Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1034084 mensajes en 47367 argumentos.

Tenemos 1564 miembros registrados

El último usuario registrado es Nicolaz

¿Quién está en línea?

En total hay 46 usuarios en línea: 5 Registrados, 0 Ocultos y 41 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

clara_fuente, javier eguílaz, Luty Molins, Maria Lua, Pascual Lopez Sanchez


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» POESÍA SOCIAL XIX
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 07:32 por Pascual Lopez Sanchez

» NO A LA GUERRA 3
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 06:23 por Pedro Casas Serra

» Poetas españolas contemporáneas en las redes
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 05:51 por Pedro Casas Serra

» 2011-09-29 YO TENGO UN LORO PEQUEÑO...
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 04:43 por Pedro Casas Serra

» ELVIO ROMERO (1926-2004)
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 02:19 por Pascual Lopez Sanchez

» MAIACOVSKI (1893-1930) Y OTROS POETAS RUSOS, 2
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 02:09 por Pascual Lopez Sanchez

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 01:58 por Pascual Lopez Sanchez

» POESÍA DE REPÚBLICA ÁRABE SAHARAUI
Cees Nooteboom (1933- EmptyHoy a las 00:00 por Lluvia Abril

» XI. SONETOS POETAS ESPAÑOLES SIGLO XX (VI)
Cees Nooteboom (1933- EmptyAyer a las 23:55 por Lluvia Abril

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
Cees Nooteboom (1933- EmptyAyer a las 21:50 por Maria Lua

Febrero 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
26272829   

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Cees Nooteboom (1933- Empty

3 participantes

    Cees Nooteboom (1933-

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Cees Nooteboom (1933- Empty Cees Nooteboom (1933-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 16 Sep 2023, 03:05

    .


    Cees Nooteboom (La Haya, 31 de julio de 1933) es un poeta, novelista, ensayista, traductor e hispanista holandés.

    Biografía

    Hijo de Johanna Pessers y Hubertus Nooteboom. Bautizado católico (según El desvío a Santiago). Su formación escolar estuvo marcada por un desplazamiento constante por varios colegios. Dentro de las instituciones que lo recibieron se encuentran un monasterio franciscano en Venray y un centro de educación secundaria agustiniano en Eindhoven. Finalmente terminaría su bachillerato en un colegio nocturno de Utrecht.

    Obtuvo su primer trabajo en 1951 en un banco de Hilversum, pero lo abandona rápidamente para viajar por Europa. Este primer viaje le permitió pergeñar lo que tiempo después sería su primera novela, Phillip y los otros, publicada más tarde en 1957 y galardonada con el Premio Ana Frank. Siguió con una meditación sobre el oficio de escritor dentro de la estética del nouveau roman, De ridder is gestorven ("El caballero ha muerto", 1963). De Parijse beroerte ("Los disturbios de París", 1968) trata sobre el mayo francés de 1968. Rituels ("Rituales", 1980) fue una novela que obtuvo gran éxito, ya dentro de la orientación existencialista que gobierna toda su obra. De su producción posterior destacan Una canción del ser y la apariencia, (Het lied van schijn en wezen, 1981) e In Nederland ("En las montañas de los Países Bajos", 1984), donde contrapone ficción y realidad.

    Rasgos de autor

    A causa de su desarraigo, Nooteboom se desmarca de la generación en que nació y desde que empezó su carrera literaria en los cincuenta desarrolla su tarea al margen de los grupos y tendencias de su país. Gran parte de su obra la forman libros de viajes, pero en todas sus obras expresa su voluntad europeísta y cosmopolita a través de diversos escenarios; por ejemplo, su novela Mokusei se sitúa en el Japón y El desvío a Santiago en España; por su parte, Perdido el Paraíso se ambienta en São Paulo, en las comarcas desérticas de Australia y en diferentes galerías de arte de Europa. Su poesía lírica, por otra parte, expresa la vivencia del tiempo, la precariedad de la existencia y el deseo de permanencia.

    El ya mencionado El desvío a Santiago ha inspirado a distintos compositores españoles y holandeses y fue motivo de una serie de conciertos celebrados en el año 2010 en los Países Bajos por el grupo Ensemble 88 de Maastricht, que, bajo la dirección de Taco Kooistra y en presencia del escritor estrenó distintas obras escritas especialmente para la ocasión por York Höller, Willem Dragstra, Benet Casablancas y Mateu Malondra.

    (Sacado de https://es.wikipedia.org/wiki/Cees_Nooteboom )


    *


    Algunos poemas de Cees Nooteboom:


    EL POETA LI HO ENCUENTRA
    UNA FLECHA EN EL CAMPO
    DE BATALLA

    Ch'ang-p'ing. Allí  te sigo, con tus dos caballos.
    ¿Por qué dos? Polvo de huesos podridos, granos
    de cinabrio, restos de laca. Los tenías los tres
    ya en tu primer verso. Haces que el bronce florezca
    por una ola de sangre reseca. Plumas blancas, una vaina dorada
    consumida en la lluvia glacial, es todo lo que encuentras,
    el colmillo triangular de un lobo, roto, un gancho, una flecha.

    Contable de la transitoriedad. Ese eras tú.
    Muerto en el 712, aquella batalla ya entonces antigua, poeta
    solitario en el campo de batalla abandonado. Largo es el viento, dices,
    breve la luz del día. Y estrellas, lágrimas, una noche vacía. Tus palabras.
    Te veo, vagando por el lodo, siempre con tus dos caballos,
    rastreando armas, anillos, huesos,
    entre arbustos y piedras. El negro pabellón

    de las nubes sobre ti. A lo lejos el albergue,
    donde duermen los mensajeros de camino a la capital.
    Hacia el este has cabalgado, oyes, y por tanto oigo,
    los gritos de los espíritus en los cuerpos que se pudren.
    Forraje de ovejas, cuajada, es todo lo que ofrendas,
    cabalgas en un torbellino, botones de un rojo lascivo
    en el cañizal que te hostiga, el graznido de gansos,

    así encuentras tu arma,
    oxidada, restos de sangre, bronce corroído,
    la punta astillada, rota, el gancho que en otro tiempo
    atravesó a un hombre. Allí vas, poeta desconocido,
    un hombre con su botín. En el Barrio del Este cabalgas hasta el Camino del Sur.
    A un vendedor ambulante le cambias tu hallazgo,
    la punta rota de una flecha por una cesta para ofrendas.
    ¿Mereció la pena? ¿La tuya? ¿La mía?
    Creo que sí. Un gancho, una cesta,
    tu poema en una lengua que nunca has oído.



    LA PRIMERA FOTO DE DIOS

    Así era yo después del primer día.
    Yo solo con mis piedras de piedra,
    yo solo con mis cielos de cielo.

    Ese era el día en que aún era feliz,
    la tierra aún vacía y yerma.
    Sólo después creé los árboles,
    los animales, el ejército y a ese fotógrafo.

    A menudo añoro el día
    en el que lo creé, el primero de todos.
    Él y yo, juntos en mi creación,
    yo con mi americana violeta entre mis cielos de cielo,
    él con sus ojos como un espejo
    sobre mis piedras de piedra,

    y nada más.



    FUGIWARA-NO SADANOBU

    Es un día sencillo en esta isla.
    Mediodía, agosto, miro mi brazo
    que esto escribe. Mi ojo vaga
    por el hombro, codo, mano,
    a lo largo del tablero de la mesa, la piedra roja
    del suelo, hacia un arcón sobre el que hay libros,
    poemas.

    Los poemas son sistemas, cada una
    de esas series evoca algo, afirma algo.
    Mi ojo, que aún no quiere oír,
    flota lentamente hacia fuera,
    geranio, buganvilla, muro de apiladas
    piedras, cielo blanquiazul,

    hasta que lo llamo y vuelve.
    Ahora miramos juntos un poema
    del Japón, cielo nocturno, azul suave,
    estrellas de ocre.
    En medio, guirnaldas de palabras,
    delicadas, nerviosas, verticales.
    No sé leerlas.

    He ahí al universo que ahora
    emite para mí, susurros
    pintados en seda,
    en camino por un túnel de siglos,
    un murmullo de palabras de otras épocas,
    una voz.

    El ojo se ha hecho oído:
    el tono, la frase, la cadencia
    fluye de poeta a poeta,
    la sociedad secreta
    a la que lo mínimo basta,
    un aliento fuera del tiempo.



    HARBA LORI FA

    ¡Tantas formas de existencia! ¡Tantas gentes
    para sufrir y reír en estas colinas pedregosas!

    La higuera se inclina mirando al sur,
    sobre nosotros el ronquido suave de un avión.


    Mi amigo espera junto a un arbusto de agudas espinas.
    Conoce la historia de su perdición,

    vemos el brillo del mar
    entre agallas y cardos, una vela a lo lejos.

    Todo duerme. Dadme otra vida y no la quiero.
    Conchas y grillos, colmado está mi cáliz de eterno mediodía.


    El río en donde ayer bebí llevaba un agua fresca y clara.
    Vi el laurel reflejado, vi como la sombra
    de las hojas se iba deslizando por el fondo.
    Eso es todo lo que anhelaba. Harba lori fa.

    Mis años penden de un hilo. Soy pues
    la araña del camino, que teje su tiempo poligonal

    entre zarza y zarza,
    hasta que pasa el caminante hacia el puerto,

    el caminante que golpea con su bastón.



    YO

    ¿Y si de pronto
    abandonáramos nuestro yo?

    Por allí va, sin saludar,
    enfurruñado y caviloso
    en busca de algo mejor.
    Ni siquiera vuelve la vista.

    ¿Y nosotros?
    Primero hemos de acostumbrarnos
    a este paisaje radiante
    de antes y después,

    de tiempo luminoso
    sin ahora.



    MEDITACIÓN

    Un alba como el toque de trompetas.
    El gato de camino a la oficina,
    la palmera en oración,
    susurro de almas
    en el periódico de la capital.

    Nombres más vacíos que nunca,
    vuelan contra los cristales,
    piando muy alto.
    Miro la manecilla,
    ese guardián de los días, mi sombra,
    en mi regazo dos calendarios.
    ¡Estoy dispuesto a todo!

    Lenguaje secreto, dichos ajenos.
    Contar es también controlar las cosas,
    ala de mariposa, cemento, lagartija,
    la suciedad, la repetición,

    y luego más, y aún más,
    una suma de tiempo que ya no está.

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Cees Nooteboom (1933- Empty Re: Cees Nooteboom (1933-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Sáb 16 Sep 2023, 04:51

    .


    BASHO


    1

    Anciano entre los juncos recelo del poeta.
    Va de camino al norte compone un libro con los ojos.
    Se escribe a sí mismo en el agua ha perdido a su maestro.
    Amor tan sólo en las cosas talladas de nubes y vientos.
    Esa es su vocación visitar a los amigos para la despedida.
    Reunir calaveras y labios bajo el agitar de cielos.
    Siempre el beso del ojo traducido en la coacción de las palabras.
    Diecisiete el número sagrado destinado a la visión.
    El desgaste pasado se congela petrificado como una mariposa.
    En marea de mármol los fósiles pulidos.
    Por aquí pasó el poeta en su viaje hacia el norte.
    Por aquí pasó el poeta para siempre jamás.

    2

    Sabemos de la poesía poética los arteros peligros
    de la melopea y el frenesí. Es aire embalsamado,
    si no lo conviertes en piedras que brillen y hagan daño.
    Tú, viejo maestro, puliste las piedras
    con las que das muerte a un mirlo.
    Tallaste del mundo una imagen que lleva tu nombre.
    Diecisiete piedras tal flechas una escuela de cantores fúnebres.
    Mira junto al agua la huella del poeta
    de camino hacia la tierra nevada más interior. Mira cómo el agua la borra
    cómo el hombre del sombrero la vuelve a escribir
    y guarda agua y pisada, detiene el movimiento pasado una y otra vez,
    para que lo perdido se conserve como algo perdido.

    3

    En ningún lugar de este universo tengo domicilio fijo
    escribió en su sombrero de ciprés. La muerte le quitó el sombrero,
    así ha de ser. La frase ha quedado.
    Tan sólo sabía vivir en sus poemas.
    Un poco más y verás los cerezos en flor de Yoshino.
    Pon tus sandalias bajo el árbol, deja que descansen tus pinceles.
    Guarda el bastón en el sombrero, transforma el agua en versos.
    La luz es tuya, también la noche.
    Un poco más sombrero de ciprés y tú también los verás,
    la nieve de Yoshino, el gorro de hielo de Sado,
    la isla que se embarca a Sorēn sobre lápidas de olas.

    4

    El poeta es un molino de agua, convierte el paisaje en palabras.
    Sin embargo piensa igual que tú y sus ojos ven lo mismo.
    El sol que se estrella en la boca del caballo.
    El templo exterior de Ise la playa de Narumi.
    Navega con velas de luto pone rumbo a su tarea.
    Sus mandíbulas trituran las flores hasta los pies de los versos.
    La contabilidad del universo como se presenta a diario.
    En el norte supo quién era: un montón de ropa vieja.
    Cuando está donde nunca más estará lees tú sus poemas:
    pelaba pepinos y manzanas ahora pinta su vida.
    También a mí me ha seducido el viento que hace flotar las nubes.



    TRINIDAD

    A menudo he sido esto:
    un hombre en un camino,
    un hombre en un avión,
    un hombre con una mujer.

    Y a menudo he sido esto:
    un hombre que bajo una piedra
    quería esconderse
    para no ver más luz.

    Estos dos hombres,
    llevan mis maletas,
    leen mis periódicos,
    ganan mi pan.

    Juntos recorremos
    el rumor y el aire del mundo
    buscando la estatua invisible
    donde los tres aparecen
    en una sola imagen.



    CEBO

    La poesía nunca puede hablar de mí,
    ni yo de la poesía.
    Yo estoy solo, el poema está solo,
    y el resto es de los gusanos.
    Me detuve en las calles donde viven las palabras,
    libros, cartas, informes,
    y esperé.
    Siempre supe esperar.

    Las palabras, con sus formas claras u oscuras,
    me volvieron más oscuro o más claro.
    Los poemas me alcanzaron
    y se reconocieron como objetos.
    Yo pude verlo y verme.

    No tiene fin esta adicción.
    Escuadrones de poemas están buscando sus poetas.
    Vagan sin mando por el amplio territorio de las palabras
    y aguardan el cebo de su perfecta,
    hermética, condensada, acabada
    e irreductible

    forma.



    ESCOLÁSTICA

    Esta es la conversación más antigua de la tierra.
    La retórica del agua
    estalla sobre el dogma de piedra.

    Pero en el final invisible
    sólo el poeta sabe cómo acaba.
    Moja su pluma en las rocas
    y escribe en una mesa
    de espuma.



    EL PERRO NEGRO DE CHURCHILL,
    O LAS QUEJAS DE HERR NUSZBAUM*

    Yo creo que no tengo alumnos,
    ni tampoco sirvientes.
    Yo que me como solo mi queso
    y veo a la gente equivocada
    en las ciudades equivocadas.
    Huelo flores en el hielo
    y veo a la muerte en un columpio.

    Yo que sé muy bien
    que una palabra no es sino traducción,
    un código misérrimo
    entre servicios ocultos,
    yo mismo he heredado
    diez mil palabras
    del gran burdel
    en donde desemboca el mundo.

    * El "perro negro" es como Churchill llamaba a sus depresiones, y "Herr Nuszbaum" el nombre del autor en alemán.



    CEES NOOTEBOOM, Así pudo ser. Poesía selecta, traducción de Fernando García de la Banda, Huerga & Fierro, 2003.

    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 39868
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Cees Nooteboom (1933- Empty Re: Cees Nooteboom (1933-

    Mensaje por cecilia gargantini Lun 18 Sep 2023, 14:55

    Siempre atenta al descubrimiento que estás haciendo de autores!!!!!!!!!

    Hoy me impactó "La primera foto de Dios".

    Graciassssssssss Pedro. Besosssssssss
    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3380
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Cees Nooteboom (1933- Empty Re: Cees Nooteboom (1933-

    Mensaje por Amalia Lateano Lun 18 Sep 2023, 21:36

    Herr Nuszbaum" se traduce "Sr. Nuszbaum"

    Muy buenos versos.

    Abrazos agradecidos!
    Un beso
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 44167
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Cees Nooteboom (1933- Empty Re: Cees Nooteboom (1933-

    Mensaje por Pedro Casas Serra Mar 19 Sep 2023, 02:30

    Gracias por tu comentario, Amalia.

    Un abrazo.
    Pedro


    Contenido patrocinado


    Cees Nooteboom (1933- Empty Re: Cees Nooteboom (1933-

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Mar 27 Feb 2024, 08:27