Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1034234 mensajes en 47370 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 96 usuarios en línea: 4 Registrados, 1 Ocultos y 91 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

clara_fuente, Luty Molins, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» LOUISE BOGAN (1897 - 1970)
Tua Forsström (1947- EmptyHoy a las 08:39 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA DE REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI
Tua Forsström (1947- EmptyHoy a las 00:05 por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Tua Forsström (1947- EmptyHoy a las 00:01 por Lluvia Abril

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
Tua Forsström (1947- EmptyAyer a las 23:56 por Lluvia Abril

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Tua Forsström (1947- EmptyAyer a las 23:53 por Lluvia Abril

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. René Magritte. Los amantes (1928)
Tua Forsström (1947- EmptyAyer a las 22:34 por Edith Elvira Colqui Rojas

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
Tua Forsström (1947- EmptyAyer a las 21:04 por Maria Lua

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
Tua Forsström (1947- EmptyAyer a las 21:02 por Maria Lua

» CLARICE LISPECTOR II
Tua Forsström (1947- EmptyAyer a las 20:57 por Maria Lua

» 2011-10-01 COCÓ, MI AMIGO Y YO
Tua Forsström (1947- EmptyAyer a las 19:46 por Amalia Lateano

Febrero 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Tua Forsström (1947- Empty

2 participantes

    Tua Forsström (1947-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44176
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Tua Forsström (1947- Empty Tua Forsström (1947-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 15 Oct 2023, 13:11

    .


    Tua Forsstrom, nacida el 2 de abril de 1947 en Porvoo, Finlandia, es una escritora finlandesa que escribe en lengua sueca a la que se le concedió el premio de "Literatura del Consejo Nórdico" en 1998. Los trabajos de Forsström son conocidos por su compromiso y esfuerzo en plasmar viajes y paisajes de Finlandia. Ella ha utilizado citas de Egon Friedell, Ludwig Wittgenstein, Hermann Hesse y Friedrich Nietzsche, y también en su colección "Después de pasar una noche entre caballos" usa también citas de Andrei Tarkovski.

    Publicó su primer libro en 1972, Un poema sobre el amor y otras cosas. Su salto al mundo de habla inglesa llegó en 1987 con su sexta colección, Snow Leopard que fue traducido al inglés por el David McDuff y publicado por Libros Hachasangrienta. En 1990 el libro obtuvo un Premio de traducción en el Reino Unido.

    En 2006 escribió Una vez que estudié en la Facultad maravilloso fue publicado por Libros Hachasangrienta, con traducciones a partir de David McDuff y Stina Katchadourian.

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Tua_Forsstr%C3%B6m )


    *


    Algunos poemas de Tua Forsström:


    De Monotropo (1979):


    ¿QUÉ CLASE DE LUCHA...

    ¿Qué clase de lucha
    con sólo un luchador? Encapsulados
    sentidos, leves, cegadas voces.
    Sobre altas nubes vuelan becadas,
    he leído que las condiciones
    atmosféricas dan angustia a sus gritos.
    La vida suele devenir costumbre, uno nunca se habitúa
    yo misma no  pude hoy con Linda,
    lloraba y se abrazaba a mis rodillas.
    Ser pequeño es no tener
    nadie a quien recurrir.
    Sr pequeño es estar
    totalmente indefenso.



    FORMAS, IDEAS...

    Formas, ideas,
    dragones de papel, cualquier cosa casi,
    todas las repetidas necesarias conversaciones, vino
    arañas de cristal, sexualidad cerebral.
    No, es preciso concentrar la atención
    en este fangoso día februarino, es preciso
    ir hacia ti entre olor a sopa de berzas
    y botas de goma húmedas, es preciso apretar
    mis poros grises de invierno contra los tuyos, es preciso
    tirarte por tierra con ojos lacrimosos de frío y agujeros en las medias.

    Es preciso desabotonar botones
    es preciso desceñir cinturas.




    De Septiembre (1983):


    ¿QUIERES OÍR ALGO QUE NADIE HA VISTO?

    ¿Quieres oír algo que nadie ha visto?
    Un hombre desembarcó aquí.
    Hacía sol y viento del sudeste,
    la colada estaba casi seca
    cuando la pelota voló en arco lejos lejos sobre las olas...
    Soy aún una muchacha.
    Nausikaa, ¿qué hacer
    con un extraño que surge, vacilante, del agua
    sin más ropa que su cuerpo, herido, hinchado?
    Le llevé a una estancia sombría.
    Le di de comer, vino y agua.
    Le di un lecho.
    Él era el hombre y llegaba del mar,
    me miró, distinto del que yo conocía.
    Díjele que mi padre era rey de la isla.
    Le pregunté como se llamaba.
    ¿Cuánto tiempo pensaba quedarse? Todo
    lo ha olvidado.
    Durmió mucho, noche parecía
    como sombras de nubes volantes hendiendo
    agua verdemente translúcida.
    Apenas comprendo, y nada
    aprendí. Nausikaa:
    vuelvo a ser la princesa de mis padres,
    me paseo por el parque, juego un momento a la pelota
    con las esclavas en la orilla
    mientras se seca la colada.
    Despierto y la luz me da en los ojos. La puerta de algún balcón
    rechina la noche entera, como un gato.



    LARGO TIEMPO DESPUÉS...

    Largo tiempo después: recelo, ausencia,odio
    sin blanco. Te borraré para siempre: excusa
    a excusa, mentira a mentira: ¡destruiré
    cuanto de destruible tengas! Eso irá
    lentamente. Duele.
    En las fotos deformo tu nariz, ennegrezco
    uno a uno tus dientes.
    Corono a la niña con hojas de cicuta.
    Quito sin dar razones el columpio del manzano.
    Y ella llora por llorar, estruja
    el pañuelo como bola de duelo, hipa ante el rostro
    adulto que tiene enfrente
    junto a la orilla No puedo Y callo
    dura cual piedra rugiente motor que escinde
    la superficie del agua: ¡súbeme a tu regazo Linda! Que pequeña
    soy.



    DESDE QUE LLUEVE...

    Desde que llueve sin cesar
    me encanta la sensación de ser
    pupila, de vivir algún tiempo en una casa vacía.
    Las ratas se han replegado al piso alto.
    Nosotras usamos los restos del ajuar
    de la pensión, abrimos cajones
    y armarios. ¡Y todo funciona!
    Nos hemos habituado a mañanas sin orillas
    junto al desembarcadero, la bruma
    cerniéndose sobre el agua como olvido y sueño.
    No fue una mudanza, no teníamos
    nada: bueno, sí, un transistor, y Linda iba en bicicleta
    por el rechinante suelo del comedor.
    De noche la tormenta disgregaba electricidad.
    No éramos muy limpias, algún baño
    de vapor en casa de mi madre, pero en general
    nos habituamos al frío, y entonces no se nota.
    Nos habituamos a no ser más que un incidente
    y nos deshabituamos a sentir miedo
    de lo que no comprendíamos.
    Tampoco nuestra ida fue mudanza, nos limitamos a cerrar con llave
    una fría mañana de agosto, diciéndonos
    que nos gustaría volver.



    NO DEBÍ SALIR DE VIAJE

    No debí salir de viaje. La menstruación endurece y empapa en sudor la luz del sol, pegajosamente
    vestida entre tantos cuerpos, y sin poder
    parar. Harapos de bálsamo en el viento con volandera basura y sucia
    arena, la aviesa opereta en mi cabeza.
    Unos jóvenes beben cerveza danesa y se intercambian
    direcciones: seguro que la próxima vez
    vendrán aquí juntos.
    Se tocan sus cuerpos relucientes con afable, distraída, clara evidencia.
    ¡Qué sabran ellos de años de desamor!
    ¡Habéis visto jamás vosotros un vacío, una violencia!
    Harapos de bálsamo sobre las olas Las banderas del hotel
    restallan al viento, ¿quién me llevará a casa? Los zapatos resbalan sin guía
    en la arena Ciega de sol de oscuridad, aroma de rechinantes
    pasillos de hotel semejante al aroma de otros pasillos de hotel.
    Vivo en una cantera, taladran justo debajo.
    Al otro lado del tabique se entrelazan dos todos los días a las dos y cuarto
    durante dos y medio a cuatro minutos. Luego se duchan.
    Y yo, sentada en la cama, apesto, veo
    la lupina araña escalar lenta la tapia resquebrajada
    sobre el césped justo junto al cubo del frambueso.
    Música de transistores, gritos al viento, risas Gente
    por doquier en los miradores
    somnolescente con sus vasos al calor abrumante del mediodía.
    ¡He pagado mi viaje! ¡Vida normal ansío!
    Y el gato tuerto agita el rabo
    miedoso de golpes y descarado en torno al dobladillo de mi falda
    junto a la taberna: ser gata y mendigar comida de vez en cuando
    a los turistas que el sol asa en crudo.

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39877
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Tua Forsström (1947- Empty Re: Tua Forsström (1947-

    Mensaje por cecilia gargantini Lun 16 Oct 2023, 15:04

    Nos hemos habituado a mañanas sin orillas
    junto al desembarcadero, la bruma
    cerniéndose sobre el agua como olvido y sueño.

    Tiene imágenes muy bellas!!!!!!!!!!!!
    Gracias Pedro. Besossssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44176
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Tua Forsström (1947- Empty Re: Tua Forsström (1947-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 17 Oct 2023, 03:47

    Gracias a ti por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44176
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Tua Forsström (1947- Empty Re: Tua Forsström (1947-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 17 Oct 2023, 04:26

    .


    De El leopardo de las nieves (1987):


    MUCHAS GRACIAS POR TU AMABLE ENVÍO...

    "En las noches llenas de abrazos
    caemos de cercanía en cercanía,
    y donde el amanEcer se funde
    somos piedra que se precipita".

    RAINER MARIA RILKE

    Muchas gracias por tu amable envío.
    Siento tener que devolvértelo todo:
    tijeras hay por todas partes, la piedra crece
    en los montes, y las cadenas eran demasiado pesadas
    incluso para Selma, mi vaca.
    Basta ya de Flores del Mal y de tantas cosas
    por el estilo.
    Mi madre solía decir que yo era una niña monísima,
    pero ya he dejado de llorar.
    Unas veces es primavera, otras invierno.
    Como un esquí que se desliza.
    La noche era luminosa y la casa se perdía
    en el espacio como una lluvia de estrellas.
    El fuego arde más rápido de lo que se piensa.
    Así es la cosa: una casa se levanta en algún sitio,
    y ¡zas! desapareció la casa.
    En una estampa he visto la universidad.
    Pero ¿dónde pasas tú las noches?
    Encontraron periódicos carbonizados en la nieve
    hasta en el pantano mismo, echo de menos
    a mis padres, pero en algún sitio tienen que estar.
    Todos dicen que no lo debí hacer.
    Tengo bichitos y nieve en el pelo,
    hay que procurar no embarrarse tanto.
    ¡Hay que ser un alumno diligente!
    Las nebulosas son neblinas de basura luminosa.
    Antes yo solía llorar la vida cuanto la muerte, ¿no debería
    sentir dolor por Selma?
    Traen la comida en bandejas verdes.
    Tengo muchísima hambre, de modo
    que será mejor comer en lugar de sentir dolor.
    Mi madre solía decir que yo me agitaba como una mariposa
    por la vereda del jardín, pero mi madre ya no llora.
    Mi madre rastrillaba muy bien la vereda del jardín.
    No es bueno comer tanto,
    sí lo es dejar de aburrirse.
    Soñé que me desabrochaban la blusa
    y un hierro enmohecido sangraba profusamente en mi boca
    sobre el suelo. Por lo demás, todo va bien.



    QUERIDA MARILYN MONROE

    Querida Marilyn Monroe:
    He vuelto a leer sobre usted en la prensa.
    Esta usted ante su casa de Beverly Hills
    diciendo: soy el resumen de cuarenta
    habitaciones de hotel solitarias.
    Llevaba un vestido provocativo,
    y hasta el pelo le relucía,claro como una nube.
    Yo nunca he vivido en hoteles,
    y si le escribo es porque conviene evitar a ciertas personas
    en la medida de lo posible.
    Necesito todo cuanto ven
    y la necesitan a usted porque es luminosa
    y como una niña. ¿Sabe usted acaso
    lo que se dice del ministro de justicia?
    ¿o del presidente, o de usted misma?
    Créame, no quiero mezclarme en esas cosas.
    Pero tengo más años que usted
    y no soy tan guapa: hay entre noche y alba
    quienes devoran su vida. Y por las mañanas
    van a misa con los hijos y la santa esposa.
    Todo eso, claro, a mí no me concierne.
    Los periódicos no hacen más que hablar de los nervios.
    Y lo que quiero decir: usted es preciosa en cierto modo.
    Usted tiene algo de todos nosotros
    y habla constantemente de morir, pero nunca
    se ha visto inmersa
    en la honda oscuridad que ahoga
    al hombre en ceniza y noche sin piedad alguna.
    O sea: evite desnudarse a medias.
    No susurre tan raro cuando canta.
    Evite pasear a solas, evite la oscuridad Su casa
    casi no se ve en las fotos entre tanto verdor,
    ¿le interesa la jardinería?




    De La fosa de las Marianas (1990):


    FUE EN LA SOMBRA

    Fue en la sombra de la estancia
    verde, a la sombra de los verdes
    árboles, bajo la sombra de una nube.
    Y fue en uno de esos días
    en que las bestias buscan agua,
    como nosotros frescor
    en un regazo amado o en catedrales,
    en canales sombreados por nubes.
    Como rasgos de un rostro conocido.
    Como una imagen ilumina la noche.
    Igual que un nombre nos diluye
    contra el oscureciente tapiz nocturno
    igual que olvida el claro día
    lo que la noche sabe.
    Como acercarse demasiado y quemarse
    y tartamudear siempre el mismo nombre.
    Como olvidar lo que se ha sido
    en el seno de alguien.
    Como buscar agüeros o pistas.
    Como sangrar por heridas secretas.
    Como una mano tan acariciada
    por otras manos que vienen sin tregua
    hasta tropezar y caer en el grijo.
    Como nos ciega la excesiva luz
    y un ansia penetra luego
    durante años días y estancias.
    El agua clara se enturbia en un vaso,
    ya se oscurece.
    Un día miramos en nuestro derredor,
    y nuestros amados ya no están allí.
    Un día dispersa el olvido
    tus cenizas sobre las aguas.
    Un vacío lo penetra todo,
    una imagen ilumina la noche, hasta que despertamos,
    otoñal es la estación, y fría.

    Fue en la sombra de la estancia
    verde, a la sombra de los verdes
    árboles, bajo la sombra de una nube.



    HASTA QUE TE VES COGIDA

    ¡Hasta que te ves cogida
    y te llevan de aquí!
    Alguien llegó un día
    y te llevó consigo.
    Nunca volverás
    a casa. Volverás como un sueño
    de noche a los mismos
    que quieran conservarte.
    Ya no posees nada:
    tus oídos, tus sandalias.
    Posees tu pobreza.
    Alisas los pliegues de tu ropa,
    te paseas por el jardín interior
    bajo los espaciados
    movimientos del sol
    en el zodíaco.
    Es como si fueses ciega,
    como si realmente vieses.



    LOS PECES SE VAN A LA CAMA

    Los peces se van a la cama cuando cae
    la oscuridad, se cubren de arena y yacen
    quietos en la noche. Los niños entrecierran los ojos con el dedo
    pulgar metido en la boca tras cortinas floreadas. Pero los peces
    voladores se ciernen insomnes bajo la luna
    a seis metros de altura sobre la superficie del mar, a once mil metros
    sobre el fondo del sedimento y fango
    de la fosa de las Marianas.



    LOS MUERTOS SOPLAN

    Los muertos soplan a través del sol y la nieve.

    Los muertos ya no podrán morir más.

    Los muertos tocan la flauta en el agua del mar.

    Los muertos son niños olvidados en la noche.



    EN LA SOMBRA FUE

    En la sombra de la verde estancia
    fue, a la sombra de los verdes
    árboles,
    bajo la sombra de una nube.
    Fue en uno de esos días en que las bestias
    buscan agua.




    De Los parques (1992)


    DE QUÉ SIRVE

    De qué sirve
    ser bella casa junto a la vía férrea
    si no hace más que llover. Si la confundimos
    con cualquier otra cosa, edificios públicos, por ejemplo.
    Si todo en torno a ella no crece nada.
    Antes crecía un bosque. "Por eso da siempre la impresión
    como si un extraño velo de melancolía
    yaciese sobre plantas y animales: todos son
    bellos, símbolos todos de profundos
    pensamientos de creación. Pero ellos no lo saben
    por eso están tan tristes". Se alquilan
    habitaciones para viajeros. ¿Pero qué será de mí
    si me alojo aquí? Sin muebles, con feísimos radiadores.
    Ansiamos dar luz al mundo,
    tornarlo claro como Monteverdi.
    Pero el suelo está desierto. Polvo, huellas
    de zarpas, felinos.



    LA NIEVE SE ARREMOLINA...

    La nieve se arremolina
    sobre el cementerio de Ténala.

    Encendemos luces
    para que los muertos siéntanse

    menos solos, les pensamos sometidos

    a nuestras mismas leyes. Las luces pestañean inquietas:
    los muertos quizá anhelen
    compañía, no sabemos nada
    de sus cosas, la nieve se arremolina.

    Los muertos callan como algodón.
    Un tropel de niños delgados acercándose

    inaudibles Nos miran
    con atención un momento:

    ¿será que olvidan
    o que recuerdan? La nieve

    se arremolina
    sobre el cementerio de Ténala.

    Como cuando se sobrevuela
    una ciudad de noche

    a poca altura: las luces devienen
    autopistas, faros

    de vehículos, se llega
    de algún sitio.

    Luego conduces el coche
    por una carretera, una luz más pestañeante

    del remolino.



    EL PÁJARO NUNCA SE MUEVE...

    El pájaro nunca se meuve
    de día, te has debido equivocar,
    habrás confundido
    sus aleteos con brisa entre el follaje
    de los álamos. Enseguida se encariña uno
    con cualquier cosa: una baratija, zapatos viejos,
    un caballo. El oscuro secuaz síguenos
    síguenos la sensación de derrota
    pero en días claros veo la orilla
    a través de un patrón recortado en papel de seda
    ¡en días claros no veo absolutamente nada!
    Ya no sé cómo pasa el tiempo,
    es imposible no hacer nada.
    Hay que fingir que algo nos interesa:
    una constelación de casas, un cielo
    nublado. Es como si alguien nos cantase
    una canción monótona, oscura.


    TUA FORSSTRÖM, Antología poética, traducción de Jesús Pardo, Endymion, 1994.


    Contenido patrocinado


    Tua Forsström (1947- Empty Re: Tua Forsström (1947-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 29 Feb 2024, 08:43