Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1034200 mensajes en 47370 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 99 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 98 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

cecilia gargantini


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» 2011-10-01 COCÓ, MI AMIGO Y YO
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 18:39 por cecilia gargantini

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 17:18 por Maria Lua

» MARIO QUINTANA ( 30/07/1906... 05/05/1994)
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 16:53 por Maria Lua

» VINICIUS DE MORAES
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 16:44 por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES (7 de noviembre de 1901, Río de Janeiro/9 de noviembre de 1964, Río de Janeiro/Brasil
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 16:42 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 16:38 por Maria Lua

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 16:35 por Maria Lua

» William Shakespeare (1564-1616)
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 16:32 por Maria Lua

»  DOSTOYEVSKI
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 16:26 por Maria Lua

» POESÍA DE REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI
Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 EmptyHoy a las 14:51 por Pascual Lopez Sanchez

Febrero 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty

+3
cecilia gargantini
Pascual Lopez Sanchez
Pedro Casas Serra
7 participantes

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 06 Dic 2022, 07:56

    Soneto XXV

    - 84 -


    Ondeados hilos de oro reluciente,
    Que ya con bella mano recogidos,
    Ya sobre hermosas rosas extendidos,
    Hacéis que su belleza se acreciente:

    Ojos, que os agitáis tan blandamente,
    En mil divinos rayos encendidos;
    Si ausente me robáis alma y sentidos,
    ¿Qué haríais si me hallara a vos presente?

    Honesta risa, que con tal lindeza
    Entre coral y piedras aparece,
    ¡Oh! ¡Quién tu eco gentil y dulce oyese!

    Si sólo al contemplar tanta belleza,
    De regocijo el alma desfallece,
    ¿Qué hará cuando la vea? ¡Ah! ¡Quién la viese!


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Dom 18 Dic 2022, 08:23

    Soneto XXVI

    - 88 -


    Esfuerzo grande, igual al pensamiento;
    Pensamientos en obras divulgados,
    Y no en un pecho tímido encerrados,
    Y deshechos después en lluvia y viento;

    Ánimo de codicia baja exento,
    Digno por esto de ínclitos estados;
    Azote de los nunca bien domados
    Pueblos de Malabar sanguinolento;

    Gentileza de miembros corporales,
    Ornados de púdica continencia,
    Obra por cierto de celeste altura:

    Estas virtudes raras y otras tales,
    Dignas todas de homérica elocuencia,
    Yacen debajo de esta sepultura.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Miér 28 Dic 2022, 08:32

    Soneto XXVII

    - 98 -


    Si después de esperanza tan perdida,
    Amor por algún caso consintiese
    Que algún momento alegre yo tuviese,
    Por cuantos tristes vi en mi larga vida:

    Un alma ya tan flaca y tan caída,
    Por más favorecida que se viese
    No creo yo que disfrutar pudiese
    De alegría tan tarde concedida.

    No solamente Amor no me ha mostrado
    Una hora en que viviese felizmente,
    De cuantas en la vida me ha negado;

    Sino que tanta pena me consiente,
    Que además del contento, me ha quitado
    El gusto de vivir alegremente.





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 03 Ene 2023, 07:14

    Soneto XXVIII

    - 104 -


    Esos cabellos rubios y escogidos,
    Que al áureo sol su ser están quitando;
    Ese aire inmenso, donde naufragando
    Están continuamente mis sentidos;

    Esos furtados ojos tan fingidos,
    Que mi vida y mi muerte están causando;
    Esa divina gracia, que en hablando
    Mis pensamientos deja confundidos;

    Ese garboso andar, esa medida
    Que a vuestro cuerpo da tal gentileza,
    Esa deidad en tierra tan cumplida:

    Muestren por fin piedad y no crueza;
    Que son lazos que amor teje en la vida,
    Siendo en mí sufrimiento, en vos dureza.



    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 03 Ene 2023, 07:15

    Soneto XXIX

    - 106 -


    Quien presume, señora, de loaros
    Con discurso que bajo de divino,
    De tanto mayor pena, será dino
    Cuanto vos sois mayor al contemplaros.

    No aspire ningún canto a celebraros,
    Por más que sea raro o peregrino;
    Que al ver vuestra belleza, yo imagino
    Que sólo al cielo puedo compararos.

    Dichosa esta alma vuestra, a quien quisisteis
    Dar posesión de prenda tan subida,
    Cual es la que benigna al fin me distéis.

    Siempre la antepondrá a la misma vida:
    Ésta estimar en menos vos me hicisteis,
    Y antes que ésa la quiero ver perdida.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 03 Ene 2023, 07:16

    Soneto XXX

    - 107 -


    Moradoras gentiles, delicadas,
    Del claro y áureo Tajo, que metidas
    Os estáis en sus grutas escondidas,
    Y con dulce reposo sosegadas:

    Hora estéis en amores inflamadas,
    En diáfanos palacios divertidas,
    Hora en vuestro trabajo embebecidas,
    Tejiendo telas de oro matizadas;

    Volved de vuestros rostros la luz pura,
    A vuestros bellos ojos consintiendo
    Que lágrimas derramen de tristura,

    Y con dolor más propio iréis oyendo
    Las quejas que le doy a la Ventura,
    Que con penas de amor me va siguiendo.






    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Jue 09 Feb 2023, 06:48

    Amor é fogo que arde sem se ver

    Amor é fogo que arde sem se ver;
    É ferida que dói e não se sente;
    É um contentamento descontente;
    É dor que desatina sem doer;

    É um não querer mais que bem querer;
    É solitário andar por entre a gente;
    É nunca contentar-se de contente;
    É cuidar que se ganha em se perder;

    É querer estar preso por vontade;
    É servir a quem vence, o vencedor;
    É ter com quem nos mata lealdade.

    Mas como causar pode seu favor
    Nos corações humanos amizade,
    Se tão contrário a si é o mesmo Amor?


    *****************************


    El amor es fuego que arde sin verse

    El amor es fuego que arde sin verse;
    Es herida que duele y no se siente;
    Es un contentamiento descontento;
    Es dolor que desatina sin doler;

    Es un no querer más que bien querer;
    Es solitario caminar entre nosotros;
    Es nunca contentarse de contento;
    Es cuidar que se gana en perderse;

    Es querer estar preso por voluntad;
    Es servir a quien vence, el vencedor;
    Es tener con quien nos mata lealtad.

    Pero cómo causar puede su favor
    En los corazones humanos amistad,
    Si tan contrario a ti es el mismo Amor?





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Jue 09 Feb 2023, 21:38

    Quando de minhas mágoas a comprida
    Maginação os olhos me adormece,
    Em sonhos aquela alma me aparece
    Que pera mim foi sonho nesta vida.

    Lá nu~a saudade, onde estendida
    A vista pelo campo desfalece,
    Corro pera ela; e ela então parece
    Que mais de mim se alonga, compelida.

    Brado: -- Não me fujais, sombra benina! --
    Ela, os olhos em mim c'um brando pejo,
    Como quem diz que já não pode ser,

    Torna a fugir-me; e eu gritando: -- Dina...
    Antes que diga: -- mene, acordo, e vejo
    Que nem um breve engano posso ter.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Jue 09 Feb 2023, 21:39

    Verdes são os campos,
    De cor de limão:
    Assim são os olhos
    Do meu coração.

    Campo, que te estendes
    Com verdura bela;
    Ovelhas, que nela
    Vosso pasto tendes,
    De ervas vos mantendes
    Que traz o Verão,
    E eu das lembranças
    Do meu coração.

    Gados que pasceis
    Com contentamento,
    Vosso mantimento
    Não no entendereis;
    Isso que comeis
    Não são ervas, não:
    São graças dos olhos
    Do meu coração.

    ******************

    Los Verdes son los campos,
    De color de limón:
    Así son los ojos
    De mi corazón.

    Campo, que te extiendas
    Con verdura bella;
    Ovejas, que en ella
    Vuestro pasto tenéis,
    De hierbas te mantendrás
    Que trae el verano,
    Y yo de los recuerdos
    De mi corazón.

    Gatos que pasas
    Con alegría,
    Vuestra manutención
    No lo entender;
    Lo que coméis
    No son hierbas, no:
    Son gracias de los ojos
    De mi corazón.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 15 Ago 2023, 09:20

    LOS LUSIADAS


    LUIS DE CAMÕES


    PUBLICADO EN : 1572


    Argumento del Canto Primero.


    Navegación de los Portugueses por los mares
    Orientales: celebran los dioses un consejo: se
    opone Baco á la navegacion: Vénus y Marte
    favorecen á los navegantes: llegan á Mozambique, cuyo gobernador intenta destruirlos: encuentro y primera funcion de guerra de los Portugueses contra los gentiles: levan anclas, y
    pasando por Quiloa, surgen en Mombaza.



    I
    Las armas y varones distinguidos,
    Que de Occidente y playa Lusitana
    Por mares hasta allí desconocidos,
    Pasaron más allá de Taprobana;
    Y en peligros y guerra, más sufridos
    De lo que prometia fuerza humana,
    Entre remota gente, edificaron
    Nuevo reino, que tanto sublimaron:
    II
    Y tambien los renombres muy gloriosos
    De los Reyes, que fueron dilatando
    El Imperio y la Fé, pueblos odiosos
    Del África y del Asia devastando;
    Y aquellos que por hechos valerosos
    Más allá de la muerte ván pasando;
    Si el ingenio y el arte me asistieren,
    Esparciré por cuantos mundos fueren.
    III
    Callen del sabio Griego, y del Troyano,
    Los grandes viajes, conque el mar corrieron;
    No diga de Alejandro y de Trajano
    La fama las victorias que obtuvieron;
    Y, pues yo canto el pecho Lusitano,
    A quien Neptuno y Marte obedecieron,
    Ceda cuanto la Musa antigua canta,
    A valor que más alto se levanta.
    IV
    Vosotras, mis Tajides, que creado
    En mí habeis un ingenio, nuevo, ardiente;
    Si siempre, en verso humilde, celebrado
    Fue por mí vuestro rio alegremente.,
    Dádme ahora un son noble y levantado,
    Un estilo grandílocuo y fluyente,
    Con que de vuestras aguas diga Apolo,
    Que no envidian corrientes del Pactolo.
    V
    Dádme una furia grande y sonorosa,
    Y no de agreste avena ó flauta ruda:
    Más de trompa canora y belicosa,
    Que arde el pecho, y color al rostro muda:
    Canto digno me dad de la famosa
    Gente vuestra, á quien Marte tanto ayuda:
    Que se estienda por todo el universo,
    Si tan sublime asunto cabe en verso.
    VI
    Y vos, ¡oh bien fundada aseguranza,
    De la Luseña libertad antigua,
    Y no menos ciertísima esperanza
    De la estension de cristiandad exigua!
    Vos, miedo nuevo de la Máura lanza,
    En quien hoy maravilla se atestigua,
    Dada al mundo por Dios, Rey sin segundo,
    Para que á Dios gran parte deis del mundo:
    VII
    Vos, tierno y nuevo ramo floreciente
    De una planta, de Cristo más amada
    Que otra alguna nacida en Occidente,
    Cesárea, ó Cristianísima llamada:
    Mirad el vuestro escudo, que presente
    Os muestra la victoria ya pasada,
    En el que os dió, de emblemas por acopio,
    Los que en la Cruz tomó para sí propio:
    VIII
    Vos, poderoso Rey, cuyo alto imperio
    El primero ve al sol en cuanto nace,
    Y en el medio despues del hemisferio,
    Y el último, al morir, saludo le hace:
    Vos, que yugo impondreis y vituperio
    Al ginete Ismaelita y duro Trace,
    Y al turco de Asia y bárbaro gentío,
    Que el agua bebe aún del sacro rio:
    IX
    Breve inclinad la majestad severa
    Que en ese tierno aspecto en vos contemplo,
    Que luce ya, como en la edad entera,
    Cuando subiendo ireis al árduo templo;
    Y ora la faz, con vista placentera,
    Poned en nos: vereis un nuevo ejemplo
    De amor de patrios hechos valerosos,
    Sublimados en versos numerosos.
    X
    Amor vereis de patria, no movido,
    De vil premio, mas de alto casi eterno;
    Que no es un premio vil ser conocido
    Por voz que suba del mi hogar paterno.
    Oid; vereis el nombre engrandecido
    Por los de quienes sois señor superno,
    Y juzgareis lo que es más escelente,
    Si ser del mundo Rey, ó de tal gente.





    CONTINUARÁ

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 15 Ago 2023, 15:41

    ...
    XI
    Oid, que no á los vuestros con hazañas
    Fantásticas, fingidas, mentirosas,
    Vereis loar, cual hacen las estrañas
    Musas, de engrandecerse deseosas:
    Las nuestras, no fingidas, son tamañas,
    Que á las soñadas vencen fabulosas,
    Y con Rugiero áRodamonte infando
    Y, aun siendo verdadero, hasta á Rolando.
    XII
    Os daré en su lugar un Nuño fiero,
    Que hizo al reino y al Rey alto servicio:
    Un Égas y un Don Fúas; que de Homero,
    Para ellos solos el cantar codicio;
    Y por los doce Pares daros quiero,
    Los doce de Inglaterra y su Magricio;
    Y os doy, en fin, á aquel insigne Gama,
    Que de Eneas tambien vence la fama.
    XIII
    Y si del Franco Cárlos en balanza,
    O de César quereis igual memoria,
    Ved al primer Alfonso, cuya lanza
    Oscurece cualquiera estraña gloria:
    Y á aquel que al nuevo reino aseguranza
    Dejó, con grande y próspera victoria,
    Y á otro Juan, siempre invicto caballero,
    Y al quinto Alfonso, al cuarto y al tercero.
    XIV
    Ni dejarán mis versos olvidados
    A aquellos que en los reinos de la Aurora,
    Alzaron, con sus hechos esforzados,
    Vuestra bandera, siempre vencedora:
    A un Pacheco glorioso, á los osados
    Almeidas, por quien siempre Tajo llora:
    Al terrible Alburquerque y Castro fuerte,
    Y otros, con quien poder no halla la muerte.
    XV
    Y hora (que en estos versos os confieso.
    Sublime Rey, que no me atrevo á tanto)
    Tomad las riendas del imperio vueso
    Y dad materia á nuevo y mayor canto:
    Y empiecen á sentir el duro peso
    (Que por el mundo todo cause espanto)
    De ejércitos y hazañas singulares,
    De Africa tierras y de Oriente mares.
    XVI
    El Máuro en vos los ojos pone frio,
    Viendo allí su suplicio decretado:
    Por vos solo el gentil bárbaro impío
    Al yugo muestra el cuello ya inclinado:
    Tétis todo el cerúleo poderío
    Para vos tiene, en dote, preparado:
    Que, aficionada al rostro bello y tierno,
    Adquiriros desea para yerno.
    XVII
    Míranse en vos, de la eternal morada,
    De los avos las dos almas famosas,
    Una en la paz angélica dorada,
    Otra en las duras lides sanguinosas;
    En vos hallar esperan renovada
    Su memoria y sus obras valerosas;
    Y allá os muestran lugar, como acá ejemplo,
    Que abre al mortal de eternidad el templo.
    XVIII
    Mas mientras ese tiempo se dilata
    De gobernar los pueblos, que os desean
    Dad á mi atrevimiento ayuda grata,
    Para que estos mis versos vuestros sean:
    Y mirad ir cortando el mar de plata
    A vuestros argonautas, porque vean
    Que son vistos de vos en mar airado;
    Y á ser, acostumbraos, invocado.
    XIX.
    Ya por el ancho Oceáno navegaban,
    Las inconstantes ondas dividiendo:
    Los vientos blandamente respiraban,
    De las náos la hueca lona hinchendo:
    Blanca espuma los mares levantaban,
    Que las tajantes proras van rompiendo
    Por la vasta marina, donde cuenta
    Proteo su manada turbulenta;




    CONTINUARÁ

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Jue 17 Ago 2023, 16:40

    ***

    XX

    Cuando los Dioses del Olimpo hermoso,
    Dó está el gobierno de la humana gente,
    Van á verse en consejo majestoso
    Sobre futuras cosas del Oriente:
    Del cielo hollando el éter luminoso,
    Van, por la Láctea vía juntamente,
    Convocados de parte del Tonante,
    Por el nieto gentil del viejo Atlante.
    XXI
    Dejan de siete cielos regimiento,
    Que por poder más alto les fué dado;
    Poder que, con el solo pensamiento,
    Cielo y tierra gobierna, y mar airado:
    Allí juntos se ven en un momento,
    Los que habitan Arturo congelado,
    Los que tienen el Austro y partes donde
    La aurora nace, el rojo sol se esconde.
    XXII
    Estaba el padre allí sublime y dino
    Que vibra el fiero rayo de Vulcano,
    En asiento de estrellas cristalino,
    Con semblante severo y soberano:
    Exhalaba del rostro aire divino,
    Que en divino tornára un cuerpo humano,
    Con corona y el cetro rutilante,
    De otra piedra más clara que el diamante.
    XXIII
    Más abajo, en asientos tachonados,
    De perlas y oro lúcidos, estaban
    Todos los otros dioses asentados,
    Segun saber y juicio demandaban.
    Los antiguos preceden honorados:
    Los menores tras ellos se ordenaban;
    Y aquí Júpiter alto, de este modo
    Dijo, y llenó su voz el cielo todo: XXIV.
    «Eternos moradores del luciente
    Estrellífero polo y claro asiento,
    Si del esfuerzo grande de la gente
    Lusa no habeis quitado el pensamiento,
    Recordareis que existe permanente,
    De los hados escrito anunciamiento;
    Por el que han de olvidarse los humanos
    De Asirios, Persas, Griegos y Romanos.
    XXV
    «Ya les fué, bien lo visteis, concedido,
    Que un poder, de recursos poco lleno,
    Tomase Máuro fuerte y guarnecido
    Todo el suelo que riega el Tajo ameno:
    Y luego le asistió, contra el temido
    Castellano, favor alto y sereno:
    Así que siempre, en fin, con fama y gloria,
    Victoria consiguió tras de victoria.
    XXVI
    «Dejo, Dioses, la fama que, no exigua,
    Sobre la grey de Rómulo alcanzaron,
    Cuando con su Viriato, en esa antigua
    Romana guerra, tanto se afanaron:
    Y tambien la memoria, que atestigua
    El valor de su nombre, cuando alzaron
    Por jefe á un capitan que peregrino,
    Simuló en Cierva espíritu divino,
    XXVII
    «Y hora mismo admirais que acometiendo
    Al inconstante mar, á más se atreve,
    Por vias nunca usadas, no temiendo
    Iras de Áfrico y Noto, en tabla leve:
    Que ya, de dominar no poco habiendo
    Donde larga es la luz y donde es breve,
    Dirigen su propósito y porfía
    A ver la cuna donde nace el dia.
    XXVIII
    «Prometido les es del hado eterno,
    Cuya ley ser no puede quebrantada,
    Que tengan largos años el gobierno
    Del mar que ve del sol la roja entrada:
    En el agua han pasado el duro invierno
    Va perdida la gente y trabajada;
    Y justo ya parece que le sea
    Mostrado el nuevo suelo que desea.
    XXIX
    «Y porque, como visteis, han pasado
    En el viaje tan ásperos castigos,
    Tantos climas y cielos han probado,
    Tanto furor de vientos enemigos,
    Que sean acogidos he pensado
    En la africana costa como amigos
    Y allí repuesta la cansada flota,
    Que torne á proseguir su alta derrota.»





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    14


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Vie 18 Ago 2023, 22:08

    XXX


    Estas palabras Júpiter decia,
    y los Dioses por órden respondiendo,
    Uno de otro en el juicio diferia,
    Razon diversa dando ó recibiendo.
    El padre Baco allí no consentia
    De Jove en el acuerdo, conociendo
    Que acabará su gloria del Oriente,
    Si fuere allá la Lusitana gente.
    XXXI
    De los Hados oyó que llegaria
    Una gente fortísima de España,
    Por alto mar, la cual sujetaria
    Cuanto del Indio suelo Dóris baña,
    Y con nuevas victorias venceria
    Toda fama anterior suya ó estraña,
    Haciéndole perder la escelsa gloria,
    De que Nisa aun celebra la memoria.
    XXXII
    Ve que tuvo ya al Gánges sometido,
    Y nunca lo quitó fortuna ó caso
    Por vencedor del Indo ser tenido
    De cuantos beben linfas del Parnaso:
    Su nombre teme ver, que esclarecido
    Hoy suena, descender al negro vaso
    Del agua del olvido, si allí aportan
    Los Portugueses que los mares cortan.
    XXXIII
    Militaba en su contra Vénus bella,
    Aficionada á gente Lusitana,
    Por cuantas calidades via en ella
    De la que antes amó tanto Romana:
    Por su gran corazon, su grande estrella,
    Ya probada en la tierra Tingitana:
    Por la lengua, que ser se le
    imagina,
    Con corruptela breve, la Latina.
    XXXIV
    Estas razones tiene Citeréa;
    A más que de las Parcas claro entiende,
    Que célebre ha de ser la hermosa Dea,
    Por dó la gente bélica se estiende:
    Así que, por el caso que á uno afea,
    Y otro por los honores que pretende,
    No es mucho que entenderse no consigan.,
    Y este bando ó aquel los Dioses sigan.
    XXXV
    Como el Bóreas y el Austro, en selva oscura
    De silvestre arboleda y escondida,
    Rompiendo ramos, van por la espesura,
    Con ímpetu y braveza desmedida,
    Y el monte entero con el son murmura,
    Que hierve, de la junta hoja barrida;
    Entre los Dioses del antiguo culto,
    Tal andaba ardientísimo el tumulto,
    XXXVI
    Marte que de la diosa sustentaba
    Entre todos la parte, con porfía,
    O, porque amor antiguo le obligaba,
    O, porque el Portugués lo merecia,
    Contra todos en pie se levantaba.
    Irritado en el rostro aparecia:
    Y el escudo, que lleva al cuello altivo,
    Atras aparta, en ademan esquivo.
    XXXVII
    La visera del yelmo de diamante
    Apenas alza, Y firme, y bien seguro,
    A esponer su opinion salta delante
    De Júpiter, armado, fuerte y duro:
    Y dando con el cabo resonante
    Del asta en el cristal del cielo puro,
    Le hizo temblar, y Apolo de asustado,
    Un tanto amortiguó su luz turbado.
    XXXVIII
    Y á Jove dijo: «Oh padre! á cuyo imperio
    Obedece sumiso cuanto existe,
    Si esta gente, que busca otro hemisferio,
    Cuyo ingenio y valor tanto quisiste,
    No quieres que padezca vituperio,
    Como tiempo hace ya que dispusiste,
    No escuches más, pues juez de todos eres,
    De sospechosa parte pareceres,
    XXXIX.
    «Que si el de Baco aquí no se mostrase
    Oprimido de miedo demasiado,
    Fuera bien que su juicio sustentase
    De no ser contra el Luso odio privado.
    Mas esta su intencion no es bien que
    Pues de interes al fin nace dañado;
    Que lo que el cielo otorga al que bien lidia,
    No ha de turbarlo nunca ajena envidia.



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Dom 20 Ago 2023, 13:21

    XL.

    «Y al pueblo, mío hoy, por quien derramo
    Las lágrimas que en vano caer veo:
    Al que précio bien poco, pues le amo
    Siendo tu tanto en contra á mi deseo,
    Por el que á tí, gimiendo pido y clamo
    Y contra lo que ansío al fin peléo;
    Pues por quererle yo voy á dañarle,
    Quiérole querer mal para salvarle.
    XLI
    «Y acabe á manos de las brutas gentes,
    Que pues yo fuí. ..» y en esto de mimosa
    El rostro baña en lágrimas ardientes,
    Cuajándose rocío en fresca rosa:
    Y aquí un poco calló, cual sí entre dientes
    Se le cortára el habla congojosa;
    Y volvia á seguir, cuando el Tonante,
    De lo que vá á decir ya está delante,
    XLII
    Y de las blandas muestras conmovido
    Que amansáran de un tigre el pecho duro,
    Con rostro cual de cielo en luz teñido,
    Torna claro y sereno el aire oscuro.
    Las lágrimas la enjuga, y encendido
    Besa su faz; su cuello abraza puro,
    Y es fijo que si allí solo se hallára,
    Otro nuevo Cupido se engendrara.
    XLIII
    Y á su rostro juntando el rostro amado,
    Que el sollozo y las lágrimas aumenta
    (Como niño del ama castigado
    Que quien le halaga, el lloro le acrecienta)
    Por ponerla en sosiego el pecho airado,
    Muchos casos futuros la presenta;
    Y del hado los fondos revolviendo,
    De esta manera en fin le vá diciendo:
    XLIV
    «Hija cara preciosa, ningun trance
    Rendirá á tus valientes Lusitanos:
    Ni habrá quien de mí nunca más alcance
    Que esos llorosos ojos soberanos;
    Y te ofrezco, hija mía, que aún avance
    Su fama á la de Griegos y Romanos,
    Por los hechos ilustres que esta gente
    Ha de obrar en los climas del Oriente
    XLV
    «Que si el facundo Ulises escapara
    De car en la Ogigia eterno esclavo
    Y si Antenor los senos penetrára
    Ilirios y en la fuente de Timavo;
    Y si el piadoso Eneas navegara
    De Scila y de Caribdis el mar bravo.
    Tus Lusos, con designios más profundos,
    Irán mostrando al mundo nuevos mundos.
    XLVI
    «Altos muros, castillos, pueblos varios,
    Hija, verás por ellos construidos:
    Los Turcos, ferocísimos contrarios,
    Siempre por su valor serán vencidos:
    A los Reyes del Indo, voluntarios,
    Los verás al Rey suyo sometidos,
    Y por ellos de todo en fin señores,
    La tierra alcanzára leyes mejores.
    XLVII
    Y verás al que ahora presuroso,
    Con riesgo tanto, al Indo vá buscando,
    Rendírsele Neptuno, de medroso,
    Sus, espaladas sin vientos encrespando.
    ¡Oh nunca visto caso y milagroso
    Que hierve y trema el mar en calma estando!
    ¡Oh gente, fuerte y de altos pensamientos!
    ¡Miedo tienen de tí los elementos!
    XLVIII
    «Verás que el que agua darle no queria,
    En puerto ha de tornarse conveniente,
    En que descansen de su larga via
    Las naves que naveguen de Occidente.
    Toda esta costa, en fin, que há poco urdia
    El engaño mortífero, obediente
    Le pagará tributos, conociendo
    Del Luso invicto el ímpetu tremendo.
    XLIX.
    «Y vereis el mar rojo, tan famoso,
    Amarillo tornársele de hinchado:
    Vereis de Ormúz el Reino poderoso
    Por dos veces rendido y subyugado:
    Allí vereis al Moro temeroso
    De sus saetas mismas traspasado;
    Y verá, en fin, quien contra Lusos trate,
    Que, si resiste, contra si combate.




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



    66


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Lun 21 Ago 2023, 07:12



    L


    «Vereis á Dío, inexpugnable corte,
    Sufrir dos sitios, de los vuestros siendo:
    Allí se mostrará su pró y su porte,
    Hechos de armas grandísimos luciendo:
    Envidioso vereis al gran Mavorte
    Del Lusitano corazon tremendo:
    La voz del Moro allí sonará estrema,
    Que, á nombre del Koran, de Dios blasfema,
    LI
    «Goa será á los Moros conquistada,
    La cual vendrá despues á ser señora
    Del Portugués Oriente, y sublimada
    Con los triunfos de gente vencedora:
    Allí soberbia, altiva y ensalzada,
    Al Gentil, que los ídolos adora,
    Pondrá freno, y pondrálo á cuanta tierra
    Levante imbécil á los vuestros guerra.
    LII
    «Vereis la fortaleza sustentarse
    De Cananor, con poca fuerza y gente;
    Y á Calecut vereis desbaratarse,
    Populosa ciudad, grande y potente:
    Y vereis en Coquim significarse
    Tanto un pecho de escelso y de valiente,
    Que cítara jamás cantó victoria
    Que merezca tan alta fama y gloria.
    LIII
    «No de Marte al clamor se vió furioso
    Hervir Léucada en armas cuando Octavio,
    Del Accio en la civil pugna, animoso,
    Al capitan Romano cerró el labio
    Que del mar do la Aurora y del sañoso
    Scítico Bactra y desde el Nilo sabio
    La victoria traia y rica presa,
    Preso él tambien de impúdica princesa:
    LIV
    «Como vereis el mar, hirviendo acaso
    Al incendio del Luso que brillando,
    Al Moro y al Gentil llevará opreso,
    De naciones sin número triunfando:
    Sujetando el dorado Quersoneso
    Y hasta el lejano China navegando,
    Siéndole todo el piélago obediente
    Con las islas remotas del Oriente.
    LV.
    «De manera, hija mia, que, a despecho
    Do Baco, cumplirá su alto destino,
    Pues nunca brillará tan fuerte pecho
    Del Gangético mar al Eritrino,
    Ni de las Bóreas aguas al estrecho
    Que el agraviado Luso á mostrar vino,
    Aunque del mundo entero, de afrentados,
    Todos resucitáran los pasados.»
    LVI
    Esto diciendo, envia al mensajero
    Hijo de Maya á tierra, á que prevenga
    Un pacífico y fácil surgidero
    Dó la armada, sin riesgo, puerto tenga;
    Y para que en Mombaza aventurero
    El fuerte Capitan no se detenga,
    La tierra dó el alivio halle el Luseño,
    Manda que se le muestre allá en su sueño.
    LVII
    Bajando el Cilenéo, el aire corta,
    Que al calzado de pluma se estremece:
    La fatal vara suya en alto porta,
    Con que los cánsos ojos adormece,.
    Con que saca de averno el alma absorta,
    Y á cuya vista el báratro obedece:
    Cubre el sombrero alígero el cabello,
    Y así llega á Melinde el númen bello.
    LVIII
    Con él lleva á la fama, porque diga
    Del Lusitano el grande esfuerzo raro:
    Que nombre ilustre á cierto amor obliga,
    Y le hace, al que lo tiene, dulce y caro.
    De ese arte haciendo va la gente amiga
    Con el rumor altísimo y preclaro:
    Ya Melinde en deseos arde todo
    De ver del fuerte Luso el gesto y modo.
    LIX
    De allí para Mombaza luego parte,
    Dó las naves estaban temerosas,
    A mandar á la gente que se aparte
    De la barra y las tierras sospechosas
    Porque valen muy poco esfuerzo y arte
    Contra infernales fraudes engañosas;
    Y poco astucia, y brio, y altos vuelos,
    Si su aviso y favor no dan los cielos.









    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]





    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Lun 21 Ago 2023, 07:13

    LX


    Del camino la noche ha andado:
    Las estrellas con luz tienen ajena
    El mundo, desde el cielo, iluminado:
    La gente duerme tras de larga pena;
    Y el capitan ilustre, ya cansado
    De la vigilia, en la alta noche plena,
    Breve reposo á sus pupilas daba,
    Mientras la guardia á cuartos vigilaba.
    LXI
    Mercurio en sueño aquí se le aparece,
    Diciéndole: «Huye, Lusitano,
    Del riesgo que el perverso rey te ofrece
    Con oculta celada y golpe insano:
    Huye, que el viento asaz te favorece:
    Tienes sereno al cielo y al Océano;
    Y Rey te espera amigo en otra parte,
    Donde puedas seguro repararte.
    LXII
    «El hospedaje, en esta prevenido
    Es el que Diomedes fiero daba
    Dó tenian por pasto conocido
    Sus caballos la gente que hospedaba:
    Es de Busiris el altar temido,
    Dó sus huéspedes tristes inmolaba:
    Eso hallarás aquí, si mucho esperas:
    Huye de gentes pérfidas y fieras.
    LXIII
    «Ve lejos de la costa discurriendo,
    Y hallarás otra tierra de verdades,
    Casi junto de allí dó el sol ardiendo
    Iguala sombra y luz en cantidades:
    Allí tu flota afable recibiendo
    Un rey, con bien seguras amistades,
    Amparo te dará con alegría,
    Y para el Indo cierto, y sabio guia.»
    LXIV
    Dice, y del Dios se borra la figura
    Al Capitan, que con muy grande espanto
    Despierta y ve romper la sombra oscura
    Una súbita luz y rayo santo;
    Y la verdad del sueño viendo pura,
    Y la impia tierra que amenaza tanto,
    Con mente nueva, á su maestre ordena
    Que las velas dé al punto al aura amena.
    LXV
    «Da, da las velas (dice) al largo viento,
    Que el tiempo es de favor y Dios lo manda;
    Y un mensajero vi del claro asiento
    Que en pro no más de nuestros pasos anda.»
    En esto ya comienza el movimiento
    De marineros de una y otra banda,
    Que tiran de las áncoras, gritando,
    Las rudas fuerzas útiles mostrando,
    LXVI
    En esto que las anclas levantaban,
    En la sombra los Moros escondidos,
    Las amarras, muy quedo, les cortaban,
    Porque á las costas fueran sacudidos.
    Mas con vista de lince vigilaban
    Los Portugueses, siempre apercibidos;
    Y aquellos que, en alerta, ya los vieron,
    No remando, volando, se fugieron.
    LXVII
    Ya las agudas proras apartando
    Iban las moles húmedas de plata:
    Soplándoles va el aire igual y blando,
    Con ráfaga benigna, fresca y grata:
    De los pasados riesgos van hablando;
    Que la memoria dura y se aquilata
    En los grandes peligros, dó se acierta
    De la tumba a escapar que estaba abierta.
    LXVIII
    Dado habia una vuelta el sol ardiente,
    Y otra nueva empezaba, cuando miran
    Dos naves, desde lejos, blandamente
    Navegando á los vientos que respiran:
    Que seria juzgaron Máura gente,
    Pues las velas, al verlos cerca, viran.
    Uno del mal pasar que recelaba,
    Por salvarse, la costa bien tomaba.
    LXIX.
    No el otro que se queda es tan mañoso:
    Que cae en el poder del Lusitano,
    Sin el rigor de Marte pavoroso,
    Ni las horrendas furias de Vulcano;
    Que como débil era y temeroso,
    Aquel corto rebaño mauritano,
    Resistirse no quiso, conociendo
    Que peor lo pasara resistiendo.




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Lun 21 Ago 2023, 07:16

    LXX


    Y como tanto Gama desease
    Piloto para el Indo que buscaba,
    Pensó que de estos Moros le tomase:
    Mas no le sucedió como trataba,
    Que ninguno encontró que le enseñase
    A qué parte del cielo la India estaba;
    Si bien dícenle allí que no remoto,
    Melinde está, donde hallará piloto.
    LXXI
    Loan del Rey los Moros las bondades,
    Condicion liberal, franca y sincera,
    Ímpetus compasivos y piedades,
    Y lo que por su grey se le venera.
    No duda el Capitan de estas verdades,
    Porque ya de esta suerte lo supiera
    Del Cilenéo, en sueño; así partieron,
    Donde el sueño y el Moro les dijeron.
    LXXII
    Era en el tiempo alegre, cuando entraba
    De Europa al robador la luz Fébea,
    Y el uno y otro cuerno le contaba,
    Y derramaba Flora el de Amaltéa.
    La memoria del dia renovaba
    El sol, que al cielo rápido rodea.
    En que el autor que todo lo dispuso,
    Á cuanto habia hecho el sello puso.
    LXXIII
    Y llegaba la armada á aquella parte
    Dó el Reino de Melinde ya se via,
    De alegres toldos puesta de tal arte,
    Que bien muestra estimar santo dia:
    Flota al viento bandera y estandarte
    Que purpúreo color lejos lucia:
    Suenan los atambores y panderos:
    Y así entraban alegres los guerreros:
    LXXIV
    Llénase la ancha playa Melindana
    De los que van á ver la alegre flota,
    Gente mas verdadosa y mas humana
    De cuanta atras dejaba en su derrota
    Surge al frente la armada Lusitana
    Con el ancla lanzada el mar azota;
    Y uno va de la nave antes cogida,
    Á prevenir al Rey de su venida.
    LXXV
    El Rey que la lealtad sabe de cierto
    Que al Portugués espíritu engrandece,
    Se complace de verlos en su puerto
    Cuanto la gente altísima merece:
    Y con la fe y el corazon abierto
    Que ánimos generosos ennoblece,
    Les suplica desciendan á su tierra,
    Y que dispongan de cuanto ella encierra.
    LXXVI
    Ofrecimientos eran verdaderos,
    Y palabras sinceras, no amañadas,
    Las del Rey á tan dignos caballeros,
    Que tienen tantas aguas navegadas.
    Y les manda lanígeros carneros,
    Y gallinas domésticas cebadas,
    Y las frutas que entonce en tierra habia;
    Y el modo aun á la dádiva escedia.
    LXXVII.
    Recibe el Capitan ledo y seguro
    Al mensajero alegre y su recado;
    Y manda luego al Rey otro, no oscuro,
    Que traia de lejos preparado:
    Purpurina color de fuego puro,
    Y ramoso coral fino y preciado,
    Que bajo de las aguas blando crece,
    Y estando fuera de ellas se endurece.
    LXXVIII
    Mándale uno ademas de habla elegante
    Que paces con el Rey instituyera,
    Y que, de no bajar en el instante
    Á verle, sus disculpas le ofreciera.
    Con tal mision el nuncio bien parlante,
    En cuanto al Moro á presentarse fuera,
    Con estilo, que Palas le enseñaba,
    Estas palabras fácil pronunciaba:
    LXXIX
    «Alto Rey, á quien fue del cielo puro
    Por la justicia suma concedido
    Refrenar al soberbio pueblo duro,
    Del que eres tan amado cuan temido:
    Como amparo muy fuerte y muy seguro,
    Y del Oriente todo conocido,
    Venímoste á buscar, para que hallemos
    En tí el remedio cierto que queremos.







    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Lun 21 Ago 2023, 20:19

    LXXX


    «Y el viejo, á quien habian obligado
    Los trabajosos años al sosiego,
    En la ciudad estando, cuyo prado
    Enverdecen las aguas del Mondego:
    Sabiendo cómo el hijo está cercado
    En Santarem del Moro pueblo ciego,
    Parte de la ciudad tan diligente,
    Que no parece que contó los veinte.
    LXXXI
    «Y con la vieja hueste, en guerra usada,
    Al hijo va á ayudar; y así ayuntados,
    La Portuguesa furia acostumbrada
    A los moros dispersa destrozados,
    Dejando la campiña bien cuajada
    De plumas, y marlotas, y tocados,
    De caballo, y jaez, y escudo, y pica,
    De hartos muertos señores presa rica.
    LXXXII
    «Lo que quedó de tantos salió fuera
    De Lusitania, en espantosa huida;
    El Mir-Almumenim solo no huyera,
    Porque antes, triste, se le huyó la vida.
    A quien les dió victoria tan entera
    Dan loores y gracias, sin medida;
    Que en casos tan estraños, claramente
    Más es Dios quien pelea que la gente.
    LXXXIII
    «De tamañas victorias se rodeaba
    El viejo Rey Alfonso esclarecido,
    Cuando el que tanta lid venciendo andaba,
    De años duros y muchos fue vencido:
    Pálida le tocó dolencia brava
    Con fria mano el cuerpo enflaquecido:
    El tributo, á que nadie se resiste,
    Así pagando á Libitina triste.
    LXXXIV
    «Los altos promontorios le aclamaron
    Y sembradas campiñas pesarosas:
    Aguas de río y fuente le lloraron,
    Con lágrimas corriendo más copiosas;
    Y tanto por el reino se, espaciaron
    De su virtud las obras valerosas,
    Que Alfonso, Alfonso, en monte
    y valles huecos No dejan nunca de sonar los ecos.
    LXXXV
    «Sancho, fuerte mancebo; que quedaba,
    Imitando á su padre en valentía,
    Como en vida del mismo lo probaba
    Cuando el Bétis de sangre reteñia
    Y el bárbaro poder desbarataba
    Del Ismaelita Rey de Andalucía;
    Y cuando los que á Reja circunyeron,
    De su brazo á los golpes sucumbieron,
    LXXXVI
    «Despues que por Monarca fué elevado,
    Y á pocos años que reinado había
    Y a la ciudad de Silves ha cercado,
    Y campos que sembró la gente impía,
    Fué por huestes valientes ayudado
    De la armada Germana, que venía
    Con ejército y medios de pelea,
    El recobro á buscar de la Judea.
    LXXXVII
    «Iban la empresa á secundar que intenta
    El rojo Federico, que provisto
    De poderosa hueste, se presenta
    En la ciudad de la pasion de Cristo,
    Despues que Guido su legion sedienta
    Rindió de Saladino al pueblo misto,
    Allí donde al cristiano le faltaba
    El agua que á los impios les sobraba.
    LXXXVII
    «Y á aquella arma hermosa, que aparece
    Por contraste del viento hácia esa parte,
    Ayudar á D. Sancho bien parece:
    Y porque asiste y sirve al santo Marte,
    Así como á su padre le acontece
    Cuando tomó á Lisboa, de igual arte,
    Del Germano ayudado, á Silves toma,
    Y á su infiel poblador destruye y doma.
    LXXXIX
    «Y si trofeos tantos del Mahometa
    Conquista su valor, tambien del fuerte
    Y fiero Leonés la tierra inquieta,
    Y por do quiera esparce estrago y muerte,
    Hasta que al yugo la cerviz sujeta
    De Tuy soberbia que la misma suerte
    Vió tener á otras villas aledañas.
    Que de Sancho pregonan las hazañas.



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    133


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Miér 23 Ago 2023, 09:24

    XC


    «Mas entre tantas palmas asaltado
    De muerte por la ley, quedó heredero
    Hijo suyo, de todos estimado,
    Que fué segundo Alfonso y Rey tercero.
    En su tiempo á los Moros fué tomado
    Alcázar de la Sal, á lo postrero:
    Porque de antes lo entró la sarracina:
    Mas ora lo pagaron con gran ruina.
    XCI
    «Del muerto Alfonso el genio no reside
    En el segundo Sancho descuidado;
    Que tanto en su desidia se desmide,
    Que de aquellos que manda es él mandado.
    De gobernar el reino que otro pide,
    Por causa de privados, fué privado;
    Porque como por ellos se regia,
    En sus vicios y fraudes consentia.
    XCII.
    «Ni tampoco su pueblo era oprimido
    Como Sicilia fué por sus tiranos;
    Ni habia como Fálaris querido
    Género de tormentos inhumanos;
    Mas reino que guiado está y servido
    Por señores en todo soberanos,
    A otro Rey no obedece ni consiente
    Que no sea ante todos escelente.
    XCIII
    «No era Sancho, en verdad, tan deshonesto
    Como Neron, que á un mozo recibia
    Por mujer, y despues horrendo incesto
    Con su madre Agripina cometia:
    Ni tan crudo á las gentes y funesto,
    Que la ciudad quemase en que vivia:
    Ni cual lo fué Heliogábalo, fué malo:
    Ni como el muelle Rey Sardanapálo.
    XCIV
    «Por esta causa el mando encomendóse
    Al conde Boloñés, por Rey no alzado
    Hasta que el plazo de vivir cumplióse
    A su hermano D. Sancho, al ocio dado:
    Ese, que Alfonso el Bravo apellidóse,
    Despues de haber el reino asegurado,
    De dilatarlo cuida: que ancho pecho,
    En espacio y lugar no cabe estrecho.
    XCV
    «De los Algarves, tierra de que afora
    Por el su casamiento, estensa parte,
    Con duras armas, de la gente Mora
    Conquista, mal querida ya de Marte.
    Él del todo dejó libre y señora
    A Lusitania con esfuerzo y arte;
    Y acabó de formar la nacion fuerte,
    En la tierra que al Luso cupo en suerte,
    XCVI
    «Viene luego Dionis, que bien parece
    Del bravo Alfonso estirpe noble y dina;
    Que con su genio espléndido escurece
    La liberalidad Alejandrina:
    Con este el reino próspero florece
    (Ya asentada la paz áurea y divina)
    En estatutos, leyes, y costumbres,
    En paises, ya quietos, claras lumbres.
    XCVII
    «En Coimbra primero ejercitarse
    Hizo en la sabias artes de Minerva;
    Y de Helicón las musas trasladarse
    Del Mondégo á pisar la fértil yerba.
    Cuanto puede de Atenas desearse,
    Todo el facundo Apolo aquí conserva:
    Las liras y los plectros de oro y nácar,
    Las coronas de verde lauro y bácar.
    XCVIII
    «En pueblos convirtió las soledades:
    Alzó torres, castillos muy seguros:
    Reformó todo el reino, y las ciudades
    Adornó de edificios y altos muros:
    Y despues que dió fin á sus bondades
    Atropos y á sus dias ya maduros,
    A Alfonso cuarto deja, no obediente
    Hijo, mas Rey glorioso y escelente.
    XCIX
    «Este las arrogancias Castellanas
    Desprecia y al contrario deja absorto:
    Porque no es de altiveces Lusitanas
    Que tema á otro poder el suyo corto:
    Antes, cuando invadió tierras hispanas
    La Máura gente, del infierno aborto,
    Entró Alfonso esforzado á hacerles guerra,
    Y á defender la Castellana tierra.





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    137


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Jue 24 Ago 2023, 09:05

    C


    «Con Semíramis nunca gente tanta
    Fue los campos Hidáspicos hinchendo;
    Ni Atila, que á la Italia toda espanta,
    Llamándose de Dios azote horrendo,
    Nunca gótica gente llevó cuanta
    Del Sarraceno bárbaro estupendo,
    De Granada á la inmensa tropa unida,
    Fue en los Tartésios campos contenida.
    CII
    «Con que viendo el Rey noble Castellano
    La inexpugnable hueste, grande y fuerte,
    Temiendo más el fin del pueblo Hispano,
    Ya perdido una vez, que no su muerte,
    Pidiendo ayuda al bravo Lusitano
    Le envió la esposa á quien lo unió la suerte,
    Mujer del que la manda, su hija amada
    De aquel á cuyo reino fue mandada,
    CII
    «Pisaba la hermosísima María
    Los paternos palacios sublimados,
    Lindo el rostro, aunque exento de alegría,
    Y los ojos de lágrimas bañados;
    Los cabellos angélicos traia
    Por los ebúrneos hombros derramados;
    Y al padre ledo, cuyo gozo aflige,
    Llorando, estas palabras le dirige:
    CIII
    -«De cuanta raza cuenta el pueblo misto
    De África toda, horrible gente estraña,
    El gran Rey de Marruecos va provisto,
    A la conquista de la noble España:
    Poder tamaño junto no se há visto,
    Desque el salado mar la tierra baña;
    Y crudos y feroces vienen tanto,
    Que á los vivos y aun muertos dan espanto.
    CIV
    «En tanto el que me diste por marido,
    Por defender la patria amedrentada
    Con ejército escaso está ofrecido
    Al duro golpe de la Máura espada;
    y si de ti no fuere socorrido,
    Me verás de su Trono, y dél privada,
    Y viuda, y triste, y puesta en vida escura,
    Sin marido, sin reino y sin ventura.
    CV
    «Por tanto ¡oh Rey! de quien con largo miedo
    El corriente Mulucha se alborota,
    Rompe toda tardanza, acorre cedo
    A estorbar de Castilla la derrota;
    Si ese aspecto que maestras claro y ledo,
    De padre el verdadero amor denota,
    Acudo, padre; si veloz no entras,
    Á quien ya socorrer quizá no encuentras.»-
    CVI
    «De igual modo la tímida María
    Hablando está, que Vénus triste cuando
    A Júpiter su padre le pedia
    Por hijo que el Tirreno está sulcando;
    Y con tanta piedad le conmovia,
    Que soltando á sus pies el rayo infando,
    Todo lo otorga el padre,
    de amor loco,
    Pesándole que pídale tan poco.
    CVII
    «Pero ya del tropel de gente armada
    Los Eborenses campos van cuajados:
    Brillan al sol arnés, lanza y espada,
    Los caballos relinchan enjaezados;
    Y la canora trompa enlistonada
    Los pechos, á la paz acostumbrados,
    Va incitando al combate, con sus ecos,
    Que zumban de los valles por los huecos,
    CVIII
    «En medio y entre todos se sublima,
    Do las insignias reales adornado,
    El valeroso Alfonso, que por cima
    De todos se levanta decorado.
    Con su aspecto no más mueve y anima
    A cualquier corazon amedrentado;
    Y con la hija así que en ella manda,
    A entrar vá de Castilla por la banda.
    CIX.
    «Dan á los dos Alfonsos finalmente
    Los campos de Tarifa ancho horizonte,
    Que tapa multitud de Máura gente,
    Para quien son estrechos campo y monte.
    No hay corazon tan alto y tan potente
    Que con gran desconfianza no se afronte,
    A menos que conozca y claro vea,
    Que con sus brazos Cristo es quien pelea.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Vie 25 Ago 2023, 09:18

    CX


    «Del cristiano poder están riendo
    Los de Agár en el campo muy vecino,
    La tierra de antemano repartiendo.
    Con que ya cuenta el fiero damasquino;
    Y el que, con falso título, luciendo
    Está el famoso nombre Sarracino,
    Así tambien la tierra que circuya,
    Con cuenta equivocada, llama suya.
    CXI
    «Como el membrudo bárbaro gigante,
    Del Rey Saúl con causa tan temido,
    Viendo al pastor inerme de él delante
    De esfuerzo y piedras solo apercibido,
    Con palabra soberbia y arrogante
    Desprecia al flaco mozo no vestido,
    Que de la honda al son lo desengaña
    De que más puede fé que fuerza y maña:
    CXII
    «Del mismo modo el Máuro la firmeza
    Desprecia de los fieles, y no entiende
    Que aquella alta divina fortaleza,
    De quien tiembla el infierno, les defiende.
    Con ella el Castellano y con destreza,
    De Marruecos al Rey embiste, ofende;
    Y temblar hace al Moro de Granada
    El Luso que la vida pone en nada.
    CXIII
    «Las espadas y lanzas recrujian
    Sobre escudos y arneses ¡fiero estrago!
    Llaman (segun la ley que allí seguian)
    A su Mahoma aquel, este á Santiago;
    Los heridos con grito el cielo herian,
    Haciendo de su sangre negro lago,
    Donde otros, que del fierro se salvaban,
    Semi vivos caian y se ahogaban.
    CXIV
    «Con esfuerzo tan grande de horror llena
    El Luso al Granadil, que en duro estrecho
    Le pone en poco tiempo y desordena
    Armas y gente, en huracan deshecho.
    Mas de alcanzar victoria á poca pena
    No muy contento el generoso pecho,
    Vá en ayuda del noble castellano
    Que está en lid con el fuerte Mauritano.
    CXV
    «Ya se iba el sol ardiente recogiendo
    A la casa de Tétis, y estinguido
    (Para el poniente á Véspero atrayendo)
    Era aquel dia tanto esclarecido,
    Cuando el poder del bárbaro tremendo
    Fue por los bravos Reyes oprimido
    Con mortandad tan larga, que memoria
    Nunca habrá el mundo de mayor victoria.
    CXVI
    «No de muertos la cuarta parte Mario
    Hizo de los que en este vencimiento,
    Cuando el agua, con sangre del contrario,
    Dió á beber á su ejército sediento:
    Ni el de Cartago, aspérrimo adversario
    Del Ítalo poder por nacimiento,
    Que celemines tres de anillos toma
    Solo de nobles que mató de Roma.
    CXVII
    «Y si tú tantas ánimas pudiste
    Mandar al negro reino del Cocito,
    Cuando la ciudad santa destruiste
    Del pueblo, pertinaz en torpe rito,
    Fue permision celeste, ejemplo triste,
    No fuerza de tu brazo, insigne Tito;
    Que así por los poetas fue anunciado,
    Y por Jesus despues certificado.
    CXVIII
    «Alcanzada tan próspera victoria,
    Y vuelto Alfonso á portuguesa tierra,
    A disfrutar en paz de tanta gloria
    Como supo ganar en dura guerra,
    El caso triste y digno de memoria,
    Que á huésped del sepulcro desentierra
    Aconteció de mísera y cuitada,
    Que fue despues de muerta coronada.
    CXIX
    «¿Quien será, ciego dios, que de ti huya,
    Y de tu dulce ley, que á tanto obliga?
    Tú causaste la odiosa muerte suya,
    Tratándola cual pérfida enemiga.
    Si dicen, fiero Amor, que la sed tuya
    Ni con lágrimas tristes se mitiga,
    Es porque quieres, con maldad tirana,
    Tus aras empapar en sangre humana





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    145


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Sáb 26 Ago 2023, 10:14

    CXX


    «Te hallabas, bella Inés, quieta en sosiego,
    De tus años cogiendo el blando fruto,
    Del alma en el engaño dulce y ciego
    (Que la dicha no dura, como el luto)
    En el florido campo del Mondégo,
    Del cristal de tus ojos nunca enjuto,
    A las plantas diciendo y flores nuevas
    El nombre que en el pecho escrito llevas.
    CXXI
    «De tu Príncipe allí te respondian,
    Los recuerdos que en su alma dominaban;
    Que siempre ante sus ojos te traían,
    Cuando ausentes los tuyos dél estaban,
    De noche, dulces sueños que mentian,
    De dia pensamientos que volaban;
    Siendo, en fin, todo sueño y pensamiento,
    Sola ocasion de dicha y de contento.
    CXXII
    «De Princesas y damas mil hermosas
    Él los preciados tálamos no aceta,
    Que no halla fino amor prendas preciosas,
    Sino en el caro bien que nos sujeta.
    Viendo estas raras muestras amorosas
    El noble padre anciano, que respeta
    El murmurar del pueblo ante el capricho
    De no casarse, que el doncel le ha dicho:
    CXXIII
    «Sacar á Inés del mundo determina,
    Para sacarle al que ella tiene preso,
    Creyendo, con matar á la mezquina,
    Sanar de amor el incurable acceso.
    ¿Qué furor hizo que la espada fina
    Que pudo sustentar el grave peso
    Del mauritano esfuerzo, fuese alzada
    Contra una flaca fembra delicada?
    CXXIV
    «Los sayones llevábanla feroces
    Ante el Rey, que ya pio se conduele:
    Mas el pueblo con bárbaras y atroces
    Razones, á que muera le compele.
    Ella con ruegos y afligidas voces
    Salidas del recuerdo que la duele,
    Del amante y los hijos que dejaba,
    Que más que no la muerte, la apenaba:
    CXXV
    «Al cielo cristalino levantando
    Los ojos, con las lágrimas piadosos;
    Los ojos, que las manos le vá atando
    Uno de los ministros rigurosos;
    Y á los pequeños luego contemplando,
    Que tan tiernos criaba y tan mimosos,
    Cuya orfandad más que el morir temia,
    Vuelta al cruel abuelo, así decía:
    CXXVI.
    -«Si va en las brutas fieras, cuya mente
    ¡Natura hizo feroz de nacimiento,
    Y en las aves, que ponen solamente
    En la aérea rapiña el pensamiento,
    Con tiernos rapazuelos vió la gente
    Despertarse piadoso sentimiento,
    Como ya con Semíramis mostraron,
    Y con los dos que á Roma edificaron:
    CXXVII.
    «Tú, que de humano tienes voz y aspeto
    (Si de humano es matar una doncella
    Flaca y débil, por solo haber sujeto
    El corazon del que logró vencella),
    De estas pobres criaturas ten respeto,
    Ya que no de la oscura muerte de ella:
    Muévate la piedad de su agonía,
    Pues no te mueve la no culpa mía.
    CXXVIII
    «Y si, venciendo Alarbe resistencia,
    La muerte sabes dar con fuego y fierro,
    Sabe tambien dar vida con clemencia,
    A quien para perderla está sin yerro;
    O si merece tanto esta inocencia,
    Pónme en perpetuo y mísero destierro,
    Allá en la Escitia helada, ó Libia ardiente,
    Donde en lágrimas viva eternamente,
    CXXIX
    «Pónme dó más se usare fuerza dura,
    Entre pardos y tigres, y veremos
    Si alcanzamos entre ellos la blandura
    Que entre pechos humanos no podemos.
    Allí la voluntad puesta y ternura
    En aquel por quien muero, criaremos
    Estas reliquias suyas que aquí viste;
    Que consuelo serán de madre triste.»-





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    149


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Dom 27 Ago 2023, 13:21

    CXXX


    «Perdonarla queria el, Rey benigno,
    Sensible á las palabras que la abonan;
    Mas el pueblo tenaz y su mal signo
    Que lo quieren así, no la perdonan.
    Las hojas sacan del acero indigno
    Los que el hecho por bueno allí pregonan,
    ¿Contra una dama? ¡Oh pechos carniceros?
    ¡Así valientes sois y caballeros!
    CXXXI
    «Como contra la linda Polixena,
    Amor postrero de la madre anciana,
    Porque la Aquílea sombra la condena,
    Pirro apresta el acero y furia insana;
    Y ella los ojos con que el mar serena,
    Cual mansa oveja que á morir se allana
    Vuelve á la triste madre que flaquece,
    Y al sacrificio bárbaro se ofrece:
    CXXXII
    «Tal contra Inés los crudos matadores
    En el cuello y marfil, que sostenia
    Las obras con que amor mató de amores
    Al hombre que despues Reina la haria,
    Hundiendo el hierro entre las blancas flores
    Que el llanto del dolor regado habia,
    Se encarnizaban torpes y furiosos,
    Del futuro castigo no cuidosos.
    CXXXIII
    «Bien pudieras ¡oh sol! del caso reo
    Tus ojos apartar corno aquel dia
    Cuando Tiéste, en el festin de Atréo,
    De sus hijos los miembros se comia.
    Cóncavos valles que gemísteis, creo,
    La voz estrema de su boca fria,
    El nombre de su Pedro que la oísteis,
    Por espacio muy largo repetísteis.
    CXXXIV
    «Como pura azucena que cortada
    Antes de tiempo fue cándida y bella,
    Siendo entre los cabellos maltratada
    Por mano esquiva de vivaz doncella,
    Pierde aroma y color ya marchitada,
    Tal muerta está la Lusitana estrella:
    Secas las puras rosas, y perdida
    La luz del rostro con la dulce vida.
    CXXXV
    «Las hijas del Mondégo ¡oh noche oscura!
    Llorando sin cesar te recordaron;
    Y para alta memoria, en fuente pura
    Las lágrimas lloradas trasformaron:
    El nombre le pusieron, que aun le dura,
    De «Las Cuitas de Inés» que allí pasaron;
    Y de esa fuente, hoy vida de las flores,
    Son lágrimas el agua, el nombre Amores.
    CXXXVI.
    «Largo tiempo no fué sin que venganza
    No aliviara de Pedro las heridas;
    Que del reino al tomar cetro y balanza,
    Hízola en los fugaces homicidas.
    De otro Pedro, muy crudo, los alcanza
    Que, enemigos los dos de humanas vidas,
    Hicieron el feroz concierto insano
    Que con Antonio y Lépido, Octaviano.
    CXXXVII
    «Este castigador fué de maldades,
    De latrocinios, muertes y adulterios,
    Y los duros suplicios é impiedades
    Eran sus más sabrosos refrigerios:
    Justiciero guardaba las ciudades
    De todos los soberbios vituperios,
    Más ladrones lanzando á los profundos,
    Que Teséo y Alcides vagabundos.
    CXXXVIII
    «Del justo y duro Pedro nació blando
    (Ve de natura la inconstancia terca)
    Manso, remiso y sin vigor, Fernando,
    Que á todo el reino á gran desdicha acerca;
    Pues el Leonés á devastar entrando
    La tierra sin defensa, estuvo cerca
    De destruirse el Reino totalmente:
    Que vil Rey torna en vil la brava gente.
    CXXXIX.
    «O castigo fue claro del pecado
    De quitarle á Leonor á su marido
    Y casarse con ella, aconsejado
    De un fálso parecer, mal sugerido:
    O fué que el corazon entregó atado
    Al vicio torpe á que se vió rendido,
    Hízose al fin cobarde: que envilece,
    Un amor que en el alma infame crece


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Dom 27 Ago 2023, 13:23

    CXL.


    «Sufrieron siempre del pecar la pena
    Muchos de quien nos cuenta la Escritura:
    La sufrió quien al robo fué de Helena,
    Y con Opio, á Tarquino estrechó dura:
    ¿Y por qué á David santo se condena?
    ¿Y quién de Benjamin la tribu impura
    Ya destruyó? Patente lo declara
    Siquém en Dina, Faraón en Sara.
    CXLI.
    «Si los pechos más fuertes enflaquece
    Un inconsciente amor desatinado,
    Bien en el noble Alcides aparece,
    Por Onfále de tocas adornado.
    De Marco Antonio el nombre se oscurece
    Con estar de Cleopatra enamorado;
    Y tú, Peno inmortal, lo repetiste
    Cuando de Apulla á moza vil te diste.
    CXLII.
    «¿Mas puede uno librarse por ventura
    De lazos que arma Amor tan blandamente
    Entre la nieve humana y rosa pura
    Y el oro y alabastro trasparente?
    ¿Quién resiste la plácida hermosura
    De un rostro, de Medusa propiamente,
    Que, si no en piedra, en Mongibelo inceso
    Convierte el corazon que tiene preso?
    CXLIII.
    «¿Quién un dulce mirar, un gesto blando
    Vió, ni una suave, angélica apariencia
    Que sin cesar al alma está acechando,
    Que hubiese contra tanto resistencia?
    Disculpado por cierto está Fernando
    Para quien del amor tiene esperiencia;
    Mas quien dél libertó su fantasía,
    Culpado mucho más le juzgaría.»






    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    154


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Dom 27 Ago 2023, 16:46

    C C.
    Argumento del Canto Cuarto.


    Continúa Gama su narracion al Rey de Melinde, y le refiero las guerras de Portugal con Castilla sobre la
    sucesion del reino a la muerte del Rey don Fernando: hazañas del
    condestable D.
    Nuño Alvarez Pereira: batalla y victoria de Aljubarrota: diligencias hechas para descubrir la
    India por mar en tiempo de D. Juan II, y cómo
    el Rey D. Manuel consiguió ese fin, determinando este viaje: prevenciones para emprenderlo: embarque y despedida de los navegantes
    en las playas de Belem.



    I

    «Despues de procelosas tempestades,
    Nocturnas sombras, sibilante viento,
    Trae el alba serenas claridades,
    Esperanza de puerto y salvamento;
    Y alumbra el sol las negras soledades,
    Apartando el temor del pensamiento;
    Así en el reino fuerte acontecia,
    Despues que el Rey Fernando fallecia.
    II.
    «Pues si los nuestros mucho desearan
    Quien el daño y el mal fuese vengando
    De aquellos que tan bien se aprovecharan
    Del descuido remiso de Fernando,
    Pasando poco tiempo lo alcanzaran,
    A don Juan, siempre ilustre, levantando
    Rey, de Pedro cual hijo y heredero,
    (Aunque en verdad bastardo) verdadero.
    III.
    «Que era órden suya, el cielo con luz pura
    Por muy claras señales demostrólo,
    Cuando en Evora, hablando una criatura
    Antes de tiempo, fuerte nominólo;
    Y alzó el cuerpo y la voz de su envoltura,
    Cual cosa revelada por Dios solo,
    Y dijo: Portugal (la mano alzando),
    Portugal por D. Juan, Rey venerando.
    IV
    «Alterados entonces de las gentes
    Los pechos, que el rencor del odio abrasa,
    Crueldades horribles y evidentes
    Del pueblo hace el furor por donde pasa:
    Matando van amigos y parientes
    Del conde, y de la Reina, y de su casa;
    Que ella su incontinencia deshonesta
    Más, desde que está viuda, manifiesta.
    V
    «Pero él, en fin, perece deshonrado
    Ante la Reina, que á salvarle acorre,
    De otros muchos muriendo acompañado:
    Que todo fuego inceso quema y corre.
    Quién muere, como Astiánax, arrojado
    (Sin órdenes valerle) de alta torre:
    Quién, sin valerle honor, altar, derecho,
    Desnudo por la calle, trozos hecho.






    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    157


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Lun 28 Ago 2023, 09:19

    VI


    «Quedan con estas en bien largo olvido
    Las mortales fierezas que vió Roma,
    Hechas por Mario crudo, y el temido
    Sila, cuando el rival la fuga toma.
    Leonor por ellas y el dolor crecido
    Del muerto conde, que á su frente asoma,
    Opone á Portugal Castilla entera,
    Diciendo que es su hija la heredera.
    VII
    «Pretenden que Beatrice, proclamada
    (Aunque la fama apenas lo concede)
    Por hija de Fernando, y ya casada
    Con el Rey de Castilla, el trono herede,
    Y con la voz Castilla levantada
    De que la hija al padre le sucede,
    Junta sus fuerzas ya para esta guerra
    De varios climas y diversa tierra.
    VIII
    «Vienen de la provincia que de Brigo,
    Sí fué, lleva ya el nombre derivado:
    Del suelo, que Fernando y que Rodrigo
    Al opresor ganaron Máuro estado:
    No esquivan de las armas el castigo
    Los que cortando van con duro arado
    Los Leoneses campos, cuya gente
    Contra el infiel en armas fue escelente.
    IX.
    «Los Vándalos, de antigua valentía,
    El blason conservando, se juntaban,
    Cabeza de la estensa Andalucía,
    Que del Guadalquivir las ondas lavan.
    La noble isla tambien se apercibia
    Que los de Tiro de antes habitaban,
    Trayendo, como insignias verdaderas,
    Las Hercúleas columnas por banderas.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Lun 28 Ago 2023, 09:21

    X
    «Vienen tropas del reino de Toledo,
    Ciudad noble y antigua, á quien cercando
    El Tajo en torno va tranquilo y ledo,
    Que de Cuenca en la sierra está manando.
    Ni tampoco á vosotros pára el miedo,
    ¡Oh sórdidos Gallegos! duro bando
    Que para resistir hoy os armásteis
    A aquellos cuyos golpes ya probásteis.
    XI
    «Mueven tambien de guerra negras furias
    Al Vizcaino pueblo, que carece
    De pulido decir, y las injurias
    De estraños y de propios mal padece;
    De Guipúzcoa la gente; y la de Asturias,
    Que con minas de hierro se ennoblece,
    De él armó á sus soberbios moradores,
    Para ayudar guerreando á sus señores.
    XII
    «Juan, que del pecho el ardimiento saca,
    Cual las fuerzas Sanson de la guedeja,
    De verse pocos la inquietud aplaca,
    Y con los pocos se arma y apareja;
    Y no porque razon le asista flaca,
    Con los grandes señores se aconseja:
    Mas solo por buscar verdad ó indicios,
    Que siempre hubo, entre muchos, muchos juicios
    XIII
    «Y hay alguno que turba con razones
    De todos la opinion y voluntades;
    Y ya que el viejo esfuerzo en los varones
    Se haya trocado en vicios y maldades,
    Ya que puede el temor, en ocasiones,
    Más que propios deberes y lealtades:
    Niega al Rey, y á la Patria, y si conviene Negará, como Pedro, al
    Dios que tiene.
    XIV
    «Mas no en yerro cayó tan infelice
    Don Nuño Alvar Pereira, sino que antes
    Viendo que en sus hermanos se autorice,
    Condena las flaquezas inconstantes
    De los dudosos ánimos, y dice,
    Con palabras más duras que elegantes,
    Puesto el puño en la espada, y no jocundo,
    Amenazando el mar, la tierra, el mundo:
    XV
    -«¿Cómo de la alta raza Portuguesa
    Ha de haber quien rehuse el patrio Marte?
    ¿Cómo de esta provincia, que princesa
    Fue de gente de guerra en cualquier parte,
    Ha de salir quien á su patria opresa
    Niegue el amor, la fe, y esfuerzo, y arte,
    Portugués siendo, y por ningun respeto,
    Quiera su reino propio ver sujeto?


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Lun 28 Ago 2023, 09:22

    XVI
    «¡Qué! ¿vosotros no sois los descendientes
    De aquellos que, al flotar de la bandera
    Del grande Enríquez, fieros y valientes
    Vencieron á esa hueste tan guerrera,
    Cuando tanto estandarte, tantas gentes
    En huida pusieron, de manera
    Que, aparte de la presa que cogieron,
    Á siete ilustres condes nos trujeron?
    XVII
    «¡Por quiénes fueron siempre destruidos
    Sino por vuestros fuertes padres y avos,
    Por Diónis y su hijo conducidos,
    Estos de quien quereis veros esclavos?
    ¡Ea! si por pecados y descuidos,
    Os trocó así Fernando en poco bravos,
    Que os vuelva el nuevo Rey la fuerza ruda,
    Si verdad es que un Rey á un pueblo muda.
    XVIII
    «Teneis tal Rey, que si valor tuviéreis
    Igual al Rey que agora levantásteis,
    Desbaratar podreis a quien quisiéreis,
    Cuanto más á quien ya desbaratásteis;
    Y si con esto, en fin, aun no perdiéreis
    El invencible miedo que tomásteis,
    Las manos entregad, tascad el freno:
    Resistiré yo solo al yugo ajeno.
    XIX
    «Solo con mis vasallos, y con esta
    (Y saca, así diciendo, media espada)
    Defenderé de la ambicion infesta,
    La tierra nunca de otros subyugada.
    Del Rey en nombre y de la Patria espuesta,
    Y de la fe que le teneis jurada,
    Venceré, no solo estos adversarios,
    Sino cuantos al Rey fueron contrarios.»





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



    162


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 29 Ago 2023, 20:56


    XX
    «Como entre los mancebos acogidos
    A Venusio, postrer resto de Cánnas,
    Que al ir á darse cuasi por rendidos
    Al poder de las huestes Africanas,
    Hace el mozo Cornelio que, impelidos
    Por su espada, le juren las romanas
    Armas no abandonar, mientras la vida
    No allí por todos fuero antes perdida:
    XXI
    «Así á la gente esfuerza y fuerza en uno Alvarez;
    y á las últimas razones
    Remuévese el temor frio, importuno,
    Que abatiera hasta allí los corazones.
    Cabalgan en las fieras de Neptuno,
    Escarcean, blandiendo los lanzones,
    Y discurren gritando á abierta boca:
    ¡Viva el ínclito Rey que nos convoca!
    XXII
    «Las gentes del comun todas aprueban
    Guerra con que á la Patria se sostiene:
    Unos las armas limpian, ó renuevan,
    Que el orin de la paz gastadas tiene:
    Morriones, acolchados, petos prueban;
    Se arma cada varon cual le conviene:
    Trajes aprestan otros con colores
    Y letras y señal de sus amores.
    XXIII
    «Con toda esta fulgente compañía,
    Juan fuerte sale de la fresca Abrantes:
    De Abrantes, donde corre fuente fria,
    Que surte el Tajo en linfas abundantes.
    Los primeros armígeros regia
    Quien bien regir pudiera los gigantes
    Ejércitos de Jerjes, con que pronto
    Pasó y volvió á pasar el Hellesponto:
    XXIV
    «Nuño Alvarez Pereira, verdadero
    Azote de soberbios Castellanos,
    Como el Hunno lo fuera ya primero
    De los pueblos Franceses é Italianos;
    Y en el ala derecha otro guerrero,
    Afamado tambien, los Lusitanos
    Guia bajo su mando al enemigo...
    De Men-Rodrigo Vasconcelos digo.
    XXV
    «Á Anton Vazquez de Almada corresponde
    La ala izquierda regir de tropas dinas,
    El que despues, de Abranches noble conde
    Llegó á ser por sus glorias no mezquinas.
    Luego en la retaguardia no se esconde
    El pendon de Castillos y de Quinas,
    Dó Juan está, Rey noble en cualquier parte,
    Que oscurece el valor del mismo Marte.







    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 67212
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Maria Lua Mar 29 Ago 2023, 20:57

    XXVI.

    «Rezando, por los muros, temerosas
    De la suerte que aguarda á sus varones,
    Las hermanas, las madres, las esposas,
    Van ayuno ofreciendo, y oraciones.
    Ya llegan las falanges belicosas
    Frente de los contrarios escuadrones,
    Que con grita espantable las reciben,
    Y dudas todos de la lid conciben.
    XXVII
    «Suenan, del mal cercano mensajeras,
    Las voces de clarines y atambores:
    Los Alféreces írguen sus banderas,
    Que muchas son y varias en colores.
    Domina el seco tiempo que en las eras
    Recogen su sudor los labradores:
    Entra en Astréa el sol, y rige Agosto:
    Baco esprime á las uvas dulce mosto.
    XXVIII
    «Dió señal la trompeta castellana,
    Horrenda, ingente, fiera, temerosa;
    La oyó el Ártabro monte, y el Guadiana
    Atras volvió su linfa caudalosa:
    La oyeron Duero y tierra Transtagana:
    Llevó el Tajo á la mar su voz medrosa;
    Y las madres, que el son rudo escucharon,
    Á sus pechos los hijos estrecharon.
    XXIX
    «Muchos rostros allí mudan colores,
    Dando á la sangre el corazon abrigo;
    Que en los grandes peligros, los temores
    Mayores son á veces que el castigo
    Ó parécenlo así, que los furores
    De ofender y vencer al enemigo
    Casi hacen no sentir la dolorida
    Pérdida de los miembros y la vida.










    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    166


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    Luís Vaz de Camões (c.1524-1580) - Página 14 Empty Re: Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 28 Feb 2024, 18:58