Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1033560 mensajes en 47343 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 75 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 74 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Guadalupe Cisneros Villa


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» CLARICE LISPECTOR II
Poesía china antigua EmptyHoy a las 19:46 por Maria Lua

» VINICIUS DE MORAES
Poesía china antigua EmptyHoy a las 19:42 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
Poesía china antigua EmptyHoy a las 19:41 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (!3/ 06/1888- 30/11/1935) )
Poesía china antigua EmptyHoy a las 19:36 por Maria Lua

» FRANCESCO PETRARCA (1304-1374)
Poesía china antigua EmptyHoy a las 19:32 por Maria Lua

» 2011-06-05 ERES TÚ FÚLGIDA ESTRELLA...
Poesía china antigua EmptyHoy a las 15:26 por Pedro Casas Serra

» Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)
Poesía china antigua EmptyHoy a las 10:11 por Maria Lua

» Dante Alighieri (1265-1321)
Poesía china antigua EmptyHoy a las 10:07 por Maria Lua

» William Shakespeare (1564-1616)
Poesía china antigua EmptyHoy a las 10:04 por Maria Lua

» HERMANN HESSE (1877-1962)
Poesía china antigua EmptyHoy a las 10:01 por Maria Lua

Febrero 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Poesía china antigua Empty

2 participantes

    Poesía china antigua

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44102
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poesía china antigua Empty Poesía china antigua

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 16 Ene 2024, 14:33

    .


    Poesía china antigua



    Existen dos tradiciones en la literatura china: la literaria y la popular o coloquial. La última se remonta a más de mil años antes de la era cristiana y ha existido hasta nuestros días. En un principio consistió en poesía, más tarde en teatro y novela, y después fue incorporando obras históricas, relatos populares y cuentos. Los intelectuales de la clase oficial, que eran los que dictaban los gustos literarios, no la creyeron digna de estudio y la consideraron inferior durante mucho tiempo. Su estilo brillante y refinado marca los principios de la tradición literaria ortodoxa, que comenzó hace 2000 años. Hasta el siglo XX, la literatura popular no obtuvo el reconocimiento de la clase intelectual.
    La literatura china puede dividirse en tres grandes épocas históricas, que se corresponden, más o menos, con las de la historia de la literatura occidental: la época clásica, que abarca desde el siglo VI a. C. hasta el siglo II d. C.; la medieval, desde el siglo III hasta el final del siglo XII, y la moderna, desde el siglo XIII hasta nuestros días.

    Época clásica

    Los ejemplos más antiguos de escritura china son inscripciones en huesos y caparazones de tortuga, que datan probablemente del siglo XIV a. C. Representan divinizaciones dedicadas a los reyes de la dinastía Shang (c. 1766-c. 1027 a. C.), la primera dinastía conocida. Aunque no puede considerarse literatura en el sentido estricto de la palabra, estas inscripciones representan los ejemplos más antiguos de escritura china, que sirvieron de punto de partida para toda la literatura posterior.
    La época clásica de la literatura china se corresponde con la de la literatura griega y romana. Las etapas de formación tuvieron lugar del siglo VI al IV a. C., en los tiempos de la dinastía Chou (c. 1027-256 a. C.). De esta época son las obras de Confucio, Mencio, Laozi, Zhuangzi y otros muchos grandes filósofos chinos. Culminó con la recopilación de los llamados ‘cinco clásicos’, o clásicos confuncianos, y otros tratados filosóficos. En los siglos siguientes a la época clásica se fijó el modelo confuciano y el confucianismo se convirtió en la enseñanza ortodoxa, que marca la tradición clásica que ha perdurado hasta nuestro siglo.

    Poesía

    La obra poética más importante del periodo clásico fue el Shijing (Libro de las odas o Clásico de la poesía), antología de poemas antiguos escritos en versos de cuatro palabras y compuestos en su mayoría entre los siglos X y VII a. C. El Shijing se considera el tercero de los cinco clásicos; la leyenda dice que fue el mismo Confucio quien seleccionó y editó los 305 poemas que forman la obra. En lugar de glorificar a dioses y héroes, como era costumbre en otras culturas, muchos de estos poemas cantan la vida diaria de los campesinos, sus tristezas y alegrías, sus ocupaciones y fiestas. Estos poemas, que constituyen la mitad del libro, marcan el comienzo de la tradición popular de la poesía china y se caracterizan por la simplicidad de lenguaje y sentimientos. La otra mitad del Shijing contiene canciones elegíacas y poemas cortesanos. Estas canciones y poemas muestran un relato colorista de la vida y costumbres de la nobleza feudal china, de la misma manera que los poemas populares describen la vida sencilla y agradable de los campesinos. Los poemas cortesanos se cantaban y acompañaban con danzas; la poesía y la música chinas han estado unidas desde tiempos remotos.
    El estilo aristocrático o cortesano alcanza su máxima expresión con los poemas conocidos por elegías de Chu, estado feudal al sur de China central, que fue la tierra de Qu Yuan, primer gran poeta chino. Noble de nacimiento, Ou Yuang escribió Lisao (Dolor de la lejanía), largo poema autobiográfico lleno de alusiones históricas, alegorías y símiles, expresadas en verso, que trata de la revelación íntima de un alma poética atormentada por su fallida búsqueda de un ideal. Otros poemas de Qu Yuan son igualmente ricos en imágenes y sentimientos y están escritos en un tono romántico, completamente diferente del de la poesía sencilla y realista del Shijing.
    Durante los 400 años de la dinastía Han (206 a. C.-220 d. C.), las tendencias realista y romántica dieron lugar a escuelas poéticas. Los versos de Chu, de formas irregulares, fueron el comienzo de un nuevo género literario, el fu, o poema en prosa. Más tarde, la poesía china se enriqueció con canciones populares recogidas por el Yüeh-fu, una institución fundada en el siglo II a. C.

    Prosa

    Los primeros trabajos en prosa forman, junto con el Shijing, los cinco clásicos. Son el I ching (Libro de las mutaciones), el Shujing (Libro de los documentos), un conjunto de documentos de estado antiguos; el Liji (Memoria sobre los ritos), colección de códigos gubernamentales y rituales, y el Chunqiu (Anales de la primavera), la historia del estado de Lu desde 722 hasta 481 a. C. Desde el siglo VI hasta el III a. C., se escribieron las primeras grandes obras de la filosofía china, como los Analectas de Confucio, aforismos recopilados por sus discípulos; los elocuentes debates de Mencio, discípulo de Confucio; el Doodejing (Clásico de la forma y su virtud), atribuido a Lao Tzu, fundador del taoísmo, y los ensayos de Zhuangzi, el otro gran filósofo taoísta. También son importantes, no solo por su prosa sino por su aportación filosófica, los ensayos de Mozi, Xunzi y Han Fei Zi. El Shiji (Memorias históricas) de Sima Qian, gran obra sobre la historia de China hasta la dinastía Han, sirvió de modelo de una larga serie de historias dinásticas durante 2.000 años. En filosofía política y moral, los confucianos sentaron las bases de la tradición literaria de la prosa china, adoptando un lenguaje literario propio, diferente del lenguaje hablado. Bajo la dinastía Han, los intelectuales y eruditos formaron parte de la burocracia estatal. Alcanzar ciertos cargos oficiales, pasó a depender de los conocimientos que se tuvieran de los clásicos confucianos. Esta práctica continuó, con algunas interrupciones, hasta el siglo XX d. C. y elevó la tradición literaria a culto nacional.

    Época medieval

    Desde el comienzo de la época medieval, del siglo III d. C. al siglo VII, China estaba dividida en estados rivales y además era víctima de las invasiones de los tártaros. A pesar de todo, la producción literaria de esta etapa no fue en absoluto estéril, como sucedió en la historia de Europa occidental, en la que el periodo equivalente se conoce por edad oscura. La difusión del budismo desde la India, la invención de un tipo de imprenta sin caracteres móviles y el florecimiento de la poesía y la prosa, iluminaron todo el periodo, y se convirtió en uno de los más brillantes de la historia de la literatura china.


    Poesía

    Durante los periodos de agitación política y social, desde el siglo III hasta el VII, los poetas encontraron refugio y consuelo en el campo. Algunos eran ermitaños y crearon una escuela de poesía a la que llamaron “campo y jardín”; otros escribieron los mejores poemas populares chinos, como los de amor atribuidos a Tzu-yeh, poetisa autora de La balada de Mulan, que relataba las aventuras de una mujer soldado, disfrazada de hombre y El pavo voló al Sureste, extensa narración de un trágico amor familiar, escrito en lengua vulgar y elocuente. El mejor poeta de estos turbulentos siglos fue Tao Qian, también conocido por Tao Yuanming, que cantaba las alegrías de la naturaleza y de la vida solitaria. Su obra A la sombra de un melocotonero en flor llegó a ser la expresión clásica del poeta en busca de una utopía.
    La mejor poesía china se escribió durante la dinastía Tang (618-906), un periodo de paz general y prosperidad que tuvo su ocaso. A pesar de haber transcurrido diez siglos, se han conservado más de 49.000 poemas escritos por 2200 poetas. Los tres poetas más famosos fueron ang Wei, Li Po y Tu Fu. Conocieron en su juventud el esplendor de la dinastía Tang pero años después vivieron épocas de guerras y rebeliones. Wang Wei, filósofo y pintor de tendencias budistas, describió la serenidad de las maravillas de la naturaleza; se dice que la poesía está en su pintura y la pintura en su poesía. Li Po, líder taoísta de la escuela romántica, se rebeló contra los convencionalismos poéticos y contra la sociedad en general. Apasionado e indisciplinado, creía pertenecer al mundo de los inmortales, ya que decía haber sido exiliado de este mundo. Li Po mostraba lo mejor de sí mismo cuando loaba el amor y la amistad, los placeres del vino y los aspectos majestuosos y misteriosos de la naturaleza. Su amigo y rival Tu Fu, por el contrario, era meticuloso en sus esfuerzos por conseguir un realismo preciosista. Humanista e historiador, Tu Fu expresaba sus vínculos con el mundo, de manera sincera e intimista, sus afectos familiares, su amor infinito por la humanidad y su inquietud por las injusticias de su tiempo. El realismo de la obra de Tu Fu influyó en el poeta Bai Juyi (Po Chü-i), que utilizaba la poesía como un medio para la crítica y la sátira. En los siglos posteriores, esta tendencia moralista la desarrollaron otros poetas, incorporando disquisiciones didácticas y filosóficas, pero, en general, la poesía china fue esencialmente lírica.
    La rima constituyó una parte primordial de la poesía china, pero la métrica, no estuvo bien definida hasta el periodo Tang. La forma característica de esta época es la llamada shi, definida por una estrofa de versos de cinco o siete pies, y cuya rima recaía habitualmente en los versos impares.
    En la época Tang se adoptó otra nueva forma poética conocida como cu. A pesar de que en esta técnica los versos variaban de longitud, el número de versos y su longitud se fija de acuerdo a un tono y ritmo determinados. La escritura del cu adoptó nuevas palabras populares, como ya estaba haciendo la música popular y requería de gran habilidad. Las melodías utilizadas eran casi siempre de origen extranjero.
    Durante la dinastía Song (960-1279) el cu alcanzó su máxima popularidad. En un principio se escribían largos poemas cu, cantados con melodías populares y, en general, de temas amorosos, cortesanos o musicales. Su Tung-po, el mejor poeta chino de cu, lo liberó de las formas rígidas que le había impuesto la música e introdujo temas más enérgicos. En el siglo XI se escribió más cu compuesto con fines no musicales, es decir, un cu escrito sin intención de ser cantado. Desde finales del siglo XIII se volvió a la tradición del cu cantado. La poetisa china Li Oingzhao alcanzó gran popularidad por sus versos cu sobre su viudedad.


    Prosa

    La prosa china también floreció durante la dinastía Tang. Han Yu, maestro de la prosa Tang, exigía la vuelta a la escritura directa y simple de estilo clásico, como reacción a la prosa artificial de aquel tiempo. Como resultado de los esfuerzos de Han Yu, los tratados políticos y filosóficos, los ensayos informales y los cuentos fantásticos (chuanqi) se escribieron conforme al estilo neo-clásico. Estos últimos representan los primeros cuentos fantásticos de la China.
    Los primeros cuentos escritos según la tradición popular aparecieron durante el periodo Tang. Los predicadores budistas, con la intención de difundir su religión, escribieron historias en lenguaje coloquial y en una forma narrativa conocida por bianwen, término a veces traducido por ‘popular’, que marcó el principio de la ficción popular china.
    Aunque se conservan pocos ejemplos de la antigua tradición narrativa, en el siglo XI se vivió un renovado interés por este arte y se practicó con gran habilidad durante la dinastía Song, periodo de abundante actividad literaria. A lo largo de esta época medieval llegó a ser una forma muy popular de entretenimiento. Las historias contadas por narradores profesionales, cada uno de los cuales se especializaba en un tema concreto, no solo se escribían sino que se imprimían en libros, llamados huaben, que fueron fuente de inspiración de largas novelas chinas.
    En la tradición literaria, la vuelta al conciso estilo clásico iniciada por Han Yu se prolongó en la dinastía Song con Ouyang Xiu y Su Xun, entre otros. El primero se distingue por sus ensayos filosóficos confucianos, políticos e históricos, aunque es más conocido por sus maravillosas descripciones de los paisajes de China. Los ingeniosos ensayos de Su Xun se consideran el máximo logro del estilo clásico.
    La interpretación, la canción y la danza habían existido desde tiempos remotos pero el teatro, propiamente dicho, no se desarrolló hasta el final del medievo. En la época Tang, los actores ya ocupaban un lugar importante entre los artistas populares y se agrupaban en compañías profesionales, que actuaban en teatros construidos para albergar a varios millares de personas.


    Época Moderna

    La época moderna comenzó en el siglo XIII y llega hasta nuestros días. En un principio se caracteriza por una gran literatura popular, antecesora de las literaturas populares de Occidente. El auge de la narrativa y del teatro chino durante la dinastía Yuan mongol (1279-1368), pudo deberse a un rechazo de los intelectuales del régimen mongol, que, en lugar de servirlos, se dedicaron a la narrativa y al teatro. La literatura popular siguió desarrollándose a lo largo de todo este periodo, hasta fundirse en un nuevo movimiento literario más amplio, en los primeros años del siglo XX.
    Desde el siglo XII, el teatro chino seguía un modelo autóctono y las obras dramáticas locales más populares adquirían importancia nacional. El teatro Yuan, que se creó en el norte de China, escribía sus diálogos y canciones en un dialecto del norte. El laúd es el instrumento principal y las canciones, que constituían la parte poética de la obra, se consideraban más importantes que los diálogos, se escribían en qu, una nueva forma poética más flexible y expresiva que el shi del periodo Han y que el cu del periodo Tang. La obra Yuan se divide en cuatro partes, que se corresponden con los cuatro actos de las obras occidentales; a veces se añade un breve acto adicional que sirve como preludio o como interludio.
    En el siglo XIV, la narrativa popular china fue cada vez más importante. Dos de las primeras novelas chinas de esta época, Sanguozhi Yanyi (Historias noveladas de los reinos), novela histórica de guerras y guerreros, y Shuihuzhuan (Al borde del agua), novela de aventuras de héroes bandidos, se pueden considerar la épica en prosa del pueblo chino. Las obras del arte popular derivaban de la tradición oral y tenían el toque genial de muchos escritores, por lo que resultaban muy distintas de las obras compuestas por un solo autor. En general, estos dos tipos de novelas chinas eran muy largas, densas y con excelentes caracterizaciones y descripciones coloristas. Todas estas características también se encuentran en Hongloumeng (Sueño de la habitación roja), una novela realista de Cao Xuengin, que describe detalladamente la prosperidad, la decadencia y la caída de una rica familia oficial.
    En el siglo XVII, aparecieron numerosas colecciones de historia breves, que eran recopilaciones copiadas de periodos anteriores u obras compuestas por escritores contemporáneos. Al igual que la novelas, el estilo de estas historias, que ofrecen un retrato intimista de la sociedad china, es coloquial y realista. La antología más popular es Jingugiguan (Cuentos maravillosos del pasado y del presente), que se compone de 40 historias.
    Al tiempo que la era moderna avanzaba, la tradición popular se engrandecía y enriquecía. La literatura convencional, por el contrario, fue perdiendo producción, aunque intelectuales de la alta burguesía, entre los que había grandes escritores, la siguieron cultivando. La preceptiva literaria ya no fue capaz de seguir aportando más que estereotipos. Esta decadencia de la tradición literaria se prolongó hasta el siglo XX, cuando los escritores chinos se dieron cuenta de la necesidad de buscar nuevas fuentes de inspiración. Influidos por la literatura occidental, los escritores chinos, guiados por Hu Shi, comenzaron una revolución literaria conocida como el renacimiento chino. Intentaban utilizar el lenguaje coloquial con fines literarios y elevarlo a la categoría de expresión erudita.
    Después de cincuenta años experimentando en esta dirección, la literatura china contemporánea ha madurado y ha mostrado una gran creatividad vitalista. En la primera mitad del siglo XX, los escritores chinos utilizaron la literatura como espejo para reflejar el lado sórdido de la vida, para combatir los aspectos negativos de la sociedad y para propagar el mensaje de la lucha de clases. Con ensayos e historias mordaces atacaban a la sociedad tradicional y escritores como Lu Xun (seudónimo de Zhou Shuren), ayudaron al avance de la revolución socialista. Aunque el espíritu de la literatura cambió el fondo, los caracteres y los sucesos representados, continuaron siendo típicamente chinos.
    Durante los años de la revolución cultural (1966–1978), se esperaba que los artistas y escritores se adaptaran a las necesidades del pueblo y la influencia burguesa occidental se atacaba duramente. Desde entonces, se ha permitido una mayor libertad de expresión y se tolera el renovado interés por las ideas y las formas occidentales.

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Poes%C3%ADa_china )


    *


    Algunos poemas del libro Poesía China, traducción de Rafael Alberti y María Teresa León, Visor 1960:



    ANÓNIMO

    Si tú me quieres aún,
    mi falda levantaré,
    para atravesar el Chen.
    Si ya no piensas en mí,
    otros jóvenes habrá,
    ¡oh, muchacho ligero e inconstante!

    Si tu me quieres aún,
    mi falda levantaré,
    para atravesar el Wei.
    Si ya no piensas en mí,
    otros mancebos habrá,
    ¡oh muchacho ligero e inconstante!



    POEMA DE LA DINASTÍA HAN

    Casados en edad justa,
    jamás cesó el amor que sentimos
    y en esta plena alegría llegó la orden,
    Ahora como soldado tengo que pensar
    en el largo camino que ante mí se abre,
    y entonces me levanto,
    y viendo que ya la Estrella de la Mañana
    se ha ido, dejo el lecho de mi amada
    y me voy a la guerra,
    sin saber cuándo regresaré.
    Nos damos las manos y ¡oh! este suspiro,
    este amargo último suspiro, este último adiós
    nos humedece las pupilas de lágrimas.
    Cuida tu juventud imperecedera, esposa mía,
    y nunca olvides las jubilosas horas que pasamos juntos.
    No dudes que si vivo, a ti retornaré,
    y si muero, entonces, déjame vivir
    largo tiempo en tu memoria.



    LU KI (261-303):

    CANCIÓN DE SOLDADO

    ¡Duro es ser enviado a la guerra lejana!
    Se está errante, disperso en los cuatro confines;
    al sur, has de subir las cumbres escarpadas;
    al norte, has de velar sobre la gran muralla.

    Los abismos se extienden, estrechos y profundos,
    los montes se levantan abruptos y salvajes.
    El ejército marcha como un inmenso brazo,
    indicando las rutas del desierto de arena.

    Has de sufrir la angustia de los calores tórridos,
    has de ser asaltado por los vientos helados.
    A veces los estíos calcinan los boscajes
    a veces el invierno hiela y cubre torrentes.

    Los Hunos a caballo se juntan como nubes,
    las banderas del Sur relumbran más que astros,
    se ve cómo las flechas tras de las flechas vuelan.
    El canto de su paso sin tregua se sucede.

    Se come en la mañana sin quitarse las armas,
    a la noche se duerme en la lanza apoyado...
    ¡Qué duro esque te envíen a la lejana guerra,
    cuán grande es el dolor que el corazón oprime!



    T'AO YUAN-MING (365-427):

    SUPLICANDO COMIDA

    Tengo hambre y salgo.
    No sé dónde voy a ir.
    Camino y camino por este pueblo,
    llamo a una puerta y cuento mi necesidad.

    El huésped no puede rehusar mi pedido,
    me va a dar de comer. No he llamado en vano.
    Hablando hasta la tarde, se ha acostado el sol
    mientras yo vacío mi copa en cuanto me la llenan.

    Reconfortado, me siento otra vez alegre,
    hablo alto, recito poesías.
    Para pagar tan gran bondad,
    me entristece no tener talento.

    Mi corazón, desbordado de gratitud,
    no sabe cómo agradecer.
    Cuando muera, gracias le dará mi alma.




    PAO TCHAO (siglo V):

    CANCIÓN

    Noche de invierno profunda,
    canto sentado en la noche.
    Antes que el acorde vibre,
    puedes conocer mi alma.
    Queda escarcha en mis cortinas,
    el viento gime en el bosque.
    La lámpara está apagándose,
    tu rostro ardiente no veo.
    Es tu canción la que canto,
    sobre el aire de tu música.
    Poco me importan sus notas,
    lo que busco es el recuerdo.



    CHING YEN (siglo V):

    MI AMADO hace tiempo que está en la guerra,
    y aquí estoy yo, sola, mirando estas paredes
    en donde hoy cuelgan instrumentos musicales.
    Mis cabellos se agrisan sobre una simple almohada,
    mi belleza se marchita bajo la luz de una simple lámpara
    y guardo en mi corazón la pregunta sin fin:
    ¿Cuándo en nuestras fronteras cesará la guerra?
    ¿Cuándo se detendrá su caballo otra vez en nuestro patio?



    WANG TSI (siglo VII)

    AL SUR

    Al sur los combates,
    al norte, la muerte.
    Los que caigan en el campo,
    privados de sepultura,
    serán presa de los cuervos:
    ¡No os comáis a los héroes!
    El que matan en el campo,
    privado de sepultura,
    tiene los huesos podridos.
    Triste es el murmullo del agua,
    lúgubre el balanceo de los juncos.
    Nosotros combatimos heroicamente
    sobre los fogosos corceles,
    y cuando caemos, los caballos
    yerran a la ventura, relinchando.´



    WANG WEI (699-759):

    RETORNO

    Llegas de mi país natal,
    debes saber lo que allí pasa.
    ¿Han florecido bajo mis ventanas
    los ciruelos del invierno
    estos últimos días?


    Última edición por Pedro Casas Serra el Miér 17 Ene 2024, 08:46, editado 1 vez

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44102
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poesía china antigua Empty Re: Poesía china antigua

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 17 Ene 2024, 05:07

    .


    LI PO (701-762):

    CACERÍA

    Los hijos de la frontera
    ignoran los libros toda su vida.
    Únicamente saben cazar, orgullosos de ser flexibles y ágiles.
    En otoño sus caballos bárbaros están fuertes, necesitan pastos.
    Entonces suben a su montura, la altiva silueta desdeñosa;
    su látigo de oro acaricia la nieve, su peto cruje.
    Entonces, semiebrios, llaman a su halcón y se precipitan al límite de los campos.
    Tienden  su arco casi en redondo y jamás yerran su propósito.
    Silba la flecha y caen juntas dos grullas.
    Quienes los contemplan desde las orillas del lago, tiemblan,
    pues su fiera bravura llena el desierto.

    Encerrado hasta que envejece detrás de las cortinas,
    ¿cómo el letrado podrá competir con el jinete?


    BEBIENDO BAJO LA LUNA

    Está entre las flores el jarro de vino.
    Bebo solo, sin compañía.
    Levantando mi copa invito a la luna,
    para que con mi sombra seamos tres.
    Aunque la luna no sabe beber
    y mi sombra sólo acierta a seguirme,
    en este instante son mis compañeros
    alegrándonos juntos en la primavera.
    Yo canto, se pasea la luna,
    yo bailo, titubea mi sombra.
    Antes de la embriaguez reímos juntos;
    cuando me embriago, cada cual vuelve a su casa.
    Así estoy ligado a los amigos insensibles
    con los que me cito en la Vía Láctea.


    CANCIÓN TRISTE

    A través del barro de la Gran Muralla,
    él cabalga un caballo blanco.
    Así lo ve la soñadora, pensando en quien está en la guerra,
    viviendo las soledades del desierto.
    El claro de luna pasa sobre ella.
    ella, abandonada a la tristeza de las hojas de otoño,
    decolorándose, marchitándose y cayendo de las ramas vacías.
    Sin ser vista por nadie, llora horas y horas,
    aunque sabe muy bien que sus lágrimas son inútiles.


    TODAVÍA NO HAS VUELTO

    Todavía no has vuelto de la guerra,
    pero nosotras tenemos que limpiar las piedras de lavar
    y preparar la ropa para los amargos días venideros.
    Sin ti a nuestro lado los días están vacíos.
    ¿Qué podemos hacer nosotras sino lavar tu ropa de invierno
    y tratar de mandártela a la frontera distante?
    Para eso juntamos todas nuestras fuerzas de mujer
    y golpeamos con tanto ruido
    que quizás lo oigas llegando el estruendo a través del aire.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44102
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poesía china antigua Empty Re: Poesía china antigua

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 17 Ene 2024, 08:06

    .



    TU FU (712-770):

    BALADA DE LOS CARROS DE GUERRA

    En el sur, los carros de guerra crujen, los caballos relinchan;
    arcos y flechas al costado, los guerreros avanzan.
    Mujeres y niños parientes les siguen.
    El polvo volador oculta el puente de Hsien Yang.
    Retienen los vestidos, golpean el suelo, les cierran el paso,
    lloran y los sollozos llegan a las nubes.
    Desde el borde del camino las gentes interrogan a los que se van.
    ¿Adónde vas? Sólo pueden contestar que las levas son frecuentes.
    Algunos durante quince años fueron a guardar por el norte del Río Amarillo.
    A los cuarenta se vuelve de cultivar campos al oeste.
    Cuando salimos, el jefe nos cubre la cabeza con un paño;
    a la vuelta, aunque hayamos encanecido, seguimos siendo soldados.
    En los puestos de los confines, la sangre corre como el mar,
    pero el Emperador Wu aún quiere alejar más las fronteras.
    ¿Sabéis que en doscientas prefecturas Han, al este del monte T'ai Huang,
    miles de pueblos han sido invadidos por malezas y espinas?
    Aunque las robustas mujeres manejen la azada y el arado,
    las plantas de arroz crecen sin orden y no se reconocen los límites de los arrozales.
    Los soldados de Ts'in conocen las duras batallas,
    empujados como aves de corral o perros.
    Si alguna vez el jefe les interroga,
    ¿qué soldado se atreverá a quejarse?
    Todo el invierno de este año,
    los combates progresaron hacia el Oeste.
    Sin embargo, el magistrado reclamó rápidamente
    los impuestos.
    ¿De dónde los podremos sacar?
    ¡Desdichados los padres que tienen hijos!
    Más le valiera haber echado hijas al mundo.
    Al menos, ellas pueden casarse, quedando en la vecindad,
    mientras los hijos son enterrados bajo las altas yerbas.
    Desde la Antigüedad nadie recoge los huesos blanqueados que quedan cerca del lago Kokonor.
    Gimen los fantasmas nuevos, los viejos, lloran.
    Se les oye llorar los días oscuros y lluviosos.


    ELIGIENDO CINTAS

    Eligiendo cintas, toma la más larga.
    Eligiendo flechas, toma la más fuerte.
    Matando hombres, mata primero su caballo.
    Tomando prisioneros, cautiva primero a sus capitanes.
    Hay un límite para la matanza de los hombres.
    Un pueblo debe tener fronteras y atenerse a ellas.
    Es suficiente con mantener alejados a los enemigos.
    No tiene sentido tantos heridos, tantos muertos.


    TRISTEZA ANTE MI CHOZA DERRIBADA
    POR EL VIENTO DEL OTOÑO

    En el octavo mes del otoño el viento aúlla con cólera
    y se lleva en torbellino el techo de paja de mi choza.
    La paja vuela, cruza el río, se extiende por las márgenes.
    La que vuela más alta se queda suspendida de las ramas del  bosque,
    la que vuela más baja cae girando en el patio.
    Los niños de la aldea del sur se ríen de la impotencia de mi vejez.
    Tienen la audacia de venirme a robar delante de mis ojos.
    Sin disimulo arrancan la paja y huyen a través de los bambúes.
    Les grito hasta que se seca mi boca, pero de nada sirve.
    Entro de nuevo, suspiro, me apoyo en mi bastón.
    El viento cesa bruscamente, pero las nubes siguen amenazantes.
    El cielo del otoño calla, se oscurece en la noche que llega.
    Las colchas y sábanas son usadas y están duras como hierro,
    los niños, como les repugna acostarse en ellas, las han roto a patadas.
    Todos los lechos están húmedos, ni un solo rincón quedó seco,
    las piernas me duelen,sin poder estirarlas,
    me aflijo, me lamento, no puedo cerrar los ojos.
    La noche es larga y húmeda. ¿Cómo la pasaré?
    Si se pudiese construir una mansión con miles de cámaras,
    tan inmensa que protegiera a todos los que tienen frío,
    todo tendría la mirada más dulce.
    El viento y la lluvia nada podría contra ella,
    sería sólida como una roca.
    ¡Ay!, ¿cuándo llegará el momento de ver aparecer ante mis ojos esa casa?
    Mi choza está derribada, moriré con el frío que entra.
    Poco importa.



    PO CHU YI (772-846):

    EL BAMBÚ EN LA VENTANA DE LI TS'E YUN

    No lo cortes para hacer una flauta,
    no lo cortes para hacer una caña de pescar.
    Cuando sus hojas y flores estén marchitas,
    aún será hermoso bajo los copos de nieve.


    EL ESPEJO Y LA COPA

    Quiero cambiar el espejo de bronce de mi cofre
    por una copa de oro y de jade blanco.
    No podré huir de la vejez que aparecerá en el espejo,
    pero mi pena se disipará ante la copa.


    DESDE EL LEJANO AMAN

    Desde el lejano Aman nos han mandado
    este papagayo de fuego, esta ave emplumada
    con todos los colores de la flor del durazno,
    este sabio hablador que charla como un hombre.
    Y como a todos los hombres de valer,
    lo han metido en una jaula,
    y sentado en una alcándara se pregunta:
    ¿Cuándo podré gustar la vida de nuevo?



    MONG KIAO (siglo VIII al IX):

    LAMENTACIÓN

    El cabello y las penas aparecen ligados:
    con una sola angustia blanquean los cabellos.
    Pero si no podemos tanto tiempo sufrirla,
    cuando la pena cede, los cabellos renuevan.

    Si los antepasados no inventaran las armas
    el mundo viviría sin guerras ni combates.
    Si los antepasados no inventaran la gloria,
    los caminos del hombre correrían sin vicio.

    Si la vida está llena de esfuerzos peligrosos,
    es del cielo la culpa que nazcan los peligros.
    Si el río en su corriente arrastra turbia el agua,
    es el cielo quien da al agua su impureza.

    Mas si de día en día más caballos galopan,
    si los carros de guerra aumentan día a día,
    ninguna de esas cosas depende de los cielos.
    ¿A qué tanta invención? ¿A qué tanta inquietud?



    WANG YU TCHENG (siglo X)

    ES EL HAMBRE...

    Es el hambre,
    los alimentos faltan.
    Ningún humo corona las chimeneas,
    pasa un tropel de mendigos por el camino.
    Una familia: un viejo con su mujer enferma,
    tres niños guiados por un hombre que llora
    la siguen.
    ¡Un litro de grano por toda provisión y cien moneditas para el camino!
    Salieron de Chang'an el año último, los empujaba el hambre.
    Murió la madre de los niños y la enterraron en campos extranjeros.
    Buscaban ahora volver al jardín donde vivían,
    lívidos, enjutos, ya sin fuerzas ni apoyo.
    Tengo miedo de que un día sus cadáveres queden
    en algún valle cubiertos por la nieve.

    QUE TRISTE ES SER MUJER

    ¡Qué triste es ser mujer!
    Nada hay en el mundo tan poco estimado.
    Los chicos varones se yerguen en la puerta
    como dioses caídos del cielo,
    su corazón desafía a los cuatro océanos
    y al viento y al polvo del mil millas.
    Nadie se alegra en cambio cuando una niña nace.
    Ni sus parientes le hacen caso.
    Cuando crece se oculta en su aposento,
    temerosa de mirar el rostro de un hombre.
    Ninguno llora si ha de dejar el hogar paterno...
    Sale rápidamente como una nube que al pasar esparce su lluvia.
    Con la cabeza baja y el rostro sereno,
    muestra los dientes entre los labios,arrodillándose
    incontables veces.



    WANG LING (?-1069):

    Los muertos están muertos, esto es irrevocable
    e inútil lamentarlo.
    Pero los vivos no cesan de suspirar
    pensando en ellos.
    Así lloraron siempre sobre esta tierra
    y seguirán llorando.
    Rota, la cuerda lastimera vibra sin fin,
    el canto doloroso de los vivos se repite, sin término.
    Son los ojos del hombre los que lloran,
    pero las lágrimas suben del corazón.
    Las detenemos un instante, conteniéndonos,
    pero jamás podremos ahogar el venero profundo.


    Última edición por Pedro Casas Serra el Miér 17 Ene 2024, 08:44, editado 1 vez

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 86251
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    Poesía china antigua Empty Re: Poesía china antigua

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 17 Ene 2024, 08:27

    No Sé si tiene mucho sentido tene aiertos un espacio como POESÍA CHINA , MODERNA ( QUE NO ESTÁ TERMINADO)  y otro como POESÍA CHINA, sin más especificacioes.

    Lo dejo a tu criterio... pero, yo,desgraciadamente no puedo correr más.

    Un abrazo.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    NO EXISTEN BANDERAS ANTE EL LLANTO DE UN NIÑO. CARLOS PONCE


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44102
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poesía china antigua Empty Re: Poesía china antigua

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 17 Ene 2024, 08:45

    Este tema es de poesía china antigua, cambio el título en este sentido.

    Un abrazo, Pascual.
    Pedro

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44102
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Poesía china antigua Empty Re: Poesía china antigua

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 17 Ene 2024, 09:01

    .


    SU TONG-PO (SU-CHE) (1036-1101):

    AUNQUE FUERAN PERLAS

    Aunque fueran perlas las que cayeran del cielo,
    los que tienen frío no podrían hacerse un traje.
    Aunque fuese jade lo que cayera del cielo,
    los que tienen hambre no podrían hacerse una comida.


    AÑO VIEJO

    Cuando un amigo va a alejarse mil leguas,
    retarda su partida,
    cuando los hombres viajan, pueden volver.
    Cuando es un año el que se va, ¿quién hará que regrese?

    Yo me pregunto: ¿Adónde se ha ido este año?
    Seguramente a lo lejos, detrás del horizonte.
    Se ha ido como un río que corre hacia el Este,
    que entre en el mar sin posibilidades de regreso.

    En la casa del vecino de la derecha han calentado la bebida,
    en casa del vecino de la izquierda hay un chancho cebado;
    quisieran regocijarse todo el día,
    para compensar todo un año de penas.

    Se apartan sin duelo del año que se marcha,
    el año próximo harán lo mismo con el año hoy nuevo.
    Todo huye, todo huye sin mirar hacia atrás,
    mientras nos vamos volviendo viejos, débiles.


    AMOR

    Descorro mis cortinas para que las golondrinas entren.
    Agujereo el papel de mi ventana para que salgan las pobres moscas.
    Amo a los ratones. Siempre les tiro algunos granos de arroz.
    Por piedad a las mariposas nocturnas no enciendo mi lámpara.



    MEI YAO-TCHEN (siglo XI):

    LAMENTO DE LOS CAMPESINOS

    ¿Quién dijo que el campesino puede vivir dichoso?
    Los impuestos de primavera en el otoño no están pagados,
    la guardia de la aldea viene a llamar a la puerta,
    por la noche no pueden tenderse de malos ratos y fatigas.
    Al llegar el estío los ríos se desbordan,
    sube el agua espumosa más allá de los tejados de las casas,
    el agua destruye sus plantas de legumbres.
    Devoran las langostas el grano.
    El mes anterior se ha recibido el decreto
    que alcanzará a todos los vecinos.
    De cada trece uno será soldado,
    exigiéndole que se procure un arco y un carcaj.
    Las órdenes del distrito son severas,
    han empuñado el látigo y el bastón los viejos funcionarios.
    Arrean a todos, jóvenes y viejos,
    dejando únicamente a los lisiados y a los ciegos.
    Murmuran los campesinos quejosos,
    padres e hijos se lamentan y lloran:
    -¿Cómo vamos a poder trabajar nuestros campos
    si para comprar flechas tuvimos que vender la  vaca y el ternero?
    Están las ollas y los jarros vacío, sin sopa.
    Los ciegos y los mancos no pueden labrar la tierra.
    Todos moriremos poco a poco.
    Oyendo esto enrojecí avergonzado.
    Vivimos ambicionando inútilmente riqueza y honores,
    cantamos el retorno a la tierra
    y a los segadores y leñadores en el profundo valle.


    AL AMIGO A QUIEN LE NACIÓ UNA HIJA

    Cuando nace un varón, toda la familia está contenta.
    Cuando nace una niña, todos están avergonzados.
    Cuando nace un varón, corren a anunciarlo a los vecinos.
    Cuando nace una niña, ponen mal gesto.
    Cuando el muchacho crece, se le dan libros y versos.
    Cuando crece una muchacha, se la manda a cuidar el gallinero.
    ¿cuándo llegará el momento en que un novio venga
    a saludar en la sala de ceremonias a sus suegros?



    TAI FU KU (siglo XIII):

    CUANTAS GENTES corren tras las riquezas sin tomar reposo.
    Toda la noche hacen sus cuentas, por el día galopan.
    La vida pasa en un anhelo constante, lleno de fatigas.
    No saben que sobre el techo de sus casas el cielo es azul.



    CHEN HU (siglo XVII):

    TENGO UNA CABAÑA miserable,
    que no me cubre del viento ni la lluvia.
    En una casa pequeña es fácil estar tranquilo.
    ¿Cómo no echar de menos mi antigua morada?

    Tengo un vestido remendado
    que recoso con algodón;
    apenas si los hilos sujetan los trozos uno a otro,
    pero puede protegerme del frío invernal.

    Tengo una calabacita,
    que siempre está vacía;
    pero puede servirme para el agua,
    puedo en ella beber vino.


    De Poesía china, traducción de Rafael Alberti y María Teresa león, Visor, 1960.


    Contenido patrocinado


    Poesía china antigua Empty Re: Poesía china antigua

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 21 Feb 2024, 23:02