, actor y músico español del último cuarto del siglo XVIII y primer cuarto del XIX.



Soneto


Puro y Luciente sol, ¡oh, qué consuelo
al alma mía en tu presencia ofreces,
cuando con rostro cándido esclareces
la oscura sombra del nocturno velo!

¡Oh, cómo animas el marchito suelo
con benéfica llama! Y ¡cómo creces
inmenso y luminoso, que pareces
llenar la tierra, el mar, el aire, el cielo!

¡Oh sol! Entra en la espléndida carrera
que te señala el dedo omnipotente,
al asomar por las etéreas cumbres;

y tu increado Autor piadoso quiera,
que desde oriente a ocaso eternamente
pueblos felices en tu curso alumbres!



Soneto


Canta blanco palomo, y de la aurora
el róseo carro con ti acento llama;
que atenta escucha en la mullida cama
la esposa a quien tu cántico enamora.

Canta y anuncia la estación de Flora
y el delicioso incendio que te inflama,
mientras sentado en la frontera rama
otro palomo solitario llora.

¡Felice tú que puedes con tu canto
al alma penetrar por el oído
del ave amante en que tu bien se funda!

Y ¡mísero de mí, que la triste llanto
en que a solas me miras consumido,
sin fruto el rostro y sin cesar me inunda!







_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 01:57

SONETOS
siglo XVIII


Somoza, José
Piedrahíta (Ávila). 1781 - 1852
Político, escritor y poeta. Procurador en Cortes y diputado por Ávila. Amigo de Jovellanos y uno de los protegidos de la Duquesa de Alba. Colaboraba con el Semanario Pintoresco Español. Durante el periodo absolutista fue encarcelado.




La durmiente


La Luna, mientras duermes, te acompaña;
tiende su luz por tu cabello y frente,
va del semblante al cuello y lentamente
cumbres y valles de tu seno baña.

Yo, Lesbia, que al umbral de tu cabaña,
hoy velo, lloro y ruego inútilmente,
el curso de la Luna refulgente
dichoso he de seguir, o Amor me engaña.

He de entrar, cual la Luna, en tu aposento;
cual ella, al lecho en que tu faz reposa,
y cual ella a tus labios acercarme.

Cual ella, respirar tu dulce aliento,
y cual el disco de la casta diosa,
puro, trémulo, mudo, retirarme.





A la Magdalena



A la virtud, cuando habitara el suelo,
su imperio la belleza sometía,
la faz encantadora que atraía
el mundo al sonreír, lloró ante el Cielo.

Calmose el huracán que en raudo vuelo
el mar de las pasiones embestía;
fue la tiniebla luz, la noche día,
alzando la verdad su eterno velo.

La paz logró en la tierra una victoria,
y a las plantas del Justo por trofeos
se vieron los placeres, los amores;

las insignias del triunfo de más gloria,
las armas de la lid de los deseos,
suspiros, besos, lágrimas, olores.






_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 02:00

SONETOS
siglo XVIII

Somoza, José
Piedrahíta (Ávila). 1781 - 1852
Político, escritor y poeta. Procurador en Cortes y diputado por Ávila. Amigo de Jovellanos y uno de los protegidos de la Duquesa de Alba. Colaboraba con el Semanario Pintoresco Español. Durante el periodo absolutista fue encarcelado.


(Ampliamos su biografía)

Somoza y Muñoz, José. Piedrahíta (Ávila), 21.X.1781– 4.X.1852. Escritor.
Nació en una familia acomodada, su padre fue un hombre culto y, en su infancia, Somoza tuvo oportunidad de conocer, en la tertulia de su padre o en la del palacio ducal de los Alba, a personajes de la talla de Jovellanos, Goya, Meléndez Valdés, Quintana, Cabarrús o Iglesias de la Casa. En 1787 su familia se estableció en Salamanca, ciudad en la que inició su educación. Su correrías juveniles le impidieron finalizar ninguna carrera. La muerte de su padre en 1797 supuso un cambio en sus costumbres; regresó a Piedrahíta para dedicarse a la lectura y al cuidado de su familia. Vivió soltero acompañado de sus hermanos.

En reiteradas ocasiones demostró su filantropía al publicar cuadernitos y opúsculos dedicados a instituciones benéficas. A pesar de su voluntario retiro, estuvo atento a las novedades filosóficas e intelectuales de la época. Su trayectoria vital coincide con la transición entre siglos y ello se manifiesta por la adhesión a los ideales ilustrados. El propósito didáctico se despliega en toda su producción. Destacan sus artículos costumbristas con un autobiografismo explícito y una voluntad de estilo en la descripción de personajes que los alejan de los “tipos” genéricos. Otro de sus valores estéticos fue la utilización de la prosa como instrumento poético. Su poesía también debe ser leída contextualizándola en el cruce cultural ya mencionado, pero su originalidad hace dudoso incluirle en la llamada “escuela salmantina”. Al género teatral se acerca como un aficionado que disfruta con el montaje de “comedias caseras” representadas en Piedrahíta.
Respecto a su faceta “política” ostentó varios cargos públicos de los que intentó zafarse: en 1809 Somoza aparece comisionado como regidor a raíz de la ocupación de Piedrahíta por parte de las tropas napoleónicas.

En 1811 desempeñó el puesto de corregidor de Piedrahíta. Fue perseguido por su ideología antiabsolutista y en 1814 su casa fue allanada, sus papeles registrados y fue arrestado en Madrid, pero se sobreseyó su causa. Una vez restablecido el régimen constitucional en 1820, Somoza tomó parte en tareas de gobierno, fue nombrado jefe político de Ávila y ejerció dicha función tan sólo siete meses: de abril a septiembre de 1820. Con el cambio político de 1823 fue apresado en Ávila. A partir de 1830 disfrutó de una libertad condicional. Fue nombrado procurador a Cortes por Ávila en mayo de 1834; su actuación en el Parlamento fue poco destacada. En la convocatoria de elecciones a diputados de 1836 compitió con Larra, con clara ventaja de este último. Los acontecimientos políticos y el anuncio de una nueva convocatoria invalidaron los resultados e hicieron que Somoza obtuviera su acta de diputado el 24 de octubre de 1836. En el último período de su vida, se produjo un polémico suceso: el intercambio epistolar que mantuvo en 1851 con el obispo de Ávila. El escándalo estalló en 1851 cuando Victoriano Prieto, arcipreste ecónomo de Piedrahíta, remitió al obispo las obras del autor, que fue acusado de irreligiosidad por no cumplir los preceptos y por rehusar participar en sus oficios.
El obispo decretó la prohibición de publicar sus Obras impresas en Madrid en 1842. Su sepelio (4 de octubre de 1852) estuvo acompañado de una nueva controversia: el deseo de ser enterrado en su finca de La Pesqueruela no pudo cumplirse y, finalmente, se le dio sepultura religiosa.

Soneto


Densas nubes vomita el Occidente,
la noche en carro de ébano se sienta,
vuela en aras de fuego la tormenta,
hierve el rayo en la espuma del torrente;

la selva tala el huracán mugiente,
tronchada cruje el haya corpulenta,
rueda el risco al barranco y le acrecienta,
los montes en el mar hunden su frente;

la luna en olas de tinieblas nada,
es trono del relámpago la esfera,
y el imperio del mal anuncia el trueno;

la luz y paz que en hora bienhadada
el cielo al angustiado mundo diera,
huye y se acoge al corazón del bueno.













_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 02:03

SONETOS
siglo XVIII

Somoza, José
Piedrahíta (Ávila). 1781 - 1852
Político, escritor y poeta. Procurador en Cortes y diputado por Ávila. Amigo de Jovellanos y uno de los protegidos de la Duquesa de Alba. Colaboraba con el Semanario Pintoresco Español. Durante el periodo absolutista fue encarcelado.



Soneto


La luna mientras duermes te acompaña,
tiende su luz por tu cabello y frente,
va del semblante al cuello, y lentamente
cumbres y valles de tu seno baña.

Yo, Lesbia, que al umbral de tu cabaña
hoy velo, lloro y ruego inútilmente,
el curso de la luna refulgente,
dichoso he de seguir o amor me engaña.

He de entrar cual la luna en tu aposento,
cual ella al lienzo en que tu faz reposa,
y cual ella a tus labios acercarme;
cual ella respirar tu dulce aliento,
y cual el disco de la casta diosa,
puro, trémulo, mudo, retirarme.




Valdés y Machuca, Ignacio («Desval»)
La Habana (Cuba). 1792 - 1851
Poeta y licenciado en Derecho.




Adonis


Rinde, bruto, a mis fuerzas invencibles
ese coraje altivo que te alienta;
rinde el furor indómito que animas,
rinde la vigorosa resistencia:

si asombro eres del monte y de los hombres,
yo lo soy de los campos y las fieras;
ese orgullo valiente, esa pujanza
humillaré a mi brío y a mi fuerza:

de mi ardor serás luego, infeliz bruto,
la miserable víctima funesta;
mas, ¡ay cielos divinos!, ya no puedo

resistir al destino pues decreta
que en los brazos de un bruto se divida
el estambre vital de mi existencia.



_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 02:06

SONETOS
siglo XVIII


Valdés y Machuca, Ignacio («Desval»)
La Habana (Cuba). 1792 - 1851
Poeta y licenciado en Derecho.



Venus



Ya que fue inevitable mi infortunio,
y que no hubo remedio a mi desgracia,
haz que los males que me martirizan,
y las penas acerbas que traspasan

mi cariñoso pecho, se mitiguen,
y cese mi desdicha tan infausta:
transfórmame a mi Adonis amoroso
en la flor más preciosa, en la más rara,

en la más olorosa y más risueña
que pueda de tus manos ser formada,
y en ella encontraré cuando la mire

aquella seductora y dulce gracia,
aquellas perfecciones y atractivos,
que mis ojos amantes cautivaban.




Velázquez de Velasco, Luis José de
Málaga. 1722 - 1772
Marqués de Valdeflores. Hizo Filosofía y se doctoró en Roma de Teología. Vistió el hábito de Santiago. Condenado a prisión por su enemistad con los jesuitas. Historiador.




Soneto



En tanto que el avaro codicioso
llora la muerte del caudal perdido,
y el cortesano vive sin sentido
por ganarse el favor del poderoso,

y mientras sin quietud y sin reposo,
el ciego enamorado, enfurecido,
la vida acecha del rival temido,
arrebatado de furor celoso;

yo, lejos de tan mísero desvelo,
amo el ocio, la paz, la independencia
y sólo en la quietud mis dichas fundo,

los ojos abro libremente al cielo,
sin empacho los pongo en mi conciencia,
y no espero otro bien en este mundo.






_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 05:53


SONETOS
siglo XVIII


Verdugo Castilla, Alfonso
Alcalá la Real (Jaén). 1706 - 1767
Hijo del Conde de Torrepalma. Académico de Historia, de San Fernando y la Española. Diplomático y embajador.




A Nuestra Señora de la Aurora


Ya del eterno Sol, divina Aurora,
a tu Albor matutino, un nuevo día,
renace el pueblo y de la noche fría
huye el horror y el cielo se colora.

Ya te saluda en tu primera hora
tanta ave dulce, dulce Ave María,
compitiendo en tu agrado la armonía
del que himnos canta y del que culpas llora.

Salude alba tan pura húmedo cielo
con fecundo rocío y tu semblante
vivifique uno y otro campo adusto.

Vuelve, Señora, a ser nuestro consuelo;
danos nube de lluvias abundante,
como antes diste de tu seno al «Justo».



Soneto satírico


Si en la hebrea hermosura que desdora
la memoria de Alfonso, esclarecido
de España, el hado infausto vio vertido
el encantado cesto de Pandora.

Si al copiar la beldad que lo enamora,
Ulloa, a mis desgracias ofrecido,
vio inanimado el bulto apetecido
que con celeste ardor se informa ahora.

Ya, mejor, Prometeo, a su hermosura,
da, con fuego apolíneo, ser segundo,
en luz, robada no, sino influida

de numen tal, que a su eficacia pura
deben belleza, acierto, aplauso, vida,
Raquel la copia, Altamirano el mundo.




_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 05:57

SONETOS
siglo XVIII


Verdugo Castilla, Alfonso
Alcalá la Real (Jaén). 1706 - 1767
Hijo del Conde de Torrepalma. Académico de Historia, de San Fernando y la Española. Diplomático y embajador.


Biografía

Fue caballero de la Orden de Calatrava (1756), mayordomo de semana de Su Majestad (1775), ministro plenipotenciario en Viena hasta 1760 y después en Turín entre 1760 y 1767. Miembro de número de la Real Academia de la Lengua y cofundador en 1735 y miembro de número de la de la Historia; también perteneció a la de Bellas Artes de San Fernando. Animó, además, dos cenáculos poéticos: la Academia del Trípode en Granada y la Academia del Buen Gusto en Madrid.

Su poesía se dirigía a un reducido grupo de amigos y adeptos, con un muy elaborado culteranismo, lo que le valió el sobrenombre de "El Difícil". Sin embargo en sus versos aparece también el influjo de Lope de Vega y de Juan de Jáuregui. Utilizó a Ovidio para su gran poema Deucalión (editado póstumamente en el Parnaso español de 1770 y luego en 1854 por Cayetano Rosell).

Se han conservado también romances, sonetos, elegías, etcétera y un poema denominado Las ruinas. Pensamientos tristes, que anuncia ya la sensibilidad del Prerromanticismo en hermosas series de endecasílabos blancos. En él un pastor, de nombre Alfeo, llora los desdenes de Filis junto a las ruinas del Alcázar de Toledo con un nuevo tono, reconcentrado e intimista. Leopoldo Augusto de Cueto le atribuyó otro poema, El juicio final, que parece ser obra de José Antonio Porcel. Entre los principales estudiosos de este poeta hay que citar en especial a Nicolás Marín.




Reverso de la medalla antecedente



Al fuerte patriarca la primera
Raquel a larga senectud redujo;
al victorioso Alfonso, torpe indujo
la segunda a manchar su gloria entera.

La mental, la canora, la tercera,
al grande Ulloa duros hados trujo.
¡Oh hermosura nociva, cuyo influjo
fatal aun en las copias persevera!

Mas ya de la beldad el hado infausto
vence un ímpetu sacro y soberano
que en nueva copia el nombre antiguo emplea.

Jacob descanse, Alfonso viva casto,
Ulloa se asegure; Altamirano
lo enmienda todo, haciendo a Raquel fea.




Zequeira y Arango, Manuel de
La Habana (Cuba). 1764 - Matanzas (Cuba). 1846
A pesar de reconocérsele como uno de los poetas precursores de la poesía cubana, su obra fue escasa, acabando su existencia completamente loco.




La ilusión



Soñé que la fortuna, en lo eminente
del más brillante trono, me ofrecía
el imperio del orbe, y que ceñía
con diadema inmortal mi augusta frente.

Soñé que hasta el ocaso, desde Oriente,
mi formidable nombre discurría,
y que del Septentrión al Mediodía
mi poder se adoraba humildemente.

De triunfantes despojos revestido,
soñé que de mi carro rubicundo
tiraba Cesar con Pompeyo uncido.

Me despertó el estruendo furibundo,
solté la risa y dije en mi sentido:
«¡Así pasan las glorias de este mundo!»






_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Sáb 02 Jun 2018, 06:00

SONETOS
siglo XVIII


Zequeira y Arango, Manuel de
La Habana (Cuba). 1764 - Matanzas (Cuba). 1846
A pesar de reconocérsele como uno de los poetas precursores de la poesía cubana, su obra fue escasa, acabando su existencia completamente loco.



El motivo de mis versos


Canta el forzado en su fatal tormento,
y al son del remo el marinero canta,
cantando, al sueño el pecador espanta,
y el cautivo cantando está contento:

al artesano en su entretenimiento
le divierte la voz de su garganta;
canta el herrero que el metal quebranta,
y canta el desvalido macilento.

El más infortunado entre sus penas
con la armónica voz mitiga el llanto,
y el peso de sus bárbaras caderas;

pues si el dulce cantar consuela tanto
al mísero mortal en sus faenas,
yo por burlar mis desventuras canto.



El fanfarrón


Cierto preciado fanfarrón un día,
de estos que andan a caza de aventuras,
instigado por simples conjeturas,
desfacer un entuerto discurría:

para dar a la acción más energía
fatigaba su mente con lecturas,
y el héroe de la Mancha y sus locuras,
era el norte y la estrella que le influía.

El broquel requirió, la daga afianza,
registró sus espadas una a una,
calose el morrión, tomó la lanza;

y después provocando a la fortuna
intrépido salió a buscar venganza.
Y al fin ¿qué sucedió? Cosa ninguna.












_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 03 Jun 2018, 02:08

SONETOS
siglo XVIII


Zequeira y Arango, Manuel de
La Habana (Cuba). 1764 - Matanzas (Cuba). 1846
A pesar de reconocérsele como uno de los poetas precursores de la poesía cubana, su obra fue escasa, acabando su existencia completamente loco.

(También ampliamos su biografía)

Biografía

Descendía de familia noble y rica. Aprendió las primeras letras en su propio hogar. En 1774 ingresó en el Seminario San Carlos, donde fue condiscípulo y amigo de Félix Varela. Allí estudió historia y literatura y se puso en contacto con la cultura latina.
El 18 de agosto de 1784 ingresó como cadete en el Regimiento de Infantería de Soria.
Publicó poemas y ensayos literarios en el Papel Periódico de la Havana desde 1792.
Estuvo muy vinculado al gobierno de Don Luis de las Casas y a la Sociedad Patriótica.
En julio de 1793 fue enviado en la expedición despachada en apoyo del cuartel de Cahobas, en la isla de Santo Domingo. Participó en los combates de La Matric: y Yacsí, este último revivido después en uno de sus cantos heroicos, «Ataque de Yacsí». Por sus acciones de guerra obtuvo el grado de subteniente de granaderos.

En 1796 volvió a La Habana, donde contrajo matrimonio. En 1800 fue nombrado redactor del Papel Periódico, lo cual le costó una polémica de dos años con Buenaventura Pascual Ferrer, que optaba por el mismo cargo. Zequeira colaboró hasta 1805 en el Papel Periódico, cuando se separó de su dirección. En 1809 desempeña el cargo de vicecensor en la Junta Directiva de la Sociedad Patriótica. En mérito a sus servicios militares fue nombrado comandante en jefe de la Plaza de Coro (1810), en Venezuela, cargo del cual no llegó a tomar posesión. En 1813 se le destinó al Nuevo Reino de Granada, a las órdenes del general Francisco Montalvo, y Ambulodi. Fue gobernador militar y civil de la provincia de Río Hacha (1814-1815). En 1815 se le destinó a Monpox y en 1816 fue nombrado teniente-rey de Cartagena y presidente de la Junta de Real Hacienda. A finales de 1817 regresó a La Habana con Real Licencia y grado de coronel de infantería.

Colaboró en El Aviso de la Habana, El Criticón de la Habana, El Mensajero político económico y literario de la Havana, El Noticioso Mercantil, El Observador Habanero y La Lira de Apolo. En 1821 fue trasladado a Matanzas como coronel de las milicias de aquella ciudad. Allí se le presentaron los primeros síntomas de locura. Sus poesías fueron editadas con las de Manuel Justo Rubalcava en 1964, por la Comisión Nacional Cubana de la UNESCO. Utilizó los seudónimos Izmael Raquenue, Ezequiel Armuna, Ezequiel Amura, Anselmo Erquea Gravina, Raquel Yum Zenea. El Observador de la Havana, El bruxo de la Havana, el Marqués Nueya, Arnezio Garaique, El Licenciado Freisesomorum, La borma de su zapato, Armenau Queizel, El criticón de la Havana, Arezique, Enrique Aluzema. Se cree que Leojar Le Monieau, D. Amosar Yeso de Jarzos, Eguzqui y Matato sean anagramas de Zequeira.


BIBLIOGRAFÍA ACTIVA

Elogios fúnebres del excelentísimo señor D. Luis de la Casas y Aragorri, Teniente general de los reales exércitos, gobernador político y militar de la ciudad de Cádiz y capitán general honorario de provincias: Hechos y publicados por la Real Sociedad Económica de la Havana y por el Tribunal del consulado de la misma ciudad. Havana, Imp. de la Capitanía General, 1802.
• || Batalla naval de Cortés en la Laguna. Poema épico. La Habana, 1803.
• |Contestación del autor de la Batalla naval de Cortés en la Laguna, a las octavas que remitió de la Florida D. Manuel M. Pérez, elogiando aquel poema. La Habana, 1803.
• || Descripción exacta de la general alegría y magestuoso modo con que se descubrió al público la excelente estatua del sr. Carlos III. El día 4 de Noviembre de 1803, erigida por el Pueblo de la Havana a la memoria de tan benéfico Rey, y colocada en el centro de la primera plazuela al paseo extramuros de dicha ciudad. La Habana, Imp. de la Cap. General [1803].
• || El triunfo de la lyra [sic]. Poema. La Habana, Imp. de la Capitanía General, 1805.
• | El cementerio. Poema. La Habana, Imp. de Don Esteban Joseph Boloña, 1806.
• | América y Apolo. Drama lírico-heroyco [sic] en celebridad del nuevo empleo de Gran Almirante con que S. M. se dignó condecorar al Serenísimo Señor Príncipe de la Paz, Generalisimo de Mar y Tierra... Escrito por disposición del Superior Gobierno, y representado en este teatro, con motivo del expresado regocijo. La Habana, Imp. de la Capitanía General, 1807.
• || Exclamación poética. Oda impresa contra la usurpación de la persona del Rey D. Fernando VII, La Habana, Imp. del Gobierno [1808].
• || Paralelo militar entre España y Francia, con varias reflexiones sobre el éxito feliz de nuestra independencia, contra las usurpaciones de Bonaparte. Escrito por un individuo de esta guarnición de la Havana [sic]. La Habana, Oficina del Gobierno y Capitanía General [1808].
• || Primer sitio de Zaragoza. Poema. La Habana, Oficina de la Capitanía General [1809]. || A la nave de vapor. Poema. La Habana, Oficina de Arazoza y Soler, 1819.
• | España libre. Poema. La Habana, Oficina de Arazoza y Soler, 1820. | Poesías. Publicadas por un paisano suyo [Pbro. Félix Varela]. Nueva York, 1829; Pról. de Manuel de Sequeira y Caro. 2a. ed. corr, y sum. por D. Manuel de Sequeira y Caro. La Habana, Imp. del Gobierno y Capitanía General por S. M., 1852. || Oda a la piña. «Manuel de Zequeira y Arango», por Salvador Bueno. La Habana, Eds. La Tertulia, 1962


_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27907
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Lluvia Abril el Dom 03 Jun 2018, 02:11

SONETOS
siglo XVIII



Zequeira y Arango, Manuel de
La Habana (Cuba). 1764 - Matanzas (Cuba). 1846
A pesar de reconocérsele como uno de los poetas precursores de la poesía cubana, su obra fue escasa, acabando su existencia completamente loco.



A mis críticos



Ardiendo, Zoylo, en cólera inclemente,
contra mis versos, dicen que te irritas,
y que siempre frenético vomitas
de injuriosos dicterios un torrente:

Serena, Zoylo, la arrugada frente,
que se aumente tu mal cuanto más gritas;
y ese excesivo ardor con que te agitas
es de tu frenesí prueba evidente.

No en criticar consiste la cultura,
que para esto es idóneo cualquier labio
del necio que halla en maldecir dulzura;

da otro ejemplo mejor como hace el sabio,
que si escribir no puedes con cordura,
desprecio y risa premiarán tu agravio.



A la vida


Vida, que sin cesar huyes de suerte
que no eres de algún bien merecedora,
¿Por qué quieres llevarme encantadora
con alegre esperanza hasta la muerte?

Si el tiempo que risueña te divierte
es el mismo al fin que te devora
¿Por qué te he de apreciar si a cada hora
se me acerca el momento de perderte?

¿Mas, que pierdo en perderte?; la vil parte
de la miseria humana, el cuerpo indigno
que debieras mas bien de él alejarte,

si a más vida, más males imagino
ya me puedes dejar, que yo en dejarte
harto que agradecer tengo al destino.



_________________


Pregúntate si eres feliz,
y dejarás de serlo.

John Stuart Mill.

Contenido patrocinado

Re: III SONETOS : INTRODUCCIÓN - HISTORIA - ESTRUCTURA POÉTICA - SELECCIÓN DE SONETOS EN CASTELLANO

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 15 Oct 2018, 18:02