Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 984783 mensajes en 45510 argumentos.

Tenemos 1526 miembros registrados

El último usuario registrado es Jose Antonio Taboada

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 40 usuarios en línea: 4 Registrados, 2 Ocultos y 34 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ana Mercedes Villalobos, Lluvia Abril, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

Enero 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty

4 participantes

AURORA LUQUE (1962)

Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por Lluvia Abril Lun 10 Oct 2022, 23:58

AURORA LUQUE
(1962)


ANTOLOGÍA POÉTICA





Sueño




En la pared un rojo pequeño que ilumina





La forma continuaba hasta que todo el paisaje
cayó en un azul oscuro inexorable.
Los tonos rosa se han agolpado ahora en los márgenes.
Yo por un lado. Mi terror por otro. Mi rostro
asciende iluminado. Lentamente. No comparable
a nada.



Y esto existe
hundido como un sueño de barco
oliendo a ojos y a respiración de ahogado.
Ni un dolor
ni una hoja
perturban
el orden hermoso del silencio.





_________________
AURORA LUQUE (1962) - Página 3 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Pascual Lopez Sanchez
Pascual Lopez Sanchez
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 77379
Fecha de inscripción : 29/06/2009
Edad : 71
Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 11 Oct 2022, 00:24

A menudo converso con mis sueños.
Los invito a salirse de la noche
y se sientan, con trajes neblinosos,
junto a mi mesa sucia de papeles.
Y les pregunto sobre su sintaxis
porque se ofenden si hablo de semántica.



Hoy he recuperado de sus manos
un fragmento de ti tan exquisito
como una noche de junio en Gil de Biedma,
un otoño de Keats o aquel sabor a polo de naranja
de las viejas mañanas de domingo.



EXCEPCIONAL.

GRACIAS, LLUVIA.

BESOS.


_________________
"No hay abrazos que paren los cañones
Ni cañones que maten la esperanza." 
                                                             Walter Faila.


[i]Qué triste es acabarse sin mancharse de barro. [/i]
Miguel Sánchez Gatell
cecilia gargantini
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36871
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 69
Localización : buenos aires

AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por cecilia gargantini Mar 11 Oct 2022, 15:01

Gracias, querida Lluvia, por Aurora Luque!!!!!!!!!!!!
Besosssssssssssss
Lluvia Abril
Lluvia Abril
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 49746
Fecha de inscripción : 17/04/2011
Edad : 61

AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por Lluvia Abril Miér 12 Oct 2022, 01:39

Es gratificante sentirse acompañado por acá, mi querida Ceci, así que, gracias mil e igual cantidad de besos, amiga.


_________________
AURORA LUQUE (1962) - Página 3 A7e0350544c190ea42f03998a17f0848
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39463
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 75
Localización : Barcelona

AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por Pedro Casas Serra Dom 18 Dic 2022, 13:35

.


Algunos otros poemas de Aurora Luque:


De Carpe noctem, 1994:


NOCHE DE COPLA



Noche de amor perfecto, amargo, oscuro.
Presente comprendiéndose a sí mismo
hinchado al fin de vida. El mundo,
tal vez innecesario. El vello desprendido
sobre la piel muy húmeda. Anacrónicamente,
la colcha años cuarenta
con cinco japonesas azuladas.



MANUAL DEL FARERO

-Cuando vislumbro un barco
cambio mis luces, dejo
creer perversamente en un consuelo,
una enseñanza plácida: me llaman
faro del falso sur; yo sé que todo es falso.
Soy solidario al fin con el destino
de todos los viajeros: les dejo ser conscientes
entre olas nocturnas
de la estúpida cresta de sus sueños.
El fondo de agua negra les habla de la nada.
Desde la carretera
me divisan los breves automóviles
con parejas furtivas.
Podría aniquilarlos. Pero prefiero hundir
las blanquísimas proas
de esos barcos altivos que creen en el sur.



LA MARINERÍA

Un buque gris con grises antenas y helicópteros.
Bajan los marineros negros de inmaculada
risa. Preservativos y lánguidas medusas
flotando junto al muelle. Un pescador anciano

nada pide a la caña perezosa y combada.
El puerto: la instantánea metáfora del mundo.
Si ese barco invisible supiera de la ruta
de otro viaje invisible -los mapas por trazar

los litorales límbicos, los nombres con el gozo
de penetrar regiones blancas y boreales
o mares incoloros-. Un camarote oscuro,
líquidas vibraciones de luz en la madera,

un rumor en la estela o el sigilo del mar.
Pide viajar en barcos con amnesia. El poeta
desata las amarras. Que se desplacen siempre
el espacio y el tiempo despojados y unidos.



POÉTICA

Un equipaje sobrio
–una escueta sintaxis despojada
y dos pronombres falsos–
para un fin de milenio. Inservible el amor:
ése es el tema. –¿Acaso no me oyes?
¿No basta imaginar que oyes cómo escribo
para que me parezcan
rentables el hastío y la escritura?
–Desherédame, lengua. No te sirvo.
No acudo a las palabras limpiamente.
Sólo acaricio aquéllas que me queman
y que saben a labios o a odisea.
Sólo quiero adular a la familia
de las palabras muertas del amor.
Será inútil seguir. Queda sólo un pronombre.




De Camaradas de Ícaro, 2003:


EL TIEMPO SE NOS ECHA ENCIMA

A unos les es dado
asistir a la danza de las Horas,
esas Horas pintadas
como súbditas claras de la vida,
airosas y fugaces.
Y con melancolías
las ven cruzar aladas y de paso.

Otros solo se cruzan
con el Tiempo enlutado,
con un señor sombrío y lujurioso,
ese tipo de gente
que se acerca y te roza demasiado.
Te atrapa por la espalda,
te humilla contra un muro
el Tiempo posesivo.



CASUS BELLI



El lenguaje no puede con la muerte.
Tampoco el amor puede, créeme.
Se te va a morir todo entre los brazos.
Una noche, de vuelta, entenderás
que el deseo es tu guerra perdida de antemano,
que tus deseos eran tan sólo tu derrota.
Que la muerte se instala previamente,
que compró una por una tus palabras,
una noche, de vuelta, lo podrás entender.

Después de despedir a los amigos
una noche, de vuelta,
se resuelve la esgrima despiadada:
en un rincón, palabras;
en el otro, las sombras.
..........................................Esto lo entenderás
una noche, de vuelta.



EPIGRAMA DEL JOVEN POETA

Eres contemporáneo.
Tu lenguaje apetece por lo visto a la crítica.
Han dicho: -Cotidiano.
Y tú les obedeces sin saber, sin malicia.
Si dijeran: -Rubén.
Rubén escribirías: eres dócil y joven.
(Ya vendrán las indóciles arrugas interiores).
Porque a todos nos llega la hora del desdén.
Cuando grite qué asco esa voz interior
llegará el primer veso del poema mejor.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 39463
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 75
Localización : Barcelona

AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 19 Dic 2022, 07:02

.


De Personal & político, 2015:


QUIROPTEROS

Atención: se ha escapado de libros y pantallas
un mito occidental. Y como un monstruo
habita entre nosotros, con su séquito
de pánicos ahora.
............................Antes era un morboso
asunto de succiones entre adultos.
Castillos quebradizos, capas negras y damas
con los cuellos muy pálidos,
féretros con resorte, mordiscos voluptuosos.
Después vinieron góticos adolescentes nórdicos,
exangües, inquietantes criaturas urbanitas.
El verbo se ha hecho carne, membranas, garras negras,
ojos alfilerinos. Previsto no lo estaba.
El vampiro ha mutado de costumbres.
Ahora el mito se vuelve africano y solar.
Un niño hambriento chupa unos cartílagos
y la sangre le brota por los ojos.

Y no salva el amor como en el cine.



BICHOS

Qué bichos raros somos los poetas.
En nuestra casa apenas nos soportan.
En el trabajo usado para fines nutricios
nos ven como a pedantes infelices.
No les puedes contar de nuevo el mismo sueño.
A solas con nosotros, con la página
acariciada casi de algún otro poeta
infeliz y pretérito,
nos rendimos, ebrios,
en un ritual patético y sedante.

Qué bichos raros somos los poetas.
Un monedero apenas de momentos menudos
de concordia, de ardor y de verdad
es la ganancia mínima que deja
nuestra libresca vida con su magra
maleta malcerrada,
.................................cuando nos detenemos
en alguna estación donde la muerte
con su vagón soberbio y antilírico
frena brusca una noche
y nos va recogiendo en su silencio.



LOS IRRELEVANTES

Cuando voy al trabajo, el semáforo largo antes del río
lo ocupa un chico negro que malvende
falsas bisuterías africanas
y abetitos dudosos para el coche.
Lleva la misma ropa todo el año
y un sombrero tejano o mexicano.
Pero al llegar las ferias múltiples del buen tiempo
el joven, alto, enjuto, se enfunda sobre viejas
camisas muy raídas
un traje de flamenca rojo  y lacio.
Es la melancolía con volantes.
El miedo ruge ahí: no le deja a sus ojos
comunicar ni un brillo de la vida
que solo libre ríe.
.............................El joven alto, enjuto,
cruzó un mar como escapan
los ciervos de un incendio
y ahora la gacela se enfreta, día a día,
a la procesionaria tóxica del tráfico,
a nuestras caravanas de orugas irascibles.

Al volver del trabajo, el semáforo largo antes del túnel
lo ocupa otro chaval. Es rumano, hace mimo,
pide la voluntad, vende pañuelos, lanza besos,
marca pasos de rap, reverencias y bailes,
hace amigos, no tiene tanto miedo.
También viste muy pobre, suda, ríe.
Pudo ser un osezno
que huyó de un bosque ardido danubiano.
Los rescoldos humean, Nosotros, las orugas,
avanzamos en rígidas crisálidas de acero.
Nunca atendemos a los horizontes.
Nunca hablamos del humo tras el mar,
de la tierra quemada,
del extintor, del fuego,
del pirómano.



RAP PARA LA ROMERÍA DE STEVE JOBS

El faraón dormía en una gran pirámide.
En venerables criptas los santos medievales.
En mausoleos de roca los brutos generales.
Los monarcas ingleses en grandes catedrales

y los reyes de España en hoscos escoriales.
Las ciudades acogen a sus sabios y Dantes.
Hoy ha muerto un Leonardo: la gente va a rezarle.
A Steve Jobs lo veneran en el cubo de Apple.

Le han llevado manzanas brillantes y amarillas,
flores, teclados viejos, poemas y estampitas.
Los ardientes devotos van como en romería,
sus fieles dan tres vueltas a la Quinta Avenida.

Realizó sus milagros: justa es la idolatría.
La música del mundo guardó en una cajita
que se guarda en la palma cual una monedita.
La envidia de los dioses le ha quitado la vida.

Si diseñar el cosmos era oficio divino
tú rompiste los planos de los dioses antiguos.
La ilusión de guardar el mundo comprimido
en órgano portátil cual un segundo ombligo,

la ilusión de que es bello el mundo así plegado,
el poder reeditarlo cuando no es de tu agrado,
por eso, oh Jobs, oh Jobs, mi saeta te canto,
ya no habrá más milagros que nos hechicen tanto.



EL FANTASMA DE EVERGREENS

¿No me conoces? Soy
el fantasma de Evergreens.
¿Por qué has venido a verme?
Sabrás más de lo eterno y de lo bello
si tus dedos comprimen esta hoja roja y fresca
o si sigues a ese pájaro en su vuelo
travieso en la ciudad
que si escarbas mis versos
buscando vuelo y savia.

Corre, sal, vive, vuela.
Los poemas son solamente cápsulas,
aditivos, morfinas, antibióticos.



OJOS COLOR JEREZ

Emily se retrata: “El color de mis ojos
recuerda al del jerez que se queda en la copa
del invitado”. Qué imagen tan notable.
Esa cripta de euforia del jerez.
Idas ya las visitas,
cuando alzaba la copa,
brillaba aquella lágrima cobriza
como lupa del mundo.
Así era su pupila escrupulosa.
Qué ungida de deseo iba esa copa
de vuelta a las cocinas.

Recuerdo ese jerez que otros bebieron.
He pedido tequila con sangrita.
Sé que mi libertad se ha fabricado
con destellos antiguos.
La noche es alta y libre
y está invitado el mundo.



METAPOESÍA

Philomela Hastings nació en 1826.
Era contemporánea, por tanto, de la poeta Dickinson.
Su tumba sobrevive en el vetusto
cementerio de Amherst
pero no la visitan ni jóvenes poetas ni fotógrafos.
Filomela: tu nombre me sugiere
mandamientos poéticos.
Amarás el Poema sobre todas las cosas,
amarás tu poema algo más que a ti misma.
Es bueno que la tumba de tan grandes poetas
la acompañen y velen tan musicales nombres.




De Gavieras, 2020:


DECÁLOGO DE LA FLÂNEUSE

Ver construirse el tiempo
Chantal Maillard

Flâneuses… su papel en cuanto observadoras, poetas y,
sobre todo, ensayistas de la ciudad (…) reivindicar la

flâneuse puede ser la manera de denunciar las falacias
que hacen del espacio urbano la más férrea plasmación
del orden social, cultural, político y económico.

Anna Maria Iglesia

Juramento inicial. Por mis antepasadas, no aceptaré más límites, cancelas en umbrales ni candados. Haré mi ciudad mía, mi laberinto al sol, mi casa grande. Los dedos de los pies sonríen al bajar de la acera. Primero de flâneuse: salir sin móvil. Curar la nomofobia.

Descubrir el placer de no comprar. Tres excepciones: zapatos de andariega con su nube interior. Un libro de flâneuse para leer en bancos, terrazas, céspedes o pretiles. Santificarás al sol sobre las páginas bendecidas y abiertas. Y la moneda para el músico y la música que embellecen las calles. ¿Son los nuevos altares? ¿Oyes cómo esa flauta te facilita claves de vuelo figurado sobre las palmeras?

Salvar tus librerías y amar a tus libreros y libreras. Es tu pagana misa semanal: pecado es muy mortal no entrar en ellas. Recordar: el Antihéroe de la nueva flâneuse es aquel Magistral de La Regenta, que mira posesivo la ciudad desde una torre alta, avariciosa, inmóvil.

Deambularás. Harás las calles. Preguntarás el nombre de los árboles o los bautizarás si se hallan huérfanos. Preguntarás los sueños a los viejos artistas rotulados en lápidas. Y los saludarás: ¿tu compañera?

Amarás una lentitud nueva cada día. Te detendrás a leer la irrepetible escritura de esa frase fucsia de la buganvilla. Te dejo andar, olfato, a ver qué encuentras. Volad, oídos míos, traed ruidos y músicas. Coleccionarás olores diferentes del mar y de las plazas. Los irás bautizando. Oh, lexicografía nueva de la flâneuse.

Métodos de paseo: probar los autobuses hacia ninguna parte. Las últimas paradas de las líneas, allí donde se vuelca del plato la miseria. Periferias: bodegas, lecherías, colmenas. Comer fruta llegada de esos huertos cercanos.

Hablarás con una anciana en los días impares. Hablarás con un anciano en los días no impares. Que fluyan sus memorias. Hallarás, como gemas, palabras para tu colección, palabras que jamás estrenaste en tu boca. Qué sabrosas las palabras rodadoras, rodantes, confitadas en tiempo. Será como pescar en plena calle peces secretos, caracolas envueltas en algas, restos de buques, escamas de sirenas

¿Tertulias, foros, clubs, ágoras vivas, ateneos? ¿Micromuseos vacíos, amigos de la música, patios frescos, talleres de escultoras, tabladillos, verbenas diminutas, títeres y minúsculos teatros? Con una condición: no aparezcan en las sumisas guías.

Los cementerios narran el temperamento arcano de la polis. No desdeñes sus voces. Poemas semiescritos en las tumbas que tú completarás. Plagia a Banksy, deja en aquellas tapias tu grafiti.

Y si te invade el ansia de la fotografía, hazla con tus palabras: regresa con un haiku y cuélgalo en el vaho del espejo. Ciudad, aforo libre. Espigarla a lo Varda. Buscar lo infraordinario de Perec. Reavivar los fuegos a lo Woolf. Olvidar los decálogos.



RUMBO AL ESTE

Escucho al mediodía.
Un presidente torpe
poil de carotte
cerebro de boniato
manda bombardear
una noche de enero
un pedazo de Persia.

A la noche siguiente
escucho en Radio Clásica
a Maja Vasiljevic:
...el tanbur, un instrumento clásico otomano que por la procedencia
de sus maderas simboliza un amplio abrazo fraternal.
Se ensambla su cuerpo abovedado con tiras de maderas diferentes:
el arce flameado, la caoba, el nogal persa,
el árbol de bálsamo de Meca, el castaño español, el albaricoquero,
el palo de rosa de la India, el enebro de Grecia, la morera...


De pronto escucho hojas. Huelo maderas. Lloro.
Árboles veteranos, cobijo de la música.
Música voladora, cobijo de la noche.

Noche, cobijo mío,
¿no está pidiendo al mundo
una liberación
como una danza?



LAS REFUGIADAS, SEGÚN ESQUILO

Arena entre los dedos de los pies.
No sabíamos nada de nudos ni de remos.
Aprendimos tareas de aparejo
en las finas arenas del Nilo, frente al mar.
De todas las desgracias 
elegimos al menos la más noble,
la de huir libremente.
Viajamos, como Ío,
huyendo de los lechos donde Eros
sembró tábanos, celos, asfixia, propietarios.
La nave es nuestra ágora flotante.
Navegamos en busca de ciudad.
-¿Una ciudad buscáis?
-Oh, sí, la deseamos. Podemos construirla.
Sabemos cómo alzar 
los altares. A Atenea naviera 
con nuestros labios libres
le rezamos en Rodas.
No crezcan en las casas 
cuevas de rudos cíclopes.
Ansiamos buscar fuentes
en las entrañas limpias de la tierra.
Los huertos no los riegue
la sangre del dios Ares.



CARTA A UNA JOVEN POETA

No eres máquina no
de ajustar calendarios horarios honorarios
a los pulsos de lumbre y de deslumbre.
Si estás hecha de horas deseantes
de mundos andamiándose hiperlibres
de escrituras que abrazan sin gramáticas
la membrana primera de la música
que golpean objetos estelares de momento alejados
¿a qué asumir agendas addendas reprimendas?
Pacta con las sirenas preodiseicas
con la Medusa joven
con las Erinias turbias nunca euménides
con la Amazona, sí, reencarnable.



SENDERUELAS

Las palabras caminan,
andan, vagabundean y desandan. ¿Las ves?
Cruzan las calles, paladean plazas,
rebuscan los senderos enterrados,
sortean excrementos, trepan por carreteras de montaña,
merodean y corren. Van ahí, como nubes
acróbatas, como enjambres hipnóticos
cargados de melíferas misiones.
........................................................Las palabras,
senderistas en grupos amicales o solas como brujas.
Andan, tropiezan, se golpean a veces y se arañan
las unas a las otras; a veces se encadenan
los hombros con abrazos. Recogen el caído y bellísimo
abanico del ginkgo, se dejan empapar
de viento de cerezos.
..........................................Caminan las palabras,
peregrinas, entrecruzan sus rutas
con nuestros vericuetos de silencio,
fulguran y atrapamos a algunas con la boca,
a otras con el grito, con redes de escritura.
Mas se van en bandadas enloquecidas, altas
o se esconden y silban como voces de bosque.

Magia no vi otra igual, tan seductora,
como este caminar de las palabras,
portadoras de luz, amigas fieles,
pasajeras y libres.
Viajar así, con ellas.



CONVERSACIÓN CON EL PREFIJO DES-

-Prefijo de-, ¿qué haces con mi lengua?
Tengo cuentas pendientes
contigo. ¿por qué insistes en usos
dañinos y serviles?
................................Mírate:
desflorar despeinar deslenguar descarriar
desdentar desvirgar descerebrar
¿Por qué fuiste tan cómplice del sufijo de escarnio?
¿por qué bailabas tanto con nosotras?
Ella la desflorada y deshonrada
ella la desdentada la vieja y descarnada
tú la descerebrada ella la despeinada
la desvirgada y la descarriada
yo descorazonada deslenguada
ellas.......................las despojadas.

Mírate: desbordar.
Di por qué desbordar no ha sido nunca
deshacer los bordados. ¿Cuántas horas de oro,
toneladas de tiempo luminoso hallaríamos
si todos los bordados de la historia menor
quedaran desbordados?
Hora es de deshilar destejer descoser
desbaratar deshenebrar
desabrochar y desabotonar
desembridar y desembarazar.

Mírate. Desnortar, desorientar.
¿Por qué has dejado fuera
al oeste y al sur?
De-surear. Des-occidentear.
Desurea quien prescinde de los sures
y no sabe gozarlos ni ponerlos na proa
y desoccidentea quien olvida los pasos
fieles al sol amigo que se pierde.

Hora de desfacer, desdecir, descifrar
descontar, descantar, desencantarnos
de tanto encantamiento no pedido,
desocupar los nichos,
deshombrar, por ejemplo, que es tirar por la borda
el verbo deshonrar con todos sus arcaicos
prestigios teatrales,
destilar vinos rojos y salvajes,
desandar los senderos alambrados
desenredar los nudos
del barbado destino.



TUNEANDO AL PIRATA COJO
DE JOAQUÍN SABINA

(Léase recordando la encantadora música)

No soy una chica con la lágrima fácil,
de esas que se quejan sólo por vicio.
La vida no se deja ni coger de la mano
y me escupe: —Tú no sabes mi oficio.
Aunque sale caro hasta soñar
y disfruto con mi en-carnación,
con un poco de imaginación
partiré de viaje enseguida
a vivir otras vidas,
a probarme otros nombres,
a colarme en el traje y la piel

de las mujeres
que tal vez seré.

Ser Michelle en Chicago,
Pasionaria en las minas,
Camille en Montparnasse;
guerrillera en Colombia,
ménade por las noches,
Juana de Arco en Orleáns.

Reportera en Sodoma,
amazona en Turquía,
en Siberia ser tren;
¿chica Bond? Ni lo sueñes;
trapecista en el bosque,
Eleonora en Napolés.

Colette en Montecarlo,
un buen vino en tu boca,
Sontag en Nueva York;
la poeta del barrio
aunque sé que no toca,
hereje en religión.

Levitando, Teresa,
doña Pepa por Cádiz,
Marianne en París;
Mariana en Granada,
bodeguera en Burdeos,
prima de Thelma y Louise.

Nadadora en Australia,
insumisa en la tierra,
Liza en su cabaret;
escritora en tu espalda,
con Rossini soprano,
la que quemó el burdel.

La Zambrano en La Habana,
Isadora en Atenas,
y Zinda en Angolá;
nómada por tu cama,
directora en Viena,
por Oriente, Calaf.

Libertad en Manhattan,
Ágata detective,
Vanessa en Camelot;
guionista de tus sueños,
Nausica fugitiva,
sirena en tu colchón.

Alpinista en el Tíbet,
Lisístrata en la guerra,
Murasaki en Japón;
ser un río en la India,
Aphra Behn por los mares,
y Frida en Mexicó.

Pero si me dan a elegir
entre todas las vidas, yo escojo

la vida de gaviera que trepa por el palo,
con ojos abiertos, telescopio en la mano,
curtida en el mar, capitana
de un barco que tuviera por bandera
un par de alas y una estrella nueva



MACHADIANA

Estos días azules y este sol de la infancia.

Aquel sol del verano y esta tarde tan gris.
El puente de Collioure y aquella noche negra.
El mar tan transparente y este odio tan turbio.
Aquel amor limón y su olmo seco.
Aquella ciudad pura; esta podrida patria.
Este sol casi azul. Aquella, aquella infancia.



TRIAJE

Me grito para adentro
y las honduras
son tan resbaladizas y tan negras
que el grito ni siquiera
pisa el fondo: se espanta
de la no arquitectura de la cueva.

Me miro el velo negro
interior de los párpados.
Esas manchas de luz
son fantasmas pacientes.
Sé que abrirán un día,
cuando yo no vigile,
pupilas, calavera.



EPÍLOGO A CARPE NOCTEM

Cuando era joven, yo
aprendía a apropiarme de la noche
y la hacía viscosa, dúctil, líquida,
la convertía en cítrico, licor o cereal
que saciaban mi sed y mis deseos.
Comía entonces música a bocados.
Devoré a Ziryab, a Teresa de Ávila,
a Friedrich de Tubinga.
La noche me sabía tan entregada a ella.
Nunca le puse límite cuando entraba con olas
de bahías potentes. La noche era un altar en que dispuse
elementos propicios y extremados.
¿Cómo no habré de amarla, si contuvo
las bolsas del difícil placer innominado,
traslaciones y viajes suspendidos del hilo de una música,
negruras escondidas del sol,
palabras no decibles
y sin embargo vivas?

Sin la noche qué haremos finalmente.
Ahora solo amaso los recuerdos
de aquel hacer las noches mías antes,



cecilia gargantini
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador


Cantidad de envíos : 36871
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 69
Localización : buenos aires

AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por cecilia gargantini Lun 19 Dic 2022, 14:38

Gracias Pedro, por ampliar este panorama con más poemas, que disfruté!!!!!!!!!!!!!
Besosssssssssssssss

Contenido patrocinado


AURORA LUQUE (1962) - Página 3 Empty Re: AURORA LUQUE (1962)

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Sáb 28 Ene 2023, 08:20