Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 977993 mensajes en 45264 argumentos.

Tenemos 1524 miembros registrados

El último usuario registrado es Gustavo Trejo

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 44 usuarios en línea: 6 Registrados, 0 Ocultos y 38 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Antonio Urdiales, Chambonnet Gallardo, javier eguílaz, Pascual Lopez Sanchez, Pedro Casas Serra, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Diciembre 2022

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty

2 participantes

Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39030
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 05 Oct 2022, 13:59

.


Darío Jaramillo Agudelo
(Santa Rosa de Osos, Antioquia, 28 de julio de 1947) es un poeta, novelista y ensayista colombiano, considerado el principal renovador de la poesía amorosa en Colombia y uno de los mejores poetas tanto de la llamada "generación desencantada" como de la segunda mitad del siglo xx.

Biografía

Vivió en Santa Rosa hasta los siete años​ y realizó estudios de bachillerato en Medellín. Su pasión por la lectura comenzó por su padre, a quien escuchó recitar los primeros versos​ y quien estaba dispuesto a mostrarle las enciclopedias, diccionarios y antologías de poesía que coleccionaba.​ Inicialmente quiso ser ingeniero civil, iniciando estudios en la Facultad de Minas de la Universidad Nacional. Finalmente se graduó como abogado y economista de la Universidad Javeriana de Bogotá.​

Durante años, desempeñó importantes cargos culturales en organismos estatales y fue miembro de los consejos de redacción de la revista Golpe de Dados y de la fundación particular Simón y Lola Guberek.​ También llegó a ser profesor de su universidad.​

Fue llamado por el presidente Belisario Betancur para que se encargara de toda la actividad cultural en el Banco de la República.​ Desde 1985 y hasta agosto de 2007 lideró la política cultural al frente de la Subgerencia Cultural, mediante la cual buscó preservar las colecciones, ordenarlas y ponerlas al servicio de todo el país.​ Ejerció este cargo hasta su retiro.​

En 1989 sufrió un accidente durante un atentado a Fernando Martínez, arquitecto y dueño de la finca Las Mercedes en Sopó, Cundinamarca. A las seis de la tarde, Darío se bajó a abrir el candado del portón de la finca para regresar a Bogotá y una carga de metralla estalló, lo levanta unos diez metros del piso y lo hace desandar el camino. Como resultado le amputaron la pierna derecha. De acuerdo a Darío, posiblemente querían espantar a Fernando de su finca para hacer travesuras con sus animales, todos muy valiosos.​

En los setenta, publicó su primer libro. En compañía de Álvaro Miranda, Henry Luque Muñoz, Elkin Restrepo y Juan Gustavo Cobo le dieron vida a Ohhh, una antología colectiva financiada grupalmente. El grupo fue bautizado como la "generación sin nombre. La mayor parte de su obra la ha publicado con la Editorial Pre-Textos, de Valencia, España.

(Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Dar%C3%ADo_Jaramillo_Agudelo )


*


Algunos poemas de Darío Jaramillo Agudelos:



De Historias, 1974:


INSTRUCCIONES PARA ESCRIBIR UN POEMA

Lo dificil de un poema está en escribir el primer verso
(y el segundo), pero luego de ese laborioso comienzo,
después de la lucha con el aburrimiento,
usted podrá situar estratégicamente el nombre de una flor,

Inventarse una muñeca de luz que alumbra el opaco
quinto verso (así hará un implícito homenaje a Agustín Lara)
o aun robarle a un amigo la imagen de la sombra de un árbol que
.....lentamentee destruyó una casa;
puede intentarse um arrebato de ira

cuidándose de insinuar un trágico presentimiento.
Otro camino puede ser relatar la historia
de una guitarra desgarrándose en música uma noche de lluvia;

este es el âmbito ideal para un cuerpo de mujer,
para un beso o para el olvido.
Hasta aqui, Violante, tenemos ya un soneto (razón por la cual es
.....mejor no seguir adelante).




De Tratado de retórica -o de la necesidad de la poesía, 1978:


LIBRO DE LAS MUTACIONES, 7

Un silencio vestido de fango,
el tartamudeo abatido del agua que gotea, el graznido del amor fugaz
con una puta, hace dos años en septiembre; el hastío, esa lenta langosta
que me niega el olvido; la sombra de la casa en la memoria, la mañana,
un sueño que se agota, el árbol casi seco, el ruido de una llama.



RAZONES DEL AUSENTE

Si alguien les pregunta por él,
díganle que quizá no vuelva nunca o que si regresa
acaso ya nadie reconozca su rostro;
díganle también que no dejó razones para nadie,
que tenía un mensaje secreto, algo importante que decirles
pero que lo ha olvidado.
Díganle que ahora está cayendo, de otro modo y en otra parte del mundo,
díganle que todavía no es feliz,
si esto hace feliz a alguno de ellos; díganle también que se fue con el corazón vacío y seco
y díganle que eso no importa ni siquiera para la lástima o el perdón
y que ni él mismo sufre por eso,
que ya no cree en nada ni en nadie y mucho menos en él mismo,
que tantas cosas que vio apagaron su mirada y ahora, ciego, necesita del tacto,
díganle que alguna vez tuvo un leve rescoldo de fe en Dios, en un día de sol,
díganle que hubo palabras que le hicieron creer en el amor
y luego supo que el amor dura
lo que dura una palabra.
Díganle que como un globo de aire perforado a tiros,
su alma fue cayendo hasta el infierno que lo vive y que ni siquiera está desesperado
y díganle que a veces piensa que esa calma inexorable es su castigo;
díganle que ignora cuál es su pecado
y que la culpa que lo arrastra por el mundo la considera apenas otro dato del problema
y díganle que en ciertas noches de insomnio y aun en otras en que cree haberlo soñado,
teme que acaso la culpa sea la única parte de sí mismo que le queda
y díganle que en ciertas mañanas llenas de luz
y en medio de tardes de piadosa lujuria y también borracho de vino en noches de lluvia
siente cierta alegría pueril por su inocencia
y díganle que en esas ocasiones dichosas habla a solas.
Díganle que si alguna vez regresa, volverá con dos cerezas en sus ojos
y una planta de moras sembrada en su estómago y una serpiente enroscada en su cuello
y tampoco esperará nada de nadie y se ganará la vida honradamente,
de adivino, leyendo las cartas y celebrando extrañas ceremonias en las que no creerá
y díganle que se llevó consigo algunas supersticiones, tres fetiches,
ciertas complicidades mal entendidas
y el recuerdo de dos o tres rostros que siempre vuelven a él en la oscuridad
y nada.



OTRA ARTE POÉTICA UNA: LA PALABRA

Estamos de acuerdo;
por una vez concedamos que ustedes, los poetas,
tienen la razón; que tienen
toda la razón: sí, las palabras
se gastan, las palabras
envenenan todo lo que tocan.
Digamos que acertaron, que dieron
en el blanco, que cogieron
la cosa por donde era;
digamos que hay palabras metálicas
que si caen desde cierta altura
pueden matar a una persona
y que hay palabras en forma de ceniza
que explotan como pólvora,
y que hay otras palabras que son flores
que se marchitan en un día
—como las de este verso de doble faz,
útil para floreros y promesas–
y que hay otras que se huelen y se tocan y se miran
y palabras detergente
y palabras perfume y que también está la palabra
silencio. Digamos, en fin, que hay palabras
como la palabra caravana o la palabra
sombra, sin mencionar la conocida
rosa. Pero ya estamos llegando
al límite. Las palabras, son palabras, poetas,
y yo no puedo hacer nada por ustedes.




De Poemas de amor, 1986:


1

Ese otro que también me habita,
acaso propietario, invasor quizás o exiliado en este cuerpo ajeno o de ambos,
ese otro a quien temo e ignoro, felino o ángel,
ese otro que está solo siempre que estoy solo, ave o demonio
esa sombra de piedra que ha crecido en mi adentro y en mi afuera,
eco o palabra, esa voz que responde cuando me preguntan algo,
el dueño de mi embrollo, el pesimista y el melancólico y el inmotivadamente alegre,
ese otro,
también te ama.



2

Podría perfectamente suprimirte de mi vida,
no contestar tus llamadas, no abrirte la puerta de la casa,
no pensarte, no desearte,
no buscarte en ningún lugar común y no volver a verte,
circular por calles por donde sé que no pasas,
eliminar de mi memoria cada instante que hemos compartido,
cada recuerdo de tu recuerdo,
olvidar tu cara hasta ser capaz de no reconocerte,
responder con evasivas cuando me pregunten por ti
y hacer como si no hubieras existido nunca.
Pero te amo.



4

Algún día te escribiré un poema que no mencione el aire ni la noche;
un poema que omita los nombres de las flores, que no tenga jazmines o magnolias.
Algún día te escribiré un poema sin pájaros ni fuentes, un poema que eluda el mar
y que no mire a las estrellas.
Algún día te escribiré un poema que se limite a pasar los dedos por tu piel
y que convierta en palabras tu mirada.
Sin comparaciones, sin metáforas, algún día escribiré un poema que huela a ti,
un poema con el ritmo de tus pulsaciones, con la intensidad estrujada de tu abrazo.
Algún día te escribiré un poema, el canto de mi dicha.



8

Tu lengua, tu sabia lengua que inventa mi piel,
tu lengua de fuego que me incendia,
tu lengua que crea el instante de demencia, el delirio del cuerpo enamorado,
tu lengua, látigo sagrado, brasa dulce,
invocación de los incendios que me saca de mí, que me transforma,
tu lengua de carne sin pudores,
tu lengua de entrega que me demanda todo, tu muy mía lengua,
tu bella lengua que electriza mis labios, que vuelve tuyo mi cuerpo por ti purificado,
tu lengua que me explora y me descubre,
tu hermosa lengua que también sabe decir que me ama.



10

Que nadie toque este amor.
Que todos ignoren el sigilo de nuestro cielo nocturno
y el secreto sea el aire dichoso de nuestros plácidos suspiros.
Que ningún extraño contamine el sueño tuyo y el mío:
cualquier visitante es un invasor en el tibio ámbito donde habitamos;
aquí el tiempo es agua fresca en movimiento, apenas sutil vuelo,
y todas las gentes viven muy lejos de nuestro jardín alucinado,
ajenos a nuestro paraíso secreto.



12

Todo tuyo siempre todavía.
Tuyo todo por siempre hasta hoy y luego,
tuyo siempre porque para ser lo necesito,
siempre todo tuyo,
siempre aunque siempre nunca sea,
todo íntegro tuyo siempre y hasta ahora
más el próximo nuevo instante cada vez.
Con todo el tiempo el mundo a nuestro alcance,
todo el tiempo del mundo que es igual a la próxima noche,
todo tuyo siempre todavía.
Seguro de sobrevivir mañana tuyo,
siempre tuyo desde hoy en cada mañana de mañana.
Enamorado de ti, siempre y ahora, sin recuerdos,
en presente siempre amándote,
eternamente tuyo,
todo tuyo siempre todavía.



DE LA NOSTALGIA, 1

Recuerdo solamente que he olvidado el acento de las más amadas voces,
y que perdí para siempre el olor de las frutas de la infancia,
el sabor exacto del durazno,
el aleteo del aire frío entre los pinos,
el entusiasmo al descubrir una nuez que ha caído del nogal.
Sortilegios de otro día, que ahora son apenas letanía incolora,
vana convocatoria que no me trae el asombro de ver un colibrí entre mi cuarto,
como muchas madrugadas de mi infancia.
¿Cómo recuperar ciertas caricias y los más esenciales abrazos?
¿Cómo revivir la más cierta penumbra, iluminada apenas con la luz de los Beatles,
y cómo hacer que llueva la misma lluvia que veía caer a los trece años?
¿Cómo tornar al éxtasis de sol, a la luz ebria de mis siete años,
al sabor maduro de la mora,
a todo aquel territorio desconocido por la muerte,
a esa palpitante luz de la pureza,
a todo esto que soy yo y que ya no es mío?



DE LA NOSTALGIA, 9

Vana memoria que no puede traerte desde lejos,
que no te vuelve carne, risa gentil o canto.
Vana memoria mía incapaz de abrazar lo más mío,
incapaz de acariciar tu piel distante,
vana y obsesiva memoria que solamente alcanza a repetirme por quién vivo,
que respiro por este amor invulnerable y sin rutinas.
También ausente eres mi presencia más cálida,
mi más pura nostalgia.


Última edición por Pedro Casas Serra el Jue 06 Oct 2022, 12:37, editado 1 vez

cecilia gargantini
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36477
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 69
Localización : buenos aires

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por cecilia gargantini Miér 05 Oct 2022, 15:46

Me gustaron mucho sus poemas de amor y cuando habla de la poesía en sí y de la palabra.
Gracias Pedro!!!!!!!! Besossssssssss
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39030
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 06 Oct 2022, 03:09

Gracias por tu interés, Cecilia. Creo que los poemas que aúm me quedan por publicar de él también te gustarán.

Un abrazo.
Pedro

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39030
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 06 Oct 2022, 13:06

.


De Cuánto silencio debajo de esta luna, 1992:


PARQUE BOLÍVAR

Las once de la noche del domingo en el parque.
Es agosto y un viento frío mece los árboles:
ya es la hora del silencio en la fuente
y unos pocos transeúntes caminan rumbo a casa con el cine en las pupilas.
Por mi ventana, mezclado entre la brisa, entra el canto armonioso de una trompeta:
un hombre sentado en la escalera del atrio a las once de la noche del domingo
improvisa unos sonidos
y después la brisa me trae viejas canciones conocidas que vienen del pasado;
torna a Sorrento, Frenesí, una samba brasileña cuyo nombre he perdido entre las cosas obvias,
soñar y nada más...
El sonido me obliga con su conjuro a mirar por la ventana,
veo la lluvia caer sobre la música
y las notas parecen pececitos de colores
y el agua brilla bajo la luz de los neones del parque,
bailando al son de la trompeta.
Luego vendrá el silencio
y los pasos de un hombre desconocido
alejándose
con una trompeta bajo el brazo.




De Bogotá mía, 1998;


2

De súbito mirando por la ventana de un hotel
me cala tu amor, Bogotá mía:
con el atardecer rojo en la vidriera de un inmenso edificio,
con tu sol rojo de las cinco y media sobre las parejas del parque,
.....lejano, de visitante, de huésped,
me sé tuyo, Bogotá mía, azul y gris y roja.
Bogotá mía con los buses más hediondos del mundo,
ciudad de burócratas salvada por los urapanes.



13

Bogotá siempre con ganas de llover,
aún bajo el sol amenaza la lluvia o cae,
llovizna o aguacero, siempre a punto,
parte del paisaje,
ciudad de los paraguas.
Bogotá del cielo gris, cielo de mercurio opaco,
Bogotá de velo,
de aire sucio purificado por la brizna.



17

Mi casa es Bogotá.
Si no es Bogotá soy un turista.
Mi casa es un hotel de Bogotá.
De resto soy un explorador o un peregrino.



20

Bogotá tiene ángel,
un ángel que no  está en las calles desangeladas,
un ángel que no habita en su mezquina arquitectura,
un ángel que no ven los que conducen un monstruo
de dos mil kilos de metal
sin piedad quemando gasolina.
Bogotá tiene ángel,
un ángel que no se funde con las piedras,
un ángel que nunca ha sido de ladrillo,
un ángel verdadero y por eso invisible.
Aunque usted no lo crea,
Bogotá tiene un ángel,
un ángel que la mira desde un cielo azul o gris,
un ángel que seca el aire,
un ángel que refrigera el aire,
un ángel que es de aire,
inasible y presente,
un ángel que solamente sienten
aquellos que han amado esta ciudad sin atributos.




De Aunque es de noche, 1999:


ENCUENTROS

Apareces una tarde de sábado
un viento cálido te trae después de casi dos años
desde tres mil kilómetros, desde el otro lado de la tierra
y llegas a esta cama a incendiarme.
Poco a poco descubro de nuevo tu cuerpo que nunca conoceré del todo,
revivo tus estremecimientos cuando rozo tu nalga con mis dedos
aprendo de nuevo, no del todo, aprendo feliz el calor de tu lengua,
la manera lenta de mecerte, cómo me vas llevando contigo a la nada,
todo es nuevo en absoluto y a la vez remueve la memoria de los
.....huesos, registros de otras eras geológicas,
de cuando fuimos parte de la misma llama.
Tus dedos pesiguen las huellas que antes dejaron en mi pecho,
lentos exploran el lugar donde tu fuego me marcó,
tu olor me penetra por la piel como si vinieras a marcarme, a reconocer
tu antiguo territorio
hasta llegar al inagotable sabor de tu centro.




De Cantar por cantar, 2001:


AMORES IMPOSIBLES

2

Un amor imposible es el más feliz de los amores.
O puede serlo.
Basta que creas que es posible un amor imposible
y esto hará la felicidad del amor imposible.
Puede que seas el amor imposible de tu amor imposible.
Pero esto es un milagro.



5

Que no nos vengan con los azarosos amores posibles,
que ni a ti ni a mí sus ansias nos toquen,
que no haya cuerpos que contaminen esta deliciosa entelequia,
que tú sigas siendo sin saber lo que eres,
un amor imposible,
y que yo te ame sin cree nunca que te alcance.



7

Todos los amores imposibles son eternos,
el tiempo no los toca
y no existen traiciones entre los amores imposibles.
Amo con toda intensidad, amo sin límites
a cada uno de mis amores imposibles.
A veces el olor del café trastoca el orden de los años
y voy a dar a la madrugada
de un resplandor que a mí me alumbra
o de pronto la voz de Janis Joplin
me ensarta en una noche cítrica,
de alambre,
la noche del hechizo,
puede ser una forma precisa de mecerse el viento entre los árboles
y la danza del cuerpo,
la eterna danza de un cuerpo eterno
entre la eterna danza de la brisa.
Los eternos amores imposibles
no se tocan, no se cruzan, no pueden verse entre sí,
no existen los celos entre los amores imposibles,
son perfectos los amores imposibles.



8

Aquí se habla de la comodidad de los amores imposibles.
A prueba de ruido o de silencio,
los amores imposibles van con usted en el avión
con tarifa igual a cero.
Los amores imposibles son baratos y felices
los amores imposibles duermen con la lámpara prendida o apagada,
madrugan si usted los necesita
y están siempre disponibles
para que los amemos.
Poseen los amores imposibles un repertorio interesante de cualidades negativas:
no son celosos los amores imposibles,
no reclaman nunca por poco o por mucho,
no usan las mentiras del amor;
generosos, los amores imposibles les dejan a los amores posibles
todas las mentiras del amor,
no incuplen citas,
no te quieren llevar a donde no quieres ir,
no mienten, no exasperan,
no distinguen entre el usted y el tú.
Los amores imposibles no lo aburrirán a usted.



11

Altar donde te invoco,
ara de ofrendas ante la mención de lo sagrado:
una pregunta, una mirada,
el vello suave de tu brazo izquierdo,
el miedo de que noten los otros que por ti me muero,
tu risa entre un silencio que sólo quiere oír tu risa,
Un viaje, una postal, este poema,
mi remoto amor imposible,
ahora te invoco,
ahora te invoco y vuelvo a embriagarme de un instante de cielo,
de mi más lejano amor imposible.



13

Amores imposibles
ineficaces como la compasión,
como la compasión necesarios.
Amores imposibles que te acompañan con más intensidad
que los amores posibles.
Amores imposibles que te dan la dimensión de tu soledad,
que llenaron de presencias tu soledad,
que le dieron sentido a tu soledad.
Amores imposibles que hicieron imposible
la sola soledad.
Amores imposibles que son la soledad acompañada.



14

Algo por ahí quiere ser luz,
una palabra viene con vocación de destello,
una palabra que llega hecha cenizas.
Un abrazo viene con calor de entraña
y antes de llegar se desvanece en aire:
nunca lo escucharás,
nunca sentirás la piel de tu amor imposible,
nunca sabrás a qué huele.
Pero su compañía acortará las esperas,
irás solo y abrazado a tu dichosa nada,
acorazado contra el tedio,
de algún modo sereno.



18

Yo fui lentamente a tumbos perdiéndome.
DAMIÁN BAYÓN

Yo fui lentamente a tumbos perdiéndome
sin rumbo y contra las paredes,
yo me aniquilé por capricho de un mal amor posible.
Sufrí. Descendí a los infiernos, a varios infiernos,
usé las máscaras más degradantes, repté.
Sufrí.
Vinieron a salvarme los amores imposibles,
amores sin astucia y sin heridas,
amores curativos que no existen.



21

A estas alturas rodando
literalmente rodando
asumo mi destino,
araño cielos, tiento paraísos,
busco la clave que me traspase,
sin buscarla la busco,
la llave es un torso, un gesto,
la sonrisa de un amor imposible
o de otro amor imposible.
Los amores imposibles
-es tan evidente que siempre lo olvido-
son partes de ese mundo imposible
que es mi mundo verdadero.



APARICIONES

No son carne o espíritu
tampoco son la confusa mezcla de ambos,
ni bestias ni ángeles
ni su desquiciado promedio.
Son destellos,
huecos de tiempo llenos de luz o sin ella,
galopes sobre la luna,
seres que invento y son mi vida,
entrevisiones del jardín sagrado,
formas de poesía,
milagros en metáfora de cuerpo,
metáfora incompleta sin tacto ni perfumes,
metáfora total, plenitud donde no existe el tiempo,
donde no existen los efímeros tactos y perfumes que están dentro del tiempo.



APARICIONES

Posees el gozo de su risa
pero debes saber que partirá.
Te inunda su alegría
te ilumina su rotunda carcajada
con una luz muy dulce,
pero no ignores que se irá.
Ella fluye,
ella es un líquido que detesta estancarse
ella es un pájaro que anida y emigra,
ella se irá.
Ella se irá y te dejará una marca de amor
que solamente curarás con su regreso efímero.
Entonces la verás de paso
y será como tropezar con el sol de la mañana
descubrir de nuevo su alegría,
nadar en ella
plácido
hasta un próximo encuentro inesperado.



HOLA, SOLEDAD

Bienvenida, vieja amiga, te creí ausente y aquí estabas escondida, confundida conmigo;
bienvenida, ahora que te veo, bienvenida a tu más propia casa, el latido de mi sangre,
a ti te acojo en el tiempo largo del poema, en el suave sueño, en el hormigueo de mi mano izquierda,
báñate conmigo, una ducha caliente que golpee la espalda,
-ah, desnudos sí que tú y yo somos uno solo-,
préstame una de tus camisas blancas de algodón,
ven, tomemos café, sin azúcar: así lo bebo solamente contigo,
amiga, ladilla, sombra,
y fumemos viendo el cambio de color de la montaña, fúndete conmigo para que pueda mirar cómo amanece,
ven cántame una canción, aguántame la risa de gozarte hasta el tuétano, generosa mía,
llévame así, apacible, a este o aquel libro, deja que te lea en voz alta y dime si te aburres,
vuélvete música, almohada; convierte, maga, tu sustancia en humo, en el umbral de las visiones,
liba conmigo la euforia santa del silencio,
alucina, muchacha de mi vida, y cuenta tu cuento mientras yo, torpe, tomo tu dictado:
tacha siempre toda espera o esperanza,
que no sienta el tiempo,
y baila conmigo la danza de la sonrisa en el ojo de la mente
hasta caer, inesperadamente juntos, fulminados.



CANCIÓN

Aquí conmigo, un primero de octubre, tarde líquida de sangre y agua y saliva,
aquí conmigo, en la noche de hotel y en el aliento del brandy y el café,
aquí conmigo, domesticada y sin ansias, hecha de despojos,
aquí conmigo mi soledad, materia inerte, ya sin queja y sin tremor:
con ella no escondo cartas entre la manga, no tengo cartas, no tengo mangas, estoy desnudo
con mi música, aquí conmigo, lejos del apresuramiento y de las balas,
ajeno al acoso de la cita y del teléfono, incólume tras el descendimiento a los infiernos.
Me pongo la máscara, me quito la máscara, busco otra máscara, voy descarándome.
Perdí mi rostro y lo recojo ahora,
en esta noche de hotel, cuando mi soledad se vuelve tibia,
transparente
y repaso sereno las agonías:
¿Adónde he quedado yo, tras tanta máscara?
Sólo el miedo permite seguirme tras el tiempo,
si bien cabe atribuirlo todo a una conjura:
¿alfileres sobre una foto mía? ¿Un rezo? ¿Malas artes de la brujería y el halago?
Mentiras. Soy el dueño de mis dichas y mi miedo
y de unos blancos senos que ocupan cinco años de mi vida.
Y ahora, aquí conmigo ahora, en esta medianoche,
está ella silente como un gato, mi soledad llena de pasadizos
como un hormiguero abandonado.



CANTO A MI CAMA


Mi cama es la cama de todos los días.
Aprendí hace mucho las sombras que se ven desde mi cama,
a tientas llego fácil en mi cama al volumen de la música,
al suiche de la lámpara, a mis gafas,
mi cama me acoge cada noche, se abre en la forma de cada músculo mío,
mi cama tiene la prueba de que no existo sino en sueños
y mi peso que se tiende en ella como si flotara
respira para que bailen los dioses de la noche,
fantasmas varios y alucinaciones de la insomne duermevela,
cada noche jardín distinto o variado infierno,
estremecimientos que ni yo conozco y que mi cama conoce,
desgarraduras y éxtasis que mi cama sabe.
Cama que me conoces solitario, quieto, difunto casi,
cuánto te agradezco que me entrenes
para que la muerte así me llegue,
sobre ti,
y te queden mis sueños,
mi única sustancia.



DESOLLAMIENTOS

...the seafaring man with one leg...

R.L. STEVENSON

Sin pie mi cuerpo sigue amando lo mismo
y mi alma se sale del lugar que ya no ocupo,
fuera de mí:
no, no hay aquí símbolos,
el cuerpo se acomoda a la pasión,
y la pasión al cuerpo que pierde sus fragmentos
y continúa íntegro, sin misterios incólume.
Contra la muerte tengo la mirada y la risa,
soy dueño del abrazo de mi amigo
y del latido sordo de un corazón ansioso.
Contra la muerte tengo el dolor en el pie que no tengo,
un dolor tan real como la muerte misma
y unas ganas enormes de caricias, de besos,
de saber el nombre propio de un árbol que me obsede,
de aspirar un perdido perfume que persigo,
de oír ciertas canciones que recuerdo a fragmentos,
de acariciar mi perro,
de que timbre el teléfono a las seis de la mañana,
de seguir este juego.



CONJURO

¿Por qué no tu boca aquí,
por qué no sobre mi piel tu aliento
por qué no adentro yo de tus abismos?



ENCUENTROS

Arrodillado te degusto
te lamo y lamo
olfateo cada parte de ti
te aprendo con labios y nariz
te estremezcoy ensalzo
subo y bajo
lengua de pezón a pubis
lengua de boca a oreja
interminable.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39030
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 07 Oct 2022, 07:17

.


De Gatos, 2005:



Nube en forma de gato:
gato que come lunas,
sigiloso carnívoro del cielo,
disfrazado de nube
o embozado en lo oscuro,
gato que devora estrellas.
Agazapado, vigila las órbitas
y las engulle en la noche,
gato que come lunas.



*



Estados de la materia.
Los estados de la materia son cuatro:
líquido, sólido, gaseoso y gato.
El gato es un estado especial de la materia,
si bien caben las dudas:
¿es materia esta voluptuosa contorsión?
¿no viene del cielo esta manera de dormir?
Y este silencio, ¿acaso no procede de un lugar sin tiempo?
Cuando el espíritu juega a ser materia
entonces se convierte en gato.


*



Sabiduría del gato:
hacer pereza todo el día sin llegar nunca al tedio.
Materialización del gato:
cuando el gato se convierte en materia, saca las uñas.
Astucia del gato:
fingir que es un animal doméstico.
Silencio del gato:
los gatos guardan todos los secretos de la noche.
Misterios del gato:
todo en el gato es misterioso.


*


Los gatos existen para ser amados.
Esto justifica la existencia de los gatos.
Ratones y pájaros sucumben ante ellos por amor.
Su mirada y su gracia los seduce un instante antes de caer
y al morir creen que son alimentos de Dioses.
Los gatos existen para ser amados.
Los gatos no sirven para amar.
Los gatos sólo saben ser amados.


*


Los gatos no lloran.
Los gatos no tienen motivos ni tampoco lágrimas.
En cambio saben reír casi en silencio.
Ciertos ronroneos profundos son su risa más sonora.
Casi siempre los gatos están riendo.
Hacia dentro ríen los gatos
sin mostrar demasiada euforia
y sin contarle a nadie que el mundo es gracioso a los ojos del gato.
Cuando bostezan los gatos le sonríen al sueño.
Mientras duermen conversan con los ángeles.
En silencio conversan ángeles y gatos sin saber quienes son cuáles,
poseídos de placidez.
Los gatos no lloran.




De Sebastián Uribe Riley. Liturgia de los bosques, 2006:


SOY VEGETAL

Soy vegetal.
Broté de una semilla,
voy echando raíces
y el amor me hizo florecer por una vez.
Sé cantar cuando pasan los vientos
y quisiera abrazar el nido de algún pájaro.
También sé defenderme en la sequía.
Soy árbol por dentro.
Soy vegetal,
mi especie tiene nombre taxonómico,
está catalogada con una cifra y una clave,
es parte de un herbario.
Soy vegetal.
Mi más profunda vocación
es la quietud.



CAUCHO

El árbol de caucho es líquido,
sus hojas son agua, agua verde que respira,
surtidor detenido.
A su sombra, la tierra nunca está seca
y su tronco es humedad hecha madera.
Porción de selva en mi jardín,
árbol esponja, árbol laguna,
pulsación de los ríos subterráneos,
el verde caucho
viene de las profundidades del mar,
en el caucho no se separaron las aguas de la tierra
desde el primer día de la creación.



CEIBA

Ceiba centenaria
..............que cree
...................hacia dentro
Ceiba centenaria
..............que penetra
...................el viento
Ceiba centenaria
..............que me sabrá
...................muerto



BOSQUE DE OLORES

La casa es aire con perfumes.
De madrugada, mi padre, el médico,
expande por la casa su loción de lavanda.
Al llegar el mediodía, la puerta se abre
y exhala un aire de comino, de ajo,
el perfume propio del almuerzo casero.
Cada tanto, a capricho,
los jazmines impregnan la casa en un amanecer inesperado.
Cuando viene el jardinero y corta el césped,
la más aromática humedad de la tierra
me invade el corazón.
En las noches de sábado,
cuando salen mis padres a fiestas o comidas,
el inolvidable Chanel número cinco
marca los lujos de mi madre
y el olor más profundo de ciertas noches de mi infancia.



EN WALDEN, MASS.

El bosque ha sido devastado.
El lago ha muerto:
perfecto el símbolo de la codicia,
perfecto el mausuleo del progreso.



EN MIAMI, FLA.

Este bosque no es un bosque.
Cada árbol llegó adulto al sitio que señaló el computador.
El desorden del follaje fue previsto con detalle
y el parque centenario fue construido en ocho semanas.
Árboles adultos llegaron de sus bosques
como si vinieran a una colonia de árboles retirados,
igual que los hombres y mujeres del vecindario.



GUAYACÁN

A lo lejos diviso una mandarina gigantesca.
De cerca es un árbol que irradia luz,
un árbol que llora lágrimas sólidas y blandas,
lágrimas amarillas.
El piso está iluminado por las flores.
Todo es una fiesta.
El guayacán celebra las alegrías de mi corazón.



PALMA REAL

La palma danza.
Puede estar quieta y baila,
baila la palma,
flota ingrávida,
palma quieta danzando,
contorno de cadera,
palma remecida por el viento,
sensual palma sostenida por Dios.



SABOR

Fibras enredadas entre la dentadura,
dulzor definitivo,
azúcar que es agua, agua que es azúcar,
jugo entre hilos,
pequeño planeta entre rojo y amarillo,
fruta que se desprende segregando una goma,
fruta amarilla que se sonroja
disculpándose de su propia perfección.
El mango es una prueba
de la existencia de Dios.



YARUMO

Árbol de aluminio, yarumo metálico,
liviana torre eléctrica,
yarumo nunca cerca de otro yarumo,
yarumo isla, mancha plateada,
el yarumo es la protesta
de todos los colores
contra el verde.
Bajo la luz de la luna
el yarumo es el fantasma del mercurio,
su halo tembloroso y brillante.




De Cuadernos de música, 2008:


PIEZAS PARA PIANO

VII

1

Si la lluvia cantara
sonaría como este piano lento
que da vueltas en torno a un solo motivo.
Pero la lluvia no canta.
La lluvia es silencio desde el piso doce.
Y sólo percute contra el vidrio cuando el viento la empuja
y ella suena susurrante o brusca.
Casi siempre la lluvia pasa en silencio frente a mi ventana
y yo intuyo que lleva ganas de cantar un canto triste,
un canto de piano sin palabras posibes.


2

Yo no soy.
Soy las cosas que pasan,
la lluvia bendita.
Si algo soy, soy alguien que ve llover,
que oye llover,
soy un oído entre la música del viento,
una piel entre el frío del viento,
alguien que yace
mientras afuera hay una ciudad que no conozco,
que apenas olfateo.
Soy ese perfume que desconocía.


3

Apunto palabras que acomodo entre dos notas.
Soy un bálsamo.
Palabras como alondra o jacaranda
que vuelan o florecen entre mi libreta.
Las letras de mi jacaranda son negras,
pero la palabra tiene el color de la jacaranda florecida.
Las letras de mi alondra están quietas,
pero la palabra alondra vibra
como el cuerpo vivo de la alondra,
como su canto vibra.




De Sólo el azar, 2011:


2

Moler la masa dellenguaje,
triturarla
y modelar nuevamente los nombres
con una arcilla dócil siempre,
capaz de cambiar
a medida que se transforma el contenido.



3

¿Por qué escribir la noche
si nadie podrá encontrar el signo?
¿A qué decir la fórmula?
Pasa más bien por frívolo:
no hables de Dios con nadie,
cultiva en secreto tu jardín,
sé cauteloso, no grites.



6

Por instantes
la constelación está completa,
intermitente y completa:
bajo destellos cazan
la acción y el verbo.
Revelaciones que no sirven para nada,
allá está el resplandor, la tiniebla
y la inútil certeza:
que moriré
y que soy inmortal como esta flor.



7

¿Quién roba mis gestos?
¿Dónde respiran los hombres que tienen mi cara y mi ademán?
¿Hay adentro lo mismo que afuera?
¿Somos unos solo, fragmentado,
cada pedazo rodando distinto,
partes de un cardumen?



8

No soy,
en primera persona no soy,
mi sustancia forma parte de otra sustancia,
a ella soy fiel sin entender,
equivocándome,
sintiendo dolor, remordimientos,
cada vez que la traiciono.



12

Sólo el azar
llamado aquí destino,
sólo el azar,
un camino ya trazado que ignoro.
Nombro como caos lo que no comprendo:
la confusión está aquí, debajo de la piel
en el pulso y la mirada,
en mis maneras de nombrarme.



14

Sólo el azar me dio la piel que amé
y sólo el azar —o el cansancio—
extinguió el fuego.
Lo que siguió no fue el azar,
es lo que sigue siempre,
la lenta pesadilla del olvido
y luego cierto desprecio
por ese que fui yo y que amaba
y también por el que soy ahora
el mismo que no sabe por qué amó.
Sólo la carne se equivoca.



15

Como un cable diseñado para menos voltaje
acaso mi cuerpo no resiste la claridad.
Mientras la meteria sea mi sustancia
las tinieblas serán la vocación de la carne,
ese pedazo de noche que le cabe a cada cuerpo.



24

Sólo el azar nos dará luz,
sólo el azar o algún designio que ignoro.
Me pregunto si es la luz lo que busco
o busco lo más oscuro de lo oscuro.
¿Acaso las tinieblas serán semilla
de visiones más altas,
de nunca merecidos apacibles silencios?




De Fantasmas, 2013:


EL VIEJO USO DE DISFRAZARSE DE GATO

¿Te has preguntado por qué ciertos gatos nos miran con ojos anticipatorios y parece que ya es mañana mientras nos miran, como si supieran qué te va a pasar?

¿Te has preguntado por qué estás solo en la habitación o en la banca del parque y, como una aparición, en menos de un instante, sin que te des cuenta, un gato silencioso está enfrente y te observa?

¿Y has visto en los techos gatos que no se sabe de dónde vienen, ni cómo llegaron hasta allí y que es imposible saber hacia dónde se dirigen impávidos, tan seguros de lo que hacen?

Pues todos esos son gatos habitados por fantasmas.



Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39030
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 07 Oct 2022, 08:07

.



De Basta cerrar los ojos, 2014:


ENTREVISIONES

Revulsiones de otro día,
el sol más joven entonces y regresa.
Basta un olor,
un aire de lavanda para rebotar en otro siglo,
basta una canción concreta,
esa flor que me dio tu querer,
y vuelvo a tener mis veinte años ridículos y puros,
ajeno, indiferente y expuesto a la vileza,
Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band.
No son recuerdos, son algo menos que recuerdos,
o algo más,
certezas de un instante que desordena la secuencia,
que vienen vibrando desde otra forma del tiempo,
impenetrables constelaciones donde estoy incrustado,
un aroma de jazmín me convulsiona,
desordena los relojes,
me hace estrenar instantes de otros tiempos
y me regresa momentos antes no vividos.



CONVERSACIONES CON DIOS

Venía yo en un avión desde el sur.
De la pampa a los Andes a la selva a mi meseta.
No miraba por la ventana: oía música, dormía y oía música dormido.
No pensaba en nada. Es la mejor manera de ir en un avión.
No pensaba en nada. Es la mejor manera de ir.
No miraba por la ventana: temo a la selva. Temo a ese verde monótono y oscuro, un solo tono de un solo verde que interrumpen pantanos o que los ríos cortan.
No pensaba ni miraba y de súbito Él me habló y me impulsó a mirar la espesa y repelente selva.
Me dijo:
-Cuando soy agua, soy el río Amazonas.
Sólo eso me dijo y lo entendí contemplando el Amazonas a treinta mil pies de altura a velocidad de crucero. Lo entendí: para que exista este río tiene Dios que convertirse en agua.



CHAVELA VARGAS, MIÉRCOLES 31DE MARZO DE 2004

Sobre su pecho un óvalo de plata
que arroja destellos en el punto donde yo levito.
La chamana nota que estoy encandilado
pero en ese instante no lo creo:
imposible que la gran bruja se fije en mi quietud
entre tanta gente que vino para oír su canto.
Somos varios miles los devotos.
Solamente lo sé al final, cuando todos la ovacionamos:
en el mismo instante en que yo le mando un beso
un nuevo destello de plata rebota en mis ojos fijos en ella.
Ella lo ve –o siente mi beso-,
me acaricia con la mirada
y me devuelve mi beso.
Enseguida la imito en ese gesto suyo de abrazar abrazándose
y la vieja reina de la luz de lo oscuro
me retorna desde lejos el abrazo con un calor de cuerpo que contagia mi cuerpo.
Me quedo lelo,
el tiempo detenido en el plenilunio de unos abismos que otros vivieron por mí,
ángeles extraños,
ángeles buenos que conocen el infierno como la casa del hermano,
ángeles buenos que vienen a salvarme con su canto.




De El cuerpo y otra cosa, 2016:


3

Fue malo. Hubo dolor,
fui el dolor,
nada era yo sino el sufrimiento sin fin,
el ahogo y la desgarradura que sentía en la carne.
Era más que carne
esa herida era yo,
esa herida era más que yo.
Ahora ya no importa.



7

Yo soy mi cuerpo me dicen. Lo otro que me habita no soy yo y no llevará mi nombre cuando muera, será parte de un todo sin memoria y yo no seré ni la sombra de lo que fue mi alma. Yo moriré, yo moriré como carne y como yo, pobre y efímero animal, bestia gozosa, y esa otra cosa que es el alma, seguirá sin recordarme más.
Mi fantasma no dirá que fui yo porque yo estaré más allá de sus recuerdos. El cuerpo de mis gozos se extinguirá entre la tierra, será ceniza, y lo otro que estuvo dentro de mí será aliento de otro ser, será parte de otra nada.



11

EL cuerpo está hecho de tiempo, tiempo inexorable, absurdamente simple, tiempo que no entiendo, tiempo curvo, tiempo hueco, ahora mismo hueco.
Tiempo con pasado y con mañana y con un hueco, tiempo con nada, tiempo sin hoy, en mis narices el hueco del presente capaz de no existir y de ser mi única existencia.
Eso es el cuerpo, el cuerpo hecho de tiempo.
El cuerpo y esa otra cosa y esa otra.
El cuerpo y el alma y esa otra.
El cuerpo y el alma y la muerte.
La muerte que es cuando el tiempo ha dejado de pasarnos.
El tiempo, que es el cuerpo.



26

EL presente inasible, el presente que fluye, que ya pasó, que nunca es, el presente que no existe,
el mismo presente en el que existo, el tiempo en que soy, el tiempo en que soy lo que acabo de ser hace sólo un instante, el mismo pero otro,
el presente, mi nada.
En el presente el ruido, el letargo, a veces el dolor en el presente, a veces el orgasmo que es el presente absoluto.
El presente nunca está en el sueño, en el sueño que consiste en borrar el presente, el presente vive en esta vigilia, en este insomnio.



31

HAY alguien nuevo aquí, otro distinto vive entre este cuerpo que soy yo,
alguien que fue bonzo y borracho, alguien cobarde, duro y cobarde, alguien inconforme con la manera como pasa el tiempo, alguien sin culpas ni deseos.
Aquí adentro está otro que acusa mi memoria y pide olvido, tabla rasa para instalar su calma y tomar posesión de mis olvidos, para ser dentro de mí solo silencio,
un silencio que ambos compartimos,
alma nueva y viejo cuerpo.



UNA ELEGÍA

TODAVÍA perduran esas tardes de sol: nada que esperar del mañana,
todo nos lo daba el día que vivíamos,
un pan desordenado del que confía en todo, sueño profundo, sueño quieto,
la mínima certeza de la carne con algo de ternura contra la mala sangre,
una displicente seguridad de que perduraríamos jóvenes, incólumes, sin mancha ninguna en las entrañas.
Todavía existen esas tardes sin desprecio y sin afecto por nada que no fuera nuestro goce:
el mundo entero cabía en el lecho donde nos amamos.
Vislumbro un jardín entre brumas: sentíamos el olor de los jazmines difuminados,
aquella niebla tenía los aromas leves de nuestros cuerpos,
ese perfume que llegó a ser otro perfume,
el olor inextinguible:
todavía cada bocanada de aire me mantiene vivo solamente por la esperanza de aspirar ese olor.
Corazón depredador, cloaca, ruina de un cielo que fue todo lo que yo haya sido:
ahora mi palabra sucia ronda aquellas ruinas de mí mismo:
te amé y eso basta,
abrazado a ti fui feliz,
ahora lo sé,
ahora cuando le perteneces a la muerte.


DARÍO JARAMILLO AGUDELO, Darío Jaramillo Agudelo. Poesía selecta, Lumen, 2019:

cecilia gargantini
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36477
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 69
Localización : buenos aires

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por cecilia gargantini Sáb 08 Oct 2022, 08:57

Sí, querido Pedro, tenés mucha razón. También me gustaron mucho!!!!!!!!!!!!!!!!!
Besosssssssssss y graciassss
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39030
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 74
Localización : Barcelona

Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 08 Oct 2022, 14:58

Me alegro, Cecilia. Agradezco mucho tu interés.

Un abrazo.
Pedro


Contenido patrocinado


Darío Jaramillo Agudelo (1947- Empty Re: Darío Jaramillo Agudelo (1947-

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun 05 Dic 2022, 14:15