Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.
Aires de Libertad

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 849444 mensajes en 41324 argumentos.

Tenemos 1402 miembros registrados

El último usuario registrado es Mónica Isa

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 37 usuarios en línea: 5 Registrados, 1 Ocultos y 31 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

clara_fuente, F. Enrique, Maria Lua, Ramón Carballal, Ricardo Serna G


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Julio 2020

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty

UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E


El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 16 Feb 2019, 04:43

.


(2018-02-16) Dejo aquí mis “cartas al director” sobre el tema del procés en Catalunya que La Vanguardia tuvo a bien publicar. Supongo que si el diario las publicó sería porque les pareció que tenían algún interés, razón por la que las traigo ahora aquí, en una circunstancia (el juicio a los lideres independentistas catalanes) que me tiene especialmente preocupado. Sin ánimo de sentar la verdad sino tan solo de dar a conocer mi opinión.


*

(21-10-2019) Intercalo entre mis "cartas al Director" sobre el tema del procés en Cataluña, aquellas cartas que o no llegué a enviar o no obtuvieron su publicación en el diario. De esta forma creo que mi opinión y su evolución a lo largo del tiempo queda mejor expresada.


*


(17-03-2019) Añado mis cartas respecto al coronavirus Covid 19.

Un abrazo.


2012-11-28 Carta a La Vanguardia (publicada)

Catalunya te tradició de país que sap acollir i respectar la llibertat dels altres. I qui respecta la dels altres, vol que li respectin la seva. Per això, crec que la consulta sobiranista es celebrarà i suggereixo als actuals partits de l'arc parlamentari que vagin pensant com s'ubicaran en el futur Parlament d'una Catalunya independent, a fi de no quedar-s'hi fora i que així estiguin representades totes les maneres de fer i pensar dels ciutadans de Catalunya.

(Cataluña tiene tradición de país que sabe acoger y respetar la libertad de los otros. Y quien respeta la de los otros, quiere que le respeten la suya. Por eso, creo que la consulta soberanista se celebrará y sugiero a los actuales partidos del arco parlamentario que vayan pensando como se ubicarán en el futuro Parlamento de una Cataluña independiente, con objeto de no quedarse fuera y que así estén representadas todas las maneras de hacer y pensar de los ciudadanos de Cataluña.)


2013-02-18 Carta a La Vanguardia (no enviada)

Crec que la inmensa majoria dels ciutadans de Catalunya, a les passades eleccions autonòmiques, ja ens vam expresar favorables al dret a decidir. Ara, només cal que els contraris a aquest dret ens deixin exercitar-lo i ens convenceixin de que votem que no a la independència de Catalunya.

(Creo que la inmensa mayoría de los ciudadanos de Cataluña, en las pasadas elecciones autonómicas, ya nos expresamos favorables al derecho a decidir. Ahora, solo hace falta que los contrarios a este derecho nos dejen ejercitarlo y nos convenzan para que votemos  que no a la independencia de Cataluña.)


2014-01-26 Carta a La Vanguardia (no publicada)

No entiendo como el PSC, partido que se define como internacionalista, se divide por el tema nacional. ¿A un internacionalista que más le da ser ciudadano del estado español o del estado catalán? Creo que es una contradicción en sus propios términos y al menos para mí sorprendente.


2014-11-10 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Votant el passat diumenge, em vaig adonar de les moltes i diverses voluntats que s'han aplegat en el camí de la independència de Catalunya. M'agradaria pensar que no fem aquest camí contra ningú, ans per procurar-nos les eines necessàries per progressar. M'agradaria també que fóssim més encara, que quants més millor trobéssim en aquest camí la il·lusió recuperada de fer plegats un futur millor per a tothom.

(Votando el pasado domingo, me di cuenta de las muchas y varias voluntades que se han reunido en el camino de la independencia de Cataluña. Me gustaría pensar que no hacemos este camino contra nadie, más bien para procurarnos las herramientas necesarias para progresar. Me gustaría también que fuéramos más todavía, que cuántos más mejor encontráramos en este camino la ilusión recuperada de hacer juntos un futuro mejor para todo el mundo.)


2015-06-19 Carta a La Vanguardia (no enviada)


En la meva opinió, Catalunya necessita un estat propi per garantir la seva personalitat pròpia i per poder desenvolupar les seves potencialitats. Penso que això s'ha de fer respectant les diversitats i reduint les desigualtats i que aquest és el millor camí pels catalans d'avui i de demà.

(En mi opinión, Cataluña necesita un estado propio para garantizar su personalidad propia y para poder desarrollar sus potencialidades. Pienso que esto se tiene que hacer respetando las diversidades y reduciendo las desigualdades y que este es el mejor camino por los catalanes de hoy y de mañana.)


2017-02-21 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Ahora que se habla tanto de legalidad, quisiera recordar que el regreso de Tarradellas precedió y facilitó la aprobación de la Constitución española en Cataluña. También me gustaría recordar que la aprobación de la Constitución fue posible por un amplísimo pacto de casi todas las fuerzas políticas y que el Partido Popular, al carecer de la mayoría parlamentaria suficiente para evitar la aprobación del nuevo Estatuto de Cataluña, lo recurrió ante el Tribunal Constitucional que controlaba, rompiendo de esta forma el pacto constitucional. Esas lluvias trajeron estos lodos.

Los catalanes somos gente que respeta los pactos y nos ofende que se burlen de nosotros y encima nos tomen por tontos, utilizando los tribunales y las leyes a su conveniencia. No estamos ante un problema entre españoles, ni entre España y Cataluña, sino ante un problema entre el Partido Popular y Cataluña. La democracia no significa solo el gobierno de la mayoría sino también el respeto de la mayoría a las minorías. Sin respeto a las minorías la democracia no existe.

¿Existe alguna monarquía parlamentaria en Europa cuyo rey lleve por nombre el de un predecesor que combatió, venció y reprimió a una parte de su pueblo? La monarquía británica cambio su apellido familiar alemán por uno inglés para no herir la susceptibilidad de sus súbditos. Se me dirá que esto es una minucia pero es un pequeño ejemplo del menosprecio que se tiene en España a las minorías. ¿Dónde cabe que mi representante en el Parlamento español, o el representante de un gallego o de un vasco, no pueda hablar en el idioma que le es propio?

La reconstrucción del pacto constitucional pasa, a mi juicio, porque el pueblo catalán manifieste en un referendum si quiere seguir formando parte de España, conociendo las condiciones que deben respetar su nación, idioma, economía, historia, etc., o independizarse para constituir la República Catalana en que nadie nos diga en que idioma tenemos que hablar, como hemos de invertir nuestro dinero y a cuántos y quienes hemos de acoger como refugiados, por ejemplo.


2017-03-23 Carta a La Vanguardia (publicada)

Buscando soluciones imaginativas a la actual crisis territorial entre Cataluña y España y puesto que esta crisis tiene su origen en la conquista de Cataluña por Felipe V en 1714, la derogación de su derecho propio y sus instituciones y su asimilación a Castilla, creo que una solución que podría convenir a todos sería conceder a Cataluña el estatus de estado libre asociado dentro del reino de España como es Puerto Rico respecto a Estados Unidos, o de nación en un estado multinacional como fue el caso de Hungría en el Imperio Austro-húngaro. Esta solución preservaría la unidad de España reconociendo la especificidad de Cataluña.


2017-06-23 Carta a La Vanguardia (publicada)

No soy extraterrestre, solo deseo que no sean personas que no entienden mi idioma, ni mi modo de ser, ni mis costumbres, ni mis gustos, ni mis necesidades, ni mis preferencias, ni mi historia, quienes decidan, muy lejos de aquí, qué hacer con mi dinero. Porque siempre se equivocan y lo hacen mal - o no llega o solo llega una parte - y encima me dicen como he de hablar, como he de comportarme, que debo estar contento, agradecido y sentirme feliz de que ellos me gobiernen a distancia, porque conocen mejor que yo lo que me conviene, que siempre ha sido así y que siempre lo será.


2017-06-29 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Hay cosas que de tan habituales llegan a parecer normales. Leí hace poco en La Vanguardia, en una interesante entrevista hecha a la jefa de taquígrafos del Congreso, que, cuando algún representante hablaba en una lengua peninsular que no fuera la española, se limitaban a recoger en el acta, entre paréntesis: (palabras dichas en catalán -o gallego, o euskera). Cuando hoy en día existen traductores simultáneos. ¿Y aún nos extraña lo malbaratado que está para muchos el sentido de pertenencia?


2017-10-05 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Por favor, si a alguien se le ocurre alguna fórmula para acabar con el contencioso entre Cataluña y España, que la diga ya. Yo propongo que representantes de ambas partes se sienten a negociar teniendo por límites, por una parte, el estatuto de autonomía (según fue aprobado por el parlamento de España y el pueblo de Cataluña antes de que el Tribunal Constitucional lo modificara) y por otra, la declaración unilateral de independencia.


2018-01-12 Carta a La Vanguardia (publicada)

Sense Catalunya, a Espanya sempre governarà la dreta, perquè la majoria social espanyola és conservadora. L’esquerra espanyola està  emmanillada per governar, perquè si reconeix la nació catalana, a Espanya la titllen d’antiespanyola.

A Catalunya encara és pitjor, perquè sempre que ha recolzat un govern progressista a Espanya, ha acabat doblement sancionada: per progressista i per catalana. Aquest és el resum dels nostres dos-cents últims anys d’història. Estem ben apanyats!

(Sin Cataluña, en España siempre gobernará la derecha, porque la mayoría social española es conservadora. La izquierda española está  esposada para gobernar, porque si reconoce la nación catalana, en España la tildan de antiespañola.

En Cataluña todavía es peor, porque siempre que ha apoyado un gobierno progresista en España, ha acabado doblemente sancionada: por progresista y por catalana. Este es el resumen de nuestros doscientos últimos años de historia. ¡Estamos  apañados!)


2018-02-01 Carta a La Vanguardia (publicada)


Amb el més gran respecte, crec que no es tracta de sacrificar ningú sinó de què la majoria parlamentària resultat de les eleccions del 21 de desembre constitueixi govern el més aviat possible i això en unes circumstàncies tan difícils com les actuals, principalment per les mides repressores del govern espanyol, però també, reconeguem-ho, per alguna badada nostra.

(Con el mayor respeto, creo que no se trata de sacrificar nadie sino de que la mayoría parlamentaria resultado de las elecciones del 21 de diciembre constituya gobierno lo antes posible y esto en unas circunstancias tan difíciles como las actuales, principalmente por las medidas represoras del gobierno español, pero también, reconozcámoslo, por alguna acción poco comprensible nuestra.)


2018-02-08 Carta a La Vanguardia (no enviada)


No veo otra camino para la independencia que no sea ampliar la base social independentista. Éste me parece debería ser el objetivo primordial y, para lograrlo, creo que es necesario recuperar el autogobierno lo antes posible, preferentemente, a mi juicio, con personas que no tengan causas judiciales que obstaculicen su trabajo -sería bueno, por otra parte, incorporar nuevas generaciones. Pronto llegarán las elecciones municipales y por sus resultados se verá si se va por el buen camino.


2018-03-14 Carta a La Vanguardia (publicada)

Si a Cataluña le va mal, al gobierno del PP no le va mejor: sin aprobar presupuestos y mal gobernando Cataluña desde Madrid. Y es que, a quienes se les ocurrió recentralizar el estado de las autonomías, deberían haber pensado antes que más que perpetuarse en el poder iban a acabar explosionando España.

Déjense de tribunales y vuelvan a la negociación, señores del PP, o me temo que, además de perder votos en Cataluña, los acabarán perdiendo en España.


2018-04-11 Carta a La Vanguardia (publicada)

Tengo la impresión que el Gobierno de España, acorralado por los casos de corrupción en su partido e incapaz de dar una salida política a las reivindicaciones de Cataluña – que por otra parte él mismo contribuyó a exacerbar – ha trasladado su resolución a la cúpula judicial, más dada a aplicar el código penal que a negociar, y que la democracia española, que empezó tutelada por por el ejército, ha acabado judicializada. Nunca tantos lograron tan poco.


2018-04-24 Carta a La Vanguardia (no enviada)

Ahora que el Gobierno de España habla de diálogo y tiene como “invitados” a tantos líderes independentistas, por qué no aprovecha para iniciar con ellos, con discreción, conversaciones que hagan posible un regreso a la normalidad sobre bases más justas y realistas. Creo que muchos, y no solo en Cataluña, se lo agradeceríamos. Al fin y al cabo, el diálogo que más cuenta es el que se logra con el adversario y no con el afín. Sin diálogo, me temo que la situación en Cataluña (y en España) se enquistará por muchos años.


2018-04-24 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Lo que para mí el procés ha dejado claro es que la independencia de Cataluña es posible, que constituye el mejor futuro para más de dos millones de catalanes y que no existe ningún otro proyecto que concite  más ilusión. A partir de aquí, solo es cuestión de tiempo, paciencia y voluntad.


2018-05-18 Carta a La Vanguardia (no publicada)

La normalización lingüística, además de necesaria para la preservación del catalán, ha constituido un elemento de éxito en cohesión social, facilitando la integración y el ascenso social a quienes han llegado a Cataluña en busca de oportunidades. Pero quienes se han esforzado en comprender y hablar el catalán y han contribuido al crecimiento económico de Cataluña, bien se merecen que las instituciones les demuestren aprecio y respeto hacia su lengua y cultura maternas, dedicándole una parte de sus atención, actuaciones, espacio, apoyo y presupuesto.  La sociedad catalana es mestiza e integradora, y sus autoridades, sin necesidad de alterar el discurso, podrían alternar el idioma de vez en cuando, no tanto por un problema de comprensión como por empatía.


2018-07-15 Carta a La Vanguardia (publicada)

Cuanto más se evidencia la irrealidad de los delitos atribuidos a los dirigentes del procés más se pone de manifiesto que el propósito de su enjuiciamiento no fue otro que alejarlos de la escena política.

Lo inmoral de este proceder es más propio de regímenes autoritarios que democráticos. La imparcialidad de los tribunales extranjeros ha dejado al descubierto este proceder para todos.


2018-09-05 Carta a La Vanguardia (no publicada)

No pido a los gobiernos español y catalán que se pongan de acuerdo, solo les pediría que cada uno explicase con claridad cual es su proyecto para Cataluña y los sometieran a la decisión de los catalanes. En resumen: ¿independencia o qué?
Y no creo que la permanencia en prisión de los lideres del procès y la judialización del conflicto contribuya a la distensión.


2018-09-12 Carta a La Vanguardia (publicada)


Las constituciones para durar tienen que adaptarse a los cambios de las sociedades que articulan. La Constitución española exige para su reforma unas mayorías que hacen que ésta sea casi impracticable, pero su formulación como Estado de las Autonomías permite que esta adaptación de la Constitución a la realidad se haga a través de la reforma de los Estatutos de Autonomía, mucho más factible que la de la propia Constitución. Este es el camino que propugnó Pascual Maragall y finalmente impidió el Partido Popular al llevar el nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña al Tribunal Constitucional cuando ya ya había recibido la probación del las cámaras legislativas catalana y española y el refrendo de la ciudadanía catalana, utilizando al Tribunal Constitucional (que se dejó utilizar) no para corregir aquellas inconstitucionalidades que en la práctica de dicho estatuto se produjeran sino discutiendo la inconstitucionalidad de su propio texto.

Hoy, demasiado tarde, se hace manifiesto el error cometido por el Partido Popular que ha dejado a Cataluña sin un estatuto aprobado por sus ciudadanos y materialmente expulsada del ordenamiento constitucional y al Estado español y a sus instituciones bajo sospecha, en una situación que tiene mal arreglo como no se reconozcan y superen sus causas.. Visto desde aquí y ahora, ¿era tan inadmisible que a Cataluña se la llamara nación o nacionalidad o que se descentralizara la administración de justicia.


2018-10-03 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Si el Estado Español desea reintegrar a Cataluña en su seno debe ser consciente de que ha de cambiar su lenguaje y su conducta. Aquí no se aceptan imposiciones, burlas, amenazas, persecuciones o simples buenas palabras. Cataluña, más parecida en esto al resto de Europa que España, se construyó en la lucha de los siervos contra el régimen feudal adquiriendo así su ciudadanía. No solo hablamos otro idioma y no se nos puede contentar con cuatro frases en el mismo en sus discursos, sino que las palabras muchas veces no son equivalentes. Por poner un ejemplo, aquí no se usa Don, Excmo o S.M. sino Sr. o Hble. Cataluña será lo que sus ciudadanos quieran porque no solo existe el català emprenyat(cabreado) sino también el català sorrut(tozudo) y no se puede poner entre rejas a todo un pueblo ni tampoco a uno solo de sus líderes. Los catalanes solo nos entendemos con quienes nos tratan con respeto y cortesía, reconocen sus errores, se disculpan por ellos, los rectifican y negocian con nosotros como iguales.


2018-11-04 Carta a La Vanguardia (no publicada)


Puede parecer contradictorio que tras las graves acusaciones y altas penas solicitadas para los políticos independentistas en prisión, sus partidos mantengan su apoyo al gobierno de Pedro Sánchez, sin embargo, tratándose de la única opción que ofrece una solución política pactada y refrendada al conflicto territorial, creo que los partidos independentistas harían bien en mantener dicho apoyo, aunque sea con el sacrificio de sus líderes. La ciudadanía sabrá agradecérselo en las urnas cuando se la convoque, creo yo.


2018-11-09 Carta a La Vanguardia (publicada)


El independentismo catalán no es un nacionalismo más, es la rebeldía de un pueblo con mil años de historia que hace quinientos que se defiende frente a quienes pretenden imponerle su idioma, sus leyes y sus costumbres, por eso es difícil que desaparezca. Piensen en ello los políticos que deseen solucionar el conflicto entre Cataluña y España de una forma pacífica y duradera.


2018-11-16 Carta a La Vanguardia (no publicada)


La democracia es el gobierno de la mayoría con respeto a las minorías. La asunción de las singularidades nacionales o de otro tipo de Cataluña, Andalucía, Galicia, Cantabria, etc. son la prueba del algodón de la democracia española, su constitución y sus instituciones.


2018-12-14 Carta para La Vanguardia (no publicada)


“Europa ha sido objeto de proyectos políticos de unificación muy a menudo. Pero siempre sobre la base de una potencia homogénea y dominante, Y por ello, fracasaron siempre. Es la primera vez que existe un proyecto político de integración europea que no se basa en la dominación sino en la igualdad y la solidaridad.” Este texto, extraído de un artículo reciente de un exministro de José María Aznar (Josep Piqué), cambiando “Europa” por “España”, es lo que muchos catalanes desearíamos para las relaciones entre España y Cataluña. ¿Es tan difícil aplicar a España lo que tanto gusta para Europa?


2018-12-06 Carta a La Vanguardia (publicada)


Castellanos y otros pueblos de España, los catalanes somos orgullosos, tan orgullosos como vosotros mismos. Pensad que si no nos reconocéis como a iguales, nuestras diferencias persistirán indefinidamente, estamos acostumbrados a resistir. Pero si nos tratáis como a iguales, podemos encontrar una fórmula que nos permita vivir y progresar juntos, somos complementarios. España ya no es un Imperio. No os dejéis arrastrar por los nostálgicos de un pasado irrecuperable, sueños de dominio que no nos han traído más que decadencia y sumisión. El futuro de progreso no llegará con imposiciones sino con acuerdos, pactos entre todos los distintos pueblos de España. Juntos e iguales sumamos más.


2019-01-23 Carta para La Vanguardia (no publicada)


De acuerdo, nosotros respetaremos su lengua, su historia, su cultura, sus costumbres, su economía, sus leyes,  sus instituciones, su bandera y su nación. Pero a cambio ellos respetarán las nuestras. Porque si no, no veo mucho futuro a Catalunya dentro de España.


2019-02-13 Carta a La Vanguardia (no publicada)


Una constitución no puede servir para aherrojar a la mayoría de la población de un territorio dentro de un estado. La vigencia de una constitución en un territorio requiere la adhesión manifiesta de la mayoría de su población a lo largo del tiempo, porque las circunstancias cambian y las poblaciones también cambian de opinión. Cuando hay evidencias de que esta adhesión no se produce, no son los tribunales imponiendo acatamiento constitucional sino los partidos políticos negociando, quienes deben buscar la solución mediante un nuevo acuerdo constitucional que satisfaga a todas las partes. Si el acuerdo no es posible, tampoco es posible mantener indefinidamente un territorio dentro de un estado si la población de este territorio no desea permanecer en él. Para averiguar la voluntad de esa población es necesario un referendum con una pregunta clara que permita obtener una respuesta clara a una alternativa clara. Antes, los defensores de permanecer en el estado o de independizarse deben informar a los votantes de las condiciones en que se producirían ambas soluciones para que puedan votar libremente y con conocimiento de causa.


2019-03-01 Carta a La Vanguardia (publicada)

El juicio del procés es la demostración más terrible del fracaso de la historia reciente de España. Unos políticos pusilánimes no han sido  capaces de dar respuesta a los deseos de parte de su pueblo de ser reconocidos como sujeto de derecho y responsables de su futuro.

El juicio podrá acabar mejor o peor, pero lo que es evidente es que España ha perdido una vez más el tren de la historia y que muchos catalanes nos sentimos excluidos de ella. A un lado y a otro de la mesa del tribunal veo a patriotas, lástima que no sean capaces de construir una patria lo suficientemente grande y acogedora para todos. Qué lástima.


2019-04-05 Carta a La Vanguardia (no publicada)


El pacto constitucional se rompió cuando el Tribunal Constitucional anuló artículos sustanciales del estatuto de Cataluña, después de que hubieran sido aprobados por los parlamentos catalán y español y por los catalanes en referendum. Desde entonces vivimos una anomalía jurídica: una democracia que ha excluido a una parte de su población. Por más aspavientos que se hagan, banderas que se ondeen o patriotismo que se exhiba, esto es así y la solución no se alcanzará mediante interminables e ineficaces debates en el Congreso. Es necesario, igual que a la muerte de Franco, que todas las fuerzas políticas se reúnan y alcancen un nuevo acuerdo constitucional para someterlo después al refrendo de todos los españoles. Y, si la mayoría de la población de Cataluña no lo aprueba, entonces que los ciudadanos de Cataluña voten en referendum su permanencia o independencia de España.


2019-04-25 Carta a La Vanguardia (publicada)


Si algo me ha permitido ver la presente campaña electoral y los debates habidos entre los diferentes candidatos es que el traje constitucional que se dio España en 1978 está rompiendo sus costuras. Tras cuarenta años de democracia, España ha cambiado mucho y las fuerzas políticas en el poder no han sabido o podido adoptar la constitución del 78 a esos cambios. Estamos ante un cambio de ciclo, una crisis de crecimiento, y solo espero que los electores acertemos a dar nuestro voto a aquellos políticos que, con visión de futuro, sepan hacer las reformas constitucionales necesarias para garantizar el futuro en paz y progreso de todos.


2019-06-02 Carta a La Vanguardia (no publicada)


Los resultados de los partidos políticos en las elecciones municipales de Barcelona me hacen pensar que la solución de gobierno municipal que sería mejor recibida por la ciudadanía y por sus propios votantes, sería un pacto entre ERC y los Comunes, puesto que han sido las dos formaciones más votadas, comparten buena parte de sus programas y no se han puesto líneas rojas entre si. Creo que con veinte concejales y acuerdos puntuales con otros grupos se podrían afrontar con suficientes garantías los retos que tiene la ciudad en este momento.


2019-06-07 Carta a La Vanguardia (publicada)


La existencia en Catalunya de dos millones de ciudadanos, junto con sus familias, partidarios de la independencia del Estado Español, plantea un problema territorial de difícil solución, al que ni la vía constitucional ni la judicial, ensayadas hasta ahora, ha dado solución. Seguir los trámites arbitrados en la constitución, con la mayoría privilegiada de tres quintos que exige para cambiarla, no está al alcance de una minoría nacional, y tanta insistencia en esta vía parece más una burla que una propuesta seria. Pasaron los tiempos en que se alcanzó por consenso una constitución democrática de mínimos –no olvidemos el ruido de sables en que se negoció y que ayudó mucho a ello- en la que mucha gente tenía puesta sus esperanzas de evolución positiva en muchos aspectos, entre ellos el territorial (función de representación territorial del Senado, reconocimiento de derechos nacionales de las minorías, etc.), esperanzas que en buena medida se han visto frustradas. Por otra parte, equiparar el delito de desobediencia, por grave que sea su objeto, con el delito de rebelión o con el de sedición, que exigen violencia armada, crea un peligroso precedente para el futuro, y puede producir un desprestigio de la ley -el Código Penal- y de sus intérpretes -los Tribunales de Justicia- y, en definitiva, resultar ineficaz, puesto que quien se siente de una determinada nacionalidad no habrá ley que le haga cambiar, ¿o es que se pretende que dos millones de personas han delinquido, son rebeldes, son sediciosos? Hay que intentar recuperar el espíritu de concordia que existía a la muerte del dictador, de forma que se acerquen posiciones y se encuentre una solución constitucional adecuada para las circunstancias actuales, tan diferentes a las de hace cuarenta años, en la que  todos los ciudadanos, naciones y clases sociales se sientan representados, incluidos. Seguro que hay trabajos más urgentes, pero no más importantes.


2019-08-30 Carta a La Vanguardia (publicada)

Dice el Sr. Sánchez que no puede gobernar con los que quieren independizarse de España. ¿Por qué? Si los que quieren irse de España, vieran la posibilidad de otra España: plural, integradora de las naciones que comprende, respetuosa con sus idiosincrasias, y la posibilidad de contribuir a su transformación, ¿qué necesidad tendrían de irse? Mejor que gobernar sin algunos es gobernar en beneficio de todos.


2019-10-04 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Tanta repetición de elecciones y los mensajes de los políticos en campaña me ha permitido entender que en democracia lo único que importa es el número de votos obtenido sin que importen los medios que se han usado para ello, y como consecuencia también, que el hecho más grave cometido por los líderes del procés ha sido dar a conocer a los propios independentistas y al mundo en general cual era su número.


2019-10-17 Carta a La Vanguardia (publicada)

La violencia produce violencia. Condenar como sediciosos a los líderes de un movimiento pacífico ha llevado a que parte de ese movimiento se haya vuelto violento. Hay que volver a la negociación y al diálogo. Dejar las vías de hecho y dar muestra convincentes por ambas partes de que se desea llegar a acuerdos y pacificar el conflicto. La represión no es el camino, pero la subversión tampoco. El único camino es el diálogo y la negociación y hay que dar señales de ello por ambas partes para recuperar la confianza imprescindible para iniciarlo, hay que desarmar las palabras y los actos.


2019-11-07 Carta a La Vanguardia (publicada)


A muchos catalanes no nos convencerán con amenazas, por más reales que sean, por mucho que se traduzcan en detenciones, condenas, pelotas de goma o bastonazos, Muchos solo entendemos el diálogo sin sobreactuación ni estridencias, que conduzca a una solución razonable del conflicto que obtenga la aprobación, si se quiere cualificada, de la mayoría de los catalanes, el respeto del estado español y la salvaguarda internacional.


2019-11-20, Carta a La Vanguardia (publicada)


Creo que ante la próxima investidura del presidente de gobierno español es conveniente recordar que el procès se inició porque el Partido Popular, al carecer de la mayoría parlamentaria suficiente para evitar la aprobación del nuevo Estatuto de Cataluña, lo recurrió ante el Tribunal Constitucional que controlaba. No estamos ante un conflicto entre España y Cataluña, sino entre el Partido Popular y Cataluña, y como dice el proverbio árabe: “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”. Ya que no podemos elegir a nuestros enemigos, sepamos al menos elegir a nuestros amigos.


2020-01-12 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Según el Diccionario del español jurídico de la Real Academia Española, querella catalana es la querella que se interpone con el único objeto de paralizar o ralentizar otro procedimiento judicial. Vistas las actuales circunstancias políticas propongo la inclusión en dicho diccionario jurídico de una nueva definición: Procedimiento judicial español. Procedimiento que se inicia con el único objeto de apartar a alguien, temporal o definitivamente, de la vida pública. Existen antecedentes en el lenguaje castizo: el diccionario de la lengua española ya recoge como acepción coloquial del verbo empapelar, formar causa criminal a alguien.


2020-01-27 Carta a La Vanguardia (no publicada)

En el conflicto entre Cataluña y España ya se ha visto hasta donde ambas partes estaban dispuestas a llegar para defender sus ideales. Sería bueno que ahora se viera hasta donde están dispuestas a renunciar a sus ideales para alcanzar la coexistencia pacífica y la estabilidad política.


2020-03-01 Carta a La Vanguardia (publicada)

En la consulta del 9 de noviembre de 2014 pude observar como muchos conciudadanos votaban con gran emoción por primera vez sobre la independencia de Cataluña. Pero al ir y volver del centro de votación, también pude observar como, en la calle, muchos otros conciudadanos continuaban con su vida habitual totalmente ajenos al tema. Esto me hizo darme cuenta de que la población catalana es muy plural y de que la independencia de Cataluña no será posible hasta que una mayoría clara de catalanes no crea que un futuro mejor pasa por dicha independencia. Entretanto, con mutuo respeto por las ideas de los demás, procuremos colaborar en la solución de muchos otros problemas que nos atañen a todos por igual.  


2020-03-16 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Me ha producido intranquilidad la forma en que el gobierno español ha enfocado la lucha contra el coronavirus. Creo que más que de sacar pecho y de querer controlarlo todo desde el gobierno central es el momento de demostrar que el estado de las autonomías es eficaz y de que el gobierno muestre su capacidad para colaborar con todos los gobiernos autonómicos -que son quienes conocen de primera mana la situación y las necesidades de cada lugar al minuto- prestándoles, con todos los medios estatales a su alcance, el apoyo que en cada momento necesiten, y sirviendo de eficaces coordinadores entre ellos. En este sentido me pareció más correcta la posición del ministro de Sanidad al aumentar las facultades de las consejerías autonómicas que la de los otros ministros quitándoselas.


2020-03-29 Carta a La Vanguardia (no publicada)

No siempre las cosas salen bien.
Nos esforzamos, lo hacemos lo mejor que sabemos, lo mejor posible, escuchamos a los expertos, corregimos los fallos. Pero no siempre salen bien.
Buscamos razones, culpables, explicaciones, justificaciones. Pero no.
Confiemos, hablemos, compartamos, comprendamos, esperemos. Siempre.


2020-04-02 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Los diarios han dejado de publicar en portado el número de afectado y el de muertos por el coronavirus. Me preocupa, pues pienso que esto, o es porque son muchos o es porque los números no son fiables.

Hasta ayer, en España habían muerto unas 8.000 personas por el coronavirus. Dicen que el confinamiento está dando sus frutos, que disminuyen los positivos, positivos que hasta ayer alcanzaban a unos 86.000. Supongamos que, con los no diagnosticados, hubiera 10 veces más positivos: 860.000, y que el índice de mortandad sea de un 3'5 %. Entonces, los fallecidos pueden llegar a ser unos 30.000 (21.000 mayores de 70 años, el 70%, y 9.000 menores de esa edad, el 30 %). Hemos de esforzarnos entre todos en reducir esa cifra al máximo.

Me acuerdo de un chiste que oí hace muchos años: Habían muerto el guapo y el listo de una familia, y el que quedaba, un poverello, un "hijo de la Fortuna", cuando le daban el pésame, contestaba: "Tota ti tota... Tota ti tota..." Pues eso: "Tota ti tota".


2020-04-13 Carta a La Vanguardia (no publicada)

Veo con preocupación que en estos momentos algunas personas descargan su miedo, su rabia y su frustración, debida al confinamiento, los muertos y la crisis económica que se avecina, en los dirigentes políticos a los que ha tocado lidiar con todo ello -al fin y al cabo elegidos democráticamente y a los que es posible reclamar democráticamente responsabilidades por sus posibles errores-, auspiciando la aparición de un líder, algo así como un salvador en quien poder descargar sus miedos, frustraciones y responsabilidades, sin tener en cuenta el riesgo de alentar el regreso a una dictadura. Me preocupa contribuir con nuestras palabras o nuestro silencio, a esta tendencia. ¡Estaríamos bien arreglados! La única salida que yo veo a nuestros males es más democracia, no menos.


2020-04-21 Carta a La Vanguardia
(no publicada)

Nuestros responsables políticos tienen que darse cuenta que muchos no podemos vivir mucho tiempo más en ese limbo en que la Covid-19 y el confinamiento nos ha situado, que necesitamos recuperar hábitos sociales y con estos nuestro equilibrio físico y mental. Los científicos que les asesoran tienen que estudiar medidas de protección que nos permitan recuperar cuanto antes unos niveles mínimos de normalidad, de vida al aire libre, de relaciones humanas, familiares, de trabajo y de ocio, que nos permitan recuperar la alegría de vivir sin que ello suponga un riesgo para nuestra vida.


2020-06-26 Carta a La Vanguardia (enviada)


Compruebo que algunos servicios públicos como el de recogida de muebles y trastos viejos, los centro cívicos y las bibliotecas públicas, por citar algunos que utilizo, les está costando mucho volver a prestar servicio, adaptados a las circunstancias de protección frente a la pandemia, contribuyendo con ello a que la “nueva normalidad” nos resulte más soportable. A la hora de cerrar por el estado de alarma, fueron de los primeros y supongo que sus trabajadores seguirán cobrando su sueldo, cosa que me parece muy bien. Lo que ya no me parece tan bien es que a la hora de reabrir y volver a prestar servicio estén siendo de los últimos.

.


Última edición por Pedro Casas Serra el Vie 26 Jun 2020, 09:32, editado 27 veces

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 28 Abr 2019, 04:58

2019-04-25 Carta a La Vanguardia (publicada el 28-04-2019)

Si algo me ha permitido ver la presente campaña electoral y los debates habidos entre los diferentes candidatos es que el traje constitucional que se dio España en 1978 está rompiendo sus costuras. Tras cuarenta años de democracia, España ha cambiado mucho y las fuerzas políticas en el poder no han sabido o podido adoptar la constitución del 78 a esos cambios. Estamos ante un cambio de ciclo, una crisis de crecimiento, y solo espero que los electores acertemos a dar nuestro voto a aquellos políticos que, con visión de futuro, sepan hacer las reformas constitucionales necesarias para garantizar el futuro en paz y progreso de todos.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 09 Jun 2019, 09:24

2019-06-07 Carta a La Vanguardia (publicada el 08-06-2019)

La existencia en Catalunya de dos millones de ciudadanos partidarios de la independencia plantea un problema territorial de difícil solución, al que ni la vía constitucional ni la judicial han dado solución. Seguir los trámites arbitrados en la Constitución, con la mayoría privilegiada de tres quintos que exige para cambiarla, no está al alcance de una minoría nacional, y tanta insistencia en esta vía parece más una burla que una propuesta seria.

Pasaron los tiempos en que se alcanzó por consenso una Constitución democrática de mínimos enla que mucha gente tenía puestas sus esperanzas de evolución positiva en muchos aspectos, entre ellos el territorial, esperanzas que en buena medida se han visto frustradas.

Por otra parte, equiparar el delito de desobediencia, por grave que sea su objeto, con el delito de rebelión o con el de sedición crea un peligroso precedente y puede producir un desprestigio de la ley y sus intérpretes, y, en definitiva, resultar ineficaz.

Hay que intentar recuperar el espíritu de concordia que existía a la muerte del dictador, de forma que se acerquen posiciones y se encuentre una solución constitucional adecuada para las circunstancias actuales, en la que todos los ciudadanos se sientan representados, incluidos. Seguro que hay trabajos más urgentes, pero no más importantes.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 31 Ago 2019, 04:15

2019-08-30 Carta a La Vanguardia (publicada el 31-08-2019)

Dice el Sr. Sánchez que no puede gobernar con los que quieren independizarse de España. ¿Por qué? Si los que quieren irse de España, vieran la posibilidad de otra España: plural, integradora de las naciones que comprende, respetuosa con sus idiosincrasias, y la posibilidad de contribuir a su transformación, ¿qué necesidad tendrían de irse? Mejor que gobernar sin algunos es gobernar en beneficio de todos.

Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 21 Oct 2019, 13:30

(21-10-2019) Intercalo entre mis "cartas al Director" sobre el tema del procés en Cataluña, que encabezan este tema, aquellas cartas que o no llegué a enviar o no obtuvieron su publicación en el diario. De esta forma creo que mi opinión y su evolución a lo largo del tiempo queda mejor expresada.

Un abrazo.
Pedro

F. Enrique
F. Enrique
España

Cantidad de envíos : 3760
Fecha de inscripción : 14/11/2012
Edad : 61
Localización : Ceuta

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por F. Enrique el Dom 01 Dic 2019, 16:09

No creo que el Independentismo quiera imponer el diálogo sino la fuerza. Los ceutíes y los melillenses, tan españoles como nadie, asistimos horrorizados al espectáculo que nos muestra que años y años de convivencia solo han servido para fomentar el odio hacia la idea de España. No creo que andaluces o extremeños sufrieran menos que los catalanes los rigores de la Dictadura. Está claro, cuando izquierda y derecha se unen buscando el mismo objetivo, que se trata de un sentimiento, pero pienso que Hitler fue entronizado por un sentimiento y éste suele ser más variable y subjetivo que el pensamiento.

Un abrazo.
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Lun 02 Dic 2019, 12:18

Enrique: No creo que el independentismo quiera imponerse por la fuerza (ni que lo pueda hacer dada la desproporción de fuerzas) ni que en Cataluña se fomente el odio hacia España (ni lo he observado), aunque estas sean las ideas que fuera de Cataluña algunos pretendan extender de forma interesada.

Los catalanes sí sufrieron doblemente la dictadura franquista porque la sufrieron por catalanes y por izquierdistas. Recuerda que los enemigos de Franco eran los masones, los rojos y los separatistas, y los catalanes eran ambas cosas: rojos y separatistas. Pero el problema del encaje de Cataluña en España es anterior a la dictadura franquista.

España es una unidad territorial que abarca toda la península ibérica y que procede de la época romana (Hispania) y que tras la conquista de la península ibérica por los árabes, se recuperó desde los reinos cristianos que fueron reconquistando territorio peninsular a los árabes.

Pero, si existen varias maneras de entender España, dos son las históricamente predominantes: la de la España única y la de la España plural. Los dos reinos cristianos principales, las coronas de Castilla y de Aragón, representan ambas ideas.

La corona de Castilla fue asimilando a su gobierno y a sus leyes a los reinos musulmanes que conquistaba. Su idea era de unidad.

La corona de Aragón fue creando reinos nuevos en cada reino musulmán que conquistaba constituyendo una unión personal, bajo un único rey, de distintos reinos (Aragón, Cataluña, Baleares, Valencia, y durante un tiempo Nápoles), con gobiernos y leyes, y en ocasiones lenguas, diferentes en cada reino. Su idea era de pluralidad.

Al unirse las coronas de Castilla y Aragón y después, durante el reinado de la casa de Austria, se respetaron las diferencias de sus distintas partes.

Al entrar a reinar la casa de Borbón, trajo las ideas centralistas francesas, y aprovechando Felipe V su victoria sobre los antiguos reinos de la corona de Aragón que habían apoyado al pretendiente austriaco al trono, derogó los gobiernos y las leyes de los reinos de la corona de Aragón y les impuso los castellanos.

Con la Ilustración, la Revolución francesa y las ideas liberales, se implantó la idea del estado-nación, más centralista aún si cabe que la del antiguo régimen.

Cataluña nunca ha aceptado la pérdida de su gobierno y sus leyes que siempre ha reivindicado. Fue un reino principal de la corona de Aragón y en la época moderna reúne todas las características de una nación. Por eso se la clasifica como una nación sin estado.

Durante mucho tiempo Cataluña ha intentado sin éxito hacerse entender por España, que España cambiara su forma de gobierno centralista por otra de corte federal. Pero no solo para que se respetaran las características identitarias propias de Cataluña sino también las de los otros pueblos de España, porque partía del supuesto de que España no ha sido nunca una unidad sino una diversidad de pueblos, lenguas, leyes y costumbres y que solo el respeto a las diferencias puede llevar a una verdadera unión.

La constitución de 1978 era entendida desde Cataluña como la posibilidad de ir hacia esa España nación de naciones, más próxima a la suya expuesta.

Las fuerzas conservadoras españolas desde que llegó al poder el Partido Popular procuraron de todas las maneras recortar la autonomía de Cataluña volviendo a una idea recentralizadora de España.

La última y definitiva de sus acciones fue recurrir ante el Tribunal Constitucional, que controlaban, y conseguir la invalidación del nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña después de que este hubiera sido aprobado por el parlamento catalán, por el parlamento español y en referendum por los ciudanos catalanes. La indignación en Cataluña fue enorme, pues este acto se entendió como la ruptura del pacto constitucional. Desde entonces el independentismo en Cataluña no ha hecho sino crecer, favorecido por los errores cometidos por el gobierno español al negarse siempre al dialogo.

Cataluña no cambiará su identidad que es el resultado de la historia, como tampoco lo harán el País Vasco, Navarra, Cantabria, Galicia, Valencia, Baleares... En mi opinión, es España, no sus gentes sino sus gobernantes, quienes tienen que desarrollar el estado de las autonomías en una forma que lo lleve a un federalismo asimétrico, tal como propugnaba Pascual Maragall, porque por historia puede ser que haya quienes se sientan más españoles que otros, pero todos podemos convivir en España si nos respetamos unos a otros.

Si esta solución no es posible, para que Cataluña siga existiendo no existe otra opción sino la independencia, es así de simple.

¿Si nació la Unión Europea como forma supranacional, y sus estados miembros cedieron parte de su soberanía para pertenecer a esa unidad superior, porque no pueden ceder otra parte para conservar a sus unidades inferiores, sus distintas nacionalidades? Ni vivimos ya bajo el Absolutismo ni los Estados actuales son lo que eran tras la Revolución francesa, cuando el Estado-Nación. Ahora solo se puede gobernar desde la cercanía y nuestra individualidad se mueve en círculos concéntricos: yo, mi casa, mi barrio, mi ciudad, mi país, mi continente, mi mundo.

Disculpa la longitud de mi contestación. No pretendo ni convencerte a ti, que eres muy libre de tener tus propias ideas y seguirás contando con mi consideración y afecto, ni a nadie, solo exponer mis ideas al respecto fruto de mis limitaciones.

Un abrazo.
Pedro


Ana María Di Bert
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 18089
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 70
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Ana María Di Bert el Sáb 25 Abr 2020, 12:52

Un poema con la ironía que hace falta para poder sobrellevar esta etapa mal barajada desde el principio.
Creo que está crisis humanitaria- sanitaria ha dejado al descubierto , en carne viva, la postura de las diversas autonomías y sus requerimientos.
No soy española, no tengo derecho a tomar parte de nada.
Solo que me interesa conocer algo más de ese pueblo y tratar de entender sus diferencias.
Gracias por tu poema Alma.
Y gracias Pedro por tu clara explicación histórica.
Espero que todos encuentren el camino deseado.
Un abrazo fuerte con cariño a los dos.
Ana María
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 25 Abr 2020, 13:31

Gracias a ti, Ana, por tu interés.

Un abrazo.
Pedro

Ana María Di Bert
Ana María Di Bert

Cantidad de envíos : 18089
Fecha de inscripción : 21/11/2010
Edad : 70
Localización : HERNANDO (Córdoba) Argentina

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Ana María Di Bert el Sáb 25 Abr 2020, 13:39

Pedro te aclaro que leí el poema de Alma, luego debajo estaba el enlace a tus cartas, y las leí, sin tener en cuenta que cambiaba de foro, contesté a los dos.
Tus cartas llevan tu impronta y me alegra que tengan la independencia para poder publicarlas.
Quería aclarar mí respuesta.
Un abrazo fuerte
Ana
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Dom 26 Abr 2020, 05:21

Aclarada, Ana. Gracias.

Un abrazo.
Pedro

F. Enrique
F. Enrique
España

Cantidad de envíos : 3760
Fecha de inscripción : 14/11/2012
Edad : 61
Localización : Ceuta

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por F. Enrique el Vie 15 Mayo 2020, 18:50


Que no em sap cap greu
Dur la boca tancada,
Sou vosaltres qui heu fet
Del silenci paraules.
(Lluis Llach – Silenci)

Me he pensado mucho contestarte, Pedro y sé qué, cabe la posibilidad, de que esté equivocado, a priori nunca lo descarto,  siempre he aprendido en las conversaciones.

Creo que, casi siempre, cuando una pareja no funciona, suele ser culpa de los dos. Quise crear una analogía entre la Cuestión Catalana, estábamos inmersos en ella y me preocupaba profundamente, sabía que era un problema capital para la joven Democracia española, son muchos años ya desde que acabó lo que nunca tendría que haber empezado, mas no hemos aprendido del todo a manejarnos en el menos malo de los sistemas políticos, y unos amantes cuya aventura corre el riesgo de saltar en pedazos.

Considero que hay más culpa, en este caso, por parte de los catalanes porque encuentro en muchos de los separatistas pecados que me parecen imperdonables en mi ideal democrático; no dicen que se sientan superiores pero actúan, con aquel que adoré en otros tiempos Lluis Llach, entre otros, en esas filas, siguen hablando de charnegos y colonos con un desprecio que hace daño, han creado en los escolares una idea muy negativa, casi esperpéntica de España, un gran país a pesar de que apenas ha contado con buenos políticos, sin importar para ello mezclar verdades con mentiras o acudiendo a la leyenda de pueblo elegido, así lo somos todos según Jorge Drexler, ven con buenos ojos la naturalización de los marroquíes creyendo que es un voto esclavo, a ellos, lógicamente no les importa España, en realidad para ellos todos los nezeranis somos lo mismo; infieles y se alinean al lado de lo que ven, de quienes le dan de comer, así, en cierta forma nos ven desde otros países más parecidos a nosotros; todos los españoles, incluidos los catalanes  . Lo del mito de de 1714 me parece ridículo; era otro tiempo, otra historia, otra forma de vivir. Me siento tan sorprendido que seduzca a personas a quienes se les supone haber estudiado, me sorprende tanto como que los castellanos sigan ansiando a 1521, y suspiren por los restos del mundo feudal para oponerse al emperador. Este era decididamente más moderno, aunque cometió el error de traerse de su país auténticas aves de rapiña, (Solo Castilla y León / y el noble reino andaluz / llevan en brazos la cruz). Supongo que diría durante la Guerra de los Treintas, durante la Guerra de los Treinta Años, cuando la lógica se imponía y una que Francia fortalecida después de haber superado sus gravísimos problemas religiosos a los Tercios españoles, en los que sabemos a ciencia cierta que solían abundar los extranjeros a los que había que pagar para que ejercieran su oficio.    

Los otros españoles también hemos fallado y por desgracia parece que estamos empeñados en seguir haciéndolo, nos hemos metido sin que hiciera falta en el pique que tienen Madrid y Barcelona por de la ciudad  más importante (creo que esto se hubiera evitado si se hubiera llevado el Senado de la ciudad condal desde un principio de nuestra Democracia, no hay nada más que ver el caso de Vitoria en el País Vasco) cuando es un problema que solo tendría que afectarle a ellos, si quieren castigarse mutuamente por nada, allá ellos. Contamos chistes llenos de tópicos que cada vez hacen menos gracias. Nunca nos ha importado saber algo sobre una cultura que puede aportarnos mucho u solo la aceptamos cuando se expresa en castellano. En este punto repito algo que ya he dicho otras veces; sin duda alguna el cantante más querido de España es Joan Manuel Serrat y tiene auténticos seguidores que se niegan a conocer las canciones del cantante en su otra lengua, los discos de su época dorada tienen la misma calidad insultante en ambas lenguas, quizás la canción de amor más hermosa de la música popular en nuestro país sea Helena. Creo que un factor muy importante es también la tensión mediterránea entre las zonas más y menos favorecidas, también se da en Italia, aunque allí creo que las diferencias son más acentuadas, es cierto que Andalucía no tiene nada que ver con la que vivió el inolvidable Diamantino; los socialistas la convirtieron en un cortijo, ha habido mucha corrupción (no la justifico de ninguna forma) pero el andaluz del campo vive como nunca lo había hecho. No conozco demasiado las pretensiones de la Lega Norte pero lo poco que me llega de ella no me gusta nada: es un rechazo radical hacia los desfavorecidos, aunque está claro que el clientelismo, las familias mafiosas y el caos tan arraigados en su sociedad favorecen su postración, ayudémosles a desarraigar su atraso y no los miremos por encima del hombro. Me quedé perplejo cuando leí que en Nápoles hay quien aún echan a los españoles la culpa de su abandono. Es posible que no cambiase mucho ese desencuentro que se tienen mutuamente catalanes y andaluces, ni que Mambrú fuera a la guerra, creo recordar que en realidad los franceses sacaron la bandera blanca y que la muerte del emperador austriaco hizo que los ingleses prefirieran como rey de España al inepto e hipocondríaco nito del Rey Sol, en vez de al archiduque por el que habían luchado porque al heredar el Imperio significaría ostentar demasiado poder, por lo que recuerdo los españoles esperaban el resultado de la contienda como si se tratase de un partido de fútbol, en realidad no les importaba tener uno u otro rey.

No podemos dejar al mundo sin el Clásico, nos pertenece a todos los amantes del fútbol. Los españoles, a falta de entusiasmo por la mediocridad de los políticos, hemos decidido espontáneamente ser del Madrid o del Barça. Si hubiera sido culé, le habría dicho adiós con amargura a la entidad azulgrana. Pero no, no conozco a un solo seguidor de este equipo que haya dejado de serlo después del espectáculo de aquel día; “Me desprecias y me pongo eufórico cuando Messi marca un gol. No lo entiendo.

Un abrazo, Pedro, preferí no contestar a tu artículo aquel día, me caes francamente bien, No debemos adorar los mitos por encima de la realidad. Tuve que estudiar, ya sabes lo que nos gusta a los españoles las oposiciones, Me parecía una idea genial, el Estado de las Autonomías y me sorprendió, me parecía destinado a que en este país todos fuéramos en la misma dirección y he aquí que no, nos lo hemos ido cargando entre todos. Sé que estás más puesto que yo en esto y que me pondrás al día en algunas razones. Pero te pido que comprendas que me gustan los catalanes, que suelo entender el catalán cuando se habla en un contexto específico, que fue Serrat quien me guio en mis primeros pasos como poeta, que aprendí a leer con los tebeos de Bruguera, el maestro que tuve en 1º de primaria fue el más terrible que conocí, no enseñaba a leer y torturaba cuando te equivocabas- Desde la comunidad, lo más importante, sufrimos juntos el perfil más siniestro de una dictadura gris que no dejó de matar hasta sus últimos estertores, que Juan Marsé, Gil de Biedma y el entrañable Noi del Poble Sec nos pertenece a todos, van unidos, permanentemente a nuestros recuerdos más íntimos.

Ya sé que rebatirás lo que te digo que me esgrimirás argumentos, que, probablemente, no podré rebatirte por desconocimiento, pero siempre dije que no soy valiente, soy ingenuo, como en un principio deberíamos haber sido todos los poetas.

Un abrazo.  
Pedro Casas Serra
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 32077
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 72
Localización : Barcelona

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Pedro Casas Serra el Sáb 16 Mayo 2020, 10:48

Apreciado, Enrique:

Esta bien debatir, pero estaría mejor hacerlo alrededor de una mesa tomando café y esoy seguro que en tal caso llegaríamos a entendernos porque ambos somos personas razonables y empáticas.

Por eso no voy a ir al detalle, sino proceder a grandes rasgos.

Los catalanes que desean la independencia de Cataluña, no son "separatistas" sino "independentistas", que no es lo mismo.

La diferencia de denominación es sustancial porque quienes quieren la independencia de Cataluña no es tanto por separarse de España, sino para que Cataluña sea reconocida internacionalmente como sujeto de derechos y deberes, es decir como un estado. No es tanto porque no quieran a España sino porque quieren a Cataluña, su país; y no es lo mismo.

"Separatistas" o "independentistas" parecen lo mismo pero no lo son, porque hay dos relatos y empiezan precisamente ahí, por el nombre.

A partir del nombre ("separatistas") ha crecido el relato en que tú te mueves, que  es el que se promueve en España desde numerosos medios y que, naturalmente, ha tomado arraigo en muchos españoles de buena fe.

Para mí ese relato es falso.  Es una "leyenda negra", pero en este caso catalana, con la que se intenta fomentar la animadversión hacia una parte importante de la población de un territorio que todo lo que  desea es ser protagonista de su futuro, y que cree que la independencia es la forma de lograrlo.

Podría extenderme, pero no lo voy a hacer. No es mi deseo polemizar contigo a través de este tema. Tu tienes tu opinión, que yo respeto.

Yo en este tema me he limitado a publicar las cartas que he escrito a La Vanguarda sobre este tema (como ahora sobre el coronavirus). Me considero moderado en mis opiniones y nunca me he creído en posesión de la verdad.

Solo he querido dejar constancia de mi opinión frente a muchas otras que hallan mucho más  fácilmente tribunas desde las que expresarse. Y además lo he hecho en castellano y para el mundo hispano, porque lo amo, y siento la necesidad de que la conozcan. Que vean que hay otra manera de querer lo español, lo castellano, lo hispano.

Yo no puedo predecir el futuro, pero sí examinar el pasado y si en España hay un estado de las autonomías es porque había nacionalidades históricas que en el 78 lo hicieron necesario; y si no ha tenido más éxito es porque una parte de la clase política española y de su ciudadanía se ha demostrado que no es federalista, que ni siquiera ha llegado a entender lo que es el federalismo y menos a aceptarlo (viven aún en el "una, grande y libre").

Probablemente hay razones históricas, culturales o yo no sé, pero una mayoría de España no es federalista. Para mí es una lástima, y pienso que, quizá, sin Cataluña, España se daría cuenta de que ha de cambiar muchas cosas, y la primera no solo dar doble llave al sepulcro del Cid (como decía Joaquín Costa) sino al de los Reyes Católicos también. Yo quiero mucho a España y a los españoles y me apena mucho ver como deambulan por la historia tan mal dirigidos: qué buen pueblo si hubiera buen señor.

Un abrazo.
Pedro

F. Enrique
F. Enrique
España

Cantidad de envíos : 3760
Fecha de inscripción : 14/11/2012
Edad : 61
Localización : Ceuta

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por F. Enrique el Dom 17 Mayo 2020, 08:14

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Orwell10
 (Orwell en el corazón)
F. Enrique
F. Enrique
España

Cantidad de envíos : 3760
Fecha de inscripción : 14/11/2012
Edad : 61
Localización : Ceuta

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por F. Enrique el Dom 17 Mayo 2020, 08:56

Si te enfadaras conmigo porque hayas pensando que soy un español que se proyecta al mundo desde España, la España de la rabia y de la idea que decía Antonio Machado, lo lamentaría profundamente Pedro, porque te aprecio todo lo que se puede apreciar a una persona con la que no me he tomado un café, no he podido mirarle a la cara, no he podido comprobar por el tono de su voz la verdad que hay en su humildad. Pero lo daría por bueno si he podido traducir en palabras lo que he querido decir realmente. El coronavirus ha logrado lo que no pueden lograr las personas que me quieren; escribir a gusto, después de 40 días de silencio en los que ponía la música y apenas la escuchaba.

center]I[/center]

Cometí el error, creo que me vino muy bien, de escuchar todo el debate en catalán el día que Los segadores porque lo dieron sin subtítulos en la primera cadena que puse. dejaron de gustarme (párrafo y opiniones más o menos, creo que entendí la mitad y la moneda salió cruz y esta vez me tocó la buena, ayudado en gran manera por el contexto). El día que esta canción dejó de gustarme después de llevarla conmigo durante casi 40 años. En estos días tenemos una capacidad asombrosa para convertir lo bueno en malo y viceversa, se me venía a la mente una persona hermosa, Jaume, las pocas veces que lo escuchaba. Me impresionó Albiol, su físico imponente y sobre to el que sea del PP  no presagiaba que encontrara en él a un alma sensible, articuló un discurso valiente y sincero, creo recordar que dejó claro, aunque quizás no de una forma explícita que es tan catalán como el que más y, por lo tando, desde su punto vista, español y europeo, pero ya se sabe el voto útil se los constitucionalista se concentró en el carisma, desconfío de las personas que lo tienen, además son bellas y, aparentemente, apasionadas. Además, habla con un delicioso acento semi-andaluz, que debe poner de los nervios a los separatistas más radicales y además, para colmo, pero ya aprendí eso hace muchos años, en los días más sangrientos del País Vasco, por las muertes que leía con una regularidad macabra en mi diario, que este partido, pienso que nefasto para España (tomé nota de ello en la Guerra de Irak; Hicieron caso omiso a lo que se les gritaba en la calle (debieron pensar que nuestra Democracia, es una Dictadura que solía durar cuatro años) sensiblemente mejor en los territorios secesionistas que en el resto del país. El miedo impide muchas cosas, también la corrupción.

II

Contenido patrocinado

El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia. Empty Re: El procés catalán y la Covid-19. Mis cartas a La Vanguardia.

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Mar 07 Jul 2020, 13:17