Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:
https://www.airesdelibertad.com/u1465

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 753488 mensajes en 38257 argumentos.

Tenemos 1331 miembros registrados.

El último usuario registrado es Diarvin

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 73 usuarios en línea: 6 Registrados, 4 Ocultos y 63 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Catalina de Alvarado, javier eguílaz, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal, Walter Faila


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 95 el Miér 14 Nov 2018, 21:28.

Noviembre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 01:28

AGUSTI BARTRA

POEMAS

QUETZALCOATL (Este poema ha sido cortado - sin contar conmigo- al menos de forma inadecuada. Se podía haber dejado el poema completo en la primera parte, o haber traído a Agustí Bartra entero a esta parte. Insisto , sin contar conmigo.)

EL DESCENSO (Cont.)





   En su helada corona
   brilla su Astro de fuego.


Como un gran ciego nómada
del Reino de la Muerte,
lo acompañan Xilonen
y gusanos y abejas.


   A los lados, alcores
   de alondras y murciélagos.


Tras los vados herbosos
y entre negros roquedos
brillan con luz mohosa
los esparcidos huesos.


   Y tejen sus canciones
   con hilos de agua espesa:



-La alegría dormimos
del eterno crepúsculo
en el País sin fin
de yacijas de musgo
donde se alarga el silbo
de fétidos augures...
Cont.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Sáb 10 Feb 2018, 01:14, editado 4 veces


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 01:33

AGUSTI BARTRA 

POEMAS

QUETZALCOATL

EL DESCENSO (Cont.)





      Porque de nadie será el Reino...


-Felices, ¡oh felices
ojos de cempasúchil
y sexos de cal líquida!
Contra todos los frutos
y sus rojos motines,
las sílabas del búho...







      Prevalece la sombra de Texcatlipoca...


-Cantamos las cenizas,
los hediondos tumultos,
los poderes extintos,
los gritos, en la bruma,
de las aves marinas.
Somos flautas de tumba
que niegan los orígenes
y besamos los surcos
que trazan las lombrices
con nuestros labios sucios
de jeroglíficos...







      Porque de nadie será el Reino...


-Somos sólo un susurro
de fósforo y llovizna,
una voz moribunda
en un valle perdido.
 
La eternidad afila
la muerte que dormimos... (Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 01:42

AGUSTI BARTRA

POEMAS


QUETZALCOATL 

EL DESCENSO ( Cont.)





      Prevalece la sombra de Texcatlipoca...


Quetzalcoatl ya sopla
sus sonidos terrestres.
La gran estrella roja
titila ahora en su pecho.


-... la eternidad... afila...







      Porque de nadie será...


-... la muerte... que dormimos...





      Prevalece la...


De miedo y horizonte
termina el frío incesto.
Perros de sombra roen
los apagados huesos.


   La callada Xilonen
   apila oscuras mieses.


Quetzalcoatl, en torno,
describe cuatro vueltas,
órbitas de los soles
de antiguos firmamentos.





   Su nahual luminoso
   se agiganta en el viento.


De mujeres y de hombres
juntos están los huesos,
atados por Xilonen
con trenzados vencejos.


   Rueda una luna monda
   por osarios agrestes.


Fuerte de hondos dolores,
Quetzalcoatl se acerca,
toma la hacina enorme
y comienza el regreso.





   Nacen vuelos de alondras
   en sus sueños abiertos.


Hormiga de su agobio,
Quetzalcoatl asciende,
cargadas de retornos
sus espaldas maternas.


   A nuevos meteoros
   suben los fríos huesos.


Con barba de sudores
y en sirga de resuello,
lleva resurrecciones
y futuro a la tierra. (Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 01:48

AGUSTI BARTRA

POEMAS

QUEZALCOATL

EL DESCENSO ( Cont.)





   Quetzalcoatl el hombre
   sigue tortuosas sendas.


Pega el jadeo al lodo-
se alza y se tambalea
sostenido por sombras
de hondas madres olmecas.


   Esparcido en el hoyo
   queda el haz de osamentas.


En la gran caracola
el viento canta y rueda,
y, hecho espíritu, corre
hacia los duros huesos.


   Sombra de Quetzalcoatl
   asaltada de helechos.





Reúne el haz Xilonen,
hija de sus esperas,
y con rebozo de hojas
envuelve su silencio.


   El viento queda inmóvil
   como un beso de hielo.





En su congoja, el hombre
siembra sobre los huesos
la gran Estrella roja
que brillaba en su pecho.


   Pero los huesos mondos
   siguen sin movimiento.


Quetzalcoatl entonces
se hiere hondo en su sexo,
y la sangre que brota
rocía estrella y viento.


   Bajo el cálido chorro
   la osamenta florece.


¡Oh sangre creadora
del alma en la materia,
simiente de ascensiones
en las bodas del fuego!


   En las tinieblas afloran
   verdes bocas de génesis.





¡Oh fecundantes soles
en la entraña del tiempo!
¡La maternidad cósmica
lleva a la luz lo eterno!


   Salpicada de aurora,
   Xilonen se detiene. (Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 01:53

AGUSTI BARTRA

POEMAS

QUETZALCOATL

EL DESCENSO (cont.)




Ya rasga Quetzalcoatl
el telúrico seno-
bulto de mariposas
son ahora los huesos.


   Y a sus espaldas oye
   el nuevo canturreo:


-¡Ay! Subimos, subimos
a los claros azares
de morir en la vida,
de nacer al espanto
de la rosa del día.
¡Ya llegan los heraldos
de los terribles trinos!







      Porque de Tonatiuh es el Reino...


-¡Ay! De sol ataviados
y por la luna ungidos,
lloraremos gargantas
de putrefactos líquenes.
La leñadora Sombra
no afilará sus hachas
con sollozos...







      La Estrella es la mirada del Espíritu...


-Brillantes de salitre
y murmurando mohos,
lentamente salimos
por las fauces de polen
de jaguares divinos,
en parto de horizonte...







      Porque de Tonatiuh es el Reino...


A palpitantes formas
tristemente advenimos.
¡Redoblan los tambores
de vida
de nuevos corazones!
¡La sangre amanecida
danza rojos terrores! (Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 01:56

AGUSTI BARTRA


POEMAS


QUETZALCOATL


EL DESCENSO (Cont.)





      La Estrella es la mirada del Espíritu...


Xilonen sigue inmóvil,
mitad luz y tiniebla:
hierática mazorca
en basáltica estela.


   Quetzalcoatl se asoma
   al alba de su anhelo.


-Redoblan... los tambores...







      Porque de Tonatiuh...


-La sangre... amanecida...


      La Estrella es...


Auroral y teogónica
va asomando la testa
en medio del atónito
florecer de la tierra... (FIN DEL POEMA EL DESCENSO)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 02:17

AGUSTI BARTRA


POEMAS

QUETZALCOATL











 
OJO DESNUDO, VESTIDA VOZ


Quebrador del Arco y Maestro de Discordia, me han llamado.


Diré cómo me ungió el sueño ante la sumisión de
-          - / los cuatro rostros del viento


De las aguas dormidas yo surgía, sin otro canto que túnica
-          - / de aire y aroma entre mis hombros y mis pies,
¡oh erguido nómada de mis palabras en el umbral de
-          - / abejas del conocimiento!


Era la hora de la primera ternura de la luz, y en el País Alto
-          - / donde las noches
nacen con lepra de plata en el rostro y los días llegan con
-          - / máscaras de cuarzo,
cuando ofrecí a la Estrella la flor de escarcha de

-          - / mi corazón y me investí de hojas
contra vosotros, ¡oh Poderes


sin estación ni risa, soledades rodeadas por las gigantescas
-          - / tortugas invertidas de vuestras leyes!


Soñar es abrirse
mientras lo real hila vuestra sonrisa ante la unánime ovación
-          - / de los maizales del amor,
¡oh Amantes que os doblegáis para ataros a un mismo

-          - / haz con lo amado
y escuchar el trenzado gemido de ave que alzáis en

-          - / canción hasta la frente del cielo,
en testimonio de la tierra, oh fieles de esplendor que

-          - / negáis la sombría carcajada
de lava entre los muslos de una núbil...!


No quebré el arco, pero mi flecha ha doblado el recodo
-          - / y asciende hasta la más alta fuente
de donde nace la que danza acostada sobre la tierra.

-          - / Como el agua sois, ¡oh Amantes!


Y como el agua os levantáis de vuestro cansancio de sol
-          - / para entrar en el invisible torbellino
que traza su espiral sobre los silencios en flor de

-          - / las cimas de la creación -tú, el hombre,
que a tientas vas otra vez por los veranos del deseo;

-          - / y tú, mujer, cargado de luna tu regazo,
que te doblas en el asilo de la madurez redonda del fruto,

-          - / para que así el tiempo no envejezca al mundo.


Pero el canto va más allá de la desnudez dormida
-          - / de la Amante
(rostro y cabellera de cometa detenido,
ansa rota del brazo izquierdo,
leve flexión de las piernas que sostienen aún el éxtasis

-          - / y cataclismo de las caderas,
la mano abierta al salario del silencio,
el sexo como canoa varada en el fondo de la bahía

-          - / del vientre
y el olor de las axilas invadiendo afuera la sombra

-          - / de los árboles...),
rueda en torno a la resurrección que palpita en lo cerrado,
a donde inútilmente golpean los dioses sin nostalgia...


El Amante, en cambio, como el emblema de su dual origen,
cuelga sobre la calma montañosa de la música de

/ su radiante fuerza,
rozado únicamente por el aliento inmemorial y la

/ llamada del futuro.


Sólo quien sereno sube de la sombra y tiembla en la luz
/ puede presentir lo eterno y,
colmándose en la alabanza infinita, hacer que las cosas

/ moren en el espíritu.
Dulce es lo temporal, y nada importa que la muerte

/ hinque su uña de zopilote
en el flanco de corola de la mañana.


Halcón dorado, vuelo de alertas, a mi hombro te allego,
/ y en la lunación del verbo,
las imágenes federo bajo la ofrenda de los senos del alba.


Ojo desnudo, vestida voz, me llamo a mí mismo.




_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 02:42

AGUSTI BARTRA

POEMAS


QUETZALCOATL








 
LA EMBRIAGUEZ


-No hables, Nanotzin, no levantes la cabeza apoyada
/ en mi hombro.
Los álamos de plata se balancean en el viento. No hables.

/ Cierra los ojos.


A mi memoria vuelven olvidados rostros,
agoreros huesos,
aves aurorales.
Mis manos te acarician con sombra de alondra.
Estás desnuda.
Las estrellas aún duermen en el rocío de las piedras.
Estás verano,
estás hierba,
estás luz sobre un cuchillo.
Eres y estás. No hables. Mi alma hunde su cántaro
/ en mi espíritu.


Soy Ehécatl y huyo con los pájaros y la cítara de la lluvia;
/ soy Topiltzin y viajo con harapos de viento;
soy Quetzalcoatl y camino llevando a cuestas mi árbol de

/ piedra.
—88→


No hables, Nanotzin. Tu sonrisa se hunde como un anillo
/ en el agua.
El alba quiebra sus flechas a tus pies. No abras los ojos.


Mis palabras, como el agua, siempre van vestidas de imágenes.
/ Agua de recuerdos
y de desembocadura... Había un jeroglífico de luciérnagas a

/ los pies de los cuatro gigantes de Tula.
El horizonte avanzaba con sus lanzas y alaridos. Caímos todos.

/ Reían filos y había mariposas
de sangre en los muros de adobe. Se hundió el puente de llamas

/ sobre el río negro...


En tus ojos nacen árboles dorados, Nanotzin, nombre habitado
/ de follaje.
Entré en ti como un coyote de dulzura.
Antaño anduve tambaleándome, abrazado a un sol de polen, y
/ mi voz era un hacha en el bosque
de las teogonías. Más allá del país verde se asomaba la sequía

/ coronada de espinas.


¡Cómo pesan los besos, Nanotzin! Sembré soles en tu
/ vientre. Ayer eras la doncella
de las brillantes guedejas. Hoy te llamaré Chalchiuhtlicue
/ de rostro de agua cuadrada.


¡Siempre piedra y agua! Eternidad de piedra. Tiempo de
/ agua. Los álamos semejan
centinelas de oro en el aire azul.
Soy el mesías de la luz contra los siglos de piedra roja,
los sacerdotes vestidos de insecto
y la sangre dilapidada.
Vine del este con una gaviota dormida en mi hombro;
/ risas de    palmeras trazaron mis caminos;
una máscara de sal decía quién era yo.


Nanotzin, no duermas. Abre los ojos. No hables. Mírame.
/ Mis palabras esculpen tu silencio.
En tus pechos se ocultan dos tortugas de miel.
Te llamaré día de cereal,
anchura de barca sobre mis aguas más hondas.
¡Siempre agua y piedra! Un día me iré por el agua,
/ río arriba, hacia la paz de los meandros,
hollando la serpiente blanca tachonada de soles.
Mírame, Nanotzin. Tócame con tu sonrisa de amapola.
Estoy desnudo. Mírame.
Estoy llama,
estoy primavera,
estoy espiga...


Ahora en el cielo acecha un tigre de esmeralda y
/ la acurrucada sombra del nopal,
afuera, más allá de la puerta, se mueve y avanza

/ lentamente hacia nosotros...
La sombra se yergue como un laberinto de fauces
/ y matriz y símbolos, y centellean los fríos
y verdes ojos de Coatlicue, la sombría madre, la madre

/ muerte y la madre vida,
la diosa madre,
de senos colgantes,
collar de manos cortadas
y corazones arrancados.
¡Ay, Nanotzin! La de ojos verdes nos mira fijamente
/ desde la sombra rodeada de aurora,
y su collar llora sangre. Ahuyéntala,    Nanotzin,

/ con la luz de la Estrella de la Mañana
que se refleja en tus ojos.


La chorreante sombra retrocede, Nanotzin. No cierres
/ tus ojos de manadero.
Ya no estamos solos ante los voraces orígenes, porque

/ la sangre canta dentro del árbol del cuerpo,
el árbol donde Tonatiuh mora cargado de frutos.


El futuro, Nanotzin, pertenece siempre a las madres
/ luminosas, como Chimalman,
que fue la mía, y esperó desnuda ante el maguey, con

/ el cuerpo pintado de rojo y amarillo,
para recibir al que fue mi padre.
¡Mira el maguey, Nanotzin, allá junto al nopal ya sin
/ sombra! Mayáuel surge entre las anchas hojas,
la diosa del pulque,
la mujer de los cuatrocientos pechos henchidos con los
/ que amamanta a las estrellas.


Soy Quetzalcoatl de luz y de viento, Nanotzin. De mi
/ fin nacerá mi principio.
Respiraré en el tiempo, moraré en mi Estrella y en mi

/ último vuelo me acompañarán las gaviotas.
Hundiré mi coa de fuego en la sementera de la eternidad
/ y de mi semilla brotarán nuevas milpas de astros.


Nanotzin, tu cuerpo es mitad de fuego, mitad de oro,
/ como el de mi madre,
y el rumor de mis álamos en él halla cobijo.
Cuando salga el sol desaparecerá del cielo la Estrella que
/ ahora brilla en mi mano de albor.
Entre sauces te vi la primera vez...


Apenas te miré entonces, entre los sauces, porque poco
/ antes había escuchado
en mi corazón el primer canto de la tierra.
La noche anterior había luchado contra Tezcatlipoca
/ y aún llevaba cicatrices de sombra.
Dejé a tus pies la flauta de barro del niño de la noche
/ y me marché hacia el río.
Nanotzin, toma mi Estrella: la eterna hormiga de luz...


Mucho he cantado el sueño de la tierra
que se asemeja al libro de los destinos pintado por los
/ cuatro vientos del alma.
Siempre cantaré la tierra visible que recuerda, invisible, en
/ mi corazón de semillas.
Pero no somos la tierra, Nanotzin, porque la muerte
/ estable pesa en nosotros,
y es nostalgia y distancia.


¡Cantar la tierra! ¡Oh, Nanotzin, el canto no basta entre
/ la Nada y las furiosas Madres incansables!
¡Oh ser la tierra, un día, no cantarla como un niño que
/ grita su miedo en un cráter extinto!
Siempre recién llegados, agradecemos lo perecedero:
un umbral,
una mazorca,
una flor,
y las cuerdas de nuestra música son caminos que corren
/ infinitamente hacia el pasado,
bajo los astros interrogadores.


¡Oh amada tierra, demasiado han servido mis ojos a mi voz!
/ Y en el canto poco viví la eternidad.
Sólo en caída y ascensión somos terrestres: entrega y don
/ en el ritmo de los martillos del amor.
¡El viento en el yunque, Nanotzin! ¡La danza!


¡Oh grávida soledad de la tierra! ¡Oh silos de las esperas
/ de la creación
donde duerme el vuelo de las bandadas de oro del futuro!
¡Oh pájaros surgidos del arco de la angustia y lanzados a
/ la llamada de los puros espacios del ser!
Ante la nueva luz callan las antiguas voces, Nanotzin.
Pon la cabeza sobre mi pecho y escucha el canto de
/ mi corazón.
La sombra del nopal sigue inmóvil. ¡Escucha!


¡Oh tambor de primaveras en el que redobla el
/ ritmo de la sangre!
¡Oh brusca elevación del salto que nace en la música

/ de las raíces!
¡Oh libres árboles de la fuerza que asciende hasta la

/ dulzura y temblor de las constelaciones!


¡Mírame, Nanotzin! ¡Danzo para ti la alegría del mundo!
/ ¡Danzo alrededor de tu cuerpo
y ante los inmóviles álamos rojos de la mañana!
¡Danzo en el cielo, en las encrucijadas de las brisas,
/ mientras la tierra, debajo de mis pies,
juega con sus frutos y niños de niebla!
¡Soy un beso florido que danza, Nanotzin!


¡Cómo callas desnudez con los ojos cerrados! La luminosa
/ hormiga se ha detenido sobre tu rodilla...
Callas remansos,
callas cimas,
callas fuegos de la tierra.


Arrodillado a tu vera, ya mendigo otro canto con manos
/ extendidas y trémulos labios.
¡Y caigo, Nanotzin! Las raíces me llaman. ¡Lluevo!

/ ¡Lluevo sobre ti, Nanotzin, tierra mía!
Ya soy agua acostada,
espejo de ti,
interjección de espuma,
hormiga...


El hilo de mi viaje se alarga por tus comarcas:
/ tibias laderas de los vientos,
caracola secreta, valle de las dulces lunas, región de las

/ dos colinas, cisterna de los besos...
¡Oh, Nanotzin, de tu cabeza de sauce cuelgan trenzas
/ de brisa y gorjeo!
¡Méceme en tú regazo de corteza,
arrópame con sombra verde,
lava mis sueños con savia!


¡Oh! La silbante sombra del nopal se arrastra
/ otra vez hacia aquí. ¡Nanotzin!
¡Llama con tus brazos a las aves del día! Escondámonos

/ debajo de alas vivas...


Protégeme, Nanotzin, de la roja Coatlicue. Abrázame;
/ estréchame    entre tus brazos
de rama y sálvame de la diosa terrible que abre sus ojos

/ dentro de mi pavor de niño;
llévame contigo lejos de aquí, soy pequeño, muy pequeño,

/ más que la hormiga...


Escóndeme, Nanotzin. No hay aves del día: sólo rumor
/ de follaje y la tiniebla de verdes ojos minerales,
la rampante sombra sin estrella. Abrázame con fuerza,

/ árbol de la vida... Húndete en la tierra
hasta las rodillas, madre... Quiero dormir en tu regazo,

/ Nanotzin... Húndete..., así. Contigo el tiempo
no es violado por el sexo de granito de la muerte...

/ Húndete antes que la Sombra llegue
con sus babosas de silencio... Así... Ya te hundes...

/ Y sonríes a gaviotas, girasoles,
arcos iris que vienen a tu encuentro... ¡Oh! Abres

/ tus ramas al mar... la ola se levanta,
se hincha, se encrespa, y cae, y duerme..., y yo también

/ caigo y duermo... llovizno..., me duermo...,
llovizno sobre ti, madre gigantesca, y toco tu collar de

/ mazorcas... Méceme, Nanotzin...,
cántame el mar, cúbreme...
-Sí.

 



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 02:46

Son las 7 menos cuarto de la mañana cuando concluyo este inmenso CANTO ESPIRITUAL  de Agusti Bartra. No creo que hoy pueda volver al Foro... Pero sí, me gustaría que este BELLISIMO POEMA fuera difundido un día, como hoy, lleno de esperanza en la resurrección del hombre con la madre tierra.

Gracias por haberme acompañado hasta aquí.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 28279
Fecha de inscripción : 17/04/2011

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Lluvia Abril el Lun 25 Dic 2017, 04:27

Bellísimo y estremecedor, querido Pascual. Es para leer y releer. Bueno, uno de los varios que he leído desde aquí.

Muchísimas gracias por otro regalo más.

Besos, y feliz Navidad.


_________________


Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó,
renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó.

El principito
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 25 Dic 2017, 07:15

Gracias, mi querida compañera y amiga. El resto de los poemas de Bartra a los que he podido acceder a través de la BIBLIOTECA VIRTUAL MIGUEL DE CERVANTES  - muchos, por cierto- vienen en CATALÁN, lengua original del autor. ¿Merecen o no la pena...? Yo creo que sí, aunque no sepa catalán. Me ayudo de un TRADUCTOR DE LA RED y se obtienen cosas muy, pero que muy interesantes.

Por ejemplo en POEMAS DEL RETORNO,  en el primer poema, CARTELL PER ALS MURS DE LA MEVA PÀTRIA - "CARTEL PARA LOS MUROS DE MI PATRIA"- hay un momento , CANÇO DE LA NOIA DE LA LLÀNTIA - "CANCIÓN DE LA CHICA DE LA LÁMPARA" - en el que periodicamente se repite el verso "Valga´m Dèu val? - "Válgame Dios, vale" (bien con interrogación, bien como exclamacióa . Esa iteración, aunque el poema tenga, sobre todo, un contenido político, hace que ese extracto parezca una oración o plegaria. Veamos:





      (Pels grans aires arriba la nova Cançó antiga)
    -Tot sol passaràs la vetlla,
      bord funeral?
 75
   Tot sol passaràs la vetlla,
       belitre igual?


   -Així voldria passar-la,
       veu ressonant.
   Així voldria passar-la, 
       valga'm Déu val!


   -Qui tens, doncs, per companyia,
       sorge banal?
   Qui tens, doncs, per companyia,
       escriba igual? 


   -El poeta de veu viva,
       que odio tant;
   el poeta de veu viva,
       valga'm Déu val!


   -Per què li tens tanta enveja, 
       xuclat i calb?
   Per què li tens tanta enveja,
      pobre gripau?


   -Perquè el seu dolor i exili,
      valga'm Déu val!, 
   perquè el seu dolor i exili
      el fan més alt.


   -Vas vestit d'antologies
      i de missals.
   Vas vestit d'antologies 
      i de forats.


   -I com has tornat, tot duna,
      veu triomfant?
   I com has tornat, tot duna,
      dalt de cavall? 


   -De l'esperit i la terra
      no me n'he anat.
   De l'esperit i la terra
      de llibertat.


   -Què és això que et surt del cap, 
      tan rutilant?
   Què és això que et surt del cap,
      valga'm Déu val?


   -Es la gran llum d'esperança
      que es va acostant. 
   Es la gran llum d'esperança
      del vent total.


   -Què és això que t'ix pels ulls,
      valga'm Déu val?
   Què és això que t'ix pels ulls 
      i espanta tant?


   -Són les llàgrimes armades
      del meu passat.
   Són les llàgrimes armades
      que venceran. 


   -Què és això que t'ix dels llavis,
      valga'm Déu val?
   Què és això que t'ix dels llavis
      amb tant d'esclat?


   -Es allò que tu pensaves 
      tenir fermat.
   Es allò que tu pensaves
      haver colgat.


   -Toquen hores, toquen hores,
      valga'm Déu val! 
   Toquen hores, toquen hores
      i canta el gall!


   -Canta el gall i tu emmudeixes,
      ca deslleial.
   Canta el gall i tu emmudeixes 
      al camí ral.


   -El teu blanc cavall renilla,
      valga'm Déu val!
   El teu blanc cavall renilla
      pel vent alat. 


   -L'estrella vindicativa
      brilla a ma faç.
   L'estrella vindicativa
      en terra i mar.


   No veus el branc de pollancre 
      que alça el meu braç?
   No veus el branc de pollancre
      que et blegarà?


   Ja em poso ma capa d'alba
      que em fa immortal. 
   Ja em poso ma capa d'alba
      i empunyo el cant...


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 26 Dic 2017, 08:47

AGUSTI BARTRA 

POEMAS

EL EVANGELIO DEL VIENTO




I labour by singing light
Not for ambition or bread... (*)

DYLAN THOMAS








[size=16]ELS ALCIÒNICS CELS ( Los Cielos Alzados)

[/size]
Beau ciel, vrai ciel, regarde-moi qui change (**)


Paul Valéry
               


 

 
 Als llavis del silenci
(En los labios del silencio)


 
I


Oh nits! Tant hivernar en immòbils missatges
-fets de tant cor i adéus!-, en espera dels mots
que duran existència alada a les imatges.
I les màscares orbes sota vent de sanglots!


Món increat del cant: profunda vall oferta 
als lluminosos boscos de gegantins estius.
Constel·lació pura, música que es desperta
con un arbre a la riba d'un gran somni de rius...


I flotar dolçament, encara a la deriva
de les aigües reals, esclau del darrer gel 
de silenci que abraça la proa fugitiva.


Oh el pensament ja sega la tenebra indefensa
i l'ànima desgrana les espigues del cel!
Oh zenit del poema, oh lliure joia immensa!
(*) "Yo trabajo cantando luz
no por ambición o pan."

(**) "Bello cielo, verdadero cielo, mírame quién cambia..."


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 26 Dic 2017, 09:05

AGUSTI BARTRA

POEMAS


Cont. los sonetos de En los labios del silencio:





 
II


Oh veus! La pètria boca envaeix tot l'aeri 
refugi del meu cor. Oh font de saba astral
caient dintre l'oïda nocturna del misteri!
El silenci s'inclina a sa empremta mortal.


Cantar l'arbre del crit! Estendre branc i fruita
a l'eterna amenaça de la gèlida nit 
de l'ésser que abandona tota lúcida lluita.
Aus de la consciència! Cantar l'arbre del crit!


I l'espai, a l'entorn, de solitud s'inunda.
Morir del cant ardent -l'inevitable vol
que arbora el suprem èxtasi de l'alosa jocunda-, 


ja corbant-me de nou a la pàl·lida estrella
que anuncia a mon ànima la imminència del sol.
Oh dia meu: atònit esguard sense parpella!


 
III


On és la teva mort? Alçar-la! Abraçar l'hora
en què la teva absència em mira amb ulls d'argent. 
Dintre la meva sang ta boca d'ombra implora
un súbit epitafi d'estrelles i de vent.


En mon silenci, llarga, la teva veu murmura
dalt dels aqüeductes que uneixen cor i cant.
Oh presència fidel, deu que, ascendint, s'atzura 
dintre el canal del temps i baixa, xarbotant,




devers la crida ardent de la planura estesa!
Fet mite fluvial, mon ànima davalla
entre ribes florides de brusques primaveres,


lluny ja de la Muntanya de tants records encesa, 
enclusa on l'esperit secretament treballa.
Cal fer etern ton record entre les oliveres!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 26 Dic 2017, 09:11

AGUSTI BARTRA

POEMAS

EN LOS LABIOS DEL SILENCIO (Cont.)





 
IV


Més enllà del meu cant s'esfondren les batalles-
veig entorn de les cendres aixecar-se jardins,
la naixença del vent en les joves rialles, 
i sento les ciutats com tebis violins


a les mans de les nits vastament amoroses...
Més enllà del meu cant, oh l'astre corporal
de la vida, els oficis, el passat de filoses
alçant testes de bronze, i l'herba germinal 


sota el desig de l'Home vestit d'hora vermella!
I del rusc del seu cor, la nupcial abella
de l'esperança emprèn el seu vol fulgurant


per damunt de les llàgrimes gelades de la història,
vers les altes corol·les de la llum de victòria, 
vers la boca de pol·len de Déu despert, l'Amant...
—12→


 
V


Dir la brusca sorpresa d'un record de gavina.
Naufragar, dolçament en sensibles esculls
de temps i llunyania. Quina claror, llatina
celebra i canta el déu que dormia en mos ulls! 


Rialla de la vela: àmfora, en blava testa!
Oh les trenes salobres esbadiant-se al pit
immòbil de la terra vestida de ginesta!
Als llavis de l'escuma mor i neix l'infinit.


Espera del meu ésser, com roca extasiada 
per, un somni futur de proa il·luminada
que calmarà el murmuri innúmer de l'atzar.


Oh la sirga diàfana dins l'abís de tenebra,
l'assalt de l'ona tèbia que s'enduu tot el gebre!
Dir que en mi vetlla el cor profund del mar, del mar... 


 
VI


Dolça hereva del dia, alta torre d'espigues,
oh captiva d'estrelles i de solars vencills:
els meus braços t'allunyen de segues enemigues
i als teus peus vinc a ajeure'm com la cançó dels grills.
—13→


En ton ànima plora' l'estrella de la tarda, 
a ton flanc duus clavada una dalla d'ocells.
Jo et llevaré del pit els núvols de basarda
i, fet pluja i rosella, besaré els teus turmells.


A les teves mans brilla l'ampla pau de les eres,
el meu amor d'avui ha deixat ses roderes 
en ton cos estival de raïm i de nard.


Però ara que la lluna a ta falda s'atura,
em sentiràs lleuger, com herba que murmura
el seu càntic a l'ombra del teu arbori esguard.



Con esto sonetos terminamos ya la exposición sobre Agusti Bartra.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 26 Dic 2017, 09:21

OCTAVI SALTOR  (1902 - 1982)

PENTECOSTÉS

I

Llum deis cors, infoneu en aquest dia
del vostre Adveniment meravellós,
una set perennal d'Eucaristía
al nostre seny, ressec de tebiors.

Feu viva l'ombra que el passat congria,
ressó d'algun adéu melangiós;
que ell ens atregui vers l'eterna via
i que per Vos se'ns torni gloriós.

Imprecís agredolc de l'hora humana;
terrenals clar-obscurs! La cristiana
pau afermeu en tots, Consolador!

Grani cada verger el Bé que hi manca,
i esporgueu-los del mal, com una branca
que filtri, transparent, vostra Claror.

II

Callen les hores sota el bres del vent.
Llur pas les ampies soledats dilata.
Al pes de l'infinit, 1'ánima esclata
i tota es vincla en holocaust fervent.

L'immens silenci mena al Déu vivent.
Ens xucla el palp diví i ens arravata.
No et calen pas esments de lloc ni data
per esprémer vers Ell ton pur accent.

Tot ens centri en l'abis del seu Voler.
Borbolli ja la saba de la Fe.
I mentre el jorn en l'horitzó s'afua,


redreca, eos mortal, ton do immortal,
i aferra't a la reí celestial
que, fidel, ton Origen perpetua.

III

Flecta, Natura, ta superba ossada
a l'invisible gest del Creador,
present en tu, qui filia n'ets, en cada
bri d'herba humil o freu engolidor.

Lloa'l avui, innúmera ocellada!
Lloin-lo els homes, de plural faisó!
Que tot verb canti el Verb, Forma humanada!
Que res no sigui absent de sa Remor!

Cessin les veus errívoles del món
per millor rebre el flamejar pregón
de l'Esperit que el Pare ja ens acosta.

Que EU ens marqui amb el seu diví senyal
el front i el pit, i arbori en sa fornal
el Crisma de la nostra Pentecosta.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 26 Dic 2017, 09:28

LEOPOLDO PANERO TORBADO (BIOGRAFÍAS.ORG)


BIOGRAFÍA


Leopoldo Panero Torbado nació en Astorga el 17 de octubre de 1909. Pasó toda su infancia en Astorga; cursó la Enseñanza Media en San Sebastián y León, y estudió Derecho en las Universidades de Valladolid y Madrid; en esta última se licenció. Sus primeros versos los publicó en Nueva Revista, de Madrid, que él mismo fundó y que publicó sus obras Crónica cuando amanece (1929) y Poema de la niebla (1930). En el otoño de 1929 enfermó de tuberculosis y fue a reponerse al Sanatorium Royal de la Sierra de Guadarrama durante ocho meses y se enamoró de otra paciente, Joaquína Márquez, fallecida algunos meses después. Amplió estudios en Cambridge (1932 a 1934) y en Tours y Poitiers (1935), impregnándose de literatura inglesa y francesa. Publicó en Caballo Verde para la poesía, revista dirigida por Pablo Neruda. Durante la Guerra Civil Panero fue arrestado, conducido a San Marcos de León y acusado de recaudar fondos para Socorro Rojo. En 1937 murió su hermano Juan, también poeta, en un accidente de automóvil, hecho que le hirió profundamente. A partir de este momento su iedario cambió y se volvió profundamente conservador. Antes de acabar la guerra se casó con Felicidad Blanc, escritora, de la que tuvo tres hijos, Juan Luis (1942), Leopoldo María (1948) y Michi, los dos primeros también poetas. Durante la guerra entró en Falange Española, y después le nombraron agregado cultural a la Embajada española (1939) y director del Instituto Español (1945-47) en Londres. Publicó una Antología de la poesía hispanoamericana (1941) y fundó la revista Espadaña (1944-1950) en León; publicó también en la revista Escorial (1940) de Madrid, especialmente en sus números 5 y 15, y en Garcilaso. Juventud creadora (1943-1946) y en Haz (1944), también de Madrid. Su libro Versos del Guadarrama, inspirado en el amor perdido de Joaquina Márquez, se publicó en Fantasía, suplemento de La Estafeta Literaria (1945), también de Madrid. Pasaba grandes temporadas en esta última ciudad, donde frecuenta la tertulia del Café Lyon, donde amista entre otros, con Luis Rosales, Luis Felipe Vivanco y Gerardo Diego, tertulia que se fundió más tarde con la de Manuel Machado. En 1949 recibió el premio Fastenrath de la Academia por su libro Escrito a cada instante, y al año siguiente el Premio Nacional de Literatura. Más tarde publicó en la revista Poesía Española (1952-1971). Dirigió la revista Correo Literario y figuró en (1952) como organizador de las Exposiciones Bienales de Arte. Fue secretario de una sección del Instituto de Cultura Hispánica. En 1960 publicó Cándida puerta, considerada una de sus obras maestras. Murió en Castrillo de las Piedras, León, el27 de agosto de 1962.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 01:25

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

1.-

INVOCACIÓN
- - - - - - - - - - - (Autor de nuestro límite, Dios santo.)

¡Oh, fluye tú, feliz ola tranquila
del corazón de Dios, dando a mis pulsos
tanta viviente paz, sobre esta cumbre
—delgada ya—, donde mi voz resuena,
con el rumor de su presencia sola,
en la vencida luz que deja agosto,
tras el verdor de los viñedos áurea!
¡Oh, fluye en El, feliz, ola poniente,
ola que empuja al mundo con su soplo
de hierba derramada por el valle!
¡Ola de plenitud que nos envía
el silencio movible de las aguas
y el recostado aroma del recuerdo!
¡Ola que vuelve hacia nosotros árboles,
y entreteje las ramas silenciosas,
y suspende su juego verdeante,
mientras el corazón recibe, alegre,
la luz y fresca sombra del olvido!
¡Oh fluye, fluye en mí, total marea
que moja cuanto soy de amor supremo!
¡Oh mosto tenebroso reposando!
¡Oh, fluye en el rubor, como manzana,
del corazón de Dios, y dora el dulce
sabor de sus entrañas, jugo vivo
de infancia, en donde pican los gorriones...!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 01:29

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

2.-

ESCRITO A CADA INSTANTE

Para inventar a Dios, nuestra palabra
busca, dentro del pecho,
su propia semejanza y no la encuentra,
como las olas de la mar tranquila,
una tras otra, iguales,
quieren la exactitud de lo infinito
medir, al par que cantan...
Y su nombre sin letras,
escrito a cada instante por la espuma,
se borra a cada instante
mecido por la música del agua;
y un eco queda sólo en las orillas,
¿Qué número infinito
nos cuenta el corazón?

- - - - - - - - - - - - - - - Cada latido,
otra vez es más dulce, y otra y otra;
otra vez ciegamente desde dentro
va a pronunciar su nombre.
Y otra vez se ensombrece el pensamiento,
y la voz no le encuentra.
Dentro del pecho está.

- - - - - - - - - - - - Tus hijos somos,
aunque jamás sepamos
decirte la palabra exacta y tuya,
que repita en el alma el dulce y fijo
girar de las estrellas.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 01:34

LEOPOLDO PANERO TORBADO


POEMAS

3.-

EL TEMPLO VACIO

No sé de dónde brota la tristeza que tengo.
Mi dolor se arrodilla, como el tronco de un sauce,
sobre el agua del tiempo, por donde voy y vengo,
casi fuera de madre, derramado en el cauce.
Lo mejor de mi vida es el dolor. Tú sabes
cómo soy. Tú levantas esta carne que es mía.
Tú esta luz que sonrosa las alas de las aves.
Tú esta noble tristeza que llaman alegría.
Tú me diste la gracia para vivir contigo.
Tú me diste las nubes como el amor humano.
Y al principio del tiempo, Tú me ofreciste el trigo,
con Ja primera alondra que nació de tu mano.
¡Como el último rezo de un niño que se duerme,
y con la voz nublada de sueño y de pureza
se vuelve hacia el silencio, yo quisiera volverme
hacia Ti, y en tus manos desmayar mi cabeza!
Lo mejor de mi vida es el dolor. Tú hiciste
de la nada el silencio y el camino del beso,
y la espuma en el agua para la tierra triste,
y en el aire la nieve donde duerme tu peso.
¡Señor, Señor! Yo he hecho mi voluntad. Yo he hecho
una ley de mi orgullo, pero ya estoy vencido.
Como una madre humilde que me acuna en su pecho,
mi espíritu se acuesta sobre el dolor vivido.
Sobre la carne triste, ¡sobre la silenciosa
ignorancia del alma como un templo vacío!
¡Sobre el ave cansada del corazón que posa
su vuelo entre mis manos para cantar, Dios mío!
Soy el huésped del tiempo; soy, Señor, caminante
que se borra en el bosque y en la sombra tropieza,
tapado por la nieve lenta de cada instante,
mientras busco el camino que no acaba ni empieza.
Soy el hombre desnudo. Soy el que nada tiene.
Soy siempre el arrojado del propio paraíso.
Soy el que tiene frío de sí mismo. El que viene
cargado con el peso de todo lo que quiso.
Lo mejor de mi vida es el dolor. ¡Oh lumbre
seca de la materia! ¡Oh racimo estrujado!
Haz de mi pecho un lago de clara mansedumbre.
¡Señor, Señor! Desata mi cuerpo maniatado.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 01:46

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

4.-

TÚ QUE ANDAS SOBRE LA NIEVE

Ahora que la noche es tan pura y que no hay nadie
- - - / más que Tú,
dime quién eres.

Dime quién eres y qué agua tan limpia tiembla en toda
- - - / mi alma;
dime quién soy también;
dime quién eres y por qué me visitas,
por qué bajas hasta mí, que estoy tan necesitado,
y por qué te separas sin decirme tu nombre,
Ahora que la noche es tan pura y que no hay nadie
- - - / más que Tú.
Ahora que siento mi corazón como un árbol derribado
- - - / en el bosque,
y aun el hacha clavada en él siento,
aun el hacha y el golpe en mi alma,
y la savia cortada en mi alma,
Tú que andas sobre la nieve.
Ahora que alzo mi corazón, y lo alzo
vuelto hacia Ti mi amor,
y lo alzo
como arrancando todas mis raíces,
donde aun el peso de tu cruz se siente.
Ahora que el estupor me levanta desde las plantas de
- - - / los pies,
y alzo hacia Ti mis ojos,
Señor,
dime quién eres,
ilumina quién eres,
dime quién soy también,
y por qué la tristeza de ser hombre, Tú que andas
- - - / sobre la nieve.
Tú que al tocar las estrellas las haces palidecer de hermosura;
Tú que mueves el mundo tan suavemente que parece
- - - / que se me va a derramar el corazón;
Tú que habitas en una pequeña choza del bosque donde
- - - / crece tu cruz;
Tú que vives en esa soledad que se escucha en el alma
- - - / como un vuelo diáfano;
ahora que la noche es tan pura,
y que no hay nadie más que Tú,
dime quién eres.
Ahora que siento mi memoria como un espejo roto y
- - - / mi boca llena de alas.
Ahora que se me pone en pie,
sin oírlo,
el Corazón.
Ahora que sin oírlo me levanta y tiembla mi ser en
- - - / libertad,
y que la angustia me oscurece los párpados,
y que brota mi vida, y que te llamo como nunca,
sosténme entre tus manos,
sosténme en la tiniebla de tu nombre,
sosténme en mi tristeza y en mi alma, Tú que andas
- - - / sobre la nieve...


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 02:06, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 01:50

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS


5.-

COMO LA HIERBA

Por el dolor creyente que brota del pecado.
Por haberte querido de todo corazón.
Por haberte, Dios mío, tantas veces negado;
tantas veces pedido, de rodillas, perdón.

Por haberte perdido; por haberte encontrado.
Porque es como un desierto nevado mi oración.
¡Porque es como la hiedra sobre el árbol cortado
el recuerdo que brota cargado de ilusión!

Porque es como la hiedra, déjame que te abrace,
primero amargamente, lleno de flor después,
y que a mi viejo tronco poco a poco me enlace,

y que mi vieja sombra se derrame a tus pies;
¡porque es como la rama donde la savia nace,
mi corazón, Dios mío, sueña que Tú lo ves!


( La Fuente de donde se han obtenido estos 5 poemas es :

DIOS EN LA POESÍA ACTUAL

de ERNESTINA DE CHAMPOURCIN.)


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 02:05, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 02:05

Los poemas de LEOPOLDO PANERO TORBADO que vienen a continuación tienen como fuente : ANTOLOGÍA DE POESÍA MÍSTICA ESPAÑOLA, de LUÍS DE SANTIAGO

6.-

CASI ROTO DE TI

Como rotos de Ti tengo mis huesos.
Tengo mi corazón como en baldío
de Ti; y estoy de Ti como sombrío
en la luz de mis bosques más espesos.

Mis altas horas arden, y mis besos
arden, queman de Ti: queman de frío,
de ausencia, como caen desde el vacío
las estrellas, la noche tras los tesos.

¡Oh tesos que se alhajan con mi pena!
Como rota de Ti, mi pesadumbre
siento en el corazón y entre las manos.

Como rota, Señor, mi sangre suena
en soledad de Ti, de Ti en costumbre:
llenos de Ti mis huesos, pero humanos.

7.- EL GRANO LIMPIO

- - - - - - - - - - - - - - - - -(A Manuel Contreras)

Déjame, Señor, así;
déjame que en Ti me muera
mientras la brisa en la era
dora el tamo que yo fui.
Déjame que dé de mí
el grano limpio, y que fuera,
en un montón, toda entera,
caiga el alma para Ti.
Déjame cristal, infancia,
tarde seca, sol violento,
crujir de trigo en sazón;
coge, Señor, mi abundancia,
mientras se queda en el viento
el olor del corazón.


Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 08:45, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 02:16

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

8.-

LIBRE MÁS QUE MI CUERPO

Llevas más que mi muerte, cuerpo mío:
no te puedo perder... Mi vida llevas,
y no es sólo una sombra la que elevas
dibujada en la sombra, ni es rocío

lo que hay en mi mirada más sombrío,
sino virgen presencia de alas nuevas:
gotas de amanecer para que bebas
mi corazón, Señor, cual largo río

que llega ondeante, a ti; que pedregoso,
sonando, llega, llegará algún día
con mis pies y mis manos en su lecho.

Libre más que mi cuerpo, y más hermoso,
llevas mi entero ser para que ría:
para que en vid y pan yo esté en tu pecho.

9.-

CANCIÓN DEL AGUA NOCTURNA

Tiembla el frío de los astros,
y el silencio de los montes
duerme sin fin. (Sólo el agua
de mi corazón se oye).
Su dulce latir, ¡tan dentro!,
calladamente responde
a la soledad inmensa
de algo que late en la noche.
Somos tuyos, tuyos, tuyos.
Somos, Señor, ese insomne
temblor del agua nocturna
que silencia, golpe a golpe,
la piedra del Guadarrama;
piedra y eco igual que entonces,
y agua en reposo que queda
más limpia después que corre.
¡Agua en reposo viviente
que vuelve a ser pura y joven
con una esperanza! (Solo
en mi alma sonar se oye).


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 02:29

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

10.-

HACIA LA PRIMAVERA

Bañado por el cielo y por el trigo
ligero en la ebriedad que me ilumina,
el pie, llevado por la luz, camina;
y girando la esfera va conmigo.

Como dentro del agua siento amigo
el cuerpo en el espacio que adivina
la piel porosamente matutina;
suelto mi corazón, como un mendigo.

Voy nadando, flotando en la cadencia
del pie que avanza, en libertad errante,
por el campo profundo; y levemente,

mientras todo el planeta se silencia
hacia la primavera, en lo distante,
con los ojos cerrados, Dios se siente.

11.-

PIADOSAMENTE, LAS ESTRELLAS


("...una no usada luz"
Fray Luis de León)


Todo amor es Tu sombra, Dios viviente,
silenciado fluir que en sueños mana,
perpetuamente, bajo el alma humana,
como pasan las aguas por el puente.

Así mi corazón en la comente,
siente Tu oscuridad, Tu fe devana,
y recibe el latir de Tu lejana
fuente de vida, cristalina fuente.

Y así en mi soledad de Ti soy parte,
que suena silenciada en Tu armonía
mientras con valles y montañas giro,

y casi desprendido al contemplarte
en mi íntima visión de lejanía,
piadosamente, las estrellas miro.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 08:48

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

12.-   Me ha sido imposible conseguir el extenso poema la estancia vacía... Tengo no obstante, una serie de extractos sacados de un estudio sobre Leopoldo Panero; Luís Rosales y Dulce María Loynaz y de La Antología de la poeía Mistica Española de Luís de Santiago.

He aquí lo que puedo traer




"Estoy solo en la estancia, que se vela
de misteriosa claridad vacía,
igual que el alma contemplando dentro
su propia soledad, su umbral de sombra.
Y es éste mi recinto. En lueñe hondura
el cielo palidece como el agua
en las rocas someras. Lejos, lejos,
tenue, profundamente, comprobamos
la voluntad de Dios en las estrellas.
Señor, ésta es mi casa y mi costumbre.
Lejos, sin fin, Te siento. Tras los muros
se adivina el olor de las montañas
y el olor de los siglos, y la virgen
soledad de los astros ensombrece
apenas Tu hermosura. Poco a poco
brota como el rocío el pensamiento
que en mi ser Te contiene. Pero el mundo,
como el humo, se torna cada noche
imperio del olvido.
Señor, ésta
es mi casa mortal, mi hogar de humo.



Desde el principio se manifiesta la presencia de Dios, que va a simultanearse con la de los objetos cotidianos y con la de los familiares del poeta, principalmente sus padres. Se recuerda en ese momento «la estancia vacía», el despacho, lugar de reflexión y de trabajo, donde Panero conserva recuerdos y objetos cotidianos:


Desamparadamente, contra el cierzo,
susurran las acacias.
Lejos, cerca,
flota una luz secreta entre las cosas
cotidianas: la mesa en que trabajo
y sueño; la ciudad tras los cristales;
los libros en montones de silencio;
el trágico confín de cada día;
el íntimo desdén de cuanto somos.
Flota una luz secreta, entrecortada,
como el paso de un tren hacia la incógnita
soledad de la noche. Están en torno
mis cosas cotidianas: las paredes
de una estancia vacía



La estancia vacía es un buen ejemplo de las relaciones existentes entre biografía y creación en la obra de Leopoldo Panero, característica que se puede hacer extensiva a los poemas de Escrito a cada instante, donde se despliegan los mismos temas que acabamos de enumerar. Así, la casa paterna es evocada en el soneto «Los pasos desprendidos», que Panero le dedica a su padre:




Golpea en el jardín la rota fuente;
trepa la hiedra hacia la luz; los muros
se alucinan, se tornan más oscuros,
más altos de verdor contra el Poniente.


El silencio es mayor: sin ver, se siente
la sombra en la pared: los ojos puros,
los pasos desprendidos, inseguros,
de mi padre al andar, como un relente.


Con hermosa quietud, entre sus ruinas
transcurre entero el día, y la penumbra,
la historia de las cosas, se deshace


en ondas dulcemente vespertinas,
mientras la casa dentro en paz se alumbra
y el reloj nos silencia y nos desnace.



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 27 Dic 2017, 08:58

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

14. LA ESTANCIA VACÍA ( Otro extracto)


Estoy solo y me oculto en mi inocencia.
Dios ha pasado por mi vida. Tengo
como un espejo roto entre las manos
el sereno prodigio de mi infancia.
Mis padres, mis hermanos, todos juntos
como al borde del mar. Los surcos ávidos
se borran en la arena. Estoy yo solo.
Estoy solo, Señor, en la ribera
reverberante de dolor. Las nubes
se espacian, vastas, grises, mar adentro.
Entre el salado vaho de los pinos
la luz en estupor de la distancia,
lo mismo que un barranco. Estoy yo solo.
Estoy solo, "Señor. Respiro a ciegas
el olor virginal de Tu palabra.
Y empiezo a comprender mi propia muerte
mi angustia original, mi dios salobre.
Crédulamente miro cada día
crecer la soledad tras las montañas:
Y mientras juego en los desnudos patios
es como un peso enorme Tu silencio.
Tu silencio, Señor. Camino a oscuras
a través de mi alma. Estoy yo solo.
Estoy solo, Señor, en Tu mirada.
Y conozco la sed que Te adivina
lleno de limpidez sobre la cumbre.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 28 Dic 2017, 02:38

LEOPOLDO PANERO TORBADO

POEMAS

15 ( Este es un trabajo de JAVIER HUERTAS CALVO, de la UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID. Además de que TELENO, una de las montañas más alta de los montes de León , tiene un carácter demiúrgico, el autor hace un análisis de toda la poesía de Panero en estos tres poemas inéditos. He considerado, por tanto, traerlo aquí para que el interesado en Leopoldo Panero, pueda informarse. Gracias.)
TRES POEMAS INÉDITOS DE LEOPOLDO PANERO
JAVIER HUERTA CALVO
UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID

El archivo de Luis Rosales, que hoy se custodia en el Histórico Nacional, contiene importantísima documentación acerca de los escritores de la llamada promoción de 1936; entre ellos, de quien fue uno de sus más íntimos amigos, Leopoldo Panero. El legajo 91 (n. 28) consta de 74 folios mecanografiados, el primero de los cuales lleva la siguiente portada: “Leopoldo Panero / En el origen de la vida / Sagitario Madrid / 1946”. Presenta, pues, todas las apariencias de un original dispuesto para darse a la imprenta, pero que –como tal– nunca fue publicado. Y es que, en realidad, no se trata de ningún libro nuevo y desconocido suyo, sino del germen del que apareció, tres años después, bajo el título de Escrito a cada instante, y que pasa por ser –como es bien sabido– el poemario cumbre del autor.
Aunque muy conocido en los ambientes poéticos desde 1929, en que publica sus primeros poemas en Nueva revista. Notación literaria, Panero no se consolida como uno de los grandes nombres de la poesía de posguerra hasta la aparición en 1944, en la revista Escorial, de La estancia vacía. Este largo aunque inconcluso poema mereció en seguida el elogio de la crítica. Para Gerardo Diego, era nada menos que “la obra maestra de la generación de Panero, y quizá de toda la poesía de estos años” (Diego, 1947: 677). No es, por ello, extraño que, poco tiempo después y ante el silencio del poeta, el autor de Ángeles de Compostela se lamentara en estos términos: “Su poema La estancia vacía […] y muchas otras colaboraciones en la prensa, sustituyen, por una interinidad que va resultando ya insoportable a sus fidelísimos lectores, al libro decisivo que le voluminizará como al gran poeta de su generación” (Diego, 1949: 1097-1098). Y en sentido parejo seexpresaba Antonio G. de Lama en las páginas de la influyente Espadaña: “Hace ya tiempo que esperamos muchos un libro de Leopoldo Panero. Creemos todos que ese libro nos ha de traer revelaciones fragantes, auras de una poesía nueva, profunda y clara, luminosa e hirviente” (Lama, 1945: 343).
Panero, en efecto, se hacía de rogar. Eran muchos los poemas que había ido publicando en revistas –Escorial, Haz, Corcel, Isla, Garcilaso, Sí, Leonardo, Proel, Alférez, Cuadernos Hispanoamericanos– e, incluso, en periódicos locales, como El pensamiento astorgano, por no referirnos más que su producción posterior a la Guerra Civil. Por toda esta labor se había hecho acreedor a figurar en algunas de las más importantes antologías de esos años, como la de Valbuena Prat (1940) o la de Alfonso Moreno (1946). Pero, extraordinariamente inseguro de su escritura, seguía demorando la publicación del que sería su primer poemario y al que aún faltaban cinco años por salir: Escrito a cada instante.
Sabemos que en 1948, con motivo de la publicación de dos poemas –“Epitafio a Dolores” e “Hijo mío”– en la revista Finisterre (39, 1948: 135-141), tuvo la intención de sacar un libro con el título de En mi origen viviente. El sintagma, transido de la religiosidad que haría de su creación el paradigma de la más auténtica “poesía arraigada”, en palabras de Dámaso Alonso (1949), era muy de su gusto, y aparece, con algunas variantes, en dos poemas de Escrito a cada instante. El primero es el titulado “Mujer en esperanza”:
Casi insomne,
sin párpados el alma,
hablar pareces como el agua corre
desde el origen vivo
que silencia a las cosas en la noche.
(OC, I: 164)1
El segundo se titula “Canción crédula de los ojos”:
Tú eres mi luz tenebrosa.
Tú que la mano me das
hacia el origen viviente
de mi misma soledad.
1 Las citas por nuestra edición crítica de la Obra completa (Panero, 2007).
194 JAVIER HUERTA CALVO
(OC, I: 199)
El documento localizado en el Archivo Rosales no viene sino a ratificar, pues, la idea de que el primer libro de Panero –Escrito a cada instante– iba a llevar, en un principio, ese título u otro similar, aunque finalmente el poeta debió desechar la idea por no considerarla del todo madura. De hecho, una comparación entre En el origen de la vida y Escrito a cada instante nos muestra que el propósito de Panero iba más allá de ofrecer un libro de aluvión, aunque el padre Lama elogiara su composición heteróclita y antológica, es decir, el hecho de que fuera suma de partes y no un poemario absolutamente inédito. Para el alma máter de Espadaña, era un mérito añadido el hecho de que no obedeciese a un plan determinado, indicativo de que el autor distaba de ser “un poeta de profesión” al uso, sino que era “un hombre que se expresa en poesía, que se vierte por necesidad interna en versos” (Lama, 1949: 881). Creo que ésta es una clave de interés para entender la trayectoria del poeta astorgano, cuya fortuna, entre la crítica y los lectores, ha sido por demás accidentada y, la mayoría de las veces, a causa de motivos espurios y extraños a la calidad intrínseca de su obra. Frente a la fecundidad creadora de sus colegas de grupo, Panero sólo publicó a lo largo de su corta vida dos libros: Escrito a cada instante y Canto personal. La hostilidad con que fue recibido éste –en realidad, más un largo poema que un libro propiamente dicho– fuera de los círculos oficiales, aparte de amargarle los últimos años de su vida, le debió reafirmar en su convicción de pensárselo dos veces a la hora de dar a las prensas una nueva obra.
Los poemas que incluye En el origen de la vida son los siguientes:
(1) La melancolía
(2) Vuelo de inocencia
(3) El ala de los chopos
(4) El templo vacío
(5) A Waldo Rico Eguíbar
(6) Jardín del Generalife
(7) César Vallejo
(Cool A Francis Jammes
(9) Cántico
(10) Tras la jornada ilusa…
(11) Canción
(12) Barco viejo
TRES POEMAS INÉDITOS DE LEOPOLDO PANERO 195
(13) Viaje
(14) Tierra del corazón
(15) La sonrisa dormida
(16) Noche de San Silvestre
(17) A ti, Juan Panero
(18) Laderas del Teleno
(19) A mis hermanas
(20) Como el son de la lluvia
(21) En la era
(22) Oración
(23) Hermosura viviente
(24) Hijo mío
(25) Ciudad sin nombre
(26) Fuente casi feliz…
(27) Estío
(28) Cárdeno el campo…
(29) A la catedral de León
(30) Canción
(31) Miguel Arredonda Elorza
(32) A un veterano del coronel Arredonda, que me escribió desde la montaña de León al enterarse de su muerte
(33) Las manos ciegas
(34) A un joven vecino muerto
(35) Donde el amor pervive
(36) Dolores
(37) Nuestra palabra
(38) Canción de amor
(39) España hasta los huesos
(40) Quizás mañana
(41) Te quiero
Tres años después, en Escrito a cada instante (ECI), Panero prescindiría de varios poemas de esta primera colección: son los números 8, 13, 14, 29, 31 y 32. La mayoría de ellos estaban sin localizar hasta nuestra edición crítica de 2007. Hay otros cambios menores, que afectan, sobre todo, a los títulos: por ejemplo, “Como el son de la lluvia” (20) pasa a denominarse en ECI “En tu sonrisa”; “En la era” (21) es “El grano limpio”; “Oración” (22), “El arrojado del paraíso”; “Canción” (30), “Canción para el recuerdo”; “Dolores” (36), “Epitafio a Dolores”; “Canción de amor” (38), “Canción de la belleza mejor”, y, el más importante, “Nuestra palabra” (37), se convierte en “Escrito a cada instante”, poema que Panero consideró nuclear del libro y que le sirvió, por tanto, para nombrarlo definitivamente. Mayor alcance tiene comparar la dispositio del poemario inédito y la de ECI. Frente a la mera suma de poemas que se advierte en aquél, ECI se distribuye en tres partes muy equilibradas, precedidas por un poema que hace las veces de prólogo, y rematadas por otro de carácter epilogal. El esquema (se indica el número de poemas que contiene cada parte) es el siguiente:
[Prólogo]
I
II
III
[Epílogo]
“Invocación
[31]
[18]
[26]
“La vocación”
La importancia del manuscrito Rosales estriba, sin embargo, en la inclusión de tres poemas que no fueron a parar a ECI y que tampoco he encontrado en ningún otro lugar; de ahí que tampoco fueran incorporados en nuestra reciente edición de la Obra completa, menos completa, por tanto, a partir de ahora; son los números 28, 35 y 41.

Texto 1 (28): “CÁRDENO EL CAMPO…” (f.43)
CÁRDENO el campo, de color de encina,
suena en el corazón como una fosa;
se hunde el cierzo en la sombra; el sol reposa
en las cumbres y el llano se alucina.
Astorga se amuralla en su colina
y arde la catedral en piedra rosa,
golpeada por los grajos la ruinosa
torre en la lontananza vespertina.
Voy yermo contra el aire del Teleno
que barre mi memoria del planeta
y me arrastra en la noche, hacia la nieve;
y me ciega los ojos mientras sueno
en mi ululante soledad secreta
como un árbol de angustia que se mueve.

COMENTARIO:
Es evidente que no estamos ante uno de los mejores sonetos de Panero. El poeta fue gran aficionado a esta forma clásica, desde que en 1931 publicara en la sección de “Los líricos” de La Libertad (14-II) el titulado “Agua viva”, que mereció un comentario elogioso de Juan Ramón Jiménez, a quien se le antojó muy afín “al tono de sus Sonetos espirituales, sin modernismos del momento”, según el testimonio de Juan Guerrero Ruiz (1961). Es uno de los pocos poemas de ese periodo en que Panero parece dejar a un lado la mimesis de las escrituras vanguardistas –creacionismo, surrealismo– para ofrecer un modo poético más acorde con su verdadera personalidad, el que tenían los poemas dedicados a Joaquina Márquez, su amor de juventud truncado por la muerte, y que no verían la luz hasta 1945 en la serie de Versos al Guadarrama (Huerta Calvo, 2007: lxx-lxxii). Las características que muestra el soneto “Agua viva” anuncian, pues, la austeridad expresiva que será ya marca distintiva de la casa y que brilla aún más en el caso de una forma tan proclive a la pirotecnia verbal y el lucimiento métrico. De ahí que Panero, ya en la posguerra, se desmarcase de sus colegas de “Juventud creadora”, en cuya revista Garcilaso sólo llegó a publicar un poema. De esta nueva y severa práctica del soneto son paradigma los incluidos en la mencionada colección de Versos al Guadarrama y, sobre todo, los muy numerosos de Escrito a cada instante, entre ellos algunos tan excepcionales como “Por donde van las águilas” y “A mis hermanas” (Huerta Calvo, 2007: cxxix-cxxxi), este último un verdadero prodigio de contención que lleva a sus límites el objetivo esencial de la poética paneriana, el silencio: “estar callado dentro del verso, estar callado” (“Arte poética”, OC, II: 477). Todo lo contrario del que ahora revelamos, donde la elección de la rima en –ina no resulta demasiado afortunada, por no hablar del escaso acierto en la elección de los epítetos: “lontananza vespertina”, “ululante soledad”.
Por lo que se refiere al mundo imaginario, el poema recrea el cronotopo favorito de Panero: los campos de su comarca natal, representados por el árbol emblemático de machadianas resonancias, la encina; la ciudad –Astorga–, hecha piedra viviente en la catedral; y, presidiéndolo todo, el monte sagrado, el Teleno, emblema de la concepción telúrica que el poeta tenía del propio paisaje, y que tanto lo alejan de los poetas regionalistas a lo Gabriel y Galán. Medularmente panerianas son también las pinceladas oscuras con que está trazado todo el cuadro: el color cárdeno o amoratado de las encinas, la sombra, la noche; en definitiva, un ambiente nada propicio a la calma. A la imaginería expresionista del poema contribuyen los dos símiles del principio y del final: el corazón sonando como una fosa y la radical soledad del poeta, visto como un árbol de angustias que se mueve. La imagen de la ceguera es muy del gusto del poeta, ya desde su tempranísimo “Poema de la niebla” –ciego en la copa igual de la marina–, y más tarde en La estancia vacía y en Escrito a cada instante, donde sirve para significar la actitud del sujeto ante el misterio de la fe:

Ignorando mi vida,
golpeado por la luz de las estrellas,
como un ciego que extiende,
al caminar, las manos en la sombra,
todo yo, Cristo mío,
todo mi corazón, sin mengua, entero,
virginal y encendido, se reclina
en la futura vida, como el árbol
en la savia se apoya, que le nutre,
y le enflora y verdea.
(“Las manos ciegas”, OC, I: 245 )

Texto 2 (35): “DONDE EL AMOR PERVIVE” (f.52)
Entre rojas tejas,
remejidas de flores azules;
hundidas, levantadas, declinantes
de leve musgo, de humilde quietud viva;
tras las tapias decrépitas hechas con la vejez más íntima del hombre
queda en la inmensidad de desdén y de sombra
el dulce campo que mis ojos
a través de la costumbre apenas ven, pero aman.
Ay, el impulso del amor es siempre
un poco de ignorancia vibrando,
un sitio en la memoria, un fantasma de padres a hijos,
un lugar en la sangre donde el amor pervive,
y el humo brota de los hogares y sacude la hiedra de las ruinosas murallas,
mientras contemplo mudamente, desde arriba,
desde lo alto de esta casa, entre lágrimas,
sobre la cárdena colina que envejece,
las torres golpeadas, las campanadas llenas de angustia.
Lejos, el frío del Teleno,
y la vasta llanura en pliegues de tristeza,
y los surcos morados, y la vaga ilusión entre nubes,
aún contempladas en la sombra, viven, como los muertos en el recuerdo,
viven únicamente en el recuerdo,
igual que los gorriones en la tiniebla de una casa;
viven continuamente en la penumbra de otros días,
viven, se agrupan con ternura en mis labios,
viven con el instinto
y se abren en mi ondas diáfanas
a mi visión, mágicamente,
juntando la sustancia y la imposible lumbre
de muchas horas olvidadas que respiro
sobre el desdeñoso paisaje árido.
Allá lejos los álamos, la mínima plaza de toros, las margaritas en la hierba
y las pardas carreteras alegres, y las techumbres de pizarra, y palomas,
y las viñas ebrias de luz, y el ocre cruel que se desprende de los cerros,
y el triste cuartel solitario, y los domingos cuando suena en lo hondo,
y así como en la mano, hacia la hermosa libertad que cruza
duerme la ciudad en la tarde
rendida y doblegando sus muros, sus arrabales en la sombra
y apretada dulcemente contemplo,
y descanso en la placidez de las últimas frondas limpias,
y en el sosiego de las murallas vibrantes de vencejos, ilusas, entre olmos.
Levemente transcurre la memoria
y se resume en una gota de absoluta niñez la tristeza,
y desaparece en un instante la hermosura que vemos
tejiendo en el recuerdo la verdad que miramos.
Así, desde lo alto de esta casa,
sumido puramente en mi espíritu,
libremente entregado,
vigilo la ciudad que arde siempre, la ciudad imposible que apenas ve mi costumbre,
pero que mi alma sabe,
mientras gimen las vigas podridas y se hunde lentamente, a mis pies,
este pobre montón de belleza, este insomnio de encinas oscuras,
besadas por la muerte, besadas por mis labios,
frente al azul granito
lejano y puro del Teleno…

COMENTARIO:
A diferencia del soneto anterior, cuya exclusión de ECI nos parecía plenamente justificada, este poema en verso libre debería haber entrado en el libro con todos los honores. Se trata de un poema característico del modo en que Panero entendía la vida. Por su título, es inevitable recordar el memorable de Luis Cernuda, “Donde habite el olvido”, pues –como tendré ocasión de demostrar en otro lugar– no son pocas las afinidades éticas y estéticas entre ambos poetas, tan en apariencia divergentes. En la primera estancia Panero se instala en su observatorio predilecto, el torreón de su casa de Astorga, desde el cual contempla el horizonte: el dulce campo que mis ojos / a través de la costumbre apenas ven, pero aman. Costumbre es término muy estimado por el poeta y casi siempre va unido a lo que es más suyo, la familia: Señor, ésta es mi casa y mi costumbre, dice uno de los versos iniciales de La estancia vacía, luego reiterado como si se tratara del rittornello de una oración. En el poema “Casi roto de ti” la palabra se carga de religiosidad: Como rota, Señor, mi sangre suena / en soledad de Ti, de Ti en costumbre: / llenos de Ti mis huesos, pero humanos (OC, I: 142). Y así también en el bellísimo soneto-epitafio dedicado a Dolores, la costurera de su casa: En noble lienzo blanco entretejiste / mi amor y tu costumbre, y ahora siento / la túnica inconsútil de tus manos (OC, I: 155). La costumbre se convierte, pues, en el punto de referencia de una vida de silencio y soledad a la que el poeta aspira todavía más cuando se encuentra lejos de la tierra. Es el caso de otro de sus poemas mejores, “En la catedral de Astorga”, donde nos evoca una situación muy parecida a la del poema inédito que comento:

[…] como a los ojos
se ofrecen al volver –cara a su infancia–
las cosas al viajero que ha vivido
lejos de su costumbre muchos años,
y que hoy regresa, como yo, y contempla,
desde un otero, en soledad los muros,
en soledad los prados que conoce,
en soledad la gente, y las techumbres
que el campanario junta, y los rastrojos
donde canta un pastor.
(OC, I: 184)

La costumbre es un estado del espíritu que el poeta revive como algo necesario para su sosiego interior, lo cual no impide que, de vez en vez, aparezcan signos de inquietud. Obsérvense los contrastes: frente al dulce campo en la inmensidad de desdén y de sombra, las tapias decrépitas, las ruinosas murallas, las campanadas llenas de angustia, los puentes de ruinosa piedra, el desdeñoso paisaje árido. Todo consuena con la evocación de lo que ya no está –los muertos en el recuerdo– y de una ciudad imposible, imaginada ardiendo, en un mundo de desolación y de ruina –las vigas podridas– y un estado de zozobra, admirablemente resumido en la imagen del insomnio de encinas oscuras.

Texto 3: “TE QUIERO” (ff.69-70)
NO, te quiero imposible, te quiero magnolia que envejece,
gemido que tristemente se quema, juventud que se hunde hacia el alma;
te quiero con la amargura de mis huesos;
te quiero con la ternura del mañana, con el aliento dulce de las horas;
te quiero honradamente para morir en tu costumbre.
Para morir en tu abundancia, como está la mañana en las cimas.
Y ver los ligeros pueblos distantes, las ovejas cansadas de la tristeza;
los leves pinos violetas hundidos en la memoria,
los puentes de ruinosa piedra que se desprenden como fantasmas,
la fronda llena de tempranas palabras y de vasta penumbra y jilgueros,
las cañadas donde en secreto reverbera mi ilusión de agua trémula,
y tu corazón donde palpita aladamente el espacio.
Te quiero humildemente para siempre y recordar tu tamaño de niña,
y besar la tiniebla, y reposar en la montaña, en la lumbre
de los bosques, del aire que conserva su infancia,
y ver la angustia entre las rocas y los pliegues donde la hermosura se hace,
y escuchar a lo lejos el eco, el sonar de la tierra, el espíritu.
Te quiero, con las manos insomnes.
Te quiero en la sustancia misma de las últimas estrellas.
Te quiero en mi ceniza propia como la hiedra sobre el árbol.
Te quiero lentamente en lo azul, en lo vivo del día, en las encinas
calientes de ignorancia, íntimas de vejez por la cumbre,
ávidas de sosiego en la tarde,
y ver alegremente, golpeada por las lágrimas, nuestra casa de ahora,
y nuestro amor de ahora, ahora con luz profundamente,
y la limpia tardanza de los valles y la quietud que la hondura origina.
Y te beso y te estrecho y te descifro en mi pasión, retirado
a la más honda libertad del espíritu,
olorosa de violetas, perpetuamente igual a tu alma,
mientras sacude el fuerte viento el ramaje donde suenan los años,
y asomado oscuramente a mi tristeza sonrío
contemplando las nubes, llevado por la angustia, rumoroso de miedo.

COMENTARIO:
Magnífico poema de amor, sin duda inspirado por su esposa, Felicidad Blanc. Su leit-motiv –el envejecimiento de la amada visto no como una tragedia, sino como estadio de plenitud– es el mismo que, de forma magistral, desarrollará años después en tres sonetos escritos durante su estancia en Caracas, en la Navidad de 1953; son los titulados “Como ninguna cosa”, “Completa juventud” y “Visión de Astorga”. Estos dos últimos son los más involucrados con el sentido del poema que nos ocupa. La nueva, verdadera juventud que el poeta desea es la que, paradójicamente, se va haciendo con el paso del tiempo, rejuvenecido por la aspiración de Dios y siempre con la complicidad de la amada:
Felicidad, para volver contigo
a ser joven completo, paso a paso,
en la honda primavera que florece.
(OC, II, 416)
En “Visión de Astorga” esa completa juventud se transforma en vejez vivida con pasión:

[…] Para morir contigo cada día,
Felicidad, te quiero. ¡Oh insondable
pasión de la vejez en largo sueño!
Desligados del mundo en lejanía,
tus ojos en mis ojos, que nos hable
la palabra a los dos del solo dueño.
(OC, II: 417)

Liberado el amor de las ataduras temporales, a la manera de Yeats, cuyo poema “Men improve with the years” tradujo Panero (OC, II: 769), aparecen además otros motivos ya tratados con anterioridad, como el de la costumbre: te quiero honradamente para morir en tu costumbre, y el paisaje en cuanto escenario donde se proyectan las tensiones del alma: los puentes de ruinosa piedra que se desprenden como fantasmas, la angustia entre las rocas y los pliegues donde la hermosura se hace, etc. Los versos finales son muy representativos del mundo poético del escritor, muy determinado por el concepto unamuniano, cristianamente existencialista, de la vida: asomado oscuramente a mi tristeza sonrío / contemplando las nubes, llevado por la angustia, rumoroso de miedo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 28 Dic 2017, 02:57

GUILLERMO DIAZ PLAJA

BIOGRAFÍA (Fuente: Biografía y Vida)

Manresa, 1909-Barcelona, 1984) Crítico, ensayista, poeta y catedrático de Lengua y Literatura Española, hermano de Fernando Díaz-Plaja. Autor de obras didácticas relacionadas con su especialidad, se dedicó fundamentalmente a temas de erudición literaria en artículos y ensayos.
Fue catedrático honorario de la Universidad de San Marcos de Lima (1963) y, entre 1966 y 1970, director del Instituto Nacional del Libro Español. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura por su Introducción al estudio del romanticismo español (1936; 2ª edición, 1942), y en 1962 el premio Ciudad de Barcelona de Ensayo con Viatge a l'Atlàndida i retorn a Ítaca (Viaje a la Atlántida y regreso a Ítaca).
La investigación literaria constituye lo más notable de su aportación a las letras. En sus comienzos se decantó por las grandes síntesis y visiones panorámicas de la literatura, velando el aparato de erudición, tan intenso, no obstante, en su trabajo. En Cuestión de límites (1963) y Soliloquio y coloquio (1968), trató de la “estética fronteriza”, del confuso límite genérico de algunas obras. Modernismo frente a Noventa y Ocho (1951) es una firme defensa, frente a la general opinión, de las diferencias e identidad propia de los dos movimientos. Las estéticas de Valle Inclán (1967) es otro de los títulos destacados de la extensa bibliografía del autor. Su libro más revelador quizá sea Estructura y sentido del Novecentismo español (1975), estudio del periodo comprendido entre la Generación del 98 y la del 27; en él pone de relieve la complejidad cultural española, resaltando la importancia que la periferia, especialmente el foco cultural barcelonés, tuvo en la gestación y en el desarrollo de ese movimiento.
De su abundante obra ensayística, tanto en castellano como en catalán, cabe destacar Epistolario de Goya (1928); L'avantguardisme a Catalunya (Las vanguardias en Cataluña, 1930); Rubén Darío (1930); La poesía lírica española (1937); La ventana de papel (1939); El espíritu del Barroco (1940); Hacia un concepto de la literatura española (1942); El engaño de los ojos (1943); Esquema de la historia del teatro (1944); Federico García Lorca (1948); Defensa de la crítica y otras notas (1953); Veinte glosas en memoria de Eugenio d'Ors (1955); las antologías El poema en prosa en España (1956) y Visiones contemporáneas de España (1956); El estudio de la literatura (1963); Memoria de una generación destruida (1966); Literatura universal (1966); Los monstruos y otras literaturas (1967); La letra y el instante (1967); Con variado rumbo (1967); África por la cintura (1967); Trópicos (1968); Literatura vasca (1972) y Tratado de las melancolías españolas (1974).
Dirigió una Historia de las literaturas hispánicas (1949-1958) y una Antología mayor de la literatura hispanoamericana (1967). En el terreno poético destacan Poesía en treinta años (1941-1971) y Poemas y canciones del Brasil (1974). Fue miembro de la Real Academia Española desde 1967. Finalmente, en 1978 publicó unas memorias tituladas Retrato de un director.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 28 Dic 2017, 05:58

GUILLERMO DÍAZ-PLAJA


POEMAS ( citaremos las fuentes )

1.-

VENCEDOR DE MI MUERTE 

Aquí me tienes, Señor.
No entiendo nada.
Uno a uno fueron borrándose los milagros de la frente:
la estrella de los Reyes era de cartón
y a los niños no los traía la cigüeña.
Más tarde se doraron mis banderas:
cabelleras rendidas
o monedas de gloria,
iluminaron los paisajes hondos
donde la soledad se hace esperanza.
Un día supe el haz y el envés de cada instante
y quise, aún, que brillase al sol la medalla espléndida.
Más tarde —es ahora-—
grito este canto trágico
viendo la honda sima
por la que caigo hacia lo Oscuro.
Esa que enfría los huesos y vacía los ojos.
Esa que es la Definitiva
frente al Instante de que gozo ahora.
Esa que me hundirá en el silencio,
mientras los tranvías de la ciudad
seguirán llevando a las gentes
hacia sus minúsculas impaciencias.
¿Me reconocerás, Señor, entre tantos y tantos,
cuando yo te grite: estoy aquí?
¿Qué número llevo marcado
en la inmensa hilera que espera tu juicio?
En el segundo de mi muerte,
¿con qué extrañas criaturas
de piel distinta y lengua exótica
ascenderé a tu inmensidad?
¿Cómo será tu ceño cuando explique
la caligrafía de mi existencia?
¿Y cómo he de decirte ¡oh Dios terrible!
la criatura que yo era?
¿Entenderás que las sangres de mis venas
golpearon muchas veces con violencias que no quise?
¿Mirarás mi ansia de nácares,
de claveles tibios, de terciopelos venados,
como un empuje oscuro del que yo mismo no encuentro
- - - / la clave?
¿Querrás alargar tu misericordia para mis ojos,
un poco más allá del goce que para ellos hiciste
con los azules y los verdes de tus campos, de tus cielos?
¿Y no querrás, Señor, compadecerte
de ese ímpetu
que nos empuja por la existencia?
Flotante sobre tres muchedumbres:
la que ya ha entrado en el túnel oscuro,
la que navega atónita por mapas,
la que habrá de llegar cuando no estemos,
indiferente al reloj y a la brújula;
aquí me tienes, Señor, ¿no me conoces?
¿No me ves agarrado al clavo ardiente
de una fe que vacila?
¿No ves que soy, sobre todas las cosas
un menesteroso de Eternidad?

Fte.- "DIOS en la poesía actual". Ernestina de Champourcin.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 33627
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 28 Dic 2017, 06:31

GUILLERMO DÍAZ - PLAJA

POEMAS

2.-

M A G N Í F I C A T

Señor que me has creado y sostenido
vencedor del instante y de la muerte
a mi raíz de espíritu rendido;
que has querido en mi voz reconocerte
y en la ridiculez de mi figura
has redimido el peso de lo inerte;
que rodea a toda criatura
del milagro constante de la vida
y del goce sin par de tu hermosura;
se emociona mi lengua conmovida
cuando los horizontes dilatados
entran en mi pupila estremecida:
la nube, el mar, los campos derramados
se achican en el ojo —centinela,
rayo que los reduce—, dominados.
La sierra, el llano, el pájaro que vuela
quedan en la retina vencedora
que en su propia hermosura se desvela.
Todo converge al alma escrutadora,
mi horizonte le da capitanía
y a la emoción la inteligencia aflora.
La más desordenada geografía
al gesto del espíritu que entiende
se ordena según norma y jerarquía.
De este modo se entrega y nos desciende
la grandeza de Dios que se aproxima
al corazón que ama y que comprende.
Aquella nunca derribada cima
se desmorona por amor, se entrega
y, al empequeñecerse, se sublima.
Y un Dios cuyo recuerdo solo ciega,
se hace dulce presencia diminuta
y a nuestro pobre corazón se llega.
¿Por qué inefable y escondida ruta
descendió de los altos miradores
donde toda existencia es impoluta?
¿Qué latidos de amor o qué clamores,
qué estremecida pena o qué lanzada,
qué gritos de dolor desgarradores?
La criatura iba por la nada
de su inseguridad y su torpeza.
¿No olvidó la dramática llamada
de un Cristo declinada la cabeza,
coronada de espinas que, sangrando¡
ficat 243
inventó el manantial de su pureza?
¿No bastaba, Señor, que tropezando
con la vileza de las almas duras
fueras a los humanos levantando?
¿Merecíamos más tus criaturas?
¿Con qué derecho reclamar pudimos
mayor entrega a tus acciones puras?
Al tremedal de iniquidad caímos;
¿qué derecho tenía la esperanza
al milagro que nunca merecimos ?
El milagro supremo. Nada alcanza
tu tremendo poder: creaste el día
y la mar que se pierde en lontananza.
Sin coyunda de sexo, ¿no nacía
Adán de un soplo, y la primera rosa,
sin semilla inicial, no florecía?
¿Quién pone el incremento en la terrosa
cuna donde se yerguen los trigales ?
¿Quién dibuja tus alas, mariposa?
De maravillas sobrenaturales
nos rodeas, Señor. ¿Cómo no apura
el alma sus contornos celestiales?
Todavía, Señor, tu gloria pura
imaginó su extrema gentileza
convirtiendo tu ilímite en Figura.
Flor de harina disfraza tu grandeza,
humilde sayal blanco que decora,
transfigurada, la inmortal belleza.
Eucaristía del amor que aflora,
dádiva que nos llega en una mano
sacerdotal que, al ofrecerla, ora.
Católico, apostólico y romano,
siento la gloria de cantar aquí
este dulce milagro cotidiano.
En la alta boda en la que digo sí
el corazón latiendo, el alma tensa
a una grandeza que por ser inmensa
se hace pequeña para entrar en mí.

(Fte.- "DIOS en la poesía actual" Ernestina de Champourcin)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 19 Nov 2018, 18:38