Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 735721 mensajes en 37701 argumentos.

Tenemos 1313 miembros registrados.

El último usuario registrado es gabfranco100@gmail.com.

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 44 usuarios en línea: 8 Registrados, 3 Ocultos y 33 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Carlos Justino Caballero, Catalina de Alvarado, cecilia gargantini, javier eguílaz, Maria Lua, Maria Román, RafaelaDeroy, Ramón Carballal


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Mayo 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 24 Abr 2018, 05:13

SAL A MI ENCUENTRO (MªT CERVANTES)

XV

Confié mi secreto a ese tu mar abstracto, que tanto me atraía a través de la niebla y de la duda, del enigma del mundo.
Este anhelo sin nombre, sin fecha, sin condición posible.

Yo me dejaba ir, sencillamente ir. Tú decías:"Por aquí", a través de los años y los aconteceres. En mi mente una bella oración aprendida de labios de mi madre que sentí verdadera: "Oh fe, gracia, enredo sublime, luz que brilla y ennoblece". Ese espacio tan tuyo con sus noches de estrellas que hubiese deseado estrechar en mis brazos.
Nadie pudo adentrarse en mi luz de anhelado horizonte, en el que quise contemplar mi vida con esa paz tan única que yo buscaba en ti.
..........................................................................................................................................
La noche se hizo tierna como un brote de amor, como el sueño de un gorrión en la última rama de la tarde.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 24 Abr 2018, 05:43

SAL A MI ENCUENTRO (MªT CERVANTES)

y XVI

Niebla de ocaso.
El corazón se agita con débiles latidos en un intento último de vida. El oro apenas de los sueños como chispa secreta hacia tu orilla. Mi libertad se expande al roce de las olas, de tu agua de vida que escondes tan en ti. Sí, en ese tu mar inmenso que ya no se parece al que soñé: un silencio muy hondo atraviesa mis labios con sabor a sueño sosegado.

¡Oh noche, a la sombra de tan serenas olas y al misterio del tiempo que confío a tus manos!
Desde mi ventana al mundo, hoy contemplo tu cielo como nunca. Mi corazón te cuenta sus pesares: la vida, el tiempo, todo cuanto me habita, todo cuanto me obsede, todo cuanto no entiendo...¿hallará cobijo en ti?

¿A través de qué fondo, de qué abismo, de qué océano, de qué noche estrellada, tenderás tus dos manos a ésta, a quien Tú quisiste darle vida y que tuviera un nombre?
........................................................................................................................................
Sólo advierto un nube que viene de muy lejos y deja resbalar su agua en mis mejillas: el paso melancólico del tiempo y una antigua nostalgia de tu mirar secreto que mis pobres plegarias han retenido en mí.

El mar está conmigo, aunque lejos, inmensamente lejos, y presiento tu imagen en su azul.

La vida quedó atrás, en un rumor de olas sin posible futuro.

FIN DEL POEMARIO "COMO UN NÁUFRAGO" de MARÍA TERESA CERVANTES. Sin embargo el libro lleva unas letras al final, que son de la propia autora. Las pongo en la página siguiente.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 24 Abr 2018, 06:05

COMO UN NÁUFRAGO

NOTA FINAL DE LA AUTORA, MARÍA TERESA CERVANTES.

En el éxtasis de un atardecer de febrero he vuelto a leer el manuscrito de un libro que escribí en Bonn en 1986-1987 y que titulé COMO UN NÁUFRAGO. Cierro el libro cuidadosamente y lo aprieto entre mis brazos. han pasado 30 años y siento en mí una profunda nostalgia de algo que no sé qué es, como si el tiempo se hubiese detenido en algún lugar de la memoria, como si no se hubiese movido de su sitio, como si todo permaneciera igual en mi lucha de vida por llegar al lugar deseado.

Novalis(*) ha escrito que la vida no es un sueño, pero que podría serlo. Yo me atrevería a envolver el sueño de Novalis, como el mío propio, en una niebla ligeramente luminosa y esperanzadora.

Junto a la puerta acristalada que da al jardín de la casa que fuera de mis padres miro hacia el poniente, hacia el silencio que me rodea... Y siento en mí una dulce y al mismo tiempo triste emoción, como si escuchase el piar de un pájaro herido sobre las hojas plateadas del helecho. Un sentimiento confuso me atraviesa, algo que no sabría explica. Al fondo de mí misma escucho una voz muy suave preguntándome:¿Te ocurre algo?
¿Acaso yo misma soy el tiempo, el tiempo que he anhelado en este extraño afán de llegar a un lugar en donde quizá nadieme esté esperando? ¿O parte de ese mar tan secreto que sin piedad me inunda y me suerge?

Qué extraña sensación.

No sé si alguien que no veo me anunciará un regreso de vida hacia otro mar que pudiera saciar este anhelo tan hondo que nunca me abandona: llegar al puerto deseado.

Cartagena, 11 de febrero de 2017.


(*) Novalis, escritor y filósofo alemán, siglo XVIII.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 24 Abr 2018, 06:16

El próximo autor pensado para esta sección, siguendo el índice marcado por ERNESTINA DE CHAMPOURCÍN, fue llevado ya por mí a GRANDES AUTORES . Y, sin embargo, lo voy a traer nuevamente. Porla admiración que sientopor él y por la grandeza de su poesía, siempre trascendente. Pero dejadme unos días que lo relea y me marque unos objetivos.

Gracias.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 24 Abr 2018, 08:09

Bueno, los días, en realidad se han transformado en minutos. Mirando me he dado cuenta de que además de los libros suyos que tengo en los archivos tengo su obra completa. Por tanto, sin más demora:

fte.- WIKIPEDIA

José Luis Francisco Hidalgo Iglesias (Torres, Cantabria, 10 de octubre de 1919 – Madrid, 3 de febrero de 1947), más conocido como José Luis Hidalgo, fue un poeta y pintor español. Fue uno de los mejores representantes de la poesía existencial española de posguerra y precursor de la denominada "Quinta del 42".

Índice

1 Biografía
2 Homenajes
3 Obras
4 Fuentes
5 Enlaces externos

Biografía

Quedó huérfano de madre a los nueve años, lo que le marcó sin duda para la creación de toda su obra. Estudió en las Escuelas del Oeste de Torrelavega, actualmente conocidas como Colegio Cervantes.

Tras comenzar la guerra, consigue trabajo como maestro en una escuela de Santander, convirtiéndose en profesor auxiliar de Dibujo en el Instituto de Enseñanza Media de Torrelavega. En 1938 fue movilizado por el cuerpo de Ingenieros franquista, para los cuales censaba fallecidos en los frentes de Extremadura y Andalucía. Al acabar la guerra estaba destinado en Valencia, donde inició estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes, finalizando estos en 1943. Aquí entabló amistad con el grupo de poetas que crearon la revista Proel en noviembre de 1942.

Otra de sus manifestaciones fue la pintura. Como artista y cartelista participó en la Olimpiada Popular de Barcelona en 1936, época en que conoce a José Hierro, importante amistad y ayuda de José Luis Hidalgo.

Conocido sobre todo por Los muertos (1947), obra donde reflexiona sobre Dios, el Tiempo y el fin de la existencia humana en lucha agónica por alcanzar la inmortalidad. Hidalgo publicó también Raíz (1944) y Los animales (1945); pero el origen de su poesía metafísica está en sus obras iniciales: Pseudopoesías (1936), Las luces asesinadas y otros poemas (1938) o Mensaje hasta el aire, del mismo año, marcadas por el juego metafórico vanguardista. A caballo entre Santander, Madrid y Valencia, sus últimos años transcurren frenéticos en actividades poéticas y artísticas, publicaciones en revistas, exposiciones en el Ateneo de Santander, diseños y proyectos pictóricos y apasionadas aspiraciones.

Enfermo de neumonía, murió en el sanatorio de Charmartín de la Rosa, en Madrid. Buena parte de su corta obra se publicó de forma póstuma.
Homenajes

Tiene un monumento en Santander, en el Parque de Mesones, obra de Jesús Otero.
Obras

Raíz, Valencia, 1944
Los animales
Los muertos
Canciones para niños, publicado en 1951.
Obra poética completa, Institución Cultural de Cantabria, 1976.

Fuentes

PRIETO DE PAULA, Ángel: «Introducción» en HIDALGO, José Luis: Raíz (1944-1947). Antología poética. Madrid: Huerga y Fierro, 2003.
joseluishidalgo.com - Jose Luis Francisco Hidalgo Iglesias

Enlaces externos

José Luis Hidalgo en Biografías y vidas.
José Luis Hidalgo en la Cervantes.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 24 Abr 2018, 08:14

JOSE LUIS HIDALGO

SEMBLANZA CRÍTICA (BVC)

Semblanza crítica

José Luis Hidalgo (Torres, Santander, 1919-Madrid, 1947) es uno de los poetas más representativos de la línea existencial de la primera promoción de posguerra, y precursor de la «Quinta del 42» santanderina que fundó la revista Proel (1944-1945; 1946-1949), donde destacarían escritores como José Hierro, Julio Maruri o Carlos Salomón. El rasgo definidor que subyace en la mayoría de sus composiciones es la indagación metafísica en torno a la Muerte, el Tiempo, el ser humano y Dios, temas esencialmente recurrentes en toda poesía meditativa, cuyos máximos exponentes habían sido Miguel de Unamuno y Antonio Machado.

José Luis perdió a su madre tempranamente; esta circunstancia le marcó profundamente y está presente en algunas de sus poesías iniciales. En 1929 se trasladó a vivir a casa de su tío, don Casimiro Iglesias; allí transcurrieron su infancia y juventud. En 1934, a los quince años, empezó a publicar sus primeras composiciones, principalmente cuentos y greguerías, en El Impulsor de Torrelavega. Su interés por la literatura y el arte modernos le estimuló en su formación como incipiente pintor y escritor, y llegó a participar como conferenciante sobre poesía de vanguardia en la Biblioteca Popular de su ciudad, y como cartelista en la Olimpiada Popular de Barcelona (julio de 1936), ciudad donde le sorprendió la guerra. En agosto de ese año, visitó a Gutiérrez Solana, por quien sentía una gran admiración. Trabajó en la docencia en una escuela de Santander, y más tarde en Torrelavega. Ese mismo año conoció a José Hierro, con quien entabló una amistad que nunca se quebraría. Juntos visitaron a escritores como Gerardo Diego y Manuel Llano. En 1937 escribió Canciones para niños. En 1938 fue obligado a cumplir el servicio militar, y trasladado a Pamplona; de esta época datan las composiciones de Mensaje hasta el aire, Ciudad y 10 poemas junto al mar, donde se manifiesta la veta creacionista y surrealista.

En 1939 fue enviado a Extremadura y Andalucía, donde se le encomendó la tarea de censar a los muertos de la Guerra Civil, trabajo que le afectó terriblemente, y del que procede su preocupación obsesiva por la muerte. Su último periodo del servicio militar lo cumplió en Valencia, donde estudió Dibujo y Pintura en la Escuela de Bellas Artes de San Carlos. En la capital levantina trabó amistad con Ricardo Blasco y Jorge Campos, con quienes editó la revista Corcel; juntos dan vida a tertulias literarias como la del Bar Galicia, y entran en contacto con jóvenes poetas como Vicente Gaos, etc.

En 1943 terminó sus estudios y viajó a Madrid. Presentado al premio Adonais con Raíz, obtuvo mención honorífica, junto con Carlos Bousoño, Blas de Otero y José María Valverde. En Madrid también participó en la vida literaria y conoció a Vicente Aleixandre, una amistad decisiva en su trayectoria poética. Ese año apareció publicado en Valencia Raíz, que recoge algunos poemas de libros que no habían visto la luz (Mensaje hasta el aire, Ciudad y Luces asesinadas y otros poemas). En Valencia estuvo residiendo con él José Hierro, debido a problemas políticos de este último.

En 1945 publicó su segundo libro, Los animales, en las ediciones Proel de Santander (había intentado con anterioridad darlo a la luz en Valencia, en la editorial de su amigo Ricardo Blasco, pero hubo problemas con la censura, y tuvo que refundir algún poema, concretamente «Caballo»). Durante estos años, su vida transcurre entre Valencia, Santander y Madrid, mientras sus poemas iban apareciendo en diversas revistas: Proel, Corcel, Leonardo, Entregas de Poesía, Escorial, Espadaña, La Estafeta Literaria, Halcón... En este tiempo mantiene una gran actividad, concretada, además de en sus colaboraciones en revistas, en diversos empeños artísticos: una serie de poemas en torno a la muerte, una novela que dejaría inacabada -La escalera- y un proyecto de exposición pictórica, para la cual se trasladó en diciembre a Valencia, donde permaneció todo el invierno pintando, a primeras horas de la mañana, paisajes del río próximos a la ciudad. La humedad y el frío repercutieron gravemente en su salud, lo que, junto con el estado de debilidad, originó su enfermedad pulmonar (febrero de 1946). En mayo fue trasladado urgentemente a Madrid e internado en el sanatorio de Chamartín de la Rosa, diagnosticándosele una neumonía caseosa que le llevaría a la muerte. Hasta su fallecimiento, le visitan amigos y poetas en el hospital, donde intenta ordenar y corregir poemas del libro premonitorio que tenía en preparación: Los muertos. José Hierro y Ricardo Blasco le ayudan a clasificarlo y poner título a las composiciones; también colaboran en la corrección Vicente Aleixandre y Ramón de Garciasol. Se inicia así una carrera contra el reloj por publicar el volumen en vida del poeta, pero la muerte se adelantó: José Luis Hidalgo murió el 3 de febrero de 1947, a los 27 años, días antes de que viera la luz el libro.

Francisco Ruiz Sorian


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Mar 24 Abr 2018, 08:20

JOSÉ LUIS HIDALGO

FTE.- BVC

José Luis Hidalgo, poeta de los muertos

Gonzalo Sobejano




Definir a un poeta reciente y puntualizar con tino su significación dentro del ámbito de una poesía actual que aún no es posible considerar en perspectiva, resulta siempre tarea dificultosa. En el caso de José Luis Hidalgo es cierto que nos ayuda un poco su ausencia definitiva, el cumplimiento, ya forzosamente exacto, de su obra. Pero, a pesar de ello, ha de reconocerse que la estimación crítica de un poeta tan cercano -y tan complejo- no puede ser fácil.

José Luis Hidalgo, cuya producción alcanzó a ser tan discretamente fecunda cuanto lo permitió el breve plazo de su vida, es, sin duda alguna, un poeta malogrado. Malogrado porque pudo dar más en su impedido futuro, no porque no diera la mejor cosecha que era justo esperar de un poeta caído tan tempranamente.

Si en sus dos primeras obras poéticas -Raíz y Los animales- el hondo temperamento lírico de Hidalgo mostró posibilidades espléndidas junto a logradas creaciones que iban ya apuntalando una personalidad señera y al mismo tiempo claramente «generacional», en su último libro -póstumo, fatal, combatido, pavoroso- es en donde el poeta montañés, exhalando su juventud dolorosa y anticipándose a su destino, luce su aurora verdadera a un mismo tiempo que sus forzosos arreos vespertinos.

Los Muertos es un libro impresionante, y en el paisaje actual de la poesía española llena un lugar de suma importancia. El valor de la obra radica en dos motivos fundamentales: la humanidad palpitante del poeta y la belleza que logra plasmar en cada uno de sus poemas con apretada y concisa tensión. Siempre, en realidad, debiera suceder así: que el corazón y el arte se ataran fuertemente para dar fruto unitario de poesía. Pero la verdad es que no todo poeta logra esta difícil comunión, y el resultado suele ser el desbordamiento de una de las partes. Ello explica que haya poetas en quienes predomina la vida, la conducta, la sangre, y por otro lado poetas del arte, de la profesión, de la pluma diríamos.

En José Luis Hidalgo el calor de la propia intimidad angustiada y la esencial serenidad de la forma poética se alían maravillosamente. Por eso, y por la hondura del tema que su obra desenvuelve, merece ser considerado como uno de los poetas mayores y más representativos que ha dado España desde la postguerra.

La muerte, como tema de poesía, ha tenido innúmeros cultivadores desde siempre. Como el amor, como Dios, como la hermosura, la muerte ocupa y preocupa a todo espíritu. Motivos de este tamaño, tan inagotables y principalísimos, jamás ocian en el olvido. Pero hay épocas y épocas. Y nuestro mundo de hoy, turbio y hostil, traspasado por un rayo de elemental desazón, ha sido quizá hasta ahora el más propicio para afrontar la muerte con sabiduría y profundidad.

Por eso, no es extraño hallar el tema de la muerte incurso con bastante frecuencia y abundancia en las obras de nuestros poetas actuales. A más de algún lector le causaría asombro leer en poetas jóvenes, casi adolescentes, conceptos y sentimientos tan hondos de la muerte, sólo frutescibles, al parecer y con lógica simple, en corazones ya algo heridos por una larga experiencia.

Yo creo en la sinceridad y en el dolor con que los poetas de hoy miran a la muerte. No me parece que el joven poeta, por cortejarla, cometa una obscenidad, como decía D'Ors no hace mucho. Obscenidad sería, por el contrario, creo yo, cortejar demasiadamente a la vida y sentirse dueño de ella, satisfecho de ella, sabedor exhaustivo de sus más aparentes secretos. En cualquier caso, la Vida no es novia doncella; menos aún, amada fiel.

Sea como sea, el poeta joven -recia estatura de héroe, tersa luz en la frente, fervorosa potencia de músculo- sintiendo en sus plantas la raíz que un día se secará y mirando encima de su gozo la estrella que un día detendrá su crecimiento de ramajes, es siempre fragua de belleza en donde se funden por maravilla la sensación del límite y la abierta generosidad de una sangre que corre hacia el mar de lo eterno. Este asunto poético -la dolorosa enfrentación del joven puro y concreto con la atávica sombra de la muerte- parece cosa privativa de nuestra última poesía.

José Luis Hidalgo, en esta nueva y prodigiosa falange, no es sólo un poeta de la muerte. Es, sobre todo, el poeta de los muertos. Los Muertos es el título de su libro, y, en efecto, los muertos, este plural casi abstracto que él interpreta con un realismo tan idealizado, son el personaje colectivo que protagoniza la mayoría de sus poemas, unidos todos ellos con la juntura de una obsesión común y presidente.

Antes de Los Muertos, Hidalgo había publicado ya otros dos libros de que he hecho mención, pero es en este último donde su corazón alcanza paraje propio y donde su voz se acrisola y purifica con mayor singularidad y más hondo acento. Para mí no hay más Hidalgo que éste de su último libro y ni siquiera puedo imaginarlo alejado de esta intensa problemática, creador de otra poesía que no sea esta poesía fosforescente, buceador de otro mundo que no sea este sofocante mundo de los muertos en que el propio poeta se incluye tantas veces, adolorido y digno, como víctima.

La posición de Hidalgo frente al problema de la muerte es destacadamente negativa. El vacío, la desolación y la nada aguardan en la otra ribera. Quizá no haya habido otro poeta en toda la historia de la poesía que haya cantado a la muerte con un sentido tan absoluto de acabamiento, sólo entreverado en ocasiones por el brillo de una esperanza que quiere aferrarse con apetencia de eternidad. Pero, aún más que en esta poética valoración negativa, la originalidad de su postura radica en esa dignidad con que embebe la angustia, en esa valentía sin desplante con que afronta la seguridad o la sospecha casi cierta del sueño sin amanecer. Y, sobre todo, en la hermandad contrastada que hace de Dios y de la muerte, bajo cuyo doble signo nace el libro, rematado al fin con la evocación de la belleza misteriosa, quizá la única tabla de salvación que avistó en su interior naufragio.

Los muertos, la muerte, Dios y la belleza: he ahí los cuatro puntos cardinales de esta poesía. Y, en medio, acorralado como un pájaro herido, el poeta cantando con una tonalidad limpia y sencilla como si no quisiera contagiar la expresión del daño insuave, áspero que sufre.

Para asimilar, en ademán de comentador, esos cuatro focos es preciso mucho tiento. El poeta, por sincero y fiel a su situación, se contradice algunas veces y oscila, como he dicho, ora llevado hacia la negación total, ora aliviado en ocasiones por su propio deseo de ser algo: quisiera una mirada eterna ante Dios, siquiera una alta luz incorporada para alumbrar su faz. Este difícil tiento en la comprensión del poeta Hidalgo se extrema en su dificultad si advertimos que toda poesía buena -y ésta lo es- repele, como es natural, el análisis de una razón exigente. Y por otra parte contamos con la confesión del poeta: en carta a Vicente Aleixandre, Hidalgo, al tiempo que le enviaba un poema inacabado, le expresaba que no sabía bien lo que allí iba escrito, pues a veces escribía como en estado de sonambulismo1. Recordemos en este punto el carácter casi inconsciente de la creación artística y la frase de Goethe cuando hubo terminado su Werther.

José Luis Hidalgo, en el pórtico de su obra, imprime dos pensamientos capitales: la obsesión de la muerte (Miguel Ángel) y la necesidad de un dios al que recurrir en el sufrimiento (Goethe). Bajo este lema dúplice, el libro -«libro y no casual junta de poesías» como dice Ricardo Gullón- se ofrece ya de antemano cuajado de íntimo tormento. Y eso es lo que, a la postre, deducimos de él: un dolor irritado y hondo, una batalla en la sombra.

La primera parte del libro es una bella figuración descriptiva del mundo de los muertos. En anteriores poemas ya Hidalgo mostraba su vocación de hondura y titulaba uno de ellos -publicado en la revista Corcel de Valencia, e inserto en su primera obra, Raíz- con el sugestivo título de Hay que bajar. Esto es: hay que bajar a la semilla y al embrión, a la ciega raíz de todo. Aquí, más tarde, en esa parte inicial de Los Muertos, el poeta cumple su propio imperativo y desciende a un paisaje ahogado, negro, donde habitan tendidos los cuerpos sin movilidad. Los muertos son seres reales, idealizados en ese plural de conjunto; seres reales que yacen en definitiva postración con los ojos abiertos a la verdad infinita, oprimiendo bajo sus espaldas flores leves que gimen sin aire.

Llevados por el poeta a este turbio estrato, penetramos con él en la espesura del silencio. Todo el poema introductorio -válido para prefigurar la ambientación del libro entero- palpita de soledad recogida, de olvido soterraño. Ese mundo distanciado reposa bajo el azul de Dios: plano de luz latente sobre la oscuridad hermética de los cuerpos que vivieron. En estos cuerpos mora el total mutismo y a ellos canta el poeta con su voz de hombre «todavía» de pie.

En la imaginación de Hidalgo la muerte aparece como un árbol secreto. Distraídos por el rumor de la vida-sirena vamos caminando en la inadvertida fluencia de lo cotidiano. Pero, de repente, la sombra del árbol nos marca la extrema linde. Y entramos en ese círculo de sombra con un dulce terror de fría nieve. Así, con definitiva sorpresa, con presencia insospechada, la muerte nos llega.

Pero Hidalgo vuelve a los muertos, a los que cayeron, a los que son de su bosque. Y los canta bajo el agua, sobre las flores, entre el aire.

Los muertos del mar aparecen prisioneros en la cárcel del agua, en el ámbito sombrío de sus profundidades. El brillo siniestro es imagen frecuente. Aquí es el ojo lúcido del pez clavando su mirar en los ahogados, allá será una luna antigua y parada de difuso halo, otras veces un opaco brillo espectral.

En el impresionante y original poema que titula Flores bajo los muertos, quizá el más bello de todo el libro, José Luis Hidalgo hace muestra de una preciosa riqueza imaginativa. Bajo los muertos crecen flores y el peso de los muertos es, sobre esas flores, como la nube o la muerte sobre el hombre vivo. Crecer así es duro y es triste: las angustiadas corolas sufren el daño de crecer apretadas por el peso de los muertos yacentes. En escéptica alegoría se expresa allí la sustancial tragedia del ser humano: el «para qué» que puede preguntarse toda criatura pugnando hacia lo alto, en medio de su ilusionado ascenso, ante la fatal solución del acabamiento. Como un muerto sobre una flor, la muerte pesa sobre el hombre. Y el poeta concluye, con esa dignidad que le pone a salvo de toda mueca romántica:

¿Y qué? Todo es lo mismo: crecer o derrumbarse,
tener sobre la carne una nube o la muerte,
doblarse ciegamente, doblarse como un río
con estas blancas flores, leves y detenidas.



Y, luego, el muerto entre el aire. Como en un desmayo de bondad y de sublimación en Dios -en ese Dios grande y vago al que Hidalgo alude con una fe también vaga y grande- el muerto abandona la tierra, en vuelo hacia la etérea zona de la pureza. Es una delicada impresión de muerte feliz, trazada con el acierto descriptivo con que nuestro poeta (pintor y dibujante exquisito) suele desmenuzar el más escondido secreto de lo ideal.

Resumiendo, y para no detenerme en cada uno de los poemas, Hidalgo comprende a los muertos como una realidad dignificada y triunfal, ante la que él se mira todavía impuro, manchado por su propia existencia:

Y me avergüenzo de este cuerpo
que entre los vivos me sostiene.
Muertos estáis y con mi vida
no he de encontraros en la muerte.



Explorando su paisaje, ve en ellos eternidad ciega, eternidad en que nada perdura a no ser un asombro contemplativo ante la verdad revelada en el trance. Vivir es recordar las almas de los muertos, y todos nosotros, cuando abandonemos el tiempo, no seremos más que una oscura memoria en otras almas.

Y si así concibe y siente nuestro poeta a sus muertos, ¿qué es lo que piensa y siente de la muerte? Ya lo he dicho, y así él lo expresa de continuo por más que a veces sesgue su credo doloroso con débiles o exaltados arranques de fe combativa: la muerte es el fin, es el aniquilamiento, es la gran crueldad del Dios imaginado, el mentís horrible a nuestro anhelo de eternidad.

Bastarían estas anotaciones hechas para calificar a José Luis Hidalgo de poeta auténtico y trascendental, en cuya voz hallan perfecto asilo esos muertos que pueblan el olvido de la tierra y esa muerte enorme y temible que nos aboca al secreto. Pero la gran clave de estos poemas no está tanto en los muertos y en la muerte como en ese Dios impalpable, soñado y dudoso con el que lucha nuestro poeta en la noche de su agonía, como antaño Jacob luchara con el Ángel durante toda una noche de las nuestras.

Dios es, en el corazón afligido y valiente de José Luis, la mayor tortura. Si Unamuno concebía a Dios como primera realidad y al hombre como un sueño de Dios, Hidalgo ve en Dios un sueño del hombre. Así lo observa acertadamente Gullón. Pero, lo más paradójico es que Hidalgo tiene fe y, a pesar de sus negaciones y de sus desesperados clamores, su libro, más que ninguna otra cosa, es un diálogo con Dios, en el que Dios -personaje mudo- permanece en escena todo el tiempo.

La contradicción de la batalla íntima alcanza aquí desconcertantes resonancias. El poeta creería en Dios si supiera que le esperaba en el borde de la muerte, pero sabe que no es así y que Dios morirá -como sueño- con su muerte. Dios, entonces, es sólo el ansia de quererle. Pero es también quien nos da la carne para matárnosla, es también quien hizo brotar la tierra del eterno hastío, es el que baja todas las noches a contar sus vivos y sus muertos, es el que infunde en nuestra arcilla una luz sombría. El poeta clama unas veces contra Él, contra su indiferente silencio. Otras veces lo niega. Otras veces vacila:

Pero si Tú no existes, ¿por qué, entonces,
he de dar nombre a mi esperanza?



Y, sobre todas las dolorosas contradicciones a que le conduce su inquietud, lo que perdura es precisamente esa inquietud, esa sed de Dios que es su fe en Él, la fe trágica de que Unamuno hablara:

Yo no sé dónde estás, pero te busco,
en la noche le busco y mi alma sueña...



Reseñar en estas líneas las notas pertinentes sobre el estilo y la forma poética de Hidalgo resultaría largo. En un bellísimo ejemplo como es Sol de la muerte, observamos la tenue y delgada vibración de las palabras, el mágico despliegue de los alejandrinos con el verbo fecundo y preciso al final de los versos asonantes. En éste como en otros poemas, con preferido molde de alejandrinos y endecasílabos asonantados, luce en toda su pureza y mansedumbre una expresión que nada quiere añadir a la intensa opulencia del contenido. Es un estilo pulcro, que trasparenta el fondo con limpidez y sin retórica.

Pero, dejando forzosamente aparte el detalle de su expresión formal, acudamos últimamente y de nuevo a la actitud, al corazón del poeta.

Lo que yo extraigo de este libro como quien escoge una joya rara entre muchas muy valiosas es la conducta digna, sobria y viril de José Luis Hidalgo ante la muerte. Si es cierto que, comprendiendo el dolor de ser para la muerte, exclama:

No quiero morir nunca, no resigno mi cuerpo
a ser un vano tronco de enrojecida savia,
a ser sobre la tierra algo que no la sabe
cuando el mundo, a los vivos, bajo los cielos canta



es cierto también que este hombre bueno, este corazón recto se resigna al fin sin lágrimas sentimentales y nos dice:

Ahora que ya estoy solo puedo morir. Tú sabes
que a la muerte hay que ir sin que nadie nos llore,
ocultando las rosas del amor que encendimos
y el que sólo fue sombra que soñamos de noche...



En el epílogo de su combate, de ese pasar entre hombres rotos y tendidos, bajo el sol de la muerte y con el ancho anhelo de un Dios perpetuamente silencioso, Hidalgo encuentra un vestigio de belleza entre sus manos: la huella de un milagro que sucedió en la noche. Y el libro, tras habernos conducido a íntimas galerías y a misteriosos panoramas, concluye con ese prodigio incomprensible, con la sensación pura de la belleza.

José Luis Hidalgo escribió la mayor parte de estos poemas angustiosos tiempo antes de ser acuciado por la enfermedad que había de incluirle -joven camarada- entre los muertos del mundo. Sin hacerse mucho de esperar, llegó luego la sombra, al conjuro del canto. La noche se tendió, irremediable, sobre sus sueños y sus congojas.

Los amigos del poeta se daban prisa por terminar la edición del libro y poder ofrecérselo para el viaje. Pero la muerte se adelantó y José Luis se fue solo.

Ellos -sus amigos y colegas- le dedicaron un homenaje póstumo. En las páginas de ese Homenaje a José Luis Hidalgo pueden leerse semblanzas personales y literarias del gran poeta santanderino. En esas páginas queda la admiración y el cariñoso y merecido tributo de cuantos le conocieron.

Yo sólo he querido aquí recordar su honda trascendencia y su singular e inconfundible aportación a la poesía de hoy. Poesía densa y desnuda. Humana, directa, verdadera poesía.




Indice


Fundación Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes

Mapa del sitio Política de cookies Marco legal



_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 25 Abr 2018, 00:52

Bien, he estado haciendo una serie de consideraciones. Como ya he expuesto en más de una ocasión, estaba usando como GUÍA el libro "DIOS EN LA POESÍA ACTUAL DE ERNESTINA DE CHAMPOURCÍN". Y en el mismo debía seguir con el autor que he citado: JOSÉ LUÍS HIDALGO. Ocurre que éste ya fue tratado por mí - pero con muy buenas aportaciones de MARÍA LUA, de LLUVIA, y alguna más - en el espacio de GRANDES AUTORES. ¿Qué hago...? ¿Traer acá mis exposiciones y las exposiciones de los demás? Creo que ello no tendría mucho sentido. La diferencia fundamental entre aquel momento y este es que entonces tenía un par de libros de José Luís Hidalgo y ahora tengo las OBRAS COMPLETAS...luego, y valga la redundancia, lo de allí puede implementarse y completarse: Pero en GRANDES AUTORES. Por tanto si alguien desea ver, leer, comentar a este autor que vaya allí. Yo, de momento, voy para allá, releo, lo que en su día se expuso, y veo la manera de complementar durante un par de semanas.
Luego volveré, con mucho gusto, a MÍSTICO RELIGIOSA con otro autor.

GRACIAS.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Mayo 2018, 06:53

Creo que la decisión tomada anteriormente no es totalmente correcta: ¿por qué? Porque efectivamente hay poetas que se repiten en grandes autores y en místico religiosa ( ejemplo: León Felipe ) o en grandes autores y sonetos (ejemplo: Fray Luís de León). Quizás lo mejor sea no hacer excepciones. Quiero seguir exponiendo en Grandes Autores sus poesías Completas... Y trasladaré aquí aquellas que para mí tengan un contenido místico religioso o trascendente que justifiquen su estancia enesta sección. Trabajo doble... Pero con gusto. La numeración aquí no coincidirá con la que he puesto en Poesías completas. Y lo que sí me saltaré serán la reseña biográfica y los estudios críticos. Ess quedarán allí. Me tendréis que perdonar porque he de repasar lo que allí llevo.

Gracias.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Mayo 2018, 07:01

J.L. HIDALGO

1) ANTES

Yo también te hubiera querido antes.
Antes de que existiera tu cuerpo ni el mío.
Antes. Mucho antes.
Cuando el mundo aún no era.
Antes de que fuera lo blanco blanco y lo negro negro.
Cuando no había forma ni límite
porque no estaba lo que pudiera contenerlo.
Cuando si hubiera habido un ojo, unos labios o unos
/ pechos
se hubieran muerto porque estaban solos.
Antes. Mucho antes.
Cuando hubieran llorado los sexos
porque no tenían donde ser.
Antes de que existiera la Nada
y cuando el Vacío aún no era Vacío
porque no había otra cosa que él mismo.
Cuando el Vacío se aburría solo.
Entonces, cuando las palabras no fueron pronunciadas
porque no había ni oídos ni labios donde ser.
Antes. Antes. Mucho antes.
Antes de que estuviera fecundada la madre del
/ Tiempo.
Cuando sólo existía un escalofrío sin nebulosas y
/ sin soles

ANTES DE NACER DIOS.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Mayo 2018, 07:11

j.L. HIDALGO

2) FUGA

El alma de los limites:
Belleza.
La forma, que aquí
estaba, ya no es
por este espacio.
El tacto que solloza
porque no encuentra
SU masa.
El acero bruñido, el frío
que se clava de brillos
por unos dedos. Ríos
de sensaciones
por la flor de la carne.
Tactos.
Tactos.
Tactos.
El alma de los límites:
Belleza.
La tengo, el cuerpo ya no es.
El alma, sólo el alma.



(Una consideración antes de llegar más lejos : es dificilísimo encontrar un sólo poema de Hidalgo donde, de una u otra forma, no esté presente la trascendencia espiritual de ser humano. La elección no está hecha " a voleo". Pero heseguido mis porpios cánones que no tienen que coincidir necesariamente con los de los estudiosos de Hidalgo. Pretendo, claro, no repetir aquí toda sus Poesías Completas.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Mayo 2018, 07:19

J.L. HIDALGO

3) LA SOMBRA SIN ECO

Emparedada en el yeso
tan quieta estaba y tan fría
que creí que ya era muerta.
Le pregunté,
yo le dije ...
Pero no me contestaba.
Le derrumbé en la cintura
las piedras de las ciudades.
Quise cortarle el silencio
con hachas hechas de aire.
Pero nada.
Le pregunté, le preguntaron:
en las esquinas del viento
mil vírgenes desnudas,
debajo de las piedras
mil ángeles celestes.
Paisajes, vientos y nieblas
le preguntaban.
Pero ella estaba muda,
no pudo decirnos nada.
(Nieves frías y calientes
en la soledad lloraban
largos sueños sin respuesta
con las cortinas echadas).


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Mayo 2018, 07:26

J.L HIDALGO

4) NECESARIO

Siento ya en las venas la soledad de los mares en
/ calma,
el grito destemplado de las horas,
dejos cielos vacíos,
y de los témpanos que el frío heló como navajas.

El aire tiene grietas y pequeños resquicios.
Las esquinas perdieron hasta sus ángulos rectos,
sus silencios y calmas,
sus sueños en espera de últimos despojos.
La sangre ya es un coágulo de oscuro y viejo vidrio
que nunca se derrama
pero que ya se ha perdido,
que ya se ha perdido.

No veo la luz por ninguna parte,
no puedo mover
ni los ojos al blanco,
ni las piernas,
ni aún las manos, aunque el aire está solo;
pero, sin embargo, sé que no estoy dormido
y que la tierra no me llama para darme gusanos.
Que mi cuerpo aún es mío,
aunque mi alma reposa en un refugio ausente.
Siento que una gota de fuego
enciende mi garganta,
mis oídos tan sordos,
mi pecho torturado
y mi sien de hombre libre.

Ya me he ahogado bastante en el perfil de
/ las cosas,
pero ahora hasta el cielo me resulta pequeño,
me aprieta los párpados
y me dice palabras por dentro de los huesos.

Venid, amigos, venid
y decidme el nombre de estos astros apagados
que siento ya en la boca,
de este agua subterránea que busca su salida
por mis ojos sin llanto.

Decídmelo todo:
Que hiera el eco de vuestros gritos

mi pecho torturado,
mis oídos tan sordos,
mi sien de hombre libre.
Decídmelo todo, porque necesito saberlo.
Decidme quién me llama quemándose los labios,
doblándose los dientes,
abriéndose la garganta.
De quién es esa voz que me llama sin habla
desde el fondo de los mares,
desde el fondo del vientre de todas las montañas,
de todos los mundos,
de todo el Universo.

Decídmelo, porque necesito saberlo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Miér 09 Mayo 2018, 07:30

J.L. HIDALGO

5) PRESENCIA

Estabas aquí, detrás
¡y yo te estaba notando!
No te veía.
No me dijo nadie nada.
No te ví ni en ojos ni en espejos.
Ni gritos de sol o luna
me lo dijeron.

Te marchaste.
-yo sin verte- pero sabiéndolo.
Tu cuerpo, sin forma ya,
se desmayó en el Espacio.
Tu marcha fue menos dura
-noté tu ausencia, de prontoen
el aire.
Pero tu cuerpo ausente
-sin verlo- aún lo tengo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Mayo 2018, 05:47

J.L. HIDALGO

6) LO QUE TU ERES

Lo que tú eres vive
bajo mis pensamientos.

Dame, Señor, lo más puro de mí
lo que de Ti hay en mí
toda la vida
para darle cobijo y alimento.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Mayo 2018, 05:50

J. LUIS HIDALGO

7) LLEGO POR FIN

Llegó por fin.
Vino entre arpas
entre ardientes silencios o azucenas.
Vino por unos limpios labios encendidos
a enseñarme que la vida no pasaba
junto a mi lado como la hoja seca
en los tristes amarillos del otoño.
Impulso cegador
desde las altas raíces de los astros
bajó a la tierra donde gime el hombre
su larga soledad de bestia sola.
Bajó, bajó a la tierra
hermoso y con dolor como un latido
hermoso y con dolor, como los mismos
pulsos que se agitan más arriba
de las nubes que miran el planeta.
Sobre las negras rocas solitarias
toda mi sangre en vano golpeaba
en silenciosa búsqueda llamando
donde clavar mi vida, en una tierra
que me diera la savia necesaria
para seguir el rumbo presentido.
Sin tierra -sin amor- en piedra viva
por caminos de sombras somnolientos
densos pájaros oscuros como bocas
me cegaban de espera y de cansancio,
me paraban la vida, me secaban,
impedían el arco tembloroso
que conduce la vida a las estrellas
al infinito reino donde el hombre
olvida su triste soledad de bestia sola
y escucha en la profundo de su pecho
latir su corazón como un planeta
que una gloria de nubes
tus purísimas manos
acarician.
Porque llegaste tú, desde lo alto,
a enseñarme el camino verdadero.

A mostrarme el camino que conduce
hasta el seguro centro de mí mismo.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Mayo 2018, 05:55

J.L. HIDALGO

8) HASTA MI HAS LLEGADO

Tenerte a ti, profundo como un surco
tenerte a ti entre esta tierra mía
y empujarte a crecer como la rosa
hasta el cielo más alto de mi vida.

Tenerte a ti, mojarte en las raíces,
ayudar a tu sangre a florecerse.
Tenerte a ti como ese río ardiente
que despeña la tarde de las rocas.
Contigo voy porque hasta mí has llegado


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Mayo 2018, 05:58

J.L. HIDALGO

9) PENETRA

Penetra. Yo te escucho,
latido leve, pluma prisionera.
Penetra en este círculo donde arrojo mi vida;
donde me pongo en pie cuando abriendo los ojos
como un árbol sereno a la muerte me ofrezco.

Yo te escucho, penetra,
mi orilla empieza siempre y no se acaba nunca
sobre esta tarde limpia,
bajo esta tierra seca ...

Date prisa. Te espero.
...y no se acaba nunca.

Contra el sol del crepúsculo transparento mi muerte


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Jue 10 Mayo 2018, 06:01

J.L.HIDALGO

10) EL HORIZONTE

El horizonte: ¡Qué altos
los miradores del alma!
¡El cielo sueña azul
y el azul sueña agua!

(Las gaviotas se enfrían
en la lenta madrugada)

¡Súbitos de risas puras!
j Algarabía de palmas !
j Mi corazón ya desnudo
va corriendo por la playa!

(Sobre las rocas solloza
el silencio de las algas)

Pañuelos dicen ¡adiós!
sobre las verdes barandas.
El horizonte: ¡Qué altos
los miradores del alma!


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Mayo 2018, 08:37

J.L. HIDALGO

11) QUIERO CANTAR DESNUDO

Quiero cantar desnudo, para siempre
chorro de vida ardiendo hasta la muerte.
Soy herencia de siglos
cumbre de una raíz hundida sin remedio
manantial de mí mismo mantenido
de ese yo que resuena oscuramente
por los huecos subterráneos imposibles
donde el hombre, este hombre que ahora canta,
alimenta su sangre inacabable
arrancando su entraña con los dientes
golpeando su voz contra los yunques
derribando el silencio de los níqueles.

Chorro de voz, de vida, cómo creces
cómo veo erigir tu esbelta fuerza,
tu indetenible fuerza que perfora
tierras secas o húmedas, paisajes
y tantos muertos fríos, calcinados
por el olvido profundo de los hombres.

Yo soy éste que queda
éste que brota aquí para decirlo
vértice de la muerte acumulada.
Yo surjo, yo amanezco violentamente para gritarlo
para ponerlo definitivamente en el viento y que me
/ oigan
a través de los huesos arados
sangres cortadas, cuerpos derrumbados,
pechos sin albergue que no quieren saberlo,
ojos cerrados, túneles hundidos
vagas cenizas de hombres inconscientes
turbios personajes que viven tranquilamente
sentados sobre el excremento de su propio cerebro
con las manos cruzadas con un gesto inocente.

Mi voz es como un hacha,
tala y poda,
arranca del olvido vuestra muerte,
arranca del olvido esta montaña
de esqueletos vestidos de gusanos
que algún día se alzaban como torres.
(Y saben que los muertos tienen alma
que su alma es el recuerdo que les damos
que esto que perpetúo en mi memoria
es el árbol elegido en que se vierten).
Y no los muertos solos, que si somos
la última corteza de la historia
piel de cientos de siglos que en mí laten
asomando en mi sangre sus cabellos
quiero cantar también esta corteza
de inexpresables cosas que no entiendo
que transcurren en mí, aunque yo transcurra
empujando mi muerte con el pecho,
empujando mi muerte con mi canto
hasta el fondo de mi futuro que se evade.
Solo yo, este hombre, un hombre vivo
que pisa vuestra sombra para alzarse
que edifica su vida cada día
quemándose, ardiendo
estrujando el corazón hasta doblarlo
mordiendo sus entrañas con el látigo
por comprender, comprobar, intervenir
y amar odiando este mundo que le encierra.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Mayo 2018, 08:39

J.L. HIDALGO

12) YO TAMBIEN SOY LABRADOR

Yo también soy labrador,
tengo mi surco a destajo,
con estrellas mi trabajo
me va pagando el Señor.
Te ríes de mi sudor
y te parece que miento
porque ya pierdo el aliento
y mi cosecha no sube:
y es porque labro en la nube
lo mismo que labra el viento.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Mayo 2018, 08:42

J.L. HIDALGO

13)TRISTE VAGON ASOMADO

Triste vagón asomado
al borde mismo del puerto,
quietud perfecta de muerto
en raíl crucificado
- tiza blanca: «averiado» -.
Y estás soñando en marchar,
cansado de tierra, al mar
como aquel barco noruego
y que Dios guíe tu juego
desde la estrella Polar.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Mayo 2018, 08:44

J.L. HIDALGO

14) HE NACIDO Y HE MUERTO
¡He nacido y he muerto tantas veces!
El hombre que ahora soy no lo comprendo,
acaso no soy yo, es aquel otro
hundido y olvidado por las calles
que en una tarde amarga dejé solo.

Y quiero recordarlo y se me borra
perdido en la salida de los cines,
acaso en un retrato que mi madre
guardaba de la luz con mano triste.

Pero voy comprendiendo. Me supongo
acaso como soy, y escribo versos
y sueño para todos ... Sí, comprendo,
para nacer hay que morir primero.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Mayo 2018, 08:51

J.L HIDALGO

15) ANTE MÍ EL MUNDO

Ante mí el mundo se ha justificado esta tarde en
/ el latir de una hoja,
me ha enseñado el lenguaje de su perpétuo aliento
agitando en el aire esta breve bandera
de la vida que subsiste a través de los siglos,
las estaciones, los páramos, las ciudades de hiedra,
todo lo que pasa un momento, eternidad o brizna
de tiempo sin pasado ni futuro en presente.

Tan poca cosa
este humilde trozo de vegetal perdido sobre el
/ haz de la tierra
sobre la dura corteza de este oscuro planeta
me habla de lo que no conozco porque está fuera
/ de la medida del hombre.
Yo cesaré de verte,
dejaré de tener dentro de mí esta imagen del mundo
se cerrarán las horas abiertas en mi vida
y un día y otro día
a través de las edades ya sin mí
sin mi cuerpo
que ni siquiera permanecerá ya en el recuerdo de
/ nadie
ni este poema que ahora quiero escribirte
que se perderá olvidado entre los millones que los
/ hombres escriban
al amor, a la muerte
a todo lo que pasa en su corta existencia.
Se perderá, me perderé
entre todas las materias orgánicas que vibran
y que permanentes se desmigajan, se pudren o
/renuevan.

Sólo tú, hoja verde, suave tallo dulcísimo
sólo tú seguirás de nuevo, repetida
renaciente y eterna en cada primavera
estrella verde que te agitas
leve bandera de eternidad,
de vida que transcurre en un ignoto reino
fuera de mí
cuya imagen recibo
como un oscuro signo indescifrable y oculto
de algo que yo no alcanzo y se me entra en los ojos
como una caricia ineludible
que el reino vegetal manda a mi abisal instinto
/ de animal acosado,
y a mi triste, insaciable, curiosidad de hombre.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Vie 11 Mayo 2018, 08:59

J.L. HIDALGO

16) MIEDO A LA MUERTE

La muerte, sí, la muerte. ¿Quién desnuda
este querer del alma cada día?
Descuajad la raíz de esta porfía,
arrancad la cadena en que se añuda.

Y dejad de una vez que, quieta, muda,
no tenga ya más sed la lengua mía.
Se vuelva el corazón un ascua fria.
A nadie llame yo, que nadie acuda.

Dejadme sólo así, piedra a la muerte
que en puertas de una noche ya golpea
el tambor del silencio. Llegue y vea

que sólo piedra es lo que fue rizo.
Tendrá miedo de verme duro, inerte
y no querrá ya hacer lo que ya hizo.



Última edición por Pascual Lopez Sanchez el Lun 14 Mayo 2018, 13:05, editado 1 vez


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 14 Mayo 2018, 12:45

J.L. HIDALGO

17) TE ESTOY ESPERANDO

Empujadme el presente solo y frío
minutos de esta tarde dolorosos
tan lejano de mí que ya no sepa
de su silencio el nombre y el umbroso
recuerdo de lo que quiero tenga
un destino más cierto, más hermoso.

Recuerdos vagos cual promesa: ídos, (*)
y con seguro paso vengan otros
a morar sobre mi alma, sueños
de un claro porvenir más luminoso
donde se alce transparente el cuerpo,
donde su rostro sea ante mi rostro (**)
una espada desnuda que, al besarla,
como una estrella fulja por el fondo
más íntimo del ser, donde la carne
se hace luz delicada sin contornos
y vuela el alma, como un ala esbelta
ya libre el corazón de su reposo.

Las horas pasen, deslícense los días
sus pasos arrastrando rumorosos
esta espera pisándome en que velo
este tu no llegar que de tan hondo,
de un extraño pasado sin presentes,
acercarse parece cauteloso.

Recuerdos vagos cual promesas, ídos, (*)
llegue ya el porvenir más luminoso.
Vence en mí la promesa de tenerte
a este liso recuerdo en que te nombro. (***)

(*) Recuerdos vagos cual promesa: íos
(**) y hasta su rostro sea ante mi rostro
(***) al ardiente recuerdo en que te nombro

(PROEL) Nº 9


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 14 Mayo 2018, 12:48

J.L. HIDALGO.

18) CUANDO EL POETA MIRA

Nunca podrá en la tierra,
en el planeta triste de los hombres,
una flor delicada levantarse,
subir hasta la luz, crecer como un deseo
bogando suavemente con sus pétalos
sobre las olas tiernas de su propio perfume.

Nunca, nunca podrá, si los azules ojos del poeta,
el espejo vivísimo por donde el mundo pasa,
-esas profundas llamas que arden transparentes
en las que el tiempo quema sus tardes amarillasno
se abren como el amanecer primero de los siglos
y reflejan purísimos ese quieto suspiro
en donde Dios envuelto en leve tallo
se olvida a la caricia de una brisa tenue
que viene de un lejano paraíso,
cuya primera sombra ya presintió el poeta
cuando intacto del mundo su corazón invisible
aún no había nacido para irse a la muerte


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 14 Mayo 2018, 12:53

J.L. HIDALGO

19) CONTENGO

Contengo, contengo la respiración.
Quiero verte crecer,
surgir de la nada como el sueño de un pájaro.
Contengo todo mi cuerpo, mi dulce cuerpo que aspira,
siempre aspira
a detener tu tiempo y tu destino.
Quiero verte crecer
y no eres yerba,
quiero verte crecer
y no eres siquiera la vaca sobre la yerba,
el humo de la cabaña sobre la yerba.
Eres el humo, sí,
tu crecimiento es humo,
el humo con que todos nos levantamos
un poco cada día sobre nosotros mismos
sobre esa humilde carne que teníamos ayer,
y buscamos las nubes,
y buscamos el cielo
con el humo de nuestro propio crecimiento


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 14 Mayo 2018, 12:54

J.L. HIDALGO

20) OTRA VEZ A TU ORILLA

Otra vez a tu orilla donde se escucha el mar,
el ruido de los bosques resonantes de hojas,
ese clamor oscuro de la tierra en la noche
cuando se despedazan, cuerpo a cuerpo, sus reinos.

Otra vez a tu orilla, inmensamente solo,
árbol que inútilmente quema un cielo sombrío
pero que baja y hunde la sed de sus raíces
hasta tus frescas aguas, donde bebe la noche.

Donde bebe la noche, donde dejó sus labios
cuando la luz del alba se cuajó repentina
y la nube más roja dio latido a tu sangre
a cuya orilla ahora escucho, ardiendo, el mar


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 29814
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el Lun 14 Mayo 2018, 12:58

J.L. HIDALGO

21) TODAVIA SIENTO

Todavía siento sobre mi pecho una caricia lentísima de
/ alas
porque soy una playa sola bajo las gaviotas
llena de anchos perros y restos de naufragios
que fosforecen bajo la luna como osamentas de caballos
tristemente barridos por las aguas del mar.

Y, sin embargo, aún escucho estas aguas,
aún cortan dolorosamente mi corazón con su azuloso
/ cuchillo.
Y en la noche de Dios amarlas puedo, porque sufro y
/ espero,
como sufren y esperan las playas verdaderas de la tierra.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Jue 24 Mayo 2018, 16:33