Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1043441 mensajes en 47690 argumentos.

Tenemos 1574 miembros registrados

El último usuario registrado es Sabina Saulés

¿Quién está en línea?

En total hay 46 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 42 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Josefina Simón, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Simon Abadia


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Miér Dic 06, 2023 7:39 am

Últimos temas

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 9:32 pm por Pascual Lopez Sanchez

» Metáfora. Poemas sobre cuadros.Francisco de Goya. Los fusilamientos del 3 de mayo (1814)
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 6:59 pm por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 6:44 pm por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: ERISICTON
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 6:36 pm por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: FRONTIS
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 6:32 pm por Pedro Casas Serra

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. Edagar Degas. El peinado (c.1896)
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 6:29 pm por Pedro Casas Serra

» 2014-09-26 a 2014-11-26 SONETOS GRIEGOS: UN NUEVO PIGMALIÓN
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 6:26 pm por Pedro Casas Serra

» POESÍA INUI (Esquimal) // OTROS PUEBLOAS NATIVOS
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 4:05 pm por Pascual Lopez Sanchez

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 3:39 pm por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA SOCIAL XIX
POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 EmptyHoy a las 3:19 pm por Pascual Lopez Sanchez

Mayo 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty

5 participantes

    POESÍA SOCIAL XIV

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 4:29 pm

    CUBA

    JUAN CLEMENTE ZENEA (1832 - 1871)

    OTROS POEMAS

    20. LÁGRIMAS


    Ave que cruzas callada
    el mundo de mis delirios,
    blanca azucena brotada ,
    en un vaso de cristal;
    visión de todos mis días,
    sueño de todas mis noches,
    hermosa flor que vivías
    con aliento mundanal.

    ¡Bella mujer! ¿qué te has hecho?
    ¿Por qué no siento tu mano
    tocar mi frente y mi pecho,
    y encender mi corazón?
    Ave errante, ¿dónde fuiste?
    ¿Te has marchitado, azucena?
    Sueño, ¿te desvaneciste?
    ¿Te evaporaste, visión?

    ¿Do están tus rayos, estrella?
    ¿Do te has ido, hija del cielo,
    la del alma pura y bella,
    la del rostro angelical?
    ¡Acaso en tus sinsabores
    llorando está, mi adorada,
    tus desdichados amores
    y mi destino fatal!

    Cuando la tierra se viste
    con su ropaje de viuda,
    y asoma la luna triste
    en la azulada región,
    por mi mejilla descienden,
    salobres y abrasadoras,
    gotas, ¡ay!, que se desprenden
    de mi enfermo corazón.

    Porque a estas horas me acuerdo
    de mi existencia pasada,
    y en ella no hay un recuerdo
    que amargo deje de ser.
    De mi vida cada escena
    es una historia de luto,
    cada memoria una pena,
    cada instante un padecer.

    Entonces se me aparece
    tu imagen de fada errante
    que sobre la mar se mece
    al morir radiante el sol.
    Entonces tus ojos miro
    aun más negros que la noche,
    y en tu hermosa faz admiro
    las tintes del caracol.

    Entonces, saben los cielos
    que me acusa la conciencia
    proporcionarte desvelos
    con mi torpe ingratitud,
    ¡y sabe Dios, alma mía,
    que tu tormento y tu llanto
    contribuyeron un día
    a entristecer mi laúd!

    Sobre sus cuerdas rodaron,
    una tras otras perdidas,
    las lágrimas que brotaron
    tus ojos en tu aflicción.
    Desahogando tus pasiones
    al descender temblorosas,
    formaron lánguidos
    con su tenue vibración.

    Son perlas, ángel divino,
    que valen más que mi vida,
    y aun más de lo que el destino
    me quisiera conceder,
    ¡oh! ¡si pudiera beberlas,
    yo en mi pecho guardaría
    esas blanquísimas perlas
    que están secando tu ser!

    ¡Pero mi boca es impura,
    y ese raudal de diamantes
    presta brillo a tu hermosura
    y consuelo a tu dolor!
    Mis labios tu faz tocando
    no habrán de mancharla, hermosa,
    tú estás de amores llorando,
    ¡y quiero verte llorar...!

    La Prensa de La Habana,
    Sábado, 6 de octubre de 1849.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 4:30 pm

    CUBA

    JUAN CLEMENTE ZENEA (1832 - 1871)

    OTROS POEMAS

    21. MORIR DE AMOR

    Ven, pajarillo, a mis prados,
    ven a posarte en sus calles
    sobre un lirio de los valles,
    sobre un ciprés temblador;
    alégrame con tus trinos,
    muestra al sol tus lindas galas,
    y arrúllame con tus alas
    que estoy muriendo de amor.

    Sauce verde en cuyas hojas
    la luna su rayo quiebra,
    cuyas ramas te celebra
    el viento murmurador;
    tú que en horas de ventura
    susurrando me dormiste,
    concédele sombra al triste
    que está muriendo de amor.

    Te mandé un suspiro anoche,
    mas puede haberse perdido,
    y acaso estará escondido
    en la copa de una flor;
    o errante sobre una fuente
    tal vez mi mensaje olvida,
    y no te anuncia, ¡oh Mercida!,
    que estoy muriendo de amor.

    Tú que a vivir me enseñaste,
    tú que mis penas consuelas,
    querubín que alegre vuelas
    en torno del trovador,
    déjame aspirar la esencia
    que de tus labios exhalas,
    y cúbreme con tus alas
    que estoy muriendo de amor.

    Brisas de Cuba, 1855.
    La Habana, 1849.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 4:32 pm

    CUBA

    JUAN CLEMENTE ZENEA (1832 - 1871)

    OTROS POEMAS

    22. INTRODUCCIÓN

    Al salir temblando Véspero
    del seno azul de los mares,
    viene a besarme la frente
    la musa de mis romances.
    Mas no penséis que en mi espíritu
    se entronicen vanidades,
    porque yo mismo lo he dicho:
    ¡mi esperanza es un cadáver!

    Yo canto como los pájaros,
    yo entonces lanzo a los aires
    en la voz de la alegría
    la expresión de hondos pesares.
    Morirá mi acento lánguido,
    y si algún eco dejare
    en la atmósfera del siglo,
    no podrá ofender a nadie.

    ¿Qué hallaréis en estas páginas?
    Unas baladas fugaces
    en que a las brisas del mundo
    el alma sus flores abre;
    Recuerdos de nieblas lúgubres,
    melodías de los valles,
    himnos del cielo en el golfo,
    tristes lamentos de un sauce;

    Que ese sol que baja pálido
    tras mis montañas natales,
    y ese murmullo del bosque
    que vaga en ondas errantes;
    ¡Me anuncian, ¡ay!, el crepúsculo
    de una ilusión adorable,
    la noche en mi pensamiento,
    y en mi corazón la tarde!




    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 4:36 pm

    CUBA

    JUAN CLEMENTE ZENEA (1832 - 1871)

    OTROS POEMAS

    23. INFELICIA

    De mí se acuerdan, y mi encierro lloran
    desconocidos seres,
    jóvenes, ¡ay!, que de entusiasmo llenas,
    del sonido de un arpa se enamoran,
    soñadoras mujeres
    amigas de mis versos y mis penas.

    ¡Y tú, ni una palabra de cariño
    para anunciarme que tu amor no olvida
    la intimidad de nuestro afecto, cuando
    era yo casi niño,
    y estaba en tu horizonte despuntando
    la fúlgida alborada de tu vida!

    Ese es el corazón; esa la historia,
    que antigua historia de aflicciones era
    en aquél que se vio, siglo fecundo,
    descender la paloma de la gloria;
    y del santo Jordán en la ribera
    bajo sus alas renacer el mundo.

    Cuando tu frente, ¡oh Cristo!, ensangrentaba
    la corona de espinas y de abrojos,
    ¿dónde estaba Jetró? ¿Do, Jesús pío,
    la viuda de Naín? ¿Y dónde estaba
    aquél que, abriendo a tu clamor los ojos,
    salió en Betania del sepulcro frío?

    Al prorrumpir en tan dolientes quejas,
    tras largos, lentos, azarosos días,
    para advertirme que mi mal sentiste,
    finge un amigo contemplar las rejas;
    y me dice que tú, llorando triste,
    memorias, ¡ay!, a la prisión me envías.

    ¡Memorias tuyas! ¡Y llorar piadosa!,
    es recordarme en horas de martirio
    mis muertas horas de descanso y calma,
    y hablarme de una noche deliciosa,
    de un beso, una lágrima, un delirio,
    de la primera convulsión de un alma.

    Del baile y de emociones fatigados,
    salimos al jardín a errar dichosos;
    enfrente de un ciprés nos detuvimos,
    y en el sabroso platicar, sentados
    al pie de unos resales olorosos,
    ¡oh, que cosas tan dulces nos dijimos!

    Tu juventud con sus brillantes galas,
    la música, tu voz, el claro cielo,
    la presión de tu mano,
    el céfiro noctivago en sus alas
    débil hurtando en perezoso vuelo
    los últimos aromas del verano,
    todo alentaba la pasión ardiente;

    Y alarmados, mujer, nuestros sentidos,
    en busca de suspiros anhelantes,
    hubo una vez en que al alzar la frente
    mis labios atrevidos
    tocaron en tus labios palpitantes.

    Tocaron nada más. Firme constancia
    me prometiste, y sin temor de engaños,
    nos descubrimos el pasado entero:
    alegres juegos en tu fresca infancia
    y un ángel hechicero
    todo el querer de mis floridos años.

    "Infelice de mí!" -clamaste ansiosa-.
    "¡Te quiso otra mujer! ¡Oh, suerte impía!"
    Y te angustiaste al escuchar su nombre;
    y entonces fue la lágrima copiosa,
    cuando entendiste que albergar podía
    más de un amor el corazón del hombre.

    Viajando libre, a su placer perdido,
    mi espíritu en el éter se espaciaba
    por los orbes de luz del firmamento,
    y algo pálido, azul, indefinido,
    las auroras eternas presagiaba
    y la vida inmortal del pensamiento.

    Ingenua, melancólica, sensible,
    mirándome inocente,
    en mí depositaste tu confianza,
    y en la mar bonancible
    de la plácida edad adolescente
    sus áncoras lanzó nuestra esperanza.

    En presencia de Dios, con un suspiro,
    dejamos el ciprés y los rosales,
    y al vals animador tornando luego
    sentimos las esferas celestiales
    que en torno nuestro en caprichoso giro
    volaban en atmósfera de fuego.

    Después los votos, el adiós, la cita;
    y más tarde la esquela,
    al cauteloso conversar a solas;
    tribulaciones e ilusión marchita,
    un drama, una novela,
    un gran naufragio en las mundanas olas.

    Para nunca, jamás, volver a verte
    los hados implacables
    entre nosotros dos, dando un gemido,
    como abriendo los antros de la muerte,
    nos abrieron abismos insondables
    de soledad, separación y olvido.

    Y así llegar he visto prematura
    mi estación del otoño; se detienen
    las aguas al helarse en las orillas,
    corona ya las cumbres nieve pura,
    y a todo su correr, rápidos vienen
    los tiempos de las hojas amarillas.

    Sé que protegen las antiguas gracias
    de tus mejillas las lozanas rosas,
    y que nadan en luz tus negros ojos;
    sé que en tus miserias y desgracias
    envidia son de vírgenes hermosas
    de tu belleza espléndidos despojos.

    Y sé también que acrecen con las mías
    las amarguras de tus hondas penas,
    y que en este fatal, terrible instante,
    con sangre de tus venas
    contenta y generosa comprarías
    la libertad de tu primer amante.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 4:45 pm

    Ven, pajarillo, a mis prados,
    ven a posarte en sus calles
    sobre un lirio de los valles,
    sobre un ciprés temblador;
    alégrame con tus trinos,
    muestra al sol tus lindas galas,
    y arrúllame con tus alas
    que estoy muriendo de amor.

    Sauce verde en cuyas hojas
    la luna su rayo quiebra,
    cuyas ramas te celebra
    el viento murmurador;
    tú que en horas de ventura
    susurrando me dormiste,
    concédele sombra al triste
    que está muriendo de amor.

    Te mandé un suspiro anoche,
    mas puede haberse perdido,
    y acaso estará escondido
    en la copa de una flor;
    o errante sobre una fuente
    tal vez mi mensaje olvida,
    y no te anuncia, ¡oh Mercida!,
    que estoy muriendo de amor.

    Tú que a vivir me enseñaste,
    tú que mis penas consuelas,
    querubín que alegre vuelas
    en torno del trovador,
    déjame aspirar la esencia
    que de tus labios exhalas,
    y cúbreme con tus alas
    que estoy muriendo de amor.



    ¡Me encantó! Gracias, Pascual, veo que la poesía de Juan Clemente Zenea es extensa y me alegro mucho que hayas traído a este autor.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 4:49 pm

    CUBA

    TRISTÁN DE JESÚS MEDINA (1833 - 1886)

    ECURED

    Síntesis biográfica

    Nació en Bayamo, el 23 de julio de 1833, en la misma casa donde nació Carlos Manuel de Céspedes, proviene de una familia acomodada, su padre José Antonio Medina, era Contador principal del Ejército y Tesorero Administrador de Rentas Reales de Bayamo. La familia se traslada a vivir a Santiago de Cuba debido al nombramiento de su padre de administrador de aduana.
    Estudios realizados

    Realizó sus primeros estudios en La Habana y en Filadelfia, posteriormente estudió latín y griego en el Seminario de los Escolapios de Madrid.

    Se graduó de Bachiller en Artes en la Universidad Literaria de Madrid, después en el Colegio San Fernando donde estudia con el helenista Inocencio Palacios y escribe sus primeros versos; completó su educación en Alemania.

    Vuelve a Cuba a los 18 años y contrae matrimonio con Magdalena de la Junquera, quedando viudo al año siguiente, desconsolado toma la dedición de seguir la carrera eclesiástica. El dolor que le produjo la muerte de su esposa lo lleva a escribir su romance Adios a Magdalena.

    Se ordenó en el Seminario de San Basilio el Magno en Santiago de Cuba, donde ejerció también como profesor en las cátedras de Física experimental e Historia universal.
    Labor profesional

    Escribe en los periódicos de Santiago de Cuba; en “El Redactor” publicó su novela Una lágrima y una gota de rocío y en “El Orden” su novela Un joven alemán (1852); en 1854 editó los cuadernos No me olvides, redactados casi completamente por él, donde dio a conocer los primeros capítulos de su novela El Doctor In-Fausto y algunas poesías.

    Sus narraciones aparecieron firmadas con los pseudónimos Tristán o Tristán Edmain y también Andrés Mattini.

    En 1856 celebró su primera misa, de vuelta en La Habana ganó merecido prestigio como orador sagrado, publicó cantos religiosos, sermones, himnos y oraciones fúnebres y colaboró en el “Diario de La Habana”, la “Revista de La Habana” y “La verdad Católica”. De él se ha dicho:
    "Tristán de Jesús Medina era un orador famoso, de estilo florido, sentimental, vaporoso y adamado, sin fondo ni gravedad teológica."
    Menéndez y Pelayo

    Regresa a Madrid a los treinta años, en 1861; en la conmemoración del aniversario del natalicio de Miguel de Cervantes, la Real Academia Española le encomendó la “Oración fúnebre de Cervantes”, uno de sus discursos más famosos.

    Fue reformista y abolicionista, miembro y vocero de los grupos republicanos, y un amigo de Emilio Castelar en Madrid; tuvo vínculos con la congregación protestante de reciente formación (1869), donde predicó.

    Publicó el Manifiesto del Comité de las Antillas, documento del Partido Reformista Cubano y al iniciar la Guerra de los Diez Años se declaró al lado de los insurrectos, por sus ideas radicales tuvo conflictos con la jerarquía eclesiástica, estos se ven reflejados en su obra La apostasía castigada.

    En 1882 aparece la obra maestra en la que había trabajado toda su vida: Mozart ensayando su réquiem y anuncia la publicación de una serie titulada ·Cuentos de un dilettante.

    Su prosa es un antecedente del modernismo de José Martí.
    Muerte

    Murió en Madrid, el 2 de enero de 1886.

    Obra literaria:

    - Novelas

    Una lágrima y una gota de rocío

    Un joven alemán

    El doctor in-Fausto

    Los misterios de La Habana

    Mozart ensayando su réquiem

    La vendedora de amores y cocuyos

    Febalma

    Medea

    Rosaval

    - Ensayos

    La apostasía castigada

    - Relatos

    Cuentos de un dilettante

    El carnaval de Paganini

    Ultima sinfonía de Beethoven

    Santa y Satán

    Una Venus-Berenice

    La primera muerte de Márquez

    - Cuentos

    Sunsión

    Los inocentes



    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 5:07 pm

    Gracias, Lluvia... es posible que el autor tenga más poemas. pero he podido comprobar que según diferentes fuentes poemas iguales tienen nombres diferentes. Es muy difícil cotejar. Creo que la exposición es suficiente para hacernos una idea del autor.

    Besos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 5:30 pm

    CUBA

    TRISTÁN DE JESÚS MEDINA (1833 - 1886)

    1. HOLOCAUSTO ( Balada Mística)

    I

    El que pasaba por su calle un día,
    Viendo por la ventana,
    —Pobre mujer, pobre mujer, decía,
    Qué negra es su mañana.


    Allí en el ataúd su esposo muerto,
    Ella sentada al lado;
    Los niños, ay! —dos ángeles por cierto,
    Jugaban sin cuidado.

    Y así paciente la infeliz clamaba:
    —«Te bendigo, Señor!
    «Del corazón de tu rendida esclava
    «Quisiste lo mejor!

    CONT.


    Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Lun Oct 12, 2020 5:35 pm, editado 1 vez


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 5:35 pm

    CUBA

    TRISTÁN DE JESÚS MEDINA (1833 - 1886)

    1. HOLOCAUSTO ( Balada Mística)

    II

    El que pasaba por allí una tarde
    Melancólica y fría,
    Con voz doliente y corazón cobarde,
    —«Pobre mujer!… decía.

    El mayorsito de los dos infantes
    Muerto estaba en la cuna;
    La madre lo adornó con sus diamantes,
    Con toda su fortuna.

    Y así clamaba en su piedad creciente:
    —«Nuevas gracias, Señor!
    «No ya la mejor parte solamente,
    «Mas también la mayor!»


    CONT.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 5:39 pm

    CUBA

    TRISTÁN DE JESÚS MEDINA (1833 - 1886)

    1. HOLOCAUSTO ( Balada Mística)


    III

    Los que llegaban cierta noche oscura
    Por la ventana a ver,
    Decían sollozando de ternura
    «Pobre, pobre mujer!»

    En el regazo mismo de la viuda
    Estaba el cuerpo helado
    Del otro niño a quien miraba muda,
    De flores coronado

    Y cuando pudo hablar, dijo al instante:
    —«Señor!… Cuanto te quiero!
    «Pues has querido, como eterno amante,
    «El corazón entero!


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 5:43 pm

    CUBA

    TRISTÁN DE JESÚS MEDINA (1833 - 1886)

    2. DESTRENZA Y FINGE LIRA

    Las hebras como el ébano:
    Tu canto allí suspira
    Que das al arpa eólica,
    Y alarga así a mi dueño,
    Si amante sueña, aquel amante sueño.
    Su aliento puro toma
    En cambio de tus hálitos
    De regalado aroma:
    Agita loco el dédalo
    De encaje y leve lino,
    Y retozando besa el pie divino.
    Si está como la veo,
    Déjale así mis dádivas:
    Mi amor en su deseo,
    El beso entre la púrpura
    Del labio palpitante
    Y el corazón bajo la mano amante.

    Florencia. Julio de 1872.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 5:45 pm

    CUBA

    TRISTÁN DE JESÚS MEDINA (1833 - 1886)

    3. ¡SUR, SUSPIRO!

    Vé, suspiro del alma,
    Alma de un beso,
    Y de quejas cautivas
    Prófugo eco,
    Vuela, no tardes
    Preguntándome adonde, …
    Tú bien lo sabes!

    Vé, suspiro del alma,
    Al mármol!… digo
    A la que llamo a veces
    Mi mármol vivo.
    Tú bien lo sabes:
    Solo un mármol hay muerto,
    El de su madre!

    Junto a mí todo mármol
    Llega a vivir,
    No para hacerse estatua
    Sino buril;
    Tú bien lo sabes…
    ¡Para labrarme el alma
    Buril se hace!

    Vé a la ingrata esta noche
    Y pon mi almita;
    Si ya duerme, en su sueño,
    Cual pesadilla.
    Muera el amor!…
    Pon, si aun cena, en sus labios,
    Mi corazón.


    Madrid, Marzo, 1874


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun Oct 12, 2020 5:54 pm

    CUBA

    TRISTÁN DE JESÚS MEDINA (1833 - 1886)

    4. NOCHE REVELADORA (Soneto)

    Juzgué de niño lo más claro el día;
    un sol naciente mis encantos era,
    pues antes que el crepúsculo viniera
    rápido siempre el sueño me vencía.

    ¡Qué asombro luego cuando el alma mía
    la noche contempló por vez primera,
    y más profunda la celeste esfera
    multiplicando soles a porfía...!

    Desde entonces no es ley lo que me exalta,
    en todo amor, la claridad, que vierte,
    y sí la presentida que le falta.

    Y sólo a medias puedo ya quererte,
    vida incompleta sin tu luz más alta,
    la fulgurante noche de la muerte.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 6:36 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922




    BIOGRAFÍA
    Luisa Pérez de Zambrana. Escritora cubana del siglo XIX, una de las más distinguidas representaciones del romanticismo en la literatura cubana; nacida en El Cobre, Santiago de Cuba; estudió las primeras letras con sus padres. Su primer poema impreso, «Amor Matermo», escrito a los catorce años de edad, fue publicado en el periódico El Orden en 1852, conjuntamente con unos versos de Manuel Borges Navarro dirigidos a la poetisa, en los que se hacía resaltar sus posibilidades como escritora. A su alrededor se formó una tertulia de escritores orientales, atraídos por su personalidad.


    Sus Inicios
    Tras la muerte de su padre 1852, su familia se trasladó a Santiago de Cuba. Allí amplió sus relaciones intelectuales y colaboró con alguna frecuencia en El Orden, El Diario, El Redactor y Semanario Cubano (1855). En Brisas de Cuba (La Habana, 1855) y en La Abeja (Trinidad, Las Villas, 1856 aparecieron también sus colaboraciones. Su casa volvió a ser en Santiago centro de reuniones y veladas artísticas. Por esos días fue declarada socia de mérito de la Sección de Literatura de la Sociedad Filarmónica. Su primer libro fue enviado a los más importantes intelectuales del país. Leído por Ramón Zambrana y tras una carta que éste envió a la poetisa a propósito del libro, comenzó una correspondencia que culminó en matrimonio.

    Publicaciones y colaboraciones
    Se trasladó con su esposo a La Habana. Su nombre ganó popularidad. Colaboró en Kaleidoscopio -revista fundada y dirigida por Zambrana-, La Habana, Cuba Poética, Álbum cubano de lo bueno y de lo bello, La Verdad Católica, etcétera. En 1860, en el acto de homenaje del Liceo de la Habana a la Avellaneda, le tocó el honor de ceñir la frente de la poetisa con la corona de laurel. Publicó algunos capítulos de su novela Angélica y Estrella en los folletines de El Siglo (1864) y de El Mercurio (1876). Su episodio histórico «La hija del verdugo» apareció en Revista del Pueblo (1865). En Diario de la Marina publicó la primera parte de la novela Los Gracos. Colaboró además en Cuba literaria, La Reforma (Guanabacoa, la Habana) y Ofrenda al Bazar de la Real Casa de Beneficencia (1864). Frecuentaba las tertulias celebradas en la casa de Nicolás Azcárate. Tras la muerte de su esposo (1866), quedó en una precaria situación económica con sus cinco hijos. Entre 1866 y 1899 fallecieron éstos. En 1908 el Ayuntamiento de La Habana le concedió una pensión que alivió insuficientemente sus necesidades materiales. Ya casi olvidada, el Ateneo de la Habana le ofreció un homenaje en 1918 con la participación de Enrique José Varona y José María Chacón y Calvo.
    Nunca aspiró a ser de los poetas sociales, “ni era adecuado a su temperamento soñador”, pero “asumía su posición ideológica contra toda opresión o tiranía o explotación del rico sobre el pobre”.

    Poema
    ¡Oh, Cuba! Si en mi pecho se apagara
    tan sagrada ternura y olvidara
    esta historia de amor,hasta el don de sentir me negaría,
    pues quien no ama a la patria, ¡Oh Cuba mía!
    No tiene corazón.

    En cuanto al aspecto formal los estudiosos reconocen su apego a las reglas preconizadas de la poética al uso.Se dijo de ella que se alzó junto a otros como Zenea y Mendive contra el Siboneyísmo, al comprender que tal movimiento no era más que una forma peculiar de la decadencia romántica.

    Al final de su vida ―sola― en medio de las luchas independentistas, “el verso se le hará una doliente elegía” ―escribió José Antonio Portuondo―

    “y otra vez volverá al recuerdo de su bosque y de su casa natal en busca de consuelo. Alguna vez tocará a las puertas del Modernismo, pero tornará enseguida a su mansa elegía romántica...

    ”Considerada por Enrique José Varona como “la más insigne elegíaca de nuestras líricas”, Luisa Pérez de Zambrana descolló no solo entre las poetisas cubanas. De ella dijo Martí:

    “Se hacen versos de la grandeza, pero solo del sentimiento se hace poesía“.

    Bibliografía activa
    • Poesías de la señorita Da. Luisa Pérez y Monte de Oca, Pról. de FedericoGarcía Copley, Imp. de M. A. Martinez, Santiago de Cuba, 1856 (i.e. 1857).
    • Poesías, Prol. de Gertrudis Gómez de Avellaneda, Imp. El Iris, La Habana, 1860.
    • Poesías, (Publicadas e inéditas),"Al lector", por Enrique José Varona, La Imp. El Siglo XX, La Habana, 1920.
    • Brisas de Senserenico, Poesía, Publicación Hebdomadaria, Santiago de Cuba, 1936 (Biblioteca popular de cultura cubana, Cool.
    • Elegías familiares, "Luisa Pérez", por José Martí, "La más insigne elegíaca de nuestra lírica", por Enrique José Varona, "Luisa Pérez de Zambrana (semblanza)", por José María Chacón y Calvo, *Secretaría de Educación, Dirección de Cultura, La Habana, 1937 (Cuadernos de cultura, 3a. serie, 6).
    • Angélica y Estrella, Novela, Imp. P. Fernández, La Habana, 1957 (Colección Los Zambrana, 13).
    • Poesías completas (1853-1918), Ensayo preliminar, compilación, ordenación, tabla de variantes y notas de Angel Huete, Imp. P. Fernández, La Habana, 1957 (Colección Los Zambrana, 11).
    • Prólogo al libro Anatomía del corazón por Teodoro Guerrero, La Habana, 1867; Imp. P. Fernández, La Habana, 1957.

    Bibliografía Pasiva (selección)
    • Bueno, Salvador: "Luisa Pérez", en El Mundo, La Habana, 66 (22 133): 2, feb. 23, 1968.
    • Cabrera, Raimundo: "Luisa Pérez", en su Cuba y sus jueces (rectificaciones oportunas), Filadelfia (EE.UU), Levytype, 1891, pp. 334.
    • Chacón y Calvo, José María: "Los poetas de Cuba. La muerte de Luisa Pérez de Zambrana", en El Fígaro, 29 (20-32): 350 may 28, La Habana, 1922.
    • Entralgo, Elías José: Luisa Pérez de Zambrana, Conferencia pronunciada en el Liceo Artístico y Literario de Guanabacoa el día 31 de julio de 1921, Edit. Hermes, La Habana, 1921.
    • Feijóo, Samuel: "Nuevo azar de lecturas. Espigas de Luisa Pérez de Zambrana", en Revista Cubana, 28: 75-77, ene.-jun., La Habana, 1951.
    • Fornaris, José y Joaquín Lorenzo Luaces: "Luisa Pérez Montes de Oca", en Cuba poética, Colección escogida de composiciones en verso de los poetas cubanos desde Zequeira hasta nuestros días, 2ª. Ed, Imp. de la Vda de Barcina, La Habana, 1861, p.118.
    • Henríquez Ureña, Max: “Crónica artística. Luisa Pérez de Zambrana”, en La Discusión. La Habana, 17, (77): 11, mar., 18, 1906.
    • Herman, seud. de Emilio Roig de Leuchsenring: "Las poesía de Luisa Pérez de Zambrana", en Social, 6 (4): 79, La Habana, abr., 1921.
    • Lezama Lima, José: "Luisa Pérez de Zambrana", en su Antología de la poesía cubana, t. 2, Consejo nacional de Cultura, La Habana, 1965, pp.181-186.
    • Márquez Sterling, Manuel: "Luisa Pérez de Zambrana", en El Fígaro, 17(19): 215, La Habana, may. 19, 1901.
    • Nuiry Sánchez, Nuria: "La poesía de Luisa Pérez de Zambrana", Tesis de grado, Universidad de La Habana, Escuela de Filosofía y Letras, La Habana, 1956.
    • Varona y Pera, Enrique José: "La mujer insigne elegíaca de nuestra lírica", en Los Zambrana, Prol. Luis Pérez Espinos, t. 3, Imp. P. Fernández, La Habana, 1949, pp 140-146.
    • Vitier, Cintio: "Recuento de la poesía lírica de Heredia a nuestros días", en Revista Cubana, 30: 65-66, La Habana, oct.-dic., 1956.
    • -----------------, "Lo cubano en la poesía", Universidad Central de las Villas, Dpto. de Relaciones Culturales, La Habana, 1958, pp. 177-186.

    Homenaje
    La Casa de Cultura Luisa Pérez de Zambrana, del poblado El Cobre, en coordinación con el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, la Dirección Municipal de Cultura, el Instituto del Libro y el Centro Provincial de Casas de Cultura de Santiago de Cuba convocan anualmente a los interesados en este género, y como un homenaje a la insigne poetisa, a participar en el Concurso de Poesía “Luisa Pérez de Zambrana”



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 6:40 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922




    MARTIRIO

    ¡Cómo te MIRO, AL RAYO DE LA LUNA,
    pálido, melancólico, marchito,
    sentado bajo el sauce que sombrea
    tu sepulcro tristísimo!

    ¡Cómo te miro, con el rostro suave
    de mansedumbre celestial ceñido,
    con la tétrica frente entre las manos,
    llorando en el abismo!

    ¡Qué sombra llevas en tus sienes de ámbar!,
    ¡qué luto en tu MIRAR entristecido!,
    ¡con qué dolor, de lejos, me contemplas
    resignado y sumiso!

    Aquí estoy, aquí estoy sobre tu losa,
    ¡oh, dormido de mi alma!, ¡oh, bien querido!
    aquí estoy con el cáliz en la mano
    rebosado de absintio.

    Mira cómo descienden, una a una
    calladas, melancólicas, sin ruido,
    a mis humildes sienes inclinadas
    las palmas del martirio.

    Mira sobre mi lívido semblante,
    ¡ay!, las heridas que dejó el suplicio,
    y en mi frente, caída sobre el PECHO,
    las espinas de Cristo.

    Antes, absorta contemplé la LUNA
    abrir sus ALAS de CELESTE BRILLO,
    como una PERLA inmensa que plateaba
    el oscuro zafiro.

    Y bajo arcos INMÓVILES de sombra
    la gruta AZUL y trémula del RÍO;
    y de ESTRELLAS , tendidos en el éter,
    BRILLANTÍSIMOS cintos.

    Hoy contemplo en el cielo y en las ondas,
    ¡ay! con el corazón de MUERTE HERIDO,
    con sudarios de nácar , en sus tumbas,
    mis ÁNGELES dormidos.

    Hoy contemplo en las nieblas de la noche,
    errátil, intangible, fugitivo,
    pasar como el reflejo de una ESTRELLA,
    tu perfil DOLORIDO.

    Y caigo sobre el musgo sollozando,
    ¡hijo de mis entrañas! ¡hijo mío!,
    y ante tu sombra, que se aleja suave,
    trémula me arrodillo.

    ¿A tus dulces y pálidas hermanas,
    en los SOLES inmensos, te has unido,
    como se unen, temblando, cuatro gotas
    de celeste rocío?

    ¿O como ASTROS errantes vagáis, solos,
    en la infinita inmensidad perdidos?,
    ¿o dormís del sepulcro en el misterio
    negro y desconocido?

    ¿La puerta AZUL los ÁNGELES abrieron
    de inefable ternura estremecidos,
    y en el ESPEJO de la LUZ eterna
    ves el Rostro divino?

    ¡Secreto formidable de la tumba!,
    ¿hay en tu fondo el eco de un gemido o,
    a través de tu losa, surge suave
    el acorde de un himno?

    Vencida, vacilante y encorvada
    bajo la noche inmensa del Destino,
    con las manos cruzadas sobre el PECHO
    y los OJOS caídos,

    del ciprés, como un ÁNGEL enlutado
    que abre sus negras ALAS en tu asilo,
    entró en la sombra, junto a ti, buscando
    mi sepulcro sombrío.

    ¡Oh, lágrimas de plata de la tarde!,
    ¡oh ESTRELLAS de oro!, en temblorosos hilos
    llorad por los espíritus alados
    que, en silencio, se han ido.

    Y vos, con vuestras manos adorables,
    bendecidlos, ¡ oh, Inmenso!, bendecidlos;
    porque vos sois la eternidad INMÓVIL
    y el perdón infinito.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 6:58 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922




    La música

    A mi amiga María Luisa Fesser de Azcárate.


    ¡Oh! tú, que el mundo conmovido huellas,
    Hada embellecedora y fascinante,
    Con el cendal de cándidas estrellas
    Y la fulgida lira de diamante:
    Detén el paso, y las sublimes galas
    Derrama de tu espléndida armonía,
    Transporta el alma en tus brillantes alas
    A horizontes de luz y poesía.
    Y en raudales serenos y dormidos,
    Ó en trémulas cascadas centelleantes,
    La lluvia celestial de tus gemidos
    Desata por los aires vacilantes.
    Que el eco de las mágicas caricias
    Que finge tu sonido regalado,
    En piélagos de amor y de delicias
    Se lanza el corazón enajenado .
    Y canta con tus quejas peregrinas,
    Llora con tus suspiros inmortales,
    Y bebe de tus lágrimas divinas
    El cristal y las perlas celestiales.
    Y el espíritu vuela suspendido
    A tu rica y magnética influencia,
    Y sueña con un mundo bendecido
    De perpetua y dulcísima cadencia.
    Pues tu armónica voz con flecha de oro
    Hiere y penetra el alma estremecida,
    Y brotan en riquísimo tesoro
    Lágrimas deliciosas por la herida.
    Y solloza en poética elegía
    Inefable, amorosa, lastimera,
    Y se pierde, se mece y se extravía
    En un éter flotante y sin ribera.
    Ya en apacible y elocuente rio
    Fluye y murmura con risueña calma,
    Ya desciende en suavísimo rocío
    Y abre flores divinas en el alma.
    Ó tenue como un soplo se adormece,
    Ó pasan ya tus vibraciones solas,
    Como el ala de un ave que estremece
    La tersa superficie de las olas.
    ¡Música celestial! ¿quién no se entrega
    A tu poder divino cuando gimes?
    ¡Música celestial! ¿quién no se anega
    En el mar de tus lágrimas sublimes?
    Por eso en los abetos gemidores,
    En sonoro y patético lamento,
    Cantaron los arpados ruiseñores
    Y extasiaron los árboles y el viento.
    Y por eso las náyades marinas
    A revelar tu encanto sobrehumano,
    Con frentes de alabastro peregrinas,
    Rompieron el cristal del Océano.
    Mas ya sobre la trípode radiante
    Cantas con inspirada melodía,
    Y corre tu cabeza palpitante
    Como un mar de ondulosa pedrería.
    Y el alma gime y trémula palpita
    A tu poder fascinador y ciego,
    Y arrebatada al fin se precipita
    En tu extasiante atmósfera de fuego.
    ¡Oh música! los ángeles gozosos
    Te levanten un trono refulgente,
    Y suspendan doseles luminosos
    Sobre tu excelsa y vencedora frente.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 6:59 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922




    Entrada en Jerusalén

    Con la sencilla majestad severa
    que su frente reviste,
    tendida la sagrada cabellera
    y la mirada triste;
    De los doce discípulos seguido,
    camina á* paso lento
    al enviado de Dios, el gran ungido,
    sobre un pobre jumento.
    El pueblo a recibirle se adelanta
    entre clamores vivos,
    arrojando con júbilo a su planta
    verdes palmas y olivos.
    Sus vestidos le tiende entusiasmado
    por amorosa alfombra,
    y ardiente, palpitante, alborozado
    rey y señor le nombra.
    Las hijas de Sion, los parbulitos
    le aclaman á porfía,
    y llegan á besar sus pies benditos
    con cándida ufanía.
    Mas él con melancólicos enojos
    mira la ciudad santa:
    vierten sagradas lágrimas sus ojos
    y la mano levanta,
    Y así le dice con acento augusto…
    “¡Oh si reconocieras
    al cordero divino, pueblo injusto,
    cuan venturoso fueras!
    “Mas no, mi boca con afán en vano
    hoy la verdad te alega,
    que eres sordo a mi voz ¡oh pueblo insano!
    y tu maldad te ciega.”
    Enjugase las lágrimas divinas
    con solemne tristeza,
    y obra mil maravillas peregrinas
    con suprema grandeza.
    Y con la dulce majestad severa
    que su frente reviste,
    tendida la sagrada cabellera
    y la mirada triste.
    De los doce discípulos seguido,
    que repiten su queja,
    el enviado de Dios, el gran ungido,
    á Bethania se aleja.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 9:52 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    Te ha besado la muerte tantas veces

    «En medio de esta paz tan lisonjera»
    tú lo sabías Luisa entre las ramas
    de la amante familia, lo que amas
    es a veces la efímera manera

    de dar buen fruto sólo por un tiempo
    y luego convertir en fruto amargo
    el recuerdo inmortal: el cruel embargo,
    de la Sombra que te atacó a destiempo.

    «Has llorado mil veces que allí amabas»
    has reído tan poco que ignorabas
    de la risa en el llanto su recargo.

    De tus versos felices sólo queda
    un tesoro vendido en la almoneda
    cual beso que la muerte da de encargo.





    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 9:53 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)



    En la cruz de tu triste sepultura

    A veces me pregunto por qué parten
    dejándonos tan solos nuestros hijos
    a sembrar en las tumbas crucifijos
    que en todas nuestras lágrimas se ensarten.

    A veces me pregunto si departen
    sus almas de dulzura en escondrijos
    del duelo de las madres: acertijos
    que van sin responder cuando reparten

    los hilos de la vida, y en la suerte
    es más ruda la garra de la muerte
    y más fuerte el vivir sin regocijos.

    Y en la cruz de tu triste sepultura
    a veces me pregunto si esa hondura
    consiguió reunirte con tus hijos.





    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Lun Oct 12, 2020 9:54 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    Después de la muerte de mis tres hijas

    Y hoy dormís en el fondo de tres tumbas
    con sudarios de lágrimas vestidas,
    ¡lirios del Paraíso deshojados!
    ¡nave de blancos ángeles perdida!

    Ya no os veré jamás ¡flores de mi alma!
    ¡rosas aquí en mi corazón nacidas!
    ¡ya no os veré jamás!¡cómo me anego
    en torrentes de lágrimas de acíbar!


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Mar Oct 13, 2020 1:55 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)



    Adiós a Cuba


    Cuando sobre el espacio cristalino
    desplegó, como un pájaro marino,
    sus alas mi bajel:
    cuando vi en lontananza ya perdidas
    las montañas, las cumbres tan queridas
    que me vieron nacer:

    Cuando abatida vi, del mar salobre
    las sierras melancólicas del Cobre
    sus frentes ocultar,
    con aflicción profunda y penetrante
    me cubrí con las manos el semblante
    y prorrumpí a llorar.

    ¡Ay! porque ¿cómo olvidará mi anhelo
    que fueron esa tierra y ese cielo
    los que primero vi?
    ¿Cómo olvidar que en sus colinas suaves
    fue la triste cadencia de sus aves
    lo que primero oí?

    ¿Cómo olvidar su luna y sus estrellas,
    su sol de fuego ni sus nubes bellas
    de nácar y coral?
    Y sus aras purísimas, que fueron
    las que en mi frente trémula pusieron
    la corona nupcial?

    ¡Oh Cuba! si en mi pecho se apagara
    tan sagrada ternura y olvidara
    esta historia de amor,
    hasta el don de sentir me negaría,
    pues quien no ama la patria ¡oh Cuba mía!
    no tiene corazón.

    Pero cómo es que tu adorado suelo
    y tu risueño y luminoso cielo
    he podido dejar?
    Y cómo Cuba, en tu horizonte umbrío
    esconderse tu blanco caserío
    he podido mirar?

    ¡Nunca lo olvidaré! La mar gemía
    y a través de mis lágrimas veía
    sus aguas ondular.
    Era la hora en que la flor se cierra
    y en que el inmenso templo de la tierra
    humilde empieza a orar.

    La hora en que la estrella vespertina
    asoma por detrás de la colina
    con triste lentitud.
    De mi pesar y mi dolor testigos
    me cercaron entonces mis amigos
    en tierna multitud.

    La tierra, el sol, el cielo parecían
    que en dolientes miradas me decían
    su callado dolor.
    Por fin surcó el bajel el océano
    y cerrando los ojos, con la mano
    les di mi último adiós.

    Pero cuando el semblante pesaroso
    sollozando volví, querido esposo,
    a mi lado te hallé,
    Te hallé a mi lado conmovido y tierno
    que me jurabas con tu amor eterno
    santa y solemne fe.

    Yo amo tus campos verdes y sombríos
    porque los amas tú, pero los míos
    ¡ay! no puedo olvidar.
    Yo amo tu pueblo, sí, pero quisiera
    llevarte de la mano plalefta,
    cada rato a mi hogar.

    Y enseñarte mis flores y mi río
    y la yerba brillante de rocío
    que tanto pisé allí.
    Yo quisiera decirte “en esta loma
    el tímido volar de una paloma
    muchas veces seguí”.

    Yo quisiera decirte “en estos nidos
    los pajaritos mansos y dormidos
    con las hojas tapé”.
    Y en este lago silencioso y bello
    a ponerme una flor en el cabello
    risueña me incliné.

    ¡Oh Cuba! si en mi pecho se apagara
    tan sagrada ternura y olvidara
    esta historia de amor,
    hasta el don de sentir me negaría
    pues quien no ama la patria ¡oh Cuba mía!
    no tiene corazón.




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Mar Oct 13, 2020 1:56 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    Soñando con mis hijas


    Sólo dejaron sus queridos pasos
    hojas de nardo y azucenas nítidas,
    y estelas brillantísimas de luna
    sobre el triste turquí de estas colinas.

    Y en sus frentes los nimbos temblorosos
    como estrellas de plata, dulce y líquida
    sobre el gran terciopelo de la noche
    con sublime silencio se deslizan.

    ¡Oh manos de marfil tersas y suaves
    por mis ardientes lágrimas ungidas!
    ¡oh rostros con los rizos inclinados,
    que me veis en la tierra de rodillas!

    Reclinadme en el mármol de la muerte
    y pálídas, dolientes y divinas,
    sollozando en el borde de mi tumba
    ¡mirad la inmensidad de mis heridas!



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Mar Oct 13, 2020 1:57 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    Mi casita blanca

    En medio de esta paz tan lisonjera
    que nunca turba doloroso invierno
    no sé por qué de mi alma se apodera
    siempre un recuerdo pesaroso y tierno.

    Un recuerdo tan grato como triste,
    que convida a llorar, pero no abruma,
    un celeste recuerdo que se viste
    de aromas, de celajes y de espuma.

    Que trae de un bosque la amorosa sombra,
    que trae de un río el cariñoso ruido,
    cuyo rumor dulcísimo me nombra
    algún pasado que me fue querido.

    No sé si es sueño; pero entonces creo
    conocer el murmullo de la ola,
    y entre las ramas levantarse veo
    mi casita de guano, blanca y sola.

    ¡Oh mi verde retiro! quién pudiera
    ver otra vez tus deliciosos llanos,
    y quién bajo tus álamos volviera
    como antes a jugar con mis hermanos.

    Y ver mi lago de color de cielo
    donde yo con mis pájaros bebía,
    mi loma tan querida, mi arroyuelo,
    mi palma verde a cuyo pie dormía.

    Mis árboles mirándose en el río,
    mis flores contemplando las estrellas,
    mis silenciosas gotas de rocío
    y mis rayos de sol temblando en ellas.

    ¡Oh mi casita blanca! recordando
    el tiempo que pasara sin congojas,
    viendo correr el agua y escuchando
    el himno cadencioso de las hojas,

    he llorado mil veces; que allí amaba
    una rama de tilo, un soto umbrío,
    un lirio, un pajarillo que pasaba,
    una nube, una gota de rocío.

    ¡Oh mi risueño hogar! ¡oh nido amado!
    lleno de suavidad y de inocencia!
    que en tu musgo sedoso y azulado
    se deshoje la flor de mi existencia.

    Y cuando llegue entristecida y grave
    la muerte con las manos sobre el pecho,
    mire vagar como un celaje suave
    el ángel de la paz sobre mi lecho.

    Y al cerrar mis pupilas dulcemente
    que vaya la virtud sencilla y pura
    a apoyar melancólica la frente
    en la cruz de mi triste sepultura.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Mar Oct 13, 2020 1:58 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)



    La poesía esclava
    (A Aurelia del Castillo)


    Con túnica de nácar, pasa pura
    una dulce, una espléndida figura
    más blanca que el jazmín.

    Es un ángel con alas estrelladas,
    un ángel celestial que lleva atadas
    las manos de marfil.

    Tú eres esa beldad tierna y sombría
    ¡adorable y celeste Poesía!
    ¡prisionera inmortal!

    ¿Cuál es tu culpa, ¡oh cándida acusada?
    —¡Sobre mi frente pálída y sagrada
    llevar la Libertad!



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Mar Oct 13, 2020 1:59 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    Al sol

    Detén del mundo sideral el paso,
    ¡rey de la inmensidad!, que mi alma ardiente
    bañarse anhela en tu radioso oriente,
    y como águila audaz, sobre tu cumbre
    contemplar de placer estremecida
    tu vasto mar de centelleante lumbre.
    ¡Oh cuan dichosa, desde allá, tendiera
    mi serena mirada sobre el mundo,
    y, sensible, a la vez compadeciera
    de sus desventurados habitantes
    la triste condición!... Mas no, tampoco
    fuera entonces feliz, que diome el cielo
    un corazón que enternecido sufre
    si mira padecer sus semejantes.
    ¡Oh hermoso bienhechor de lo creado,
    cómo a tu claridad rica y ardiente
    se colora mi faz, late mi seno,
    se reanima mi espíritu, retoza
    la sangre entre mis venas, y respira
    dulce frescura y juventud mi frente!

    Que tú das vida y hermosura a todo;
    tú floreces los valles, tú regalas
    frondosa cabellera a los palmares,
    lujosos ramos a la ceiba, al bosque
    deliciosa verdura,
    al suelo alfombra de floridas galas,
    perfume al aura y transparencia pura;
    tú revives, en fin, y tú das jugo
    a todo lo creado...

    ¡Oh sol excelso!
    al recibirte la creación gozosa
    palpita de placer; naturaleza
    coronada de trémulo rocío,
    en júbilo rebosa
    y se estremece el río,
    y florece la cumbre,
    y es todo el aire, suavidad y aroma,
    cuando los baña en manantial de lumbre,
    tu manto de oro que en oriente asoma.
    Mas ya la frente pálida reclinas
    desfallecida en el azul del cielo;
    ¡con qué gracia declinas,
    cuando al ocaso entristecido vuelas!
    ¡cómo temblando en delicioso brillo,
    con perlas luminosas de tu lloro,
    el mar plateado velas
    en una gasa vaporosa de oro!
    Lucen las aguas, en vaivén luciente,
    tornasolados y cambiantes prismas,
    bañan el cielo transparentes olas
    de nácar y carmín, que dulcemente
    borra una luz celeste y plateada,
    brillantes aureolas
    ciñen tu regia sien...

    Mas ya te abismas
    en la tumba infinita y azulada:
    ¡detente, sol...! ¡Oh Dios! palideciendo
    va su disco esplendente,
    su riquísimo brillo desmayando,
    sus rayos abismándose en las ondas
    del profundo océano, lentamente
    y más bello que nunca en la agonía
    va, con pálido hechizo, sepultando
    en los mares lejanos de occidente
    su corona de luz...

    ¡Noche sombría,
    que en gran silencio vas por el espacio
    con la túnica azul tendida al viento!
    ¡Qué triste te contempla el pensamiento,
    cuando entre sombras vagas,
    callada, melancólica, despacio,
    ¡ay!, como de la envidia el sentimiento
    con tus pardos crepúsculos apagas
    la inmensa pira de oro y de topacio!



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87852
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar Oct 13, 2020 2:24 pm

    Preciosos versos los de Luisa Pérez, querida amiga. Un placer seguir tu exposición .

    Besos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Miér Oct 14, 2020 2:17 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    Las tres tumbas


    No hay para mí, tornasoladas nubes
    ni flor que el albo seno desabroche,
    soy velando tres lápidas sombrías
    la alondra que solloza por la noche.

    No tiene abril colinas de azucenas
    ni llanuras de rosas tiene mayo,
    encorvada en el borde de tres tumbas
    yo soy la encina herida por el rayo.

    Ya no hay estrellas de oro, ni la luna
    mallas de perlas sobre el agua vierte,
    ¡ay! entre tres sepulcros, de rodillas,
    soy la cruz enlutada de la muerte.

    Besé el laúd y lo arrojé en las ondas,
    que templo para mí, y altar y palma
    son las tres tumbas donde estáis dormidas
    ¡flores de mis entrañas y de mi alma!




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Miér Oct 14, 2020 2:19 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    La vuelta al bosque
    (Después de la muerte de mi esposo)


    “Vuelves por fin, ¡oh dulce desterrada!,
    “con tu lira y tus sueños,
    “y la fuente plateada
    “con bullicioso júbilo te nombra,
    “y te besan los céfiros risueños
    “bajo mi undoso pabellón de sombra.”
    Así, al verme, dulcísimo gemía
    el bosque de mis dichas confidente;
    ¡oh bosque! ¡oh bosque!, sollocé sombría,
    mira esta mustia frente,
    y el triste acento dolorido sella,
    siglos de llanto ardiente
    y oscuridad de muerte traigo en ella.
    Mira esta mano pura
    ¡ay! que ayer ostentó, resplandeciendo,
    el cáliz del amor y la ventura,
    hoy viene sobre el seno comprimiendo
    una herida mortal... ¡Bosque querido!
    ¡tétricas hojas! ¡lago solitario!
    estrella que en el cielo oscurecido
    rutilas como un cirio funerario!
    ¡lúgubres brisas y desierta alfombra!
    ¡alzad eterno y funeral gemido,
    que el mirto de mi amor estremecido
    cerró su flor y se cubrió de sombra!
    Sobre la frente pálida y querida
    que el genio coronaba esplendoroso,
    y la virtud con su inefable calma,
    sobre la frente ¡oh Dios! del dulce esposo,
    ídolo de mi alma,
    y altar de humanidad y de dulzura,
    alzó la muerte oscura
    la pavorosa noche de sus alas;
    y cual la tierna alondra que en su vuelo,
    atraviesan las balas
    y expirante y herida
    baja, bañada en sangre desde el cielo,
    y queda yerta y rígida en el suelo
    con el ala extendida,
    así mi corazón de espanto frío
    quedó al golpe ¡Dios mío!
    que mi vida cubrió de eterno duelo.
    Cuando volvió a la luz el alma inerte,
    la tierra, la montaña, el mar, el cielo,
    no eran más que el sudario de la muerte.
    ¡Oh bosque! ¡oh caro bosque! todavía
    de este dolor la tempestad sombría
    ruge en mi corazón estremecido,
    y gira el pensamiento desolado
    como un astro eclipsado
    entre tinieblas lóbregas perdido.
    Y aquí estoy otra vez... ¡oh qué tristeza
    me rompe el corazón...! Sola y errante
    vago en tu melancólica maleza,
    por todas partes con dolor tendiendo
    el mirar vacilante;
    ya me detengo trémula, sintiendo
    el próximo rumor de un paso amante;
    ora hago palpitante
    ademán de silencio a bosque y prado,
    para escuchar temblando y sin aliento,
    un eco conocido que ha pasado
    en las alas del viento;
    ora ¡oh Dios! de la luna entristecida
    a los rayos tranquilos,
    miro cruzar su idolatrada sombra
    por detrás de los tilos:
    y la llamo y la busco estremecida
    entre el ramaje umbrío,
    en el terso cristal de la laguna,
    bajo las ramas del abeto escaso,
    mas en parte ninguna
    hallo señal ni huella de su paso.
    ¡Triste y gimiente río
    que los pies de estos árboles plateas!
    ¿por qué no retuviste
    y en tus urnas de hielo no esculpiste
    su fugitiva imagen? ¡Aura triste
    que entre las hojas tu querella exhalas!
    ¿por qué no aprisionaste en tus alas
    el eco tanto tiempo no escuchado
    de su adorada voz? ¡Oh bosque amado!
    ¡oh gemebundo bosque! ya no pidas
    sonrisas a estos labios sin colores
    que con dolor agito;
    pues no pueden nacer hojas y flores
    sobre un tallo marchito.
    Que ya en el mundo, mis inciertos ojos
    sólo ven un sepulcro que engalana
    flor macilenta con cerrado broche,
    y allí me encuentran pálida y de hinojos
    las lágrimas de luz de la mañana
    y los insomnes astros de la noche.
    Otras veces aquí ¡cuán diferente
    vagué en su cariñosa compañía!
    El arroyo luciente
    como un velo de luz se estremecía
    sobre la yerba humedecida y grata,
    allá el movible mar desenvolvía
    encajes brillantísimos de plata,
    y tembladoras, pálidas y bellas
    en el éter azul asemejaban
    abiertos lirios de oro las estrellas.
    El con mi mano entre su mano pura
    bajo flores que alegres sonreían,
    me hablaba de sus sueños de ternura;
    mientras con movimiento dulce y blando,
    las copas de los álamos gemían
    nuestras unidas frentes sombreando.
    ¡Oh vida de mi vida! ¡oh caro esposo!
    ¡amante, tierno, incomparable amigo!
    ¿dónde, dónde está el mundo
    de luz y amor que respiré contigo?
    ¿dónde están ¡ay! aquellas
    noches de encanto y de placer profundo
    en que estudié contigo las estrellas,
    o escuchamos los trinos
    de las tórtolas bellas
    que encerraban las alas en los pinos?
    ¿Y nuestras dulces confidencias puras
    en estas rocas áridas sentados?
    ¿Dónde están nuestras íntimas lecturas
    sobre la misma página inclinados?
    ¿nuestra plática tierna
    al eco triste de la mar en calma?
    ¿y dónde la dulcísima y eterna
    comunión de tu alma y de mi alma?
    ¡Lágrima de dolor abrasadora
    que corres por mi pálida mejilla!
    ya no hay flores ni aromas en el suelo,
    ya el ruiseñor no llora,
    ya la luna no brilla,
    y en la desierta lividez del cielo
    se borraron los astros y la aurora.
    Que ya todo pasó, pasó ¡Dios mío!
    para jamás volver; ¿a dónde ¡oh cielo!
    a dónde iré sin él, por el vacío
    de esta noche sin fin? ¡Fúnebre bosque!
    hoy todo es muerte para mí en la tierra,
    en la llanura con inmenso duelo
    se elevan los cipreses desolados
    como espectros umbríos,
    las brumas en la frente de la sierra
    crespones son que pasan enlutados,
    van en las nubes féretros sombríos,
    el mar gimiendo azota la ribera,
    con sollozo de muerte el viento zumba,
    y es, ante mí, la creación entera
    la gigantesca sombra de una tumba.




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Miér Oct 14, 2020 2:20 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    Dulzuras de la melancolía


    ¡Pensativa deidad! ¡cómo diviso
    tras ese velo de dolor amable
    que tu semblante angelical esconde,
    la adorable expresión de tu dulzura,
    el suave brillo de tus ojos tristes,
    tu mirada dulcísima y sombría
    y en tu sonrisa compasiva y pura
    la celeste bondad. ¡Melancolía!

    ¡Virgen que bajas de la luna triste,
    y que llevas, con lágrimas del cielo
    humedecidas las pupilas bellas!
    en todas partes pálida te miro,
    en el aire, en el éter, en el suelo,
    entre las sombras de la noche grave,
    en la luz de la luna, en las estrellas,
    del viento gemebundo en el suspiro,
    en el cantar armónico del ave,
    y más que en todo, en la callada hora
    en que el sol va ocultando sus fulgores
    cuando pliegan los céfiros sus alas
    y bajan a dormir sobre las flores.

    ¡Es tan hermoso ver bañado el pecho
    de blanda y celestial melancolía,
    eclipsarse del sol el rayo de oro
    con el postrer crepúsculo del día!
    ¡Es tan dulce mirar cómo derrama
    allá en la cumbre de elevada sierra,
    el genio grave de la noche augusta
    su cabellera azul sobre la tierra!

    ¡Es tan grato mirar en el silencio
    y en la tranquila soledad del campo
    cómo destila en luminosas hebras,
    rasgando los blanquísimos celajes,
    su luz de perla la callada luna
    entre el húmedo azul de los ramajes!

    Tú respiras allí, Melancolía,
    allí en silencio meditando vagas
    y derramando por doquier que flotas,
    dulce, embelesadora poesía,
    en vago encanto el corazón embriagas.

    En esa hora de quietud inerme
    en el trémulo rayo de la luna
    bajas del cielo blanca y fugitiva,
    y en el aire que duerme,
    velada por la sombra que en tu rostro
    las alas de los ángeles esparcen,
    te meces vaporosa y pensativa.

    Y yo sigo tu vuelo entristecido,
    porque tú sabes suavizar las penas
    y del doliente corazón herido
    los sufrimientos y el dolor serenas.

    ¡Oh Virgen ideal! ¡Melancolía!
    en tu santa y poética tristeza
    pueda siempre decir en lo futuro
    mientras doblo en tu seno mi cabeza
    y descienden las gotas de mi llanto:
    “de la amable ilusión perdí el encanto,
    pero hallé de la paz el bien seguro.”


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54661
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Lluvia Abril Miér Oct 14, 2020 2:22 pm

    CUBA

    LUISA PÉREZ DE ZAMBRANA
    (1835 - 1922)




    A Ossian


    ¡Umbrosas soledades! ¡desiertos misteriosos!
    en que las hojas tristes gimiendo siempre están,
    ¡colinas desoladas! ¡cipreses temblorosos!
    donde llora la musa dulcísima de Ossián.

    Haced que en los celajes de aljófar del ocaso,
    su sombra melancólica contemple aparecer,
    y pálida, doliente, con inseguro paso,
    al bosque de los túmulos la mire descender.

    Que allí la encuentra siempre la luna peregrina
    cuando los altos tilos empiezan a platear
    y hablando con las sombras de Oscar y de Malvina,
    el alba cuando sale diamantes a llorar.

    ¡Oh bardo de las tumbas! tus lúgubres pesares
    mi espíritu arrebatan con mágica atracción;
    pues son tus nebulosos y olímpicos cantares
    portentos de tristeza, de encanto y de pasión

    El ángel de la muerte segó la dulce vida
    de Oscar, el hijo invicto, tu gloria y tu ilusión,
    y el inmortal lamento de tu alma adolorida
    aún suena en Caledonia con honda vibración.

    Malvina, el cisne herido, con los cabellos de oro
    flotando sobre el rostro helado y sin color,
    es ¡ay! de aquel sepulcro que inunda con su lloro,
    la estatua, la escultura, el ángel y la flor.

    Visión divina y pálida, celeste y dulce astro,
    que lleva traspasado su virgen corazón,
    paloma solitaria de nítido alabastro
    sobre la esbelta cúpula de negro panteón.

    Y al fin, sobre tu seno, el lirio del semblante
    para jamás alzarlo doliente reclinó,
    en tanto que un gemido inmenso y vacilante
    de Escocia, en las salvajes montañas, sollozó.

    Las aves, en su losa, sobre las ramas bellas
    detienen lastimadas el vuelo desigual,
    y en hilos silenciosos las pálidas estrellas
    desatan de su llanto el triste manantial.

    Las lágrimas enlutan con perdurable velo
    de tu mirar profético el húmedo turquí,
    se nublan a tus ojos los ópalos del cielo
    y sus luceros de oro se apagan para ti.

    Los bardos no repiten tus quejas inefables,
    callados te contemplan con trémula inquietud,
    mas ya las cuerdas buscan tus manos venerables
    y en inmortales lágrimas se exhala tu laúd.

    ¡Estrella inmensa y triste del cielo de la Historia!
    mi alma te erige un templo de apasionado amor,
    que llevas en tu manto el llanto de la gloria,
    y llevas el bautismo sagrado del dolor.

    ¡Oh Dios grandioso y solo, que estás en el santuario
    con el sublime plectro en la mano inmortal!
    el cielo, es a tus ojos un manto funerario;
    mas llevas en tus sienes el mundo sideral.

    Tu genio excelso imita, sobre la tumba oscura,
    un sol gigante de oro que el mundo ve brillar;
    los siglos se desploman, y eterna tu figura
    se eleva inmarcesible sobre el divino altar.

    ¡Oh gran entristecido! ¡Oh celestial poema
    de azules paraísos, de ensueños y de luz!
    Yo beso, sollozando, tu tétrica diadema
    y las inmensas lágrimas que tiemblan en tu cruz.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda

    Contenido patrocinado


    POESÍA SOCIAL XIV - Página 20 Empty Re: POESÍA SOCIAL XIV

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie Mayo 24, 2024 9:37 pm