Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1047140 mensajes en 47816 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 75 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 71 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

javier eguílaz, Pascual Lopez Sanchez, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 22:58 por Lluvia Abril

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 22:55 por Lluvia Abril

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 15:59 por cecilia gargantini

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CERDO
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 15:25 por cecilia gargantini

» POETAS LATINOAMERICANOS
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 15:06 por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 15:03 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 14:53 por Maria Lua

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 14:45 por Maria Lua

» FRANCESCO PETRARCA (1304-1374)
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 14:42 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 EmptyAyer a las 14:40 por Maria Lua

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty

+2
Pascual Lopez Sanchez
cecilia gargantini
6 participantes

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Vie 28 Jul 2023, 16:36

    Figuras

    Antonio, El pescador



    Cuidando la línea con su mano fea,
    sin moverse añora su viejo amorío;
    y de sus pestañas el dolor gotea
    como de las redes el agua del río.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Vie 28 Jul 2023, 16:38



    Figuras

    El viejo Báumert


    Mientras de su casa fumando se aleja,
    lo mismo que un niño se ríe y se engaña;
    y no ve a la muerte que como una araña
    se mueve en el humo de su barba vieja.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Vie 28 Jul 2023, 16:39


    Figuras

    Mi madre



    Nos dio con toda el alma, como el árbol da ramos
    y como el nido pájaros: y ahora, sin querer,
    llora cuando nos tiene, llora cuando nos vamos
    y llora de alegría cuando nos vuelve a ver.





    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Vie 28 Jul 2023, 16:41

    Oraciones Panteístas (*)

    Madre luz




    Oh luz, principio claro, causa eterna del hombre:
    santificado sea tu milagroso nombre.

    Oh luz, gracia absoluta, lleno simple y fecundo
    dulce estado de amor alrededor del mundo:

    Te debo la dulzura de mis días serenos
    y el estupor azul de mis dos ojos buenos.

    Te debo la alegría de ser hombre, y de amar,
    y de tocar la tierra _que es pura_, y de soñar.

    Oh luz, bendita seas por todo lo cumplido:
    por el pan, por el agua, por la flor, por el nido. . .

    Por la madre que canta, por el niño que llora,
    por lo que he sido antes, por lo que soy ahora.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Vie 28 Jul 2023, 16:43




    Oraciones Panteístas

    Hermano humo



    A Baldomero Fernández Moreno (*)

    Humo de abrojillo que al rayar el día
    trepas ágilmente por la chimenea,
    y sobre el tejado corres de alegría
    para que te vea;
    humo de abrojillo,
    el menos fragante, pero el más sencillo
    entre los cien humos que tiene la aldea.


    Humo de abrojillo, fiel humo de yuyo:
    lo que es tuyo es mío, lo que es mío es tuyo.


    De noche, en el lecho todo plegadizo
    que su cuerpo aroma,
    _su mano en mi mano_
    vigilo su sueño que es asustadizo
    como una paloma;
    y cuando me marcho, tú que eres mi hermano,
    fiel humo de invierno,
    te quedas con ella.
    Así, como un grano,
    partimos el goce de su beso tierno
    que es nuestra alegría:
    yo de estrella a estrella
    y tú todo el día.


    Humo de mi fuego, que es el más escaso,
    ese olor humilde que tienes _acaso
    no hueles a nada_,
    sin querer en todo lo dejas de paso:
    en mi mesa pobre,
    en el mismo cobre
    del caldero limpio, que es como un espejo,
    en la red colgada,
    en el pan del día
    y en mi traje viejo.
    Y oliendo estas cosas,
    fiel humo que acaso no hueles a nada,
    yo siento en el alma la misma alegría
    que si oliera rosas.


    Humo envejecido
    que al sentir la llama te escapas del yuyo
    como perseguido:
    todo lo ligero, todo lo apagado,
    es hermano tuyo:
    el polvo aventado,
    el pañuelo roto visto en el momento
    de la despedida,
    la tela de araña desgarrada al viento,
    la rosa sin vida
    que se nos deshoja,
    la neblina floja
    por la calle abierta,
    la barba del viejo sentado a la puerta,
    la sombra del árbol con cuya seroja
    mi casa sahúmo,
    y este verso mío que también es humo.


    (*) Baldomero Fernández Moreno: (San Telmo, Buenos Aires, Argentina, 1886 - 1950) fue un poeta argentino. Su poesía, universal y hondamente nacional al mismo tiempo, ha inmortalizado la estética de los barrios porteños y la cálida placidez de las provincias y sus características rurales. Su soneto más recordado es "Setenta balcones y ninguna flor". (N del E)

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Vie 28 Jul 2023, 16:46




    Oraciones Panteístas

    Parábolas del agua


    1

    El buey salió al camino, y en el lomo
    le brillaba el sudor.
    Seguido por su sombra, entró al arroyo
    y bebió bajo el sol.
    Bebió, metido el morro en la corriente,
    con ruidosa fruición,
    y después dio un mugido largo y fuerte
    que el agua prolongó.

    2

    Sobre el ancho aguazal un ave blanca
    bajó al anochecer;
    perforó con el pico el agua clara,
    y de nuevo se fue.
    Pero al volar se le perdió una pluma
    rosada en el envés,
    que fue sobre el cristal de la laguna
    su prenda de volver.

    3

    El tímido aguador de madrugada
    la mula aparejó,
    y anduvo mucho tiempo con el agua
    de pastor a pastor.
    Así, en una lomilla, al dar un tumbo
    un piezgo se volcó; (*)
    y era de ver entonces el apuro
    del tímido aguador.
    Pero cuando, camino de su choza,
    lo andado desandó,
    halló en aquel lugar cien mariposas
    posadas bajo el sol.

    . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

    Amiga, buena amiga, dulce hermana
    de la palabra fiel:
    seamos en la vida como el agua,
    que se deja beber.

    José Pedroni

    (*) Piezgo: Odre, Cuero adobado e impermeabilizado para transportar líquidos. (N del E)





    José Pedroni

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:28

    Oraciones Panteístas

    Hermano viento

    Trepado en el pino derecho y obscuro
    que tiene mi tiempo
    _lo plantó en la puerta cuando vine al mundo
    mi abuelo ya muerto_,
    tu vieja palabra, jamás entendida,
    me silbas, oh viento!


    Parado el molino, sin agua en la acequia,
    con el río lejos,
    siete largos días con sus siete noches
    te esperé en silencio
    _de día, rondando mi casa empolvada;
    de noche, despierto_;
    y llegas del este con las alas frescas
    cuando todo el campo se ponía viejo.
    ¡Oh hermano errabundo, oh hermano que siempre
    me llegas a tiempo!


    Así como el ave que por las migajas
    de mi pan moreno,
    baja un día y otro de ese mismo pino
    sin ningún recelo,
    bájate, mi amigo, rasguña mi puerta,
    ábrela sin miedo
    _que en puerta de pobre siempre está caída
    la llave en el suelo_,
    y aventando toda mi papelería,
    quédate jugando con mi libro abierto.


    Viento, fuerte amigo, que no viendo nada
    _siempre fuiste ciego_,
    mueves sin cansarte mi molino torpe
    y el de mi vecino, que es liviano y nuevo;
    viento, fuerte amigo, que en un día pasas
    polvoroso y recio;
    y en un día vuelves por la misma calle
    con olor de riego;
    viento, fuerte amigo que nos das el agua
    y que, al mismo tiempo,
    silbas en las redes, gruñes en las puertas,
    zumbas en los huecos,
    juegas con el humo sobre los tejados,
    soplas en los fuegos,
    y las nubes llevas y las nubes traes
    para que encantado las contemple el pueblo.


    Viento, fuerte amigo, que en un día balas
    como oveja madre que perdió el cordero,
    y en un día aúllas a través del campo
    lo mismo que un perro.


    Viento: pocos piensan _¡y por qué pensarlo,
    si has de ser eterno!_,
    cómo quedaría la nube en el aire,
    y esa nube blanca del agua: el velero,
    y en el pueblo pobre la plaza de pinos
    agudos y negros,
    y en la tierra llana tanta legua sola,
    y en el mar inmenso,
    si de nuestro mundo, para siempre, un día
    te perdieras lejos. . .
    Viento: pocos piensan, mientras otros dudan
    de tu valimiento.


    Dudan, te avizoran, se precaven, ruegan,
    cuando siempre fuiste como un hombre bueno.
    Sin embargo, un día, después que en las calles
    lo mismo que un niño te vieran corriendo,
    sin que te esperasen, tumultuosamente,
    llegaste del norte bajo un cielo negro:
    y asolaste viñas, y embestiste trojes, (*)
    y volaste techos,
    antes que en las casas las mujeres solas
    cerraran las puertas a tu descontento.
    Y al volver confiado, sin ver en la noche
    la luz de los fuegos,
    hallaron los hombres por todo el camino
    las cercas caídas, los rebaños sueltos,
    las mujeres tristes llorando en las puertas,
    los hijos despiertos,
    y a ti por la arena, lo mismo que un niño,
    corriendo, corriendo,
    sin ver a la gente, sin oír las voces,
    cual si no supieras lo que habías hecho.


    Por eso los hombres te cierran sus casas;
    por eso los hombres no te quieren, viento.


    Sepan, sin embargo, los que te condenan,
    que también hay perros
    que han mordido al amo; que también hay amos
    que han herido al perro;
    que también hay almas que han seguido fieles
    la palabra pura de los hombres buenos,
    y después la odiaron, tan injustamente,
    que de cara al cielo,
    mudos de fracaso, llorando, llorando,
    los dulces varones desaparecieron.


    Sepan que no sabes detener tus alas;
    piensen en la angustia de tu vuelo ciego.


    Oh viento, algún día, de tanto escucharte,
    sabré tu secreto
    _el que desde niño me vienes contando
    y que yo no entiendo_;
    oh hermano, algún día sabré la palabra,
    y entonces, sin cuerpo,
    rondando villajes, moviendo molinos,
    cruzando desiertos,
    con el nombre humilde que quieran ponerme
    seré un viento fresco.

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Trojes: Troj, Espacio limitado por tabiques, para guardar frutos y especialmente cereales. (N del E)
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:33

    LIBRO 3 - POEMAS Y PALABRAS

    Poemas a la madre

    Retrato


    Caminito de Dios, azula el mundo
    la despedida de sus ojos buenos,
    y, pálida de luz, cada segundo
    besa más, habla menos.


    Sufre el alma en su voz; tiembla en sus manos
    el sagrado temor que anuncia el vuelo,
    y una palabra que repite: hermanos,
    es síntoma de cielo.


    Dormida es una cruz; polvo en el viento;
    de cuarto en cuarto como un ala incierta,
    y junto al fuego un humo ceniciento
    que se va por la puerta.


    Sonríe para hablar, llora si besa,
    dice adiós sin querer cuando me nombra,
    y aparece a la hora de la mesa
    como un ángel de sombra.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:35



    Poemas a la madre

    Ángel



    Ya mirando la estampa de San Juan;
    ya el gran reloj; ya, en la labor, tus manos,
    estuve enfermo por un mes. Por el zaguán
    entraba el ruido de los niños sanos.


    Llena de miedo ante mi cara mustia,
    eras un ángel, de prudente y triste.
    Si te llamé mil veces en mi angustia,
    ni una menos viniste.


    Y el dulce día que a mirar la gente
    salí al portal con asustados pies,
    me seguía en tu rostro humildemente
    mi gravedad de un mes.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:36

    Poemas a la madre

    Veneración



    El buen doctor reconoció mi mano
    trémula de emoción;
    me abrió los ojos, me tentó la frente,
    me escuchó el corazón.


    Salió después al silencioso patio
    con tu ansiedad en pos.
    El hablaba en voz baja; tu le oías
    como si fuera Dios.

    José Pedroni

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:37


    Poemas a la madre

    Soledad


    Cuando a las doce campanadas lentas
    se apagaron las luces en el pueblo,
    dejando la ventana te sentaste
    junto a tu niño enfermo.


    Y poco a poco, pálido, tu rostro
    hacia la noche se volvió indefenso,
    cual si la muerte hubiera de venir
    del lado del silencio.


    José Pedroni

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:38

    Poemas a la madre

    Sahumerio



    Sonó el grillito de la puerta añosa,
    y los ojos abrí:
    con la plancha salías cuidadosa
    dejando un humo parecido a ti.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:39

    Poemas a la madre

    Fe


    A hurtadillas me dabas un té santo
    cuando el médico entró.
    Una palabra te arrancara el llanto,
    y él, piadoso, calló.


    Poco después tuve las manos frías,
    vaga la vista, trémula la voz.
    Tú, desolada junto a mí, pedías
    perdón a Dios.

    José Pedroni

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:41



    Poemas a la madre

    Lágrimas


    Fierecilla azorada, no podía
    dejarme desvendar.


    Cuando en tu mano abandoné la mía,
    ya estabas por llorar.


    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:43

    Poemas a la madre

    Sometimiento



    Toda la tarde trabajaste sola,
    y tu enfermito, cruel,
    a cada instante renovó su queja
    para traerte, pálida, hasta él.


    A la noche, vestida, te dormiste
    con los brazos en cruz;
    y una vez y otra vez lloró tu niño
    para que hicieras luz.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:44

    Poemas a la madre

    Cura


    En el calor del agua mecedora
    mi mano era feliz como ninguna.
    Tú la mirabas como miro ahora
    a mi niño en la cuna.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:46

    Poemas de la enamorada del muro
    1

    Muro soy, sin duda alguna;
    muro de una sola piedra,
    y tú la que baja en luna,
    y tú la que sube en hiedra.

    2

    Sobre el muro de mi pecho,
    por no saber esperar,
    me puse a pensarte muerta
    y poco a poco a llorar.


    Tu sombra _hermana del agua_
    sentí llegar a mis pies.
    Abrí los ojos: no había
    más que un lejano ciprés.


    Lágrima tuya ligera
    sentí en mi mano llamar.
    Alcé los ojos buscándote:
    alta nube sobre el mar.


    El viento trajo tu nombre
    y el mío en una canción.
    Puse mi oído en la arena;
    sólo oí mi corazón.


    Cayó la noche llorando,
    ¿cuánto te esperó mi amor?
    Estaban altos y solos
    la luna y su leñador.


    Con el brazo, como un niño,
    mi rostro desarené,
    y, fatal, tomé el camino
    que sube hasta perder pie.


    Pero mi sombra en las piedras,
    como por arte lunar,
    se desdobló ante mis ojos
    cuando ya caía al mar.


    Éramos dos los que íbamos
    a morir por tanto amar.

    3

    Bajo la luz de tu pelo,
    como de estampa mural,
    mi corazón encerrado
    picapedreaba fatal.


    Se oyó el ángelus, y a poco,
    venida torva del fondo,
    sobre las casas _palomas_
    la noche voló en redondo.


    Cerró sus ojos el niño,
    la madre apagó su voz,
    y el pueblo, casa por casa,
    se fue echando junto a Dios.


    Quedó al fin bajo la única
    estrella un pino derecho,
    y por obra de tu pelo,
    el sol dormido en mi pecho.

    4

    Era un mar en el crepúsculo,
    por tranquilo más inmenso;
    en el mar una gaviota
    y sobre el mar mi silencio.


    En lento viaje cantado,
    la corriente por derrota,
    pasó una barca, y tras ella
    mi silencio y la gaviota.


    ¡Ay, que estoy solo! _pensé_
    Mi corazón, ¡que maltrecho!
    ¡Ay, quién cantara al volver,
    junto a mí, de trecho en trecho!


    Y tú empezaste a llorar
    y a cantar sobre mi pecho.

    5

    Salí para no volver,
    para no volver a verte;
    porque mi amor era tal
    que siempre hablaba de muerte.


    Llegué hasta el único barco
    que al atardecer salía,
    y el mar, fresco como tú,
    me llevaba y me traía.


    Mirando un punto lejano
    la luna roja me halló.
    Volví a tu lado; en tus ojos
    el mar me reconoció.

    6

    Un fuego en mi puerta hice
    para poder esperar,
    y en un álamo lejano
    en ti me puse a pensar.


    Me desperté con tu nombre
    y hallé, donde el fuego, un globo
    de nieve, y en el camino
    una huella y no de lobo.


    Tibia ¡oh sorpresa! mi frente;
    tibio mi pecho menguado,
    como si hubiera dormido
    toda la noche a tu lado.


    Tú estabas de pie, sonriéndome,
    con el cabello nevado.

    7

    Dormido estaba a la sombra
    de un viejo muro partido
    la sombra se fue en puntillas
    y al sol me dejó dormido.


    Me desperté con tu nombre,
    roído el muro de grillos;
    la luna por alumbrarse,
    los tejados amarillos.


    Frescas ¡oh dicha! Mis manos,
    fresca mi boca de estío;
    el mar, mi pecho desnudo;
    mis pies descalzos, el río.


    Monedas frías mis sienes,
    musgo de piedra mi vello,
    como si hubiera dormido
    toda la tarde en tu cuello.


    Tú estabas de pie, sonriéndome,
    con el sol en el cabello.

    8

    En la puerta, ante el silencio
    del pueblito en que naciste,
    eras contra mí una flor
    cerrándose blanca y triste.


    Sonó de pronto un disparo
    y otro entre los sauces flojos,
    y en el blanco de mi pecho
    se hizo la luz de tus ojos.


    ¿Por qué pronuncié tu nombre?
    ¿Por qué en la puerta, cruel,
    me apoyé lánguidamente
    como muriendo con él?


    ¡Ay, en tu grito el terror
    de verte sola y perdida!
    ¡Ay, en mis ojos cerrados!
    ¡Ay, en mi mano caída!


    Versos que decirte tuve
    para volver a la vida!
    Palabras que no se han dicho,
    para ir cerrando tu herida.


    La luna había pasado
    sobre el pueblo en que naciste,
    cuando en mi pecho otra vez
    te cerrabas blanca y triste.


    Caía de tus pestañas
    el perdón que no me diste.

    9

    No se veía en la noche
    la telaraña del muro.
    Cayó en ella la luciérnaga:
    ¡Ay de su berilo puro!


    Árido estaba mi pecho
    como olvidado de Dios.
    Tú en él te apoyaste triste,
    dulce y triste: ¡Ay de los dos!.


    ¡Quién te libra de seguirme!
    ¡Quién me salva de morir!
    ¡Ay, que no puedo dejarte!
    ¡Ay, que no te puedes ir!

    10

    _Niña mía: ¿por qué siempre
    tu frente en mi pecho obscuro;
    si no tu frente, por qué
    tu oído, como en un muro!
    _Mi frente, por lo que tiene
    de luna y de flor; mi oído,
    para olvidar y morir
    sobre mi nombre latido.

    11

    Paredón de las afueras
    que todos ven al llegar;
    palomas te trajo el viento:
    ¡para siempre palomar!


    Paredón de las afueras
    que te querías caer:
    semilla te trajo el viento:
    ¡tuviste que florecer!


    Paredón de las afueras
    contra el que lloré una vez:
    ¿que le dijiste a la niña,
    que vino a verme después?

    12

    Muro soy, sin duda alguna;
    muro de una sola piedra,
    y tú en el sol, la luna,
    la lluvia, el nido, la hiedra.

    José Pedroni

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:47

    Poemas de la sombra

    1

    Me senté en mi rústico umbral empolvado
    donde el sol se acuesta todas la mañanas,
    y con ojos tristes estuve mirando
    la sed arenosa de la calle larga.


    A merced del viento caluroso y tardo
    vino de muy lejos una nube baja,
    y su sombra fresca fue un niño descalzo
    que pasó corriendo por la calle larga.


    Oh, sombra del cielo, llegada del campo,
    yo soy en el pueblo tu hermano sin alas.
    Oh, sombra _le dije_, quisiera ser pájaro
    y seguirte en vuelo por tierra y por agua.


    Pero sin oírme, señora de paso,
    la sombra no supo contestarme nada.
    El sol la seguía luminoso y rápido.
    El sol la seguía sin poder borrarla.

    2

    Con alfalfa verde regresó del campo
    un carretoncillo de ruidosa marcha,
    y asida a su cola cortada de palo
    venía la cola de su misma carga.


    Mi perro corneta que salió ladrando,
    alcanzó la sombra, fresca como el agua,
    y trotando en ella fue siguiendo al carro
    bulliciosamente por la calle larga.


    Y me dije a solas: Si me fuera dado
    cambiar mi figura, conservar el alma,
    sombra ya sería de un pequeño carro,
    de un carrito viejo vendedor de alfalfa.

    3

    En la vieja quinta del vecino un árbol
    todo el sol de pronto recibe en la espalda,
    y su fina sombra como fino brazo
    del ser de la hierba trepa por la tapia.


    Ya cruza la calle, pisada de carros;
    ya llega a mi puerta, donde estás sentada;
    se mete en mi pelo como un aire blando;
    se sube a tus manos, y sientes el agua.


    Y así es que te digo: destino del álamo
    que Dios me reserve, después que me vaya;
    destino de sombra por años y años,
    si aún en la puerta me esperas sentada.

    4

    El molino nuevo de los hortelanos
    con la rueda al viento se llenaba de agua,
    y su sombra, en medio del camino andado,
    jugando en la tierra se transfiguraba.


    Un muchacho vino del lado del campo;
    del lado del río llegó una muchacha.
    Yo también miraba con ellos al cabo
    los mariposeos de la rueda falsa


    Y pensé: Quisiera, más que un nombre extraño,
    ser la margarita de una rueda alada,
    y jugar mi sombra ligero y despacio
    para que los niños a mirarme salgan.

    5
    Cuando por el cielo pasaba en su ganso,
    quién sabe hacia dónde, la tarde sin agua,
    un buey en el fondo del camino andado
    mostróse a los ojos como una pilastra. (1)


    Con lodo en el pecho y en el lomo tábanos,
    llegó lentamente, la cabeza gacha,
    y otro buey de sombra venía a su lado
    y en la sombra un hombre con una guadaña.


    Y volví a decirme: Si me fuera dado
    cambiar de figura, conservar el alma,
    sombra compañera del buey solitario
    sería por siempre, la sombra que anda.

    6

    Cuando fue de noche y apuntó en los álamos
    la recortadura de la luna baja,
    triste por tu ausencia me encerré en mi cuarto,
    sacudí mi ropa y encendí mi lámpara.


    Y una copa llena, sobre el viejo armario,
    donde pongo a veces tu pervinca blanca, (2)
    alargó la sombra de su cuerpo claro,
    una sombra que era como mi esperanza.


    Y exclamé: Mi cuerpo, tierra de mi campo,
    será tuyo, ¡oh Tiempo! y hasta mi palabra.
    Dime solamente que has de hacerme, en cambio,
    un poco de sombra, que vuelve o que pasa.


    José Pedroni

    (1) Pilastra: pilar o columna adosado a un muro o pared. (N del E)
    (2) Pervinca: ( o Vinca minor) especie botánica de planta con flor, nativa del centro y sur de Europa. (N del E)


    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:49

    Poemas del ejército

    Partida




    Cuando los diez muchachos de mi clase
    llenaron el zaguán,
    con tu asistencia muda yo comía
    el último pan.


    Bebí de pie la copa rebosante;
    te di, apurado, un apretón,
    y salí sin llevarte hasta la puerta
    sobre mi corazón.


    En la calle los niños nos cercaron,
    y al primer ademán,
    su cadena de voces deshicieron:
    se van. . . se van. . .


    Mis hermanas reían en la puerta;
    mi padre también;
    sólo tú, a punto de morir, llorabas
    sin ningún sostén.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:52

    Poemas del ejército

    Tren



    Primero fue vivar a toda gente
    que se paraba a ver pasar el tren;
    reír en coro sobre cada puente
    y entrar cantando en cada nuevo andén.


    Después, ante el sosiego vespertino,
    abandonar la sien sobre la mano,
    y ya observar la fuga del camino
    o el lento adiós del álamo lejano.


    Hacia la noche repetir aparte
    tu nombre con unción,
    y querer regresar para llevarte
    hasta la puerta sobre el corazón.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:54

    Poemas del ejército

    Centinela



    De pie en el ataúd de la garita,
    junto al fusil me abrumo.
    El chajá del cuartel mi nombre grita, (1)
    y la lluvia es un humo.


    Crueldad del tiempo para quien no llora
    por el traje que viste,
    esta manera de caer la hora
    en lluvia fina y triste.


    Serán las dos: ya se ha dormido ella.
    Serán las tres: tú piensas todavía.
    Si no fuera por ti, por ti y por ella,
    ¡en qué barco me iría!


    Inútilmente en la estación desierta
    mi padre me esperó; tú ante el aliño (2)
    de la mesa tendida; ella en la puerta,
    con la mano en la lluvia como un niño.


    El tren partió sin mí. Como en la infancia,
    dije, al verlo pasar: ¡me quiero ir!
    El tren empezó a hundirse en la distancia,
    y yo a morir.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:56

    Poemas del ejército

    Imaginaria



    El tiempo cae en paz mientras presencio
    el sueño de la tropa,
    y, tambor del silencio,
    alguien que vuelve o que se va, galopa.


    Deteniendo en la puerta de salida
    el golpe de mis botas,
    miro la noche a mi dolor ceñida,
    alzo mis alas rotas.


    Sobre mi pecho, que olvidó quién eras,
    una lágrima pierdo,
    y cuadrado hacia el pueblo en que me esperas
    le hago la venia a tu recuerdo. (*)

    José Pedroni

    (*) Venia: Saludo militar que en Argentina consiste en llevar la palma de la mano derecha, abierta y extendida, a la sien derecha de la cabeza. (N del E)




    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:57

    Poemas del ejército

    Por qué será


    Por qué será que en estas lentas horas
    de soledad
    he de pensar que en mi pueblito lloras;
    ¡por qué será!


    Por qué si ambulo por las mil aceras
    de este poblado grande en que no estás,
    he de buscarte como si estuvieras;
    ¡por qué será!


    Por qué, si oigo el tambor, me invade el frío
    de que pronto te irás;
    por qué, al ver la bandera, te sonrío;
    ¡por qué será!

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 15:58

    Poemas del ejército

    Si yo llamara



    Si yo llamara, prófugo, a tu puerta,
    tras ella, desvelada, te hallaría,
    que a fuerza de triste tú eres la que anuncia
    cada lágrima mía.


    Suelto el cabello, pálida la frente,
    las manos de ángel, frías,
    _una en el pecho, otra diciendo ¡vuelve!_
    sin hablar llorarías.


    Por tus helados pies, calladamente,
    la luna subiría.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 16:00

    Poemas del ejército

    ¿Lo sabes?



    Murió un conscripto en el cuartel. ¿Lo sabes? (*)
    ¿Lo sabes tú que en mi pueblito eres
    la que más sigue el vuelo de las aves
    por más triste entre todas las mujeres?


    Con mi uniforme de soldado, inerte,
    me veo preso en la caja obscura
    y oigo al tren que me lleva darte muerte
    por la llanura.

    José Pedroni


    (*) Conscripto: Soldado mientras recibe la instrucción militar obligatoria. (N del E)

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 16:05

    Abolición del Servicio Militar Obligatorio

    Cabe recordar que en nuestro país, el Servicio Militar Obligatorio se abolió en el año 1995 a raíz del crimen del soldado Omar Carrasco.
    A su vez, estuvo vigente casi 100 años, con su implementación a principios del siglo pasado, en 1901. Fue durante la segunda presidencia de Carlos Saúl Menem que se decidió reemplazarlo por el voluntariado, tras las notables repercusiones que tuvo el crimen del conscripto Omar Carrasco, asesinado a golpes en el cuartel militar de la ciudad de Zapala, en Neuquén.

    A raíz de este crimen, el Tribunal Oral Federal de dicha provincia, en enero de 1996, condenó a 15 años de prisión al subteniente Ignacio Canevaro. Al mismo tiempo, a los soldados Cristian Suárez y Víctor Salazar se los encarceló por 10 años. El sargento Carlos Sánchez fue penalizado con 3 años de prisión por el delito de encubrimiento.

    Fuente: INFOLEG.
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 16:06

    Poemas del ejército

    Último tiro



    Al fondo del stand, como otro blanco
    está cayendo el sol.
    Apunto pálido y el tiro estalla
    junto a mi corazón.


    Bajo el fusil, y la bandera, al punto,
    sale blanca y azul.
    Cierro los ojos dulcemente y pienso
    que la levantas tú.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 16:07

    Poemas del ejército

    Pájaro



    Pájaro fui cuando en la puerta, libre,
    un punto me detuve
    para orientarme hacia el lugar perdido
    de tus ojos azules.


    Pájaro en las ventanas huidizas
    del tren: jaula de luces,
    y en mi pueblito pájaro cantando
    que vuela hasta la nube.

    José Pedroni
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 31 Jul 2023, 16:17

    La niña y yo


    1

    Niña mía,
    fina, rubia;
    flor
    de un último día;
    suave lluvia
    tardía;
    pájaro que por error
    cantó en la noche fría;
    sol de amor
    cuando mi amor no veía;
    ilusión
    de luz en la lejanía;
    inesperada canción. . .
    ¡Niña mía!

    2

    De verla a mis pies tan plácida
    y tan mía,
    “Niña, es mejor que te vayas”
    _le decía_.


    La niña, sin comprender,
    ya lloraba, ya reía;
    pero, solita, por fin
    fuese un día.


    Niña, vuelve, que era amor
    mi hurañía;
    vuelve a mi amargura que. . .
    ¡No vuelvas, oh niña mía!

    3

    Tomé el camino del lobo
    sin pensar que la hallaría.
    En el camino la alcé.
    Y llovía.


    En mis brazos, junto al fuego,
    la tenía.
    Mi madre y yo nos mirábamos:
    ¿Era sueño o se moría?


    “¡Por qué la dejaste ir!”
    _mi madre me reprendía_
    _¡Ay, yo mismo no lo sé,
    madre mía!


    Abrió los ojos la niña.
    ¡Alegría!

    4

    La niña solita estaba
    donde su edad no debía.
    Cantaba,
    reía,
    danzaba.
    Y el agua iba y venía.


    En una moneda hallada
    la niña mi amor tenía,
    y en el aire la tiraba.
    No sabía lo que hacía.


    Cayó la moneda al mar,
    allí, donde se rompía.
    La niña quiso buscarla.
    ¡Donde está la niña mía!

    5

    El ser viviente del mar
    con ella en brazos huía.
    Ella era sólo de espuma.
    Tal vez ella no existía.


    José Pedroni

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3852
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Amalia Lateano Mar 01 Ago 2023, 19:47

    Número 2-

    ESCRITORES ARGENTINOS. Francisco Avendaño (Santiago del Estero)


    Francisco Avendaño, nació en Santiago del Estero en 1980.





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]




    Publicó el libro Biografía del Instante, en diciembre de 2009.

    Formo parte de las antologías Poesía Joven del Noroeste Argentino de Santiago Sylvester (2008), edición del Fondo Nacional de las Artes, la Antología del Festival de Poesía del Norte Grande publicado
    por la Secretaria de Cultura de Salta (2008), Palabra Abierta, Peligro Inflamable y Cross a la mandíbula (Antología bilingüe francés y castellano, Francia).




    TERIANTROPÍA MODERNA
    En un punto ciego del paisaje estamos nosotros,
    bloqueados por el oficio en la mirada del actor,
    nuestro escenario es un mundo acelerado
    risas y abrazos
    que se acumulan
    se enredan y caen.
    A cada momento alguno de los personajes
    tiene la sensación de ser una piedra arrepentida,
    un lenguaje perturbado entre las mismas palabras.
    Porque en el fondo sabemos
    que no debíamos ser más que animales
    de amores voraces
    de sueños reversibles.
    Inocentes de nuestro propio drama.
    Pero el sol entrará por la misma ventana
    y no necesitaremos otra certidumbre.
    El pasado es el relato del hoy,
    círculos que se explican a sí mismos
    para perder su simetría.

    De cara al vacío
    Nuestro graznido
    Es toda la poesía.


    A NIVEL DEL MAR

    Aquí el cielo improvisa el verde a ras de un mar que no conoce,
    adivinando sus contornos,
    esperando señales de humo,
    o sólo el silencio que supone la armonía.

    El cielo en mi ciudad es cielo en equilibrio.

    Ordena las nubes tempranas,
    las empuja
    lentamente hasta sus bordes,
    Emula el viento, el olor de las olas,
    aprende sus modos,
    los corrige
    y finalmente
    coincide.

    El mar,
    esa energía,
    desde un plano largo
    con el lente apropiado,
    es la uniformidad con relieves,
    Lo que se espera de un espejo inmóvil.

    Aquí en tierra cumplimos los designios del cielo,
    en eso consiste la armonía.

    Lobos desdentados enfundados en collares antipulgas
    Saltan aros ya sin fuego
    El domador disimula sus bostezos en cada reverencia

    El cielo en mi ciudad imita el equilibrio.

    Yo descubrí el sol en la herrumbre de los techos
    cuando mi barrio tenía un fondo de casas bajas
    y el cielo sólo era ese espacio de luz
    y el mar una pregunta.

    Hoy
    cierro los ojos
    y
    vuelvo a ese rojo árido
    cada vez que el viento en mi ciudad
    afina
    demasiado.


    RECETARIO


    “En la vida hay que sublimarlo todo, no hay que dejar nada sin sublimar”
    Consejo de un tren de pasajeros a Oliverio Girondo, de “El espantapájaros”

    Hay que aprender a cultivar floripondios,
    canciones del Chaco,
    tenedores,
    no dar un instante de tregua al tedio,
    ni a sus mensajes subliminales.
    Hay que encontrar una droga
    que prolongue el invierno,
    tomarla cada seis o cada ocho horas.
    Que no te sorprenda el ocaso
    sin que el último rayo de luz
    te prometa todo el horizonte,
    que tu vida no dure más que tus precauciones.
    Yo, personalmente,
    hubiera preferido que el otoño fuera más ancho
    y que el ratón Pérez no hubiera optado por el retiro voluntario,
    pero cada vez tengo menos hojas y más metáforas
    y debajo de mi almohada
    no hay dentaduras, no hay monedas,
    sólo pijamas en desorden.


    ARTE BUCÓLICA


    Un hombre escribe pensando en la tierra
    que duerme bajo el cemento
    y la calle no lo distrae con su ajetreo.
    Busca una mañana entre las ramas de un quebracho,
    en un río que transcurre su lenta costumbre,
    Este hombre juega con el barro de los años,
    intenta las formas de un paisaje interno,
    desempolva los verbos con cuidado.
    Cuando por fin logra ordenar las flores
    y el canto de los pájaros,
    paga el café
    y se une al ajetreo de la calle
    que va escribiendo su historia.

    [i]


    Última edición por Amalia Lateano el Sáb 05 Ago 2023, 20:11, editado 1 vez

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn


    Contenido patrocinado


    ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral - Página 3 Empty Re: ESCRITORES ARGENTINOS. Litoral

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun 24 Jun 2024, 01:49