Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1047136 mensajes en 47816 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 71 usuarios en línea: 0 Registrados, 1 Ocultos y 70 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 22:58 por Lluvia Abril

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 22:55 por Lluvia Abril

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 15:59 por cecilia gargantini

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CERDO
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 15:25 por cecilia gargantini

» POETAS LATINOAMERICANOS
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 15:06 por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 15:03 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 14:53 por Maria Lua

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 14:45 por Maria Lua

» FRANCESCO PETRARCA (1304-1374)
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 14:42 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 EmptyHoy a las 14:40 por Maria Lua

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty

+2
Lluvia Abril
Pedro Casas Serra
6 participantes

    LA LITERATURA BRASILEÑA

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Vie 27 Oct 2023, 13:13

    ***
    Baleia respiraba agitada, la boca abierta, las mandíbulas desgonzadas, la
    lengua colgante e insensible. No sabía qué había sucedido. El estruendo, el
    golpe que recibiera en los cuartos traseros. Y el difícil viaje desde el
    bramadero hasta el final del empedrado se desvanecía en su espíritu.
    Probablemente estaba en la cocina, entre las piedras que servían de
    fogón. Antes de acostarse, la señora Victoria retiraba de allí los carbones y
    la ceniza, barría con la escoba de ramas el suelo quemado, y aquello se
    convertí en un buen sitio para descansar. El calor ahuyentaba las pulgas, la
    tierra se hacía blanda. Y, cuando el sueño llegaba, numerosos curíes corrían
    y saltaban, una legión de curíes invadía la cocina.
    El temblor subía, cesaba en la barriga y llegaba al pecho de Baleia. Del
    pecho hacia atrás todo era insensibilidad y olvido. Pero el resto del cuerpo
    se estremecía, espinas de mandacaru penetraban en la carne roída por la
    enfermedad.
    Baleia recostaba en la piedra su cabeza fatigada. La piedra estaba fría,
    seguramente la señora Victoria había dejado apagar el fuego muy temprano.
    Baleia quería dormir. Despertaría feliz, en un mundo lleno de curíes. Y
    lamería las manos de Fabiano, un Fabiano enorme. Los niños se revolcarían
    con ella, rodarían con ella en un empedrado enorme, en un corral enorme.
    El mundo entero estaría lleno de curíes gordos, enormes.



    Vidas secas (1938)




    FIN

    https://idartesencasa.gov.co/sites/default/files/libros_pdf/84.%20Ficciones%20desde%20Brasil.pdf


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Vie 27 Oct 2023, 13:18

    Rubem Braga


    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Lossy-page1-220px-Rubem_Braga_%281966%29.tiff


    Rubem Braga (12 de enero de 1913 - 19 de diciembre de 1990) fue un escritor brasileño de crónicas . Nació en la ciudad de Cachoeiro de Itapemirim , estado de Espírito Santo .


    Rubem Braga en 1966
    Braga se crió en su ciudad natal, pero a temprana edad sus padres lo enviaron a la ciudad de Niterói , para vivir con familiares. Estudió derecho en Río de Janeiro, pero se graduó en Minas Gerais , en el año de 1932, después de haber actuado como reportero de campo de los Diários Associados durante la Revolución Constitucionalista .

    Durante la Segunda Guerra Mundial fue corresponsal de guerra junto a las fuerzas brasileñas para el periódico brasileño Diário Carioca en Italia . Posteriormente regresó a Brasil, fijando su residencia definitiva en Río de Janeiro. Braga fue arrestado varias veces por el gobierno militar nacionalista de la época.

    Su primer libro O Conde eo Passarinho se publicó en 1936, cuando tenía 22 años. Es uno de los pocos escritores brasileños que obtuvo reconocimiento escribiendo cuentos. Braga fundó, junto con Fernando Sabino y Otto Lara Resende , la editorial de libros Editora Sabiá.

    Como periodista, Braga fue reportero, escritor y editor de periódicos y revistas de Río de Janeiro, São Paulo , Minas Gerais y Bahía . En 1953 fue nombrado "Chefe do Escritório Comercial" brasileño en Chile , debido a su amistad con el presidente Café Filho . En 1961 fue nombrado embajador de Brasil en Marruecos por el presidente Jânio Quadros . Durante sus últimos años de vida trabajó para la Rede Globo . Braga murió en Río de Janeiro el 19 de diciembre de 1990.

    Bibliografía


    crónicas

    O Conde eo Passarinho ( El conde y el pájaro , 1936)
    O Morro do Isolamento ( El monte del aislamiento , 1944)
    Com a FEB na Itália ( Con FEB en Italia , 1945)
    Um Pé de Milho ( Un tallo de maíz , 1948)
    O Homem Rouco ( El hombre quejoso , 1949)
    500 Millionônicas Escolhidas ( 50 Cuentos Seleccionados , 1951)
    Três Primitivos ( Tres Primitivos , 1954)
    A Borboleta Amarela ( La mariposa amarilla , 1955)
    A Cidade ea Roça ( La ciudad y el campo , 1957)
    1 billónônicas escolhidas ( 100 cuentos seleccionados , 1958)
    Ai de ti, Copacabana (1960)
    El Conde, el Passarinho y el Morro do Isolamento (1961)
    Crônicas de Guerra – Com a FEB na Itália ( Crónicas de Guerra – Con FEB en Italia , 1964)
    La ciudad y la roca y los tres primitivos (1964)
    A Traição das Elegantes ( La traición de los elegantes , 1967)
    As Boas Coisas da Vida ( Las cosas buenas de la vida , 1988)
    O Verão e as Mulheres ( El verano y las mujeres , 1990)
    200 Crônicas Escolhidas ( 200 Historias Seleccionadas )
    Casa dos Braga: Memória de Infância ( Casa de los Braga: Recuerdos de la Infancia )
    Uma Fada no Front ( Un hada al frente )
    Histórias do Homem Rouco ( Cuentos del hombre quejoso )
    Os Melhores Contos de Rubem Braga ( Los mejores cuentos de Rubem Braga )
    O Menino eo Tuim ( El niño y el Tuim )
    Recado de Primavera ( Nota de primavera )
    Um Cartão de Paris ( Una postal desde París )
    Pequena Antologia do Braga ( Pequeña Antología de Braga )
    Casa dos Braga ( Casa de los Braga )




    https://en-m-wikipedia-org.translate.goog/wiki/Rubem_Braga?_x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=sc


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Vie 27 Oct 2023, 13:21

    Biografía de Rubem Braga
    Rubem Braga (1913-1990) fue un escritor y periodista brasileño. Se hizo famoso como columnista de periódicos y revistas de gran circulación en el país. Fue corresponsal de guerra en Italia y embajador de Brasil en Marruecos.

    Rubem Braga nació en Cachoeiro do Itapemirim, en Espírito Santo, el 12 de enero de 1913. Su padre, Francisco Carvalho Braga, era propietario del periódico Correio do Sul. Inició sus estudios en su ciudad natal. Se mudó a Niterói, Río de Janeiro, donde terminó la secundaria en el Colégio Salesiano.

    carrera literaria
    En 1929, Rubem Braga escribió sus primeras crónicas para el periódico Correio do Sul. Ingresó en la Facultad de Derecho de Río de Janeiro, luego se trasladó a Belo Horizonte, donde completó su carrera en 1932. Ese mismo año, inició una larga carrera. como periodista, que comenzó con la cobertura de la Revolución Constitucionalista de 1932, para Diários Associados.

    Posteriormente fue reportero del Diário de São Paulo. Fundó Folha do Povo, el semanario Comício y trabajó en Diretrizes, un semanario de izquierda dirigido por Samuel Wainer. En 1936, Rubem Braga publicó su primer libro de crónicas, O Conde e o Passarinho.

    A los 26 años ya estaba casado con la activista comunista Zora Seljjan, pero no era miembro del partido, pero participaba activamente en la Alianza de Liberación Nacional. Tras verse envuelto en una historia de amor imposible, decide cambiar de ciudad y de trabajo.

    Cuando el cronista se mudó a Porto Alegre, Brasil vivía la dictadura del gobierno de Getúlio Vargas y el mundo se preparaba para entrar en guerra. Cuando pisó Porto Alegre fue detenido por sus crónicas sobre el régimen. Gracias a la pronta intervención de Breno Caldas, propietario del Correio do Povo y de Folha da Tarde, pronto fue puesto en libertad.

    Durante los cuatro meses que permaneció en Porto Alegre, Rubem Braga publicó 91 crónicas en Folha da Tarde, que fueron publicadas póstumamente en “Uma Fada no Front” (1994). Los escritos muestran a un cronista comprometido contra la dictadura de Vargas y el nazismo.

    En aquella época, la lucha política era la nota dominante en las crónicas de Folha. Debido a las numerosas presiones de la policía y de los círculos del palacio de estado, Braga tuvo que regresar a Río de Janeiro.

    En 1944, Rubem Braga viajó a Italia, durante la Segunda Guerra Mundial, donde cubrió, como periodista, las actividades de la Fuerza Expedicionaria Brasileña. A principios de la década de 1950 se separó de Zora, quien le dio su único hijo, Roberto Braga.

    Rubem Braga fue socio de la "Editora Sabiá", y ocupó cargos como jefe de la oficina comercial de Brasil en Chile, en 1955, y como embajador en Marruecos, entre 1961 y 1963.

    Características
    Rubem Braga se dedicó exclusivamente a la crónica, lo que le hizo popular. Como cronista mostró su estilo irónico, lírico y sumamente humorístico. También supo ser ácido y escribió duros textos defendiendo sus puntos de vista. Hizo crítica social, denunció las injusticias, la falta de libertad de prensa y luchó contra gobiernos autoritarios.

    Últimos años
    A Rubem Braga le encantaba el aire libre, vivía en un ático en Ipanema, donde tenía un jardín completo con cerezos, pájaros y peceras.

    En los últimos tiempos publicaba sus crónicas los sábados en el diario O Estado de São Paulo. Dedicó 62 años al periodismo y escribió más de 15 mil crónicas, que recopiló en sus libros.

    Rubem Braga falleció, en Río de Janeiro, el 19 de diciembre de 1990.

    Obras de Rubem Braga
    La colina del aislamiento (1944)
    Un tallo de maíz (1948)
    El hombre ronco (1949)
    La mariposa amarilla (1956)
    La traición de las mujeres elegantes (1957)
    ¡Ay de ti Copacabana (1960)
    Mensaje de primavera (1984)
    Crónicas del Espíritu Santo (1984)
    Verano y mujeres (1986)
    Las cosas buenas de la vida (1988)
    Frases de Rubem Braga
    "Hay un gran viento frío que sopla sobre las olas, pero el cielo está despejado y el sol brilla mucho. Dos pájaros bailan sobre la espuma furiosa. Las cigarras ya no cantan. Quizás el verano haya terminado".

    "Soy un hombre tranquilo, lo que me gusta es sentarme en un banco, entre los arbustos, en silencio, lentamente cayendo el anochecer, un poco triste, recordando algunas cosas, algunas cosas que ni siquiera valía la pena recordar."

    "Deseo a todos, en el Año Nuevo, muchas virtudes y buenas obras y algunos pecados agradables, excitantes, discretos y, lo más importante, exitosos".

    "Me levanto temprano y veo el mar extendiéndose; acaba de salir el sol. Voy a la playa; es bueno llegar a esta hora en que la arena que ha lavado el mar todavía está limpia, sin huellas. La mañana es clara en el aire ligero; me doy un baño y esta agua salada me hace bien, me limpia de todas las cosas de la noche."





    ****************************





    Biografia de Rubem Braga


    Rubem Braga, (1913-1990) foi um escritor e jornalista brasileiro. Tornou-se famoso como cronista de jornais e revistas de grande circulação no país. Foi correspondente de guerra na Itália e Embaixador do Brasil em Marrocos.

    Rubem Braga nasceu em Cachoeiro do Itapemirim, no Espírito Santo, no dia 12 de janeiro de 1913. Seu pai, Francisco Carvalho Braga era proprietário do jornal Correio do Sul. Iniciou seus estudos em sua cidade natal. Mudou-se para Niterói, Rio de Janeiro, onde concluiu o ginásio no Colégio Salesiano.

    Carreira literária
    Em 1929, Rubem Braga escreveu suas primeiras crônicas para o jornal Correio do Sul. Ingressou na Faculdade de Direito do Rio de Janeiro, em seguida transferiu-se para Belo Horizonte, onde concluiu o curso, em 1932. Nesse mesmo ano, iniciou uma longa carreira de jornalista, que começou com a cobertura da Revolução Constitucionalista de 32, para os Diários Associados.

    Em seguida, foi repórter do Diário de São Paulo. Fundou a Folha do Povo, o semanário Comício e, trabalhou no Diretrizes, semanário de esquerda dirigido por Samuel Wainer. Em 1936, Rubem Braga lançou seu primeiro livro de crônicas, O Conde e o Passarinho.

    Com 26 anos, já era casado com a militante comunista Zora Seljjan, mas não era filiado ao partido, mas militava ativamente na Aliança Nacional Libertadora. Depois de envolver-se em um caso amoroso impossível, decide mudar de cidade e de emprego.

    Quando o cronista mudou-se para Porto Alegre, o Brasil vivia a ditadura do governo de Getúlio Vargas e o mundo preparava-se para entrar na guerra. Ao por os pés em Porto Alegre, foi preso, por suas crônicas sobre o regime. Graças à pronta intervenção de Breno Caldas, dono do Correio do Povo e da Folha da Tarde, logo foi solto.

    Durante os quatro meses em que ficou em Porto Alegre, Rubem Braga publicou 91 crônicas na Folha da Tarde, que foram publicadas postumamente em “Uma Fada no Front" (1994). Os escritos mostram um cronista engajado contra a ditadura Vargas e o nazismo.

    Na época, a luta política foi a nota dominante das crônicas da Folha. Por causa das muitas pressões da polícia e dos círculos palacianos do Estado, Braga teve que voltar ao Rio de Janeiro.

    Em 1944, Rubem Braga foi para a Itália, durante a II Guerra Mundial, quando cobriu, como jornalista, as atividades da Força Expedicionária Brasileira. No início dos anos 50, se separou de Zora, que lhe deu um único filho Roberto Braga.

    Rubem Braga foi sócio da "Editora Sabiá", e exerceu cargos de chefia do escritório comercial do Brasil no Chile, em 1955, e de embaixador no Marrocos, entre 1961 e 1963.

    Características
    Rubem Braga dedicou-se exclusivamente à crônica, que o tornou popular. Como cronista mostrava seu estilo irônico, lírico e extremamente bem humorado. Sabia também ser ácido e escrevia textos duros defendendo os seus pontos de vista. Fazia crítica social, denunciava injustiças, a falta de liberdade da imprensa e combatia governos autoritários.

    Últimos anos
    Rubem Braga adorava a vida ao ar livre, morava em um apartamento de cobertura, em Ipanema, onde mantinha um jardim completo, com pitangueiras, passarinhos, e tanques de peixes.

    Nos últimos tempos, publicava suas crônicas aos sábados no jornal O Estado de São Paulo. Foram 62 anos de jornalismo e mais de 15 mil crônicas escritas, que reunia em seus livros.

    Rubem Braga faleceu, no Rio de Janeiro, no dia 19 de dezembro de 1990.

    Obras de Rubem Braga
    O Morro do Isolamento (1944)
    Um Pé de Milho (1948)
    O Homem Rouco (1949)
    A Borboleta Amarela (1956)
    A Traição das Elegantes (1957)
    Ai de Ti Copacabana (1960)
    Recado de Primavera (1984)
    Crônicas do Espírito Santo (1984)
    O Verão e as Mulheres (1986)
    As Boas Coisas da Vida (1988)
    Frases de Rubem Braga


    "Há um grande vento frio cavalgando as ondas, mas o céu está limpo e o sol muito claro. Duas aves dançam sobre as espumas assanhadas. As cigarras não cantam mais. Talvez tenha acabado o verão."

    "Sou um homem quieto, o que eu gosto é ficar num banco sentado, entre moitas, calado, anoitecendo devagar, meio triste, lembrando umas coisas, umas coisas que nem valiam a pena lembrar."

    "Desejo a todos, no Ano Novo, muitas virtudes e boas ações e alguns pecados agradáveis, excitantes, discretos e principalmente, bem sucedidos."

    "Acordo cedo e vejo o mar se espreguiçando; o sol acabou de nascer. Vou para a praia; é bom chegar a esta hora em que a areia que o mar lavou ainda está limpinha, sem marca de nenhum pé. A manhã está nítida no ar leve; dou um mergulho e essa água salgada me faz bem, limpa de todas as coisas da noite."




    https://www-ebiografia-com.translate.goog/rubem_braga/?_x_tr_sl=pt&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=sc


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Vie 27 Oct 2023, 13:30

    Lo máximo con lo mínimo
    Diplomático y periodista, el brasileño Rubem Braga llevó a todas partes su visión poética y amante de las cosas sencillas


    Durante décadas, la falta de desarrollo de la industria editorial brasileña ha llevado a los mejores escritores del país hacia las columnas de periódico. Las crónicas, nombre que reciben estas piezas destinadas a un consumo efímero, son posiblemente la forma más popular de literatura en el gigante sudamericano. Y entre los que han contribuido más a labrar la reputación del género está Rubem Braga (1913-1990), quien siempre se consideró más periodista que literato. “No soy hombre de inventar cosas, sino de contarlas”. El estilo de Braga, sucinto pero cargado de lirismo, se adapta perfectamente al medio, y la delicada traducción de Ana María Carvajal Hoyos lo refleja de forma correcta.


    Fragmentos


    El cronista brasileño Rubem Braga (1913-1990) escribió durante casi toda su vida crónicas muy diversas --más de quince mil, según algunos de sus biógrafos--. Prácticamente no dejó intocado ningún tema entre los materiales de la vida. Su pluma dúctil e imaginativa dibujó cuadros textuales que rozaron tópicos marinos, dio vida a escenas cotidianas de Río de Janeiro y otros lugares de Brasil, relató vivencias en diversas ciudades y geografías allende las fronteras de su país, registró hechos de todos los días reconfigurándolos desde un punto de vista siempre sorprendente, curioso, a veces teñido de melancolía y otras con un dejo alegre...

    ******************


    El cronista brasileño Rubem Braga (Cachoeiro de Itapemirim, Espírito Santo, 1913 -Rio de Janeiro, 1990) escribió durante casi toda su vida crónicas muy diversas —más de quince mil, según algunos de sus biógrafos—. Prácticamente, no dejó intocado ningún tema entre los materiales de la vida. Su pluma dúctil e imaginativa dibujó cuadros textuales que rozaron tópicos marinos, dio vida a escenas cotidianas de Río de Janeiro y otros lugares de Brasil, relató vivencias en diversas ciudades y geografías allende las fronteras de su país, registró hechos de todos los días reconfigurándolos desde un punto de vista siempre sorprendente, curioso, a veces teñido de melancolía y otras con un dejo alegre. Lo han llamado el “impenitente cazador de pajaritos” o “el hacendado del aire”: estas dos denominaciones apuntan a su gusto por la naturaleza y a la intemporalidad e intangibilidad de sus crónicas.



    ****************




    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Vie 27 Oct 2023, 13:34

    Las dos de la tarde del domingo de Rubem Braga


    Traducción de Daniel Fernández


    En medio de tanta aflicción y tristeza hubo un momento, ¿te acuerdas? Fue de casualidad, fue de repente, fue robado, y si alguien hubiese tenido la más leve sospecha, entonces hubiera sido la ignominia total. Pero hubo un momento, y durante ese momento hubo silencio y belleza.
      Sería imposible describir el ambiente, extraño a nosotros dos, y no había ni cantos de pájaros ni murmullos de mar. Tal vez el ruido de un elevador, un timbre sonando en el interior de otro apartamento, el fragor de un tranvía afuera, el sonido de un radio distante, vagas voces -y, me acuerdo, había un rayo de luz oblicuo que daba en el suelo y en la parte de abajo de una puerta, recuerdo vagamente el color rosa de las paredes.
      ¿Serán recuerdos verdaderos? ¿Cómo volver a aquel apartamento, reconstruir aquellas dos de la tarde, recordar la fecha, verificar la posición de los muebles y el ángulo de incidencia del sol? Desde el suelo o desde la puerta del baño -creo que desde el suelo-, este iluminaba tus ojos claros que me contemplaban fijos. El edificio yo sé cuál es. ¿Sería posible buscar a aquella pareja joven que nos encontramos aquel día en la playa y preguntarles cuál era el número del apartamento en que entonces vivían? Tendríamos el permiso del actual morador, o quizá entraríamos subrepticiamente en el apartamento y la joven de la pareja nos diría, aquí estaba el cuarto, aquí el armario, la cama, allá quedaba el espejo…
      Ah, había menos rumor en la calle en aquel tiempo, menos automóviles pasarían por allá fuera; pero ciertamente serían también las dos de la tarde, aunque ya no haya tranvías, habría algún radio encendido esperando el comienzo de un juego de futbol, y el sol entraría con el mismo ángulo por la misma ventana. Buscaríamos los muebles de entonces, los compraríamos donde estuviesen hoy, a lo mejor la antigua dueña se acuerda de a quién se los vendió y de cómo eran -no creo que todavía los tenga. Me acuerdo de que eran muebles banales; nosotros los colocaríamos en los mismos lugares y en las mismas posiciones.
      Hubo un momento. Tal vez la pintura de la pared hoy sea diferente; creo que era rosa. Tu traje de baño era negro, tenía tirantes, recuerdo las marcas de los tirantes. Fue súbitamente, recuerdo que había varias personas reunidas, se había ido el agua en casa de alguien, y llamó por teléfono para decir que no lo esperaran para el almuerzo, hubo desencuentros en la playa, apareció la pareja joven –y entonces, por puro milagro, todo lo que estaba en contra de nosotros, las circunstancias, las miradas, los horarios, los esquemas de la vida cotidiana, las familias con sus radios y sus feijoadas dominicales, los encontronazos en una esquina, las convenciones, los miedos, todo lo que nos separaba, súbitamente cesó, la pareja se disculpó y partió, iban a almorzar con la madre de ella, la empleada se ausentó, yo me había ido, pero por casualidad tuve que volver– la verdad es que no podría reconstruir los detalles tediosos y vulgares; el recuerdo que quedó es que por un momento boyamos en el lomo de una nube, lejos de la ciudad y del mundo, y todos los ruidos se distanciaban y se apagaban, ahí estabas toda salada de mar, tus ojos me miraban fijos, serios, siempre tus ojos de niña, tus cabellos mojados, tu gran cuerpo de un dorado claro.
      Hubo un momento, ese momento en que la carne se hace alma; y después, mucho después, me dijiste la misma cosa que yo sentía, aquel momento suspendido en el aire como una flor, un extraño silencio, sí, ¿te acuerdas?
      Y después las cosas banales a las que la vida nos llevó, los caminos complicados que cada uno tiene que recorrer en la vida. Pero no pasó lo peor. Nada, nadie nos destruyó aquel momento, ninguna voz llamando a la puerta,ningún teléfono, el momento fue tal vez de locura, pero en su interior hubo un instante de serenidad pura e infinita belleza.
      Ah, no me puedes responder. Hablo solo. Además, estas lejos; y tal vez tuvieras que mirar dos veces para reconocer en este hombre de cabellos blancos y de cara marcada por la vida aquel que fui un día, el que te hizo sufrir, y sufrió; mas quiero que sepas que te veo aún como eras en aquel momento, tu cuerpo aún mojado de mar a las dos de la tarde, y millares, millones de relojes eternamente funcionando contra nosotros, en los bolsos, en las muñecas en las paredes, todos dejaron de andar, porque en aquel momento eras bella y pura como una diosa y eras mía eternamente, eternamente. En aquel edificio de aquella calle, en aquel apartamento entre aquellas paredes y aquel rayo de sol, eternamente. Más allá de las nubes, más allá de los mares, eternamente, a las dos de la tarde del domingo, eternamente.


    Septiembre, 1957




    https://conexos.org/2016/01/23/9804/


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:07

    Luis Fernando Verissimo


    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 330px-Lu%C3%ADs_Fernando_Ver%C3%ADssimo


    Luis Fernando Veríssimo (Porto Alegre, Río Grande del Sur, 26 de septiembre de 1936) es un escritor, periodista y traductor brasileño, autor de El Analista de Bagé. Mejor conocido por sus crónicas y textos de humor, más precisamente la sátira de costumbres, publicado diariamente en varios diarios brasileños, Verissimo es también un dibujante, traductor, guionista de televisión y el salto, dramaturgo y novelista. Ha sido la publicidad y escritorio ejemplar del periódico. También es un músico, que tocaba el saxofón en algunos juegos. Con más de 60 títulos publicados, es uno de los más populares escritores brasileños contemporáneos.

    Veríssimo es el hijo del escritor brasileño Érico Veríssimo y vivió con su padre en los Estados Unidos durante su niñez.

    Carrera

    Veríssimo dice que probó muchas cosas antes de escribir. En una lectura para los estudiantes de periodismo en Unisinos, afirmó que «a la edad de 31 y dándome cuenta de que no había trabajado en nada, decidí probar como escritor, luego de una invitación del diario Zero Hora de Porto Alegre».

    Muchos de sus trabajos tienen un tono humorístico, algo que se puede apreciar en sus cuentos, y en obras como El Analista de Bagé, Ed Mort, y A Velhinha de Taubaté. Es guionista además para programas cómicos de televisión.



    Nacido y criado en Porto Alegre, Luis Fernando vivió la mayor parte de su infancia y adolescencia en los Estados Unidos con su familia, debido a compromisos profesionales llevadas a cabo por su padre - un profesor de la Universidad de California en Berkeley (1943-1945) y director de cultura PAU americanos en Washington (1953-1956). Como resultado, él asistió a una parte principal de San Francisco y Los Ángeles, y completó la escuela secundaria en la Escuela Secundaria Roosevelt en Washington. A los 14 años produjo junto a su hermana Clarissa y un primo, un periódico local con noticias de la familia, que estaba colgado en el baño de la casa y se llamaba "La Patentino" (patente que se conoce como una empresa privada en Río Grande do Sul). Durante el tiempo que vivió en Washington, Verissimo desarrolló su pasión por el jazz, y comenzó a estudiar saxofón y frecuentes viajes a Nueva York, al que asistieron representaciones de los más grandes músicos de la época, incluyendo a Charlie Parker y Dizzy Gillespie. Veríssimo es un gran admirador del jazz, y toca el saxofón en una banda llamada Jazz 6. Como muchos intelectuales brasileños, disfruta de la cultura de Río de Janeiro. Es un crítico del ala derecha de políticos, especialmente del expresidente Fernando Henrique Cardoso.

    Está casado desde 1964 con Lúcia Helena Massa, y tienen tres hijos: Fernanda, periodista; Mariana, escritora y Pedro, músico. Vive con su esposa en Porto Alegre.

    Primeras obras

    De vuelta en Porto Alegre en 1956, comenzó a trabajar en el departamento de arte de la Editora Globo. Desde 1960, se unió al grupo musical Renato y su sexteto, que incluyó danzas profesionalmente en la capital del estado, y era conocido como "el más grande sexteto del mundo", porque tenía nueve miembros. Entre 1962 y 1966, vivió en Río de Janeiro, donde trabajó como traductor y redactor, y donde conoció y se casó (1963) con el Río Santa Elena Massa, su compañero de hoy, y la madre de sus tres hijos (Fernanda, 1964 , Mariana, 1967, y Peter, 1970). En 1967, una vez más en su ciudad natal, comenzó a trabajar en el periódico Zero Hora, primero como editor de textos (servicio de copia). En 1969, después de cubrir las vacaciones del columnista Sergio Jockymann y para mostrar la calidad y la velocidad del texto, llegó a firmar su propia columna diaria en el periódico. Sus primeras columnas eran de fútbol, frente a la fundación del estadio Beira-Rio y los partidos de la Internacional corazón, de su club. El mismo año se convirtió en editor de la propaganda de la publicidad MPM agencia. En 1970 se trasladó al periódico Folha da Manhã, donde mantuvo su columna diaria hasta el año 1975, al escribir sobre deporte, cine, literatura, música, comida, la política y el comportamiento, siempre con ironía e ideas personales, y cuentos de humor ilustrar sus puntos de vista. Creado en 1971 con un grupo de amigos de la prensa y la publicidad en Porto Alegre, la alternativa semanal El Pato Macho, con textos de humor, dibujos animados, cuentos y entrevistas, y circulan por todo el año en la ciudad.

    Popularidad nacional en Brasil

    En 1981, el libro El Analista de Bagé, lanzada en la Feria del Libro de Porto Alegre, se agotó su primera edición en dos días, convirtiéndose en un éxito de ventas en todo el país. El personaje, creado (pero sin usar) para un programa de comedia de la televisión con Jô Soares, es una formación psicoanalítica freudiana ortodoxa, pero con el acento, el idioma y las costumbres típicas de la frontera de Río Grande do Sul y Uruguay y Argentina . La contradicción entre la sofisticación del psicoanálisis y el "grueso" caricatura del gaucho de la frontera ha generado situaciones muy divertidas, que Verissimo fue capaz de explorar el talento de dos libros de cuentos, un libro de historietas (con dibujos de Vasques Edgar) y una antología. En 1982 comenzó a publicar una página semanal de humor en la revista Veja, que mantendría hasta 1989. En 1983, el décimo volumen de crónicas inéditas, ha lanzado un nuevo personaje que también haría un gran éxito, la Vieja Dama de Taubaté, que se define como "la única persona que aún cree en el gobierno." El carácter ingenuo, que dio a su gato el nombre de la portavoz del presidente-general Figueiredo, marcó el declive del gobierno militar brasileño, que fue casi completamente 20 años. Pero años más tarde, en una democracia, Verissimo sería revivir la vieja dama de Taubaté, burlándose de la credibilidad de presidentes civiles, en especial Fernando Collor y Fernando Henrique Cardoso. A lo largo de la década de 1980, Verissimo se ha establecido como un fenómeno de popularidad entre los raros escritores brasileños, manteniendo las columnas semanales en varios periódicos y lanzar al menos un libro al año, siempre en las listas de best-seller, y la escritura de comedias de situación TV Globo. En 1986, vivió seis meses con su familia en Roma, y se cubre la Copa del Mundo para la revista Playboy. En 1988, Custom Propaganda MPM, escribió su primera novela, El jardín del diablo.

    Hombre de ideas

    En 1989, comenzó a escribir una página para el domingo el diario O Estado de Sao Paulo y sigue en pie hoy en día, y que creó el grupo de personajes de la Familia de Brasil. Ese mismo año debutó en Río de Janeiro su primer texto escrito para el teatro, "los brasileños". Y sin embargo, recibió el Premio de Derechos Humanos de la OAB. En 1990, pasó 10 meses con su familia en París y se cubre la Copa de Italia para el diario La Hora Cero, Jornal do Brasil y el Estado de São Paulo, que a su vez hacer en 1994, 1998, 2002 y 2006. En 1991 publicó una antología de cuentos para niños ("el santo" con ilustraciones de Edgar Vásquez) y uno para adolescentes ("Padre no entiende"). En 1994, la antología de cuentos de humor, "Comedias de la vida privada", fue lanzado con gran éxito, creciendo hasta convertirse en un especial de TV Globo (1994) y luego una serie de 21 programas (1995-1997), con guiones y dirigida por Jorge Furtado Guel Arraes. Verissimo aún publicar una nueva antología de cuentos ", nuevas comedias de la vida privada" (1996) y, por el contrario, una serie de crónicas políticas no publicadas hasta ahora en forma de libro, "El juego de la vida pública" (1995). En 1995, los intelectuales brasileños invitados por el libro "Ideas" Jornal do Brasil, Luis Fernando Verissimo elegido hombre de ideas del año. Esto fue seguido por otros honores: en 1996, "Chico Mendes Medalla de la Resistencia" de la ONG Tortura Nunca Más ", Pedro Ernesto Medalla al Mérito" por el Ayuntamiento de Río de Janeiro y el "Premio de los formadores de opinión" de los brasileños empresas de relaciones públicas, que culminó en 1997 con el premio "Pato Joey", la Unión Brasileña de Escritores como el intelectual del año. En 1999, también recibió el Premio de Estado multicultural.

    Volver a la música

    También en 1995, iniciado por el bajista George Gerhardt, creó el grupo de jazz 6, esto sin duda "el más bajo sexteto del mundo", con sólo cinco miembros: Verissimo, además del saxofón bajo y Gerhardt, que forma parte del grupo de Luiz Fernando Rocha (trompeta y fliscorno), Adam Pine (piano) y Gilberto Lima (batería). Como Gerhardt, Rock, y Pinheiro Lima "músicos a tiempo completo", el grupo depende de la agenda para presentar Verissimo, pero ya tiene 13 años de camino y lanzó cuatro discos: "Ahora es el momento" (1997), "Hable bajo "(2000)," Jazz Bossa "(2003) y" Cuatro "(2006).

    Nuevas direcciones

    En 1999, Verissimo izquierda para dibujar las tiras de los Cobras y los editores cambiado, el cambio de L & PM por el objetivo, que comenzó a publicar toda su obra. Una de estas antologías, "las mentiras que dicen los hombres" (2000), ha vendido más de 350.000 copias. En 2003, decidió reducir su carga de trabajo en la prensa, de seis a dos columnas a la semana, ahora publicado en Hora Cero, O Globo y O Estado de Sao Paulo. De las solicitudes generadas por los editores, Verissimo ya no es el "gran escritor de textos cortos" y modificado una serie de novelas y romances: "Gula - El Club de los Ángeles" (1998) colección de "Pecados completa" Lente ", Borges y los orangutanes Eterno "(2000), a la colección" Literatura y de la Muerte "Cia. das Letras," La Oposición "(2004) a la colección" Cinco Dedos de Prosa "Lente" La Noche de reyes "(2006) de la colección "Shakespeare devoradora" del objetivo, e incluso "Sport Club Internacional, autobiografía de una pasión" (2004), para la recolección de "Camisa de 13" de Ediouro. En 2003, un artículo de portada en la revista Veja dijo Verissimo como "best-sellers del escritor en Brasil". Al mismo tiempo, la versión en inglés de "Club de los Ángeles" ("El Club de los Ángeles") es elegido por el New York Public Library, como uno de los 25 mejores libros del año. En 2004, en Francia, recibió el Gran Premio de Deux océanos Festival de la Cultura Latina de Biarritz. En 2006, Verissimo llegó a los 70 años de edad establecido como uno de los más grandes escritores brasileños contemporáneos, habiendo vendido un total de más de 5 millones de copias de sus libros. En 2008, su hija Fernanda le dio primera nieta, Lucinda, nacido en el aniversario del Sport Club Internacional, 4 de abril.

    Trabajos literarios


    Relatos cortos
    A Grande Mulher Nua
    Amor brasileiro
    Aquele Estranho Dia que Nunca Chega
    A Mãe de Freud
    A Mesa Voadora
    A Mulher do Silva
    As Cobras em Se Deus existe que eu seja atingido por um raio”
    As Aventuras da Família Brasil, Parte II
    Novas Comédias da Vida Privada
    Peças Íntimas
    Separatismo; Corta Essa!
    Sexo na Cabeça
    Todas as comédias
    Zoeira
    A eterna privação do zagueiro absoluto
    Comédias para se ler na escola
    As mentiras que os homens contam
    Histórias brasileiras de verão
    Aquele estranho dia que nunca chega
    Banquete com os Deuses
    A velhinha de Taubaté
    A versão dos afogados – Novas comédias da vida pública
    Comédias da Vida Privada
    Comédias da Vida Pública





    Analista de Bagé

    Quadrinhos

    O Marido do Dr. Pompeu
    O Popular
    O Rei do Rock
    Orgias
    O Suicida e o Computado
    Outras do Analista de Bagé
    Ed Mort
    O seqüestro o zagueiro central
    Com a Mão no Milhão

    Outras Histórias

    Procurando o Silva
    Disneyworld Blues

    Novelas

    Borges e os Orangotangos Eternos
    Gula - O Clube dos Anjos
    O Jardim do Diabo
    O opositor

    Poesía

    Poesia numa hora dessas?!




    https://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Fernando_Verissimo


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:10

    Luis Fernando Verissimo



    Brasil es una tierra de cultura vibrante, paisajes impresionantes y ricas tradiciones artísticas. Dentro de este tapiz de creatividad, el nombre Luis Fernando Verissimo brilla como una de las figuras literarias más apreciadas del país. Nacido el 26 de septiembre de 1936 en Porto Alegre, Brasil, la vida, los libros y las crónicas de Luis Fernando Verissimo han dejado una huella innegable en la literatura brasileña. Por ello, en esta Dica, profundizaremos en la vida y las contribuciones de este notable autor brasileño.

    Vida Temprana

    La familia de Luis Fernando Verissimo estaba profundamente inmersa en el mundo de la literatura y el periodismo en el momento de su nacimiento. Su padre, Erico Verissimo, era un renombrado escritor y novelista brasileño, y su abuelo, Sebastião Verissimo, era editor de periódicos. El joven Luis se sintió atraído por el mundo de las palabras. Además, su temprana exposición a la palabra escrita sentó las bases de su futuro como escritor.

    Libros de Luis Fernando Verissimo

    Algunos de los mejores libros de luis fernando verissimo.
    La carrera literaria de Verissimo comenzó en serio durante la década de 1960. Empezó como columnista de prensa y humorista, ganando rápidamente reconocimiento por su ingenio y humor satírico. Sus agudas observaciones sobre la vida cotidiana, la política y la cultura calaron hondo entre los lectores, lo que le convirtió en una figura muy querida en el panorama literario brasileño. Las crónicas de Luis Fernando Verissimo ganaron mucha fama nacional.

    Una de sus famosas creaciones es Ed Mort, un detective que disfruta con el humor negro y resuelve casos extraños. Sin embargo, Ed Mort se convirtió en un icono cultural en Brasil, y la visión humorística de la novela policíaca de Verissimo ofrecía una perspectiva fresca y única.

    El estilo de Verissimo se caracterizaba por su sencillez y accesibilidad. Tenía un talento único para abordar temas complejos y hacerlos comprensibles y atractivos para un público amplio. Su habilidad para combinar el humor y el comentario social le permitía abordar temas serios sin dejar de entretener a los lectores.

    Luis Fernando Verissimo fue autor de numerosos libros, ensayos, crónicas y cuentos a lo largo de su carrera. Por ejemplo, algunas de sus obras más destacadas son:

    «O Analista de Bagé» (El analista de Bagé): Una novela humorística que se burla del mundo del psicoanálisis.
    «Comédias para se Ler na Escola» (Comedias para leer en la escuela): Una colección de relatos cortos ingeniosos y satíricos.
    «O Popular» (El Popular): Una exploración que invita a la reflexión sobre el impacto de la fama y la popularidad en las personas.
    Legado de Luis Fernando Verissimo
    El legado de Luis Fernando Verissimo va mucho más allá de sus escritos. En primer lugar, fue un agudo observador de la sociedad brasileña, y su obra ofrecía a menudo comentarios perspicaces sobre el panorama político y cultural de la nación. Además, su humor era un reflejo de la condición humana, que hacía reír a los lectores a la vez que les incitaba a pensar críticamente sobre el mundo que les rodeaba.

    Si quieres aprender portugués, te aconsejamos que empieces a intentar leer en portugués con los libros de Verissimo. Son muy fáciles de leer y te ayudarán a entender muchos matices de Brasil. Seguro que los libros de Verissimo harán que quieras venir a Brasil a estudiar portugués con nosotros.

    Además de sus contribuciones literarias, el impacto de Verissimo es evidente en la continua popularidad de sus obras y en la influencia que ha ejercido en las siguientes generaciones de escritores brasileños. Su habilidad para combinar humor y perspicacia sigue inspirando a nuevas voces de la literatura brasileña.

    Luis Fernando Verissimo, con sus crónicas, su ingenio, humor y comentarios perspicaces, sigue siendo una figura muy querida de la literatura brasileña. Obviamente, sus obras han entretenido e iluminado a los lectores durante décadas, y su legado como creador de palabras sigue prosperando. Al celebrar la vida y obra de este notable autor brasileño, recordamos el poder de la literatura tanto para entretener como para provocar la reflexión, un poder que Verissimo ejerció con delicadeza a lo lar
    go de su ilustre carrera.


    https://rioandlearn.com/es/biografia-de-luis-fernando-verissimo/


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:13

    Luis Fernando Verissimo


    Basura



    Se encuentran en el área de servicio. Cada uno con su bolsa de basura. Es la primera vez que se hablan.

    — Buenos días...

    — Buenos días.

    — La señora es del 610.

    — Y, el señor del 612.

    — Sí.

    — Yo aún no lo conocía personalmente...

    — De hecho...

    — Disculpe mi atrevimiento, pero he visto su basura...

    — ¿Mi qué?

    — Su basura.

    — Ah...

    — Me he dado cuenta que nunca es mucha. Su familia debe ser pequeña...

    — En realidad sólo soy yo.

    — Mmmmmm. Me di cuenta también que usted usa mucha comida enlatada.

    — Es que yo tengo que hacer mi propia comida. Y como no sé cocinar...

    — Entiendo.

    — Y usted también...

    — Puede tutearme.

    — También perdone mi atrevimiento, pero he visto algunos restos de comida en su basura. Champiñones, cosas así...

    — Es que me gusta mucho cocinar. Hacer platos diferentes. Pero como vivo sola, a veces sobra...

    — Usted... ¿Tú no tienes familia?

    — Tengo, pero no son de aquí.

    — Son de Espírito Santo.

    — ¿Cómo lo sabe?

    — Veo unos sobres en su basura. De Espírito Santo.

    — Claro. Mi madre me escribe todas las semanas.

    — ¿Ella es profesora?

    — ¡Esto es increíble! ¿Cómo adivinó?

    — Por la letra del sobre. Pensé que era letra de profesora.

    — Usted no recibe muchas cartas. A juzgar por su basura.

    — Así es.

    — Pero, el otro día tenía un sobre de telegrama arrugado.

    — Así fue.

    — ¿Malas noticias?

    — Mi padre. Murió.

    — Lo siento mucho.

    — Él ya estaba viejito. Allá en el Sur. Hacía mucho tiempo que no nos veíamos.

    — ¿Fue por eso que volviste a fumar?

    — ¿Cómo es que sabes?

    — De un día para otro comenzaron a aparecer paquetes de cigarrillos arrugados en su basura.

    — Es cierto. Pero conseguí dejarlo de nuevo.

    — Yo, gracias a Dios, nunca fumé.

    — Ya lo sé. Pero he visto unos vidriecitos de pastillas en su basura...

    — Tranquilizantes. Fue una fase. Ya pasó.

    — ¿Peleaste con tu pololo, no es verdad?

    — ¿Eso, también lo descubriste en la basura?

    — Primero el buqué de flores, con la tarjetita, tirado en la basura. Después, muchos pañuelitos de papel.

    — Es que lloré mucho, pero ya pasó.

    — Pero incluso hoy vi unos pañuelitos...

    — Es que estoy un poquito resfriada.

    — Ah.

    — Veo muchos crucigramas en tu basura.

    — Claro. Sí. Bien. Me quedo solo en casa. No salgo mucho. Tú me entiendes.

    — ¿Polola?

    — No.

    — Pero hace unos días tenías una fotografía de una mujer en tu basura. Parecía bonita.

    — Estuve limpiando unos cajones. Cosa del pasado.

    — No rasgaste la foto. Eso significa que, en el fondo, tú quieres que ella vuelva.

    — ¡Tú estás analizando mi basura!

    — No puedo negar que tu basura me interesó.

    — Qué divertido. Cuando escudriñé tu basura, decidí que quería conocerte. Creo que fue la poesía.

    — ¡No! ¿Viste mis poemas?

    — Vi y me gustaron mucho.

    — Pero, ¡si son tan malos!

    — Si tú creías que eran realmente malos, los habrías rasgado. Y sólo estaban doblados.

    — Si yo supiera que los ibas a leer...

    — Sólo no los guardé porque, al final, los estaría robando. Si bien que, no sé: ¿la basura de la persona aún es propiedad de ella?

    — Creo que no. Basura es de dominio público.

    — Tienes razón. A través de la basura, lo particular se vuelve público. Lo que sobra de nuestra vida privada se integra con las sobras de los demás. La basura es comunitaria. Es nuestra parte más social. ¿Esto será así?

    — Bueno, ahí estás yendo harto lejos con la basura. Creo que...

    — Ayer, en tu basura...

    — ¿Qué?

    — ¿Me equivoqué o eran cáscaras de camarón?

    — Acertaste. Compré unos camarones enormes y los descasqué.

    — ¡Me encantan los camarones!

    — Los descasqué, pero aún no los comí. Quien sabe, tal vez podamos...

    — ¿Cenar juntos?

    — ¿Por qué no?

    — No quiero darte trabajo.

    — No es ningún trabajo.

    — Pero vas a ensuciar tu cocina.

    — Tonterías. En un instante limpio todo y pongo los restos en la basura.

    — ¿En tu basura o en la mía?




    ___
    Título original "Lixo", cuento incluido en O Analista de Bagé y, posteriormente, antologado en O Novo Conto Brasileiro por Malcolm Silverman (Rio de Janeiro, Nova Fronteira, 1985). Traducción de Paula Vera.





    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:14


    Luis Fernando Verissimo



    Realismo



    El escritor estaba delante de la pantalla vacía de su computadora cuando la mujer entró volando por la ventana. Él no le hizo caso y siguió mirando fijamente la pantalla. Necesitaba empezar una novela. Necesitaba escribir por lo menos un capítulo. ¡Necesitaba una frase! Y no tenía ni una sola idea.

    La mujer le tocó el hombro.

    — ¿Qué?, dijo él sin mirarla.

    — ¿No me viste llegar?

    — Sí, sí.

    — ¿Y?

    — ¿"Y" qué?

    — Un inicio para tu novela. Escritor delante de la computadora. Entra la mujer volando por la ventana.

    — No sirve.

    — ¿Como que no sirve? Mírame. Estoy desnuda. Tengo un tatuaje en el trasero. Un corazón, un ancla y un nombre: "Capitán Carrancho". Sólo hasta aquí ya tienes una novela.

    — ¿No supiste? El realismo mágico murió.

    — ¿Qué?

    — Nadie más vuela, nadie más tiene 300 años de edad o 200 metros de altura. Acabó.

    La mujer se sentó en un sillón, desanimada.

    — ¡Caramba!

    — Gracias, de cualquier manera.

    — Bueno.

    Luego de un rato ella vuelve a hablar.

    — ¿Y si, en lugar de una novela, tu contaras una experiencia tuya, una experiencia mística en lavida real? En la ficción ya no se puede, pero en la no—ficción sí que se puede. La realidad es el último reducto de la metafísica. Yo puedo ser tu ángel de la guarda.

    — Yo nunca tuve una experiencia mística.

    — ¡La estás teniendo ahora!

    — No es lo mismo. Tú sólo te estás haciendo pasar por un ángel. ¿Y dónde se ha visto un ángel tatuado?

    — Yo renuncio al tatuaje. Nunca conocí al Capitán Carruncho. ¡Ni siquiera tengo trasero!

    — No, gracias, pero no.

    — OK, dijo la mujer, resignada. Chao.

    El escritor no tuvo tiempo de avisarla. Cuando gritó "¡Por la ventana no! Tú no vuelas m..." ya era tarde. Ella ya había salido. Él corrió hacia la ventana. El cuerpo estaba estirado en la vereda, allá abajo. Ya había personas alrededor suyo. Alguien miraba hacia arriba. Y lo señalaba.

    El escritor volvió a la computadora. Se quedó esperando. Luego golpearon a la puerta. Él fue a abrirla. Era un policía.

    — ¿Fue de aquí que, hace poco, se cayó un mujer desnuda?

    Está bien, pensó el escritor. En la duda se apela para una intriga policíaca. Luego pensamos en cómo desarrollarla. Lo importante era empezar.

    — Depende. ¿Cómo es la mujer? — pregunté, notando que él no había entendido la ironía.


    ___
    Título original: "Realismo", publicado en Novas Comédias da Vida Privada, Porto Alegre: L&PM, 1996, pp. 340—341 — traducido por Carlos Bonfim.








    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:16


    Luis Fernando Verissimo



    Río arriba



    Todos los ríos llevan al misterio. Del Aar al Zwetll. Del Orinoco al Deseado, pasando por el Oyapoque y por el Chuy. Del Negro al Blanco. Del Madera al Plata. Del Grande al Chico, el de las Antas, el de las Viejas, el de los Monos, el de las Muertes. El río de la vida, señoras y señores. Agárrense hasta que pasemos las pororocas. Aquí el Amazonas recibe las aguas del su mayor afluente, el Atlántico. Aquí el Nilo cambia de nombre y pasa a ser Mediterráneo. Por esta boca el Mississipi expelió Cuba, Puerto Rico y todas las islas de las Caraibas. Aquí termina el Tajo y empieza el mundo, una obra de Camões. Aquí empieza nuestro tour.

    Río arriba. Observen como, desde donde estamos, vemos pasar las orillas de ambos lados... Una equivocación, somos nosotros los que pasamos. Protejan la cabeza del sol y mediten sobre la finitud humana. Se servirá un refrigerio antes de que pasemos por la fábrica de celulosa, porque después nadie podrá comer. A la izquierda, una usina nuclear. Miren los peces fosforescentes. Miren a los nadadores fosforescentes. No pongan las manos en el agua si no la quieren perder. A la derecha, flotando, algunos mendigos. Prisioneros de manos atadas. Varios fetos. Zapatos. Orinales. Llantas. Señales de civilización.

    Una nota personal, señoras y señores. Aquella casa en la orilla derecha es mía. Tenía una palmera al lado que, pobrecita, de nostalgia, se murió. Y el videoshop al otro lado, claro, es nuevo. Aquella es mi familia, y aquél niño con agua hasta la cintura, saludándonos, soy yo. Pero esto también ya pasó.¡Río arriba!

    El niño abandonado en aquél barco es Huckleberry Finn. Saluden, saluden. Aquella figura que acaba de lanzarse al río desde un árbol es Tarzán. Miren como se le acerca un cocodrilo. Los dos se atracan. No se preocupen, Tarzán vencerá. Al margen derecho, un lobo y un cordero conversando. Desde el margen izquierdo Guimarães Rosa contempla la tercera orilla. El bebé flotando dentro de la canasta es Moisés.

    ¡Estamos en el Rubicón! Qué suciedad, ¿no es cierto? Ustedes notarán que muchos ríos históricos no merecen el nombre que tienen. El Danubio, lo veremos más adelante, no es azul. El Rojo es marron. El Amarillo es gris. El Mekong es rojo de tanta sangre. Río arriba. Estamos en el Tames. Ahora en el Avon. Aquél allí en la orilla, pensativo, es Shakespeare. Miren, en el medio del río, rodeada de flores, manteniéndose a flote por las vestes infladas, la dulce Ofelia. Saluden, saluden. ¿No dije que este tour tenía de todo? Ahora preparen sus cámaras. Ahí viene, en su barca imperial, Cleopatra bajando el Nilo. Río arriba. Estamos en el Reno, en el Poh, en el Yang-tsé, en el San Francisco, en el Tigre, en el Eufrates, en el Volga, en el Jordán. Aquella escena ustedes seguramente querrán fotografiar: Juan Bautista bautizándole a Jesús. Estamos en el Ganges, donde los vivos vierten sus muertos y luego se lavan. El río es siempre el mismo y nunca es el mismo. El agua que purifica es la misma que recibe el desecho ácido. El agua que mata la sed es la misma que ahoga, la que pasa y no pasa.

    Río es Portela. A la derecha, Paulinho da Viola. Aquella cabecita de nadador allí es la de Mao.

    Ramas, troncos, casas, ganado, canoas volcadas, cuatro con timón y sin timón — ¡y una fábrica entera remolcada del Japón!

    Las aguas empiezan a ponerse lodosas. Los grandes árboles se tocan sobre el río. Estamos en el Congo, rumbo al corazón de las tinieblas. De la fuente obscura de todo. Mistah Kurtz, he dead. El olor ácido de limo y fósiles. El horror, el horror. El mar está lejos, llegamos a nuestra vertiente. Y el origen de todo no es el misterio, es un hueco en el suelo. Hay otros ríos por debajo de estos y es allá adonde nos vamos un día. Río abajo. La propina es voluntaria, gracias.


    ___
    Título original: "Rio acima", publicado en Novas Comédias da Vida Privada, Porto Alegre: L&PM, 1996, pp. 315—316 — traducido por Carlos Bonfim.



















    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:17

    Luis Fernando Verissimo


    Choricitos



    La conversación en aquel bar había llegado a ese punto en que sólo quedan dos alternativas: o largarse a casa o largar a decir tonteras. Y nadie parecia dispuesto a irse a casa.
    Cléber empezó. Habló directamente al Patrullero, que tenía este apodo porque cuando pequeño había pedido un autógrafo al Patrullero Toddy. Cléber habló apuntando el dedo a la nariz de Patrullero.

    — ¿Tú eres responsable por la muerte de cuántas criaturas?

    El Patrullero no parpadeó. Pidió una aclaración.

    — Define "criatura".

    — Criatura. El nombre lo dice. Un ser creado por Dios.

    — ¿Racional o irracional?

    — Da igual.

    Patrullero pensó.

    — ¿Mosquito cuenta?

    — Mosquito, mosca, pajarito, reptil, gente...

    — Mosquitos — dijo el Patrullero — unos ciento diecisiete, así por encima. Algunas moscas también. Pocas. Ah, y una vez aplasté una lagartija.

    Norinha advirtió:

    — ¡No queremos detalles!

    — Yo ya maté una serpiente — contó Dado.

    — Yo ya atropellé un perro, dijo alguien.

    — ¡Cucarachas!, se acordó otro.

    Miranda levantó una cuestión. Había mandado dedetizar el departamento. ¿Era responsable por las muertes causadas? El consenso fue de que Miranda había actuado como un general que manda que sus tropas ataquen al enemigo pero no mata a nadie directamente. Moralmente, sin embargo, tenía decenas de insectos muertos en su currículo.

    — Ustedes se están olvidando de los bichos que mueren por nuestra culpa, dijo Norinha. Bueyes, carneros...

    — Gallinas... dijo Marta.

    A Marta le encantada comer gallina. Nunca había pensado en su muerte. Quedó súbitamente deprimida.

    — Esperen un poquito, pidió el Patrullero. Existe un equema montado para matar a esos bichos desde que el mundo es mundo. Existiría incluso si no estuviéramos vivos o si fuéramos vegetarianos.

    — Pero ellos mueren para alimentarnos.

    El Patrullero propuso un plebiscito. ¿Cuántos se sentían responsables por la muerte del bicho cuya carne había sido usada en aquellos choricitos? Tres dijeron que no se sentían responsables, dos dijeron que no estaban seguros, una (Marta) dijo que se sí se sentía responsable, uno dijo que se sentía desobligado de votar porque no había comido el chorizo y Cléber preguntó de qué bicho mismo era la carne del chorizo y concluyeron que era mejor no saberlo. Pisieron otra ronda de chop, pero el pedido de más choricito lo vetó Marta.

    El Patrullero propuso entonces el test del botón. Les pidió a todos que se imaginasen un botón en el centro de la mesa. El que aplastase el botón estaría matando a cien personas en el Tibet, pero se ganaría el gran premio de la lotería.

    Miranda quiso detalles. Las personas en el Tibet caerían fulminadas o serían víctimas, por ejemplo, de una avalancha? Cléber perdió la paciencia con Miranda. ¿Qué diferencia había? Marta preguntó si los muertos incluirían a personas de todas las edades, si no podrían ser sólo viejitos o bandidos y si podía no ser en el Tibet, país con el cual ella simpatizaba a causa del Dalai Lama y de Richard Gere, sino en China, que al fin y al cabo ya tenía tanta gente... Cléber miró el cielo pidiendo piedad, Patrullero argumentó que aquello era un asunto serio y la confusión que se siguió sólo se interrumpió cuando dado se levantó bruscamente, se inclinó sobre la mesa y, con un gesto decidido, pulsó el botón imaginario. Luego se sentó y miró alrededor. Todos los miraban, asombrados.

    — ¿Qué pasó?, dijo Dado, desafiador.

    — ¡Caramba, Dado!, dijo Marta.

    — Está hecho, dijo Dado.

    Se hizo un silencio lleno de tibetanos muertos y de resentimiento.

    Luego, cuando Dado y Marta se fueron, todos concordaron que la escena del botón no había tenido nada que ver con la responsabilidad moral de cada uno. Algo no iba bien con la pareja. Ah, no. Norinha recordó incluso un detalle de la noche que sólo ahora cobraba sentido. Cada vez que Marta hablaba, Dado reviraba los ojos.


    ___
    Título original: "Lingüicinhas", publicado en Novas Comédias da Vida Privada, Porto Alegre: L&PM, 1996, pp. 294—296 — traducido por Carlos Bonfim.




    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:19

    Luis Fernando Verissimo


    El caníbal



    La familia está almorzando. Viene la empleada y dice que hay un mendigo en la puerta pidiendo comida. La señora le dice a la empleada que le dé un pedazo de pan. El marido protesta. Es mejor no dar nada, si no se le acostumbra mal. El vagabundo que vaya a buscar trabajo. El hijo mayor, un liberal, dice:

    — Por lo menos un pedazo de pan, papá.

    La hija algo de izquierda dice que es mejor no dar nada.

    — Así él se rebela de una vez.

    — Esto es típico de ustedes — dice el hijo liberal.

    — ¡La caridad no sirve de nada! — responde la hija algo de izquierda.

    — Por lo menos un miserable tendrá un pedazo de pan — contesta el hijo liberal.

    — Señora, interrumpe la empleada, creo que pan él no aceptará, ¿eh?

    — ¿Ah, no? — exclama el marido, sarcástico. ¿No querrá a lo mejor mi filete? ¿Papas sautée? ¿Quiere ver la carta de vinos?

    La empleada explica que el mendigo había preguntado si había alguien que comer. Silencio en el comedor. ¿Cómo?

    — Preguntó si había alguien que comer. Dijo que hasta podría ser un niño. Alguien que no fueran a echar de menos...

    Junior, el benjamín, salta de su silla y, lleno de curiosidad, corre hacia la puerta antes de que los demás le puedan detener. Luego de algunos minutos el marido le dice a la empleada que vaya a ver qué pasó. Ella vuelve y dice que no hay vestigios de Junior y que el mendigo todavía sigue allí. El padre dice:

    — Jorgito, anda tú.

    — ¡Mi hijito no!, protesta la señora.

    — Ve, Jorgito. Si te come a ti también, sabremos cuáles son sus verdaderas intenciones.

    Jorgito salta con entusiasmo de su silla y corre hacia la puerta. La empleada va a ver y de regreso dice que Jorgito desapareció, pero que el mendigo sigue con hambre.

    — ¡Yo dije que Jorgito estaba muy delgado!, solloza la señora.

    El hijo liberal toma una decisión. Se levanta y anuncia:

    — Tendré una conversación con él. Él tiene que entender que la violencia no lleva a ningún lado. Debe reivindicar sus derechos a través de la política partidaria, en un diálogo franco y abierto. Regresaré en pocos minutos.

    Luego de algunos minutos el marido le dice a la empleada que vaya a ver qué sucedió. Ella regresa diciendo que del hijo liberal sólo quedaron los anteojos. El mendigo sigue allí.

    — ¿Y todavía no está satisfecho?

    — Parece que no.

    — Sólo queda una cosa por hacer — dice el marido, levantándose. Voy a traer mi arma.

    — ¡Yo voy contigo!, dice la señora.

    — De acuerdo. Tú le distraes mientras yo voy por detrás de la casa y lo ataco. Con esa gente sólo a bala.

    Los dos salen del comedor, donde sólo quedan la hija algo de izquierda y la empleada. Después de algún tiempo, la hija algo de izquierda le dice a la empleada que vaya a ver qué sucedió. La empleada vuelve y dice que de la pareja sólo quedó el arma y un pendiente de la señora.

    — ¿Y el mendigo?

    — Está con cara de quien comió y no disfrutó.

    — Esto no me sorprende — dice la hija algo de izquierda. Bueno, nadie puede decir que soy una persona insensible. Sé lo que hay que hacer.

    Ella empieza a levantarse. La empleada le pregunta si ella también se va a ofrecer al caníbal.

    — No seas tonta. Le voy a dar un Alka Seltzer. Yo siempre dije que esta familia era indigesta.

    Pero el caníbal se traga a la hija algo de izquierda con el Alka Seltzer.


    ___
    Título original: "O canibal", publicado en Novas Comédias da Vida Privada, Porto Alegre: L&PM, 1996, pp. 311—312 — traducido por Carlos Bonfim.









    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:20

    [b]Luis Fernando Verissimo



    Medio poeta



    El día que Mónica y Octavio regresaron de la luna de miel, Mónica llegó a la casa de sus padres y se encerró en el cuarto con la mamá. Necesitaba contarle una cosa y no quería que el padre escuchase.

    — Octavio es poeta, mamá.

    La mamá se lleva las manos a la boca.

    — ¡Ave, María purísima!

    Luego preguntó:

    — ¿Cómo te enteraste?

    — En la primera noche. La luna estaba llena. Él hizo unas frases sobre la luz de la luna sobre mi cuerpo.

    — ¿Pero estás segura de que era poesía? ¿Rimaba?

    — No rimaba, pero era poesía. ¡Él mismo lo dijo, mamá! Yo le pregunté "¿Qué es eso?" y él respondió "Yo soy medio poeta".

    — Bien que tu papá sospechó algo...

    — ¿Crees que debemos contarle a papá?

    — ¡Por supuesto! Y ahora.

    El papá dijo "Lo sabía" y determinó que llamasen a Octavio que se explicara. Mónica dijo que Octavio había quedado en buscarla allí después del trabajo. Los tres esperaron la llegada de Octavio. La madre, temiendo algún exceso del padre, intentó amenizar la situación.

    — Él dijo que es sólo "medio" poeta...

    El padre no dijo nada. Cuando sonó el timbre, mandó que la hija fuese al cuarto. Octavio saludó a los suegros efusivamente — era la primera vez que los veía después de la fiesta de la boda — pero pronto notó su frialdad.

    — ¿Qué pasó? — preguntó.

    — No nos contaste que eras poeta, dijo el padre.

    — Pero yo no...

    — No lo niegues. Mónica nos lo contó. ¿Creíste que ella no nos contaría?

    — Pero si fue sólo un...

    — Lo sé. Un poemita. Es así como se empieza. Un versito hoy, un versito mañana. No tarda y ya estarás haciendo poemas épicos, odas a cualquier cosa, diariamente. Ya vi suceder. Terminarás abandonando el trabajo, robando la mensualidad de mi hija para mantener el hábito.

    — Pero yo...

    — Vas a decir que puedes dejarlo cuando quieras. Es lo que dicen todos.

    — Hijo mío, intervino la mamá afligida, ¿no te das cuenta del mal que te puede hacer la poesía? ¿Hace cuánto que tú...

    — No importa, le interrumpió el padre. Y lo que él hizo antes no nos interesa. Pero ahora está casado. Tiene responsabilidades, tiene que trabajar para mantener a la familia. Está en una ramo competitivo, no puede facilitar. Lo sé, lo sé. La poesía es tentadora. Yo mismo, de joven, hice mis sonetos...

    — ¡Eurico!

    — Nunca te lo conté, Marta, pero lo hice. Afortunadamente tuve un padre que me orientó y lo dejé a tiempo. A Mónica la criamos sin cualquier poesía. Cualquier insicuación de métrica la reprimíamos. Y siempre la alertamos contra los poetas.

    — ¿No existirá — sugirió la mamá — un programa de rehabilitación? Alguien con quien te puedas aconsejar...

    Una vez más el papá la interrumpió.

    — La decisión tiene que ser tuya, Octavio. Y tiene que ser ahora. Tú comprendes que no podemos dejar que Mónica salga de esta casa, donde tuvo siempre toda la seguridad, para vivir con un poeta. Haz tu elección. Mónica, una familia, una vida normal... o la poesía.

    Octavio juró que abandonaría la poesía para siempre. Le llamaron a Mónica, los dos se fueron al nuevo departamento, Mónica sospechando un poco todavía, Octavio oyendo la advertencia a la salida: "Ojo, ¿eh?"

    Hoy, siempre que habla con Mónica por teléfono, la madre le pregunta:

    — ¿Y Octavio?

    — Está bien, mamá.

    — Nunca más...

    — No.

    A veces, cuando la familia está toda reunida, Octavio dice unas cosas que provocan el intercambio de miradas entre los demás y la sospecha de una recaída. Luego Mónica asegura que aquello no es poesía, es sólo su forma de hablar. Pero el señor Eurico y doña Marta viven preocupados por la hija. En las noches de luna llena, entonces, doña Marta ni siquiera puede dormir bien.


    ___
    Título original: "Meio poeta", publicado en Novas Comédias da Vida Privada, Porto Alegre: L&PM, 1996, pp. 258—260 — traducido por Carlos Bonfim.













    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm


    Última edición por Maria Lua el Sáb 28 Oct 2023, 13:25, editado 1 vez


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:21

    Luis Fernando Verissimo


    Recreación



    Dios suspiró. Estaba cansado. Hacía mil millones de años, cuando era más joven y ambicioso, la idea de crear un Universo no le había parecido absurda. Ahora se arrepentía. El emprendimiento había escapado a su control. No podía acordarse más ni de cuántas lunas tenía Saturno. Estaba, definitivamente, envejeciendo.

    Miró alrededor de la mesa de reuniones. Su presencia allí era dispensable. Como Director—Presidente, tenía la última palabra, pero las decisiones las tomaba su asesoría. Aquellos jóvenes tecnócratas pensaban que tenían respuesta para todo. Querían hacer Su proyecto más moderno y dinámico. Pero trabajo de verdad había sido el Suyo. Había creado todo literalmente de la nada. Cuando ellos ni siquiera habían nacido. Pero paciencia. Necesitaba acompañar los tiempos. Ordenó que empezaran los trabajos, vetando la propuesta del asesor de RRPP de que todos se uniesen en una oración. Odiaba a los chupamedias.

    — ¿Cuánto tiempo tardará la Recreación? — preguntó.

    El coordinador del proyecto dudó. El Viejo, como siempre, quería respuestas sencillas y directas. Con Él era todo luz, luz, tinieblas, tinieblas. Pero las cosas ya no eran tan sencillas. El Director de la división de obras intervino.

    — Tenemos que hacer un análisis de costos. Luego un organigrama, un fluxograma, un…

    — Yo hice todo en seis días — interrumpió el Director—Presidente. Y solito. Sólo descansé el domingo. En mi tiempo no había semana inglesa.

    Allí venía Él con sus reminiscencias. Nadie negaba su importancia. Pero el tiempo de los pioneros ya había pasado. Ahora era el tiempo de los técnicos. De los gerentes. De los especialistas.

    — Creo que deberíamos empezar cerrando la Tierra — arriesgó el Director Financiero.

    Aquél era un asunto delicado. El Viejo tenía una predilección especial por la Tierra. Incluso por cuestiones familiares. Pero Él se quedó en silencio. El Director Financiero prosiguió:

    — Creo que la Tierra ya dio lo que tenía que dar. Todos sus recursos están agotados. Ya no es rentable. No hay como recuperarla. Debemos acabar con ella antes de que comprometa a todo el Grupo.

    — ¿Quieres decir sencillamente... liquidarla?

    — Eso es. Dudo que algún otro grupo quiera comprarla. Incluso un grupo árabe. Nuestro representante allí, el Papa, recibiría una indemnización, claro. O lo traeríamos acá. No veo mayores problemas. Y tendríamos qué deducir del impuesto a la renta...

    El asesor de RRPP mostró alguna preocupación.

    — En términos de imagen quedaría mal.

    ¿Por qué? — preguntó el Director de Planificación e Investigaciones. Ya eliminamos millones de otros planetas, algunos mucho más grandes. No pasa un día sin que disolvamos una estrella.

    — No sé, no sé...

    — Administrar un Universo es un proceso aético, mi amigo. Tenemos un proyecto que cumplir, metas por alcanzar. No podemos estar preocupándonos por cada planetita...

    — El problema es el tipo de colonización elegido para la Tierra — observó el Director Financiero, mirando de reojo al Viejo. Desde el inicio, con la pareja aquella, se podía ver que no iba a funcionar. Muy ingenuos, sin iniciativa...

    — ¿Y qué tal si se rehace la Tierra en otros moldes, más empresariales? — sugirió el asesor de RRPP. Días más largos, para aumentar la productividad y bajar la natalidad. Una nueva inyección de petróleo...

    — Olvídalo — dijo el Director Financiero. La Tierra no tiene más remedio. Fue muy mal administrada. Está quebrada. Sólo estaríamos prolongando su agonía, con subsidios. Propongo el cierre.

    La propuesta fue aprobada por mayoría. Pasaron a discutir el formato que tendría el nuevo Universo. La idea era aumentar la centralización, acabar con la expansión constante para facilitar la administración y cortar los costos de mantenimiento...

    En la cabecera de la gran mesa el Viejo parecía dormir.


    ___
    Título original: "Recriação", publicado en Novas Comédias da Vida Privada, Porto Alegre: L&PM, 1996, pp. 319—320 — traducido por Carlos Bonfim.



    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:26

    Luis Fernando Verissimo



    Variaciones



    Todos conocen la clásica historia de Blancanieves y los Siete Enanitos. De cómo la madrastra le preguntó al espejo mágico si existía en el mundo alguien más hermosa que ella y el espejo respondió: "¿Lo quiere en orden alfabético?"De cómo la madrastra decidió vengarse, mandando matar a su entenada Blancanieves. De cómo el cazador encargado de matar a Blancanieves le tuvo pena y, en un gesto humanitario, exclamó: "¿Cuánto me das para que yo te deje escapar?" De cómo Blancanieves huyó por el bosque y descubrió una casita con siete camitas, siete sillitas, siete cepillitos de dientes y llegó a una conclusión: "Aquí debe vivir un gigante con hábitos extraños." Pero los siete enanitos llegaron del trabajo — eran leñadores y estaban derribando arbustos — y le adoptaron a Blancanieves. Al contrario de lo que se comenta, nunca hubo nada entre ellos. Una noche uno de los enanitos se emborrachó e invadió el cuarto de Blancanieves, pero ella lo arrojó por la ventana. Después de esa noche, Blancanieves se compró un perrito pequinés para mantener a los enanitos a la distancia. La madrasta se enteró de que Bancanieves todavía vivía y, disfrazada de bruja, fue a la casita a ofrecer una manzana envenenada a Blancanieves, que murió. Más tarde, un príncipe encantado le despertó a Blancanieves de la muerte con un beso y los dos se casaron. Años después, algo desencantada con el príncipe, Blancanieves daría su opinión sobre el marido:

    — La manzana me gustó más.

    Pero existen otras versiones de la misma historia. Por ejemplo: Blancanieves y los Siete Pecados Capitales.

    Blancanieves debía llevar una canasta con pasteles a su abuelita que vivía en una casa de chocolate. En el camino encontró a los siete pecados capitales, de sombreritos rojos. La Envidia, con el ojo puesto en la canasta de Blanca, intenta convencer a los demás a atacar a la niña. La Gula adhiere al plan apenas se entera de los pasteles. La Lujuria le encuentra algo simpática a Blanca y también concuerda. La Ira, que está eternamente buscando pelea, quiere atacar pronto. Pero la Soberbia, por no querer rebajarse tanto, y la Pereza, por pereza, no concuerdan. Blancanieves entrega su canasta a las atracadoras y éstas, para contener a la Lujuria y a la Ira, que no quieren los pasteles, quieren a Blanca, entregan la canasta a la Avaricia para que la cuide y, claro, jamás la vuelven a ver. Mientras tanto, en su casa de chocolate, la abuelita le entretiene al lobo malo con galletitas, absinto y fragmentos de una edición de De Sade para Viejitas frente a la chimenea, servidos por Hansel y Gretel. Golpean la puerta y es un príncipe enano.

    Otra versión es la de Blancanieves y los Siete Samurais.

    Estamos en el Japón durante la dinastía Ping. Una guerra feudal revuelve al país. Luego, van a ver y no es una guerra feudal: es un terremoto.

    Cae la dinastía Ping.

    Blancanieves llega al castillo de Toshiro Mifune, interpretado por Toshiro Mifune. Él es el líder de seis samurais, todos interpretados por Toshiro Mifune, siendo uno de ellos transistorizado. Los siete samurais le adoptan a Blancanieves y la prohíben ir al baile del club donde el príncipe Yamaha escogerá a una esposa. Blancanieves, ayudada por un hada madrina (Toshiro Mifune), terminará por ir al baile montada en una calabaza tirada por seis ratones (la varita mágica, fabricada en Hong Kong, no funcionó). Cuando ocurre el terremoto de medianoche, Blancanieves sale corriendo del palacio, pero deja caer su botita en las escaleras. Al ver el tamaño del zapato, el príncipe se desilusiona e intenta el suicidio con una manzana envenenada, pero no puede sostenerla con los palillos y desiste.

    La dinastía Ping se levanta.




    ___
    Título original: "Variações", publicado en Novas Comédias da Vida Privada, Porto Alegre: L&PM, 1996, pp. 317—318 — traducido por Carlos Bonfim.


    https://www.eldigoras.com/eom03/2004/2/tierra29lfv01.htm
    [/b]


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:34

    Marina Colasanti


    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 330px-Marina-Colasanti-rs


    Marina Colasanti (Asmara, antigua colonia italiana de Eritrea, 26 de septiembre de 1937) es una escritora, traductora y periodista ítalo-brasileña. Sus obras literarias han sido reconocidas con diversos premios,1​ entre los que destacan el Premio Jabuti (1993, 1994, 1997, 2010, 2011 y 2014) y el XIII Premio Iberoamericano SM de Literatura Infantil y Juvenil en 2017,2​ por su lenguaje poético, sus personajes profundos y bien consolidados, y su relectura valorativa de los cuentos de hadas.

    Biografía
    Pasó sus primeros años de infancia en Italia, durante la Segunda Guerra Mundial. En 1948 su familia decide mudarse a Río de Janeiro. Hija de padres lectores, desde muy pequeña conoció la literatura y, en los tiempos difíciles, siempre estuvo dispuesta a crear historias: "Éramos tan solo mi hermano, un año más grande, y yo. Para llenar tanta soledad, tuvimos dos amigos imaginarios, también una pareja de hermanos, que fueron nuestros compañeros de aventuras a lo largo de un año o dos. Se llamaban Nino y Pía. De dónde sacamos esos nombres, no tengo idea. Cuando era posible inventábamos aventuras en la nieve y en la naturaleza. Casi no tuvimos juguetes, no eran tiempos para eso"3​.

    Ingresa a la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1954 y se especializa en grabado en metal. Entre 1962 y 1973 colabora en el Jornal de Brasil como redactora, columnista e ilustradora, mismo medio en el que trabajó también Clarice Lispector. Es en ese lugar donde descubre su pasión por los cuentos de hadas y la literatura infantil, al reemplazar a la editora del suplemento para niños, quien fue encarcelada por la dictadura militar.4​

    Ha publicado más de treinta libros en el terreno de la literatura infantil y juvenil donde explora la belleza, la imaginación y la reinterpretación de los cuentos de hadas.
    Premios
    Uma idéia toda azul, 1978, O Melhor para o Jovem, de la Fundação Nacional do Livro Infantil e Juvenil.
    Passageira em trânsito, 2010, Premio Jabuti en la categoría Poesía.5​


    Obra
    el perro caliente' (2014)
    Hora de alimentar serpentes
    Passageira em trânsito, (2010)
    Minha Ilha Maravilha (2007) - Ed. Ática
    Acontece na cidade (2005) - Ed. Ática
    Fino sangue (2005)
    O homem que não parava de crecer (2005)
    veintitrés historias de un viajero (2005)
    Una estrada junto ao río (2005)
    A morada do ser (1978, 2004)
    Fragatas para terras distantes (2004)
    A moça tecelã (2004)
    Aventuras de Pinóquio – histórias de uma marionete (2002)
    A casa das palavras (2002) - Ed. Ática
    Penélope manda lembranças (2001) - Ed. Ática
    A amizade abana o rabo (2001)
    Esse amor de todos nós (2000)
    Um espinho de marfim e outras histórias (1999) - L&PM
    Ana Z., aonde vai você? (1999) - Ed. Ática
    Gargantas abertas (1998)
    O leopardo é um animal delicado (1998)
    Histórias de amor (serie «Para gostar de ler» vol. 22) (1997) - Ed. Ática
    Longe como o meu querer (1997) - Ed. Ática
    Eu sei mas não devia (1995)
    Um amor sem palavras (1995)
    Rota de colisão (1993)
    De mulheres, sobre tudo (1993)
    Entre a espada e a rosa (1992)
    Cada bicho seu capricho (1992)
    Intimidade pública (1990)
    A mão na massa (1990)
    Será que tem asas? (1989)
    Ofélia, a ovelha (1989)
    O menino que achou uma estrela (1988)
    Aqui entre nós (1988)
    Um amigo para sempre (1988)
    Contos de amor rasgado (1986)
    O verde brilha no poço (1986)
    E por falar em amor (1985)
    Lobo e o carneiro no sonho da menina (1985)
    A menina arco iris (1984)
    Doze reis e a moça no labirinto do vento (1978)
    Uma idéia toda azul (1978)





    https://es.wikipedia.org/wiki/Marina_Colasanti


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:36

    Marina Colasanti y las metáforas del inconsciente


    SERGIO ANDRICAÍ­N Y ANTONIO ORLANDO RODRÍ­GUEZ
    Primero la conocimos por sus libros de cuentos. Deslumbrantes, con el sabor de las antiguas historias; tan precisos que en ellos ni sobra ni falta una palabra.

    Después vinieron las cartas y descubrimos, mediante ellas, que detrás de aquellos relatos de princesas, unicornios y castillos, habí­a una persona sencilla y comunicativa.

    Luego, ¡por fin!, vino el encuentro. Ocurrió en Medellí­n, en septiembre de 1993. Invitada por Comfenalco y la Fundación Ratón de Biblioteca a participar, junto con intelectuales de toda América Latina, en el II Coloquio Internacional del Libro Infantil, Marina Colasanti se ganó la simpatí­a de todos por su calidez, sus certeros juicios y su eterna sonrisa.

    Su producción literaria incluye tanto libros para niños y jóvenes como obras de narrativa y poesí­a destinadas a los lectores adultos. Sus creaciones han merecido, en uno y otro campos, importantes distinciones. Dentro de su bibliografí­a para niños, sobresalen tí­tulos como Una idea toda azul, En el laberinto del viento, Ana Z., ¿dónde vas?, Entre la espada y la rosa, La amistad bate la cola y Clasificados y no tanto.

    En 1994, Marina Colasanti ganó el primer premio del concurso latinoamericano de cuentos para niños convocado por Unicef y Funcec con su relato "La muerte y el rey" (incluido, años depués, en el libro Veintitrés historias de un viajero). Con Lejos como mi querer recibió en 1996 el premio de literatura infantil y juvenil Norma-Fundalectura.



    continuará
    https://cuatrogatos.org/detail-entrevistas.php?id=42


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:38

    ***

    Conversar con Marina Colasanti es una experiencia deliciosa. Su sentido del humor y la agudeza de sus respuestas la convierten en ese “entrevistado ideal” con que sueña cualquier periodista.

    Nació en Etiopí­a, en 1937, de padres italianos, durante la ocupación del ejército de Italia en ese paí­s; pero la Segunda Guerra Mundial hizo que su familia emigrara a Suramérica. En Brasil, Marina Colasanti estudió artes plásticas (ella misma hace las ilustraciones de muchos de sus libros) y después se vinculó a los medios de difusión masiva como periodista, editora de la revista femenina Nova y guionista y presentadora de programas de televisión.

    Un buen punto de partida para comenzar el diálogo fue interrogarla por sus orí­genes como escritora de libros para niños y jóvenes. ¿Cómo llegó, del periodismo y la ficción para adultos, al universo literario de los niños?

    “Por casualidad”, responde, y añade enseguida: “¿No es así­ como se entra, casi siempre, en lo maravilloso?”.

    Marina trabajaba en el Jornal do Brasil y se vio precisada a sustituir a la editora de un suplemento semanal para niños, que habí­a sido encarcelada por la dictadura militar. De pronto se vio sin tener qué publicar y, para resolver el problema, pensó reescribir un cuento clásico. Se sentó a la máquina... pero salió otra cosa. Otro cuento de hadas.

    “Y fue así­ como, sin querer, me vi dentro de un universo encantado, de riqueza incomensurable, del cual nunca más quise salir”.

    Marina Colasanti tiene el don de cautivar a todos con las finas historias que borda en el bastidor de su imaginación. Ella piensa que “la poesí­a, para un escritor, o está en todas partes, o no está en parte alguna”. En cada uno de sus cuentos se respira desde el primer hasta el último renglón.

    ¿Y por qué cuentos de hadas a las puertas del siglo XXI?

    Porque, para las hadas, el fin del siglo XX es igual al comienzo del XII. Las hadas están fuera del tiempo. O mejor, las hadas están en el tiempo del inconsciente, un tiempo mucho mayor que nuestro pequeño tiempo cronológico.

    ¿Son tus cuentos de hadas metáforas concientes o metáforas del inconsciente?

    Metáforas del inconsciente, seguramente. Esa es para mí­ una cuestión de ética interna. Detestarí­a elaborar metáforas para «enseñar» cosas a los pequeños lectores, para «inculcar» conceptos morales, para «ayudarlos» a resolver problemas emocionales o prácticos. Nunca he deseado hacer libros disfrazadamente paradidácticos. Mi intención siempre ha sido hacer literatura. Creo en la fuerza de la literatura como elemento estructurante, lejos de las obviedades, de lo previsible, de los «recados» embutidos. En cuanto a los cuentos de hadas, los verdaderos cuentos de hadas, aquellos que estremecen el alma dialogando silenciosamente con ella, su esencia está en el origen, surgen de las camadas más profundas del inconsciente. A veces, al escribirlos, siento como si yo fuera apenas el receptor de historias distantes que por misterio ”“o lujo”“ son contadas dentro de mí­.

    Si tuvieras que recomendar uno de tus libros a una persona interesada en tener un primer contacto con tu obra infantil y juvenil, ¿cuál escogerí­as?

    Tengo mucha dificultad para recomendar mis libros, por una cuestión de mí­nima elegancia. Pero si tuviera que hacerlo, recomendarí­a Una idea toda azul. Me parece una buena puerta de entrada, ya que fue la que yo misma utilicé. Están allí­ las principales claves de lectura para el universo de mi escritura para jóvenes. Y comienzan allí­ los caminos por los que avanzarí­a a lo largo de muchos libros.

    ¿Qué es lo brasileño en tus historias?

    En verdad, no soy brasileña. Soy escritora brasileña porque escribo en la lengua brasileña. Pero soy una persona italiana. Mis raí­ces, todas, están en Italia. Llegué a Brasil con once años. Mis cartas ya estaban marcadas. Hasta hoy una parte de mí­, la que escribe, tiene la certeza de que la primavera es en abril, y que nieva en el invierno. Mi fruta no es la guayaba. Y los castillos en que me pierdo y me encuentro son los de los paisajes de mi infancia.

    ¿Qué diferencias observas entre tu escritura dirigida a niños y adolescentes y la que produces para el público de lectores adultos?

    Poca, si miramos en profundidad. Y es mi deseo que así­ sea. Mi intención es construir una obra homogénea, í­ntegra, a través de los diversos géneros que practico (también escribo ensayos periodí­sticos, poesí­a). Recientemente organicé una antologí­a dirigida al público adulto (Um espinho de marfim e outras historias, Ed. L&PM) justamente con la intención de mostrar esa integridad, reuniendo cuentos de hadas, minicuentos, cuentos más extensos, y mostrando cómo un mismo tema es retomado de forma diferente en diferentes géneros. Un libro que organicé con mucha satisfacción, porque de cierta forma me demostraba a mí­ misma que, a lo largo de tantos años, he conseguido mantenerme en el camino que deseaba, realizar mi proyecto. Y acabo de entregar a mi agente un libro para jóvenes (Penelope manda lembraní§as), con tres historias de metamorfosis que podrí­an funcionar perfectamente para adultos. En cuanto a los cuentos de hadas, otra de sus caracterí­sticas es ser lectura para todas las edades.

    ¿En qué medida tu trabajo en la prensa y la televisión influyeron en tu labor como autora de libros para niños?

    La escritura es el resultado de todo ”“vida, experiencia, conocimiento”“, y todo la influencia. Puedo decir que el periodismo, con el ejercicio prácticamente diario del texto, durante muchos años, afiló muy bien afiladas mis herramientas de trabajo.

    Un buen cuento, ¿cuál es?

    Aquel que sacude el alma del lector. El que, al final, lo obliga a respirar un poquito más profundo. Aquel que le da deseos de cerrar el libro, de dejar el cuento siguiente para mañana, para poder prolongar en la boca el sabor del que terminó de leer...

    ¿Podrí­a afirmarse que tus historias de hadas son un antí­doto, una vacuna contra la insensibilidad del mundo contemporáneo?

    No creo que el tiempo contemporáneo sea más insensible de lo que fue el antiguo. La diferencia es que ahora hablamos mucho de eso y la sensibilidad nos parece un deber social. El ser humano tiene esa capacidad sorprendente de vivir al mismo tiempo la más atroz crueldad y una sensibilidad conmovedora. Florecieron artistas bellí­simos durante la Guerra de los Cien Años y los generales chinos siempre fueron admirables poetas. Mis cuentos no son un antí­doto, no son una vacuna. Me gustarí­a que fueran una puerta, apenas una de tantas, hacia la fantasí­a.

    ¿Cómo describirí­as el panorama actual del libro infantil y juvenil en Brasil?

    Una pregunta difí­cil, ya que estoy incluida en ella. Intentaré generalizar. Está, como los otros panoramas de la misma área, gobernado por las leyes del feroz mercado de consumo. Se publica mucho aquello que va a vender más. Lo que no siempre tiene que ver con la calidad. Se publican mucho aquellos libros que, como decí­a antes, no me gustarí­a escribir. Algunos hasta muy bien hechos. Pero literatura de verdad hay menos, hay poca. Solo algunos autores, que se cuentan con los dedos. Una cosa buena son las colecciones con historias del folclor indí­gena. Y la presencia de nuestro folclor sertanejo.

    ¿Tus lecturas inolvidables?

    ¿Lo que ustedes quieren son los libros imprescindibles para mí­? ¿De mi vida? Si es eso, entonces: Pinocho, de Collodi (por la riqueza de situaciones, por el miedo, por la violencia de algunas soluciones y por el encanto del personaje); La isla del tesoro, de Stevenson (la aventura, el hallarse en otro universo teniendo que enfrentar situaciones inesperadas y nuevas); Cuentos, de Edgar Allan Poe (el encuentro, definitivo para mí­, con lo mágico y con el terror). Además, los cuentos de hadas, todos, que por tanto no puedo considerar como libro, sino como género, y eso ya es otra cosa.

    Y por último... ¿quién y cómo es esa señora que publica libros y que responde al nombre de Marina Colasanti?

    Esa pregunta quienes podrí­an responderla mejor son ustedes. Yo puedo decir que soy una joven señora de 62 años que nació atenta, cada vez más llena de intereses y curiosidad por la vida, una mujer que ama perdidamente su trabajo, que mira adelante y ve libros y más libros por escribir, una mujer enamorada del arte.

    Entrevista puesta en línea en enero de 2000.




    FIN
    https://cuatrogatos.org/detail-entrevistas.php?id=42


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:41

    Marina Colasanti

    Como un collar*

    *Como un colar.

    Traducción Beatriz Peña


    Es ciega, decían todos. Pero la Princesa no era ciega. Desde el día de su
    nacimiento no había abierto los ojos. No porque no pudiese, sino porque no
    sentía necesidad. Desde el primer momento había visto tantas cosas bonitas
    detrás de sus párpados cerrados que nunca se le había ocurrido levantarlos.
    Era como si la ventana de sus ojos hubiera sido volteada hacia adentro, y
    recargada en esa ventana, se pasase los días entretenida. Pero eso no lo
    sabían los otros.
    Y al no saberlo, el Rey, su padre, se lamentaba. en secreto; y lloraba a
    escondidas de la Reina, su madre, sin revelar jamás su sufrimiento delante
    de la hija, para que otro dolor no viniese a sumarse a la supuesta desgracia.
    A lo largo de sus primeros años, los mejores médicos del reino fueron
    llamados para que la examinaran. Intentaron con pomadas, le recetaron
    pociones, le recomendaron un cambio de aires, le prescribieron baños fríos,
    le exigieron baños calientes. Sin embargo, como no se conseguía curar
    aquello que no estaba enfermo, se cansaron de luchar contra su propia
    ignorancia y, declarando el caso como único en la ciencia médica, se
    desinteresaron de él.
    A partir de entonces, la Princesa vivió tranquila, cada vez más
    descubriendo aquel mundo sólo suyo, queriendo descubrir más y más.
    Y mientras acumulaba por dentro su tesoro, otro tesoro se hacía por
    fuera, pues todos los años, desde que había nacido, su padre le daba el
    mismo, precioso, regalo de cumpleaños. La ceremonia era siempre igual.
    Las campanas del reino repicaban festejando la fecha. Y el Rey y la Reina,
    acompañados de los cortesanos, entraban en los aposentos de la Princesa.
    Siguiendo al Rey, un paje con una almohada de terciopelo color sangre, y
    sobre ella, como pequeña luna translúcida y luminosa, una perla, que el Rey
    cogía entre sus dedos y, para admiración de la corte, la depositaba en la
    palma de la mano de su hija.
    –Cuando cumplas quince años –decía abrazándola en cada ocasión–,
    mandaré hacer con ellas el más lindo collar del que jamás haya habido
    noticias.





    continuará


    https://idartesencasa.gov.co/sites/default/files/libros_pdf/84.%20Ficciones%20desde%20Brasil.pdf


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:42

    ***
    Aprobaban sonrientes la Reina y los cortesanos, imaginando el esplendor
    de la joya que se engarzaría con las raras perlas del Oriente.
    Acabada la ceremonia, cuando todos se habían retirado, la Princesa
    guardaba su perla junto con las otras en una caja de caoba forrada de seda,
    sin pensar más en ella hasta su próximo cumpleaños.
    Y así habían pasado más de catorce años.
    Fue una mañana de invierno del decimoquinto año, cuando la Princesa,
    que calentaba sus manos en el brasero, escuchó un ligero golpe en la
    ventana.
    Silencio. Otro golpe seco, como si a una rama la hubiera tocado el viento;
    pero no había árboles cerca de la ventana, ni hacía viento. Y el golpeteo
    seguía.
    La Princesa fue hasta la ventana y la abrió. Antes que sus manos
    comenzasen a tantear, un suave piquito fue a encontrarlas y suaves plumas
    las rozaron. Un ave que ella no sabría describir, cantó, puso su cabecita
    entre los dedos y comenzó a picotear el mármol de la cornisa cubierta de
    nieve.




    continuará


    https://idartesencasa.gov.co/sites/default/files/libros_pdf/84.%20Ficciones%20desde%20Brasil.pdf


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:43

    ***

    –¡Pobrecita! –pensó la Princesa–. Sufriendo en este frío y sin tener nada
    que comer.
    Se afligía, sin saber qué darle. Pero de repente, con un sobresalto de
    alegría, se acordó de las perlas, todos aquellos granos que su padre le había
    dado.
    Sin vacilar, fue hasta la cajita de caoba, sacó una perla, y en la palma de
    su mano, así como la recibió de su padre, se la ofreció al palomo.
    Un toque con el pico y se ausentó el ligero peso de la mano. Pronto el
    aletear de alas y un súbito viento en el rostro le dijeron también a la
    Princesa que su visitante se había marchado.
    Sonriendo, cerró la ventana.
    Pero pasados algunos días, en una tarde en que el viento aullaba entre las
    grietas, nuevamente unos toquiditos en la ventana parecieron llamarla. Ella
    recibió entre las manos a su dulce amigo y le dio una perla para que
    comiera, y entre un aletear de plumas, el ave se fue.
    Nevó e hizo mucho viento. Volvió el silencio a recostarse en el jardín. En
    la calma, el piquito tocó los cristales y la Princesa sonrió. La escena se
    volvió a repetir.
    No fue la última. Durante aquel mes, y todavía en el otro, el palomo fue a
    visitar a la Princesa. En cada ocasión se llevaba una perla. Y cada vez
    demoraba más sus visitas.
    De esta forma, la caja de caoba ya estaba vacía la mañana en que las
    campanas repicaron y la Princesa se acordó súbitamente de que era su
    cumpleaños. No tardaron mucho el Rey, la Reina y los cortesanos en entrar
    en sus aposentos. Y sobre la almohada, una perla.








    continuará


    https://idartesencasa.gov.co/sites/default/files/libros_pdf/84.%20Ficciones%20desde%20Brasil.pdf


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:45

    ***


    Pero en esta ocasión, después de colocarla en la mano de la hija, el Rey,
    en voz alta, le pidió las otras catorce, pues ya era la hora de mandar hacer el
    collar al joyero real.
    Se sobresaltó la Princesa. ¿Cómo iba a decirle a su padre, delante de
    todos, que ya no las tenía?
    Cerrados los párpados sobre su secreto, mintió por primera vez. Pidió a
    su padre que regresara en tres días pues no recordaba donde había guardado
    la cajita, y seguramente tardaría para encontrarla.
    El padre, pensando en las limitaciones de su hija para encontrar los
    objetos, aceptó, y salió con toda la corte.
    En cuanto quedó solita, la Princesa abrió la ventana. Pero llamar no le
    sirvió de nada. De nada le sirvió aplaudir. Ningún rumor de alas perturbó el
    silencio.
    Entonces una lágrima rodó lenta bajo los párpados cerrados, después
    otra, y otra. Todavía tibias sobre las pestañas, rápido se enfriaron en el
    viento frío del invierno, cayendo heladas por su rostro, hasta que se
    congelaron poco antes de alcanzar la cornisa.
    Fueron las congeladas lágrimas lo que ella encontró, recorriendo el
    mármol con sus dedos. Pero las sintió tan redondas y lisas que las
    confundió con las perlas y se alborozó de alegría, segura de que su amigo le
    había devuelto los preciosos granos.









    continuará


    https://idartesencasa.gov.co/sites/default/files/libros_pdf/84.%20Ficciones%20desde%20Brasil.pdf


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:46

    ***

    Cerró rápidamente la ventana, guardó su tesoro en la caja, y cuando su
    padre viniese, ella ya tenía qué darle.
    Pero cuando en tres días el Rey recibió la caja, no encontró en ella nada
    más que un charquito de agua mojando la seda.
    –¿Dónde están las perlas?– A punto de la furia, el padre exigía
    explicaciones, y la Princesa no tuvo otro remedio que contarle cómo había
    recibido la visita de un ave, cómo era que cantaba de frío, y cómo, para
    quitarle el hambre, le había dado, uno por uno, todos los granos.
    –¡¿Entonces no sabías el valor de aquellos granos?! –vociferó el Rey, sin
    poder contener su indignación. Y no había salido bien de sus aposentos
    cuando llamaba ya a gritos a su Ministro, ordenándole que los arqueros
    reales cazaran al palomo, y que le daría un valioso premio a quien le trajese
    las catorce perlas.
    Palomo, pensó la Princesa oyendo el mandato de su padre, ése era el
    nombre de su amigo. Palomo, al que los arqueros buscarían para matarlo.
    Se envolvió en un chal blanco de lana y abrió la puerta de vidrio que
    daba al jardín. Por primera vez, era necesario mirar. Lentamente, sin
    asustarse ni sorprenderse, abrió los ojos. Frente a ella, todo era apenas una
    larga curva de nieve, que deslumbraba, pero que en algún lugar escondía un
    palomo.





    continuará


    https://idartesencasa.gov.co/sites/default/files/libros_pdf/84.%20Ficciones%20desde%20Brasil.pdf


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Sáb 28 Oct 2023, 13:47

    ***

    Descendió los pocos escalones y comenzó a caminar. A veces se detenía,
    frotaba sus manos, aplaudía. La nieve apagaba sus llamados. Hundiéndose,
    tropezando, arrastrando chal y vestido, se alejó del palacio. Tal vez ahora ya
    estuviese en el campo. Pasó por una cerca de espinos. Adelante, veía
    algunos arbustos. Llegó a un pequeño bosque. Los negros árboles agitaban
    en el viento las descarnadas ramas. Nuevamente la Princesa batió palmas.
    Pero en esta ocasión, un rumor conocido se hizo escuchar. He aquí que
    entre lo negro y lo blanco, un bello palomo cenizo se acercó volando para
    posarse en su mano extendida.
    A lo lejos, un arquero escondido atrás de un tronco vio la mancha ceniza
    moviéndose en el fondo blanquísimo. No vio la silueta de la Princesa, que
    envuelta en su blanco chal, se confundía con la nieve.
    Sacó la flecha de la aljaba, tensó la cuerda. El palomo posó sus patitas de
    lacre en los dedos que lo esperaban, todavía batió sus alas para equilibrarse.
    Con un silbido de serpiente, lo alcanzó la saeta.
    Un estremecimiento, un volar de plumas y sangre, un rasgar de carnes.
    Atravesado el cenizo cuerpo, ni así calmó su hambre la punta de hierro.
    Todavía avanzó. Y fue a clavarse en el corazón de la Princesa.
    Tiemblan en el viento las negras ramas. Caída sobre la nieve, deshecho el
    capullo del chal, la Princesa cierra lentamente los ojos que había tardado
    tanto en abrir. Pero por la herida en el pecho del palomo rueda una perla,
    después otra y otra más. Catorce perlas escurren como gotas sobre el blanco
    regazo de la Princesa y preciosas, se anidan alrededor de su cuello. Como
    un collar.



    La espada y la rosa (1992)



    FIN
    https://idartesencasa.gov.co/sites/default/files/libros_pdf/84.%20Ficciones%20desde%20Brasil.pdf


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Lun 30 Oct 2023, 16:31

    Mario de Andrade



    (Mario Raúl de Morais Andrade; São Paulo, 1893 - 1945) Poeta, investigador y crítico brasileño, destacada figura del modernismo en su país por su actividad innovadora y experimental. Comenzó su carrera artística estudiando música en el conservatorio de São Paulo, donde luego fue profesor. Se acercó luego a la literatura como crítico de arte en revistas y diarios. Como investigador, cultivador y crítico abordó la poesía, la ficción, la música, las artes plásticas y el folclore.

    Mario de Andrade fue uno de los principales animadores de la que sería una pieza clave del futuro artístico de Brasil: la Semana de Arte Moderno, celebrada en São Paulo en 1922. Estuvo a cargo de la dirección del Departamento de Cultura del Municipio de São Paulo y de la cátedra de Historia y Filosofía del Arte en la Universidad del Distrito Federal, en Río de Janeiro.

    Su primer libro, Hay una gota de sangre en cada poema (1917), obedece a normas estilísticas, como la métrica y la rima, de influencia parnasiana; usa la poesía como forma de denunciar los horrores de la Primera Guerra Mundial. Posteriormente rompió con el parnasianismo elitista en su colección de poemas Paulicéia Desvariada (1922), considerado el primer libro del movimiento modernista, y que le valió el apodo de "Papa del modernismo brasileño". En el prólogo, manifiesto teórico tan confuso como ardiente, en forma de breves frases, Andrade anunciaba el Desvairismo, tendencia que propugnaba la completa autonomía del movimiento. Es una lírica que recoge evidentes influjos de Laforgue, en una acumulación de frases exclamativas, a veces sin verbo, creando una atmósfera sentimental y sarcástica a un tiempo.

    En Losango Cáqui (1926), la preocupación nacionalista predomina sobre la reflexión estética y poética. Es un libro de irónica atmósfera militar, donde se canta, por ejemplo, a los "involuntarios de la patria". Influidos por las vanguardias, sus poemas muestran la vida cotidiana y describen ideas y emociones simples con un tono irónico. Clã do Jabuti (1927) representa su etapa más nacionalista.

    En prosa destacan Amar, Verbo Intransitivo (1927) y Macunaíma (1928). La primera es una denuncia de la hipocresía de la clase burguesa de São Paulo y un análisis psicológico de los personajes que retoma las teorías de Freud y desmitifica las relaciones familiares. Macunaíma, novela donde está presente su nacionalismo, rompe con los modelos académicos, reelaborándolos con elementos folclóricos. A partir del protagonista, un antihéroe, describe el encuentro del indio amazónico con la tradición de la cultura europea en la ciudad de São Paulo.


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Lun 30 Oct 2023, 16:34

    Poesia de Mario de Andrade


    Mi alma tiene prisa

    (Poema Golosinas)



    Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora...

    Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

    Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

    Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

    Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

    No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

    No tolero a manipuladores y oportunistas.

    Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.

    Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.

    Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

    Quiero la esencia, mi alma tiene prisa...

    Sin muchos dulces en el paquete...

    Quiero vivir al lado de gente humana, ...muy humana.

    Que sepa reír de sus errores.

    Que no se envanezca con sus triunfos.

    Que no se considere electa, antes de la hora.

    Que no huya, de sus responsabilidades.

    Que defienda, la dignidad humana.

    Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

    Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

    Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas...

    Gente a quienes los golpes duros de la vida, le enseñaron a crecer con toques suaves en el alma.

    Sí...
    tengo prisa... -por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

    Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan...

    Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

    Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.

    Tenemos dos vidas y, la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una...



    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Lun 30 Oct 2023, 16:35

    De Mario de Andrade


    Mi alma tiene prisa

    (Poema Golosinas)



    Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora...

    Me siento como aquel niño que ganó un paquete de dulces: los primeros los comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocos, comenzó a saborearlos profundamente.

    Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

    Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

    Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.

    No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

    No tolero a manipuladores y oportunistas.

    Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.

    Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.

    Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

    Quiero la esencia, mi alma tiene prisa...

    Sin muchos dulces en el paquete...

    Quiero vivir al lado de gente humana, ...muy humana.

    Que sepa reír de sus errores.

    Que no se envanezca con sus triunfos.

    Que no se considere electa, antes de la hora.

    Que no huya, de sus responsabilidades.

    Que defienda, la dignidad humana.

    Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

    Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

    Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas...

    Gente a quienes los golpes duros de la vida, le enseñaron a crecer con toques suaves en el alma.

    Sí...
    tengo prisa... -por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

    Pretendo no desperdiciar parte alguna de los dulces que me quedan...

    Estoy seguro que serán más exquisitos que los que hasta ahora he comido.

    Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.

    Tenemos dos vidas y, la segunda comienza cuando te das cuenta que sólo tienes una...



    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Lun 30 Oct 2023, 16:37

    De Mario de Andrade


    Tristeza

    Profundo. Inmundo mi corazón.

    Mira el edificio: Mataderos del Continental.

    Los vicios me enviciaron en los halagos sin sacrificios…

    Mi alma oscila como la avenida São João…



    ¡Y dicen que los polichinelos son alegres!

    Yo nunca los he escuchados en mis arlequines interiores…



    Paulinas, mi novia…. Hay matrimonios así…

    ¡Nadie les asistirá jamás!

    ¡Las permanencias de ser uno en la fiebre!

    Nunca nos encontramos…

    Pero hay encuentros en la medianoche de Armenonville…



    Y tuvimos una hija, solamente una…

    Bautismos del sr. Cura Bruma;



    Agua bendita de las garúas monótonas…

    La registré en la oficina de Consolaçao…

    La llamé Soledad de las Plebes….



    ¡Los pobres cabellos cortados de nuestra monja!






    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Lun 30 Oct 2023, 16:38

    De Mario de Andrade:


    Cuarenta años


    La vida es para mí, te ves a ti mismo

    Una felicidad sin descanso;

    Ni siquiera sé si lo disfruto más, porque

    el disfrute Solo se puede medir en el sufrimiento.

    Sé que todo es un error, pero saber



    De eso, persisto en engañarme a mí mismo …

    Me atrevo Decir que la vida era el bien precioso

    Eso me encantó. Fue mi pecado …

    horrendo Sería, ahora que avanza la vejez,



    Que me siento completo y más allá de la suerte,

    Aférrate a esta vida herida.

    Haré mi fin mi esperanza ¡Oh, duerme, ven! …

    Que quiero amar la muerte Con el mismo

    engaño con el que amaba la vida.



    https://faustomarcelo.blogspot.com/2021/08/poemas-de-mario-de-andrade.html


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70752
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Maria Lua Lun 06 Nov 2023, 09:29

    Literatura brasileña: los autores detrás de un fenómeno que crece en el mercado
    Cada vez son más las obras que se traducen, aunque no con la velocidad esperada, y también van ganando interés los programas de estudio centrados en su cultura


    Con recetas probadas como Clarice Lispector y nuevos nombres la literatura brasileña –Santiago Tissot, Amilcar Bettega, José Falero, entre ellos– avanza en el mercado editorial argentino apoyada por cursos, charlas y seminarios pensados para darle difusión a la producción literaria del vecino país del cual no solo nos separan las fronteras geográficas sino también la diferencia lingüística.

    Por un lado, académicos y editores coinciden en que la representación de la literatura de Brasil en los estantes de las librerías argentinas tiene notables ausencias y representaciones con traducciones deficientes, y mucha menor envergadura que best sellers como Mi planta de naranja lima, de José Mauro de Vasconcelos, o Doña Flor y sus dos maridos, de Jorge Amado. Sin embargo, señalan que algunos proyectos en marcha buscan llenar las lagunas y poner a disposición de los lectores no solo los clásicos sino también las nuevas plumas del país vecino.

    Paralelamente, desde el ámbito académico, se multiplican los programas centrados en la literatura o, con mayor amplitud la cultura de Brasil, que funcionan a modo de ventanas para “espiar” y disfrutar lo que hacen escritores y artistas del otro lado de la frontera.

    Las grandes voces del Brasil no siempre estuvieron al alcance de los lectores argentinos. Quienes han sido alumnos de la cátedra de Literatura Brasileña que se dicta desde hace más de cuatro décadas en la carrera de Letras de la Universidad de Buenos Aires recuerdan que los textos que se leían llegaban fotocopiados de libros que no se editaban en la Argentina o de traducciones que hacían los mismos docentes.

    Hoy el titular de la materia es Gonzalo Aguilar, quien dirige, junto con su antecesora, Florencia Garramuño, la colección Vereda Brasil de la editorial Corregidor, que ya lleva publicados más de treinta títulos, desde Oswald de Andrade y Graciliano Ramos a autores más actuales, como Paulo Leminski, Ana Cristina César, Ferréz, Bernardo Carvalho o ahora Divorcio, de Ricardo Lísias.

    Aguilar abre párrafo aparte con su principal tesoro: la obra de Clarice Lispector. “Estamos traduciendo todos sus libros, ya que la editorial adquirió sus derechos para los países latinoamericanos”, analiza el especialista, quien define a la autora de La hora de la estrella, que se lee en la cátedra desde sus inicios, como un “verdadero fenómeno de características mundiales”.




    continuará


    https://www.infobae.com/cultura/2021/12/10/literatura-brasilena-radiografia-de-sus-autores-en-el-mercado/


    _________________



    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Luna7

    Contenido patrocinado


    LA LITERATURA BRASILEÑA - Página 21 Empty Re: LA LITERATURA BRASILEÑA

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom 23 Jun 2024, 23:54