Aires de Libertad

www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Nuevo Usuario

Foro Aires de Libertad le da la bienvenida a:

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 700605 mensajes en 36542 argumentos.

Tenemos 1280 miembros registrados.

El último usuario registrado es wolfson.

Últimos temas

Clik Boton derecho y elige abrir en pestaña nueva- DICC. R.A.E

¿Quién está en línea?

En total hay 14 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Alberto Boán, Alejandro Guardiola, Maria Lua, Ramón Carballal


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 92 el Mar 16 Mayo 2017, 23:10.

Julio 2017

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31      

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


UN CLICK AYUDA AL FORO EN LOS MOTORES DE BÚSQUEDA



Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

El poema en verso libre

Comparte
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25018
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

El poema en verso libre

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 12 Dic 2014, 08:15

.


Poema en verso libre


Sacado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Verso_libre ; http://literatura.about.com/od/terminosliterarios/g/Versiculo.htm


El verso libre es la forma de expresión poética que se caracteriza por su alejamiento intencionado de las pautas de rima y metro que predominaron en la poesía europea hasta finales del siglo XIX. Por tanto, es una forma muy próxima al poema en prosa y la prosa poética, de los que se distingue visualmente por conservar la disposición tipográfica en líneas sangradas propia del verso.

El versículo, sinónimo de verso libre, es un tipo de verso sin rima intencional, acentuación y cómputo métrico fijo. Por ende, un poema en versículos no se divide en estrofas tradicionales, si bien el poeta puede optar por separar versos en grupos parecidos a estrofas. Para no caer en el prosaísmo, los poetas emplean otros recursos, como por ejemplo simetrías y paralelismos de conceptos, tonalidades líricas o la repetición de palabras o estructuras sintácticas.

Historia

El verso libre nace en la segunda mitad del siglo XIX como alternativa a las formas métricas consagradas por la tradición, como el soneto y la décima. El primer poeta notable que lo práctica es Walt Whitman, que se inclina por un tipo de verso irregular de gran extensión (el versículo  inspirado en la versión inglesa de la Biblia.

Algunos poetas simbolistas franceses, como Gustave Kahn y Jules Laforgue, que lo introdujeron en Francia, adaptan esta forma de expresión a sus necesidades, separándose así del preciosismo parnasiano, cuyas formas sentían agotadas. Stéphane Mallarmé resume así su postura:

Asistimos ahora a un espectáculo verdaderamente extraordinario, único, en la historia de la poesía: cada poeta puede esconderse en su retiro para tocar con su propia flauta las tonadillas que le gustan; por primera vez, desde siempre, los poetas no cantan atados al atril. Hasta ahora –estará usted de acuerdo- era preciso el acompañamiento de los grandes órganos de la métrica oficial. ¡Pues bien! Los hemos tocado en demasía, y nos hemos cansado de ellos.

En la concepción simbolista, el verso libre no supone una pérdida de la musicalidad del poema, sino un enriquecimiento de la misma, al preferirse el ritmo sutil y complejo al compás monótono del verso tradicional. Años más tarde, Luis Cernuda retoma esta argumentación:

Si en el verso hay música, mi preferencia se orientó hacia la «música callada» del mismo.

Algunos poetas, especialmente los vanguardistas de la Generación del 27, así como los de generaciones siguientes hasta la actualidad han optado por el versículo para dar rienda suelta a su creatividad y liberarse de las limitaciones de la métrica clásica.

Aunque fueron los vanguardistas quienes consolidaron su uso, el versículo apareció aun antes en la poesía de Rosalía de Castro, José Martí, Amado Nervo, Rubén Darío y Juan Ramón Jiménez.

En la poesía española, el verso libre cobra por primera vez importancia en el Diario de un poeta recién casado de Juan Ramón Jiménez. A partir de entonces, se consolida como forma de expresión común en la generación del 27 y siguientes.

En los últimos años, el cansancio del versolibrismo ha producido una reacción significativa de regreso al verso medido (rimado o blanco), notoria en la producción de autores como Luis Alberto de Cuenca, Luis García Montero o Miguel Ángel Velasco.

Con independencia de dicho cansancio, las reticencias contra el verso libre de autores como Antonio Machado y Agustín García Calvo se centran en dos aspectos:

- con demasiada frecuencia, se llama verso libre a lo que no es sino prosa presentada visualmente de forma equívoca.

- la libertad a la que alude el término no debe entenderse como despreocupación de la musicalidad, que es condición constitutiva del verso. Es célebre la advertencia en este sentido de Machado:

Verso libre, verso libre,
líbrate mejor del verso
cuando te esclavice.




***





EL POEMA EN VERSO LIBRE EN ESPAÑA:



SOLEDAD (Diario de un poeta recién casado) – Juan Ramón Jiménez (1881-1958)

En ti estás todo, mar, y sin embargo,
¡qué si ti estás, qué solo,
qué lejos, siempre, de ti mismo!

Abierto en mil heridas, cada instante,
cual mi frente,
tus olas van. Como mis pensamientos,
y vienen, van y vienen,
besándose, apartándose,
con un eterno conocerse,
mar, y desconocerse.

Eres tú, y no lo sabes,
tu corazón te late y no lo siente...
¿Qué plenitud de soledad, mar sólo!



AL GLORIOSO GENERAL FRANCISCO FRANCO DESPUÉS QUE FIRMÓ EL FUSILAMIENTO DE GRIMAU (Nuevos poemas) – León Felipe (1884-1968)

Mi general
¡Qué bonita letra tiene usted!
¡Oh, qué preciosa caligrafía de cuartel!
Así escriben los tiranos, ¿verdad?
¡Y los gloriosoa dictadores...!
¡Qué rasgos!
¡Qué pulso!
¿Quién le enseñó a escribir así, mi general?
Se dice general y se dice verdugo.
Los dos tienen el mismo rango,
los mismos galones.
El general se diferencia del verdugo solamente
en que el general tiene la letra más bonita.
Para firmar una sentencia de muerte
hay que tener la letra muy bonita...
¡Qué bonita letra tiene Ud., mi general!



SÍ, TEQUIERO – Pedro Salinas (1892-1951)

Sí, te quiero,
no es porque te lo digo:
es porque me lo digo y me lo dicen.
El decírtelo a ti, ¡qué poco importa
a esa pura verdad que es en su fondo
quererte! Me lo digo
y es como un despertar de un no decirlo,
y como un nacer desnudo,
el decirlo yo solo, sin designio
de que lo sepa nadie, tú siquiera.
Me lo dicen
el cielo y los papeles tan en blanco,
las músicas casuales que se encuentran
al abrir los secretos de la noche.
Si me miro en espejos,
no es mi faz lo que veo: es un querer.
El mundo,
según le voy atravesando,
que te quiero me dice
a gritos o en susurros.
Y algunas veces te lo digo a ti;
pero nunca sabrás que ese “te quiero”
sólo signo es, final, y prenda mínima;
ola, mensaje -roto al cabo,
en son, en blanca espuma-
del gran querer callado, mar total.



EL SELLO - Gerardo Diego (1896-1987)

El universo tiene sus bordes dentados
y es todo él de un color nuevo rarísimo
de un ignorado nombre filatélico
El universo
quiso besar a Dios
y al cruzarse un vuelo de ángeles
se quedó pegado en la mejilla
del más lento
el de las alas en cresta de fuego.



EL POETA SE ACUERDA DE SU VIDA - Vicente Aleixandre (1898-1984)

Perdonadme: he dormido.
Y dormir no es vivir. Paz a los hombres.
Vivir no es suspirar o presentir palabras que aún nos vivan.
¿Vivir en ellas? Las palabras mueren.
Bellas son al sonar, mas nunca duran.
Así esta noche clara. Ayer cuando la aurora
o cuando el día cumplido estira el rayo
final, ya en tu rostro acaso.
Con tu pincel de luz cierra tus ojos.
Duerme.
La noche es larga, pero ya ha pasado.



GRITO HACIA ROMA - Federico García Lorca (1899-1936)

(Desde la torre del Chrysler Building)

Manzanas levemente heridas
por finos espadines de plata,
nubes rasgadas por una mano de coral
que lleva en el dorso una almendra de fuego,
Peces de arsénico como tiburones,
tiburones como gotas de llanto para cegar una multitud,
rosas que hieren
Y agujas instaladas en los caños de la sangre,
mundos enemigos y amores cubiertos de gusanos
caerán sobre ti. Caerán sobre la gran cúpula
que untan de aceite las lenguas militares
donde un hombre se orina en una deslumbrante paloma
y escupe carbón machacado
rodeado de miles de campanillas.

Porque ya no hay quien reparte el pan ni el vino,
ni quien cultive hierbas en la boca del muerto,
ni quien abra los linos del reposo,
ni quien llore por las heridas de los elegantes.
No hay más que un millón de herreros
forjando cadenas para los niños que han de venir.
No hay más que un millón de carpinteros
que hacen ataúdes sin cruz.
No hay más que un gentío de lamentos
que se abren las ropas en espera de la bala.
El hombre que desprecia la paloma debía hablar,
debía gritar desnudo entre las columnas,
y ponerse una inyección para adquirir la lepra
y llorar un llanto tan terrible
que disolviera sus anillos y sus teléfonos de diamante.
Pero el hombre vestido de blanco
ignora el misterio de la espiga,
ignora el gemido de la parturienta,
ignora que Cristo puede dar agua todavía,
ignora que la moneda quema el beso de prodigio
y da la sangre del cordero al pico idiota del faisán.

Los maestros enseñan a los niños
una luz maravillosa que viene del monte;
pero lo que llega es una reunión de cloacas
donde gritan las oscuras ninfas del cólera.
Los maestros señalan con devoción las enormes cúpulas sahumadas;
pero debajo de las estatuas no hay amor,
no hay amor bajo los ojos de cristal definitivo.
El amor está en las carnes desgarradas por la sed,
en la choza diminuta que lucha con la inundación;
el amor está en los fosos donde luchan las sierpes del hambre,
en el triste mar que mece los cadáveres de las gaviotas
y en el oscurísimo beso punzante debajo de las almohadas.

Pero el viejo de las manos traslucidas
dirá: amor, amor, amor,
aclamado por millones de moribundos;
dirá: amor, amor, amor,
entre el tisú estremecido de ternura;
dirá: paz, paz, paz,
entre el tirite de cuchillos y melones de dinamita;
dirá: amor, amor, amor,
hasta que se le pongan de plata los labios.

Mientras tanto, mientras tanto, ¡ay!, mientras tanto,
los negros que sacan las escupideras,
los muchachos que tiemblan bajo el terror pálido de los
directores,
las mujeres ahogadas en aceites minerales,
la muchedumbre de martillo, de violín o de nube,
ha de gritar aunque le estrellen los sesos en el muro,
ha de gritar frente a las cúpulas,
ha de gritar loca de fuego,
ha de gritar loca de nieve,
ha de gritar con la cabeza llena de excremento,
ha de gritar como todas las noches juntas,
ha de gritar con voz tan desgarrada
hasta que las ciudades tiemblen como niñas
y rompan las prisiones del aceite y la música,
porque queremos el pan nuestro de cada día,
flor de aliso y perenne ternura desgranada,
porque queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra
que da sus frutos para todos.



LOS ÁNGELES MUERTOS - Rafael Alberti (1902-1999)

Buscad, buscadlos:
en el insomnio de las cañerías olvidadas,
en los cauces interrumpidos por el silencio de las basuras.
No lejos de los charcos incapaces de guardar una nube,
unos ojos perdidos,
una sortija rota
o una estrella pisoteada.
Porque yo los he visto:
en esos escombros momentáneos que aparecen en las neblinas.
Porque yo los he tocado:
en el destierro de un ladrillo difunto,
venido a la nada desde una torre o un carro.
Nunca más allá de las chimeneas que se derrumban,
ni de esas hojas tenaces que se estampan en los zapatos.
En todo esto.
Más en esas astillas vagabundas que se consumen sin fuego,
en esas ausencias hundidas que sufren los muebles desvencijados,
no a mucha distancia de los nombres y signos que se enfrían en las paredes.
Buscad, buscadlos:
debajo de la gota de cera que sepulta la palabra de un libro
o la firma de uno de esos rincones de cartas
que trae rodando el polvo.
Cerca del casco perdido de una botella,
de una suela extraviada en la nieve,
de una navaja de afeitar abandonada al borde de un precipicio.



LOS MARINEROS SON LAS ALAS DEL AMOR - Luis Cernuda (1902-1963)

Los marineros son las alas del amor,
son los espejos del amor,
el mar les acompaña,
y sus ojos son rubios lo mismo que el amor
rubio es también, igual que son sus ojos.

La alegría vivaz que vierten en las venas
rubia es también,
idéntica a la piel que asoman;
no les dejéis marchar porque sonríen
como la libertad sonríe,
luz cegadora erguida sobre el mar.

Si un marinero es mar,
rubio mar amoroso cuya presencia es cántico,
no quiero la ciudad hecha de sueños grises;
quiero sólo ir al mar donde me anegue,
barca sin norte,
cuerpo sin norte hundirme en su luz rubia.






EL POEMA EN VERSO LIBRE EN HISPANOAMÉRICA:



HERALDOS NEGROS – César Vallejo (1892-1938)

Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!
Golpes como del odio de Dios; como si ante ellos,
la resaca de todo lo sufrido
se empozara en el alma... ¡Yo no sé!
Son pocos; pero son... Abren zanjas oscuras
en el rostro más fiero y en el lomo más fuerte.
Serán tal vez los potros de bárbaros Atilas;
o los heraldos negros que nos manda la Muerte.
Son las caídas hondas de los Cristos del alma
de alguna fe adorable que el Destino blasfema.
Esos golpes sangrientos son las crepitaciones
de algún pan que en la puerta del horno se nos quema.
Y el hombre... Pobre... ¡pobre! Vuelve los ojos, como
cuando por sobre el hombro nos llama una palmada;
vuelve los ojos locos, y todo lo vivido
se empoza, como charco de culpa, en la mirada.
Hay golpes en la vida, tan fuertes... ¡Yo no sé!



NOCHE - Vicente Huidobro (chileno, 1893-1948)

Sobre la nieve se oye resbalar la noche

La canción caía de los árboles
Y tras la niebla daban voces

De una mirada encendí mi cigarro

Cada vez que abro los labios
Inundo de nubes el vacío.

…..............................................En el puerto
Los mástiles están llenos de nidos

Y el viento,
…...................gime entre las alas de los pájaros

LAS OLAS MECEN EL NAVÍO MUERTO

Yo en la orilla silbando
…..........Miro la estrella que humea entre mis dedos.



EL VIAJE – Carlos Pellicer (mexicano, 1897-1977)

Y moví mis enérgicas piernas de caminante
y al monte azul tendí.
Cargué la noche entera en mi dorso de Atlante.
Cantaron los luceros para mí.
Amaneció en el río y lo crucé desnudo
y chorreando la aurora en todo el monte hendí.
Y era el sabor sombrío que da el cacao crudo
cuando al mascar lo muelen los dientes del tapir.
Pidió la luz un hueco para saldar su cuenta;
(yo llevaba un puñado de amanecer en mí).
Apretaron los cedros su distancia, y violenta
reunió la sombra el rayo de luz que yo partí.
Sobre las hojas muertas de cien siglos, acampo.
Vengo de la montaña y el azul retoñé.
Arqueo en claro círculo la horizontal del campo.
Sube, sobre mis piernas, todo el cuerpo que alcé.
Rodea el valle. Hablo,
y alrededor, la vida, sabe lo que yo sé.



MATEO XXV, 30 – Jorge Luis Borges (argentino, 1899-1986)

El primer puente de Constitución y a mis pies
Fragor de trenes que tejían laberintos de hierro.
Humo y silbidos escalaban la noche,
Que de golpe fue el Juicio Universal. Desde el invisible horizonte
Y desde el centro de mi ser, una voz infinita
Dijo estas cosas (estas cosas, no estas palabras,
Que son mi pobre traducción temporal de una sola palabra):
-Estrellas, pan, bibliotecas orientales y occidentales,
Naipes, tableros de ajedrez, galerías, claraboyas y sótanos,
Un cuerpo humano para andar por la tierra,
Uñas que crecen en la noche, en la muerte,
Sombra que olvida, atareados espejos que multiplican,
Declives de la música, la más dócil de las formas del tiempo,
Fronteras del Brasil y del Uruguay, caballos y mañanas,
Una pesa de bronce y un ejemplar de la Saga de Grettir,
Algebra y fuego, la carga de Junín en tu sangre,
Días más populosos que Balzac, el olor de la madreselva,
Amor y vísperas de amor y recuerdos intolerables,
El sueño como un tesoro enterrado, el dadivoso azar
Y la memoria, que el hombre no mira sin vértigo,
Todo eso te fue dado, y también
El antiguo alimento de los héroes:
La falsía, la derrota, la humillación.
En vano te hemos prodigado el océano,
En vano el sol, que vieron los maravillosos ojos de Whitman;
Has gastado los años y te han gastado,
Y todavía no has escrito el poema.



PARA QUE TÚME OIGAS - Pablo Neruda (chileno,1904-1964)

Para que tú me oigas
mis palabras
se adelgazan a veces
como las huellas de las gaviotas en las playas.
Collar, cascabel ebrio
para tus manos suaves como las uvas.
Y las miro lejanas mis palabras.
Más que mías son tuyas.
Van trepando en mi viejo dolor como las yedras.
Ellas trepan así por las paredes húmedas.
Eres tú la culpable de este juego sangriento.
Ellas están huyendo de mi guarida oscura.
Todo lo llenas tú, todo lo llenas.
Antes que tú poblaron la soledad que ocupas,
y están acostumbradas más que tú a mi tristeza.
Ahora quiero que digan lo que quiero decirte
para que tú las oigas como quiero que me oigas.
El viento de la angustia aún las suele arrastrar.
Huracanes de sueños aún a veces las tumban.
Escuchas otras voces en mi voz dolorida.
Llanto de viejas bocas, sangre de viejas súplicas.
Ámame, compañera. No me abandones. Sígueme.
Sígueme, compañera, en esa ola de angustia.
Pero se van tiñendo con tu amor mis palabras.
Todo lo ocupas tú, todo lo ocupas.
Voy haciendo de todas un collar infinito
para tus blancas manos, suaves como las uvas.



ERES LA COMPAÑÍA CON QUIEN HABLO (Reflejos, 1926) -  Xavier Villaurrutia (mexicano, 1903-1950)

Eres la compañía con quien hablo
de pronto, a solas.
te forman las palabras
que salen del silencio
y del tanque de sueño en que me ahogo
libre hasta despertar.
Tu mano metálica
endurece la prisa de mi mano
y conduce la pluma
que traza en el papel su litoral.
Tu voz, hoz de eco
es el rebote de mi voz en el muro,
y en tu piel de espejo
me estoy mirando mirarme por mil Argos,
por mí largos segundos.
Pero el menor ruido te ahuyenta
y te veo salir
por la puerta del libro
o por el atlas del techo,
por el tablero del piso,
o la página del espejo,
y me dejas
sin más pulso ni voz y sin más cara,
sin máscara como un hombre desnudo
en medio de una calle de miradas.



ÑOQANCHIS (Nosotros) - Leoncio Bueno (peruano, 1920-)

                       (1)

Nosotros somos un poco apáticos
…....no nos preocupamos mucho
Nosotros tenemos otros más responsables
…....que se preocupan por nosotros
…....compañeros de buena labia
…....que han estudiado mucho

Antes de cada mañana ellos ya están enterados
…....exactamente de lo que debemos hacer

Ellos se pasan la vida ante los libros
mientras nosotros nos divertimos
…....derrochando energías en las fábricas las minas
…....las factorías y los pueblos jóvenes
Ellos conocen las últimas noticias/saben cuál es la voz
…....ubican exactamente los textos
…....el pensamiento apropiado/la cita pertinente

Nosotros no somos nada interesantes no tenemos buena
…......................................presencia
…....hablamos poco tenemos pésima memoria
…....y un deplorable balance cultural

Eso sí: la sudamos toda - ¿eh? - de sola a sol y a veces a
…......................................pan y agua

y en las grandes turbulencias sociales
somos los que con más entusiasmo ponemos los muertos.



CRIMENES CONTRA LA HUMANIDAD - Maya Angelou (norteamericana, 1928-2014)

...(Cuando) Los Hombres Buenos Permanecen Indiferentes."
"Lo único necesario para que el mal triunfe, es que la buena gente nada haga."
Edmund Burke

"Buena gente"...
Iglesia de puntiagudas torres, asiduos
concurrentes a catedrales,
adoradores en ambientes seguros,
arrodillados en las bancas,
en sus oraciones imbuidos.
Cabezas inclinadas,
mirando a sus empalmadas manos.
Cánticos de salmos, limosnas para salvar almas,
manos contritas.

"Buena gente..." que nada hace
por los moribundos que gritan
para detener a esos tanques.
La cosecha no quemada
se convierte en combustible para alimentar
la guerra que otro inicia.
Mas tierra muerta,
y tumbas por doquier...para
los hombres de las manos rogativas,
aferrados a la vida, agonizantes.

"Buenos vecinos..."
Miembros leales al sindicato,
prestos para el voluntariado.
Padres voluntarios de nuestra vecindad,
patrocinadores de los que limpian nuestros caminos
en los fines de semana.
Amigos de la tierra, hagan su tarea,
embolsen los desperdicios...empaquen la basura,
ataquen la mugre.

"Buenos vecinos..." que nada hacen
por las atormentadas,
lágrimas que vierten las viudas
muy cerca de nuestras puertas.
Piedad por nuestras hijas vejadas,
yendo camino a la muerte,
y nuestros hijos en las drogas,
víctimas de rufianes,
dos cuadras más allá...
Y no hay viso de socorro que de esperanza
para los que luchan contra la mugre
y lanzan gritos de dolor.

"Gente buena"
No son bromas dirigidas a grupos étnicos,
de mente liberal,
tolerantes, bondadosos, de fácil sonrisa.
Las manos siempre extendidas para socorrer
a las madres de la asistencia social,
con sus migajas de ayuda.
Hermandad de la boca para afuera,
amasadores de fortunas,
hacedores de nobles acciones.

"Gente buena"...que nada hacen
por las víctimas de la "limpieza" étnica,
de los despellejados por no tener la piel matizada
a su antojo,
imbuidos en sus dioses,
riñendo con aquellos, los escogidos...
Cañones y bombas,
y páginas de escritos
en favor de los bienhechores
de las limpiezas étnicas.

Buena gente, ve a vivir en una casa de espejos, allá,
por la carretera pavimentada de buenas intenciones.
Pretensiones de los bien habidos,
moviendo solo la espuma de la realidad
y que ellos mismos camuflan, con sus miserables
acciones de caridad.
Denegada claridad...puestos al descubierto
se expondría la falsedad...
Y la despiadada verdad anula nuestros sentidos,
nos hace entender que la "buena gente" nada hace...
mientras los buenos mueren.



LA JAULA - Alejandra Pizarnik (argentina, 1936-1972)

Afuera hay sol.
No es más que un sol
pero los hombres lo miran
y después cantan.

Yo no sé del sol.
Yo sé del mediodía del ángel
y el sermón caliente
del último viento.
Sé gritar hasta el alba
cuando la muerte se posa desnuda
en mi sombra.

Yo lloro debajo de mi nombre.
Yo agito pañuelos en la noche
y barcos sedientos de realidad
bailan conmigo.
Yo oculto clavos
para escarnecer mis sueños enfermos.

Afuera hay sol.
Yo me visto de cenizas.


(continuará)


.


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25018
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: El poema en verso libre

Mensaje por Pedro Casas Serra el Mar 16 Dic 2014, 08:10

Maria:

Naturalmente en poesía todo es opinable. La definición de verso libre que he dejado es la que da Wikipedia y caben otras, naturalmente.

Sin embargo, y entrando ya en amistosa polémica, yo sí estoy bastante de acuerdo con esta definición.

Históricamente, el verso libre ha sido, creo yo, la consecuencia de una evolución poética, cuyos pasos he querido yo seguir, más o menos, al introducir estos temas monográficos y para ello he seguido un orden, empezando por el romance y siguiendo por el soneto, la silva, el verso blanco, el verso libre, el verso en prosa, para terminar con la prosa poética.

En su origen la poesía va unida a la música, probablemente porque ello facilitaba recordarla y transmitirla en un tiempo en que su transmisión era oral. Entre las primeras recopilaciones de poemas están los romanceros.

En mi opinión, la tesis de que para escribir en verso libre no hace falta conocer la métrica, es errónea.

Según tengo yo entendido, todos los poetas reconocidos que escriben en verso libre conocen perfectamente la métrica y la mayoría han llegado al verso libre empezando por escribir en verso clásico, otros han escrito indistintamente en verso clásico y verso libre, y otros han regresado al verso clásico después de escribir en verso libre.

Para mí, el verso clásico y el verso libre, coinciden en el uso de todos los recursos de la métrica, salvo la rima y el metro el verso libre. Entonces, ¿cómo no van a conocer la métrica quienes quieren escribir verso libre?

Para mí, la poesía hay que estudiarla, no basta la inspiración para escribir buena poesía, la poesía es el resultado de un arduo trabajo intelectual. Todos los poemas renombrados que han existido han sido personas cultísimas, pese a cual haya sido su origen social.

Te diré cuales son en mi opinión y en síntesis las diferencias entre los distintos tipos de poesía:

verso clásico: se escribe en versos medidos y rimados.

verso blanco: se escribe en versos medidos pero sin rima.

verso libre: se escribe en versos sin medir ni rimar.

Poema en prosa: se escribe en líneas.

Los cuatro tipos de poesía comparten el uso de todos los recursos poéticos: fónicos, morfosintácticos y semánticos.

Prosa poética: se escribe en líneas y forma parte de un texto mayor narrativo.

El verso libre se llama así porque no está sujeto a metro y rima. Permite a su autor la máxima libertad expresiva, pero no alcanzará a ser poesía si no reúne lo que caracteriza a ésta: síntesis, imágenes, musicalidad, inspiración, vuelo poético... y todos los recursos que el conocimiento de la métrica y la poesía procura.

Naturalmente que el poeta nace con una sensibilidad natural, pero de poco le servirá si no la educa. Cuántos posibles poetas, posibles artistas, habrá habido que por falta de medios, de posibilidades, no hayan podido desarrollar sus dotes..., y cuántos médicos, ingenieros, etc. ¡Agradezcamos las dotes que nos han sido dadas y cultivémoslas, que es nuestra principal responsabilidad!

Dicen que quien tiene las manos largas y finas está más dotado para aprender a tocar el piano. De la misma manera hay personas más dotadas para escribir poesía por su sensibilidad más marcada, pero si no desarrollan su don nunca alcanzarán a escribir bien.

Insisto en que ésta es solo mi opinión, y cualquier otra puede ser mejor, pero me preocupa la influencia que puede tener sobre la gente creer que basta tener inspiración para ser poeta. A mi juicio, nada está más lejos de la realidad.

Un abrazo.
Pedro


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39600
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: El poema en verso libre

Mensaje por Maria Lua el Mar 16 Dic 2014, 08:40

Amigo Pedro, no veo mi comentario...
desapareció!


_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25018
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: El poema en verso libre

Mensaje por Pedro Casas Serra el Miér 17 Dic 2014, 05:23

Efectivamente, Maria, tu comentario ha desaparecido, y lo lamento porque no conservo copia de él. Pero eso no impide que continuemos, si te parece, este interesante debate sobre si el poeta nace o se hace.

Un abrazo.
Pedro


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo
avatar
cecilia gargantini
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25257
Fecha de inscripción : 25/04/2009
Edad : 63
Localización : buenos aires

Re: El poema en verso libre

Mensaje por cecilia gargantini el Jue 18 Dic 2014, 17:09

Queridos Pedro y María!!!!!!!!!!!!!!!!!! Por la magia del Foro he visto el comentario de Maria en ROMANCES.
Besitossssssssssss, amigos
avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39600
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: El poema en verso libre

Mensaje por Maria Lua el Jue 18 Dic 2014, 17:35

Gracias, amiga Cecilia!
Increible! Está en Romance y como si
Pedro lo hubiese publicado!
Voy a copiarlo aquí, pero lo dejo en romances
para que Pedro pueda ver al "magia" del foro jajaja
Besos
Maria Lua



Si, Pedro, seguiremos con este interesante
debate!
Besos
Maria Lua


_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Maria Lua
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 39600
Fecha de inscripción : 12/04/2009
Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

Re: El poema en verso libre

Mensaje por Maria Lua el Jue 18 Dic 2014, 17:37

Aquí está, (ESPERO)!



"El verso libre es la forma de expresión poética que se caracteriza por su alejamiento intencionado de las pautas de rima y metro que predominaron en la poesía europea hasta finales del siglo XIX. Por tanto, es una forma muy próxima al poema en prosa y la prosa poética, de los que se distingue visualmente por conservar la disposición tipográfica en líneas sangradas propia del verso."

Sabes, Pedro que no estoy totalmente de
acuerdo con esa definición de verso libre?
Creo que muchísimos poetas que escriben en verso libre lo hacen
porque el verso les nace libremente del alma y lo escriben
sin ninguna otra intención que expresar en palabras
lo que les va en el alma, no tuvieron que aprender nada para
hacer sus poemas...
Los que escriben sonetos, poemas metrificados o rimados, sí,
esos tuvieron que aprender sobre métrica y rima...
Y tampoco veo que sea tan próximo de la prosa poética:
el ritmo, la musicalidad por ejemplo alejan
el poema en verso libre de esa prosa...
Hay mucha gente que confunde prosa poética con poema
en verso libre: escribe prosa, arregla en forma de poema
dice que es poesía y no lo es!
Prosa es prosa, poesía es poesía!
Creo que hacer para un poema en versos libres
hay que tener un don especial, se nace con ese don,
como el pintor nace con el don de pintar y el músico
con el don de tocar un instrumento...
Hacer poemas metrificados y rimados se aprende, en verso libre no...


Gracias, amigo por el post, muy bueno,
para estudiar, aprender...
Besos
Maria Lua



_________________


Te encuentro
tus huellas son tatuajes en mi corazón
intensas e inmensas
como el vino de la pasíón
y la rosa roja del amor
eternas y etereas
como los sortilegios de una Luna Creciente...


Maria Lua














avatar
Pedro Casas Serra
Administrador-Moderador
Administrador-Moderador

Cantidad de envíos : 25018
Fecha de inscripción : 24/06/2009
Edad : 69
Localización : Barcelona

Re: El poema en verso libre

Mensaje por Pedro Casas Serra el Vie 19 Dic 2014, 07:23

Históricamente, el verso libre procede del verso clásico, no surge de la nada. Todo en poesía se origina en la tradición poética: hoy escribimos así porque ayer se escribía asá. Entonces, se puede decir (exagerando) que el verso libre trae su origen del soneto (y de mucho más lejos, claro).

Desde unas formas poéticas muy sujetas a la medida del verso y a la rima, se fue evolucionando (no de forma rectilínea, porque la evolución nunca lo es, sino con adelantes y atrases, hacia una poesía que estuviera libre de reglas de forma y permitiera una expresión más individualizada al poeta.

Avances en este proceso son la silva, que permite conservando la medida y la rima, escribir sin sujeción a esquemas estróficos; el verso blanco que, avanzando en este camino, conservando la medida de los versos, evita la rima; y el verso libre que prescinde de medida de versos y de la rima. Pero el verso libre se sigue escribiendo en verso, y en esta evolución contra la forma, un paso más es el poema en prosa que se escribe en líneas. (La prosa poética no es sino un trozo de poesía dentro de un texto mayor en prosa).

Todas estas fórmulas son Poesía, porque conservan lo que diferencia a la poesía de la prosa: el vuelo poético.

¿Y qué es el vuelo poético?

Un conjunto de habilidades fáciles de advertir en la lectura pero difíciles de explicar, aunque globalmente pueden decirse que hacen del lenguaje ordinario otra cosa, que trascienden dicho lenguaje ordinario: las palabras ya no quieren decir lo mismo, son como puertas a otras realidades, que en cada lector son distintas.

Pero la poesía no se detiene nunca, busca siempre nuevos cauces: el poema visual, el caligrama, el poema-objeto, el poema-sonido, la poesía automática, el surrealismo... No se acabarán nunca las maneras de escribir un poema.

Poeta es quien necesita escribir un poema, lo necesita para vivir, para respirar, no puede evitarlo y escribe su poema, y lo hace con los conocimientos que tiene a su alcance, con el conjunto de sus vivencias y sus conocimientos, poéticos y extrapoéticos.

Es poeta quien escribe una canción de cuna o quien escribe una égloga, quien escribe un poema o quien escribe mil, quien escribe bien o quien escribe mal, quien escribe clásico como quien escribe libre.

Pero quien quiere mejorar como poeta tiene que esforzarse. No se alcanza la excelencia sin esfuerzo. Y en poesía ese esfuerzo consiste en leer poesía y leer teoría poética, en adquirir conocimiento poéticos y generales, porque la experiencia no sólo se adquiere viviendo sino de los libros, del conocimiento, y el poeta tiene un poco de filósofo, un poco de psicólogo, un poco de botánico, un poco de arquitecto, un poco de agricultor, o de panadero, o de músico, o pintor...

No creo que para escribir en verso libre no hagan falta conocimientos, porque no creo que para escribir cualquier forma de poesía no hagan falta conocimientos. Para escribir poesía hace falta ser muy sabio, para escribir buena poesía ser mucho más sabio, y para escribir un poema que recuerden las generaciones futuras, ser un genio.

Decir que para escribir verso libre no hace falta conocer la métrica, tener conocimientos teóricos de poética, no hace sino rebajar el valor de lo que es un poema en verso libre. En mi opinión, para escribir un poema en verso clásico, hay que conocer la métrica y conseguir que ese poema la trascienda, sea en algo mejor que los muchos buenos poemas (sonetos, madrigales, décimas) que lo han precedido, pero para escribir un poema en verso libre hay que saber mucho más, de poética y de todo, porque estamos haciendo un poema que queremos que sea único en su género, imposible de copiar en ninguno de sus aspectos, una obra total. ¡No te digo nada!

Un abrazo.
Pedro


_________________
mi blog: siento pasar el tiempo

Contenido patrocinado

Re: El poema en verso libre

Mensaje por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Vie 21 Jul 2017, 07:40