Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1050776 mensajes en 47934 argumentos.

Tenemos 1579 miembros registrados

El último usuario registrado es Roberto Canales Camacho

¿Quién está en línea?

En total hay 83 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 83 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» : POEMAS SIDERALES II: Sol, Luna, Estrellas, Tierra, Naturaleza, Galaxias...
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 19:14 por Maria Lua

» POETAS LATINOAMERICANOS
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 19:10 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (13/ 06/1888- 30/11/1935) )
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 18:58 por Maria Lua

» Rabindranath Tagore (1861-1941)
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 18:48 por Maria Lua

» Rainer Maria Rilke (1895-1926)
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 18:45 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 18:42 por Maria Lua

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 18:40 por Maria Lua

» JULIO VERNE (1828-1905)
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 18:34 por Maria Lua

» NO A LA GUERRA 3
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 15:39 por Pascual Lopez Sanchez

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
César Antonio Molina (1952- EmptyHoy a las 15:02 por cecilia gargantini

Julio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


César Antonio Molina (1952- Empty

    César Antonio Molina (1952-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45767
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    César Antonio Molina (1952- Empty César Antonio Molina (1952-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 23 Jun 2024, 03:50

    .


    César Antonio Molina (La Coruña, Galicia, 1952) es un escritor, traductor, profesor universitario, gestor cultural y político español, ministro de Cultura entre 2007 y 2009.

    Carrera profesional

    Se licenció en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela y en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense. Se doctoró cum laude con el trabajo de investigación La prensa literaria española, publicado en tres volúmenes. Fue profesor de la Universidad Complutense de Madrid y ha seguido siéndolo en los últimos años, en la facultad de Humanidades y Periodismo de la Universidad Carlos III de Madrid. Durante varios años coordinó los Cursos de Humanidades de la Universidad de Verano de El Escorial.​

    Como periodista y articulista, inició su actividad en el periódico La Voz de Galicia. Más tarde, se trasladó a Madrid donde fue colaborador habitual de la revista Cuadernos para el Diálogo y del suplemento de libros del diario Informaciones.

    Entre 1985 y 1996 trabajó en Cambio 16 y Diario 16 en donde fue director adjunto y responsable de las páginas de Cultura y Espectáculos, así como de los suplementos Culturas y Libros. Ha colaborado también en los suplementos literarios de El País y La Vanguardia, así como en revistas especializadas en literatura como Revista de Libros, Sibila, Ínsula, Quimera, Barcarola, Olvidos de Granada, Nuevas Letras, Anthropos, Album, Turia y Revista de Occidente. Asimismo, fue uno de los fundadores, junto a la poeta Amalia Iglesias, de la revista La alegría de los naufragios, que surgió a finales de los años noventa para "rescatar la poesía de la trivialización".

    En 1996 se incorporó al Círculo de Bellas Artes de Madrid como director-gerente cargo en el que estuvo hasta mayo de 2004, llevando a cabo, desde su mandato, una profunda y exitosa renovación como centro cultural de primer orden en la capital, equiparándolo a los mejores europeos.

    Entre mayo de 2004 y julio de 2007 fue director del Instituto Cervantes. Periodo como director en el que creó 28 centros cervantinos con sedes en distintos países. Notable proliferación de centros debido, según palabras del escritor y director de la institución cultural, a que: "El español es una lengua muy fuerte y muy unida que está en expansión".​

    En septiembre de 2005 el gobierno de Francia le nombró caballero de la Orden de las Artes y Letras.

    Ha publicado más de una treintena de libros de ensayo, prosa y poesía. Su obra poética aparece recogida en numerosas antologías y está traducida a varios idiomas.

    El 6 de julio de 2007 fue nombrado ministro de Cultura en sustitución de Carmen Calvo, por el gobierno del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero.

    El 9 de marzo de 2008, en las elecciones generales, obtuvo un acta de diputado al Congreso de los Diputados por la provincia de La Coruña.

    Tras la profunda remodelación del Gobierno del 7 de abril de 2009, cesó como ministro de Cultura. Pocos meses después dejó su escaño de diputado para volver a incorporarse como profesor de universidad.

    Entre los años 2010 y 2017 creó y dirigió la Casa del Lector en Madrid

    En 2010, hizo donación a la Diputación de La Coruña, su ciudad natal, de los primeros 25 000 volúmenes, documentos y manuscritos de su biblioteca, además de objetos personales, que ha ido atesorando a lo largo de los años junto a su mujer, la también escritora y crítica literaria Mercedes Monmany. Una sala de esa Biblioteca Provincial lleva actualmente el nombre de ambos.

    Actualmente es socio del despacho Cremades & Calvo-Sotelo Abogados y escribe artículos políticos, críticas literarias y crónicas de viajes en El Mundo, ABC y El País.

    Su obra se halla traducida al inglés, francés, italiano, árabe, hebreo y serbio.

    (Sacado de


    *


    Algunos poemas de César Antonio Molina:


    De Olas en la noche, Pre-Textos. 2001:


    AQUELLO QUE NO TIENE NOMBRE

    El dios del que puede hablarse
    no es el dios eterno.
    El nombre que puede ser nombrado
    no es el nombre eterno.
    Aquello que no tiene nombre
    es el origen de todas las cosas.



    LA NIEBLA COLGADA DEL TECHO

    Igual que el viento
    obliga al humo a volver por la chimenea,
    colgando la niebla del techo,
    así son nuestros pensamientos
    cuando regresan de ser palabras.



    LA VELETA SE LA LLEVÓ EL VIENTO

    La veleta se la llevó el viento.
    El trébol lo arrancó el pedrisco.
    El zorro se comió al pájaro que dormía a los vivos y despertaba a los muertos.
    Un círculo de piedras destruido en una áspera ladera,
    en algún lugar.
    La nube rápida que atemoriza sobre el prado,
    la mies azotada por el viento.
    El nogal sajado por el rayo,
    y el rayo que traspasa a la alondra cantando en el cielo.
    El mar que se retira más allá de las áncoras del capricho.
    Sólo la lechuza y el ruiseñor están en silencio
    sobre la cabellera blanca de la montaña-

    Mi memoria no regresará, se fue con los años.
    Lo único que permanece es el río
    que aprendió de los dioses a ir y quedarse.



    SOBRE LA BARANDILLA

    Apoyado sobre la barandilla
    estoy viendo transcurrir las aguas bajo el puente.
    Pienso este poema que se piensa
    y, sobre mi reflejo, él pasa flotando.



    CON EL PIE DESNUDO

    De quién aquellos sistros tañidos tantas veces por tus manos.
    Entonces llegaré de pronto,
    sin que nadie me anuncie
    por el elemento saldo y henchido de olas.
    Entonces, tal cual estés, revueltos tus largos cabellos
    sal a mi encuentro con el pie desnudo.



    COMO TÚ ME DESEAS

    Jamás descubriré el secreto
    que guardo en mi corazón,
    a pesar de sentir una gran inquietud.
    ¿Será el destino o el deseo de ti?
    Mi sonrisa a menudo esconde una lágrima,
    tal vez mi sinceridad sea fingida.
    En vano intentas saber si te amo,
    porque jamás te lo diré.
    Así Tú me deseas.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45767
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    César Antonio Molina (1952- Empty Re: César Antonio Molina (1952-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 23 Jun 2024, 04:06

    .


    De En el mar de ánforas, Pre-Textos, 2005:


    NANAS DE LA NADA (I)

    nada más

    nunca más

    ya jamás
    nada


    la nada que comienza en esta tarde
    se acabó para siempre

    hasta luego


    donde todo se pierde

    donde todo se encuentra


    oh las estrellas

    ...........................
    caen

    non piu d'una volta

    sólo se muere una vez

    y quien lo dijo

    aquí no hay ya más bises

    nada

    ..............más



    EL GRAN SECRETO

    de haber sido
    quién puede
    privarnos

    lo que fue
    no puede
    no haber sido

    preguntas por
    la nada
    prenatal

    qué impide resucitar
    lo irreversible

    siempre
    quedará
    incluso
    algo
    aunque no podamos
    decir qué

    el gran secreto es
    que no hay secreto

    un malentendido
    lo sabemos

    aunque no sepamos
    que todo es tan simple
    como decir

    adiós

    la felicidad
    es ya
    tenerla



    FLORES DE PAPEL

    en los caminos
    vendedores de flores
    artificiales
    maravillosos crisantemos

    plumas de papel
    hojas y flores

    no es posible a la vista
    descubrir el engaño......el bello engaño

    no hay nada más justo que estas flores
    cuesten mucho más
    que sus modelos

    en los caminos los puestos......generosos
    con las mercancías esparcidas

    una mujer
    me ofrece
    una camelia

    es gratis......me dice

    hecha con los trozos de papel
    sobre el cual fue escrito este poema

    en el camino
    sobre el empedrado

    brotan marchitos
    la camelia y el poema



    TODAS LAS PATRIAS

    la contemplo
    dormida

    en la honda
    cama

    de la
    honda
    noche

    se
    mueve
    suavemente

    como tierra
    que vibra

    que
    susurra

    otros nombres
    en su sueño
    invernal

    la contemplo así
    como
    un violín

    triste
    de Hungría

    pese a la nieve
    ahí

    pesa la
    nieve

    que
    cae

    lentamente

    sobre

    el

    arco


    yo soy el mismo

    siempre



    y ella
    todas
    las

    patrias



    BALADA DE AMOR PARA ENGAÑAR A LA MUERTE

    muchos valles y montes unidos caminamos
    estuve sobre el Pindo y en Albán contigo
    en el sagrado Delfos del enigma contigo
    y en Bracamonte de las monjas contigo
    estuve en Macchu Picchu y en Siena contigo
    vagué porm tierra firme y por la arena movediza contigo
    por Tingad la ciudad prohibida contigo
    escuchando las voces pérdidas contigo
    y bebí de la fuente de los peregrinos contigo
    y el té en copas de jade escarchado contigo
    anteayer y el pasado año viajando contigo
    cogí las rojas cerezas del ponto y de Ceret
    los mejores pendientes que jamás has tenido
    iba de cabo a cabo iba de faro a faro
    iba de pico a pico caminando contigo
    contigo a Ons y a Capri y también a Corfú
    la isla de los pinos despeñados contigo
    contigo fui tres años a beber en la Aretusa
    sobre las altas copas velé un día contigo
    y el sueño entre las algas del mar velé contigo
    y he velado una noche contigo en los bajíos
    velé mi amor velé velé y no me arrepiento
    resguardado en los pliegues oscuros de mi abrigo
    con la bruma del mar salpicándonos siempre
    sus aguas claras frescas cristalinas contigo
    por el borde del vaso el anular y el índice
    de tu mano derecha vibrando cristalino
    la sonora campana sumida repicando
    en la elevada boca del Masuyama contigo
    y pasteles de anís bebiendo dulce sake
    contigo en cualquier sitio sin lugar contigo

    y ahora y en la hora sin tiempo y sin espacio
    contigo donde quiera ya siempre amén
    contigo

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45767
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    César Antonio Molina (1952- Empty Re: César Antonio Molina (1952-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 24 Jun 2024, 04:23

    .


    De El fin de Finisterre, Pre-Textos, 2010:


    DE CAMIÑO

    Diante das interiores portas
    esa máscara de ouro ardente con ollos esmeraldinos
    escintilando na memoria como tatuaxe de clepsidra.
    Polas roldas o revolto fume do incenso
    pérdese como un baixel sen río.
    Un frío apalpamento no talón do amor
    branco no branco bastión...
    Simulando enfado
    sorrí
    esa máscara que non vou indagar
    lucindo dous colares:
    un de cunchas, outero de acibeche.
    Os que fican e axitan o brazo non saben
    que o lugar cara ao que se vai de camiño
    existe só en ti.

    *

    DE CAMINO

    Ante las puertas interiores
    esa máscara de ardiente oro con ojos esmeraldinos
    brillando en la memoria como tatuaje de clepsidra.
    Por las rondas el humo revuelto del incienso
    se pierde como un bajel sin río.
    Un toque frío en el talón del amor
    blanco en el blanco bastión.
    Simulando enfado,
    sonríe
    esa máscara que no quiero indagar
    luciendo dos collares:
    uno de conchas y otro de azabache.
    Quienes se quedan y agitan el brazo no saben
    que el lugar hacia el que se va de camino
    existe solo en ti.



    A CORUÑA

    Construiron tan altos edificios
    que desde ningún punto
    se ve xa o faro da miña infancia.
    Hoxe a luz estrélase
    contra os grandes bloques de cemento
    e non hai máis verdade que a deses
    omnipotentes valors que cobren as fachadas.
    Perdín os cinemas, os cafés, os transatlánticos
    inmensos coma rañaceos por enriba das alfándegas.
    Perdín o meu eucalipto, os meus pradairos queridos.
    Todos cortados! Cortaos! Todos cortados!
    A súa recta fileira que me protexía co seu tacto
    na Porta de Aires.
    Oh! se polo menos soubese o que fixeron coas súas ponlas.
    Dez ou doce, ou apenjas menos golpes de machado
    van aniquilando os lugares da miña memoria.
    Onde estou?
    E agora desperto e só sinto o manto da brétema
    e a luz que non chega
    para iluminar o meu espírito perdido polas súas rúas.
    Mentres, ao longe, soa a draga coma unha zafra
    arrincando unha sanguinolenta dentada de amargura.


    *

    A CORUÑA

    Construyeron tan altos edificios
    que desde ningún punto
    se ve ya el faro de mi infancia.
    Hoy la luz se estrella
    contra los grandes bloques de cemento
    y no hay más verdad que la de esas
    omnipotentes vallas que cubren las fachadas.
    Perdí los cines, los cafés, los trasatlánticos
    inmensos como rascacielos por encima de las aduanas.
    Perdí mi eucaliptus, mis plátanos queridos.
    ¡todos talados! ¡talados! ¡todos talados!
    Su recta hilera que me protegía con su tacto
    en la Puerta de Aires.
    ¡Oh! si al menos supiera lo que hicieron con sus ramas.
    Diez o doce, o apenas menos golpes de hacha
    van aniquilando los lugares de mi memoria.
    ¿Dónde estoy?
    Y ahora despierto y sólo siento el manto de la niebla,
    y la luz que no llega
    para iluminar mi espíritu perdido por sus calles.
    Mientras, a lo lejos, suena la draga como un yunque
    arrancando un sanguinolento mordisco de amargura.



    ADELAIDE

    Era tan fermosa como puiden imaxinala.
    Os cábelos dourados como o trigo maduro.
    Os ollos mais profundos que as profundidades
    das augas tranquilas.
    Vina aquela tarde de decembro
    onde son tantos e todos sen meta
    os camiños brumosos da madrugada.
    Cruzámonos nos alcantís.
    Cruzámonos no Cotillón do Cabo d'Area.
    Cruzámonos no adro e ñas dunas da praia.
    Mireina eos meus moríais olios a única vez.
    E o seu silencio foi como o dun xardín cerrado.
    Ela non dixo nada. E eu non dixen nada.
    Eu ía a onde todos van.
    Ela viña de Bristol.



    ADELAIDE

    Era tan hermosa como pude imaginármela.
    Los cabellos dorados como el trigo maduro.
    Los ojos más profundos que las profundidades
    de las aguas tranquilas.
    La vi aquella tarde de diciembre
    donde son tantos y todos sin meta
    los caminos brumosos de la madrugada.
    Nos cruzamos en los acantilados.
    Nos cruzamos en el Cotillón do Cabo d'Area.
    Nos cruzamos en el atrio y entre las dunas de la playa.
    La miré con mis mortales ojos la única vez.
    Y su silencio fue como el de un jardín cerrado.
    Ella no dijo nada.
    Y yo no dije nada.
    Yo iba a donde todos van.
    Ella venía de Bristol.



    EPIGRAMA

    O final en Fisterra buscas
    pero nada do final en Fisterra atopas.
    Un barco lentamente atravesa o horizonte,
    un avión a reacción circuncídanos.
    Cantos mentidos finais xacen entre os seus perigos?
    Isto non é o final,
    senón o principio.
    Que soberbia de ser o que un foi!
    O fin de Fisterra o só monumento.
    Que, ao fin, tan só Fisterra vence.
    Resto do fin.
    Ouh mundo sen constancia!
    E un coche calado,
    como cola de cabalo,
    cae

    onde?

    queria verte en vilo asíndote
    á miña branda man.



    EPIGRAMA

    El final en Fisterra buscas
    pero nada del final en Fisterra encuentras.
    Un barco lentamente atraviesa el horizonte,
    un avión a reacción nos circunda.
    ¿Cuántos mentidos finales yacen entre sus peligros?
    Esto no es el final,
    sino el principio.
    ¡Qué soberbia de ser lo que se ha sido!
    El fin de Fisterra el solo monumento
    que, al fin, sólo Fisterra vence.
    Resto del fin.
    ¡Oh mundo sin constancia!
    Y un coche calado,
    como cola de caballo,
    cae

    ¿adónde?

    quisiera verte en vilo asiéndote
    a mi blanda mano.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45767
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    César Antonio Molina (1952- Empty Re: César Antonio Molina (1952-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 24 Jun 2024, 11:18

    .


    De Para el tiempo que reste, Vandalia, 2020:


    ATALANTA Y EL ESPEJO

    En la próspera llanura de Toscana
    al oeste de los Apeninos, entre los celtas del norte
    y el creciente poder de Roma,
    había doce ciudades autónomas de la antigua
    confederación etrusca, centradas simbólicamente
    alrededor del lago sagrado de Bolsena. Hace
    de esto más de mil años antes de Cristo.
    Vasos herméticos, urnas cinerarias,
    bosquecillos del dios Voltumna, cuyo emplazamiento
    aún sigue sin localizarse. Dios andrógino.
    Y el clavo anual clavado en la pared del templo
    de la diosa Nortia (Fortuna), que simbolizaba
    la inevitabilidad del destino. Y el espejo y la parte
    posterior del mismo con las mujeres sin ropas,
    y la diosa alada Athrpa en el centro, con un martillo
    apoyado en los genitales de un joven. Es Adonis,
    corneado, muerto y castrado por un jabalí.
    A su lado Afrodita, su amada. Y también allí
    Atalanta y Meleagro, cuyo destino igualmente
    lo decidió este animal. Atalanta tan bella
    como feroz en la lucha, así lo comprobó
    Peleo, el padre de Aquiles.
    Ambos, como era habitual, pelearon desnudos.
    Y el jabalí que se escapa por tantos cuadros
    de la historia del arte haciendo jirones en las telas.
    Morir a manos de Atalanta frente a su cuerpo
    desvestido no debió de ser poca cosa.
    Así el sentimiento amoroso:
    la imposibilidad de escapar de quien
    se nos escapa siempre.



    CUALQUIER COSA ME BASTARÁ

    los poetas inmaduros imitan;
    los poetas maduros roban

    T.S. ELIOT

    Me bastará una mirada furtiva.
    Me bastará un saludo breve.
    Me bastará no consumar el deseo.
    Me bastará no verte envejecer.
    Me bastará borrarte de las redes sociales.
    Sólo así el amor se podrá mantener eternamente.

    Rememoración de Ibn Zaydum y la poetisa Balada




    EN EL PICO RYSY

    Vertiente polaca de los Tatra.
    Una parte de la cordillera de los Cárpatos
    que se extiende a través de la frontera con Eslovaquia.
    Densos bosques, lagos, afiladas montañas
    como el pico Rysy. En invierno, Polana
    Chocholowska alberga una estación de esquí.
    Y en la primavera una alfombra de crocos
    azafranados cubren las praderas.
    Aquí ya no levantaré ninguna casa.
    Aquí ninguna visita llegará de improviso.
    Aquí ya solo estaré.
    Velaré, leeré, pasearé, escribiré notas como ésta,
    y meteré mis pies descalzos en la nieve
    para ahuyentar tu deseo.



    SOBRE ALGAS

    el sonido
    que se extingue
    acaba
    mi verso
    las manzanas
    durmiendo
    cabeza con
    cabeza
    cómo me apena
    haber dejado
    de ser joven
    en el viento
    del invierno
    corazón
    allanado
    y las muchachas
    tumbándose
    sobre las algas
    de las rocas
    arrojadas
    del rostro
    de tus
    ojos
    me despiertan
    y me llaman
    de vuelta
    ¿a quién preguntaré
    sobre estas
    cosas?
    no soy más que
    tiempo
    el sonido
    que se extingue
    acaba
    mi verso



    ¿ALGUIEN HEREDARÁ NUESTRA SALUD DE HIERRO?

    ¿Alguien heredará nuestra salud de hierro
    cuando hayamos muerto?
    Quienes no hacemos ejercicio nos suicidamos lentamente.
    no asumimos las responsabilidades de nuestras propias vidas.
    De la prisa por vivir toda la vida posible,
    hemos pasado al querer conservarnos jóvenes para siempre.
    Delgadez: disciplinar una voluntad depravada.
    Anorexia: fuerza de voluntad contra la voluntad.
    El gimnasio aniquila. El ejercicio nos hace admitir
    que la máquina actúa dentro de nosotros.
    Las máquinas de aerobic ponen a nuestra disposición,
    y en miniatura, máquinas de guerra medievales:
    clavijas, palancas, poleas, cerrojos, cabestrantes, armazones,
    correas de catapultas, extensores de ballestas.
    Parecemos los hombres máquinas de Descartes.
    Seres humanos máquinas antes del progreso técnico.
    Y en los gimnasios se comparte lo privado con las desconocidas.
    El ejercicio lleva a la biología a acompañarse de anónimos.
    Y Tánatos entra por la puerta sin pagar cuota.
    Y Tánatos entra por la puerta abierta por Eros.
    Y el ejercicio y la salud coquetean con una
    voluntad de aniquilar el cuerpo no atractivo
    en lugar de conservar su longevidad.
    Y los kilos como la roca de Sísifo
    subiéndolos y bajándolos en el atletismo del sofá.
    Y la desconocida que al desnudarse descubre la carne
    antes voluptuosa y ahora sustituida por implantes
    de pecho, colágeno, liftings.
    ¡Qué miedo al mirarnos con sus cejas y pestañas postizas!
    ¡Qué miedo al ver su pubis afeitado y la boca de cocodrilo!
    Tánatos en el gimnasio y Eros que ya no logra
    excitar los músculos, las venas hinchadas.
    ¿Quién será ya capaz de amar al cuerpo que quede?
    Los condenados hacen chirriar las máquinas de guerra
    pues necesitan placer causándose dolor.
    Pero quien es inteligente no aspira al placer sino a la ausencia de dolor.
    ¿Quién heredará nuestra buena salud de hierro
    cuando hayamos muerto?



    ROZAR POEMAS

    Frotar dos trozos de un mismo poema. Frotar las hojas manchadas de palabras, de espacios en blanco, signos geométricos, para demostrar que el nacimiento del fuego es el principio de su adoración. Los frota el poeta, un hechicero desterrado, apátrida, que pronuncia palabras mágicas. Con las cenizas se fecundan los campos de patatas y cebollas, las extensiones del lino, las mesetas del trigo y la cebada. ¿Cuál es la función humana de la poesía, cuál es la función humana de los árboles sobre cuyas hojas brotan los poemas? ¿La sombra? ¿El fruto dulce o amargo a veces tan escaso y tan endeble? ¿El descanso y el sueño? ¿No será más bien el fuego? La contemplación del fuego está en los orígenes del pensamiento. Frotar dos trozos de un mismo poema, o de poemas varios y prender la llama. Ser amado quiere decir consumirse en la llama. Amar es iluminar con una luz inagotable, escapar a la duda de arder al rozarse las hojas, al rozar las piedras desgastadas, al rozar las maderas por entre la savia de sus círculos. Frotar dos poemas de amor, de cualquier otro tema, hasta de nada, y esperar a que se desprendan las palabras y se trasformen en llamas que consumen, poco a poco, lo que de impuro queda en mí.



    UN DULCE CEPO

    Caminando por el bosque
    un lobo. Nos miramos.
    Corrí ligero. Él me siguió.
    Resbalé en una trampa.
    Quedé colgado gracias
    a la raíz de un helecho.
    El lobo cada vez más próximo
    me observaba. Y yo a él.
    Miré de reojo la fosa.
    Allí otro apresado en el cepo
    me aguardaba.
    Una liebre se puso a comer
    las sosas frondas.
    ¡Qué hambre!
    Levanté la mano izquierda.
    Una gran fresa roja arranqué de cuajo.
    ¡Qué sabor tan dulce!
    ¡Qué suculento y delicioso manjar!


    CÉSAR ANTONIO MOLINA


    Contenido patrocinado


    César Antonio Molina (1952- Empty Re: César Antonio Molina (1952-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 24 Jul 2024, 21:22