Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1015964 mensajes en 46612 argumentos.

Tenemos 1544 miembros registrados

El último usuario registrado es Insomnio

Últimos temas

» Ho Chi Minh (1890-1969). (Vietnam) y otros poetas vietnamitas
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyHoy a las 5:49 am por Lluvia Abril

» POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA V (PROVERBIOS - ECLESIASTES Y CANTARES DEL REY SALOMÓN
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyHoy a las 4:58 am por Pascual Lopez Sanchez

» CLARICE LISPECTOR II
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyHoy a las 3:26 am por Maria Lua

» Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyHoy a las 3:24 am por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES (7 de noviembre de 1901, Río de Janeiro/9 de noviembre de 1964, Río de Janeiro/Brasil
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyHoy a las 3:23 am por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyHoy a las 3:21 am por Maria Lua

» VINICIUS DE MORAES
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyHoy a las 3:18 am por Maria Lua

» Bhagavad-gītā
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyAyer a las 11:49 pm por Maria Lua

» POESIA RECITADA O CANTADA
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyAyer a las 11:37 pm por Maria Lua

» 1999-11-12 CUANDO YO ERA PEQUEÑO...
Geoffrey Hill (1932-2016) EmptyAyer a las 8:43 pm por cecilia gargantini

¿Quién está en línea?

En total hay 50 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 46 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Carlos Ponce Flores, Guadalupe Cisneros Villa, Lluvia Abril, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb Nov 02, 2019 10:25 am

Septiembre 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Geoffrey Hill (1932-2016) Empty

3 participantes

    Geoffrey Hill (1932-2016)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 42226
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Geoffrey Hill (1932-2016) Empty Geoffrey Hill (1932-2016)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar Ago 01, 2023 6:51 pm

    .


    Geoffrey Hill  (Bromsgrove, 18 de junio de 1932 - 30 de junio de 20161​) fue un poeta inglés, profesor de Religión y Literatura Inglesa, y codirector del «Instituto Editorial» en la Universidad de Boston. En 2010 fue elegido «Profesor de Poesía» de la Universidad de Oxford.​

    A la edad de seis años, se trasladó con toda su familia a la localidad cercana de Fairfield, parte del condado de Worcestershire, donde acudió a la escuela primaria de Bromsgrove. En 1950 ingresó en el Keble College de Oxford para estudiar inglés, donde publicó sus primeros poemas en 1952, con tan sólo veinte años, en el volumen epónimo de Fantasy Press editado por Donald Davie (no obstante sus textos habían aparecido previamente en la revista Guardian de Oxford del Club Universitario Liberal).

    Una vez graduado con honores en Oxford, se embarcó en la carrera académica y docente, enseñando en la Universidad de Leeds desde 1954 hasta 1980. Después de abandonar Leeds, permaneció durante un año académico en la Universidad de Bristol con la beca Churchill antes de ser nombrado miembro de la junta de Gobierno del Emmanuel College de Cambridge, donde enseñó desde 1981 hasta 1988. Más adelante se desplazó a los Estados Unidos, donde fue nombrado profesor de Literatura y Religión en la Universidad de Boston. En el año 2006 regresó a Inglaterra y en estos momentos reside en Cambridge.

    El profesor Hill fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Leeds en 1988. También es asesor honorario del Keble College, Oxford; es Asesor Honorario del Emmanuel College de Cambridge. Académico de la Real Sociedad de Literatura Inglesa; y desde 1996 pertenece a la Academia Americana de las Artes y de las Ciencias. Está casado con Alice Goodman.

    Geoffrey Hill es considerado uno de los más significativos poetas de su generación. Al margen de las corrientes de sus contemporáneos, los escritores de la década de 1950 y visiblemente apartado de los escritores de las décadas posteriores, la escritura de Hill se constituye de una gran variedad de estilos, desde la densa y sugerente escritura de King Log o Canaan hasta la sintaxis simplificada de la secuencia "The Pentecost Castle" en "Tenebrae" a los poemas más accesibles de Mercian Hymns", uno de sus libros más conocidos, una serie de treinta poemas (en algunas ocasiones llamados poemas en prosa, término que Hill rechaza) en los que se yuxtapone la historia de Offa, gobernante en el siglo VIII del reino Anglosajón de Mercia, con la propia infancia del escritor en la moderna Mercia de West Midlands.

    Hill es frecuentemente descrito como un poeta difícil y exigente. Esto es consecuencia tanto de su estilo como de los temas que abarca ya que este utiliza el gran número de recursos que ofrece la retórica tradicional, asumiendo técnicas de la vanguardia, pero también (especialmente en su obra tardía) incorpora términos del lenguaje cotidiano, incluyendo tanto eslóganes políticos, como expresiones propias de los medios de comunicación y tecnicismos.

    La poesía de Hill es conocida por su hermeticidad y erudición, inmersa en giros y referencias históricas, culturales y religiosas. Al respecto, el crítico Harold Bloom escribió: “Geoffrey Hill es el poeta-profeta central de nuestra creciente oscuridad, y hereda la autoridad de los visionarios, desde Dante y Blake a D.H. Lawrence”​.

    Son motivos recurrentes en la obra de Hill la presencia de ambigüedad moral y con frecuencia episodios violentos de la historia Británica y Europea reciente, aunque en su obra las descripciones del paisaje (especialmente de su Worcestershire natal) tienen la misma intensidad que la historia.

    En una entrevista en "Paris Review" (2000), Hill defendió el derecho de los poetas a ser difíciles como forma de resistencia contra las simplificaciones humillantes e interesadas impuestas por los "maestros of world".

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poemas de Geoffrey Hill:


    De For the unfallen (Para los inocentes) (1958):


    LA TÓRTOLA

    El amor que a ella la vaciaba lo vaciaba a él que ella amaba, aunque ambos
    forjaron la pasión, por el bien del otro, en el habla,
    llevaron sus íntimos días a través del dolor y hacia la noche
    donde ella por fin cogió el sueño y él se tumbó tranquilo

    como si no necesitaran preguntas, ya, para imaginar
    lo que su corazón supurante no podía esconder del todo.
    Aunque vio cómo temblaba su cara medio dormida a su lado,
    ella, de día, modelaba su verdadera angustia,

    serena, daba la mejilla al mundo atento
    de niños, intrigantes y viejos;
    conversaba tranquila, hacía ejercicio, la admiraban,
    deslumbraba por su fuerza. Todo lo aguantaba

    para hacerle frente a él, que observaba cómo su aspero dolor operaba
    bajo la sólida capa del hábito. Ella hablaba
    como si estuviera hace tiempo desengañada aunque estaba herida.
    Ella denegaba más amor, si bien sus ojos hambrientos atrapaban

    los suyos, devorándolos, a ratos. Luego, como persuadida,
    se fue hasta él y se empleó a fondo; como una furiosa paloma
    cayó con apariciones de un amor tan ágil
    como el suyo, sondeando un corazón absorto y enterrado.



    DOS ELEGÍAS FORMALES

    A los judíos de Europa


    1

    Conociendo a los muertos, y cómo están algunos dispuestos,
    sometidos bajo escombros, agua y tumbas de arena,
    en cenizas prensadas que no revelan sus cuerpos
    ultrajados ni los lazos con aquellos a quienes el azar bélico
    sin la ley salva: intuimos, vagamente, el canto.
    La aceptación arrogante de la que el canto deriva
    se funde con su sangre, hace que broten tiernas
    raíces en las cenizas. Revive el desierto,

    disimula la dureza con la dulzura. Aún abajo,
    la piel de piedra viva respira, donde los fuegos solo ensayan,
    corazón feroz que es el cerebro helado que envía
    a juicio -pensado reflejo, contenido aliento-
    desde entonces el mejor de sus mundos, en el día acordado,
    este mundo de la mano de Jehová llegó rodando.

    2

    Por todo aquello que debe pasarse, su larga muerte
    documentada y salva, tenemos suficientes
    testigos (nuestro mundo como prueba testimonial).
    El mar destella, ruge, en su vasta hoguera.
    Aquí, cada año, los aguerridos habitantes vienen
    para calentarse; los hombres, morenos de vida,
    las mujeres que esperan vida. Alivian
    sus gruesos cuerpos, se asientan en la arena removida.

    ¿Es bueno recordarles, con un breve vislumbre,
    de lo que han sido testigos sin haberlo visto?
    (¿Las muertes de la ciudad que mueren sin cesar...?)
    Levantar piedras asegura algún sacrificio.
    Hombres seguros otorgan, soportan su peso.
    (¿A las puertas de quién empieza o está el sacrificio?)



    ODA SOBRE LA PÉRDIDA DEL TITANIC

    Creciendo contra las fachadas del mar ignaro
    inunda nuestros baños públicos, las estatuas, los vertederos:
    ancestral batidor de la tierra, fresco enemigo
    ("los tipos de cambio se revierten");

    se hunde babel con despliegues y conmoción;
    inquebrantable, como lo fueron las multitudes admiradas,
    silenciadas de vez en cuando bajo su dominio.
    Debemos calmar sin duda a los dioses lacónicos.




    De King Log (1968):


    OVIDIO EN EL TERCER REICH

    non peccat, quaecumque potest pecasse negare,
    solaque famosam culpa professa facir.

    (Amores, III, 14)

    Amo mi trabajo y a mis hijos. Dios
    es lejano, difícil. Estas cosas pasan.
    Tan cerca los antiguos bebederos de sangre,
    la inocencia no es un arma de la tierra.

    Una cosa he aprendido: no menospreciar
    tanto a los condenados. En su esfera,
    armonizan extrañamente con el divino
    amor. Yo, en la mía, celebro el coro del amor.



    MÚSICA DE FUNERAL

    William de la pole, duque de Suffolk: decapitado en 1450
    John Tiptoft, conde de Worcester: decapitado en 1470
    Anthony Woodville, conde de Rivers: decapitado en 1483

    7

    "Destreza, vanidad, mutua consideración,
    parecía que yo les miraba y ellos a mí.
    Esa fue la genuina y mortal mirada de la gorgona:
    desviada conciencia vuelta contra sí misma."
    Un halcón y la sombra de un halcón. "A mediodía,
    cuando los ejércitos se vieron, uno era el reflejo del otro;
    ninguno eclipsó al otro. Fulgieron y se desvanecieron
    y todo lo que de ellos quedó fue el duro suelo
    de este dolor. No hice ningún ruido, pero una vez
    me quedé rígido como si un grito lejano
    hubiera anunciado mi nombre. No era nada..."
    El hielo con sangre teñía los juncos; arrancadas, unas pocas
    plumas iban a la deriva; aves carroñeras
    se pavoneaban sobre la armadura de los muertos.



    LA HISTORIA COMO POESÍA

    Poesía como homenaje; sabor
    de ceniza de fiesta pentecostal. Heridas azules.
    Las atrocidades de la lengua. La poesía
    desentierra de entre los muertos sin habla

    a Lázaro perplejo, el hombre cualquiera
    de la muerte. El lirio alza la cara excavada
    de la marga provista. Felices
    augurios; dorado estiércol con brea:

    "Un resurgir" como dicen. Los viejos
    laureles meciéndose con los nuevos: Selah!
    Así laudable el pisoteado hueso así
    incontestable el don de lenguas.



    UNA CANCIÓN DE ARMENIA

    Hojas de áspera plata que son la nieve
    sobre el Ararat vistas a través de esas hojas.
    El sol extiende un follaje de sombra.

    Una fuente potable impulsa su géiser
    dos o tres palmos por encima del abrevadero.
    Una vieja sorbe ahí, agarrando el borde.

    ¿Por qué tengo que revivir, incluso ahora,
    tu boca, y tu mano deslizándose sobre mí,
    ágil como un lagarto, como un nervio de agua?


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 38794
    Fecha de inscripción : 26/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Geoffrey Hill (1932-2016) Empty Re: Geoffrey Hill (1932-2016)

    Mensaje por cecilia gargantini Mar Ago 01, 2023 8:25 pm

    Me gustó este autor, sobre todo el enfoque interesante y original en...

    ODA SOBRE LA PÉRDIDA DEL TITANIC

    Creciendo contra las fachadas del mar ignaro
    inunda nuestros baños públicos, las estatuas, los vertederos:
    ancestral batidor de la tierra, fresco enemigo
    ("los tipos de cambio se revierten");

    se hunde babel con despliegues y conmoción;
    inquebrantable, como lo fueron las multitudes admiradas,
    silenciadas de vez en cuando bajo su dominio.
    Debemos calmar sin duda a los dioses lacónicos.

    Graciassssssssss Pedro. Besossssssss
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 2353
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Geoffrey Hill (1932-2016) Empty Re: Geoffrey Hill (1932-2016)

    Mensaje por Amalia Lateano Mar Ago 01, 2023 8:34 pm

    Gracias Pedro por acercanos a este poeta tan poco conocido.

    La poesía de Hill se caracteriza por su formalismo y por su oscuridad.

    Pienso que mucho tiene que incidir una ineludible cuestión moral (y política y religiosa),
    pues no en vano pertenece a la generación que sobrevivió al nazismo,
    la Guerra y el Holocausto, tan presentes en su obra.
    Su poesía es, como dice el editor, es “hija de las catástrofes del siglo XX”.

    Un beso
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 42226
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Geoffrey Hill (1932-2016) Empty Re: Geoffrey Hill (1932-2016)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Ago 02, 2023 8:26 am

    Muchas gracias, Cecilia y Amalia, por vuestros comentarios. Disfrutar de la poesía de Hill no es fácil, pero la dedicación compensa.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 42226
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Geoffrey Hill (1932-2016) Empty Re: Geoffrey Hill (1932-2016)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Ago 02, 2023 9:00 am

    .


    De Himnos de Mercia (1971):


    I

    Rey de los perennes bosques de acebos, de la hendida arenisca: señor de la M%: arquitecto de la histórica muralla con su fosa, del alcázar en Tamworth, la ermita de verano en Santa Cruz; guardián del Puente Escocés y el Puente de Acero: contratista de codiciables tierras nuevas: amo de la sal: cambista: comisario de juramentos: martirologista: el amigo de Carlomagno.

    "Me ha gustado -dijo Offa-, cántalo otra vez."


    III

    La mañana de la coronación coreamos nuestra liberación del colegio. Era como en Pascua: pañuelos y tazas de regalo aprobadas por su mirada foránea, los dinteles del pueblo festoneados con banderas de papel.

    Babeamos en el aparcamiento de The Stag's Head donde una hoguera de cajas de cerveza y ramas de acebo crepitaba por encima del asfalto. Y ahí estaba el chef, con su sombrero recién alzado, sellando su brusca generosidad con "¿Un poco de mostaza?".


    VI

    Los príncipes de Mercia eran tejón y cuervo. Esclavo de su libertad, excavaba y atesoraba. Vergeles en fruto sobre grietas. Bebía de panales de helada arenisca.

    «Un niño contrariado en la casa, solo entre hermanos.» Pero yo, que no tenía ninguno, apadrinaba una extrañeza, me entregaba a juguetes inalcanzables.

    Velas de nudosa resina, ramas de manzano, el muérdago pegajoso. «Mira -decían y otra vez-, mira». Pero yo corría despacio; el paisaje fluye lejos, de regreso a su fuente.

    En el patio del colegio, en los roperos, los niños exhibían sus costras de moco seco; muñecas y rodillas decoradas de impétigo.


    VII

    Gasómetros, rojizos entre los campos. Estanques, ciénagas imperturbables. Bancos de anguilas. Coágulos de ranas: una vez, con ramas y trozos de ladrillo, azotó una acequia bien cebada; luego se alejó furtivamente de la quietud y el silencio.

    Ceolredo era su amigo y lo fue siempre, incluso después del día del caza perdido: un biplano, ya obsoleto e irreemplazable, dos palmos de pesada plata respingada. Ceolredo lo tiró dando vueltas  en un agujero de la tarima de clase, suavemente, hacia las monedas y los excrementos de rata.

    Después de clase, se llevó a Ceolredo, que se reía de miedo, hasta las viejas canteras y lo desolló. Luego, dejando a Ceolredo, viajó durante horas, solo y tranquilo, en su privado y ruinoso camión de tierra llamado Albión.


    XI

    Monedas tan bellas como las de Nerón; de buen peso y sustancia. Offa Rex resonante en plata, y los nombres de sus acuñadores. Golpeaban con tacto responsable. Podían alterar el rostro del rey.

    La exactitud del diseño debía impedir la falsificación; la mutilación si eso fallaba. Metal modélico, maduro para el comercio. Valor de un pueblo disperso, espátulas de salitre y establo.

    Cuerpos en fila en la larga acequia; un ojo mirando hacia arriba. Aquí se puede imaginar, sin duda, la ira del rey. Reinó durante cuarenta años. Las estaciones tocaron y retocaron la tierra.

    Brezal, praderas de inundación recién hechas. Mostaza de campo, caléndula acuática. El crepitante robledal donde el jabalí surcaba el moho negro, su hocico en la intimidad de gusanos y hojas.


    XVI

    Estrépito de saludo. Cuando las quillas se varan en la playa de cantos rodados. Embajadores, peregrinos. ¿Qué es lo que se trasporta? La donación de los francos, de doble filo, agasajada con una matanza.

    La espada está en las manos del rey; la cruz es un gran logro del artesano. El metal desprende su propia fragancia, una variedad de bálsamo. Y otros milagros, otros intercambios.

    Rayos de sol invernal guiados hacia el borde de la tierra. La misa de Cristo: en la espesura de un bosque nevado en el parpadeante verdor perenne fisurado por la luz.

    Atributos asumidos, retribución recibida. ¿Qué es lo que se ha sufrido entre ellos? Demasiado o muy poco. Indulgencias de aclamación intercambiada; un desembolso, un siseo. Vino, orina y cenizas.


    XXI

    Séquitos de autobuses animaban las provincias de Offa y sus negocios, cubriendo las carreteras que van de Teme a Trent. Sus parabrisas soltaban mariposas. Varados en lo alto de las colinas hacían señales con penachos de vapor. El crepúsculo amenazaba la tierra. Las mujeres jóvenes lloraron y se rindieron.

    Aun así, todo el mundo estaba contento, despreocupado en días como esos: zambulléndose en los valles durante los fines de semana de verano más allá de la acequia de Mercia. Se degustaba té a orillas del lago donde todos podían imaginar carillones del verdadero Camelot vibrando a través del agua silenciosa.

    Poco a poco, a lo largo de los años, el terciopelo caduco se caía de álbumes perennes y a lo largo de los años más tesoros se perdieron: los broches con forma de arpa, las pepitas de oro falso.


    XXVI

    Fortificados en sus salones principales, en las fiestas del solsticio de invierno los hombres son más asesinos. Borrachos, desafían hachas de guerra, el bramido del hueso de ballena y el estiércol.

    Esposas de duendes, dulces en sus quejas, hechiceras de dientes, vosotras también tenéis que purgar los excesos de Inglaterra, vosotras que habéis esparcido vuestros caramelos de menta y el confeti, vuestras golosinas multicolor.


    XXVII

    "Ahora que el rey Offa estaba vivo y muerto", estaban todos ahí, los juglares fúnebres: el nuncio papal y el deán rural; merovingios tratantes de coches, mercenarios galeses; un fragor de sirvientes.

    Él estaba difunto. Ellos eran perfunctorios. La ceremonia fue aclamada. La multitud recibió vales e insignias de recuerdo.

    Tras la paliza de esa sombría tormenta veraniega de granizo, la Tierra descansa un rato, novia espectral del lívido Thor, carnicero de fresas, y el árbol del condado salpicó de rojo el ruedo de su desarraigo.


    XXX

    Y parecía, mientras esperábamos, que él empezaba a caminar hacia nosotros...............................se desvaneció

    dejó tras de sí monedas, para su hospedaje, y restos de fango rojo.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 42226
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Geoffrey Hill (1932-2016) Empty Re: Geoffrey Hill (1932-2016)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér Ago 02, 2023 11:34 am

    .


    De Tenebrae (1978):


    EL CASTILLO DE PENTECOSTÉS

    Es terrible desear y no
    poseer, y terrible poseer
    y no desear.

    W.B. Yeats

    Lo que amamos en otros
    seres humanos es la satisfacción esperada
    de nuestro deseo. Si lo que amáramos en ellos
    fuera su deseo, entonces deberíamos
    amarles como a nosotros mismos.

    SIMONE WEIL

    1

    Mataron de noche
    allí en el camino
    la soberbia de Medina
    de Olmedo la flor

    las sombras le advirtieron
    que no fuera
    que no fuera
    por el camino aquel

    llorad por vuestro señor
    la soberbia de Medina
    de Olmedo la flor
    allí en el camino


    2

    Abajo entre frutales
    me vi con la muerte
    bajo el rosal silvestre
    asesinado yazgo

    estaba yendo
    a cortar flores
    amor me aguardaba
    entre los árboles

    abajo entre frutales
    me vi con la muerte
    bajo el rosal silvestre
    asesinado yazgo


    3

    Vigías en el muro
    ya bien envejecidos
    en el muro miré yo igual
    ya no miraré más

    contadnos eso que visteis
    el señor que busqué servir
    atrapado en el zarzal
    lleva en la frente sangre

    custodios del muro
    qué amigo o enemigo
    libera de la campana
    el grito


    4

    Al alba la Misa
    retoños de piedra
    un árbol de Jesé
    de resurrección

    germina con candela
    flamea el oro
    y las blancas obleas
    de la fiesta

    y fantasmas para el amor
    derraman unas pocas lágrimas
    de cera sobre esos
    desolados altares


    5

    El jilguero y el halcón
    y el álamo grisáceo
    he corrido hasta el río
    madre me dice que vuelva a casa

    las hojas brillan con el viento
    girando su suave canción
    luz en las alas quietas
    a la sombra me duermo

    cuando grité tú
    nada dijiste
    pasaré esta noche
    sin hacer ya ruido


    6

    Lenta mi garza vuela
    herida por la cuchilla
    subiendo con dolor lento
    con sus gritos el aire triza

    va en busca de altas rocas
    donde ningún hombre alcanza
    donde tiembla la balsemina
    junto al cauce con agua

    las rocas las altas rocas
    rebosantes de flores
    allí el amor crece y allí el amor
    descansa y se salva


    7

    Salí pronto
    al campo lejano
    armiño y lirio
    y aun así un niño

    El amor frente a mí
    en ese lugar
    las plegarias no me atraían
    a la casa de Cristo

    El impostor de Cristo
    se llevó todo lo mío
    su oscuridad eterna
    mi justa recompensa


    8

    Y tú mi gastado tesoro del alma
    mi deseo aún intacto
    medidor fuera de toda medida
    fría paradoja de fuego

    explorador desamparado
    consentidamente rechazado
    tu soledad una prenda
    a tu lado los centinelas

    plenitud de mi dolor
    indulgencia de tu presa
    el gavilán el gorrión
    la nada de la que hablas


    9

    Este amor me verá muerto
    tiene él el lugar en la mente
    para que yo sea libre para morir
    sé verdad al final amor de verdad

    me ve mi amor a medio camino
    no llevo ya espada de miedo
    tu morada es mi morada
    también dice mi señor

    tratándose las cinco heridas
    con tanta astucia y verdad
    de amor alzar esta muerte
    muero y enamorado duermo


    10

    San Jaime y an Juan
    bendice el camino ella se ha ido
    san Juan y san Jaime
    un rosario de nombres

    cuantas infantiles de dedos de pan
    alimento del alma nunca acabado
    lo nominal lo real
    subsistencia más allá del recuerdo

    pan que nunca partiremos
    runas de amor que diremos
    desplazada efigie de un grito
    nuestra pasión su exhibición


    11

    Si la noche es oscura
    y corto es el camino
    si el camino que tomas
    es hacia mi corazón

    di aunque nunca
    te vuelva a ver
    tócame temblaré
    ante lo que no se ve

    l noche es tan oscura
    el camino tan corto
    y aun así tú no velas
    contra mi corazón


    12

    Casado y no por amor
    tú entre todas las mujeres
    tú entre todas las mujeres
    cariño de mi alma mi amor

    fiel a mi deseo
    perdido en la garra del sueño donde
    te encontraré en todas partes
    sin igual en mi deseo

    los dos desposeídos
    tan ricos en mi sueño
    salgo de mi sueño
    llorando como un poseído


    13

    Oscuridad de resplandor espléndido
    soberbio alcázar de mansedumbre
    agradándonos nuestro desagrado
    majestad de nuestra angustia

    vaciedad siempre atestada
    insostenible pertenencia
    qué largo hasta este anhelante
    final en canción sin fin

    y alma por alma descubre
    ninguna extrañeza que separe
    y el amante sigue con el amante
    un momento y para siempre


    14

    Si él está herido
    a mí me hieren
    él sangra de orgullo
    yo en el alma

    si él está muriendo
    yo viviré
    con dolor deseando
    estar aún sufriendo

    se él vive aún
    yo moriré
    harto de perdonar
    tanta honestidad


    15

    Abajo iré
    al pozo de los amantes
    para lavar esta herida
    que nunca sanará

    alma amada
    qué vas a ver
    nada de nada
    y cara a cara

    fondos de no ser
    quizá muy claros
    mi deseo muriendo
    mientras aún deseo


    GEOFFREY HILL, Poesía reunida, traducción de Andreu Jaume, Lumen, 2020.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Geoffrey Hill (1932-2016) Empty Re: Geoffrey Hill (1932-2016)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom Sep 24, 2023 6:12 am