Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 744391 mensajes en 37940 argumentos.

Tenemos 1321 miembros registrados.

El último usuario registrado es Engel

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 30 usuarios en línea: 2 Registrados, 0 Ocultos y 28 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Chambonnet Gallardo, Maria Lua


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Agosto 2018

LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Fracaso de la filosofía occidental, por Luis Racionero (La Vanguardia, 04-05-2018)

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 27512
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 70
Localización : Barcelona

Fracaso de la filosofía occidental, por Luis Racionero (La Vanguardia, 04-05-2018)

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 04 Mayo 2018, 14:21

.


Fracaso de la filosofía occidental, por Luis Racionero
(La Vanguardia, 04-05-2018)

Freud se excusaba por escribir que Moisés era egipcio, lo cual no gustaba a los judíos practicantes. Nosotros debemos excusarnos por refutar la filosofía occidental porque cientos de personas en decenas de universidades han dedicado miles de horas a desarrollarla. Ha servido para crear la ciencia racionalista y la tecnología que permite usar la realidad para propósito humano. Pero no sirve para entender la existencia, ni el conocimiento. La ontología debe reemplazarse por la física cuántica, la epistemología por la neurobiología.

Henri Bergson no era un tuno, como bromeaba Antonio Machado (¿es que Manuel tuvo un hermano?, exclamó el pérfido Borges), sino que señaló el defecto de la filosofía occidental después de Heráclito. “Nuestra inteligencia está destinada a facilitar la inserción del cuerpo en su medio, a representar las relaciones de las cosas exteriores entre ellas, en fin, a pensar la materia. La inteligencia humana se siente en casa cuando está entre objetos inertes, especialmente entre los sólidos. Nuestros conceptos han sido formados a imagen de los sólidos, nuestra lógica es sobre todo la lógica de los sólidos, y por eso nuestra inteligencia triunfa en la geometría… Pero de eso resulta que nuestro pensamiento, en su forma puramente lógica, es incapaz de representar la verdadera naturaleza de la vida”.

La filosofía occidental es como un programa de ordenador donde se meten los inputs de la realidad y salen modificados. En el programa de Platón y Aristóteles, la lógica aristotélica, el racionalismo geométrico cartesiano. Por eso es tan solo uno de los posibles programas con que aborda la realidad,  la lógica de los sólidos, la llama Bergson. Pero hay otros programas; Heráclito y la realidad como flujo, el taoísmo que plantea también el flujo, el organicismo en Whitehead, la teoría general de sistemas o estructuralismo que se basa en la analogía en vez de la causalidad.

Un día estaba obsesionado preguntándome por qué existimos, por qué existe el universo, hasta que me pregunté: y “por qué” ¿existe? ¿No será la pregunta equivocada? ¿Dónde está dicho que para entender la realidad haya que preguntar por qué? Pues en ese programa racionalista de la filosofía occidental. En otro programa no se busca la causa, se busca la analogía o la armonía o la intuición.

Europa está enferma de cerebralismo, intoxicada de racionalismo cartesiano, atragantada de idealismo platónico. Si algún espectro aún acosa Europa, después de exorcizado el comunismo, es el cerebralismo. Platón por boca de Sócrates o su predecesor Parménides insistió en que las cosas deben ser estables, pidió la fijeza de lo fluido, la rigidez de lo que, por naturaleza, está en cambio permanente. Platón y la ciencia sirven para manipular la naturaleza y la realidad en provecho de unos fines: construir puentes, aviones, tomar un tren a su hora… Lo que yo deseo sugerir es algo más allá de Platón o las palabras, algo solo adecuado para ciertos momentos, algunos ratos o unas ciertas personas. Pero algo que da sentido a la vida como no lo consiguen ni Platón ni las palabras.

Bajo la metáfora de Buda subsumo la filosofía oriental. Con Platón se manipula la realidad para mejorar nuestra vida, con Buda se penetra en la mente personal para intuir el sentido de la realidad. Platón aboca en la ciencia y la tecnología, Buda en la contemplación y el yoga. Cada uno a su tiempo; Platón para ganarse la vida, Buda para entenderla. Obsérvese que estoy partiendo de la base de que con Platón la vida no se entiende. Solo se entiende el algoritmo lógico construido por él y Aristóteles y que es la filosofía occidental. Pero que solo consigue entenderse a sí mismo, porque con palabras es imposible ir más allá de las palabras. Y las palabras son una foto fija de la realidad, que es una película en cuatro dimensiones. Pensar, como hervir un huevo, es algo que se debe parar en cierto momento, porque, si no, sale un huevo duro. También es contraproducente pensar más allá de donde puede llegar el pensamiento.

Lo racional es instrumental. Manipular la realidad no es entenderla, ni aceptarla, ni tiene nada que ver con las emociones, la creatividad o la intuición. Todo eso queda fuera de lo racional. Solo los científicos mediocres creen que con la razón se debe solucionar todo, los competentes saben hasta dónde puede llegar la razón y no intentar aplicarla a todo, ni pretender que lo que no es racional no existe. Se dice que fue Parménides el que inició el descarrío al decir que la realidad es racional y, algo aún peor, que lo que está cambiando no es real, y solo es real lo fijo. Ahí se extravió el pensamiento occidental, que aún no ha rehecho el camino.

Heráclito es el único que no se perdió como los que confundieron la fijeza de las palabras con la fijeza de la realidad. Las palabras son una foto fija, pero la realidad que intentan representar es una película, un flujo en movimiento. No puedes bañarte dos veces en el mismo río pero puedes usar mil veces la misma palabra o lo que ella representa, un mismo concepto. Pensamos linealmente (en silogismo: si A es B y B es C, ergo A es C) y hablamos linealmente (sujeto-verbo-predicado) pero la realidad no es lineal, es interrelacionada o matricial y holográfica, y en ella una parte refleja el todo y el todo está en todo; todo influye en todo, está interactuando.

Es hora de estudiar la filosofía occidental no cómo el medio de entender la existencia, sino como otra mitología griega. Panta rei.

Luis Racionero


.


    Fecha y hora actual: Mar 14 Ago 2018, 14:45