Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1046822 mensajes en 47807 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 93 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 92 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Temas similares

Últimos temas

» POETAS LATINOAMERICANOS
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 10:46 por Maria Lua

» LA LITERATURA BRASILEÑA
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 10:39 por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:58 por Maria Lua

» MARIO QUINTANA ( Brasil: 30/07/1906 -05/05/1994)
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:53 por Maria Lua

» CECILIA MEIRELES
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:52 por Maria Lua

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:51 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:50 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (13/ 06/1888- 30/11/1935) )
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:44 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:42 por Maria Lua

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
CLARICE LISPECTOR II - Página 28 EmptyHoy a las 09:40 por Maria Lua

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty

4 participantes

    CLARICE LISPECTOR II

    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Jue 30 Mayo 2024, 18:45


    La búsqueda de la dignidad


    La señora de Jorge B. Xavier simplemente no sabía decir cómo había
    entrado. Por la puerta principal no fue. Le parecía que vagamente soñadora
    había entrado por una especie de estrecha abertura en medio de los
    escombros de la construcción, como si hubiera entrado de soslayo por un
    agujero hecho solo para ella. El hecho es que cuando se dio cuenta, ya
    estaba dentro.
    Y cuando se dio cuenta, advirtió que estaba muy muy adentro.
    Caminaba interminablemente por los subterráneos del estadio de
    Maracaná, o por lo menos le habían parecido cavernas estrechas que daban
    a salas cerradas y, cuando se abrían las salas, solo había una ventana que
    daba al estadio. Este, a aquella hora tórridamente desierto, reverberaba al
    extremo sol de un calor inusitado en aquel día de pleno invierno.
    Entonces, la señora siguió por un corredor sombrío. Este la llevó
    igualmente a otro más sombrío. Le pareció que el techo de los
    subterráneos era bajo.
    Y hete aquí que este corredor la llevó a otro que la llevó a su vez a otro.
    Dobló el corredor desierto. Y entonces cayó en otra esquina. Que la
    llevó a otro corredor que desembocó en otra esquina.
    Entonces continuó automáticamente entrando en corredores que
    siempre daban a otros corredores. ¿Dónde estaría la sala de la sesión
    inaugural? Pues junto a esta encontraría a las personas con quienes había
    concertado la cita. La conferencia quizá ya habría comenzado. Iba a
    perderla, justamente ella que se esforzaba en no perder nada de cultural
    porque así se mantenía joven por dentro, ya que por fuera nadie adivinaba
    que tenía casi setenta años, todos le daban unos cincuenta y siete.
    Pero ahora, perdida en los meandros internos y oscuros de Maracaná,
    ya arrastraba los pies pesados de vieja.
    Fue entonces cuando súbitamente encontró en un corredor a un
    hombre surgido de la nada y le preguntó por la conferencia que el hombre
    dijo ignorar. Pero ese hombre pidió información a un segundo hombre que
    también surgió repentinamente al doblar el corredor.










    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    324


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Mar 04 Jun 2024, 19:04

    ***
    Entonces este segundo hombre informó que había visto cerca de los
    asientos de la derecha, en pleno estadio abierto, a «dos damas y un
    caballero, una de rojo». La señora Xavier dudaba de que esas personas
    fueran el grupo con el que ella debía encontrarse antes de la conferencia y,
    en realidad, ya había olvidado el motivo por el cual caminaba sin jamás
    parar. De cualquier modo siguió al hombre rumbo al estadio, donde se
    detuvo ofuscada en el espacio hueco de luz clara y mudez abierta, el
    estadio desnudo desventrado, sin balón ni fútbol. Además, sin gente.
    Había una multitud que existía por el vacío de su ausencia absoluta.
    ¿Las dos damas y el caballero ya habrían desaparecido por algún
    corredor?
    Entonces, el hombre dijo con un desafío exagerado:
    —Pues voy a buscarlas para usted y encontraré a esas personas de
    cualquier manera, no pueden haber desaparecido en el aire.
    Y, en efecto, ambos las habían visto de muy lejos. Pero un segundo
    después volvieron a desaparecer. Parecía un juego infantil donde carcajadas
    amordazadas reían de la señora de Jorge B. Xavier.
    Entonces entró con el hombre por otros corredores. Hasta que el
    hombre también desapareció en una esquina.
    La señora ya había desistido de la conferencia que en el fondo poco le
    importaba. Lo que quería era salir de aquella maraña de caminos sin fin.
    ¿No habría puerta de salida? Entonces sintió como si estuviera dentro de
    un ascensor descompuesto entre un piso y otro. ¿No habría puerta de
    salida?
    Fue entonces cuando súbitamente se acordó de las palabras
    informativas de la amiga, por teléfono: «Queda más o menos cerca del
    estadio de Maracaná». Frente a ese recuerdo comprendió su error de
    persona tonta y distraída que solo escucha las cosas por la mitad, y la otra
    queda sumergida. La señora Xavier era muy distraída. Entonces, pues, no
    era en Maracaná el encuentro, era cerca de allí. Sin embargo, su pequeño
    destino había querido que se perdiera en el laberinto.








    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]





    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Mar 04 Jun 2024, 19:05

    ***

    Sí, entonces la lucha recomenzó peor todavía: quería salir por fuerza de
    allí y no sabía cómo ni por dónde.
    Y de nuevo apareció en el corredor aquel hombre que buscaba a las
    personas y que otra vez le aseguró que las encontraría porque no podían
    haber desaparecido en el aire. Él dijo:
    —¡La gente no puede desaparecer en el aire!
    La señora informó:
    —No hay necesidad de que se incomode buscando, ¿sabe? Muchas
    gracias de todos modos. Porque el lugar donde debo encontrar a esa gente
    no es en el Maracaná.
    El hombre dejó de caminar inmediatamente y la miró, perplejo:
    —Entonces, ¿qué está usted haciendo por aquí?
    Ella quiso explicar que su vida era así mismo, pero ni siquiera sabía qué
    quería decir con «así mismo», ni con «su vida», de modo que nada
    respondió. El hombre insistió en la pregunta, entre desconfiado y
    cauteloso: ¿qué estaba haciendo allí? Nada, respondió solo con el
    pensamiento la mujer, ya a punto de caer de cansancio. Pero no le
    respondió, le dejó creer que estaba loca. Además, ella nunca se explicaba.
    Sabía que el hombre la creía loca —y quizá lo estuviera—, pues ¿no sentía
    aquella cosa que ella llamaba «aquello» por vergüenza? Aunque también
    tenía la llamada salud mental tan buena que solo podía compararla con su
    salud física. Salud física ahora quebrantada, pues arrastraba los pies de
    muchos años de camino por el laberinto. Su viacrucis. Estaba vestida de
    lana muy gruesa y se sofocaba sudada con el inesperado calor de un auge
    de verano, ese día de verano que era una deformidad de invierno. Le dolían
    las piernas, le dolían con el peso de la vieja cruz. Ya estaba resignada de
    algún modo a no salir nunca del Maracaná y a morir allí con el corazón
    exangüe.




    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Mar 04 Jun 2024, 19:06

    ***
    Entonces, como siempre, solo después de desistir de las cosas deseadas,
    estas ocurrían. Lo que se le ocurrió de repente fue una idea: «Soy una vieja
    loca». ¿Por qué en vez de continuar preguntando por las personas que no
    estaban allí, no buscaba al hombre y le preguntaba cómo se salía de los
    corredores? Porque lo que quería era solo salir y no encontrarse con nadie.
    Encontró finalmente al hombre, al doblar una esquina. Y le habló con
    la voz un poco trémula y ronca por el cansancio y el miedo de que la
    esperanza fuera vana. El hombre, desconfiado, estuvo de acuerdo
    rápidamente con que ella se fuera a su casa y le dijo, con cuidado:
    —Parece que usted no está muy bien de la cabeza, quizá sea este calor
    raro.
    Dicho esto, el hombre simplemente entró con ella en el primer
    corredor y en la esquina aparecieron dos amplios portones abiertos. ¿Solo
    eso? ¿Así de fácil?
    Tan fácil.
    Entonces la señora pensó que solo para ella se había vuelto imposible
    hallar la salida. La señora Xavier estaba un poco asustada y, al mismo
    tiempo, acostumbrada. En cierto sentido, cada uno tenía su propio camino
    que recorrer interminablemente, formando esto parte del destino, en el
    que ella no sabía si creía o no




    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Mar 04 Jun 2024, 19:07

    ***
    Pasó un taxi. Lo mandó detenerse y dijo, controlando la voz que estaba
    cada vez más vieja y cansada:
    —Joven, no sé bien la dirección, la olvidé. Pero sé que la casa queda en
    una calle (solo recuerdo que se llama Guzmán) y que hace esquina con una
    calle que si no me equivoco se llama Coronel no sé qué.
    El chófer fue paciente como con una niña:
    —Pues entonces no se ponga nerviosa, vamos a buscar tranquilamente
    una calle que tenga Guzmán a la mitad y Coronel al final —dijo,
    volviéndose hacia atrás con una sonrisa y guiñándole un ojo de
    complicidad que parecía indecente. Partieron con una sacudida que le
    estremeció las entrañas.
    Entonces, súbitamente, reconoció a las personas que buscaba y que se
    encontraban en la acera de enfrente, junto a una casa grande. Era como si
    la finalidad fuese llegar y no escuchar la conferencia que a esa hora estaba
    totalmente olvidada, pues la señora Xavier había olvidado su objetivo. Y no
    sabía por qué motivo había caminado tanto. Estaba cansada más allá de sus
    fuerzas y quiso irse, la conferencia era una pesadilla. Entonces le pidió a
    una señora importante y vagamente conocida, que tenía auto con chófer,
    que la llevara a su casa porque no se sentía bien con aquel calor tan raro. El
    chófer llegaría dentro de una hora. Entonces se sentó en una silla que había
    en el corredor, se sentó muy derecha con su cinturón apretado, lejos de la
    cultura que se desarrollaba enfrente, en la sala cerrada. De la cual no salía
    sonido alguno. Poco le importaba la cultura. Allí estaba, en los laberintos
    de sesenta segundos y de sesenta minutos que la conducirían a una hora











    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    326


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Miér 05 Jun 2024, 08:12

    ***


    Entonces la señora importante vino y le dijo: que el auto estaba en la
    puerta, pero que le informaba de que, como el chófer había avisado que iba
    a tardar mucho, en vista de que la señora no se estaba sintiendo bien, paró
    al primer taxi que vio. ¿Por qué ella no había tenido la idea de llamar un
    taxi, en lugar de estar dispuesta a someterse a los meandros del tiempo de
    espera? Entonces, la señora de Jorge B. Xavier se lo agradeció con extrema
    delicadeza. Ella siempre era muy delicada y educada. Ya en el taxi, dijo:
    —A Leblon, si me hace el favor.
    Tenía el cerebro vacío, le parecía que su cabeza estaba en ayunas.
    Al poco rato notó que andaban y andaban pero que otra vez
    terminaban por regresar a una misma plaza. ¿Por qué no salían de allí?
    Página 327
    ¿Otra vez no había camino de salida? El taxista acabó confesando que no
    conocía la zona Sur, que solo trabajaba en la zona Norte. Y ella no sabía
    cómo enseñarle el camino. Cada vez le pesaba más la cruz de los años y la
    nueva falta de salida solo renovaba la magia negra de los corredores del
    Maracaná. ¡No había modo de librarse de esa plaza! Entonces el chófer le
    dijo que tomara otro taxi, y hasta llegó a hacerle una señal a otro que pasó
    a su lado. Ella se lo agradeció comedidamente, era ceremoniosa con la
    gente, aun con los conocidos. Además era muy gentil. En el nuevo taxi,
    dijo tímidamente:
    —Si no le incomoda, vamos a Leblon.
    Y simplemente salieron enseguida de la plaza y entraron en nuevas
    calles.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Miér 05 Jun 2024, 08:13


    ***






    Fue al abrir con la llave la puerta del apartamento cuando tuvo el deseo,
    las ganas, mentalmente y con la imaginación, de sollozar en voz alta. Pero
    no era persona de sollozar ni de protestar. De paso avisó a la empleada de
    que no iba a atender el teléfono. Fue directamente a su habitación, se quitó
    toda la ropa, tragó una pastilla sin agua y esperó que diera resultado.
    Mientras tanto, fumaba. Se acordó de que era el mes de agosto y decían
    que agosto daba mala suerte. Pero septiembre llegaría un día como puerta
    de salida. Y septiembre era por algún motivo el mes de mayo: un mes más
    leve y más transparente. Pensando vagamente en eso, la somnolencia
    finalmente llegó y se durmió.
    Cuando despertó, horas después, vio que caía una lluvia fina y helada,
    hacía un frío que cortaba como un cuchillo. Desnuda en la cama se
    congelaba. Le pareció muy curiosa la idea de una vieja desnuda. Se acordó
    de que había planeado la compra de una bufanda de lana. Miró el reloj:
    todavía podía encontrar el comercio abierto. Tomó un taxi y dijo:
    —A Ipanema, si me hace el favor.
    El hombre le dijo:
    —¿Cómo? ¿Al Jardín Botánico?
    —A Ipanema, por favor —repitió ella, bastante sorprendida. Era el
    absurdo del desencuentro total: ¿qué había en común entre las palabras
    Ipanema y Jardín Botánico? Pero otra vez pensó vagamente que «su vida
    era así, de esa manera».







    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Miér 05 Jun 2024, 08:14

    ***

    Hizo la compra rápidamente y se vio en la calle oscura sin tener nada
    que hacer, pues el señor Jorge B. Xavier había viajado a São Paulo el día
    anterior y solo volvería al día siguiente.
    Entonces, otra vez en la casa, entre tomar una nueva píldora para
    dormir o hacer alguna otra cosa, optó por la segunda hipótesis, pues se
    acordó de que ahora podría volver a buscar la letra de cambio perdida. Lo
    poco que entendía era que aquel papel representaba dinero. Hacía dos días
    que la buscaba minuciosamente por toda la casa, y hasta por la cocina, pero
    en vano. Ahora se le ocurrió: ¿y por qué no debajo de la cama? Quizá.
    Entonces se arrodilló en el suelo. Pero después se cansó de estar solo
    apoyada en las rodillas y se apoyó también con las dos manos.
    Entonces advirtió que estaba a cuatro patas.
    Permaneció un tiempo así, quizá meditando, quizá no. Quién sabe, es
    posible que la señora Xavier estuviera cansada de ser un ente humano. Era
    una perra de cuatro patas. Sin ninguna nobleza. Perdida la altivez última.
    En cuatro patas, un poco pensativa, tal vez. Pero debajo de la cama solo
    había polvo.
    Se levantó con bastante esfuerzo, con las articulaciones desencajada y
    vio que no tenía más remedio que considerar con realismo —y era un
    esfuerzo penoso ver la realidad—, considerar con realismo que la letra
    estaba perdida y que seguir buscándola sería nunca salir de Maracaná.






    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    329


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Miér 05 Jun 2024, 21:35

    ***

    Y como siempre, cuando había desistido de buscar, al abrir un
    cajoncito de pañuelos para sacar uno, encontró la letra de cambio.
    Entonces, cansada por el esfuerzo de haber estado a cuatro patas, se
    sentó en la cama y comenzó sin más ni más a llorar ligeramente. Aquel
    llanto parecía más una letanía árabe. Hacía treinta años que no lloraba,
    pero ahora estaba muy cansada. Si es que aquello era llanto. No lo era. Era
    otra cosa. Finalmente se sonó la nariz. Entonces pensó lo siguiente: que
    ella forzaría el «destino» y tendría un destino mayor. Con la fuerza de la
    voluntad se consigue todo, pensó sin la menor convicción. Y eso de estar
    sujeta a un destino le ocurría porque ya había empezado a pensar sin
    querer en «aquello».
    Pero sucedió entonces que la mujer también pensó lo siguiente: era
    demasiado tarde para tener un destino. Pensó que bien podría hacer
    cualquier tipo de permuta con otro ser. Entonces se dio cuenta de que no
    había con quien permutar: que fuese quien fuese, ella era ella y no podía
    transformarse en otra única. Cada uno era único. La señora de Jorge
    B. Xavier también lo era.






    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Miér 05 Jun 2024, 21:36

    ***
    Pero todo lo que le ocurría era todavía preferible a sentir «aquello». Y
    «aquello» vino con sus largos corredores sin salida. «Aquello», ahora sin
    ningún pudor, era el hambre dolorosa de sus entrañas, la necesidad de ser
    Página 329
    poseída por el inalcanzable ídolo de la televisión. No se perdía un solo
    programa suyo. Entonces, ya que no podía evitar pensar en él, la cosa era
    entregarse y recordar el rostro aniñado de Roberto Carlos, mi amor.
    Fue a lavarse las manos sucias de polvo y se miró en el espejo del
    lavabo. Entonces, la señora Xavier pensó: «Si lo deseo mucho, pero
    mucho, él será mío por lo menos una noche». Creía vagamente en la fuerza
    de voluntad. De nuevo se enmarañó, en el deseo sufrido y estrangulado.
    Pero ¿quién sabe? Si desistiera de Roberto Carlos, entonces las cosas
    entre él y ella ocurrirían. La señora Xavier meditó un poco sobre el asunto.
    Entonces, astutamente, fingió que desistía de Roberto Carlos. Pero bien
    sabía que el abandono mágico solo daba resultado positivo cuando era real,
    y no solo un truco cómodo de conseguir algo. La realidad exigía mucho de
    ella. Se examinó en el espejo para ver si el rostro se volvía bestial bajo la
    influencia de sus sentimientos. Pero era un rostro quieto que ya hacía
    mucho tiempo había dejado de representar lo que sentía. Además, su
    rostro nunca había expresado más que una buena educación. Y ahora era
    solo la máscara de una mujer de setenta años. Entonces, su cara levemente
    maquillada le pareció la de un payaso. La mujer forzó una sonrisa
    desganada para ver si mejoraba. No mejoró.




    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    330


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Jue 06 Jun 2024, 08:39

    ***


    Por fuera —vio en el espejo— ella era una cosa seca como un higo
    seco. Pero por dentro no estaba seca. Todo lo contrario. Parecía, por
    dentro, una encía húmeda, blanda como una encía desdentada.
    Entonces procuró un pensamiento que la espiritualizara o que la secara
    de una vez. Pero nunca había sido espiritual. Y a causa de Roberto Carlos
    ella estaba envuelta en las tinieblas de la materia, donde era profundamente
    anónima.
    De pie en el baño era tan anónima como una gallina.
    En una fracción de fugitivo segundo casi inconsciente vislumbró que
    todas las personas son anónimas. Porque nadie es el otro y el otro no
    conoce al otro. Entonces, entonces cada uno es anónimo. Y ahora estaba
    enredada en aquel pozo hondo y mortal, en la revolución del cuerpo.
    Cuerpo cuyo fondo no se veía y que era la oscuridad de las tinieblas
    malignas de sus instintos vivos como lagartos y ratones. Y todo fuera de
    época, fruto fuera de estación. ¿Por qué las otras viejas no le habían
    avisado de que a fin de cuentas eso podía pasar? En los hombres viejos
    bien que había visto miradas lúbricas. Pero en las viejas no. Fuera de
    estación. Y ella vivía como si también fuese alguien, ella que no era nadie.
    La señora Jorge B. Xavier era nadie.









    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    330


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Jue 06 Jun 2024, 08:40

    ***

    Entonces quiso tener sentimientos hermosos y románticos en relación
    con la delicadeza del rostro de Roberto Carlos. Pero no lo conseguía: esa
    delicadeza apenas la llevaba a un corredor oscuro de sensualidad. Y la
    perdición era la lascivia. Era un hambre baja: quería comerse la boca de
    Roberto Carlos. No era romántica sino grosera en materia de amor. Allí en
    el baño, frente al espejo del lavabo.
    Con su edad indeleblemente manchada.
    Si al menos tuviera un pensamiento sublime que le sirviera de lema y
    ennobleciera su existencia.
    Entonces comenzó a deshacer el moño de los cabellos y a pintarlos
    lentamente. Necesitaban de nuevo tinte, ya se veían las raíces blancas.
    Entonces la señora pensó lo siguiente: «En mi vida nunca hubo un clímax
    como en las historias que se leen». El clímax era Roberto Carlos.
    Pensativa, concluyó que moriría secretamente, como secretamente había
    vivido. Pero también sabía que toda muerte es secreta.
    Desde el fondo de su futura muerte imaginó ver en el espejo la
    codiciada figura de Roberto Carlos, con aquellos suaves cabellos
    ensortijados que él tenía. Allí estaba, presa del deseo fuera de estación,
    como un día de verano en pleno invierno. Presa de la maraña de corredores
    del Maracaná. Presa del secreto mortal de las viejas. Solo que ella no estaba
    habituada a tener setenta años, le faltaba práctica, no tenía la menor
    experiencia







    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    330


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Jue 06 Jun 2024, 08:41

    ***
    Entonces dice, alto y sin testigos:
    —Robertito Carlitos.
    Y agregó: «Mi amor». Oyó su voz con extrañeza, como si estuviera
    haciendo por primera vez, sin ningún pudor o sentimiento de culpa, una
    confesión que no debería ser vergonzosa. La señora pensó que Robertito
    era capaz de no aceptar su amor porque, era consciente, su amor era
    ridículo y sentimental, melosamente voluptuoso y goloso. Y Roberto
    Carlos parecía tan casto, tan asexuado.
    Sus labios levemente pintados ¿serían todavía besables? ¿O acaso era
    repugnante besar la boca de una vieja? Examinó bien de cerca e
    inexpresivamente sus propios labios. Y todavía inexpresivamente cantó en
    voz baja el estribillo de la canción más famosa de Roberto Carlos: «Quiero
    que usted me caliente este invierno y que todo lo demás se vaya al
    infierno».
    Fue entonces cuando la señora de Jorge B. Xavier se dobló
    bruscamente sobre el lavabo como si fuera a vomitar las vísceras e
    interrumpió su vida con una mudez hecha pedazos: ¡tiene!, ¡que!, ¡haber!,
    ¡una!, ¡puerta!, ¡de saliiiiiiiiiida!



    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Jue 06 Jun 2024, 08:43

    ***

    La salida del tren



    La salida era en la Central con su reloj enorme, el más grande del mundo.
    Marcaba las seis de la mañana. Ángela Pralini pagó el taxi y tomó su
    pequeña valija. Doña María Rita Alvarenga Chagas Souza Melo descendió
    del Opel de la hija y se encaminaron hacia las vías. La vieja iba bien vestida
    y con joyas. De las arrugas que la ocultaban salía la forma pura de una nariz
    perdida en la edad, y de una boca que en otros tiempos debía haber sido
    llena y sensible. Pero qué importa. Se llega a un cierto punto y lo que fue
    no importa. Comienza una nueva raza. Una vieja no puede comunicarse.
    Recibió el beso helado que su hija le dio antes de que el tren saliera.
    Primero la ayudó a subir al vagón. Aunque en este no había un centro, ella
    se colocó de lado. Cuando la locomotora se puso en movimiento, se
    sorprendió un poco: no esperaba que el tren siguiera en esa dirección y se
    encontró sentada de espaldas al camino.
    Ángela Pralini advirtió el movimiento y preguntó:
    —¿Quiere cambiar de lugar conmigo?
    Doña María Rita lo rechazó con delicadeza, dijo que no, muchas
    gracias, a ella le daba lo mismo. Pero parecía haberse perturbado. Se pasó la
    mano sobre el camafeo afiligranado de oro, prendido en el pecho, se pasó
    la mano por el broche, la quitó, la llevó hasta el sombrero de fieltro con
    una rosa de paño, la retiró. Seca. ¿Ofendida? Al final, le preguntó a Ángela
    Pralini:
    —¿Es por mí por lo que desea cambiar de lugar?
    Ángela Pralini dijo que no, se sorprendió, la vieja se sorprendió por el
    mismo motivo: no se reciben atenciones de una viejita. Ella sonrió un poco
    demasiado y los labios cubiertos de talco se partieron en surcos secos:
    estaba encantada. Y un poco agitada:
    —Qué amabilidad la suya —le dijo—, qué gentileza.
    Hubo un movimiento de perturbación porque Ángela Pralini se rio
    también, y la vieja continuaba riendo, mostrando una dentadura muy
    limpia. Dio discretamente un tirón hacia abajo al cinturón que la apretaba
    demasiado.
    —Qué amable —repitió.









    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    333


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Vie 07 Jun 2024, 14:15

    ***
    Se recompuso un tanto deprisa, cruzó las manos sobre la bolsa que
    contenía todo lo que se podía imaginar. Las arrugas, mientras reía, habían
    tomado un sentido, pensó Ángela. Ahora eran otra vez incomprensibles,
    superpuestas en un rostro otra vez inmoderable. Pero Ángela le había
    quitado la tranquilidad. Ya conocía a muchas jóvenes nerviosas que se
    decían: si me río un poco más lo arruino todo, va a ser ridículo, tengo que
    parar, y era imposible. La situación era muy triste. Con inmensa piedad,
    Ángela vio la cruel verruga en el mentón, verruga de la cual salía un pelo
    negro y tieso. Pero Ángela le había quitado la tranquilidad. Se daba cuenta
    de que sonreiría en cualquier momento: Ángela la ponía en ascuas. Ahora
    era una de esas viejitas que parecen pensar que están siempre atrasadas, que
    se pasaron de la hora. No se contuvo un segundo más, se incorporó y
    observó por su ventana, como si fuera imposible mantenerse sentada.
    —¿Quiere levantar el cristal? —le dijo un chico que oía a Haendel en
    una radio a pilas.
    —¡Ah! —exclamó ella, aterrorizada.
    ¡Oh, no!, pensó Ángela, se estaba arruinando todo, el chico no debía
    haber dicho eso, era demasiado, no había que impresionarla otra vez.
    Porque la vieja, casi a punto de perder la actitud de la que vivía, casi a
    punto de perder cierta amargura, temblaba como música de clavicordio
    entre la sonrisa y el extremo encanto.




    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Vie 07 Jun 2024, 14:16

    ***

    —No, no, no —dijo ella con falsa autoridad—, de ningún modo,
    gracias, solo quería mirar.
    Se sentó inmediatamente como si la delicadeza del chico y de la
    muchacha la vigilaran. La vieja, antes de subir al tren, se persignó con tres
    cruces en el corazón, besando discretamente las puntas de los dedos.
    Llevaba un vestido oscuro con cuello de encaje verdadero y un camafeo de
    oro puro. En la oscura mano izquierda las dos alianzas gruesas de viuda,
    gruesas como ya no se hacían. Del otro vagón se oía a un grupo de
    bandeirantes
    [15] que cantaban Brasil agudamente. Afortunadamente, era en
    el otro vagón. La música de la radio del chico se entrecruzaba con la
    música de otro, que estaba escuchando a Edith Piaf cantando J’attendrai.
    Fue entonces cuando el tren de pronto dio una sacudida y las ruedas se
    pusieron en movimiento. Comenzó la salida. La vieja murmuró bajo: «¡Ay,
    Jesús!». Ella se bañaba en la terma de Jesús. Amén. Por la radio a pilas de
    una señora se supo que eran las seis y treinta de la mañana, mañana
    friolenta. La vieja pensó: Brasil mejora el señalamiento de sus calles. Un tal
    Kissinger parecía mandar en el mundo






    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Vie 07 Jun 2024, 14:17

    ***

    Nadie sabe dónde estoy, pensó Ángela Pralini, y eso la asustaba un
    poco, ella era una fugitiva.
    —Mi nombre es María Rita Alvarenga Chagas Souza Melo, Alvarenga
    Chagas era el apellido de mi padre —dijo, agregando una petición de
    disculpas por tener que decir tantas palabras solo para pronunciar su
    nombre—. Chagas
    [16] —añadió con modestia— eran las llagas de Cristo.
    Pero me puede llamar doña María Rita. ¿Y su nombre? Su nombre de pila,
    ¿cuál es?
    —Mi nombre es Ángela Pralini. Voy a pasar seis meses en la hacienda
    de mis tíos. ¿Y usted?
    —¡Ah! Yo voy a la hacienda de mi hijo, me voy a quedar allí el resto de
    mi vida, mi hija me trajo hasta el tren y mi hijo me espera con el carruaje
    en la estación. Soy como un paquete que se entrega de mano en mano.
    Los tíos de Ángela no tenían hijos y la trataban como a una hija.
    Ángela se acordó de la nota que le había dejado a Eduardo: «No me
    busques. Voy a desaparecer de tu vida para siempre. Te amo como nunca.
    Tu Ángela no fue más tuya porque tú no quisiste».







    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Vie 07 Jun 2024, 14:17

    ***

    Quedaron en silencio. Ángela Pralini se entregó al ruido cadencioso del
    tren. Doña María Rita miró de nuevo su anillo de brillantes y con una perla
    en su dedo, alisó el camafeo de oro: «Soy vieja pero soy rica, más rica que
    todos aquí en el vagón. Soy rica, soy rica». Miró el reloj, más para ver la
    gruesa chapa de oro que para ver la hora. «Soy muy rica, no soy una vieja
    cualquiera». Pero sabía, ah, sabía bien que era una viejita cualquiera, una
    viejita asustada por las menores cosas. Se acordó de sí misma, el día entero
    sola en su mecedora, sola con los criados, mientras la hija, public relations,
    pasaba el día fuera, no llegaba hasta las ocho de la noche, y ni siquiera le
    daba un beso. Se despertó ese día a las cinco de la mañana, todavía oscuro,
    hacía frío.
    Después de la delicadeza del chico estaba extraordinariamente agitada y
    sonriente. Parecía más delgada. Cuando se reía, se revelaba como una de
    esas viejas llenas de dientes. La crueldad dislocada de los dientes. El chico
    ya se había alejado. Ella abría y cerraba los párpados. De pronto golpeó
    con los dedos la pierna de Ángela, con extrema rapidez y suavidad:
    —Hoy todos están verdaderamente, pero verdaderamente amables, qué
    gentileza, qué gentileza




    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Vie 07 Jun 2024, 14:18

    ***
    Ángela sonrió. La vieja permaneció sonriendo sin quitar los ojos
    profundos y vacíos de los ojos de la muchacha. Vamos, vamos, la
    fustigaban de todos lados, y ella observaba para acá y para allá como si
    Página 335
    fuera a escoger. ¡Vamos, vamos!, la empujaban riendo de todos lados y ella
    se sacudía, sonriente, delicada.
    —Qué amables son todos en este tren —dijo.
    Deprisa intentó recomponerse, carraspeó falsamente, se contuvo.
    Debía ser difícil. Temía haber llegado a un punto donde no podía
    interrumpirse. Se mantuvo con severidad y temor, cerró los labios sobre
    los innumerables dientes. Pero no podía engañar a nadie: su rostro tenía tal
    esperanza que perturbaba los ojos de quienes la veían. Ella ya no dependía
    de nadie: una vez que la habían conmovido, podía irse ahora, ella sola se
    irradiaba, delgada, alta. Pero todavía quería decir algo y ya preparaba un
    gesto social con la cabeza, lleno de gracia previa. Ángela se preguntaba si
    ella sabría expresarse. Ella pareció pensar, pensar y encontrar con ternura
    un pensamiento ya todo hecho donde apenas podía acoger su sentimiento.
    Dijo con cuidado y sabiduría de anciana, como si precisara tomar ese aire
    para hablar como vieja:
    —La juventud. La juventud amable.





    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    335


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Sáb 08 Jun 2024, 08:32

    ***

    Rio un poco fingidamente. ¿Iba a tener una crisis de nervios?, pensó
    Ángela Pralini. Porque estaba tan maravillosa. Pero carraspeó otra vez con
    austeridad, dio en el asiento unos golpecitos con las puntas de los dedos
    como si ordenara con urgencia a la orquesta una nueva partitura. Abrió la
    bolsa, sacó un periódico muy plegado, lo desdobló hasta convertirlo en un
    diario grande y normal, fechado tres días atrás, observó Ángela. Se puso a
    leer.
    Ángela había perdido siete kilos. En la hacienda iba a comer lo que
    nunca en la vida: tutú de frijol y repollo de Minas Gerais, para recuperar
    los preciosos kilos perdidos. Estaba tan delgada por intentar acompañar el
    raciocinio brillante e interrumpido de Eduardo: bebía café sin azúcar sin
    parar para mantenerse despierta. Ángela Pralini tenía los senos muy
    bonitos, eran su punto fuerte. Tenía las orejas en punta y una boca bonita
    y redonda, besable. Los ojos con ojeras profundas. Ella aprovechaba el
    silbido aullante del tren para que fuese su propio grito. Era un berrido
    agudo, el suyo, solo que vuelto hacia adentro. Era la mujer que bebía más
    whisky en el grupo de Eduardo. Aguantaba de seis a siete de una vez,
    manteniendo una lucidez de terror. En la hacienda iba a beber leche cruda
    de vaca. Una cosa unía a la vieja y a Ángela: ambas iban a ser recibidas con
    los brazos abiertos, pero una no sabía eso de la otra.



    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Sáb 08 Jun 2024, 08:33

    ***
    Ángela se estremeció
    súbitamente: quién le daría el último día de vermicida al perro. Ah, Ulises,
    pensó ella del perro, no te abandoné porque quisiera, lo que necesitaba era
    huir de Eduardo, antes que él me arruinase totalmente con su lucidez:
    lucidez que iluminaba demasiado y lo quemaba todo. Ángela sabía que los
    tíos tenían remedio contra la picadura de víbora: pretendía entrar de lleno
    en la floresta espesa y verdosa, con botas altas y untada con algún remedio
    contra los piquetes de mosquito. Como si saliera de la carretera
    Transamazónica, la exploradora. ¿Qué animales encontraría? Era mejor
    llevar una escopeta, comida y agua. Y una brújula. Desde que descubrió —
    pero lo descubrió realmente con espanto— que iba a morir un día, desde
    entonces no tuvo más miedo a la vida y, a causa de la muerte, tenía
    derechos totales: lo arriesgaba todo.

    Después de haber tenido dos uniones
    que habían terminado en nada, esta tercera que terminaba en amoradoración,
    cortada por la fatalidad del deseo de sobrevivir. Eduardo la
    había transformado: la había hecho mirar hacia adentro. Pero ahora veía
    hacia afuera. Veía a través de la ventana los senos de la tierra, en las
    montañas. ¡Existen pajaritos, Eduardo!, ¡existen nubes, Eduardo! Existe
    un mundo de caballos, yeguas y vacas, Eduardo, y cuando yo era una niña
    cabalgaba a la carrera en un caballo a pelo, sin silla. Y estoy huyendo de mi
    suicidio, Eduardo. Disculpa, Eduardo, pero no quiero morir. Quiero ser
    fresca y singular como una granada.

    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Sáb 08 Jun 2024, 08:37

    ***

    Y la vieja fingía que leía el periódico. Pero pensaba: su mundo era un
    suspiro. No quería que los otros la consideraran abandonada. Dios me dio
    salud para viajar sola. También estoy bien de la cabeza, no hablo sola y yo
    misma me baño todos los días. Olía a agua de rosas secas y maceradas, era
    su perfume añejo y enmohecido. Tener un ritmo respiratorio, pensó
    Ángela de la vieja, era la cosa más bella que quedó desde que doña María
    Rita naciera. Era la vida.
    Doña María Rita pensaba: cuando se hizo vieja comenzó a desaparecer
    para los otros, solo la veían de reojo. Vejez: momento supremo. Era ajena a
    la estrategia general del mundo y la suya era parca. Había perdido los
    objetivos de mayor alcance. Ella ya era el futuro.
    Ángela pensó: creo que si encontrara la verdad, no podría pensarla.
    Sería impronunciable mentalmente.
    La vieja siempre había sido un poco vacía; bien, un poquito. ¿Muerte?
    Era raro, no formaba parte de los días. Y aun «no existir» no existía, era
    imposible no existir. No existir no cabía en nuestra vida diaria. La hija no
    era cariñosa. En compensación, el hijo era tan cariñoso, bonachón, medio
    gordo. La hija era seca, como sus besos rápidos, la public relations. La vieja
    tenía cierta pereza de vivir. La monotonía, sin embargo, era lo que la
    sostenía






    cont
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    336/337


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Dom 09 Jun 2024, 10:26

    ***
    Eduardo escuchaba música con el pensamiento. Y entendía la
    disonancia de la música moderna, solo sabía entender. Su inteligencia la
    ahogaba. «Tú eres una temperamental, Ángela», le dijo una vez. ¿Y qué?
    ¿Qué mal hay en eso? Soy lo que soy y no lo que piensas que soy. La
    prueba de quién soy es esta salida del tren. Mi prueba también es doña
    María Rita, ahí enfrente. ¿Prueba de qué? Sí. Ella ya tuvo plenitud. Cuando
    ella y Eduardo estaban tan apasionados uno por el otro que estando juntos
    en la cama, con las manos unidas, ella sentía la vida completa. Poca gente
    conocía la plenitud. Y, porque la plenitud es también una explosión, ella y
    Eduardo cobardemente pasaron a vivir «normalmente». Porque no se
    puede prolongar el éxtasis sin morir. Se separaron por un motivo fútil casi
    inventado: no querían morir de pasión. La plenitud es una de las verdades
    encontradas. Pero la ruptura necesaria fue para ella una ablación, como
    ocurre a las mujeres a quienes les extraen el útero y los ovarios. Vacía por
    dentro.
    Doña María Rita era tan antigua que en la casa de la hija estaban
    habituados a ella como a un mueble viejo. Ella no era novedad para nadie.
    Pero nunca le pasó por la cabeza que era una solitaria. Solo que no tenía
    nada que hacer. Era un ocio forzado que en ciertos momentos se tornaba
    punzante: no tenía nada que hacer en el mundo, salvo vivir como un gato,
    como un perro.


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Dom 09 Jun 2024, 10:27

    ***
    Su ideal era ser dama de compañía de alguna señora, pero
    eso ya no se usaba y además nadie la creería fuerte a los setenta y siete
    años, pensarían que era débil. No hacía nada, hacía solo eso: ser vieja. A
    veces, se deprimía: pensaba que no servía para nada, no servía ni siquiera a
    Dios: doña María Rita no tenía infierno dentro de ella. ¿Por qué los viejos,
    aun los que no tiemblan, sugieren algo delicadamente trémulo? Doña
    María Rita tenía un temblor quebradizo de música de acordeón.
    Pero, cuando se trata de la vida, ¿quién nos ampara? Pues cada uno es
    uno. Y cada vida tiene que ser amparada por esa propia vida de cada uno.
    Cada uno de nosotros: he ahí con lo que contamos. Como doña María
    Rita siempre había sido una persona común, le parecía que morir no era
    cosa normal. Morir era sorprendente. Era como si ella no estuviera a la
    altura del acto de la muerte, pues nunca le había ocurrido hasta ahora nada
    de extraordinario en la vida que justificara de pronto otro hecho
    extraordinario. Hablaba y hasta pensaba en la muerte, pero en el fondo era
    escéptica e incrédula. Pensaba que se moría cuando ocurría un desastre o
    Página 338
    alguien mataba a alguien. La vieja tenía poca experiencia. A veces tenía
    taquicardia: bacanal del corazón. Pero solo eso, y le sucedía desde joven.
    En su primer beso, por ejemplo, el corazón se desordenó. Y había sido una
    cosa buena, en el límite con lo malo. Algo que recordaba su pasado, no
    como hechos sino como vida: una sensación de vegetación en sombra,
    papagayos, samambayas, culantrillos, frescor verdoso. Cuando sentía eso
    otra vez, sonreía. Una de las palabras más eruditas que usaba era
    «pintoresco». Era bueno. Era como oír el murmullo de una fuente y no
    saber dónde nacía




    338
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jun 2024, 12:46

    ***

    Un diálogo que sostenía consigo misma:
    —¿Estás haciendo algo?
    —Sí, claro: estoy siendo triste.
    —¿No te molesta estar sola?
    —No; pienso.
    A veces no pensaba. A veces se quedaba solo siendo. No necesitaba
    hacer. Ser era ya un hacer. Se podía ser lentamente o un poco deprisa.
    En el asiento de atrás, dos mujeres hablaban y hablaban sin parar. Sus
    voces constantes se fundían con el ruido de las ruedas del tren y de las vías.
    Doña María Rita había esperado que la hija permaneciera en el andén
    del tren para decirle adiós, pero esto no sucedió. El tren inmóvil. Hasta
    que arrancó.
    —Ángela —dijo—, una mujer nunca dice la edad, por eso solo puedo
    decirte que es mucha. Pero a ti (¿puedo tutearte, verdad?) voy a hacerte
    una confidencia: tengo setenta y siete años.
    —Yo tengo treinta y siete —dijo Ángela Pralini.
    Eran las siete de la mañana.
    —Cuando era joven era muy mentirosilla. Mentía sin ton ni son.
    Después, como si se hubiera desencantado de la magia de la mentira,
    dejó de mentir.
    Ángela, mirando a la vieja doña María Rita, tuvo miedo de envejecer y
    de morir. Sostén mi mano, Eduardo, para no tener miedo de morir. Pero él
    no sostenía nada. Lo único que hacía era: pensar, pensar y pensar. Ah,
    Eduardo, ¡quiero la dulzura de Schumann! Su vida era una vida deshecha,
    evanescente. Le faltaba un hueso duro, áspero y fuerte, contra el cual nadie
    pudiera nada. ¿Quién sería ese hueso esencial?




    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jun 2024, 12:47

    ***

    Para alejar esa sensación de
    enorme carencia, pensó: ¿cómo se las arreglaban en la Edad Media sin
    teléfono y sin avión? Misterio. Edad Media, yo te adoro con tus nubes
    Página 339
    negras y cargadas que desembocaron en el Renacimiento luminoso y
    fresco.
    En cuanto a la vieja, estaba ida. Miraba hacia la nada.
    Ángela se miró en el pequeño espejo de su bolsa. Me parezco a un
    desmayo. Cuidado con el abismo, le digo a aquella que se parece a un
    desmayo. Cuando me muera, voy a sentir tanta nostalgia de ti, Eduardo. La
    frase no resistía a la lógica; sin embargo, tenía en sí misma un
    imponderable sentido. Era como si ella quisiera expresar una cosa y
    expresara otra.
    La vieja ya era el futuro. Parecía tener vergüenza. ¿Vergüenza de ser
    vieja? En algún punto de su vida debería con certeza haber habido un
    error, y el resultado era ese extraño estado de vida. Que, sin embargo, no
    la llevaba a la muerte. La muerte era siempre una sorpresa para quien
    moría. Tenía, a pesar de todo, el orgullo de no babear ni hacer pipí en la
    cama, como si esa forma de salud bravía hubiera sido meritoriamente el
    resultado de un acto de su voluntad. No solo era una dama, una señora de
    edad, por no tener arrogancia: era una viejita digna que de repente tomaba
    un aire asustadizo. Ella, bueno, ella se elogiaba a sí misma, se consideraba
    una vieja llena de precocidad como una niña precoz. Pero la verdadera
    intención de su vida, no la sabía.








    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jun 2024, 12:48

    ***

    Ángela soñaba con la hacienda: allí se escuchaban gritos, latidos y
    aullidos, de noche. «Eduardo», pensó ella para él, «yo estaba cansada de
    intentar ser lo que tú creías que soy. Tengo un lado malo (el más fuerte y
    el que predominaba ahora, el que había intentado esconder por ti), y en ese
    lado fuerte yo soy una vaca, soy una yegua libre que patea en el suelo, soy
    una mujer de la calle, soy vagabunda, y no una “letrada”. Sé que soy
    inteligente y que a veces escondo eso para no ofender a los otros con mi
    inteligencia, yo que soy una inconsciente.

    Hui de ti, Eduardo, porque tú
    me estabas matando con tu cabeza de genio que me obligaba casi a taparme
    los oídos con las manos y casi a gritar de horror y de cansancio. Y ahora
    me voy a quedar seis meses en la hacienda, tú no sabes dónde estaré, y
    todos los días me bañaré en el río mezclando con el barro mi bendecido
    lodo. Soy vulgar, Eduardo, y tienes que saber que me gusta leer historias
    de folletín, mi amor, ¡oh, mi amor!, cómo te amo y cómo amo tus terribles
    maleficios, ah, cómo te adoro, soy tu esclava. Pero yo soy física, mi amor,
    yo soy física y tuve que esconder de ti la gloria de ser física. Y tú, que eres
    el mismo fulgor del raciocinio, aunque no lo sepas eras alimentado por mí.

    Tú, superintelectual y brillante y dejando a todos admirados y
    boquiabiertos».



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jun 2024, 12:49

    ***


    —Me parece —se dijo en voz baja la vieja—, me parece que esa joven
    bonita no tiene interés en conversar conmigo. No sé por qué, pero ya
    nadie conversa conmigo. Aun cuando estoy junto a la gente, me parece que
    nadie se acuerda de mí. A fin de cuentas, no tengo la culpa de ser vieja.
    Pero no importa, yo me hago compañía. Y también tengo a Nandino, mi
    hijo querido que me adora.

    ¡El placer sufrido de rascarse!, pensó Ángela. Yo, yo que no voy en esa
    dirección ni en la otra, ¡soy libre! Estoy volviéndome más saludable, tengo
    deseos de decir una insolencia en voz alta para asustar a todos. ¿La vieja no
    entendería? No sé, ella debe haber parido varias veces. Yo no estoy de
    acuerdo en eso de que lo cierto es ser infeliz, Eduardo. Quiero gozar de
    todo y después morir y que me dañe, que me dañe, que me dañe. Sé bien
    que la vieja es capaz de ser infeliz sin saberlo. Pasividad. Y no entro en eso
    tampoco, nada de pasividad, quiero bañarme desnuda en el río barroso que
    se parece a mí, ¡desnuda y libre! ¡Viva! ¡Tres vivas! ¡Lo abandono todo!
    ¡Todo! Y así no soy abandonada, no quiero depender más que de unas tres
    personas, y el resto es: Buenos días, ¿todo bien? Todo bien. Edu, ¿sabes?
    Te abandono. Tú, en el fondo de tu intelectualismo, no vales la vida de un
    perro. Te abandono, entonces.

    Y abandono el grupo falsamente intelectual
    que exigía de mí un vano y nervioso ejercicio continuo de inteligencia falsa
    y apresurada. Fue preciso que Dios me abandonara para que yo sintiera su
    presencia. Necesito matar a alguien dentro de mí. Tú arruinaste mi
    inteligencia con la tuya, que es de genio. Y me obligaste a saber, a saber, a
    saber. Ah, Eduardo, no te preocupes, llevo conmigo los libros que tú me
    diste para «seguir una carrera en casa», como querías. Estudiaré filosofía
    cerca del río, por el amor que te tengo.





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jun 2024, 12:50

    ***

    Ángela Pralini tenía pensamientos tan hondos que no había palabras
    para expresarlos. Era mentira decir que solo se podía tener un pensamiento
    a la vez: tenía muchos pensamientos que se entrecruzaban y eran
    diferentes. Sin hablar del «subconsciente» que explota en mí, quieras o no
    quieras tú. Soy una fuente, pensó Ángela, pensando al mismo tiempo
    dónde habría puesto la pañoleta, pensando si el perro habría tomado la
    leche que le había dejado, en las camisas de Eduardo, y en su extremado
    agotamiento físico y mental. Y en la vieja doña María Rita. «Nunca voy a
    olvidar tu rostro, Eduardo».

    Era un rostro un poco asustado, asustado de
    su propia inteligencia. Él era un ingenuo. Y amaba sin saber que estaba
    amando. Iba a quedarse tonto cuando descubriera que ella se había ido,
    dejando al perro y a él. Abandono por falta de nutrición, pensó. Al mismo
    tiempo pensaba en la vieja sentada enfrente. No era verdad que solo se
    pensaba en una sola cosa. Era, por ejemplo, capaz de escribir un cheque
    perfecto, sin un error, pensando en su vida. Que no era buena, pero, en
    definitiva, era suya. Suya otra vez. La coherencia, no la quiero más. La
    coherencia es mutilación. Quiero el desorden. Solo adivino a través de una
    vehemente incoherencia. Para meditar saqué demasiadas cosas de mí y
    siento el vacío. Es en el vacío donde se pasa el tiempo. Ella que adoraba
    una buena playa, con sol, arena y sol. Él está abandonado, perdió el
    contacto con la tierra, con el cielo. Él ya no vive, existe. El aire entre ella y
    Eduardo Gomes era de emergencia.





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70671
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Maria Lua Lun 10 Jun 2024, 12:52

    ***

    Ella se había transformado en una
    mujer urgente. Y que, para mantener despierta la urgencia, tomaba drogas
    excitantes que la adelgazaban cada vez más y le quitaban el hambre. Quiero
    comer, Eduardo, tengo hambre, Eduardo, hambre de mucha comida. ¡Soy
    orgánica!
    «Conozca hoy el supertrén de mañana». Selecciones del Reader’s Digest,
    que ella a veces leía a escondidas de Eduardo. Era como las Selecciones que
    decían: conozca hoy el supertrén de mañana. Positivamente no estaba
    conociendo hoy. Pero Eduardo era el supertrén. Supertodo. Ella conocía
    hoy el súper de mañana. Y no lo soportaba. No soportaba el motor
    perpetuo. Tú eres el desierto, y yo voy a Oceanía, a los mares del Sur, a las
    islas de Tahití. Aunque estén hechas un estrago por los turistas. Tú no eres
    más que un turista, Eduardo. Voy hacia mi propia vida, Edu. Y digo como
    Fellini: en la oscuridad y en la ignorancia creo más. La vida que llevaba con
    Eduardo tenía olor a farmacia nueva recién pintada. Ella prefería el olor
    vivo del estiércol por más repugnante que fuera. Él era correcto como una
    cancha de tenis.

    Además, practicaba el tenis para mantener la forma. En
    fin, él era un pesado que ella amaba y casi no amaba más. Estaba
    recobrando en el tren mismo su salud mental. Continuaba apasionada por
    Eduardo. Y él, sin saber, también lo estaba por ella. Yo que no consigo
    hacer nada bien, excepto omelette. Con una sola mano rompía los huevos
    con una rapidez increíble, y los vaciaba en la vasija sin derramar ni una
    gota. Eduardo se moría de envidia de tanta elegancia y eficiencia. Él a veces
    daba conferencias en las universidades y lo adoraban. Ella también asistía,
    ella también lo adoraba. ¿Cómo empezaba? «No me siento a gusto cuando
    veo algunas personas que se levantan cuando oyen anunciar que voy a
    hablar». Ángela siempre tenía miedo de que la gente se retirara y lo dejara
    solo


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    342


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    CLARICE LISPECTOR II - Página 28 Empty Re: CLARICE LISPECTOR II

    Mensaje por Contenido patrocinado

      Temas similares

      -

      Fecha y hora actual: Jue 20 Jun 2024, 11:54