Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 998631 mensajes en 45999 argumentos.

Tenemos 1536 miembros registrados

El último usuario registrado es _.moohaa17

Últimos temas

» Andrés Trapiello (1953-
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyHoy a las 03:11 por Pedro Casas Serra

» Jenaro Talens (1946-
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyHoy a las 03:07 por Pedro Casas Serra

» ¡NO A LA GUERRA! (Exposición Colectiva)
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyHoy a las 02:53 por Pedro Casas Serra

»  1992-05-08 AÑORO LA INOCENCIA DE LA INFANCIA...
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyHoy a las 02:50 por Pedro Casas Serra

» 1992-05-05 QUIERO OLVIDARLA…
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyHoy a las 02:48 por Pedro Casas Serra

» 1991-11 A MIS COMPAÑEROS DEL CLÍNICO
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyHoy a las 02:47 por Pedro Casas Serra

»  1991-11 LA VIDA ES SUEÑO
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyHoy a las 02:45 por Pedro Casas Serra

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyAyer a las 23:31 por Lluvia Abril

» POESÍA SOCIAL XVIII
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyAyer a las 23:27 por Lluvia Abril

» KABIR
Karmelo C. Iribarren (1959-  EmptyAyer a las 16:09 por Maria Lua

¿Quién está en línea?

En total hay 60 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 56 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

clara_fuente, javier eguílaz, Pascual Lopez Sanchez, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 360 durante el Sáb 02 Nov 2019, 06:25

Junio 2023

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty

3 participantes

    Karmelo C. Iribarren (1959-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40636
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 08 Mar 2018, 12:56

    .


    Karmelo C. Iribarren, nacido en San Sebastian en 1959, es un poeta autodidacta enmarcado en el llamado 'realismo sucio'. Trabajó en diversos oficios, y finalmente de camarero durante más de veinte años.
    Ni va a la universidad ni forma parte de ningún tipo de círculo o conventículo literario. Durante mucho tiempo no se decide a reunir en un volumen sus primeros versos, aunque aparecen poemas sueltos en distintos fanzines ya a partir de los últimos setenta. En 1993, el Ateneo Obrero de Gijón incluye su plaquette Bares y noches en la colección de poesía Máquina de Sueños, dedicada a difundir la obra temprana de autores poco conocidos.
    En 1995 publica su primer libro, La condición urbana.
    Serie B y Desde el fondo de la barra, en 1998 y 1999, confirman que ha encontrado una voz propia.
    En 2005 aparece su poesía completa bajo el título Seguro que esta historia te suena (1985-2005), donde compila toda su producción, reeditada y ampliada en 2012 y 2015.



    Algunos poemas de su libro Ola de frío, 2007:


    LA FOTO DE RAYMOND CHANDLER

    Levanto la vista y lo veo sobre la balda,
    con su pipa y su sonrisa de borracho.
    Para mí que se acaba de meter un lingotazo
    entre pecho y espalda
    y que le está subiendo ahora mismo.
    En sus ojos ese brillo acerado
    del que sabe que estás pasándolas putas
    porque también se ha visto ahí.
    Es decir, aquí, frente
    a este maldito folio en blanco
    al que no sé muy bien qué contar.
    Las ideas son veneno, dijiste,
    cuanto más razonadas, menos creas.
    Cuánta verdad, amigo Chandler, cuánta verdad.
    A veces lo mejor es soltar lastre,
    dejar toda tu impotencia en el papel.
    ¿Que te pone verde algún crítico?
    El tiempo le pondrá amrillo a él.


    LO QUE ERES

    Estas rachas de viento helado
    tienen la virtud
    -por buscarles alguna-
    de que te despejan las ideas,
    te reconcilian con tu pequeñez,
    te dicen exactamente quién eres,
    dónde estás,

    como cuando levantan la hojarasca del paseo
    y aparece debajo lo que hay,
    nada de romanticismos del diecinueve,
    solo un camino de cemento
    que sirve para ir
    y para volver,

    de ninguna parte a ti mismo,
    o al revés.


    LA NOTA DE GEORGE SANDERS

    “Me aburro en esta pocilga”,
    dejó escrito
    en un pequeño papel
    el actor George Sanders,
    a manera
    de último adiós.
    Sucedió en un hotel
    de Barcelona,
    hace ahora algo más de treinta años.
    Siempre que pienso en ello,
    me imagino a la mujer
    de la limpieza,
    con la nota en la mano.


    UN HOMBRE SOLO

    Un hombre solo, en un tren
    de cercanías. Se acerca
    su parada. Mira
    las primeras ventanas encendidas
    al otro lado del cristal.
    Ahí lo tenemos ya, camino
    de su casa. Una cerveza en el bar
    de Paco. Los chismes malos de rigor.
    Rellenar la quiniela. Ya está
    en su habitación. Coge el Marca
    de ayer. Lee un rato. Lo deja. Apaga
    -entre bostezos- la luz
    de la mesilla. Piensa
    -casi con un asomo de felicidad-,
    que mañana ya es jueves.


    NO ESTAMOS SOLOS

    Para Sergio, Jorge, Alfredo, mis amigos
    de Guadalajara, México


    Políticos con adicción a la verdad,
    banqueros que cuando escuchan
    la palabra hambre
    derraman lágrimas,
    militares que reniegan de sus medallas,
    mujeres despampanantes, altas,
    que se enamoran perdidamete de ti
    por lo que eres,
    por tus cualidades humanas,


    Dicen que esos seres existen,
    que no son una leyenda urbana.

    Y yo quiero creerles.

    Por qué íbamos a estar solos en la galaxia.


    PERRO RABIOSO ELLROY EN BARCELONA

    Un perro olisquea en un contenedor
    de basura. Ellroy lo ve,
    se acerca, le coge
    con sus dos manazas la cabeza
    y la restriega contra la suya.
    Luego se miran a los ojos.
    Luego cada cual sigue haciendo su vida.
    Dos días después
    -entrevistas, firmas de ejemplares,
    bromas- de regreso
    hacia Los Ángeles, en el avión,
    James Ellroy se acordará del perro:
    “No ha estado tan mal,
    después de todo, Barcelona”.


    ESTRELLAS Y TACHUELAS

    Las estrellas refulgen en el cielo
    como tachuelas
    en la chupa de un heavy,
    pero a mí ahora mismo no me dicen nada,
    me dice más el silencio
    de estas calles espejeantes
    por el primer chaparrón otoñal.
    Las farolas se miran en los charcos
    y más de una ventana encendida también.
    Es probable
    que detrás de alguna de ellas
    se esté desnudando
    poco a poco una mujer,
    mientras observa no sin curiosidad
    a ese hombre cabizbajo que atraviesa la calle
    como con pinta de no saber a dónde ir.
    Hasta es posible
    que desee que esté allí.
    Todo esto son solo especulaciones
    sin ninguna base real, lo sé,
    pero me sirven
    -de hecho me han servido ya-
    para llegar acompañado hasta el portal.


    UNA PEQUEÑA HISTORIA

    Es la habitación de un hotel
    de las afueras,
    en silencio,
    sobre la cama
    cada vez más fría, más ajena,
    dos amantes
    -para evitar mirarse- miran
    el techo.
    Les ha pasado lo peor, y lo saben:
    no les ha pasado nada
    nuevo.


    LUIS ANTONIO DE VILLENA

    Luis Antonio de Villena hizo magia,
    aquí, en San Sebastián,
    una tarde
    del invierno pasado.
    Vino, leyó unos cuantos poemas,
    habló un poco de su gato,
    y  las mujeres fueron cayendo rendidas,
    como hojas de otoño a sus pies.
    Yo fui testigo del acto.
    Me lanzó un guiño travieso al acabar.
    No tienen secretos para mí
    -me dijo, todas
    se parecen a mi madre,
    todas me quieren salvar.


    CALLE URBIETA, DEMOLICIÓN

    Desde la acera
    se ven
    tres paredes de la cocina
    y dos de un cuarto,
    sobre éstas
    incluso se distinguen
    las flores de papel…
    …………………….Y miro,
    y no puedo evitar
    imaginármelos:
    ……………….haría sol;
    vestirían la ropa de los domingos…
    el pulso de él
    al estampar la firma
    frente al notario,
    la felicidad,
    todavía tensa, en un hilo,
    de la mujer...


    Karmelo C. Iribarren (Ola de frío,2007)


    .


    Última edición por Pedro Casas Serra el Mar 24 Mayo 2022, 05:15, editado 1 vez

    avatar
    Angel Salas
    Baneado
    Baneado


    Cantidad de envíos : 20424
    Fecha de inscripción : 29/09/2009
    Edad : 68
    Localización : Santiago - Chile

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por Angel Salas Vie 24 Sep 2021, 20:12

    Pedro: Muy interesante la biografiá y versos de Karmelo C. Iribarren, a pesar de ser un poeta autodidacta, volveré para leer mas.



    Saludos
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40636
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 08 Mar 2023, 05:59

    .


    Karmelo C. Iribarren (San Sebastián, 19 de septiembre de 1959) es un poeta español.

    Biografía

    Empieza a leer muy pronto y vorazmente ("sobre todo novelitas de aventuras" según confiesa) y también empieza a trabajar pronto "de vendedor, de albañil, de encuestador, en fin, de todo". Y finalmente de camarero durante más de veinte años, aunque es a los trece cuando se pone por primera vez detrás de una barra "en una especie de residencia de ancianos".

    Ni va a la universidad ni forma parte de ningún tipo de círculo o conventículo literario. "Eso sí, me he leído la Biblia en verso. Miles de libros".​ Durante mucho tiempo no se decide a reunir en un volumen sus primeros versos, aunque aparecen poemas sueltos en distintos fanzines ya a partir de los últimos setenta. Sin embargo, una noche de 1989, destruye todo lo escrito hasta ese momento, con excepción de unos cuantos poemas de 1985 y 1986, que integra más tarde en sus libros.

    En 1993, el Ateneo Obrero de Gijón incluye su plaquette Bares y noches en la colección de poesía Máquina de Sueños, dedicada a difundir la obra temprana de autores poco conocidos,​ lo que le anima a enviar el original de su primer libro, La condición urbana, al editor y también poeta Abelardo Linares. La sevillana editorial Renacimiento, de la que este es responsable, lo publica en 1995 y se convierte en su casa habitual en adelante.

    Serie B y Desde el fondo de la barra, en 1998 y 1999, confirman que ha encontrado una voz propia. La crítica se apresura a catalogarlo junto a los representantes del realismo sucio, y es cierto que tanto Bukowski como Carver figuran entre sus referentes, pero es Luis Antonio de Villena quien subraya que ninguno de ellos lleva tan lejos como Iribarren la austeridad formal que conduce a una literatura casi desnuda, por lo que propone los términos minimalismo y realismo limpio como más adecuados a su caso.​ Claro que muchos también le cuentan entre los cultivadores de la poesía de la experiencia, grupo formado por autores de su generación al fin y al cabo, pero de quienes le alejan determinados aspectos como el apego de éstos a la métrica tradicional.

    Con el nuevo siglo la poesía de Iribarren empieza a ser más conocida y apreciada, como prueban la antología de poemas traducidos al euskera Gainontzekoa, kontuak dira en 2000, y sobre todo La ciudad en 2002, que contiene una selección personal de su obra entre 1985 y 2001, incluyendo dieciséis inéditos. Este libro es el número dos de la popular colección Antologías de Renacimiento, que acaba de inaugurarse con el de Luis García Montero y dedica los siguientes a la obra de, entre otros, Carlos Marzal, Juan Luis Panero, Claudio Rodríguez, Agustín de Foxá, Félix Grande, Andrés Trapiello o Roger Wolfe en 2007, volumen de cuya selección se ocupa el propio Iribarren y prologa Luis Alberto de Cuenca.

    Por fin en 2005 aparece su poesía completa bajo el título Seguro que esta historia te suena (1985-2005), donde compila toda su producción añadiendo el nuevo capítulo La frontera y otros poemas además de veintitrés Poemas dispersos, de los que recupera algunos en títulos posteriores. Joaquín Juan Penalva recuerda que, con la publicación de este libro de libros, Iribarren da por cerrada su obra, ya que tiene la impresión de haber contado todo lo que se propuso.​

    No es así. Después de que Anaya edite otra antología en 2006, esta vez orientada al lector joven, con el título El tamaño de los sueños, en 2007 da a la imprenta su nuevo poemario Ola de frío. La segunda edición, en 2008, de la antología La ciudad, sin duda su personal best seller, acoge también poemas de este último título y el número de inéditos que contiene se eleva a veintiséis.

    Después aparece Atravesando la noche, que publica Huacanamo en 2009. Además, Ola de frío conoce una segunda edición ese mismo año, y al siguiente Antonio Ventura, responsable de la editorial especializada El jinete azul, le da la oportunidad de llenar un peculiar volumen llamado Versos que el viento arrastra con nuevos poemas dedicados al público infantil e ilustrados por Cristina Müller.​

    En 2011, Ediciones del 4 de agosto incluye en su colección de cuadernillos elaborados artesanalmente Planeta Clandestino la curiosa antología Un leve guiño de luz hacia la sombra en edición limitada, numerada y firmada por el autor. Se trata de una selección a cargo de Carmen Beltrán de veintiséis breves poemas, uno de ellos inédito, en torno a los más variados objetos (entre otros, un cigarrillo, una foto, una americana, una chapa de Kas, un busto de Baroja o un poema como objeto).

    Poco después, llega a las librerías Otra ciudad, otra vida, de nuevo bajo el sello Huacanamo, libro que ahonda en el tono elegíaco y triste de Atravesando la noche, sin por ello renunciar a su ironía característica, y que extrema además su búsqueda de la concisión, más acusada con cada nueva entrega.​

    En mayo de 2012, aparece la nueva edición de su poesía completa Seguro que esta historia te suena (1985-2012), en la que al contenido de la anterior (La condición urbana, Serie B, Desde el fondo de la barra y La frontera y otros poemas) se añaden los libros Ola de frío, Atravesando la noche, Otra ciudad, otra vida y una sección titulada Inéditos y otros poemas que incluye treinta composiciones más.

    Muestras de su obra forman parte entonces de dos antologías significativas: A finales de 2012, Diez de diez. Poesía española reciente de la editorial mexicana Tedium Vitae, junto a Javier Cánaves, Rafael Fombellida, Pablo García Casado, Michel Gaztambide, Raquel Lanseros, Itziar Mínguez Arnáiz, Pepe Ramos, Javier Salvago y Arturo Tendero;​ y a principios de 2013, Disociados. Antilogía de Ya lo dijo Casimiro Parker, junto a El Ángel, Roger Wolfe y David González.8​

    En junio de ese mismo año Renacimiento publica su nuevo poemario Las luces interiores,​ que tiene una gran acogida y es seguido en diciembre por el siguiente, titulado La piel de la vida​ y a cargo de Baile del Sol. Casi al mismo tiempo, en Argentina, aparece una nueva antología (No hay más) coeditada por Kriller71 y Zindo y Gafuri,​ una selección que repasa toda su trayectoria.

    En 2014 se editan, de nuevo en Renacimiento, Diario de K, su primer trabajo en prosa, un conjunto de textos breves sobre los más variados asuntos, que pese al cambio de género, comparte con el resto de su obra una mirada muy personal,​ y una nueva edición de la antología La ciudad, ampliada con poemas de sus últimos libros (Atravesando la noche, Otra ciudad, otra vida, Las luces interiores y La piel de la vida) y algunos inéditos.

    Lo mismo ocurre al año siguiente con Seguro que esta historia te suena, que vuelve a editarse por tercera vez, añadiéndose Las luces interiores, La piel de la vida e inéditos a su contenido, y convertido así en el volumen que recoge toda su obra en verso publicada entre 1985 y 2015.

    Obra que se prolonga en 2016 con el nuevo libro de poemas titulado Haciendo planes, al que sigue, poco después, una segunda edición, notablemente ampliada, de Diario de K, ambos en Renacimiento.​

    2017 es su año. Comienza con la reedición de Las luces interiores (2013), uno de sus libros más celebrados, bajo nueva portada y completado con nuevos poemas, al que siguen sendas antologías: El amor, ese viejo neón, en Aguilar y Pequeños incidentes, en Visor, prologado por Luis García Montero, publicaciones que tienen una gran repercusión en los medios.

    Finalmente, aparece, de nuevo en Visor, Mientras me alejo, su esperado nuevo poemario, también con gran acogida, y después, el estudio de Pablo Macías sobre su obra Otra manera de decirlo. La poesía de Karmelo C. Iribarren, en Renacimiento.

    En 2018 el libro La frontera y otros poemas, que forma parte del volumen de poesía completa Seguro que esta historia te suena desde su primera edición de 2005, es publicado por primera vez de forma independiente. En julio, la primera edición de los premios "Los libreros recomiendan", creados por CEGAL (Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros), elige Mientras me alejo como el mejor libro del año en la categoría de poesía.​ En octubre, este mismo libro recibe también el Premio Euskadi de literatura en castellano.​ En noviembre, gana el 41 Premio Internacional de Poesía "Ciudad de Melilla" con su nueva obra Un lugar difícil​ y se publica Los cien mejores poemas de Karmelo C. Iribarren, antología que elabora y prologa José Luis Morante.

    En 2019, todos sus poemarios aparecen en un solo volumen, esta vez en Visor, con prólogo de Pedro Simón y bajo el título Poesía completa (1993-2018), ampliando la última edición de Seguro que esta historia te suena con Haciendo planes y Mientras me alejo, y actualizando los títulos reeditados. En abril se publica el premiado Un lugar difícil. En octubre aparece una antología de su obra en portugués (Estas Coisas Acontecem Sempre de Repente) y en noviembre, la traducción al inglés de Versos que el viento arrastra (Poems the Wind Blew in), sus poemas para niños, realizada por Lawrence Schimel y galardonada con el English PEN Award,​ además de reconocida al año siguiente como finalista del premio del Centre for Literacy in Primary Education, lo que ocurre por primera vez con una obra traducida.​

    A finales de 2020, una nueva edición de su Poesía completa (1993-2019) incorpora Un lugar difícil a su contenido. En 2021, aparece El escenario y consigue el Primer Premio del Tren "Antonio Machado" con el poema inédito "A punto de partir". En 2022, la editorial Papeles Mínimos publica una nueva versión ampliada de su obra en prosa, esta vez titulada Diario de K (2010-2022).

    Adaptaciones a otros medios

    En 2006, aparece el libro de relatos Secundarios de lujo del novelista Juan M. Velázquez, que incluye un cuento titulado Pobres diablos. Éste constituye, según su autor, un intento de desarrollar el poema de Iribarren del mismo título que forma parte de La frontera y otros poemas.[i]

    En 2011, el cantautor y poeta Vicente Llorente pone música a [i]Los días normales
    , uno de los poemas de Atravesando la noche, convirtiéndolo en canción. El cineasta Jairo Arráez se encarga de realizar un vídeo-clip sobre este tema que aparece en Internet el 16 de mayo.​

    Ese mismo año, se produce y estrena el cortometraje Bajo una luz distinta, dirigido por Neftalí Vela y basado en un poema homónimo de Iribarren que también forma parte de su libro Atravesando la noche.

    En 2012, el poema Supervivencia, de Serie B, es uno de los elegidos por la Asociación para el Desarrollo de la Ribagorza Románica y el periodista Ferran Barber, responsable del proyecto, para formar parte de la llamada Carrer de la Poesia. Esta iniciativa consiste en situar sobre muros, vallas y farolas a lo largo de un paseo en el Valle de Bohí (Lérida), una serie de obras de distintos poetas contemporáneos.​

    En 2013, algunos de sus poemas son musicados por Gorka Gabilondo, Javi Irurtia y Lorea Azpeitia e incluidos, junto a otros de distintos autores, en el disco Borbotones en el aula.

    En La vida mancha (Enrique Urbizu, 2003), hacen referencia a una inexistente calle con su nombre.

    Sobre su poesía

       "Nada en sus versos responde a un programa, sino a la vida, su vida, vivida o malvivida; de ahí la presencia del humor y de la ironía, de la noche, el alcohol, las mujeres reales y las entresoñadas, las calles de su ciudad con sus charcos de lluvia y sus semáforos, las gentes con quien por un instante se cruza o ve tras un cristal o en la barra de un bar y también el peso cada vez más grave del paso de los años. De ahí esa mirada suya tan desapegada y tan cercana, tan antisentimental y tan sentimental a un tiempo. Sus poemas, hablen de lo que hablen –y hablan de muchas cosas- hablan siempre de él mismo, es decir, de todos nosotros, sus lectores; quien los lea tocará, como quería Whitman, no un libro sino un hombre."
       Abelardo Linares, de la reseña de solapa de La ciudad (Antología 1985-2008), segunda edición, de Karmelo C. Iribarren

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Karmelo_C._Iribarren )


    *


    Algunos otros poemas de Karmelo C. Iribarren:


    De La condición urbana (1995):


    MÉTODO

    Este poema
    está escrito de un tirón,
    como no deben escribirse
    los poemas.

    Sentado,
    viendo pasar sin voz
    ante los ojos
    imágenes de guerra,
    con un whisky en la mano,
    de repente,
    como salta la liebre,
    me ha venido la idea.

    Y como veis,
    no hay mucha diferencia.

    Para no decir nada
    cualquier método es bueno.



    ¡AY!, EL TIEMPO, YA TODO SE COMPRENDE

    Como a veces
    nos viene a la memoria
    algo sin importancia
    que dejamos
    para el día siguiente
    hace ya tiempo,

    he recordado,
    viejo amor,
    cuánto te quise.



    MALOS TIEMPOS

    Ándate con cuidado,
    que no se entere nadie
    de que lo pasas bien,
    que tu vida funciona,
    y eres feliz a ratos.

    Hay gente que es capaz
    de cualquier cosa,
    cuando ve una sonrisa.



    ALGUNAS NOCHES, EL MIEDO

    Algunas noches me arrimo
    a tu calor bajo las mantas
    como un niño asustado.
    Necesito tocarte
    urgentemente. Necesito
    saber que estás ahí,
    que estarás siempre. Sentir
    que tengo cerca a un ser humano,
    y que no estoy tan solo.



    VENCIDO

    Vencido, una vez más. Por el amor,
    el odio, o por la vida
    que no hace concesiones
    ni da treguas. Aquí,
    en la esquina de un siglo
    tan inútil como lo fueron
    todos. Y también
    tan sanguinario. Fumando
    un cigarrillo. Indiferente. Viendo
    cómo la gente se destroza,
    y sin sentir nada especial.



    HACIA LA SOMBRA

    Lo pienso ahora que miro
    por la ventana abierta
    la autopista, viendo
    cómo los coches parpadean
    en el último tramo,
    antes del túnel. Pienso
    que así es la vida,
    y que no hay nada más. Un leve
    guiño de luz hacia la sombra
    a mayor o menor velocidad.




    De Serie B (1998):


    POR QUÉ NO

    Esta noche, por lo que a mí
    respecta bien podría saltar
    el mundo en mil pedazos.
    Por qué no. Y nosotros con él.
    Acabar. Echarle de una vez
    –y para siempre– el telón
    a este teatro, a esta absurda
    comedia. Al menos, tendría
    su razón de ser otra cerveza.



    DE COPAS CON CIORAN

    Con los días contados,
    chaval, así vivimos
    todos. Esperando
    a que nos tachen
    de la lista. Distrayendo
    la espera con tragos
    y canciones. No hay más.
    Puedes llorar o morirte
    de risa. Como prefieras.



    MEJOR ASÍ

    Para Garbiñe y Marcial

    Por supuesto
    que hay un montón de cosas
    que no te he dicho todavía.
    Qué esperabas.
    Si te lo dijese todo de golpe,
    en un ataque freudiano de sinceridad,
    no sólo no me creerías nada
    sino que además empezarías a mirarme
    como a un tipo
    seriamente peligroso.
    Mejor así. Mejor
    que sigas pensando
    que tengo mucha vida interior
    y que te aguardan
    momentos irrepetible.



    LA FÓRMULA

    Para Iñigo Peciña Begiristain

    Hay que estar preparados para lo peor
    y disfrutar de lo bueno. Esa es
    la fórmula. Saber que nada es duradero;
    que la palabra siempre es engañosa,
    falsa, equívoca; que lo que hoy nos une
    eternamente, mañana será polvo, odio quizás,
    historia de la mala; que la vida se venga
    en la felicidad. Saber que será así,
    o podrá serlo. Y vivir como si el tiempo
    nos debiese algo, como si fuese nuestro,
    exigiéndole al contado lo que nos pertenece.



    POÉTICA

    Poner una palabra
    detrás de otra
    hasta llegar a la última.
    Y cerrar con un
    punto. Y que dentro
    esté yo, o alguno
    de vosotros,
    o alguna. Haciendo
    cualquier cosa
    interesante.




    De Desde el fondo de la barra (1999):


    LO DIFÍCIL

    Enamorarse es fácil.

    Uno puede enamorarse
    —sin demasiado
    esfuerzo—
    varias veces al día,
    a nada
    que se lo proponga
    y se mueva un poco por ahí;
    y si es verano,
    mi te cuento.

    Enamorarse no tiene
    mayor mérito.
    Lo realmente difícil
    —no conozco
    ningún caso–
    es salir entero
    de una historia de amor.



    LUNES, 8 DE LA MAÑANA, VERDE

    Ahí los tienes:

    se aferran al volante,
    endurecen el gesto,
    miran hacia el
    futuro,
    y pisan hasta
    el fondo
    el acelerador.

    Pobres ilusos:

    como si pudiesen
    escapar
    de lo que son.



    LO DEMÁS SON HISTORIAS

    Para los Legorburu Arzamendi

    Mi mujer y mi hija,
    estas paredes y estos libros,
    un puñado de amigos
    que me quieren
    —y a los que quiero de verdad—,
    las olas del Cantábrico
    en septiembre,
    tres bares, cuatro
    con el garito de la playa.
    Aunque sé que me dejo
    algunas cosas, puedo decir
    que, de ser algo, ésa es mi patria.
    Lo demás son historias.



    LA FELICIDAD

    Te sientas en una terraza
    a tomar algo.
    A pocos metros de ti,
    niños y niñas patinan, saltan
    a la comba, se pelean…
    Enciendes un cigarro, fumas
    plácidamente. Al fin
    llega la cerveza: en su punto,
    espumeante, fresca.

    Cierras los ojos
    y “esto es la felicidad”,
    te dices.

    Luego los abres
    y ves a ese pobre viejo
    hurgando en las papeleras.



    AHÍ, EN TU ROSTRO

    De la forma más natural,
    como quien
    se descubre las primeras canas,
    ...................................................un día
    te miras al espejo y te das cuenta
    de que la fiesta
    se ha terminado para ti,
    de que ya no hay sonrisa
    improvisada que valga
    capaz de camuflar semejante desastre,
    de que, sencillamente, amigo,
    la vida -sí, la vida-
    te ha pasado por encima
    y tú sin enterarte.

    ................................Un día,
    cualquier día, te das cuenta de todo
    -de la trampa, del fraude-,
    lo ves escrito ahí, en tu rostro,
    pero ya es tarde.



    A VIVIR

    Después de hacer balance,
    tras considerar
    la situación de arriba abajo,
    en frío,
    he decidido
    no volarme hoy tampoco
    la tapa de los sesos.

    Nunca se sabe, con la vida,
    me he dicho.
    .....................Y además,
    qué carajo: ya que me trata
    peor que a un perro,
    que se tome ella
    la molestia de matarme.




    De La frontera y otros poemas (2005):


    LA CIUDAD

    Para Abelardo Linares

    Entro al taxi, me acomodo
    junto a la ventanilla,
    Felipe IV, 18, digo,
    en marcha, dice, se cruza
    un autobús, me río de mi
    sonrisa en el cristal, veo
    gente que viene y va, gente
    que parece feliz y gente que parece
    aburrida, caen las primeras gotas
    ,
    uno abre un paraguas, otro
    entra a un bar, otro habla solo
    y se ríe y me mira, lo miro,
    lo archivo todo, arrecia
    el chaparrón, un coche patrulla
    parpadea en la distancia,
    se forma un pequeño caos
    bajo una marquesina, una pareja
    corre y se refugia en un
    portal... Es la ciudad -pienso-,
    es la vida. Y me gusta.
    Siete con cincuenta, por favor.



    LA FRONTERA

    Para mi madre, Juani

    Era un lugar siniestro,
    peligroso, un lugar
    donde podía pasarte
    cualquier cosa. Los trenes
    iban lentos: al otro lado
    estaba Francia, nada menos,
    y más lejos aún, pero mucho más
    lejos, Pekín. Una vez fui
    con mi madre hasta Bayona.
    Estaba todo limpio y quieto,
    como muerto, como si no pasase
    nada. Luego lo supe: ser libre
    no es igual que ser feliz.


    LOS SUEÑOS

    Lo fueron todo
    y ya los ves
    ahora,

    Abatidos por los días
    iguales,

    Como pasquines en los charcos.

    Vivir
    se reduce
    a esquivarlos.




    De Ola de frío (2007):


    LOS ZAPATOS

    Los zapatos en que espero...

    RAFAEL MORALES

    Me gustan negros,
    sólidos,
    serios,
    que se sostengan
    bien,
    que pises
    y la tierra se entere
    de que no es broma,
    de que tú estás aquí,
    y ella ahí,
    abajo,
    y que las cosas
    —por lo que a ti
    respecta—
    no van a cambiar.



    DOS VIEJOS

    Él golpea
    con el dedo índice
    la esfera
    de su reloj.
    Ella abre
    el bolso,
    saca un ducados
    y el mechero,
    y se los pasa
    sobre la mesa.
    Él prende el cigarro,
    inhala,
    aprieta la mandíbula,
    y suela
    el humazo gordo
    por la nariz.
    Ella lo mira.
    Es dulce
    hasta dar ganas
    de llorar.
    Él le pega
    un pequeño sorbo
    al anís.
    Afuera,
    van encendiéndose
    las luces...



    CÓMO HA CAMBIADO ESTE PAÍS

    Seis y media de la mañana,
    en un bar de barrio,
    como tantos amaneceres de hace años.
    Pides un café, te sientas
    y, quizás sólo porque has dejado de fumar,
    y el periódico está ocupado,
    y no sabes qué hacer
    con las manos,
    te fijas en el mostrador,
    en lo que desayuna el personal.
    Suena a tópico, te dices,
    pero, es verdad,
    cómo ha cambiado este país:
    apenas se ven ya copas de anís.



    LOS MENDIGOS

    El viento bufa por esquinas y plazas
    levantando hojas de periódico,
    cartones de embalaje y cajas de tetrabrik.

    Los mendigos buscarán un abrigo en los pórticos,
    en los quicios de los portales,
    en las casetas de las obras,
    el que no se lo haya bebido todo
    al amparo del último bar.

    Pero alguno no lo conseguirá.

    Pasará a ser lo que siempre
    ha sido: nada, menos
    que el recuerdo de una sombra.

    Algún redactor mañanero,
    quizás deje constancia de él.




    ESTRELLAS Y TACHUELAS

    Las estrellas refulgen en el celo
    como tachuelas
    en la chupa de un heavy,
    pero a mí ahora mismo no me dicen nada,
    me dice más el silencio
    de estas calles espejeantes
    por el primer chaparrón otoñal.
    Las farolas se miran en los charcos
    y más de una ventana encendida también.
    Es probable
    que detrás de alguna de ellas
    se esté desnudando
    poco a poco una mujer,
    mientras observa no sin curiosidad
    a ese hombre cabizbajo que atraviesa la calle
    como con pinta de no saber a dónde ir.
    Hasta es posible
    que desee que esté allí.
    Todo esto son sólo especulaciones
    sin ninguna base real, lo sé,
    pero me sirven
    -de hecho me han servido ya-
    para llegar acompañado hasta el portal.



    MI PAÍS

    Un teléfono arrancado,
    un coche celular que frena, me mira
    y vuelve a acelerar,
    restos de una barricada ardiendo,
    los semáforos como muertos puestos de pie,
    este frío
    que casi impide
    respirar:
    .............ésa es
    la inhóspita geografía
    que he atravesado esta noche
    para llegar hasta ti.

    Tu piel,
    mi país: donde el sol
    se quedó a vivir.



    ESTAMPA VERANIEGA

    Sentado en una silla
    de tijera
    a la sombra
    ...................el viejo
    sigue el paso
    de la mujer en bañador
    hasta el quiosco
    ............................y luego
    rasca un poco con el bastón
    en el asfalto
    como si removiese
    en las cenizas
    de su memoria
    ..........................buscando
    algún último rescoldo.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40636
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 08 Mar 2023, 15:03

    .


    De Atravesando la noche (2009):


    BAJO UNA LUZ DISTINTA

    Una americana
    en el respaldo
    de una silla.
    Alguien
    se la ha dejado ahí.
    Todavía
    no significa nada
    pero démosle su tiempo.
    Conforme
    se vacíe
    el bar,
    se irá llenando
    de vida,
    de misterio…



    LA CALLE

    Para Antonio Ventura


    He recorrido esta ciudad
    de punta a punta
    casi todos los días
    durante más de treinta años.
    Abriéndome paso a codazos
    en las vísperas de fiesta,
    o a través de las madrugadas
    fantasmagóricas
    de los días laborables de invierno,
    o solo y borracho y mojado
    hasta los cuernos,
    o en compañías que mejor ni recordar.
    Estas calles no guardan secretos para mí.
    Conozco sus plazas, sus antros,
    sus mujeres, el brillo
    de una navaja al doblar una esquina,
    el calor de una mirada
    desde el fondo de un bar.
    Hubo un tiempo en que el cielo
    se miraba en ellas,
    yo formé parte de aquello,
    eso ya nadie me lo puede arrebatar.



    VUELVE A INTENTARLO

    Para Alberto Moyano

    Esas mañanas de domingo,
    en invierno,
    a primera hora:

    las calles recién regadas,
    el aire fresco,
    limpio,
    el olor a cruasán de las cafeterías,
    la locura,
    de los pájaros…

    Como si la vida
    te dijese:
    ................mira, aquí me tienes,
    vuelve a intentarlo.



    VISTA CANSADA

    Tengo
    vista cansada
    Las letras
    se me emborronan
    sobre la página.
    Curiosamente ahora
    que empiezo a ver
    con tanta
    claridad
    tantas cosas…
    Pero no hay gafas
    para esto.




    De Otra ciudad, otra vida (2011):


    PERPLEJIDAD

    Para Jairo Arráez

    Desde el bar
    -al otro lado de la calle-,
    observo una boca de metro:

    la gente
    sube
    y baja,
    entra y sale,

    y todos
    parecen tener claro
    a dónde van.

    Es fascinante.



    MIRADAS

    En la cafetería
    del centro comercial
    –esta mañana–
    una mujer en el espejo,
    ....................................mirándome

    como si fuese yo
    el responsable
    de todo lo que le pasa,
    de todo lo que nunca
    le ha pasado.

    No le doy más importancia.

    Solo necesita un culpable,
    y hoy me ha tocado a mí.



    CENTRO COMERCIAL, CON MENDIGO

    Una caja de puros
    con veinte céntimos
    dentro
    una botella de vino
    un perro flaco sucio
    enfermo
    una manta marrón gris negra
    del color
    de la miseria

    ........................y sobre ella
    en el centro
    él
    .....más allá
    de la razón,
    .....................riéndose
    quién sabe si de nuestra indiferencia

    como un petacho
    en la impoluta
    sociedad del bienestar.



    LA VIDA SIGUE

    La vida sigue -dice-,
    pero no siempre es verdad.
    A veces la vida no sigue.
    A veces sólo pasan los días.



    COMO EN LA VIDA

    Todo puede suceder
    en un poema:

    lo cotidiano, sí,
    pero también lo deslumbrante,
    e incluso
    ambas cosas
    a la vez

    -como en este, ahora
    que empiezas a desnudarte...



    COMO UN PARAGUAS ROTO

    Y cuando no me miras
    me quedo solo
    como ya no recordaba que pudiera estarlo.

    Como un paraguas roto
    en una esquina
    un día
    de sol

    no sirvo para nada
    y se nota mucho.




    De Las luces interiores (2013):


    A VECES SUCEDE

    Me senté
    en la terraza.
    El silencio
    era absoluto.
    Veía encenderse
    y apagarse
    las luces interiores
    de las casas.
    Un viento suave,
    húmedo,
    me acariciaba
    el rostro...
    Es el mundo
    -me dije-,
    y es un lugar
    maravilloso.



    MOMENTOS

    ¿Qué haces?
    Nada. Sólo
    miro llover
    sobre la plaza.
    Y se sentó a su lado.
    Y se sumó, en silencio,
    a aquella celebración
    de la nostalgia,
    a aquella exuberancia
    de la melancolía.



    LAS CIUDADES

    Me gustan las ciudades, sus plazas,
    sus calles, sus esquinas,
    sentarme en la terraza de un bar
    con un café delante
    y dejar que pase el tiempo,
    sin hacer nada, sin prisa,
    observando esto y aquello,
    y luego ir a alguna librería y revolver
    un poco en los estantes,
    y si hay río cruzar el puente
    y repetir la misma operación al otro lado.
    Me gusta estar solo entre la gente,
    no ser nadie, no tener que ir a ningún sitio
    pero poder ir a todos.
    Me gusta la primera vez que me asomo
    al espejo del baño del hotel,
    ese momento de suspense,
    recién llegado, cuando
    no sabes si va a aparecer tu rostro
    o el del último huésped, atrapado aún
    en la memoria del azogue.
    Me gustan los parques y los ríos
    urbanos, pasear por ellos, a su lado,
    especialmente en otoño.
    Me gustan las ciudades, sí: andar.
    mirar, vivir, enamorarme
    de esa mujer del vestido rojo...



    TODO, NADA

    No es cansancio,
    ni hastío,
    o no es sólo eso,
    le dije.

    Es otra cosa.

    Es como si tuviese todo
    lo que nunca quise.



    ESA EXTRAÑEZA

    Esta arde, durante un rato, he sido
    el más viejo del bar.

    Nunca me había sucedido
    antes,
    y me ha cogido un poco
    por sorpresa:

    ......................esa extrañeza
    de recién llegado a un sitio
    que no conoces...



    UN DÍA BUENO

    No somos más
    que el tiempo que nos queda
    caminando hacia el olvido
    que seremos.

    Es duro, pero es así.

    El resto, literatura.

    Lo mejor
    es no pensarlo mucho:
    seguir andando,
    tomar cafés, enamorarse,
    ver la lluvia…




    De La piel de la vida (2013):


    UN RAYO DE SOL ENTRE LAS NUBES

    Para Pedro Gozalvez

    El sol mueve un poco las nubes,
    yo la cortina.

    A ninguno de los dos nos gusta
    lo que vemos ahí abajo,
    pero no nos importa:

    él tiene las playas del sur,
    yo la poesía.



    LOS DEDOS

    Qué delicia los dedos
    cuando, más allá de la razón, libres,
    adquieren vida propia
    y se aventuran por donde más les gusta...

    Nadie diría viéndolos
    que son capaces de tanto.

    Y la memoria que tienen.

    Pequeños cicerones
    a los que seguir
    por el salvaje territorio de la dulzura.



    NOCTURNO

    De pie,
    junto a la ventana,

    mirando la noche
    a la luz
    de la luna,

    te recortabas
    como la costa
    del único país
    del que no me iría
    nunca.




    De Haciendo planes (2016):


    LA POESÍA Y TÚ

    Aún te visita a veces, como le gusta
    hacerlo siempre: por sorpresa.
    Sabes que es ella
    por el ritmo especial con que se mueve,
    ese ritmo que hace
    que aunque no diga nada de interés
    lo diga de una forma interesante.
    La coges de ese verso
    con el que acaba de llamar en tu cabeza
    y te la llevas a un lugar tranquilo.
    Tú pones experiencia – a falta de otras cosas-
    y ella aún finge remilgos.
    Pero… a qué engañarse, ya nada es lo que era
    entre vosotros: falta pasión,
    muy rara vez el resultado os deja satisfechos.
    Se va sin despedirse, sin promesas.
    Le dices que hasta siempre y que no vuelva
    (y un minuto después –si será golfa-
    te mueres por sus versos)



    ESTAMPA OTOÑAL

    Junto a los días cortos,
    los catarros
    y las hojas muertas por las aceras,
    un puesto de castañas
    es sin duda la imagen
    de que el otoño ha llegado a la ciudad.
    Un día vas andando por la calle
    y, de repente, notas
    ese picorcillo familiar en los ojos.
    Miras a un lado y a otro
    y allí está, echando ese humazo gordo
    de locomotora atascada.
    A mí me agrada
    encontrarme cada octubre
    con este vestigio de mi niñez.
    Es como si, de alguna forma
    ―por más precaria que esta sea―,
    me recordase
    que mi mundo no se ha muerto del todo,
    que aún resiste, y yo con él.



    MOTIVOS PARA LA ESPERANZA

    Como vivimos en un mundo desquiciado,
    donde uno no sabe
    qué puede suceder al día siguiente
    —siempre ha sido así, pero la sensación
    últimamente resulta insoportable—,
    el simple hecho de que las aceras
    se llenen un año más de hojas muertas
    es sin duda una buena noticia,
    casi un motivo para la esperanza.

    Los árboles, al menos, funcionan, hacen
    lo que tienen que hacer
    en otoño: deshojarse
    ..................................—me he dicho,
    por el paseo del río, esta mañana.



    EL ARTE Y YO

    Mis malas relaciones
    con el arte
    vienen de lejos,
    se remontan
    a aquella primera vez
    que escribí algo parecido
    a una poesía
    (así lo llamó mi madre).

    Lo recuerdo, era
    como un insecto
    clavado en el papel
    pero todavía vivo,
    luchando por sobrevivir.

    Nada para recrear la vista.
    Algo sólo para sentir.


    KARMELO C. IRIBARREN, Pequeños incidentes. Antología poética, Visor, 2016

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 37719
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por cecilia gargantini Jue 09 Mar 2023, 15:39

    Me parece interesante este autor!!!!!!!!!!!
    Acá, entre los jóvenes, veo que predominan el realismo sucio, con una poesía muy despojada de imágenes sensoriales, y una literatura extremadamente feminista, tanto en poesía como en narrativa.
    La poesía es más épica que lírica...en el futuro ya se analizará seguramente este período, pero siento que hay cosas que van cambiando.
    Besosssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40636
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 10 Mar 2023, 08:15

    Gracias por tu interés, Cecilia. Para mí es realismo, pero no puede enclavarse en el "realismo sucio". Es más bien poesía de la experiencia, y en algunos poemas breves, realmente lograda.

    Un abrazo.
    Pedro

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 37719
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 69
    Localización : buenos aires

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por cecilia gargantini Sáb 11 Mar 2023, 12:54

    Sí, de acuerdo con tu apreciación. Tal vez sea lo más indicado. Muy lograda por cierto!!!!!!!!
    Besosssssssssssss
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40636
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 75
    Localización : Barcelona

    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 26 Mayo 2023, 03:46

    Muchas gracias por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro


    Contenido patrocinado


    Karmelo C. Iribarren (1959-  Empty Re: Karmelo C. Iribarren (1959-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue 01 Jun 2023, 05:33