Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1040206 mensajes en 47583 argumentos.

Tenemos 1569 miembros registrados

El último usuario registrado es Mara

¿Quién está en línea?

En total hay 70 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 70 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Ninguno


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» Metáfora. Poemas sobre cuadros. Marc Chagall. El paseo (1917)
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 11:53 por Pedro Casas Serra

» EDUARDO GALEANO (1940-2015)
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 09:58 por Maria Lua

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 09:29 por Maria Lua

» VINICIUS DE MORAES
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 09:22 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 09:19 por Maria Lua

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 09:12 por Maria Lua

» HERMANN HESSE (1877-1962)
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 09:07 por Maria Lua

»  Canto De Andar (Luar Na Lubre - Camiños da fin da terra)
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 08:38 por Maria Lua

» DEFENSA DE LA ALEGRÍA ( MARIO BENEDETTI) SERRAT
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 08:33 por Maria Lua

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 EmptyHoy a las 08:23 por Pascual Lopez Sanchez

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty

+3
cecilia gargantini
Rafael Salcedo
Lluvia Abril
7 participantes

    POESÍA SOCIAL XVI

    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 02:17

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Una voz en el camino


    -¡No sigáis, soldado, no,
    que aquí el camino se acaba!
    Dormid en mi cuarto seco,

    y no en la yerba mojada,
    bebed agua de mi pozo,
    y no fango de la charca;
    ved la tarde cómo cae
    y la noche cómo se alza:
    los rifles, que sigan rifles;
    las balas, que sigan balas;
    mas vosotros no sigáis,
    que aquí el camino se acaba.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 02:19

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Al pueblo pueblo otra vez


    Los dos soldados pararon,
    y sobre el prieto camino
    ya no hubo máuser al hombro,
    ya no hubo machete al cinto,
    ya no hubo duras espuelas,
    ya no hubo traje amarillo.
    ¡Al pueblo pueblo otra vez
    volvieron los soldaditos,
    cuando supieron los dos,
    blanquirrubio, negritinto,
    sobre el camino soleado
    donde acababa el camino!



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 02:19

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Llegada


    El pueblo pueblo los vio
    llegar, ya entrada la noche,
    tan distintos y contentos
    que a poco no los conoce.

    Ninguno a la voz rajada
    contesta de antiguos bronces;
    y ninguno, como fiera,
    detrás de su hermano corre:
    los dos ven con ojos nuevos,
    gritan los dos nuevas voces,
    y los dos, nuevas palabras
    con nuevos oídos oyen.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 02:20

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Canto y futuro


    El pueblo pueblo los vio,
    y así les cantó saltando:
    -¡A la sangre, sangre, sangre,
    de los soldados, soldados,
    hay que ponerle, ponerle,
    un poco más de cuidado!
    Y los soldados decían,
    también saltando y cantando:
    -Agua sin correr, se pudre;
    sangre sin olas, es charco;
    ¡corazón con ola y viento,
    no corazón estancado!




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 23:32

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)





    Diana


    La diana, de madrugada,
    va con alfileres rojos
    hincando todos los ojos.
    La diana, de madrugada.



    Levanta en peso el cuartel
    con los soldados cansados.
    Van saliendo los soldados.
    Levanta en peso el cuartel.



    Ay, diana, ya tocarás
    de madrugada, algún día,
    tu toque de rebeldía.
    Ay diana, ya tocarás.



    Vendrás a la cama dura
    donde se pudre el mendigo.
    -¡Amigo! -dirás-. ¡Amigo!
    Vendrás a la cama dura.



    Rugirás con voz ya libre
    sobre la cama de seda:
    -¡En pie, porque nada os queda!
    Rugirás con voz ya libre.




    ¡Fiera, fuerte, desatada,
    diana en corneta de fuego,
    diana del pobre y del ciego,
    diana de la madrugada!




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 23:33

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Soldado así no he de ser


    Soldado no quiero ser,
    que así no habrán de mandarme
    a herir al niño y al negro,
    y al infeliz que no tiene
    qué comer.
    Soldado así no he de ser.



    ¡Mira al caballo en dos patas,
    y al soldado encima dél,
    con ojos llenos de furia,
    con boca llena de hiel,
    y el machetón, que lo mismo
    mata viejo que mujer!
    Soldado así no he de ser.



    ¡Ah de los trenes de tropas,
    fríos al amanecer,
    en duros rieles de sangre
    corriendo a todo correr,

    para aplastar una huelga
    o estrangular un batey!
    Soldado así no he de ser.



    ¡Ah de los ojos con vendas,
    porque vendados no ven!
    ¡Ah de las manos atadas
    y la cadena en los pies!
    ¡Ah de los tristes soldados
    esclavos del coronel!
    Soldado así no he de ser.



    Si a mí me dieran un rifle
    les diría a mis hermanos
    para qué sirve.
    A mis hermanos soldados
    para qué sirve.
    Pero a mí no me lo dan,
    porque sé para qué sirve,
    por eso no me lo dan.
    Ni a ti te lo dan, ni a ti,
    ni a ti, ni a ti... ¡Qué soldados
    íbamos a ser nosotros
    en caballos desbocados!



    Soldado así quiero ser.
    El que no cuida el central,
    que no es dél,
    ni reina, como un rey tosco
    de cuartel,
    ni sobre el campo de caña

    tiras arranca de piel,
    feroz igual que un negrero,
    y aún más cruel.



    Soldado libre, soldado
    no más que al esclavo fiel:
    soldado así quiero ser.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 30 Mayo 2021, 23:35

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Soldados en abisinia


    Mussolini
    Sobre el puño, la barba.
    Sobre la mesa, en cruz,
    África
    desangrada.
    África verdinegra y azulblanca,
    de geografía y mapa.



    El dedo, hijo de César,
    penetra el continente:
    no hablan las aguas de papel,
    ni los desiertos de papel,
    ni las ciudades de papel.
    El mapa, frío, de papel,
    y el dedo, hijo de César,
    con la uña sangrienta, ya clavada
    sobre una Abisinia de papel.



    ¡Qué diablo de pirata,

    Mussolini,
    con la cara tan dura
    y la mano tan larga!



    Abisinia se encrespa,
    se enarca,
    grita,
    rabia,
    protesta.
    ¡Il Duce!
    Soldados.
    Guerra.
    Barcos.



    Mussolini, en automóvil,
    da su paseo matinal;
    Mussolini, a caballo,
    en su ejercicio vesperal;
    Mussolini, en avión,
    de una ciudad a otra ciudad.
    Mussolini, bañado,
    fresco,
    limpio,
    vertiginoso.
    Mussolini, contento.
    Y serio.



    ¡Ah, pero los soldados
    irán cayendo y tropezando!
    Los soldados

    no harán su viaje sobre un mapa,
    sino sobre el suelo de África,
    bajo el sol de África.
    Allá no encontrarán ciudades de papel;
    las ciudades serán algo más que puntos que hablen
    con verdes vocecitas topográficas
    hormigueros de balas,
    toses de ametralladoras,
    cañaverales de lanzas.



    Entonces, los soldados
    (que no hicieron su viaje sobre un mapa)
    los soldados,
    lejos de Mussolini,
    solos;
    los soldados
    se abrasarán en el desierto,
    y mucho más pequeños, desde luego,
    los soldados
    irán secándose después lentamente al sol,
    los soldados
    devueltos
    en el excremento de los buitres.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 31 Mayo 2021, 00:06

    Inmenso Cantos para soldados y sones para turistas (1937)

    Mágico NICOLÁS GUILLÉN

    Excelente tu presentación: Completísima. Estás elevando mucho el listón. Ya veremos si te puedo seguir.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 31 Mayo 2021, 23:48

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)





    Yanqui con soldado


    Grave, junto a la puerta del yanqui diplomático,
    vela un soldado el sueño de quien mi ensueño ahoga;

    ese cangrejo hervido, de pensamiento hepático,
    dueño de mi esperanza, del palo y de la soga.



    Allí, de piedra, inmóvil. Pero el fusil hierático,
    cuando terco me acerco su rigidez deroga;
    clávame su monóculo de cíclope automático,
    me palpa, me sacude, me vuelca, me interroga.



    ¿Quién eres? ¿A quién buscas? Saco mi voz, y digo:
    Uno a quien el que cuidas, pan y tierra suprime.
    Ando en pos de un soldado que quiera ser mi amigo.



    Ya sabrás algún día por qué tu padre gime,
    y cómo el mismo brazo que ayer lo hizo mendigo,
    engorda hoy con la sangre que de tu pecho exprime.




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 31 Mayo 2021, 23:52

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)





    Elegía a un soldado vivo


    Hierro de amargo filo en dócil vaina,
    y el sol en la polaina.
    Caballo casquiduro,
    trotón americano,
    salada espuma y freno bien seguro.
    Cuero y sudor, la mano.


    Así pasas, redondo,
    encendiendo la calle,
    preso en guerrera de ardoroso talle.




    Así al pasar me miras
    con ojo elemental en cuyo fondo
    una terrible compasión descuaja
    cielos de punta en tempestad de iras
    sobre mi pecho a la intemperie y hondo.



    Así pasas, sonriendo,
    áureo resplandeciendo,
    momia ya en la mortaja:
    tú, cuya mano rápida me ultraja
    si a algún insulto de tu voz respondo;
    tú, soldado, soldado,
    en tu machete en cruz, crucificado.



    Cuatro paredes altas
    que ni tumbas ni saltas;
    muda lengua, bien muda,
    ya podrida, en la boca.
    Vena sin sangre, corazón sin duda,
    plomo, madera, roca.



    Tan lejos en tu potro te perdiste,
    que hoy no hallas, hombre triste,
    solo en ti, sin ti mismo,
    voz que ciegue tu abismo,
    corriendo como vas a campo abierto,
    sino el mazazo que tus toros castra,
    y que aunque estalle el porvenir despierto
    hacia ese abismo próximo te arrastra:
    a ti, pobre soldado,
    en tu machete en cruz crucificado.




    Labio de vidrio, seco.
    Cabeza de muñeco.
    Caña, plátanos, hulla,
    saliva de vinagre, espalda roja
    donde el látigo aúlla,
    marca, hiere, se moja.
    Bien te recuerdo, hermano,
    limpio, sereno, sano.
    Cetrino campesino
    de escuetas esperanzas verticales;
    mi familiar montuno,
    seco y huraño, a tu manera fino;
    dios del agro vacuno
    donde con almas verdes, musicales,
    la sal de tus ensueños dividías:
    el cielo, el pan, el techo,
    la tierra de tu pecho,
    el agua, siempre mansa, de tus días.



    Te faltó quien viniera,
    soldado, y al oído te dijera:
    «Eres esclavo, esclavo
    como esos bueyes gordos,
    ciegos, tranquilos, sordos,
    que pastan bajo el sol meneando el rabo.
    Esta paz es culpable.
    ¡Cuándo será que hable
    tu boca, y que tu rudo pecho grite,
    se rebele y agite!
    Tú, paria en Cuba, solo y miserable,

    puedes rugir con voz del Continente:
    la sangre que te lleva en su corriente
    es la misma en Bolivia, en Guatemala,
    en Brasil, en Haití... Tierras oscuras,
    tierras de alambre para vuelo y ala,
    quemadas por iguales calenturas,
    secas a golpes de puñal y bala,
    y en las que garras duras
    están con pico y pala
    día y noche cavando sepulturas.
    Y tu, cuerpidesnudo,
    mohoso, pétreo, mudo,
    ofreciendo tu cuello,
    tus uñas, tu resuello,
    para encender sortijas,
    empujar automóviles,
    y sucio ver el vientre de tus hijas,
    con las manos inmóviles.»
    Sí... Faltó quien viniera,
    y estas simples verdades te dijera.


    Ahora pasas, redondo.
    La alegría en el fondo
    de ti mismo, y encendiendo la calle
    esa guerrera de ardoroso talle.
    ¿Será posible que tu mano agraria,
    la que empujó el arado
    sobre la tierra paria;
    tu mano campesina, hoy de soldado,
    que no robó al ganado

    la sombra de su selva solitaria,
    ora quitarme quiera
    mi pan de cada día,
    para hacer aún más gorda la chequera
    del amo fiero que en tu máuser fía?
    ¡Di que no, di que no! Di, compañero,
    que tu hermano es primero:
    que vienes de la tierra, eres de tierra
    y a la tierra darás tu amor postrero;
    que no irás a la guerra
    a morir por petróleo o por asfalto,
    mientras tu impar caldero
    de primordial maíz bosteza falto;
    y que ese brazo rudo
    sólo es del perseguido
    a quien nadie recuerda cuando cae,
    y a quien el sol desnudo
    la tibia sangre en el sudor extrae,
    como a golpes de un látigo encendido.
    ¡Di que sí, di que sí! ¡Di, compañero,
    que tu hermano es primero!



    ¡Ah querido, querido!
    No tú soldado muerto,
    soldado tú, dormido.
    Ven y grita en mis calles, tú, despierto,
    tú, con lengua, con dientes, con oído;
    de húmeda piel cubierto
    el ancho cuello henchido,
    y el zapato aplastando el triunfo cierto;

    que así ha de ver el mundo suspendido
    nuestro futuro abierto,
    fragua la una mitad y la otra nido,
    y sobre el lomo del pasado yerto
    el incendio implacable del olvido,
    como una luna roja en el desierto.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 31 Mayo 2021, 23:56

    La verdad, amigo mío, es muy grande Nicolás Guillén, hay que entrar en su poesía para saberlo.
    He leído esta elegía, la he pasado, es larga, pero no se puede dividir, sería un crimen (literario),jeje.
    Seguimos, que aún nos queda, por suerte, y gracias siempre, Pascual.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 31 Mayo 2021, 23:58

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)





    Canción


    Muerto de fatiga y sueño,
    vuelve un soldado del monte.
    Labio duro, duro ceño.



    ¡Qué lejos el horizonte
    donde el hierro lo desciña
    y el caballo lo desmonte!



    Más lejos está la niña,
    la de cintura entreabierta,
    que ya nunca habrá quien ciña.



    Soldado, soldado alerta
    -fuego y sangre, polvo y riña-,
    está muy lejos tu niña,
    porque tu niña está muerta.






    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 03 Jun 2021, 00:08

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Balada del policía y el soldado


    Soldado trajiamarillo,
    policía de azul dril;
    mano ciega, sordo brillo:
    palo y fusil.



    Sobre las calles desnudas,
    fosca noche sin luceros
    envuelve dos sombras rudas
    de ojos fieros.



    El fusil, acero malo,
    chilla, si la luz le da;
    sobre las piedras, el palo
    gruñe: ¡tra, tra!



    (El soldado fue tornero;
    el policía, zapatero.)



    Ah, soldado, mi soldado,
    ¿cómo has podido escapar?
    ¡Los torneros que te buscan
    pronto te van a encontrar!
    Policía,
    ¿a dónde has ido a parar?
    ¡Los zapateros preguntan
    por tu fiero delantal!




    Pasos en la calle oscura
    donde la pareja está.
    Grita el fusil con voz dura:
    -¡Alto! ¿Quién va?
    -Va un tornero,
    que anda tras su compañero;
    vengo porque hablarte quiero...
    -No es tornero, que es soldado
    chilla el fusil sin compás,
    y después escupe airado:
    -¡Eche pa'trás!



    Pasos en la calle oscura
    donde la pareja está.
    Grita el palo con voz dura:
    -¡Alto! ¿Quién va?
    -Zapatero,
    aquí está tu compañero;
    vengo, porque hablarte quiero...
    Pero el palo chilla fiero:
    -¡Tome! ¡Tome! ¡Tome y tome!
    Avise si quiere más;
    tumbe por ahí y no embrome.
    ¡Eche pa'trás!



    Silencio. Pero después
    de la noche cuelga un canto
    como una luna de hiel:
    «Torneros, mucho cuidado.
    que ahora es soldado el tornero;

    soldado de cuerpo entero
    y con los ojos vendados.
    ¡Zapatero, policía,
    mira que se hace de día
    y estás de uniforme nuevo!»




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Jue 03 Jun 2021, 00:09

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)







    Soldado libre


    ¡Ya no volveré al cuartel,
    suelto por calles y plazas,
    yo mismo, Pedro Cortés!



    Yo mismo dueño de mí,
    ya por fin libre de guardias,
    de uniforme y de fusil.



    Podré a mi pueblo correr,
    y gritar, cuando me vean:
    ¡aquí está Pedro Cortés!



    Podré trabajar al sol,
    y en la tierra que me espera,
    con mi arado labrador.



    Ser hombre otra vez de paz,
    cargar niños, besar frentes,
    cantar, reír y saltar.




    ¡Ya no volveré al cuartel,
    suelto por calles y plazas,
    yo mismo, Pedro Cortés





    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Vie 04 Jun 2021, 00:46

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Sones para turistas





    José Ramón Cantaliso


    José Ramón Cantaliso,
    canta liso, canta liso
    José Ramón.
    Duro espinazo insumiso:
    por eso es que canta liso
    José Ramón Cantaliso,
    José Ramón.



    En bares, hachas, bachatas,
    a los turistas a gatas
    y a los nativos también,
    a todos, el son preciso
    José Ramón Cantaliso
    les canta liso, muy liso,
    para que lo entiendan bien.



    Voz de cancerosa entraña,
    humo de solar y caña,
    que es nube prieta después:
    son de guitarra madura,
    cuya cuerda ronca y dura
    no se enreda en la cintura,
    ni prende fuego en los pies.



    Él sabe que no hay trabajo,
    que el pobre se pudre abajo,
    y que tras tanto luchar,
    el que no perdió el resuello,

    o tiene en la frente un sello,
    o está con el agua al cuello,
    sin poderlo remediar.



    Por eso de fiesta en fiesta,
    con su guitarra protesta,
    que es su corazón también,
    y a todos el son preciso,
    José Ramón Cantaliso
    les canta liso, muy liso,
    para que lo entiendan bien.




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Vie 04 Jun 2021, 00:48

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Sones para turistas






    I.

    Cantaliso en un bar


    (Los turistas en el bar:
    Cantaliso, su guitarra,
    y un son que comienza a andar.)




    -No me paguen porque cante
    lo que nos les cantaré;
    ahora tendrán que escucharme
    todo lo que antes callé.
    ¿Quién los llamó?
    Gasten su plata,
    beban su alcol,
    cómprense un güiro,
    pero a mí no,

    pero a mí no,
    pero a mí no.



    Todos estos yanquis rojos
    son hijos de un camarón,
    y los parió una botella,
    una botella de ron.
    ¿Quién los llamó?
    Ustedes viven,
    me muero yo,
    comen y beben,
    pero yo no,
    pero yo no,
    pero yo no.


    Aunque soy un pobre negro,
    sé que el mundo no anda bien;
    ¡ay, yo conozco a un mecánico
    que lo puede componer!
    ¿Quién los llamó?
    Cuando regresen
    a Nueva York,
    mándenme pobres
    como soy yo,
    como soy yo,
    como soy yo.



    A ellos les daré la mano,
    y con ellos cantaré,
    porque el canto que ellos saben
    es el mismo que yo sé.




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Vie 04 Jun 2021, 00:51

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Sones para turistas



    II. Visita a un solar


    (Turistas en un solar.
    Canta Cantaliso un son
    que no se puede bailar.)




    -Mejor que en hotel de lujo,
    quédense en este solar:
    aquí encontrarán de sobra
    lo que allá no han de encontrar.
    Voy a presentar, señores,
    a Juan Cocinero:
    tiene una mesa, tiene una silla,
    tiene una silla, tiene una mesa
    y un reverbero.
    El reverbero está sin candela,
    muy disgustado con la cazuela.
    ¡Verán qué alegre, qué placentero,
    qué alimentado, qué complacido
    pasa la vida Juan Cocinero!

    Interrumpe Juan Cocinero:

    -¡Con lo que un turista traga
    nada más que en aguardiente
    cualquiera un cuarto se paga!


    Sigue el son:

    -...Y éste es Luis, el caramelero;
    y éste es Carlos, el isleño;
    y aquel negro
    se llama Pedro Martínez,
    y aquel otro,
    Norberto Soto,
    y aquella negra de más allá,
    Petra Sardá.
    Todos viven en un cuarto,
    seguramente
    porque resulta barato.
    ¡Qué gente,
    que gente tan consecuente!

    Todos a coro:

    -¡Con lo que un turista traga
    nada más que en aguardiente
    cualquiera un cuarto se paga!

    Sigue el son:

    -Y la que tose, señores,
    sobre esa cama.
    se llama Juana:
    tuberculosis en tercer grado.
    por un resfriado
    muy mal cuidado.
    La muy idiota pasaba el día
    sin un bocado.




    ¡Qué tontería!
    ¡Tanta comida que se ha botado!

    Todos a coro:

    -¡Con lo que un yanqui ha gastado
    no mas que en comprar botellas
    se hubiera Juana curado!

    Termina el son:

    -¡Turistas, quédense aquí,
    que voy a hacerlos gozar;
    turistas, quédense aquí,
    que voy a hacerlos gozar,
    cantándoles sones, sones
    que no se pueden bailar!



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Vie 04 Jun 2021, 00:53

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Cantos para soldados y
    sones para turistas (1937)




    Sones para turistas





    III

    Son del desahucio


    -El alquiler se cumplió:
    te tienes que mudar;
    ay, pero el problema es serio,
    muy serio,
    pero el problema es muy serio,
    porque no hay con qué pagar.

    Si encuentras cuarto vacío,
    te tienes que mudar,
    y si acaso no lo encuentras,
    te tienes que mudar.
    Si el dueño dice: «Lo siento»,
    te tienes que mudar;
    pero si no dice nada,
    te tienes que mudar.
    Como quiera, como quiera,
    te tienes que mudar;
    con dinero, sin dinero,
    te tienes que mudar;
    donde sea, como sea,
    te tienes que mudar,
    te tienes que mudar,
    ¡te tienes que mudar!



    Calma, mi compadre, calma,
    vamos los dos a cantar,
    que llegue el casero ahora,
    él nos podrá acompañar.



    -Escuche, amigo casero,
    ayer me citó el Juzgado,
    y dije que no he pagado
    porque no tengo dinero,
    y estoy parado.
    Yo no me voy a la calle,
    porque la lluvia me moja;
    venga usted, casero, y diga,
    diga,

    venga usted, casero, y diga,
    diga,
    si va a curarme el catarro,
    si va a curarme el catarro,
    después que el agua me coja.



    Conozco hoteles vacíos
    y casas sin habitantes:
    ¿cómo voy a estar de pie,
    con tantos puestos vacantes?
    Calma, mi compadre, calma,
    vamos los dos a cantar;
    que llegue el casero ahora,
    él nos podrá acompañar.
    ¿Es que a usted lo achica el miedo?
    No, señor;
    a mí no me achica el miedo,
    y aquí me quedo,
    sí, señor,
    y aquí me quedo,
    sí, señor,
    y aquí me quedo...





    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 04 Jun 2021, 05:08


    Conozco hoteles vacíos
    y casas sin habitantes:
    ¿cómo voy a estar de pie,
    con tantos puestos vacantes?
    Calma, mi compadre, calma,
    vamos los dos a cantar;
    que llegue el casero ahora,
    él nos podrá acompañar.
    ¿Es que a usted lo achica el miedo?
    No, señor;
    a mí no me achica el miedo,
    y aquí me quedo,
    sí, señor,
    y aquí me quedo,
    sí, señor,
    y aquí me quedo...


    Increíble sensibilidad, fuerza y belleza la de la poesía afro antillana: ¡NICOLÁS ES SU EXPONENTE SUPREMO!

    Gracias, Lluvia. Besos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 05 Jun 2021, 02:19

    Gracias a ti siempre, Pascual, y como ya concluí con "Cantos para soldados y sones para turistas" maravilla, por cierto, ahora seguimos con "Elegía a Jesús Menéndez", que por lo que leí, no se queda atrás ni mucho menos.
    Continuamos pues.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 05 Jun 2021, 02:22

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Elegía a Jesús Menéndez




    I


    ...armado
    más de valor que de acero.



    Góngora






    Las cañas iban y venían
    desesperadas, agitando
    las manos.
    Te avisaban la muerte,
    la espalda rota y el disparo.
    El capitán de plomo y cuero,
    de diente y plomo y cuero te enseñaban:
    de pezuña y mandíbula,
    de ojo de selva y trópico,

    sentado en su pistola el capitán.
    ¡Con qué voz te llamaban,
    te lo decían,
    cañas
    desesperadas,
    agitando las manos!
    Allí estaba,
    la boca líquida entreabierta,
    el salto próximo esculpido
    bajo la piel eléctrica,
    sentado en su pistola el capitán.
    Allí estaba,
    las narices venteando
    tus venas inmediatas,
    casi ya derramadas,
    el ojo fijo en tu pulmón,
    el odio recto hacia tu voz,
    sentado en su pistola el capitán.



    Cañas
    desesperadas
    te avisaban,
    agitando las manos.



    Tú andabas entre ellas. Sonreías
    en tu estatura primordial y ardías.
    Violento azúcar en tu voz de mando,
    con su luz de relámpago nocturno
    iba de yanqui en yanqui resonando.
    De pronto, el golpe de la pólvora. El zarpazo
    puesto en la punta de un rugido,

    y el capitán de plomo y cuero,
    el capitán de diente y plomo y cuero,
    ya en tu incansable, en tu marítima,
    ya en tu profunda sangre sumergido.




    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 05 Jun 2021, 02:28

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Elegía a Jesús Menéndez




    II
    ...hubo muchos valores que se destacaron.


    New York Herald Tribune
    (Sección Financiera)
                   






    Al fin sangre solar caída,
    disuelta en agrio charco sobre azúcar.
    Al fin arteria rota;
    sangre anunciada, en venta
    una mañana de la Bolsa
    de Nueva York. Sangre anunciada, en venta
    desde esa cinta vertiginosa
    que envenena y se arrastra como una
    víbora interminable de piel veloz marcada
    con un tatuaje de números y crímenes.



    Títulos que mejoran
    o bajan medio punto.
    Bonos sin vencimiento que ganaron
    hasta el cinco por ciento de interés en un año.
    La Cuban Atlantic Company

    ayer martes,
    operó, por ejemplo,
    a veintinueve y medio con baja de dos puntos.
    La Punta Alegre Sugar Company,
    cerró con alza de un octavo de punto.
    El Wall Street Journal anuncia
    que la Minnesota and Ontario Paper Company
    ganó cuatro millones
    más que al año anterior. (El New York Times
    bate palmas y chilla: ¡Vamos bien!)
    Dow Jones comunica por un hilo exclusivo
    que la Fedders Quigan Corporation
    ha retirado su propuesta para
    advertir las acciones comunes.
    La Cuban Railroad Company
    estuvo activa y firme.
    La Mullings Manufacturing Company
    recibió del Ejército
    un colosal pedido
    para fabricar proyectiles de artillería.
    En fin, cotizaciones varias:
    Cuban Company Communes:
    abre con 5 puntos,
    cierra con 53/8.
    West Indies Company,
    abre con 69 puntos,
    cierra con 695/8.
    United Fruit Company,
    abre con 31 puntos,
    cierra con 311/8.
    Cuban American Company,
    abre con 21 puntos,
    cierra con 213/4.
    Foster Welles Company,
    abre con 40 puntos,
    cierra con 415/8.



    De repente
    un gran trueno cuartea el techo frágil,
    un rayo cae
    desde aquel bajo cielo sulfúrico
    hasta el salón congestionado:
    Sangre Menéndez, hoy, al cierre,
    150 puntos 7/8 con tendencia al alza.

    El coro allí de
          comerciantes
          usureros
         ;papagayos
         ;lynchadores
         ;amanuenses
         ;policías
         ;capataces
         ;proxenetas
         ;recaderos
         ;delatores
         ;accionistas
         ;mayorales
         ;trúmanes
         ;macártures
         ;eunucos

         ;bufones
         ;tahúres;
    el coro allí de gente
         ;seca
         ;sorda
         ;ciega
         ;dura;



    el coro allí junto a la abierta espalda
    del alto atleta vegetal, vendiendo
    borbotones de angustia, pregonando
    coágulos cotizables, nervios, huesos de aquella
    descuartizada rebeldía;
    una mordida
    no más en el pulmón ya perforado.
    Y el capitán detrás de las medallas,
    cóncavo en la librea,
    el pensamiento en la propina,
    la voz a ras con las espuelas:
    -Please, please! Come on, ladies and gentlemen!
    Oh please! Come on, come on, come on!



    Finalmente, este cauteloso suspiro de angustia se escapó de un diario de la tarde:

    Aunque las ganancias ayer fueron impresionantes, el
    volumen relativamente bajo de un millón seiscientas mil
    acciones da motivo para reflexionar. A pesar de la variedad
    de razones expresadas, parece muy probable que la mejoría
    haya sido de naturaleza técnica, y puede o no resultar de un
    viraje de la tendencia reciente, dependiendo de  
    que los promedios logren penetrar sus máximos
    anteriores...



    El capitán partió rumbo al cuartel
    con una aguja de cuajada sangre
    pinchándole los ojos.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Sáb 05 Jun 2021, 02:31

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Elegía a Jesús Menéndez




    III


    ...si no hay entre nosotros
    hombre a quien este bárbaro no afrente?


    Lope de Vega






    Mirad al Capitán del Odio,
    entre un buitre y una serpiente;
    amargo gemido lo busca,
    metálico viento lo envuelve.
    En una ráfaga de pólvora
    su rostro lívido se pierde;
    parte a caballo y es de noche,
    pero tras él corre la Muerte.



    Allá donde anda su revólver
    en diálogos con su machete
    y le yelan cuatro fusiles
    el pesado sueño que duerme,
    libre prisión un alto muro
    su duro asilo le concede.
    ¡Oh capitán, el bien guardado!
    Pero tras él corre la Muerte.




    Quien le cuajara en nueve lunas
    el violento perfil terrestre,
    si doce meses lo maldice,
    también lo llora doce meses.
    Un angustiado puente líquido
    de rojas lágrimas le tiende:
    lo pasa huyendo el capitán
    pero tras él corre la Muerte.



    Quien le engendró dientes de lobo
    soñándole angélica veste,
    el ojo fijo arder le mira
    y en lenta baba revolverse.
    Baja, buscándole en el bosque
    cubil seguro en que esconderle:
    huye hasta el bosque el capitán,
    pero tras él corre la Muerte.



    Un mozo de dorado bozo,
    de verde tronco y hojas verdes,
    derrama en el viento su voz,
    llora por la sangre que tiene.
    ¡Ay, sangre (sollozando dice)
    cómo me quemas y me dueles!
    El capitán huye en un grito,
    pero tras él corre la Muerte.



    Quien de sus rosas amorosas
    le regaló la de más fiebre,
    teje una cruel corona oscura
    y es con vergüenza como teje.

    Le resplandece el corazón
    en la gran noche de la frente;
    huye sin verla el capitán,
    pero tras él corre la Muerte.



    En medio de las cañas foscas
    galopa el hirsuto jinete;
    va con un látigo de fósforo
    y el odio cuando pasa enciende.
    Jesús Menéndez se sonríe,
    desde su pulmón amanece:
    huye de un golpe el capitán,
    pero tras él corre la Muerte.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Jun 2021, 02:35

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Elegía a Jesús Menéndez



    IV


    Un corazón en el pecho
    de crímenes no manchado.





    Plácido






    Jesús es negro y fino y prócer, como un bastón
    de ébano, y tiene los dientes blancos y corteses,
    por lo que su boca se abre siempre amanecida;



    Jesús brilla a veces con ojos tristes y dulces;
    a veces óyese bramar en sus ojos un agua embravecida;



    Jesús dice carro, río, ferrocarril, cigarro,
    como un francés renuente a olvidar su lengua
    de niño, nunca perdida;

    pero es cubano y su padre habló con Maceo; su
    padre, que llevaba en el hombro una estrella de
    oro, una ardiente estrella encendida;



    alguna vez anduve con Jesús transitando de
    sueño en sueño su gran provincia llena de hombres
    que le tendían la mocha encallecida;



    su gran provincia llena de hombres que gritaban
    ¡Oh Jesús! como si hubieran estado esperando
    largamente su venida;



    viósele entonces hablarles sin tribuna y tan
    cerca de ellos que les contaba los poros y les
    olía la piel agria y repartida;



    se le vio luego sentárseles a la mesa
    de blanco arroz y oscura carne; a la mesa sin vino
    ni mantel, y presidirles la comida;



    Jesús nació en el centro de su isla y allí
    se le descubre desde el mar, en los días claros,
    cubierto de nubes fijas;



    ¡subid, subidlo y contemplaréis desde su frente
    con qué fragor hierve a sus pies y se renueva
    en ondas interminables la vida!






    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Jun 2021, 02:39

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Elegía a Jesús Menéndez




    V


    Vuelve a buscar a aquél que lo ha herido,
    y al punto que miró, le conocía.





    Ercilla


    Los grandes muertos son inmortales: no mueren nunca. Parece que se marchan; parece que se los llevan, que se pudren, que se deshacen. Pensamos que la última tierra que les llena la boca va a enmudecerlos para siempre. Pero la lengua se les hincha, les crece; la lengua se les abre como una semilla bárbara y expulsa un árbol gigantesco, un árbol duro, cargado de plumas y de nidos. ¿Quién vio caer a Jesús? Nadie lo viera, ni aun su asesino. Quedó en pie, rodeado de cañas insurrectas, de cañas coléricas. Y ahora grita, resuena, no se detiene. Marcha por un camino sin término, hecho de tiempo sutil, polvoriento de instantes menudos, como una arena fina. No esperes a que Jesús te bendiga y te oiga cada año, luego de la romería y el sermón y la salve y el incienso, porque él no espera tanto tiempo para hablarte. Te habla siempre, como un dios cotidiano, a quien puedes tocar la piel húmeda temblorosa de latidos, de pequeñas mariposas de fuego aleteándole en las venas; te habla siempre como un amigo puro que no desaparece. El desaparecido es el otro. El vivo es el muerto, cuya persistencia mineral es apenas una caída anticipada, un adelanto lúgubre. El vivo es el muerto. Rojo de sangre ajena, habla sin voz y nadie le atiende ni le oye. El vivo es el muerto. Anda de noche en noche y amenaza en el aire con un puño de agua podrida. El vivo es el muerto. Con un puño de limo y cloaca, que hiede como el estómago de una hiena. El vivo es el muerto. ¡Ah, no sabéis cuántos recuerdos de metal le martillean a modo de pequeños martillos y le clavan largos clavos en las sienes!


    Caña Manzanillo ejército
    bala yanqui azúcar
    crimen Manzanillo huelga
    ingenio partido cárcel
    dólar Manzanillo viuda
    entierro hijos padres
    venganza Manzanillo zafra.


    Un torbellino de voces que lo rodean y golpean, o que de repente se quedan fijas, pegadas al vidrio celeste. Voces de macheteros y campesinos y cortadores y ferroviarios. Ásperas voces también de soldados que aprietan un fusil en las manos y un sollozo en la garganta.




    Yo bien conozco a un soldado,
    compañero de Jesús,
    que al pie de Jesús lloraba
    y los ojos se secaba
    con un pañolón azul.
    Después este son cantaba:



    Pasó una paloma herida,
    volando cerca de mí;
    roja le brillaba un ala,
    que yo la vi,




    Ay, mi amigo,
    he andado siempre contigo:
    tú ya sabes quién tiró,
    Jesús, que no he sido yo.
    En tu pulmón enterrado
    alguien un plomo dejó,
    pero no fue este soldado,
    pero no fue este soldado,
    Jesús,
    ¡por Jesús que no fui yo!



    Pasó una paloma herida,
    volando cerca de mí;
    rojo le brillaba el pico,
    que yo la vi.




    Nunca quiera
    contar si en mi cartuchera
    todas las balas están:
    nunca quiera, capitán.
    Pues faltarán de seguro
    (de seguro faltarán)
    las balas que a un pecho puro,
    las balas que a un pecho puro,
    mi flor,
    por odio a clavarse van.



    Pasó una paloma herida,
    volando cerca de mí,
    rojo le brillaba el cuello,
    que yo la vi.





    ¡Ay, qué triste
    saber que el verdugo existe!
    Pero es más triste saber
    que mata para comer.
    Pues que tendrá la comida
    (todo puede suceder)
    un gusto a sangre caída,
    un gusto a sangre caída,
    caramba,
    y a lágrima de mujer.



    Pasó una paloma herida,
    volando cerca de mí;
    rojo le brillaba el pecho,
    que yo la vi.




    Un sinsonte
    perdido murió en el monte,
    y vi una vez naufragar
    un barco en medio del mar.
    Por el sinsonte perdido
    ay, otro vino a cantar
    y en vez de aquel barco hundido,
    y en vez de aquel barco hundido,
    mi bien,
    otro salió a navegar.



    Pasó una paloma herida,
    volando cerca de mí,
    iba volando, volando,
    volando, que yo la vi.






    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87300
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 06 Jun 2021, 05:20

    Te sigo... Y me parece extraordinario el rendimiento que estás haciendo de un humilde grande como Nicolás Guillén.

    Besos.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Jun 2021, 23:08

    Sé que lo haces y por eso siempre te daré las gracias.
    Seguimos entonces.


    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Jun 2021, 23:11

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Elegía a Jesús Menéndez




    VI


    Y alumbrando el camino de la fácil conquista,
    la libertad levanta su antorcha en Nueva York.



    Rubén Darío


    Jesús trabaja y sueña. Anda por su isla, pero también se sale de ella, en un gran barco de fuego. Recorre las cañas míseras, se inclina sobre su dulce angustia, habla con el cortador desollado, lo anima y lo sostiene. De pronto, llegan telegramas, noticias, voces, signos sobre el mar de que lo han visto los obreros de Zulia cuajados en gordo aceite, contar las veces que el balancín petrolero, como un ave de amargo hierro, pica la roca hasta llegarle al corazón. De Chile se supo que Jesús visitó las sombrías oficinas del salitre, en Tarapacá y Tocopilla, allá donde el viento está hecho de ardiente cal, de polvo asesino. Dicen los bogas del Magdalena que cuando lo condujeron a lo largo del gran río, bajo el sol de grasa de coco, Jesús les recordó el plátano servil y el café esclavo en el valle del Cauca, y el negro dramático, acorralado al borde del Caribe, mar pirata. Desde el Puente Rojo exclama Dessalines: «¡Traición, traición, todavía!» Y lo presenta a Defilée, loca y trágica, que le veló la muerte haitiana llena de moscas. Hierven los morros y favelas en Río de Janeiro, porque allá anunciaron la llegada de Jesús, con otros trabajadores, en el tren de la Leopoldina. Puerto Rico le enseña sus cadenas, pero levanta el puño ennegrecido por la pólvora. Un indio de México habló sin mentarse. Dijo: «Anoche lo tuve en mi casa». A veces se demora en el Perú de plata fina y sangrienta. O bajando hacia la punta sur de nuestro mapa, júntase a los peones en los pagos enérgicos y les acompaña la queja viril en la guitarra decorosa. ¿A dónde vuela ahora, a dónde va volando, más allá del cinturón de volcanes con que América defiende su ombligo torturado por la United Fruit desde el Istmo roto hasta la linde azteca? Vuela ahora, sube por el aire oleaginoso y correoso, por el aire grasiento, por el aire espeso de los Estados Unidos, por ese negro humo. Un vasto estrépito le hace volver los ojos hacia las luces de Washington y Nueva York, donde bulle el festín de Baltasar.




    Ahí ve que de un zarpazo Norteamérica
    alza una copa de ardiente metal;
    la negra copa del violento hidrógeno
    con que brinda el Tío Sam.
    Lúbrico mono de pequeño cráneo
    chilla en su mesa: ¡Por la muerte va!
    Crepuscular responde un coro múltiple:
    ¡Va por la muerte, por la muerte va!



    Aire de buitre removiendo el águila
    mira de un mar al otro mar;
    encapuchados danzan hombres fúnebres,
    baten un fúnebre timbal
    y encendiendo las tres letras fatídicas
    con que se anuncia el Ku Klux Klan,
    lanzan del Sur un alarido unánime:
    ¡Va por la muerte, por la muerte va!




    Arde la calle donde nace el dólar
    bajo un incendio colosal.
    En la retorta hierve el agua química.
    Establece la asfixia el gas.
    Alegre está Jim Crow junto a un sarcófago.
    Lo viene Lynch a saludar.
    Entre los dos se desenreda un látigo:
    ¡Va por la muerte, por la muerte va!



    Fijo en la cruz de su caballo, Walker
    abrió una risa mineral.
    Cultiva en su jardín rosas de pólvora
    y las riega con alquitrán;
    sueña con huesos ya sin epidermis,
    sangre en un chorro torrencial;
    bajo la gorra, un pensamiento bárbaro:
    ¡Va por la muerte, por la muerte va!



    Jesús oye el brindis, las temibles palabras, el largo trueno, pero no desanda sus pasos. Avanza seguido de una canción ancha y alta como un pedazo de océano. ¡Ay, pero a veces la canción se quiebra en un alarido, y sube de Martinsville un seco humo de piel cocida a fuego lento en los fogones del diablo! Allá abajo están las amargas tierras del Sur yanqui, donde los negros mueren quemados, emplumados, violados, arrastrados, desangrados, ahorcados, el cuerpo campaneando trágicamente en una torre de espanto. El jazz estalla en lágrimas, se muerde los gordos labios de música y espera el día del Juicio Inicial, cuando su ritmo en síncopa ciña y apriete como una cobra metálica el cuello del opresor. ¡Danzad despreocupados, verdugos crueles, fríos asesinos! ¡Danzad bajo la luz amarilla de vuestros látigos, bajo la luz verde de vuestra hiel, bajo la luz roja de vuestras hogueras, bajo la luz azul del gas de la muerte, bajo la luz violácea de vuestra putrefacción! ¡Danzad sobre los cadáveres de vuestras víctimas, que no escaparéis a su regreso irascible! Todavía se oye, oímos todavía; suena, se levanta, arde todavía el largo rugido de Martinsville. Siete voces negras en Martinsville llaman siete veces a Jesús por su nombre y le piden en Martinsville, le piden en siete gritos de rabia, como siete lanzas, le piden en Martinsville, en siete golpes de azufre, como siete piedras volcánicas, le piden siete veces venganza. Jesús nada dice, pero hay en sus ojos un resplandor de grávida promesa, como el de las hoces en la siega, cuando son heridas por el sol. Levanta su puño poderoso como un seguro martillo y avanza seguido de duras gargantas, que entonan en un idioma nuevo una canción ancha y alta, como un pedazo de océano. Jesús no está en el cielo, sino en la tierra; no demanda oraciones, sino lucha; no quiere sacerdotes, sino compañeros; no erige iglesias, sino sindicatos: Nadie lo podrá matar.



    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Dom 06 Jun 2021, 23:13

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)



    Elegía a Jesús Menéndez




    VII


    Apriessa cantan los gallos
    e quieren crebar albores.









    Poema del Cid
    ¡Qué dedos tiene, cuántas
    uñas saliéndole del sueño! Brilla
    duro fulgor sobre la hundida zona
    del aire en que quisieron destruirle
    la piel, la luz, los huesos, la garganta.
    ¡Cómo le vemos, cómo habrá de vérsele
    pasar aullando en medio de las cañas,
    o bien quedar suspenso remolino
    o bien bajar, subir,
    o bien de mano en mano
    rodar como una constante moneda,
    o bien arder al filo de la calle
    en demorada llamarada,
    o bien tirar al río de los hombres,
    al mar, a los estanques de los hombres
    canciones como piedras,
    que van haciendo círculos de música
    vengadora, de música
    puesta, llevada en hombros como un himno!



    Su voz aquí nos acompaña y ciñe.
    Estrujamos su voz
    como una flor de insomnio

    y suelta un zumo amargo,
    suelta un olor mojado,
    un agua de palabras puntiagudas
    que encuentran en el viento
    el camino del grito,
    que encuentran en el grito
    el camino del canto,
    que encuentran en el canto
    el camino del fuego,
    que encuentran en el fuego
    el camino del alba,
    que encuentran en el alba un gallo rojo,
    de pólvora, un metálico
    gallo desparramando el día con sus alas.



    Venid, venid y en la alta
    torre estaréis, campana y campanero;
    estaremos, venid,
    metal y hueso juntos que saludan
    el fino, el esperado amanecer
    de las raíces; el tremendo hallazgo
    de una súbita estrella;
    metal y huesos juntos que saludan
    la paloma de vuelo popular
    y verde ramo en el aire sin dueño;
    el carro ya de espigas
    lleno recién cortadas;
    la presencia esencial
    del acero y la rosa:
    metal y huesos juntos que saludan

    la procesión final, el ancho séquito
    de la victoria.
    Entonces llegará,
    General de las Cañas. con su sable
    hecho de un gran relámpago bruñido;
    entonces llegará,
    jinete en un caballo de agua y humo,
    lenta sonrisa en el saludo lento,
    entonces llegará para decir,
    Jesús, para decir:
    -Mirad, he aquí el azúcar ya sin lágrimas.
    Para decir:
    -He vuelto, no temáis.
    Para decir:
    -Fue largo el viaje y áspero el camino.
    Creció un árbol con sangre de mi herida.
    Canta desde él un pájaro a la vida.
    La mañana se anuncia con un trino.






    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda
    Lluvia Abril
    Lluvia Abril
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 54296
    Fecha de inscripción : 17/04/2011
    Edad : 63

    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Lluvia Abril Lun 07 Jun 2021, 23:40

    CUBA


    NICOLÁS GUILLÉN
    (1902-89)


    España: poema en cuatro angustias y una esperanza
    (1937)





    Angustia primera

    Miradas de metales y de rocas





    No Cortés, ni Pizarro
    (aztecas, incas, juntos halando el doble carro).
    Mejor sus hombres rudos
    saltando el tiempo. Aquí, con sus escudos.
    Aquí, con sus callosas, duras manos;
    remotos milicianos
    al pie aquí de nosotros,
    clavadas las espuelas en sus potros;
    aquí al fin con nosotros,
    lejanos milicianos,
    ardientes, cercanísimos hermanos.



    Los hierros tumultuosos
    de lanzas campeadoras;
    las espadas, que hundieron su punta en las auroras;
    las grises armaduras,
    los ingenuos arcabuces fogosos,
    los clavos y herraduras
    de las equinas finas patas conquistadoras;
    los cascos, las viseras,
    las gordas rodilleras,
    todo el viejo metal imperialista
    corre fundido en aguas quemadoras,
    donde soldado, obrero, artista,
    las balas cogen para sus ametralladoras.




    No Cortés, ni Pizarro
    (incas, aztecas, juntos halando el doble carro).
    Mejor, sus hombres rudos
    saltando el tiempo. Aquí, con sus escudos.



    ¡Miradla, a España, rota!
    Y pájaros volando sobre ruinas,
    y el fachismo y su bota,
    y faroles sin luz en las esquinas,
    y los puños en alto,
    y los pechos despiertos,
    y obuses estallando en el asfalto
    sobre caballos ya definitivamente muertos;
    y lágrimas marinas,
    saladas, curvas, chocando contra todos los puertos;
    y gritos que se asoman a las bocas
    y a los ojos coléricos, abiertos, bien abiertos,
    miradas de metales y de rocas.





    _________________
    "Podrán cortar todas las flores
    pero no detener la primavera".

    Pablo Neruda

    Contenido patrocinado


    POESÍA SOCIAL XVI - Página 2 Empty Re: POESÍA SOCIAL XVI

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 24 Abr 2024, 12:40