Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1047110 mensajes en 47816 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 58 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 56 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Lluvia Abril, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 05:48 por Pascual Lopez Sanchez

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 05:42 por Pascual Lopez Sanchez

» César Antonio Molina (1952-
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 04:06 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CERDO
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 03:18 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: MARIQUITA
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 03:14 por Pedro Casas Serra

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: PLÁTANO
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 03:12 por Pedro Casas Serra

» NO A LA GUERRA 3
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 02:36 por Pedro Casas Serra

» ANTOLOGÍA DE GRANDES POETAS HISPANOAMÉRICANAS
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 02:24 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 02:20 por Lluvia Abril

» EL JARRÓN
NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 EmptyHoy a las 01:47 por ingrid zetterberg

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty

3 participantes

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Sep 2020, 03:34

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud






    Su memoria

    (cont.)

    Y atmósfera, y perfume de deidad,
    Como deidad la miro allá en su altura
    ¡Cada vez más, de mi pasión... lejana!
    Que no es dado tener al alma humana
    Con seres de otra esfera, sociedad.

    Y solo yo en el mundo, ella en el cielo,
    Fatiga mi vivir, no le acompaña:
    Véla con mis delirios cuando velo;
    Ocupa, si medito, mi razón.
    Y mi sueño febril acecha, y viene
    Solitaria a la orilla de mi lecho,
    Férrea mano a posar sobre mi pecho,
    Que no deja latir mi corazón.

    Sobre él entonces un recuerdo pesa,
    Como si un mundo entero le abrumara;
    Cual si inmensa una lápida, una huesa
    Desplomara sobre él la eternidad.
    Memoria de un placer nunca sentido,
    Memoria de deseos sin objeto,
    Memoria atroz que el corazón inquieto
    No osa creer memoria de verdad.

    Que no es entonces la visión radiante,
    Que cruzó por la esfera de mi vida,
    Un día, que su angélico semblante
    De inmortal resplandor la iluminó.
    Que no es aquel mirar en que brillaba
    El astro al fin de mi tormenta oscura,
    Y un nombre ¡ay Dios! que el cielo no escribió.

    Que no es la aérea, arrebolada nube,
    Del aura entre los árboles mecida,
    Sílfida, que del Prado lenta sube
    Entre sombras y gas, y aroma y tul.
    Que se desliza y pierde ante mis pasos,
    -Sólo un mirar dejándole a mi noche,
    Robado a los cristales de su coche,
    O de los pliegues de su manto azul.

    No es genio de esperanza y de consuelo
    No es la visión de un porvenir de gloria,
    El éxtasis purísimo del cielo,
    El amor, la virtud y la beldad.
    ¡Todo esto fue su vista! y su memoria
    Es la imagen de espanto que me oprime;
    -El triste acento que incesante gime...
    ¡Desengaño, despecho, soledad!

    Tal flotar la miré sobre mi frente,
    Crespón de luto funeral colgando,
    Lanzarme su mirada indiferente,
    Y a su región retroceder veloz.
    Y un punto en mi frenética congoja
    Fuerza y valor cobrando del despecho,
    La mano alzando del helado lecho,
    Así su manto, y la llamó mi voz.

    -«Tente, clamé, no busques esa altura
    Dó contigo no vuela el alma mía;
    ¡Sé en imagen, al menos, mi ventura!
    (¡Era tu imagen más que otra verdad!)
    »Y aunque de luto y de terror vestida
    Tu fantástica forma viene ahora,
    Aún ese luto y era muerte implora
    Como el supremo bien, mi soledad».

    «¿Por qué, dime, enojada, a mi deseo
    Martirio tornas mi única esperanza?
    ¿Por qué el solo recuerdo que poseo
    En vértigo me agita y convulsión?
    ¿Por qué a tu paso, antorcha de mi vida,
    La sangre de mis venas siento helada?
    ¿Por qué al clavarme esa fatal mirada,
    Sangre destila herido el corazón?»-

    Víla a este acento estremecer el suelo,
    Y severa plantarse y silenciosa;
    Vi al viento de la noche alzar su velo,
    Y su aureola fosfórica apagar.
    Dura sentí su túnica ondulante,
    Fría mi mano que su borde asiera;
    Cual si mi voz maléfica pudiera
    Su vaporoso ser petrificar.

    ¡Sí, la misma visión, pero de roca!...

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Sep 2020, 03:37

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud






    Su memoria

    (cont.)


    ¡Él mismo su semblante, más de hielo!
    Los ojos sin cristal, muda la boca;
    Yerto, clavado, inmóvil su albo pie.
    Mar bajo el mármol retumbó un gemido,
    Cual si rompiera de la tumba el seno;
    Y esta sentencia, al pavoroso trueno,
    De sus inmobles labios escuché.

    -«Si un recuerdo es esperanza,
    El recuerdo es el placer;
    Que a más la ilusión alcanza
    De la ventura, que el ser.

    »Si empero el dedo divino
    Cuando el bien te hizo mirar,
    Sobre el libro del Destino
    Quiso tu dicha borrar,

    »Memoria te cupo en suerte
    Como eterna maldición,
    Más horrible que la muerte...
    ¡Que es la desesperación!

    »Y si sueño de tu gloria,
    Fue mi realidad allí,
    Será siempre mi memoria
    Aire, o piedra para ti.

    »Que sólo puede ofrecerte
    Un destino tu pasión,
    Más horrible que la muerte...
    ¡Que es la desesperación!»-




    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Sep 2020, 23:12

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud





    A la C... de S...

    Epístola
    Envuelta ¡ay Dios! en enlutado manto


    Bajo tocas de duelo oscurecida,
    ¿Qué fuiste, díme, aparición de llanto,
    Al asomar tu faz sobre mi vida?

    ¿Qué fuiste en esa playa tormentosa,
    Áncora, por el mar de algas cubierta?
    ¿Qué fuiste entre las zarzas, blanca rosa,
    Sobre la cima del peñón desierta?

    ¿Fuiste algo para mí cuando tu velo
    Transparentó la aureola de tu frente,
    Y entre las nubes de esa noche, un cielo
    Dejó a mi vista adivinar fulgente?

    ¿Fuiste un humano ser, fuiste una hermosa
    Por el mundo ante mí rauda pasando,
    O fosfórica estrella, vagarosa,
    De mi ilusión la atmósfera cruzando?...

    Yo no lo sé; de esta memoria incierta,
    Como en sueño fugaz, la imagen pierdo,
    Y vacilando el corazón, no acierta
    Al origen subir de este recuerdo.

    Sólo sé que la orilla de esos mares
    Recorriendo mi planta solitaria,
    Sin que ni Dios, ni el mundo, a mis pesares
    Oyen su blasfemia o su plegaria,

    Vacío el corazón, la sangre yerta,
    Ciega la vista de mirar al cielo,
    Cansada el alma, de esperar incierta,
    Pidiendo el cuerpo su sepulcro al suelo,

    Alzarse vi entre el alga de esas rocas,
    Como sirena que del mar brotara,
    Cándida imagen entre negras tocas,
    De ébano el cuerpo, y de marfil la cara...

    Yo estaba triste; en derredor el cielo
    Vasto desierto ante mis pies tendiera;
    Vos visteis mi dolor bajo ese velo;
    Mas ni un suspiro demandé siquiera.

    Si vuestro seno le exhaló, lo ignoro;
    Y en mi dolor... acaso desdeñada,
    Os vi llorar, os respondió mi lloro,
    Y cayó sobre mí vuestra mirada.

    Ni el mirar, ni la lágrima era mía,
    Ni fue de vos mi vago pensamiento;

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Sep 2020, 23:15

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud




    A la C... de S...

    Epístola
    Envuelta ¡ay Dios! en enlutado manto

    (cont.)

    Ni yo el dolor de vuestra faz leía,
    Ni vos sobre mi faz, mi desaliento.

    Y víais mi semblante en vos clavado,
    Como en lisa pared, fija pintura;
    Acaso extraño en su mirar; pasmado
    De ver, sin adorar, tanta hermosura.

    Érais hermosa, sí; recuerdo ahora
    De ese rostro de nácar la belleza;
    La blanca frente, de arrebol de aurora,
    La lánguida sonrisa de tristeza.

    Recuerdo en esos ojos decaídos
    Brotando el fuego en ráfagas radiosas,
    Y a los labios volver descoloridos
    Blando el reír, sus naturales rosas.

    ¡Ah! sí, ¡érais bella!... En la mitad del cielo,
    La luna sobre el mar da menos brillo
    Que vos, alzando el enlutado velo.
    Dando a la luz un rostro de Murillo.

    ¡Oh! sí, ¡yo le admiré! pero en mi arrobo
    Fantasma de mis sueños le creía,
    Que entre los rayos de la luna al globo,
    Sobre un grupo de nubes descendía...

    Seguí, cual si fantástica cruzarais,
    Las huellas de esos ojos en el viento;
    Mas ni aún acaso en mi ilusión lograrais,
    Que alzara a vos apasionado acento.

    Jamás tal vez de esta mirada incierta
    Visteis brillando la anublada lumbre;
    Y al ver hundida su pupila, y muerta,
    Juzgasteis su mirar fría costumbre.

    Ni a unos ojos creísteis abismados
    En la honda sima ante mis pies pendiente,
    Que pudieran posar embelesados
    Su vago vuelo en vuestra ebúrnea frente.

    Ni yo de vos creyera que a mi anhelo
    Prestarais más que la apacible calma
    De aquel reflejo de la paz del cielo,
    Que la ideal belleza infunde al alma.

    Vos; visteis mi quietud; blanda sonrisa,
    De compasión acaso y de extrañeza,
    Leve agitó, como nocturna brisa,
    De vuestra faz doliente la belleza.

    Y belleza y pasión dando al olvido,
    Lejos mirando el surco de su rayo,
    Por vuestra voz armónica mecido,
    Reposé en mí letárgico desmayo...

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Sep 2020, 23:19

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud




    A la C... de S...

    Epístola
    Envuelta ¡ay Dios! en enlutado manto

    (cont.)


    Buscó las vuestras trémula mi mano.
    Busqué esa voz... y oí rugir el viento.
    Y a lo lejos... bramar el Océano.



    El huracán mi sueño sorprendiera,
    Y en su ráfaga audaz me arrebatara;
    ¡Y ya no os vi jamás!... de esa ribera
    ¡La tempestad por siempre me arrojara!

    No; ya no os vi jamás!... y en el momento
    Que no veros jamás... fue mi destino,
    Sentí trocarse en paso de tormento
    Cada paso mortal de tu camino.

    Entonces tarde conocí ¡en mal hora!
    Que aquel mirar indiferente y vago,
    El rayo fue de una pasión traidora
    Que a espaldas sólo fulminó su estrago.

    Y entonces ¡ay de mí! desapiadada,
    Mas alta y fría que esa inmensa sierra,
    Desplomó sobre mi alma abandonada
    Su yerta soledad toda la tierra.

    ¡Me encontré solo!... en mi dolor profundo
    Busqué en vano una sombra de consuelo,
    Sólo una sombra vi, mayor que el mundo,
    Seguir y huir mis pasos sobre el suelo.

    Sólo esa imagen enlutada y triste
    Miro dó quier, como un mortuorio manto,
    Que el campo inmenso de la vida viste
    Con su color de soledad y llanto.

    Y llanto, y soledad, hermosa mía,
    ¡Y llanto y soledad eternamente!-
    Soledad, cuando amaros no creía,
    Y soledad... cuando os adoro ausente.

    Soledad, cuando a par de esa hermosura,
    En letargo de amor absorto y quieto,
    No osaba revelar a su ternura,
    De mí mismo ignorado, mi secreto.

    Y llanto entonces, que surcaba en vano,
    La amoratada tez de mis mejillas,
    Como inunda sin causa el Océano,
    Con periódico flujo, sus orillas.

    Y llanto y soledad más triste ahora,
    Y llanto y soledad eternamente;
    Llanto porque os dejé, dulce señora,
    Y llanto ¡ay Dios! porque os adoro ausente,

    Llanto, porque estas lágrimas perdidas
    Corren acaso oscuras al Leteo,
    Sin esperanza de encontrarse unidas
    Con las lágrimas ¡ay! de otro deseo.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Sep 2020, 23:21

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud




    A la C... de S...

    Epístola
    Envuelta ¡ay Dios! en enlutado manto

    (cont.)


    Y soledad sin fin... porque la suerte
    Sólo en mi extraño corazón trocada,
    De amor la ausencia en desamor convierte,
    Y la memoria de mi amor... ¡en nada!...

    Que nada os quedará; nube ligera,
    Que a la vista no más, cruzando el cielo,
    Ni dio sombra a una frente en la ribera
    Ni dio una gota de su lluvia al suelo.

    Allá se fue lejana al horizonte
    A derramar sus líquidos torrentes,
    Y a fulminar sobre el escueto monte
    ¡Lejos de vos, sin; rayos más ardientes!...

    ¡No... nada os quedará! Nunca esos mares
    Repetirán, al son de su bramido,
    La voz que endulzó un día mis pesares
    Con un nombre también dado al olvido.

    Y para mí ¿qué quedará?... Señora,
    Quedaréis vos en mi memoria y canto;
    ¡Y quedárame un alma que oí; adora!...
    ¡Y quedarán mi soledad y llanto!



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Mar 08 Sep 2020, 23:49

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud





    A la luna

    Desde el primer latido de mi pecho,
    Condenado al amor y a la tristeza,
    Ni un eco en mi gemir, ni a la belleza
    Un suspiro alcancé:
    Halló por fin mi fúnebre despecho
    Inmenso objeto a mi ilusión amante;
    Y de la luna el célico semblante,
    ¡Y el triste mar amé!

    El mar quedóse allá por su ribera;
    Sus olas no treparon las montañas,
    Nunca llega a estas márgenes extrañas
    Su solemne mugir.
    Tú empero que mi amor sigues dó quiera,
    ¡Cándida luna, en tu amoroso vuelo!...
    Tú eres la misma que miré en el cielo
    De mi patria lucir.

    Tú sola mi beldad, sola mi amante,
    Única antorcha que mis pasos guía,
    Tú sola enciendes en el alma fría
    Una sombra de amor.
    Sólo el blando lucir de tu semblante
    Mis ya cansados párpados resisten;
    Sólo tus formas inconstantes visten
    Bello, grato color.

    Ora cubra cargada, rubicunda
    Nube de fuego tu ardorosa frente;
    Ora cándida, pura, refulgente
    Deslumbre tu brillar.
    Ora sumida en palidez profunda
    Te mire el cielo desmayada y yerta,
    Como el semblante de una virgen muerta
    ¡Ah!... que yo vi expirar.

    La he visto i ay Dios!... Al sueño en que reposa
    Yo le cerré los anublados ojos;
    Yo tendí sus angélicos despojos
    Sobre el negro ataúd.
    Yo sólo oré sobre la yerta losa
    Donde no corre ya lágrima alguna...
    Bañala al menos tú, pálida luna...
    ¡Báñala con tu luz!

    Tu lo harás... que a los tristes acompañas,
    Y al pensador y al infeliz visitas;
    Con la inocencia o con la muerte habitas,
    El mundo huye de ti.
    Antorcha de alegría en las cabañas,
    Lámpara solitaria en las ruinas,
    El salón del magnate no iluminas,
    ¡Pero su tumba... sí!...

    Cargado a veces de aplomadas nubes
    Amaga el cielo con tormenta oscura;


    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 09 Sep 2020, 23:38

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud




    A la luna


    (cont.)

    Mas ríe al horizonte tu hermosura,
    Y huyó la tempestad.
    Y allá del trono dó esplendente subes,
    Riges el curso al férvido Océano,
    Cual pecho amante, que al mirar lejano
    Hierve, de su beldad.

    Mas ¡ay! que en vano en tu esplendor encantar;
    Ese hechizo falaz no es de alegría;
    Y huyen tu luz y triste compañía
    Los astros con temor.
    Sola por el vacío te adelantas,
    Y en vano en derredor tus rayos tiendes;
    Que sólo al mundo en tu dolor desciendes,
    Cual sube a ti mi amor.

    Y en esta tierra, de aflicción guarida,
    ¿Quién goza en tu fulgor blandos placeres?
    Del nocturno reposo de los seres
    No turbas la quietud.
    No cantarán las aves tu venida;
    Ni abren su cáliz las dormidas flores;
    Sólo un ser... de desvelos y dolores,
    ¡Ama tu yerta luz!...

    ¡Sí, tú mi amor, mi admiración, mi encanto!
    La noche anhelo por vivir contigo
    Y hacia el ocaso lentamente sigo
    Tu curso al fin veloz.
    Páraste a veces a escuchar mi llanto;
    Y desciende en tus rayos amoroso
    Un espíritu vago, misterioso,
    Que responde a mi voz...

    ¡Ay! calló ya... Mi celestial querida
    Sufrió también mi inexorable suerte...
    Era un sueño de amor... Desvanecerte
    Pudo una realidad.
    Es cieno ya la esqueletada vida;
    No hay ilusión, ni encantos, ni hermosura;
    La muerte reina ya sobre natura;
    Y la llaman... ¡Verdad!

    ¡Qué feliz, que encantado, si ignorante
    El hombre de otros tiempos viviría,
    Cuando en el mundo, de los Dioses vía
    Dó quiera la mansión!
    Cada eco fuera un suspirar amante,
    Una inmortal belleza cada fuente;
    Cada pastor ¡oh luna! en sueño ardiente
    Ser pudo un Endimión.

    Ora trocada en un planeta oscuro,
    Girando en los abismos del vacío,
    Dó fuerza oculta y ciega, en su extravío
    Cual piedra te arrojó.
    Es luz de ajena luz tu brillo puro;
    Es ilusión tu mágica influencia,
    Y mi celeste amor... ciega demencia,
    ¡Ay!... que se disipó.

    Astro de paz, belleza de consuelo,
    Antorcha celestial de los amores,
    Lámpara sepulcral de los dolores.
    ¡Tierna y casta deidad!
    -¿Qué eres, de hoy más, sobre ese helado cielo?
    Un peñasco que rueda en el olvido,
    O el cadáver de un sol, que endurecido,
    ¡Yace en la eternidad!

    1832



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Miér 09 Sep 2020, 23:43

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud







    Vie et mort


    Yo no hallo placer en la vida, y tengo
    miedo a lo muerte.
    (Palabras de la persona a quien fueron
    dedicados estos versos.)

    Oh! le mot est horrible, c'est un cri d'agonie;
    C'est l'arrêt du destin, c'est l'oracle du sort.
    C'est l'abyme sans fond; le néant de la vie,
    Et l'horreur de la mort.

    Oui, j'ai cru quelquefois ce funeste anathème
    L'entendre murmurer dans les échos du soir;
    Mon coeur le rejeta comme le cri, blasphème
    Du sombre désespoir.

    Mon coeur le répéta; mais honteux de son crime,
    Avec son doute amer il enferma ce mot:
    Mon coeur ne croyait pas tout être une victime,
    Tout accent un sanglot.

    Il osait espérer!... La beauté, l'innocence...
    Elles furent pour lui et l'espoir,et la foi:
    Oh! ma belle, il comprit le vrai de l'existence
    En passant près de toi.

    Et ton regard devint sa céleste lumière,
    Le doux teint de ton front fut l'aube de son jour;
    Sa vie fut ta pensée, ton bonheur sa prière,
    Ton âme son amour.

    Et je voulus aussi de céleste harmonie
    M'enivrer dans la voix de ton tremblant soupir.
    Tu parlas -je frémis- Depuis lors (je t'en prie)
    Faut-il vivre ou mourir?

    Ni vivre ni mourir. -Voilà donc le mystère...
    Toi-même tu n'as plus si désolante foi;
    Tu parlas en Pythie au fond du sanctuaire.
    Mais l'oracle est pour moi.

    Non, ce n'est pas pour toi qu'est cette nuit profonde,
    Elle n'est pas pour toi cette coupe de fiel;
    Pour toi, brillant esprit, qui planes sur le monde
    T'envolant dans le ciel.

    Non, non ce n'est pas toi, brillante de jeunesse,
    Innocence en sa fleur, rayonnante d'amour
    Ce n'est pais toi qui peux plonger dans la tristesse
    Du terrestre séjour.

    La vie coule pour toi en longs flots de lumière,
    Et sur ce front oú luit le sourire des cieux,
    Rien que l'ombre d'azur de ta longue paupière
    N'ombragera tes yeux.

    D'un éternel printemps brillera sur ton âme
    Le ciel toujours serein, et l'émail de ses fleurs,
    Sans qu'y roule l'été son tonnerre de flamme,
    Ses nuages de pleurs.

    Non, il n'est que pour moi le jour sombre d'orage;
    Elle fut pour moi seul l'aveugle nuit d'horreur,
    Qui poussa dans les flots d'une mer sans rivage
    Le bateau de mon coeur

    Dès lors je ne vis plus ni le ciel, ni la terre,
    Ni le jour m'éclaira, ni le phare du port,
    Et je demande en vain dans ma nuit solitaire
    Ou la vie, ou la mort.

    Ni la mort, ni la vie... ah! Qu'es ce que de vivre,
    Oh! mon ange adoré, si je ne vis en toi?
    La mort!... eh! bien... la mort qui de toi me délivre,
    Me glace aussi d'effroi

    Je ne vis ni ne meure... sur ce désert de sable,
    Vide ou de cendre plein, mon être est un tombeau;
    L'épitaphe y manquait, et le mot qui m'accable,
    Tu l'y gravas. -C'est beau.

    Mais on ditque souvent l'on voit au cimetière
    Un ange dans la nuit assis sur un cercueil,
    Y pleurant quelquefois ses larmes de lumière
    Sur un marbre de deuil.

    Hélas! si dans l'essor de ta pure jeunesse,
    Fatiguée en ton vol, de calme et de bonheur,
    Tu veux aussi goûter une heure de tristesse
    Pour soulager ton coeur;

    Belle apparition, viens, descende dans mon âme;
    Viens, voici le tombeau où tu pourras t'asseoir;
    Répands dans l'ombre au moins, les clartés de ta flamme
    Sur un marbre aussi noir.

    Un moment sur l'horreur de ma nuit éternelle
    Fais briller de ton front l'auréole étoilée,
    Et cache sous l'éclat de l'émail de ton aile
    Ma carcasse brûlée.

    Oh! viens, rayon du soir, ou rayon de l'aurore,
    De ce tombeau vivant visiter le séjour;
    De grâce, rafraîchis le feu qui brûle encore
    D'une larme d'amour.

    Puis... Je ne veux plus rien... pur et charmant génie,
    Je n'ose rien de plus demander à mon sort,
    Mais, du moins, donne-moi le désir de la vie,
    Ou l'amour de la mort,




    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 10 Sep 2020, 23:38

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud






    El sol de mayo

    Ese sol que candente reverbera
    Sobre el campo a sus fuegos abrasados,
    Y el joven lirio del vergel tostado
    Deja, y seco el arroyo en la pradera;

    Allá en el risco de montaña fiera
    Bajo marmórea nieve sepultado,
    Torna en arroyo el témpano apretado
    Que fecunda espumoso su ladera.

    Tú, sol de amor, que en la mitad de mayo,
    Alzas sobre mi fúnebre horizonte
    El fuego que me abrasa y me ilumina...

    Que tu faz no me esquive un solo rayo,
    Era mi corazón nevado monte,
    Hazle, ardiendo sin fin... verde colina.

    15 de mayo de 1849.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 10 Sep 2020, 23:40

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud





    En los días de un magnate

    Iba a cantar, Señor, y ya mi mente
    Recogía en la Historia
    Los lauros con que adorna vuestra frente
    El Genio de la gloria.

    Cuando, cual nube, que de negro manto
    En julio el sol rodea,
    Cubrió mi alma de nubloso espanto
    Una lúgubre idea.

    Y los ojos clavados en el suelo,
    Medité tristemente
    Del hombre audaz el orgulloso anhelo,
    Y su razón demente.

    ¿Por qué, clamé con alborozo y fiesta
    Solemniza aquel día,
    Que a la existencia le lanzó funesta,
    Dó nadie le pedía?

    ¿Por qué idolatra luego de la vida,
    Se alegra, al par que huye?
    ¿Por qué del año ensalza la venida
    Que tal vez no concluye?

    Teme del Tiempo la guadaña inmensa,
    Y vano al Tiempo adora;
    Como el egipcio al cocodrilo inciensa
    Que después le devora!...

    No, yo no cantaré; sólo postrado,
    Pediré al cielo canto,
    Que alargue el hilo a su vivir sagrado,
    Orar será mi canto.

    Pero en el tierno y fervoroso ruego,
    ¡Oh extraño movimiento!
    Alcé mi frente, y de celeste fuego
    Vi circundado el viento.

    Sentí angélico aroma difundido,
    Y mi arrobada calma
    Turbó una voz, que sin herir mi oído,
    Así sonó en mi alma.



    (CONT.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 01:38

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud




    En los días de un magnate

    (cont.)




    -«¡Necio! tú que recónditos arcanos,
    De tu espíritu mismo, desconoces,
    Sólo creyendo en las mentidas voces,
    ¡Qué osas llamar razón!

    »¿Por qué dejas los ámbitos del cielo
    Dó sólo asciende el éxtasis del canto?
    ¿Nada es verdad en el inmundo suelo
    Sino la inspiración!

    »En buen hora esos míseros humanos
    Que de terrenos límites ceñidos,
    Para vivir no más fueran nacidos,
    Lloren su único bien.
    »En buen hora con tétrico semblante
    Miren volar la efímera existencia,
    Y el giro de los años incesante
    Siempre acusando estén.

    »No así el pecho magnánimo, que abriga
    De la virtud el hálito divino;
    Ni a sus ojos la vida es un destino,
    Ni sueño... y vanidad.
    Él su enigma recóndito comprende,
    En la tierra su tránsito no es vano;
    Que... algo es la vida a quien por ella asciende
    A la inmortalidad!

    »Sus días son magníficos presentes
    Que los cielos al mísero regalan,
    Y en el Empíreo, timbres que señalan
    El humano blasón.
    »Y el año que tan plácido renueva
    Para el Prócer benéfico que cantas,
    Un nuevo paso, con que eterno eleva
    Su inmortal escalón.

    »En él alzado mírale, y radiante
    Deslumbrando en su espléndida carrera,
    Reverberar en la terrestre esfera
    Como un sol de virtud.
    »Así, tras de las hórridas tormentas,
    Lanza el astro purísimo del día,
    Triunfador de las nubes cenicientas,
    Gozo, lumbre y salud.»

    «Y tú el arpa profética pulsando,
    En ardoroso cántico proclama
    Que de su vida la preciosa llama
    Jamás se apagará.
    »Que el Tiempo en torno de él sus alas posa,
    Y la corriente indómita de olvido,
    En su nombre estrellándose rabiosa,
    Sin nombre acatará.»


    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 01:40

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II



    Segundo período: Juventud




    En los días de un magnate

    (cont.)



    Calló la oculta voz, y vi la aurora
    De este precioso día;
    Y sobre el arpa de marfil sonora
    Preludié mi alegría.

    Mas al querer con cánticos de gloria
    Dar mi voz a los vientos,
    Resonaban tan sólo en mi memoria
    Los divinos acentos.

    Y los canté... y del éxtasis, sagrado,
    Perdido que hube el fuego...
    Otra vez en la tierra prosternado,
    ¡Torné a mi humilde ruego!





    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 01:44

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez


    Al Eresma


    No, no empañarán mis ojos,
    Eresma, tu agua fulgente,
    Ni detendrán tu corriente
    Con su mirada fatal.
    No te asustes, como el mundo,
    De mi presencia importuna;
    Que no hay ni un rayo de luna,
    Que me pinte en tu cristal.

    De cerrada, oscura noche,
    Encubierto y solitario,
    Como un muerto en el sudario,
    Ni la agito, ni me ve.
    Ni interrumpo tu murmullo,
    Ni a tu orilla su reposo,
    Y fantasma nebuloso,
    Huellas no estampa mi pie.

    Mas si al sentir en la brisa,
    Que sobre tus ondas juega,
    La ráfaga, que les llega
    De un aliento abrasador,
    Me conoces, y espantado,
    Tu murmullo me interroga,
    Eresma, el espanto ahoga!...
    Responderte ha mi dolor.

    -Preguntas si la frescura
    De tus márgenes me llama,
    Y si el ardor que me inflama
    Podré en tus ondas templar.
    Sed de los labios se templa;
    Mas cuando un alma se abrasa,
    Tu agua toda viene escasa,
    Río, y toda la del mar.

    Ni ofrecer puedes la muerte,
    Ni yo buscar en tu centro
    La tumba, en que ya no encuentro
    El término a mi sufrir.
    Que hoy son mis males mayores,
    Cuanto mezquinos parecen...
    Que a mi orgullo no merecen
    La importancia de morir.

    Acaso huyendo mi planta
    De un mundo que la aprisiona,
    Fuera de él busca su zona
    De silencio y soledad.
    ¿A qué?... en torno a un alma sola
    Harto hay silencio profundo,
    Harto es cementerio el mundo,
    ¡Y yermo la sociedad!...

    Ni pienses que es el arcano
    De esos monumentos viejos
    Lo que vengo en tus reflejos,
    Claro río, a sorprender.
    Quede para ojos tranquilos,
    A través de tus cristales,
    Descifrar esos anales
    De un decrépito poder.

    Lean sobre ese peñasco,
    Por cuyos cimientos corres,
    Qué mano elevó las torres
    Que coronan tu ciudad.
    Y a par el gigante siglo
    En que un pueblo omnipotente
    Con los arcas de ese puente
    Rubricó su eternidad.

    Hallarán lápidas, tumbas,
    Letreros, templos y altares,
    Y aun bellos los alminares
    Con que alza airosa su sien.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 01:46

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez


    Al Eresma


    (cont.)


    Tu alcázar, que, vieja nave
    Encallada en una roca,
    Caerá, aunque el mar no la toca,
    Del viento al primer vaivén.

    No; yo no miro esas piedras
    Que necio un siglo amontona,
    Y otro siglo desmorona,
    Del hombre en justicia fiel.
    Que son hoy lo que antes fueron
    Esas mezquinas mansiones;
    Más que ciudades, prisiones;
    Y tumbas indignas de él.

    Ni alzarme puedo del polvo
    Dó el hombre estampa sus huellas,
    Hasta ese manto de estrellas,
    Tu alfombra y tu pabellón.
    Que el mismo brazo de hierro
    Que del mundo me repele,
    Sujeta, porque no vuele
    Lejos de él, al Corazón.

    Extraña al mundo, y al cielo,
    Y más que los dos piadosa,
    No hay en tu campo una rosa
    Que su fragancia me dé.
    Ni dichas que cubrir pueda
    La noche con su misterio,
    Cuando cubre un cementerio
    El tálamo de mi fe.

    ¡Nada existe!... bellos lazos
    Que el alma a la vida unieron,
    Al ímpetu se rompieron
    De iracunda tempestad.
    Una lágrima, un gemido...
    Fueron sus tristes despojos,
    Y no encontraron mis ojos,
    ¡Ay!... ni mis labios, piedad.

    También rechazó con mofa
    Esa sociedad mi llanto;
    Tal vez creyó que era un canto
    La queja en que prorrumpí.
    Y por eso guardé ¡oh río!
    Para tu orilla y tu seno...
    Todo el dolor y el veneno
    Que a derramar vengo en ti!

    Que busqué en vano a mi acento
    Labio que le acompañara,
    Seno amante en que lograra,
    Sin rubor, lloro verter.
    Busqué la amistad iluso,
    Dó hay sólo interés y miedo,
    Busqué amor... que hallar no puedo,
    En quien sólo ama el placer.

    Y de la cumbre de hielo
    De esa soledad poblada,
    Oí abajo en la enramada
    Tus puras ondas mugir.
    Y a tus solitarias márgenes
    Dije, volviendo mis huellas,
    «Agua y voz me -darán ellas
    Para llorar y gemir.»

    Héme aquí... dulce mi acento
    No harás con tu blando arrullo;
    Mas cubrirá tu murmullo
    Su resuello de huracán;
    Y aunque no hay en tus orillas:
    Eco con que le respondas,
    Habrá rocas y habrá ondas
    Que en ellas le estrellarán...

    Y de esta lágrima inmensa
    Que un mundo entero acibara,
    Dó se exprime y se alquitara
    Toda una vida de hiel;
    De esta lágrima pesada,
    De plomo ardiente fundida,
    Siempre a un rostro suspendida....
    Y siempre cayendo de él;


    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 01:48

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez


    Al Eresma


    (cont.)

    De esta lágrima vidriosa
    Que ojos opacos velando,
    Con mentida luz vibrando
    Al mundo acaso engañó;
    Donde un ojo indiferente
    Tras de en prisma de hielo,
    Cual radiosa luz del cielo,
    El brillo de un rayo vio;

    De esta gota de un abismo,
    Como mi dolor, profundo,
    Que ningún labio en el mundo
    Supo amoroso enjugar,
    ¿Qué harás?... ¿qué, al darla a tus ondas,
    Eresma, piensas que espero?...
    Que tú la lleves al Duero...
    ¡Y el Duero la lleve al mar!


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 01:50

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez



    ............

    En el álbum de una señora del gran mundo
    Del álbum de una hermosa las páginas doradas
    Pudieran ser de un alma la semejanza fiel;
    Ella las abre al mundo, cándidas o rosadas,
    Y el mundo va borrando de negro su papel.

    E imprime bellos cuadros, y cantos y armonías,
    Y nombres, y recuerdos, y risas y dolor;
    Empero siempre páginas habrá blancas, vacías,
    Que esperan nuevos nombres de amistad y de amor.

    A veces ¡ay! en vano, de una existencia entera
    Se abren las bellas hojas de nácar y marfil;
    En vano desplegándose, el corazón espera
    Que grabe un nombre eterno en su seno el buril.

    No más que tintas pálidas, no más que nombres vanos
    El deleznable lápiz fugaz bosquejará;
    ¡Nombres, tal vez sin vida! escritos con las manos
    Por quien abriga estéril el corazón quizá...

    ¡Ay! por mi mal, Señora, borradas y vacías
    Yo volví muchas hojas del libro de mi fe,
    E inconstancia pudieron llamar las almas frías,
    Al devorante anhelo de un nombre que no hallé.

    Uno sólo... en mi oído las cántabras sirenas,
    Entre sus rocas tristes le hicieron resonar;
    Grabado está en el alma... más ¡ay! con sus arenas
    ¡Cubrióle y con sus algas la furia de aquel mar!...

    Y a vos, como ninguna, de gracia y de ternura,
    Existencia brillante, radiosa aparición,
    Que recibís en trono de gracia y de hermosura
    De un pueblo de amadores la esclava adoración.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 01:51

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez



    ............

    (cont.)


    Sobre el álbum magnífico de esas páginas de oro,
    De esas hojas de rosa, de nácar y marfil,
    Al estampar el mundo su unánime «¡Te adoro!»
    Decid: ¿sentisteis siempre abrasado el buril?

    Y en ese torbellino de ese doblar inquieto,
    Leves unas tras otras, las hojas del amor,
    ¿Vuestro sutil espíritu no sorprendió el secreto
    De lo que llama el mundo constancia, fe y honor?

    ¿No queda en lo más íntimo de esa existencia bella,
    Un escondido oráculo que nadie descifró
    ¿Blanca no hay y vacía una página en ella,
    Dó el nombre de la vida tal vez no se escribió?..

    ¡Perdón, perdón, Señora! a mi indiscreta duda;
    Perdón al extravío del pensamiento audaz.
    Perdón a un alma triste, de creencias desnuda,
    ¿A quien ni amor dio dichas, ni dio el olvido paz!

    Blancas, rotas o escritas ¡ah! no cerréis, Señora,
    Las páginas del álbum de vuestro corazón;
    Que aun más desgracia fuera, que hallarais en mal hora
    Quien pudiera abrasarlas con sólo una pasión.



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 04:33

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez






    Una tarde de lluvia

    Sobre el Betis tendidas como un velo
    Mira esas nubes deshacerse en llanto;
    Puras las rosas, su capullo en tanto
    Con más pompa y color abren al cielo.

    Soltara empero el huracán su vuelo
    Y só el crujir de su encendido manto,
    Gruesa avenida vierais con espanto
    Tronchar las flores y arrasar el suelo.

    ¡Así acontece al corazón, Señora!...
    Flor que con blanda lluvia de tristeza
    Balsámicos perfumes evapora;

    Mas si el cierzo desata su crudeza,
    Del torrente la furia asoladora
    Troncos deja no más... cieno y maleza!


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 12 Sep 2020, 04:34

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez






    En una despedida

    Llegó el instante ansiado, instante al par temido,
    Que un misterioso enigma funesto hace a los dos;
    Y en breve entre nosotros, las aguas del olvido
    Cegarán ese abismo que hoy abre un triste adiós.

    ¡Así cerrarán ellas la herida envenenada,
    Que un día y otro día ahondó traidor puñal!
    ¡Así al mugir lejano de tempestad pasada
    Respondiera en silencio tranquilo su raudal!

    Mas hoy sobre nosotros la tempestad aún brama,
    Y al último estampido de su infernal fragor
    La nube que nos cerca, con ráfagas de llama
    Alumbra el turbio ocaso de nuestro triste amor.

    Amor que al fin se apaga, llama que se oscurece
    Violenta despidiendo su centella final;
    Y en vano es mi propósito, que el cielo no agradece,
    Y en vano se renueva tu lucha desigual.

    En vano de tu labio la tímida protesta
    Rechaza a mi ternura el nombre que te di.
    En vano bajo el velo de una amistad funesta
    Aún hoy retractar quieres el amoroso sí.

    Brilla, brilla en tus ojos, y ese postrer instante
    Revela comprimida só un yugo tu pasión.
    Estrechando las mías tu mano palpitante,
    un recuerdo, imploras un perdón.

    Y en mis ojos leyendo la lúgubre fiereza
    Que enciende en mi despecho ceñuda su altivez,
    Más que mi horrible calma temiendo tu flaqueza,
    Huyes luchando trémula por la postrera vez.

    Y buscas de otro abrigo la sombra protectora,
    Que sin piedad nos niega volcánica pasión.
    Para templar la llama, que oculta nos devora,
    Tu boca, en vez de un ósculo, me ofrece una oración!

    -«Parte infeliz, me dices, y endulce la amargura
    Del acíbar que tragas, la hiel que yo bebí.
    No a tu consuelo niegues saber mi desventura,
    Y si otras te llorasen... yo... rogaré por ti!

    »Mañana, cuando el cielo propicio a tu destino
    Tienda bajo tus pasos la alfombra de su luz,
    Contaré las pisadas de ese raudo camino
    Al son de mis plegarias, postrada ante la cruz.

    »Yo invocaré a la Virgen, que cubra con su manto
    Los hombros del viajero que acaso me odiará;
    Que acaso, en duda incrédula de un voto tierno y santo,
    Ignore el alto precio que mi pasión le da.

    »Yo pediré llorosa, yo clamaré ferviente
    Que un Ángel te conduzca donde es fuerza partir,
    De donde, a pesar tuyo, rogaré eternamente...
    ¡Y, acaso, a pesar mío, te vuelva a conducir!

    »Sí, vuelve; en los momentos de mi rogar tardío
    Mi tierna y pura súplica oiga tu corazón.
    Temple el airado enojo de tu furor sombrío
    La voz que a un tiempo elevan mi pecho y mi oración.

    »Vuelve, y mi voz disipe, si trémula, sincera,
    La voz mentida, aleve, que nunca pronuncié,
    Y que de un alma crédula, más que amante, altanera,
    Me arrebató en un día la mal segura fe.

    »Y vuelve ¡ay! vuelve en breve, dó ansiosa los rigores
    Que fingió en odio ingrato tu ciego frenesí,
    Más tiernos te reclaman que hipócritas amores...
    ¡Oh! llórente en buen hora... ¡Yo rogaré por ti!»

    Como el remiso aliento del triste que agoniza,
    Tu tímida plegaria estúpido escuché.
    De ese momento lúgubre que el dolor solemniza,
    La emoción reprimida confuso respeté.

    Sobre el oscuro fondo, de mi penosa duda
    Sentí en raudo relámpago plácida luz cruzar,
    Creí oír como el eco de tu expresión ya muda,
    Mi nombre murmurando al pie del sacro altar.


    Creí ver a los ángeles con tu oración subiendo,
    Esparcir su perfume hasta dó fuera yo,
    Con sus doradas alas, de mi pasión cubriendo
    La nube, que en mal hora tu espíritu aterró.

    Creí verte llorosa bajo el tupido velo,
    Sólo al oscuro templo tus lágrimas fiar,
    De amarme y ser ingrata perdón pidiendo al cielo...
    Y amarme y ser ingrata, llorando, confesar.

    Y era el postrer instante de mi postrero día;
    Tu mano entre mis manos, tu labio requerí...
    Tu labio quedó inmóvil... tu mano no era mía...,
    ¡Oh!... ¡bórrese del tiempo la hora en que te vi!



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 12 Sep 2020, 23:35

    Estos autores y autoras del siglo XIX, no deberían pasar desapercibidos. Habría que darles una oportunidad. O hacemos una POESÍA CONSAGRADA o hacemos UN POESÍA DE TODOS Y PARA TODOS ( EL SIGLO XIX ES EL GRAN OLVIDADO DE LA POESÍA ESPAÑOLA)


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 00:09

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez





    Enviando mi retrato


    Aún hay sobre el desierto de la vida
    Lejana y solitaria una palmera;
    Aún hay un puerto dó salvarse espera
    De su hórrida tormenta el corazón.
    Aún hay, como en su norte, un pensamiento
    Clavado en mi memoria eternamente:
    Hay de mi vida otro vivir pendiente
    Con inefable eterna adoración.

    Lejos, empero, sí... los bellos ojos
    Que el vértigo de amor desvanecía,
    El seno que mi acento estremecía...
    Hélos allí, abatidos de esperar.
    Allí su abrazo, que se tiende al viento
    Como el ¡ay! de su idólatra ternura...
    Sal a su encuentro tú, feliz pintura...
    Ese abrazo y suspiro ve a buscar.

    Vé, más que yo dichosa! vé y respira
    La atmósfera de amor que ya no aliento,
    Y que ese llanto, de que estoy sediento,
    Destiñan, y sus besos, tu color.
    Vé y mírala... mas ¡ay! baja tu frente,
    Llega a sus plantas, y tu planta humilla;
    Y dobla prosternado la rodilla
    Ante el altar de su celeste amor.

    Sí, como ante el altar... más que ante sólio!
    Refrena el paso, y el mirar inquieto:
    Y tus párpados velen de respeto
    La juvenil fogosa brillantez.
    Conoce al fin a la mujer que miras:
    Es más que Reina, sí; besa en planta;
    Mas que amante y deidad querida y santa;
    Es una Madre... humíllate otra vez.

    ¿A quién, sino a una Madre?... ¿A qué otros ojos:
    Presente hiciera de esa faz mi mano?
    ¿Qué amor sufriera de ese mundo vano
    Tal testigo a su fría veleidad?
    ¿Que fueras tú al amor?... la más ardiente
    Con un crespón de olvido te velara:
    Y, o con la planta del desdén te hollara,
    O fuérasle un padrón de vanidad.

    ¡Pero una Madre! te alzará en sus brazos
    Con el delirio que me alzaba niño;
    Y más que entonces ebria en su cariño,
    Querrá dar vida a tu color con él.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 00:10

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez





    Enviando mi retrato

    (cont.)


    Y en ese rapto brillará radiosa...
    Estrechárate extática, anhelante...
    ¡Ay! no empero una voz para ese instante
    Te ha dado, ni una lágrima, el pincel.

    Mudo lienzo, ilusión... para ti, nada!
    Para ella, un universo, un paraíso;
    Si en ti fijar mis años fue preciso,
    Por ti a los míos torne su vivir.
    Y prodigiosa página esa tela
    De una vida de afán será la historia,
    Dó guarde lo pasado su memoria,
    Dó busque su esperanza el porvenir.

    Que tú serás a un tiempo el bello infante
    Que en su regazo juvenil reía,
    El niño que lloraba y padecía,
    Como entrando en la vida a su pesar;
    Y el joven triste, que en el llanto sólo
    Del seno maternal halló consuelo
    A esas angustias de amargura y duelo,
    Dó lucha el corazón antes de amar.

    Ella las vio nacer, su flor temprana
    Cubrirse vio de espinas de pasiones;
    Y hoy verá más profundo en tus facciones
    Tan demudadas ¡ay!... nuevo dolor.
    Y al lienzo en vano pedirá que pinte
    De ese oscuro penar el triste objeto,
    Buscando ansiosa el fúnebre secreto
    Que más que yo, tal vez halle su amor.

    ¡Ay! no, que de ese gesto comprimido
    Del ceño adusto en que tus ojos giran,
    Y de esos labios que al reír suspiran,
    Ni ella el confuso enigma acertará.
    Ni en los raros mudables caracteres,
    Que como nubes d verano ardiente,
    Surcan informes tu abrasada frente,
    La misteriosa cifra leer podrá.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 00:12

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez





    Enviando mi retrato

    (cont.)


    Y a su seno estrechándote afligida,
    O en sus besos intente arrebatada
    Lo que no pudo ardiente la mirada,
    Adivinar sintiendo el corazón.
    Ora con llanto y trémulas plegarias
    Cuenta demande de tu vida al cielo;
    Ora reclame acentos de consuelo
    De ti pobre semblante, en su aflicción...

    Y tú, callada pintura...
    ¿No habrá en la inmoble actitud
    De esa olvidada apostura,
    Una expresión de ternura
    Con que calmar su inquietud?

    ¿Nada podrás responder
    A una infeliz que te implora?
    ¿Podrás tu seno esconder
    A una mujer que te adora,
    Si es ¡ay! la que te dio el ser?

    Cuando de noche, abrigada
    Del doméstico reposo,
    Como una amante citada,
    Ufana y sobresaltada
    Llegue a ti con pie medroso;

    Y tu lienzo descolgando,
    Por más verte a su sabor,
    Cuerpo a sus tintas prestando,
    Le interrogue sollozando
    Por el hijo de su amor...

    Di, ¿qué habrás de responder?
    ¿Qué la darás por consuelo...
    Ya que no la des placer!
    ¿Qué amor habrás de ofrecer
    A esos amores del cielo?

    ¿Con qué el llanto enjugarás
    Que destiña tu barniz?
    ¿Qué a sus ojos contarás?
    ¡Ah!... no te miren jamás,
    Si no has de hacerla feliz!...

    Mas no...de tu faz sombría
    El velo oscuro levanta,
    Y al seno materno fía
    Lo que de ti no sabría
    Ese mundo que te espanta.

    Dila por qué, aunque lozana,
    Brilla así tu juventud
    De precoz favor ufana,
    No es más esa pompa vana
    Que el oro de un ataúd!

    Dila por qué, aunque halagado
    De ruidosa sociedad,
    Yace en lágrimas bañado
    Tu corazón, sepultado
    En eterna soledad.

    Dila que brazo enemigo
    Estorba en su derredor
    Que al menos sombra, no abrigo;
    No un compañero, un testigo...
    La amistad dé a su dolor.

    Díla por que, aunque se apura
    En darme un mundo aparente
    Triunfos de amor y hermosura,
    No halla un seno mi ternura
    En que reposar la frente.

    Dila... mas... basta a tu duelo;
    Su precioso llanto ver...
    Pide ya una voz al cielo,
    En que la ofrezcas consuelo...
    Ya que no la des placer!...

    Díla que si la vida turbulenta
    Rauda al pasar, mi faz desfiguró,
    Piense que el alma que en su seno alienta

    Ese mundo de horror no corrompió.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 00:13

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez





    Enviando mi retrato

    (cont.)



    Díla que en una atmósfera infestada
    Con el soplo mefítico, mortal,
    De una nación entera, condenada
    A ser, por todo un siglo, criminal;

    Que en el negro sangriento torbellino,
    Que en torno vemos de esta edad rugir,
    Los que en mal hora sentenció el Destino
    En ella ¡desgraciados! a vivir;

    Que en la borrasca universal dó boga
    Ebria una raza que su fin no vé,
    Y que el grito mortal del que se ahoga
    Canto de vida y de esperanza cree.

    Que en la nueva Babel, dó erguido el hombre,
    En castigo a su necia presunción,
    De Dios ni de virtud no entiende el nombre,
    Ni de amor, heroísmo y religión.

    Dó el cielo de esta raza corrompida
    Es la tierra que huella con sus pies,
    Su Destino el placer, su fin la vida,
    Y en moral sublime el ¡interés!...

    Díla a una Madre tú, que del profundo
    Del alma dó su mano la plantó,
    Aun, resguardada al huracán del mundo,
    Una flor de virtud no se arrancó.

    Que en vano... polvo, escombros y maleza
    Amontonó sobre ella el vendaval
    Que aún conserva un esmalte de pureza,
    Como rosa guardada en un fanal!

    Que marchita tal vez, descolorida...
    Porque a la luz del cielo no creció!
    Su perfume balsámico en mi vida
    Más de una vez fragante derramó.

    Y el aquilón sañudo entre sus hojas,
    Como el aura en las cuerdas de un laúd,
    Al son hizo mezclar de mis congojas
    Acentos ¡ay! de amor y de virtud.

    Díla, sí!... que estos nombres sacrosantos
    Donde ella los grabó, fijos están:

    Y que siempre al gemido de mis cantos
    En unísono acorde se unirán.

    Que todo es de ella, cuanto el alma encierra
    De puro y grande, y noble y celestial;
    Y también de ella, si quedó a la tierra
    Centella alguna de calor vital.

    Que arrebatado en vértigo inconstante,
    De borrasca en borrasca el corazón,
    Si abrigó solo efímera, un instante,
    Cada quimera de fugaz pasión,

    Hubo siempre un afecto intenso, fijo,
    Y un eterno suspiro de pesar
    Del joven no... del corazón del hijo,
    Que a nadie supo así constante amar!

    Y ese celeste amor, como un sagrario
    Puro el recinto conservó tal vez,
    Tutelar alejando del santuario
    De bastarda pasión la embriaguez.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 00:15

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez





    Enviando mi retrato

    (cont.)



    Siempre radiante, y luminosa, y pura,
    Presidió allí subida en el altar,
    Y nunca... aun adorada... la hermosura
    Al ara en que ella está, pudo llegar.

    Nunca humana belleza su memoria
    En mi mente frenética eclipsó;
    Nunca la más querida, en su victoria,
    La copia de ese rostro recibió.

    Y si a pasión funesta no fue escudo,
    Pena del cielo a un corazón infiel,
    Del despecho, mortal librarme pudo,
    Y al tósigo endulzar la amarga hiel!...

    Que cuando triste al contemplar dó quiera
    Reyes del mundo al crimen y al dolor,
    A la eterna bondad llame quimera,
    Y blasfemé del mundo y su Hacedor,

    Su imagen entre nubes refulgente
    Salía, como el iris oriental
    A sostener el corazón doliente,
    Y contra el genio a protestar del mal.

    Ella rasgaba ante mi vista el velo
    De esa horrible verdad que nada ve,
    Y por ella volví piadoso al cielo
    Mirada ansiosa de esperanza y fe.

    Que ella me la inspiró... recuerdo ahora
    Que una plegaria al murmurar los dos,
    Aprendí a amar al Dios a quien adora...
    Porque Madre también tuvo ese Dios!

    Y hoy al mezclar en mi oración su nombre
    ¡Creo al Señor! gritando en mi impiedad:
    -«Si tiene Madre sobre el mundo el hombre,
    »Madre tendrá la triste humanidad.»

    ¡Ay! díla, en fin, que unida al fondo mismo
    Del corazón que un mundo devoró,
    Pegado a las paredes de un abismo,
    Dó ni cenizas hay de cuanto ardió!

    Escrito un nombre brilla venerando,
    Y una llama, a par de él, arde inmortal,
    Dó eterno y sólo quedará brillando
    El nombre suyo y el amor filial!

    Háblale así... tu comprimido labio
    Repita el voto que mi voz te presta;
    Ella creerá a tu boca la protesta
    Que con ósculo ardiente sellará.

    Y llorosa postrándose a tus plantas
    No a ti te mirará, mirará al cielo,
    Y en respuesta a tu acento de consuelo,
    A la Madre de Dios por mí orará.

    ¡Oh!... ¡Quién la viera en su actitud sublime,
    En las alas tendiéndose del alma,
    Por llevar hasta mí la dulce calma
    Que el cielo preste en premio a su oración!

    ¡Y quién besara su adorable mano
    Cuando por fin de su plegaria ardiente,
    Derrame con fervor sobre tu frente
    Su solemne Sagrada bendición!

    ¡Oh!... llegará hasta mí, Madre querida!
    Tu esperanza y tu fe no será en vano;
    Y el signo Santo de tu augusta mano
    Propicio sobre mí vendrá a caer.
    Y, misterioso lábaro, descienda Del enemigo
    mundo en la batalla, Mi corazón, como invisible
    malla, De la traidora suerte a guarecer.

    Y apure el mal su copa de amargura,
    Y remache sus hierros el Destino,
    Y en borrascoso eterno torbellino
    Despedaces el orbe en derredor;
    Que en tanto pueda iluminar fulgente
    Tu astro de paz mi soledad sombría,
    Mientras tú me bendigas, Madre mía,
    Cielo habrá para mí, mundo y amor!






    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 00:17

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez


    En las ruinas de Itaca



    Improvisación

    También muere el sepulcro. ¡También murió la historia!
    Hasta en la tumba efímero se humilla nuestro ser:
    Las ruinas son un sueño, su vida es la memoria:
    Vida y memoria llegan los siglos a perder.

    No ha mucho aquí se alzaron columnas a millares,
    De un pueblo imperatorio severo pantëón,
    Las ruinas se acabaron; y mieses, y olivares
    Robaron a los muertos su póstuma ilusión.

    En choza convertido, donde el zagal se aloja,
    El antro de las fieras del ancho circo está.
    Itálica!... responden los versos de Rioja:
    De Itálica los ecos, nada responden ya.

    Así de almas en ruinas, que florecieron antes
    Sólo recuerdos guarda la lúgubre mansión:
    Evocad ¡ay! su vida en páginas amantes,
    No en la caverna muda del seco corazón.



    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 13 Sep 2020, 00:39

    ME GUSTA ESTE AUTOR. GRACIAS, LLUVIA.

    BESOS.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 01:07

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez








    El sueño de Endimión
    Para un álbum (en La Coruña)


    Reclinada la frente entre beleño
    Yace Endimión dormido en la montaña,
    Mientras del cielo que su oriente empaña,
    Leve Dïana desarruga el ceño.

    Callada sigue su amoroso empeño,
    Rebozada en la luz que al joven baña:
    No era para un mortal dicha tamaña;
    Y él sigue hundido en su aplomado sueño.

    También así, Señora, en el olvido,
    So la quiebra más honda del Parnaso
    El que mi númen fue, yace rendido.

    Movéis de Oriente el rutilante paso,
    Y el triste sigue, a su pesar, dormido:
    ¡Su helada inspiración toca al ocaso!


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 55051
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 13 Sep 2020, 01:13

    NICOMEDES PASTOR DÍAZ

    TOMO II


    Tercer período: Madurez



    La sirena del norte

    Un tiempo fue que la falaz Sirena
    Del mar de Mediodía
    Sobre las rocas de la costa helena
    Las naves en el piélago sumía.

    Que ya entonces el hado revelaba
    Al hombre sin ventura,
    Que también el placer la vida acaba;
    Que también es un monstruo la hermosura!

    Ya el Egeo tan pérfidos cantares
    No escucha, ni el Euxino.
    Cuando la muerte corre aquellos mares,
    Truena como el cañón de Navarino...

    Más felices del Norte las regiones
    Aún tienen su cantora;
    Que no siempre de crudos aquilones
    Domina allí la furia bramadora.

    (cont.)


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    Contenido patrocinado


    NICOMEDES PASTOR (1811-1863) - Página 3 Empty Re: NICOMEDES PASTOR (1811-1863)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom 23 Jun 2024, 07:50