Aires de Libertad

¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

https://www.airesdelibertad.com

Leer, responder, comentar, asegura la integridad del espacio que compartes, gracias por elegirnos y participar

Estadísticas

Nuestros miembros han publicado un total de 1046776 mensajes en 47806 argumentos.

Tenemos 1578 miembros registrados

El último usuario registrado es Gonzalo

¿Quién está en línea?

En total hay 68 usuarios en línea: 4 Registrados, 0 Ocultos y 64 Invitados :: 3 Motores de búsqueda

Amalia Lateano, clara_fuente, Liliana Aiello, Maria Lua


El record de usuarios en línea fue de 1156 durante el Mar 05 Dic 2023, 16:39

Últimos temas

» POETAS LATINOAMERICANOS
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 19:36 por Maria Lua

» LITERATURA AFRICANA - POESÍA AFRICANA
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 19:30 por Maria Lua

» Salón
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 19:29 por Amalia Lateano

» POESÍA ÁRABE
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 19:20 por Maria Lua

» LA POESIA MÍSTICA DEL SUFISMO. LA CONFERENCIA DE LOS PÁJAROS.
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 19:07 por Maria Lua

» Alberca de Villa Juana en Vallvidrera (Barcelona)
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 15:06 por cecilia gargantini

» 2015-10-18 a 2015-12-09 BESTIARIO EN DÉCIMAS: GATO
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 15:02 por Pedro Casas Serra

» Estanque del parque Marianao, en Sant Feliu de Llobregat
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 14:54 por Pedro Casas Serra

» CÉSAR VALLEJO (1892-1938)
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 14:43 por cecilia gargantini

» Eduardo Moga (1962-
Stefan Zweig (1881-1942) EmptyHoy a las 13:33 por Pedro Casas Serra

Junio 2024

LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Galería


Stefan Zweig (1881-1942) Empty

4 participantes

    Stefan Zweig (1881-1942)

    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 06 Sep 2023, 11:15

    .


    Stefan Zweig (Viena, Austria-Hungría; 28 de noviembre de 1881-Petrópolis, Brasil; 22 de febrero de 1942) fue un escritor, biógrafo y activista social austríaco, posteriormente nacionalizado británico, de la primera mitad del siglo XX.

    Sus obras estuvieron entre las primeras que protestaron contra la intervención de Alemania en la Primera Guerra Mundial y fue muy popular entre las décadas de 1920 y 1930. Escribió novelas, relatos y biografías. De estas últimas, son particularmente conocidas las de María Estuardo y Fouché, una obra mitad biografía y mitad novela histórica. Otra de sus biografías, la dedicada a María Antonieta,​ fue adaptada al cine con el mismo título en 1938.

    Biografía

    Zweig fue hijo de una familia judía acomodada. Su padre, Moritz Zweig, fue un acaudalado fabricante textil, y su madre, Ida Brettauer Zweig, hija de una familia de banqueros italianos.​

    Estudió en la Universidad de Viena, donde obtuvo el grado académico de doctor en filosofía. También realizó cursos sobre historia de la literatura, que le permitieron codearse con la vanguardia cultural vienesa de la época. En ese ambiente, hacia 1901, publicó sus primeros poemas, una colección titulada Silberne Saiten (Cuerdas de plata), influida por Hugo von Hofmannsthal y Rainer Maria Rilke.​

    En 1904 apareció su primera novela, género de especial frecuencia en su carrera. Zweig desarrolló un estilo literario muy particular, que aunaba una cuidadosa construcción psicológica con una brillante técnica narrativa.

    Además de sus propias creaciones en teatro, periodismo y ensayo, Zweig trabajó en traducciones de autores como Paul Verlaine, Charles Baudelaire y Émile Verhaeren.

    En 1910 visitó la India y en 1912, América del Norte. En 1913 se estableció en Salzburgo, donde habría de vivir durante casi veinte años.

    Durante la Primera Guerra Mundial, y luego de haber servido en el Ejército austrohúngaro por algún tiempo como empleado de la Oficina de Guerra, pues había sido declarado como no apto para el combate, se exilió a Zúrich (Suiza) gracias a sus convicciones antibelicistas influidas por Romain Rolland, entre otros.

    De este período es Jeremías,​ obra antibélica que escribió mientras estaba en el ejército del Imperio Austrohúngaro, publicada durante su exilio en Suiza. Esta pieza teatral bíblica inspirada en la guerra europea fue exhibida en Nueva York hacia 1939.

    De inmediato se radicó en Suiza, donde trabajó como corresponsal para la prensa libre vienesa y produjo algunos trabajos en diarios húngaros. Gracias a sus amistades, entre las que estaban Eugen Relgis, Hermann Hesse y Pierre-Jean Jouve, pudo publicar sus visiones apartidistas sobre la turbulenta realidad europea de aquellos días.

    Conoció a Thomas Mann y a Max Reinhardt.

    La solvencia económica de su familia le permitió practicar su gran pasión: viajar; así adquirió la gran consciencia de tolerancia que ha quedado plasmada en sus obras, las primeras en protestar en contra de la intervención de Alemania en la guerra.​

    Después del armisticio de 1918 pudo retornar a Austria: volvió a Salzburgo, donde en 1920 se casó con Friderike Maria Burger von Winternitz, una admiradora de su obra, a quien había conocido ocho años antes.

    Como intelectual comprometido, Zweig se enfrentó con vehemencia contra las doctrinas nacionalistas y el espíritu revanchista de la época. De todo eso escribió en una larga serie de novelas y dramas, en lo que fue el período más productivo de su vida.

    El relato histórico Momentos estelares de la humanidad, que publicó en 1927, se mantiene entre sus libros más exitosos.

    En 1928 Zweig viajó a la Unión Soviética. Dos años después visitó a Albert Einstein en su exilio en Princeton, EE. UU. Zweig cultivaría la amistad de personalidades como Máximo Gorki, Rainer Maria Rilke, Auguste Rodin, Arturo Toscanini y Joseph Roth.​

    En 1934 publicó su triple biografía Mental Healers, a la vez un ensayo sobre los orígenes de la ciencia cristiana (religión espiritualista fundada por Mary Baker Eddy) y el psicoanálisis.

    Tras el aumento de la influencia nazi en Austria, Zweig se trasladó un tiempo a Londres; ya por entonces se vio en dificultades para publicar en Alemania, pese a lo cual pudo escribir el libreto para Die schweigsame Frau, ópera del compositor Richard Strauss.

    Definido como «no ario», fue defendido por Strauss, quien se negó a eliminar el nombre de Zweig como libretista del cartel de la obra Die schweigsame Frau (La mujer silenciosa), estrenada en Dresde. El propio Adolf Hitler rehusó ir al estreno, como estaba planeado, y poco tiempo después, tras solo tres representaciones, la obra fue prohibida.

    Pese a sus orígenes, la religión judía no fue parte de su educación. En una entrevista sostuvo:

       Mi madre y mi padre eran judíos solo por un accidente de nacimiento.

    Sin embargo, una de sus novelas, El candelabro enterrado, narra la historia de un judío que hizo del objetivo de su vida el preservar la menorá.

    Si bien sus ensayos en política fueron publicados por la casa Neue Freie Presse, cuyo editor literario era el líder sionista Theodor Herzl, Zweig nunca se sintió atraído por ese movimiento.

    En 1934 Zweig inició viajes por América del Sur. En 1936 sus libros fueron prohibidos en Alemania por el régimen nazi. En 1938 se divorció de su primera esposa, Friderike Maria Zweig, quien publicó un libro sobre él luego de su deceso.​ Ese mismo año, tras la promulgación en Italia de las leyes raciales fascistas, su obra fue vetada también por la dictadura de Mussolini.​

    Al año siguiente, se casó con Charlotte Elisabeth Altmann. Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial, Zweig se trasladó a París. Poco después, se mudó al Reino Unido, país donde obtuvo la ciudadanía. Vivió en Bath y Londres antes de viajar a los Estados Unidos, República Dominicana, Argentina​ y Uruguay, con motivo de un ciclo de conferencias.

    En Argentina recibió especial atención del periodista Bernardo Verbitsky, quien escribirá un ensayo acerca del visitante: Significación de Stefan Zweig (1942).

    Después de la publicación de su Novela de ajedrez en 1941 se mudó a Brasil, donde escribió La tierra del futuro (1941). En esta obra, examina la historia, economía y cultura del país americano. Citando a Américo Vespucio, describe cómo los primeros navegantes europeos vieron el Nuevo Mundo:

       Si el paraíso existe en algún lugar del planeta, ¡no podría estar muy lejos de aquí!

    En Petrópolis, desesperados ante el futuro de Europa y su cultura (después de la caída de Singapur), pues creían en verdad que el nazismo se extendería a todo el planeta,​ el 22 de febrero de 1942, él y su esposa se suicidaron.​ Sus criados les encontraron abrazados sobre la cama, dos vasos con veneno sobre la mesilla de noche y cuatro cartas.​ Se habían despedido de amigos, y dejaron sus cosas en orden (hasta una nota sobre su perro, confiado a sus amigos).​ Zweig había escrito:

       «Creo que es mejor finalizar en un buen momento y de pie una vida en la cual la labor intelectual significó el gozo más puro y la libertad personal el bien más preciado sobre la Tierra».

    Con honras, pero en contra de sus deseos, fueron sepultados en el cementerio de Petrópolis.​ Su autobiografía El mundo de ayer, con publicación póstuma en 1942, es un panegírico a la cultura europea que consideraba para siempre perdida.

    (Sacado de [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] )


    *


    Algunos poemas de Stefan Zweig:


    De Cuerdas de plata (1901):


    INTRODUCCIÓN

    Aquello que alzó el vuelo y se fue lejos,
    un sonido extraviado y solitario,
    todo aquí yace doblado entre las páginas,
    el canto apacible y aquellas horas de ensueño.

    Seguramente nada de eso importa mucho,
    pero en mí aún resuena quedamente
    el corazón añorante de mi juventud
    y el cascabel que en él tintineaba.



    COMO PINARES OSCUROS

    Como pinares oscuros son a menudo mis sueños
    donde los troncos se arraciman
    y no penetra la clara luz de la primavera, las ramas
    cuelgan afligidas, y los árboles, con sus rumores ignotos
    yacen como arpas hace ya tiempo olvidadas.

    Pero a veces el temblor de un rayo de luna
    desciende desde un cielo blanco y argelino
    y solloza y anhela a sus lejanas estrellas,
    y los árboles, todos, escuchan estremecidos,
    y de la luna aprenden taciturnas canciones.



    CONFIANZA

    Cuando por fin, el día menos pensado, llegue mi dicha,
    el día no se apresurará a escaparse entre mis dedos
    para perderse en el confuso mecanismo del mundo,
    adornaré mis cabellos con el  carmesí de la aurora
    y el sol envolverá mi juventud,
    el trofeo magnífico de mi gran amor.

    El mundo resplandecerá entonces lleno de gala
    y mi amor pintará mis horas muertas
    y mi futuro incierto con los colores del alba...
    El día en que florezca el amor de mi vida
    se extinguirán las brasas de la congoja
    y mi feroz nostalgia morirá también.



    CANCIÓN

    Las rosas rojas de las zarzas
    están ahora pisoteadas
    y ha sido mi pie el culpable.

    Me invadió un deseo ardiente
    de labios rojos y suaves mejillas,
    y entonces me abalancé sobre ti.

    Cuando el amor no tiene medida,
    intrépido y temerario,
    me metí en los matorrales.

    Las rosas rojas de las zarzas
    están ahora pisoteadas
    y sólo tú eres la culpable.



    NOCTURNO

    Mira, la noche tiene cuerdas de plata
    tensas sobre los sueños de la siembra,
    suaves y temblorosos sones se deslizan
    sobre el aliento de la tranquila campiña
    hacia lejanos y radiantes horizontes.

    Dulce como una mano que bendice
    suenan y resuenan sus cadencias
    piano, piano, pianísimo...

    Y el alma, extendiendo sus alas
    (que se agitan con sonidos cristalinos),
    sobrevuela fragantes colinas
    a través del crepuscular brillo de los valles
    y emprende un nostálgico viaje
    hacia la luz derramada de la luna.



    FE DE ESTRELLAS

    Mira, allá a lo lejos acaba de caer una estrella
    como una chispa difusa de luz blanca
    que ondea hacia las zarzas floridas del crepúsculo.

    ¡Rápido, antes de que desaparezca del todo,
    pide un deseo, que pronto estará cumplido!

    Temblando, la estrella se ha hundido en la lejanía,
    y callando, yo me he sumergido en tu mirada,
    y con ella en tu más íntima plegaria.



    ¡TÚ!

    Antaño, mis oscuros sueños, sobre inestables quillas,
    navegaban errabundos hacia oscuras lontananzas.
    Ahora, oscilando banderines,
    sus emisarios se apresuran hacia gozosos retiros.
    Hacia metas luminosas y añoradas,
    y esa meta luminosa que yo añoro eres tú...



    DESEO

    Algunos días se apodera de mí un deseo
    de brillo y de dicha y de ritmos salvajes,
    de rosas purpúreas, oscuras como la sangre,
    y de ardientes mujeres que con tormentas de besos
    refrenen el raudal de mis pasiones.

    Pues en lo más profundo de mi atronador apetito
    zozobra quedamente un único deseo
    de una felicidad copiosa y desmedida,
    de la paz que entonaban las canciones
    de ese sol dorado de mi infancia.



    PRESENTIMIENTO

    A veces siento un profundo impulso
    que se agita en mi mudo corazón.
    A veces siento un canto muy quedo
    que suena dentro de mi alma.

    Pues el reflejo de tu belleza
    hizo vibrar todas las cuerdas
    que ya lo presagiaban: su canción
    pronto sonará con ferocidad cíngara.



    VERANO TARDÍO

    Por las gavillas de unj oro oscuro
    brillando con mil colores,
    las flores que perdonó la cosecha
    con mirada lánguida y soñadora
    contemplan el campo.

    Blancas mariposas aletean
    entre los tibios aromas
    de las flores del estío,
    y las dulces canciones de las abejas
    mecen el mundo en un dulce sueño.



    MI CANCIÓN

    Todas las luces se han ido apagando,
    y acongojado en sueños escucho
    cómo mi dolor se transforma en melodía,
    como si el lamento de un violín cansado
    irrumpiera con las alas rotas
    en el silencio impenetrable de la tarde...



    UN APREMIO

    Mi corazón es un temblor, el apremio
    hacia una vida grande y bendecida,
    hacia un amor que el alma ensanche
    y someta toda extraña turbación.

    Días enteros aguardo, horas y largas semanas
    mi corazón sigue mudo, las palabras aún no dichas,
    y mi anhelo se refugia en lánguidas canciones
    mientras las cálidas noches mis lágrimas engullen.



    TRAS LA LLUVIA PRIMAVERAL

    Ya no sopla el viento húmedo
    y los árboles pétreos y helados están desnudos,
    cual lágrimas de náyade tiemblan las gotas
    y siguiendo el compás van cayendo despacio.
    La tierra tintinea
    con miles de sonidos que han vuelto a despertar,
    bañándose en oro y en brillo de sol
    como un niño dichoso con los ojos aún húmedos
    a cuya boza asomara una sonrisa pícara.



    MANO SOBRE MANO

    Déjame estrechar tus manos en las mías
    y sostenerlas tan blandas y tan dulces,
    de ellas manan suavemente tantos dones
    de mis llamas a las brasas de las tuyas

    hasta la hora en que no pueda separarse
    lo que el otro ya custodia como suyo
    y entre nuestras manos se consuma entonces
    las lubres de un único pensamiento.



    LA HORA DEL POETA

    Con suavidad agita la soledad las alas,
    y toda acción se vuelve silenciosa y devota,
    y su mirada bendice y descubre
    las palabras mudas, que aguardan desvalidas
    a que el alma llena del revelado esplendor
    de los sueños celebre en secreto su fiesta.



    INVIERNO NEVADO

    Ahora que la nieve cubre los techos
    y la tormenta vaga entre el seco brezal,
    ahora que los árboles suspirando se inclinan,
    anhelo acostarme sobre un blando pecho
    en el que se ahogue mi amargo pesar.

    Anhelo unos dedos que me acaricien la frente
    y alejen así mi desdicha y mi aflicción,
    anhelo miradas que me abracen el alma
    hasta que el sueño de primavera despierte
    con una sola palabra de amor.


    Última edición por Pedro Casas Serra el Miér 06 Sep 2023, 11:43, editado 1 vez


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    A Amalia Lateano le gusta esta publicaciòn

    Amalia Lateano
    Amalia Lateano


    Cantidad de envíos : 3831
    Fecha de inscripción : 29/04/2022

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Amalia Lateano Miér 06 Sep 2023, 11:36

    Querido Pedro

    Como siempre. muy interesante aporte
    saludos
    Besos
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Miér 06 Sep 2023, 11:44

    Se trata de poemas muy juveniles pero muy interesantes pues están llenos de candor. Gracias por tu interés, Amalia.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Jue 07 Sep 2023, 04:15

    .


    De Las coronas tempranas (1906):


    SUEÑOS

    Confía plenamente en tus sueños
    y aprende el misterio de su esencia,
    el modo en que se pierden como estrellas
    en el flujo azul de la distancia.
    Y cuando resplandezcan en tus noches
    tejiendo anhelo y voluntad, dones y peligros,
    en coronas de frutos rebosantes,
    préndelos como flores en tu cabello
    y entrégate entero a su juego brillante:
    en ellos se halla la verdad de la luz eterna,
    y la hermosa oscuridad de tus propósitos
    se une en su seno con el cauce de los actos.



    LA OSCURA MARIPOSA

    Cubierto de un atardecer frío y purpúreo,
    aún arde mi hogar. Mi corazón se inquieta
    por la canción nostálgica de los eternos apátridas
    y siente un dolor que nunca había sentido.

    Como un reproche triste y benévolo
    me embarga este extraño canto de fraternidad.
    El presagio de una mariposa oscura pronto alza el vuelo
    sobre los jardines de los tiempos de mi juventud.

    Tan lleno de sentido estaba el golpe de esta hora,
    y tan cansado mi corazón... Mis temerosas manos
    sostienen el hondo brillo de unos ojos de mujer
    como corona marchita.



    TIERRA GRIS

    Las nubes en el rubor del cielo
    se ciernen sobre los campos desiertos.
    El otoño atraviesa el mundo
    como un flautista afligido.

    Es imposible aferrar su cercanía
    o susurrar su canción.
    Y no obstante puedes sentir su presencia
    en la palidez macilenta de los campos.



    LAS CARICIAS

    Cómo me gustan esas primeras caricias ansiosas
    que son mitad pregunta y mitad confidencia,
    pues tras ellas ya avanzan las horas salvajes
    que con esfuerzo se erigen en la vida como pilares.

    Son una fragancia; el roce fugitivo de la sangre,
    una breve mirada, una sonrisa, una mano gentil...
    crepitan como  chispas rojas de seducción
    y en el incendio de las noches pintan ígneas cicatrices.

    Son extrañamente dulce porque se entregan al juego
    tiernamente, confusas y sin propósito,
    como árboles que se inclinan con el roce del viento primaveral
    y terminan cediendo ante su puño implacable.



    LA EXTRAÑA SONRISA

    Una sonrisa tenue me ha cautivado.
    Colgaba
    libre y ligera en el margen de los labios
    de una bella mujer que pasó junto a mí.

    La desconocida era esbelta y hermosa
    y sentí de inmediato que sus pasos
    en mi vida penetraban.
    Y esta sonrisa que de sus pálidos labios
    tomé yo con vergüenza y ardor
    me otorgó un destino.

    Qué extraordinario es todo esto,
    la mujer, su sonrisa y mis sueños anhelantes
    tejidos en días irreflexivos.
    Mi corazón se pierde en el pesar y en la pregunta
    sobre el origen de esta sonrisa prodigiosa,
    y aún no alcanzo a comprender
    por qué me ha acontecido este milagro:
    a mí, devorado por la dicha y el oprobio,
    me ha alcanzado la sonrisa de una vida ajena
    y yo la he colocado en la mía.

    Sólo puedo sentir que desde
    que bebí la sonrisa de estos labios taqn tenues,
    un presagio de infinito
    se ha sumergido en mi vida.
    Brillan ahora mis noches tranquilas y templadas
    como una carpa de estrellas
    en el apacible azul.
    Y el tierno brillo de ensueño que las ilumina
    es la sonrisa de aquella mujer,
    la mujer bienamada,
    la hermosa que se cruzó conmigo,
    la extraña que me otorgó un destino.



    PAISAJE

    Es de noche y las semillas soñolientas respiran
    la cálida fragancia que aturde los sentidos.
    Los vapores se elevan en humaredas de plata
    en el aire bochornoso y estancado.

    A lo lejos amenaza el resplandor de una tormenta
    sobre las tinieblas del horizonte lejano.
    Las nubes circundan como aves temerosas
    una luna amarilla que arde sin llama.

    Retumban los truenos y llaman con fuerza
    a la tierra que espera.
    Sobre el susurro de las espigas maduras
    se posa como una mano que calla.



    LAS HORAS REFLEXIVAS

    En el oscuro juego de las imágenes
    reflejas la juventud de mi vida,
    que se te muestra benigna y apacible,
    velada por una sombra, como si fuera un recuerdo.

    Todos los momentos que en la lejanía
    antaño se ocultaron ahora despiertan,
    en tu aposento refulgen las estrellas
    sin que deseo alguno las haya jamás perturbado...

    En el umbral, el sueño evoca sucesos,
    el rostro de mujeres que no tuviste,
    mientras el suave oleaje del anhelo
    te acuna en sus tiernos brazos, hasta que te caes dormido.




    De Nuevos viajes (1924):


    MUCHACHA FRENTE AL RETRATO DE UNA BACANTE

    Cuando se acercó con indolencia
    al blanco busto de la vacante
    y vio su cuerpo desnudo y caliente,
    incluso tallado en la fría piedra,

    exhibiéndose impúdico y salvaje,
    sintió palidecer su rostro,
    y un escalofrío que sacudió su corazón
    y que hizo temblar sus piernas

    y la dejó sin fuerzas frente a la imagen,
    cuyo grito, de una codicia indomable,
    ya odiaba y que, sin embargo,
    no podía apartar de sí.

    No obstante, de repente,
    en el gesto de entrega de la imagen
    descubrió una semejanza:
    ambas mudas, mas con vida,

    parecían superficies de un espejo
    a través de un mundo cercano,
    pronunciando las mismas palabras...
    Allí se quedó la joven, como esculpida en mármol,

    hasta que la sangre devolvió el rubor
    a sus lívidas mejillas y una sonrisa confusa
    sobrevoló sus labios
    finos y delicados.

    En sus párpados, tímidamente entornados,
    irrumpió una chispa de embriaguez,
    y sus brazos al moverse
    parecían querer bailar.


    STEFAN ZWEIG, Poesía completa, traducción de Leonor Saro, Hermida, 2022.


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    cecilia gargantini
    cecilia gargantini
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 40527
    Fecha de inscripción : 25/04/2009
    Edad : 70
    Localización : buenos aires

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por cecilia gargantini Jue 07 Sep 2023, 15:28

    Su vida fue más que interesante. Yo conocía más su prosa; pero su poesía es muy interesante también...

    INVIERNO NEVADO

    Ahora que la nieve cubre los techos
    y la tormenta vaga entre el seco brezal,
    ahora que los árboles suspirando se inclinan,
    anhelo acostarme sobre un blando pecho
    en el que se ahogue mi amargo pesar.

    Anhelo unos dedos que me acaricien la frente
    y alejen así mi desdicha y mi aflicción,
    anhelo miradas que me abracen el alma
    hasta que el sueño de primavera despierte
    con una sola palabra de amor.

    Sencillez y utopía en mucho de sus versos.

    Besossssssssss y gracias
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 08 Sep 2023, 03:26

    Gracias por tu interés, Cecilia.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Maria Lua
    Maria Lua
    Administrador-Moderador
    Administrador-Moderador


    Cantidad de envíos : 70658
    Fecha de inscripción : 12/04/2009
    Localización : Nova Friburgo / RJ / Brasil

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Maria Lua Vie 08 Sep 2023, 07:04


    "Petrópolis es un municipio de Brasil, situado en el estado de Río de Janeiro. Está ubicado a 68 km de la ciudad de Río de Janeiro, en las montañas de la Serra dos Órgãos" y a 136 km de Nova Friburgo, donde vivo.
    En Petrópolis está ala Casa Stefan Zweig.
    Te dejo dos vínculos, uno sobre Petrópolis, otro sobre la Casa.
    Ya vivi y trabajé en esa ciudad.


    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]



    Gracias, Pedro.
    Besos


    _________________



    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]


    "Ser como un verso volando
    o un ciego soñando
    y en ese vuelo y en ese sueño
    compartir contigo sol y luna,
    siendo guardián en tu cielo
    y tren de tus ilusiones."
    (Hánjel)





    [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
    Pedro Casas Serra
    Pedro Casas Serra
    Grupo Metáfora
    Grupo Metáfora


    Cantidad de envíos : 45425
    Fecha de inscripción : 24/06/2009
    Edad : 76
    Localización : Barcelona

    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Pedro Casas Serra Vie 08 Sep 2023, 11:36

    Gracias, Maria, por tu muy interesante aportación.

    Un abrazo.
    Pedro


    _________________
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

    Contenido patrocinado


    Stefan Zweig (1881-1942) Empty Re: Stefan Zweig (1881-1942)

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér 19 Jun 2024, 19:37