Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 984779 mensajes en 45510 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 62 usuarios en línea: 4 Registrados, 1 Ocultos y 57 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

clara_fuente, javier eguílaz, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Enero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Empty

La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Empty La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay

Mensaje por Maria Lua Mar 13 Dic 2022, 20:14

La Argentina, Brasil y Uruguay, cuna del genio gauchesco




La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay 4ZGBOXYZPJGSJNDMYC7O2SDMV4


Las historias de la Argentina, Brasil y Uruguay, en donde se constituye nuestra llamada región gaucha, transitaron épocas distintas, plenas de episodios diversos. Sin embargo, existe entre ellas una estrecha relación y tienen eco en la poesía popular, denominada gauchesca, en la que reflejan la existencia de un mismo ser original y típico: el gaucho.

Esta región gaucha abarca ambas márgenes del Río de la Plata y el estado de Rio Grande do Sul donde el origen de sus pueblos posee base común: es la región en la cual se desarrolló una forma peculiar de vida, la de los gauchos, casi al mismo tiempo y con características muy similares.

Podría citar muchas coincidencias que expresen las características propias de los gauchos argentinos, riograndenses y uruguayos, pero mejor que yo lo dice el mentado payador brasileño Jayme Caetano Braun en su "Milonga de tres banderas": Brasileño y Oriental,/ Riograndense y Argentino,/ Piedras de un mismo camino,/ Aguas de un mismo caudal, (...)

Los rasgos distintivos del hombre de campo en la región gaucha son muy similares: el gaucho se sirve de los recursos naturales necesarios para sus actividades campesinas y usa vestimentas y elementos acordes con esa forma de vida. Lo acompaña una "prenda o china" y su infaltable guitarra, experimenta casi una identificación de amistad con su caballo y es excelente jinete. Es un ser que se siente libre y ama la naturaleza que conoce con admirable precisión. Así lo expresa el poeta uruguayo Elías Regules en "Rumbo": Pisa lomas, cruza el llano,/ Pasa el arroyo y la sierra,/ Como arreglando la tierra/ Con la palma de su mano./Y es tan seguro baqueano/ Aquel resuelto jinete/ Que, cual si fuera un juguete, / Abras, sendas y picadas / Parece que están atadas / Al cabresto de su flete.

El gaucho cuenta con el don original de la expresión de su alma en el canto, que acompaña con la guitarra y que ejerce intuitivamente. Esta capacidad creadora fue la que dio lugar a que surgieran obras literarias originales, como el Martín Fierro de José Hernández, quien lo dice claramente en esta expresiva sextina: Cantando me he de morir/ Cantando me han de enterrar,/ Y cantando he de llegar/ Al pié del Eterno Padre / Dende el vientre de mi madre/ Vine a este mundo a cantar.

Estas obras, surgidas del genio de escritores de cultura urbana pero de auténtica prosapia gauchesca, tratan de conservar el lenguaje propio del gaucho y alcanzan su máxima expresión en el mismo momento en que el mundo que recrean artísticamente inicia su transformación.

Sin embargo, los valores que en sus páginas contienen son siempre vigentes, aún ya iniciado el siglo XXI, en el paisano de hoy, en el que vive el gaucho de ayer: la creencia y confianza en Dios, la devoción a María, el culto de la amistad, la generosa hospitalidad, la valentía ante el peligro, la seguridad en sí mismo, la sobriedad en los hábitos, la certera habilidad física para toda exigencia campestre y, como inimitable don, el genio de payador.

Estos valores, que sin duda provienen del gaucho ancestral, son los que quedaron plasmados poéticamente en obras como Martín Fierro de José Hernández (Argentina), Contos gauchescos, de João Simões Lopes Neto (Brasil) y Rumbo de Elías Regules Uriarte (Uruguay), que por ese motivo son obras siempre de permanente actualidad.



Alicia Lidia Sisca

https://www.lanacion.com.ar/economia/campo/la-argentina-brasil-y-uruguay-cuna-del-genio-gauchesco-nid2282846/


_________________



La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Luna7

A Cuquis Sandoval le gusta esta publicaciòn

Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Empty Re: La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay

Mensaje por Maria Lua Mar 13 Dic 2022, 20:28

Gaucho o gaúcho ( en portugués)


Gaucho​ es la denominación utilizada para nombrar al habitante característico de las llanuras y zonas adyacentesnota 2​ de Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil (Río Grande del Sur), también por la zona austral de Chile (Región de Los Lagos, Región de Aysén y Región de Magallanes), en la región al sur de Bolivia en todo el departamento de Tarija1​ y el chaco chuquisaqueño, en el curso del siglo XVII hasta mediados del siglo xix. Se identificaba por su condición de hábil jinete y por su vínculo con la proliferación de vacunos en la región; además, por las actividades económicas y culturales derivadas de ella, en especial la del consumo de carne y la utilización del cuero.

En cuanto a su ocupación, los sistemas de trabajo impuestos por algunos terratenientes tras la independencia dieron forma al particular régimen clientelar del peón de campo. Y en cuanto a su forma de vida, tenían un estilo pseudo nómada.

A la mujer gaucha tradicionalmente se la ha llamado «china» (del quechua: muchacha y, por extensión, hembra),​ «paisana», «guaina» (en el norte litoraleño), «gaucha» y «prenda».

La figura del gaucho en las culturas argentina, paraguaya y uruguaya, así como en la región de Río Grande del Sur (Brasil) y en la Patagonia chilena es considerada como un icono nacional que representa la tradición y las costumbres rurales. Los gauchos lucharon en las guerras de la independencia y civiles. En torno a su figura se formó la denominada literatura gauchesca, cuyo principal eje temático fue la denuncia de la injusticia social, que tuvo como punto culminante los libros El gaucho Martín Fierro (1872) y La vuelta de Martín Fierro (1879).

Por ser habitante del campo, mantiene semejanza con otros habitantes rurales de a caballo, y sobre todo como jinete, como por ejemplo el huaso chileno, el charro mexicano, el chalán peruano, el chagra ecuatoriano, el llanero colombo-venezolano, el cowboy estadounidense y el vaquero paraguayo (el actualmente llamado «vaquero» en Paraguay muchas veces también ha recibido, por razones histórico-culturales, el nombre de gaucho).​



Etimología

Existen varias teorías sobre el origen del vocablo, entre otras hipótesis, que puede haber derivado del quechua "huachu" (huérfano, vagabundo), del gentilicio guanches o guanchos de los canarios llevados en 1724 para refundar Montevideo, o del árabe "chaucho" (un látigo utilizado en el arreo de animales). Según el investigador Mariano Polliza deriva de la palabra de origen portugués "gauderio" con la que se designaba a los andariegos habitantes de las grandes extensiones de campo de Río Grande del Sur y del este de la Banda Oriental, pasando al Río de la Plata en el siglo XVIII, donde hasta entonces no era conocida, otro supuesto origen sería garrucho palabra portuguesa que señala a un instrumento usado por los gauchos para atrapar y desjarretar a los ganados.

En el árabe mudéjar existía la palabra hawsh para designar al pastor y al sujeto vagabundo. Por otra parte se ha señalado la probable influencia de inmigrantes moriscos clandestinos en la génesis del gauchaje, tal cual lo indicaba Diego de Góngora en sus informes capitulares a la corona española.7​ Aún hoy en Andalucía —especialmente en la lengua gitana caló— se habla de gacho para denominar al campesino y, de modo figurado, al amante de una mujer. En el siglo XVIII, Concolorcorvo habla de gauderios cuando menciona a los gauchos o huasos: "Estos son unos mozos nacidos en Montevideo y en los vecinos pagos. Mala camisa y peor vestido procuran encubrir con uno o dos ponchos...", gauderio parece ser una especie de "latinización" de las palabras antedichas, latinización asociada al término latino —muy conocido entonces, ya que era usual en la liturgia católica— gaudeus, que significa "regocijo", e incluso "libertinaje", es decir la palabra "gaucho" como la palabra "huaso" —metátesis una de la otra— parecen indudablemente plurietimológicas, y forjadas en un contexto temporal y territorial específico, el ámbito ganadero del Cono Sur. A la formación del gaucho también contribuyeron los camiluchos, estos eran los antiguos peones o "camilos" de las Misiones Jesuíticas, los cuales, al ser expulsada la orden jesuítica en 1767 e invadidas las "reducciones", marcharon hacia la región pampeana o llanura de la pampa argentina.




https://es.wikipedia.org/wiki/Gaucho


_________________



La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Luna7
Maria Lua
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 56940
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Empty Re: La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay

Mensaje por Maria Lua Sáb 31 Dic 2022, 19:18

Dalibor Soldatić


LITERATURA GAUCHESCA



El jinete solitario, nómada, vaquero sobre los vastos espacios de la pampa,
el gaucho, ha estado desde siempre presente en la literatura argentina. Hay
gauchos en Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Brasil. Viven en las
zonas rurales y se dedican ante todo a la ganadería, especialmente a domar
caballos salvajes, y la agricultura.
En el caso de la literatura argentina hay que distinguir dos conceptos: la
literatura gaucha y la literatura gauchesca.

La literatura gaucha surge ya en la época de la Colonia y es literatura
popular de tradición oral, de carácter lírico narrativo que transmiten los
ambulantes cantores populares ― los payadores acompañados por una
guitarra o vihuela, quienes cantan e improvisan canciones y poemas sobre
personajes y acontecimientos famosos. Puede decirse que esa poesía y las
modalidades de su realización han servido de punto de partida para la
literatura que apareció en el siglo XVIII y en la que el protagonista será el
gaucho.
La literatura gauchesca apareció a fines del siglo XVIII e comienzos del XIX
en Argentina y Uruguay como parte de un movimiento más extenso de los
escritores hispanoamericanos de esa época: el americanismo.
Efectivamente, después de conquistar la independencia de la Corona
española, cuando se constituyen los jóvenes estados hispanoamericanos,
resulta lógico que se plantee la pregunta: ¿quiénes somos?, o sea la cuestión
de la identidad nacional.
La literatura gauchesca abarca todos los géneros: poesía, narrativa y obras
dramáticas, aunque los máximos alcances se registren en el campo de la
poesía.

La literatura gauchesca eleva la figura de este nómada al nivel de un mito
nacional. Autores cultos se identifican con la figura de esta gente del
campo, ofreciendo el testimonio sobre un pasado irrecuperable. En sus
obras se presentan las zonas rurales, paisajes, la vida del gaucho en las
ásperas condiciones de la pampa, su modo de pensar y actuar. El eje
principal en torno al que gira todo, hasta las ideas políticas, la crítica de la
sociedad y de los gobernantes, igual que diferentes hazañas, sea positivas,
sea negativas, es precisamente el gaucho.
Esto no quiere decir que la imagen del gaucho en las obras literarias sea
siempre positiva. Hay algo romántico en ese destino fatal del gaucho, el
jinete libre y solitario, condenado a desaparecer por las circunstancias
económicas y sociales que se vienen imponiendo. La industrialización del
país exige que el gaucho se incorpore al proceso de la producción moderna.
De hecho, se ve obligado a convertirse en jornalero, sirviente o soldado. Por
eso responde a los cambios que se le imponen muchas veces con la
violencia. A menudo sirve a los caudillos autoritarios, siendo

frecuentemente, al mismo tiempo, víctima de la represión. En qué medida
la literatura argentina ofrece diferentes imágenes del gaucho puede verse
muy bien en el libro híbrido de Domingo Faustino Sarmiento Facundo y la
famosa novela de Ricardo Güiraldes Don Segundo Sombra.

Martín Fierro es considerado el máximo alcance de la literatura gauchesca.
Esta obra de José Hernández figura entre los clásicos de la literatura
argentina. Con Martín Fierro se inicia el culto directo y general del valor y
de la audacia individual del gaucho en su sentido épico. Algunos críticos lo
consideran una obra mitopoética. En ella el gaucho es presentado más bien
como un tipo social que étnico, producto de una ganadería primitiva. De
allí su rechazo a aceptar la modernización, y por ende, la ciudad y la
civilización en el sentido de Sarmiento. Ese gaucho, desafortunadamente,
puede ser utilizado con fines políticos negativos, aunque en su
individualidad rebelde también puede elevarse a niveles superiores.

Martín Fierro fue publicado entre 1872 y 1879. Su autor José Hernández
(1884 ―1886) conoce bien de su propia experiencia el ambiente rural
argentino y sus habitantes. Su imagen del gaucho no es pintoresca ni
folklórica, sino que se empeña en presentarnos un personaje representativo
del gaucho argentino, concentrándose en su modo de vida, de pensar y de
expresarse. La imagen de la sociedad argentina que nos ofrece Hernández
es amarga. Representa al mismo tiempo una protesta contra las injusticias y
la marginalización del gaucho, mientras que enaltece los auténticos valores
espirituales de un mundo natural. Martín Fierro reacciona contra las
autoridades, el ejército, la justicia, la ciudad y la civilización, y se eleva al
nivel del mito del individuo libre que no se deja domar, quien no tolera las
injusticias sociales, la opresión y se empeña por un orden distinto, más
justo.

El argumento es relativamente sencillo. Las autoridades han arrebatado a
Martín Fierro de su familia y de la pampa, y se lo han llevado por la fuerza
para que luche contra los indios rebeldes. La vida en la frontera está
marcada por los abusos, arbitrariedades e injusticias. Al final un Martín
Fierro indignado y amargado va a desertar. Volverá a su pueblo tres años
más tarde para encontrarse con su rancho destruido, mientras que han
desaparecido su mujer e hijos. Se va por la vía de la venganza,
convirtiéndose en el gaucho malo, violento, cae en vicios, siendo
vagabundo, aunque siga llevando en sí lo noble de su naturaleza. En
compañía de otro fugitivo, Cruz, al final de la primera parte, huye de las
autoridades y se refugia entre los indios salvajes. Así se ha presentado a
través de un individuo el mundo mítico idealizado de la pampa que la
civilización moderna y las autoridades vienen destruyendo.

Hernández publicó en 1878 la segunda parte de su poema “Vuelta de
Martín Fierro”, en la que el rebelde vuelve a la civilización y la sociedad de
las que había huido, convencido que al final lo van a comprender. La
experiencia de la vida entre los indios salvajes ha resultado ser negativa.
Después de la muerte de Cruz y un incidente en el que mataron a un niño,
despiertan en Martín Fierro sentimientos nobles, se vuelve contra los indios
y regresa a la civilización.
De nuevo es feliz por haber encontrado a sus hijos, ve un futuro claro,
mientras que detrás de todo permanece la pampa como fundamento de
una Argentina grande en el futuro.

De esta manera se nos ha ofrecido una imagen poética de aquel conflicto
entre la civilización y la barbarie, sobre el cual escribía Sarmiento y que se
resuelve con el respeto a la libertad del individuo y la necesidad de
imponer un orden social que asegure la paz y la prosperidad a la nación.
El poema está escrito en el lenguaje de los gauchos que Hernández, de un
modo original, eleva a un nivel estético superior, creando un lenguaje
original, pero al mismo tiempo verosímil. El gran escritor argentino Jorge
Luis Borges calificó Martín Fierro como una de las cumbres de la literatura
argentina desde el punto de vista estético y literario por más que no
sintiera simpatía hacia el héroe del poema.




file:///E:/Maria%20Lua/Downloads/DOC_40461_Master.pdf


_________________



La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Marialuaf


"Ser como un verso volando
o un ciego soñando
y en ese vuelo y en ese sueño
compartir contigo sol y luna,
siendo guardián en tu cielo
y tren de tus ilusiones."
(Hánjel)





La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Luna7

Contenido patrocinado


La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay Empty Re: La poesía gauchesca de Argentina, Brasil y Uruguay

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 28 Ene 2023, 06:57