Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1046760 mensajes en 47806 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 78 usuarios en línea: 3 Registrados, 0 Ocultos y 75 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

clara_fuente, Liliana Aiello, Ramón Carballal


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» Alberca de Villa Juana en Vallvidrera (Barcelona)
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 15:06 por cecilia gargantini

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: GATO
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 15:02 por Pedro Casas Serra

» Salón
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 14:56 por Pedro Casas Serra

» Estanque del parque Marianao, en Sant Feliu de Llobregat
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 14:54 por Pedro Casas Serra

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 14:43 por cecilia gargantini

» Eduardo Moga (1962-
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 13:33 por Pedro Casas Serra

» CARLOS DRUMMOND DE ANDRADE (Brasil, 31/10/ 1902 – 17/08/ 1987)
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 08:53 por Maria Lua

» Khalil Gibran (1883-1931)
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 08:42 por Maria Lua

»  FERNANDO PESSOA II (13/ 06/1888- 30/11/1935) )
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 08:35 por Maria Lua

» Yalal ad-Din Muhammad Rumi (1207-1273)
Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) EmptyHoy a las 08:32 por Maria Lua

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) Empty

    Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) Empty Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 13 Mayo 2024, 04:39

    .


    Ildefonso-Manuel Gil (Paniza, Zaragoza, 22 de enero de 1912-Zaragoza, 2003) fue un poeta, narrador, ensayista y traductor español, adscrito a la generación del 36.

    Biografía

    Ildefonso-Manuel Gil nació en el pueblo de Paniza, provincia de Zaragoza, el 22 de enero de 1912 y fue enterrado en Daroca en el 2003, a la edad de 91 años. “Hombre de la generación del 36” como él mismo se definió. Licenciado en Derecho por la Universidad de Madrid y doctorado en Letras. Fundó la revista Literatura, con su compañero Ricardo Guillón y dio clases en el Colegio Santo Tomás de Zaragoza.

    Sufrió la represión de la dictadura franquista y fue encarcelado en Teruel durante la guerra civil, como un destacado republicano. Más tarde, fue acosado por no querer jurar los principios del movimiento nacional de Francisco Franco.

    En los años 60 marchó exiliado a Estados Unidos para impartir clases de literatura en una universidad neoyorquina, donde trabajó hasta su jubilación. En 1983, durante la transición, volvió a España, fijando su residencia en Zaragoza. En esta ciudad, dirigió a partir del mismo año de 1983 la Institución “Fernando el Católico" y de la que fue designado consejero de honor.​ Fue miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, y como tal, correspondiente miembro de la Real Academia Española. Durante estos años, recibió varios galardones: en 1982, le fue concedida la Medalla de Oro de Zaragoza; en 1993, la Medalla de Santa Isabel de Portugal; Aragonés de Honor en 1996 y recibió la Medalla de Honor de la Institución "Fernando el Católico" en 2000. Su muerte llegaría 3 años después, posiblemente debida a una fractura de cadera unos años atrás.

    Obra

    Su poesía podría considerarse neorromántica -a veces, casi neoclásica- y tiene una acusada tendencia a engarzar los poemas de un mismo libro. En algunas de sus obras se aprecia un tono de queja cívica, propio del momento histórico, que enlaza con la poesía social de posguerra, sin dejar de responder a un registro individual. La expresión, sencilla y directa, se condensa en poemas breves en los que demuestra su extraordinario dominio de la versificación, tanto del verbo libre o blanco como de la estructura estrófica.

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poemas de Ildefonso-Manuel Gil:


    De La voz cálida (1934):


    ¡QUISIERA HUNDIR MIS PIES
    EN LA TIERRA SURCADA!

    Quisiera hundir mis pies en la tierra surcada
    como una siembra fértil de mí mismo,
    por lanzarme a lo alto
    sin perder el contacto con el suelo,
    duro padre y señor de mi existencia.

    Árbol de vida -ramas en la sangre,
    pensamientos las hojas-
    tener un mundo de frescura y sombras
    para el cansancio y sed de los que llegan
    hasta el cálido centro de mi vida.

    Abrirse a la ternura de la tierra mojada,
    cuando la lluvia exhala de las plantas
    ese olor denso y nuevo
    de eterna primavera verdecida.

    Mensajero de la tierra hacia el cielo
    gritando con doliente voz clara
    la grandeza y la angustia
    de una verdad que se le escapa al alma,
    y se queda vagando sobre los secos montes,
    en las nubes más tenues, en los más suaves aires,
    en el hondo silencio del desierto
    y entre los bosques vivos de pensamiento y sangre.

    Esa verdad eterna y fugitiva
    cuya ausencia nos duele
    en la mente, en el alma
    y en el oscuro grito de la carne.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) Empty Re: Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 13 Mayo 2024, 04:47

    .


    De Poemas de dolor antiguo (1945):


    ELEGÍA

    I

    A mi madre...

    Nunca envejecerás en mi recuerdo...
    Te veré siempre sonriente
    como la tarde aquella en que morías.
    Tan dulce como un sueño fue tu muerte
    y al cerrarse tus párpados huyeron
    las últimas palomas de mi vida.

    El silencio se llena de tu nombre,
    del ruido de tus pasos en la sala contigua,
    de tu risa que hacía la costumbre más dulce.

    Persigo en el espacio las huellas de tu rostro
    cual un barco escondido bajo las aguas quietas,
    o me asomo a la tarde para verte venir,
    sonriente y callada, a mi infancia dormida.

    Te busco y sólo te hallo, inalcanzable y vaga,
    en la hora más pura: el recuerdo y el sueño.
    Pero es plena y segura tu presencia en mi sangre;
    eres realidad sin materia ni forma,
    sólo existe en mí, pero creciendo siempre,
    árbol puro que tiene su raíz en mi entraña.



    LA SOLEDAD POBLADA

    Porque ahora la muchedumbre de
    muertos es demasiado numerosa en
    torno nuestro, y erramos hacia todos
    lados, cegados por el velo de la muerte
    triunfante.

    De una carta de D.H. LAWRENCE

    Todas las sombras de la noche nacen
    en mis ojos abiertos al silencio.
    Como un viejo castillo visitado
    por antiguas historias revividas
    en un horror sombrío de fantasmas,
    así mi alma, soledad de ruinas,
    aire parado y orfandad de río,
    sólo vive su ayer. Trepan las yedras
    del desaliento, y el lagarto inmenso
    del desamor resbala en las paredes,
    donde estatuas yacentes y lápidas borrosas
    vestigian lo que fue. Cesó la vida;
    no fluyen mis entrañas manantiales,
    ni el pájaro del sueño hace su nido,
    ni canta el viento su canción eterna.

    Tantos seres que amaba se me han ido,
    que ya mi juventud es sólo un eco
    de emociones de ayer, vueltos los ojos
    hacia un camino largo, interminable,
    cercado de altas, doloridas tapias

    Y paso por la vida con un gesto
    de escondido dolor y lejanías.
    Hablo en silencio con mis compañeros,
    con los fantasmas que a mi lado marchan.

    Yo los siento conmigo, yo los veo,
    y por eso en mis ojos han quedado
    esta vaga mirada, esta tristeza,
    este lento cansancio inacabable.

    En la cerrada noche del insomnio,
    todo cuanto ellos al morir callaron
    me lo dicen a mí. Yo he de decirlo,
    con sus mismas palabras a vosotros,
    para hacer imposible que el silencio
    me los vuelva a matar en la memoria.

    No dejaremos que la muerte siegue
    el vuelo de su ensueño y esperanza,
    ni que ponga el olvido en nuestros labios
    una canción que apague su recuerdo.



    POÉTICA

    Busqué siempre en mis versos
    un humano temblor, aunque sabía
    que los mármoles tersos,
    pura geometría,
    resisten más el peso de los días.

    Pero yo soy apenas
    esta hora que vivo intensamente;
    el río de mis venas
    se aleja de su fuente
    y se sume del tiempo en la corriente.

    Canto la pesadumbre
    del doliente vivir que es mi destino,
    la loca incertidumbre
    de ir abriendo camino
    en soledad, a oscuras y sin tino.

    En mi voz, al hablaros,
    carga el dolor la fuerza de su acento,
    y sólo he de dejaros
    esta angustia que siento
    en ritmo entrecortado de lamentos.

    El hombre, viva llama,
    que de su propio fuego es abrasado,
    espera, sufre, clama
    y corre desolado
    por el terror ceñido y a su costado.

    El ángel irascible
    sembrador de los odios, inclemente,
    en la tierra impasible
    derrama su simiente,
    que los hombres cultivan ciegamente.

    Agónico presencio
    el acoso del hombre perseguido;
    escucho en el silencio
    su confuso gemido
    de dios muriente o animal herido.

    Mi verso es así el grito
    que en la más honda entraña me ha brotado.
    Más que en frío granito,
    quiero el nombre grabado
    al pie de un verso en sangre sustentado.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) Empty Re: Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Lun 13 Mayo 2024, 05:11

    .


    De El corazón en los labios (1947):


    ESTA TARDE DE LUZ TE HE BUSCADO...

    Esta tarde de luz te he buscado
    por las sendas del parque. Ya los árboles
    tenían impaciencia de su verde,
    y el aire de este año, que no conoce aún el olor de las flores,
    presentía el milagro de la rosa y el nardo.

    Por caminos de luz te busqué sin hallarte,
    confundiendo tus pasos con mujeres o sombras,
    sin saber si eras tú caminando entre árboles,
    o tu recuerdo andando las sendas de mi alma.

    ¡Sé tan poco de ti! Apenas si tu rostro,
    el sonar de tu voz, el dulzor de tu nombre.
    Sé que huele tu carne a tierra removida
    y que como una lluvia de luz es tu mirada.

    Mas nada sé del mundo que empieza en tus pupilas,
    ni el ritmo de tus venas, ni el color de tus sueños,
    ni el temblor de tus labios en el beso y el llanto,
    toda tú en el amor, desconocida y mía.

    Solamente mis ojos pueden llegar a ti.
    ¡Oh qué dulce tortura quererte e ignorarte!
    Mi silencio se llena de tu voz, y tu ausencia
    hace mi soledad más, entrañable y honda.

    Y te llamo y te busco en la luz de la tarde
    por las sendas del parque y dentro de mí mismo,
    en el temblor y el grito del sollozo y del verso,
    en esta dulce angustia de ser ya Primavera.




    De El incurable (1957):


    HOY ENTIERRAN AL JOVEN DE LA CASA DE ENFRENTE...

    Hoy entierran al joven de la casa de enfrente.
    Apenas sé cómo era: recuerdo su sonrisa
    de domador del mundo, su altivez insolente
    que enmascaraba el hierro de esclavo de la prisa.

    A ciento diez kilómetros se citó con la muerte
    y esta, que siempre espera, le ha cerrado los ojos
    dejándolo dormido entre aceros inertes,
    torpemente dormido sobre hollados rastrojos.

    Un negocio importante ha quedado incompleto,
    no subirá el nivel de su cuenta bancaria.
    Tan de repente ha muerto, que no sabe el secreto
    de que era un viejo muerto sin urna funeraria.

    Su sangre se cifraba en debes y en haberes,
    era su inteligencia un mineral valioso;
    no encontró la mujer entre muchas mujeres,
    no tuvo nunca un sueño, jamás estuvo ocioso.

    Su paso por el mundo no dejará otras huellas
    que un mercenario llanto de esquela en los diarios,
    un entierro lujoso y picantes querellas
    de sus tristes parientes en casa del notario.

    No penséis que me alegra su muerte. Yo sabía
    que él vivía sin vida; no tuvo la fortuna
    de morir lentamente, de morir cada día,
    de despedir las horas, solitario, una a una.

    La vida se me niega, pero no su belleza,
    sucesión de milagros eternamente nueva.
    Aunque el tiempo me huya, se me alarga en tristeza:
    sobre solemnes andas de pesares me lleva.




    De Poemas del tiempo y del poema (1973):


    CUANDO LA RABIA ROMPIÓ
    EL CAUCE DE TU VOZ SOSEGADA...

    Cuando la rabia rompió el cauce de tu voz sosegada
    y supiste en ti mismo que es el silencio culpa máxima del poeta,
    tan sólo comparable al placer solitario de la perfección última,
    ganaste tu destino de hombría y decisivo derecho a tu palabra.

    Deja que canten otros la mezclada belleza del neón y del nylon,
    los goces prestigiosos de violines nostálgicos,
    viejas navegaciones de góndolas y cisnes,
    sol poniente dorando las cúpulas del mundo,
    avenidas de sombra, recuerdos anidados de las lánguidas damas,
    deliciosas proustianas, ennoblecidas rosas de rilkeanos jardines,
    soledades heridas por la tristeza súbita de un atardecer vago
    y el engaño sagrado de los cuerpos desnudos alejándose...

    Respeta la ilusión de inocencia y el júbilo mentido de su canto:
    en él ya se adivina lentamente, creciendo de sí misma ignorada
    la palabra terrible que derriba los muros,
    desvanecidos mármoles y desgajadas hiedras, avivadas cenizas del fuego en los adentros siempre ardido,
    piedras salvadoras redimiendo la complicada culpa del poema,
    cuando la rabia rompe los delicados cauces del verso y la conciencia.


    ILDEFONSO-MANUEL GIL, La Generación de 1936. Antología poética, Cátedra 2006.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003) Empty Re: Ildefonso-Manuel Gil (1912-2003)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 19 Jun 2024, 18:33