Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1050295 mensajes en 47918 argumentos.

Tenemos 1579 miembros registrados

El último usuario registrado es Roberto Canales Camacho

¿Quién está en línea?

En total hay 64 usuarios en línea: 3 Registrados, 1 Ocultos y 60 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Liliana Aiello, Maria Lua, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» CLARICE LISPECTOR II
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 16:47 por Maria Lua

» FRANCESCO PETRARCA (1304-1374)
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 16:39 por Maria Lua

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 16:33 por Maria Lua

» JULIO VERNE (1828-1905)
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 16:22 por Maria Lua

» ADONIS (Ali Ahmad Said) (1930-
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 15:58 por Maria Lua

» POESÍA ÁRABE
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 15:56 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 15:53 por Maria Lua

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 15:44 por Maria Lua

» 2017-04-01 GLÒRIA
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 15:23 por cecilia gargantini

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
Lorenzo Oliván (1968- EmptyHoy a las 15:15 por cecilia gargantini

Julio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Lorenzo Oliván (1968- Empty

    Lorenzo Oliván (1968-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Lorenzo Oliván (1968- Empty Lorenzo Oliván (1968-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 09 Jul 2024, 11:38

    .


    Lorenzo Oliván (Castro-Urdiales, Cantabria, 1968) es un poeta, traductor y ensayista español, influido por las generaciones poéticas del 27 y del 50, y por la poesía moderna anglosajona.

    En el año 2000 resultó ganador del premio Loewe con su poemario Puntos de fuga (Visor, 2001), y en 2003 su obra poética fue también reconocida con el premio Generación del 27 por su Libro de los elementos. Anteriormente recibió el premio Luis Cernuda por Visiones y revisiones. En abril de 2015 recibió el Premio Nacional de la Crítica por Nocturno casi.

    Biografía

    Lorenzo Oliván nació en Castro Urdiales, provincia de Cantabria en el año 1968, y tras pasar estancias intermitentes en La Rioja y vivir también en Zaragoza y Oviedo, por cuya universidad se licenció en filología hispánica, en la actualidad reside en la ciudad de Santander.

    Ha ejercido la crítica literaria en el suplemento cultural de ABC, y entre los años 1997 y 2003 codirigió la revista de literatura y arte Ultramar. En el año 2001 coeditó Espacio Hierro, medio siglo de creación poética de José Hierro. Fruto de un ciclo anual de poesía que dirigió en Santander, ha editado tres volúmenes de Poesía con Norte. Su obra está incluida en numerosas antologías de poesía española contemporánea.

    En la actualidad trabaja como profesor de Lengua y Literatura en un instituto de educación secundaria en Cantabria, España.

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Lorenzo_Oliv%C3%A1n )


    *


    Algunos poemas de Lorenzo Oliván:


    De Libro de los elementos (2004):


    EQUILIBRIOS

    Nuestro apego a la tierra
    hoy se afianza, en este carecer
    de un vértigo hacia arriba.

    Desde el suelo, una fuerza de cristales,
    vertical, busca hundirse
    en las cimas del viento.

    A ras de la pared, miras lo alto
    y tus ojos gozosamente apuran
    fachadas imposibles.

    Qué de pilares en tu pecho arraigan,
    y cómo el corazón sostiene a plomo
    esta torre de espejos y reflejos.

    Toneladas de piedra aquí te centran,
    en un eternizado equilibrismo
    de etéreos vuelos y raíces graves.



    LETRAS MUERTAS

    Son sólo letras muertas, letras muertas.
    Pájaros que no vuelan, mar de tinta,
    flor que no sabe nada de su aroma,
    luz que tan sólo alumbra
    en la memoria de otras luces previas.

    Son la sombra discorde, hueca, abstracta
    de toda realidad a la que nombran.
    Son el casual y torpe balbucir
    de un primitivo hombre que trató
    de apresar un atisbo
    de su razón con ruidos, sólo ruidos.

    Y, sin embargo, ahí sigues, yendo a tientas
    entre sus muertos signos arbitrarios,
    dejándote la piel -y aun algo más-
    para que cobren vida y sean casi,
    no sabes cómo, pero fatalmente,
    todo aquello que nombran:
    sombra hecha luz en el poema.



    PRESENCIA AUSENCIA

    Era un blanco insultante el de las sábanas,
    teniendo en cuenta que ocultaron muerte.

    Todo te era insultante
    en esa habitación
    diseñada quizás para ser neutra:

    la luz que persistía inverosímil
    con un aire expectante de quirófano;

    las pastillas a medio terminar
    prometiendo qué efectos sin rubor;

    los tubos que pendían sobre el lecho,
    para qué marionetas;

    el vaso de agua que esperaba sed.

    Todo te era insultante en ese cuarto,
    pues alguien muy real se había ido
    y las últimas cosas que lo vieron
    -sábanas, luz, pastillas, tubos, agua-
    aprovechaban esa ausencia súbita
    y eran, presencia ardiente, Lo Real.



    DESEO

    Ojalá, en el instante tembloroso
    en que deje de hacer pie sobre el mundo,
    vengan a mi memoria
    los momentos, gozados hasta el límite,
    en que te me entregaste por completo.

    Que la vida me quite a mí la vida
    sin primero quitarme
    lo mejor que me dio.

    Que se llene mi mente, en ese trance último,
    con tus ojos buscándose en mis ojos,
    con tu saliva ardiente que es mi sed,
    con el aliento tuyo que respiro,
    con tu carne ya barro de mi carne.

    Que yo vaya a la muerte
    con esa imagen nítida
    de encendido deseo,
    y que corrompan todo las tinieblas,
    que pudran cada átomo de mí,
    pero no haya gusano
    que entre nunca en tal luz.


    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Lorenzo Oliván (1968- Empty Re: Lorenzo Oliván (1968-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 09 Jul 2024, 11:56

    .


    CORRIENTE ABAJO

    Siéntele el pulso oscuro a lo que escribes.
    Son puentes las palabras. Por debajo
    pasa, secreto, un clamoroso río.

    Asómate. ¿Te ves en la corriente?
    ¿Cuándo ha sido mas vivo tu reflejo,
    si no es en esa eterna sucesión
    de impetuosas aguas que te llevan?
    ¿Acaso en el papel de alguna foto
    en la que amarilleas siempre inmóvil?
    ¿Sobre la plana, y casi metafísica,
    superficie de algún espejo helado?
    ¿En los ojos de quien, al contemplarte,
    deja ver tras tu ser a un ser que mira?

    Sigue, si puedes, el profundo rastro
    del verso que te sume allá en su ritmo.
    La escritura es un cauce que no ves,
    que, al discurrir, te piensa como eres
    por detrás de tu propio pensamiento.



    DETRÁS DE LAS PALABRAS

    quise ser descifrado,
    contagiar, vaciarme, a través de unas pálidas palabras
    que daba vida el son más que sentido.

    JOSÉ HIERRO

    Habla desde detrás
    de las palabras, desde
    su sola faz de luna
    en sombras que no muestran.
    Habla desde los bordes
    de una alucinación
    que le asoma a algún ángulo
    de lo real no visto.
    Habitar esa hondura
    da a su mirar remotas,
    turbias reminiscencias
    submarinas. Le ves
    y ves una ebriedad
    de burbujas al fondo
    de sus ojos. Y es que habla
    desde detrás, detrás
    de las palabras. Lee
    sus versos y despeja
    con sus ávidas manos
    algas, limos, arenas,
    en pos siempre de un súbito
    resbaladizo pez:
    el huidizo pálpito
    cifrado al que da vida
    el son más que el sentido.
    Ese son que consigue
    que las palabras sean
    todo aquello que ocultan
    por detrás de sí mismas.



    JINETE EN MITAD DE LA LLANURA

    Todo el paisaje está atento al galope.
    En el supremo instante en que el caballo
    no toca suelo,
    ...........................asiente, reafirmándose.
    en su fiel vocación de lejanía.

    Pero la historia de su fuha queda
    inscrita en polvo sobre el que da el viento.

    Se agolpa el horizonte, circular,
    en torno a ese jinete que huye en vano
    de ser centro constante
    -que él arrastra consigo-,
    de ser el eje alrededor de quien
    gira la vastedad,
    .................................ya sin salida.



    INSISTO EN LO QUE SOY

    Insisto en lo que soy. Pese a quien pese.
    Lapa que, a su vez, es
    el párpado cerrado de una roca.

    Protejo así mi círculo,
    ese trozo de ser
    en torno a nada, y digo, minucioso,
    mi música escondida, la raíz
    a que me aferro, en que me apoyo, siempre.

    Insisto en lo que soy.
    Soporto mientras pueda
    la embestida de un mar que no me acalla,
    a la espera de aquél, inapelable,
    que silencie mi canto
    en su mudo fragor no abierto al signo.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Lorenzo Oliván (1968- Empty Re: Lorenzo Oliván (1968-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 10 Jul 2024, 03:42

    .


    De Para una teoría de las distancias, Tusquets, 2018:


    LA VENTANA

    La ventana engrandece lo que enmarca
    une todo con todo: el estudiante
    de la bufanda roja, el perro absurdo
    que observa con su hocico, los obreros
    de azul saliendo de aquel bar con prisas,

    en ella,
    ahora,
    significan más.

    Basta con acotar nuestra mirada,
    para que en su interior crezca una red
    que pesca entre las cosas peces vivos.

    Escribir poesía es de algún modo
    estar enfermo de buscar ventanas.

    Y estar enfermo de pensar quién puede
    borrosamente
    .............................desde el otro lado
    .............................mirarte a ti
    .............................significando qué.



    EL PRIMER HOMBRE

    El primer hombre que escuchó el silencio.

    El primer hombre que se asomó al mar.

    El primer hombre embelesado en leves
    dedos sutiles
    de la leve luz.

    El primer hombre que sintió en el cielo de su boca
    todo el frescor del agua
    que saciaba su sed.

    El primer hombre que quedó perplejo
    mirando el flujo de su propia sangre
    manar en una herida.

    El primer hombre que logró abstraerse
    por completo de sí
    al enredarse
    en la geometría de las noches.

    El primer hombre preso de la angustia
    en la espiral del llanto sin salida.

    El primer hombre, extraño, confundido,
    frente a su propia imagen
    temblando en el remanso.

    El primer hombre que gritó al matar
    a una fiera salvaje
    para ahuyentar así su propio miedo.

    El primer hombre que buscó la meta
    de su deseo a tientas, sin un norte,
    perdido en otro cuerpo, en otra piel.

    El primer hombre que se estremeció
    cuando nació aquel ser que ni siquiera
    podía sospechar que era su hijo.

    El primer hombre que, al embadurnar
    de pigmentos las manos que buscaban
    lo que desconocían
    e inscribirlas en cuevas,
    sintió mucho más nobles
    las cuevas y las manos.

    En el desolladero
    de la identidad,
    en el teatro de todas las máscaras,
    en el poema donde nunca el yo
    se sabe dónde empieza o dónde acaba,
    en el blanco más ciego y que más ve,
    ser esos hombres.

    Y, a la vez, ser Nadie.



    EL MUNDO EMPIEZA

    Cuando miro la luz,
    intuyo en ella una actitud pensante
    que, recogida en su silencio,
    crea.

    Silencio, creación y pensamiento
    traspasan de hermosura transparente
    tal presencia incorpórea.

    Pensamiento, silencio y creación.
    En esas tres palabras cabe el mundo.

    Y, cada día, en esas tres palabras
    a que alude la luz
    el mundo empieza.



    RETRATO EN MOVIMIENTO

    Mide bien las distancias.
    Sin saberlo, persigue,
    al doblar las esquinas,
    negarlas con las formas
    en curva de su cuerpo:
    su apuesta es lo continuo
    y jamás lo cortante.

    Si hay algo que la parta
    en dos es presentir
    sin espacio el espacio.

    Vive casi en las ondas,
    sumergida en el aire
    con su espíritu anfibio.

    Igual que el mar ignora
    lo que ve su horizonte,
    ella ignora los límites
    de su propia mirada.

    Por eso, al poseerla,
    la dejo en su elemento
    atrayéndola al mío,

    e intento que discurra
    -discurra sin razones-
    como un pez en el agua.



    LA SOLEDAD BLINDADA

    Homenaje a Edward Hopper

    En un vagón de tren,
    su cuerpo, en diagonal,
    conecta ciegamente
    con dos vías de hierro.

    Eso tal vez explique
    su soledad blindada.

    Nadie puede acercársele.

    Todos van a lo suyo.
    Pero ella va más lejos.

    La miras doblemente:
    desde tu asiento y desde
    tu reflejo en el frío
    cristal en que se apoya.

    Y sonríes al ver
    tu imagen proyectada
    cerca de su cabeza.

    Quizás ese otro tú
    (tu sien sobre su sien)

    de esa mujer hermética
    lee sus pensamientos.



    ALGO ASÍ

    El fuego
    ................mira
    y no mira

    El fuego
    ................habla
    y no habla

    Lo esencial
    de otra forma

    Algo así
    la escritura



    ESTE ÁRBOL, QUE NO ES ÁRBOL

    El poema puede irse por las ramas.
    Por eso hay que podarlo,
    multiplicar caminos en su origen,
    para que tome fuerza.

    Los brotes que no están también dan fruto.
    Y, en el filo
    de la hoja que fue
    y se llevó el viento,
    se hace un corte la luz y habla su herida.

    El tronco es lo fatal,
    la forma de aspirar a darlo al aire.

    Cada cual que entra en él
    trae consigo su fronda:

    la parte de este árbol —que no es árbol—
    que no se ve
    pero que más se mueve.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45716
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Lorenzo Oliván (1968- Empty Re: Lorenzo Oliván (1968-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 11 Jul 2024, 03:52

    .


    CON MENOS LUZ

    Importa en la palabra
    no tanto la palabra
    como lo que ella niega
    sin saberlo.

    ¿Qué me dibuja más,
    todo aquello que digo
    o lo que no?

    La noche crea origen,
    vuelve su espacio significativo:

    con menos luz la luz,
    encierra la raíz
    de la que crece.

    Quién pudiera
    vaciarse por dentro
    y que hable el mar.

    Mi ser quizá es el hueco
    que deja mi razón
    al no pensarse.



    ALBADA

    Llegar a cada sitio
    como la luz
    al día

    muy sigilosamente

    sin hacerse notar

    pero tomando posesión de todo



    TE ESCUCHO CON LOS OJOS

    Encuentro en las raíces
    una escondida llama
    que se esculpe por dentro:

    casi petrificada,
    una obsesión pujante.

    ¿Quién no ha soñado con comunicar
    esa instantaneidad sin discusión
    que vibra en la energía?

    Comunicar lo vivo,
    previo a lo interpretable.

    No sé si ese lenguaje
    sería más de luces o de sombras,
    pero quien no lo intuye
    es que en parte está muerto.

    Quizá por eso ahora
    te escucho con los ojos.
    Y vuelco mi deseo en que me llames
    desde detrás de todas las palabras:

    con esa sola voz con la que un cuerpo
    sabe llamar a un cuerpo.



    EN UN GOLPE DE VISTA

    Sucumbieron debajo
    de su propia pasión por el lenguaje.

    Fueron fáciles presas,
    blanco fácil,
    para el sentido oculto
    que a cada cual le daba
    -siempre dueña de sí- su inteligencia.
    Así, en vez de buscarse, se emboscaron:
    emboscado el amor en montón de cenizas;
    emboscado el deseo, que temblaba
    rumiando el hueso de su sinrazón;
    emboscada la piel en su malla más cauta.

    Es el precio que tiene
    poner nombre al instinto,
    y a los ángulos muertos
    de nuestra sangre insomne
    que ni nosotros mismos vemos nunca.

    Sucumbieron debajo
    de su propia pasión por el lenguaje.

    Que todo lo que enredan las palabras
    lo desenrede el ojo
    en un golpe de vista.



    LLEGADA DE LOS BÁRBAROS

    Defiende bien tu espacio,
    como diamante en bruto
    que de la luz consigue hacer la piedra.

    Afiánzate en él,
    en vértigo de aristas
    que construyen tu centro y lo destrozan.

    Cae en la sima de otros,
    ojo de par en par
    asomado a la especie,
    como si fueses solo
    la sangre en pie de tus antepasados,
    raíz de otras miradas bajo tierra
    que miran hoy por ti.

    Cede tu voluntad -a voluntad-
    a la corriente anónima
    en que se inscribe tu alma ingobernable.

    Pon en esa defensa
    todo tu ser:
    ni un paso atrás,
    no cedas ni un milímetro.
    Porque no pasarán las hordas de los bárbaros
    que avasallan tu espacio
    y el de libres iguales como tú,
    para haceros iguales
    como esclavos:

    para tomar tu frente
    (frente a ti y frente a todo)
    y arrasar con tu tiempo.

    Y arrasar con tu tiempo.



    LA IMAGEN MÚLTIPLE

    ¿Y si justo al final
    de la vida
    no hay ni una sola luz,
    ni la condensación en un instante
    fugaz
    ...........de lo mejor que nos fue dado?

    Sino más bien,
    enredando mis pasos, impidiéndolos,
    la visión de caminos que no tomé jamás,
    sendas de amor hacia ninguna parte,
    besos que no llegaron a sus metas,
    lo no dicho a mi padre oído a gritos,
    lo bello hundiendo el mundo hacia su enigma,
    y el tiempo y los afectos
    volviéndonos la espalda.

    ¿Quién puede asegurarme
    que mi mente algún día
    no ha de adentrarse en ese callejón

    donde una imagen múltiple
    más o menos así

    de repente
    nos mata?



    DESPIECE

    No hay violencia más calma.
    No encontrarás una desgarradura
    más completa
    sin sangre.

    Con qué sigilo va marcando el tiempo
    sobre tu piel
    sus lentos latigazos.

    Voracidad sin fin de los instantes:
    quedas desarbolado, vas perdiendo
    corporeidad,
    recuerdos que son hojas.

    ¿Qué, de aquello que fuiste, se aparece
    vacío de ti mismo?

    ¿Qué amor en tu memoria
    ya no segrega imágenes?

    ¿Qué amistad no halla un resto de sus dádivas?

    ¿Qué muerte sobrevino a quien perdiste?

    En mitad de la vida,
    la armazón de tu cuerpo.
    .............................................Y el despiece
    —por afuera, por dentro—
    de tu propia persona.


    LORENZO OLIVÁN


    Contenido patrocinado


    Lorenzo Oliván (1968- Empty Re: Lorenzo Oliván (1968-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie 19 Jul 2024, 17:32