Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1043135 mensajes en 47679 argumentos.

Tenemos 1574 miembros registrados

El último usuario registrado es Sabina Saulés

¿Quién está en línea?

En total hay 73 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 69 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

clara_fuente, Juan Martín, Maria Lua, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» Sophia de Mello Breyner Andresen (1919-2004)
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 19:31 por Maria Lua

» JOSÉ RÉGIO (1901-1969)
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 19:28 por Maria Lua

» Florbela Espanca (Vila Viçosa, Portugal, 8 de diciembre de 1894 - Matosinhos, Portugal, 8 de diciembre de 1930)
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 19:19 por Maria Lua

» Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 19:17 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (!3/ 06/1888- 30/11/1935) )
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 19:11 por Maria Lua

» Rosa Lentini (1957-
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 13:08 por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: BAUCIS Y FILEMÓN
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 12:54 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 12:43 por Pascual Lopez Sanchez

» SE ESTA RUA FOSSE MINHA
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 08:53 por Maria Lua

» POESÍA SOCIAL XIX
POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 EmptyHoy a las 07:56 por Pascual Lopez Sanchez

Mayo 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty

2 participantes

    POETAS LATINOAMERICANOS

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Lun 13 Mayo 2024, 21:01

    Saúl Ibargoyen, Uruguay



    Saúl Ibargoyen nació en Montevideo, Uruguay, el 26 de marzo de 1930 - murío el 9 de enero de 2019. Fue un poeta, narrador, crítico, traductor y ensayista uruguayo, nacionalizado mexicano. Publicó más de 50 libros, incluyendo antologías de la poesía latinoamericana, en colaboración con el escritor argentino Jorge Boccanera. En su obra destacan Palabra por palabra (Antología poética); Cuento a cuento (relatos completos); Soñar la muerte; La sangre interminable y Noche de espadas (Novelas); Habana 3000; Poeta poeta; Exilios; Fantoche; Basura y más poemas; Amor de todos; El llamado; Poeta en México City; Versos de poco amor, entre otros. Recibió el Premio Iberoamericano Bellas Artes de Poesía Carlos Pellicer, por su libro El escriba de pie (2002); el Premio del Ayuntamiento de Montevideo; el Premio del Ministerio de Instrucción Pública, en Uruguay; y el Premio Nacional XXXIV Juegos Flores de San Juan del Río, Querétaro, 2004 por ¿Palabras? Tradujo a numerosos escritores portugueses, brasileros y franceses. Fue editor de la Revista Mexicana de Literatura Contemporánea. Se desempeñó también como coordinador de talleres literarios.



    *******************

    El cantante negro



    (Para Fela, cantor popular de Nigeria, in memoriam)

    -Llevo la muerte en mis bolsillos-

    dijo el cantante negro.
    ¿Quién podrá matarme? ¿Con qué pistolas

    con qué cuchilladas o bombas?
    Porque ellos no tienen la música

    que es el arma
    que nos escuchará en los tiempos del nuevo futuro
    cuando nuestras muertas orejas bien comidas ya
    por buitres ratas zopilotes arañas

    no pueden oir
    ni el último eructo de la última molécula
    de la masa desquiciada que tuvimos puesta
    como un sombrero de pelos y neuronas
    en la punta más alta de la cabeza.
    No pregunten ahora quiénes son ellos:

    ahora que la muerte
    está sacando más criaturas de baba y de lumbre
    de la panza de mi guitarra-

    dijo así el necio
    cantante negro.
    Respóndanse para cada uno de ustedes o vosotros:
    quién es cada uno de ti

    de ella de él de vos
    de cadas todos.
    Levántense
    de su tiniebla de sus pedazos fecales
    de las resequísimas tiras del ombligo
    de las faldas desnudadas de la memoria reprimida
    de aquellos límpidos calzones martirizados
    del omóplato sin descanso
    de los paladares atrapados
    de los pulmones calcinándose-

    dijo con su voz
    de otras canciones
    el cantante negro.
    -No sean ustedes o vosotros

    no seamos yo
    los enemigos de cada quien que anda por la Tierra
    fabricando un solo cántico

    con una sola nota
    y una sílaba sola-
    dijo
    el casi acosado
    cantante negro.
    -Yo no estoy ni adentro ni afuera de mis nombres:
    no hay sitio en mí para la muerte.

    Mi cuerpo es
    una casa de humo
    donde todos sabrosamente comen
    y lejanos de sí duermen

    y lavan su lengua
    con los jabones de este día
    y cuelgan sus sábanas

    encima de un silencio
    de rosas amarillas.
    Yo soy el cantante en mí

    porque hay voces de otros
    que me enseñan a escucharme

    con oído profundo
    sin sebo y sin cartílago-

    dijo fatigándose
    el perseguido
    cantante negro.
    -Tengo manchas de muerte creciéndome
    en los abajos de las uñas

    entre las piernas
    fecundantes y magras
    en medio de los dos dolidos pétalos
    de un trabajado corazón

    adentro de los gritos gemidores
    que salieron en estos años de tanto respirarme
    sin olvidar de nacer-

    dijo el cantante negro
    al mirar su sudor fermentando
    en el pozo destruido
    de un espejo.
    -Tampoco ahora pregunten quiénes son ellos.
    Ahora que la muerte se ha puesto

    sus harapos rojos:
    ahora que golpea con ruidos de espuma marina

    sus huesos de fiesta:
    ahora que la casa de muchos se va de mi cuerpo
    como los días de papel se marchitan

    en su propio almanaque.
    Respondan aquellos y estos todos otros que escuchan
    lo que este cantador está cantando:

    no una canción
    ni un rezo
    ni un trozo de algo entre dos letras:

    la voz solamente
    la voz
    porque cantar es oir y deshablar y silenciarse-

    dijo así
    al beber de sus incontables voces ensangrentándose

    el cantante negro.
    -Porque no existe frontera alguna o ninguna marca
    entre el dolor de las jóvenes tetas arrancadas
    y la sombra de la mano del juez que confirma la sentencia.
    No hay distancia entre los párpados reventados
    y el mandato de cumplir las órdenes no escritas.
    No hay lindes ni límites entre los pies quebrantados
    y la babosa verbalidad de los señores
    holgándose en el poder y en la podredumbre-

    dijo
    desde sus encías masacradas el igual

    cantante negro.
    -¿Quién podrá matarme

    si una sílaba sola
    si una incendiada bandera
    si una mínima melodía
    si una sola gota
    de blanca o morena mujer
    son la respuesta para que los vientos

    y las aguas y los fuegos
    de la Tierra no puedan descansar?-
    dijo o quiso decir

    metido de una vez con su guitarra
    en los atentos bolsillos de la muerte

    el mismo
    cantante negro.





    ****************


    Un no sueño



    Esto no es un sueño:

    las palabras saben
    que esto no es un sueño.
    Porque soñarse no es apalabrarse.

    Porque la tinta del sueño
    se prepara con punzantes sudores y desenterradas lágrimas.
    Porque un sueño es el comienzo de algo
    que en nosotros
    ha sido contemplado a través de un líquido vivo
    donde cada imagen futura
    tuviera su origen
    de sangre y de sal.
    Porque las palabras no caben en el sueño
    no es ése su sitio
    de hablar: no cantan no explican no tienen silencio
    ni gritos ni dolor. Esto no es ningún sueño:
    es lo que miramos
    bajo las leyes de una luz carnal. Y un mal sabor de ojos nos quema
    las interiores membranas
    de los párpados. Y la persona o el hombre al soñarse no comprende que debe salir con violencia
    de las húmedas burbujas
    donde todo es mudo como un pájaro que jamás podrá nacer. Y los ojos los iguales ojos que repiten sus palpitaciones a cada lado de una frontera sin aroma y sin color

    se buscan para verse
    para tocarse entre imágenes ciegas:
    Antes que las palabras escriban:

    esto no es un sueño.
    Antes que las palabras:

    nada más.


    De Pasión para una sombra, 1959


    ****************

    Retrato



    No soy optimista.
    He crecido de golpe
    subiendo a saltos
    los peldaños del alma.
    No soy demasiado alegre
    ni demasiado expansivo.
    Todavía no tengo pasado:
    Hablo con los demás,
    camino por los parques,
    escribo de veinte
    maneras diferentes,
    me gusta el futbol,
    leo los diarios,
    visito a los amigos,
    comento algunos libros,
    vigilo mis pasiones,
    termino mi trabajo.
    Soy sencillo, tengo
    veintiocho años y, es claro,
    sombras y errores,
    culpas que me duran meses.
    No quiero tener razón,
    ni saber si estos versos
    son cortos o largos,
    ni tampoco, en verdad,
    tejer un laurel
    o hacer mi retrato:
    soy tan parecido a todos,
    tan igual
    a lo que canto.
    Por eso no importa
    que me olviden,
    que sepan tan sólo de mi cara,
    de mi sobrenombre
    o de mis años.
    Debo decir algo todavía,
    con cierto sabor testamentario:
    nada estará
    por debajo de mis actos,
    y no daré nunca las espaldas
    a la última cosa
    que pueda caber en mis palabras





    *****************

    Arte poetica



    Recojo largas
    notas de tango
    que suelen caer de los balcones,
    y el hambre de tantos perros
    que surcan su olvido
    de calles y nombres.
    Estoy atento al desempeño
    que entiendo corresponde
    a mi esperanza
    que aunque la nombre apenas,
    como al paso,
    es quien me empuja
    y me distrae
    del sopor, del humo,
    del sucio latido de la vida.
    Tomo nota, además, de mi cuerpo:
    invento un río
    que entre mi piel y hueso
    va creciendo,
    e incluyo estos instantes
    en que el mundo
    declina su pasión
    y me alimenta.





    De El libro de sangre, 1959.





    Palabra sola



    Es Saúl, tu hijo,
    el que habla,
    el que ahora ve
    esa línea
    que tan recta de lejos
    nos parece.
    Mi mano no es la mano
    del niño que escribía
    aquellas frases con su cuota
    de banderas y colinas.
    Ni mi boca es la boca
    que inventaba
    fórmulas extrañas
    donde acostar los sueños.
    Mi boca, padre,
    es solo un par
    de duros y oprimidos
    labios que piensan.
    El momento es éste,
    de saber
    dónde está
    el sol antiguo de las cosas,
    el sol profundo, el mismo
    de las tardes y los años,
    el calor dorado que no siempre
    poníamos en todo.
    Pienso que hablábamos
    muy poco
    que debí retener
    por más tiempo
    tu mano,
    que gritaste hacia la noche
    y que estabas solo.
    Pienso que no supe tener
    mi corazón atento
    que no he sido lo bastante ágil
    para ir detrás tuyo
    y detenerte
    ¿Qué podría decirte ahora,
    si estuvieras
    levantando tu guitarra
    ese árbol claro,
    sostenido con silencios,
    con pájaros que esperan
    tus mágicas señales?
    Pienso
    que para qué seguir
    pensando,
    que es la hora
    de la fruta,
    no del llanto;
    la hora de empezar
    el trabajo con tu barro,
    no del llanto.
    Pienso
    que es la hora sencilla
    del alma o de la carne,
    que viene vestida
    con tu único traje.
    La hora, padre, en que no sé
    cómo estar triste,
    porque nunca
    antes
    te hablé de esta manera.




    De Este mundo, 1963.






    Advenimiento



    Viniste,
    no sé cómo has llegado.

    En hombros te trajeron:
    tu agilidad dormía
    como el vientre de las piedras.

    A tu llegada
    no asistieron los sueños,
    no se molestaron
    los sabios
    ni se incomodaron
    los necios.

    Los hombres del mundo
    estaban ocupados,
    pero tranquilos:
    destruyéndose.

    Llegaste sin luces,
    sin himnos,
    sin coronas,
    sin frutos salvajes
    cayendo de los labios.

    Solo una sonrisa
    llegó
    por aire o por recuerdo,
    adelantada.

    Alguien pudo recibirte
    abriendo las manos
    y colocando en ellas,
    el reconstruido signo
    de la ausencia.

    Pero quién pudo
    reconocerte,
    si eras la fuerza,
    si venías de los ruidos incansables
    de la sangre,
    si el silencio del mar
    te perseguía,
    si el sabor de las palabras
    era barro,
    si naciste al llegar,
    como un pájaro
    que en la noche sigue
    escuchando su canto.

    Llegaste al fin,
    Porque nunca he sabido esperarte.

    (La soledad se aprende
    estando solo,
    como se aprende la muerte
    estando en vida).

    Llegaste,
    y esto es suficiente.

    Quizás como la lluvia
    que moja la cara
    y cae a la tierra,
    que sólo por eso
    en otra tierra
    de carne, de grito y de fuego,
    se ve convertida.







    La miel del verano


    a Alfredo Zitarroza


    Amigos, compañeros,
    que tanto caminaron
    los pasos de la infancia.

    Quiero traerlos ahora
    a mis palabras:
    no le está permitido
    al hombre
    olvidar.

    Con los años se recogen
    objetos imprevistos
    y el viento nos acerca
    el viejo sabor del aire respirado.

    Muchas cosas comunes nos unían los ojos,
    mientras la calle
    como una espuma silenciosa
    navegaba a nuestro lado:
    las muchachas tenían en la boca
    el jugo del verano
    y en la sangre nos dejaban
    ese latido que siempre recordamos.


    La vida era un milagro
    interrumpido cada noche:
    cuánta urgencia en el deseo
    de los frutos aún lejanos;
    qué costumbre distinta de soñar
    sin que el tiempo pudiera causar daño.

    Todo era explicado,
    todo estaba claro:
    imaginábamos ser sabios
    y la verdad se posaba,
    como un pájaro dócil,
    en una u otra mano;
    nos creíamos héroes
    y tímidas princesas miraban el combate
    desde un alto castillo
    rodeado de lagos.

    Amigos, camaradas:
    algunos ni siquiera
    sus nombres me entregaron;
    otros nacen cada vez al ser nombrados,
    y otros tienen apenas
    un silencio solitario.

    Quise traerlos hasta mis palabras,
    que caminaran nuevamente
    mis pasos de la infancia.

    No mencioné sus domingos de barro,
    ni sus noches de miedo,
    ni su falta de calor
    y de esperanza.

    Sólo busqué mi presencia entre sus actos;
    entre sus rostros, tocarme la cara.

    Son el frío y la ausencia, sin embargo,
    los que dejan en mi boca
    esta miel un poco triste
    del verano.





    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Revista/ultimas_ediciones/57_58/ibargoyen.html



    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Lun 13 Mayo 2024, 21:06

    Ida Vitale (Uruguay)



    Ida Vitale. Su obra se compone, entre otros, de los libros: La luz de esta memoria (1949), Palabra dada (1953), Cada uno en su noche (1960), Paso a paso (1963), Oidor andante (1972), Jardín de sílice (1980), Elegías en otoño (1982), Entresaca (1984), Serie del sinsonte (1992), Obra poética (1992), Léxico de afinidades (1994), Dos por paz (1994). Ha publicado también las antologías Fieles (1982), Sueños de la Constancia (1988); Reducción del infinito, (Antología y nuevos poemas, Barcelona: Tusquets, 2002); Trema (Valencia: Editorial Pre-Textos, 2005); Con Sarah Pollack, Reason enough (Austin, 2007), antología traducida al inglés; Mella y criba (Valencia: Editorial Pre-Textos, 2010); Sobrevida (Antología, Granada: Esdrújula Ediciones, 2016); Mínimas de aguanieve (Taller Ditoria, México, 2016); Poesía reunida. Compilación y edición de Aurelio Major. Barcelona: Tusquets. 2017. Es también crítica y ensayista.

    Ha recibido diversos premios, entre ellos Premio Octavio Paz (2009) el Premio Alfonso Reyes (2014) el Premio Reina Sofía (2015), el Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca (2016), el Premio Max Jacob (2017) y el Premio Cervantes (2018 ) que valora "su lenguaje, uno de los más reconocidos en español".



    **************



    Mariposa, poema


    En el aire estaba
    impreciso, tenue, el poema.
    Imprecisa también
    llegó la mariposa nocturna,
    ni hermosa ni agorera,
    a perderse entre biombos de papeles.
    La deshilada, débil cinta de palabras
    se disipó con ella.
    ¿Volverán ambas?
    Quizás, en un momento de la noche,
    cuando ya no quiera escribir
    algo más agorero acaso
    que esa escondida mariposa
    que evita la luz, como las Dichas.






    Rueda nocturna


    Aquí
    —desierto, laberinto—
    enfrentada a papeles que cambian
    en el instante en que los miras,
    entre libros que limitan a cada hoja
    con la muerte,
    oyes el coro de gritos de socorro,
    repetida tu lucha
    letra a letra
    contra la eterna víbora.
    Secreta hermana,
    arroja cuerdas esperanzadas,
    fieles escalas
    con sus nudos precisos,
    planta y vigila el haba que
    desde vertiginosa semilla
    alcanza el cielo.
    ¿Sirve?
    Después
    siempre está el sueño,
    selva
    para esconderse del veneno furioso.






    Sequía


    De se taire, parfois, riche est l’occasion
    Raymond Roussel

    Y tienen las palabras su verano,
    su invierno,
    y tiempos de entrecierra
    y estaciones de olvido.
    De pronto se parecen demasiado a nosotros,
    a manos que no tocan
    hijos, amigos,
    y pierden su polvo en otra tierra.
    Ya no las mueve el agua
    de nuestra tibia orilla humana.
    Navegan entre nieblas,
    merodean lentísimas,
    van como topos,
    ciegas,
    esperando.
    Hermanas, tristes nuestras.






    Zoon politikon


    Il n’y a pas de paix qu’au-dessus des serpents de la terre.
    Max Jacob

    Quisieras escribir al margen de combustiones
    y escalofríos,
    malezas que ametrallan
    y testimonios del fracaso de toda magia;
    remediando azogues roídos para que
    del otro lado del espejo se llegue
    a los jardines sin tormenta ni astucia,
    donde el té circular y los amigos íntimos lejanos.
    Quisieras convertir los pantanos en manantiales de limpio berro,
    izar la historia,
    red reptante donde tropiezas
    y te cubres de presagios amoratados.

    Pero sigues por arenales de sofocación hasta ningún fin,
    a vararte en el horror prometido.
    La espalda, triste signo,
    acata tablas dictadas entre
    truenos y violencia.

    Quisieras estar naciendo en edad de razón.






    Jardín de sílice


    Si tanto falta es que nada tuvimos.
    Gabriela Mistral

    Ahora
    hay que pagar la consumición del tiempo,
    sin demora,
    gastado el arrebato
    en andar por un jardín de sílice.
    Aramos otra vez el mismo surco
    para fertilidad de la desdicha,
    y la letra,
    el silencio
    van entrando con sangre.

    Años vendrán para pacer palabras
    como pastos oscuros,
    echar a arder pequeñas salamandras,
    todos los exorcismos,
    apenas memoriales donde hubo un aire libre,
    ya no lugar común,
    que nadie
    en el miedo de las encrucijadas
    sueña o lee.

    Vagos vagones cruzan
    hacia
    un pasado que pulveriza las raíces,
    que alisa el luto y nos despide.

    Se noi sismo figure di specchio... Lucio Piccolo

    No cantes,
    Gran Oreja,
    y no llores tampoco.
    No mires hacia el lado del gran árbol de luz,
    ni vuelvas hacia atrás,
    donde la copa rota
    cuajó
    de estrellas federales.
    Apártate, apártate
    como los pájaros,
    como un espejo no mirado
    como
    quédate, quédate,
    ámbar
    que una insistida palabra
    frota, electriza,
    antes de la agonía.






    Fortuna


    Por años, disfrutar del error
    y de su enmienda,
    haber podido hablar, caminar libre,
    no existir mutilada,
    no entrar o sí en iglesias,
    leer, oír la música querida,
    ser en la noche un ser como en el día.
    No ser casada en un negocio,
    medida en cabras,
    sufrir gobierno de parientes
    o legal lapidación.
    No desfilar ya nunca
    y no admitir palabras
    que pongan en la sangre
    limaduras de hierro.
    Descubrir por ti misma
    otro ser no previsto
    en el puente de la mirada.
    Ser humano y mujer, ni más ni menos.






    Misterios

    Alguien abre una puerta
    y recibe el amor
    en carne viva.
    Alguien dormido a ciegas,
    a sordas, a sabiendas,
    encuentra entre su sueño,
    centelleante,
    un signo rastreado en vano
    en la vigilia.
    Entre desconocidas calles iba,
    bajo cielos de luz inesperada.
    Miró, vio el mar
    y tuvo a quién mostrarlo.
    Esperábamos algo:
    y bajó la alegría,
    como una escala prevenida.





    Exilios

    …tras tanto acá y allá yendo y viniendo.
    Francisco de Aldana

    Están aquí y allá: de paso,
    en ningún lado.
    Cada horizonte: donde un ascua atrae.
    Podrían ir hacia cualquier fisura.
    No hay brújula ni voces.
    Cruzan desiertos que el bravo sol
    o que la helada queman
    y campos infinitos sin el límite
    que los vuelve reales,
    que los haría de solidez y pasto.
    La mirada se acuesta como un perro,
    sin siquiera el recurso de mover una cola.
    La mirada se acuesta o retrocede,
    se pulveriza por el aire
    si nadie la devuelve.
    No regresa a la sangre ni alcanza
    a quien debiera.
    Se disuelve, tan solo.






    Este mundo

    Sólo acepto este mundo iluminado
    cierto, inconstante, mío.
    Sólo exalto su eterno laberinto
    y su segura luz, aunque se esconda.
    Despierta o entre sueños,
    su grave tierra piso
    y es su paciencia en mí
    la que florece.
    Tiene un círculo sordo,
    limbo acaso,
    donde a ciegas aguardo
    la lluvia, el fuego
    desencadenados.
    A veces su luz cambia,
    es el infierno; a veces, rara vez,
    el paraíso.
    Alguien podrá quizás
    entreabrir puertas,
    ver más allá
    promesas, sucesiones.
    Yo sólo en él habito,
    de él espero,
    y hay suficiente asombro.
    En él estoy,
    me quede,
    renaciera.





    Accidentes nocturnos


    Palabras minuciosas, si te acuestas
    te comunican sus preocupaciones.
    Los árboles y el viento te argumentan
    juntos diciéndote lo irrefutable
    y hasta es posible que aparezca un grillo
    que en medio del desvelo de tu noche
    cante para indicarte tus errores.
    Si cae un aguacero, va a decirte
    cosas finas, que punzan y te dejan
    el alma, ay, como un alfiletero.
    Sólo abrirte a la música te salva:
    ella, la necesaria, te remite
    un poco menos árida a la almohada,
    suave delfín dispuesto a acompañarte,
    lejos de agobios y reconvenciones,
    entre los raros mapas de la noche.
    Juega a acertar las sílabas precisas
    que suenen como notas, como gloria,
    que acepte ella para que te acunen,
    y suplan los destrozos de los días.






    Un pintor reflexiona

    Qué pocas cosas tiene
    este callado mundo,
    más allá de mis Cosas.
    Está ese sol que incendia
    las paredes vecinas,
    los cables del tendido
    y aquí no entra porque
    qué pensaría el triste,
    el alón del sombrero
    que, perdida su copa,
    ya no abandona el muro
    y tengo por la Elipse.
    Y las flores de trapo,
    que pintadas soñaron
    con ser frescas y hermosas
    y sobreviven mustias,
    ¿qué dirían, mis eternas?
    Mis ocres, lilas, rosas,
    mis marfiles sesgados
    por sombras que entretejen
    mis líneas adivinas,
    son, en su quieto reino.
    No importa el sol, afuera.
    Que le baste Bolonia
    y el ladrillo ardoroso
    y en mera luz y sombras
    me deje entre mis cosas.
    Ya nos encontraremos
    si en el pequeño parque,
    pinto y pienso en Corot.
    Voy a ser aún más leve:
    en leves acuarelas
    últimas, que precisen
    el paso de las formas
    por la bruma que sea
    un color suficiente.
    Pintaré un mandolino
    que acompañe la danza
    de mis disposiciones
    entre sí con sus sombras,
    con luces y con trazos
    que sutiles abrazan
    mis objetos amados.
    Y ya toda Bolonia
    será de un suaverrosa
    sin presunción alguna,
    sobre el fatal hastío
    si, decimonónico,
    de lecheras y henares,
    gallineros y cielos.
    Cerca de mis hermanas,
    viajaré por mis Cosas.



    https://www.festivaldepoesiademedellin.org/es/Festival/Antologia/vitale.html


    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Mar 14 Mayo 2024, 10:37


    Washington Benavides, Uruguay


    Washington Benavides nació en Tacuarembó, Uruguay, en 1930. En los años de la dictadura militar, impulsó decididamente el canto popular, como forma de resistencia. Ha sido docente universitario y ha trabajado en la radio. Entre sus libros publicados, se encuentran: Tata Viscacha (1955, reeditado por Yaugurú, 2012); Poemas de la ciega (1968); Murciélagos (1981); Lección de exorcista (1991); y El molino del agua (1993). Tata Vizcacha (edición del autor, 1955; reeditado por Yaugurú, 2012); El poeta (Ediciones Asir. 1959); Poesía (1963); Las milongas (1965); Los sueños de la razón: 1962-1965 (Revista Siete Poetas Hispanoamericanos. 1967); Poemas de la ciega (Ediciones de la Banda Oriental. 1968); Historias (Ediciones de la Banda Oriental. 1971); Hokusai (1975); Fontefrida (Ediciones de la Banda Oriental. 1978); Lección de exorcista (Ediciones de la Banda Oriental. 1991; El molino del agua (Premio Nacional y Municipal. 1993); La luna negra y el profesor (1994); Los restos del mamut (Ediciones de la Banda Oriental. 1995); Amarili y otros poemas, de Pedro Agudo (2007); Tanta vida en cuatro versos. Un cancionero Selección y prólogo de Diego Techeira(Solazul ediciones. 2013); Sansueña. Antología Poética. Compilación y prólogo de Diego Techeira (Fondo de Cultura económica, México. 2016); Retablo Roto (Solazul ediciones. 2016); Selva Selvaggia (Solazul ediciones. 2017).
    Premios: Premio Morosoli de Plata en Literatura entregado por la Fundación Lolita Rubial, 2003; Gran Premio Nacional a la Labor Intelectual El Gran Premio Nacional a la Labor Intelectual (Ministerio de Educación y Cultura) se otorga cada tres años a aquella persona que se haya destacado en actividades culturales que signifiquen honor para la República y por la obra realizada a lo largo de su vida, 2012; Premio Morosoli de Oro entregado por la Fundación Lolita Rubial.El Premio Morosoli de Oro, máximo reconocimiento de la Fundación Lolita Rubial a la cultura uruguaya, es entregado anualmente en la ciudad de Minas, y cuenta con un Consejo Asesor de más de 100 personalidades de la cultura y la ciencia, 2014.



    *******************


    (Inéditos del libro El mirlo y la misa)

    Action poetry
    A Jackson Pollock

    el poema no debe resolverse jamás. líquido
    que se derrama de un frasco de medicación desconocido
    se extiende como una amiba sobre el piso, sobre la alfombra
    sobre la losa húmeda y combina
    con el agua en una aguada espontánea
    que refleja los tirantes del techo su madera oscura
    o una ventana como el fácil dibujo para iluminar los ojos
    o las manzanas en el dibujante de comics
    el poema agrede como un perro atado o se insinúa como un
    gato hambriento rozándote las piernas

    pero no sabes cuál es su verdadera intención sólo puedes
    conjeturarla como el significado y el relieve de las nubes
    puede sugerirte toda una fauna
    que escapa de tu cabeza como aquella diosa nacida de la cabeza
    de su padre dios de dioses
    el poema no puede descifrarte su enigma porque ni siquiera
    es conveniente suponerlo, suponer que existe ese enigma
    el poema es la serie de palabras ininteligibles que escapan
    del viejo accidentado, junto a las marcas de neumáticos del frenazo
    y cientos de pares de zapatos y sandalias y botas que le rodean
    como un curioso matorral
    no puedes sino adivinar qué cosas escapan al cerco de sus dientes
    como dijera Homero
    imaginar qué cosas están brotando vueltos signos de los labios heridos del yacente
    y ese viejo yacente es el poema que se desarrolla ante tus ojos
    y tu mente rechaza ese escribir derramado, ese poema hemofílico
    para el que no encuentras torniquete ni pinza salvadora
    el poema continúa como un teletipo demencial marcando en el papel
    los signos arbitrarios mientras no se descubra su doctrina
    -si ella existe- la intencionalidad que ha movido los dedos
    del mecanógrafo para crear hileras tras hileras tras hileras
    Otras Viñas de la Ira.





    Anda un amigo en medio de la noche...

    Anda un amigo en medio de la noche.
    Han cerrado los bares. Las persianas
    de acero bajaron con estrépito. Los gatos
    deslizan apetitos. Anda la luna
    por ahí, velada. Pasan coches y luces;
    sobreviene, después, un silencio
    que mueve la plantita en la cornisa;
    silencio que hace un chambelán
    de un grillo -del canto de ese grillo-.
    Anda un amigo en medio de la noche.
    No lo conozco. Y él no me conoce.
    Andamos cerca o lejos, nos cruzamos
    -acaso- en una calle. Compartimos
    un ómnibus, un cine, un banco de una plaza.
    Anda un amigo y ando yo que soy amigo
    de ese hombre. En órbitas distintas
    -nunca ajenas-. Pero vamos a hallarnos.

    En medio de la noche o con la aurora
    de rosados dedos, vamos a hallarnos.
    Y tenemos que estar preparados a ese encuentro.
    Por ahora, susurra el viento oscuro,
    graznan letreros viejos y el grillo mete lima.
    Ya no pasan los coches. Pasan restos de diarios
    y un cartel liberado zapateando en el polvo.
    Estoy seguro. Nos encontraremos.

    De Murciélagos 1981







    Canción de los lentes


    El poeta envejece.
    No ve la línea,
    la delgada silueta
    que, antes, veía.
    La escritura le baila
    una polkita;
    se le van los matices,
    las golondrinas.
    Pero se puso lentes
    y oh maravilla
    se dibujaron netas
    las golondrinas.
    Apareció de nuevo,
    -la delgadiña-
    aquella del romance,
    palabra limpia...
    Los tipos de su máquina
    la tinta china
    por más que los limpiaba
    no aparecían...
    Se arrimaba a la hoja
    cuanto podía,
    su nariz borroneaba
    la letra fina...
    Pero se puso lentes
    y oh maravilla
    volvieron las "corrientes"
    las "cristalinas"...
    Y releyó a Pessoa
    y a Carlos Williams
    y anduvo con Sabines
    por la cornisa...
    Ahora es un "cuatrojos"
    es un "lenteja "
    pero ve lo que escribe
    y lo que piensa.

    De Finisterre, 1986







    Cuando se vive al borde...


    Cuando se vive al borde
    de una ciudad de conmovidas piedras-
    a la que obviaron un destino
    de naufragio y ceguera
    y el invierno -que agobia oscuramente-
    es la pared de su verdín cubierta,
    no es fácil Garcilaso
    ni la Egloga;

    -aún el helado visitante filtra
    su humor entre las piedras-
    mírenlo -alumnos de poesía- y miren
    el vaticinio de las quemas...

    No es fácil ver
    ando la calle llega
    con sus volados árboles y muros
    y entre hojas y lágrimas nos ciega.
    Ni enviar un ramo de palabras tristes
    cuando la carta obstina
    en barajar sus fechas...

    De Poemas de la ciega, 1968







    Diferencias


    vamos a escuchar las voces
    sus diferencias
    a oír
    ponga el jilguero lo suyo
    y el pirincho lo haga así

    pero vamos a entendemos

    que lo que quiero decir
    no es opinión sobre gustos
    dura tarea
    o feliz
    como un borracho que muere
    ahogándose en un barril

    yo vengo de un fondo viejo
    con Berceo a la nariz
    y endulzó la villanesca
    el agrio son del país,

    pero un puente de guitarra
    fue lo que me trajo a mí

    por eso no se sorprendan
    si contrapuntean aquí
    la guitarra de Gabino
    y el arpa del rey David.

    De Las milongas 1965







    Elogio de la maga


    Cuerpos desesperados del estío.
    Con el sexo vibrando en las cigarras;
    en úes de torcazas y guitarras
    y en las fogatas alumbrando el río.

    El ojo que descubre lo prohibido,
    el halcón sobrevuela la ventana
    y ve el flanco de púber porcelana
    o de pura obsidiana.. Combatido

    por el dogma, el prejuicio, la costumbre;
    la venda, la censura, el anatema,
    la letra púrpura, el auto de fe..

    Todo por el hechizo y dulcedumbre
    de la materia prima del poema..
    Que aunque cierres los ojos, sigue en pie...

    De Poesía 1959-1962






    Nuevo jardín de las delicias


    Puesto entre pitonisas y modernos;
    entre aguafiestas y entre barreminas;
    entre paces huidobros y esterlinas;
    entre caretas y entre posmodernos..

    Como en un cuadro de Ensor o Solari
    sumido en un bestiario junto al Bosco,
    vas, entre muros derruídos, hosco,
    en un café bebiéndote un Campari..

    La mujer te sostiene, un hijo claro,
    algunas instrucciones de camino,
    (te aguardan el pretor junto al avaro)..

    Bosques de ahorcados, humo de las quemas;
    feudos de yuppies, bandos de cretinos:
    aférrate al rosario y tus poemas...

    De Poesía 1959-1962


    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Miér 15 Mayo 2024, 09:05

    Osvaldo Sauma, Costa Rica



    Osvaldo Sauma es poeta y antologista de poesía, ha publicado en este género, los libros: Las huellas del desencanto, 1983; Retrato en familia, Premio Latinoamericano EDUCA, 1985; ASABIS, 1993; Madre nuestra fértil tierra, 1997; Bitácora del iluso, 2000; El libro del adiós, 2006; Elegía temprana, La Canción del oficio, 2013. También ha realizado las antologías: Poesía infantil del Conservatorio Castella, 1986; Antología del Conservatorio Castella, 1990; Los signos vigilantes, antología de poesía ecológica, 1992; Tierra de nadie, antología de nueve poetas latinoamericanos, 1994; La sangre iluminada, antología de seis poetas latinoamericanos, 1998; y Martes de poesía en el Cuartel de la Boca del Monte, 1998.

    Al decir de Raúl Zurita: «El desgarrador acento lúcido y devastado que atraviesa cada una de sus líneas donde «Homero y Ulises vuelven a quemar las naves», como se nos dice en el impresionante verso que finaliza Bitácora del iluso, nos evidencia la tristeza de un mundo y de un tiempo que, como ha sucedido tantas veces antes, tampoco ahora llegó a ser. Así, su poema «Recuento», por ejemplo, que recuerda la conmocionada voz de un Ungaretti escribiendo desde las trincheras de la primera guerra, se alza como el verdadero manifiesto de una derrota generalizada. De un descalabro que pareciera inscrito en el corazón de este fin y comienzo de milenio y que cada vez más se presenta, en medio de la estridente fanfarria del mercado, bajo las formas del vacío y del desencuentro. La poesía de Osvaldo Sauma toca ese desencuentro como pocas veces he podido percibirlo. La tristeza implacable, demoledora de sus poemas, como la del mismo Ungaretti, de Kavafis o de Ciorán, es en suma la nuestra, y si ella se alza finalmente como una radical crítica al mundo, a la existencia, a la realidad tal como la hemos venido experimentando, es porque los poemas que la retratan, directos, concretos, tangibles, alcanzan la maestría»



    *********************


    Raíces



    "La poesía es el oro de los árabes"
    (G. Virgil Georghiu)

    Mis detractores ignoran
    que la memoria espía
    el itinerario de los abuelos
    no advierten
    que el esplendor de los desiertos
    impide que me arrebaten
    el oro de los versos
    y la fuerza de la sangre

    inútiles resultarán
    sus maledicencias
    esta raíz ancestral
    me entrelaza
    a la legendaria feria de Ukaz
    en el tiempo de la Tregua de Dios
    donde los poemas victoriosos
    se transcribían en seda negra
    y un año duraban
    proclamando entre los vientos
    la tesitura del más noble de los árabes :
    el que bajaba la hija del ojo al corazón
    o esculpía una flor entre los labios







    Una mujer baila


    una mujer baila
    amparada a la noche
    despliega sus brazos
    como decir sus alas
    desde el centro del aire
    hacia las afueras del aire
    en diagonal a los espacios de la luz
    entre los costados de la sombra

    una mujer gira
    como un astro
    y sobre sí misma
    esboza
    la ruta del azar y sus conjugaciones
    gira
    baila
    alza un tiempo magnético
    como quien alza un pájaro
    desde la tierra que lo atrapa
    y traza con un carbón encendido
    el lenguaje bermejo de las cavernas
    baila
    y con ello sacude
    los miedos de la infancia
    que aterrados todavía
    nos llaman desde su adentro

    una mujer baila
    sobre el corazón de la madera
    para enardecer
    el latido ciego de la vida
    baila sobre mis heridas
    para recrudecerme
    el camino del remordimiento

    una mujer baila
    sola contra la adversidad
    baila sobre el planeta errante
    sobre un contratiempo de la memoria
    y se fuga en esa fuga de la música
    y vuelve sobre sí misma
    para revelarnos
    un deseo desterrado del Paraíso terrenal







    Mirándola dormir


    todo hombre es su propio sol
    en la media noche del hastío
    cuando los grillos chillan
    como fuego endemoniado
    y las estrellas
    están más distantes que nunca

    bajo la luz del aguardiente
    todo hombre
    apaga
    la lumbre interior de la nada
    mientras mira dormir
    a la mujer que le cedió el destino
    no la que le inventó la ilusión
    todo hombre
    que como yo se emborracha
    junto a la mujer
    que nos huye en sueños

    evade la necesidad del otro
    hace de su fracaso
    un tintineo abstracto
    y se bebe en silencio su perdición







    Equidad


    que nadie se vaya impune de esta fiesta
    ni escape nadie por la puerta trasera
    como si no fuese artífice de su negligencia
    que no olvide la cuota de horror que se merece
    ni diga
    no sabía/ yo pensaba/ tengo el alma noble

    que nadie huya
    de esta fiesta de los taladros
    con licencia de ángel obeso
    que prohíban la venta de bulas papales

    que nadie abandone el barco
    como las ratas
    ni cabe túneles
    como los topos

    que no se salve nadie si no nos salvamos todos


    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Jue 16 Mayo 2024, 14:12

    Julieta Dobles (Costa Rica)



    Julieta Dobles nació en San José de Costa Rica en 1943, es poeta, escritora y educadora. Algunos de sus libros publicados son: Reloj de siempre (1965); El peso vivo (1968); Los pasos terrestres (1976); Hora de lejanías (1979-1981); Los delitos de Pandora (1987); Una viajera demasiado azul (1990) y Amar en Jerusalem, Hojas furtivas, 2007; Cartas a Camila, (junto con Laureano Albán) 2007; Trampas al tiempo, 2015; Poemas del esplendor, 2016. Recibió varios reconocimientos, entre ellos: Primer Accésit del Premio Adonais (Madrid, 1981); Premio Nacional de Cultura Magón 2013.

    Ha sido incluida en diversas antologías de la poesía centroamericana y costarricense, entre ellas, la Antología Crítica de la Poesía de Costa Rica, de Carlos Francisco Monje, 1992.



    ******************


    Música en la caricia



    La caricia requiere su vientre musical,
    su gestación de asombro bajo el tacto sediento.
    Es como si de pronto descubriéramos
    el continente de sus venas traslúcidas
    palpitando en el oro transparente del músculo,
    bajo el mapa fragante de la piel
    y su vello finísimo
    que alarga surcos, ríos diminutos
    y espejos olvidados en sus pliegues recónditos.

    En el amor el cuerpo
    es el rotundo mediodía,
    sin una sola sombra,
    identidad perfecta
    de nacimiento y transfiguración,
    playa donde la eternidad
    por un segundo esplende
    en toda su remota desnudez.

    La caricia es un mar
    que se apaga extendiéndose
    en oleadas mortales,
    evocación y término
    en la fugaz frontera del delirio.

    Sin más sombra que la piel que deseamos,
    sin más certeza
    que el hueso adivinado y recogido
    que nos separa y nos mantiene,
    cada uno en su esfera llameante y silenciosa,
    intentando, forzando el éxtasis
    más allá de su origen,
    como una música que fuese
    demasiado sonora
    para que el aire que habita,
    como una música
    que anhelando el vacío,
    callara para siempre en el vacío.







    Una viajera demasiado azul



    Tengo, bajo mis senos,
    entre mi cuerpo donde
    todo moreno gesto palidece
    en eterna tensión de danza y beatitudes,
    una impaciente huésped que palpita de ansia
    ante paisajes nuevos y ríos qué inaugurar,
    una viajera demasiado azul,
    niña que fui, saltando
    en la espuma de gozo de los mares,
    mujer que soy, amando
    paisajes recién creados
    con todo el entusiasmo de los advenimientos.

    Ella hace zozobrar mi corazón
    en cada muelle abierto que convida,
    con su salobre gusto a lejanías.
    En cada andén sin nombre,
    donde el silbido largo de los trenes del mundo
    crea ventanillas que pasan velocísimas
    y nos llaman y ofrecen los dones de la tierra.
    Desde cada aeropuerto y su viento impuntual,
    pie del aire profundo e infinito
    que nos recogerá en su mano abierta,
    traspasando latitudes, horarios,
    diminutas señales del hombre y sus cuidados
    para intentar asir el universo.
    Así, pasajeros de la noche al día,
    en un sólo segundo de asombro y altitudes
    nos sorprende allá abajo
    la curva luminosa de la Tierra,
    perfil de la alborada en el total silencio
    de la noche y su música inconclusa.

    Una viajera demasiado azul
    que discurre parajes y caminos
    y que va recogiendo voces,
    afectos, músicas humanas
    en su mochila de eterna caminante
    que no se detendrá,
    ni ante al puerta inmóvil de la muerte
    y su gozne secreto, inevitable
    como la misma vida,
    móvil, atónito, incesante río
    del que somos apenas viva espuma.







    Compañero


    a Laureano

    Juntos en la noche profunda
    de los pulsos del fuego,
    en la palabra que detiene la tiniebla
    o que la precipita,
    en tu rostro,
    donde bebo las luces y las sombras,
    donde es mío el temblor de cada surco,
    donde sé lo que duele y lo que callas.

    Como el olor del mar,
    respiro y me respira
    el olor de tu piel,
    y sé que puedo
    apoyarme en la luz de tus dos manos
    cuando las mías
    buscando, se oscurecen.

    En las mañanas
    compartimos el nombre de las cosas
    y el grito de los niños tras el sol.
    Entonces,
    es nuestro árbol
    donde viven los sueños
    y donde cada día se forja
    con la luz del día siguiente.

    Cuando buscas
    la sombra descansada de mi sueño,
    no hay suavidad mayor que la aspereza
    de tu piel,
    aquietando en mi aliento
    sus latidos discordes.

    Sé que entonces me nombras
    más allá de los sueños,
    y por eso, solamente por eso,
    la arcilla dolorosa que me cubre
    se hace suave y ligera.

    Vamos, como una sola herida
    perdonando y besando,
    y seguiremos,
    porque la vida es una larga transparencia
    donde la claridad es necesaria,
    besando y perdonando.






    Para descifrar enigmas




    No hay pasado. Digo que no hay pasado
    porque todo es ahora y rige
    y lanza pequeñas mariposas, y está vivo,
    tronco que no sabe,
    habitado de tanta savia inexplicable
    que nos va sosteniendo,
    sosteniendo,
    desde que alguien, amor y piel,
    pezón suavísimo,
    cúspide de alimentos y premuras terrestres,
    nos sumergió en el mundo,
    y comenzamos a remontar sus móviles
    claroscuros, sus susurros tenaces,
    sus sólidos aromas,
    a tientas, ávidamente,
    confundiendo saciedad con caricia,
    adormecidos siempre por el ritmo
    abovedado y diáfano
    de nuestro corazón recién venido.

    Se crece.
    ¿No es crecer otra cosa
    que erigir piedra a piedra
    nuestra urgente pirámide de sueños?
    Todos nacemos amos
    del fruto y su presencia
    de pequeño sol vivo.
    Pero ¿qué golpe, qué minuto
    clausuran para siempre
    el portón de la infancia?
    ¿Qué pasos abandonan
    ese repiqueteo de campanas agrestes?
    ¿Qué cerrojo condena
    su esplendor malherido,
    la caricia en que el mundo
    redime sus criaturas?

    Se diluye en la diaria lucha con la ceniza
    la pirámide muda.



    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Vie 17 Mayo 2024, 20:33


    Carlos Villalobos (Costa Rica)



    Carlos Villalobos nació en Costa Rica en 1968. Poeta, narrador y ensayista. Ha ganado los premios de poesía Arturo Agüero Chaves, Brunca de la Universidad Nacional de Costa Rica y Editorial de la Universidad de Costa Rica. Es doctor en Letras y Artes en Centro América, máster en Literatura Latinoamericana y licenciado en Periodismo. Ha participado como poeta invitado en festivales literarios en América Latina, Estados Unidos, España, Marruecos y Egipto. Es Profesor de Teoría Literaria y Semiótica en la Universidad de Costa Rica, donde ha fungido como Vicerrector de Vida Estudiantil y director de la Escuela de Filología, Lingüística y Literatura.

    Ha publicado los libros de poesía: Los trayectos y la sangre, 1992; Ceremonias desde la lluvia, 1995; El primer tren que pase, 2001; Insectidumbres, 2009; Trances de la herida, 2015; y El cantar de los oficios, 2015. Publicó igualmente la novela El libro de los gozos, 2001; el libro de cuento Tribulaciones, 2003 y El ritual de los Atriles, disertaciones, 2014.


    ***************


    Oruga de fuego


    A las bailarinas

    “El alma del filósofo habita en su cabeza; el alma del poeta en su corazón; mas, el alma de la bailarina late en todo su cuerpo”.
    Gibrán Jalil Gibrán
    Se mueve el corazón de la semilla
    y ella sabe la espiral de su camino.

    Giran la luna el sol y los cometas
    y ella entiende la magia de la elipse.

    Danza el viento su serpiente de andar por los potreros
    y ella puede seguirle el rastro sin perderse.

    Se mueve el río por las piedras y los valles
    y ella danza como danza el agua cuando salta por la piedra.

    Viene el mar marcando sus amares en la arena
    y ella salta sola, sola salta como el sueño por las olas.

    Ella baila el miedo, la alegría, un pez del arrecife.
    Ella baila la esperanza, el odio, la luz de la mañana.

    Ella baila los espejos, la tristeza, un cuchillo en el costado.
    Ella baila flores, magia, rito y todos los besos de la Tierra.

    Solo ella sabe cómo escribir en el viento una metáfora
    y gritar a gritos con el pie desnudo.

    Solo ella sabe cómo decir un cisne con el ala moribunda
    y a la vez salvarlo con un beso de amor enamorado.

    Mueve el pie, el vientre y cada una de sus alas.
    Mueve la cintura, el silencio y todos los deseos.

    Toda bailarina es una oruga
    que se desgaja el vientre y se convierte en llama.








    El espejo oculto


    A los recolectores de la basura


    Por aquí pasan dos veces: lunes de fijo
    y jueves salvo la Semana Santa.
    Yo les dejo el asco, mi carroña
    y toda la verdad de todo
    en paquetes de silencio.

    Ellos vienen, no preguntan,
    y recogen este rastro de mi sombra.

    Ellos vienen y se llevan
    todo el polvo que le arranco
    a lo que pienso.

    Ellos vienen y tiran al camión
    de la basura
    las huellas que vomito por el alma.

    Ellos vienen y recogen
    uno a uno mis pecados.

    Pasan por aquí temprano,
    no preguntan
    y se llevan mis olores,
    los avisos de la muerte
    y todas las palabras
    que le sobran al poema.

    Ellos vienen y se llevan
    este espejo que ocultamos.






    El afilador



    Es curiosa y casi loca esta manía
    de andar de puerta en puerta
    preguntando por el filo de las cosas.

    Es curioso, pero es cierto:
    poco a poco los puñales van perdiendo
    su donaire,
    y de tanto morder maderas
    los serruchos, diente a diente,
    se desgastan la finura,
    y de tanto cortar los hilos de la vida,
    yarda a yarda,
    las tijeras van perdiendo el apetito.

    Es por eso, que sí, que desde luego,
    que venga y toque el timbre
    el hombre de amolar cuchillos,
    que afile todo en la cocina,
    y de paso afile el ojo,
    la lengua y el oído.

    Que sí, que pase
    y que lo afile todo:
    el espejo que perdió el encanto
    el reloj que se cansó del tiempo,
    los colmillos de la historia
    que dejó el olvido en el olvido.

    Que sí, que entre, desde luego,
    que traiga la piedra de afilar y el esmeril
    y deje con todo el filo de besar
    el beso
    que hace tiempo no besaba
    con locura.








    Alejandría


    Si vas a emprender el viaje hacia Alejandría
    asegúrate de caminar
    por media calle, nunca por acera,
    compite con los autos y el bullicio,
    y deja que el viento te ofrezca
    en el camino cardamomo
    curry, almíbar
    o carne fresca colgando como ropa
    en una esquina.

    Mira el bazar
    que desborda la ciudad,
    la columna de Pompeyo,
    Roma hincada en la piedra de la muerte
    y todos los dioses
    de otro tiempo dibujados en papiro.

    Degusta una paloma al horno con arroz,
    el típico kebab y el humus
    y brinda con un Shay de flores
    y el rito milenario de la shisha.

    No olvides que hay que ir, desde luego,
    a mirar los libros
    en memoria de aquellos
    que quemó la historia.
    Siéntate un momento
    y degusta estas piedras de Babel,
    ya fantasmas
    que te dicen al oído los idiomas del Planeta.

    Que numerosos sean los recuerdos de este viaje
    como aquellos barcos de sed por la palabra
    que venían de tinta en tinta
    a untarse de tinta el corazón.

    Mira ahora el Mediterráneo.
    Aquí hubo una vez un faro
    que fue gemelo de la luna
    y la luciérnaga.

    Aquí los leones llamaron Faraón
    al magno de los magnos, Alejandro.
    Aquí los griegos ptolomeos inventaron el Universo.
    Y aquí Plutarco vino de testigo y dejó su nombre.

    Aquí en este antiguo silabario
    hay una casa casi en el olvido.
    Aquí en este sitio de lenguas enterradas
    hay un recado que espera tu visita.

    Sabrás entonces que es la casa de Cavafis.
    Entra. Siéntate un momento en esta cama.
    Siéntate un momento en esta silla
    que es la silla de sangrar poemas.

    No tengas prisa, Ulises,
    que Alejandría tiene fogatas
    de amor en cada canto
    y esta noche hace frío en la memoria.







    Los castigos del padre



    El tumulto. Mi jaqueca. Un reloj a fuego lento.
    La esquina. El miedo. El paso que pasa mudo.
    El caño. La maraña. Las calles en la calle.
    El maniquí. El mendigo. La limosna de la muerte.
    El parque. Las palomas. Los restos de Dios en la basura.
    Nadie. Todo el mundo. La soledad posando en un afiche.
    El hormiguero. La policía. Los gritos del odio en el claxon de la tarde.
    El asfalto. El humo. Las caderas de la noche bajando de los taxis.
    El mercado. Las iglesias. La subasta de los besos en oferta.
    Un cuchillo. El paraguas. Ceremonias para morder el polvo.
    La lotería. El autobús. El pecado de Sísifo en la última parada.
    Los atascos. El colmo. Un niño que dibuja los castigos de su padre.



    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Sáb 18 Mayo 2024, 18:25

    Humberto Ak'Abal, nación Maya Kʼicheʼ, Guatemala


    Humberto Ak'Abal (1952-2019, Momostenango, Guatemala). Publicó, entre otros, los libros de poesía El Animalero (1990), Guardián de la Caída de Agua (1993), Jaguar (1994), Hojas del Arbol Pajarero (1995) y Breve Antología (1995); Lluvia de luna en la cipresalada y Las Palabras Crecen. También publicó los libros de cuentos Grito en la sombra y De este lado del puente.


    ******************



    Paraíso
    Aquí era el Paraíso.

    Maíz, trigo, frijol,
    no había fruto prohibído,
    las culebras eran mudas.

    Jelik Ch'umil y Kowilaj Chee
    hacían el amor sobre la hierba
    y se cubrían con el cielo.

    hasta que hablaron
    las serpientes:

    prohibieron los frutos
    y se repartieron entre sí
    el Paraíso.

    *

    Y nadie nos ve
    La llama de nuestra sangre arde,
    inapagable
    a pesar del viento de los siglos.

    Callados,
    canto ahogado,
    miseria con alma,
    tristeza acorralada.

    ¡Ay, quiero llorar a gritos!

    Las tierras que nos dejan
    son las laderas,
    las pendientes,
    los aguaceros poco a poco las lavan
    y las arrastran a las planadas
    que ya no son de nosotros.

    Aquí estamos
    parados a la orilla de los caminos
    con la mirada rota por una lágrima...

    Y nadie nos ve.

    *



    Libertad Sanates, zopes y palomas
    se paran sobre catedrales
    y palacios
    tan igual como sobre piedras,
    árboles y corrales...

    y se cagan sobre ellos
    con toda la libertad de quien sabe
    que dios y la justicia
    se llevan en el alma.



    *
    El mecapal Para
    nosotros
    los indios

    el cielo termina
    donde comienza
    el mecapal.



    *
    Ganas de llorar El pueblo estaba lleno
    de espantos.

    Ahora no se ven
    por ningún lado
    ni se habla ya de ellos.

    Hay ratos que
    me dan ganas de llorar
    porque yo los conocí;
    me enseñaron el miedo.



    *
    Raíces No sé que extraña flor
    es mi corazón.

    Echa raíces
    de la tarde a la mañana,
    en cada despedida
    hay que arrancarlo

    y cómo duele.



    *
    Pluma encendida Mientras la pluma
    se mantenga encendida

    las palabras del poeta
    deben arder sobre la hoja

    hasta que el lector
    quede ciego.



    Camino al revés

    De vez en cuando
    camino al revés:
    es mi modo de recordar.

    Si caminara sólo hacia delante,
    te podría contar
    cómo es el olvido.



    Dos lágrimas

    Cuando nací
    me pusieron dos lágrimas
    en los ojos
    para que pudiera ver
    el tamaño del dolor de mi gente.



    El triste

    Yo prefiero ser triste.

    De la muerte sólo me separa
    el silencio.

    ¡Ay, de los alegres!

    Para llegar a la muerte
    tienen que pasar por la tristeza.



    Sólo quien

    Sólo quien no ha esperado
    te
    hablará
    de
    paciencia.



    El fuego

    El fuego
    acuclillado
    apaga la tristeza del leño
    cantándole
    su ardiente canción.

    Y el leño
    lo escucha
    consumiéndose
    hasta olvidar
    que fue árbol.



    Hablo

    Hablo
    para taparle
    la boca
    al silencio.



    Poesía

    La poesía es fuego,
    quema dentro de uno
    y dentro del otro.

    Si no, será cualquier cosa,
    no poesía.



    Sombra

    Sombra:
    noche pequeña
    al pie de cualquier árbol.



    Oración

    En los templos
    sólo se oye la oración
    de los árboles
    convertidos en bancas.



    Suelta

    Hay lugares
    por donde la noche
    anda suelta
    y uno hace cosas
    que después
    quisiera olvidar.


    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Sáb 18 Mayo 2024, 18:27


    Rosa Chávez (Nación Maya K’iche Guatemala)


    Rosa Chávez Poeta indígena de la Nación Maya K’iche por línea paterna y Maya Kaqchiquel por línea materna, nació en Guatemala en 1980. Es también actriz y gestora cultural. Ha publicado los poemarios Casa Solitaria (Guatemala, 2005), Piedra (Guatemala, 2009; Costa Rica, 2009); Los dos corazones de Elena Kame (Argentina, 2009). Su obra aparece en las Antologías: Memorias del Festival de Poesía de Medellín (Colombia, 2006), Las Palabras y el Deseo. Antología mínima de poesía guatemalteca (Guatemala, 2006), Libro Abierto, Arte Contemporáneo en Guatemala, Proyecto Mosaico (Guatemala, 2006), Antología El Vértigo de los Aires, Poesía Latinoamericana 1974-1985 (México, 2007), Los Cantos Ocultos. Poesía Indígena Latinoamericana (Chile, 2007), Aldeas Mis Ojos. 10 Poetas Guatemaltecos Después de postguerra (Guatemala, 2007), Adornos de Papel, Memorias del Festival Internacional de Poesía de Quetzaltenango (Guatemala, 2008), Con Mano de Mujer. Antología de poetas contemporáneas de América Central 1970-2008 (Costa Rica, 2008), y en diversas revistas latinoamericanas. La crítica literaria Anabella Acevedo comenta: “Rosa Chávez lleva a cabo a través de la palabra una constante exploración personal que igual toca la temática de la identidad cultural como la de los espacios más íntimos de su ser mujer, a veces con una voz tan desgarrada y explícita que sacude hasta al lector más experimentado. En su poesía, esa desnudez se traduce en un discurso sin exceso de ropajes y adornos, de un sentido narrativo que por momentos le da a sus poemas la calidad de relatos mínimos, o de fragmentos de relatos que van completando una historia”.




    *****************




    Dame permiso espíritu del camino
    regalame permiso
    para caminar
    por este sendero de cemento
    que abrieron en tú ombligo
    por esta autopista de viento
    que corta el silencio
    permiso también a ustedes
    pájaros que rompen el tímpano del acero
    permiso piedras
    permiso plantas
    permiso animales que resisten en la neblina.
    Dejame pasar camino
    deja que esta rabia que desorbita mis ojos
    se me salga en palabras dulces,
    palabras finas, zarandeadas, reventadas,
    dejame pasar
    que mi voluntad no se pierda
    dejame cruzar el barranco, la hondonada,
    dejame por favor regresar a mi casa
    antes de que los volcanes canten
    antes de que el discurso de los cerros
    escupa en nuestras bocas.



    Chaya’a b’e chwech rajawal ri b’e
    Chaya’a b’e kinq’ax na
    Kinb’in na apan chi upam ri
    Ab’aja b’e
    Ri xq’ajow ri amuxu’x
    Pa we kaqiq’alaj b’e
    Ri ktz’apin uchi’ ri tz’ininem
    Kinta toq’ob’ che alaq xuquje’
    laj taq tz’ikin ri kkixilij ri ko’alaj ch’ich’
    kinq’ax na laj taq ab’aj
    kinq’ax na laj taq che’
    kinq’ax na laj taq awaj ri kkikoch’ ri sutz’.
    Xa kinq’ax na nub’e
    Chaya’a b’e chi we ch’u’jarik ri kurech’ ri nuwach
    Kel lo chwe pa taq ki’ taq tzij,
    Ch’uch’uj taq tzij, e xojowsam, e paq’inaq,
    Chya’ alaq nub’e
    Mat b’a chja’r ri nuch’uq’ab’
    Chya’a la b’e chwe kinq’axej ri siwan, ri jomojik,
    Chaya’a la b’e chwe kintzalij chi uwach wachoch
    Mojo’q che b’ixan ri ixkanulab’
    Mojo’q chi ri kitzijonik ri taq juyub’ chechub’an ulo
    pa ri qachi’.

    *

    Sudo
    como una olla de barro
    no estoy curada
    me derramo.



    *

    Los ojos de los desaparecidos
    miran hacia adentro
    no se pueden cerrar amarrados en el tiempo
    flotan sus nombres al viento como bandera de nadie
    dicen adiós esperando el retorno.



    *

    Cuestan las deudas
    cuestan caro
    con la vida
    la de los otros
    la nuestra
    cuesta pagar la existencia
    la cuenta abierta del aire y los sueños
    los conceptos, la ternura, los signos,
    cuesta porque todo vale
    y la miseria es una sombra que se extiende
    tétrica inorgánica transgénica
    en este país que me devuelve lo que se traga
    no hay tiempo para pensar
    en este imperio que me devuelve lo que se traga
    la historia vomita y se traga de nuevo.

    *



    A mi hijo…
    Injerto de mi carne
    sos mi cuarzo, mi coral,
    la obsidiana pulida donde me reflejo
    la perpetua perforación de mi corazón.

    *



    Elena Kame es un hechizo, muerde con su boquita canina , su saliva conduce al gran río, hacia profundas cuevas y altos cerros, su amor es un encanto que ciega el camino adormeciendo las razones de la cabeza, su voz quebranta los huesos de la melancolía devolviéndose en murmullo y carcajada, sus uñas saben a chile y a cacao, traga en fluido de lava, sella con cera de abeja, dedica sus lagrimas a los símbolos arcaicos de la tristeza, cuerpo de lluvia invisible dibuja tumbitas de colores y pinta sus mejillas con achiote, indescifrables estrellas de papel brillante le adornan la sien, su rostro es la máscara caustica y burlona de la memoria, envuelve sus corazones con hoja de tusa perforando delicadamente los pezones del sonido, enhebra latidos que lucen como cuentas de collar antiguo, hace sonrojar a las espinas amando con la tenacidad de quien ha bajado descalza y desvanecida los nueve niveles del inframundo, Elena Kame se desborda como al principio de los tiempos en el gran final de los tiempos, su espíritu es hechizo y encanto a la vez.



    *

    Las piedras fuimos marcadas con hierro candente
    quemados nuestros ojos
    vimos con la mirada volteada
    agujeros negros
    tragándonos en la infinidad
    la muerte chineaba nuestra desgracia
    su perro lamia nuestras heridas
    escupiendo
    nuestra conciencia lacerada
    ya el sabor de la tierra no era el mismo
    los frutos caían antes de madurar
    a escondidas fuimos creciendo
    gota a gota en lo profundo de las cuevas
    así fue como nos envolvió el silencio
    del gran comienzo.

    *



    El espíritu se va si no lo cuidamos
    agarra su propio camino si se incomoda
    toma su propia medicina si se enferma
    se aleja como si nada
    sobre el mar
    no dice adiós
    se va sin remordimientos,
    sin culpas,
    en su ausencia
    dejamos de ser sagrados
    nos volvemos algo sin nombre.

    *



    Este infierno es pequeño,
    más bien chiquito,
    chiquitío pedazo de tierra sagrada
    donde se calcinan los sueños,
    aquí las cabezas son pelotas
    los dedos espinas
    las piernas machetes
    todo tiene filo, todo corta,
    todo se debe
    es un infierno pequeño
    nos vemos las caras
    sabemos nuestros nombres.

    *



    Patoja de piel invertida
    mudas amantes
    cuando las serpientes cambian de piel.

    *




    Hablame en el idioma del tiempo
    sacudime en el silencio de las estrellas
    despertame temprano antes de volver a dormir
    para amarte con mi lengua domesticada
    para que tu voz descalza juegue en mi cuerpo
    hablame con la lengua del sol
    decime palabras verdes que me maduren en la piel
    junta tu nombre con el mío
    quereme también con tus dos corazones.


    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 69737
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Maria Lua Ayer a las 21:24

    Tzutu Baktun Kan (Nación Maya Tz’utujil)



    zutu Baktun Kan nació en Solola Santa María Visitación, Guatemala, el 29 de abril de 1978. Pertenece a la Nación Maya Tz’utujil. Es músico y cantor en el género Hip-Hop, pintor, escultor, bio-constructor, orador y activista en la defensa de los pueblos originarios. Él logró introducir el Hip-Hop en la lengua maya, dinamizándolo en sus códigos y signos, se mueve entre lo antiguo y lo moderno, haciendo una interesante simbiosis, en el que el reclamo por la justicia social, se hace desde el lenguaje poético y la cosmogonía maya. Retomando los estilos orales de su nación, asume la defensa de la defensa de su lengua, de su cultura y de su pueblo, transmitiendo en sus canciones las plegarias ancestrales y las dolorosas historias recientes de Guatemala.

    “La energía B´atz´ es el Big Ban, el inicio del universo y el tiempo; La Palabra Maya es la máxima creación sonora de la raíz ancestral, espiritual, social y política de los pueblos mesoamericanos, nuestra palabra es un gran Árbol, de su tronco el Proto-Maya se extiende en sus ramas principales el Huasteco, Yukateco, Cholan, Q´anjobal, Mam y Quicheano de las cuales se ramifican 32 idiomas Mayas.”




    ***********************

    B´atz´al G´ij / Hilo del Tiempo



    Ja wa cholcan CHIQUE / Estas son las antiguas historias

    Ja wa xbixcan CHIQUE / que a nosotros contaron

    Ja nabey tak qa Te qa TATA, / Nuestras primeras Madres y Padres,

    Xqui q´utuj cha li KAJAW / ellos pidieron a nuestros creadores

    qi naoj chu tikik li qa WINAKIL, / la sabiduría para sembrar nuestra esencia,

    ja nabeytak winaki rugin ulef xe an WI…/ Los primeros seres fueron formados con tierra…

    …ja ru kab´al rugin che´ xe an WI, / La siguiente generación con madera fueron tallados,

    ma ja eje´ xa jun bi xque EN / pero ellos perdieron la razón

    xa xque en pocon chal li ka te ULEF. / creando dolor a nuestra Madre Tierra.

    xe ajnumaj xe jote chuitak CHE… / perecieron y se escaparon subiendo a los arboles…

    xe malojchik jutik pa li ULEF. / regresaron a buscar la esencia dentro de la tierra.

    Pali Wajxaqib B´ATZ´ / En un día, ocho B´atz´

    Xe Tik, Xe k´asbax li ACHII. / sembraron y crearon a los hombres de maíz.

    Pa li belejeb B´ATZ´ / En un día, nueve B´atz´

    Xe Tik, Xe g´asbax li IXOKI. / sembraron y crearon a las mujeres de maíz.

    Ja li B’atz’, ja la li ojertak TZIJ / Hilo del tiempo, nuestras lenguas antiguas

    Cha xe q´uje pali qa XUKULIBAL, / estuvieron siempre en nuestros lugares sagrados,

    B´atz´, li ojer tak tzij, ojer taq CHAWEM / Hilo del tiempo, idiomas antiguas, palabras antiguas

    Ja wa li qa Te xqe kemkan chi ka WECH. / es lo que tejieron nuestras abuelas para nosotros.

    B´atz´…Ru gamal li qa kaslemal / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru g´amal li qa kaslemal / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru kamal li qa k´aslemal / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    Xojobal , Xojob´al B´atz´al G´ij. / El baile, la danza del inicio del tiempo.

    B´atz´…Ru kamal li qa k´aslemal / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru kamal li qa k´aslemal / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru kamal li qa k´aslemal / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    Xojobal, Xojob´al B´atz´al G´ij. / El baile, la danza del inicio del tiempo.









    Ja wa li qa kastajinem Rixin li qa WINAKI / Esto es el despertar de nuestra naturaleza



    Ru kamal li qa muxux b´ar TIKTOVI / cordón umbilical de la fecundación

    B´atz´…Ru kamal li qa K´ASLEMAL / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    Ja li qachalal Rixin li ojer qa K´ASLEMAL / nuestra conexión con nuestros antepasados

    Tok xka jach kan KI´ / cuando se separa

    Rugin Jun batz Jun CHOWEN. / el cordón umbilical con el habla.

    Li ojertak tzijb, li ojertak qa WIX. / Palabras antiguas, cantos antiguos.

    Li ixgub b´ar Tzijbi li nabey tak Q´AQ´, / Tenamaste donde encendieron el primer fuego,

    Ojertak katit Ojertak qa MAMA´ / abuelos de la noche, abuelas de día

    Koj que tzuk, Koj ki Q´ASBA / nos alimentan, nos mantienen vivos

    Aj q’ijab’ kin qutuj che WE / guías espirituales hoy les pido

    Ti ka tzija li KOTZ´IJANEM / encendamos el fuego sagrado

    Koj xojof qa rugin la qa Q´AQ´ / Bailemos alrededor del fuego

    koj xojofga rugin li qa Q´OJOM / Bailemos con este nuevo ritmo

    Xojob´al, Xojob´al B´atz´al G´IJ / El baile, el baile del inicio del tiempo

    Xojob´al, Xojob´al B´atz´al G´IJ / El baile, el baile del inicio del tiempo

    Xojob´al, Xojob´al B´atz´al G´IJ / El baile, el baile del inicio del tiempo

    Xojob´al, Xojob´al B´atz´al G´IJ / El baile, el baile del inicio del tiempo

    B´atz´…Ru kamal li qa K´ASLEMAL / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru kamal li qa K´ASLEMAL / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru kamal li qa K´ASLEMAL / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    Xojobal Xojob´al B´atz´al G´IJ. / El baile, el baile del inicio del tiempo.

    B´atz´…Ru kamal li qa K´ASLEMAL / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru kamal li qa K´ASLEMAL / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    B´atz´…Ru kamal li qa K´ASLEMAL / Hilo del tiempo… cordón umbilical de nuestra existencia

    Xojobal Xojob´al B´atz´al G´IJ. / El baile, el baile del inicio del tiempo.








    B´AT´Z / Hilo del tiempo



    Ta sacha nu majk, quin gutj cha we CAMIK… / perdona mis errores hoy te lo pido…

    Ixok rixjail li Balam, qas atet IXOK / Mujer esposa del Jaguar, tu Mujer

    At nimalaj B´ATZ´ / eres grande como nuestra existencia

    Quin bij cha we, atet at nimalaj IXOK / te expreso, tu eres gran Mujer

    Rixjail B´alam, atet qo li a CHOJQ´A´ / esposa del Jaguar, tú tienes la fuerza

    Ri xin li e kojoltak Q´AQ´ / de los que mantienen el fuego sagrado

    Atet cat lloaf qui q´aq´al chali li WINAKI / le das tu fuerza a los niños y a las personas

    Cha que Q´ULEI / que se casan

    Ta lla li a g´agal cha li jatak AQ´ALA / bendices con tu fuego a tus hijos

    Cha ti kaj ya pa qe WI / cuando los bautizas

    B´atz´il g´ij, B´atz´il AG´A / Hilo del día, hilo de la noche

    B´atz´il juna, B´atz´il ka K´ASLEMAL / hilo de los años, hilo de nuestra existencia

    In atet nimlaj B´AT´Z. / Hermosa Madre, hilo del tiempo.

    K´o li a q´a chiquij li AQ´ALA / Das tu protección a las niñas y niños

    Cha ma junta qe q´a Ma Junta KIQAN. / que nacen sin brazos, que nacen sin pies.

    K´o li a q´a chiquij li AQ´ALA / Das tu protección a las niñas y niños

    Cha ma junta qe xikin Ma Junta qe WECH. / Que nacen con sordera, que nacen ciegos.

    K´o li a q´a chiquij li AQ´ALA / Das tu protección a las niñas y niños

    Cha gochik quixmachi tok qe ALAXI. / que tienen bigotes cuando nacen.

    K´o li a g´a chiquij li AQ´ALA / Das tu protección a las niñas y niños

    Cha gochik keey to ne ALAXI. / que tienen dientes cuando nacen.

    Ja la ri a wal´ ixok B´AT´Z / Ellas son tus hijas Mujer Jaguar

    Ja la aq´ala k´o que Q´AQ´ / las niñas y niños que recibieron tu bendición

    Que cowin kat que TZET / tienen tu magia y pueden verte

    Patak takaj Q´IJ / en los lugares sagrados

    Nimalaj B´atz, logolaj nimalaj B´AT´Z / Hermosa Mujer Jaguar, hilo del tiempo,

    Ni ke pu qi ri AQ´ALA / tus hijos hacen magia

    Ni que pu qi che XIJ´G / se convierten en águilas

    Ni que pu qi che TZ´I / se convierten en los portadores de la justicia.

    Tz´iquikil B´AT´Z / Elementos del Tiempo

    G´íj, Ik, Chumil, Ulef, Ya, Jab, SUTZ´ / Sol, Luna, Estrellas, Tierra, Agua, Lluvia y Nubes,

    Ja la li AQ´ALA / ellos son tus hijos,

    Ja la li a Wal´ simalaj B´AT´Z. / ellos son los hijos del hilo del Tiempo.





    SAQ B’EEY / Vía láctea



    SAQ B’EEY, Blanco y CELESTE

    SAQ B’EEY, Camino al HORIZONTE

    SAQ B’EEY, Como el Gato de MONTE

    SAQ B’EEY, Caminantes desde SIEMPRE (2)

    Camino del Hilo del Batz que cicla en TZI

    Energía que anima la vida en Mí, en TI

    Camino a Seguir en asenso Espiral MENTAL
    Personal, SOCIAL en lo ESPIRITUAL

    Nahual Humano: Caminantes en la VIA LACTEA

    Mapa iluminado de estrellas que se MENEAN

    Con la ESFERA, Por dentro por fuera

    Ritmo infinito que gira con pies en la TIERRA

    Cosmos: escaleras circulares en un VIAJE

    Nahuales son Seres Espirituales con MENSAJE

    Paisajes escalonados entre la Vida y MENTE

    Legado Sagrado en el Espacio PRESENTE

    Constante contenida en este ESTILO

    Encuentro Balance, en este Verso doble FILO

    Bastidor del Hilo, el AMOR nos Guía al JUN

    Después del gran cambio: Ox’la’juj BAKTUN



    CORO

    Ik’ ta Yik’laj li nu B’EEY, / La Abuela Luna ilumina el sendero,

    Ruki’n li nu ch’ameey kin kanoj nu BEEY / con mi báculo voy buscando mi camino

    Qe nu kanoj li e k’amoltak B’EEY / voy deliberando a los lideres, a los gobernantes

    Kat kumatzini nu b’eey, maltioxibal, K’UTUBAL / Se zigzaguea el camino, agradecemos y pedimos

    Awasub’al, b’ajnikil, kirob’al, SOLOB’AL’ / claridad al caminar, se desatan las ataduras

    Xoj yequetajel ti yojoj li CHAJ / caminamos al amanecer y los pinos silban

    Xaya’ jun bulbux pa qa B’EEY / un riachuelo aparece refrescando el caminar

    Poq’an paqaqan q’a k’amonel li KEJQAN. / Con los callos y cicatrices cargamos este designio.

    Guía espiritual: Venancio Moralez, Producción General & Liricas en Tz’utujil: Tz´utu Baktun Kan,

    Liricas en castellano: M.C.H.E., Música: Dr. Nativo & Sotz`il, Productor: Básico 3, Beat: TV Montenegro, Arreglos: Danilo Rodríguez.



    SAQ B’EEY / Vía láctea
    SAQ B’EEY, Blanco y CELESTE
    SAQ B’EEY, Camino al HORIZONTE
    SAQ B’EEY, Como el Gato de MONTE
    SAQ B’EEY, Caminantes desde SIEMPRE (2)

    Camino del Hilo del Batz que cicla en TZI
    Energía que anima la vida en Mí, en TI
    Camino a Seguir en asenso Espiral MENTAL
    Personal, SOCIAL en lo ESPIRITUAL
    Nahual Humano: Caminantes en la VIA LACTEA
    Mapa iluminado de estrellas que se MENEAN
    Con la ESFERA, Por dentro por fuera
    Ritmo infinito que gira con pies en la TIERRA

    Cosmos: escaleras circulares en un VIAJE
    Nahuales son Seres Espirituales con MENSAJE
    Paisajes escalonados entre la Vida y MENTE
    Legado Sagrado en el Espacio PRESENTE
    Constante contenida en este ESTILO
    Encuentro Balance, en este Verso doble FILO
    Bastidor del Hilo, el AMOR nos Guía al JUN
    Después del gran cambio: Ox’la’juj BAKTUN

    CORO


    Ik’ ta Yik’laj li nu B’EEY, / La Abuela Luna ilumina el sendero,
    Ruki’n li nu ch’ameey kin kanoj nu BEEY / con mi báculo voy buscando mi camino
    Qe nu kanoj li e k’amoltak B’EEY / voy deliberando a los lideres, a los gobernantes
    Kat kumatzini nu b’eey, maltioxibal, K’UTUBAL / Se zigzaguea el camino, agradecemos y pedimos
    Awasub’al, b’ajnikil, kirob’al, SOLOB’AL’ / claridad al caminar, se desatan las ataduras
    Xoj yequetajel ti yojoj li CHAJ / caminamos al amanecer y los pinos silban
    Xaya’ jun bulbux pa qa B’EEY / un riachuelo aparece refrescando el caminar
    Poq’an paqaqan q’a k’amonel li KEJQAN. / Con los callos y cicatrices cargamos este designio.

    Guía espiritual: Venancio Moralez, Producción General & Liricas en Tz’utujil: Tz´utu Baktun Kan,
    Liricas en castellano: M.C.H.E., Música: Dr. Nativo & Sotz`il, Productor: Básico 3, Beat: TV Montenegro, Arreglos: Danilo Rodríguez.



    AAJ / Milpa
    La Vara: la Milpa: símbolo de Nuestra FUERZA
    Armoniza nuestro Ser con la NATURALEZA
    Que empieza y progresa el retorno a la NOBLEZA
    Comienza en la Columna, termina en la CABEZA

    Nimlaj Aaj qa K’AMOMPIK’A / Hermosas Milpas, traemos
    Che we jun ti noy qa B’IIX, / para ti una pequeña canción,
    Qas atet nimlaj q’awen, qa PATZ’EM / a ti hermosa Milpa y Cañaveral
    Qat tik pa li juyu, patak sak q’eq ULEW / te siembran en la montaña, en tierras blancas y negras
    Aaj tok ti qajta li jab’ kat K’ATZINI / Milpa, cuando cae la lluvia agradeces
    Toq telto li nimaq’iij kat qi’yi RUMAAL / cuando sale el sol, con el creses
    Nimalaj Sutz’ nsutij ri CHAWIIJ / grandes nubes danzan a tu alrededor
    Atet Aaj, kat tz’uquw li qa WINAQIIL’ / Milpa, tu alimentas nuestra existencia
    Ayaom ki chojq’a a’qerijaa, AK’ALAA / tu le das fuerza a los abuelos, a los niños
    Aaj a wik’in teltowi sakataq’ JAAL’/ Milpa, de ti vienen mazorcas consagradas
    Aaj kat q’in, ni tz’intz’ot a WIIJ /elotes dorados, deslumbran tu imagen
    Aaj kat xupup rumaal nimaqtaq XACOMEL’ / Xocomel´ te alienta, te da vida
    Nat walux rumaal, ja TIAQ’ASALQ’UM / polinizas jugueteando con el viento
    Cha we kin biijbii nimalaj AAJ / a ti te digo hermosa Milpa
    Jawa nu qamonto CHAWEE / esto es lo que traigo para ti
    Aaj ta sacha ta cuyu k’a qa MAJK. / Espíritu de maíz, absuelve mis ofensas.

    La Vara: la Milpa: símbolo de Nuestra FUERZA
    Armoniza nuestro Ser con la NATURALEZA
    Que empieza y progresa el retorno a la NOBLEZA
    Comienza en la Columna, termina en la CABEZA

    JA la li kawen, ja la li AAJ, / Esta es la Milpa, la Caña,
    Jitz’beex li tika’aj, Q’olbex li qa Q’ASLEM / casa de Cañas, donde guardaron nuestra existencia
    Ja la li rejtal, cha xque yakan JUNAJPU / esa fue la señal que dejaron Junajpu´
    Ruk’in Ixbalam kej, Toq xee’ XIBALBA. / e Ixbalamkej cuando viajaron a Xibalba.

    CORO

    Te ofrendo mi Voz-Canción a ti Sagrada MILPA
    Silba la Flauta, Chirimilla, Tambor con MARIMBA
    Te siembran sobre Tierras Negras AMARILLAS
    Blancas Rojas pequeñas grandes son tus SEMILLAS
    Con dulce lluvia brillas emerges con Sol CRECES
    De Milpa a Milpal las mazorcas FLORECES
    Pues sigues obedeces la magia de AMBIENTE
    Que mueve y rodea de Sustento a la GENTE
    Alimento de pobres ricos grandes o PEQUEÑOS
    En cada caña crece un sueño que me ENSEÑO
    Su bello baile de colores, es gran RIQUEZA
    El aroma del polen: perfume de NATURALEZA
    Fuerza contra las Vergüenzas la verdad MADURA
    Cultura de Nobleza empieza con AGRICULTURA
    De la época oscura salimos Guerreros del ALBA
    Como JUN AJPU e Ixbalmkej de XIBALBA

    CORO

    La Vara: la Milpa: símbolo de Nuestra FUERZA

    Guía espiritual: Venancio Moralez, Producción General & liricas en Tz`utujil: Tz´utu Baktun Kan, Liricas en castellano: M.C.H.E.,
    Música: Dr. Nativo, Sampler: Sotz`il Jay, Productor: Básico 3, Beat: TV Montenegro, Arreglos: Danilo Rodríguez.



    _________________



    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Marialuaf


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Luna7

    Contenido patrocinado


    POETAS LATINOAMERICANOS  - Página 4 Empty Re: POETAS LATINOAMERICANOS

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 21 Mayo 2024, 19:35