Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:
https://www.airesdelibertad.com/u1466

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 756352 mensajes en 38361 argumentos.

Tenemos 1332 miembros registrados.

El último usuario registrado es Nacho Navarro

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 33 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 27 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ana María Di Bert, Chambonnet Gallardo, clara_fuente, Juan Martín, Maria Lua


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 104 el 10.12.18 20:12.

Diciembre 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Comparte
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 04.02.18 3:48

BLAS DE OTERO : OTRO ESTUDIO CRÍTICO NOVEDOSO E INTERESANTE. LA AUTORA DEL MISMO VIENE AL PRINCIPIO DEL ESTUDIO.

"ALGUNOS POEMAS INÉDITOS DE BLAS DE OTERO
CORRESPONDIENTES A LA PRIMERA ETAPA
DE SU CREACIÓN"
LUCÍA MONTEJO GURRUCHAGA
UNED. Madrid
lmontejo@flog.uned.es
RESUMEN
Los diez poemas inéditos que muestro en este artículo forman parte de los manuscritos
de sus obras Ángel fieramente humano, Redoble de conciencia y Ancia y pertenecen,
por tanto, a su primera etapa. Otero los entregó en la Sección de Inspección de Libros,
como era preceptivo, para solicitar la tarjeta de autorización para su publicación.
Algunos son de tema amoroso, otros reflejan la condición mortal del hombre, la angustia
existencial de una humanidad en ruinas En otros irrumpe el tema histórico, la tragedia
colectiva de la guerra y el compromiso del poeta con el hombre. En ellos se detectan
algunas de las características de su poesía, como el virtuosismo con que maneja el
soneto, el rendimiento sorprendente y eficaz que saca de los recursos expresivos o la presencia
de algunos autores que siempre le han acompañado.
PALABRAS CLAVE: Blas de Otero, inéditos, primera etapa.
ABSTRACT
The ten unedited poems in this paper are part of Blas de Otero’s manuscripts of Ángel
fieramente humano, Redoble de conciencia y Ancia, so they belong to his first period.
Otero submitted them to the Book Inspection Section (Sección de Inspección de Libros)
as he was bound to do in order to get the authorisation card for publication.
104 LUCÍA MONTEJO GURRUCHAGA
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
Some of them are love poems, others reflect man’s mortal condition, the existential
anguish because of a humankind in ruins. The historical subject, war collective tragedy
and the engagement of the poet with man bursts into some. In these poems we can detect
some of his poetry characteristics, the mastery in dealing with sonnets, the surprisingly
high yield he gets of expressive resources or the presence of some authors who
have always accompanied him.
KEY WORDS: Blas de Otero; unpublished; first works.
La crítica oteriana ha puesto de manifiesto en muchas ocasiones la incesante reelaboración
a la que el poeta sometía sus composiciones no dándolas nunca por terminadas.
En las sucesivas reediciones corrige versos, cambia el orden de los poemas, modifica títulos,
elimina poemas que, a veces, añade a otro libro, y como consecuencia de esta manipulación
constante encontramos variantes en las reediciones y en las antologías. El
poeta vasco publica antologías desde muy temprano, con frecuencia para paliar las dificultades
económicas que ha de afrontar a causa de la censura, y la anticipación en ellas
de poemas inéditos que se integrarán más tarde en libro independiente, es uno de sus rasgos
peculiares y de suma importancia para el estudio de la génesis textual, porque casi
siempre ofrecen variantes respecto a la redacción definitiva.
En un trabajo reciente, Jauralde Pou hace notar la urgente necesidad de una edición
completa y definitiva de la obra de Otero, porque la continua reelaboración y su muerte
temprana han propiciado que «la obra quedara como flotando, no inconclusa, sino indeterminada
para lo que un historiador o un filólogo hubiera deseado. Un puñado de libros,
desguazados a veces para formar antologías y libros ocasionales, de carácter más temático
que cronológico, otros dos anunciados y parcialmente publicados, pero todavía
desconocidos; bastante obra dispersa, etc. La obra de Blas de Otero está pidiendo a gritos
un trabajo histórico, biográfico y filológico que termine por darnos textos fiables, íntegros
y cabalmente presentados y ordenados1», una edición que desde hace tiempo se
anuncia, que entraña, por todo lo expuesto, y como en distintas ocasiones ha expresado
Sabina de la Cruz, grandes dificultades que esperamos y deseamos se resuelvan pronto2.
A esa corrección minuciosa a la que sometía sus composiciones, a ese trabajo constante
hay que añadir el efecto, no menor, de la censura franquista en su obra. Otero fue
muy castigado durante casi tres décadas, como he ido demostrando en los distintos trabajos
que, sobre este asunto, vengo publicando desde 19963. Este es un hecho de suma
1 Blas de Otero, Antología poética. Edición de Pablo Jauralde Pou, Madrid, Castalia, 2007, p. 10. La selección,
la introducción, que esclarece y actualiza vías de interpretación y las notas muy valiosas, hacen de esta
antología un volumen imprescindible para el estudio de la obra del poeta.
2 Véase al respecto la antología Blas de Otero, Poesía escogida. Edición de Sabina de la Cruz y Lucía Montejo,
Barcelona, Vicens-Vives, segunda edición (corregida), 2000, XLIII.
3 Pueden verse mis artículos «Las limitaciones de expresión en España durante las décadas cincuenta y sesenta:
el ejemplo de dos antologías poéticas», Epos, XII (1996), 277-295; «Blas de Otero y la censura española:
la antología Verso y prosa (1973), Volver a Blas de Otero, Zurgai (julio 1998), 38-41; Blas de Otero y la censura
española desde 1949 hasta la transición política: Primera parte: de Ángel fieramente humano a En castellano,
Revista de Literatura, LX, 120 (1998), 491-513; «Blas de Otero y la censura española desde 1949 hasta la transición
política. Segunda parte: de Que trata de España (1964) a Todos mis sonetos (1977), LXII, 123 (2000),
ALGUNOS POEMAS INÉDITOS DE BLAS DE OTERO... 105
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
importancia porque le forzará a publicar con mutilaciones y variantes—que corregirá, no
en todos los casos, después de la transición política— para paliar las dificultades económicas
que sufre por esta causa.
Desde que presenta a censura su primer manuscrito, el que corresponde a Ángel fieramente
humano en 1949 hasta el final de su trayectoria creadora, algunos años después
de la transición política, este órgano de control le entorpeció su labor durante más de dos
décadas. Le forzó a autocensurarse, a introducir modificaciones en muchos poemas, a suprimir
versos y poemas completos4. Le denegó la publicación de uno de sus libros—En
castellano—en 1959, sin posibilidad de recurrir la sentencia, le retrasó más de un año la
publicación del siguiente, de Que trata de España, y le empujó a publicar en el extranjero
con el consiguiente perjuicio y no solamente económico5. Prohibió igualmente la importación
de algunos de los libros que se había visto forzado a publicar en el extranjero6.
Ante tantas dificultades, además de reunir poemas en antologías, unas veces con criterio
estético, por razones temáticas, para ofrecer una visión global de su trayectoria
poética o para dar a conocer fuera de su país los poemas censurados, muestra también
poemas inéditos, en muchos casos, en las distintas revistas literarias que van surgiendo
por todo el país. Se propone, en primer lugar, dar a conocer a lectores y críticos su inmediata
creación; en segundo lugar, sondear el comportamiento censor y, por último, ingresar
unos escasos recursos que le permitan sobrevivir7.
155-175; «Efectos de la censura en la obra de Blas de Otero. Recursos de la enunciación», Ancia. Revista de la
Fundación Blas de Otero, II, 3 (2004), 15-31.
4 Hay ejemplos interesantes de autocensura en Pido la paz y la palabra, porque como los editores tuvieron
serias dudas de la viabilidad del proyecto, el poeta mutiló, suprimió, alteró y disfrazó muchos versos para poder
conseguir la tarjeta de autorización para su publicación. Puede verse al respecto el libro de Julio Neira, Blas de
Otero. Correspondencia sobre la edición de Pido la paz y la palabra, Madrid, Hiparión, 1987. Los ejemplos más
claros y reiterados de autocensura están en En castellano, considerado por la crítica como su libro más político,
aunque en mayor o menor grado tuvo que anular, modificar o rectificar poemas en todos sus libros, salvo en Redoble
de conciencia. En los artículos citados en la nota anterior hay ejemplos sobrados de autocensura.
5 En agosto de 1958, la censura le deniega el permiso para la publicación de En castellano. Un año después,
el editor Pierre Seghers editará el libro en París, en edición bilingüe, con el título Parler clair, traducido y prologado
por el hispanista Claude Couffon. En 1960 será publicado por la Universidad Autónoma de México y casi
al mismo tiempo, la editorial Losada de Buenos Aires, lo publicará en un volumen junto a Pido la paz y la palabra
con el título de Con la inmensa mayoría. Esta misma editorial reunirá en un solo volumen, en 1962, los
cuatro libros del poeta: Ángel fieramente humano, Redoble de conciencia, Pido la paz y la palabra y En castellano,
con el título general de Hacia la inmensa mayoría.
6 En el Archivo General de la Administración de Alcalá de Henares está el expediente en el que se solicita
el permiso de importación del libro de Blas de Otero, Con la inmensa mayoría, publicado en Buenos Aires por
Losada. Recoge sus libros Pido la paz y la palabra y En castellano. El censor informa que se trata de una colección
de magníficos poemas, y a continuación puntualiza que «varios tienen un marcado carácter político».
Como consecuencia, se prohíbe.
7 Algunos datos sobre la biografía del poeta durante esta década se pueden encontrar en los siguientes artículos
de Sabina de la Cruz: «Notas biográficas de Blas de Otero», Al Amor de Blas de Otero. Edición a cargo
de José Ángel Ascunce. Actas de las III Jornadas Internacionales de Literatura: Blas de Otero, San Sebastián,
Universidad de Deusto, 1986, 21-35 y en «Los poetas del grupo catalán y Blas de Otero», Ínsula, 523-524 (julioagosto,
1990), 17-19.
8 La revista Espadaña recogió en un número de 1950 el soneto «Déjame», que tantos problemas le dará en
lo sucesivo: «Me haces daño, Señor. Quita tu mano/ de encima. Déjame con mi vacío,/ déjame. Para abismo, con
el mío/ tengo bastante. Oh Dios, si eres humano,/ compadécete ya, quita esa mano/ de encima. No me sirve. Me
da frío/ y miedo. Si eres Dios, yo soy tan mío/ como tú. Y a soberbio, yo te gano./ Déjame. ¡Si pudiese yo matarte
,/ como haces tú, como haces tú! Nos coges/ con las dos manos, nos ahogas. Matas/ no se sabe por qué.
106 LUCÍA MONTEJO GURRUCHAGA
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
Sin embargo, no solo le acosó en sus propias publicaciones, sino que multó y reprendió
a directores de publicaciones periódicas que acogieron algunos de sus poemas8.
Su presencia en las revistas literarias fue incesante durante varias décadas. Desarrolla una
gran actividad y sus poemas aparecen, entre otras, en Cisneros, Escorial, Ínsula, Corcel,
La isla de los ratones, Espadaña, Poesía Española, Platero, Cántico, Mensajes de poesía,
Papeles de Son Armadans, Caracola, Clavileño, Cuadernos Hispanoamericanos. Es
un asiduo colaborador de algunas, como de Ínsula, a la que envía, durante treinta años,
composiciones inéditas de todos sus libros, que serán publicadas sin autocensura, aunque
no sin problemas9. Aunque la mayor parte de estos poemas pasaron, poco después de la
publicación en estas revistas, a integrarse en el libro del que formaban parte, algunos no
los recogió y han permanecido olvidados10.
A las continuas dificultades a las que se enfrentó para poder publicar, casi siempre
con mutilaciones graves, a los libros censurados o denegados, a la dispersión de sus poemas
por revistas y antologías, hay que añadir aún otra dificultad para la edición de sus
obras completas, los poemas inéditos de los distintos libros u otros poemas sueltos que
van apareciendo11.
Los inéditos que voy a mostrar forman parte de los manuscritos que el poeta entregó
en la Sección de Inspección de Libros, como era preceptivo, para solicitar la tarjeta de autorización
para su publicación. Están en el Archivo General de la Administración, junto
a otros documentos y forman parte de los expedientes de Ángel fieramente humano, Redoble
de conciencia y Ancia. Pertenecen, por tanto, todos ellos, a la primera etapa de la
poesía oteriana.
Aunque he encontrado inéditos de otros libros, en esta ocasión voy a recoger únicamente
los que pertenecen a su etapa existencial. Esta primera etapa, que hemos fijado entre
los años 1945 y 1951, está formada por los once «Poemas para el hombre12», que son
la primera muestra del futuro Ángel fieramente humano, por Redoble de conciencia, continuación
del anterior, y por Ancia porque, aunque publicado en 1958, el poeta reúne en
este volumen los dos primeros libros a los que añade cuarenta y ocho nuevos poemas.
Quiero cortarte/ las manos. Esas manos que son trojes/ del hambre, y de los hombres que arrebatas.» Sus directores
recibieron una serie de advertencias y protestas por parte de la censura y defenderse ante un tribunal eclesiástico.
Puede verse al respecto el artículo de Eugenio de Nora, cofundador de la revista, «Recuerdos y secretos
oterianos», Al Amor de Blas de Otero, op. cit., 91.
9 Al lector interesado en los avatares que el poeta y la revista corrieron en esos años, remito a mi artículo
«La relación de Blas de Otero con Ínsula. Una colaboración estrecha y continua», Ínsula, 676-677 (abril-mayo
2003), 58-60.
10 Sabina de la Cruz, en su artículo «“Desamor”: Un poema olvidado», Ínsula, 676-677 (abril-mayo,
2003), 3-5, muestra y analiza un poema que formaba parte del original de Ángel fieramente humano que Otero
presentó al Premio Adonais y que excluyó al editarlo. En mis artículos «Blas de Otero en las revistas literarias de
los años cincuenta», Boletín de la Fundación Federico García Lorca, 35-36 (2005), 231-250 y «Blas de Otero en
la revista Papeles de Son Armadans, Epos, XX-XXI (2004-2005), 85-100, muestro algunos poemas olvidados
que no han sido incorporados a libros o antologías.
11 Jordi Amat, en «Guillermo Díaz-Plaja lee a Ramón de Basterra (1941): Un episodio de la cultura fascista
española», Ínsula, 696 (diciembre 2004), 11-17, muestra un soneto inédito —de los dos que le adjuntó—, dedicado
a Ramón de Basterra y fechado en agosto de 1940, que Blas de Otero le remitió en una carta fechada el
11 de diciembre de 1940.
12 Blas de Otero, «Poemas para el hombre», Egan: Suplemento de Literatura del Boletín de la Real Sociedad
Vascongada de Amigos del País, 1 (enero, febrero, marzo, 1948), 3-9.
ALGUNOS POEMAS INÉDITOS DE BLAS DE OTERO... 107
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
El primero pertenece al manuscrito de Ángel fieramente humano13. Blas de Otero
presenta el poemario al premio Adonais de 1949 y se le niega por razones extraliterarias,
a pesar de que el jurado admite que era el libro de mayor calidad poética entre los presentados.
Varios temas lo vertebran—la condición mortal del hombre, la angustia, la soledad,
el amor—, y en él se desarrolla una lucha feroz de amor, rechazo y rebeldía entre
sus dos protagonistas, Dios y el poeta. Un libro de estas características no podía pasar desapercibido
y tanto los poemas de tema amoroso como los calificados con la frase de
«heterodoxia religiosa», alertan a los censores14.
Al comparar el manuscrito que está junto al expediente con el original impreso, que
vio la luz unos meses más tarde, constato que hay un poema que no aparece15. No fue
mutilado ni prohibido, no hay ninguna mención expresa a este poema en el dictamen del
censor, pero el poeta decidió no incluirlo. Sabina de la Cruz añade que este poema, titulado
«Claveles», forma también parte del original mecanografiado que Otero presenta en
1949 al Premio Adonais16. Es el siguiente:
«VENCIDOS de luz, virados
a fuerza de aroma; asidos,
¡ah, sí!, pero no vencidos,
sonríen transfigurados.
Perdidos, extraviados
de amor, deshechos en mieles,
son, sin embargo, tan fieles
a sí mismos, tan clavados,
que ¡aprendan enamorados
—la clave—de los claveles!
Es, como vemos, un poema de amor, de tono alegre en el encuentro gozoso de los
amantes. Este tema, permanente en la poesía de Blas de Otero, y de gran dimensión, se
presenta con diversos matices a lo largo de su obra17.
Los inéditos que voy a mostrar a continuación pertenecen a Redoble de conciencia,
libro que es, en sus temas y en sus formas, continuación del anterior, pero más solidario.
Con él ganó el poeta en 1950, el recién creado premio Boscán en Barcelona, otorgado por
el Instituto de Estudios Hispánicos.
La solicitud del permiso de publicación fue cursada con fecha 28 de septiembre de
1950. En el Archivo he encontrado una carta del Delegado Provincial de Educación dirigida
al Director General de Prensa en la que le pide que agilice el trámite de su autorización.
En el expediente hay también una copia mecanografiada del libro que no presenta
13 Se trata del expediente número 6296-49. El poema aparece entre «Desamor» y «Láminas».
14 El proceso que sufrió este libro, los informes de los censores y otra documentación generada por el forcejeo
con el editor y el Director General de Prensa, así como el dictamen final, puede verse en mi artículo citado
«Blas de Otero y la censura española. Primera parte».
15 Blas de Otero, Ángel fieramente humano, Madrid, Ínsula, 1950.
16 Sabina de la Cruz, Blas de Otero. Contribución a una edición crítica de su obra, Madrid, Universidad
Complutense, 1983, 57.
17 En la antología Blas de Otero. Poesía escogida, op. cit., XXXVIII-XLI, se puede encontrar un análisis de
las constantes en el tratamiento del amor a lo largo de su creación.
108 LUCÍA MONTEJO GURRUCHAGA
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
ninguna tachadura ni el más mínimo trazo de lápiz rojo18. Seguramente, al haber recibido
un premio concedido por un organismo oficial, no fue leído o lo fue muy superficialmente
por el censor. Tuvo que ser así porque algunos de los poemas que componen el libro
le van a dar muchos problemas cada vez que intente su redición en libro, o aparezcan
en revistas o en antologías.
Al contrastar la copia archivada con el libro impreso, constato que hay algunos
poemas que no ha incluido19. No aparecen tampoco en revistas ni en antologías.
El primero es un soneto que se titula «Revelación»20:
Levanta, por favor, descubre un poco
ese secreto, susurrantemente,
y las sedas se vuelvan, de repente,
púrpura pura y nieve roja un poco.
Recoge, eleva a pleamar un poco
esa escondida playa, ese inocente
puerto de par en par, aunque aparentemente
sumido entre la sombra un poco.
Vuelve al revés las rosas: los celestes
cedan; los blancos, a la luz, vacilen.
Salga el secreto sin romper, intacto.
Y sobre nieve sin tocar te acuestes
y nuestros cuerpos, por amor, destilen
las más altas verdades en el acto.
Con mayor o menor intensidad pero en todos los libros, Blas de Otero ha utilizado
siempre el soneto y ha formulado, además, y casi siempre en sonetos, su propia teoría sobre
este tipo de estrofa, la dificultad que entraña, sus límites y márgenes. No dejó nunca
de enfrentarse con el soneto, de trabajar en su extrema fijeza, de buscarle nuevos cauces,
de aquilatar y medir en él su agudísimo sentido musical y, aunque trabaja otras formas,
vuelve al punto de partida: el soneto.
Los sonetos endecasílabos que aparecen en las obras de su primera etapa mantienen
el orden clásico de las rimas de los cuartetos y los tercetos, pero romperá con la rima clásica
a partir de 1964, con Que trata de España, e introducirá combinaciones de metros y
rimas.
Es frecuente en esta etapa el uso del adverbio en –mente. Incluso suele iniciar un poema
con un adverbio en –mente, que se convierte en el eje sobre el que el poema gira.
Este uso es frecuente en Ángel fieramente humano y Redoble de conciencia y escaso después.
Incluso utiliza un tipo de encabalgamiento en -mente, como en este soneto, que ya
se encuentra en Fray Luis de León, poeta al que tanto admiraba Otero.
18 Se trata del expediente 5365-50 y, como el anterior, está en el AGA.
19 Blas de Otero, Redoble de conciencia, Barcelona, Instituto de Estudios Hispánicos, 1951.
20 Este poema figura también en el original de Ancia, pero tampoco en esa ocasión llegará a imprimirse.
ALGUNOS POEMAS INÉDITOS DE BLAS DE OTERO... 109
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
Es, de nuevo, otro poema de tema amoroso. Cuando en 1986 Carlos Sahagún reúne
en un volumen los Poemas de amor de Blas de Otero, la crítica cayó en la cuenta de que
el amor y la mujer tienen una presencia fundamental en su obra21. En esa selección Sahagún
recoge muestras de toda la trayectoria del poeta, desde sus primeros poemas
amorosos (1936-1947), e incluye también algunos inéditos de sus extensos libros parcialmente
publicados pero aún desconocidos en su mayor parte, Hojas de Madrid y La
galerna. Sin embargo, no retoma ninguno de estos.
El segundo poema inédito de Redoble de conciencia que mostraré a continuación se
titula «Arte de marear», que en el manuscrito sigue a «Que cada uno aporte lo que
sepa» y refleja, como este y otros del mismo libro, el impacto causado en el poeta por la
Europa en ruinas de la segunda guerra mundial, la situación posbélica, el nuevo orden
mundial, las divisiones y ocupaciones territoriales, el sistema de alianzas, las tensiones y
enfrentamientos entre las potencias. La desgracia mundial la afronta con cierto distanciamiento
irónico no exento de amargura. Veamos el poema:
No deben tirarse los remos viejos, ni derrocar los dioses
hasta que se tengan dispuestos los nuevos. Más
vale falucho de vela, que remo de galera.
Europa apenas puede con sus muertos.
América
se adentra por el hielo a mil por hora.
A contra cielo, Rusia alza una estrella.
Oriente entra en escena dando tumbos.
No nos tornemos de mares a piélagos.
Sólo Dios es bueno para barquero.
La unidad temática y formal de Ángel fieramente humano y Redoble de conciencia
se refuerza al publicar ambos libros en un solo conjunto, Ancia. Cuarenta y ocho poemas
nuevos intercalados y la modificación del orden original obligan a una lectura distinta de
los poemas primitivos. El poeta que en 1958 vuelve a leer sus viejos poemas es un
hombre muy diferente al angustiado que se expresaba en los dos primeros libros. Esta es
la novedad, el sentido inaugural de Ancia.
Los poemas de cada uno de los grupos que estructuran Ancia siguen un orden cronológico
de composición, dato que revela la intención de narrar una parte ya pasada de su
propia vida, como una especie de mirada retrospectiva, un libro de memorias.
La primera parte del libro, dedicada al tema existencial, incluye 44 poemas, sonetos
en su mayoría, y contrasta con una segunda sección cuyo tema nuclear es el amor. Pero
los poemas incorporados dan una dimensión distinta al proceso amoroso.
La tercera parte lo forman una serie de «Parábolas y dezires» en la tradición gnómica
de Sem Tob y Machado. Sabina de la Cruz cree que todas las «parábolas y dezires» de
Ancia se compusieron en la misma época, alrededor de 195122. Se trata de breves com-
21 Blas de Otero, Poemas de amor. Selección y prólogo de Carlos Sahagún, Barcelona, Lumen, 1987.
22 Sabina de la Cruz, Blas de Otero. Contribución a una edición crítica de su obra, Madrid, Universidad
Complutense, 1983, 946.
110 LUCÍA MONTEJO GURRUCHAGA
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
posiciones epigramáticas donde se expresan agudos conceptos ingeniosos o satíricos,
pero de una extrema concisión y con cierto tiente vanguardista que los acerca a las greguerías
de Ramón Gómez de la Serna. Esta forma, narrativa en origen, tiene una doble
isotopía semántica: la primera, la superficial, la anécdota; la segunda, profunda, es la
transcodificación alegórica de la anécdota para la que Otero suele emplear un código religioso,
frases o fórmulas litúrgicas de la tradición religiosa en la que se ha formado por
medio del cual el poeta hace patente un antes y un después en su existencia, un cambio
radical en la interpretación de su vida. Con ese léxico religioso suele establecer relaciones
de incompatibilidad, ironía, parodia o simplemente cita refutada. Muestra en muchas
de ellas un peculiar humor socarrón, que atraviesa toda su obra ya desde Redoble de conciencia
y que cumple aquí un saludable papel desmitificador.
Del conjunto de las «parábolas» algunas quedaron inéditas; no fueron incluidas en
Ancia y no por efecto de la censura, que puso el lápiz rojo en otras composiciones pero
no en estas. Uno de esos poemillas que no pasó a Ancia, el titulado «Parábola del poeta
estancado», había visto ya la luz en una revista en 195723.
El primero de los inéditos se titula «Parabolilla». La paronomasia, que utiliza aquí
como mero juego de palabras para demostrar agudeza y sentido del humor, suele ser en él
habitual. Es un divertido pasatiempo que no siempre tiene una intención irónica o satírica:
LA dije:
¿por qué juegas,
niña, a sostenes?
Para lo que tienes…
En otro, el titulado «INRI», desde el mismo título y con evidente ironía, alude a dos
frases del lenguaje coloquial referentes al ámbito religioso para desmitificar lo que en
otros tiempos tuvo como verdades absolutas.
Siempre que me he metido a redentor
he salido hecho un cristo.
Hay dos más junto a los anteriores. El primero se titula «Parábola con doble fondo»:
MORIR: tocar el fondo.
¿…o salir
a otro
transpuesto mar de oro?
El segundo, «Parábola del tentador»:
LE tentó el seno,
y se lo comió a besos.
23 Es el siguiente: «Le dijo la vela al viento:/ -Aquí me tienes/ esperando tu santo advenimiento./ Pero no
vienes.» Lo incluyó en un conjunto que tituló «Entre 1948-1955» por Blas de Otero», Cuadernos Hispanoamericanos,
91-92 (julio-agosto 1957), 157-163.
ALGUNOS POEMAS INÉDITOS DE BLAS DE OTERO... 111
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
Es en el manuscrito de Ancia en el que más inéditos he encontrado. En el sobre que
contiene el expediente, hay tres grupos de poemas escritos a máquina, en papel cebolla y
cogidos con una grapa. Dos contienen los poemas de sus primeros libros y en el tercero,
remitido con posterioridad, ha escrito Blas de Otero de su puño y letra: «Para añadir a
Ángel fieramente humano y Redoble de conciencia. Titulo general Ancia». Con este grupo
de poemas añadidos podía haberse editado un libro nuevo, pero autor y editores creyeron
que sería más fácil conseguir la autorización si se pedía como 2.a edición de libros
que ya habían recibido la tarjeta de la Sección de Inspección y se habían publicado. Se
anuncia, además en la portada, que llevará como prefacio el estudio que Dámaso Alonso
había dedicado a la poesía del bilbaíno24; para que el apoyo de un poeta, crítico y lingüista
de su prestigio pueda facilitar la aprobación.
Entre los inéditos de Ancia aparece el que se titula «Labio con labio en forma de salida
», que copio a continuación:
Recapacitando, volviendo
al principio del mar directamente,
trepando,
por la cola del río hacia la fuente,
tropezando conmigo, discutiendo,
borrando,
vine a dar con el aire y con el modo
de asir el aire con escala y todo.
He encontrado una mina y una entrada
tirada por el suelo, soterrada,
una mina en el suelo
del alma, submarinamente unida
a las playas del cielo,
labio con labio en forma de salida.
Dentro de mí, se pierde
lejanamente divisada en verde.
De blanco, en los jardines
donde la nieve discurrió sin prisa,
ángeles con patines
el alba peinan de los sueños lisa,
y sesgan alhelíes
—relámpagos de nieve—los esquíes.
El verso libre hace su aparición en la poesía oteriana desde Ángel fieramente humano
y tiene una importante representación en Redoble de conciencia y Ancia. Se trata, en
general, de composiciones cuyas líneas poéticas suelen estar dentro de las que han sido
clasificadas entre extensas y medias, aunque en bastantes ocasiones alternan extensas y
24 «Poesía arraigada y poesía desarraigada», en Poetas españoles contemporáneos, Madrid, Gredos, 1952,
345-358.
112 LUCÍA MONTEJO GURRUCHAGA
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
breves. A partir de Pido la paz y la palabra se aprecia un cambio importante en su verso
libre. No se trata solo de que empiecen a aparecer las primeras composiciones sin signos
ortográficos, sino que la longitud de su línea poética se ha reducido también hasta llegar
a En castellano, donde predominan los versículos medios y breves, para pasar a estar más
equilibrados en Que trata de España.
Otro inédito de Ancia es el titulado «Hemos nacido estrepitosamente», que muestro
a continuación:
Hemos nacido estrepitosamente
en un mundo inclinado hacia la nada.
A un lado y otro, la desidia; enfrente
nada. Nada. Absolutamente nada.
Ni más ni menos que mortales. Esto
me basta. Sí. Me basta ser un hombre
condenado a morir. Libre de impuesto
de tal o cual celeste estado. Un hombre.
Tengo que hacer. Vivir. Vivir. Y luego
seguir viviendo mientras pueda. Digo
vivir, volcar mi vida como un dado. Juego
a ganarme la vida, dicen. Digo.
Gracias a Dios asesiné mis dioses,
vedme solo, sin más quehacer que hacerme
a mi gusto. Gritando a dios adioses
súbitamente entristecido, inerme.
Miradme. Amigos, os lo ruego. Oídme.
Amo a todos los hombres. Vivo en medio
de la calle. Callad. Callad. Oídme,
oh sí, oídme llorar…
y qué remedio¡
Es un poema en cuartetos endecasílabos, una forma estrófica de la que Otero hizo
amplio uso en Ancia y cuyo empleo va a quedar mucho más restringido en sus siguientes
libros.
El tono combativo y vital de este poema, tan cercano a otros como «Digo vivir» o
«Canto primero», contrasta con los desesperados de la primera parte de este libro; es la cristalización
activa del deseo de escapar de un ambiente sofocante. Deja atrás las angustias
existenciales, las dudas angustiosas, su fe y sus creencias se resquebrajan definitivamente y
se convierte en un hombre distinto, dispuesto solo a vivirse sin más asideros sobrenaturales.
Aquí están claramente las señales de liberación de la orgullosa aceptación de la miseria y la
grandeza del ser humano, «ser un hombre/ condenado a morir. Libre de impuesto/ de tal o
cual celeste estado», un hombre que camina a pasos decididos del «yo» al «nosotros».
El último de los inéditos de Ancia que presento en esta ocasión se titula «No tengo/
tiempo». El buen lector de la poesía oteriana reconocerá lo cercano que está este poALGUNOS
POEMAS INÉDITOS DE BLAS DE OTERO... 113
EPOS, XXIV (2008) págs. 103-113
ema a los de Pido la paz y la palabra y En castellano. La negación quevedesca «No he
de callar» de la «Epístola al conde-duque de Olivares», la altera y recrea, con resultados
distintos, en varias ocasiones. Otero, como ciudadano español inmerso en una dictadura
política, está determinado a denunciar la injusticia, a ser testigo de su tiempo aunque ponga
en peligro su obra, y recurre a ese Quevedo hostil a las convenciones y creencias que
determinan y jerarquizan el comportamiento de la sociedad barroca y que presenta una
actitud ética frente a la realidad del mundo, un ímpetu de lucha. Este es el poema:
No tengo
tiempo.
El reloj da las horas en el centro
de la ciudad. No tengo
ochenta céntimos
para subir, bajar, estarme quieto
es más barato. Tierra en ruinas. Cielo
estratosférico.
Cuánto te echo de menos
Soledad Estrada, Vda. de Otero.
Pero no tengo
tiempo. Estoy dispuesto,
pero me falta lo que tengo: miedo
a callarme, por más que con el dedo
amenace Francisco de Silencio25.
Ochenta céntimos,
y cómo quiere usted que esté contento.
Es su realidad la que se le impone, una realidad que corre paralela a la historia de su
patria oprimida bajo la dictadura. Los problemas con la censura se agudizan pero, a pesar
de ceñido control, y parafraseando a Quevedo, no está dispuesto a callar.
Son diez poemas todos de la misma etapa, la existencial. Algunos de tema amoroso
en los que se hace evidente la pasión y el componente erótico, otros reflejan la soledad
del hombre, su angustia y desamparo ante la limitación del destino de un ser mortal, que
asume su destino. En otros irrumpe el tema histórico, la tragedia colectiva de la guerra y
su compromiso con el hombre. El virtuosismo con que maneja el soneto, los recursos expresivos,
a los que saca tan sorprendente y eficaz rendimiento, el distanciamiento irónico
tan próximo a las estéticas de vanguardia, son algunas de las características de su poesía
que se detectan también en estos poemas inéditos.
25 Quevedo es un poeta de honda huella en la poesía oteriana. En la entrevista que le hizo Luis Suñén «Blas
de Otero con los ojos abiertos», Reseña, 88 (septiembre-octubre 1975), 11, declaró el poeta: «en mi etapa existencial
influyó sobre todo el Quevedo de los sonetos». La negación quevedesca a la que acabo de aludir, se repetirá
en varias ocasiones: en «No cuando muera he de callar» de Ancia, en «Censoria» de En castellano o en
«No quiero que le tapen la cara con pañuelos» de Que trata de España.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 05.02.18 2:43

BLAS DE OTERO

POEMAS

13.- UN RELÁMPAGO APENAS

Besas como si fuese a comerme.
Besas besos de mar, a dentelladas.
Las manos en mis sienes y abismadas
nuestras miradas. Yo, sin lucha, inerme,

me declaro vendido, si vencerme
es ver en ti mis manos maniatadas.
Besas besos de Dios. A bocanadas
bebes mi vida. Sorbes, sin dolerme,

tiras de mi raíz, subes mi muerte
a flor de labio, Y luego, mimadora,
la brizas y las rozas con tu beso.

Oh Dios, oh Dios, si para verte
bastará un beso, un beso que se llora
después, porque ¡oh, por qué! no basta eso.

(De "Ángel Fieramente Humano")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 05.02.18 3:01

BLAS DE OTERO

POEMAS


14.- BIOTZ-BEGIETAN


Ahora
voy a contar la historia de mi vida
en un abecedario ceniciento.
El país de los ricos rodeando mi cintura

y todo lo demás. Escribo y callo.
Yo nací de repente, no recuerdo
si era sol o era lluvia o era jueves.
Manos de lana me enredaran, madre.


Madeja arrebatada de tus brazos
blancos, hoy, me contemplo como un ciego,
oigo tus pasos en la niebla, vienen
a enhebrarme la vida destrozada.

Aquellos hombres me abrasaron, hablo
del hielo aquel de luto atormentado,
la derrota del niño y su caligrafía
triste, trémula flor desfigurada.

Madre, no me mandes más a coger miedo
y frío ante un pupitre con estampas.
Tú enciendes la verdad como una lágrima,
dame la mano, guárdame
en tu armario de luna y de manteles.

Esto es Madrid, me han dicho unas mujeres
arrodilladas en sus delantales,
éste es el sitio
donde enterraron un gran ramo verde
y donde está mi sangre reclinada.

Días de hambre, escándalos de hambre,
misteriosas sandalias
aliándose a las sombras del romero
y el laurel asesino. Escribo y callo.

Aquí junté la letra a la palabra,
la palabra al papel.
- - - - - - - - - - - - Y esto es París,
me dijeron los ángeles, la gente
lo repetía, esto es París. Peut-être,
allí sufrí las iras del espíritu

y tomé ejemplo de la torre Eiffel.

Esta es la historia de mi vida,
dije, y tampoco era. Escribo y callo.

(De "Pido la Paz y la Palabra")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 05.02.18 4:29

Este poema anterior no es estrictamente religioso. No obstante la forma en la que Blas de Otero se dirige a la madre y el hecho de que tanto la conciencia espiritual como lafigura de los ángeles aparezcan en el mismo nos aconsejaban ponerlo aquí.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 05.02.18 4:33

BLAS DE OTERO

POEMAS

15.- LEJOS

Cuánto Bilbao en la memoria. Días
colegiales. Atardeceres grises,
lluviosos. Reprimidas alegrías,
furtivo cine, cacahuey, anises.

Alta terraza, procesión de jueves
santo, e viernes santo, santo, santo.
Por Pagasarri las últimas nieves
y por Archanda helechos hechos llanto.

Vieja Bilbao, antigua plaza Nueva,
Barrencalle Barrena, soportales
junto al Nervión: mi villa despiadada.

y beata. (La virgen de la Cueva,
que llueva, llueva, llueva.) Barrizales
del alma niña y tierna y destrozada.

(De QUE TRATA DE ESPAÑA)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 05.02.18 4:50

BLAS DE OTERO

POEMAS

16.- LA TIERRA

De tierra y mar, de fuego y sombra pura,
esta rosa redonda, reclinada
en el espacio, rosa volteada
por las manos de Dios, ¡cómo procura

sostenernos en pie y en hermosura
de cielo abierto, oh inmortalizada
luz de la muerte hiriendo nuestra nada!
La Tierra: girasol, poma madura.

Pero vieneun mal viento,un golpe frío
de la mano de Dios, y nos derriba.
Y el hombre, que era un árbol, ya es un río.

Un río echado, sin rumor, vacío,
mientras la Tierra sigue a la deriva,
oh Capitán, mi Capitán, Dios mío!

( De "Ángel Fieramente Humano")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 05.02.18 6:23

BLAS DE OTERO

POEMAS

17.- CÁNTICO ESPIRITUAL

Todo el amor divino, como el amor humano,
me tiembla en el costado, seguro como flecha.
La flecha vino pura, dulcísima y derecha:
el blanco estaba abierto, redondo y muy cercano.

Al presentir el golpe de Dios, llevé la mano,
con gestodoloroso, hacia la abierta brecha.
Mas nunca, aunque doliéndose, la tierra le desecha
al sembrador, la herida donde encerrar el grano.

¡Oh Sembrador del ansia; oh Sembrador de anhelo,
que nos duele y es dulce, que adolece y nos cura!
Aquí tenéis, en haza de horizontes, mi suelo

para la vid hermosa, para la espiga pura.
El surco es como un árbol donde tender el vuelo,
con ramas infinitas, doliéndose de altura.

( De CÁNTICO ESPIRITUAL.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 3:00

BLAS DE OTERO

POEMAS

18.- "CÁNTICO ESPIRITUAL"

I

Esta anchura del mundo, doblegada
a mis manos; el tiempo paraíso
de la aurora, con ángeles de albores;
tú, mujer, que te enciendes y te apagas
como una mariposa siempre nueva,
me mostráis, por caminos inocentes,
la unidad de mi alma y de mi cuerpo.
A la derecha pongo el alma; en medio
Dios, y a la izquierda, el cuerpo en libertades:
¡qué purísimo peso nivelado,
qué balanza en su fiel, ni más ni menos!
Complexión de este mundo con mis ojos:
el paisaje desnudo de las cinco
no es el mismo, Señor, que al mediodía.
Complexión de este mundocon mi mente:
mis conceptos son sombras de las cosas
con una luz interna que traspasa.
Complexión de este mundo con mis manos:
tronco de árbol, río,mujer pura,
todo es señal de Dios inmaculada.
Ahora estoy esperando a libertarme:
complexión de este mundo con mí mismo.  ( Cont.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 7:55

BLAS DE OTERO

POEMAS

18.- CÁNTICO ESPIRITUAL

I ( Cont.)

Mis ojos se adelgazan suspirando
la llegada de Dios a mis andenes.
Me adolezco de vientos precursores,
mis ojos se adelgazan y sus piran.
Aún vivo entre hielos desunidos
o bien me cercan enemigos, sombras,
como el fuego a la zarza. Me disparo
y quedo roto a cada instante, inútil.
Soy un arco de Dios que se estremece.
Soy una vana potestad de ausencias.
Escúchame, Yavé, desllágame. 
Apenas puedo sostenerme en alma.
Mi cuerpo desmorona a cada instante
su unidad substancial, aun palpitando.
Nada soy si no soy el que yo soy,
el que ha salido de Tus manos grandes,
capaces de dar forma al Universo.
Mis ojos se adelgazan como un sueño
al borde de la punta de la aurora.
Gimo y clamo hacia Ti como un pecado,
girasol de tu gracia en esta niebla.
El pecado es el "no", la gracia el "sí";
nosotros una interrogación.
¿Tuércele el cuello al signo que interroga,
ponlo en pie, brillante y decisivo?
¡Ah Señor, si mis ojos se te abrieran 
como un puente, Tú, río traspasando;
si mi alma se hundiera en tu silencio,
como una paloma rescatada!
¡Oh complexión del mundo; oh Dios hermoso,
oh carne de mi carne y de mi alma
que, sin Ti,se diluye como niebla!
Vive tú separada si prefieres,
tenue paloma,de micuerpo en llanto:
Dios me está preparando una morada
donde yo, nada más, me baste a mí.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 8:17

UN ESTUDIO COMPARATIVO ENTRE LA RELIGIOSIDAD POÉTICA DE BLAS DE OTERO Y EL POETA ISRAELÍ YEHUDA AMIJAI

"EL ROSTRO DE DIOS EN LA POESÍA DE BLAS DE OTERO Y YEHUDA AMIJAI 


JOSÉ ALBERTO GARIJO SERRANO. UNIVERSIDAD PONTIFICIA GREGORIANA.






RESUMEN
Blas de Otero (1916-1979) y YehudaAmijai (1924-2000) dan la palabra en su poesía al ser humano del sigloXX y a las cuestiones de su existencia: el amor, la soledad, el sufrimiento, la solidaridad, la injusticia,la muerte, la esperanza. Un lugar central de su obra lo ocupa el Dios misericordioso y fiel de la Biblia, cuya imagen parece desmentir la dramática situación en que el ser humano a veces vive. Frente a la Palabra de Dios se levanta la palabra del poeta con su arsenal de recursos: la intertextualidad, la metáfora, la comparación, la antítesis, los efectos sonoros, la ironía. Ambos autores sitúan al lector ante la tarea de deconstruir y reconstruir el rostro del Dios de la Biblia.

The depiction of God in the poetry
of Blas de Otero and Yehuda Amichai

ABSTRACT


The poetry of Blas de Otero (1961) and YehudaAmichai (1924-2000) invites the 20th century human being to speak out on the main issues of his existence: love, loneliness, suffering, solidarity, injustice, death, hope. A central place in their work is taken up by the merciful and faithful God of the Bible, whose image seems to be refuted by the dramatic situation in which the human being happens to live. The poet’s word stands up against God’s word equipped with his resources: intertextuality, metaphor, comparison, antithesis, sound effects, irony. Both authors place the reader before the task of construct and deconstruct the depiction of the Biblical God.

SUMARIO:


1. Blas de Otero.

1.1. La imagen de Dios en la poesía del periodo de formación (1935-1950).
1.2. La imagen de Dios en la etapa existencial o de «poesía desarraigada» (1950-1955).
1.3. La imagen de Dios en la etapa social o histórica (1955-1964).

2.Yehuda Amijai.

2.1.Vida.
2.2. Carácter de la poesía de Yehuda Amijai.
2.3. Dios en la poesía de 1948-1962.
2.4. Dios en la poesía de 1962-1968: «Viajesdel último Benjamín de Tudela».
2.5. Dios en la última poesía deAmijai.

3. Conclusión.

’Ilu. Revista de Ciencias de las Religiones
2013, 18, 111-133
ISSN: 1135-4712


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 8:37

"EL ROSTRO DE DIOS EN LA POESÍA DE BLAS DE OTERO Y YAHUDA AMIJAI" ( Cont.)

El español Blas de Otero (1916-1979) y el israelí Yehuda Amijai (1924-2000),
afincados respectivamente en los extremos occidental y oriental del Mediterráneo,
son testigos privilegiados de la evolución estética de la poesía de sus respectivas lenguas
en el siglo XX. A pesar de su distancia cultural y geográfica, sus obras poéticas
ven la luz casi simultáneamente y responden a preocupaciones muy similares. Blas
de Otero publica lo que considera su primera obra, Ángel fieramente humano, en
1950, y Amijai da a la luz pública su primer libro, Ahora y en otros días ( עכשיו ובימים
אחרים ), en 1955. Las sociedades respectivas y Europa en su conjunto afrontan en ese
momento la recuperación moral de sus posguerras particulares, que se presenta más
difícil que la recuperación material. La literatura, después de haber asimilado las vanguardias
en la época de entreguerras, toma ahora un cariz existencialista, se vuelve
hacia el ser humano concreto y afronta la problemática de su vacío interior, su soledad
y su impotencia.
Esta poesía existencialista, que se vuelve hacia el ser humano concreto, no idealizado,
que escudriña en su interior para poner palabra, ritmo y rima a lo inexpresable,
necesariamente afronta el tema de Dios. De él se espera una respuesta a tantas preguntas
que el hombre se plantea.Molesta su silencio, su indiferencia, incluso su aparente
complacencia ante el sufrimiento de los humanos. El Dios a quien se interpela en
esta poesía es el Dios de la Biblia, «Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, no de los
filósofos y de los sabios», como diría Pascal en su Memorial. Es el Dios que dice haberse
comunicado con el hombre y ahora calla, que dice ser su salvación, y que ahora
está indiferente al ser humano.
Afrontaremos el estudio de estos dos poetas con una breve presentación de su biografía
y su obra y un comentario a algunos de sus poemas en los que aparece más
clara esta problemática del Dios de la Biblia.
1. BLAS DE OTERO
Blas de Otero Muñoz (1916-1979) nace en Bilbao. Su primera juventud estará
marcada por la espiritualidad ignaciana. En 1926 la familia se traslada a Madrid. La
muerte del padre acentúa la ruina de la familia y, aunque en 1931 inicia estudios de Derecho,
debe abandonarlos para volver a Bilbao, haciéndose cargo de la familia. Empieza
a publicar su poesía muy marcada por los místicos españoles, Juan Ramón Jiménez
y los poetas del 27. Tras la Guerra Civil intenta con dificultad combinar su vocación
artística con los estudios de Derecho en Zaragoza, Madrid y Bilbao. En 1950 conoce a
la poeta y actriz Tachia Quintanar, quien será su compañera durante muchos años de su
vida. Blas de Otero, que en 1952 se había afiliado al Partido Comunista, se autoexilia en
París por unos años, aunque vuelve en 1955. De 1956 a 1959 vive en Barcelona. En 1959
gana el Premio de la Crítica por Ancia y en 1962 el Premio Fastenrath. En 1964 se casa
en Cuba con Yolanda Pina, de la que se divorcia en 1967. Mantiene una militancia activa
a favor de la restauración democrática en España.Muere el 29 de junio de 1979 en
Majadahonda (Madrid) de una embolia pulmonar. (Cont.)


Jose Alberto Garijo Serrano El rostro de Dios en la poesía de Blas de Otero y YehudaAmijai


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 8:41

Cont. del Trabajo anterior:


JoseAlberto Garijo Serrano El rostro de Dios en la poesía de Blas de Otero y YehudaAmijai

1.1. LA IMAGEN DE DIOS EN LA POESÍA DEL PERIODO
DE FORMACIÓN (1935-1950)
La obra representativa de este periodo es Cántico espiritual (1942), rememorando
a san Juan de la Cruz. Es una poesía de corte místico que busca la ascensión del
hombre en la búsqueda de Dios. Un ejemplo es este soneto que da inicio a Cántico espiritual,
en el que se aprecia la influencia de los místicos castellanos –la «herida del
amor» tan presente en la poesía castellana desde el Cancionero, el anhelo de lo divino,
la dulzura del encuentro con el Amado y el dolor de la ausencia–, llenos del sosiego
de la religiosidad juvenil, pero en el que destaca ya con fuerza el Yo del poeta
que interpela directamente a Dios, y que será frecuente en la etapa existencialista(1):

Todo el amor divino, con el amor humano,
me tiembla en el costado, seguro como flecha.
La flecha vino pura, dulcísima y derecha:
el blanco estaba abierto, redondo y muy cercano.
Al presentir el golpe de Dios, llevé la mano,
con gesto doloroso, hacia la abierta brecha.
Mas nunca, aunque doliéndose, la tierra le desecha
al sembrador, la herida donde encerrar el grano.
¡Oh Sembrador del ansia; oh Sembrador de anhelo,
que nos duele y es dulce, que adolece y nos cura!
Aquí tenéis, en haza de horizontes, mi suelo
para la vid hermosa, para la espiga pura.
El surco es como un árbol donde tender el vuelo,
con ramas infinitas, doliéndose de altura

1.2. LA IMAGEN DE DIOS EN LA ETAPA EXISTENCIAL
O DE «POESÍA DESARRAIGADA» (1950-1955)

En España, en la época que Ricardo Gullón llama de la «generación escindida»,
o de lo que Dámaso Alonso llama «poesía desarraigada», surgen poetas para los que
«el mundo nos es un caos y una angustia, y la poesía una frenética búsqueda de ordenación
y de ancla» (2). El verso de Blas de Otero en la etapa de poesía desarraigada es, (cont.)

NOTAS

(1) Cántico espiritual, en Alea 2 (1942). Sobre el carácter místico y existencial de Cántico espiritual cf.
L. Urcelay, «Una ruptura en la poesía religiosa de posguerra: el Cantico humano de Blas de Otero»: Cuadernos de la Cultura 2 (1982) pp. 109-129; V. García de la Concha, La poesía española de 1935 a 1975,Madrid, 1987, pp. 539-545.

(2) Dámaso Alonso, «Poesía arraigada y poesía desarraigada», en: Poetas españoles contemporáneos, Biblioteca Románica Hispánica, II. Estudios y ensayos, 6, Madrid, 1965, pp. 349-358; R. Gullón, «La generación de
1936», Asonante 15 (1959) pp. 64-69; Idem., «La generación de 1936», en La invención del 98 y otros ensayos, Madrid, 1969, pp. 162-177; Cf. V. García de la Concha, op. cit., pp. 539-559; J.Marco, «La poesía», en F. Rico
– D. Ynduráin, eds., Historia y crítica de la literatura española. VIII. Época contemporánea (1939-1980),
Barcelona, 1980, pp. 109-138.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 9:20

CONT. DEL TRABAJO ANTERIOR

JoseAlberto Garijo Serrano: "El rostro de Dios en la poesía de Blas de Otero y Yehuda Amijai"

como decía Dámaso Alonso, «áspero, no por otra cosa, sino porque se corresponde
con el derrumbamiento en huida del mundo y de su imagen del mundo» (3). En la trayectoria
de Blas de Otero esta corriente viene representada por Ángel fieramente humano
(1950) y Redoble de conciencia (1951), recogidos y completados con ocho poemas
más en Ancia (1958).
a) La temática de Dios, el hombre y el vacío en Ancia
El enfrentamiento con Dios en Ancia se encuadra en la ruptura con la religiosidad
tradicional que sufre Blas de Otero a mediados de la década de los ’40. Surge,
como él mismo dice, en el poema «Tierra»:

Un hombre como un árbol desgajado.
Una generación desarraigada.
Unos hombres sin más destino que
apuntalar las ruinas (4).

En ella se dibuja el triángulo hombre – muerte – Dios, que a menudo se simbolizan
respectivamente mediante las metáforas árbol – mar – cielo. El hombre aparece
como «árbol» (con las raíces metidas en tierra, pero con las ramas levantadas hacia
Dios y la eternidad, zarandeado por el viento que lo arranca de la tierra), como en el
segundo cuarteto del soneto «Soledad», en el que, en un ingenioso desplazamiento rápido
de la metáfora desde el ámbito vegetal al náutico, el hombre es simultáneamente
«árbol» y «arboladura»:

Árbol de Dios, oh sí, arboladura
hundida al fondo donde el hombre ama;
y, desde allí, mortal, eterna, clama,
reclama, sueña eternidad y altura.

La muerte, por otro lado, se simboliza como «mar» (amenazador, negro, violento,
agitado), y Dios como «cielo» (eternidad, luz), pero a veces también como «mar»
(oscuro, violento), tal como expresa, por ejemplo, el poema «Hombre»(5):
Luchando, cuerpo a cuerpo, con la muerte,
al borde del abismo estoy clamando
a Dios. Y su silencio, retumbando,
ahoga mi voz en el vacío inerte.

Oh Dios. Si he de morir, quiero tenerte
despierto. Y, noche a noche, no sé cuándo
oirás mi voz. Oh Dios. Estoy hablando
solo. Arañando sombras para verte.

Alzo la mano, y tú me la cercenas.
Abro los ojos, me los sajas vivos.
Sed tengo, y sal se vuelven tus arenas.

Esto es ser hombre: horror a manos llenas.
Ser –y no ser– eternos, fugitivos.
¡Ángel con grandes alas de cadenas!

NOTAS

(3) D.Alonso, «Poetas españoles contemporáneos», en B. de Otero, Ancia,Madrid, 1958, 2003, p. 12; Idem.,«Poesía arraigada y poesía desarraigada», p. 350.
(4) B. Otero, op. cit., p. 56.
(5) B. Otero, op. cit., p. 36.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 9:30

CONT. DEL TRABAJO ANTERIOR

Jose Alberto Garijo Serrano: "El rostro de Dios en la poesía de Blas de Otero y Yehuda Amijai"

voz del poeta se hace grito desgarrado desde lo hondo de su condición mortal
y solitaria. Es la del ser humano que se sabe creación de Dios, pero abocado a la muerte,
y que le pide cuentas a su Creador de por qué lo ha creado mortal. El «ser –y no
ser– eternos, fugitivos», con resonancias shakesperianas. La muerte es el «abismo»
que se presenta delante del poeta, y ante el cual grita y grita, «noche a noche». Pero
no hay respuesta. Dios no responde. Esta ausencia de Dios se expresa mediante imágenes
de realidades negativas emparentadas con los sentidos: el oído – el «grito» y el
«silencio»–, la vista –la «noche»–y el gusto –la «sed»–(6).
En el poema «Ecce Homo» el poeta se presenta cara a cara ante Dios para pedirle
una explicación:

En calidad de huérfano nonato,
y en condición de eterno pordiosero,
aquí me tienes, Dios. Soy Blas de Otero,
que algunos llaman el mendigo ingrato.

Grima me da vivir, pasar el rato,
tanto valdría hacerme prisionero
de un sueño. Si es que vivo porque muero,
¿a qué viene ser hombre o garabato?

Escucha cómo estoy, Dios de las ruinas.
Hecho un cristo, gritando en el vacío,
arrancando, con rabia, las espinas.

¡Piedad para este hombre abierto en frío!
¡Retira, oh Tú, tus manos asembrinas
–no sé quién eres tú, siendo Dios Mío!

NOTAS

(6) El tema de la «sed» recurre en los sonetos «Cara a cara» («vengo, Dios, a decirte –si no a verte– / mi
inmensa sed, mi sed de ti: ahogándome»), «Sumida sed» («Te bebía, sentía, y te bebía, / solo, sediento, con
palpar de ciego, / hambriento, sí, ¿de quién?, de Dios sería. / Hambre mortal de Dios, hambriento hasta / la
saciedad, bebiendo sed, y, luego, / sintiendo, ¡por qué, oh Dios!, que eso no basta»).


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 9:38

CONT. DEL TRABAJO ANTERIOR

Jose Alberto Garijo Serrano: "El rostro de Dios en la poesía de Blas de Otero y YehudaAmijai"

El grito del poeta es el de Cristo coronado de espinas. Es su señal de identidad,
que es la de un individuo concreto, no anónimo, ni generalizado. Tan concreto, como
que es el mismo poeta: «Soy Blas de Otero». Frente a este hombre con nombre y
apellido, Dios aparece como un desconocido: «no sé quién eres tú, siendo DiosMío!».
En ese «Soy Blas de Otero» parece resonar el momento en el que Dios revela su nombre
a Moisés (cf. Ex 3,14), como resonaba también en unos versos de Cántico espiritual:
«Nada soy si no soy el que yo soy, / el que ha salido de Tus manos»(7). Se trata de
una autorrevelación del hombre. Por el contrario Dios se esconde detrás del sufrimiento
del que no quiere dar cuentas, detrás de sus «manos asembrinas» (asesinas + siembra).
La mano de Dios que pesa implacable sobre el hombre recuerda el texto de Job y
de los Salmos:

Ojalá se cumpliera mi petición
y Dios me concediera lo que espero:
que Dios quisiera aplastarme,
que soltara su mano y acabara conmigo (Job 6,8-9)

Tened compasión de mí, compañeros,
porque la mano de Dios me ha golpeado (Job 19,21).

Tus flechas se me han clavado,
tu mano pesa sobre mí (Sal 38,3).

Retira tu herida de mí
perezco a causa de la dureza de tu mano (Sal 39,11).

b) El recurso a la intertextualidad
La crítica literaria ha señalado frecuentemente el repetido uso de la intertextualidad
en Blas de Otero (8). En sus poemas resuenan los clásicos castellanos (Quevedo,
Góngora, Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, César Vallejo), los
ecos del habla coloquial, la liturgia católica, la espiritualidad juvenil (San Juan de la
Cruz) y, por supuesto, la Biblia.Aveces mediante juegos de palabras, como en el poema
«Y el verso se hizo carne», –donde trata de su idea de la poesía y dice que anda

NOTAS

(7) B. de Otero, Cántico espiritual, p. 132. A. Gil de Zúñiga y Muñoz, Ética y fenomenología religiosa en la poética de Blas de Otero, Valencia, 2011.
(8) Cf. E. Alarcos Llorach, La poesía de Blas de Otero, Salamanca, 1966, pp. 97-99; Á. González, «La
intertextualidad en la obra de Blas de Otero», Cuadernos Universitarios 1 (1987) pp. 63-75; L. De Luis, «Los préstamos literarios en la poesía de Blas de Otero», Zurgai 25 (1988) pp. 76-82; L. Montejo Gurruchaga, «El vínculo de Blas de Otero con las Sagradas Escrituras», Zurgai 25 (1988) pp. 102-105; C. Barbosa Torralbo, «Poesía como diálogo. La citación en la obra de Blas de Otero», en A. Vilanova, ed., Actas del X Congreso de la Asociación Internacional de Hispanistas. Barcelona 21-26 de agosto de 1989, Barcelona, 1992, vol. 2, pp. 1645-1654; P. Bellido Navarro, «Trantextualidad en la poesía de Blas de Otero», Investigaciones Semióticas IV, 2 (1992) pp. 563-572; Á. González, «Blas de Otero», en F. Rico – S. Sanz Villanueva, eds., Historia ycrítica de la Literatura española VIII/1. Época contemporánea: 1939-1975. Primer suplemento, Barcelona, 1999, pp. 176-17


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 9:51

CONT. DEL TRABAJO ANTERIOR

José Alberto Garijo Serrano: "El rostro de Dios en la poesía de Blas de Otero y Yehuda Amijai"

buscando un verso que se siente / en medio de los hombres»–, o en «Tu reino es de
este mundo» –en el que trata del sufrimiento–, o en «Encuesta», en verso libre, lleno
de fórmulas litúrgicas, pero en el que expresa su decepción frente a los poetas, la Biblia
–que es tan inútil para buscar una respuesta al sufrimiento como la misma guía
telefónica– y la espiritualidad aprendida.
Los textos bíblicos están presentes en estos poemas frecuentemente nomediante citas
directas, sino mediante imágenes y expresiones que apuntan hacia ellos en un juego
intertextual que requiere la colaboración del lector que conoce esos textos. Otero traspone
las imágenes bíblicas a su propia experiencia de desarraigo. Podemos apreciar los
recursos intertextuales bíblicos, por ejemplo, en un poema como «Muerte en el mar»:

Si caídos al mar, nos agarrasen
de los pies y estirasen, tercas, de ellos
unas manos no humanas, como aquellos
pulpos viscosos que a la piel se asen…

Ah, si morir lo mismo fuese: echasen
nuestros cuerpos a Dios, desnudos, bellos,
y sus manos, horribles, nuestros cuellos
hiñesen sin piedad, y nos ahogasen…

Salva, ¡oh Yavé!, mi muerte de tu muerte.
Ancléame en tu mar, no me desames,
Amor más que inmortal. Que pueda verte.

Te toqué, oh Luz huidiza, con las manos.
No seas como el agua, y te derrames
para siempre, Agua y Sed de los humanos. (9)


El «mar» es protagonista habitual en el imaginario simbólico de Blas de Otero, reminiscencia
de sus orígenes bilbaínos (10). Además del empleo de términos inusuales
(«ancléame», «desames»), estos versos presentan claras referencias bíblicas a Dios
como «mar», como «luz» y como «agua», reforzadas por el sorprendente uso del término
«Yavé», que necesariamente nos remite al Dios del Antiguo Testamento:

a) Dios como mar. En las imágenes marinas resuenan los salmos en los que se
invoca a Dios que salve el alma / la vida ( נפשׁ )ׁ de la muerte (cf. Sal 33,19; 56,14;
89,49;116,8), e incluso a la oración de Jonás (cf. Jon 2,3-10). Pero en este poema, Otero expresa con una paradoja de fuerte calado expresivo que la vida no
es vida, sino muerte, cuando en lugar de decir «Salva, ¡oh Yavé!, mi vida de la
muerte!» –como sería lógico esperar– dice «Salva, ¡oh Yavé!, mi muerte de la
muerte», porque la vida es, paradójicamente, una muerte, es saberse abocados
a la aniquilación, ser un ser para la muerte.


NOTAS:
(9) B. Otero, op. cit., p. 39.
(10) «El hombre –o el mundo– es una isla rodeada de un mar amenazador, el de la muerte, el de la nada, y sobre ella hay una bóveda de salvación, el cielo, Dios, hacia la que el hombre –árbol– tiende […E]n Otero el mar puede ser muerte, puede ser Dios, y otras cosas, aunque todas caracterizadas siempre por lo furioso y vehemente» (E.Alarcos Llorach – C. BlancoAguinaga, «Lengua y espíritu de Blas de Otero», en Rico –Ynduráin,
op. cit., pp. 197-213.202).Alarcos y Blanco analizan en su artículo otros poemas en los que abunda la imaginería marítima y náutica.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 10:14

CONT. DEL TRABAJO ANTERIOR

José Alberto Garijo Serrano: "El rostro de Dios en la poesía de Blas de Otero y YehudaAmijai"

b) Dios como luz. En las imágenes de la luz reaparecen los milagros de la curación
del ciego de Mc 5,22-26 en el que Jesús toca los ojos del ciego y, sobre
todo, el ciego de nacimiento de Jn 9. En el «Que pueda verte» resuena el grito
del ciego Bartimeo de Mc 10,46-52, y el anhelo del salmista por «ver a Dios»
(cf. Sal 27,8; 84,8) e incluso el de Job que por fin recaba de Dios una respuesta
y puede verlo (cf. Job 42,5).

c) Dios como agua y sed. Las imágenes de Dios como «agua» y «sed» se hacen
eco del Sal 63 («Mi alma está sedienta de ti»), de los pasajes en los que Dios da
agua en el desierto (cf. Ex 15,22-27; 17,1-7) y, sobre todo, de los pasajes de la
Samaritana (Jn 4,1-42) y de Jesús en la cruz (Jn 19,28-34), en los que Jesús simultáneamente
tiene sed y ofrece agua. El oxímoron sed –agua, como vemos, ya está presente en los textos joánicos.
La súplica desesperada a Dios, que parece ser el causante del sufrimiento y, sin
embargo, permanece callado, está también presente, por ejemplo, en Sal 102. También
Job suplica «¡Ojalá sucediera lo que pido, y Dios me diera lo que espero! ¡Ojalá
quisiera Dios aniquilarme, dejarme de su mano y aventarme!» (Job 6,8-9) y «¿Hasta
cuándo seguirás vigilándome, sin darme tregua ni para tragar saliva?» (Job 6,19).

1.3. LA IMAGEN DE DIOS EN LA ETAPA SOCIAL O HISTÓRICA (1955-1964)

La etapa social o histórica de Blas de Otero viene representada por Pido la paz y
la palabra (1955), En castellano (1959), y Que trata de España (1964), en los que el
interés se vuelve hacia la situación social e histórica de la España del momento, abandonando
los temas más existenciales. En la poesía de la etapa social el hombre ya no
aparece como ser débil, arbóreo, angustiado. Ahora surge un hombre nuevo considerado
en su dignidad y en su capacidad de transformar el mundo. Por eso puede afirmar:
«Creo en el hombre». Dios, Jesucristo, los dogmas, se disuelven ante la crítica
despiadada del poeta, como en Poesía con nombres. Esta forma de enfrentar la confesión
de fe cristiana es patente en el poema «A la resurrección de Cristo», una curiosa
disposición a dos columnas en comentario a los textos evangélicos (11):

Juan 20,1      Cuentan que una mañana, aun oscuro,
                    una mujer –María Magdalena,
                    dicen– vino a un sepulcro; y vio llena
Mar. 16,6      de susto, atrás la losa, contra el muro,
Luc. 24,2
Mat. 28,3      Y dicen que le dijo un ángel (puro
Juan 20,13    tal un rayo): ¿Por qué, mujer, tu pena?
Mat. 28,6      Ha resucitado como dijo. En a-
Mat 27,66     delante nadie sellará seguro.

                   Esto cuentan. Y dicen más: que Cristo
Juan 20,14   de pie, habló: María. Y ella: Maestro
Juan 20,16   (Rabboni). Y luego, a Pedro, a Juan: He visto
Juan 20,18
Juan 20,25   al Señor y me ha dicho…Dicen, cuentan.
Juan 20,30   Pero, yo digo, con Thomás: Si nues-
Juan 20,31   tro dedo…No sea que los Cuatro mientan.




NOTAS

(11) B. de Otero, Todos mis sonetos, Madrid, 1977, p. 100.

2.- YEHUDA AMIJAI

(Esta parte del trabajo la omitimos. Consideramos que es un trabajo impecable sobre un autor muy interesante. Pero no viene alcaso en este instante. Si hablaramos de él en otro momento, lo traeríamos a colación. Por otro lado si alguien tiene interés en él no tiene más que ponerse en contacto conmigo y yo se lo cederé con mucho gusto.)


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 10:35

PARTE FINAL DEL TRABAJO ANTERIOR

3. CONCLUSIÓN

Otero y Amijai echan mano en su poesía de expresiones e imágenes bíblicas para
pintar a ese Dios y para hacer hablar al hombre que reclama su respuesta. Ambos poetas
comenzaron su trayectoria biográfica anclados en sus respectivas tradiciones religiosas:
Blas de Otero se educa en un colegio jesuita y en su juventud milita en organizaciones
católicas, y Yehuda Amijai nace en Alemania en el seno de una familia judía
ortodoxa. Su poesía refleja la huella de su vivencia religiosa familiar tradicional. Son
la muestra de que el acceso al Dios de la Biblia está siempre condicionado por una tradición
religiosa en la que el poeta vive. Es la prueba de la paradoja expresada porAmijai
en su poema «Los dioses se sustituyen, las oraciones permanecen para siempre».
Ambos se alejan de esa fe tradicional. La poesía de Blas de Otero y YehudaAmijai
se podría calificar como poesía heterodoxa, no ajustada a los moldes tradicionales;
una poesía deconstruccionista y demoledora de la imagen del Dios de la Biblia. De
todas formas, en el fondo de sus escritos se atisba un reclamo por construir una imagen
verdadera de Dios, porque el Dios de la Biblia, en el fondo, no se deja encasillar
en fórmulas. El lenguaje bíblico no esconde imágenes de Dios que podrían parecer heterodoxas (45).
En el fondo, las imágenes de Dios de Otero y Amijai no están tan lejanas
de algunas imágenes bíblicas, y continúan en cierto modo sus metáforas.
Otero y Amijai nos retan a dar el paso de un Dios sabido, un Dios domesticado,
conocido y predicado de memoria, a un Dios sorprendente, Totalmente-Otro, que no
permite ser representado por imágenes de lo que hay aquí abajo (cf. Ex 20,3-4). Un
Dios que no está al servicio del hombre, que, aunque hable en lenguaje humano y su
imagen esté presente en el hombre, sin embargo rompe los moldes en que el hombre
le encasilla. Un Dios que no responde cuando él se lo pide, sino que es libre de escoger
el modo y el momento para responder. En el fondo, ¿no es este el Dios de la Biblia,
un Dios que no se deja encasillar?
Junto a los rasgos comunes, el contacto con las obras de Otero y Amijai nos hace
descubrir también las grandes diferencias entre estos dos poetas:
La poesía de Blas de Otero es desgarrada, apasionada, provocadora. «Escribo como
escupo. Contra el suelo /…y contra el cielo», declaraba en Ancia. Es un grito a Dios
que se convierte en un grito frente al vacío. No se conforma con el silencio de Dios y
vuelve a la carga una y otra vez. Busca provocar un shock en el lector, removerlo de
sus comodidades y dejarlo en el abismo de soledad ante la muerte que el poeta mismo
experimenta. Se dirige a Dios directamente, lo interpela, le grita. El problema del
Dios de Blas de Otero es su silencio a los reclamos del hombre mortal. DámasoAlonso
comenta que «toda la poesía de Blas de Otero es una desesperada carrera hacia Dios,
un buscar en soledad» (46). Manuel José Rodríguez considera que, en Blas de Otero, «el
concepto de Dios que emerge, a pesar de todo, es de raigambre místico-cristiana», arraigado
en la actitud del poeta que reclama, eso sí, «un Dios más humano, más como el
hombre», y grita –recogiendo un verso de Ángel fieramente humano,– «un deseo de
Dios enternecido» (47). Para Alarcos Llorach el Dios de Ancia «parece a veces el terrible
del Antiguo Testamento; para nada aparece el aspecto humano de Dios encarnado en
Cristo, al contrario que en otros poetas de su promoción, en los cuales la inspiración
religiosa es ternura, caridad»(48). Gil de Zúñiga ha rebatido recientemente esta opinión
de Llorach, y propone que en Blas de Otero se encuentra «un nuevo modo de entender
la trascendencia y su consiguiente religación» que surge tras el contacto con el marxismo
en los años ’50, en la línea del «ateísmo en el cristianismo» de Ernst Bloch,
que reclama un cristianismo comprometido en la lucha por la justicia (49).
La poesía de Amijai, por el contrario, nos aparece mucho más serena. Amijai es
un viajero que recorre los lugares de la Tierra Prometida, de Europa yAmérica del Norte,
de su Würzburg natal, de la tradición judía y de la ciudad moderna disfrutando de
su belleza y ofreciendo su visión crítica. Dios tiene algo que ver con esos lugares; lo
que ocurre es que es como un mecánico, y está tan entretenido con los deberes que le
ha impuesto la tradición judía, el tiqqun olam, que no tiene tiempo para ocuparse de los
humanos. Por eso Amijai no se molesta ni siquiera con invocarlo o con dirigirse directamente
a él, porque sabe de antemano que es inútil. Para Amijai la supervivencia
del pueblo judío a lo largo de la historia no ha sido obra del Dios «de mano fuerte y
brazo extendido» de la Biblia, que está ocupado en otros menesteres, sino de la permanencia
de la tradición judía que abarca la Biblia, el Talmud, la oraciones de la sinagoga,
los poetas hebreos medievales, los intelectuales de la Haskalá e incluso el proyecto
sionista. Todos estos factores han cohesionado una identidad judía a lo largo de
los siglos. En todos ellos está presente el Dios de la Biblia, pero la salvación del pueblo
judío no ha dependido del «Dios de la tradición», sino de la «tradición sobre Dios».
Como reconoce GlendaAbramson,Amijai «ha creado una forma única de lenguaje poético
y, de hecho, una nueva exégesis», ya que «no solo demuestra un conocimiento de
las fuentes que conlleva su educación marcadamente ortodoxa, sino también una conciencia
instintiva de que estas pueden ser valiosas para su vida y la de su generación»(50).
Los poetas dan voz al hombre de cada tiempo. Otero y Amijai en cierto modo
han dado voz a las inquietudes de nuestra época, que encuentra una dificultad especial
para acceder al Dios de la Biblia y rechaza las visiones de Dios que ignoran sus
problemas existenciales. Por otro lado este reclamo no está lejos del lenguaje bíblico,
que habla de Dios no en lenguaje abstracto, sino cercano a las hambres y preguntas
del hombre.

NOTAS

(45) El mismo sanAgustín, por ejemplo, comenta a propósito del Sal, 78,65: «Mi Señor se despertó como de un sueño, como guerrero aturdido por el vino»: «Nullus hoc de Deo dicere auderet, nisi Spiritus eius» («Nadie que no fuera su Espíritu se atrevería a decir esto de Dios», SanAgustín, Enarrationes in Psalmos, 77, p. 39, advertido por Ravasi [G. Ravasi, Il libro dei Salmi, I, Bologna, 1986, pp. 32-34]).
(46) D. Alonso, «Poesía arraigada y poesía desarraigada», p. 353.
(47) M.J. Rodríguez, Dios en la poesía española de posguerra, Pamplona, 1977, p. 104.
(48) E. Alarcos Llorach, op. cit., p.37. Alarcos Llorach solo ve alusiones a Jesucristo en algunos poemas de Cántico espiritual.
(49) A. Gil de Zúñiga yMuñoz, El Dios de Blas de Otero, Tesis doctoral UNED,Madrid, 2010, p. 336.Manuel José Rodríguez también destaca la dimensión ética de la poesía de Otero como respuesta al derrumbe interior del hombre y a la exigencia de una fe auténtica (cf. M.J. Rodríguez, op. cit., pp. 265-271).
(50) G. Abramson, «Amichai’s God».


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 11:00

BLAS DE OTERO

POEMAS

19.-IGUAL QUE VOSOTROS

Desesperadamente busco y busco
un algo, qué sé yo qué, misterioso,
capaz de comprender esta agonía
que me hiela, no sé con qué, los ojos.

Desesperadamente, despertando
sombras que yacen, muertos que conozco,
simas de sueño, busco y busco un algo,
qué sé yo dónde, si supieseis cómo.

A veces, me figuro que ya siento,
qué sé yo qué, que lo alzoy lo toco,
que tiene corazón y queestá vivo,
no sé en qué sangre o red, como un pez rojo.


Desesperadamente, le retengo,
cierro el puño, apretando el aire sólo...
Desesperadamente, sigo y sigo
buscando, sin saber por qué, en lo hondo.

He levantado piedras frías, faldas
tibias, rosas, azules, de otros tonos,
y allí no había más que sombra y miedo,
no sé de qué, y un hueco silencioso.

Alcé la frente al cielo: lo miré
y me quedé ¡por qué, oh Dios, dudoso:
dudando entre quién sabe, si supiera
qué sé yo qué, de nada ya y de todo.

Desesperadamente, esa es la cosa.
Cada vez más sin causa y más absorto
qué sé yo en qué, sin qué, oh Dios, buscando
lo mismo, igual, oh hombres, que vosotros.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 06.02.18 11:02

Excepcional magistratura lírica (y simultáneamente mística) de Blas de Otero, en este poema: Igual que vosotros.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 07.02.18 8:57

BLAS DE OTERO

POEMAS

20.- VÉRTIGO

Desolación y vértigo se juntan.
Parece que nos vamos a caer,
que nos ahogan por dentro. Nos sentimos 
solos, y nuestra sombra en la pared
no es nuestra, es una sombra que no sabe,
que no puede acordarse de quién es.
Desolación y vértigo se agolpan
en el pecho, se escurren como un pez, 
parece que patina nuestra sangre,
sentimos que vacilan nuestros pies.

El aire viene lleno de recuerdos
y nos duele en el alma su vaivén,
divisamos azules mares, dentro
de la niebla infinita del ayer.
Desolación y vértigo se meten
por los ojos y no nos dejan ver.
Un pañuelo en el viento anda perdido,
viene y va, como un trozo de papel,
y lo lavan tus manos con las lágrimas
que nuestros ojos han vertido en él.

Desolación y vértigo se juntan.
Parece que nos vamos a caer,
que nos ahogan por dentro. Nos quedamos
mirando fijamente a la pared,
no podemos llorar y se nos queda
el llanto amontonado, de través,
nos tapamos los ojos con las manos,
apretamos los dedos en la sien,
sentimos que nos llaman desde lejos,
no sabemos de dónde, para qué...

(De "Ángel Fieramente humano")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 07.02.18 9:16

BLAS DE OTERO

POEMAS

21.- ENTONCES Y ADEMÁS

Cuando el llanto, partido en dos mitades,
cuelga, sombriamente, de las manos,
y el viento, vengador, viene y va, estira
del corazón, ensancha el desamparo.

Cuandoel llanto, tendido como un llanto
silencioso, se arrastra por las calles
solitarias, se enreda entre los pies,
y luego, suavemente, se deshace.

Cuando morir es ir donde no hay nadie,
nadie, nadie; caer, no llegar nunca,
nunca, nunca; morirse y no poder
hablar, gritar, hacer la gran pregunta.

Cuando besar una mujer desnuda
sabe a ceniza, a bajamar, a broza,
y el abrazo final es esa franja
sucia que deja, en bajamar, la ola.

Entonces, y también cuando se toca
con las dos manos el vacío, el hueco
y no hay donde apoyarse, no hay columnas
que no sean de sombra y de silencio.

Entonces, y además cuando da miedo
ser hombre, y estar solo es estar solo,
nada más que estar solo, sorprenderse
de ser hombre, ajenarse: ahogarse sólo.

Cuando el llanto, parado ante nosotros...

(De "Ángel fiermete humano")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 07.02.18 9:52

BLAS DE OTERO

POEMAS

22.- LO ETERNO

Un mundo como un árbol desgajado.
Una generación desarraigada.
Un hombre sin más destino que 
apuntalar las ruinas.
- - - - - - - - - - - - - Rompe el mar
en el mar, como un himen inmenso,
mecen los árboles el silencio verde,
las estrellas crepitan, yo las oigo.

Sólo el hombre está solo. es que se sabe
vivo y mortal. Es que se siente huir
-ese río del tiempo hacia la muerte-.

Es que quiere quedar. Seguir siendo,
subir, a contra muerte, hasta lo eterno.
Le da miedo mirar. Cierra los ojos
para dormir el sueño de los vivos.

Pero la muerte, desde dentro, ve.
Pero la muerte, desde dentro, vela.
pero la muerte, desde dentro, mata.

...El mar - la mar -, como un himen inmenso,
los árboles moviendo el verde aire,
la nieve en llamas de la luz en vilo...


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 07.02.18 10:37

BLAS DE OTERO

POEMAS

23.- HOMBRE EN DESGRACIA

Me cogiera las manos en la puerta del ansia,
sin remedio me uniesen para siempre a lo solo,
me sacara de dentro mi corazón, yo mismo
lo pusiese, despacio, delante de los ojos.

O si hablase a la noche con el labio enfundado
y detrás de la nuca me tocasen de pronto
unas manos no humanas, hasta hacerme de nieve,
una nieve que el aire aventase, hecha polvo...

Soy un hombre sin brazos, y sin cejas, y acaso
una sábana extiende su palor desde el hombro;
voy y vengo en silencio por el haz de la tierra,
tengo miedo de Dios, de los hombres me escondo.

Doy señales de vida con pedazos de muerte
que mastico en la boca, como un hielo sonoro;
voy y vengo en silencio por las sendas del sueño,
mientras baten las aguas y dan golpes los olmos.

¿Hasta cuándo este cáliz en las manos crispadas
y este denso silencio que se arrolla a los codos?
¿hasta cuándo esta sima y su silbo de víboras
que rubrican el vértigo de ser hombre hasta el fondo?

¿hasta cuándo la carne cabalgando en el alma;
hasta heñirla en las sombras, hasta caer del todo?
Oh, debajo del hambre Dios bramea y me llama,
acaso como un muerto - dios de cal - llama a otro.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 09.02.18 15:54

BLAS DE OTERO

POEMAS

24.- CANTO PRIMERO.

Definitivamente, cantaré para el hombre.
Algún día - después - , alguna noche,
me oirán. Hoy va - vamos - sin rumbo,
sordos de sed, famélicos de oscuro.

Yo os traigo un alba, hermanos. Surto un agua,
eterna no, parada ante la casa.
Salir a ver. Venid, bebed. Dejadme
que os unja de agua y luz, bajola carne.

De golpe, han muerto veintitrés millones
de cuerpos. Sobre Dios saltan de golpe
- sorda, sola trinchera de la muerte -
con el alma en la mano, entre los dientes

el ansia. Sin saber por qué mataban;
muerte son, sólo muerte. Entre alambradas
de infinito, sin sangre. Son hermanos
nuestros. Vengadlos, sin piedad, vengadlos!

Solo está el hombre. ¿Es esto lo que os hace
gemir? Oh si supiéseis que es bastante.
Si supiéseis bastaros, ensamblaros.
Si supiérais ser hombres, sólo humanos.

¿Os da miedo, verdad? Sé que es más comodo
esperar que Otro -¿quién?- cualquiera, Otro,
os ayude a ser. Soy. Luego es bastante
ser, si procuro serquien soy. ¡Quién sabe


si hay más! En cambio, hay menos: sois sentinas
de hipocresía. ¡Oh, sed, salid al día!
No sigáis siendo bestias disfrazadas
de ansia de Dios. Con ser hombres os basta.

( De "Ángel fieramente humano.")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 09.02.18 16:11

BLAS DE OTERO

POEMAS

25.- ES A LA INMENSA MAYORÍA

Es a la inmensa mayoría, fronda
de turbias frentes y sufrientes pechos,
a los que luchan contra Dios, deshechos
de un solo golpe en su tiniebla honda.

A ti, y a ti, y a ti, tapia redonda
de un sol con sed, famélicos barbechos,
a todos, oh sí, a todos van, derechos,
estos poemas hechos carne y ronda.

Oídlos cual al mar. Muerden la mano
de quien la pasa por su hirviente lomo.
Restalla al margen su bramar cercano

y se derrumban como un mar de plomo.
¡Ay, ese ángel fieramente humano
corre a salvaros, y no sabe como!

 ( De "Redoble de conciencia")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 09.02.18 16:21

BLAS DE OTERO

POEMAS

26.- DÉJAME

Me haces daño, Señor. Quita tumano
de encima. Déjame con mi vacío,
déjame. Para abismo, con el mío
tengo bastante. Oh Dios, si eres humano,

compadécete ya, quita esa
de encima. No me sirve. Me da frío
y miedo. Si eres Dios, yo soy tan mío
como tú. Y a soberbio, yo te gano.

Déjame. ¡Si pudiese yo matarte,
como haces tú, como haces tú! Nos coges
con las dos manos, nos ahogas. Matas

no se sabe por qué. Quiero cortarte 
las manos. Esas manos que son trojes
del hambre, y de los hombres que arrebatas.

( De "Redoble deConciencia".)

Y con este sobrecogedor poema en el cual el poeta comienza a pelearse con Dios, lo dejo por esta noche. Para pensar.


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 10.02.18 2:29

BLAS DE OTERO

POEMAS

27.- NI ÉL NI TÚ

A martillazos de cristal, el pecho
espera que el dolor le alumbre un llanto
de música esperanza. Y mientrastanto,
silbo en silencio, contemplando el techo.

Sábanas son el mar, navío el lecho,
sedas hinchadas a favor de espanto,
y para qué cambiar: si me levanto
surco la misma sed que si me echo.

Silba en silencio. Sin salir de casa,
silba a los cuatro vientos del olvido,
a ver si vuelve Dios. A ver qué pasa.

Qué va a pasar. Silencio a martillazos.
Un navío en el mar, y otro perdido
que iba y venía al puerto de mis brazos.

( De "Redoble de conciencia")

(Increible la capacidad metafórica de Blas de Otero. e increible su fuerza expresiva:

"Qué va a pasar. Silencio a martillazos."


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 10.02.18 2:57

BLAS DE OTERO

POEMAS

28.- A PUNTO DE CAER

Nada es tan necesario al hombre como un trozo de mar
y un margen de esperanza más allá de la muerte,
es todo lo que necesito, y acaso un par de alas
abiertas en el capítulo primero de la carne.

No sé cómo decirlo, con qué cara
cambiarme por un ángel de los de antes de la tierra,
se me han roto los brazos de tanto darle a la cuerda,
decidme qué haré ahora, decidme qué hora es y si aún hay tiempo
es preciso que suba a cambiarme , que me arrepienta sin perder una lágrima,
una sóla, una lágrima huérfana,
por favor, decidme qué hora es la de las lágrimas,
sobre todo la de las lágrimas sin más y más que llanto
y llanto todavía y para siempre.

Nada es tan necesario al hombre como un par de lágrimas
a punto de caer en la desesperación.

( De "Redoble de conciencia")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ
avatar
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 34138
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez el 11.02.18 7:42

BLAS DE OTERO

POEMAS

29.- TABLA RASA


Posteriormente, entramosen la Nada.
Y sopla Dios, de pronto, y nos termina.
Aquí, la Tierra fue. Aquí, la grada
del mar. Aquí, la larga serpentina

de losplanetas. Ved. La Nada en pleno.
No preguntéis. Estaban. Se aventaron.
Tema del viento:  se evadió de lleno.
Tema del hombre: nada, lo olvidaron.

¿Oyes, Irenka? Trance de abanico.
Destino como pluma apenas blanca.
Miles de estrellas por el suelo. Pico
de senos, sin piedad el Cuervo arranca.

Aquí. Jamás. El Cuervo. Aquí. la Nada.
Dame la mano. Mira al cielo. Suelta
esa lágrima recién desenterrada.
Remos del sueño. Río azul, sin delta.

Por fin, finge la muerte un alba hermosa.
Yo sé. Silencio.Sopla. Se termina.
(Aquí el poeta se volvió a la rosa:
mas no la miréis más, se difumina.)

Posteriormente. Irenka, Irenka. El caso
es grave. Vamos, sopla esta pelusa
de la muerte, este hilo del fracaso;
esa alga, esa nada, esa medusa...

¿Sientes? La sangre sale al sol. Lagarto
rojo. Divina juventud. Tesoro
vivo. ¿Te apartas? Oh Rubén. Me aparto.
Besas y lloras. ¿Ves? Yo beso, lloro.


Es el final, el fin. La apocalipsis.
"Al principio creó Dios cielo y tierra."
Posteriormente... Construiré una elipsis:
omitiré "dolor" y "muerte" y "guerra".

Aquí, la sangre abel corrió amontones.
Aquí, Jesús cayó de cara al suelo.
¿Sangre, decís? ¡Oh, sangre a borbotones,
a todo trance, hasta tocar el cielo!

Pasa. La sangre ,pasa. Boca arriba.
Como los muertos. Como todo. Pasa.
(Aquí el poeta, blanco, sin saliva,
se vio perdido. Muerto. Y, tabla rasa.)

(De "REDOBLE DE CONCIENCIA")


_________________
PASCUAL LOPEZ SANCHEZ

Contenido patrocinado

Re: POESÍA MÍSTICA Y RELIGIOSA II (Hay un índice de autores en primera página de Poesía Místico Religiosa I)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: 15.12.18 9:28