Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1038803 mensajes en 47536 argumentos.

Tenemos 1566 miembros registrados

El último usuario registrado es Juana N'ssoumer

¿Quién está en línea?

En total hay 51 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 48 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Alberto Boán Fernández, Maria Lua, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» NO A LA GUERRA 3
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyHoy a las 05:41 por Pascual Lopez Sanchez

» 2013-03-07 MÁS LINDA QUE EL SOL
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyHoy a las 02:33 por Pedro Casas Serra

» 2013-03-02 HABLANDO CON SALVADOR ESPRIU EN EL CEMENTERIO DE SINERA, y 8
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyHoy a las 02:28 por Pedro Casas Serra

» 2013-03-02 HABLANDO CON SALVADOR ESPRIU EN EL CEMENTERIO DE SINERA, 7
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyHoy a las 02:26 por Pedro Casas Serra

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyHoy a las 00:57 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA SOCIAL XIX
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyHoy a las 00:53 por Pascual Lopez Sanchez

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyHoy a las 00:48 por Pascual Lopez Sanchez

» LOUISE BOGAN (1897 - 1970)
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyAyer a las 23:29 por Lluvia Abril

» CONCHA URQUIZA , 1910 - 1945, .MÉXICO
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyAyer a las 23:26 por Lluvia Abril

» ANTONIO GALA (1930 - 2023)
JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 EmptyAyer a las 23:24 por Lluvia Abril

Abril 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930     

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty

2 participantes

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 16 Ene 2019, 15:47

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    49

    PLACERES DE LA MELANCOLÍA

    - - - - - - - - - - - - - - - "Yo lloraré, pero amaré mi llanto.
    - - - - - - - - - - - - - - - Y amaré mi dolor."
    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - QUINTANA

    FRAGMENTOS

    IV

    ¿Quién placer melancólico no goza
    al ver al tiempo con alada planta
    los días, los años y los siglos graves
    precipitar en el abismo oscuro
    de lo que fue? Las épocas brillantes
    recorro de la historia... ¡Qué furores!
    ¡Cuadro fatal de crímenes y errores!
    Doquier en sangre tifíense las manos:
    los hombres fascinados o furiosos
    ya son juguetes viles de facciosos,
    ya siervos miserables de tiranos.
    Pueblos a pueblos el dominio ceden;
    y del orbe sangriento, desolado,
    desaparecen, como en mar airado
    las olas a las olas se suceden.

    De Babilonia, Menfis y Palmira ( 1 )
    entre los mudos restos, el viajero
    se horroriza de ver su estrago fiero,
    y con profunda lástima suspira.
    ¡Campos americanos! en vosotros
    lágrimas verterá. ¿Qué pueblo ignora
    vuestro nombre y desdicha? Circundado
    por tenebrosa nube un hemisferio,
    ocultábase al otro; mas osado
    forzó Colón el borrascoso imperio
    del Océano feroz. La frágil nave
    por los yermos de un mar desconocido
    en silencio volaba; la vil chusma,
    pálida, yerta, con terror profundo,
    a la patria querida
    tornaba ya la resonante prora,
    cuando a sus ojos refulgente aurora
    las playas reveló del Nuevo Mundo.

    ¡Hombres feroces! la severa historia
    en páginas sangrientas eterniza
    de sus atrocidades la memoria.
    Al esfuerzo terrible de su espada
    cayó el templo del Sol, y el trono altivo
    de Acamapich (2)... Las infelices sombras
    de los reyes aztecas olvidados
    a evocar me atreví sobre sus tumbas,
    y del polvo a mi voz se levantaron
    y su inmenso dolor me revelaron.
    ¿Dó fue la raza candorosa y pura
    que las Antillas habitó?... La hiere
    del vencedor el hierro furibundo:
    tiembla, gime, perece,
    y, como niebla al sol, desaparece.

    Sediento de saber ínfatible (3)
    del Tíber, del Jordán y del Eurotas (4)
    las aguas beberé, y en sus orillas,
    asentado en escombros solitarios
    de quebrantadas míseras naciones,
    me daré a meditar: altas lecciones,
    altos ejemplos sacará mi mente
    de su desolación: ¡cuánto es sublime
    la voz de los sepulcros y ruinas!
    Allí tu inspiración pura y* solemne,
    ¡oh Musa del saber! mi voz anime.
    Y tú también, genial Melancolía,
    me seguirás doquiera suspirando,
    o en mi lecho tu frente reclinando
    harás a mi descanso compañía.

    (1) Ciudades famosas de Caldea, Egipto y Turquía, respectivamente.

    (2) Primer rey de los aztecas, murió en 1420.

    (3) Esto se escribía a principios de 1825, hallándose el autor
    próximo a emprender un viaje largo por algunos países de Europa
    y Asia. (N. del A.).

    (4) Ríos de Italia, Palestina y Grecia (Esparta), respectivamente.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 16 Ene 2019, 15:52

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    49

    PLACERES DE LA MELANCOLÍA

    - - - - - - - - - - - - - - - "Yo lloraré, pero amaré mi llanto.
    - - - - - - - - - - - - - - - Y amaré mi dolor."
    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - QUINTANA

    FRAGMENTOS

    V

    ¡Cuánto es plácida y tierna la memoria
    de los que amamos, cuando ya la muerte
    a nuestro amor los arrancó! La tumba
    encierra las inmóviles cenizas;
    los ligeros espíritus pasean
    en el aire sereno de la noche
    en torno de los que aman, y responden
    a sus dulces recuerdos y suspiros,
    en misteriosa comunión. Creedme;
    no lo dudéis: por esto son tan dulces
    las solitarias lágrimas vertidas
    en la tumba del padre, del esposo
    o del amante, y el herido pecho
    ama su llanto y su dolor piadoso.

    ¡Oh tú, que para mí fuiste en la tierra
    de Dios augusta imagen! ¡Cuántas horas,
    desde el momento que cerró tu vida,
    por mí pasaron, llenas de amargura
    y de intenso dolor! Sombra querida
    del mejor de los padres, en el cielo
    recibe de mi pecho lastimado
    la eterna gratitud. Mi dócil mente
    con atención profunda recogía,
    de tu boca elocuente en las palabras,
    el saber, la verdad: aun de tu frente
    en la serena majestad leía
    altas lecciones de virtud. Tus pasos,
    tus miradas, tu voz, tus pensamientos
    eran paz y virtud. ¡Con qué dulzura
    de mi pecho impaciente reprimías
    el ardimiento, la fiereza...! El cielo
    contra el ciego furor de los malvados
    sirviéndote de asilo, me dejara
    entre borrascas mil... ¡Ay! a lo menos
    iré a morir en tu sepulcro, y junto
    a tu polvo sagrado
    reclinaré mi polvo atormentado,
    que al eco de tres silabas funestas
    aun allí temblará. Mas tu memoria
    será, mientras respire, mi consuelo,
    y grato y dulce el solitario llanto
    que la consagre, más que gozo alguno
    del miserable suelo:
    ¡No me abandones, padre, desde el cielo!


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 16 Ene 2019, 15:54

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    49

    PLACERES DE LA MELANCOLÍA

    - - - - - - - - - - - - - - - "Yo lloraré, pero amaré mi llanto.
    - - - - - - - - - - - - - - - Y amaré mi dolor."
    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - QUINTANA

    FRAGMENTOS

    VI
    ¡Patria...! ¡Nombre cual triste deliciosos
    al peregrino mísero, que vaga
    lejos del suelo que nacer le viera!
    ¡Ay! ¿Nunca de sus árboles la sombra
    refrescará su dolorida frente?
    ¿Cuándo en la noche el músico ruido
    de las palmas y plátanos sonantes
    vendrá feliz a regalar mi oído?
    ¡Cuántas dulzuras ¡ay! se desconocen
    hasta perderse! No: nunca los campos
    de Cuba parecieron a mis ojos
    de más beldad y gentileza ornados,
    que hoy a mi congojada fantasía.
    ¡Recuerdo triste de maldad y llanto!
    Cuando esperaba paz el alma mía,
    redobló la Fortuna sus rigores,
    y de persecución y de furores
    pasó tronando el borrascoso día.
    Desde entonces mis ojos anhelantes
    miran a Cuba, y a su nombro solo
    de lágrimas se arrasan. Por la noche,
    entre el bronco rugir del viento airado,
    suena el himno infeliz del desterrado
    o si el Océano inmóvil se adormece
    de junio y julio en las ardientes calmas,
    ansioso busco en la distante brisa
    la voz de sus arroyos y sus palmas.

    ¡ Oh! no me condenéis a que aquí gima,
    como en huerta de escarchas abrasada
    se marchita entre vidrios encerrada
    la planta estéril de distinto clima.
    Mi entusiasmo feliz yace apagado:
    en mis manos ¡oh lira! te rompiste,
    ¿cuándo sopla del norte el viento triste,
    puede algún corazón no estar helado??
    ¿Dó están las brisas de la fresca noche,
    de la mágica luna inspiradora
    el tibio resplandor, y del naranjo
    y del mango suavísimo el aroma?
    ¿Dónde las nubéculas, que flotando
    en el azul sereno de la esfera,
    islas de paz y gloria semejaban?
    Tiene la noche aquí su oscuro velo:
    el mundo se adormece inmóvil, mudo,
    y el aire punza, y bajo el filo agudo
    del velo afinador centella el cielo.
    Brillante está a los ojos, pero frío,
    frío como la muerte. Yo lo admiro,
    mas no lo puedo amar, porque me mata,
    y por el sol del trópico suspiro.
    Vuela, viento del norte, y a los campos
    de mi patria querida
    lleva mi llanto, y a mi madre tierna,
    murmura mi dolor...


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Miér 16 Ene 2019, 15:58

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    49

    PLACERES DE LA MELANCOLÍA

    - - - - - - - - - - - - - - - "Yo lloraré, pero amaré mi llanto.
    - - - - - - - - - - - - - - - Y amaré mi dolor."
    - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - QUINTANA

    FRAGMENTOS

    VII

    A ti me acojo, fiel Melancolía.
    Alivia mi penar; a ti consagro
    el resto de mi vida miserable.
    Siempre eres bella, interesante, amable;
    ya nos renueves los pasados días,
    ya tristemente plácida sonrías
    en la pálida frente de una hermosa,
    cuando la enfermedad feroz anuble
    su edad primaveral. Benigna diosa,
    tu bálsamo de paz y de consuelo
    vierte a mi alma abatida,
    hasta que vaya a descansar al cielo
    de este delirio que se llama vida.

    (1825)
    Ed. 1832



    En la edición de 1825 aparece con esta nota del autor:
    "Publico estos fragmentos, porque el poema ya no ha de
    acabarse. Otros cuidados que deben ocuparme exclusivamente,
    no me dejan el ocio de espíritu que exigen las Musas. Por eso
    imprimo mis versos tales como están. Salgan, pues, y tengan su
    día de vida, ya que no deben esperar de mí ni revisión ni
    aumento".
    "Sólo deseo que este cuaderno excite emulación saludable
    en nuestra juventud. ¿Por qué no tiene Cuba grandes poetas
    cuando sus hijos están dotados de órganos perfectos, de imaginación
    viva, cubiertos por el cielo más puro y cercados de la
    naturaleza más bella?"
    (Nota del Autor. Ed. de Nueva Yor, 1825).
    (1825)


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 18 Ene 2019, 01:28

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    50

    AL COMETA DE 1825

    Planeta de terror, monstruo del cielo,
    errante masa de perennes llamas,
    que iluminas e inñamas
    los desiertos del éter en tu vuelo;
    ¿qué universo lejano
    al sistema solar hora te envía?
    ¿Te lanza del Señor la airada mano
    a que destruyas en tu curso insano
    del mundo la armonía?

    ¿Cuál es tu origen, astro pavoroso?
    el sabio laborioso
    para seguirte se fatiga en vano,
    y más allá del invisible Urano
    ve abismarse tu carro misterioso.
    ¿El influjo del Sol allá te alcanza,
    o una funesta rebelión te lanza
    a ilimitada y férvida carrera?
    Bandido inaquietable de la esfera,
    ¿ningún sistema habitas
    y tan cerca del sol te precipitas
    para insultar su majestad severa?

    Huye su luz, y teme que indignado
    a su vasta atracción ceder te ordene
    y entre fove y Saturno te encadene.
    De tu brillante ropa despojado.
    Mas si tu curso con furor completas,
    y le hiere tu disco de diamante,
    arrojarás triunfante
    al sistema solar nuevos planetas.

    Astro de luz, yo te amo. Cuando mira
    tu faz el vulgo con asombro y miedo,
    yo al contemplarte ledo,
    elevóme al Creador; mi mente admira
    su alta grandeza, y tímida le adora.
    Y no tan sólo ahora
    en mi alma dejas impresión profunda.
    Ya de la noche en el brillante velo,
    de mi niñez en los ardientes días,
    a mi agitada mente parecías
    un volcán en el cielo (1)

    El ángel silencioso
    que hora inocente dirección te inspira
    se armará del Señor con la palabra,
    cuando en el libro del destino se abra
    una sangrienta página de ira.
    Entonces furibundo
    chocarás con los astros, que lanzados
    volarán de sus órbitas, hundidos
    en el éter profundo;
    y escombros abrasados
    de mundos destruidos,
    llevarán el terror a otro sistema...
    Tente, Musa, respeta el velo oscuro
    con que de Dios la majestad suprema
    envuelve la región de lo futuro.
    Tú, Cometa fugaz, ardiente vuela,
    y a millones de mundos ignorados
    el Hacedor magnífico revela.

    Ed. 1832

    "Miscelánea", primera época, Tlalpam, t. I, mím. 1, septiembre
    1829.

    (1)Aquí se supone que el cometa de 1825 es el mismo que
    con tanto brillo apareció en el año de 1811.



    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 18 Ene 2019, 01:31

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    51

    A DON DIEGO MARÍA GARAY
    en el papel de Junio Bruto

    (Soneto : ver en la sección correspondiente de sonetos del siglo XIX)


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 18 Ene 2019, 01:32

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    52

    A SILA

    Triunfante Sila, cuyo carro fiero
    en las ruedas giró de la fortuna,
    la antigua libertad desde tu cuna
    fue tu divinidad, tu amor primero.
    Pero la Roma vil en que viviste
    no era ya la de Curcio y Cincinato
    y Fabricio y Scipión: su pueblo ingrato
    demandaba opresión y se la diste.
    De su antigua virtud sin el tesoro
    el senado magnífico de reyes
    que al orbe sometido impuso leyes,
    prostituyó el poder, vendióse al oro.
    Roma, víctima inmensa de facciones,
    capaz de esclavitud, no de obediencia,
    enmudeció temblando en tu presencia
    a fuerza de furor y proscripciones.
    No fuiste vil por opresor: en vano
    quisiera libertad: sólo veías
    el saber que a la Europa envanece
    y esas artes de frivolo adorno
    se ahogarán en el polvo, que en torno
    van tus férvidos pies a elevar.
    Usos, leyes, y templos y cultos
    aniquila en tu anhelo impetuoso.
    Fiel caballo, relincha orgulloso,
    que vas pueblos y reyes a hollar.

    Ed. 1832

    "El Amigo del Pueblo", Méjico, t. I, núm. 13, 24 octubre
    1827, pág. 27.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 18 Ene 2019, 01:42

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    53

    A LA RELIGIÓN

    Sobrado tiempo con dorada lira
    canté de juventud las ilusiones,
    y en ligeras y fútiles canciones
    los afectos vertí que amor inspira.
    Hoy, santa Religión, quiero cantarte
    y con piadoso anhelo
    mostrar tu gloria refulgente al suelo.

    Musa de la verdad que en ígneo trono
    con tu solemne inspiración solías
    animar el acento de Isaías,
    o del profeta rey el noble tono,
    oye mi voz humilde que te implora;
    mi tibio pecho inspira,
    y haz fulminar las cuerdas de mi lira.

    Cuando con tanta estrella desparcida
    brilla sin nubes el nocturno cielo,
    quisiera suspirando alzar el vuelo,
    y a su perenne luz juntar mi vida;
    este secreto instinto me revela
    en soledad y calma
    que no es la tierra el centro de mi alma.

    Entre nube de luz serena y pura
    vela el Criador su ceño majestuoso
    y circundan su trono misterioso
    la eternidad pasada y la futura.
    Compadece del hombre la miseria,
    y su acento profundo
    por la revelación instruye al mundo.
    ¡Augusta Religión! de luz cercada
    bajas al mundo, que el error oprime;
    mostrando el cielo en ademán sublime,
    y con la santa cruz tu diestra armada;
    cubre tus ojos venda misteriosa,
    y majestuosamente
    brilla la eternidad sobre tu frente.

    Tu trono es el empíreo. De su altura
    tú nos anuncias el primer pecado,
    al hombre por su mal degenerado,
    y la inefable redención futura:
    viene al mundo Jesús, de los humanos
    (¡venturoso destino!)
    reparador y redentor divino.

    Su pura, simple y celestial doctrina
    la feroz impiedad tachar no puede;
    la voz de los profetas le precede,
    y el universo atónito se inclina,
    enfrénase a su voz el mar airado,
    y a su mandato fuerte
    su presa con pavor suelta la muerte.

    Del justo Dios para templar la ira,
    y de su inmenso amor víctima santa,
    entre tormentos, cuyo horror espanta,
    pálido el Hombre-Dios gime y expira.
    Núblase el sol, y yerta se estremece
    la tierra oscurecida,
    en sus eternos ejes conmovida.

    Por su propia virtud resucitado
    triunfa Jesús, y con glorioso vuelo
    sube después al esplendente cielo,
    vencedor de la muerte y del pecado.
    ¡Milagros inefables! Confundido
    ¡oh Cristo! yo te adoro,
    te confieso mi Dios, gimo y te imploro.

    Mas la persecución fiera fulmina
    del infierno frenético lanzada,
    y con su pura sangre derramada
    sellan mártires mil su fe divina.
    Triunfas ¡oh Religión! y al vasto mundo
    sojuzgas con presteza,
    nacida en la ignorancia y la pobreza.

    El mísero mortal entre dolores
    al borde tiembla del sepulcro helado
    que a la luz de tu antorcha contemplado
    la mitad perderá de sus horrores.
    Ya la escena del mundo ve cerrada
    por la muerte severa,
    y tenebrosa eternidad espera.

    Tu influjo bienhechor allí le alcanza
    al terminar su vida borrascosa,
    enciendes en la tumba misteriosa
    luz de inmortalidad y de esperanza;
    y su afligido corazón llenando
    de inefable consuelo,
    te haces entrar por el sepulcro al cielo.

    Yo vi mil veces al tirano impío,
    de hierro asolador el brazo armado,
    teñirlo en sangre, y de terror cercado
    en crímenes fundar su poderío;
    y despreciando audaz a tierra y cielo
    con sonrisa ominosa,
    vile insultar la humanidad llorosa.

    Hollando altivo a la virtud, gobierna
    la tierra alguna vez el crimen fiero;
    mas es breve su imperio y pasajero;
    la justicia de Dios vigila eterna;
    de la virtud y la maldad existe
    un inmortal testigo;
    hay otra vida y Dios, premio y castigo.

    ¡Dogma sublime! ¡Celestial consuelo
    que al hombre justo en el dolor sustenta!
    al sucumbir a la opresión sangrienta
    eterno galardón busca en el cielo.
    Fija la vista en él, y abroquelado
    con Dios y su conciencia,
    opone al crimen firme resistencia.

    Triunfas ¡oh Religión! de tu victoria
    irritados los genios infernales
    preparan las serpientes y puñales
    para manchar tu refulgente gloria.
    Núblase el aire ya, retiembla el suelo,
    y del Orco agitado
    lánzase al mundo el fanatismo armado.

    Cubre su horror con tu brillante velo;
    brama, blande el puñal con faz umbría,
    y el humo negro de la hoguera impía
    la pura luz oscureció del cielo.
    Víctima suya el hombre te maldice,
    y con grito blasfemo
    feroz insulta al Hacedor Supremo.

    ¡Bárbara Inquisición! Cueva de horrores,
    descubre al universo tus arcanos
    y de tus sacerdotes inhumanos
    los crímenes revela y los furores.
    ¡Cuántas víctimas ¡ay! atormentadas
    en tu infernal abismo
    apelaban a Dios del fanatismo!

    ¡Divina Religión! Tú que veías
    al insolente monstruo dominando,
    y en tu nombre la tierra devorando,
    en el seno de Dios tierna gemías,
    El te escuchó. Retumbará la esfera
    con su decreto eterno,
    y el fanatismo volverá al infierno.

    Cobrarás la pureza de tu cuna,
    como después del huracán violento
    en el atormentado firmamento
    con más candida faz brilla la luna;
    y el mundo te verá desengañado
    dictar con dulce tono
    leyes de paz y amor desde tu trono.

    Y libre al fin del duro cautiverio
    del odio y la fanática venganza,
    se abrirá el corazón a la esperanza,
    y adorará tu celestial imperio,
    que ha de sobrevivir cuando se aduerma
    el tiempo fatigado
    en escombros del mundo aniquilado.


    (1828)

    Ed. 1832


    "El Amigo del Pueblo", Méjico, t. III, núm. 7, 27 febrero
    1828, pág. 283.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Vie 18 Ene 2019, 01:49

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    54

    LOS COMPAÑEROS DE COLÓN

    En los climas brillantes dó natura
    más pródiga derrama sus tesoros
    habitaban los indios ignorados,
    y eternamente en derredor ceñido
    del Océano profundo
    ocultábase un mundo al otro mundo.

    Por un genio profético inspirado
    le buscaba Colón. Embebecido
    meditaba en su gloria venidera,
    mientras del Este rápido impelida,
    de destinos preñada,
    iba cortando el mar su breve armada.

    Pero de sus cobardes compañeros
    va creciendo el pavor. Un mar furioso,
    navegando jamás, de mil terrores
    llena su atormentada fantasía.
    Uno, el más atrevido,
    les habla así con tono dolorido.

    " ¡ Compañeros de afán! Cuarenta veces
    hizo su giro el sol, sin que veamos
    las costas de la tierra codiciada
    que nos anuncia el infeliz piloto
    a quien ciegos creímos
    cuando anhelantes por el mar partimos.

    "En vez de las riquezas y la gloria
    con que nos halagó su falsa lengua,
    vemos muerte doquier. ¡Míseros! nunca
    gozaréis las caricias filiales,
    ni en languidez dichosa
    el dulce beso de la casta esposa.

    "Do quiera vuelvo en derredor los ojos
    el horizonte vago recorriendo,
    sólo se ofrece a mi turbada vista
    de tempestades hórridas cargado
    un cielo triste y denso,
    y en este inmenso mar sepulcro inmenso.

    "Nunca, nunca a la altura en que temblamos
    llegó ningún mortal. Ved cuál se turba
    ya trémulo el imán, y vacilando
    a tanta inmensidad, nos abandona
    bajo este ardiente cielo
    a errar sin esperanza ni consuelo.

    "Y al cabo a perecer. La hambre rabiosa
    sobre nosotros lanzaráse presto
    a acabar en tormentos nuestra vida,
    si antes no hallamos muerte menos dura
    entre escollos clavados,
    o del fuego celeste devorados.

    Y ¿os obstináis en ceguedad funesta
    sordos ¡ay! a la voz del desengaño?
    ¡Vil seductor! ¿A su codicia insana
    nos hemos de inmolar? —No: alzad, amigos,
    y la muerte evitemos,
    y a la patria dulcísima tornemos".

    Dice, y aplauden, y sonado el eco
    revuelve por el aire y el Océano
    el estraño clamor, mientra en la popa,
    el cobarde murmurio despreciando
    de la turba impaciente,
    alza Colón la imperturbable frente!

    Ed. 1832

    "El Amigo del Pueblo", Méjico, t. IV, núm. 6, 7 mayo 1828,
    pg. 188. La reprodujo "El Sol", Méjico, núm. 1803, año V, 22
    mayo 1828, pág. 7.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 19 Ene 2019, 07:56

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    55

    CONTEMPLACIÓN


    i Cuan inmenso te tiendes y brillante,
    firmamento sin límites! Do quiera
    en el puro horizonte iluminado
    por la argentada lumbre de la luna,
    te asientas en el mar. Las mansas olas
    del viento de la tierra al blando soplo
    levemente agitadas, en mil formas
    vuelven la luz serena que despide
    la bóveda esplendente, y el silencio
    y la quietud que reina en el profundo,
    llevan el alma a meditar.

    - - - - - - - - - - - - - - - ¡Oh cielo!
    ¡Fuente de luz, eternidad y gloria!
    ¡Cuántas altas verdades he aprendido
    al fulgor de tus lámparas eternas!
    De mi niñez en los ardientes días
    mi padre venerable me contaba
    que Dios, presente por do quier, miraba
    del hombre las acciones, y en la noche
    el cielo de los trópicos brillante
    contemplando con éxtasis, creía
    que tantas y tan fúlgidas estrellas
    eran los ojos vivos, inmortales
    de la Divinidad.

    - - - - - - - - - - Cuando la vista
    a la región etérea levantamos,
    atónitos en ella contemplamos
    del Hacedor sublime la grandeza.
    En el fondo del alma pensativa
    se abre un abismo indefinible: el pecho
    con suspirar involuntario invoca
    una felicidad desconocida,
    un objeto lejano y misterioso,
    que del mundo visible en los confines
    no sabe designar. La fantasía
    al recorrer la multitud brillante
    de soles y sistemas enclavados
    en su gloriosa eternidad, se humilla
    ante el Creador, y tímida le adora.

    Las leyes inmortales que encadenan
    esta celeste fábrica, y los astros
    en elíptico giro precipitan,
    no desdeñan del hombre la miseria,
    y con profundo universal acento
    le dictan su deber. En todo clima,
    del polo al ecuador, su voz augusta
    beneficencia y paz impone al hombre,
    que de pasiones fieras agitado
    turba con su furor el triste globo,
    y a error, venganza y ambición erige
    sangrientos y sacrilegos altares.

    Alma sublime, universal, del mundo,
    que en los humanos pechos colocaste
    la semilla del bien, la mente mía
    de la santa virtud por el sendero
    dígnate dirigir: abre mi oído
    al grito del dolor; haz que mi seno
    de la tierna piedad guarde la fuente,
    y a la opresión, al crimen insolente,
    pueda arrostrar con ánimo sereno.

    (1831)
    Ed. 1832

    "Miscelánea", segunda época, Toluca, t. I, núm. 4, septiembre
    1831.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 19 Ene 2019, 08:04

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    56

    PROGRESO DE LAS CIENCIAS

    FRAGMENTO

    La Física incansable, indagadora,
    analiza la gran naturaleza.
    Elevándose al éter Galileo
    entre persecuciones y peligros,
    de inquisidor fanático a despecho
    consagrados errores disipando,
    su libertad re vindicó a la mente.
    Armó de nuevos ojos al humano,
    la noble frente a Júpiter sublime
    coronó de satélites, y a Febo
    sentó en inmóvil refulgente trono.

    El volador cometa vagabundo
    de siglo en siglo iluminaba el cielo
    con siniestro fulgor, vaticinando
    fúnebre porvenir. La ciencia osada
    midió por fin su elíptico sendero,
    anunció su venida, despojóle
    de usurpado terror, y el astro humilde
    obedeció del sabio los decretos.

    Torricelli, Pascal, su peso miden
    a la impalpable atmósfera: encerrado
    en férreo tubo el aire se desata,
    y feroz ante sí lanza la muerte.
    Hijo del sol el septiforme rayo
    por cristalino prisma dividido,
    entre la oscuridad que le circunda,
    hace brillar del iris los colores.
    En el convexo lente deja dócil
    su fulgente corojia, y concentrado
    se arma feroz de innumerables puntas,
    y a los metales y al diamante muerde.

    En primorosa imitación la esfera
    rueda en sus ejes, dividiendo el año,
    hace girar en su órbita la tierra,
    y de ella en pos a la inconstante luna.
    A la vista Saturno aproximado
    revuelve sus anillos misteriosos,
    que oculta o muestra: Júpiter eclipsa
    sus brillantes satélites, y el sabio
    nota el momento, y las distancias mide.

    El imanado acero en equilibrio
    busca del Norte la querida estrella,
    y en el inmenso mar, en negra noche,
    fija su rumbo al navegante incierto.
    El agua del calor atormentada,
    o al choque de la eléctrica centella
    en diferentes gases convertida,
    a la llama voraz pábulo presta.

    Con inocente estrépito a los ojos
    estalla y luce simulado rayo,
    que enseñó la atracción del verdadero,
    y pudo el hombre desarmar las nubes.
    Del Galvanismo al poderoso impulso
    tiembla y se agita el pálido cadáver
    con misteriosa convulsión, y casi
    duda su triunfo atónita la muerte.

    Fiero coloso el arador se torna
    del microscopio mágico en el seno,
    y en sus miembros y espalda cristalina
    centenares de músculos se cruzan.
    En un grano de polvo imperceptible
    hierven insectos mil, y nuevos mundos
    a la asombrada vista se presentan.

    Entre los senos de la tierra ocultos
    la Química sorprende a los metales,
    y su corriente sólida persigue.
    La acción devoradora de la llama
    hace brotar de calcinadas piedras
    el líquido mercurio, y resplandece
    entre la arena vil pálido el oro.

    De blanda seda refulgente globo
    hinche ligero gas: en él suspenso
    deja la tierra el físico atrevido,
    con rápido volar hiende las nubes,
    muy más allá de su región oscura
    bebe del sol purísimo la lumbre,
    y sobre un horizonte ilimitado
    los desiertos del éter señorea.

    Ed. 1832


    "Miscelánea", segunda época, Toluca, t. IIf núm. 5, mayo
    1832, pág. 154.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Sáb 19 Ene 2019, 08:16

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    57

    ATENAS Y PALMIRA

    Al contemplar las áticas llanuras
    en la serena cumbre del Himeto,
    espectáculo espléndido se goza.
    Vense grupos de palmas, que otro tiempo
    oyeron de Platón (1) la voz divina,
    y entre masas brillantes de verdura
    alza el olivo su apacible frente,
    cubre la viña el ondulante suelo
    de esmeraldas y púrpura, y los valles
    en diluvio de luz el sol inunda.
    Entre tantas bellezas majestosa
    con marmóreo esplendor domina Atenas.
    En sus dóricos templos y columnas
    juega la luz rosada,
    y con mágica tinta
    el contorno fugaz colora y pinta,
    íCuadro admirable y delicioso! Empero
    goza placer más puro y más sublime
    el solitario y pensador viajero
    que a la luz del crepúsculo sombrío,
    entre un océano de caliente arena,
    contempla el esqueleto de Palmira,
    de alto silencio y soledad cercado.
    ¡Desolación inmensa! El obelisco,
    cual noble anciano, se levanta al cielo
    con triste majestad, y el cardo infausto,
    brotando en grietas de marmóreo techo,
    al viento sirio silba. En los salones
    do la elegancia y el poder moraron,
    hoy la culebra solitaria gira.
    En el suelo de templos quebrantados
    crecen los pinos, y en las anchas calles,
    que antes hirvieron en rumor y vida,
    se mira ondear la hierba silenciosa.
    Doquier yacen columnas derribadas
    unas sobre otras, y en la gran llanura
    incontables parecen los despojos
    de la grandeza y del poder pasado.
    Arcos, palacios, templos y obeliscos
    forman un laberinto pavoroso
    en que inmóvil se asienta
    el silencioso genio de las ruinas,
    y altas verdades, máximas divinas
    de su frente el dolor al sabio cuenta.

    Ed. 1832

    (1) Filósofo griego, discípulo de Sócrates y maestro de Aristóteles.
    (429-347 a. N. E.).

    "Miscelánea", segunda época, Toluca, t. II, núm. 5,
    1832, pág.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Dom 20 Ene 2019, 06:32

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    58

    MISANTROPÍA

    "Yo vi del polvo levantarse audaces
    a dominar y perecer, tiranos:
    atropellarse efímeras las leyes,
    y llamarse virtudes los delitos."
    MORATÍN


    Entre deseos férvidos y penas
    y tedio y duda fúnebre vagamos:
    "Tan sólo sé que todo lo ignoramos",
    dijo el mayor filósofo de Atenas.
    Y dijo bien: el hombre miserable
    nace para sufrir, y desmentida
    queda la vana charla de los sabios
    por el grito doliente que sus labios
    lanzan en los umbrales de la vida.
    Desde la cuna hasta el sepulcro yerto
    por siempre lucha con dolor y crimen,
    y está por mil deseos abrasado,
    o bien suspira, por el tedio helado.
    Ni el sangriento laurel de la victoria,
    ni el engañoso brillo de la gloria
    endulzan ¡ay! su lamentable suerte.
    ¡Hijo infeliz de incertidumbre y muerte!

    Si finalmente deja fatigado
    la triste decepción de los placeres,
    y en la razón estéril apoyado
    con vanas discusiones
    establecer intenta sus deberes,
    halla sólo do quier contradicciones,
    y decidir no puede con certeza
    do acaba la virtud y el vicio empieza.
    La misma inspiración modificada
    es crimen o virtud, noble o perversa.
    Así la llama del valor divina
    que un semidiós eleva en Decio fuerte,
    respira sangre, asolación y muerte
    en el abominable Catilina.

    Yo vi al pueblo furioso
    de pérfido tirano
    frenético besar la cruenta mano,
    y bendecir su yugo pavoroso.
    jAy! de sus defensores al suplicio
    vile aplaudir con vértigo funesto,
    apellidar flaqueza la templanza,
    y sublime virtud y santo celo
    por el honor del cielo
    el odio vil y bárbara venganza.

    Por estúpidos brazos manejadas
    vi ¡oh baldón! a las armas vencedoras,
    de independencia ya conquistadoras,
    en discordia civil ensangrentadas.
    Justicia, humanidad, atropelladas
    vi de la patria en el sagrado nombre:
    como tigres o furias irritadas,
    do quier vi al hombre perseguir al hombre.
    Do quier la demagogia sanguinosa,
    cual hidra ponzoñosa,
    la multitud escuálida subleva,
    a desgarrar el seno de la patria
    con furibunda ceguedad la lleva;
    y maldiciendo el yugo de los reyes,
    cubre de fango, lágrimas y sangre
    la libertad y las holladas leyes.
    De Californias al opuesto polo
    pululan ¡ay! los crímenes insanos:
    ¡Veo cien mil demagogos, mil tiranos,
    y ni un patriota solo!...

    ¡Oh Civilización! ven asentada
    en el carro del tiempo silencioso,
    y reanime tu soplo delicioso
    del mundo yerto la beldad ajada.
    De opresores plebeyos y reales
    caiga la destructora tiranía,
    y al trono fiero y libertad impía
    no cerquen bayonetas y puñales.
    Cuarenta siglos de furor y males
    instruyan ¡ay! al hombre.
    La santa religión su voz anime,
    y fulminando el iracundo Marte,
    desplegue triunfadora el estandarte
    de tolerancia y de moral sublime;
    y en sus ejes eternos afirmado
    con reposo profundo,
    goce justicia y paz el justo mundo.

    Ed, 1832

    "Miscelánea", segunda época, Toluca, t, II núm. 6, junio
    1832, pág. 189.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 21 Ene 2019, 14:14

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    59

    MEDITACIÓN MATUTINA

    Pasé la noche tranquila
    en el sueño sepultado,
    y por la luz despertado,
    saludo al sereno albor.
    Como si naciese ahora
    siento y gozo la existencia:
    mi alma cobra su potencia,
    y a ti se eleva, ¡Señor!

    Tu mano sabia me guíe
    por el arduo laberinto
    en cuyo triste recinto
    vagará mi incierto pie.
    Y protéjame tu escudo
    del crimen y sus furores,
    de los peligros y errores
    que débil arrostraré.

    Presto cerrará mis ojos
    otro sueño más profundo;
    noche más larga, del mundo
    el cuadro me velará.
    Pero siempre mi flaqueza
    sostendrá tu mano fuerte,
    y aun más allá de la muerte
    piadosa me salvará.

    Ese sueño misterioso
    debe terminar un día,
    y esa tiniebla sombría
    disipará tu esplendor.
    Me inundará luz eterna,
    rasgado el fúnebre velo,
    y las delicias del cielo
    me dará tu inmenso amor.

    Ed. 1832


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 21 Ene 2019, 14:18

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    60

    A LA GRAN PIRÁMIDE DE EGIPTO

    ¡Escollo vencedor del tiempo cano,
    isla en el mar oscuro del olvido,
    misterio entre misterios distinguido,
    de un inmenso arenal gran meridiano!

    ¡Montaña artificial, resto tremendo,
    estructura sublime y ponderosa,
    del desierto atalaya misteriosa,
    de la desolación trono estupendo!

    ¡En tu cumbre inmortal se dan la mano
    la eternidad que fue con la futura:
    la voz de lo pasado en ti murmura,
    de una tierra ya muda, escombro vano!

    ¡Qué triunfos! ¡qué desastres! ¡qué mudanzas,
    has presenciado! ¡cuánta muchedumbre
    siglo tras siglo contempló tu cumbre...!
    ¿Qué se hicieron sus penas y esperanzas?

    Cien imperios espléndidos, que fueron
    nuevos en tu vejez, se han abismado:
    reyes, sabios, guerreros han pasado,
    y en el abismo mísero se hundieron.

    De tus autores pereció la historia.
    Tal vez su polvo, que arrebata el viento,
    empaña el exterior del monumento
    en que pensaban perpetuar su gloria.

    Ancha en tu base, a un punto reducida
    do te acercas al cielo —¿no figuras
    el orgulloso error de las criaturas,
    y su esperanza en polvo convertida?...

    Cuando tu incierto origen indagamos,
    escribe en ti, cual en funérea losa,
    el irónico tiempo —"Obra gloriosa
    de monarca potente— que ignoramos."

    fl noviembre 1836)

    "Aguinaldo Habanero", La Habana, 1837, pág, 85.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 21 Ene 2019, 14:26

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    C / POESÍAS FILOSÓFICAS E HISTÓRICAS

    61

    ÚLTIMOS VERSOS

    ¡Oh Dios infinito! ¡oh verbo increado
    por quien se crearon la tierra y el cielo
    y que hoy entre sombras de místico velo
    estás impasible, mudo en el altar!
    Yo te adoro: en vano quieren sublevarse
    mi razón endeble y cuatro sentidos,
    de Dios el acento suena en mis oídos
    y Dios a los hombres no puede engañar.
    Mi fe te contempla, como si te viese
    cuando por la tierra benéfico andabas
    curando mil males, y al hombre anunciabas
    el reino celeste, la vida sin fin;
    o en aquel momento que arrancó a la tumba
    al huérfano joven tu palabra fuerte,
    cuando abrió sus garras la atónita muerte
    y gimió de gozo la viuda de Naim.

    ¡Redentor divino! Mi alma te confiesa
    en el sacramento que nos has dejado,
    de pan bajo formas oculto, velado,
    víctima perenne de inefable amor.
    Cual si te mirase sangriento, desnudo,
    herido, pendiente de clavos atroces
    morir entre angustias e insultos feroces
    entre convulsiones de horrendo dolor.

    ¡Señor de los cielos! como te ofreciste
    a tan duras penas y bárbaros tratos
    por tantos inicuos, por tantos ingratos,
    que aún hoy te blasfeman; ¡oh dulce Jesús!
    Yo si bien cargado con culpas enormes,
    mi Dios te confieso, mi señor te llamo,
    y humilde gimiendo mi parte reclamo
    de la pura sangre que mana tu cruz.

    ¡Extiende benigno tu misericordia,
    (La misma, Dios bueno, que usaste conmigo)
    a tanto infelice que hoy es tu enemigo
    y alumbra sus almas triunfante la fe!

    Ojalá pudiera mi pecho afectuoso
    por todos servirte, por todos amarte,
    de tantas ofensas fiel desagraviarte...
    ¿Mas cómo lograrlo, ¡mísero! podré?

    Permite a lo menos que mi labio impuro
    una su voz débil a los sacros cantos
    con que te celebran ángeles y santos,
    y ellos, Dios piadoso, te alaben por mí.

    Mis súplicas oye: aumenta en mi pecho
    tu amor, Jesús mío, la fe, la esperanza,
    para que en la eterna bienaventuranza,
    te adore sin velo, y goce de ti.

    (Mayo 1839)



    Esta última composición poética de Heredia, escrita en la
    ciudad de Méjico días antes de su muerte, fue publicada en el
    "Noticioso y Lucero" de La Habana, 25 octubre 1839, con el
    siguiente título: "Últimos versos; que compuso el Lcd. don
    José María Heredia, como sus actos de fe, esperanza y caridad,
    poco antes de fallecer en 7 de mayo de 1839, a la edad de
    35 años". Poco antes había aparecido en "La Aurora", Matanzas,
    19 de septiembre del mismo año, con el título de "La oración
    del poeta moribundo"; y posteriormente se ha publicado también
    con los títulos "A Dios" y "Al Santísimo Sacramento". De ello
    puede deducirse casi seguramente que Heredia no les dio título.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 21 Ene 2019, 14:30

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    62

    SONETO dedicado a DON JOSÉ TOMÁS BOVES.

    (Ver en la sección correspondiente de sonetos del S. XIX )


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 21 Ene 2019, 14:37

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    63

    A LA PAZ

    Paz, adorable Paz, hija del cielo,
    madre de la ventura,
    de la tranquilidad y los amores;
    ¿por qué del triste suelo
    henchido de amargura
    desatiendes esquiva los clamores?
    Óyelos, Paz divina,
    y a calmar nuestras penas te encaminas.

    Al mísero Anáhuac cubierto tiene
    de sangre, horror y luto
    de Marte (1) asolador la cruda mano,
    tras él sañuda viene
    la miseria... cruel fruto
    que deja la Discordia al hombre insano?
    Ven, Paz, a consolarnos,
    y de su horrendo yugo a libertarnos.

    Marte, deidad cruel, yo te abomino,
    nuestro dolor y penas
    tu más grato placer por siempre hicieron.

    ¿Por qué rompió el destino
    las pesadas cadenas
    con que de Alous los hijos te oprimieron?
    Si cautivo duraras
    no al orbe en tu furor atormentaras.

    Bramas airado, y fiero se adelanta
    venganza meditando
    el insaciable y bárbaro guerrero.
    A do sella la planta
    va el luto derramando,
    y al fúnebre lucir del crudo acero
    las vírgenes hermosas
    a sus madres se abrazan temerosas.
    A nuestra dicha tu furor persigue;
    haces reinar el miedo...
    No reina só la Paz el triste duelo;
    la abundancia la sigue;
    muéstrase el hombre ledo...
    ¡Ven, o divina Paz! ¿Será que el cielo
    su venganza previene,
    y allá en lo alto Empiro te detiene?

    Oye mis votos pues... Mas, ¡oh ventura!
    el terror disipóse
    que cual nube fatal nos envolvía;
    cubierta de ventura
    la tierra está; siguióse
    a una noche de horror un bello día;
    enjúganse los llantos,
    y resuenan do quier festivos cantos.

    Viene la Paz del cielo descendiendo
    en carro luminoso;
    con aire noble de ella a par sentado,
    los caballos siguiendo,
    un héroe generoso
    la trae el Anáhuac desventurado.
    Apodaca es su nombre:
    ¡cuántos, himnos sin fin a tan grande hombre!

    (1820)

    "Obras Poéticas", 1820.

    "Noticioso General", 23 de febrero de 1820,

    (1) Marte: Dios romano de la guerra.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 21 Ene 2019, 14:40

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    64

    1 8 2 0

    ¡Viva el estado militar de España,
    viva el Código ya restablecido,
    viva la Libertad, que heroica hazaña
    en láminas eternas ha esculpido!

    ¡Guiral, Quiroga, que la atroz cizaña
    con la espada y razón habéis vencido,
    la duración corone vuestra gloria,
    digna por cierto de inmortal memoria!


    "Diario Constitucional del Gobierno de La Habana", 25 abril
    1820, pág. 3, Firmada con las iniciales J. M, H.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Lun 21 Ene 2019, 15:09

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    65

    ESPAÑA LIBRE (1)

    ODA

    "¡Antes la muerte
    que consentir jamás ningún tirano!"
    QUINTANA

    A DON EMILIO RODRÍGUEZ

    Querido amigo: la bella oda de usted a la "Libertad
    española" me animó a componer ésta, en que me he permitido
    algunas imitaciones de la suya. Recíbala usted
    como una prueba de la amistad que le profesa Heredia
    y de su exaltado amor a la libertad. ¡Podamos un día
    ofrecer a la patria servicios reales en lugar de empalagosos
    y estériles himnos!
    J. M. HEREDIA

    ¿Y en vano fuera la constancia heroica
    con que el pueblo español rompió valiente
    el yugo atroz del pérfido tirano
    que dominara la francesa gente?
    Inútil fue; que su nefanda mano
    extendiendo doquier el despotismo
    cargóla odioso yugo,
    más horrendo y pesado que aquel mismo
    que tantos sacrificios la costaron.
    ¿Por qué de Iberia el galo fue lanzado?
    ¿A do está, pues, el fruto
    de tanta ibera sangre derramada,
    de tan hondo dolor, de tanto luto?
    Tras la lucha gloriosa y dilatada
    que al francés humilló y admiró al mundo,
    tan sólo esclavitud, sólo cadena,
    desaliento no más, miseria fiera,
    terror, espanto, inconsolable pena,
    por su inmenso dominio Iberia viera.

    ¡Ignominia fatal! ya conmovido
    arde mi corazón en viva saña.
    ¿Quién el bárbaro fue, mísera España,
    que a extremo tan fatal te ha reducido?
    ¿Fue de la Libia despiadada fiera
    la que así destrozó tu seno hermoso,
    la que ajó tu beldad de esa manera?
    No, que tus hijos fueron
    los que anhelando por mandarte esclava
    la cadena execranda te pusieron,
    el yugo ignominioso te cargaron.
    Ellos, ellos sacrilegos osaron
    la faz velar al candido monarca,
    y persuadirle impíos
    a desechar el libro sacrosanto
    de la alma libertad, y a sumergirte
    en cruda esclavitud, en hondo llanto.

    ¡Oh vergüenza! ¡Oh dolor! ¡oh patria mía!
    ¿Eres la misma acaso que algún día
    tu nombre excelso en alas de tu gloria
    de polo a polo resonar hiciste?
    ¿La que tras sí arrastrara la victoria?
    ¿La que a tus leyes fuertes sometiste
    al árabe feroz, al italiano,
    de Lusitania a los valientes hijos,
    al bátavo, al francés, al otomano,
    de la Europa terror, al orbe asombro?
    ¿La que juzgando del orbe conocido
    estrecho campo a tan excelsa gloria,
    lanzaste audaz al piélago profundo
    a tus hijos heroicos y con ellos
    buscaste a tus victorias nuevo mundo?
    ¿Eres la misma? ¡Oh Dios! ¿pues cómo ahora
    sufres callada la fatal cadena
    que aja tu gloría, que tu honor desdora?
    ¿Pues cómo sufres que tus nobles hijos
    que de un divino fuego arrebatados
    romper quisieron tu ominoso yugo
    se miren al suplicio condenados?

    Sombras de Lacy y de Porlier augustas,
    yo os saludo humildoso. Héroes sublimes,
    víctimas generosas
    de la patria en las aras inmoladas,
    negra y eterna mancha a nuestro siglo
    vuestra muerte imprimió. Yo os vi indignado
    al cadalso subir que entonces diera
    a España oprobio y a vosotros gloria.
    ¡Cuánta es digna de envidia vuestra suerte!
    El morir por la patria es bella muerte,
    muerte que eterna hará vuestra memoria.
    Vertiendo aún llanto la afligida Iberia
    por sus hijos que nobles sucumbieron
    del galo atroz a la fatal cuchilla
    por libertarla de un tirano odioso,
    os tuve que llorar. Ambos quisisteis
    heroicos libertarla
    de un yugo más atroz, más ominoso.
    ¡Oh! sí el cielo me diera
    trocar por vuestra muerte mi existencia
    al seno de la tumba descendiera
    lleno de honor: entonces
    mi inútil vida por vosotros dando,
    a la adorada patria serviría
    conforme a mi anhelar y mi deseo.
    ¿Qué puedo yo servirla, débil joven?
    contrario el alto cielo al ansia mía
    las fuerzas me negó. Nunca mi brazo
    su gloria sostendrá, nunca mi mente
    podrá con el consejo dirigirla,
    cual vosotros lo hicierais noblemente.

    ¿Y eterna habrá de ser la vil cadena?
    ¿Y ya por siempre gemirá la patria
    de angustia y llanto y de terrores llena?
    No, que el grande Quiroga valeroso
    de entre la humillación la frente alzando,
    dijera: —"Nunca sea
    "que eternamente sollozar se vea
    "la madre patria con vileza tanta:
    "cobre su libertad por mano mía
    "o muera yo en sus aras inmolado."
    Dijo, y lanzando firme y denodado
    el grito que a los déspotas espanta,
    clamara ¡Libertad! Nombre divino
    siempre seguido de ventura y gloria,
    vencedor de la suerte y del destino,
    seguro precursor de la victoria.
    Loor eterno a los héroes generosos,
    que las frentes al cielo
    con gloria inmensa y con placer alzaron,
    y despreciando nobles
    del despotismo atroz la negra saña,
    el grito heroico con valor lanzaron,
    el grito heroico: ¡Libertad a España!

    ¡Libertad! ¡libertad! Eco grandioso,
    ¿con qué torno a escucharte? ¿Con qué en vano
    ahogarte quiso el fanatismo odioso,
    quiso callarte el despotismo insano?
    ¡Libertad! ¡Libertad! himnos sonoros
    a los héroes que firmes nos la dieron:
    himnos, cantos sin fin: su noble frente
    ciña lauro inmortal de excelsa gloria,
    y a par de tan inmenso beneficio
    viva eterna en los siglos su memoria.

    Al sagrado clamor el león de España,
    el letargo dejando en que yacía
    sañudo se alza a vindicar su afrenta.
    Al contemplar su vengadora saña
    se estremeció la infanda tiranía;
    a la voz de Quiroga y de sus fuertes
    se agitan orgullosos los iberos,
    y claman ¡Libertad! Aquesos gritos
    que la soberbia gálica humillaron,
    llenarán de terror a los perversos
    que a la infelice patria encadenaron.
    Nada, nada temáis, guerreros libres:
    huirán cobardes al aspecto vuestro,
    que nunca fue valiente el vil esclavo.
    ¿Cuándo fue dado a la raposa infame
    del león grandioso sostener la vista?
    Corred, héroes, volad: a vuestro impulso
    los tiranos perezcan... Mas ¿qué miro??
    ¿qué iris de paz hermosa
    torna en un punto a la agitada Iberia
    el contento y la calma! El es; el mismo (2)
    que a la patria librara con su esfuerzo
    de verse sometida al galo horrible,
    el que hora la arranca
    a otro yugo cruel, más insufrible.
    El es quien ha rasgado
    con. mano heroica la execrable venda
    que los ojos cubría
    al monarca inocente, que asombrado,
    de su anterior conducta arrepentido,
    exclama ¡Libertad! entusiasmado.
    Le bendicen, Fernando repitiendo,
    y con cien bocas la volante fama
    la inmensa trompa con furor hinchando
    ¡libertad! ¡libertad! girando clama.

    Y aquesta aclamación noble y sagrada
    derramando do quier contento y vida,
    de la fama en las alas conducida
    suena en Asia y América preciada,
    y do quier que se adora el nombre ibero:
    La Habana fue quien la aclamó primero.
    ¡Gloria eterna a mi patria! ¡Honor al suelo
    que me viera nacer! Honor a Ponce,
    a Miralla, Valdés, Madrid y Tanco,
    que sus glorias alzando al alto cielo
    de O-Dail, Quiroga y de Giral y Riego (3)
    las ínclitas hazañas celebraron,
    y arrebatados de divino fuego
    con entusiasmo ¡Libertad! clamaron.
    ¿Dónde el terror est!? ¿Dó la cadena?
    ¿Dó los tiranos?... Vedlos asombrados,
    sumidos en despecho y cruda pena
    su castigo temblar. ¡Oh! sosegaos;
    la libertad pretende
    haceros conocer en este día
    que si sabe vencer, perdonar sabe:
    confúndaos solamente a la vergüenza
    si en almas viles la vergüenza cabe.
    Sí, que cobró su libertad Iberia
    sin llanto ni desgracias. Salve, ¡oh pueblo!
    digno mil veces de gozarte libre.
    Tu magnanimidad admire el Orbe;
    y nuestra libertad y nuestra gloria,
    no con sangre ni llanto lastimero,
    con letras de oro pintará la historia.
    Sombras de Lacy y de Porlier augustas,
    alzad de gloria y de placer cubiertas,
    dejad el fondo de las tumbas yertas;
    libre la patria está... Vedlos alzarse
    y el perdón demandar de sus verdugos.
    "Tendedles, dicen, amigable mano,
    "y reconozcan la distancia inmensa
    "que hay entre el hombre libre y el tirano.
    Sí, engañados hermanos; ved la patria
    que os llama así, llegad, es madre tierna,
    y así perdona los errores vuestros:
    llegad, que sólo anhela
    unirnos estrechados a su seno,
    para vosotros de clemencia heroica,
    para nosotros de ternura lleno.
    En ademán afable y majestuoso
    os ofrece los brazos desarmados,
    porque sobre nosotros ya hermanados
    tienda la libertad su cetro hermoso.

    Gloria, Fernando, a vos, que generoso
    los consejos infames desechasteis,
    y el libro santo con placer jurasteis
    do nuestra dicha y libertad se encierra.
    Gloria, gloria a vosotros,
    honor eterno de la hispana tierra,
    cuya cadena odiosa
    vuestro valor rompiera.
    ¡Gloria eterna a vosotros! ¿Quién me diera
    del cantor de Guzmán y de Padilla (4),
    el acento inmortal? ¡Oh! cómo entonces
    resonando en el cielo la voz mía,
    los altos hechos, las hazañas vuestras
    de un polo al otro polo extendería.
    ¡Gloria a O-Dail, a Giral, al fuerte Riego
    y a Quiroga inmortal! ¡Héroe grandioso,
    honor eterno a ti! Gozoso escucha
    por toda Iberia bendecir tu nombre:
    Gózate en su placer ¡oh! qué ventura
    poder decir con generoso orgullo:
    "Si libre es ya la patria,
    "si la patria es feliz, a mí lo debe."
    Mira a la historia con su recta mano
    mostrar el cuadro de los grandes hombres,
    y al mismo tiempo señalar gozosa
    el nombre de Quiroga entre sus nombres.
    A vosotros honor, hijos de Marte,
    que vindicasteis nobles el decoro
    de la infelice patria encadenada,
    y en cuyos brazos fuertes apoyada
    alzó la libertad su trono de oro.

    ¡Momento celestial! Ya al sol radiante
    puedo alzar sin rubor la noble frente.
    ¡Cuál se agita mi pecho en este instante!
    Ya Ubre soy, ya libre soy, y vuelvo,
    y una vez y otra, y mil soy libre clamo
    sin cansarme jamás, y mientras tanto
    corre por mis mejillas encendidas
    de ternura y de gozo dulce llanto;
    y un placer... un placer... No, no es posible
    el explicarlo... no, básteme sólo
    gozar callando ¡oh Dios! ¡Eterna sea
    tanta felicidad... Nobles guerreros,
    no permitáis jamás que esta ventura
    a vosotros debida
    perdamos otra vez... Antes la muerte,
    antes la expatriación, que la cruel suerte
    de que a nosotros tornen de amargura,
    de esclavitud y horror las negras horas.
    Vigilantes vivid, y al solo amago
    de cadena fatal, de tiranía,
    moved sañudos los invictos brazos:
    alzad, y con estrago
    corra la sangre del mortal infame
    que osó mostrarnos vergonzosos lazos.
    Y con ella regado
    afirme sus raíces
    de la alma libertad el árbol bello:
    y al ver vuestro valor, vuestra energía
    desesperada al tenebroso averno,
    rugiendo torne la discordia impía.
    ¡Oh ventura! ¡oh placer! España libre
    suena do quier contento derramendo
    ¡Viva la libertad! claman do quiera,
    ¡Viva con ella el inmortal Fernando!
    Se oye el grito feliz de España libre
    del Océano en los yermos azulados,
    antes tan solamente consagrados
    a ruido fiero o a silencio mudo
    España libre con clamor divino
    del africano al simple filipino
    se escucha resonar. España libre
    del aire vago los espacios llena,
    y del ártico polo al otro polo,
    y en cuanto alumbra el rutilante Apolo
    España libre con placer resuena.


    (No la incluyó Heredia en ninguna de las ediciones que hizo
    de sus versos. En Méjico fue'impresa más de una vez desde 1820.)

    (1) Esta poesía se publicó en el "Indicador Constitucional",
    diario de La Habana de 16 de agosto de 1820, con este mote:
    Malo pericülosam libertatem quam quictum servitium.

    (2) El Exmo. señor don Francisco Ballesteros.

    (3) Rafael de Riego, general español (1784-1823). Caudillo del
    alzamiento liberal de Cabezas de San Juan (1820), intentó hacer
    frente a las tropas de la Santa Alianza; fue preso y ahorcado
    por Fernando VIL

    (4) Quintana









    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 00:15

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    66

    HIMNO PATRIÓTICO
    AL ESTABLECIMIENTO DE LA CONSTITUCIÓN


    CORO

    Gloria eterna a los héroes que oyeron
    de la Patria doliente la voz,
    y acallando su triste gemido
    la arrancaron de esclava al horror
    la cadena, el dolor y amargura.

    Ciudadanos, en tanta ventura
    hienda raudo el espacio del viento
    el sublime y magnánimo acento
    Libertad! Libertad! Libertad!
    La cadena, el dolor y amargura
    huyan lejos de Iberia dichosa,
    huyan lejos de América hermosa
    viendo inútil su rabia fatal.

    Gloria eterna, etc.

    Sí, que Iberia doliente clamara
    y Quiroga el heroico guerrero
    de la Patria el gemir lastimero
    animoso pretende acallar.
    ¡Y a su ejército noble inflamara
    que de esclavo el horror detestando,
    agitóse valiente, clamando
    Libertad! Libertad! Libertad!

    Gloria eterna, etc.

    Y escuchóle asombrada la Iberia
    y el Monarca hasta entonces engañado
    de los libres el Libro sagrado
    con placer y entusiasmo juró.
    Y el terror y la odiosa miseria
    nos dejaron al ver su energía.
    Y la horrenda, la atroz tiranía
    al Averno rugiendo.

    Gloria eterna, etc.

    Y pues ya venturosos nos vemos,
    y ya libres de dura cadena,
    en contento se trueque la pena,
    y el tormento se trueque en placer.
    Y a la par, ciudadanos clamemos,
    viva, viva FERNANDO glorioso,
    a quien plugo en ardor generoso
    de la Patria los grillos romper.

    Gloria eterna, etc.

    Viva el Rey que a la Iberia ha tornado
    su primero esplendor y su gloria;
    sus pinceles prepare la historia
    de Fernando adorable en loor.
    Hombres libres, con tono elevado
    y la frente afectuosos ornadle
    con laureles de gloria y amor.

    Gloria eterna, etc.

    Y digamos con grito ardoroso,
    gloria eterna al ejército fuerte
    que clamó: Libertad, o la muerte:
    Viva, viva Quiroga inmortal!
    Y guirnaldas de lauro glorioso
    a su frente feliz preparemos,
    y con noble entusiasmo clamemos:
    Vivan Riego, Arco-Agüero y Agar.

    Gloria eterna, etc.

    Héroes nobles, Europa asombrada
    que a la Iberia felice ya mira
    con ardiente entusiasmo os admira
    honra dando a la Iberia nación.
    Por vosotros la Patria librada
    del dolor que sintiera profundo,
    es asombro y espanto del mundo,
    de quien fuera la risa y baldón.

    Gloria eterna, etc.

    Héroes bravos, si un fiero tirano
    mostrar osa cadenas y lazos,
    sacudid los magnánimos brazos,
    y a la lucha fogosos, volad.
    La venganza levante su mano,
    y su sangre en arroyos vertida,
    dé alimento, y aumentos y vida
    al bello árbol de la Libertad.

    Gloria eterna a los héroes que oyeron
    de la Patria doliente la voz,
    y acallando su triste gemido
    la arrancaron de esclava al horror.

    Añado estas inscripciones que hice para servir de explicación
    a ciertas alegorías dispuestas por un patriota amigo mío:

    El yugo sacudiendo el noble Ibero
    demandó Libertad con firme tono:
    FERNANDO oyóle, y su nefando trono
    vio desplomarse el fanatismo fiero.

    Quiroga ilustre de la Patria amada
    osó romper el yugo ignominioso,
    y merced a su esfuerzo generoso
    respira Iberia de esplendor cercada.

    Gloria al Monarca que el heroico brío
    de sus fuertes vasallos premió tierno,
    habló FERNANDO y al oscuro Averno
    precipitóse el despotismo impío.


    No está en las ediciones de 1825 y 1832.


    El "Himno patriótico al restablecimiento de la Constitución"
    fue publicado en la imprenta de J. B. Arizpe, Méjico, 1820.
    En octavo, 6 págs. Se halla en el "British Museum".


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 00:18

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    67

    SONETO

    EN LA MUERTE
    DEL SEÑOR D. ALEJANDRO RAMÍREZ (*)

    (*)

    Expuesto en la sección correspondiente de SONETOS DEL SIGLO XIX.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 00:23

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    68

    EL DOS DE MAYO (1)

    INTRODUCCIÓN

    ¿No escucháis, ciudadanos, por doquiera
    cual resuenan los cánticos sagrados,
    de las campanas el plañir doliente,
    y del cañón el hórrido tronido?
    Todo recuerda el expirar glorioso
    de Velarde y Daoíz (2), y otros mil héroes
    de la patria en las aras inmolados.
    Que alzó el tirano la feroz cuchilla.
    Gritando fiero: "¡Esclavitud o muerte!",
    y alzado con valor el noble ibero:
    " ¡ Antes que esclavitud, muerte suframos!",
    clamara sin temor, y del tirano
    hundió en el polvo la soberbia fiera.
    Imitad, españoles, tal ejemplo;
    por siempre libertad: jamás al yugo
    doblar sumisos el alzado cuello.
    Si osa insultar un bárbaro tirano
    a nuestra libertad en negro día,
    clamad: "Daoíz y Velarde", y sus hazañas
    puedan serviros de dichosa guía,
    y en derredor retumbe el eco fuerte:
    "¡A España gloria, a los tiranos muerte!"


    (1) Este poema canta a la sublevación del pueblo madrileño
    contra el dominio francés, ocurrida el 2 de mayo de 1808.

    (2) Pedro Velarde (1779-1808) y Luis Daoíz (1767-1808), muertos
    heroicamente >en los sucesos del 2 de mayo.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 00:29

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    68

    EL DOS DE MAYO

    I

    CANCIÓN FÚNEBRE

    Manes sacros, alzad de las tumbas
    y atended a mi fúnebre canto.
    Atendedle, y al férvido llanto
    en que el rostro me siento inundar;
    y con faz menos triste y severa
    recibid mi cantar doloroso,
    recibid el ardor generoso
    en que el pecho me siento inflamar.

    ¡Cuan soberbio el adusto tirano
    la cadena execranda os mostrara!
    ¡Cuan terrible la espada brillara,
    y el puñal del audaz opresor!
    Y ¡Cuan nobles alzarais la frente!
    ¡Cuan medroso temblara el tirano!
    ¡Cuál heridos por pérfida mano
    expirarais con gloria y honor!

    ¡Cuál corrió vuestra sangre vertida!
    ¡Cuál Iberia se alzara furiosa,
    y a la muerte, a la liza gloriosa
    a sus hijos hiciera correr!
    "Libertad", vuelve el eco en Pirene;
    "Libertad", el Océano retumba,
    y se sume en la cóncava tumba
    la falange opresora cruel.

    Y el tirano bramando se parte,
    y ya libre la Iberia se mira,
    y aura grata entre gloria respira,
    cuando torna a cadena fatal.
    Mas Quiroga se alzara valiente,
    y a la par el impávido Riego,
    que inflamado en patriótico fuego
    restauró la feliz libertad.

    Y Velarde y Daoíz en el cielo
    al mirarlos se gozan dichosos,
    y con ojos de gloria radiosos
    nos inflaman en cívico ardor.
    Ved cuál baten las manos sangrientas,
    ved cuál muestran las palamas de gloria,
    y celebran la hermosa victoria
    que el patriota feliz consiguió.

    Ved que os muestran con mano serena
    de la gloria el espléndido templo:
    imitad generosos su ejemplo,
    imitad su firmeza y valor.
    Libertad, noble amor a la patria,
    odio eterno a la audaz tiranía,
    os inspire por siempre este día
    que a la Iberia cubriera de honor.

    (1821)

    Opúsculo "El Dos de Mayo", por don José María Heredia.
    Imprenta Fraternal de los Díaz de Castro, 1821. Medio pliego
    en 4.° (Cita Bachiller).
    La "Revista de Cuba", la reprodujo en el t VI, núm. 6, diciembre
    1879, págs. 592-594.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 00:51

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    69

    A LOS GRIEGOS EN 1821 (*)

    Jamás puede un tirano
    la cadena cargar al pueblo fuerte
    que enfurecido se alza, lidia, triunfa,
    o sufre noble muerte.
    ¡ Pueblos famosos de la antigua Grecia,
    vosotros lo decís! En el orgullo
    de su inmenso poder jura Darío (1)
    a torpe servidumbre someterlos,
    o a la desolación: estremecida
    yace la tierra, y en silencio yerto
    aguarda el yugo en estupor hundida.

    Mas alza Atenas la sublime frente,
    e impávida resiste
    al furibundo asolador torrente,
    que en su valor el ímpetu quebranta.
    ¡Campo inmortal de Maratón! (2) Tú viste
    de Milcíades (3) magnánimo la gloria;
    y luego en Salamina (4) y en Platea
    Temístocles (5) , Arístides, Pausanias (6),
    triunfan, y en Grecia truena
    de libertad el grito y de victoria.

    ¡Tierra de semidioses! ¿Cómo pudo
    cargarte el musulmán la vil cadena,
    que cuatro siglos mísera sufriste?
    raza degenerada,
    ¿no el nombre de Leónidas (7) oíste?
    ¿o el despotismo audaz ha devorado
    las páginas de luz en que la historia
    consagra los recuerdos
    de tu antigua virtud y de tu gloria?

    Mirad como se acerca enfurecido
    el segundo Mahomet, y precedido
    marcha de sangre y devorante fuego:
    en vez de apercibirse a los combates,
    ¡ved cuan pálido tiembla el débil griego!
    ¡Ignominia! ¡Baldón! Su negro manto
    por Grecia desolada
    tiende la esclavitud, y el templo santo
    profana el musulmán con sus furores.
    Europa consternada se estremece
    cuando la media luna destructora
    a Bizancio domina, y vencedora
    cual fúnebre cometa resplandece.
    ¿Dónde la Grecia fue? ¿Dónde se ocultan
    de la brillante Atenas
    y de la fiera Esparta y de Corinto
    el pasado esplendor? Miseria, sangre,
    y muda esclavitud presenta sólo
    por cuatro siglos la moderna Grecia.
    Sus vírgenes adornan el serrallo
    de vil bajá: la hierba solitaria
    crece en el Partenón abandonado.
    El viajero, en escombros reclinado,
    en vano busca suspirando ahora
    la patria de las ciencias y las artes,
    de Roma y de la tierra la instructora.
    ¡Ay! todo pereció: su triste anhelo
    halla tan sólo de la Grecia antigua
    el aire puro y refulgente cielo.

    Pero amanece del destino el día,
    y Grecia es libre ya. Se alzan sus hijos
    que ha poco la olvidaban,
    o en languidez imbécil suspiraban
    por el socorro infiel del extranjero.
    Su genio majestoso,
    el de Aristogiton y Harmodio fiero,
    deja la tumba, su radiosa frente
    en el cabo de Ténaro levanta
    exclama ¡Libertad! ardiendo en ira,
    esperanza y ardor al griego inspira,
    y al feroz musulmán hiela y espanta.
    Los númenes antiguos
    se agitan bajo el mármol mutilado,
    que murmura confuso ¡Guerra! ¡Guerra!
    cual se oye por los senos de la tierra
    vagar trueno profundo y dilatado.

    Ya vuelan por la Grecia estremecida
    de ¡Libertad! y ¡Gloria! y de ¡Venganza
    furibundos clamores:
    levántanse oprimidos y opresores,
    y ruge la matanza.
    ¡Nobles griegos, valor! ¡Que vuestros hij
    hereden libertad! Con fuerte mano
    la barbarie frenad de ese vil pueblo,
    crudo enemigo del linaje humano.
    No invoquéis a los príncipes de Europa:
    de su ambición en el furor celoso
    los esfuerzos de un pueblo generoso
    con ceño miran y rencor insano.
    En un déspota o rey ven un hermano,
    y es déspota el Sultán... Pero vosotros
    armados de valor y alta constancia
    sin ellos triunfaréis. Cuando los padres,
    al morir en el campo de batalla,
    a sus hijos encargan
    sangrienta herencia de venganza y gloria,
    aunque la lucha prolongarse puede,
    segura es la victoria.

    Mas ¿qué vago rumor hiere mi oído,
    cual sordo trueno en nube tempestuosa
    por los valles dilata su bramido?
    ¡Ved las sombras augustas de los héroes
    abandonar las tumbas do gemían
    su abandono fatal! Arma sus frentes
    profunda indignación: brillan sus ojos,
    bien como rayo entre tormenta umbría,
    y en sus diestras armadas
    resplandecen vibrando las espadas.

    "¡Imitadnos", prorrumpen, o "atrevidos
    "nuestra gloria eclipsad! La liza abierta,
    "os llama a combatir. La tiranía
    "por vuestros campos con aliento impuro
    "de fuego y sangre verterá un torrente;
    "mas no olvidéis que secará la fuente
    "a un diluvio de lágrimas futuro.
    "¿Cederéis? ¡No! ¡Jamás! Ventura, gloria
    "y libertad os guarda la victoria;
    "y la derrota, esclavitud o muerte.
    "En vuestros jefes nuestro aliento fuerte
    "invisibles pondremos,
    "y a sus pasos do quier presidiremos."

    Y os inspiran, caudillos vengadores,
    que al griego conducís a los combates
    de ardor sublime y esperanza lleno.
    ¡Magnánimo Ipsilanti!
    ¡Noble Cantacuzeno!
    Haced la independencia de la Grecia,
    y haced su libertad. La Grecia libre
    supo arrostrar de Jerjes y Darío
    el inmenso poder: la Grecia esclava
    al musulmán cedió... ¡Lección terrible,
    que aprovechar debéis! Europa entera
    y de la noble América los hijos
    guirnaldas tejen de laurel y rosas
    que os adornen las frentes y generosas.
    Vuestro puro patriótico ardimiento
    a nuestros nietos contará la historia,
    y en el augusto templo de la Gloria
    de Washington a par tendréis asiento.

    ¡Oh! ¿No lo veis? De Grecia las montañas
    fuego desolador va recorriendo,
    y el Eurotas sonante y el Pamiso
    escuchan retumbar en sus orillas
    de áspera lid el tormentoso estruendo.
    El grito ¡Libertad! los aires llena,
    y el Bosforo agitado
    hasta Bizancio ¡Libertad! resuena.

    Del Sultán al mortífero decreto
    se lanzan los genizaros... Miradlos
    del griego vengador bajo la espada
    desparecer, como al furor del fuego
    la hierba de IQS campos desecada.
    Salamina repítese y Platea.
    Mas ¿qué valen? ¡Oh Dios! ¿Nunca se agota
    el torrente de bárbaros...? ¡Oh! vedlo
    cual se renueva sin cesar y corre
    como el flujo feroz del Océano.
    Violento, asolador, irresistible...
    ¡Oh ceguedad funesta, incomprensible,
    de matar y morir por un tirano!

    ¿Cuánta sangre y furor? Reyes de Europa
    ¿Cómo en vuestros oídos
    no suenan los tremendos alaridos
    con que asordado el Bosforo retumba?
    ¡Oh! ¿Ser podéis friamente espectadores
    de la lucha de Grecia y sus horrores?
    ¿Esperáis de ese pueblo generoso
    el exterminio...? Refrenad la furia
    del musulmán fanático, y lanzadlo,
    a los desiertos de Asia, donde viva
    sin matar ni oprimir. Aquesta guerra
    útil, noble, sagrada,
    aceptarán con gozo las naciones;
    del mundo excitaréis las bendiciones,
    y el culto de la Grecia libertada.

    ¡Ay! mis ojos ¡oh Grecia vengadora!
    Tu gloria no verán. La muerte fiera
    de mi edad en la dulce primavera,
    cual flor por el arado atropellada,
    va a despeñarme en la región sombría
    del sepulcro fatal. ¡Oh lira mía!
    Estos serán los últimos acentos
    que haga salir de ti mi débil mano.
    Mas el hado no heló mi fantasía,
    y en sus alas fogosas conducido
    vivo en el porvenir. Como un espectro
    del sepulcro en el borde suspendido,
    dirijo al cielo mi postrero voto
    porque triunfes ¡oh Grecia! Ya te miro
    lanzar a los tiranos indignada,
    y a la alma Libertad servir de templo
    y al mundo escucho que feliz aplaude
    victoria tal y tan glorioso ejemplo.

    (1821)
    Ed. 1832

    (*) Esta es la versión definitiva de la oda publicada por Heredía
    en "El Revisor Político y Literario", el 6 de agosto de 1823, con
    el título de "Oda a la insurrección de la Grecia en 1820", y en
    la edición de 1825, con el de "Al alzamiento de los griegos contra
    los turcos en 1821".

    (1) Darío I (521-485 a. C.) conquistó una parte de Grecia en
    la primera guerra Médica.

    (2) Aldea griega en la costa E. del Ática; victoria de Milcíades
    sobre los persas (490 a. C). Dícese que Diomedonte
    corrió con la noticia a Atenas, y murió de fatiga luego de darla.
    De ahí la "Carrera M." de 42,2 km. que se practica en los juegos
    olímpicos.

    (3) General ateniense, vencedor de los persas en Maratón
    (490 a. C).

    (4) Isla griega en el golfo de Egina. Victoria de la flota griega,
    mandada por Temístocles, sobre los persas (480 a. C).

    (5) General y político ateniense. Derrotó a los persas en la decisiva
    batalla naval de Salamina, que dio la hegemonía a Atenas (480 a. C).
    Fue desterrado por los partidarios de Esparta.

    (6) General espartano del siglo V antes de C.

    (7) Rey de Esparta, sucumbió en 480 a. C. defendiendo el
    paso de las Termopilas contra los persas.



    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 01:16

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    70

    ODA A LOS HABITANTES DE ANÁHUAC  (*) (1)

    ¿Y siempre los destinos de la tierra
    dictará el Dios del mal? ¿Y los humanos
    siempre serán juguetes de facciosos,
    o siervos miserables de tiranos?
    ¡Oh Méjico infeliz! ¡patria gloriosa
    del grande Guatemuz! ¿Dó se ocultaron
    tu gloria y tu poder? ¿Por qué abatida
    la cara majestosa
    gimes entre dolor y entre cadenas?
    ¿Cuál fue la causa de tan graves penas?
    ¿Quién ajó así tu majestad grandiosa?
    ¿Quién rasgó la diadema que en tu frente
    puso la libertad...? "Joven, detente,
    "no hieras más mi oído lastimado
    "de libertad con el hermoso acento.
    Finó del Anáhuac desventurado
    la esperanza feliz, la dicha y gloria.
    Envuelta un día en plácido contento,
    me juzgaba feliz, y mi delicia
    era de libertad el dulce nombre.
    ¡Recuerdos de dolor! yo vi a mis hijos
    alanzarse a mi voz a las batallas,
    y acometer las haces españolas,
    y lidiar y vencer... ¡Oh! ¡cuan ufana
    entonces respiré! Mas ¿qué valieran
    tanto y tanto afanar, y tanta sangre
    que mis campos regó? Cuando gloriosa
    me gozaba en el triunfo conseguido
    contra el bravo español, un fementido,
    un cobarde traidor, con negras tramas
    me hundió otra vez entre el oprobio y llanto
    cercóse en torno de terror y espanto,
    y en su espada apoyándose insolente
    llamóse mi señor... Alza la frente,
    magnánimo Ahuitzol; mira tu cetro
    en qué manos está: mira al que un día
    en su torpe ambición para oprimirme
    hizo causa común con los iguales
    de Alvarado (2) y Cortés (3). Ve cual humea
    de Mechoacán en los funestos campos
    "la sangre de mis hijos generosos
    "que a torrentes vertió... ¿Cómo le sufren
    "de Acamapich y Guatemuz los nietos?
    "¡Ay! ¡estéril clamor! ¡el cruel tirano
    canta insolente su fatal victoria,
    y un pueblo vil le aplaude fascinado!
    Finó del Anáhuac desventurado
    la esperanza feliz, la dicha y gloria."

    No en torpe desaliento así desmayes,
    reina del Anáhuac: alza la frente,
    y a tus hijos invoca. ¡ Oh! ¡ quién me diera
    del vengador Tirteo (4)
    la abrasadora voz! ¡Oh! ¡si pudiera
    encender en los pechos mejicanos
    aquesta hoguera que mi pecho abrasa
    de amor de libertad! ¡Alzad del polvo,
    hijos de Acamapich! ved al tirano
    ante quien viles os postráis; ¿en vano
    sufrido habréis doce años de combates,
    de sangre y de furor y de miserias?
    ¿Y esclavitud, y abatimiento infame
    de tanta sangre y penas y fatigas
    será vil galardón? ¿Por qué lidiasteis?
    ¿Por mudar de señor? ¡Ay! vanamente
    de la patria en las aras se inmolaron
    mil víctimas y mil... Hidalgo (5), Allende (6),
    Morelos (7) valeroso, el sacrificio
    que de la vida hicisteis a la patria
    infructífero fue; sí, vanamente
    al morir con infamia en un cadalso
    pensabais que la patria en algún día
    fuera libre, feliz, y vanamente
    vuestra sangre preciosa regó el árbol
    de la alma libertad, para que un día
    cubriese el Anáhuac su augusta sombra.
    ¡Campeones infelices! ¡ay! el fruto
    de vuestro acerbo afán y amarga muerte,
    hoy lo coge un traidor, no vuestra patria.
    Itúrbide lo coge: el que imprudente
    de la opresión llevando el estandarte
    con rabia os persiguió. Vedle cuál tiende
    de las tinieblas el odioso manto
    en derredor del usurpado solio.
    Y cual llama en su auxilio a la ignorancia
    y a la fatal superstición. Miradle
    cual sepulta en horrendos calabozos
    a cuantos osan alentar serenos
    patriotismo y virtud. Sabio Fogoaga,
    Tagle, Lombard, o Castro ¡oh mis amigos!
    vosotros lo decid... Ved en el cuadro
    del universo al Anáhuac cubierto
    de nieblas densas y de sombra oscura,
    y cual cometa pálido en su seno
    brilla el Usurpador... ¡Oh mejicanos!
    ¿cómo sufrís tan oprobioso suyo?
    ¡qué! ¿no respira un Bruto entre vosotros?
    ¿puñales no tenéis? ¿O acaso aliento
    a vuestros brazos falta? Mejicanos:
    jurad en los altares de la patria
    ser libres o morir: las fuertes manos
    contra el tirano vil la espada empuñen,
    y él tiemble a su brillar, y palidezca
    al mirar vuestra faz aterradora:
    a la patria mirad que encadenada
    los brazos tiende y vuestra ayuda implora.
    Caiga el tirano, y húndase en el polvo
    de que por mal del Anáhuac saliera,
    y perezca hasta el nombre detestable
    de monarca y señor, y guerra fiera
    jurad por siempre a la opresión tirana:
    reine sólo en vosotros soberana
    la ley igual que juzga y que protege.
    Así del universo que os contempla,
    y un grande ejemplo aguarda de vosotros,
    seréis la dmiración, y por do quiera
    el nombre mejicano que hasta hora
    de oprobioso baldón cubierto fuera,
    pronunciarán con labio respetuoso
    los pueblos todos que la tierra habitan;
    y ejemplar tan espléndido y glorioso
    seguirán encendidos a porfía,
    rompiendo todos la cadena impía
    que les cargara el despotismo odioso.

    ¡Sagrada libertad! ¡Cómo en su seno
    sentirá el Anáhuac tus beneficios,
    y altares te alzará dé gozo lleno!
    Sí: la peste voraz, la hambre rabiosa
    que en sus llanuras pálidas vaguea,
    la sucia desnudez que triste afea
    a sus míseros pueblos, fácilmente
    de leyes sabias al dichoso influjo
    desaparecerán; su faz hermosa
    mostrará por do quiera la abundancia,
    eterna compañera
    de paz y libertad, y la ignorancia,
    la ignorancia fatal, causa primera
    de los males del hombre, enfurecida
    se lanzará a los antros del Averno (8),
    apenas luzca con hermoso brillo
    la luz de la razón. Al pueblo abiertas
    serán las fuentes del saber: no en vano
    los surcos regará ^que abrió su mano
    con el sudor de su angustiada frente
    el rústico infeliz, para que ostente
    el poderoso su funesto orgullo,
    y vano lujo y pompa desplegando
    el rebaño servil del rey aumente.
    No, que el fruto anhelado de su campo
    dividirá con su feliz familia
    el indio laborioso, sin que impío
    se lo arrebate el exactor malvado
    para que muestre de esplendor cercado
    un inútil señor su poderío,
    mientras de hijuelos pálidos la turba
    se apila en torno del desnudo padre,
    y el hambre enfurecido los devora.
    De libertad bajo el feliz reinado
    en paz respirará: libre y contento
    de su afán esperando el fruto ansiado,
    con faz serena y venturoso acento
    el suelo con la reja desgarrando,
    junto a sus bueyes marchará cantando.
    Tales los frutos son ¡ oh mejicanos!
    que ledos cogeréis si generosos
    las frentes levantáis, y valerosos
    el imperio destruís de los tiranos.
    De Moctezuma y Ahuitzol el grande,
    y Guatemuz magnánimo las sombras
    se lanzan de sus tumbas polvorosas,
    y revolando en torno del tirano
    le amenazan furiosas,
    y de terror le llenan: caiga, caiga
    ese trono fatal que con su peso
    va a abrumar a Anáhuac y a destruiros.
    A la alma libertad álcense altares,
    y la opulencia y paz serán sus frutos,
    y rendirán a Méjico tributos
    del Norte y Sur los apartados mares.

    (1822)

    (*) No la reprodujo Heredia en ninguna de las dos ediciones
    que hizo de sus poesías. Esta obra, fue publicada sin la firma
    de Heredia, al final del libro "Bosquejo ligerísimo de la revolución
    de Méjico desde el grito de Iguala hasta la proclamación
    imperial de Itúrbide", por un verdadero americano... Philadelphia,
    Imprenta de Teracruoef y Noroajeb, 1822, Sostiene Bachiller
    y Morales que esta obra, a pesar de lo que indica su
    portada, fue impresa en La Habana, por los señoras Bejarano
    y Vicente Rocafuerte, de cuyos apellidos son anagramas los de
    los impresores de Filadelfia.

    (1)  "Anáhuac, o Atl Náhuac —rodeado de agua, cerca del
    agua—, fue el nombre que se había aplicado a dos regiones: el
    Anáhuac Ayotla, o sea, la Costa de las tortugas, en el mar del
    Sur, y el Anáhuac Xicalano, o Costa de las jicaras, en el golfo
    de Méjico,

    Dióse también el nombre de Anáhuac al hermoso valle de
    Méjico en atención a sus lagos. Y este nombre se fue extendiendo
    con las conquistas de los aztecas, hasta designar con él, según
    el abate Clavijero, casi todo lo que en un principio se llamó
    Nueva España". CARLOS PEREYRA: Breve historia de América,
    Editorial Zig-Zag, Santiago de Chile, 1946, pág. 80.

    (2) Pedro de Alvarado. Conquistador español (1486-1541), colaborador
    de Cortés, exploró el Yucatán, sometiendo a los mayas,
    y fundó Guatemala.

    (3) Hernán Cortés. Conquistador y descubridor español (1485-
    1547). Ayudó a la conquista de Cuba, de donde emprendió en
    1519 la de Méjico. Llegó a la capital, se ganó al emperador
    Moctezuma, mas sublevados los azfecas por sus sacerdotes hubo
    de retirarse. (Noche Triste, victoria de Otumba). Vuelto en 1521,
    ocupó la ciudad. Descubrió la península de California. Murió
    pobre en Castilleja (Sevilla).

    (4) Poeta griego, siglo VIII a. C. Elegías guerreras.

    (5) Miguel Hidalgo y Costilla (1753-1811). Precursor de la independencia
    mejicana. Criollo, párroco de Dolores, dio en la
    noche del 16 de septiembre de 1810 el grito "¡Viva Femado VII!
    ¡Viva la Virgen de Guadalupe y mueran los gachupines!" Tras
    un éxito inicial, acabó apresado y fusilado. "Le cortaron la
    cabeza y la colgaron de una jaula, en la Alhóndiga misma de
    Granaditas, donde tuvo su gobierno. Enterraron los cadáveres
    descabezados". JOSÉ MARTÍ: Tres Héroes.

    (6) Allende, compañero de Hidalgo.

    (7) José María Tecio Morelos y Pavón (1765-1815). Héroe de
    la independencia mejicana. Era mestizo y cura de Cuaracuaro.
    Al morir Hidalgo, ganó, al frente de unos patriotas, varias batallas
    en lucha abierta contra los realistas españoles. Hizo proclamar
    la independencia de Méjico por un Congreso (1813).
    Vencido luego por Calleja e Itúrbide, fue hecho prisionero y
    fusilado.

    (8) Lago italiano de Campania, cerca de Ñapóles, en el cráter
    de un antiguo volcán; por sus exhalaciones sulfurosas fue considerado
    en la antigüedad como la entrada al infierno.

    (*) No la reprodujo Heredia en ninguna de las dos ediciones
    que hizo de sus poesías. Esta obra, fue publicada sin la firma
    de Heredia, al final del libro "Bosquejo ligerísimo de la revolución
    de Méjico desde el grito de Iguala hasta la proclamación
    imperial de Itúrbide", por un verdadero americano... Philadelphia,
    Imprenta de Teracruoef y Noroajeb, 1822, Sostiene Bachiller
    y Morales que esta obra, a pesar de lo que indica su
    portada, fue impresa en La Habana, por los señoras Bejarano
    y Vicente Rocafuerte, de cuyos apellidos son anagramas los de
    los impresores de Filadelfia.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 14:41

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    71

    LA ESTRELLA DE CUBA (*)

    ¡Libertad! ya jamás sobre Cuba
    lucirán tus fulgores divinos.
    Ni aun siquiera nos queda ¡mezquinos!
    de la empresa sublime el honor.
    ¡Oh piedad insensata y funesta!
    ¡ay de aquel que es humano y conspira!
    Largo fruto de sangre y de ira
    cogerá de su mísero error.

    Al sonar nuestra voz elocuente
    todo el pueblo en furor se abrasaba,
    y la estrella de Cuba se alzaba
    más ardiente y serena que el sol.
    De traidores y viles tiranos
    respetamos clementes la vida,
    cuando un poco de sangre vertida
    libertad nos brindaba y honor.

    Hoy el pueblo de vértigo herido
    nos entrega al tirano insolente
    y cobarde y estólidamente
    no ha querido la espada sacar.
    ¡Todo yace disuelto, perdido,..!
    Pues de Cuba y de mí desespero,
    contra el hado terrible, severo,
    noble tumba mi asilo será.

    Nos combate feroz tiranía
    con aleve traición conjurada,
    y la estrella de Cuba eclipsada
    para un siglo de horror queda ya.
    Que si un pueblo su dura cadena
    no se atreve a romper con sus manos,
    bien le es fácil mudar de tiranos,
    pero nunca ser libre podrá.

    Los cobardes ocultan su frente,
    la vil plebe al tirano se inclina,
    y el soberbio amenaza, fulmina,
    y se goza en victoria fatal.
    ¡Libertad! A tus hijos tu aliento
    en injusta prisión más inspira;
    colgaré de sus rejas mi lira,
    y la gloria templarla sabrá.

    Si el cadalso me aguarda, en su altura
    mostrará mi sangrienta cabeza
    monumento de hispana fiereza,
    al secarse a los rayos del sol.
    El suplicio al patriota no infama;
    y desde él mi postrero gemido
    lanzará del tirano al oído
    fiero voto de eterno rencor.

    (Octubre 1823)

    (*) Esta poesía no la publicó su autor hasta 1832, en la segunda
    edición que hizo en Toluca de sus composiciones poéticas.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 14:52

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    72

    A EMILIA(*)

    Desde el suelo fatal de su destierro
    tu triste amigo, Emilia deliciosa,
    te dirige su voz; su voz que un día
    en los campos de Cuba florecientes
    virtud, amor y plácida esperanza
    cantó felice, de tu bello labio
    mereciendo sonrisa aprobadora,
    que satisfizo su ambición. Ahora
    sólo gemir podrá la triste ausencia
    de todo lo que amó, y enfurecido
    tronar contra los viles y tiranos
    que ajan de nuestra patria desolada
    el seno virginal. Su torvo ceño
    mostróme el despotismo vengativo
    y en torno de mi frente, acumulada
    rugió la tempestad. Bajo tu techo
    la venganza burlé de los tiranos.
    Entonces tu amistad celeste, pura,
    mitigaba el horror a las insomnias
    de tu amigo proscripto y sus dolores.
    Me era dulce admirar tus formas bellas
    y atender a tu acento regalado,
    cual lo es al miserable encarcelado
    el aspecto del cielo y las estrellas.
    Horas indefinibles, inmortales,
    de angustia tuya y de peligro mío,
    ¡cómo volaron! Extranjera nave
    arrebatóme por el mar sañudo,
    cuyas oscuras turbulentas olas
    me apartan ya de playas españolas.

    Heme libre por fin; heme distante
    de tiranos y siervos. Mas, Emilia,
    ¡qué mudanza cruel...! Enfurecido
    brama el viento invernal: sobre sus alas
    vuela y devora el suelo desecado
    el yelo punzador. Espesa niebla
    vela el brillo del sol, y cierra el cielo,
    que en dudoso horizonte se confunde
    con el oscuro mar. Desnudos gimen
    por doquiera los árboles la saña
    del viento azotador. Ningún ser vivo
    se ve en los campos. Soledad inmensa
    reina, y desolación y el mundo yerto
    sufre de invierno cruel la tiranía.

    ¿Y es ésta la mansión que trocar debo
    por los campos de luz, el cielo puro,
    la verdura inmortal y eternas flores
    y las brisas balsámicas del clima
    en que el primero sol brilló a mis ojos
    entre dulzura y paz...? Estremecido
    me detengo, y agólpanse a mis ojos
    lágrimas de furor... ¿Qué importa? Emilia,
    mi cuerpo sufre, pero mi alma fiera
    con noble orgullo y menosprecio aplaude
    su libertad. Mis ojos adoloridos
    no verán ya mecerse de la palma
    la copa gallardísima, dorada
    por los rayos del sol en occidente;
    ni a la sombra de plátano sonante
    el ardor burlaré de mediodía,
    inundando mi faz en la frescura
    que espira el blando céfiro. Mi oído,
    en lugar de tu acento regalado,
    o del eco apacible y cariñoso
    de mi madre, mi hermana y mis amigas,
    tan sólo escucha de extranjero idioma
    los bárbaros sonidos; pero al menos
    no lo fatiga del tirano infame
    el clamor insolente, ni el gemido
    del esclavo infeliz, ni del azote
    el crujir execrable, que emponzoñan
    la atmósfera de Cuba. ¡Patria mía,
    idolatrada patria! tu hermosura
    goce el mortal en cuyays torpes venas
    gire con lentitud la yerta sangre,
    sin alterarse el grito lastimoso
    de la opresión. En medio de tus campos
    de luz vestidos y genial belleza,
    sentí mi pecho férvido agitado
    por el dolor, como el Océano brama
    cuando le azota el norte. Por las noches,
    cuando la luz de la callada luna
    y del limón el delicioso aroma
    llevado en alas de la tibia brisa
    a voluptuosa calma convidaban,
    mil pensamientos de furor y saña
    entre mi pecho hirviendo, me nublaban
    el congojado espíritu, y el sueño
    en mi abrasada frente no tendía,
    sus alas vaporosas. De mi patria
    bajo el hermoso desnublado cielo,
    no pude resolverme a ser esclavo,
    ni consentir que todo en la Natura
    fuese noble y feliz, menos el hombre.
    Miraba ansioso al cielo y a los campos
    que en derredor callados se tendían,
    y en mi lánguida frente se veían
    la palidez mortal y la esperanza.

    Al brillar mi razón, su amor primero
    fue la sublime dignidad del hombre,
    y al murmurar de "Patria" el dulce nombre,
    me llenaba de horror el extranjero.
    ¡Pluguiese al Cielo, desdichada Cuba,
    que tu suelo tan sólo produjese
    hierro y soldados! ¡La codicia ibera
    no tentáramos, no! Patria adorada,
    de tus bosques el aura embalsamada
    es al valor, a la virtud funesta.
    ¿Cómo viendo tu sol radioso, inmenso,
    no se inflama en los pechos de tus hijos
    generoso valor contra los viles
    que te oprimen, audaces y devoran?

    ¡Emilia! ¡Dulce Emilia! La esperanza
    de inocencia, de paz y de ventura
    acabó para mí. ¿Qué gozo resta
    al que desde la nave fugitiva
    en el triste horizonte de la tarde
    hundirse vio los montes de su patria,
    por la postrera vez? A la mañana
    alzóse el sol, y me mostró desiertos
    el firmamento y mar.., ¡Oh! ¡cuan odiosa
    me pareció la mísera existencia!
    Bramaba en torno la tormenta fiera
    y yo sentado en la agitada popa
    del náufrago bajel, triste y sombrío,
    los torvos ojos en el mar fijando,
    meditaba de Cuba en el destino,
    y en sus tiranos viles, y gemía,
    y de rubor y cólera temblaba,
    mientras el viento en derredor rugía,
    y mis sueltos cabellos agitaba.

    ¡Ah! también otros mártires... ¡Emilia!
    doquier me sigue en ademán severo
    del noble Hernández (1) la querida imagen.
    ¡Eterna paz a tu injuriada sombra,
    mi amigo malogrado! Largo tiempo
    el gran flujo y reflujo de los años
    por Cuba pasará, sin que produzca
    otra alma cual la tuya, noble y fiera.
    ¡Víctima de cobardes y tiranos,
    descansa en paz! Si nuestra patria ciega,
    su largo sueño sacudiendo, llega
    a despertar a libertad y gloria,
    honrará, como debe, tu memoria.

    ¡Presto será que refulgente aurora
    de libertad sobre su puro cielo
    mire Cuba lucir! Tu amigo, Emilia,
    de hierro fiero y de venganza armado,
    a verte volverá, y en voz sublime
    entonará de triunfo el himno bello.
    Mas si en las lides enemiga fuerza
    me postra ensangrentado, por lo menos
    no obtendrá mi cadáver tierra extraña,
    y regado en mi féretro glorioso
    por el llanto de vírgenes y fuertes
    me adormiré. La universal ternura
    excitaré dichoso, y enlazada
    mi lira de dolores con mi espada,
    coronarán mi noble sepultura.

    (1824)
    Ed. 1832

    (*) Emilia es Josefa (Pepilla) de Arango y Manzano, hija de José
    de Arango y Castillo, en cuya residencia estuvo escondido Heredia
    desde el 6 al 14 de noviembre de 1823, fecha en que logra
    huir a los Estados Unidos.
    "Entre los papeles del Dr. Vidal Morales y Morales existentes
    en la Biblioteca de la Sociedad Económica de Amigos del País
    figura la copia de un artículo titulado o perteneciente a una
    serie titulada "La Societé et la litterature a Cuba", publicado
    en la "Revue des Deux Mondes", de París, t. XII, año XXI,
    nuevo período, 15 de diciembre de 1851, cuyo autor no se menciona
    en la copia, y donde aparecen traducidas al francés, en
    prosa, casi toda la segunda estrofa y parte de la tercera de esta
    poesía". JOSÉ MARÍA HEREDIA: Poesías Completas. Homenaje
    de la ciudad de La Habana en el centenario de su muerte. Municipio
    de La Habana, 1941, vol. II, pág. 61.
    Elijan Clarence Hills tradujo al inglés, en verso, parte de la
    segunda estrofa. Ver "The Odes of Bello, Olmedo and Heredia",
    G. P. Putnam's Sons, New York and London, 1920, págs. 15 y 16.
    Alfred Coester tradujo" en prosa parte de la segunda estrofa al
    inglés. Ver "The Literary History of Spanish America", The
    Macmillan Company, New York, 1928, pág. 101.
    Roland Larre tradujo al francés, en verso, algunas estrofas
    de la "Epístola a Emilia". Ver Les grands traits de la culture
    cubaine, en "Evil aux Amériques, Cuba", Editions Sociales, París,
    1962, pág. 2HS.

    (1) Ver en esta misma sección la poesía titulada "Elegía", que
    Heredia dedicó a la memoria del Da\ D. Juan José Hernández.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 14:57

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    73

    PROYECTO (*)

    De un mundo débil, corrompido y vano
    menosprecié la calma fastidiosa,
    y amé desde mi infancia tormentosa
    las mujeres, la guerra, el Océano.

    ¡El Océano...! ¿Quién que haya sentido
    su pulso fuertemente conmovido
    al danzar en las olas agitadas,
    olvidarlo podrá? Si el despotismo
    al orbe abruma con su férreo cetro,
    será mi asilo el mar. Sobre su abismo
    de noble orgullo y de venganza lleno,
    mis velas desplegando al aire vano,
    daré un corsario más al Océano,
    un peregrino más a su hondo seno.

    Y ¿por qué no? Cuando la esclava tierra
    marchita y devorada
    por el aliento impuro de la guerra,
    doblando al yugo la cerviz domada
    niegue al valor asilo,
    yo en los campos del piélago profundo
    haré la guerra al despotismo fiero.
    Libre y altivo en el sumiso mundo.
    De la opresión sangrienta y coronada
    ni temo al odio, ni al favor impetro.
    Mi rojo pabellón será mi cetro
    y mi dominio mi cubierta armada.
    Cuando los aristócratas odiosos,
    vampiros de mi patria despiadados,
    quieran templar sus nervios relajados
    por goces crapulosos,
    en el aire genial del Océano,
    sobre ellos tenderé mi airada mano,
    como águila feroz sobre la presa.
    Sufrirán servidumbre sin combate,
    y opulento rescate
    partirán mis valientes compañeros.

    Bajo del yugo bárbaro que imponen
    a la igualdad invocarán: vestidos
    con el tosco buriel de marineros,
    me servirán cobardes y abatidos.
    Pondré a mis plantas su soberbia fiera,
    temblarán mis enojos,
    y ni a fijar se atreverán los ojos
    sobre mi frente pálida y severa.

    (1824)
    Ed. 1832


    (*) No la incluyó en la edición de Nueva York.

    Manuel Pedro González en su estudio sobre Heredia, reproduce
    el poema Proyecto por considerarlo "escasamente comentado
    y conocido". Sentimos discrepar del señor González, pero
    este poema ha aparecido en todas las ediciones completas que en
    el siglo pasado se hicieron de las obras poéticas de Heredia.

    Elias Zerolo en el prólogo a las Poesías Líricas de Heredia
    copia una estrofa y lo incluye completo en las págs. 294 y 295.
    En nuestros días, Francisco González del Valle lo incluyó en
    1936, en las páginas 6 y 7, en Prédicas de libertad, Cuadernos
    de Cultura, núm. 4, Publicaciones de la Secretaría de Educación,
    Dirección de Cultura, La Habana. Rafael Esténger en su libro
    Heredia, la incomprensión de sí mismo, Editorial Trópico, La
    POESÍAS COMPLETAS 297
    Habana, 1938, lo reproduce íntegro y lo comenta en las págs. 190,
    191, 192 y 193, María Lacoste de Arufe lo incluye en el tomo I,
    pág. 101,en la selección de Poesías, Discursos y Cartas de José
    María Heredia, que publicó en 1939. En la edición de las Poesías
    Completas de José María Heredia, publicada por el Municipio
    de La Habana, en 1941, bajo la dirección de Emilio Roig de
    Leuchsenring, se reproduce íntegra en el volumen II, págs. 62
    y 63.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!
    Pascual Lopez Sanchez
    Pascual Lopez Sanchez
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 87042
    Fecha de inscripción : 29/06/2009
    Edad : 72
    Localización : Murcia / Muchas veces en Mazarrón/ Algunas en Cieza ( amo la ciudad donde nací; amo su río - Río Segura_ y amo sus montes secos llenos de espartizales)

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Pascual Lopez Sanchez Mar 22 Ene 2019, 15:20

    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA

    D / POESÍAS PATRIÓTICAS Y REVOLUCIONARIAS

    74

    A WASHINGTON (*)

    Escrita en Monte Vernon
    Primero en paz y en guerra,
    primero en el afecto de tu patria
    y en la veneración del Universo,
    viva imagen de Dios sobre la tierra,
    libertador, legislador y justo,
    Washington inmortal, oye benigno
    el débil canto, de tu gloria indigno,
    con que voy a ensalzar tu nombre augusto.

    ¿Te pintaré indignado
    a la voz de la patria dolorida
    volar al arduo campo de la gloria,
    y como Jove (1) en el Olimpo armado,
    a la suerte mandar y a la victoria?
    magnánimo apareces;
    ríndese Boston, y respira libre.
    Vanamente el tirano
    cuarenta mil esclavos lanza fiero
    para extirpar el nombre americano.
    Tú, sin baldón, al número cediste,
    y acallando el espíritu guerrero,
    a tu gloria la patria preferiste,
    así del pueblo eterno los caudillos
    al vencedor Aníbal (2) contemplaron
    con inmutable frente,
    y la invasión rugiente
    a la púnica playa rechazaron.

    Mas luego, en noche de feliz memoria,
    del Delaware (3) el vacilante yelo
    ofreció a tu valor y patrio celo
    el camino del triunfo y de la gloria
    la soberbia británica humillada
    es por último en York, y su caudillo
    rinde a tus pies la poderosa espada.
    El universo atónito saluda
    a la triunfante América, y te adora,
    mientras que la Metrópoli sañuda
    tu gloria bella y su baldón devora.
    Mas cuando por la paz inútil viste
    de Libertad la espada en tu alta mano,
    el poder soberano
    como insufrible carga depusiste.

    Alzado a la primer magistratura,
    de tu patria la suerte coronaste,
    y en cimientos eternos afirmaste
    la paz, la libertad sublime y pura.
    De años y gloria y de virtud cargado,
    con mano vencedora
    regir te vieron el humilde arado.
    Con Sócrates divino te asentaste
    de la Fama en el templo,
    y a la virtud, con inmortal ejemplo,
    la fe del Universo conservaste.

    Cuando en noble retiro,
    de oro y de crimen y ambición ajeno,
    tu espléndida carrera coronabas,
    en este bello asilo respirabas
    pobre, modesto, y entre libres, libre
    ¡oh Potomac (4) del orgulloso Tíber (5)
    no envidies, no, la delincuente gloria,
    que no recuerda un héroe como el tuyo
    del orbe todo la sangrienta historia.
    Por la Francia feroz amenazada
    vuelve la patria del peligro al día.
    Y en unánime voto al héroe fía
    de Libertad y América la espada.
    Los rayos de la gloria
    vuelven a ornar su venerable frente...
    mas ¡ay! desapareció, volando al cielo,
    como de nubes en brillante velo
    hunde el sol su cabeza en occidente.
    ¡Oh Washington! Protegen tu sepulcro
    las copas de los árboles ancianos
    que plantaron tus manos,
    y lo cubre la bóveda celeste,
    aun el aire que en torno se respira,
    el que tú respirabas,
    paz y santa virtud al pecho inspira.
    En la tumba modesta,
    que guarda tus cenizas por tesoro,
    ni luce el mármol, ni centella el oro,
    ni entallado laurel, ni palmas veo.

    ¿Para qué, si es un mundo
    a tu gloria inmortal digno trofeo?
    Con estupor profundo,
    por tu genio creador lo miro alzado
    hasta la cumbre de moral grandeza.
    Potente y con virtud; libre y tranquilo;
    esclavo de las leyes;
    del Universo asilo;
    asombro de naciones y de reyes.

    (1824)
    Ed. 1832

    (*) No la incluyó en la edición de Nueva York,

    (1) Nombre de Júpiter, dios principal de los romanos.
    (2) Famoso general cartaginés (247-183 a N. E.).
    (3) Delaware : Río Norteamericano.
    (4) Potomac: Río de Norteamérica.
    (5) Tiber: río que atraviesa Roma.


    _________________
    "No hay  cañones que maten la esperanza."  Walter Faila


    GRANDES ESCRITORES ES DE TODOS LOS FORISTAS. PARTICIPA, POR FAVOR.


     ISRAEL: ¡GENOCIDA!

    Contenido patrocinado


    JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839) - Página 3 Empty Re: JOSÉ MARÍA HEREDIA Y HEREDIA (1803-1839)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Vie 12 Abr 2024, 15:32