Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 990598 mensajes en 45705 argumentos.

Tenemos 1530 miembros registrados

El último usuario registrado es Antonio Arjona (Trovador)

Últimos temas

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyHoy a las 06:55 por Pascual Lopez Sanchez

» José Carlos Llop (1956-
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyHoy a las 05:56 por Pedro Casas Serra

» ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyHoy a las 04:38 por Pedro Casas Serra

» Sobre la poesía, mis poemas y otras cosas
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyHoy a las 04:35 por Pedro Casas Serra

» POESÍA SOCIAL XVIII
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyHoy a las 00:35 por Lluvia Abril

» POESÍA ÁRABE
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyAyer a las 15:20 por cecilia gargantini

» POESÍA ESQUIMAL
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyAyer a las 15:16 por cecilia gargantini

» KABIR
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyAyer a las 15:11 por cecilia gargantini

» títeres del Sistema (pa'l güasapeo)
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyAyer a las 15:07 por cecilia gargantini

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 EmptyAyer a las 14:46 por Maria Lua

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 71 usuarios en línea: 1 Registrado, 2 Ocultos y 68 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

javier eguílaz


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Marzo 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty

+3
Pedro Casas Serra
Evangelina Valdez
Maria Lua
7 participantes

    JAIME SABINES (1926-1999)

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Miér 07 Mayo 2014, 14:50














    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Miér 07 Mayo 2014, 15:21



    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 37221
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por cecilia gargantini Jue 08 Mayo 2014, 07:18

    Gracias, mis queridas Lua y Evangelina, por todo lo que nos dan!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Besitossssssssssss, amigas
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7513
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 66

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Evangelina Valdez Vie 09 Mayo 2014, 11:16

    Gracias María por más aportes.
    Gracias Ceci por tu cariño.
    Besos a ambas.

    Cuba 65

    VII


    Un día, en Banagüises, una pequeña aldea,
    sentí las gentes, sentí el campo, sentí la verdad de Cuba.
    Son gentes viejas y tranquilas
    (yo lloré con Ignacio, con Jabay, con Juanita)
    las casas de madera y los portales amplios
    (yo lloré con su paz y su melancolía).

    Una calle asfaltada, orgullosa, atraviesa
    el vecindario hasta la vía.
    Cerca, los trenes jalan la caña
    y cargan el mediodía.
    Están allí como los árboles:
    las mujeres, los niños, la panadería.
    Tienen el suelo abajo y el sol encima.

    Aquí las cosas pasan lentamente,
    las ideas se comen, los alimentos se meditan,
    los brazos salen de la tierra,
    los yerbazales se agitan,
    un perro de piedra corre en las calles
    y corre un pozo de agua bendita.
    Un joven muerto es un obelisco
    y el aire es el sueño de una muchacha bonita.

    Banagüises, que llevó mi padre
    en el pecho como una reliquia,
    es un pueblo joven y viejo
    de esta nueva Cuba tan antigua.


    ----------

    SEGUNDA PARTE

    IV


    Un año o dos o tres,
    te da lo mismo.
    ¿Cuál reloj en la muerte?, ¿qué campana
    incesante, silenciosa, llama y llama?
    ¿qué subterránea voz no pronunciada?
    ¿qué grito hundido, hundiéndose, infinito
    de los dientes atrás, en la garganta
    aérea, flotante, pare escamas?

    ¿Para esto vivir? ¿para sentir prestados
    los brazos y las piernas y la cara,
    arrendados al hoyo, entretenidos
    los jugos en la cáscara?
    ¿para exprimir los ojos noche
    a noche en el temblor obscuro de la cama,
    remolino de quietas transparencias,
    descendimiento de la náusea?

    ¿Para esto morir?
    ¿para inventar el alma,
    el vestido de Dios, la eternidad, el agua
    del aguacero de la muerte, la esperanza?
    ¿morir para pescar?
    ¿para atrapar con su red a la araña?

    Estás sobre la playa de algodones
    y tu marca de sombras sube y baja.

    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7513
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 66

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Evangelina Valdez Vie 09 Mayo 2014, 11:19

    Tú eres mi marido

    Tú eres mi marido y yo soy tu mujer.
    Tú eres mi hermana y yo soy tu hermano.
    Tú eres mi madre y yo soy tu hijo.
    Los dos somos nada más uno.
    Tú te abres y yo te penetro.
    Tú eres María y yo soy José.
    Tú me abrazas y yo te envuelvo.
    Tú eres mi sangre y yo soy tu piel.
    Carmen y Rosa, Berta y Beatriz,
    Carlos y Pedro, Jorge, Rubén,
    tú eres el vaso, el agua, la piedra,
    el carbón, el vinagre, la miel,

    yo soy tu boca, tu mano, tu ombligo,
    tu oreja, tu lengua, tu uña, tu pie.

    Los dos somos nada más uno,
    somos qué, cuándo, quién.

    Tú eres mi hija, mi nieta, mi extraña.
    Yo soy tu marido, tú eres mi mujer.


    ------------

    AMANECE LA SANGRE DICIÉNDOME...

    Amanece la sangre doliéndome
    y el cigarro amargo.
    La herida de los ojos abierta para el alcohol del sol.
    Y una fatiga, un cansancio, un remordimiento de estar vivo.
    ¿A quién le hago el juego, Tarumba?

    (Perdóname. Tú sabes que digo esas cosas por decir algo.
    Es un remordimiento de estar muerto).

    Mi mujer y mi hijo esperan allá fuera,
    y yo me quejo.
    Voy a comprar unas frutas para los tres;
    me gusta ver que mi hijo brinca en el vientre de su madre
    al olor remoto de los mangos.

    (Cuando nazca mi hijo, Tarumba, tú le vas a enseñar
    los árboles y los caballos).
    SILVIA SAVALL
    SILVIA SAVALL
    España


    Cantidad de envíos : 4153
    Fecha de inscripción : 02/07/2012
    Edad : 54
    Localización : Alzira / Valencia/ España

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por SILVIA SAVALL Vie 09 Mayo 2014, 20:46

    Me encanta este poeta, no lo conocía, muchas gracias por compartirlo.

    Un abrazo inmenso.
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Lun 12 Mayo 2014, 21:02

    Gracias, Silvia...
    Jaime Sabines es un poeta
    que me encanta!
    Besos
    Maria Lua


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Evangelina Valdez
    Evangelina Valdez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 7513
    Fecha de inscripción : 24/07/2009
    Edad : 66

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Evangelina Valdez Mar 13 Mayo 2014, 17:34

    ADÁN Y EVA I

    —Estábamos en el paraíso. En el paraíso no ocurre nunca nada. No nos conocíamos. Eva, levántate.

    —Tengo amor, sueño, hambre. ¿Amaneció?.

    —Es de día, pero aún hay estrellas. El sol viene de lejos hacia nosotros y empiezan a galopar los árboles. Escucha.

    —Yo quiero morder tu quijada. Ven. Estoy desnuda, macerada, y huelo a ti.

    Adán fue hacia ella y la tomó. Y parecía que los dos se habían metido en un río muy ancho, y que jugaban con el agua hasta el cuello, y reían, mientras pequeños peces equivocados les mordían las piernas.


    ---------------

    "ALELUYA"

    Si hubiera de morir dentro de unos instantes, escribiría estas sabias palabras: árbol del pan y de la miel, ruibarbo, cocacola, zonite, cruz gamada. Y me echaría a llorar.

    Uno puede llorar hasta con la palabra «excusado» si tiene ganas de llorar.

    Y esto es lo que hoy me pasa. Estoy dispuesto a perder hasta las uñas, a sacarme los ojos y exprimirlos como limones sobre la taza de café. («Te convido a una taza de café con cascaritas de ojo, corazón mío»).

    Antes de que caiga sobre mi lengua el hielo del silencio, antes de que se raje mi garganta y mi corazón se desplome como una bolsa de cuero, quiero decirte, vida mía, lo agradecido que estoy, por este hígado estupendo que me dejó comer todas tus rosas, el día que entré a tu jardín oculto sin que nadie me viera.

    Lo recuerdo. Me llené el corazón de diamantes —que son estrellas caídas y envejecidas en el polvo de la tierra— y lo anduve sonando como una sonaja mientras reía. No tengo otro rencor que el que tengo, y eso porque pude nacer antes y no lo hiciste.

    No pongas el amor en mis manos como un pájaro muerto.

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Miér 14 Mayo 2014, 09:33

    Gracias, amiga Evangelina!
    Tu participación es preciosa!
    Besos
    Maria Lua


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Simon Abadia
    Simon Abadia
    España


    Cantidad de envíos : 12476
    Fecha de inscripción : 14/01/2010
    Edad : 82
    Localización : Barcelona

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Simon Abadia Vie 23 Mayo 2014, 14:13

    Hacia tiempo que no lo leía
    y me gustaba mucho,
    ahora lo estoy disfrutando. GRANDE SU POESÍA.
    Gracias Maria y Evangelina
    Besos
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 37221
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por cecilia gargantini Vie 23 Mayo 2014, 16:28

    Gracias Luita y Evangelina, por este bello aporte!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Besitosssssssssss miles para cada una
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Dom 24 Mayo 2020, 06:37



    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Lun 11 Ene 2021, 05:32

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]






    Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.


    Trato de escribir que te amo.


    Trato de decir a oscuras todo esto.


    No quiero que nadie se entere,


    que nadie me mire a las tres de la mañana


    paseando de un lado a otro de la estancia,


    loco, lleno de ti, enamorado.


    Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.


    Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,


    lo grita mi corazón amordazado.


    Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,


    lo digo incansablemente,


    y estoy seguro que habrá de amanecer.




    _________________


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Mar 12 Ene 2021, 08:16

    «No es que muera de amor, muero de ti…»





    No es que muera de amor, muero de ti.
    Muero de ti, amor, de amor de ti,
    de urgencia mía de mi piel de ti,
    de mi alma, de ti y de mi boca
    y del insoportable que yo soy sin ti.



    Muero de ti y de mi, muero de ambos,
    de nosotros, de ese,
    desgarrado, partido,
    me muero, te muero, lo morimos.



    Morimos en mi cuarto en que estoy solo,
    en mi cama en que faltas,
    en la calle donde mi brazo va vacío,
    en el cine y los parques, los tranvías,
    los lugares donde mi hombro
    acostumbra tu cabeza
    y mi mano tu mano
    y todo yo te sé como yo mismo.



    Morimos en el sitio que le he prestado al aire
    para que estés fuera de mí,
    y en el lugar en que el aire se acaba
    cuando te echo mi piel encima
    y nos conocemos en nosotros,
    separados del mundo, dichosa, penetrada,
    y cierto , interminable.



    Morimos, lo sabemos, lo ignoran, nos morimos
    entre los dos, ahora, separados,
    del uno al otro, diariamente,
    cayéndonos en múltiples estatuas,
    en gestos que no vemos,
    en nuestras manos que nos necesitan.



    Nos morimos, amor, muero en tu vientre
    que no muerdo ni beso,
    en tus muslos dulcísimos y vivos,
    en tu carne sin fin, muero de máscaras,
    de triángulos oscuros e incesantes.
    Muero de mi cuerpo y de tu cuerpo,
    de nuestra muerte ,amor, muero, morimos.
    En el pozo de amor a todas horas,
    inconsolable, a gritos,
    dentro de mi, quiero decir, te llamo,
    te llaman los que nacen, los que vienen
    de atrás, de ti, los que a ti llegan.
    Nos morimos, amor, y nada hacemos
    sino morirnos más, hora tras hora,
    y escribirnos y hablarnos y morirnos.










    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Dom 17 Ene 2021, 08:05

    Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,


    lo grita mi corazón amordazado.


    Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,


    lo digo incansablemente,


    y estoy seguro que habrá de amanecer.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Mar 22 Mar 2022, 13:19

    TU NOMBRE


    Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.
    Trato de escribir que te amo.
    Trato de decir a oscuras todo esto.
    No quiero que nadie se entere,
    que nadie me mire a las tres de la mañana
    paseando de un lado a otro de la estancia,
    loco, lleno de ti, enamorado.
    Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.
    Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,
    lo grita mi corazón amordazado.
    Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,
    lo digo incansablemente,
    y estoy seguro que habrá de amanecer.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Dom 28 Ago 2022, 15:56



    Lento, amargo animal
    que soy, que he sido.
    Horal, 1950

    Yo no lo sé de cierto...
    Yo no lo sé de cierto, pero supongo
    que una mujer y un hombre algún día se quieren,
    se van quedando solos poco a poco,
    algo en su corazón les dice que están solos,
    solos sobre la tierra se penetran,
    se van matando el uno al otro.
    Todo se hace en silencio. Como
    se hace la luz dentro del ojo.
    El amor une cuerpos.
    En silencio se van llenando el uno al otro.
    Cualquier día despiertan, sobre brazos;
    piensan entonces que lo saben todo.
    Se ven desnudos y lo saben todo.
    (Yo no lo sé de cierto. Lo supongo).


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Dom 28 Ago 2022, 15:57

    Los amorosos



    Los amorosos callan.
    El amor es el silencio más fino,
    el más tembloroso, el más insoportable.
    Los amorosos buscan,
    los amorosos son los que abandonan,
    son los que cambian, los que olvidan.
    Su corazón les dice que nunca han de encontrar,
    no encuentran, buscan.
    Los amorosos andan como locos
    porque están solos, solos, solos,
    entregándose, dándose a cada rato,
    llorando porque no salvan al amor.
    Les preocupa el amor. Los amorosos
    viven al día, no pueden hacer más, no saben.
    Siempre se están yendo,
    siempre, hacia alguna parte.
    Esperan,
    no esperan nada, pero esperan.
    Saben que nunca han de encontrar.
    El amor es la prórroga perpetua,
    siempre el paso siguiente, el otro, el otro.
    Los amorosos son los insaciables.
    Los que siempre -¡qué bueno!- han de estar solos.
    Los amorosos son la hidra del cuento.
    Tienen serpientes en lugar de brazos.
    las venas del cuello se les hinchan
    también como serpientes para asfixiarlos.
    Los amorosos no pueden dormir
    porque si se duermen se los comen los gusanos.
    En la obscuridad abren los ojos
    y les cae en ellos el espanto.
    Encuentran alacranes bajo la sábana
    y su cama flota corno sobre un lago.
    Los amorosos son locos, sólo locos,
    sin Dios y sin diablo.
    Los amorosos salen de sus cuevas
    temblorosos, hambrientos,
    a cazar fantasmas.
    Se ríen de las gentes que lo saben todo,
    de las que aman a perpetuidad, verídicamente,
    de las que creen en el amor como en una lámpara de inagotable aceite.
    Los amorosos juegan a coger el agua,
    a tatuar el humo, a no irse.
    Juegan el largo, el triste juego del amor.
    Nadie ha de resignarse.
    Dicen que nadie ha de resignarse.
    Los amorosos se avergüenzan de toda conformación.
    Vacíos, pero vacíos de una a otra costilla,
    la muerte les fermenta detrás de los ojos,
    y ellos caminan, lloran hasta la madrugada
    en que trenes y gallos se despiden dolorosamente.
    Les llega a veces un olor a tierra recién nacida,
    a mujeres que duermen con la mano en el sexo,
    complacidas, a arroyos de agua tierna y a cocinas.
    Los amorosos se ponen a cantar entre labios
    una canción no aprendida.
    Y se van llorando, llorando
    la hermosa vida.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Dom 28 Ago 2022, 15:59

    Entresuelo



    Un ropero, un espejo, una silla,
    ninguna estrella, mi cuarto, una ventana,
    la noche como siempre, y yo sin hambre,
    con un chicle y un sueño, una esperanza.
    Hay muchos hombres fuera, en todas partes,
    y más allá la niebla, la mañana.
    Hay árboles helados, tierra seca,
    peces fijos idénticos al agua,
    nidos durmiendo bajo tibias palomas.
    Aquí, no hay mujer. Me falta.
    Mi corazón desde hace días quiere hincarse
    bajo alguna caricia, una palabra.
    Es áspera la noche. Contra muros, la sombra
    lenta como los muertos, se arrastra.
    Esa mujer y yo estuvimos pegados con agua.
    Su piel sobre mis huesos
    y mis ojos dentro de su mirada.
    Nos hemos muerto muchas veces
    al pie del alba.
    Recuerdo que recuerdo su nombre,
    sus labios, su transparente falda.
    Tiene los pechos dulces, y de un lugar
    a otro de su cuerpo hay una gran distancia:
    de pezón a pezón cien labios y una hora,
    de pupila a pupila un corazón, dos lágrimas.
    Yo la quiero hasta el fondo de todos los abismos,
    hasta el último vuelo de la última ala,
    cuando la carne toda no sea carne, ni el alma
    sea alma.
    Es precioso querer. Yo ya lo sé. La quiero.
    ¡Es tan dura, tan tibia, tan clara!
    Esta noche me falta.
    Sube un violín desde la calle hasta mi cama.
    Ayer miré dos niños que ante un escaparate
    de maniquíes desnudos se peinaban.
    El silbato del tren me preocupó tres años,
    hoy se que es una máquina.
    Ningún adiós mejor que el de todos los días
    a cada cosa, en cada instante, alta
    la sangre iluminada.
    Desamparada sangre, noche blanda,
    tabaco del insomnio, triste cama.
    Yo me voy a otra parte.
    Y me llevo mi mano, que tanto escribe y habla.






    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    p95


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39915
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 21 Nov 2022, 07:09

    .


    Otros poemas de Jaime Sabines:


    De Horal, 1950:


    HORAL

    El mar se mide por olas,
    el cielo por alas,
    ,,,,,,,,,nosotros por lágrimas.

    El aire descansa en las hojas,
    el agua en los ojos,
    ,,,,,,,,,nosotros en nada.

    Parece que sales y soles,
    nosotros y nada...




    De La señal, 1951:


    DEL CORAZÓN DEL HOMBRE

    He mirado a estas horas muchas cosas sobre la tierra
    y sólo me ha dolido el corazón del hombre.
    Sueña y no descansa.
    No tiene casa sobre el mundo.
    Es solo.
    Se apoya en Dios o cae sobre la muerte,
    pero no descansa.

    El corazón del hombre sueña
    y anda solo en la tierra
    a lo largo de los días, perpetuamente.

    Es una mala jugada



    DE LA ESPERANZA

    Entreteneos aquí con la esperanza.
    El júbilo del día que vendrá
    os germina en los ojos como una luz reciente.
    Pero ese día que vendrá no ha de venir: es éste.



    DEL DOLOR

    Había sido escrito en el primer testamento del hombre:
    No lo desprecies porque ha de enseñarte muchas cosas.
    Hospédalo en tu corazón esta noche.
    Al amanecer ha de irse. Pero no olvidarás
    lo que te dijo desde la dura sombra.



    DE LA MUERTE

    Enterradla.
    Hay muchos hombre quietos, bajo tierra,
    que han de cuidarla.
    No la dejéis aquí,
    enterradla.



    NO LO SALVES DE LA TRISTEZA, SOLEDAD

    No lo salves de la tristeza, sokedad,
    no lo cures de la ternura que lo enferma.
    Dale dolor, apriétalo en tus manos,
    muérdele el corazón hasta que apenda.
    No lo consueles, déjalo tirado,
    sobre su lecho como un haz de yerba.



    ÉSA ES SU VENTANA

    Esa es su ventana.
    Allí la espera el tiempo.
    Tras el cristal su rostro
    invisible, en silencio.
    Me mira, ciega y dulce,
    con los ojos abiertos.

    La noche está a mi lado,
    su ventana está lejos.
    Alguien la busca a veces
    vestida de negro,
    joven madre del luto,
    flor del viento.

    Sus manos rezan
    sobre su pecho.
    Y ella, niña, me mira
    con sus ojos viejos.
    Y yo la busco
    dulce, muerto.



    CAPRICHOS

    1

    La niña toca el piano
    mientras un gato la mira.
    En la pared hay un cuadro
    con una flor amarilla.
    La niña morena y flaca
    le pega al piano y la mira
    mientras un duende le jala
    las trenzas y la risa.
    La niña y el piano siguen
    en la casa vacía.

    2

    El cielo estaba en las nubes
    y las nubes en los pájaros,
    los pájaros en el aire
    y el aire sobre sus manos.

    La yerba le acariciaba
    ásperamente los labios
    y sus ojos le contaban
    una tristeza de algo:

    como ropa de mujer
    tendida, limpia, en el campo.

    3

    Llenas de tierra las manos
    y los ojos llenos de agua,
    voy a decirte un secreto:
    no tengo casa.
    No, no tengo casa.

    Desabrochame la piel
    de la espalda
    y úntame yodo y arena
    para borrar esa marca.
    Tengo una marca.

    No me dejes en el cuello
    la garganta
    callándose tanto tiempo
    lo de mi casa.
    Que me duele, de veras,
    no tener casa.



    ¡QUÉ RISUEÑO CONTACTO

    ¡Qué risueño contacto el de tus ojos,
    ligeros como palomas asustadas a la orilla del agua!
    ¡Qué rápido contacto el de tus ojos
    con mi mirada!

    ¿Quién eres tú? ¡Qué importa!
    A pesar de ti misma,
    hay en tus ojos una breve palabra
    enigmática.
    No quiero saberla. Me gustas
    mirándome de lado, escondida, asustada.
    Así puedo pensar que huyes de algo,
    de mí o de ti, de nada,
    de esas tentaciones que dicen que persiguen a la mujer
    ..........casada.



    EL DIABLO Y YO NOS ENTENDEMOS

    El diablo y yo nos entendemos
    como dos viejos amigos.
    A veces se hace mi sombra,
    va a todas partes conmigo.
    Se me trepa a la nariz
    y me la muerde
    y la quiebra con sus dientes finos.
    Cuando estoy en la ventana
    me dice ¡brinca!
    detrás del oído.
    Aquí en la cama se acuesta
    a mis pies como un niño
    y me ilumina el insomnio
    con luces de artificio.
    Nunca se está quieto.
    Anda como un maldito,
    como un loco, adivinando
    cosas que no me digo.
    Quien sabe qué gotas pone
    en mis ojos, que me miro
    a veces cara de diablo
    cuando estoy distraído.
    De vez en cuando me toma
    los dedos mientras escribo.
    Es raro y simple. Parece
    a veces arrepentido.
    El pobre no sabe nada
    de sí mismo.
    Cuando soy santo me pongo
    a murmurarle al oído
    y lo mareo y me desquito.
    Pero después de todo
    somos amigos
    y tiene una ternura como un membrillo
    y se siente solo el pobrecito



    A ESTAS HORAS, AQUÍ

    Habría que bailar ese danzón que tocan en el cabaret de abajo,
    dejar mi cuarto encerrado
    y bajar a bailar entre borrachos.
    Uno es un tonto en una cama acostado,
    sin mujer, aburrido, pensando,
    sólo pensando.
    No tengo "hambre de amor", pero no quiero
    pasar todas las noches embrocado
    mirándome los brazos,
    o, apagada la luz, trazando líneas con la luz del cigarro.
    Leer, o recordar,
    o sentirme tufos de literato,
    o esperar algo.
    Habría que bajar a una calle desierta
    y con las manos en la bolsas, despacio,
    caminar con mis pies e irles diciendo:
    uno, dos, tres, cuatro...
    Este cielo de México es oscuro,
    lleno de gatos,
    con estrellas miedosas
    y con el aire apretado.
    (Anoche, sin embargo, había llovido
    y era fresco, amoroso, delgado.)
    Hoy habría que pasármela llorando
    en una acera húmeda, al pie de un árbol,
    o esperar un tranvía escandaloso
    para gritar con fuerzas, bien alto.
    Si yo tuviera un perro podría acariciarlo.
    Si yo tuviera un hijo le enseñaría mi retrato
    o le diría un cuento
    que no dijera nada, pero que fuera largo.
    Yo ya no quiero, no, yo ya no quiero
    seguir todas las noches vigilando
    cuándo voy a dormirme, cuándo.
    Yo lo que quiero es que pase algo,
    que me muera de veras
    o que de veras esté fastidiado,
    o cuando menos que se caiga el techo
    de mi casa un rato.

    La jaula que me cuente sus amores con el canario.
    La pobre luna, a la que todavía le cantan los gitanos,
    y la dulce luna de mi armario,
    que me digan algo,
    que me hablen en metáforas, como dicen que hablan,
    este vino es amargo,
    bajo la lengua tengo un escarabajo.

    ¡Qué bueno que se quedara mi cuarto
    toda la noche solo,
    hecho un tonto, mirando!



    LOS HE VISTO EN EL CINE

    Los he visto en el cine,
    frente a los teatros,
    en los tranvías y en los parques,
    los dedos y los ojos apretados.
    Las muchachas ofrecen en las salas oscuras
    sus senos a las manos
    y abren la boca a la caricia húmeda
    y separan los muslos para invisibles sátiros.
    Los he visto quererse anticipadamente, adivinando
    el goce que los vestidos cubren, el engaño
    de la palabra tierna que desea,
    el uno al otro extraño.
    Es la flor que florece
    en el día más largo,
    el corazón que espera,
    el que tiembla lo mismo que un ciego en un presagio.
     
    Esa niña que hoy vi tenía catorce años,
    a su lado sus padres le miraban la risa
    igual que si ella se la hubiera robado.
     
    Los he visto a menudo
    —a ellos, a los enamorados—
    en las aceras, sobre la yerba, bajo un árbol,
    encontrarse en la carne,
    sellarse con los labios.
    Y he visto el cielo negro
    en el que no hay ni pájaros,
    y estructuras de acero
    y casa pobres, patios,
    lugares olvidados.
    Y ellos, constantes, tiemblan
    se ponen en sus manos,
    y el amor se sonríe, los mueve, les enseña,
    igual que un viejo abuelo desengañado.



    DESPUÉS DE TODO

    Después de todo -pero después de todo-
    sólo se trata de acostarse juntos,
    se trata de la carne,
    de los cuerpos desnudos,
    lámpara de la muerte en el mundo.

    Gloria degollada, sobreviviente
    del tiempo sordomudo,
    mezquina paga de los que mueren juntos.

    A la miseria del placer, eternidad,
    condenaste la búsqueda, al injusto
    fracaso encadenaste sed,
    clavaste el corazón a un muro.

    Se trata de mi cuerpo al que bendigo,
    contra el que lucho,
    el que ha de darme todo
    en un silencio robusto
    y el que se muere y mata a menudo.

    Soledad, márcame con tu pie desnudo,
    aprieta mi corazón como las uvas
    y lléname la boca con su licor maduro.



    EN MEDIO DE LAS RISAS

    En medio de las risas y testigo del llanto,
    oyendo y viendo gentes remotas a mi lado,
    en una soledad sin palabras ni gestos,
    acaso solo y triste, me doy cuenta, me hablo.
    Por este no morirme me estoy muriendo a diario.
    Desde mi cuerpo grito noche a noche, me espanto
    de que sean míos mis brazos,
    de que yo sea mi cuerpo, tan ajeno, tan largo.
    El dolor de mi espalda no es mi dolor. ¡Qué amargo
    el endulzar las horas con libros sabios!

    Podría estar aquí si no estuviera
    en un hombre sin labios.
    Me aproximo a la tinta cuando escribo llorando.
    Hace una hora estuve en un Café, en la calle,
    en un colegio del que mejor no hablo.
    Ayer fui al cine. Antier
    me quedé en mi cuarto.
    Todos hacen que viven o que mueren,
    yo hago que hago.

    Hablo de este dolor y de esta ausencia,
    de tu dolor y de tu ausencia es que hablo.
    De tu pleito de anoche con tu hermano,
    de tu tristeza, huérfano, de tu disgusto, enamorado,
    de tu esperanza, pobre, de tu ternura, desgraciado.
    Hablo de todo lo que tiene origen
    en este estar aquí desesperado
    y hablo también de lo que no lo tiene
    y nos zozobra dentro y nos golpea
    como un pájaro ciego enajenado.

    Mi sangre es sangre de hombre
    y yo no la compré ni la regalo.
    Cae gota a gota de mi lengua cuando hablo
    porque tengo la lengua en mi quijada
    clavada con un clavo.
    Pero mi sangre abunda,
    viene de todos los desamparados,
    de todos los que no esperan nada esperanzados.

    Terribles, largos días, breves años,
    sin casa nunca, sin descanso.
    El corazón golpeándome en las manos,
    los ojos sumergidos en un vaso con noche
    sobre el buró, mirando.
    Y otra vez el rebelde y el manso.
    Y el buscarse entre extraños
    que se visten de uno y hablan como uno a ratos.

    Quizás yo soy este dolor de muelas
    en la cara del diablo.

    Detrás de todas ventanas vacías
    que ven pasar de noche el viejo espanto
    yo soy como una vela enmudecida
    en las manos de sombra del milagro.




    De Tarumba, 1956:


    PRÓLOGO

    Estamos haciendo un libro
    testimonio de lo que no decimos.
    Reunimos nuestro tiempo, nuestros dolores,
    nuestros ojos, las manos que tuvimos,
    los corazones que ensayamos;
    nos traemos al libro,
    y quedamos, no obstante,
    más grandes y más miserables que el libro.
    El lamento no es el dolor.
    El canto no es el pájaro.
    El libro no soy yo, ni es mi hijo,
    ni es la sombra de mi hijo.
    El libro es sólo el tiempo,
    un tiempo mío entre todos mis tiempos,
    un grano en la mazorca,
    un pedazo de hidra.



    LA MUJER GORDA

    La mujer gorda, Tarumba,
    camina con la cabeza levantada.
    El cojo le dice al idiota: Te alcancé.
    El boticario llora por enfermedades.
    Yo los miro a todos desde la puerta de mi casa,
    desde el agua de un pozo,
    desde el cielo,
    y sólo tú me gustas, Tarumba,
    que quieres café y que llueva.
    No sé qué cosa eres,
    cuál es tu nombre verdadero,
    pero podrías ser mi hermano o yo mismo.
    Podrías ser también un fantasma,
    o el hijo de un fantasma,
    o el nieto de alguien que no existió nunca.
    Porque a veces quiero decirte: Tarumba,
    ¿en dónde estás?



    A CABALLO

    A caballo, Tarumba,
    hay que montar a caballo
    para recorrer este país,
    para conocer a tu mujer,
    para desear a la que deseas,
    para abrir el hoyo de tu muerte,
    para levantar tu resurrección.
    A caballo tus ojos,
    el salmo de tus ojos,
    el sueño de tus piernas cansadas.
    A caballo en el territorio de la malaria,
    tiempo enfermo,
    hembra caliente,
    risa a gotas.
    A donde llegan noticias de vírgenes,
    periódicos con santos,
    y telegramas de corazones deportivos como una bandera.
    A caballo, Tarumba, sobre el río,
    sobre la laja de agua, la vigilia,
    la hoja frágil del sueño
    (cuando tus manos se despiertan con nalgas),
    y el vidrio de la muerte en el que miras
    tu corazón pequeño.
    A caballo, Tarumba,
    hasta el vertedero del sol.



    ¡QUÉ PUTAS PUEDO HACER CON MI RODILLA

    ¿Qué putas puedo hacer con mi rodilla,
    con mi pierna tan larga y tan flaca,
    con mis brazos, con mi lengua,
    con mis flacos ojos?
    ¿Qué puedo hacer en este remolino
    de imbéciles de buena voluntad?
    ¿Qué puedo con inteligentes podridos
    y con dulces niñas que no quieren hombre sino poesía?
    ¿Qué puedo entre los poetas uniformados
    por la academia o por el comunismo?
    ¿Qué, entre vendedores o políticos
    o pastores de almas?
    ¿Qué putas puedo hacer, Tarumba,
    si no soy santo, ni héroe, ni bandido,
    ni adorador del arte,
    ni boticario,
    ni rebelde?
    ¿Qué puedo hacer si puedo hacerlo todo
    y no tengo ganas sino de mirar y mirar?



    LA PRIMERA LLUVIA DEL AÑO MOJA LAS CALLES

    La primera lluvia del año moja las calles,
    abre el aire,
    humedece mi sangre.
    ¡Me siento tan agusto y tan triste, Tarumba,
    viendo caer el agua desde quién sabe,
    sobre tantos y tanto!
    Ayúdame a mirar sin llorar,
    Ayúdame a llover yo mismo sobre mi corazón
    para que crezca como la planta del chayote
    como la yerbabuena.
    ¡Amo tanto la luz adolescente
    de esta mañana
    y su tierna humedad!
    ¡Ayúdame, Tarumba, a no morirme,
    a que el viento no desate mis hojas
    ni me arranque de esta tierra alegre!




    DESPUÉS DE LEER TANTAS PÁGINAS QUE EL  TIEMPO

    Después de leer tantas páginas que el tiempo escribe con mi mano,
    quedo triste, Tarumba, de no haber dicho más,
    quedo triste de ser tan pequeño
    y quedo triste y colérico de no estar solo.
    Me quejo de estar todo el día en manos de las gentes,
    me duele que se me echen encima y me aplasten
    y no me dejen siquiera saber dónde tengo los brazos,
    o mirar si mis piernas están completas.
    "Abandona a tu padre y a tu madre"
    y a tu mujer y a tu hijo y a tu hermano
    y métete en el costal de tus huesos
    y échate a rodar, si quieres ser poeta.
    Que no esclavicen ni tu ombligo ni tu sangre,
    ni el bien ni el mal,
    ni el amor consuetudinario.
    Tienes que ser actor de todas las cosas.
    Tienes que romperte la cabeza diariamente
    sobre la piedra, para que brote el agua.
    Después quedarás tirado a un lado
    como un saco vacío
    (guante de cuero que la mano de la poesía usó),
    pero también quedarías tirado por nada.

    Yo me quejo, Tarumba, de estar sirviendo a la poesía y al diablo.
    Y a veces soy como mi hijo, que se orina en la cama,
    y no puede moverse, y llora.



    QUIERO QUE ME SOCORRAS, SEÑOR, DE TANTA SOMBRA

    Quiero que me socorras, Señor, de tanta sombra
    que me rodea, de tanta hora que me asfixia.
    Quiero que me socorras. Nadie, de esta intranquila
    supervivencia, de esta sobremuerte agotadora.
    Quiero que me hundas, Padre, de una vez para siempre
    en tu caldera de aceite.
    Quiero, hijo, que me entierres, bajo piedra y lodo,
    y una plancha de acero, sin un árbol.
    Quiero que todos griten por mí,
    quiero que me acompañen y me auxilien
    antes de caerme a mis pies.
    (Sobre mis zapatos me voy a caer
    Como si me quitara el traje.)

    Quiero que tu divina presencia, Comecaca,
    apuntale mi espíritu eterno.
    Quiero que el coro de las estrellas
    cacofónicas truene.

    Quiero que el viento me recorra de norte a sur,
    de este a siempre.
    Quiero crecer como una piedra regada todas las mañanas
    por el jardinero del sol.



    DUÉRMETE, MI NIÑO, CON CALENTURA

    Duérmete, mi niño, con calentura,
    con dolor de cabeza.
    estírate.
    Duérmete con todo el cuerpo, niño,
    envidia de los ángeles,
    hijito enfermo.
    Duérmete sin el grillo,
    sin la aguja,
    sin hambre.
    Duérmete hasta mañana.
    Duérmete, duérmete.
    Vámonos a dormir,
    a dormirnos.
    El tubo de la noche, estírate.
    Que se diga que Julio se duerme.
    (Porque en la noche viene Tará
    y te quita la enfermedad.
    Luego encendemos el sol
    con un cerillo de alcohol.)
    Pero duérmete mi niño,
    mi pedacito, a dormir,
    a dormirse ya.
    (Don Julito el fanfarrón,
    don Julito es un fregón.)
    Voy a sacudir tu cama:
    que no tenga calentura
    ni dolor de barriga
    ni pulgas.
    Aquí pongo este letrero
    contra los mosquitos:
    que nadie moleste a mi hijo.
    Vamos a cantar:
    tararí, tatá.
    El viejito cojo
    se duerme con sólo un ojo.
    El viejito manco
    duerme trepado en un zanco.
    Tararí, totó.
    No me diga nada usted:
    se empieza a dormir mi pie.
    Voy a subirlo a mi cuna
    antes que venga la tía Luna.
    Tararí, tuí,
    tuí.




    De Diario en semanario y poemas en prosa
    , 1961:


    TE QUIERO A LAS DIEZ DE LA MAÑANA

    Te quiero a las diez de la mañana, y a las once, y a las doce del día. Te quiero con toda mi alma y con todo mi cuerpo, a veces, en las tardes de lluvia. Pero a las dos de la tarde, o a las tres, cuando me pongo a pensar en nosotros dos, y tú piensas en la comida o en el trabajo diario, o en las diversiones que no tienes, me pongo a odiarte sordamente, con la mitad del odio que guardo para mí.

    Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y siento que estás hecha para mí, que de algún modo me lo dicen tu rodilla y tu vientre, que mis manos me convencen de ello, y que no hay otro lugar en donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu cuerpo. Tú vienes toda entera a mi encuentro, y los dos desaparecemos un instante, nos metemos en la boca de Dios, hasta que yo te digo que tengo hambre o sueño.

    Todos los días te quiero y te odio irremediablemente. Y hay días también, hay horas, en que no te conozco, en que me eres ajena como la mujer de otro. Me preocupan los hombres, me preocupo yo, me distraen mis penas. Es probable que no piense en ti durante mucho tiempo.

    Ya ves. ¿Quién podría quererte menos que yo, amor mío?



    ME ALEGRO DE QUE EL SOL HAYA SALIDO

    Me alegro de que el sol haya salido después de tantas horas: me alegro de que los árboles se estiren como quien sale de la cama; me alegro de que los carros tengan gasolina y de que yo tenga amor; me alegro de que éste sea el día 26 del mes; me alegro de que no nos hayamos muerto.

    Me alegro de que haya gentes tristes, como esa muchacha que podría quererme si no quisiera a otro. Me alegro del bueno de Dios que me deja alegrarme.

    ¡Tilín, Pirrín! Yo estoy alegre: quiero hacerlo todo. No emborracharme con este vaso de tequila sino curar tu alma. Pararme de cabeza para que rías. Sacarte la lengua para que te aprietes la barriga.

    Te muerdo debajo de la lengua, te ensalivo el pezón izquierdo, y sé que estoy cerca de tu corazón, ciertamente.

    Mira, día: vamos a ser buenos amigos. No daré nada a nadie. Seré generoso: me arrodillaré en una esquina y extenderé mis manos abiertas. Que me den un centavo el sol, el hombre que pasa, las niñas que van a la escuela y hasta las viejecitas que vienen de la iglesia. Quiero ser bueno, como el que acaba de salir de la cárcel.

    ¡Salud, esqueletos!


    Última edición por Pedro Casas Serra el Mar 22 Nov 2022, 09:02, editado 1 vez


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39915
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 21 Nov 2022, 14:01

    .


    De Poemas sueltos (1951-1961):


    HE AQUÍ LO QUE SUCEDE

    He aquí lo que sucede:
    es el once de octubre en la mañana,
    1951, en México.
    Frío y sol, pero frío
    en viento, agudo, alegre. Frío
    por todas partes.
    En un tercer piso de la calle de Cuba
    vivimos varias gentes
    de las que el más importante, ahora, soy yo.
    Yo soy.
    Yo estoy tirado en mi cama
    y yo escribo esto.
    Yo escucho en el piano del radio
    un anuncio de Beethoven.
    Yo tomo café y escucho
    también motocicletas y camiones
    y martillos y gentes.
    Yo estoy alegre.
    Supe, hace rato, que estaba alegre
    porque me puse a cantar
    y a decirle al locutor que era un tonto
    y a la vida que era estupenda.
    Me alegraron unos cieguitos del piso de abajo
    que tenían una guitarra y cantaban.
    Me alegró una morena preñada que reía y cantaba.
    Me alegró doña Lucita asoleándose.
    Me alegraron los que andaban en la calle
    temblando de frío, y me alegró una muchacha
    en un balcón de enfrente coqueteando y temblando.
    Yo pienso muchas cosas y recuerdo y asocio.
    El frío me ha hecho místico y alegre.
    Quizás el sol en el frío.
    Quiero hablar del frío:
    El frío es bueno para tomar café,
    para acostarse,
    para hacer el amor,
    para que nos digan “tienes las manos frías”,
    para fumar y no salir del cuarto.
    Para todo lo demás es malo el frío.
    Yo estoy alegre y soy bueno
    y me perdono y los perdono a ustedes,
    y me río de ser tan padre ahora.
    Yo saldría a la calle a abrazar a todos
    si no hiciera tanto frío.
    Les diría: “Hijos míos, padres míos,
    no sean tontos, no vayan a ninguna parte,
    no se preocupen. Hace frío.
    ¿Qué tienen ustedes sino este frío?”

    ¡Salud por los que están tomando el sol o una copa
    para calentarse!
    ¡Por los alegres y los que quieren estar alegres!
    ¡Yo saludo a los becerros prendidos a las ubres,
    a los pájaros que no salen del nido,
    a las mujeres que se están entregando,
    a los sabios, a los combatientes del frío!
    Yo no quiero ofrecerles un poema,
    yo quiero darles un vaso de leche caliente a cada uno.

     

    MI CORAZÓN ME RECUERDA QUE HE DE LLORAR

    Mi corazón me recuerda que he de llorar
    por el tiempo que se ha ido, por el que se va.

    Agua del tiempo que corre, muerte abajo,
    tumba abajo, no volverá.

    Me muero todos los días
    sin darme cuenta, y está
    mi cuerpo girando
    en la palma de la muerte
    como un trompo de verdad.

    Hilo de mi sangre, ¿quién te enrollará?

    Agua soy que tiene cuerpo,
    la tierra la beberá.

    Fuego soy, aire compacto,
    no he de durar.

    El viento sobre la tierra
    tumba muertos, sobre el mar,
    los siembra en hoyos de arena,
    les echa cal.

    Yo soy el tiempo que pasa,
    es mi muerte la que va
    en los relojes andando hacia atrás.



    IGUAL QUE LA NOCHE DE LA EMBRIAGUEZ

    Igual que la noche de la embriaguez,
    igual fue la vida.
    ¿Qué hice?, ¿qué tengo entre las manos?
    Sólo desear, desear, desear,
    ir detrás de los sueños
    igual que un perro ciego ladrándole a los ruidos.



    ANDO BUSCANDO A UN HOMBRE QUE SE PAREZCA A MÍ

    Ando buscando a un hombre que se parezca a mí
    para darle mi nombre, mi mujer y mi hijo,
    mis librosy mis deudas.
    Ando buscando a quién regalarle mi alma,
    mi destino, mi muerte.

    ¡Con qué gusto lo haría,
    con qué ternura me dejaría en sus manos!



    MI DIOS ES SORDO Y CIEGO Y ARMONIOSO

    Mi Dios es sordo y ciego y armonioso.  
    El azar no es más que instrumento del orden,  
    la casualidad, un disfraz de la meditación.  
    En el conjunto de las cosas fui aniquilado gloriosamente  
    y recreado con indiferencia  
    que es la virtud del verdadero amor.  
    Nadie se duela de la muerte de su hermano  
    más que de la del extraño,  
    ni se goce en el nacimiento de su hijo  
    si no se alegra al parto de la desconocida.  
    Lo mismo es una flor que una hormiga  
    y la estrella es una flor elevada  
    y la piedra una flor resistente  
    —flor del grano de arena,  
    viento quieto, florecido.    
    Todo está sumergido y permanece  
    en el obscuro sol radiante,  
    en la líquida luz cuya forma enigmática  
    palpamos con los dedos  
    mientras el corazón pregunta: ¿qué es?




    De Yuria, 1967:


    NO SÉ, A ESTAS ALTURAS, CÓMO DECIR LAS COSAS QUE SUCEDEN

    No sé, a estas alturas, cómo decir las cosas que suceden.
    Soy un poco apagado, un poco triste,
    un poco incrédulo y vacío.
    Dejé pasar tres meses a propósito
    para mirar en mí, mirarte lejos,
    sano y salvo de ti, Cuba caliente.
    (He aquí el primer error. No quiero atarme
    a las palabras ni al ritmo.
    Líbreme Dios de mí
    igual que me he librado de Dios.)

    Suscribo lo que dice la prensa reaccionaria del mundo.
    (Así iba a empezar.)
    En Cuba hay privaciones, hay escasez, no hay poitos,
    no hay vestidos suntuosos ni automóviles último modelo,
    hay pocas medicinas y mucho trabajo para todos.
    Suscribo esto.

    Quiero aclarar que no me paga un sueldo el partido comunista,
    ni recibo dólares de la embajada norteamericana
    (¡Qué bien la están haciendo los gringos
    en Vietnan y en Santo Domingo!)
    No acostumbro meterme con la poesía política
    ni trato de arreglar el mundo.
    Más bien soy un burgués acomodado a todo,
    a la vida, a la muerte y a la desesperanza.

    No tengo hábitos sanos
    ni he aprendido a reír ni a conversar con nadie.
    Soy un poco de todo,
    y pienso que si fuera en un buque pirata
    sería lo mismo el capitán que el cocinero.



    HACIÉNDOSE SU CASA, CUBA

    Haciéndose su casa, Cuba
    tiene las manos limpias.
    Será una casa para todos,
    una casa hermosa y sencilla,
    casa para el pan y el agua,
    casa para el aire y la vida.



    ES NECESARIO DETENERSE FRENTE AL MAR

    Es necesario detenerse frente al mar.
    El mar oscuro es del dolor de Miriam,
    tiene su mismo oleaje y su claridad.
    En las playas del pueblo sentí que era sencillo,
    enormemente sencillo, amar.
    La arena, el viento,
    los árboles, los hombres,
    todos se pueden juntar.
    ¡Cuba, vamos a pelear
    para vivir en paz!



    UN PERSONAJE

    Jaialai es un hombre docto, circunspecto, autoritario. Tiene fama de poeta y es un intelectual de cuerpo entero. Usa lentes y sus ademanes son graves y precisos. Cuando es necesario sonríe y desciende a la confidencia amena, a la ironía oportuna, o al gracejo de la amistad más verdadera. Encanta a su interlocutor agradecido y lo colma de los bienes de su sabiduría paternal, generosa y espléndida.

    Jaialai se pregunta por qué no escribe, pero ve con placer el testimonio de su fama: un libro de versos de hace veinte años, que sus amigos llamaron “subjetivos, penetrantes, llenos de descubrimientos...”. Ahora, con la lectura de los libros nuevos y la lectura de lo que se dice sobre los libros nuevos, no hay tiempo sino para las críticas inteligentes que consolidan su
    prestigio. Colaborador en dos o tres periódicos y en las más importantes revistas de literatura del país, hacia él se dirigen los ojos de la juventud inexperta en busca de consejo y orientación.

    Jaialai es un hombre enormemente feliz. Esto se nota, particularmente, cuando está frente a la mesa: come como un desesperado, con un hambre consciente, vigorosa, enérgica, insistente, atragantándose, dando tumbos, pero con la mirada siempre perdida como si reflexionara, como si meditara en los problemas de la metafísica kantiana. ¡Hay que verlo comer para comprender
    la importancia que tiene en el mundo Jaialai!



    ESPERO CURARME DE TI EN UNOS DÍAS

    Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

    ¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

    Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: “qué calor hace”, “dame agua”, “¿sabes manejar?”, “se hizo de noche”... Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho “ya es tarde”, y tú sabías que decía “te quiero”.)

    Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que tú quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.



    ¿QUÉ COSTUMBRE TAN SALVAJE

    ¡Qué costumbre tan salvaje esta de enterrar a los muertos!, ¡de matarlos, de aniquilarlos, de borrarlos de la faz de la tierra! Es tratarlos alevosamente, es negarles la posibilidad de revivir.

    Yo siempre estoy esperando que los muertos se levanten, que rompan el ataúd y digan alegremente: ¿por qué llora?

    Por eso me sobrecoge el entierro. Aseguran las tapas de la caja, la introducen, le ponen lajas encima, y luego tierra, tras, tras, tras, paletada tras paletada, terrones, polvo, piedras, apisonando, amacizando, ahí te quedas, de aquí ya no sales.

    Me dan risa, luego, las coronas, las flores, el llanto, los besos derramados. Es una burla: ¿para qué lo enterraron?, ¿por qué no lo dejaron fuera hasta secarse, hasta que nos hablaran sus huesos de su muerte? ¿O por qué no quemarlo, o darlo a los animales, o tirarlo a un río?

    Habría que tener una casa de reposo para los muertos, ventilada, limpia, con música y con agua corriente. Lo menos dos o tres, cada día, se levantarían a vivir.



    CUANDO TENGAS GANAS DE MORIRTE

    Cuando tengas ganas de morirte
    esconde la cabeza bajo la almohada
    y cuenta cuatro mil borregos.
    Quédate dos días sin comer
    y verás qué hermosa es la vida:
    carne, frijoles, pan.
    Quédate sin mujer: verás.

    Cuando tengas ganas de morirte
    no alborotes tanto: muérete
    y ya.



    DIGO QUE NO PUEDE DECIRSE EL AMOR

    El amor se come como un pan,
    se muerde como un labio,
    se bebe como un manantial.
    El amor se llora como a un muerto,
    se goza como un disfraz.
    El amor duele como un callo,
    aturde como un panal,
    y es sabroso como la uva de cera
    y como la vida es mortal.

    El amor no se dice con nada,
    ni con palabras ni con callar.
    Trata de decirlo el aire
    y lo está ensayando el mar.
    Pero el amante lo tiene prendido,
    untado en la sangre lunar,
    y el amor es igual que una brasa
    y una espiga de sal.

    La mano de un manco lo puede tocar,
    la lengua de un mudo, los ojos de un ciego,
    decir y mirar.
    El amor no tiene remedio
    y sólo quiere jugar.



    TE QUIERO PORQUE TIENES

    Te quiero porque tienes las partes de la mujer
    en el lugar preciso
    y estás completa. No te falta ni un pétalo,
    ni un olor, ni una sombra.
    Colocada en tu alma,
    dispuesta a ser rocío en la yerba del mundo,
    leche de luna en las oscuras hojas.

    Quizás me ves,
    tal vez, acaso un día,
    en una lámpara apagada,
    en un rincón del cuarto donde duermes,
    soy una mancha, un punto en la pared, alguna raya
    que tus ojos, sin ti, se quedan viendo.
    Quizás me reconoces
    como una hora antigua
    cuando a solas preguntas, te interrogas
    con el cuerpo cerrado y sin respuesta.
    Soy una cicatriz que ya no existe,
    un beso ya lavado por el tiempo,
    un amor y otro amor que ya enterraste.
    Pero estás en mis manos y me tienes
    y en tus manos estoy, brasa, ceniza,
    para secar tus lágrimas que lloro.

    ¿En qué lugar, en dónde, a qué deshoras
    me dirás que te amo? Esto es urgente
    porque la eternidad se nos acaba.
    Recoge mi cabeza. Guarda el brazo
    con que amé tu cintura. No me dejes
    en medio de tu sangre en esa toalla.



    JAIME, CARLOS, MANUEL, PEDRO, GILBERTO

    Jaime, Carlos, Manuel, Pedro, Gilberto,
    tengo todos los nombres de los hombres,
    entiendo por garote, cuasimodo, rododendro,
    paloagrio y aceite,
    azufre, pedernal, gato-pómez, rastrojo...
    Si alguien se queja en algún lado,
    si alguien mata,
    si alguien es muerto,
    si alguien ama hasta quedarse mudo,
    si alguien se duele o goza de algún modo,
    estoy, no cabe duda, soy yo en algún momento.



    ESTA MAÑANA IMAGINÉ MI MUERTE

    Esta mañana imaginé mi muerte:
    despeñado en el coche o de un balazo.
    Me tuve lástima. Lloré por mi cadáver un buen rato.
    Hablé, luego, de vacas, del gobierno,
    de lo cara que cuesta ahora la vida,
    y me sentí mejor, un poco bueno.
    Iba a decirte que estoy realmente enfermo.
    Como sin piel, herido por el aire,
    herido por el sol, las palabras, los sueños.
    Se me ha trepado en la nuca un cabrón diablo
    y no me deja quieto.

    Ulcerado, podrido, hay que vivir
    a rastras, a gatas, apenas, como puedo.



    SE HA VUELTO LLANTO ESTE DOLOR AHORA

    Se ha vuelto llanto este dolor ahora
    y es bueno que así sea.
    Bailemos, amemos, Melibea.

    Flor de este viento dulce que me tiene,
    rama de mi congoja:
    desátame, amor mío, hoja por hoja.

    Mécete aquí en mis sueños,
    te arropo con mi sangre, ésta es tu cuna:
    déjame que te bese una por una,

    mujeres tú, mujer, coral de espuma.

    Rosario, sí, Dolores cuando Andrea,
    déjame que te llore y que te vea.

    Me he vuelto llanto nada más ahora
    y te arrullo, mujer, llora que llora.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 37221
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por cecilia gargantini Lun 21 Nov 2022, 15:24

    Bellos y necesarios aportes, querido Pedro, para sumar lo que Evangelina y Lua ya incorporaron en su momento.
    Gran autor!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Gracias a los tres

    Destaco éste que pega fuerte:

    IGUAL QUE LA NOCHE DE LA EMBRIAGUEZ

    Igual que la noche de la embriaguez,
    igual fue la vida.
    ¿Qué hice?, ¿qué tengo entre las manos?
    Sólo desear, desear, desear,
    ir detrás de los sueños
    igual que un perro ciego ladrándole a los ruidos.
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 1002
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 21 Nov 2022, 19:05

    Gracias Ma. Lua:

    Poemas que envuelve la tristeza pero
    al mismo tiempo se adornan con tan sutil melodía.

    Besos

    Amalia

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39915
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 22 Nov 2022, 06:53

    .


    De Maltiempo, 1972:


    SOBRE TU TUMBA

    Sobre tu tumba,
    madre, padre,
    todo está quieto.

    Mapá, te digo,
    revancha de los huesos,
    oscuro florecimiento,
    encima tuyo, ahora,
    todo está quieto.

    Una piedra, unas flores,
    el sol, la noche, el viento
    (¿el viento?),
    mi corazón, el mundo,
    todo está quieto.



    NIÑA MUERTE, DESCANSA

    Niña muerte, descansa
    en nuestros brazos quietos.

    En la sombra, descansa
    junto a nuestro cuerpo.
    Cómete mis ojos
    para mirar adentro,
    acaba mis labios,
    mi boca, el silencio,
    bébete mi alma,
    bébete mi pecho,
    niña muerte, mía,
    que yo te mantengo.

    La tierra está negra,
    mi dolor es negro.
    Vacía está mi caja,
    vacío está mi cuerpo.

    Niña muerte, gota
    de rocío en mi pelo.



    ¿ES QUE EL VIEJO ESTÁ MUERTO Y TÚ
    APENAS RECIEN MORIDA?

    ¿Es que el Viejo está muerto y tú apenas recién morida? (¿Recién parida?, ¿palpitante en el seno de la muerte?, ¿aprendiendo a no ser?, ¿deslatiendo? ¿Cómo decir del que
    empiezaa contar al revés una cuenta infinita?)
    ....¿Es que hay flores frescas y flores marchitas en el rosal oscuro de la muerte?
    ....¿Por qué me aflijo por ti, como si el Viejo ya fuese un experto en estas cuestiones y tú apenas un aprendiz?
    .... Es que han de pasar losaños para que los muertos saquen de su corazón a los intrusos? ¿Cuándo me arrojarás, tú también, de tu tumba?



    BUENOS DÍAS, MEMORIA TERC

    Buenos días, memoria terca,
    buenos días, sangre seca, ,
    buenos días, hueso acostado,
    buenos días, aire sin mano.

    (Pensar es hacer burbujas
    con el corazón ahogándose.)

    Buenos días, amapola,
    buenos, señor oceánico,
    buenos, piedra, buenos días
    (¿por qué me han de dar de palos?),
    tengo unas manos espléndidas
    y me sobra mi tamaño.

    Buenos días, doña sombra,
    don árbol seco y parado,
    buenos días, llano grande,
    aquí, cajita del rayo,
    pareces, nube, una nube
    (¿quién es un barril sin aros?),
    buenos días, papaoscuro,
    buenos, señor cercano.



    HAY DOS CLASES DE POETAS MODERNOS

    Hay dos clases de poetas modernos: aquellos, sutiles y profundos, que adivinan la esencia de las cosas y escriben:
    ....“Lucero, luz cero, luz Eros, la garganta de la luz pare colores cóleros”, etcétera,y aquellos que se tropiezan con una piedra y dicen “pinche piedra”.
    ....Los primeros son los más afortunados. Siempre encuentran un crítico inteligente que escribe un tratado “Sobre las relaciones ocultas entre el objeto y la palabra y las posibilidades existenciales de la metáfora no formulada”. —De ellos es el Olimpo que en estos días se llama simplemente el Club de la Fama.

    (Querido Rubén:
    Como nunca escribo artículos periodísticos y este
    me salió sin quererlo, te lo envío para que tú lo firmes.

    SALAZAR MALLÉN)



    NO ESCUCHE LOS PASOS DEL GATO SOBRE LA ALFOMBRA

    No escuché los pasos del Gato sobre la alfombra, ni su maullido de hambre -casi palabra humana-, ni su ronroneo de satisfacción.
    ....Algo como el espíritu del gato se enredó entre mis pies y los llevó hacia debajo de la escalera. Allí estaban unas muñecas abandonadas, unas macetas de plástico y las esferas del árbol de navidad en una caja. No había huellas de lucha, ningún rastro de sangrea, ningún indició.
    ....¿Por qué sospecho que mi gato ha sido asesinado? Porque siempre a estas horas, cuando amanece, o baja de las azoteas vecinas, trasijado y maltrecho, o me saluda desde el sillón en que ha evitado el frío y el amor. Las noches son todas paralelas, y esta, sin embargo, es ominosa y falsa: mi sueño interrumpido constantemente, las casi pesadillas de vigilia, esa atmosfera ruín y silenciosa con olres extraños y bajas sombras.
    ....Todo ha sido en vano. Lo he buscado y llamado inutilmente. Si no encuentro su cadáver, este va a ser el crimen perfecto.



    LAS SIRENAS DE LOS BARCOS

    Las sirenas de los barcos que zarpan de la ciudad al mar, se escuchan por entre la neblina al amanecer.
    ....Estos días son largos. Junio tiene coraje de la noche. Se despiertan las lluvias, tira su piel el aire, crece tranquilo.
    ....Las paredes sustentan a los árboles.
    ....Camina solitario, sobre calles baldías, el amor.



    DIARIO OFICIAL

    (Marzo de 70)

    Por decreto presidencial el pueblo no existe.
    El pueblo es útil para hablar en banquetes:
    “Brindo por el pueblo de México”,
    “Brindo por el pueblo de Estados Unidos”.

    También sirve el pueblo para otros menesteres literarios:
    escribir el cuento de la democracia,
    publicar la revista de la revolución,
    hacer la crónica de los grandes ideales.

    El pueblo es una entidad pluscuamperfecta
    generosamente abstracta e infinita.
    Sirve también para que jóvenes idiotas
    aumenten el área de los panteones
    o embaracen las cárceles
    o aprendan a ser ricos.

    Lo mejor de todo lo ha dicho un señor Ministro:
    “Con el pueblo me limpio el culo”.
    He aquí lo máximo que puede llegar a ser el pueblo:
    un rollo de papel higiénico
    para escribir la historia contemporánea con las uñas.



    SALEN LOS POEMAS DEL ÚTERO DEL ALMA

    Salen los poemas del útero del alma
    a su debido tiempo.
    (¿Salen del alma?)

    Hay hombres con tres almas o con cinco
    preñadas incesantemente
    por el silbato de las locomotoras o las alas del ángel.
    Se muere el hombre
    y sus almas sobreviven un tiempo
    como las flores puestas en un vaso de agua.
    (No hay espacio sobre la tierra para tantas almas.)
    ¿Qué pasará cuando no haya un lugar para enterrar a un hombre?
    Ataúdes en órbita, cementerios volantes
    en busca de la estrella deshabitada.
    ¿No será esto la tierra: un cementerio enorme
    girando alrededor del sol
    que gira alrededor de la nada?

    No son más ciertas las estrellas
    que el parpadeo del hombre.

    (Toma, ven acá:
    muerde el pan engañoso,
    bebe la boca dulce de la vida.)



    VENÍAS DE MUY LEJOS

    Venías de muy lejos hacia la tierra prometida. Y hallaste que la tierra prometida eran dos metros en el cementerio.
    ....Es mejor estar en la tierra que nadie promete. En esta humilde, llana tierra simple. No te alegres ni te entristezcas. Vive parsimoniosamente, todo lo quieto que puedas en la cuerda floja.



    EN ESTAS PROFUNDAS SOLEDADES

    En estas profundas soledades te has perdido a timismo. Corres detrás de las personas, les estrechas la mano, deseando que en alguna de ellas estés tú. Y ellas tienen también el mismo gesto: desean encontrarse en ti.
    ....En estas profundas soledades giran los aspirante, nadan los peces transparentes, idénticos al agua de la resurrección.



    HACE MUCHOS AÑOS QUE MURIERON MIS PADRES

    Hace muchos años que murieron mis padres,
    hace mucho, mis tíos, mis abuelos,
    un mundo de gente conocida.

    A veces he sentido que estoy a punto de morirme
    -como si de pronto envejeciera todo lo viejo que he de ser-
    más bien dicho, alguien en mí se da cuenta
    de lo profundamente sencilla,
    de lo maravillosamente sencilla y simple que es la vida.

    Si tengo hambre, como,
    si tengo sed, bebo.
    No puedo ser mío si no soy de todos.
    ¡Y qué poco soy! ¡Qué extrañas complicaciones
    para ser un mundo mío tan pequeño!

    Soy agua, soy calor, soy aire,
    todo soy menos tierra.
    Sobre la tierra ando.
    Le daré mi cuerpo a la tierra
    pero otra vez volveré a ser yo.



    YO NO  TENGO IDEAS

    Yo no tengo ideas.
    Siento pánico ante los hombres inteligentes.
    Yo no puedo decir "haré esto",
    no tengo voluntad para nada.
    Dejé de buscar explicaciones hace tiempo.
    Tomo lo que traen las horas
    y a todo digo sí, nada más.



    QUIERO UNA CAJA DE MUERTO

    Quiero una caja de muerto que esté cómoda,
    no vaya a estar angosta o corta.
    La almohadilla no muy alta
    y el color que quieran.
    Herméticamente cerrada
    para que no me entre nada de la vida.



    ANIMALES SIMULTÁNEOS, LOS POETAS

    Animales simultáneos, los poetas, decentes o in, se reúnen gráficamente en las exposiciones del siglo.
    ....En el camino de las tentaciones siempre estará presente tu imagen, desamada mía.
    ....Yo soy sólo un investigador de la noche.
    ....Cuando te beso allí es que estoy buscando, sin darme cuenta, el refugio de la humedad primera, de la ciega, tibia, infinita célula derramada, crecida.
    ....En la insistencia de la muerte he visto el mismo cuestionario tonto, la misma vieja preocupación de los aspirantes: para las moscas encerradas en un frasco es muy difícil ingresar a la vida.
    ....¿Que voy a morir pronto? Lo sé. Siempre será demasiado pronto. Por eso duermo poco, quiero estar despierto a todas horas, morir con los ojos abiertos para mirar un poco más.
    ....En el final fue el verbo. En el principio fue el entendimiento armonioso, el silencioso amor.
    ....Tú sólo mirarás las llamas, el resplandor instantáneo de este fuego perpetuo que soy yo.



    AHORA ME PONGO LENTES PARA ESCRIBIR

    Ahora me pongo lentes para escribir. Es el 3 de enero de 1970. Próximamente cumpliré 44 años.
    ....Desde hace dos o tres meses digo: ¿Llegaré a fin de semana? No creo que tenga cáncer ni ninguna otra enfermedad incurable, pero siento que de un momento a otro me voy a desplomar. ¡Veo morir a la gente tan fácilmente!
    ....Por lo general no tengo miedo, pero a veces en la madrugada, hay una eternidad de pesadillas, me alejo de mi cuerpo, estoy al acecho, espero el ¡basta! definitivo. Y me tengo lástima: ¡es tan hermoso todo!, ¡amo tanto!
    ....¡Qué remedio! Por todos lados veo venir mi cadáver, pero se desvanece constantemente. No habrá más que esperar, sentado a la puerta de mi  casa...



    DESDE LA MUERTE DE MI HIJO JAIME

    Desde la muerte de mi hijo Jaime, de 22 años, no he querido hablar más de la muerte. En esos días escribí un poema de ocho o diez cuartillas, pero lo hice trizas y lo arrojé a la calle. No es posible pasarse la vida hablando de los muertos. Estoy harto.  Me da vergüenza. (Lo malo es que no acaba uno de encontrar cómo deshacerse de los muertos.)
    ...."Dejad que los muertos entierren a los muertos", es una frase estupenda de Cristo. Pero, ¿no son los muertos los que entierran a los vivos? , ¿no son los muertos los que nos matan un poco, los que nos jalan un poco hacia su propia tumba? ¿Cómo rescatar nuestra vida de manos de los muertos? Ni a palos ni con lumbre: los muertos nos tienen agarrados furiosamente de los calzones, del pellejo.
    ....Cristo no tuvo madre. Lo digo como lo dicen los mexicanos, porque en realidad no tuvo ni madre, ni padre, ni hijos, y de este modo no es difícil ser Dios.
    ....No te ensucies el alma con este mugroso amor terrestre a tu mujer que pelea, a tus padres que regañan, a tus hijos que no agradecen,a tus hermanos que traicionan, a tus amigos que olvidan: dedicate al divino amor de todos, al acuoso amor que perdona las ofensas no recibidas y la gloriosa crucifixión.



    LA MÚSICA -DICE IGOR STRAVINSKI-

    La música -dice Igor Stravinski- no expresa nada: expresa solamente la música.
    ....Ahora me explico por qué no me gusta, por qué siempre me ha molestado la música de Stravinski.
    ....La música expresa la música. La pintura expresa la pintura, la poesía expresa la poesía. Cada vez somos más intelif¡gentes, más abstractos, más espirituales. ¿Llegará el hombre a ser solo un pensamiento del hombre?



    HACE TRES DÍAS REGRESARON LOS HOMBRES DE LA LUNA

    Hace tres días regresaron los hombres de la luna. Nadie habla de otra cosa. Fue un viaje magnífico y aterrador.
    ....La televisión nos la enseñó de cerca: ¿arena, cenizas, roca?, el horizonte demasiado breve, parecía que el astronauta se fuese a caer por la borda.
    ....¡Cuántas cosas averiguaremos de la luna! Su estupenda, desolada soledad infinita, su enrarecimiento, ¿su vacío?, su superficie igual que el espacio que la rodea: caminos empedrados hacia todas las estrellas.
    ....Sabremos muchas cosas de la luna, composición química, distancias, logos y grafías. Y sin embargo... ¿le quitarán su miel?, ¿perderá su ternura?
    ....Quiero pensar que no ha pasado nada. La luna no es eso. La luna es la distancia de aquí a la luna. Es la luz da la luna mansa e infinita. Es también su sombra, la certeza de que está allí esperando.
    ....Mientras no nos la quiten, mientras no la hagan girar en órbita alrededor de otro planeta, la luna será nuestra como siempre hemos pensado: un hermoso sueño, una distante luz que nos penetra, un suave amor profundo y quieto en nuestro corazón. La luna será siempre el resplandor que sale de nosotros en la noche y en la soledad.



    ESTOY SEGURO DE QUE ESTOS BRAZOS

    Estoy seguro de que estos brazos de hoy no son los mismos de ayer. Tengo la certeza de que mi rostro es distinto, mi estatura es otra, mi voz es diferente. Y sin embargo todos me reconocen, me llaman por mi nombre, me hablan de cosas que sabemos.
    ....¿Cómo podrían darse cuenta de mis almas de cada día, de la que estoy regenerando,reconstruyendo en este instante?



    LA SENSATEZ Y LA CORDURA

    La sensarez y la cordura, hijas del temor y la costumbre, no han convencido a mi corazón con sus dulces palabras.
    ....La prudencia es una puta vieja y flaca que baila, tentadora, delante de los ciegos.
    ....Cautiva a los ancianos, comodidad, seduce a los cansados y a los enfermos.....Mi corazón solo ama el riesgo.




    De Algo sobre la muerte del mayor Sabines, 1973:


    DE LAS NUEVE DE LA NOCHE EN ADELANTE

    De las nueve de la noche en adelante,
    viendo televisión y conversando
    estoy esperando la muerte de mi padre.
    Desde hace tres meses, esperando.
    En el trabajo y en la borrachera,
    en la cama sin nadie y en el cuarto de niños,
    en su dolor tan lleno y derramado,
    su no dormir, su queja y su protesta,
    en el tanque de oxígeno y las muelas
    del día que amanece, buscando la esperanza.

    Mirando su cadáver en los huesos
    que es ahora mi padre,
    e introduciendo agujas en las escasas venas,
    tratando de meterle la vida, de soplarle
    en la boca el aire...

    (Me avergüenzo de mí hasta los pelos
    por tratar de escribir estas cosas.
    ¡Maldito el que crea que esto es un poema!)

    Quiero decir que no soy enfermero,
    padrote de la muerte,
    orador de panteones, alcahuete,
    pinche de Dios, sacerdote de penas.
    Quiero decir que a mí me sobre el aire...



    TE ENTERRAMOS AYER

    Te enterramos ayer.
    Ayer te enterramos.
    Te echamos tierra ayer.
    Quedaste en la tierra ayer.
    Estás rodeado de tierra
    desde ayer.
    Arriba y abajo y a los lados
    por tus pies y por tu cabeza
    está la tierra desde ayer.
    Te metimos en la tierra,
    te tapamos con tierra ayer.
    Perteneces a la tierra
    desde ayer.
    Ayer te enterramos
    en la tierra, ayer.



    MADRE GENEROSA

    Madre generosa
    de todos los muertos,
    madre tierra, madre,
    vagina del frío,
    brazos de intemperie,
    regazo del viento,
    nido de la noche,
    madre de la muerte,
    recógelo, abrígalo,
    desnúdalo, tómalo,
    guárdalo, acábalo.



    NO PODRÁS MORIR

    No podrás morir.
    Debajo de la tierra
    no podrás morir.
    Sin agua y sin aire
    no podrás morir.
    Sin azúcar, sin leche,
    sin frijoles, sin carne,
    sin harina, sin higos,
    no podrás morir.
    Sin mujer y sin hijos
    no podrás morir.
    Debajo de la vida
    no podrás morir.
    En tu tanque de tierra
    no podrás morir.
    En tu caja de muerto
    no podrás morir.
    En tus venas sin sangre
    no podrás morir.
    En tu pecho vacío
    no podrás morir.
    En tu boca sin fuego
    no podrás morir.
    En tus ojos sin nadie
    no podrás morir.
    En tu carne sin llanto
    no podrás morir.
    No podrás morir.
    No podrás morir.
    No podrás morir.
    Enterramos tu traje,
    tus zapatos, el cáncer;
    no podrás morir.
    Tu silencio enterramos.
    Tu cuerpo con candados.
    Tus canas finas,
    tu dolor clausurado.
    No podrás morir.



    RECIÉN PARIDO EN EL LECHO DE LA MUERTE

    Recién parido en el lecho de la muerte,
    criatura de la paz, inmóvil, tierno;
    recién niño del sol de rostro negro,
    arrullado en la cuna del silencio,
    mamando obscuridad, boca vacía,
    ojo apagado, corazón desierto.

    Pulmón sin aire, niño mío, viejo,
    cielo enterrado y manantial aéreo
    voy a volverme un llanto subterráneo
    para echarte mis ojos en tu pecho.



    MORIR ES RETIRARSE, HACERSE A UN LADO

    Morir es retirarse, hacerse a un lado,
    ocultarse un momento, estarse quieto,
    pasar el aire de una orilla a nado
    y estar en todas partes en secreto.

    Morir es olvidar, ser olvidado,
    refugiarse desnudo en el discreto
    calor de Dios, y en su cerrado
    puño, crecer igual que un feto.

    Morir es encenderse bocabajo
    hacia el humo y el hueso y la caliza
    y hacerse tierra y tierra con trabajo.

    Apagarse es morir, lento y aprisa
    tomar la eternidad como a destajo
    y repartir el alma en la ceniza.



    PADRE MÍO, SEÑOR MÍO, HERMANO MÍO

    Padre mío, señor mío, hermano mío,
    amigo de mi alma,tierno y fuerte,
    saca tu cuerpo viejo, viejo mío,
    saca tu cuerpo de la muerte.

    Saca tu corazón igual que un río,
    tu frente limpia en que aprendí a quererte,
    tu brazo como un árbol en el frío,
    saca todo tu cuerpo de la muerte.

    Amo tus canas, tu mentón austero,
    tu boca firme, tu mirada abierta,
    tu pecho vasto y sólido y certero.

    Estoy llamando, tirándote la puerta.
    Parece que yo soy el que me muero:
    ¡padre mío, despierta!



    NO SE HA ROTO ESE VASO EN QUE BEBISTE

    No se ha roto ese vaso en que bebiste,
    ni la taza, ni el tubo, ni tu plato.
    Ni se quemó la cama en que moriste,
    ni sacrificamos un gato.

    Te sobrevive todo. Todo existe
    a pesar de tu muerte y de mi flato.
    Parece que la vida nos embiste
    igual que el cáncer sobre tu omoplato.

    Te enterramos, te lloramos, te morimos,
    te estás bien muerto y bien jodido y yermo
    mientras pensamos en lo que no hicimos

    y queremos tenerte aunque sea enfermo.
    Nada de lo que fuiste, fuiste y fuimos
    a no ser habitantes de tu infierno.



    PAPÁ POR TREINTA O POR CUARENTA AÑOS

    Papá por treinta o por cuarenta años,
    amigo de mi vida todo el tiempo,
    protector de mi miedo, brazo mío,
    palabra clara, corazón resuelto,

    te has muerto cuando menos falta hacías,
    cuando más falta me haces, padre, abuelo,
    hijo y hermano mío, esponja de mi sangre,
    pañuelo de mis ojos, almohada de mi sueño.

    Te has muerto y me has matado un poco.
    Porque no estás, ya no estaremos nunca
    completos, en un sitio, de algún modo.

    Algo le falta al mundo, y tú te has puesto
    a empobrecerlo más, y a hacer a solas
    tus gentes tristes y tu Dios contento.



    MI MADRE SOLA, EN SU VEJEZ HUNDIDA

    Mi madre sola, en su vejez hundida,
    sin dolor y sin lástima,
    herida de tu muerte y de tu vida.
    Esto dejaste. Su pasión enhiesta,
    su celo firme, su labor sombría.
    Árbol frutal a un paso de la leña,
    su curvo sueño que te resucita.
    Esto dejaste. Esto dejaste y no querías.

    Pasó el viento. Quedaron de la casa
    el pozo abierto y la raíz en ruinas.
    Y es en vano llorar. Y si golpeas
    las paredes de Dios, y si te arrancas
    el pelo o la camisa,
    nadie te oye jamás, nadie te mira.
    No vuelve nadie, nada. No retorna
    el polvo de oro de la vida.



    Otros poemas sueltos (1973-1993):


    EL PEATÓN

    Se dice, se rumora, afirman en los salones, en las fiestas, alguien o algunos enterados, que Jaime Sabines es un gran poeta. O cuando menos un buen poeta. O un poeta decente, valioso. O simplemente, pero realmente, un poeta.
    ....Le llega la noticia a Jaime y éste se alegra: ¡qué maravilla! ¡Soy un poeta! ¡Soy un poeta importante! ¡Soy un gran poeta!
    ....Convencido, sale a la calle, o llega a la casa, convencido. Pero en la calle nadie, y en la casa menos: nadie se da cuenta de que es un poeta. ¿Por qué los poetas no tienen una estrella en la frente, o un resplandor visible, o un rayo que les salga de las orejas?
    ....¡Dios mío!, dice Jaime. Tengo que ser papá o marido, o trabajar en la fábrica como otro cualquiera, o andar, como cualquiera, de peatón.
    ....¡Eso es!, dice Jaime. No soy un poeta: soy un peatón.
    ....Y esta vez se queda echado en la cama con una alegría dulce y tranquila.



    ¿NOCTURNO?

    Si te despiertas a las dos, ahogándote con tu propia saliva, y das un brinco en la angustia y jalas aire desesperadamente, mortalmente, y vuelves a la vida, no al sueño, porque ya no puedes dormir, y te quedas pensando como una hoja que piensa en el viento, y te acuerdas de Poe, que dicen que murió de su propio vómito en una borrachera, en una madrugada, en una calle, solo, ahogándose, el pobre de Edgar Alían Tremens, agarrándose el cuello, crispándose todito, dando el zapotazo con la cabeza sobre el pavimento; te levantas, te sientas a la orilla de la cama, sientes frío, te cierras bien el suéter, te vas a la cocina, haces café, estás agradecido.
    ....Sobre el refrigerador la pecera vacía ya no tiene al príncipe encantado, o la princesa, que dormía con los ojos abiertos en el agua. Recuerdas cómo abría su boca para pedirte alimento o para contarte su silenciosa historia. Amaneció flotando un día, como un pez de colores, y fue depositado bajo las yerbas del jardín para que lenta, verde agua, se evaporara.
    ....Sólo «Pujitos» y las moscas, el perrito lanudo mueve la cola, se despereza, se aproxima, te pide su salida a la calle, pero comprende que es de noche y vuelve a echarse. El gato no molesta y sigue durmiendo con sus tres niños de pecho que la semana pasada, de pronto lo hicieron gata.
    ....Se asoman las mujeres que perdiste, las que te engañaron, aquella que te dijo «yo soy tu harén».
    ....Habías visto en la oscuridad los dos féretros en la misma tumba, el rostro quebrado de tu hijo, y ahora, la reciente, ¿cómo se estará cocinando en su cajón la dulce, la pensativa Rosario?
    ....Las elecciones, la televisión, los poetas, los macheteros de la fábrica, la operación de Julio, habrá tiempo para dormir, las palabras, las imágenes.
    ....Un coche escandaliza, pasa, ladran, dejan limpio el silencio.
    ....¡Al abordaje, pues: las sábanas!



    ECLIPSE

    El eclipse llegó al mediodía.
    Llegaron las sombras, la oscuridad total.
    Se hizo de noche y era la una de la tarde,
    una noche ominosa,
    una noche para el asombro y el terror.

    Lloramos todos,
    todos nos alegramos de vivir.

    Amaneció de pronto
    y sentimos que Dios sonreía
    después de haber jugado con nosotros.



    LAS CASAS DURAN UN POCO MÁS QUE LOS HOMBRES

    Las casas duran un poco más que los hombres,
    pero también las casas un día desaparecen,
    las ciudades, los pueblos, las generaciones.
    Todo se hace historia,
    memoria y olvido,
    máas olvido que otra cosa, más olvido.
    Ese es el estupendo secreto de la vida:
    comienza hoy precisamente, nos espera.



    NO ME ACUERDO DE LO QUE COMÍ

    No me acuerdo de lo que comí ayer al mediodía.
    Mis hijas me preguntan:
    ¿te acuerdas de esto, papi, y de esto otro
    y de esto?
    Y no me acuerdo.

    Me reprochan mi mala memoria,
    pero yo deswcubro que el olvido
    es la sobrevivencia.



    ESPERO, CONSTANTEMENTE ESPERO

    Espero,
    constantemente espero
    que no haya malas noticias.
    Al levantar el teléfono:
    que no haya muerto ningún conocido;
    al escuchar la televisión:
    que no haya estallado la última guerra.

    Una aguanta la devaluación,
    los discursos, el clima,
    el amor de la gente,
    pero no quiere ya, no quiere,
    de veras ya no quiere
    otra puñalada.



    SIEMPRE FUI MI PENE

    Siempre fui mi pene, Dios mío,
    siempre fui el pedazo de mi carne
    que entraba en las mujeres,
    que me hacía hombre, conocedor del mundo,
    propietario de la vida y de la muerte.
    ¿Por qué me disminuyes?
    Yo no quiero aprender de tu sabiduría.
    Yo quiero el falo erecto, pero erecto,
    para entrar a la hora precisa
    en el dulce terrón de la tierra dulce.
    ¡Concédeme vvir entero
    hasta los ochenta!



    ME ENCANTA DIOS

    Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente. Pero esto sucede porque es un poco cegatón y bastante torpe con las manos.
    ....Nos ha enviado a algunos tipos excepcionales como Buda, o Cristo, o Mahoma, o mi tía Chofi, para que nos digan que nos portemos bien. Pero esto a él no le preocupa mucho: nos conoce. Sabe que el pez grande se traga al chico, que la lagartija grande se traga a la pequeña, que el hombre se traga al hombre. Y por eso inventó la muerte: para que la vida —no tú ni yo— la vida, sea para siempre.
    ....Ahora los científicos salen con su teoría del Big Bang... Pero ¿qué importa si el universo se expande interminablemente o se contrae? Esto es asunto sólo para agencias de viajes.
    ....A mí me encanta Dios. Ha puesto orden en las galaxias y distribuye bien el tránsito en el camino de las hormigas. Y es tan juguetón y travieso que el otro día descubrí que ha hecho —frente al ataque de los antibióticos— ¡bacterias mutantes!
    ....Viejo sabio o niño explorador, cuando deja de jugar con sus soldaditos de plomo y de carne y hueso, hace campos de flores o pinta el cielo de manera increíble.
    ....Mueve una mano y hace el mar, y mueve la otra y hace el bosque. Y cuando pasa por encima de nosotros, quedan las nubes, pedazos de su aliento.
    ....Dicen que a veces se enfurece y hace terremotos, y manda tormentas, caudales de fuego, vientos desatados, aguas alevosas, castigos y desastres. Pero esto es mentira. Es la tierra que cambia —y se agita y crece— cuando Dios se aleja.
    ....Dios siempre está de buen humor. Por eso es el preferido de mis padres, el escogido de mis hijos, el más cercano de mis hermanos, la mujer más amada, el perrito y la pulga, la piedra más antigua, el pétalo más tierno, el aroma más dulce, la noche insondable, el borboteo de luz, el manantial que soy.
    ....A mí me gusta, a mí me encanta Dios. Que Dios bendiga a Dios.


    JAIME SABINES, Jaime Sabines. Recuento de poemas 1950-1993, Visor, 2014


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 37221
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por cecilia gargantini Mar 22 Nov 2022, 15:15

    "Sobre tu tumba" y lo que escribe a la muerte de sus padres y de su hijo... estremecedoras palabras.
    Sus palabras a Dios, realmente emocionantes también.

    Es una escritura que, a pesar del ahogo, deja profundas huellas.

    Muchas gracias, querido Pedro

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 57891
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Maria Lua Vie 25 Nov 2022, 21:07



    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    JAIME SABINES (1926-1999) - Página 2 Empty Re: JAIME SABINES (1926-1999)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun 20 Mar 2023, 07:27