Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 804038 mensajes en 39944 argumentos.

Tenemos 1370 miembros registrados

El último usuario registrado es Almudena 1964

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 56 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 53 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Liliana Aiello, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Noviembre 2019

LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


“Brossa y nuestro tiempo”, por Jordi Llavina (La Vanguardia, 16-10-2019) Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


“Brossa y nuestro tiempo”, por Jordi Llavina (La Vanguardia, 16-10-2019)

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 30386
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 71
Localización : Barcelona

“Brossa y nuestro tiempo”, por Jordi Llavina (La Vanguardia, 16-10-2019) Empty “Brossa y nuestro tiempo”, por Jordi Llavina (La Vanguardia, 16-10-2019)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 16 Oct 2019, 13:29

.


“Brossa y nuestro tiempo”, por Jordi Llavina (La Vanguardia, 16-10-2019)

Joan Brossa, adorador de la máscara y poeta originalísimo. Confieso que nunca fui muy devoto suyo. Aún así, hallo en su obra elementos que no siempre encuentro en la de otros autores. Verbigracia, la ironía.

Brossa se mofaba de todo. Y su entera producción es un ejercicio radical de libertad: “Yo creo que el único / pedestal son los / zapatos”. Cuando Pujol -¿se acuerdan?- pacto con Aznar -¡vaya si se acuerdan!-, escribió: “Si un partido nacionalista catalán pacta / con un partido castellano de ultraderecha, / se ha dejado engañar o nos engaña”.

Releyéndolo, doy con estos versos que parecen escritos adrede para nuestra época de represión (el poema, no necesariamente político, lleva por título Independencia): “Circulación restringida. / Prohibido aparcar. / Pases personales numerados. / Detector de metales. / Registro en la entrada. / Y un perro especializado / en la búsqueda de explosivos”. Ocho años antes del nacimiento de Greta Thunberg, cuando el planeta -que al él le parecía “muy interesante”- estaba algo mejor que ahora, apuntó: “Cubo de plástico para depositar /  la basura: es de cien litros de capacidad / y evita que se extiendan por el suelo las bolsas, los plásticos con bolsa. Observando / la basura podemos adivinar / la posición social de las personas”.

También anotó: “El Hombre siempre habla con la autoridad / que le da el fracaso”. No se refería a Pedro Sánchez, ¡menudo fraude!, o a actores tragicómicos como Rivera o Cantó . Brossa hizo que su apellido (brossa=basura) fuera poético: “No estés seguro de que la palabra brossa / venga de basura. Antiguamente la brossa era la hoja / de un arbusto del mismo nombre”. De segundo, se apellidaba Cuervo (¡viva Poe!) ¿Y estos versos?: “Mis conocimientos gastronómicos son escasos: / pero tras la lluvia me gusta pasear por el campo; / conozco la naturaleza y sé que si los árboles meditaran, / lo harían por las raíces”. ¿Qué tienen que ver gastronomía, lluvia y árboles meditabundos? Nada, pero todo ello da cuenta de la inagotable capacidad de asombro del poeta. Sus títulos ya eran una hermosa declaración de principios: Poemes de seny y cabell, La clau a la boca, Sumari astral (Poemas de cordura y cabello, La llave en la boca, Sumario astral… O Passat festes (Pasado fiestas), que significa, llanamente, cuando ya hemos dejado de formar parte de este mundo que tanto le sorprendía.

Jordi Llavina (La Vanguardia, 16-10-2019)



Cinco poemas de Joan Brossa:




Si fueras una ola, serías mi juego favorito.
Si me quisieras siempre, serías la plenitud.
Si fueras una manera de hablar, serías el diálogo.
Si lloraras inquieta, te buscaría y no te encontraría.
Si fueras una puesta de sol, serías la más bella de todas.
Si fueras un árbol, serías un cedro.
Si ostentases colores, serías blanca y roja.
Si fueras la nieve, pasarías más allá.
Si fueras una sustancia, serías el bálsamo.
Si fueras sustituida, serías la madera de una columna.
Si yo fuera un barco, te llevaría delante mismo de la proa.
Si no fueras una muchacha, serías una rosa silvestre.
Si fueras una estrella invisible, serías el mutuo amor.
Si me rodeases suavemente y te disolvieses, serías el rocío de la
noche que moja los árboles.
Si desfallecieras, serías un escudo roto.
Si fueras una flor, nunca te apagarías.
Si relampaguearas, serías talmente una piedra engastada del color
del flujo del mar.
Si te viese en cualquier lugar, te señalaría a ti.
Si fueras indiferente, serías el crepúsculo.
Si me mirases distraídamente, serías mi esperanza.
Tu presencia me parece la forma más placentera de la armonía
misma.
Si la música se llenara de ti, brotaría un acorde grave y lastimero.
Si fueras un trébol, serías la llave de la aurora.
Si fueses la suavidad, serías el peso del agua.
Si fueras la tristeza, serías los días y el tiempo.
Si fueras un deseo, serías pasión desplomada.
Si fueras la luna, serías un ala.
Si fueras un reloj, serías un círculo profundo.
Si fueras el espacio, serías su mitad y su centro.
Si no fueras una estrella favorable, serías una roca que defiende
un territorio.
Si te escondieras de mí para siempre, serías la noche circundante.
Si fueras un camino, serías la orilla del mar.
Si fueras un jardín, serías un astro de flores.
Si fueras un paisaje, serías un bosque que respira.
Si fueras un anillo, serías eternamente irrompible.
Si fueras sombra densa, serías un camino entre los astros diáfanos.
Si fueras una tarde, serías un día.
Si fueras un año, serías un siglo.
Si fueras un ruido, serías el ruido de unos pasos que resuenan
oídos en secreto.
Si fueras un pedestal, serías una isla azulada.
Si el mundo fuese roto en pedazos, serías su silencio.
Si inclinaras más la frente, el corazón tintinearía claro.
Si suspiras, el tiempo que pasa se vuelve dulce.
Si te encaramas por el cielo, en la meditación te encuentro.
Si fueras una bolita, serías una sola gota de agua.
Vives en el sentido de la llama, no en el de la ceniza.
Si fueras un número, serías una cantidad inacabable.
Si mudaras de forma, serías una montaña oscura y agradable.
Si fueras el viento terral, dormirías sobre una cola de colores.
Si te conociera la lluvia, caería en el lugar que tú indicaras.
Si intentaras salvar a alguien, lo llenarías de espigas.
Si fueras una pared, te escudarían los árboles.
Si cayera la luz, serías la copa de cada día.
Cubrirías la juventud, si fueras la madrugada.
Si pasara el otoño, tú serías la primavera inminente.
Si fueras un color, serías la alegría del sol en un bancal de hierba.
Si fueras una voz, tendrías el color de un perfume.
Si fueras un perfume, tendrías la voz del color que te llevara.
Si fueras un cristal, apagarías los suspiros.
Si fueras un desierto, ondearías sin ningún límite.
Si eres una palabra, serías amarse
Si fueras un ídolo yo prepararía tu adoración en los santuarios.
Si fueras tibia claridad, te rodearías de rebaños.
Si fueras una gota de sangre, iluminarías.
Si el mundo de vida fuera todo soledad y caos, ya estarías destinada a
manifestarte.
Si el mundo fuera una brumosa caverna, en ti convergerían infinitudes.
Tu eres el más bello reflejo de la Imagen primordial
Que allende los tiempos se multiplica inexpresable.

(Traducción de Alfonso Alegre y Victoria Padilla)


LA GUERRA

Cruza un burgués vestido de cura.
Cruza un bombero vestido de albañil.
Yo palpo una tierra muy humana.
Cruza un cerrajero vestido de barbero.
Me como un trozo de pan
y me tomo un buche de agua.

(Traducción de Andrés Sánchez Robayna)


COSMOGONÍA

Adelantaba ligeramente el muslo
y lo ponía entre las piernas,
y su pierna izquierda la
ponía encima, por fuera
de mi muslo izquierdo.

(Traducción de Andrés Sánchez Robayna)


ECO

A Maria-Lluïsa Palau

-¿Podrías decirme qué es el sol? -El sol.
-¿Y la luna, podrías? -Es la luna.
-¿Y por qué llora Pedro inconsolable?
-Porque en su vida no ha tenido suerte.
-¿Y qué son las montañas, las estrellas?
-Son solamente estrellas y montañas.
-¿Y estas raíces qué? ¿Y qué estas cañas?
-Pues no son más que cañas y raíces.
-¿Qué es esta mecedora? ¿Y esta mesa?
¿Y estas manos que forman sombras chinas?
Dime: ¿y el mundo, el hombre?
-Ved aquí
la faz final de la sabiduría:
Mírate a fondo, afirma siempre el ser
y aprende: nada más puedes hacer.

(Traducción de Andrés Sánchez Robayna)


NOCTURNALIA

A Pepa

Pura contra la noche está mi mano,
Riqueza y fuerza me echaré a la espalda;
Busco la calma en lo que pensar pueda,
Donde empieza la queja trazo raya.
Suelen bastarme el hombre y su misterio,
El azufre que hiero no me daña;
Pero la suma escapa al juicio humano,
y me sacude el trueno y raya el rayo.
Pero no digo que mi error lamente:
-¡Echa raíces, olvidada tierra!
En torno de tu amor dialogando,
Cuanto retengo piérdolo con ansia:
Ni siento horror de morir como pienso
Ni pensar como muero me entristece.

(Traducción de Andrés Sánchez Robayna)


.


    Fecha y hora actual: Mar 19 Nov 2019, 22:50