Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1047126 mensajes en 47816 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 59 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 57 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

cecilia gargantini, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: CERDO
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 15:25 por cecilia gargantini

» POETAS LATINOAMERICANOS
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 15:06 por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 15:03 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 14:53 por Maria Lua

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 14:45 por Maria Lua

» FRANCESCO PETRARCA (1304-1374)
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 14:42 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 14:40 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (13/ 06/1888- 30/11/1935) )
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 14:34 por Maria Lua

» Luís Vaz de Camões (c.1524-1580)
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 14:32 por Maria Lua

» Rainer Maria Rilke (1895-1926)
LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 EmptyHoy a las 14:30 por Maria Lua

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty

+10
cecilia gargantini
Pascual Lopez Sanchez
Carmen Parra
Walter Faila
margara medina
Alejandra Arqués Arranz
Liliana Aiello
Maria Lua
Administrador
Ignacio Bellido
14 participantes

    LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 12 Nov 2013, 00:54

    II

    "Urbano y dulce revuelo
    Suscitando fresca brisa
    Para sazón de sonrisa
    Que agosta el ardor del suelo;
    Pues si aquel mudo señuelo
    Es caña y papel, pasivo
    Al curso desmayo estivo,
    Aún queda, brusca delicia,
    La que abre tu caricia,
    Oh ventilador cautivo."

    - - - - - oooOooo - - - - -

    XII

    "Eras, instante, tan claro.
    Perdidamente te alejas,
    Dejando erguido el deseo
    Con sus vagas ansias tercas.

    Siento huir bajo el otoño
    Pálidas aguas sin fuerza,
    Mientras se olvidan los árboles
    De las hojas que desertan.

    La llama tuerce su hastío,
    Sola su viva presencia,
    Y la lámpara ya duerme
    Sobre mis ojos en vela.

    Cuán lejano todo. Muertas
    Las rosas que ayer abrieran,
    Aunque aliente su secreto
    Por las verdes alamedas.

    Bajo tormentas la playa (1)
    Será soledad de arena
    Donde el amor yazca en sueños.
    La tierra y el mar lo esperan."

    (1) Este poema recogido de "Antología Comentada de la Generación del 27, Colección Austral, Espasa. En el libro "Luís Cernuda. Antología", de Cátedra, el verso

    "Bajo tormentas la playa", viene recogido como

    "Bajo tormentas de la playa".

    El poema, sin embargo, está construído en versos octosílabos, por lo que nos parece más coherente la primera versión.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40548
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por cecilia gargantini Mar 12 Nov 2013, 09:05

    Gracias, querido Pascual!!!!!!!!!!!!!!!!! Y seguimos aprendiendo.
    Besitossssssssssssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 03 Nov 2014, 07:51

    Os dejo cuatro poemas de la primera obra de Luis Cernuda, Perfil del Aire, incorporados después a su obra antológica La realidad y el deseo, dentro del apartado "Primeros poemas". En ellos ya se reconoce su lenguaje y sus temas.

    Un abrazo.
    Pedro


    I

    Va la brisa reciente

    por el espacio esbelta,
    y en las hojas cantando
    abre una primavera.

    Sobre el límpido abismo
    del cielo se divisan,
    como dichas primeras,
    primeras golondrinas.

    Tan sólo un árbol turba
    la distancia que duerme:
    así el fervor alerta
    la indolencia presente.

    Verdes están las hojas,
    el crepúsculo huye.
    anegándose en sombra
    las fugitivas luces.

    En su paz la ventana
    restituye a diario
    las estrellas, el aire
    y el que estaba soñando.

    Luis Cernuda (Primeras poesías, 1924-1927)


    III

    Desengaño indolente

    y una calma vacía,
    como flor en la sombra,
    el sueño fiel nos brinda.

    Los sentidos tan jóvenes
    frente a un mundo se abren
    sin goces ni sonrisas,
    que no amanece nadie.

    El afán, entre muros
    debatiéndose aislado,
    sin ayer ni mañana
    yace en un limbo extático.

    La almohada no abre
    Los espacios risueños;
    dice sólo, voz triste,
    que alientan allá lejos.

    El tiempo en las estrellas.
    Desterrada la historia.
    El cuerpo se adormece
    aguardando su aurora.

    Luis Cernuda (Primeras poesías, 1924-1927)


    VII

    Existo, bien lo sé,

    porque le transparenta
    el mundo a mis sentidos
    su amorosa presencia.

    Mas no quiero estos muros,
    aire infiel a mí mismo,
    ni esas ramas de cantan
    en el aire dormido.

    Quiero como horizonte
    para mi muda gloria
    tus brazos, que ciñendo
    mi vida la deshojan.

    Vivo un solo deseo,
    un afán claro, unánime;
    afán de amor y olvido.
    Yo no sé si alguien cae.

    Soy memoria de hombre;
    luego, nada. Divinas,
    la sombra y la luz siguen
    con la tierra que gira

    Luis Cernuda, (Primeras poesías, 1924-1927)


    X

    El amor mueve al mundo,

    que descansa perdido
    a la mirada. Y esta
    ternura sin servicio...

    Ya las luces emprenden
    el cuotidiano éxodo
    por las calles, dejando
    su espacio solo y quieto.

    Y el ángel aparece;
    en un portal se oculta.
    Un soneto buscaba
    perdido entre sus plumas.

    La palabra esperada
    ilumina los ámbitos;
    un nuevo amor resurge
    al sentido postrado.

    Olvidados los sueños
    los aires se los llevan.
    Reposo. Convertida
    la ternura se deja.

    Luis Cernuda, (Primeras poesías, 1924-1927)


    XIV

    Ingrávido presente.

    las ramas abren trémulas.
    Cándidamente escapan
    estas horas sin fuerza.

    En la playa remota
    el mar no visto canta;
    sobre su verde espuma
    huye el aire en volandas.

    Van sus vírgenes fuerzas
    deponiendo la tarde.
    La esperanza se duerme
    entre el verdor unánime.

    Olvidarán mis días
    su abanico de humo
    y un ángel lo abrirá
    una noche ya mustio.

    Una noche que finja
    lo distante inmediato.
    Y bajará la luna
    a posarse ¿en qué mano?

    Luis Cernuda, (Primeras poesías, 1924-1927)



    .


    Última edición por Pedro Casas Serra el Mar 04 Nov 2014, 06:48, editado 2 veces


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40548
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por cecilia gargantini Lun 03 Nov 2014, 08:01

    Gracias Pedro, por el aporte de poemas que desconocía!!!!!!!!!!!!!!
    Besosssssssss y seguimos aprendiendo
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 05 Nov 2014, 14:44

    Gracias a ti por tu interés Cecilia.

    Luis Cernuda, de espíritu muy sensible, sufrió inmensamente por la poca recepción que tuvo su primera obra publicada, Perfil del Aire, que le acusaron parecía estar escrita por Bécquer y Jorge Guillén. Esto hizo que su segunda obra, Égloga, elegía, oda, escrita entre 1927 y 1928, por tanto teniendo el poeta 25 ó 26 años, no la publicara sino formando parte de su obra antológica La realidad o el deseo, publicada en 1936, poco antes de iniciarse la guerra civil española con el levantamiento del general Franco. En Égloga, elegía, oda, Cernuda toma como modelos formales a Garcilaso de la Vega y Fray Luis de León, pero sus temas siguen siendo los mismos: la realidad y el deseo, o sea cómo la hostil realidad le impide la realización de su deseo erótico. Dejo un poema de este segundo libro.

    Un abrazo.
    Pedro


    ..............



    ELEGÍA

    Este lugar, hostil a los oscuros
    avances de la noche vencedora,
    ignorando respira ante la aurora,
    sordamente feliz entre sus muros.

    Pereza, noche, amor, la estancia quieta
    bajo una débil claridad ofrece.
    El esplendor sus llamas adormece
    en la lánguida atmósfera secreta.

    Y la cálida lámpara vislumbra
    rosas, venas de azul, grito ligero
    de un contorno desnudo, prisionero
    tenuemente abolido en la penumbra.

    Rosas tiernas, amables a la mano
    que un dulce afán impulsa estremecida,
    venas de ardiente azul; toda una vida
    al insensible sueño vuelta en vano.

    ¿Vive o es una sombra, mármol frío
    en reposo inmortal, pura presencia
    ofreciendo su estéril indolencia
    con un claro, cruel escalofrío?

    Al indeciso soplo lento oscila
    el bulto langoroso; se estremece
    y del seno la onda oculta crece
    al labio donde nace y se aniquila.

    Equívoca delicia. Esa hermosura
    no rinde su abandono a ningún dueño;
    camina desdeñosa por su sueño,
    pisando una falaz ribera oscura.

    Del obstinado amante fugitiva,
    rompe los delicados, blandos lazos.
    A la mortal caricia, entre los brazos,
    ¿qué pureza tan súbita la esquiva?

    Soledad amorosa. Ocioso yace
    el cuerpo juvenil  perfecto y leve.
    Melancólica pausa. En triste nieve
    el ardor soberano se deshace.

    ¿Y qué esperar, amor? Sólo un hastío,
    el amargor profundo, los despojos.
    Llorando vanamente ven los ojos
    ese entreabierto lecho torpe y frío.

    Tibio blancor, jardín fugaz, ardiente,
    donde el eterno fruto se tendía
    y el labio alegre, dócil lo mordía
    en un vasto sopor indiferente.

    De aquel sueño orgulloso en su fecundo,
    espléndido poder, una lejana
    forma dormida queda, ausente y vana
    entre la sorda soledad del mundo.

    Esta insaciable, ávida amargura,
    flecha contra la gloria del amante,
    ¿enturbia ese sereno diamante
    de la angélica noche inmóvil, pura?

    Mas no. De un nuevo albor el rumbo lento
    transparenta tan leve luz dudosa.
    El pájaro en su rama melodiosa
    alisando está el ala, el dulce acento.

    Ya con rumor suave la belleza
    esperada del mundo otra vez nace,
    y su onda monótona deshace
    este remoto dejo de tristeza.

    Luis Cernuda (Égloga, elegía, oda, 1927-1928)


    .


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70750
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Maria Lua Miér 05 Nov 2014, 17:08

    Mas no. De un nuevo albor el rumbo lento
    transparenta tan leve luz dudosa.
    El pájaro en su rama melodiosa
    alisando está el ala, el dulce acento.

    Ya con rumor suave la belleza
    esperada del mundo otra vez nace,
    y su onda monótona deshace
    este remoto dejo de tristeza.




    Gracias, Pedro!
    Bellos poemas, me encantan...
    Hermosa la ELEGÍA!
    Besos
    Maria Lua


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 88367
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 18 Nov 2014, 02:27

    El 5 de Noviembre de 2013 estuve en este post abierto por Ignacio Bellido y continuado por María , Pedro y otros compañeros con tanto acierto. El 5 de noviembre de 2014 estaba fuera y era imposible mi comunicación. Tengo cosas pendientes en el FORO. Importantes para mí. Y quiero dedicarme a ellas. POESÍA SOCIAL, que yo mismo abriera, y POESÍA MÍSTICO RELIGIOSA, que abriera ANA MARÍA DI BERT - a la que tanto hecho de menos-. A POESÍA SOCIAL quiero dedicarme no por haberla iniciado yo. Quiero hacerlo porque es hora de hacer una valoración de su significancia ahora que parece que UNA REFLEXIÓN POÉTICA HISTÓRICA, ESTUVIERA PASADA DE MODA. Yo fui quién encomendó a Ana María que iniciara Poesía Místico Religiosa. Lo hice en la creencia de que mi compromiso con AIRES DE LIBERTAD, me daba autoridad moral para ello ( es curioso nunca creí mucho ni en religiones ni en autoridades morales, sí en trabajo y compromiso). Y con la certeza para ella de que no la dejaría sola en la tarea. Ella ahora no está e ignoro si volverá o no. Pero debe saber ( y sé que alguien se lo dirá) que mi compromiso hacia ella y su trabajo - es decir, mi compromiso con su amistad- sigue en pie.
    Estoy recién aterrizado de un "viaje de novios" . He de poner bastantes cosas en orden. Lo primero mi mente. Pero no quiero que se olvide que Luís Cernuda es tan emblemático para mí que todos o casi todos los días lo leo.

    "DESEO

    Por el campo tranquilo de septiembre,
    Del álamo amarillo alguna hoja,
    Como una estrella rota,
    Girando al suelo viene.

    Si así el alma inconsciente,
    Señor de las estrellas y las hojas,
    Fuese encendida sombra,
    De la vida a la muerte"

    (Luís Cernuda. Las Nubes.)

    Efectivamente hubo un propósito de desprestigio de Luís Cernuda bajo el "estigma" de estar sometido a cierta influencia "becqueriana". En este pequeño poema - pequeño digo, manifestando usos manidos- la influencia parece otra. Machadiana diría yo. Pero en la temática no en su contracción métrica alternando endecasílabos con heptasílabos. Y sea bajo una influencia lo sea bajo otra, Luís tiene su propia identidad. Y la alcanza con la belleza de sus versos.

    Gracias.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Walter Faila
    Walter Faila
    Fundador del Foro
    Fundador del Foro


    Cantidad de envíos : 20748
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Edad : 61
    Localización : Santiago Del Estero

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Walter Faila Mar 18 Nov 2014, 22:17

    Me encanta Cernuda, gracias por continuar, abrazos y besos


    _________________

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    avatar
    F. Enrique
    Cuenta Desactivada


    Cantidad de envíos : 5178
    Fecha de inscripción : 14/11/2012
    Edad : 65
    Localización : Abyla

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Luis Cernuda - Epílogo - El Sur

    Mensaje por F. Enrique Mar 12 Dic 2017, 18:18

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

         
    Me costó mucho comprender que la grandeza de Cernuda elevaba su tono en los últimos años de su vida, el poeta cansado, herido y exiliado ya no estaba de humor para preconizar el arte por el arte de sus primeros pasos, lo que quedaba era un hombre, del amor el recuerdo y de la patria que dejó atrás y que atisbó una luz de un cambio definitivo que duró un instante, una sombra. En este poema rememora la presencia en el recuerdo del que pudo haber sido su último gran amor.

          "Epílogo" tiene esa magia indescriptible que aparece de vez en cuando. Desde luego que produce una satisfacción extraña compartirla; su sencillez, su claridad, su profundidad, esa manera de hacernos vivir su drama íntimo y el destino del hombre acorralado por el tiempo, vencido por las circunstancias.
           
             Debemos estar agradecidos cuando alguien percibe la grandeza de un poema, es como ser partícipes de una fiesta que había dejado de celebrarse porque no se conocen sus ritos. Con respecto a lo que se decía de una cierta similitud entre Neruda y Cernuda ya que nacieron con muy poco tiempo de diferencia y dominaban con soltura el verso libre, creo que no hay lugar; fueron poetas que llevaron caminos distintos siendo rigurosamente coetáneos. Es cierto que Neruda es para muchos el mejor poeta de su tiempo, pero sus últimos años, si exceptuamos Estravagario, no fueron muy afortunados desde un punto de vista creativo, era consciente de su éxito y sabía que cualquier cosa que publicara iba a tener eco y le dejaría dividendos. Cernuda, instalado en el olvido, encontró, sin buscarlo, un camino doloroso en el que derramar su extraña y prodigiosa sensibilidad, quizás fuera consciente de que algún día leeríamos sus poemas con el placer morboso de un viajero errabundo que nunca volvió a sentir la presencia de su Penélope tenaz y puede tocarla en la evocación de su memoria. Pero sabía, a ciencia cierta, que no lo vería, no era suyo su tiempo, sus alas estaban planeadas para franquear otros edificios más altos.

    Epílogo

    Playa de la Roqueta
    Sobre la piedra, contra la nube,
    Entre los aires estás, conmigo
    Que invisible respiro amor en torno tuyo.
    Mas no eres tú, sino tu imagen.

    Tu imagen de hace años,
    Hermosa como siempre, sobre el papel, hablándome,
    Aunque tan lejos yo, de ti tan lejos hoy
    En tiempo y en espacio.
    Pero en olvido no, porque al mirarla,
    Al contemplar tu imagen de aquel tiempo,
    Dentro de mí la hallo y lo revivo.

    Tu gracia y tu sonrisa,
    Compañeras en días a la distancia, vuelven
    Poderosas a mí, ahora que estoy,
    Como otras tantas veces
    Antes de conocerte, solo.

    Un plazo fijo tuvo
    Nuestro conocimiento y trato, como todo
    En la vida, y un día, uno cualquiera,
    Sin causa ni pretexto aparente,
    Nos dejamos de ver. ¿Lo presentiste?
    Yo sí, que siempre estuve presintiéndolo.

    La tentación me ronda
    De pensar, ¿para qué todo aquello:
    El tormento de amar, antiguo como el mundo,
    Que unos pocos instantes rescatar consiguen?
    Trabajos del amor perdidos.

    No. No reniegues de aquello,
    Al amor no perjures.
    Todo estuvo pagado, sí, todo bien pagado,
    Pero valió la pena,
    La pena del trabajo
    De amor, que a pensar ibas hoy perdido.

    En la hora de la muerte
    (Si puede el hombre para ella
    Hacer presagios, cálculos),
    Tu imagen a mi lado
    Acaso me sonría como hoy me ha sonreído,
    Iluminando este existir oscuro y apartado
    Con el amor, única luz del mundo.

         
    En este homenaje a lo perdido no añadí la referencia a nuestros poetas que murieron lejos de nuestra patria hasta después de haberlo escrito y sin saber con certeza hasta qué punto se complementaban, participaban del mismo exilio interior de quien sabe que no encontrará una patria por mucho que la busque, que podemos recordar lo que nunca fue en nuestro desasosiego y esa remembranza disfrazada en las sombras nos produce dolor y lástima hacia nosotros mismos, aquellos soñadores equivocados que llegamos a sonreír, en la urna griega del ocaso, a la muerte sin que nadie lo perciba.
    6 de julio de 2014.

    El Sur

    Quizá mis lentos ojos no verán más el sur
    de ligeros paisajes dormidos en el aire,
    con cuerpos a la sombra de ramas como flores
    o huyendo en un galope de caballos furiosos.

    El sur es un desierto que llora mientras canta,
    y esa voz no se extingue como pájaro muerto;
    hacia el mar encamina sus deseos amargos
    abriendo un eco débil que vive lentamente.

    En el sur tan distante quiero estar confundido.
    La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta;
    su niebla misma ríe, risa blanca en el viento.
    Su oscuridad, su luz son bellezas iguales.

    De Cernuda se decía hace unos 40 años que su extraña inspiración era germánica, supongo que se referían a Hölderlin y Heine, era proclive a la soledad porque tenía que comunicarse con su mundo interior y su herida por la España que había soñado que despertaba y la encontró perdida y triste. No le fue del todo mal en el amor, quien se queja del amor es porque lo ha sentido.
    avatar
    F. Enrique
    Cuenta Desactivada


    Cantidad de envíos : 5178
    Fecha de inscripción : 14/11/2012
    Edad : 65
    Localización : Abyla

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Luis Cernuda (Sevilla 1902- México D.F.1963)

    Mensaje por F. Enrique Jue 18 Nov 2021, 06:15

    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Epílogo

    Playa de la Roqueta
    Sobre la piedra, contra la nube,
    Entre los aires estás, conmigo
    Que invisible respiro amor en torno tuyo.
    Mas no eres tú, sino tu imagen.

    Tu imagen de hace años,
    Hermosa como siempre, sobre el papel, hablándome,
    Aunque tan lejos yo, de ti tan lejos hoy
    En tiempo y en espacio.
    Pero en olvido no, porque al mirarla,
    Al contemplar tu imagen de aquel tiempo,
    Dentro de mí la hallo y lo revivo.

    Tu gracia y tu sonrisa,
    Compañeras en días a la distancia, vuelven
    Poderosas a mí, ahora que estoy,
    Como otras tantas veces
    Antes de conocerte, solo.

    Un plazo fijo tuvo
    Nuestro conocimiento y trato, como todo
    En la vida, y un día, uno cualquiera,
    Sin causa ni pretexto aparente,
    Nos dejamos de ver. ¿Lo presentiste?
    Yo sí, que siempre estuve presintiéndolo.

    La tentación me ronda
    De pensar, ¿para qué todo aquello:
    El tormento de amar, antiguo como el mundo,
    Que unos pocos instantes rescatar consiguen?
    Trabajos del amor perdidos.

    No. No reniegues de aquello,
    Al amor no perjures.
    Todo estuvo pagado, sí, todo bien pagado,
    Pero valió la pena,
    La pena del trabajo
    De amor, que a pensar ibas hoy perdido.

    En la hora de la muerte
    (Si puede el hombre para ella
    Hacer presagios, cálculos),
    Tu imagen a mi lado
    Acaso me sonría como hoy me ha sonreído,
    Iluminando este existir oscuro y apartado
    Con el amor, única luz del mundo.

    Me costó mucho comprender que la grandeza de Cernuda elevaba su tono en los últimos años de su vida, el poeta cansado, herido y exiliado ya no estaba de humor para preconizar el arte por el arte, lo que quedaba era un hombre, del amor el recuerdo y de la patria que dejó atrás y que atisbó una luz de un cambio definitivo que duró un instante, una sombra. En este poema rememora la presencia en el recuerdo del que pudo haber sido su último gran amor.

    Epílogo tiene esa magia indescriptible que aparece de vez en cuando. Desde luego que produce una satisfacción extraña compartirla; su sencillez, su claridad, su profundidad, esa manera de hacernos vivir su drama íntimo y el destino del hombre acorralado por el tiempo, vencido por las circunstancias.
           
             Debemos estar agradecidos cuando alguien percibe la grandeza de un poema, es como ser partícipes de una fiesta que ha dejado de celebrarse porque no se conocen sus ritos. Con respecto a lo que me dices de Neruda y Cernuda creo que fueron poetas que llevaron caminos distintos siendo rigurosamente coetáneos. Es cierto que Neruda es para muchos el mejor poeta de su tiempo, pero sus últimos años, si exceptuamos Estravagario, no fueron muy afortunados desde un punto de vista literario, era consciente de su éxito y sabía que cualquier cosa que publicara iba a tener eco y le dejaría dividendos. Cernuda, instalado en el olvido, encontró, sin buscarlo, un camino doloroso en el que derramar su extraña y prodigiosa sensibilidad, quizás fuera consciente de que algún día leeríamos sus poemas con el placer morboso de un viajero errabundo que nunca volvió a sentir la presencia de su Penélope tenaz y puede tocarla al evocarla en su memoria, pero sabía, a ciencia cierta, que no lo vería, no era suyo su tiempo, sus alas estaban planeadas para franquear otros edificios más altos.
    ***


    En este homenaje a lo perdido no añadí la referencia a nuestros poetas que murieron lejos de nuestra patria hasta después de haberlo escrito y sin saber con certeza hasta qué punto se complementaba con el anhelo perseguido, participaba del mismo exilio interior de quien sabe que no encontrará una patria por mucho que la busque, que podemos recordar lo que nunca fue en nuestro desasosiego. Esa remenbranza disfrazada en las sombras nos produce dolor y lástima hacia nosotros mismos; aquellos soñadores equivocados que llegamos a sonreír, en la urna griega del ocaso, a la muerte sin que nadie lo percibiera.
    El Sur

    Quizá mis lentos ojos no verán más el sur
    De ligeros paisajes dormidos en el aire,
    Con cuerpos a la sombra de ramas como flores
    O huyendo en un galope de caballos furiosos.

    El sur es un desierto que llora mientras canta,
    Y esa voz no se extingue como pájaro muerto;
    Hacia el mar encamina sus deseos amargos
    Abriendo un eco débil que vive lentamente.

    En el sur tan distante quiero estar confundido.
    La lluvia allí no es más que una rosa entreabierta;
    Su niebla misma ríe, risa blanca en el viento.
    Su oscuridad, su luz son bellezas iguales.

    ***

    Donde habite el olvido

    Donde habite el olvido,
    En los vastos jardines sin aurora;
    Donde yo sólo sea
    Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
    Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

    Donde mi nombre deje
    Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
    Donde el deseo no exista.

    En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
    No esconda como acero
    En mi pecho su ala,
    Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

    Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
    Sometiendo a otra vida su vida,
    Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

    Donde penas y dichas no sean más que nombres,
    Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
    Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
    Disuelto en niebla, ausencia,
    Ausencia leve como carne de niño.

    Allá, allá lejos;
    Donde habite el olvido.

    avatar
    Angel Salas
    Baneado
    Baneado


    Cantidad de envíos : 20417
    Fecha de inscripción : 29/09/2009
    Edad : 70
    Localización : Santiago - Chile

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Angel Salas Miér 24 Nov 2021, 20:01

    Ignacio, Un gusto y un placer conocer la biografiá y los poemas de LUIS CERNUDA.


    Saludos
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45463
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 07 Jun 2024, 12:47

    Donde habite el olvido,
    En los vastos jardines sin aurora;
    Donde yo sólo sea
    Memoria de una piedra sepultada entre ortigas
    Sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

    Donde mi nombre deje
    Al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
    Donde el deseo no exista.

    En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
    No esconda como acero
    En mi pecho su ala,
    Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

    Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
    Sometiendo a otra vida su vida,
    Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

    Donde penas y dichas no sean más que nombres,
    Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;
    Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
    Disuelto en niebla, ausencia,
    Ausencia leve como carne de niño.

    Allá, allá lejos;
    Donde habite el olvido.

    Luis Cernuda siempre consigue remover nuestro interior.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    LUIS CERNUDA (1902-1963) - Página 3 Empty Re: LUIS CERNUDA (1902-1963)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Dom 23 Jun 2024, 15:36